Page 1

latidos del olvido

JAVIER ARRIBAS PÉREZ www.javierarribas.com @jarribasp

DIEGO LLORENTE DOMINGUEZ diegollorente.blogspot.com.es @_diegold

ENRIQUE RUBIO MORENO enriquerubioromero.blogspot.com.es @erubioromero

© Los autores. © Edición: A+ARTE. 2012 © Se permite la reproducción total o parcial de esta publicación sin fines comerciales y citando expresamente a los autores. Maqueta: Paye Vargas Soria. Imprime: Ochoa impresores DL: SO 51-2012

PAYE VARGAS SORIA payevargas.blogspot.com.es @payevar

www.latidosdelolvido.com @latidosdlolvido

ISBN: 978-84-7359-710-4


latidos del olvido

JAVIER ARRIBAS PÉREZ www.javierarribas.com @jarribasp

DIEGO LLORENTE DOMINGUEZ diegollorente.blogspot.com.es @_diegold

ENRIQUE RUBIO MORENO enriquerubioromero.blogspot.com.es @erubioromero

© Los autores. © Edición: A+ARTE. 2012 © Se permite la reproducción total o parcial de esta publicación sin fines comerciales y citando expresamente a los autores. Maqueta: Paye Vargas Soria. Imprime: Ochoa impresores DL: SO 51-2012

PAYE VARGAS SORIA payevargas.blogspot.com.es @payevar

www.latidosdelolvido.com @latidosdlolvido

ISBN: 978-84-7359-710-4


latidos del olvido

JAVIER ARRIBAS PÉREZ www.javierarribas.com @jarribasp

DIEGO LLORENTE DOMINGUEZ diegollorente.blogspot.com.es @_diegold

ENRIQUE RUBIO MORENO enriquerubioromero.blogspot.com.es @erubioromero

© Los autores. © Edición: A+ARTE. 2012 © Se permite la reproducción total o parcial de esta publicación sin fines comerciales y citando expresamente a los autores. Maqueta: Paye Vargas Soria. Imprime: Ochoa impresores DL: SO 51-2012

PAYE VARGAS SORIA payevargas.blogspot.com.es @payevar

www.latidosdelolvido.com @latidosdlolvido

ISBN: 978-84-7359-710-4


Sr. Arribas Diego Llorente Dominguez Enrique Rubio Romero Paye Vargas Soria

Colaboradores Julián Alonso, Silvano Andrés de la Morena, Iván del Arco Santiago, Ulises Faragüit, V.H.Gª Brea, Fco. José Francisco Carrera, Eva Lavilla Rey, Borja Lucena Góngara, Cris Martín “La Princesa Inca”, Francisco Porto (La Lata Muda), Pablo S. Herrero, Rubén Varillas. 1


El abandono es un sĂ­ntoma de fallecimiento en el tiempo, pero tambiĂŠn la belleza se curte a medida que el mismo toma las riendas de nuestros dĂ­as.

Abandoning is a sign of death of time; however, the beauty makes itself stronger at the same moment that the time takes control of our days.

TABACALERA

75


Latidos del olvido es un proyecto artístico, encaminado a “reutilizar” lugares abandonados o deteriororados, a causa del paso del tiempo y el olvido. Cuenta con la colaboración de artistas y pensadores que aportan sus intervenciones y reflexiones intentando rescatar realidades del pasado y del presente. Se trata de intervenciones efímeras de todo tipo (fotografía, pintura mural, escultura, proyecciones…) cuya máxima premisa es el respeto total y absoluto de los espacios y entornos donde son realizadas. Creaciones in situ, realizadas en un lugar, con ese lugar y para ese lugar. 2

Beats of Oblivion is an artistic project, aiming at the creative use of abandoned places. It involves the collaboration of artists and thinkers, who contribute with their work, thoughts and ideas, and try to recover past and present realities. It implies all types of ephemeral interventions (photography, painting, murals, sculpture, projections...), whose ultimate premise is total and absolute respect for the spaces and environments where they are made. On-site creations made in one place, with that place and for that place.

Hace poco más de un año nació el Proyecto “Latidos del Olvido” a partir de una idea sencilla que ha ido fructificando de forma insospechada y gratificante. El punto de partida fue la visita a VILLARIJO, un despoblado de las “Tierras Altas” de Soria donde se realizaron las primeras intervenciones artísticas. Conscientes de que los espacios abandonados son lugares de vida, nuestra estrategia fue la reapropiación, la creaocupación… Ya lo hemos dicho, es “una labor arqueológica que nos conduce a la reflexión…” Las intervenciones en Villarijo resultaron ser afloramientos de algo que ya existía. Las figuras retorcidas se corporeizaron en las paredes semiderruidas, figuras energéticas, fibrosas como alambres retorcidos emergían entre las cales descascarilladas. Voces fosilizadas, hechas luz y tinta amarillearon sobre las paredes de las habitaciones vacías y en los pajares se revelaron palabras acusadoras, contundentes como adobes. Por otro lado la vida cotidiana se mostraba encapsulada en los objetos que pertenecen a la intrahistoria de la gente común; en la cenefa de los azulejos de la cocina, un patrón geométrico que ha engendrado en nuestra mente una idea cierta de hogar.

Al mismo tiempo algunos amigos se sintieron involucrados en el proyecto y quisieron colaborar lo que nos animó a seguir y a abrir la experiencia a todos ellos, convencidos de haber establecido una comunicación firme. El siguiente paso fue intervenir en una fábrica de cárnicas donde la sensación de desolación era aún mayor. Allí permanecían las botas de los trabajadores, las tripas y los libros de contabilidad en estado de reposo como cuando la vida se ve interrumpida por el diagnóstico de una enfermedad mortal y el tiempo queda en suspenso… hasta que una puerta tapiada es derribada y el reloj vuelve a funcionar. Y funcionó. En CARNE: MATERIA PRIMA. TRIPAS. Las intervenciones se estructuraron entorno al espacio más matérico de la fábrica en el que se habían realizado las operaciones de despiece. Los ganchos que colgaban de los techos, los canales de extracción de la sangre, los azulejos fríos y húmedos nos enfrentaron a una realidad más cruda. Metáfora del horror y de la deshumanización de nuestro mundo pero también de la belleza insensata de la luz en medio de lo atroz. “Somos Carne, carne torturada, clasificada, marcada, carne que se embota y se consume. Y además seres encarnados que aman. Carne que ama”. 3


Latidos del olvido es un proyecto artístico, encaminado a “reutilizar” lugares abandonados o deteriororados, a causa del paso del tiempo y el olvido. Cuenta con la colaboración de artistas y pensadores que aportan sus intervenciones y reflexiones intentando rescatar realidades del pasado y del presente. Se trata de intervenciones efímeras de todo tipo (fotografía, pintura mural, escultura, proyecciones…) cuya máxima premisa es el respeto total y absoluto de los espacios y entornos donde son realizadas. Creaciones in situ, realizadas en un lugar, con ese lugar y para ese lugar. 2

Beats of Oblivion is an artistic project, aiming at the creative use of abandoned places. It involves the collaboration of artists and thinkers, who contribute with their work, thoughts and ideas, and try to recover past and present realities. It implies all types of ephemeral interventions (photography, painting, murals, sculpture, projections...), whose ultimate premise is total and absolute respect for the spaces and environments where they are made. On-site creations made in one place, with that place and for that place.

Hace poco más de un año nació el Proyecto “Latidos del Olvido” a partir de una idea sencilla que ha ido fructificando de forma insospechada y gratificante. El punto de partida fue la visita a VILLARIJO, un despoblado de las “Tierras Altas” de Soria donde se realizaron las primeras intervenciones artísticas. Conscientes de que los espacios abandonados son lugares de vida, nuestra estrategia fue la reapropiación, la creaocupación… Ya lo hemos dicho, es “una labor arqueológica que nos conduce a la reflexión…” Las intervenciones en Villarijo resultaron ser afloramientos de algo que ya existía. Las figuras retorcidas se corporeizaron en las paredes semiderruidas, figuras energéticas, fibrosas como alambres retorcidos emergían entre las cales descascarilladas. Voces fosilizadas, hechas luz y tinta amarillearon sobre las paredes de las habitaciones vacías y en los pajares se revelaron palabras acusadoras, contundentes como adobes. Por otro lado la vida cotidiana se mostraba encapsulada en los objetos que pertenecen a la intrahistoria de la gente común; en la cenefa de los azulejos de la cocina, un patrón geométrico que ha engendrado en nuestra mente una idea cierta de hogar.

Al mismo tiempo algunos amigos se sintieron involucrados en el proyecto y quisieron colaborar lo que nos animó a seguir y a abrir la experiencia a todos ellos, convencidos de haber establecido una comunicación firme. El siguiente paso fue intervenir en una fábrica de cárnicas donde la sensación de desolación era aún mayor. Allí permanecían las botas de los trabajadores, las tripas y los libros de contabilidad en estado de reposo como cuando la vida se ve interrumpida por el diagnóstico de una enfermedad mortal y el tiempo queda en suspenso… hasta que una puerta tapiada es derribada y el reloj vuelve a funcionar. Y funcionó. En CARNE: MATERIA PRIMA. TRIPAS. Las intervenciones se estructuraron entorno al espacio más matérico de la fábrica en el que se habían realizado las operaciones de despiece. Los ganchos que colgaban de los techos, los canales de extracción de la sangre, los azulejos fríos y húmedos nos enfrentaron a una realidad más cruda. Metáfora del horror y de la deshumanización de nuestro mundo pero también de la belleza insensata de la luz en medio de lo atroz. “Somos Carne, carne torturada, clasificada, marcada, carne que se embota y se consume. Y además seres encarnados que aman. Carne que ama”. 3


Aunque el estrago de la fábrica parecía definitivo y terminal encontramos el concepto puro, la idea destilada de abandono en la penillanura salmantina de Morille, donde nos habían invitado para participar en un encuentro creativo. Así nació la tercera ramificación del proyecto: DESOCUPADOS #KEDARTE. La desnudez del paisaje nos condujo a exploraciones más íntimas y menos comprometidas socialmente (aunque nunca del todo). La luz alumbró nuestro “estado interior” en ese espacio desértico convertido en pantalla sobre la que proyectar unos cuerpos cuarteados por las contradicciones. “Allí donde la vida es una existencia licuada, adelgazada por la supresión de lo superfluo. En el límite de la vida posible e imaginada. Es allí donde hemos concebido un sueño visionario, una verdadera alucinación”. La visión de una pugna, la del hombre que atrapado por su pasado fantasea con la levedad, que sueña con un nuevo comienzo, con una nueva forma de humanidad en una sabana quimérica. Un ser que imagina un nuevo mapa de la tierra, con nuevos caminos (una historia nueva, un cuento distinto, una narración por fin sorprendente) que le permitan salvar definitivamente los muros y las fronteras. Tras tan “alucinado” viaje volvimos a la civilización en el CENTRO SOCIAL 4

AUTOGESTIONADO TABACALERA, antigua fábrica de Tabacos de Madrid que desde hace algunos años es un espacio “ocupado”. Allí llevamos a cabo nuestra intervención hasta que fuimos “expulsados”... desalojados de los espacios abovedados del subsuelo no cedidos por el ministerio y que nos permitían no traicionar nuestra idea-guía del abandono. Los pasillos subterráneos eran el símbolo perfecto del aislamiento, de los submundos que ocultos se despliegan a nuestro alrededor multiplicando las cárceles imaginadas. A su vez eran espacios fecundos donde de la luz y la sombra creaban formas animadas por la palabra. Pero además nos permitían llevar a cabo una vindicación de los espacios laborales donde se tejen relaciones y se construyen identidades como las de las cigarreras. “Lo que importa es el espacio vivido y aprehendido por las personas. Es el proceso de encarnación que incorpora sentido y significado.” No nos hemos cansado de explorar las posibilidades de esa idea-madre que nació en Villarijo y que nos ha llevado recientemente a Pstraze, Polonia. Prometemos contarlo. Eva Lavilla Rey

Just over a year ago, the project ‘Beats of oblivion’ was born from a simple idea which has given a return in a rewarding and undreamed way. Our visit to VILLARIJO –an uninhabited place in “Tierras Altas” in Soria where the first artistic interventions were done- meant the starting point. Aware that abandoned spaces are places full of life, our strategy was the re-appropriation, the crea-occupation… As we have said: ‘It is an archeological task which leads to reflection…’ All the interventions done in Villarijo turned out to be resurgences of something already existing. Twisted figures took shape on semi-ruined walls; energetic figures -fibrous like twisted wires- emerged from chipped limes. Fossilized voices that become light and ink, got yellowish on the walls of the empty rooms and –in haylofts- accusing words (heavy like adobes) were reveled. On the other hand, everyday life was shown compressed in every item that belongs to the inner history of common people; on the friezes created by the glaze tiles in the kitchen, a geometrical pattern which has bred in our mind a certain idea of home.

At the same time, some friends felt involved in the project and wanted to collaborate, which encouraged us to carry on and to open this experience to all of them, convinced of having established a firm communication. The following step was the intervention of a meat factory where the feeling of devastation was even greater. Boots from factory workers, guts and books still stayed there leaving them to stand like the life that becomes interrupted by a diagnosis of a deadly disease and the time remains suspended… until a blocked door is demolished and the clock starts working again. And it worked. In ‘MEAT: RAW MATERIA. GUTS’ the interventions were organized around the most full of material space in the factory where quartering operations were done. Hooks hanging from the ceilings, blood draining pipes, cold and humid glaze tiles faced us up to a harsher reality. A metaphor of the horror and dehumanization of our world but also a metaphor of the foolish beauty of light among the atrocious things. ‘We are flesh; tortured classified and branded flesh; potted flesh to be consumed. And we are also incarnated beings that love. Flesh that loves.’ 5


Aunque el estrago de la fábrica parecía definitivo y terminal encontramos el concepto puro, la idea destilada de abandono en la penillanura salmantina de Morille, donde nos habían invitado para participar en un encuentro creativo. Así nació la tercera ramificación del proyecto: DESOCUPADOS #KEDARTE. La desnudez del paisaje nos condujo a exploraciones más íntimas y menos comprometidas socialmente (aunque nunca del todo). La luz alumbró nuestro “estado interior” en ese espacio desértico convertido en pantalla sobre la que proyectar unos cuerpos cuarteados por las contradicciones. “Allí donde la vida es una existencia licuada, adelgazada por la supresión de lo superfluo. En el límite de la vida posible e imaginada. Es allí donde hemos concebido un sueño visionario, una verdadera alucinación”. La visión de una pugna, la del hombre que atrapado por su pasado fantasea con la levedad, que sueña con un nuevo comienzo, con una nueva forma de humanidad en una sabana quimérica. Un ser que imagina un nuevo mapa de la tierra, con nuevos caminos (una historia nueva, un cuento distinto, una narración por fin sorprendente) que le permitan salvar definitivamente los muros y las fronteras. Tras tan “alucinado” viaje volvimos a la civilización en el CENTRO SOCIAL 4

AUTOGESTIONADO TABACALERA, antigua fábrica de Tabacos de Madrid que desde hace algunos años es un espacio “ocupado”. Allí llevamos a cabo nuestra intervención hasta que fuimos “expulsados”... desalojados de los espacios abovedados del subsuelo no cedidos por el ministerio y que nos permitían no traicionar nuestra idea-guía del abandono. Los pasillos subterráneos eran el símbolo perfecto del aislamiento, de los submundos que ocultos se despliegan a nuestro alrededor multiplicando las cárceles imaginadas. A su vez eran espacios fecundos donde de la luz y la sombra creaban formas animadas por la palabra. Pero además nos permitían llevar a cabo una vindicación de los espacios laborales donde se tejen relaciones y se construyen identidades como las de las cigarreras. “Lo que importa es el espacio vivido y aprehendido por las personas. Es el proceso de encarnación que incorpora sentido y significado.” No nos hemos cansado de explorar las posibilidades de esa idea-madre que nació en Villarijo y que nos ha llevado recientemente a Pstraze, Polonia. Prometemos contarlo. Eva Lavilla Rey

Just over a year ago, the project ‘Beats of oblivion’ was born from a simple idea which has given a return in a rewarding and undreamed way. Our visit to VILLARIJO –an uninhabited place in “Tierras Altas” in Soria where the first artistic interventions were done- meant the starting point. Aware that abandoned spaces are places full of life, our strategy was the re-appropriation, the crea-occupation… As we have said: ‘It is an archeological task which leads to reflection…’ All the interventions done in Villarijo turned out to be resurgences of something already existing. Twisted figures took shape on semi-ruined walls; energetic figures -fibrous like twisted wires- emerged from chipped limes. Fossilized voices that become light and ink, got yellowish on the walls of the empty rooms and –in haylofts- accusing words (heavy like adobes) were reveled. On the other hand, everyday life was shown compressed in every item that belongs to the inner history of common people; on the friezes created by the glaze tiles in the kitchen, a geometrical pattern which has bred in our mind a certain idea of home.

At the same time, some friends felt involved in the project and wanted to collaborate, which encouraged us to carry on and to open this experience to all of them, convinced of having established a firm communication. The following step was the intervention of a meat factory where the feeling of devastation was even greater. Boots from factory workers, guts and books still stayed there leaving them to stand like the life that becomes interrupted by a diagnosis of a deadly disease and the time remains suspended… until a blocked door is demolished and the clock starts working again. And it worked. In ‘MEAT: RAW MATERIA. GUTS’ the interventions were organized around the most full of material space in the factory where quartering operations were done. Hooks hanging from the ceilings, blood draining pipes, cold and humid glaze tiles faced us up to a harsher reality. A metaphor of the horror and dehumanization of our world but also a metaphor of the foolish beauty of light among the atrocious things. ‘We are flesh; tortured classified and branded flesh; potted flesh to be consumed. And we are also incarnated beings that love. Flesh that loves.’ 5


Although the devastation of the factory seemed definitive and terminal, we found the pure concept, the distilled idea of abandon in Morille (a place on the plain of Salamanca), where we had been invited to participate in a creative meeting. That is how the third ramification of the project: DESOCUPADOS#KEDARTE was born. The bareness of the landscape led us to more private and less socially compromised explorations. Light lit our ‘inner state of mind’ in that deserted space which had become a screen to show bodies cut up by contradictions. ‘There where life is a liquidized existence, slimmed by the suppression of superfluous things. On the borderline of a possible and imagined life. It was there where we conceived a visionary dream, a real hallucination’. The vision of a struggle: the one where the man trapped in his past fantasizes with lightness; where he dreams about a new start, a new way of humanity in a fanciful sheet. A human being that imagines a new map with new paths (a new story, a different tale, a story eventually surprising) which allow him to save walls and borders definitely. After such an eccentric trip we returned to civilization in the CENTRO SOCIAL 6

AUTOGESTIONADO TABACALERA (TABACALERA SOCIAL SELF-MANAGED CENTER), an old factory of tobacco in Madrid which has been an ‘occupied’ space for some years. There, our intervention took place till we were ‘sent off’…cleared out from vaulted spaces in the subsoil which weren’t provided by the ministry and which allowed us not to betray our leading-idea of abandon. The underground corridors were the symbol of a perfect isolation; a symbol of hidden poor atmospheres which surround us multiplying imagined jails. At the same time, they were fruitful spaces where from light and shade they created animated forms using the word. But they also allowed us to carry out a vindication of working spaces where relationships are weaved and identities like the ones in the tobacco factories are built. ‘The space lived and grasped by people is what really matters. It is the process of incarnation which incorporates sense and meaning.’ We have never got tired of exploring the chances of this mother-idea which was born in Villarijo and which has recently led us to Pstraze (Poland). We promise to tell you about it. Eva Lavilla Rey

Arte efímero y fugaz, que intenta inscribirse en la memoria de un territorio, enriqueciéndolo de manera sutil y sorprendente. Pretende dejar huella en la memoria colectiva e individual y modificar la percepción del espacio sobre todo en su aspecto sensible, sin dejar marcas perennes.

Ephemeral and brief art, trying to be part of the memory of the land, enriches it in a delicate and surprising way. It aspires to leave a trace in the collective and individual memory and modify the perception of the place.

VILLARIJO

7


Although the devastation of the factory seemed definitive and terminal, we found the pure concept, the distilled idea of abandon in Morille (a place on the plain of Salamanca), where we had been invited to participate in a creative meeting. That is how the third ramification of the project: DESOCUPADOS#KEDARTE was born. The bareness of the landscape led us to more private and less socially compromised explorations. Light lit our ‘inner state of mind’ in that deserted space which had become a screen to show bodies cut up by contradictions. ‘There where life is a liquidized existence, slimmed by the suppression of superfluous things. On the borderline of a possible and imagined life. It was there where we conceived a visionary dream, a real hallucination’. The vision of a struggle: the one where the man trapped in his past fantasizes with lightness; where he dreams about a new start, a new way of humanity in a fanciful sheet. A human being that imagines a new map with new paths (a new story, a different tale, a story eventually surprising) which allow him to save walls and borders definitely. After such an eccentric trip we returned to civilization in the CENTRO SOCIAL 6

AUTOGESTIONADO TABACALERA (TABACALERA SOCIAL SELF-MANAGED CENTER), an old factory of tobacco in Madrid which has been an ‘occupied’ space for some years. There, our intervention took place till we were ‘sent off’…cleared out from vaulted spaces in the subsoil which weren’t provided by the ministry and which allowed us not to betray our leading-idea of abandon. The underground corridors were the symbol of a perfect isolation; a symbol of hidden poor atmospheres which surround us multiplying imagined jails. At the same time, they were fruitful spaces where from light and shade they created animated forms using the word. But they also allowed us to carry out a vindication of working spaces where relationships are weaved and identities like the ones in the tobacco factories are built. ‘The space lived and grasped by people is what really matters. It is the process of incarnation which incorporates sense and meaning.’ We have never got tired of exploring the chances of this mother-idea which was born in Villarijo and which has recently led us to Pstraze (Poland). We promise to tell you about it. Eva Lavilla Rey

Arte efímero y fugaz, que intenta inscribirse en la memoria de un territorio, enriqueciéndolo de manera sutil y sorprendente. Pretende dejar huella en la memoria colectiva e individual y modificar la percepción del espacio sobre todo en su aspecto sensible, sin dejar marcas perennes.

Ephemeral and brief art, trying to be part of the memory of the land, enriches it in a delicate and surprising way. It aspires to leave a trace in the collective and individual memory and modify the perception of the place.

VILLARIJO

7


Beats Oblivion attempts to salvage the stifled whisper of the abandoned villages in our land, Soria. That is why Villarijo was chosen as the first action area, a deserted place on “Tierras Altas”. At this stage, there have been four artistic interventions created with a total respect for the ruins. Driven by the desire to fill life into the shadows, like modern magicians we strive to recover the muffled sound of a persistent heartbeat, marks of our other lives: the ones of our parents and grandparents. José Hierro said: we never are wherever we finally die; we are where we die every day. Following this premise, the absence seems to be less empty than ever. The four projects that are part of this performance (“The Shadow of Time” by Javier Arribas Pérez, “Urban Laboratory”by Diego Llorente Dominguez and “The Beauty Decline” by Paye Vargas Soria) have populated Villarijo with shadows and objects out of context, sand sculptures and projected words.

8

This meeting is motivated by the eternal question of time passage as well as the question of the final death, which the oblivion is; encouraged by the romantic and decadent taste of the ruins strangled by nature and the primary question concerning the origin and the roots. Archaeological work that drives us to a reflection on the price paid, without naive looks to the utopia but back to the essential. Eva Lavilla

Latidos del Olvido pretende rescatar el murmullo ahogado de los pueblos abandonados de nuestra tierra de Soria. Para ello se ha elegido como primer espacio de actuación Villarijo, un despoblado de las Tierras Altas. En este escenario se han realizado intervenciones artísticas con un absoluto respeto hacia las ruinas. Animados por el deseo de insuflar vida a las sombras, como magos modernos buscamos recuperar el sonido apagado de un latido persistente, las huellas de nuestras otras vidas: las de nuestros padres y abuelos. Decía José Hierro que jamás estamos donde morimos definitivamente sino donde morimos día a día. Desde esta premisa la ausencia es menos vacío que nunca. Los proyectos que integran esta actuación (La sombra del Tiempo de Javier Arribas Pérez, Laboratorio urbano de Diego Llorente Domínguez y La Belleza de la decadencia de Paye Vargas Soria) han poblado Villarijo de sombras y objetos descontextualizados y palabras proyectadas. Este encuentro está motivado por la pregunta eterna

del paso del tiempo y de la muerte definitiva que es el olvido; alentado por el gusto romántico y decadente de las ruinas estranguladas por la naturaleza y por la pregunta primordial sobre origen y las raíces. Una labor arqueológica que nos conduce a la reflexión sobre el precio pagado, sin miradas ingenuas a utópicas arcadias pero de vuelta a lo esencial. Eva Lavilla

9


Beats Oblivion attempts to salvage the stifled whisper of the abandoned villages in our land, Soria. That is why Villarijo was chosen as the first action area, a deserted place on “Tierras Altas”. At this stage, there have been four artistic interventions created with a total respect for the ruins. Driven by the desire to fill life into the shadows, like modern magicians we strive to recover the muffled sound of a persistent heartbeat, marks of our other lives: the ones of our parents and grandparents. José Hierro said: we never are wherever we finally die; we are where we die every day. Following this premise, the absence seems to be less empty than ever. The four projects that are part of this performance (“The Shadow of Time” by Javier Arribas Pérez, “Urban Laboratory”by Diego Llorente Dominguez and “The Beauty Decline” by Paye Vargas Soria) have populated Villarijo with shadows and objects out of context, sand sculptures and projected words.

8

This meeting is motivated by the eternal question of time passage as well as the question of the final death, which the oblivion is; encouraged by the romantic and decadent taste of the ruins strangled by nature and the primary question concerning the origin and the roots. Archaeological work that drives us to a reflection on the price paid, without naive looks to the utopia but back to the essential. Eva Lavilla

Latidos del Olvido pretende rescatar el murmullo ahogado de los pueblos abandonados de nuestra tierra de Soria. Para ello se ha elegido como primer espacio de actuación Villarijo, un despoblado de las Tierras Altas. En este escenario se han realizado intervenciones artísticas con un absoluto respeto hacia las ruinas. Animados por el deseo de insuflar vida a las sombras, como magos modernos buscamos recuperar el sonido apagado de un latido persistente, las huellas de nuestras otras vidas: las de nuestros padres y abuelos. Decía José Hierro que jamás estamos donde morimos definitivamente sino donde morimos día a día. Desde esta premisa la ausencia es menos vacío que nunca. Los proyectos que integran esta actuación (La sombra del Tiempo de Javier Arribas Pérez, Laboratorio urbano de Diego Llorente Domínguez y La Belleza de la decadencia de Paye Vargas Soria) han poblado Villarijo de sombras y objetos descontextualizados y palabras proyectadas. Este encuentro está motivado por la pregunta eterna

del paso del tiempo y de la muerte definitiva que es el olvido; alentado por el gusto romántico y decadente de las ruinas estranguladas por la naturaleza y por la pregunta primordial sobre origen y las raíces. Una labor arqueológica que nos conduce a la reflexión sobre el precio pagado, sin miradas ingenuas a utópicas arcadias pero de vuelta a lo esencial. Eva Lavilla

9


L

A SOMBRA DEL TIEMPO

Sr. Arribas

“La sombra del tiempo II”. (Soria, Octubre 2011) “The shadow of the time II”. (Soria, October 2011)

10

La espera que nunca termina, el recuerdo abandonado, las raíces arrancadas, el deterioro lento pero rotundo de la materia. Tantas emociones y vivencias olvidadas ¿por qué? Todo tiene un final, pero ese final… en el olvido herido por el aire, es una muerte anunciada, lenta y angustiosa. Sin opción de lucha, sin réplica, sin batalla, sin recuerdo y sin gloria. Las sombras recorren delicadamente las superficies abandonadas, sin dejar huella sobre la materia, son imágenes que pasan inadvertidas en un continuo cambio. Al enfrentarme a la sombra como imagen que ocupa un lugar en el espacio, el desarrollo de la obra está necesariamente condicionado a límites físicos; llega un punto en que el material de trabajo es un lastre y la obra tiene que desprenderse de la atadura a la propia gravedad, centrando su evolución en el universo digital. Sobre los muros y paredes olvidados comenzaré las obras con los medios tradicionales, con los materiales

“La sombra del tiempo III y IV”. “The shadow of the time III and IV”.

11


L

A SOMBRA DEL TIEMPO

Sr. Arribas

“La sombra del tiempo II”. (Soria, Octubre 2011) “The shadow of the time II”. (Soria, October 2011)

10

La espera que nunca termina, el recuerdo abandonado, las raíces arrancadas, el deterioro lento pero rotundo de la materia. Tantas emociones y vivencias olvidadas ¿por qué? Todo tiene un final, pero ese final… en el olvido herido por el aire, es una muerte anunciada, lenta y angustiosa. Sin opción de lucha, sin réplica, sin batalla, sin recuerdo y sin gloria. Las sombras recorren delicadamente las superficies abandonadas, sin dejar huella sobre la materia, son imágenes que pasan inadvertidas en un continuo cambio. Al enfrentarme a la sombra como imagen que ocupa un lugar en el espacio, el desarrollo de la obra está necesariamente condicionado a límites físicos; llega un punto en que el material de trabajo es un lastre y la obra tiene que desprenderse de la atadura a la propia gravedad, centrando su evolución en el universo digital. Sobre los muros y paredes olvidados comenzaré las obras con los medios tradicionales, con los materiales

“La sombra del tiempo III y IV”. “The shadow of the time III and IV”.

11


de la tierra, pigmentos recogidos del terreno sin aglutinante, simplemente con agua. Con el fin de realizar obras efímeras que serán digitalizadas y continuadas desde la perspectiva digital, sin ningún tipo de límite físico, en completa libertad creativa.

12

“La sombra del tiempo I”. (Soria, Septiembre 2011) “The shadow of the time I”. (Soria, September 2011)

“La sombra del tiempo III”. (Soria, Octubre 2011)

The endless waiting, abandoned memory, the torn roots and the slow, but clear decline of the matter. Many forgotten emotions and experiences. Why? Everything has an end, but this one..? In the oblivion wounded by the air, the announced death is slow and disturbing. With no chance of fighting, replies, battle, memory and with no chance of glory. The shadows pass gently through the abandoned surfaces, leaving no trace on the substance, images remain unnoticed and in a continual change. After I have faced the shadow as an image, which lies in a space, the development of this image is unavoidably constrained by physical limits; there comes a moment, in which work equipment is a burden and the work has to leave its impediment to the gravity, focus on its own evolution in the digital universe. On the oblivion walls, I will begin the works in a traditional way, with the natural materials, pigments picked up on the land without binding substance just water. In order to achieve ephemeral works, which will be digitalized and continued in a digital technique, without any kind of physical limitation and in an absolute freedom of creation.

“The shadow of the time IIII”. (Soria, October 2011)

13


de la tierra, pigmentos recogidos del terreno sin aglutinante, simplemente con agua. Con el fin de realizar obras efímeras que serán digitalizadas y continuadas desde la perspectiva digital, sin ningún tipo de límite físico, en completa libertad creativa.

12

“La sombra del tiempo I”. (Soria, Septiembre 2011) “The shadow of the time I”. (Soria, September 2011)

“La sombra del tiempo III”. (Soria, Octubre 2011)

The endless waiting, abandoned memory, the torn roots and the slow, but clear decline of the matter. Many forgotten emotions and experiences. Why? Everything has an end, but this one..? In the oblivion wounded by the air, the announced death is slow and disturbing. With no chance of fighting, replies, battle, memory and with no chance of glory. The shadows pass gently through the abandoned surfaces, leaving no trace on the substance, images remain unnoticed and in a continual change. After I have faced the shadow as an image, which lies in a space, the development of this image is unavoidably constrained by physical limits; there comes a moment, in which work equipment is a burden and the work has to leave its impediment to the gravity, focus on its own evolution in the digital universe. On the oblivion walls, I will begin the works in a traditional way, with the natural materials, pigments picked up on the land without binding substance just water. In order to achieve ephemeral works, which will be digitalized and continued in a digital technique, without any kind of physical limitation and in an absolute freedom of creation.

“The shadow of the time IIII”. (Soria, October 2011)

13


L

ABORATORIO URBANO

Diego Llorente Domínguez

“Laboratorio urbano I”. (Soria, octubre de 2011) ¿Qué miras? “Urban Laboratory I”. (Soria, october 2011) What are you looking at?

14

“LABORATORIO URBANO”

“URBAN LABORATORY”

La tradición, cultura y costumbres de un pueblo no son triviales ni iguales para toda la humanidad. Cada contexto define unos problemas y soluciones independientes. Existen también realidades universales y atemporales: las plazas son puntos de encuentro, las casas unidades habitables o funcionales y las calles, conexiones entre ellas. Pero cada una responde a una necesidad y el conjunto de ellas caracteriza la identidad de una cultura. Distintas decisiones marcan una dirección, un comportamiento y una evolución. En ocasiones estas decisiones son erróneas y arrastran consecuencias fatales. Otras veces son acertadas y suponen un avance de la sociedad. Existen también decisiones aleatorias que no llevan a ningún punto y simplemente quedan en el olvido. Pero en mayor o menor medida todas construyen la historia que vivimos. Este trabajo, pretende reinventar la realidad, cuestionar cada una de las decisiones tomadas y valorarlas en función a las necesidades de la sociedad.

Tradition, culture and customs of people are not trivial or equal for the whole humanity. Each context defines different problems and solutions. There are universal and timeless realities: the squares are meeting points, the buildings are residential houses or functional places, and finally streets as the connections between them. However, each of them meets a need and they altogether describe the identity of a culture. Different decisions indicate certain direction, behaviour and evolution. Sometimes these decisions are wrong and carry on fatal consequences. Occasionally, they are successful and represent an advance for the society. There are also random decisions, which do not lead to any point but just fall into the oblivion thus building our history to a greater or lesser extent. This work aims at reinventing the reality, inquiring about each of the decisions and evaluating them according to the needs of the society.

15


L

ABORATORIO URBANO

Diego Llorente Domínguez

“Laboratorio urbano I”. (Soria, octubre de 2011) ¿Qué miras? “Urban Laboratory I”. (Soria, october 2011) What are you looking at?

14

“LABORATORIO URBANO”

“URBAN LABORATORY”

La tradición, cultura y costumbres de un pueblo no son triviales ni iguales para toda la humanidad. Cada contexto define unos problemas y soluciones independientes. Existen también realidades universales y atemporales: las plazas son puntos de encuentro, las casas unidades habitables o funcionales y las calles, conexiones entre ellas. Pero cada una responde a una necesidad y el conjunto de ellas caracteriza la identidad de una cultura. Distintas decisiones marcan una dirección, un comportamiento y una evolución. En ocasiones estas decisiones son erróneas y arrastran consecuencias fatales. Otras veces son acertadas y suponen un avance de la sociedad. Existen también decisiones aleatorias que no llevan a ningún punto y simplemente quedan en el olvido. Pero en mayor o menor medida todas construyen la historia que vivimos. Este trabajo, pretende reinventar la realidad, cuestionar cada una de las decisiones tomadas y valorarlas en función a las necesidades de la sociedad.

Tradition, culture and customs of people are not trivial or equal for the whole humanity. Each context defines different problems and solutions. There are universal and timeless realities: the squares are meeting points, the buildings are residential houses or functional places, and finally streets as the connections between them. However, each of them meets a need and they altogether describe the identity of a culture. Different decisions indicate certain direction, behaviour and evolution. Sometimes these decisions are wrong and carry on fatal consequences. Occasionally, they are successful and represent an advance for the society. There are also random decisions, which do not lead to any point but just fall into the oblivion thus building our history to a greater or lesser extent. This work aims at reinventing the reality, inquiring about each of the decisions and evaluating them according to the needs of the society.

15


“Laboratorio urbano II”. (Soria, octubre de 2011) Una trama en la que empezar a pensar, a ordenar, a utilizar. Igual que las ideas con el tiempo toma otra forma, pero siempre queda su esencia... “Laboratorio urbano IV”. (Soria, octubre de 2011) Principio o fin. Tomar el camino o esperar su llegada. “Urban Laboratory IV”. (Soria, october 2011) Beginning or ending. Take the way or wait for it.

16

“Urban Laboratory II”. (Soria, october 2011) A grid to begin thinking, arranging, using. In the same way, the ideas turn into another shape with the time, but always keep the essence…

17


“Laboratorio urbano II”. (Soria, octubre de 2011) Una trama en la que empezar a pensar, a ordenar, a utilizar. Igual que las ideas con el tiempo toma otra forma, pero siempre queda su esencia... “Laboratorio urbano IV”. (Soria, octubre de 2011) Principio o fin. Tomar el camino o esperar su llegada. “Urban Laboratory IV”. (Soria, october 2011) Beginning or ending. Take the way or wait for it.

16

“Urban Laboratory II”. (Soria, october 2011) A grid to begin thinking, arranging, using. In the same way, the ideas turn into another shape with the time, but always keep the essence…

17


L

A BELLEZA DE LA DECADENCIA

Paye Vargas Soria

Se trata de proyecciones de textos y palabras y vinilos pegados sobre las paredes de los diferentes espacios de lugares abadonados... This project consists of projections of texts and words, placed vinyl on the walls and installations with different elements appearing in the space of the abandoned places...

18

19


L

A BELLEZA DE LA DECADENCIA

Paye Vargas Soria

Se trata de proyecciones de textos y palabras y vinilos pegados sobre las paredes de los diferentes espacios de lugares abadonados... This project consists of projections of texts and words, placed vinyl on the walls and installations with different elements appearing in the space of the abandoned places...

18

19


Investidos de un aura especial, los lugares abandonados se recrean a sí mismos al convertirse en “ruinas”; transfigurándose en algo que sólo eran en potencia. Son el futuro materializado; la prueba más tangible de lo efímero. Todo se retuerce, se quiebra, se tambalea y cruje. Aquel que soñó con la perennidad, se ve sumido en el ocaso; muchas veces antes de lo imaginado o previsto. Como si fueran los fotogramas de una película antigua que no terminó de proyectarse, o tal vez las últimas escenas de un optimismo irreal e ingenuo, el devenir de los sitios abandonados nos enseña que todos estamos condenados a ser recuerdo y después olvido. Passionate about special aura, the abandoned places recreated themselves turning into “ruins”; becoming something, they were just as potential. They are the future brought to fruition; the most tangible proof of the ephemeral. Everything wrings, breaks, totters and cracks. Anyone, who dreamed about perpetuity, will be plunged into decline faster than expected. As stills in an old film, which has never been projected, or maybe as the last scenes of an unreal and naive optimism, the evolution of the abandoned places teaches us that we are sentenced to be just memories and then oblivion. 20

“Susurros del silencio” “Sighs of the silence”

21


Investidos de un aura especial, los lugares abandonados se recrean a sí mismos al convertirse en “ruinas”; transfigurándose en algo que sólo eran en potencia. Son el futuro materializado; la prueba más tangible de lo efímero. Todo se retuerce, se quiebra, se tambalea y cruje. Aquel que soñó con la perennidad, se ve sumido en el ocaso; muchas veces antes de lo imaginado o previsto. Como si fueran los fotogramas de una película antigua que no terminó de proyectarse, o tal vez las últimas escenas de un optimismo irreal e ingenuo, el devenir de los sitios abandonados nos enseña que todos estamos condenados a ser recuerdo y después olvido. Passionate about special aura, the abandoned places recreated themselves turning into “ruins”; becoming something, they were just as potential. They are the future brought to fruition; the most tangible proof of the ephemeral. Everything wrings, breaks, totters and cracks. Anyone, who dreamed about perpetuity, will be plunged into decline faster than expected. As stills in an old film, which has never been projected, or maybe as the last scenes of an unreal and naive optimism, the evolution of the abandoned places teaches us that we are sentenced to be just memories and then oblivion. 20

“Susurros del silencio” “Sighs of the silence”

21


C

olaboraciones

22

Toda huida tiene un precio

El libro del olvido I

No podré volver de mi dilatado exilio como si volviera de la nada. Lo siento, tierra mía, donde el tallo floreció hasta que se hizo carne de horizonte.

Te pido que florezcas, que florezcas dulcemente

Recuerdo la claridad, los rincones de la culpa a los catorce años, pero no podré volver más que a visitar a los enfermos.

y que nada ya te hiera,

Lo siento, tierra mía. Huí, mas la traición nunca llegará a la sangre. Ahí está la palabra, mano tierna, que dejará mi nombre por los caminos que tú ya sabes.

la belleza infinita

que nada rompa

que se aloja en tu esperanza

El deseo será herida para siempre, la vuelta será refugio de la herida, carne de horizonte, cuando antaño, en aquellos días del trabajo, la cuna hizo llaga y los caminos de la reja y de la albarda me pusieron a resguardo del olvido, aunque no pueda volver de mi dilatado exilio como si volviera de la nada.

escribas para mí el libro cierto

(Del libro Castilla, roca y verbo) Silvano Andrés de la Morena

Francisco José Francisco Carrera

y que con todo lo aprendido

de la vida de la muerte y del olvido.

Los hombres...

Los hombres construyen casas, levantan edificios, abren el espacio para plazas, para calles que transitar; hacen un mundo donde lo que había, simplemente, era la presencia indiferente del cosmos, de las piedras y los arbustos. Ese mundo está hecho para permanecer, para que exista algo duradero que escape a la hecatombe continua del tiempo y los procesos naturales, para fundar un lugar. Pero el mundo, para seguir siendo mundo y no meramente materia en devenir inacabable, necesita que quienes lo construyen y lo heredan se cuiden, a su vez, de conservarlo. Sin el cuidado de las cosas, se abate sobre ellas la amenaza de la desaparición, y regresan a ser momentos del metabolismo de la naturaleza, alimentos perecederos de los que el universo se nutre para seguir en movimiento. Entonces, la piedra que levantaba habitaciones vuelve a fundirse con el suelo; el adobe se derrite hasta ser, otra vez, barro; la plaza es de nuevo ganada por la vegetación que abole el espacio en el que los hombres

hablaban, se insultaban, comerciaban o reían. Cuando lo hecho para permanecer es abandonado, a los hombres sólo les queda ser operarios del proceso digestivo de la naturaleza. Cuando lo levantado para durar es descuidado, los hombres se quedan sin mundo, y sólo les queda la preocupación por sí mismos. Trabajan y consumen sin dejar nada persistente. Detrás, como resto de un pasado en el que todavía había cosas, han quedado las paredes, los escalones que llevaban al piso de arriba, las mecedoras, las colchas de punto y el quicio de las puertas; también las tejas, las persianas inútiles, las muñecas de trapo, el atizador del fuego, el marco de las ventanas. Lentamente van borrándose, diluyén, desvaneciéndose en una naturaleza que se inmiscuye por las grietas y las junturas y, algún día, lo devorará todo. Pero hoy, todavía, llevan adheridas las sombras de quienes las heredaron, las usaron y transmitieron, porque las cosas guardan el rastro de aquel que alguna vez cuidó de ellas. Borja Lucena Góngora

23


C

olaboraciones

22

Toda huida tiene un precio

El libro del olvido I

No podré volver de mi dilatado exilio como si volviera de la nada. Lo siento, tierra mía, donde el tallo floreció hasta que se hizo carne de horizonte.

Te pido que florezcas, que florezcas dulcemente

Recuerdo la claridad, los rincones de la culpa a los catorce años, pero no podré volver más que a visitar a los enfermos.

y que nada ya te hiera,

Lo siento, tierra mía. Huí, mas la traición nunca llegará a la sangre. Ahí está la palabra, mano tierna, que dejará mi nombre por los caminos que tú ya sabes.

la belleza infinita

que nada rompa

que se aloja en tu esperanza

El deseo será herida para siempre, la vuelta será refugio de la herida, carne de horizonte, cuando antaño, en aquellos días del trabajo, la cuna hizo llaga y los caminos de la reja y de la albarda me pusieron a resguardo del olvido, aunque no pueda volver de mi dilatado exilio como si volviera de la nada.

escribas para mí el libro cierto

(Del libro Castilla, roca y verbo) Silvano Andrés de la Morena

Francisco José Francisco Carrera

y que con todo lo aprendido

de la vida de la muerte y del olvido.

Los hombres...

Los hombres construyen casas, levantan edificios, abren el espacio para plazas, para calles que transitar; hacen un mundo donde lo que había, simplemente, era la presencia indiferente del cosmos, de las piedras y los arbustos. Ese mundo está hecho para permanecer, para que exista algo duradero que escape a la hecatombe continua del tiempo y los procesos naturales, para fundar un lugar. Pero el mundo, para seguir siendo mundo y no meramente materia en devenir inacabable, necesita que quienes lo construyen y lo heredan se cuiden, a su vez, de conservarlo. Sin el cuidado de las cosas, se abate sobre ellas la amenaza de la desaparición, y regresan a ser momentos del metabolismo de la naturaleza, alimentos perecederos de los que el universo se nutre para seguir en movimiento. Entonces, la piedra que levantaba habitaciones vuelve a fundirse con el suelo; el adobe se derrite hasta ser, otra vez, barro; la plaza es de nuevo ganada por la vegetación que abole el espacio en el que los hombres

hablaban, se insultaban, comerciaban o reían. Cuando lo hecho para permanecer es abandonado, a los hombres sólo les queda ser operarios del proceso digestivo de la naturaleza. Cuando lo levantado para durar es descuidado, los hombres se quedan sin mundo, y sólo les queda la preocupación por sí mismos. Trabajan y consumen sin dejar nada persistente. Detrás, como resto de un pasado en el que todavía había cosas, han quedado las paredes, los escalones que llevaban al piso de arriba, las mecedoras, las colchas de punto y el quicio de las puertas; también las tejas, las persianas inútiles, las muñecas de trapo, el atizador del fuego, el marco de las ventanas. Lentamente van borrándose, diluyén, desvaneciéndose en una naturaleza que se inmiscuye por las grietas y las junturas y, algún día, lo devorará todo. Pero hoy, todavía, llevan adheridas las sombras de quienes las heredaron, las usaron y transmitieron, porque las cosas guardan el rastro de aquel que alguna vez cuidó de ellas. Borja Lucena Góngora

23


De pueblos y fantasmas

Hace ya siete años que la soriana Mercedes Álvarez nos regaló esa película llena de poesía, ese documental cargado de historias y de historia, que es El cielo gira. Una crónica del abandono y del paso del tiempo que, en su naturaleza simbólica, condensa la historia de nuestra tierra castellana, todo el tiempo vivido por sus habitantes y todas las horas que ya nunca serán. Resulta paradójico que una película tan viva como aquella (que llevaba toda una narración escondida detrás su andamiaje documental) nos esté hablando en realidad de una muerte lenta, la de nuestros pueblos y nuestros campos. Los campos de Castilla que, como sus gentes, se consumen en su propia despoblación y abandono. Más de una década después, el arte vuelve a adueñarse del mismo tema, de aquella nostalgia triste que contagiaba El cielo gira. La adversidad no desaparece por el simple hecho de apartar los ojos, las ruinas no despiertan solas de su silencio. Esa es la evidencia, 24

obstinada como las manijas de un reloj, que nos quiere recordar Latidos del olvido, la intervención artística que tres creadores sorianos (Javier Arribas Pérez, Diego Llorente Domínguez y Paye Vargas Soria) llevaron a cabo en Villarijo; otro de tantos pueblos olvidados en la región. “Latidos del Olvido pretende rescatar el murmullo ahogado de los pueblos abandonados de nuestra tierra de Soria. Para ello se ha elegido como primer espacio de actuación Villarijo, un despoblado de las Tierras Altas. En este escenario se han realizado numerosas intervenciones artísticas con un absoluto respeto hacia las ruinas”, señala la profesora de historia Eva Lavilla en el prólogo-presentación de la intervención. Así sucedió y así sigue sucediendo: Javier Arribas rescata/recrea sombras en las paredes mudas (“La sombra del tiempo”), Diego Llorente inventa escenarios que cuestionaran las decisiones del pasado (“Laboratorio urbano”) y Paye Vargas proyecta palabras de luz, textos fugaces que no dejaron más huella sobre los muros que el recuerdo de su presencia (“La belleza de la decadencia”).

Tres artistas, tres individuos de carne y hueso insuflándole vida a las sombras y a los espíritus de otro tiempo, creando entre escombros y vestigios del pasado,como aquellos viajeros románticos que creían descubrir la belleza entre las ruinas de civilizaciones decadentes. No me dirán ustedes que no es un proyecto valiente y sugerente. Cuánto les hubiera gustado a los habitantes de Villarejo que ya no son, que ya no estarán. Ustedes, al contrario que ellos, todavía tienen tiempo de pasearse por este blog para constatar que Soria y sus artistas aún están muy vivos. Rubén Varillas

Calles deshabitadas por la lluvia III

El fracaso es un río de aguas estancadas. Alguien te arrojó al agua, y más valiera que te hubieses ahogado lentamente, con mansa aceptación, sin resistencia. Te debates ahora sin saber con certeza lo que va a ser de ti en estos tiempos de niebla y desazón. Sólo ves sombras danzando a tus espaldas, mariposas de alambre en un cielo sin luz. Y quisieras llorar pero no puedes. No quieres aceptar ese silencio que se instala en tu pecho sin llamarlo. Te gustaría gritar, pero no sabes dónde se esconde el grito, su refugio secreto, el lugar de la sangre. La ciénaga te oculta y estás solo.

Julián Alonso

25


De pueblos y fantasmas

Hace ya siete años que la soriana Mercedes Álvarez nos regaló esa película llena de poesía, ese documental cargado de historias y de historia, que es El cielo gira. Una crónica del abandono y del paso del tiempo que, en su naturaleza simbólica, condensa la historia de nuestra tierra castellana, todo el tiempo vivido por sus habitantes y todas las horas que ya nunca serán. Resulta paradójico que una película tan viva como aquella (que llevaba toda una narración escondida detrás su andamiaje documental) nos esté hablando en realidad de una muerte lenta, la de nuestros pueblos y nuestros campos. Los campos de Castilla que, como sus gentes, se consumen en su propia despoblación y abandono. Más de una década después, el arte vuelve a adueñarse del mismo tema, de aquella nostalgia triste que contagiaba El cielo gira. La adversidad no desaparece por el simple hecho de apartar los ojos, las ruinas no despiertan solas de su silencio. Esa es la evidencia, 24

obstinada como las manijas de un reloj, que nos quiere recordar Latidos del olvido, la intervención artística que tres creadores sorianos (Javier Arribas Pérez, Diego Llorente Domínguez y Paye Vargas Soria) llevaron a cabo en Villarijo; otro de tantos pueblos olvidados en la región. “Latidos del Olvido pretende rescatar el murmullo ahogado de los pueblos abandonados de nuestra tierra de Soria. Para ello se ha elegido como primer espacio de actuación Villarijo, un despoblado de las Tierras Altas. En este escenario se han realizado numerosas intervenciones artísticas con un absoluto respeto hacia las ruinas”, señala la profesora de historia Eva Lavilla en el prólogo-presentación de la intervención. Así sucedió y así sigue sucediendo: Javier Arribas rescata/recrea sombras en las paredes mudas (“La sombra del tiempo”), Diego Llorente inventa escenarios que cuestionaran las decisiones del pasado (“Laboratorio urbano”) y Paye Vargas proyecta palabras de luz, textos fugaces que no dejaron más huella sobre los muros que el recuerdo de su presencia (“La belleza de la decadencia”).

Tres artistas, tres individuos de carne y hueso insuflándole vida a las sombras y a los espíritus de otro tiempo, creando entre escombros y vestigios del pasado,como aquellos viajeros románticos que creían descubrir la belleza entre las ruinas de civilizaciones decadentes. No me dirán ustedes que no es un proyecto valiente y sugerente. Cuánto les hubiera gustado a los habitantes de Villarejo que ya no son, que ya no estarán. Ustedes, al contrario que ellos, todavía tienen tiempo de pasearse por este blog para constatar que Soria y sus artistas aún están muy vivos. Rubén Varillas

Calles deshabitadas por la lluvia III

El fracaso es un río de aguas estancadas. Alguien te arrojó al agua, y más valiera que te hubieses ahogado lentamente, con mansa aceptación, sin resistencia. Te debates ahora sin saber con certeza lo que va a ser de ti en estos tiempos de niebla y desazón. Sólo ves sombras danzando a tus espaldas, mariposas de alambre en un cielo sin luz. Y quisieras llorar pero no puedes. No quieres aceptar ese silencio que se instala en tu pecho sin llamarlo. Te gustaría gritar, pero no sabes dónde se esconde el grito, su refugio secreto, el lugar de la sangre. La ciénaga te oculta y estás solo.

Julián Alonso

25


Quizรกs solamente en estos agujeros espacio-temporales seamos capaces de encontrar el espacio a nuestra medida.

Maybe just in those space/time holes we will be able to find out a place that suits us..?

CARNE: MATERIA PRIMA

26

27


Quizรกs solamente en estos agujeros espacio-temporales seamos capaces de encontrar el espacio a nuestra medida.

Maybe just in those space/time holes we will be able to find out a place that suits us..?

CARNE: MATERIA PRIMA

26

27


28

Meat: raw material

Carne: materia prima

This deserted place in the heart of the city surrounded by liveliness, voices and urban sounds- evokes boxes of silence and decadent stillness. In former times, it was a place where, day-to-day, people used to work, suffer and dream. Ironically, the deepest peace took possession of it and the appeasement experienced in its surroundings recreates in our minds the false eternity of those things which seem to keep out of time. Every crack is an unknown story. Every damp patch is a slap against the “progress” linked to the building in the past. Every single spoiled surrounding means a particular decline. Nowadays we go accompanied with the desolation and the utter degradation of the production. Traces of life, involve us in a new adventure for urban explorers easily led by the magic and the mystery of neglected items.

Rodeado de vida, de voces, de sonidos urbanos, este lugar abandonado en el corazón de la ciudad evoca cajas de silencio y de decadente tranquilidad. En algún momento fue el lugar donde a diario se trabajaba, se sufría y se soñaba. Irónicamente la paz más absoluta se ha apoderado de él y el apaciguamiento experimentado en sus ambientes recrean en nuestra imaginación la falsa eternidad de aquellas cosas que parecen quedar al margen del tiempo. Cada grieta es una historia ignota. Cada mancha de humedad una bofetada al “progreso”, en algún momento asociado al edificio. Cada ambiente deteriorado una decadencia particular. Hoy nos acompañan la desolación y el abandono total de la producción, vestigios de vida, nos envuelven en una nueva aventura a los exploradores urbanos, dejándonos llevar por la magia y el misterio de lo abandonado.

No le sonrías nunca

Su vida -sus recuerdoses una colección de postales insulsas, instantáneas de un tiempo inexistente, frustraciones a todo color, recuerdos de lugares, poses, días encerrados en las dos dimensiones - trece por dieciocho de su cerebro plano. Julián Alonso

El brillo trepanó azul

Cuando aquel brillo trepanó azul el gozne de tu vientre, las estrellas cansaban el camino entre el caucho del asfalto. Todo soledad en el silencio blanco del neón, de poco sirvió el grito de mi voz medrosa. Tu mano buscaba, entre la sangre que soñaba libertad, recta el auxilio de una mano. Solos, sin ladridos de perros a lo lejos, miramos nuestras caras amarillas, con la rabia de las palabras que se ignoraban en la niebla del brillo azul en el asfalto. Silvano Andrés de la Morena del libro “Cuchillos de mudanza”

29


28

Meat: raw material

Carne: materia prima

This deserted place in the heart of the city surrounded by liveliness, voices and urban sounds- evokes boxes of silence and decadent stillness. In former times, it was a place where, day-to-day, people used to work, suffer and dream. Ironically, the deepest peace took possession of it and the appeasement experienced in its surroundings recreates in our minds the false eternity of those things which seem to keep out of time. Every crack is an unknown story. Every damp patch is a slap against the “progress” linked to the building in the past. Every single spoiled surrounding means a particular decline. Nowadays we go accompanied with the desolation and the utter degradation of the production. Traces of life, involve us in a new adventure for urban explorers easily led by the magic and the mystery of neglected items.

Rodeado de vida, de voces, de sonidos urbanos, este lugar abandonado en el corazón de la ciudad evoca cajas de silencio y de decadente tranquilidad. En algún momento fue el lugar donde a diario se trabajaba, se sufría y se soñaba. Irónicamente la paz más absoluta se ha apoderado de él y el apaciguamiento experimentado en sus ambientes recrean en nuestra imaginación la falsa eternidad de aquellas cosas que parecen quedar al margen del tiempo. Cada grieta es una historia ignota. Cada mancha de humedad una bofetada al “progreso”, en algún momento asociado al edificio. Cada ambiente deteriorado una decadencia particular. Hoy nos acompañan la desolación y el abandono total de la producción, vestigios de vida, nos envuelven en una nueva aventura a los exploradores urbanos, dejándonos llevar por la magia y el misterio de lo abandonado.

No le sonrías nunca

Su vida -sus recuerdoses una colección de postales insulsas, instantáneas de un tiempo inexistente, frustraciones a todo color, recuerdos de lugares, poses, días encerrados en las dos dimensiones - trece por dieciocho de su cerebro plano. Julián Alonso

El brillo trepanó azul

Cuando aquel brillo trepanó azul el gozne de tu vientre, las estrellas cansaban el camino entre el caucho del asfalto. Todo soledad en el silencio blanco del neón, de poco sirvió el grito de mi voz medrosa. Tu mano buscaba, entre la sangre que soñaba libertad, recta el auxilio de una mano. Solos, sin ladridos de perros a lo lejos, miramos nuestras caras amarillas, con la rabia de las palabras que se ignoraban en la niebla del brillo azul en el asfalto. Silvano Andrés de la Morena del libro “Cuchillos de mudanza”

29


L

A SOMBRA DEL TIEMPO

Sr. Arribas

“La sombra del tiempo X”. (Marzo 2012) El cuerpo está preparado para la batalla pero golpe tras golpe domestican a las fieras que sin réplica asumen y acatan su destino. “The shadow of the time X”. (March 2012) Body is armed for the fight, but blow after blow beasts are tamed as they assume not to reply and thus accept their own destiny.

30

“La sombra del Tiempo XI”. (Abril 2012) “The shadow of the time XI”. (April 2012)

31


L

A SOMBRA DEL TIEMPO

Sr. Arribas

“La sombra del tiempo X”. (Marzo 2012) El cuerpo está preparado para la batalla pero golpe tras golpe domestican a las fieras que sin réplica asumen y acatan su destino. “The shadow of the time X”. (March 2012) Body is armed for the fight, but blow after blow beasts are tamed as they assume not to reply and thus accept their own destiny.

30

“La sombra del Tiempo XI”. (Abril 2012) “The shadow of the time XI”. (April 2012)

31


El blanco frío y duro de los azulejos se apodera de cualquier otro elemento y los ganchos para colgar carne te sitúan ante la dureza del lugar, delante de estos lienzos cuando coges el pincel la adrenalina sube a niveles adictivos. Este proyecto inicialmente surgió con la intención de mantener estas sensaciones, no tenía el planteamiento en el que finalmente ha derivado. En un principio me planteé una continuidad de “La sombra del Tiempo” y de hecho, los murales realizados mantenían esa línea de trabajo. Pero, casualidad o destino, me comentaron que en una de las fotografías de mis obras se percibía una inscripción en la que se leía claramente GOWY, la cual había pasado desapercibida anteriormente para mí. Forma parte de la obra “La sombra del tiempo VII”. Esta inscripción surgió fortuitamente durante el proceso sin ninguna intencionalidad. Curiosamente, al escribir Gowy en cualquier buscador de Internet, aparece como un pintor flamenco (1615-1661) y entre sus obras destaca especialmente “La caída de Ícaro” (1636-37) que se encuentra en el Museo de El Prado. El mural que estaba pintando guarda grandes similitudes con el tema. Saquen ustedes sus propias conclusiones.

The cold and hard white of the tiles overcome any other element and the meat-hooks leave us among the hardness of the site; in front of these canvas when you take a brush, the adrenaline grows to addictive levels. First of all, this project emerged with the intention to keep these feelings it did not finish the way it was planned. At the beginning, I thought about continuing “The shadow of the time” and in fact, the made murals kept this line of work. But, by chance or fate, it was pointed out to me that in one of the pictures of my work an inscription which reads GOWY was noticed, and had been overlooked by me. It is a part of “the shadow of the time VIII”. This inscription has arisen accidently during the process. Curiously enough, while searching for Gowy on the Internet, it appears that he is a Flemish painter (1615-1661) and among his most outstanding works are: “The Fall of Icarus” (1636-37) at Prado Museum (Madrid). The mural I have painted has many relations with this topic. Draw your own conclusions.

“La sombra del tiempo VI, VIII y IX”. “The shadow of the time VI, VIII y IX”.

32

33


El blanco frío y duro de los azulejos se apodera de cualquier otro elemento y los ganchos para colgar carne te sitúan ante la dureza del lugar, delante de estos lienzos cuando coges el pincel la adrenalina sube a niveles adictivos. Este proyecto inicialmente surgió con la intención de mantener estas sensaciones, no tenía el planteamiento en el que finalmente ha derivado. En un principio me planteé una continuidad de “La sombra del Tiempo” y de hecho, los murales realizados mantenían esa línea de trabajo. Pero, casualidad o destino, me comentaron que en una de las fotografías de mis obras se percibía una inscripción en la que se leía claramente GOWY, la cual había pasado desapercibida anteriormente para mí. Forma parte de la obra “La sombra del tiempo VII”. Esta inscripción surgió fortuitamente durante el proceso sin ninguna intencionalidad. Curiosamente, al escribir Gowy en cualquier buscador de Internet, aparece como un pintor flamenco (1615-1661) y entre sus obras destaca especialmente “La caída de Ícaro” (1636-37) que se encuentra en el Museo de El Prado. El mural que estaba pintando guarda grandes similitudes con el tema. Saquen ustedes sus propias conclusiones.

The cold and hard white of the tiles overcome any other element and the meat-hooks leave us among the hardness of the site; in front of these canvas when you take a brush, the adrenaline grows to addictive levels. First of all, this project emerged with the intention to keep these feelings it did not finish the way it was planned. At the beginning, I thought about continuing “The shadow of the time” and in fact, the made murals kept this line of work. But, by chance or fate, it was pointed out to me that in one of the pictures of my work an inscription which reads GOWY was noticed, and had been overlooked by me. It is a part of “the shadow of the time VIII”. This inscription has arisen accidently during the process. Curiously enough, while searching for Gowy on the Internet, it appears that he is a Flemish painter (1615-1661) and among his most outstanding works are: “The Fall of Icarus” (1636-37) at Prado Museum (Madrid). The mural I have painted has many relations with this topic. Draw your own conclusions.

“La sombra del tiempo VI, VIII y IX”. “The shadow of the time VI, VIII y IX”.

32

33


F

ABRICACIÓN EN SERIE

Diego Llorente Domínguez

“Fabricación en serie II”. Producto; bien o servicio que se ofrece al mercado para cubrir un deseo o una necesidad. “Mass production II”. Product; any assets or services offered to the market in order to fulfil a desire or a necessity.

34

“FABRICACIÓN EN SERIE”

“MASS PRODUCTION”

Poco o nada cuesta ser uno más. El trabajo dignifica al hombre, el trabajo responde a: “¿Qué eres?” o “¿qué quieres ser?”. Negar su respuesta es negar la realidad, lo que hacemos transforma al mundo y éste nos transforma a nosotros. Todos somos diferentes. Hace ya mucho tiempo que la industrialización ganó la partida a la artesanía y con ella se estandarizaron nuestras vidas, sin embargo negar sus ventajas es absurdo; precios asequibles, rentabilidad, eficiencia. Nuevos términos que determinan nuestro día, nuevos valores que nacieron para aportar ventajas a la humanidad. Si tenemos el control sobre ellos y los utilizamos como herramienta disfrutaremos de una vida más plena. Si no, serán nuestros verdugos; producirán nuestras necesidades y nuestras deudas. Este trabajo busca una reflexión sobre ello. A través de los espacios de una fábrica, de sus productos, de los elementos que componen el lugar y de la huella de las personas, se pretende crear un escenario que nos permita abstraer la esencia de nuestro papel en la sociedad como parte activa de ella. Redefiniendo y revisando los significados de términos más elementales que definen la producción en serie.

It takes nothing or almost nothing to be just like all the rest. Work dignifies a man, work gives answer to: “what are you?” or “what do you want to do?” Refusing that question means refusing reality, everything we do transforms the world, and the world transforms us. We are all different. Industrialization overcame the crafts years ago and therefore our life became standardized. However, refusing its advantages is absurd; affordable prices, profitability, efficiency. New terms that determine how we act each and every day, new values created for bringing many advantages to humanity. If we do control it and continue using it like a tool, we will enjoy a fuller life. Otherwise, it will be our executioner, producing our needs and our debts. This work attempts to look for a reflection about it. Through the space of a factory, its products, the elements composing the site and the traces of people, it attempts to create a stage, which will allow us to abstract the essence of our role in society as an active part of the community. Redefining and revising the meanings of the simplest terms, which define mass production.

35


F

ABRICACIÓN EN SERIE

Diego Llorente Domínguez

“Fabricación en serie II”. Producto; bien o servicio que se ofrece al mercado para cubrir un deseo o una necesidad. “Mass production II”. Product; any assets or services offered to the market in order to fulfil a desire or a necessity.

34

“FABRICACIÓN EN SERIE”

“MASS PRODUCTION”

Poco o nada cuesta ser uno más. El trabajo dignifica al hombre, el trabajo responde a: “¿Qué eres?” o “¿qué quieres ser?”. Negar su respuesta es negar la realidad, lo que hacemos transforma al mundo y éste nos transforma a nosotros. Todos somos diferentes. Hace ya mucho tiempo que la industrialización ganó la partida a la artesanía y con ella se estandarizaron nuestras vidas, sin embargo negar sus ventajas es absurdo; precios asequibles, rentabilidad, eficiencia. Nuevos términos que determinan nuestro día, nuevos valores que nacieron para aportar ventajas a la humanidad. Si tenemos el control sobre ellos y los utilizamos como herramienta disfrutaremos de una vida más plena. Si no, serán nuestros verdugos; producirán nuestras necesidades y nuestras deudas. Este trabajo busca una reflexión sobre ello. A través de los espacios de una fábrica, de sus productos, de los elementos que componen el lugar y de la huella de las personas, se pretende crear un escenario que nos permita abstraer la esencia de nuestro papel en la sociedad como parte activa de ella. Redefiniendo y revisando los significados de términos más elementales que definen la producción en serie.

It takes nothing or almost nothing to be just like all the rest. Work dignifies a man, work gives answer to: “what are you?” or “what do you want to do?” Refusing that question means refusing reality, everything we do transforms the world, and the world transforms us. We are all different. Industrialization overcame the crafts years ago and therefore our life became standardized. However, refusing its advantages is absurd; affordable prices, profitability, efficiency. New terms that determine how we act each and every day, new values created for bringing many advantages to humanity. If we do control it and continue using it like a tool, we will enjoy a fuller life. Otherwise, it will be our executioner, producing our needs and our debts. This work attempts to look for a reflection about it. Through the space of a factory, its products, the elements composing the site and the traces of people, it attempts to create a stage, which will allow us to abstract the essence of our role in society as an active part of the community. Redefining and revising the meanings of the simplest terms, which define mass production.

35


“Fabricación en serie IV”.

Trabajo, prestación de servicios de forma voluntaria. “Mass production IV”.

Work; provision of services on a voluntary basis.

36

“Fabricación en serie I”.

Proceso de transformación de ideas en servicios útiles. “Mass production I”.

Transformation process of ideas into useful services.

37


“Fabricación en serie IV”.

Trabajo, prestación de servicios de forma voluntaria. “Mass production IV”.

Work; provision of services on a voluntary basis.

36

“Fabricación en serie I”.

Proceso de transformación de ideas en servicios útiles. “Mass production I”.

Transformation process of ideas into useful services.

37


T

RANSPARENTE

Enrique Rubio Romero

“TRANSPARENTE” No existen las formas, sólo la necesidad de buscarlas. No existe el tiempo, sólo la pátina que cubre de verdad. El tiempo impone su razón, la obra surge de la nada... El reto de enfrentarme a un espacio aparentemente abandonado es el revulsivo de la búsqueda de las formas, éstas tienen su vida propia, crecen y nos dan más de lo que les pedimos. 38

Como planteamiento inicial, la nada. Como recursos materiales, ninguno. Premisas esenciales para crear algo, algo ligado al lugar que lo genera. Sólo partiendo de los materiales o de los recursos espaciales de cada uno de los lugares intervenidos, es posible que la obra esté ligada a ellos. No es el crear por simple estética. No es el dejar una impronta personal en el lugar, es el hacer tan solo un acto efímero de creación en él mismo, emulando a quienes antes hicieron un acto de vida en éstos y ya no hay sino el recuerdo. Es evidente que cada lugar nos sugiere algo, la dificultad de buscarlo es la necesidad de crear, de ver algo que nos satisfaga estéticamente. Pero no puede quedar simplemente ahí, el proyecto tiene que nacer de una simbiosis momentánea entre lugar y obra, aportando también ella y funcionado de manera que la obra pueda después desligarse del lugar y mantener la esencia de éste. Generamos formas. Éstas crecen y se apoderan de los espacios. Surge entonces la necesidad de hacerlas tener vida propia. Experimentar.

“TRANSPARENT” Shapes do not exist, only the need tolook for them. Time does not exist, only the patina covers the truth. Time imposes its reason, work emerges from nothing… The challenge to face myself up to a visibly abandoned space is the salutary lesson for the search of shapes: these have their own life; they grow up and give us more than we require. As an initial approach, the void. As material resource, nothing. Essential premises to create something; something attached to the place which generates it. The only way to connect the piece of work to this place is by starting from the materials or from the spatial resources coming from the confiscated places. It is not a question of leaving a personal print in this place, it is the fact of building an ephemeral act of creation in it –emulating those who previously built an act of life in those places- and the only thing left is their reminiscences. It is a fact that every place means something to us; the difficulty in searching it is the need to create, the need to see 39


T

RANSPARENTE

Enrique Rubio Romero

“TRANSPARENTE” No existen las formas, sólo la necesidad de buscarlas. No existe el tiempo, sólo la pátina que cubre de verdad. El tiempo impone su razón, la obra surge de la nada... El reto de enfrentarme a un espacio aparentemente abandonado es el revulsivo de la búsqueda de las formas, éstas tienen su vida propia, crecen y nos dan más de lo que les pedimos. 38

Como planteamiento inicial, la nada. Como recursos materiales, ninguno. Premisas esenciales para crear algo, algo ligado al lugar que lo genera. Sólo partiendo de los materiales o de los recursos espaciales de cada uno de los lugares intervenidos, es posible que la obra esté ligada a ellos. No es el crear por simple estética. No es el dejar una impronta personal en el lugar, es el hacer tan solo un acto efímero de creación en él mismo, emulando a quienes antes hicieron un acto de vida en éstos y ya no hay sino el recuerdo. Es evidente que cada lugar nos sugiere algo, la dificultad de buscarlo es la necesidad de crear, de ver algo que nos satisfaga estéticamente. Pero no puede quedar simplemente ahí, el proyecto tiene que nacer de una simbiosis momentánea entre lugar y obra, aportando también ella y funcionado de manera que la obra pueda después desligarse del lugar y mantener la esencia de éste. Generamos formas. Éstas crecen y se apoderan de los espacios. Surge entonces la necesidad de hacerlas tener vida propia. Experimentar.

“TRANSPARENT” Shapes do not exist, only the need tolook for them. Time does not exist, only the patina covers the truth. Time imposes its reason, work emerges from nothing… The challenge to face myself up to a visibly abandoned space is the salutary lesson for the search of shapes: these have their own life; they grow up and give us more than we require. As an initial approach, the void. As material resource, nothing. Essential premises to create something; something attached to the place which generates it. The only way to connect the piece of work to this place is by starting from the materials or from the spatial resources coming from the confiscated places. It is not a question of leaving a personal print in this place, it is the fact of building an ephemeral act of creation in it –emulating those who previously built an act of life in those places- and the only thing left is their reminiscences. It is a fact that every place means something to us; the difficulty in searching it is the need to create, the need to see 39


something that satisfies us aesthetically. But it can not just be stopped there; this project must begin to flow from a momentary symbiosis between the place and the piece of work which must also contribute to do it and working such a way that this piece of work can 40

be detached from this place afterwards maintaining its essence. We generate shapes. These ones grow and take possession of spaces. Then, the need to make them have their own lives appears. Just to test.

41


something that satisfies us aesthetically. But it can not just be stopped there; this project must begin to flow from a momentary symbiosis between the place and the piece of work which must also contribute to do it and working such a way that this piece of work can 40

be detached from this place afterwards maintaining its essence. We generate shapes. These ones grow and take possession of spaces. Then, the need to make them have their own lives appears. Just to test.

41


L

A BELLEZA DE LA DECADENCIA

Paye Vargas Soria

42

43


L

A BELLEZA DE LA DECADENCIA

Paye Vargas Soria

42

43


Estos sitios nos permiten digerir con más naturalidad el sentido de las decadencias. Son ejemplos vivientes, concretos, de que todo cambia. Comprender el cambio es comprender el deterioro y la decadencia. Los sitios abandonados nos remiten a un contexto de paz y tranquilidad. Recorrerlos en solitario resulta una experiencia casi iniciática, profunda. Campos de paz y reflexión existencial, ya que ésta sólo es posible cuando el silencio convoca a la paz interior. En ese momento que para otros es una despedida para mi se convierte en un inicio. Es ahí, y con el paso de los años, como esos lugares, que fueron abandonados, olvidados, empiezan a recordarse, empiezan a descubrirse, empiezan a resurgir entre el polvo del tiempo que los hizo sucumbir, y de nuevo vuelven a ser. Se reencuentran. Se transforman, se convierten, empiezan un nuevo camino, desempolvan sus recuerdos y dejan abiertas de nuevo sus puertas cerradas. Ansían ser explorados, conocidos, recordados. La magia de estos lugares que en otro tiempo fueron hospitales, fábricas, hoteles... hoy, a mis ojos, recobran la vida que perdieron, vuelven a tener un sentido, otra utilidad quizás, pero un objetivo se abre a través de sus ventanas rotas y sus paredes desconchadas, a través del polvo que lo envuelve todo... Ahora, nos están esperando... 44

These places allow us to naturally digest the meaning of decline. They are living and specific examples of how “everything changes”. Understanding the change means understanding decay and decline. Abandoned places remit us to a peaceful and quiet context. Going around them alone is crucial, deep. Areas of peace and existential reflection, because that reflection is possible only when silence summons the interior peace. That moment, moment of a farewell for others, becomes a beginning for me. It is there and over the years as those places, once abandoned, forgotten and deteriorated by the time, begin to be recalled, discovered and reemerged from the dust, and now they come to exist. They bring themselves back. They are converted, transformed, and begin a new way; dusting down their memories and leaving open again theirs closed doors. Craving to be explored, known, remembered. The magic of these places, which were once hospitals, factories, hotels… today, in my view, recaptures their lost life, makes sense again, perhaps with a different usefulness, but brings a new meaning through theirs broken windows and their flaking walls, through the dust that encompasses everything… Now, they are waiting for us…

45


Estos sitios nos permiten digerir con más naturalidad el sentido de las decadencias. Son ejemplos vivientes, concretos, de que todo cambia. Comprender el cambio es comprender el deterioro y la decadencia. Los sitios abandonados nos remiten a un contexto de paz y tranquilidad. Recorrerlos en solitario resulta una experiencia casi iniciática, profunda. Campos de paz y reflexión existencial, ya que ésta sólo es posible cuando el silencio convoca a la paz interior. En ese momento que para otros es una despedida para mi se convierte en un inicio. Es ahí, y con el paso de los años, como esos lugares, que fueron abandonados, olvidados, empiezan a recordarse, empiezan a descubrirse, empiezan a resurgir entre el polvo del tiempo que los hizo sucumbir, y de nuevo vuelven a ser. Se reencuentran. Se transforman, se convierten, empiezan un nuevo camino, desempolvan sus recuerdos y dejan abiertas de nuevo sus puertas cerradas. Ansían ser explorados, conocidos, recordados. La magia de estos lugares que en otro tiempo fueron hospitales, fábricas, hoteles... hoy, a mis ojos, recobran la vida que perdieron, vuelven a tener un sentido, otra utilidad quizás, pero un objetivo se abre a través de sus ventanas rotas y sus paredes desconchadas, a través del polvo que lo envuelve todo... Ahora, nos están esperando... 44

These places allow us to naturally digest the meaning of decline. They are living and specific examples of how “everything changes”. Understanding the change means understanding decay and decline. Abandoned places remit us to a peaceful and quiet context. Going around them alone is crucial, deep. Areas of peace and existential reflection, because that reflection is possible only when silence summons the interior peace. That moment, moment of a farewell for others, becomes a beginning for me. It is there and over the years as those places, once abandoned, forgotten and deteriorated by the time, begin to be recalled, discovered and reemerged from the dust, and now they come to exist. They bring themselves back. They are converted, transformed, and begin a new way; dusting down their memories and leaving open again theirs closed doors. Craving to be explored, known, remembered. The magic of these places, which were once hospitals, factories, hotels… today, in my view, recaptures their lost life, makes sense again, perhaps with a different usefulness, but brings a new meaning through theirs broken windows and their flaking walls, through the dust that encompasses everything… Now, they are waiting for us…

45


C

olaboraciones

Arte y fábrica

El arte puede servir a propósitos variados. Puede aspirar a construir refugios y defensas contra una realidad a menudo amenazante, a ensamblar un cielo protector en el que sea posible olvidarse de lo oscuro. Tenemos así un arte tranquilizador, como un medio amable y suave en el que abandonarnos a la ensoñación o la ternura. Sí, La realidad es siempre excesiva. Pero, tarde o temprano, el arte tiene que empeñarse en lo indecible , es decir, en la tentativa de mirar realmente cómo aparecen las cosas ante nosotros, como se reúnen en constelaciones que comúnmente evitamos atender, y cómo cada una de ellas desafía realmente nuestra capacidad de soportar. En este sentido, el arte no construye paraísos artificiales, sino que más bien es capaz de arruinarlos para arrojarnos la oportunidad de mantener la mirada ante lo que siempre esta ahí, ante el mundo en su materialidad escandalosa, ante nuestra vida tan frágil en él, nuestra vida siempre inferior a la que las teorías filosóficas, 46

las promesas políticas o las películas de Hollywood a menudo quieren darnos. La vida del más mundano de todos los seres –porque eso somos al fin y al caboambiciona en el arte más mundo. La aportación del proyecto coral “latidos del olvido” ha de entenderse de esta manera, como una plasmación de la ambición por sumergirse en lo real, aunque sea a veces insoportable; una intervención que, lejos de debilitar la presencia del mundo, nos ofrece la experiencia del arte como una intensificación de la realidad, tal y como gustaba de decir Nietzsche. El paisaje de abandono en el que nos introducimos es el escenario de una batalla hace tiempo entablada y perdida. Es la fábrica, el lugar por antonomasia de lo moderno. El marco en el que el trabajo se transformó en una guerra, en una llamada desesperada a la movilización total de todas las fuerzas y todas las vidas, en la epifanía de una economía que en el siglo XX tomó el casi exclusivo avatar de economía de guerra y se apoderó de todos los recursos con el único imperativo de la producción. Todo es procesado en la automática actividad

fabril. En este espacio casi solemne, el de una industria cárnica abandonada, los azulejos blancuzcos despiden un breve fulgor entre la inmundicia; por todas partes, restos indistintos de instrumentos, de herramientas, de albaranes y anotaciones escrupulosas, de cosas que se usaron en una lucha en ocasiones atroz, en ocasiones monótona y tediosa. En el desamparo se esparce desordenado todo lo que un ejército empleó, todo lo que gastó, todo lo que dejó precipitadamente atrás en su retirada inesperada y caótica. Queda el paisaje de una batalla, el marco en el que ya sólo es posible adivinar sombras terroríficas, o dolientes, o gestos desesperados de espectros que siguen trabajando, que siguen siendo reclutados por las mañanas en un llamamiento que no termina ni siquiera con la muerte y se repite como la muerte. Las figuras arrancadas al silencio de los azulejos están trazadas con sobriedad, con contención, con la disciplina de no deslizarse hacia el sentimentalismo, sólo apuntando lo que no puede callarse ni ocultarse; sobre el pálido soporte de lo que fue un matadero se esbozan cuerpos en tensión detenida,

contorsiones y movimientos cristalizados, acciones corporales atrapadas en su sola ejecución y sin la esperanza de llegar ya nunca a fin alguno. Esas imágenes convocadas en negro tienen el poder y la memoria de una belleza, pero de una belleza desolada, sin azúcares, como la evocada por Rilke al comenzar sus “Elegías de Duino”: una belleza que es anuncio de lo terrible. Borja Lucena Góngora,

47


C

olaboraciones

Arte y fábrica

El arte puede servir a propósitos variados. Puede aspirar a construir refugios y defensas contra una realidad a menudo amenazante, a ensamblar un cielo protector en el que sea posible olvidarse de lo oscuro. Tenemos así un arte tranquilizador, como un medio amable y suave en el que abandonarnos a la ensoñación o la ternura. Sí, La realidad es siempre excesiva. Pero, tarde o temprano, el arte tiene que empeñarse en lo indecible , es decir, en la tentativa de mirar realmente cómo aparecen las cosas ante nosotros, como se reúnen en constelaciones que comúnmente evitamos atender, y cómo cada una de ellas desafía realmente nuestra capacidad de soportar. En este sentido, el arte no construye paraísos artificiales, sino que más bien es capaz de arruinarlos para arrojarnos la oportunidad de mantener la mirada ante lo que siempre esta ahí, ante el mundo en su materialidad escandalosa, ante nuestra vida tan frágil en él, nuestra vida siempre inferior a la que las teorías filosóficas, 46

las promesas políticas o las películas de Hollywood a menudo quieren darnos. La vida del más mundano de todos los seres –porque eso somos al fin y al caboambiciona en el arte más mundo. La aportación del proyecto coral “latidos del olvido” ha de entenderse de esta manera, como una plasmación de la ambición por sumergirse en lo real, aunque sea a veces insoportable; una intervención que, lejos de debilitar la presencia del mundo, nos ofrece la experiencia del arte como una intensificación de la realidad, tal y como gustaba de decir Nietzsche. El paisaje de abandono en el que nos introducimos es el escenario de una batalla hace tiempo entablada y perdida. Es la fábrica, el lugar por antonomasia de lo moderno. El marco en el que el trabajo se transformó en una guerra, en una llamada desesperada a la movilización total de todas las fuerzas y todas las vidas, en la epifanía de una economía que en el siglo XX tomó el casi exclusivo avatar de economía de guerra y se apoderó de todos los recursos con el único imperativo de la producción. Todo es procesado en la automática actividad

fabril. En este espacio casi solemne, el de una industria cárnica abandonada, los azulejos blancuzcos despiden un breve fulgor entre la inmundicia; por todas partes, restos indistintos de instrumentos, de herramientas, de albaranes y anotaciones escrupulosas, de cosas que se usaron en una lucha en ocasiones atroz, en ocasiones monótona y tediosa. En el desamparo se esparce desordenado todo lo que un ejército empleó, todo lo que gastó, todo lo que dejó precipitadamente atrás en su retirada inesperada y caótica. Queda el paisaje de una batalla, el marco en el que ya sólo es posible adivinar sombras terroríficas, o dolientes, o gestos desesperados de espectros que siguen trabajando, que siguen siendo reclutados por las mañanas en un llamamiento que no termina ni siquiera con la muerte y se repite como la muerte. Las figuras arrancadas al silencio de los azulejos están trazadas con sobriedad, con contención, con la disciplina de no deslizarse hacia el sentimentalismo, sólo apuntando lo que no puede callarse ni ocultarse; sobre el pálido soporte de lo que fue un matadero se esbozan cuerpos en tensión detenida,

contorsiones y movimientos cristalizados, acciones corporales atrapadas en su sola ejecución y sin la esperanza de llegar ya nunca a fin alguno. Esas imágenes convocadas en negro tienen el poder y la memoria de una belleza, pero de una belleza desolada, sin azúcares, como la evocada por Rilke al comenzar sus “Elegías de Duino”: una belleza que es anuncio de lo terrible. Borja Lucena Góngora,

47


Espacios vacios

El Espacio sólo existe cuando hay algo que lo ocupa, y que permanece en él. El espacio en si es una entelequia, un presupuesto, el lugar donde se ha de conjugar el verbo ser. Pero este verbo es, a su vez, la identidad que se realiza con otros verbos. Se es-algo, y ese algo es otro verbo, se es trabajador, se es orante, se es viajero… por tanto no se es ser-puro sino ser-actor. Las fábricas se convierten es espacios privilegiados, en testigos eternos de verbos eternos que transforman la sustancia bruta destilando vida. A través de sus puertas entraron obreros, seres también definidos por su acción, por su humanidad. A través de los ventanales la luz pasa a formar parte de la materia trabajada. Son construcciones imposibles, templos alquímicos de fuerza y oro de manera que la eternidad del metal noble es el en-si de la fábrica, que graba la vida de una comarca concreta. Se ha convertido en algo más que en un edificio, es la expresión plástica de experiencias humanas. Es la metamorfosis de la oxidación como cambio de sustancia interna.

El abandono es la desaparición de ese Ser que da ser al espacio. Este alejamiento de ese ser no implica la desaparición del espacio, pero lo transfiere a otro tiempo verbal: el pretérito, entonces es cuando decimos “esto fue una iglesia”, “esto fue una estación”, “esto fue una fábrica”... el pretérito es tan fuerte que marca de identidad eterna al espacio, le da nombre y le lleva a un nuevo presente: la antigua fábrica, la vieja estación…El abandono es el vaciamiento interno, el extrañamiento, la alienación, el sin sentido. Como el amante que es abandonado y experimenta el vacío y el vértigo de la eterna soledad, así los edificios parecen derrumbarse en espíritu. Y en cuanto humanos nos resistimos a ello, queremos ver a través de sus paredes, y contemplar su contenido verbal, de vida de dynamis de acción perpetua. Descubrimos que los espacios y los tiempos van uniéndose en constantes intersecciones, haciendo eternos bucles. Que el no-ser, al igual que el Ser no es algo abstracto, sino que se realiza en una realidad material, porque el espíritu no es más que una manifestación, una irradiación de la materia. Ulises Faragüit.

48

El libro del olvido III Cada noche se acerca a un estanque y ese estanque es distinto cada día. El cielo se ilumina de repente y tiembla. Ve su rostro reflejado en un agua clara y cristalina mas no se reconoce.

lo acepta y así se duerme, arropada quedamente en su tristeza, silenciosa y blanca y luminosa como el mármol, lo acepta, lo olvida, se duerme y no vuelve a soñar nunca más. Francisco José Francisco Carrera.

Cierra los ojos y sueña dentro del sueño, sueña que no es capaz de soñar. Es el vacío lo que sueña, es la nada. Al abrir los ojos el estanque se ha secado y su vida, su eterna, incierta vida se oscurece de repente y ya no tiembla, 49


Espacios vacios

El Espacio sólo existe cuando hay algo que lo ocupa, y que permanece en él. El espacio en si es una entelequia, un presupuesto, el lugar donde se ha de conjugar el verbo ser. Pero este verbo es, a su vez, la identidad que se realiza con otros verbos. Se es-algo, y ese algo es otro verbo, se es trabajador, se es orante, se es viajero… por tanto no se es ser-puro sino ser-actor. Las fábricas se convierten es espacios privilegiados, en testigos eternos de verbos eternos que transforman la sustancia bruta destilando vida. A través de sus puertas entraron obreros, seres también definidos por su acción, por su humanidad. A través de los ventanales la luz pasa a formar parte de la materia trabajada. Son construcciones imposibles, templos alquímicos de fuerza y oro de manera que la eternidad del metal noble es el en-si de la fábrica, que graba la vida de una comarca concreta. Se ha convertido en algo más que en un edificio, es la expresión plástica de experiencias humanas. Es la metamorfosis de la oxidación como cambio de sustancia interna.

El abandono es la desaparición de ese Ser que da ser al espacio. Este alejamiento de ese ser no implica la desaparición del espacio, pero lo transfiere a otro tiempo verbal: el pretérito, entonces es cuando decimos “esto fue una iglesia”, “esto fue una estación”, “esto fue una fábrica”... el pretérito es tan fuerte que marca de identidad eterna al espacio, le da nombre y le lleva a un nuevo presente: la antigua fábrica, la vieja estación…El abandono es el vaciamiento interno, el extrañamiento, la alienación, el sin sentido. Como el amante que es abandonado y experimenta el vacío y el vértigo de la eterna soledad, así los edificios parecen derrumbarse en espíritu. Y en cuanto humanos nos resistimos a ello, queremos ver a través de sus paredes, y contemplar su contenido verbal, de vida de dynamis de acción perpetua. Descubrimos que los espacios y los tiempos van uniéndose en constantes intersecciones, haciendo eternos bucles. Que el no-ser, al igual que el Ser no es algo abstracto, sino que se realiza en una realidad material, porque el espíritu no es más que una manifestación, una irradiación de la materia. Ulises Faragüit.

48

El libro del olvido III Cada noche se acerca a un estanque y ese estanque es distinto cada día. El cielo se ilumina de repente y tiembla. Ve su rostro reflejado en un agua clara y cristalina mas no se reconoce.

lo acepta y así se duerme, arropada quedamente en su tristeza, silenciosa y blanca y luminosa como el mármol, lo acepta, lo olvida, se duerme y no vuelve a soñar nunca más. Francisco José Francisco Carrera.

Cierra los ojos y sueña dentro del sueño, sueña que no es capaz de soñar. Es el vacío lo que sueña, es la nada. Al abrir los ojos el estanque se ha secado y su vida, su eterna, incierta vida se oscurece de repente y ya no tiembla, 49


Los artistas ocupan estos espacios de manera temporal sin intenciĂłn de apropiarse de ellos de forma permanente. Obras llenas de vida que son sometidas al paso del tiempo, viento, la lluvia... que deciden transformarlo y darles fin.

The artists occupy those spaces temporarily, with no intention of grabbing them in a permanent way. The works full of life forced to succumb to the course of time, wind, rain‌ and left to transform until the very end of their existence.

DESOCUPADOS#KEDARTE2012

51


Los artistas ocupan estos espacios de manera temporal sin intenciĂłn de apropiarse de ellos de forma permanente. Obras llenas de vida que son sometidas al paso del tiempo, viento, la lluvia... que deciden transformarlo y darles fin.

The artists occupy those spaces temporarily, with no intention of grabbing them in a permanent way. The works full of life forced to succumb to the course of time, wind, rain‌ and left to transform until the very end of their existence.

DESOCUPADOS#KEDARTE2012

51


When someone observes for the first time the work LATIDOS DEL OLVIDO, the first words that come to my mind: Decrepitude, Desertion, Memories, Mutated smells, Inspected places, Fresh air, Resurrection, Melancholy, Shadows, Double readings, Eternal recall, Inexorable end... Life in memoriam. These artists with the contributions of their co-workers of the word open their work to a double reading of forgotten spaces; some of them abandoned per saecula saeculorum and others which are sample of a past that went away and at the expense of a new future. They are chants made for the resurrection of former

52

moments; they are revitalized memories in the review of spaces and their items. It is the expression of a time poetics, the attempt of giving an iconographical solution to the concept of memento mori; the attempt of re-defying the idea of ‘vanities’ in our contemporary world, under the neo-anthropological sight of the current society, in a redefinition of the values and the vital concepts that have mutated in the confrontation between positivism and spirituality. And it is there where, from the reason, dynamism, proportionality, random, tidiness and expression, Paye, Javier, Kike and Diego give back these spaces to a new ephemeral life into the physical world which becomes eternal in the metaphysics of the memory. Iván del Arco Santiago

Cuando uno observa por primera vez la obra de LATIDOS DEL OLVIDO, las palabras que primero se te vienen a la cabeza son: Decrepitud, Abandono, Recuerdos, Olores mutados, Espacios intervenidos, Aire fresco, Resurrección, Melancolía, Sombras, Relecturas, Remembranza eterna, Inexorable fin... Vida in memoriam.

en la revisión del espacio y sus objetos, es la plasmación de una poética del tiempo, el intento de dar una solución iconográfica al concepto del memento mori, redefinir la idea de la vanitas en nuestro mundo contemporáneo, bajo la visión neo-antropomórfica de la sociedad actual, en una redefinición de valores y conceptos vitales que han mutado en la confrontación del positivismo y la espiritualidad. Y es ahí, donde desde la razón, el dinamismo, la proporción, la aleatoriedad, el orden y la expresión, Paye, Javier, Kike y Diego, devuelven estos espacios a una nueva vida efímera en el mundo físico, que torna eterna en la metafísica del recuerdo. Iván del Arco Santiago

Estos artistas y las aportaciones de sus colaboradores de la palabra, abren su obra a una relectura de espacios olvidados, unos abandonados per secula seculorum, otros muestra de un pasado que se fue y a expensas de un futuro nuevo, son cantos a la resurrección de momentos pretéritos, son recuerdos revitalizados 53


When someone observes for the first time the work LATIDOS DEL OLVIDO, the first words that come to my mind: Decrepitude, Desertion, Memories, Mutated smells, Inspected places, Fresh air, Resurrection, Melancholy, Shadows, Double readings, Eternal recall, Inexorable end... Life in memoriam. These artists with the contributions of their co-workers of the word open their work to a double reading of forgotten spaces; some of them abandoned per saecula saeculorum and others which are sample of a past that went away and at the expense of a new future. They are chants made for the resurrection of former

52

moments; they are revitalized memories in the review of spaces and their items. It is the expression of a time poetics, the attempt of giving an iconographical solution to the concept of memento mori; the attempt of re-defying the idea of ‘vanities’ in our contemporary world, under the neo-anthropological sight of the current society, in a redefinition of the values and the vital concepts that have mutated in the confrontation between positivism and spirituality. And it is there where, from the reason, dynamism, proportionality, random, tidiness and expression, Paye, Javier, Kike and Diego give back these spaces to a new ephemeral life into the physical world which becomes eternal in the metaphysics of the memory. Iván del Arco Santiago

Cuando uno observa por primera vez la obra de LATIDOS DEL OLVIDO, las palabras que primero se te vienen a la cabeza son: Decrepitud, Abandono, Recuerdos, Olores mutados, Espacios intervenidos, Aire fresco, Resurrección, Melancolía, Sombras, Relecturas, Remembranza eterna, Inexorable fin... Vida in memoriam.

en la revisión del espacio y sus objetos, es la plasmación de una poética del tiempo, el intento de dar una solución iconográfica al concepto del memento mori, redefinir la idea de la vanitas en nuestro mundo contemporáneo, bajo la visión neo-antropomórfica de la sociedad actual, en una redefinición de valores y conceptos vitales que han mutado en la confrontación del positivismo y la espiritualidad. Y es ahí, donde desde la razón, el dinamismo, la proporción, la aleatoriedad, el orden y la expresión, Paye, Javier, Kike y Diego, devuelven estos espacios a una nueva vida efímera en el mundo físico, que torna eterna en la metafísica del recuerdo. Iván del Arco Santiago

Estos artistas y las aportaciones de sus colaboradores de la palabra, abren su obra a una relectura de espacios olvidados, unos abandonados per secula seculorum, otros muestra de un pasado que se fue y a expensas de un futuro nuevo, son cantos a la resurrección de momentos pretéritos, son recuerdos revitalizados 53


E

STADO INTERIOR

Sr. Arribas

“Estado interior”. ( Morille, Salamanca, Mayo 2012) Pintura mural realizada por Pablo S. Herrero “Inner state”. (Morille, Salamana, May 2012) Mural painting by Pablo S. Herrero

54

55


E

STADO INTERIOR

Sr. Arribas

“Estado interior”. ( Morille, Salamanca, Mayo 2012) Pintura mural realizada por Pablo S. Herrero “Inner state”. (Morille, Salamana, May 2012) Mural painting by Pablo S. Herrero

54

55


56

“ESTADO INTERIOR”

“INNER STATE”

La sensación de vacío y desnudez que me produjo Morille tenía que ser respetada y valorada como tal. La obra inevitablemente ¡ya está condicionada! y debe fundirse con la impresión producida y con el entorno. El proyecto “La sombra del tiempo” tiene aquí su continuidad al mantener la presencia de las sombras que recorren delicadamente las superficies. Sombras que ahora se encarnan y se materializan adquiriendo un cuerpo que ocupa su espacio. La representación fidedigna del estado interior ha marcado este proyecto y para conseguirlo he distorsionado sutilmente la anatomía humana. He buscado un desarrollo de las superficies anatómicas en el espacio, como si la obra creciera sobre sí misma encerrando los espacios. El vacío interior que nos rodea marca el trabajo del volumen abierto en el interior de la obra, que produce formas de continuidad en el espacio.

The feeling of emptiness and nudity that Morille caused me must be respected and valued as such. The work inevitably, is already conditioned! And thus, it must be blended with this impression and this environment. The project “shadow of time” continues to preserve the influence of the shadows. Passing gently through the surfaces. Shadows that are now embodied and materialised taking a shape that fill its place. The accurate representation of inner state has led this project and in order to preserve it, I have subtly deformed the human anatomy. I have looked for anatomical shape developments in the space, as if the work was growing up on itself locking up the space. The inner emptiness, which evolves as deals the work of the open volume in the interior of the piece, producing continual shapes in the space.

57


56

“ESTADO INTERIOR”

“INNER STATE”

La sensación de vacío y desnudez que me produjo Morille tenía que ser respetada y valorada como tal. La obra inevitablemente ¡ya está condicionada! y debe fundirse con la impresión producida y con el entorno. El proyecto “La sombra del tiempo” tiene aquí su continuidad al mantener la presencia de las sombras que recorren delicadamente las superficies. Sombras que ahora se encarnan y se materializan adquiriendo un cuerpo que ocupa su espacio. La representación fidedigna del estado interior ha marcado este proyecto y para conseguirlo he distorsionado sutilmente la anatomía humana. He buscado un desarrollo de las superficies anatómicas en el espacio, como si la obra creciera sobre sí misma encerrando los espacios. El vacío interior que nos rodea marca el trabajo del volumen abierto en el interior de la obra, que produce formas de continuidad en el espacio.

The feeling of emptiness and nudity that Morille caused me must be respected and valued as such. The work inevitably, is already conditioned! And thus, it must be blended with this impression and this environment. The project “shadow of time” continues to preserve the influence of the shadows. Passing gently through the surfaces. Shadows that are now embodied and materialised taking a shape that fill its place. The accurate representation of inner state has led this project and in order to preserve it, I have subtly deformed the human anatomy. I have looked for anatomical shape developments in the space, as if the work was growing up on itself locking up the space. The inner emptiness, which evolves as deals the work of the open volume in the interior of the piece, producing continual shapes in the space.

57


E

SPACIO INDEFINIDO

Diego Llorente Domínguez

58

Diferenciales en el espacio, abstracciones de una propiedad, de un uso característico de este modo, el camino se convierte en barrera de segundo orden.

Differential space, abstractions of a property and characteristic usage. As a result, the way becomes a second order barrier,.

“ESPACIO INDEFINIDO”

“UNDEFINED SPACE”

Los caminos son a su vez barreras. Paradójicamente suelen trazarse en paralelo y por este motivo, sus significados cada vez se parecen más. Del mismo modo, el camino inexorablemente es la línea que divide dos espacios, también es la manera de llegar a ellos. Cabe pensar qué fue primero y por qué, quién delimitó al otro y por qué. Espacios definidos: caminos o lugares. Y entre ellos; barreras, bordes... lugares con propietario pero sin dueño, lugares que nada representan pero tras de si esconden valores, derechos y deberes. Una trama normativa que pasa desapercibida y que el tiempo y el uso modifica. Porque el camino si tiene un uso, sin estancias, pero libre para todos y aunque no siempre tengamos acceso más allá de sus límites, siempre podremos recorrer su única dimensión sin principio ni fin. El acceso a la nada, a continuar el camino, a seguir en único lugar en donde se nos permite estar, pero sin detenerse. No se salgan del camino.

The paths are barriers at the same time. Paradoxically, they are usually drawn in parallel, thus their meaning is becoming more and more similar. In the same way, a path is unrelentingly the line, which splits two spaces but also the way to reach these places. Points to consider here are: what was first and why, or who did demarcate the other and why. Defined spaces: paths or places. And, between them barriers, borders... properties with a proprietor but with no owner, places that mean nothing - but beyond, they hide values, rights and duties. A normative grid often goes unnoticed but time and the usage modify it. Because the path has a usage with no free space, but accessible to all of us. We do not always can cross its boundaries, but we can always move along only in one dimension without beginning or ending. The access to nowhere, to continue the way, to follow the only place where we are allowed to stay, but without stopping. Stay on track. Follow the way.

59


E

SPACIO INDEFINIDO

Diego Llorente Domínguez

58

Diferenciales en el espacio, abstracciones de una propiedad, de un uso característico de este modo, el camino se convierte en barrera de segundo orden.

Differential space, abstractions of a property and characteristic usage. As a result, the way becomes a second order barrier,.

“ESPACIO INDEFINIDO”

“UNDEFINED SPACE”

Los caminos son a su vez barreras. Paradójicamente suelen trazarse en paralelo y por este motivo, sus significados cada vez se parecen más. Del mismo modo, el camino inexorablemente es la línea que divide dos espacios, también es la manera de llegar a ellos. Cabe pensar qué fue primero y por qué, quién delimitó al otro y por qué. Espacios definidos: caminos o lugares. Y entre ellos; barreras, bordes... lugares con propietario pero sin dueño, lugares que nada representan pero tras de si esconden valores, derechos y deberes. Una trama normativa que pasa desapercibida y que el tiempo y el uso modifica. Porque el camino si tiene un uso, sin estancias, pero libre para todos y aunque no siempre tengamos acceso más allá de sus límites, siempre podremos recorrer su única dimensión sin principio ni fin. El acceso a la nada, a continuar el camino, a seguir en único lugar en donde se nos permite estar, pero sin detenerse. No se salgan del camino.

The paths are barriers at the same time. Paradoxically, they are usually drawn in parallel, thus their meaning is becoming more and more similar. In the same way, a path is unrelentingly the line, which splits two spaces but also the way to reach these places. Points to consider here are: what was first and why, or who did demarcate the other and why. Defined spaces: paths or places. And, between them barriers, borders... properties with a proprietor but with no owner, places that mean nothing - but beyond, they hide values, rights and duties. A normative grid often goes unnoticed but time and the usage modify it. Because the path has a usage with no free space, but accessible to all of us. We do not always can cross its boundaries, but we can always move along only in one dimension without beginning or ending. The access to nowhere, to continue the way, to follow the only place where we are allowed to stay, but without stopping. Stay on track. Follow the way.

59


60

61


60

61


D

ESNUDO

Enrique Rubio Romero

62

“DESNUDO” Nada más limpio, primario, básico, elemental que un cuerpo desnudo. Transparente ante el vacío del paisaje presentándose tranquilo, modulado. En partes incompleto como lo es la ausencia en el paisaje, como es lo que desconocemos y tratamos de completar, intuimos, imaginamos, pero nunca sabremos... Modulado dentro de un paisaje con los horizontes infinitos. Preciso. Tres estructuras de acero albergaran el cuerpo desnudo, completo y transparente, o con parte ausente. El cuerpo se construye, crece, ocupa, domina el espacio. Éste parece sólo existir bajo la influencia humana, sin ocupación nada existe, donde no estamos no hay nada, es ningún sitio. Ahora no es el espacio el que se enfrenta al ser humano, sino éste el que se enfrenta al espacio, solamente con su cuerpo, sin nada con lo que defenderse, cara a cara consigo mismo, mirándose desde fuera, dejando paso a la imagen de su tránsito por el espacio, aclarando todo, o no diciendo casi nada, con el recuerdo completo, con la mirada con el silencio.

360º alrededor de si mismo. Una visión global del vacío, de la nada, del lugar donde todo puede pasar y con la tranquilidad de que nada tiene por que hacerlo, desde lo infinito de la imagen fija, desde la verdad de la transparencia. Radiografías del ser humano hechas por el paisaje. Para la incertidumbre de quien quiere saber y no encuentra la respuesta. Búsqueda de si mismo en el reflejo del otro. Tránsito estático. Sólo el recuerdo de la mirada. El módulo que los alberga lejos de limitarlos supone la seguridad de lo construido, de lo dominado, el viento no lo respeta, juega con él, permite mantener la posición pero ondula de manera aleatoria todo aquello que tenemos dominado, nos hace pensar sobre la volubilidad de nosotros mismos. Todo nuestro tránsito es efímero, dejamos un halo, el de nuestro ser, el de nuestro cuerpo, el de nuestros pensamientos. Nada más fácil que acercarnos a la imagen misma para ver que detrás sigue estando la nada que pretendíamos ocupar recordándonos que es una tarea imposible, pues el paso del tiempo tan solo nos lleva a la nada... 63


D

ESNUDO

Enrique Rubio Romero

62

“DESNUDO” Nada más limpio, primario, básico, elemental que un cuerpo desnudo. Transparente ante el vacío del paisaje presentándose tranquilo, modulado. En partes incompleto como lo es la ausencia en el paisaje, como es lo que desconocemos y tratamos de completar, intuimos, imaginamos, pero nunca sabremos... Modulado dentro de un paisaje con los horizontes infinitos. Preciso. Tres estructuras de acero albergaran el cuerpo desnudo, completo y transparente, o con parte ausente. El cuerpo se construye, crece, ocupa, domina el espacio. Éste parece sólo existir bajo la influencia humana, sin ocupación nada existe, donde no estamos no hay nada, es ningún sitio. Ahora no es el espacio el que se enfrenta al ser humano, sino éste el que se enfrenta al espacio, solamente con su cuerpo, sin nada con lo que defenderse, cara a cara consigo mismo, mirándose desde fuera, dejando paso a la imagen de su tránsito por el espacio, aclarando todo, o no diciendo casi nada, con el recuerdo completo, con la mirada con el silencio.

360º alrededor de si mismo. Una visión global del vacío, de la nada, del lugar donde todo puede pasar y con la tranquilidad de que nada tiene por que hacerlo, desde lo infinito de la imagen fija, desde la verdad de la transparencia. Radiografías del ser humano hechas por el paisaje. Para la incertidumbre de quien quiere saber y no encuentra la respuesta. Búsqueda de si mismo en el reflejo del otro. Tránsito estático. Sólo el recuerdo de la mirada. El módulo que los alberga lejos de limitarlos supone la seguridad de lo construido, de lo dominado, el viento no lo respeta, juega con él, permite mantener la posición pero ondula de manera aleatoria todo aquello que tenemos dominado, nos hace pensar sobre la volubilidad de nosotros mismos. Todo nuestro tránsito es efímero, dejamos un halo, el de nuestro ser, el de nuestro cuerpo, el de nuestros pensamientos. Nada más fácil que acercarnos a la imagen misma para ver que detrás sigue estando la nada que pretendíamos ocupar recordándonos que es una tarea imposible, pues el paso del tiempo tan solo nos lleva a la nada... 63


“NAKED” Nothing cleaner, primary, basic and fundamental than a naked body. Transparent in front of the landscape void introducing itself as peaceful and modulated. Partially unfinished, like the absence in the landscape, like that which is unknown and we try to complete; what we sense, imagine but we will never know. Modulated inside a landscape with infinite horizons. Accurate. Three steel structures will house the naked body, complete and transparent, or with a lack of a part. The body is built by itself, grows up, takes up and dominate the space. This space seems to exist only under the human influence without occupation nothing exists, where we don’t stay there is nothing, it is nowhere. Nowadays it is not the space that faces the human being but it is the latter that faces the space; only with his body, with nothing to defend himself, face to face to himself, looking at himself from the outside, leaving the way to the image of his passage throughout the space, clarifying everything or without saying hardly anything, with the whole memory, with the look, with the silence. 64

360º around himself. A global approach of emptiness, of the void. A global approach of the place where everything can happen and with the tranquility that nothing has to happen; from the infinite of a fixed image, from the truth due to the transparence. Some x-rays of the human being made by the landscape. Made for the uncertainty of the one who wants to know and doesn’t find the answer. Looking for himself into the reflection of the other. Static passage. Only the memory of the look. The unit that houses them -far from imitate them- means the security of the thing built, dominated; the wind doesn’t respect it, it plays with the unit, it lets the unit maintain the position but it waves at random everything that is thought to be dominated; it makes us think about the volubility of ourselves. All our passage is ephemeral; we leave a trace the one of our being, our body, our thoughts. Nothing easier than approaching ourselves to the image itself to see that behind it there is still the void. That void which we expected to occupy reminding us that this is an impossible task since the passage of time only leads to the void... 65


“NAKED” Nothing cleaner, primary, basic and fundamental than a naked body. Transparent in front of the landscape void introducing itself as peaceful and modulated. Partially unfinished, like the absence in the landscape, like that which is unknown and we try to complete; what we sense, imagine but we will never know. Modulated inside a landscape with infinite horizons. Accurate. Three steel structures will house the naked body, complete and transparent, or with a lack of a part. The body is built by itself, grows up, takes up and dominate the space. This space seems to exist only under the human influence without occupation nothing exists, where we don’t stay there is nothing, it is nowhere. Nowadays it is not the space that faces the human being but it is the latter that faces the space; only with his body, with nothing to defend himself, face to face to himself, looking at himself from the outside, leaving the way to the image of his passage throughout the space, clarifying everything or without saying hardly anything, with the whole memory, with the look, with the silence. 64

360º around himself. A global approach of emptiness, of the void. A global approach of the place where everything can happen and with the tranquility that nothing has to happen; from the infinite of a fixed image, from the truth due to the transparence. Some x-rays of the human being made by the landscape. Made for the uncertainty of the one who wants to know and doesn’t find the answer. Looking for himself into the reflection of the other. Static passage. Only the memory of the look. The unit that houses them -far from imitate them- means the security of the thing built, dominated; the wind doesn’t respect it, it plays with the unit, it lets the unit maintain the position but it waves at random everything that is thought to be dominated; it makes us think about the volubility of ourselves. All our passage is ephemeral; we leave a trace the one of our being, our body, our thoughts. Nothing easier than approaching ourselves to the image itself to see that behind it there is still the void. That void which we expected to occupy reminding us that this is an impossible task since the passage of time only leads to the void... 65


D

ESGARROS DEL VACÍO

Paye Vargas Soria

66

No es nada si la nada significa nada y a nada me puedo agarrar. Ya no queda nada de que hablar, es fácil mirar atrás y no ver nada, nada que se

Después de un paseo por las sombras, dejo en mi cama el disfraz que no huele ni sabe a nada. Buscaré en mis entrañas la paz... ¡ay!, ¿y si esta paz no fuera nada?

pueda remediar. Nada de lo pensado tiene solución si la noche precede a un suave amanecer sin nubes ni nada que me espere más allá, excepto el vacío de esta noche oscura.

67


D

ESGARROS DEL VACÍO

Paye Vargas Soria

66

No es nada si la nada significa nada y a nada me puedo agarrar. Ya no queda nada de que hablar, es fácil mirar atrás y no ver nada, nada que se

Después de un paseo por las sombras, dejo en mi cama el disfraz que no huele ni sabe a nada. Buscaré en mis entrañas la paz... ¡ay!, ¿y si esta paz no fuera nada?

pueda remediar. Nada de lo pensado tiene solución si la noche precede a un suave amanecer sin nubes ni nada que me espere más allá, excepto el vacío de esta noche oscura.

67


It is nothing if the void means nothing and I can`t hold nothing. Nothing remains to talk about; it is easy to look back and to see nothing, nothing that can be repaired. Nothing that was thought has a solution if the night leads up to a soft dawn without clouds or nothing waiting for me further away, except for the void of this dark night. After a stroll among the shadows I leave on my bed the fancy dress that doesn’t smell of anything, that tastes of nothing. I will look for peace inside myself... 68

69


It is nothing if the void means nothing and I can`t hold nothing. Nothing remains to talk about; it is easy to look back and to see nothing, nothing that can be repaired. Nothing that was thought has a solution if the night leads up to a soft dawn without clouds or nothing waiting for me further away, except for the void of this dark night. After a stroll among the shadows I leave on my bed the fancy dress that doesn’t smell of anything, that tastes of nothing. I will look for peace inside myself... 68

69


C

olaboraciones

In Memoriam

“And one far-off divine event, To which the whole creation moves”. In Memoriam A.H.H. by Alfred Tennyson.

In Memoriam a #kedarte 2012 es la Desesperación por ver tanto el ámbito rural como la cultura relegados a un segundo ámbito, al ámbito de la desaparición. En los días que transcurren paralelos a una crisis llevada de la mano de los grandes beneficiarios bancarios, la cultura ya no es necesaria en la opinión de algunos segmentos de la población al mismo tiempo que poco a poco los espacios rurales quedan olvidados en los rincones de las comunidades u otros ayuntamientos que los absorben beneficiándose de sus infraestructuras, ríos, caminos, etc. Proceso que nos lleva a crear nuevas ciudades y a despoblar una mayor parte del territorio con su pérdida en la cultura y tradiciones de una comunidad plural. 70

Duda por el buen saber hacer por parte de las instituciones, fundaciones, asociaciones y otros colectivos que en sus estatutos dejan claro la visión de favorecer al mundo cultural y al apoyo incondicional al mundo rural. Promesas incumplidas que solamente son utilizadas para el beneficio económico propio, olvidándose de rúbricas en las copias, perdiéndose en los archivos institucionales y por último gozando al unísono que los rescaten. Esperanza a que a través de la autogestión y el neorruralismo la situación cultural cambie progresivamente puesto que nos “han dejando en mano de la propia Naturaleza”. El cambio es necesario debida a las malas gestiones gubernamentales permisivas en el desfalco y favoreciendo intereses particulares y no el beneficio de la comunidad por el que se supone que fueron elegidos. Fe porque las pequeñas comunidades, encuentros,etc. Como puede ser #kedarte 2012 favorecen al desarrollo de la cultura, al encuentro entre público, artistas y tecnología; tecnología como

factor importante en el mundo en el cual vivimos puesto que este triángulo armónico dibuja el espíritu y el sentimiento de una comunidad rural que no debe ser olvidada y despojada de nuestras raíces culturales; por todo esto debemos de seguir creando, ya sean elementos físicos, conceptuales o encuentros para que a la cultura no se deje morir. Francisco Porto (La Lata Muda)

Donde pueda desordenar tu memoria, un hueco de luz cabe en el silencio roto de tus manos, no me hablas, no vuelves a mí y la noche está cogiendo una ruta de muerte, y como ya se usaron mucho como palabras noche y muerte callaré, el silencio mi ruta y mi palabra y me convierto en la nada, hasta donde pueda desordenar mi memoria y después volverme una piedra muda.

Cris Martín “La Princesa Inca”

71


C

olaboraciones

In Memoriam

“And one far-off divine event, To which the whole creation moves”. In Memoriam A.H.H. by Alfred Tennyson.

In Memoriam a #kedarte 2012 es la Desesperación por ver tanto el ámbito rural como la cultura relegados a un segundo ámbito, al ámbito de la desaparición. En los días que transcurren paralelos a una crisis llevada de la mano de los grandes beneficiarios bancarios, la cultura ya no es necesaria en la opinión de algunos segmentos de la población al mismo tiempo que poco a poco los espacios rurales quedan olvidados en los rincones de las comunidades u otros ayuntamientos que los absorben beneficiándose de sus infraestructuras, ríos, caminos, etc. Proceso que nos lleva a crear nuevas ciudades y a despoblar una mayor parte del territorio con su pérdida en la cultura y tradiciones de una comunidad plural. 70

Duda por el buen saber hacer por parte de las instituciones, fundaciones, asociaciones y otros colectivos que en sus estatutos dejan claro la visión de favorecer al mundo cultural y al apoyo incondicional al mundo rural. Promesas incumplidas que solamente son utilizadas para el beneficio económico propio, olvidándose de rúbricas en las copias, perdiéndose en los archivos institucionales y por último gozando al unísono que los rescaten. Esperanza a que a través de la autogestión y el neorruralismo la situación cultural cambie progresivamente puesto que nos “han dejando en mano de la propia Naturaleza”. El cambio es necesario debida a las malas gestiones gubernamentales permisivas en el desfalco y favoreciendo intereses particulares y no el beneficio de la comunidad por el que se supone que fueron elegidos. Fe porque las pequeñas comunidades, encuentros,etc. Como puede ser #kedarte 2012 favorecen al desarrollo de la cultura, al encuentro entre público, artistas y tecnología; tecnología como

factor importante en el mundo en el cual vivimos puesto que este triángulo armónico dibuja el espíritu y el sentimiento de una comunidad rural que no debe ser olvidada y despojada de nuestras raíces culturales; por todo esto debemos de seguir creando, ya sean elementos físicos, conceptuales o encuentros para que a la cultura no se deje morir. Francisco Porto (La Lata Muda)

Donde pueda desordenar tu memoria, un hueco de luz cabe en el silencio roto de tus manos, no me hablas, no vuelves a mí y la noche está cogiendo una ruta de muerte, y como ya se usaron mucho como palabras noche y muerte callaré, el silencio mi ruta y mi palabra y me convierto en la nada, hasta donde pueda desordenar mi memoria y después volverme una piedra muda.

Cris Martín “La Princesa Inca”

71


Alucinaciones en el desierto II

El desierto es un espacio fértil en significados, el horror al vacío que produce ha sido conjurado por los hombres desde hace siglos con imágenes poderosas. No es un “no lugar” sino “el lugar” por antonomasia, todo en él es topos y tiempo detenido. Una línea horizontal que separa cielo y tierra como un mito fundacional, como el dibujo que un niño, queriendo ser dios, realizó para empezar su juego. Sentimos la calma que produce la contemplación de una realidad desaturada y esencial. Esa sensación nos da valor para imaginar un acto de desprendimiento, una acción de borrado que nos devolvería el sosiego. Allí donde lo único que se proyecta es nuestro yo sobre la pantalla ocre de un paisaje que es nuestro exterior, continuidad sin trauma de lo que creíamos éramos nosotros. Paisaje y no naturaleza muerta y objetiva; paisaje. Allí donde la abstracción nace de una visión depurada y esquemática que confirma la luz como el principio de todas las cosas. De todas las metáforas posibles (y son muchas) nos gusta especialmente una, 72

la de las alucinaciones en el pedregoso suelo de un territorio yermo. La de la visión especular en la monotonía de las piedras dañadas por la erosión y por la luz inclemente. En este erial de piedra y matorral sucede ¿Dónde si no? ¿Dónde, sino en el desierto podríamos haber alumbrado una alucinación semejante? Allí donde la vida es una existencia licuada, adelgazada por la supresión de lo superfluo; escenario de un ritual de desposeimiento de lo accesorio. En el límite de la vida posible e imaginada. Es allí donde hemos concebido un sueño visionario, una verdadera alucinación. La confusión ha desordenado nuestras creencias, ha socavado las estructuras que guían nuestra vida cotidiana, ha hecho saltar por los aires nuestra confianza en las costumbres, nos ha dejado “sonados”, borrachos de una nueva idea que destruye lo anterior. Pero “¿tendremos el coraje necesario?” Tal vez la alucinación se desdibuje en el árido de nuestras vidas llenas, atiborradas e hiperestimuladas. Tal vez volvamos a refugiarnos en oasis confortables, en espejismos hipnóticos, en existencias vicarias.

Pintura mural realizada por Pablo S. Herrero Mayo 2012, Morille (Salamanca) Fotografías de Javier Arribas.

Eva Lavilla Rey

73


Alucinaciones en el desierto II

El desierto es un espacio fértil en significados, el horror al vacío que produce ha sido conjurado por los hombres desde hace siglos con imágenes poderosas. No es un “no lugar” sino “el lugar” por antonomasia, todo en él es topos y tiempo detenido. Una línea horizontal que separa cielo y tierra como un mito fundacional, como el dibujo que un niño, queriendo ser dios, realizó para empezar su juego. Sentimos la calma que produce la contemplación de una realidad desaturada y esencial. Esa sensación nos da valor para imaginar un acto de desprendimiento, una acción de borrado que nos devolvería el sosiego. Allí donde lo único que se proyecta es nuestro yo sobre la pantalla ocre de un paisaje que es nuestro exterior, continuidad sin trauma de lo que creíamos éramos nosotros. Paisaje y no naturaleza muerta y objetiva; paisaje. Allí donde la abstracción nace de una visión depurada y esquemática que confirma la luz como el principio de todas las cosas. De todas las metáforas posibles (y son muchas) nos gusta especialmente una, 72

la de las alucinaciones en el pedregoso suelo de un territorio yermo. La de la visión especular en la monotonía de las piedras dañadas por la erosión y por la luz inclemente. En este erial de piedra y matorral sucede ¿Dónde si no? ¿Dónde, sino en el desierto podríamos haber alumbrado una alucinación semejante? Allí donde la vida es una existencia licuada, adelgazada por la supresión de lo superfluo; escenario de un ritual de desposeimiento de lo accesorio. En el límite de la vida posible e imaginada. Es allí donde hemos concebido un sueño visionario, una verdadera alucinación. La confusión ha desordenado nuestras creencias, ha socavado las estructuras que guían nuestra vida cotidiana, ha hecho saltar por los aires nuestra confianza en las costumbres, nos ha dejado “sonados”, borrachos de una nueva idea que destruye lo anterior. Pero “¿tendremos el coraje necesario?” Tal vez la alucinación se desdibuje en el árido de nuestras vidas llenas, atiborradas e hiperestimuladas. Tal vez volvamos a refugiarnos en oasis confortables, en espejismos hipnóticos, en existencias vicarias.

Pintura mural realizada por Pablo S. Herrero Mayo 2012, Morille (Salamanca) Fotografías de Javier Arribas.

Eva Lavilla Rey

73


El abandono es un sĂ­ntoma de fallecimiento en el tiempo, pero tambiĂŠn la belleza se curte a medida que el mismo toma las riendas de nuestros dĂ­as.

Abandoning is a sign of death of time; however, the beauty makes itself stronger at the same moment that the time takes control of our days.

TABACALERA

75


El abandono es un sĂ­ntoma de fallecimiento en el tiempo, pero tambiĂŠn la belleza se curte a medida que el mismo toma las riendas de nuestros dĂ­as.

Abandoning is a sign of death of time; however, the beauty makes itself stronger at the same moment that the time takes control of our days.

TABACALERA

75


Deserted places are visited quietly, the same as you visit a cemetery; imagining everything they could have been and they were not. Regreting inexorable. Wondering why. In a world overwhelmed with the idea of efficiency, productivity, profit, utility and the benefit, these spaces were meaningless. A kick in your liver. Straight, accurate. A kick that bucks you up. A kick that mobilizes. Waste products that wake us up into an alternative reality which always goes along with us even if we want to hide it. They are living spaces with a very special freedom. Beyond any control, beyond the laws; they seem to want to resist any attempt of human subjugation. Spaces of anarchy that only the imagination of those who wander around or take part in them move away from the chaos. Only that way, the atmospheres reach their original sense and function from the times when they were inhabited and the tidy life cleared the inherent hazards attributed to “waste products”.

76

Los lugares abandonados se recorren en silencio, como se recorre un cementerio; imaginando todo aquello que pudo haber sido y no fue. Lamentando lo inexorable. Preguntándonos “por qué”. En un mundo agobiado por la idea de la eficiencia, la productividad, la ganancia, la utilidad y el beneficio, estos espacios son un sinsentido. Una patada al hígado. Directa, certera. Despabilante. Movilizadora. Desechos que nos despiertan a una realidad alternativa que, aunque queramos esconderla, nos acompaña siempre. Son habitáculos de una libertad muy particular. Ajenos a todo control, y al margen de las leyes, parecen querer resistir todo intento de sometimiento humano. Espacios de anarquía que sólo se apartan del caos por intervención de la imaginación de quienes deambulan o intervienen en ellos. Únicamente de ese modo, los ambientes adquieren el sentido y la función original que tuvieron cuando estaban poblados y la vida ordenada despejaba los peligros inherentes que le atribuimos a los “desperdicios”.

Esencia

La Abeja Reina

A mi abuela Paz

Olor a muerte, olor a vida. Vida que no es vida, vida, que es intriga. La abeja Reina se muere sobre césped de lana fina. Y en un aliento de vida, mi abeja reina respira.

A mi padre

Un momento, aliento, una vida, sosiego, un instante, tormento, un hecho, eternidad, un juicio, fuego, de Helios, gloria, de hoguera, Hades, un momento para siempre, una vida, de repente.

Iván del Arco Santiago Iván del Arco Santiago

77


Deserted places are visited quietly, the same as you visit a cemetery; imagining everything they could have been and they were not. Regreting inexorable. Wondering why. In a world overwhelmed with the idea of efficiency, productivity, profit, utility and the benefit, these spaces were meaningless. A kick in your liver. Straight, accurate. A kick that bucks you up. A kick that mobilizes. Waste products that wake us up into an alternative reality which always goes along with us even if we want to hide it. They are living spaces with a very special freedom. Beyond any control, beyond the laws; they seem to want to resist any attempt of human subjugation. Spaces of anarchy that only the imagination of those who wander around or take part in them move away from the chaos. Only that way, the atmospheres reach their original sense and function from the times when they were inhabited and the tidy life cleared the inherent hazards attributed to “waste products”.

76

Los lugares abandonados se recorren en silencio, como se recorre un cementerio; imaginando todo aquello que pudo haber sido y no fue. Lamentando lo inexorable. Preguntándonos “por qué”. En un mundo agobiado por la idea de la eficiencia, la productividad, la ganancia, la utilidad y el beneficio, estos espacios son un sinsentido. Una patada al hígado. Directa, certera. Despabilante. Movilizadora. Desechos que nos despiertan a una realidad alternativa que, aunque queramos esconderla, nos acompaña siempre. Son habitáculos de una libertad muy particular. Ajenos a todo control, y al margen de las leyes, parecen querer resistir todo intento de sometimiento humano. Espacios de anarquía que sólo se apartan del caos por intervención de la imaginación de quienes deambulan o intervienen en ellos. Únicamente de ese modo, los ambientes adquieren el sentido y la función original que tuvieron cuando estaban poblados y la vida ordenada despejaba los peligros inherentes que le atribuimos a los “desperdicios”.

Esencia

La Abeja Reina

A mi abuela Paz

Olor a muerte, olor a vida. Vida que no es vida, vida, que es intriga. La abeja Reina se muere sobre césped de lana fina. Y en un aliento de vida, mi abeja reina respira.

A mi padre

Un momento, aliento, una vida, sosiego, un instante, tormento, un hecho, eternidad, un juicio, fuego, de Helios, gloria, de hoguera, Hades, un momento para siempre, una vida, de repente.

Iván del Arco Santiago Iván del Arco Santiago

77


L

UCES DEL PASADO

Sr. Arribas

“Luces del pasado II”. (Marzo 2012) Persuadió a setenta compañeros para retar a la muerte con el fin de recuperar la libertad antes de verse obligados a servir. “Lights from the past II”. (March 2012) He persuaded sixty partners to challenge the death in order to regain freedom before being forced to serve.

78

“LUCES DEL PASADO”

“LIGHTS FROM THE PAST”

Cuando te encuentras solo en un lugar abandonado el miedo se va apoderando y los sentidos se agudizan, esto te permite observar detalles insignificantes en otras situaciones. Lo que une a estos lugares es el silencio y la relación que se establece con la luz, donde ésta cobra una gran fuerza expresiva al no estar contaminada de otros estímulos exteriores. En pocos lugares te sientes atraído por el cambio incontrolado que produce la luz sobre las superficies y cómo los cuerpos aparecen y se desvanecen en función de la incidencia de la luz, dejando así una huella efímera cuya presencia dura tan solo un instante. A partir de una reflexión sobre la manera de transmitir estas sensaciones, desarrollé el proyecto “Luces del pasado” con la intención de crear una obra capaz de transmitir la fuerza efímera de la luz sobre las superficies. Así, busco generar formas anatómicas creadas sobre acetatos transparentes que me sirven como emisarios que, si bien son figurativos, resultan abstracciones evocadoras de tiempos pasados. Estos emisarios son iluminados artificialmente para generar formas cambiantes que no pueden ser plasmadas en un soporte físico y sólo pueden observarse durante breves instantes.

There you find yourself alone in an abandoned place, the fears prevail and the senses become more acute, which allows you to notice insignificant details in other situations. Silence and relation established by the light connect these places, where the light gets great expressive force because it is uncontaminated. Certain places attract your attention by the uncontrolled light change around the surfaces, and as the bodies appear or disappear according to the incidence of the light impact they leave an ephemeral trace, whose presence lasts just one instant. Based on a reflection about the way of how to transfer those feelings, I developed the project: “light from the past” with the intention to create a work able to transmit the ephemeral force of the light on the surfaces. Thus, I search for generating of anatomic shapes on transparent acetates, which serve as an emissary that, although figurative, became evocative abstraction from the past. These emissaries are artificially illuminated in order to generate changing shapes that cannot be captured in a physical medium and can be observed just for a short time.

79


L

UCES DEL PASADO

Sr. Arribas

“Luces del pasado II”. (Marzo 2012) Persuadió a setenta compañeros para retar a la muerte con el fin de recuperar la libertad antes de verse obligados a servir. “Lights from the past II”. (March 2012) He persuaded sixty partners to challenge the death in order to regain freedom before being forced to serve.

78

“LUCES DEL PASADO”

“LIGHTS FROM THE PAST”

Cuando te encuentras solo en un lugar abandonado el miedo se va apoderando y los sentidos se agudizan, esto te permite observar detalles insignificantes en otras situaciones. Lo que une a estos lugares es el silencio y la relación que se establece con la luz, donde ésta cobra una gran fuerza expresiva al no estar contaminada de otros estímulos exteriores. En pocos lugares te sientes atraído por el cambio incontrolado que produce la luz sobre las superficies y cómo los cuerpos aparecen y se desvanecen en función de la incidencia de la luz, dejando así una huella efímera cuya presencia dura tan solo un instante. A partir de una reflexión sobre la manera de transmitir estas sensaciones, desarrollé el proyecto “Luces del pasado” con la intención de crear una obra capaz de transmitir la fuerza efímera de la luz sobre las superficies. Así, busco generar formas anatómicas creadas sobre acetatos transparentes que me sirven como emisarios que, si bien son figurativos, resultan abstracciones evocadoras de tiempos pasados. Estos emisarios son iluminados artificialmente para generar formas cambiantes que no pueden ser plasmadas en un soporte físico y sólo pueden observarse durante breves instantes.

There you find yourself alone in an abandoned place, the fears prevail and the senses become more acute, which allows you to notice insignificant details in other situations. Silence and relation established by the light connect these places, where the light gets great expressive force because it is uncontaminated. Certain places attract your attention by the uncontrolled light change around the surfaces, and as the bodies appear or disappear according to the incidence of the light impact they leave an ephemeral trace, whose presence lasts just one instant. Based on a reflection about the way of how to transfer those feelings, I developed the project: “light from the past” with the intention to create a work able to transmit the ephemeral force of the light on the surfaces. Thus, I search for generating of anatomic shapes on transparent acetates, which serve as an emissary that, although figurative, became evocative abstraction from the past. These emissaries are artificially illuminated in order to generate changing shapes that cannot be captured in a physical medium and can be observed just for a short time.

79


Cuando entré por primera vez quedé atrapado por el silencio, la luz y la sensación de intranquilidad que transmitía. Esa atracción fue rota por las voces de la calle, que constantemente te situaban en tiempo y espacio. La escasa luz que entraba entre las rejas de la ventana iluminando las bóvedas de ladrillo roído, condicionó obligatoriamente el trabajo.

When I first entered, the silence, light and a feeling of restless silence caught up with me. This attraction was broken by the voices in the street, which constantly situated me in a certain time and space. A weak light that was falling through the window bars illuminated the brick vaults gnawed, and conditioned my necessarily to my work.

“La sombra del tiempo XII”. (Marzo 2012) Incapaz de poner límites a sus instintos desenfrenados. Nada era respetado por la rabia bárbara y la maldad acumulada por una vida dedicada a servir. “The shadow of the time XII”. (March 2012) Incapable of place limits to his frantic instincts. Nothing was respected by his brutal fury and his accumulated wickedness because of a life dedicated to serving.

80

81


Cuando entré por primera vez quedé atrapado por el silencio, la luz y la sensación de intranquilidad que transmitía. Esa atracción fue rota por las voces de la calle, que constantemente te situaban en tiempo y espacio. La escasa luz que entraba entre las rejas de la ventana iluminando las bóvedas de ladrillo roído, condicionó obligatoriamente el trabajo.

When I first entered, the silence, light and a feeling of restless silence caught up with me. This attraction was broken by the voices in the street, which constantly situated me in a certain time and space. A weak light that was falling through the window bars illuminated the brick vaults gnawed, and conditioned my necessarily to my work.

“La sombra del tiempo XII”. (Marzo 2012) Incapaz de poner límites a sus instintos desenfrenados. Nada era respetado por la rabia bárbara y la maldad acumulada por una vida dedicada a servir. “The shadow of the time XII”. (March 2012) Incapable of place limits to his frantic instincts. Nothing was respected by his brutal fury and his accumulated wickedness because of a life dedicated to serving.

80

81


G

“GEOMETRIA”

EOMETRÍA

Diego Llorente Domínguez “Eje de coordenadas” “Coordinate Axis”

82

Leyes, fronteras, derechos, deberes... Valores que asumimos y que aunque cambian a diario entendemos como verdades intemporales, bordes infranqueables de una estructura que determina nuestras vidas. Bordes definidos y condicionados en su tiempo y su contexto. Una geometría difícil de entender, ya que entender la geometría, supone

entender la abstracción, supone asumir que sus elementos deben perder todo significado material, por tanto las condiciones que delimitan su espacio, o la materialización de la lógica humana debe ser a su vez coherente con la esencia de la naturaleza, de lo que nos rodea. El análisis geométrico se basa en que todo esta compuesto de puntos, rectas y curvas; tanto lo tangible como lo intangible, por tanto la naturaleza y sus procesos pueden ser interpretados matemáticamente por medio de ecuaciones y gráficos que las contengan. El orden de la geometría analítica, supone que a cada punto en el plano le corresponde un par ordenado de números, y que a cada par ordenado de números le corresponde un punto en el plano. De este modo una recta se puede entender como un conjunto infinito de puntos alineados en una dirección y todas, sin excepción, quedan incluidas en la ecuación: Ax + By + C = 0. Definir una sola recta, supone haber definido un eje de coordenadas y el resto de puntos y rectas. Un modo de entender la realidad que determina distintas funciones, distintas definiciones para una misma idea.

“GEOMETRY” Laws, borders, rights, duties... values we assume and even though they are changing daily, we follow them like timeless rights, impassable borders of a structure, which define our lifes. Defined and conditioned borders in its time and its context. A geometry is difficult to understand, because understanding geometry means understanding the abstraction, accepting that its elements must lose all matter meaning therefore the conditions which define its space or the materialization of human logic, are also necessary to be consistent with the essence of nature, with all that surrounds us. The geometrical analysis is based on the fact that everything is composed of points, straight and curve lines; both tangible and intangible. Thus, nature and its systems can be interpreted mathematically through equations and graphics containing them. According to Analytical Geometry, each ordered pair corresponds to a point in the coordinate plane, and each point in the coordinate plane corresponds to an ordered pair. Therefore, a line can be understood as an infinite set of points facing the 83


G

“GEOMETRIA”

EOMETRÍA

Diego Llorente Domínguez “Eje de coordenadas” “Coordinate Axis”

82

Leyes, fronteras, derechos, deberes... Valores que asumimos y que aunque cambian a diario entendemos como verdades intemporales, bordes infranqueables de una estructura que determina nuestras vidas. Bordes definidos y condicionados en su tiempo y su contexto. Una geometría difícil de entender, ya que entender la geometría, supone

entender la abstracción, supone asumir que sus elementos deben perder todo significado material, por tanto las condiciones que delimitan su espacio, o la materialización de la lógica humana debe ser a su vez coherente con la esencia de la naturaleza, de lo que nos rodea. El análisis geométrico se basa en que todo esta compuesto de puntos, rectas y curvas; tanto lo tangible como lo intangible, por tanto la naturaleza y sus procesos pueden ser interpretados matemáticamente por medio de ecuaciones y gráficos que las contengan. El orden de la geometría analítica, supone que a cada punto en el plano le corresponde un par ordenado de números, y que a cada par ordenado de números le corresponde un punto en el plano. De este modo una recta se puede entender como un conjunto infinito de puntos alineados en una dirección y todas, sin excepción, quedan incluidas en la ecuación: Ax + By + C = 0. Definir una sola recta, supone haber definido un eje de coordenadas y el resto de puntos y rectas. Un modo de entender la realidad que determina distintas funciones, distintas definiciones para una misma idea.

“GEOMETRY” Laws, borders, rights, duties... values we assume and even though they are changing daily, we follow them like timeless rights, impassable borders of a structure, which define our lifes. Defined and conditioned borders in its time and its context. A geometry is difficult to understand, because understanding geometry means understanding the abstraction, accepting that its elements must lose all matter meaning therefore the conditions which define its space or the materialization of human logic, are also necessary to be consistent with the essence of nature, with all that surrounds us. The geometrical analysis is based on the fact that everything is composed of points, straight and curve lines; both tangible and intangible. Thus, nature and its systems can be interpreted mathematically through equations and graphics containing them. According to Analytical Geometry, each ordered pair corresponds to a point in the coordinate plane, and each point in the coordinate plane corresponds to an ordered pair. Therefore, a line can be understood as an infinite set of points facing the 83


same direction, all of these lines without exception, will be given in the form: Ax + By + C = 0. To define a single line means having already defined the coordinate axes and the rest of points and lines. It is a way to understand the reality, which defines different notions, different functions of the same concept.

“Límite”

“Recta”

“Limit”

“Straight line”

“Orden” ”Order”

84

85


same direction, all of these lines without exception, will be given in the form: Ax + By + C = 0. To define a single line means having already defined the coordinate axes and the rest of points and lines. It is a way to understand the reality, which defines different notions, different functions of the same concept.

“Límite”

“Recta”

“Limit”

“Straight line”

“Orden” ”Order”

84

85


I

“INTERMINABLE”

NTERMINABLE

Enrique Rubio Romero

“Interminable” Interminable, como la búsqueda de uno mismo. “Endless” Endless, like ourselves earch.

86

Interminable, como los pasillos que recorren las entrañas de este edificio. Interminable como las complicidades, como las amistades de veras. Interminable como este edificio en sí mismo. Callado, como todos los lugares despreciados por el tiempo. Silencioso, como las más firmes revoluciones. Atrayente como todo lo prohibido. Ordenado, dentro del caos. Abrigo de aquellos que anhelan algún tipo de libertad espacial y no saben que dentro de las cárceles urbanas, ésta no es más que un mito, grande, espacioso, infinito... pero un mito. Vulnerable, como todo lo que se hace sin ser dueño de sus propios medios, precario como lo provisional. Alternativo, si es que esta palabra tiene algún significado cuando es usada para llamar a lo que es corriente en otros lugares. Roto, como todo lo que no está libre de la acción humana. Interminable como la búsqueda de las necesidades más básicas. Este espacio es una sucesión casi infinita de pasillos estancias y patios, en él

perderse es fácil. De este modo se desarrolla mi obra es un laberinto lógico, previsible, todo tiene unos puntos de referencia, y siguiéndolos se llega... Es el recrear el espacio con sus mismos materiales, los rollos de papel de fumar son el intestino dentro del intestino que son los sótanos de este edificio. Es blanco, impoluto, como los cigarrillos que salían de él. Para después convertirse en humo y ceniza, la creación para la destrucción. Durante la noche los guardias de seguridad del edificio la destruyeron parcialmente, convirtiéndose de manera inconsciente en parte de la misma. “ENDLESS” Endless, like the aisles that the core of this building traverses. Endless, like the complicities, like the real friendship. Endless, like the building itself. Quiet, like all the places that time scorns. Quiet, like the firmest revolutions. Appealing, like everything forbidden. Tidy, inside the chaos. Shelter of those who desire any kind of special freedom andwho don’t know that inside urban jails this is just a myth: big, spacious, infinite...but a myth.

87


I

“INTERMINABLE”

NTERMINABLE

Enrique Rubio Romero

“Interminable” Interminable, como la búsqueda de uno mismo. “Endless” Endless, like ourselves earch.

86

Interminable, como los pasillos que recorren las entrañas de este edificio. Interminable como las complicidades, como las amistades de veras. Interminable como este edificio en sí mismo. Callado, como todos los lugares despreciados por el tiempo. Silencioso, como las más firmes revoluciones. Atrayente como todo lo prohibido. Ordenado, dentro del caos. Abrigo de aquellos que anhelan algún tipo de libertad espacial y no saben que dentro de las cárceles urbanas, ésta no es más que un mito, grande, espacioso, infinito... pero un mito. Vulnerable, como todo lo que se hace sin ser dueño de sus propios medios, precario como lo provisional. Alternativo, si es que esta palabra tiene algún significado cuando es usada para llamar a lo que es corriente en otros lugares. Roto, como todo lo que no está libre de la acción humana. Interminable como la búsqueda de las necesidades más básicas. Este espacio es una sucesión casi infinita de pasillos estancias y patios, en él

perderse es fácil. De este modo se desarrolla mi obra es un laberinto lógico, previsible, todo tiene unos puntos de referencia, y siguiéndolos se llega... Es el recrear el espacio con sus mismos materiales, los rollos de papel de fumar son el intestino dentro del intestino que son los sótanos de este edificio. Es blanco, impoluto, como los cigarrillos que salían de él. Para después convertirse en humo y ceniza, la creación para la destrucción. Durante la noche los guardias de seguridad del edificio la destruyeron parcialmente, convirtiéndose de manera inconsciente en parte de la misma. “ENDLESS” Endless, like the aisles that the core of this building traverses. Endless, like the complicities, like the real friendship. Endless, like the building itself. Quiet, like all the places that time scorns. Quiet, like the firmest revolutions. Appealing, like everything forbidden. Tidy, inside the chaos. Shelter of those who desire any kind of special freedom andwho don’t know that inside urban jails this is just a myth: big, spacious, infinite...but a myth.

87


Vulnerable, like everything that is done without being the owner of its own means; poor like the provisional. Alternative, if this word has any meaning when it is used to call what is common in other places. Broken, like everything that is not free from human action. Endless, like the search for the most basic needs. This space is an infinite succession of aisles, rooms and courtyards; it is easy to get lost in it. That is how my work is developed: in a logical predictable labyrinth where everything has its own benchmarks and following them you reach the goal... It consists of recreating the space with the same materials; the rolls of smoking paper are the intestines inside the intestines that are the basements of this building. It is white, pure...like the cigarettes resulting from it. It finally becomes smoke and ashes, the creation for the destruction. During the night, some security guards partially destroyed it becoming –this way- unconsciously part of it.

88

89


Vulnerable, like everything that is done without being the owner of its own means; poor like the provisional. Alternative, if this word has any meaning when it is used to call what is common in other places. Broken, like everything that is not free from human action. Endless, like the search for the most basic needs. This space is an infinite succession of aisles, rooms and courtyards; it is easy to get lost in it. That is how my work is developed: in a logical predictable labyrinth where everything has its own benchmarks and following them you reach the goal... It consists of recreating the space with the same materials; the rolls of smoking paper are the intestines inside the intestines that are the basements of this building. It is white, pure...like the cigarettes resulting from it. It finally becomes smoke and ashes, the creation for the destruction. During the night, some security guards partially destroyed it becoming –this way- unconsciously part of it.

88

89


L

A BELLEZA DE LA DECADENCIA

Paye Vargas Soria

La luz rasga la oscuridad con sus palabras, la oscuridad rasga la luz con sus silencios. Las preguntas aparecen, las dudas, las hipรณtesis y el misterio, las indagaciones, las suposiciones... las respuestas nos esperan...

Light tears darkness whith is words, darkness tears light whith its silences. Questions, doubts, hypothesis and mystery, inquiries and assumptions come up...we have got some replies ahead of us... 90

91


L

A BELLEZA DE LA DECADENCIA

Paye Vargas Soria

La luz rasga la oscuridad con sus palabras, la oscuridad rasga la luz con sus silencios. Las preguntas aparecen, las dudas, las hipรณtesis y el misterio, las indagaciones, las suposiciones... las respuestas nos esperan...

Light tears darkness whith is words, darkness tears light whith its silences. Questions, doubts, hypothesis and mystery, inquiries and assumptions come up...we have got some replies ahead of us... 90

91


92

93


92

93


C

olaboraciones

Sucesión

Nítida balancea tus dientes en el precipicio, todo mutó hacia una forma que desconoces y ahí sigues, desequilibrista muda, extraña de ti misma.

Cris Martín “La Princesa Inca”

94

No puedo dejar de mirar esas paredes, esa sucesión de ladrillos, ese mar de arcilla cocida, de polvo, de pintura y suciedad. No consigo apartar los ojos el océano congelado de sus muros. Ese mar de vida. Sí, de vida, porque en definitiva no es más que eso. Vivir es caos, desorden, es encontrar cosas fuera de lugar, desear que todo fuera de otra manera, es lucha y tensión. Las casas llenas de vida son hogares, y los hogares viven con el desorden. Mi propia vida es desorden; no respiro como debo, no ingiero como debo, no amo como debo, no deseo como debo. Se me escapan los deseos por entre los dientes, y la vida es encajar esa miríada de piezas. Vivir es la tensión que me empuja a encontrar el sistema del desorden, la búsqueda de esa homeostasis. Es intentar algo, un no sé qué, tal vez crear aventuras en ese caos…pero la vida es también vaciedad. Es triste, y cuesta trabajo vivir. Triste en sí misma, es una pared que se ha de escalar, agarrándote a cualquier saliente, buscando

pretextos para seguir escalando, y, sin embargo, puede ser también bella, si la lleno de belleza. Llenar mi existencia de belleza, de experiencias sobrecogedoras, de sensaciones y momentos que alumbran experiencias. Llenar el espacio de mi existencia, el intervalo entre cada uno de mis latidos. No puedo dejar de observar cómo la luz se derrama por los muros, esa luz creadora, que hace aparecer las cosas en el espacio. La luz que no existe si no existen las cosas, las cosas existen porque yo existo. Esto me lleva a encontrarme con más mundos, con todos los universos

huyo de ese espacio de abandono. Al contrario, me llama, y yo voy hacia él. Me maravillo al considerar que un espacio como este, que era manantial de riqueza para algunos, fuente de lujo para pocos y medio de vida para muchos, es ahora el santuario de la pobreza. Un santuario en el que solo se puede venerar la desesperación. Los pobres escalan sus muros, penetran por sus vanos. Los pobres ante el poderío del abandono, en una corte de milagros miserables. Ulises Faragüit

posibles, porque quiero existir, quiero existir mucho, hacerme presente es todas las dimensiones posibles, ser pleno. Pasear por las playas de los trópicos, sentir el zumbido del viento en mis oídos. Las playas tropicales acariciando las plantas de mis pies. Esas playas comienzan a existir en el momento que las considero. Cada paso, por lento y silencioso que pretende que sea, es un crepitar continuo,una hoguera de frío,de separación, de desamparo. No, no tengo miedo, no 95


C

olaboraciones

Sucesión

Nítida balancea tus dientes en el precipicio, todo mutó hacia una forma que desconoces y ahí sigues, desequilibrista muda, extraña de ti misma.

Cris Martín “La Princesa Inca”

94

No puedo dejar de mirar esas paredes, esa sucesión de ladrillos, ese mar de arcilla cocida, de polvo, de pintura y suciedad. No consigo apartar los ojos el océano congelado de sus muros. Ese mar de vida. Sí, de vida, porque en definitiva no es más que eso. Vivir es caos, desorden, es encontrar cosas fuera de lugar, desear que todo fuera de otra manera, es lucha y tensión. Las casas llenas de vida son hogares, y los hogares viven con el desorden. Mi propia vida es desorden; no respiro como debo, no ingiero como debo, no amo como debo, no deseo como debo. Se me escapan los deseos por entre los dientes, y la vida es encajar esa miríada de piezas. Vivir es la tensión que me empuja a encontrar el sistema del desorden, la búsqueda de esa homeostasis. Es intentar algo, un no sé qué, tal vez crear aventuras en ese caos…pero la vida es también vaciedad. Es triste, y cuesta trabajo vivir. Triste en sí misma, es una pared que se ha de escalar, agarrándote a cualquier saliente, buscando

pretextos para seguir escalando, y, sin embargo, puede ser también bella, si la lleno de belleza. Llenar mi existencia de belleza, de experiencias sobrecogedoras, de sensaciones y momentos que alumbran experiencias. Llenar el espacio de mi existencia, el intervalo entre cada uno de mis latidos. No puedo dejar de observar cómo la luz se derrama por los muros, esa luz creadora, que hace aparecer las cosas en el espacio. La luz que no existe si no existen las cosas, las cosas existen porque yo existo. Esto me lleva a encontrarme con más mundos, con todos los universos

huyo de ese espacio de abandono. Al contrario, me llama, y yo voy hacia él. Me maravillo al considerar que un espacio como este, que era manantial de riqueza para algunos, fuente de lujo para pocos y medio de vida para muchos, es ahora el santuario de la pobreza. Un santuario en el que solo se puede venerar la desesperación. Los pobres escalan sus muros, penetran por sus vanos. Los pobres ante el poderío del abandono, en una corte de milagros miserables. Ulises Faragüit

posibles, porque quiero existir, quiero existir mucho, hacerme presente es todas las dimensiones posibles, ser pleno. Pasear por las playas de los trópicos, sentir el zumbido del viento en mis oídos. Las playas tropicales acariciando las plantas de mis pies. Esas playas comienzan a existir en el momento que las considero. Cada paso, por lento y silencioso que pretende que sea, es un crepitar continuo,una hoguera de frío,de separación, de desamparo. No, no tengo miedo, no 95


Las ruinas de lo que nunca fue

Mientras fuera la verdad del calendario se imponía y afirmaba que habían transcurrido años, yo supe el tiempo detenido; mientras la verdad del suelo que pisaba anunciaba un espacio posible, yo supe de su engaño...Todo comenzó el día en que el lugar en el que quise levantarme y levantarle, como quien vislumbró el águila y el nopal, me susurró desde la lejanía "no estoy" y advertí que no estaba sino sobre las ruinas de lo que nunca fue; que no estaba sino donde una vez noté sucederse días de estreno; días siempre nuevos, únicos, sustentados en la esperanza; días en los que, ilusionada como estaba, el tiempo discurría amablemente sobre mí y yo lo estiraba, antojándoseme eternas sus posibilidades, y las de él, y las mías, y aun las de un nosotros y fui dulcemente inconsciente de toda finitud, de toda derrota... Pero desde la epifanía de la certeza de la extinción de aquel lugar, me sé, sin haberme mudado, nuevamente en otro mundo; me sé, pese a la apariencia, en un tiempo 96

agotado. Así, el espacio en que una vez renací, y asimismo el otro y el mundo renacieron, me anunció todas las muertes. Otra vez habría de reinventarme. Ahora de nuevo soy Mercurio: proyecto, posibilidad, potencia... Y mientras fuera la verdad del calendario se sigue imponiendo, me digo: "se me agota el tiempo; se consume el tiempo; el tiempo del ser que tengo detenido". V. H. Gª. Brea


El abandono es un sĂ­ntoma de fallecimiento en el tiempo, pero tambiĂŠn la belleza se curte a medida que el mismo toma las riendas de nuestros dĂ­as.

Abandoning is a sign of death of time; however, the beauty makes itself stronger at the same moment that the time takes control of our days.

TABACALERA

75

Latidos 1  

Catálogo recopilatorio de obra artística, correspondiente a la exposición Latidos 1.

Latidos 1  

Catálogo recopilatorio de obra artística, correspondiente a la exposición Latidos 1.

Advertisement