Page 1

Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

La campaña Santos Presidente se concentró en la capital de la República durante el remate del proceso reeleccionista, acercándose aún más a los más de 5 millones de votantes bogotanos que también quieren el fin del conflicto, a través de un acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC. La paz es el tema que cada vez más une a Santos con los bogotanos.

BOGOTÁ Y LA IZQUIERDA CON SANTOS, POR LA PAZ

PÁG.

6

DEL DESEMBARCO POR LA PAZ MUNDIAL, A LA EMBARCADA POR LA PAZ EN COLOMBIA

ALGUNAS MOTIVACIONES DEL DOCUMENTO PROGRAMÁTICO DE DISCAPACIDAD, EN EL GOBIERNO DE LA PAZ

DEFENSA DEL PROCESO DE PAZ

PÁGINA 2

PÁGINA 7 Y 8

PÁGINA 10


2

"Amor que avanza en la certeza… purifica y afianza la alianza del cielo con la tierra." Osvaldo Huja

Proclama:

www.periodicoproclama.org Periódico de las Poblaciones Vulnerables

Director: Nelson Julián Villamizar 3142780014 - 3164164141 Diseño y diagramación: Julián Yamid Villamizar León Digitación, Sistemas y Admin Web: Margarita Hoyos Marcela Naranjo Marin Joshua Villamizar León Asuntos Culturales: María Yamile León Cel.: 3183815189 NIT: 830 06320033-0 SEDE: Calle 167 A No. 5 A - 04 Bloque 6 of. 301 Localidad 1 Usaquén Calle 19 No. 8-81 Of 505 Cel.: 316 4164141/314 2780014 Escribe a: periodicoproclama@gmail.com proclama@periodicoproclama.org Alianza estratégica ACEMPRELIV - CORPROCULTURAL

- Periodismo Libre La actividad periodística gozará de Protección para garantizar su libertad y su Independencia Profesional. Articulo 73, Constitución Nacional

Las exposiciones escritas son responsabilidad de los autores por su propiedad intelectual y su firma.

PAUTE CON NOSOTROS

3142780014

Editorial

Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

DEL DESEMBARCO POR LA PAZ MUNDIAL, A LA EMBARCADA POR LA PAZ EN COLOMBIA Nelson Julián Villamizar

C

oincidiendo con la conmemoración del conocido como “DÍA D” o desembarco de Normandía, donde los aliados de los países capitalistas y comunistas iniciaron el fin del terror Hitleriano y de los Nazis, que por entonces asolaba el planeta, 70 años más tarde en la República de Colombia, ante la terrible posibilidad que el Uribismo y lo que esto encarna asolen nuestra patria, hoy asistimos a la alianza jamás imaginada entre Neoliberalismo Capitalista y los más reconocidos lideres y lideresas de la Izquierda Democrática. Según los jefes de prensa del imperialismo que narran sus acomodaticias historias desde Hollywood, los gringos que siempre la ganan todas sin siquiera despelucarse, buscan desconocer que fue el ejército rojo que puso los 20 millones de muertos por parte del pueblo Ruso el que realmente retomo el territorio Europeo, llegando victorioso a Berlín, acabando la tragedia impuesta por los nazis, igualmente cierto es que esta disímil alianza entre derechas e izquierda, libero los pueblos y las mentes esclavizadas por el hechizo y tenebroso influjo del aparato psicológico y sociológico con que Adolf Hitler hipnotizaba y manipulaba las conciencias con toda clase de medios de comunicación que igual justificaban todas sus felonías como promovían sus incursiones depredadoras. Las libertades individuales eran sistemáticamente atropelladas y el derecho a existir era fanática y ferozmente contrarrestada, persiguiendo y asesinando a los gitanos, los negros, los judíos, los homosexuales, las personas con discapacidad, los comunistas y por extensión los habitantes de Asia, África y América (para despecho de nuestros pro nazis y neofascistas Cundiboyacenses) que según sus desviaciones intelectuales eran considerados razas inferiores, igualmente estaban condenadas al exterminio por eugenesia, que es la disciplina que busca aplicar las leyes biológicas de la herencia para perfeccionar la especie humana. Hoy en nuestro País renunciando a profundas diferencias éticas e ideológicas respecto a los modelos de sociedad previamente proclamados, los líderes y lideresas más caracterizados de la izquierda democrática se embarcan junto a los derechistas del Gobierno Nacional constituyendo un frente amplio por la paz, para impedir la resurrección o siniestro retorno de quien actuando en cuerpo ajeno como consumado ventrílocuo o sagaz titiritero, pretende continuar manejando a su capricho los hilos y destinos de nuestra Nación, retardando el proceso de paz, empecinado en confundir el significado de las palabras negociación o

reconciliación con rendición o aniquilación que en 60 años no ha podido suceder, ni jamás sucederá. En sus frutos los conoceréis reza el adagio popular y si asociamos frutos con personajes o iconos Hitler estaba rodeado de figuras como Himmler, Goebbels, Rudolf Dielsy otros siniestros personajes que en sus propias historias hablan del tenebroso trasfondo de sus sentimientos, pensamientos y forma de actuar, entre nosotros hoy son celebres “las amistades” del “Fuhrer del Ubérrimo”, si bien es cierto, que no todos los uribistas son paramilitares, también muy cierto lo es, que absolutamente todos los paramilitares, si son uribistas y existen muchísimos protagonistas que por diversas causas hemos oído nombrar y por efectos del pequeño espacio disponible para esta Editorial solo menciono algunos. José Obdulio Gaviria primo hermano de Pablo Escobar y “consiglieri“ de la “Cosa Nostra Paisa”, Paloma Valencia que con su carácter y lo que dice o como lo dice, demuestra que no es ninguna paloma, engreída por contar con un tío o un hermano o cualquier familiar ocupando altos cargos en cada uno de los movimientos y partidos políticos que manejan nuestra Nación, María Fernanda Cabal que usualmente no tiene ningún empacho en demostrarnos sínicamente que usualmente se mantiene fuera de cabales como cuando condeno a nuestro Gabo García Márquez y a Fidel al infierno o agradeciendo a su Dios por “poder librarnos” de los comunistas, María Luisa Piraquive que aún no se ha retractado por vetar o condenar a las personas con discapacidad al interior de su negocio políticoreligioso, los ex-directores y ex-directora del DAS celebres por chuzar, perseguir, distorsionar, difamar o manipular sobre las personas y sus informaciones relacionadas con los sectores de la izquierda colombiana, practica ya muy recurrente como lo ratifica el hacker contertulio de Oscar Iván Zuluaga. Volviendo a nuestro símil, finalizada la segunda guerra mundial cada loro volvió a su estaca, los capitalistas por un lado y los comunistas por el otro, muy seguramente con la consigna tantas veces expresada y lanzada contra los fascistas de “no pasaran” luego de la cruzada contra el demonio ultraderechista, los oligarcas continuaran dominando y los dominados continuaran luchando contra la dominación reivindicando sus luchas desde la oposición, por lo pronto todas y todos ojala nos embarquemos en el frente amplio por la paz, así quedemos embarcados con estas inusuales compañías.


Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

3

HABLEMOS SOBRE IDEOLOGÍA

E

Diego Garzón, Politólogo – Especialista en Análisis de Políticas Públicas parte del Progresismo, concretamente con el Petrismo, acercamiento que ha generado múltiples reacciones, desde las más estructuradas hasta las más espontaneas como la de los asistentes al concurrido concierto de Calle 13, quienes respondieron a la salida al balcón del Alcalde a una sola voz “Petro si, Santos no”.

n Colombia el Fiscal habla de Ultraderecha Neonazi, mientras que la izquierda progresista se divide, unos adhieren a neoliberales y otros se resisten. Entonces se hace necesario que… Según Paulo Freire, para que exista transitividad en la conciencia hacia una conciencia crítica, es necesario que los sujetos tengan cierto conocimiento sobre los asuntos públicos, e indudablemente para lograrlo se debe tener claridad meridiana sobre algunas categorías que se suelen utilizar, pero sobre las cuales no necesariamente se conoce. El Fiscal General de la Nación habla de Ultraderecha Neonazi que amenaza el proceso de paz por cuenta del escándalo del “Hacker”, mientras que, la izquierda progresista se divide, unos adhieren a neoliberales y otros se resisten. Sin entrar en los detalles de estos dos sucesos y con el objetivo de brindar elementos para facilitar su comprensión, se hace necesario aclarar las definiciones de algunas categorías utilizadas. Izquierda progresista, neoliberalismo, ultraderecha neonazi, entre otros conceptos, se pueden empezar a desentrañar si los situamos en otras categorías más amplias que los contienen, como por ejemplo la Ideología y los paradigmas políticos. La ideología es, en términos muy generales, un conjunto de ideas o núcleo principal de ideas. Para Sartre la ideología es el producto de un sujeto con la capacidad de crear y como tal, con la capacidad de crear una forma de interpretar la vida, y que adicionalmente, comparte esa interpretación con un colectivo. Por otro lado, los paradigmas políticos se refieren a la manera de agrupar las formas en las que, desde la teoría política, se clasifican las ideas políticas, de tal manera que cada paradigma corresponda a una manera ideal y diferenciada de interpretar las relaciones sociales de poder. Es decir que a cada paradigma político le corresponde una manera de interpretar la realidad y por ende una ideología. Es así que dentro de los paradigmas políticos se encuentran el socialismo, el comunismo, el anarquismo, el liberalismo, el conservadurismo, el fascismo, la socialdemocracia, el neoliberalismo y el progresismo, con sus respectivas variantes. Desde el punto de vista histórico, en el marco del proceso revolucionario francés, aquellas personas que estaban de acuerdo en la erradicación del antiguo régimen se ubicaban a la izquierda del presidente de la asamblea y los que no, lo hacía a su derecha, de allí la utilización de las palabras izquierda, para identificar las posturas de transformación o revolución y la derecha para las posturas que pretenden conservar el estado de cosas. Posteriormente, también se incorpora al lenguaje el concepto de centro, para identificar posturas eclécticas, o aquellas que por las propias dinámicas políticas, se querían deslindar de los extremos que, no en pocas oportunidades, han legitimado la violencia como parte de su expresión política. En la actualidad latinoamericana, el centro es también utilizado para identificar las acciones políticas por fuera de las estructuras partidistas, o aquel espectro de la ciudadanía

que no se siente reconocida con ninguna ideología o paradigma en particular. De esta manera, en la izquierda se puede ubicar al socialismo, al comunismo y al anarquismo; en la derecha se ubican los paradigmas neoliberal, conservador y fascista. Los casos de los paradigmas liberal y socialdemócrata son particulares, pues dependiendo de los contextos, sus posiciones pueden ser de transformación y en otras de conservación, sin embargo, podría decirse que se ubicarían en la centro-derecha. Por su parte el Progresismo, en principio se ubicaría en la izquierda o centro-izquierda, pero para la ortodoxia de izquierda, no es más que el revisionismo y por ende no podrían ser clasificados así. El señor Fiscal ha dicho sobre Andrés Sepúlveda que “el hacker es un neofascista” y que su accionar haría parte de la guerra sucia “de la ultraderecha colombiana contra una solución negociada al conflicto". El neofascismo es la expresión actualizada del fascismo de Mussolini o de Hitler, caracterizado por el totalitarismo, el autoritarismo, el unanimismo, la uniformidad, el guerrerismo y el nacionalismo exacerbado. Con las notas que anteceden se puede inferir que al utilizar los términos ultraderecha y neofascista, el Fiscal quiso decir que Sepúlveda es un fanático de derecha, en este caso un fanático fascista, que estaría presuntamente trabajando al servicio de la campaña de Oscar Iván Zuluaga y cuya labor estaría encaminada a obstaculizar el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, que entre otras cosas, se proclaman como proyecto guerrillero de izquierda, sublevado y alzado en armas. De izquierda también se identifica al progresismo colombiano, quienes por medio de métodos democráticos quieren atraer al centro y conquistar el poder político para reivindicar lo ambiental y transformar las condiciones de injusticia social y desigualdad, son una vertiente postmoderna y posestructuralista, que parten del trabajo común, cooperativo, entre la diversidad de las nuevas ciudadanías, lo que Negri llama la Multitud; para ello se considera de la mayor importancia el papel del Estado, la preponderancia de lo público, no solamente como garante, sino como proveedor de bienes y servicios que generen equidad social y por ende encarnan la lucha contra la corrupción. Hace pocos días nos encontramos con el sorpresivo anuncio del acercamiento político entre el Santismo y

A juzgar por las ejecutorías de la administración Santos, es claramente un gobierno neoliberal. Las fuentes teóricas del neoliberalismo se encuentran en algunos aspectos económicos y políticos de los teóricos neoclásicos y liberales, entre los que se destacan el no intervencionismo de Estado “dejar hacer, dejar pasar”; el individualismo metodológico, como lo denominó Max Weber; y el énfasis de las ventajas comparativas en la producción nacional en el marco del ajedrez internacional, lo que en la práctica significa que: cada individuo debe desarrollar sus competencias y lograr su beneficio particular lo que en suma traería el bienestar colectivo; el Estado debe reducir su tamaño y limitarse a la regulación para no distorsionar el mercado; el aparato productivo debe enfocarse en su vocación renunciando a escenarios de desarrollo, en nuestro caso al sector primario, es decir, insumos, materias primas, exportación agropecuaria, explotación minera y petrolera sin transformación y mano de obra no calificada al servicio de las multinacionales. Estas directrices entre otras, se conocen como el consenso de Washington, que el Gobierno de Santos ha concretado en: los diversos tratados de libre comercio; el enfoque privatizador como la venta de acciones de Ecopetrol y el intento de la venta de Isagén; en lo social la inclinación al subsidio a la demanda en sustitución del subsidio a la oferta, que se evidencia, por ejemplo, en la educación superior en donde mientras se reducen o congelan los recursos para la universidades públicas, se aumenta los recurso de créditos en Icetex; en la locomotora minero-energética en detrimento ambiental; y en el manejo clientelista de los recursos públicos conocido como el fenómeno de la “Mermelada”. Como vemos, no existe similitud ideológica entre el petrismo y el santismo y sería recomendable entonces recordar la primera Carta a las Izquierdas de Boeaventura de Sousa Santos quien sostiene que “el capitalismo es amoral y no entiende el concepto de dignidad humana; su defensa es una lucha contra el capitalismo y nunca con el capitalismo” sin embargo, Petrista y Santistas han decidido suscribir este acuerdo amparados en la defensa de la paz, pues identifican que “la contradicción principal” está entre la salida negociada al conflicto y la perpetuación de la guerra representada en Oscar Iván Zuluaga y su escudo Uribista. Loable intención si no fuera porque el silencio de los fusiles será una paz vacía, a no ser que se nutra de profundas transformaciones que permitan superar las desigualdades: un sistema de salud digno sin intermediación; gratuidad y calidad en todos los niveles de la educación; salarios y condiciones laborales dignas; redistribución de la riqueza y de la tierra, particularmente que vuelva a los campesinos; reparación integral y real a las víctimas del conflicto; tributación directa y progresiva, un sistema político y electoral incluyente y transparente, entre otros aspectos, que de no abordarse, cualquier acuerdo será un eterno grito a la bandera.


4

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

MÉTODO URIBE: TRES ‘GRANDES MENTIRAS’ QUE HAN CALADO COMO UN CREDO EN TODOS LOS ESTRATOS Por: María Jimena Duzán

S

i fuera por la claridad de las ideas expuestas en los debates, Clara López debería haber sido la candidata más votada en esta primera vuelta. Pero lastimosamente este país no está atrapado por las ideas sino asediado por una ultraderecha que quiere volver al poder para refundar la patria. La gran sorpresa es la altísima votación que ha tenido la ultraderecha Uribista en todos los estratos, pero sobre todo en los altos y medios, donde Uribe ha ido recapturando adeptos mostrando que tiene la posibilidad de llegar a ganar en la segunda vuelta. A ninguno de esos nuevos votantes les importó el pasado de Uribe, el hecho de que la mayoría de sus colaboradores cercanos estuvieran encarcelados o extraditados por vínculos con el narcotráfico ni que hubiera intentado quedarse en el poder luego de haberle torcido el pescuezo a la Constitución con el articulito que aprobó la reelección. Ni siquiera les ha asustado esta versión de Uribe 2014, sin duda mucho más radical que la versión 2002 o 2006, en la que queda muy claro su desprecio olímpico por la Justicia y las instituciones: si no ganamos, no vamos a reconocer las elecciones; sí hay pruebas de que entraron

¿Qué es lo que le está pasando a la sociedad colombiana como para que un candidato de extrema derecha esté sumando adeptos entre gente educada y pensante? 2 millones de dólares provenientes del narcotraficante Comba a la campaña de Santos de 2010 pero nos las guardamos porque no reconocemos a la Fiscalía; si ganamos vamos a cambiar la Justicia para “despolitizarla”. Léase para que no quede un solo juez o magistrado que se atreva a investigar a los familiares de Uribe ni a sus colaboradores cercanos. La respuesta a este interrogante puede estar en el éxito con que Uribe ha utilizado el método de la ‘Gran mentira’, plasmado por Adolf Hitler en su credo autobiográfico, Mi lucha, considerado como uno de los manuales clásicos de propaganda política. En ese libro,

Hitler afirma que el objetivo de la propaganda es convencer a las masas y ganar adeptos y que para lograrlo había que recurrir a una mentira monumental. Hitler sostenía que solo las mentiras descomunales y no las pequeñas eran creíbles por la masa y que una vez escogidas debían ser repetidas una y otra vez hasta el cansancio con el objetivo de que “la gente creyera que el cielo es el infierno y el infierno el cielo”. De esa forma Hitler logró montar en Alemania una poderosa coalición de obreros sin empleo, de industriales de los carbones quebrados y de financieros descontentos con la banca judía, diez años antes de que se declarara la Segunda Guerra Mundial y se produjera el Holocausto. Yo no voy a cometer la desfachatez de comparar a Álvaro Uribe Vélez con Hitler, pero sí creo que Uribe en su forma de hacer política recurre al método de la ‘Gran mentira’ y que su radicalización lo está convirtiendo en el líder de una ultraderecha peligrosa sin parangón en nuestra historia. Son tres las mentiras que han calado como un credo en todos los estratos de este país: la primera, que Santos es un gobernante que nos está llevando al castro-chavismo por cuenta de su decisión de abrir un proceso de paz con las Farc. Santos tiene muchos defectos: es un político que siempre quiere quedar bien con todo el mundo, no se define, tiene problemas como ejecutor y su forma de conectarse con la gente no le ayuda para comunicar ni siquiera sus aciertos. Podrá ser incluso un clientelista consumado, amigo de los

Ñoños impresentables de la política, pero lo único que no es, es castro-chavista. Santos es un hombre de derecha, que detesta el marxismo y que es moderadamente reformista. La segunda ‘Gran mentira’ es que Santos le está entregando a las FARC el país en La Habana. En realidad lo que está sucediendo en la isla es que las FARC han acordado con el gobierno una serie de reformas que estaban aplazadas hace 60 años por cuenta del conflicto. Eso no es señal de ninguna entrega de Santos a las FARC, sino lo contrario. Las reformas son para la guerrilla una traición a su credo y una señal de que abandonaron su lucha por cambiar el modelo del Estado. Y las FARC tampoco le ayudaron a Santos. Si lo hubieran hecho no le hubieran puesto el freno a las negociaciones en La Habana, como erróneamente lo hicieron. La tercera ‘Gran mentira’ que ha montado es que toda investigación de la Fiscalía, toda denuncia en los medios contra su campaña o contra miembros de su movimiento o sus parientes, es un complot. Esa es la mentira más monumental de todas porque les abre el peligroso camino para que si ganan cambien de fiscal, de magistrados en las cortes, y refunden la Justicia a su medida. La Justicia la utilizarán para su venganza y para imponernos su ética de cómo hacer periodismo, mientras nos vuelven a chuzar y a convertir en blanco de amenazas y de señalamientos de ser auxiliadores del terrorismo. El antídoto para derrotar esa propaganda de la ultraderecha no son los ñoños, si no las ideas. Hitler decía que las personas dentro de una masa, “son flojas, cobardes, femeninas, emocionales e incapaces de pensamiento racional” y que había que llenarles la cabeza de esa propaganda para impedir que pensaran y reflexionaran. Es decir, que el único antídoto para evitar que la ultraderecha se tome el poder es atreverse a pensar. Si Santos no entiende este momento y ejerce un nuevo liderazgo que lo aleje de esos grandes derrotados que hoy es su Unidad Nacional, integrada por el Partido Liberal, Cambio Radical, y lo que le queda de los conservadores, la ultraderecha se va a tomar este país.


Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

5

O P I N I Ó N Y LO QUE PIENSO DE LA PAZ ANÁLISIS COYUNTURAL, T PAZ O GUERRA María Yamile León (MAYALESU)

odos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, esta dignidad significa para los creyentes, haber sido creados por Dios a su imagen y semejanza, por esta razón debemos comportarnos fraternalmente los unos con los otros.

Alfonso Silva Badillo Para vuestro análisis, pero hoy, en el voz a voz, sin camiseta de la unidad nacional, cuál es la posición nuestra sin pérdida de identidad histórica y política porque la terminación del conflicto es el sueño de los políticos e intelectuales de oficio si no al contrario de los campesinos y poblaciones étnicas de Colombia que han sido víctimas históricas de la violencia armada en el país, sin contar con todas las cifras de víctimas del presente reciente pero que a los intelectuales de cuatro paredes, no les afecta, en nada pero si sus decisiones pendejas de paz o guerra entonces hoy el miedo, ojo miedo que sienten las familias en las zonas rurales con posibles escalonamientos del conflicto y aumento de escenarios de muerte y desolación con la sensación rutinaria en cada hogar con la consiguiente pérdida de muchos derechos políticos y democráticos. Quiero también referirme a la esperanza de recuperar, las tierras, la búsqueda de verdad histórica y reparación con justicia, de encontrar nuestros desaparecidos y poder después de firmar un posible acuerdo de terminación de la guerra o conflicto armado, e iniciar todos a construir con argumentos de reivindicación social, la paz integral que necesitamos y cerrar las brechas de desigualdad y pobreza de Colombia. Voz a voz tu opinión sin arrogancias. Con dignidad no somos de la unidad nacional, pero en las luchas de clases existen opciones validas circunstanciales. Quienes conocemos la guerra como ex-actores pensamos en la paz como argumento para construir democracia y futuro, memoria colectiva consiente y decidida.

Hay que vivir en armonía libertad y felicidad, y que todos nos llevemos bien.

Para mi la paz es un sentimiento, no se puede tocar pero si hacer, si en todo el mundo hay paz, siempre habrá libertad, no quiero las guerras pero si la igualdad q haya amor y solidaridad y sobre todo La Paz es amor, sonrisas, caricias... Pero lo que nosotros estamos viendo no son todas esas cosas, sino, peleas, guerras, insultos... ¡yo quiero que Viva la Paz! Que no solo sea un símbolo, la paz deben ser las acciones afirmativas y positivas que propician respeto hacia el otro o la otra. Cuando podemos expresar lo que pensamos sobre la paz, pero igualmente valorable lo que sentimos. Me gusta pensar en el fin de las guerras permanentemente. Bueno parecen muchas ideas atropelladas pero eso es la mente y el sentir.

los que se benefician de la guerra, anhelo con toda mi alma esa paz para que en el mundo y cada uno de nosotros la disfrutemos, me parece que la paz es algo muy bonito, un sentimiento agradable que todas las personas y seres humanos deben tener. Para mi es un orgullo ser una persona buena y pacífica y mucha gente también lo es. PARA MI LA PAZ ES LIBERTAD DE TODO EN EL MUNDO EN EL QUE DEBE HABER AMOR, AMISTAD, GENEROSIDAD, SOLIDARIDAD, SOlidaRIDAD Y AUSENCIA DE TODAS LAS FORMAS DE GUERRA, MALTRATO o VIOLENCIA. También pienso que La paz es mucho más que eso, la Paz se hace presente en cada momento del día, en el pan, en la mesa, en la oportunidad de un empleo, en la dignidad del trabajador que gana su sueldo honradamente, en el trato cordial de un empleado público, sencillamente todo eso es Paz y tantas cosas más que podemos descubrir a cada instantei tenemos la suerte de poder vivir en Paz. Y la paz en nuestro interior igualmente la paz es la libertad.

Hay dos clases de paz. Una es la paz social, lo que desea para la convivencia entre los seres humanos que primero la deseamos en nuestro país y también para el mundo entero, son utopías pero siempre aspiramos a ello. Luego está nuestra paz, esa paz interior la que nos permite vivir tranquilos, dormir y poder sonreír espontáneamente. También para muchos suele ser una utopía.

Quiero acostarme a dormir, sin miedo ni preocupaciones y tener mi conciencia tranquila porque no le he hecho daño a nadie…también Saber que mis seres queridos están bien. que mis hijos tengan un empleo y puedan acceder a estudiar. Con todo eso, soy feliz y transmito el sentimiento a la gente que me rodea, con una sonrisa, con una palabra. Así, con mi paz interna, puedo dar paz a quienes me rodean.

Aunque a veces parece imposible, no debemos dejar de desear la paz que nos han arrebatado

Para ver este artículo completo visita www.periodicoproclama.org


6

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

BOGOTÁ Y LA IZQUIERDA CON SANTOS, POR LA PAZ

L

a campaña Santos Presidente se concentró en la capital de la República durante el remate del proceso reeleccionista, acercándose aún más a los más de 5 millones de votantes bogotanos que también quieren el fin del conflicto, a través de un acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC. La paz es el tema que cada vez más une a Santos con los bogotanos. Esa ‘toma reeleccionista’ la lideran varios dirigentes de izquierda que manifestaron su apoyo al Presidente-candidato en torno a la continuidad de los diálogos de La Habana. Entre ellos figuran Iván Cepeda, Piedad Córdoba, Aida Avella y Jorge Rojas, quienes han hablado con ediles, concejales y ciudadanos. “El candidato Óscar Iván Zuluaga representa la imposición de un Estado autoritario. El proceso de paz del Presidente Juan Manuel Santos es el más avanzado en la historia”, dijo el senador electo por el Polo Democrático Iván Cepeda. El congresista y uno de los líderes de la izquierda en Bogotá agregó: "Por millones de víctimas que ha dejado medio siglo de guerra, por el futuro de la patria, el 15 de junio voto por la paz”. Además de lo valioso que significará la paz para las víctimas del conflicto, los ciudadanos de estratos 1,2 y 3 también se verán beneficiados. “La terminación de la guerra le permitirá al Colombia contar con 15 billones de pesos que nos permitirán construir los colegios, vías y hospitales que necesitan los ciudadanos. Generar más y mejor empleo. Los recursos para el sector social se incrementarán significativamente”, dijo Simón Gaviria, director del Partido Liberal. Además de la izquierda bogotana, dirigentes políticos de otras vertientes también anunciaron su contundente respaldo a la campaña de ‘Santos Presidente’ y a la continuidad del proceso de paz: Antanas Mockus, los congresistas de la Alianza Verde, Ángela María Robledo, Luis Carlos Avellaneda, Jorge Guevara y John Sudarsky, así

como un gran número de progresistas que lidera el alcalde Gustavo Petro. "La paz es un anhelo que consideramos, se convierte en el interés superior de todos los colombianos en los últimos tiempos y es motivo suficiente para respaldar la gestión que en ese sentido desarrolla con las FARC y con el ELN, para poner fin al conflicto armado que padece Colombia", afirmó Sudarsky, mientras que Ángela María Robledo aseguró: “En mi caso, apoyaré de manera contundente el proceso de paz que viene impulsando el Presidente Santos y la búsqueda de salir de esta guerra”. El ex alcalde Antanas Mockus dijo, por su parte, que “vamos a votar por Santos porque, como lo ordena el artículo 22 de la Constitución, ‘La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento’ ”. Mockus además envió en una carta, donde insistió en que nunca antes se había llegado tan lejos en un proceso con la guerrilla. La Unión Patriótica y Marcha Patriótica, sectores influyentes d e izquierda, también mostraron su apoyo a la reelección del presidente Juan Manuel Santos en la segunda vuelta este 15 de junio. "Pensamos que lo mejor en este momento es apoyar al candidato que ha abierto los diálogos y que va por el camino de la solución política y negociada", dijo líder de la UP, Aída Avella. "Nuestro deber es impedir que la guerra vuelva a este país", dijo Avella al referirse a una hipotética victoria en la segunda vuelta del candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

La nueva generación, con su mensaje de paz por Bogotá A esta retoma de Bogotá por la reelección de Juan Manuel Santos se unieron las más destacadas figuras de la llamada “nueva generación” de la Unidad Nacional: Gina Parody, David Luna y el concejal Horacio José Serpa, quienes, junto a Rafael Pardo y la Primera Dama, María Clemencia

Rodríguez, han recorrido las distintos sectores populares explicando la propuesta de “Santos Presidente” para la Capital, que tiene que ver con educación superior gratuita para los jóvenes vulnerables, grandes obras de infraestructura como el Metro y la ALO, seguridad ciudadana y cobertura del Sena en todas las localidades. “Con Santos estamos a punto de culminar la violencia que golpea a Colombia. Mi generación es una generación que no ha vivido un día en paz y hoy nos encontramos a punto de culminar el fin de la guerra, de 50 años de violencia en Colombia”. Así lo afirmó Gina Parody, durante el recorrido que cumplió por distintos sectores populares de Bogotá. Por su parte, el concejal liberal Horacio José Serpa aseguró que en Bogotá se han explicado “las diferentes propuestas del Presidente Santos y la más importante: la de la paz”. “Estamos cansados de que nuestros niños y nuestros jóvenes estén viviendo en un país en guerra, en conflicto”, puntualizó. En centros comerciales y localidades, los líderes de la Unidad Nacional explicaron las propuestas de ‘Santos Presidente’ para la capital del país. Dentro de ellas, precisaron que los jóvenes capitalinos se beneficiarán, en buena medida, con la iniciativa de crear 400 mil cupos gratuitos para educación superior en el país. Además, Santos se propone llevar el Sena a todas las localidades. Los capitalinos se beneficiarán con la jornada de 8 horas en los colegios, donde los alumnos contarán con tabletas, útiles y almuerzos. En materia de movilidad, se apoyará con recursos el Metro, la Avenida Longitudinal Occidente (ALO), el Transmilenio por la Avenida Boyacá y el Metrocable en Ciudad Bolívar y San Cristóbal. Para fortalecer la seguridad ciudadana, se dotará a la capital colombiana con 7 mil policías adicionales y más cámaras de seguridad, y se creará el Grupo de Operaciones Especializadas contra el robo de celulares y otros delitos de impacto.


Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

7

ALGUNAS MOTIVACIONES DEL DOCUMENTO PROGRAMÁTICO DE DISCAPACIDAD, EN EL GOBIERNO DE LA PAZ

E

s importante recordar que la Constitución Política de Colombia de 1991, protege especialmente a las personas con discapacidad en los Artículos 13 derecho a la igualdad, 47 política de previsión y rehabilitación, 54 derecho al trabajo y 68 derecho a la educación. Que la Ley 1145 de 2007, creó y definió el Sistema Nacional de Discapacidad, entendido como “el conjunto de orientaciones, normas, actividades, recursos, programas e instituciones que permiten la puesta en marcha de los principios generales de la discapacidad contenidos en esta ley”. Posteriormente, Colombia ratificó la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad, Ley 762 de 2002 con Sentencia de constitucionalidad C-401 de 2003, que prohíbe la discriminación contra estas personas, debiéndose adecuar la normativa existente. El Estado colombiano con la Ley 1346 de 2009 adoptó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, declarada exequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-293 de 2010. La población con discapacidad, resalta que el actual Gobierno le está cumpliendo a su población, desde la misma aprobación del Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para Todos”, que ordena a diseñar la política pública de discapacidad, hasta la ley estatutaria de discapacidad, que garantiza el ejercicio efectivo de sus derechos. En este sentido, el actual Gobierno aprobó el Plan Nacional de Desarrollo, “Prosperidad para Todos”, Ley 1450 de 2011, que en su artículo 176 ordena diseñar la política pública de discapacidad, con el mandato para el Estado, de “desarrollar las acciones para la prevención, la rehabilitación y la integración de la población afectada por cualquier tipo de discapacidad, a fin de brindar oportunidad de inclusión social”. De otro lado, el Gobierno creó el Depar-

tamento Administrativo para la Prosperidad Social, que tiene como objetivo dentro del marco de sus competencias y de la ley, formular, adoptar, dirigir, coordinar y ejecutar las políticas, planes generales, programas y proyectos para la superación de la pobreza, la inclusión social, la reconciliación, la recuperación de territorios, la atención y reparación a víctimas de la violencia, la atención a grupos vulnerables, población con discapacidad y la reintegración social y económica y la atención y reparación a víctimas de la violencia. Es decir, que entre los grupos que debe atender el nuevo Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, es la población con discapacidad. La Ley 1448 de 2011, amplía el concepto de víctima, pasando de persona con

discapacidad a persona que haya sufrido un daño. Así lo podemos observar en el artículo 3, que señala que “Se consideran víctimas, para los efectos de esta ley, aquellas personas que individual o colectivamente hayan sufrido un daño por hechos ocurridos a partir del 1o de enero de 1985, como consecuencia de infracciones al Derecho Internacional Humanitario o de violaciones graves y manifiestas a las normas internacionales de Derechos Humanos, ocurridas con ocasión del conflicto armado interno”. Ya más reciente, la Ley 1592 de 2012, entiende por víctima “la persona que individual o colectivamente haya sufrido daños directos tales como lesiones transitorias o permanentes que ocasionen algún tipo de discapacidad física, psíquica y/o sensorial (visual y/o auditiva), sufrimiento emocional, pérdida financiera o menoscabo de sus derechos fundamentales”. El gobierno sancionó la Ley 1616 de 2013, que garantiza el ejercicio pleno del derecho a la salud mental a la población colombiana, estableciendo una Política Pública Nacional de Salud Mental con

enfoque de derechos, con el modelo de discapacidad mental psicosocial. También sancionó la Ley 1680 de 2013, que garantiza el acceso autónomo e independiente de las personas ciegas y con baja visión, a la información, a las comunicaciones, al conocimiento, y a las tecnologías de la información y las comunicaciones, para hacer efectiva su inclusión y plena participación en la sociedad. La Corte Constitucional de manera reiterada, ha exhortado al Gobierno Nacional para que implemente una política pública de discapacidad (Sentencia C-974 de 2010, Sentencia T-553 de 2010 y Sentencia T-551 de 2011). El Gobierno Nacional, aceptando esta invitación de la Corte Constitucional, impulsó la Ley estatutaria 1618 de 2013, que tiene como objetivo, el ejercicio efectivo de los derechos de las personas con discapacidad, esto es que no solo se consagra la garantía retórica de los derechos como en anteriores normas, sino, que se avanza en el concepto de ejercer o disfrutar en la práctica del derecho por lo que se acude a las medidas de inclusión, acciones afirmativas, ajustes razonables y a la eliminación de la discriminación por razón de discapacidad, para el logro efectivo de esas consagraciones jurídicas. La Corte Constitucional en la Sentencia C-765 de 2012, declaró exequible la Ley Estatutaria 1618 de 2013, que establece disposiciones para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. La Ley Estatutaria 1618 de 2013, asigna importantes obligaciones, la mayoría de ellas en cabeza de las autoridades públicas, aunque también, algunas a cargo de los particulares, concebidas bajo la figura de las acciones afirmativas y encaminadas al logro de la igualdad real y efectiva entre las personas con discapacidad y los demás ciudadanos. Si bien existe un amplio entramado normativo de la discapacidad en Colombia, la Ley 1618 de 2013, es la única que tiene rango de Ley estatutaria, que le permite regular los derechos fundamentales de esta población.

Continúa en la próxima página


8

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

Viene de la página anterior La Ley Estatutaria 1618 de 2013, recoge y sistematiza el amplísimo desarrollo existente en relación con los derechos de las personas con discapacidad, a partir de la existencia de varios importantes tratados internacionales sobre la materia ratificados por Colombia, los desarrollos legislativos y la jurisprudencia de la Corte Constitucional. El Gobierno Nacional aprobó el documento Conpes 166 de 2013 del Consejo Nacional de Política Económica y Social, que rediseña la política actual de discapacidad, trascendiendo las políticas de asistencia o protección, hacia políticas de desarrollo humano con un enfoque de derechos. El objetivo central del Conpes 166 de 2013, es “Garantizar el goce pleno, y en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las PcD, a través del fortalecimiento de la implementación de la Política Pública Nacional de Discapacidad e Inclusión Social”. El documento Conpes 166, con un proceso participativo determinó las siguientes cinco estrategias, así como las acciones asociadas a cada una de ellas para la Política Pública Nacional de Discapacidad e Inclusión Social: estrategia para la transformación de lo público, garantía jurídica, participación en la vida política y pública, estrategia para el desarrollo de la capacidad y la estrategia para el reconocimiento de la diversidad. Esta nueva política de discapacidad, incluye el acceso a bienes y servicios con criterios de pertinencia, calidad y disponibilidad; procesos de elección colectiva, la garantía plena de los derechos de los ciudadanos y la eliminación de prácticas que conlleven a la marginación y segregación de cualquier tipo. Este proceso permite acceder a espacios sociales, culturales, políticos y económicos en igualdad de oportunidades, así la política genera un acceso creciente y progresivo del desarrollo humano, a la seguridad humana y al ejercicio de los derechos humanos de las personas con discapacidad, bajo un en- f o q u e

diferencial, que consolida una perspectiva hacia la inclusión social en Colombia. El objetivo central del Conpes 166 de 2013, es “Garantizar el goce pleno, y en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las PcD, a través del fortalecimiento de la implementación de la Política Pública Nacional de Discapacidad e Inclusión Social”. Este cambio era necesario, pues el último referente de política pública de discapacidad, fue el Documento Conpes 80 de 2004, como parte del Plan Nacional de Desarrollo 2002 – 2006, “Hacia un Estado Comunitario”, que se desarrollaba bajo un marco de protección y manejo social del riesgo, estableciendo estrategias para la prevención del riesgo, mitigación y superación de la discapacidad

LÍNEAS PROGRAMÁTICAS 1. Mención expresa en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo Con el fin de dar continuidad al actual Plan Nacional de Desarrollo, Ley 1450 de 2011, “Prosperidad para Todos”, la población con discapacidad considera necesario que como documento programático, se debe incluir a las personas en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo, al igual que en el actual, para concluir la extraordinaria labor del actual Gobierno, consagrando la necesidad de realizar el rediseño institucional de la discapacidad en Colombia. 2. Rediseño institucional de la discapacidad Se plantea la necesidad de modificar la Estructura Institucional de la Discapacidad en Colombia, ajustándose a los nuevos modelos conceptuales que plantea la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas. Realizar este ajuste legislativo estructural nos permitirá sentar las bases para la definición del diseño institucional de este aspecto en la estructura administrativa del Gobierno colombiano, dado su carácter de multicausalidad,

Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

multisectorialidad y su nivel de complejidad para su abordaje, el cual requiere del concurso de todas las instancias de Gobierno y de la sociedad colombiana. 3. Aprobar el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, Ley 1346 de 2009, prevé la supervisión de la aplicación de la Convención tanto en el plano internacional como nacional. En el plano internacional, la Convención prevé la supervisión a través de tres procedimientos, presentación de Informes, procedimiento de comunicaciones individuales y de un procedimiento de investigación, los dos últimos sujetos a la ratificación del Protocolo Facultativo de la Convención. 4. Ratificación del Tratado de Marrakech Se debe impulsar la ratificación del Tratado en el Estado Colombiano y trabajar para su implementación, para que sea una herramienta que multiplique el acceso a libros accesibles para personas con discapacidad visual. 5. Aprobar una ley de cuotas laborales para personas con discapacidad Se debe culminar la tarea realizada con la Ley Estatutaria de discapacidad 1618 de 2013, que ya incorpora un porcentaje para personas con discapacidad en los cargos públicos, porcentaje que aún no se ha determinado por el Gobierno, en su potestad reglamentaria, del numeral 11 del artículo 189 constitucional. 6. Discapacidad víctimas y proceso de paz El Gobierno deberá establecer un claro vínculo de las personas víctimas con discapacidad, como consecuencia del conflicto armado, para que tengan una reparación y un reconocimiento del Estado, preparándonos para el postconflicto. MOVIMIENTO SOCIAL POR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD, CUIDADORAS, CUIDADORES Y SUS FAMILIAS.


EL URIBISMO QUIERE RETORNAR AL PODER COMBINANDO TODAS LAS FORMAS DE LUCHA Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

Pedro Santana Rodríguez, Presidente Corporación Viva la Ciudadanía

La confrontación política está entre quienes quieren la guerra con sus múltiples negocios y quienes queremos la paz. Queremos que se acabe el odio y el miedo. Que se pueda discrepar por las políticas públicas y sus objetivos sin que tengamos que matarnos para que nuestras propuestas consigan las mayorías. Muchos son los escándalos que rodean no sólo la campaña del uribismo sino los ocho años de gobierno de Álvaro Uribe Vélez, comenzando por las chuzadas de las cuáles hasta ahora los organismos judiciales no nos han dicho quién finalmente ordenó esas interceptaciones ilegales y menos aún con qué propósitos se hicieron. Habría que recomendarle a la lenta Fiscalía que se preguntará el motivo real que tenían estas interceptaciones ilegales. Pero, habría mucho más, qué paso con Luis Guillermo Giraldo Hurtado y los fraudes para lograr el tercer período de Uribe. Los nexos con la captadora ilegal en el mercado financiero, DMG de Murcia y compañía; pero también podríamos preguntar por los falsos positivos, es decir, por el asesinato de más de dos mil jóvenes indefensos para mostrar resultados en lucha contra la guerrilla y más aún qué motivó el programa de Agro Ingreso Seguro y la desviación de recursos a los amigos del régimen. La lista podría ser interminable. Con respecto a la campaña electoral en curso habría que preguntarse por los nexos del centro de interceptaciones ilegales localizado en el barrio Galerías de

Bogotá y el Hacker Sepúlveda; la participación abierta en política de miembros de las de las Fuerzas Armadas y de Policía que viene siendo destapada sólo en los últimos días; los nexos de la campaña uribista y Enilce López, la Gata, por lo pronto sabemos que nunca se investigó las donaciones a la campaña de Uribe de la llamada empresaria del Chance y el publicista brasilero y su oficina radicada en Medellín en uno de los abogados de alias “Berna” y que el candidato Zuluaga dice que no responde y los pagarés firmados según informan los medios de comunicación por dos millones de dólares como honorarios a Mendoza como asesor de comunicaciones del candidato Zuluaga; qué pasó con los 12 millones de dólares que alias “Comba” dice haber entregado a J.J. Rendón y a Chica por intermediar para una negociación del Gobierno de Santos con los narcos y más aún los dos millones de dólares que según Uribe ingresaron a la campaña de Santos para pagar deudas de la campaña presidencial en el año 2010. Todos son interrogantes abiertos sin respuesta. Lo medianamente claro es que la confrontación política está entre quienes quieren la guerra con sus múltiples negocios y quienes queremos la paz. Queremos que se acabe el odio y el miedo. Que se pueda discrepar por las políticas públicas y sus objetivos sin que tengamos que matarnos para que nuestras propuestas consigan las mayorías. Que podamos soñar

como lo dijo Martin Luther King: “Con un país en que podamos convivir en paz”. Para ello se requiere que el próximo Gobierno reconozca que lo avanzado en la mesa de La Habana nos acerca no al fin del conflicto sino por lo menos al fin del conflicto armado. Eso lo representa Santos. No porque pertenezca a las alas del progresismo sino porque ha llevado la negociación hasta donde no se había llegado antes. Las volteretas de Zuluaga y el hecho que hayan callado a Uribe es una mera estrategia electorera. Quieren llegar al poder practicando todas las formas de lucha. Estas no son las reglas de la democracia. Si se examinan los acuerdos hasta ahora logrados con las FARC en La Habana, allí no hay ninguna entrega de los principios democráticos o no hemos leído a Timoleón Jiménez en su última carta del 27 de mayo. Son temas para reflexionar.

URIBE SERÁ VERDAD Héctor Abad Faciolince

SI EL EXPRESIDENTE URIBE pensara y escribiera bien podría dedicarse, como Lleras Camargo, Lleras Restrepo o López Michelsen, a opinar en los periódicos, o a escribir sus memorias. Pero Uribe no es un hombre de pensamiento, sino un hombre de acción. Si el ex presidente Uribe amara la música, la poesía o la literatura, podría encontrar un puesto en alguna fundación de apoyo a la cultura, como Belisario, pero acabó con la Sinfónica de Colombia y la Banda Nacional, o si amara las artes plásticas, podría coleccionar buena pintura, como César Gaviria. Pero al ex presidente Uribe no lo conmueve la novela, no le interesa el arte, y la poesía que le gusta es la de Robledo Ortiz. Si le gustara el trago, podría consolarse, como Valencia, con unos aguardientes, pero el ex presidente es abstemio. Si fuera el ex presidente, al menos, un mujeriego, podría anular su matrimonio, como hizo Turbay, e irse de Embajador al Vaticano con una nueva esposa bien joven, que le hiciera masajes en los pies. Pero al ex presidente no le interesa la lujuria. Si le interesará la filología podría escribir un diccionario, como aquel otro Uribe, Uribe Uribe, o traducir la Eneida, como Caro. Si le gustara la comida, si tuviera sentido del humor, podría al menos dedicarse a comer, y a contar chistes, como Samper. Pero se sabe que Uribe ni siquiera entiende los chistes. Si tuviera buenos amigos, podría viajar contento por cientos de países, en compañía de otros jubilados jóvenes, como Pastrana. Pero él no tiene

amigos, sino aliados, que más que amarlo le temen. Entonces, como el ex presidente Uribe sólo tiene el vicio incurable del poder, la adicción al mando, la costumbre irrefrenable de llevar siempre las riendas, las espuelas y la fusta, entonces ahí lo tendremos, vociferando en Twitter, enviando comunicados de muy dudosa lógica jurídica o política, rojo de indignación, verde de rabia, enfermo de ira, regañando a los columnistas, insultando a los jueces, manoteando contra los traidores, aconsejando exilios a sus ex funcionarios (no para protegerlos sino para que al fin, en la desesperación de los interrogatorios, no acabe por zafárseles la verdad). Porque la verdad monda y lironda es que el DAS dependía y depende de la Presidencia de la República. Y los del DAS pusieron micrófonos en la sala de la Corte Suprema, para oír ilegalmente sus deliberaciones. Si el FBI o la CIA hubieran hecho esto en Estados Unidos, las consecuencias para el gobierno que hubiera instigado semejante insulto se oirían durante siglos. No es posible chuzar a la Corte Suprema y luego pretender que la Corte Suprema se cruce de brazos. Porque ordenarles a los servicios de inteligencia chuzar a los altos magistrados y a los principales periodistas y opositores políticos del país es un delito más grave, muchísimo más grave que el escándalo de Watergate.

¿Por qué se va al exilio la señora Hurtado? Para no tener que decir de dónde venía la orden de oír a los jueces, a los políticos y a los periodistas, ya que confesar esa verdad era lo mismo que poner una lápida en su pecho. Mejor callada en Panamá que acorralada aquí entre la pared de la verdad y la espada del miedo. Uribe y sus aliados son poderosos, pero hoy son los huérfanos y las viudas del poder. Nosotros, los periodistas, podemos convertirnos en los altavoces, en los amplificadores de sus rabietas y diatribas, o simplemente dejarlo que grite y vocifere a solas en su Blackberry. Tenemos la tentación de seguir en ese ambiente crispado, lleno de rabia y adrenalina al que nos acostumbró su gobierno... Pero lo más sensato sería hundir el botón de &#8220mute&#8221 cuando estos cruzados del odio vociferan, e insultan. Ya pasamos esa página, ese trago amargo. No le demos más prensa ni le prestemos más atención a tanta rabia. Bajémosle la fiebre a todo esto hundiendo ese pedal que en el piano se llama sordina. Que grite solo.. Y preguntémonos en silencio, simplemente, de cuando en cuando, por qué no se callará. Porque eso sería lo mejor para todos: que se callara.


10

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

DEFENSA DEL PROCESO DE PAZ Por: Carlos Parra Dussan, Investigador Senior de la U. Sergio Arboleda

M

e permito hacer un llamado a los distintos sectores sociales y a la sociedad civil en general, para sumarse a esta defensa que hago por el proceso de paz, para garantizar la terminación del conflicto y no permitir la intensificación de la violencia propia del conflicto armado, que tanto daño nos ha hecho a los colombianos. A través de esta columna, he venido publicando una serie de artículos en defensa del proceso de paz, construyendo una propuesta que vaya más allá de la terminación del conflicto armado, que permita combatir las desigualdades sociales y garantice el goce efectivo de los derechos constitucionales de todos y todas, en el marco del respeto a la diversidad étnica y cultural de nuestro país. De esta manera, he escrito los siguientes artículos relacionados con el proceso: Nuevas condiciones para un proceso de paz, La constitución como instrumento de paz, La justicia transicional necesaria para la paz, Colombia requiere una política de paz, Sociedad civil pide convocar al CNP, Instalada la mesa para los diálogos de paz, Colombia en el índice de paz global, Deber ciudadano por la paz, Constitucionalidad del marco jurídico para la paz y Derecho a entender el proceso de paz, entre otros. Como docente e investigador en derechos humanos, le he apostado a la paz, soy un actor de paz, defiendo a la paz y he llamado e insistido para que en Colombia nuestras generaciones y las generaciones venideras, puedan vivir en convivencia pacífica en el marco de la terminación del conflicto armado interno. Recordemos que la Constitución elevó la paz a derecho en el

artículo 22, consagrando la paz como un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento para todos los ciudadanos y el artículo 95 constitucional, consagra entre los deberes de l a

pues considero que están dadas las condiciones para terminar el conflicto a través de una negociación, labor que se ha hecho en forma estructurada y con muchas precauciones, ha contado con asesoría internacional del más alto nivel y cuenta con un grupo competente y representativo de negociadores colombianos. La guerra, y el conflicto social y armado en Colombia han sido unas de las principales causas que de acuerdo a las cifras de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, suman cerca de 6’300.000, que ahora sí se reconocen y reparan expresamente con la Ley 1448 de 2011.

persona y del ciudadano participar en la vida política, cívica y comunitaria y “propender al logro y mantenimiento de la paz”, siendo expreso este mandato para todos los ciudadanos. Es claro que la terminación del conflicto armado no significa la paz de Colombia, pero sí un paso muy importante e imprescindible para avanzar en la construcción de la paz con justicia social que anhelamos en un escenario de posconflicto.

Defiendo el proceso de paz, ya que en estos casi dos años se ha llegado a acuerdos significativos alrededor de tres puntos: desarrollo agrario, participación política y narcotráfico; debiéndose llegar a acuerdos sobre los dos puntos que faltan, víctimas y fin del conflicto armado.

Sin embargo, siempre se ha sabido que los temas que van a ser definitivos no solo para la guerrilla sino para la opinión pública son el tratamiento jurídico a los desmovilizados y su participación en política, temas que ya no dependen tanto de La Habana sino de las Cortes y el Congreso, e incluso de la Corte Penal Internacional. La misma Corte Constitucional estableció en la Sentencia C-579 de 2013, Marco Jurídico para la Paz, que no debe haber impunidad total, pero sí un tratamiento penal flexible dentro del marco de la justicia transicional. En conclusión, hago una defensa del proceso de paz, como una manera lógica y sensata de terminar un conflicto armado con una guerrilla que acaba de cumplir medio siglo, pues todo proceso de paz busca un equilibrio entre las concesiones que son necesarias dentro de la justicia transicional para que no haya impunidad, así como la participación en política para cambiar la lucha armada por el juego democrático.

LA IMAGEN DE ESTE MES EN WWW.FACEBOOK.COM/REDPROCLAMA

Ante la degradación social causada por el conflicto armado interno, considero que es necesario, conveniente y obligatorio culminar con éxito el proceso de diálogo y negociación que se adelanta actualmente con las FARC en La Habana Cuba, debiendo ser refrendados los acuerdos logrados mediante procesos democráticos e incluyentes de la sociedad civil. Escribo en defensa del actual proceso de paz, por estimarlo realista y corresponder a una afortunada coyuntura histórica,

Ingresa dale me gusta y vota por la próxima imagen del mes, tambien puedes públicar para que voten por la tuya.


Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

Bogotá y la izquierda con santos, por la paz

11

PASO HISTÓRICO: POR PRIMERA VEZ LAS FARC RECONOCEN A SUS VÍCTIMAS En pronunciamiento conjunto, se acordaron 10 principios. Delegación de víctimas viajará a Cuba. EL TIEMPO El Gobierno Nacional y las Farc, en un comunicado conjunto, entregaron una "declaración de principios para la discusión del punto cinco de la agenda", que ahora se centrará en las víctimas. En el pronunciamiento se fijan diez principios que guiarán la discusión sobre las víctimas en el proceso de paz que se desarrolla en la Habana. Este es un acuerdo histórico entre el Gobierno y las Farc, el cual abre las puertas para que las víctimas, además, sean escuchadas en el desarrollo de la mesa de diálogos. "Estos principios no tienen antecedentes ni en Colombia ni en ninguna parte en un proceso de paz", dijo Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, minutos después de la lectura del la cual el estado por primera vez reconoció a sus víctimas. Ahora comunicado conjunto. las Farc reconocen a las suyas", Además, entre los acuerdos para dijo mediante un comunicado de el desarrollo de la guía sobre el prensa. abordaje del tema de víctimas, el Gobierno acepta crear una comisión 1. El reconocimiento de las víchistórica de esclarecimiento del timas: Es necesario reconocer a conflicto. En el comunicado se se- todas las víctimas del conflicto, no ñala que una comisión de víctimas solo en su condición de víctimas, irá a La Habana. También, Gobierno sino también y principalmente, en y Farc acuerdan una subcomisión su condición de ciudadanos con para avanzar en el tema "fin del derechos. conflicto". 2. El reconocimiento de responsaHabrá una subcomisión de género, bilidad: Cualquier discusión de este compuesta por integrantes de las punto debe partir del reconocidelegaciones, con apoyo de exper- miento de responsabilidad frente a tos nacionales e internacionales, las víctimas del conflicto. No vamos "para revisar y garantizar que los a intercambiar impunidades. acuerdos alcanzados, y un eventual acuerdo final, tengan un adecuado 3. Satisfacción de los derechos de las víctimas: Los derechos de las enfoque de género". víctimas del conflicto no son neEl Gobierno y las Farc habían ini- gociables; se trata de ponernos de ciado el martes reuniones previas acuerdo acerca de cómo deberán al debate sobre las víctimas del ser satisfechos de la mejor manera conflicto armado, el cuarto eje en el marco del fin del conflicto. del diálogo de paz que avanza en Cuba, y que ha conseguido hasta el 4. La participación de las víctimas: momento tres acuerdos parciales La discusión sobre la satisfacción en desarrollo agrario, participación de los derechos de las víctimas en política y solución a los cultivos de graves violaciones de derechos humanos e infracciones al Derecho ilícitos. Internacional Humanitario con El presidente del Congreso, Juan ocasión del conflicto, requiere Fernando Cristo, destacó el avance necesariamente de la participación en el proceso. "Es la mejor cele- de las víctimas, por diferentes bración del tercer aniversario de medios y en diferentes momentos. la sanción de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, mediante 5. El esclarecimiento de la verdad:

Esclarecer lo sucedido a lo largo del conflicto, incluyendo sus múltiples causas, orígenes y sus efectos, es parte fundamental de la satisfacción de los derechos de las víctimas, y de la sociedad en general. La reconstrucción de la confianza depende del esclarecimiento pleno y del reconocimiento de la verdad. 6. La reparación de las víctimas: Las víctimas tienen derecho a ser resarcidas por los daños que sufrieron a causa del conflicto. Restablecer los derechos de las víctimas y transformar sus condiciones de vida en el marco del fin del conflicto es parte fundamental de la construcción de la paz estable y duradera. 7. Las garantías de protección y seguridad: Proteger la vida y la integridad personal de las víctimas es el primer paso para la satisfacción de sus demás derechos. 8. La garantía de no repetición: El fin del conflicto y la implementación de las reformas que surjan del Acuerdo Final, constituyen la principal garantía de no repetición y la forma de asegurar que no surjan nuevas generaciones de víctimas. Las medidas que se adopten tanto en el punto 5 como en los demás puntos de la Agenda deben apuntar a garantizar la no repetición de manera que ningún colombiano vuelva a ser puesto en condición de víctima o en riesgo de serlo.

9. Principio de reconciliación: Uno de los objetivos de la satisfacción de los derechos de las víctimas es la reconciliación de toda la ciudadanía colombiana para transitar caminos de civilidad y convivencia. 10. Enfoque de derechos: Todos los acuerdos a los que lleguemos sobre los puntos de la Agenda y en particular sobre el punto 5 “Víctimas” deben contribuir a la protección y la garantía del goce efectivo de los derechos de todos y todas. Los derechos humanos son inherentes a todos los seres humanos por igual, lo que significa que les pertenecen por el hecho de serlo, y en consecuencia su reconocimiento no es una concesión, son universales, indivisibles e interdependientes y deben ser considerados en forma global y de manera justa y equitativa. En consecuencia, el Estado tiene el deber de promover y proteger todos los derechos y las libertades fundamentales, y todos los ciudadanos el deber de no violar los derechos humanos de sus conciudadanos. Atendiendo los principios de universalidad, igualdad y progresividad y para efectos de resarcimiento, se tendrán en cuentan las vulneraciones que en razón del conflicto hubieran tenido los derechos económicos, sociales y culturales.


Colombia - Bogotá D.C. Junio de 2014

FRENTE AMPLIO POR LA PAZ, APOYO DE LA IZQUIERDA A SANTOS Julio Pulido (Poder Ciudadano) Bajo la consigna “Solo por la paz, voto Santos” fue lanzado oficialmente, en Bogotá, el Frente Amplio por la Paz. “le declaramos la guerra a la guerra” manifestó entre ovaciones la dirigente y defensora de derechos humanos Piedad Córdoba.

los diálogos con las FARC y una eventual mesa de negociación con el ELN” "y, por supuesto, de hacer un llamado a que los colombianos voten el próximo 15 de junio por la paz" complementó el representante a la Cámara Iván Cepeda.

La iniciativa, que congrega a diversas fuerzas y personalidades de izquierda, es un espaldarazo a la reelección de Juan Manuel Santos y la continuación del actual proceso de paz. De acuerdo al comunicado oficial, el Frente Amplio por la Paz “representa a diversos sectores sociales que se han comprometido a defender

“Esto es una movilización en la cual vamos a estar integrantes del Polo Democrático, la Unión Patriótica, Poder Ciudadano, Alianza Verde, Progresistas, Organización Nacional de Indígenas de Colombia, Mujeres por la Paz y muchísimas personas más, donde queremos expresar de manera contundente el apoyo a Santos en el proceso

de paz. Es un voto por la paz el próximo 15 de junio”, aseguró la representante a la cámara por la Alianza Verde, Ángela Robledo. Al evento asistieron Piedad Córdoba, Iván Cepeda, Ángela Robledo, Luis Carlos Avellaneda, Aida Abella, Jaime Caicedo, Inti Asprilla, Yesid García, Gloria Flórez, Jorge Rojas, el exministro de Trabajo Rafael Pardo, John Sudarsky, Guillermo Alfonso Jaramillo, entre otros representantes de la oposición en el país. “Nosotros, cansados de la guerra y del olvido le declaramos la guerra a la guerra. La paz que proponemos

es una paz distinta no es la paz que silencia las armas solamente, sino la paz combativa combatiente” puntualizó la defensora de DDHH, Piedad Córdoba, quien también exigió un cese bilateral del fuego como mecanismo para ganar confianzas y mitigar los horrores de la guerra. El Frente Amplio por la Paz nace así como un organismo de control y vigilancia del proceso de paz con las FARC y la exigencia de apertura con el ELN. Sus votos serán por Juan Manuel Santos, aunque sin dejar de ser oposición, han sido claros en que “Solo por la paz, voto Santos”

Edicion 74  

Bogotá y la izquierda con Santos, por la paz - Dale me gusta en nuestro fan page y visualiza el contenido oculto de nuestras secciones en:...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you