Page 1

Número 3 Junio 2014 Desde la plaza de Cánovas del Castillo a la plaza de Cibeles Las excavaciones en la Cuesta de la Vega en 1985 y la pretendida basílica visigoda

¿Quien fue la modelo de las majas de Goya? Un paseo por las redacciones de la antigua prensa madrileña ... Prim, un crimen sin esclarecer Juan de Tarsis, una vida novelesca en el siglo XVII Un paseo por las fuentes del distrito de Arganzuela La Cueva de Altamira

SOLICITA LA REVISTA EN info@autoediciones.com Y LA RECIBIRÁS PUNTUALMENTE EN TU CORREO

Pasea por Madrid 1


?

QUIERES DESCARGARTE LA REVISTA COMPLETA

?

CON UN SOLO CLIC SOBRE LA CARPETA

TAMBIÉN PUEDES RECIBIRLA EN TU CORREO PARA ELLO, NECESITAMOS QUE NOS ENVÍES UNA SOLICITUD A NUESTRO CORREO: info@autoediciones.com SIN COSTES DE NINGÚN TIPO, SIN PUBLICIDAD Y PARA DEJAR DE RECIBIRLA SOLAMENTE NECESITAMOS NOS ENVÍES UN CORREO PIDIENDO EL CESE DEL ENVÍO. NUESTROS NÚMEROS ATRASADOS ESTÁN DISPONIBLES EN LA WEB AUTOEDICIONES.COM SIN NINGÚN COSTE POR DESCARGA. LAS ESTADÍSTICAS DE ISSUU, NOS INDICAN 50.OOO DESCARGAS EN LOS MESES DE ENERO A JUNIO. GRACIAS POR VUESTRA ACOGIDA 2 Pasea por Madrid

SE DESCARGARAN TODAS LAS PÁGINAS DE LA REVISTA EN TU ORDENADOR O TABLET EN FORMATO PDF, INTERACTIVO CON ACCESO A AUDIOS, VÍDEOS Y PRESENTACIONES DE IMÁGENES Y PUEDES DISTRIBUIRLO ENTRE TUS AMIGOS.


N.º 03/Verano 2014

Pasea por Madrid

EDITORIAL Revista Pasea por Madrid ISSN (EN TRAMITACIÓN)

CRÉDITOS EDITORIALES Portada, editorial, diseño, maquetación, composición gráfica, fotografía, corrección ortotipográfica de www.autoediciones.com

AGRADECEMOS LA COLABORACIÓN DE: Aparisi Laporta, Luis Miguel - Cerca González, María de la. - García Gómez, Luis - Gonzalez Alcalde, Julio - Jiménez Mancha, Juan - Jiménez Escolano, Carlos - Langa, Eduardo Mediero, Isabel - Quero, Salvador.

SUSCRIPCIÓN GRATUITA La ley LSSICE que regula el envío por email de publicidad no solicitada, Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, no impide el envío de una revista digital, pero los filtros antispan pueden hacer que este correo sea rechazado para evitarlo te pedimos que envíes una expresa suscripción a través de: www.autoediciones.com/contacto.php

Siguiendo con nuestra costumbre, hablaremos primero de nuestras estadísticas de lectura y descargas que nos brinda ISSUU, y nos comunica que en seis meses hemos llegado a un alto número de lectores, a punto de alcanzar las 48.000 descargas, 2700 lecturas y en los cinco continentes, aunque sigue siendo el mercado nacional el que más interés muestra por nuestra revista con 2380 lectores en los últimos seis meses. Mantenemos envíos directos a más de 250 email, que nos lo han solicitado y consideramos que nuestra entrada en el mercado de revistas culturales de temática madrileña se está consolidando poco a poco. Como novedades de este número de verano, hemos incluido una seccion de ESCAPADAS, para que no quede fuera de nuestro ámbito de interés otras tierras que más o menos cercanas, tienen mucho que mostrarnos y continuamos con la seccion de HEMOS ESTADO, para contar a nuestros lectores los eventos a los que acudimos. También notaran un ligero giro en la maquetación, pensando que al ser la lectura más habitual en tablet, hemos variado la tipografía para mejorar la facilidad lectora en este tipo de equipos digitales, e incluimos en cada artículo párrafos en tipografías mayores que marcan los principales punto de interés y las conclusiones de los temas tratados. Damos las gracias a todos nuestros lectores por el tiempo que nos dedican y sus mensajes de apoyo y agradecemos la labor de nuestros colaboradores que de forma desinteresada nos facilitan el que podamos estar con ustedes cada tres meses.

www.autoediciones.com

Las opiniones, comentarios y notas son responsabilidad exclusiva de los firmantes o de las entidades que facilitaron los datos para la confección de los artículos.

Pasea por Madrid 3


SUMARIO

Pulsa sobre las imágenes de cada artículo para ir a él

22 12

52 36

¿QUIEN FUE LA MODELO DE LAS MAJAS DE GOYA? JUAN DE TARSIS, UNA Una tendencia o desinforVIDA NOVELESCA EN mación maliciosa, ha hecho que este baladí tema EL SIGLO XVII D. Juan de Tarsis o Tassis y Peralta, II Conde de Villamediana muere en Madrid en extrañas circunstancias, su controvertida personalidad, su acerada pluma, su desordenada vida amorosa y su temeridad en el trato a las mujeres, posiblemente pudieron ser el origen de su fatal destino.

4 Pasea por Madrid

este plagado de incógnitas y falsas interpretaciones, en este artículo revelamos un secreto a voces que está empeñado en ocultarse al gran público, estando sobradamente esclarecido para los expertos.

LAS EXCAVACIONES EN LA CUESTA DE LA VEGA EN 1985 Y LA PRETENDIDA BASÍLICA VISIGODA

UN PASEO POR LAS REDACCIONES DE LA ANTIGUA PRENSA Es sobradamente conocida MADRILEÑA El periodismo nació en Madrid en redacciones situadas, de manera precaria y provisional, en pisos alquilados o en las residencias de sus propietarios, solamente las cabeceras oficiales disponían de buenos edificios e incluso con talleres propios.

la existencia de una cámara subterránea en las cercanías de la antigua puerta de la Vega, un gran sigilo informativo se cierne sobre este tema, de forma más o menos intencionado, por distintos estamentos. En este artículo se documenta el origen y estado actual de singular espacio del subsuelo madrileño.


UN PASEO POR LAS FUENTES DEL DISTRITO DE ARGANZUELA ... PRIM, UN CRIMEN El topónimo Madrid está SIN ESCLARECER muy vinculado al concepto agua y es una buena opor-

DESDE LA PLAZA DE En este año, bicentenario del tunidad para hablar de este CÁNOVAS DEL CASTILLO nacimiento del general Prim, elemento que en forma A LA PLAZA DE CIBELES se ha desbordado el interés de fuentes ornamentales, Continuamos nuestro pasear desde la conocida, como plaza de Neptuno y hasta la de Cibeles, bajo el mismo objetivo que nos llevó en el número anterior a recorrer el primer tramo del Paseo del Prado de Madrid.

por este prócer, que además se ha visto acrecentada por el estudio forense de sus restos, pero en realidad el prolijo y minucioso sumario de las de 18.000 páginas aún no ha determinado quienes fueron sus asesinos.

laminas, albercas, caños de vecindad, etc. encontramos por todos los distritos de Madrid, hoy hablaremos del distrito que está vinculado a Madrid-Río.

LA CUEVA DE ALTAMIRA Las noticias sobre las dificultades de acceso a la Cueva de Altamira, nos desanima a no plantearnos una visita hasta tal lugar, error, en este remitido podemos ver todo aquello que perderíamos por no visitar tan singular paraje y apreciar lo que la tecnología a preparado para que podamos hacerlo más fácil y de forma más didáctica

78 66

94 112 Pasea por Madrid 5


HEMOS ESTADO ALLI Por Isabel Mediero

50 ANIVERSARIO DE LA CASA DE LA MONEDA El pasado 11 de julio se cumplieron el 50 aniversario de la inauguración del edificio de la que siempre se ha denominado «Casa de la Moneda». Este acto inaugural lo realizó D. Francisco Franco acompañado de altos cargos del gobierno y de todos los directivos de la «Fábrica».

Con tal motivo el día 7 de mayo se abrió al publico, en tres salas de su museo, una exposición que lleva por título: «La FNMT-RCM en Jorge Juan 106: 50 años de Evolución y Tecnología». El acto de inauguración se inició con un precioso concierto, y tras éste tomaron la palabra dos especialistas del Museo que en sus elocuciones fueron narrando, con ayuda de imágenes, la historia del edificio desde el proyecto constructivo hasta el momento actual. Se vieron fotografías de los dos solares que se adquirieron para su construcción. Uno de ellos era propiedad de la empresa Goya Grabados que ya había iniciado en el mismo la construcción de su fábrica, y que la estructura de la misma fue aprovechada para la nueva FNMT. Se explicó el como la unión de esos solares hizo que la calle Fuen-

6 Pasea por Madrid

te del Berro, que llegaba hasta la de O´Donnell, pasara a terminar en la calle Jorge Juan, y que su ultimo tramo, entre las calles del Duque de Sexto y O´Donnell pasara a denominarse del Maestro Vives. Seguidamente tomó la palabra el Presidente Director y se cerró este turno de discursos con la intervención de la subsecretaria de Hacienda y Administraciones Públicas Dª. Pilar Plateroy. Al margen de estos aspectos formales, resultó especialmente emotivo el encuentro entre antiguos compañeros, algunos habían llegado a trabajar en la antigua fábrica de Colón, que no habían vuelto a verse desde que se jubilaron, y que les permitió recordar y comentar entre ellos avatares de su vida laboral, en un buen ambiente.


CONFERENCIA EN EL CENTRO SEPARAD-ISRAEL El día 29 de abril en el Palacio de Cañete, hoy Centro Separad-Israel, se celebró una conferencia y una exposición sobre Jan Karski, nombrado ciudadano de honor de Israel en 1994. «En plena segunda guerra mundial, un ciudadano polaco, Jan Karski, emprendió la peligrosa misión de cruzar el continente europeo ocupado por la Alemania nazi e informar a los aliados sobre las atrocidades del Holocausto, pidiéndoles que actuase para detenerlo».

Karski, se casó en 1965 con la bailarina y coreógrafa de 54 años Pola Nirenska, judía polaca (cuya familia entera murió en el Holocausto), se suicidó en 1992. No tuvieron hijos. Karski falleció en Washington en 2000 a los 86 años. Kaya Mirecka Ploss, intima amiga y compañera durante 38 años, heredera de Jan Karski, contó retazos de su vida junto a él. Una vida dramática y apasionante la de Kaya, ya que sufrió también el Holocausto Polaco siendo niña. Ahora a sus 90 años recorre en mundo entero para que no se olvide a Jan Karski.

«Era fácil para los nazis matar judíos, porque lo hicieron. Los Aliados consideraron imposible y demasiado costoso acudir en rescate de los judíos, porque no lo hicieron. Los judíos fueron abandonados por todos los Gobiernos, jerarquías eclesiásticas y sociedades, pero miles de judíos sobrevivieron porque miles de individuos en Polonia, Francia, Bélgica, Dinamarca y Holanda ayudaron a salvar judíos. Ahora todos los Gobiernos e Iglesias dicen “Intentamos ayudar a los judíos”, porque están avergonzados y quieren conservar su reputación. No ayudaron, 8 Pasea por Madrid

PRESENTACIÓN DE LA EXPOSICIÓN SOBRE JAN KARSKI EN EL PALACIO DE CAÑETE ACTUAL CENTRO SEPARD-ISRAEL EN MADRID porque seis millones perecieron, pero quienes estaban en los Gobiernos y en las Iglesias sobrevivieron. Nadie hizo lo suficiente».

JAN KARSKI


CONFERENCIA EN EL CENTRO CULTURAL DE LOS EJÉRCITOS

PRESENTACIÓN DE UN LIBRO EN EL MUSEO DE GUADALAJARA.

El pasado 29 de abril nuestro habitual colaborador don Luis Miguel Aparisi Laporta dictó una conferencia sobre el monumento del Parque del Retiro dedicado a la Patria española, personificado en el rey Alfonso XII, destacando el simbolismo de las innumerables alegorías, que en más de cuarenta estatuas forman el monumento que tiene mucho más alcance que un simple homenaje a la figura del rey Alfonso XII, como se le suele mencionar erróneamente.

El día 24 de Junio, en el bello marco del palacio del Infantado de Guadalajara, don Julio González, presento su libro sobre la Cultura material, agrícola, pastoril y apícola del Museo de Guadalajara en el que pormenorizadamente detalla las más de 150 piezas que el museo guarda. El acto estuvo presentado por el director de la institución, don Fernando Aguado y acompañado del editor de Pasea por Madrid que fue invitado a participar en el acto, en calidad de editor del libro.

DON JULIO GONZÁLEZ ALCALDE CONSERVADOR DEL MUSEO DE ANTROPOLOGÍA DURANTE LA PRESENTACIÓN DE SU NUEVO LIBRO EN EL MUSEO DE GUADALAJARA

Pasea por Madrid 9


DON DON LUIS MIGUEL APARISI LAPORTA EN UN MOMENTO DE SU INTERVENCION EN EL CENTRO CULTURAL DE LOS EJÉRCITOS

DON LUIS MIGUEL APARISI EN LA CONFERENCIA IMPARTIDA EL 11 DE MARZO EN EL CENTRO CULTURAL DE LOS EJÉRCITOS.

KAYA MIRECKA PLOSS, AMIGA Y COMPAÑERA DURANTE 38 AÑOS, EL MINISTRO ALBERDE JAN KARSKI, CONTÓDON RETAZOS TO JUNTO RUIZ-GALLARDÓN, A LA DE SU VIDA A ÉL. ENTRADA AL ACTO DE LA CONFERENCIA DE DON RAUL CANCIO.

10 Pasea por Madrid

UN MOMENTO DE LA PRESENTADON RAÚL C. CANCIO FERNÁNDEZ, LETRADO CIÓN DEL LIBRO CULTURA MADEL TRIBUNAL SUPREMO EN SU CONFERENTERIAL AGRÍCOLA, PASTORIL Y CIA DE INGRESO EN LA REAL ACADEMIA DE APÍCOLA DEL MUSEO DE GUADAJURISPRUDENCIA. LAJARA


PUBLICA TU LIBRO AHORA AUTOEDICIONES LOW COST

www.autoediciones.com

50 libros por menos de 150 €

Si eres un autor novel y quieres publicar tus primeras obras. Si eres un autor con libros ya descatalogados. y quieres reeditarlos de nuevo. Si eres universitario y no consigues publicar tu tesis.

visita:

Si quieres editar pequeñas tiradas de los textos que guardas desde hace tiempo. Si estas descontento de los resultados económicos que aporta la difícil tarea de autor literario.

www.autoediciones.com Pasea por Madrid 11


Regresar a sumario

JUAN DE TARSIS, CONDE DE VILLAMEDIANA UNA VIDA NOVELESCA EN EL MADRID DEL SIGLO XVII

Julio González-Alcalde Doctor en Geografía e Historia Conservador del Museo Nacional de Antropología

NOTAS BIOGRÁFICAS

Juan de Tarsis en su madurez.

12 Pasea por Madrid

D. Juan de Tarsis o Tassis y Peralta, II Conde de Villamediana, nació en Lisboa en 1581, el Imperio portugués, entonces, era regido por la Casa de Habsburgo o Austria española, y murió en Madrid el 21 de agosto de 1622. Fue un poeta y dramaturgo, al principio petrarquista, y posteriormente relacionado con el Culteranismo. Escribió sobre temas amorosos, mitológicos, patrióticos, religiosos y satíricos. La primera edición de sus obras, con poemas de asunto mitológico, fue publicada en 1629, en Zaragoza; la segunda en 1635, en Madrid. Era asiduo a tertulias literarias donde conoció a gran número de escritores del Siglo de Oro. Luis de Góngora, entonces Capellán Real de Felipe III y Lope

de Vega, entre otros, eran amigos suyos. Su abuelo y su padre fueron Correo Mayor de Su Majestad. El segundo había sido ennoblecido en 1603 con el título de Conde de Villamediana, por su buen hacer en la organización de las postas y otros servicios prestados a la Corona. Nuestro personaje heredaría en 1607 título y cargo. Se había educado en los contextos más selectos y frecuentado el ambiente del Alcázar de los Austrias. Podía considerársele como un elegante y perfecto caballero de la época, admirado en la Corte y en la alta sociedad. Se mostraba bondadoso, afable en el trato, generoso, entre otras virtudes. Fue nombrado Gentilhombre de la casa y boca del rey Felipe III.


Muerte del conde de Villamediana, de Manuel Castellano, 1868, Museo del Prado Pasea por Madrid 13


Alcázar de Madrid. Fragmento de las Vistas de Anton van Wyngaerde (1562) Biblioteca de Viena.

PERSONAJE CONTROVERTIDO

Juan de Tarsis, II conde de Villamediana. 1 Juan de Tarsis y Acuña, padre de nuestro personaje, obtuvo el título de nobleza de Conde de Villamediana, del rey Felipe III en 1603 por su buena gestión como «Correo Mayor» –actividad de gran rendimiento económico– que desde 1505 desempeñaban miembros de su familia, desde que el mismísimo Felipe I (el Hermoso) le otorga el cargo a un ascendiente suyo. Interesante apellido que se identifica con su trabajo y pasa a ser más tarde el topónimo de los coches de alquiler urbanos.

14 Pasea por Madrid

En Palacio conoció a Magdalena de Guzmán y Mendoza, futura aya del hijo de la reina Margarita de Austria, pero entabló con ella una relación tormentosa, en la que el amor y el odio se entrelazaban de manera desastrosa. Se contaba que la llegó a abofetear en plena representación de una comedia, lo que constituyó un escándalo. Cuando Felipe III traslada la Corte a Valladolid, nuestro personaje contrae matrimonio con Doña Ana de Mendoza y de la Cerda, descendiente del literario e histórico Marqués de Santillana. Sin embargo, Juan de Tarsis tenía una serie de inconvenientes psicológicos que le empujaban a la agresividad, la violencia, la temeridad, y al libertinaje con el sexo femenino. Con los grandes beneficios económicos que le reportaba su cargo1 cedió a sus fuertes deseos, no sabemos si incolmables, por el lujo, las esculturas, las pinturas, las artes decorativas, entre ellas las joyas; también gustaba de coleccionar armas, y era muy experto en esgrima; además poseía

magníficos caballos, con los que alanceaba o picaba toros, ejercicio practicado por la nobleza como una especie de entrenamiento festivo. También gustaba del juego con fortísimas apuestas, siendo considerado terrible con los naipes. Pero no era él sólo quien jugaba en firme, sino que éste era un vicio al que estaban enganchados, tanto Felipe III y el Duque de Lerma, como otros miembros de la Corte, los cuales no huían de las grandes timbas. Todas estas costumbres y tendencias de su desordenada vida se fueron volviendo en su contra. Se echó encima enemistades poderosas de aquellos que había arruinado en el juego, pero también de los que criticaba sin piedad y eran de la alta nobleza, lo que le valió dos destierros, uno a Italia y otro a Andalucía, aunque no se tiene constancia exacta de dónde estuvo. Sin embargo, como entre sus criticados estaban el Duque de Lerma y Rodrigo Calderón, al morir el rey Felipe III, y subir al trono Felipe IV en 1621, con su valido el Conde-Duque de Olivares


como hombre fuerte, éste, enemigo de los políticos anteriores, permitió su indulto y regreso a la Corte. Fue un momento y circunstancia para haberlos aprovechado bien, sin embargo nuestro hombre no parecía aprender. Continuó teniendo varias amantes, con las que, al parecer, se peleaba físicamente en público, lo que no menguaba el escándalo que le solía preceder. Pero además, empezó a tentar peligros mayores. Se enamoró de una guapísima joven portuguesa, cuyo nombre verdadero no se conoce con exactitud por lo que se la llama Marfisa, aunque quizá era Doña Francisca de Távora. Ésta no desempeñaba precisamente una actividad común, sino que era dama de la reina Isabel de Borbón y amante nada menos que del rey Felipe IV. Juan no se paró en Marfisa, sino que, al parecer, se acercó a la propia reina. Pero en época de los austrias, tanto a la reina como al rey, no se les podía tocar, ni tan siquiera rozar.

Para saltarse esta prohibición, Juan ideó una estratagema increíble. Con motivo del final del periodo de luto por el rey Felipe III, el rey Felipe IV y la reina decidieron poner en marcha grandes festejos en Aranjuez. El 8 de abril de 1622, se instaló en el Jardín de la Isla del Real Sitio de Aranjuez, lo que se denominaba entonces una invención, que era una especie de comedia, con su correspondiente aparato. Éste consistía en un teatro con un escenario en el que se disponían decorados de gran tamaño y muy complicados movidos por engranajes, ingenio realizado por el capitán Julio Cesar Fontana, ingeniero mayor y superintendente del reino de Nápoles. Se representaría una comedia de Juan de Tarsis, La gloria de Niquea, cuyo prólogo había escrito Góngora, en la que la propia reina iba a actuar, naturalmente como «La Diosa de la Hermosura» y de los otros papeles se harían cargo la infanta doña María y damas de Palacio.

Isabel de Borbón, esposa de Felipe IV, hacia 1620. Rodrigo de Villandrando.

Plaza Mayor. siglo XVII Anónimo.

Pasea por Madrid 15


Los respaldos de los bancos corridos que adornan las luminarias de la Plaza Mayor son unas muy poco conocidas ilustraciones del siglo xvii en que vivió nuestro personaje

Estatua ecuestre de Felipe III en la plaza Mayor de Madrid y algunos grabados de los bancos corridos de las luminarias de la plaza: Corridas de toros, ajusticiamientos, fiestas de Carnaval e imágenes de incendios..

16 Pasea por Madrid

Según una leyenda, en el transcurso de la representación siguiente que era El Vellocino de Oro, de Lope de Vega, nuestro hombre prendió fuego al teatro para así poder coger a la reina entre sus brazos y salvarla del fuego. Con esta acción no se le podría acusar de haber tocado a la reina, sino más bien de salvarla. Sin embargo, al parecer, tardó más tiempo del debido en llevarla al Palacio. A propósito de esta cuestión, fue a una fiesta cubierto con una capa adornada con reales de oro o de plata, refiriéndose a su habilidad en el juego, pero como llevaba escrito: «son mis amores reales», la frase tenía varias interpretaciones y una de ellas, obviamente, no era muy tranquilizadora. Podemos pensar también que haya anécdotas no verdaderas, extendidas por sus numerosos enemigos, como la siguiente: Hallándose la reina en un balcón de Palacio llegó por detrás sigilosamente el rey y le puso las manos sobre los ojos. Creyendo ella que era Villamediana, le dijo: «¡Estaos quieto Conde!» a lo que el monarca sorprendido exclamó: «¿Conde?», y ella le respondió: «¡Sí, Conde! ¿No sois vos Conde de Barcelona?». Lo cierto es que el asunto se le terminó yendo de las manos, y así en una ocasión en la que Juan de Tarsis alanceaba o picaba toros ante los reyes, parecer ser que la reina, encantada con sus habilidades en este sentido, comentó lo bien que picaba, a lo que Felipe IV la respondió: «Pica bien, pero pica muy alto».


Pasea por Madrid 17


EL ASESINATO DEL CONDE

Felipe IV hacia 1623. Diego Velázquez,

Entre los grandes literatos de la época, entonces el Siglo de Oro, queda reflejada también la muerte de Juan de Tarsis, en los versos de Luis de Góngora, Félix Lope de Vega, Francisco de Quevedo, Luis Vélez de Guevara, Antonio Hurtado de Mendoza, entre otros, ademas de cierta copla popular:

El desenlace no podía hacerse esperar, sin embargo, Juan fue avisado, precisamente, el mismo día de su asesinato, el 21 de agosto de 1622, cuando llegó al Alcázar de los Austrias acompañado por muchos criados. Cuenta Quevedo, enemigo de Villamediana por haber éste criticado al Duque de Osuna, que el confesor de don Baltasar de Zúñiga le dijo que tuviese cuidado porque estaba en peligro su vida, pero nuestro personaje no sólo no le hizo caso sino que le incriminó indicándole que sus razones parecían más envidia que advertencia. Cuando caía la tarde y estaba anocheciendo, circulaba en un coche acompañado del Conde D. Luis de Haro, con el cual hablaba de varios temas generales, pero, al parecer, no de interés político. Antes de que el vehículo alcanzara la calle Mayor de Madrid, esquina a Coloreros, donde vivía Villamediana, un hombre salió del Portal de los Pellejeros, paró el

coche, le identificó, argumentando que le iba a dar un recado urgente y le disparó o le clavó algún arma y le entró el hierro por el brazo. Unos autores dicen que el izquierdo y otros el derecho, y añade el historiador del reinado de Felipe IV D. Gonzalo de Céspedes, que le arrancó carne y le destrozó el hueso, penetró en el pecho hasta el corazón y salió por la espalda. Quevedo dice incluso que le partió el corazón. Parece ser que Villamediana dijo «Jesús esto es hecho», según otros dijo «Esto es hecho» y se lanzó espada en mano a perseguir a su asesino o asesinos, pero murió, y añade Quevedo que toda su sangre corrió al arroyo. Al parecer, D. Luis de Haro salió también del coche, espada en mano, pero los asesinos se habían mezclado con la gente, de forma que la búsqueda fue infructuosa. Villamediana fue llevado al portal de su casa. Su estado de ánimo en esos días era

A Juanillo le han dado con un estoque ¿quién le manda a Juanillo salir de noche? Canción popular Con relación a la muerte de Juan de Tarsis

Placa situada en la esquina entre la calle Mayor y la de Coloreros identificando el lugar de los hechos.

18 Pasea por Madrid


muy melancólico, incluso podríamos decir depresivo, por las redondillas que se encontraron en su bolsillo. En su casa se reunieron miembros de la Corte que se sorprendieron de las características de las terribles heridas, producidas por un arma capaz de atravesar cualquier defensa. Su muerte prácticamente no se investigó, por lo que entró en la impunidad. Fue enterrado en la bóveda de la capilla mayor del Convento de San Agustín de Valladolid que era patronato de su familia. Lo cierto es que fue asesinado por uno o dos ballesteros reales: Alonso Mateo y/o Ignacio Méndez, natural de Illescas, al cual curiosamente nombró el Conde-Duque de Olivares Guarda Mayor de los Reales Bosques, aunque parece que después fue envenenado por su mujer. El asesinato de Juan de Tarsis es muy difícil de esclarecer porque se buscó muchos y poderosos enemigos. Éstos se podrían encontrar en el propio Felipe IV, al que satiriza; en el Conde-Duque de Olivares, receloso de él

por su cercanía a los reyes y rabioso por sus sátiras, de las que también habían sido objeto los principales cortesanos; además, en los que habían perdido sus fortunas en la mesa de juego con él, y en aquellos cuyas mujeres fueron objeto de sus atenciones. Todo ello puede ser cierto en conjunto o en algunas de sus partes. De todas maneras, el poeta Luis Rosales, en su obra de 1969, Pasión y muerte del conde de Villamediana, investigó el proceso secreto que le abrió la Inquisición por sodomía y pecado nefando con ciertos esclavos negros. Esto dio como resultado la inculpación de muchas personas aristocráticas o no, y la hoguera del 5 de diciembre de 1622 en la Plaza Mayor de Madrid en la que fueron quemadas cinco personas, entre ellas dos de sus sirvientes. Otras fuentes sostienen que cinco de ellos, acusados de homosexuales. A propósito, ninguno de los quemados pertenecían a la aristocracia, puesto que los implicados de este sector social supieron ponerse a salvo.

Fachada del palacio de Oñate derribado en 1913, en donde se instaló el primer buzón de correos, cuando era propiedad de los Tarsis. Portada barroca realizada por Pedro de Ribera, en su emplazamiento original, calle Mayor, 8. En 1932 se instala en la Casa de Velázquez (Moncloa). Fue destruida durante la Guerra Civil.

Daga de mano izquierda, con hoja dentada que se utilizaba junto con la espada ropera.

Íñigo Vélez de Guevara y Tassis, V conde de Oñate, a la muerte de su tio, pleitea por la herencia y consigue durante el reinado de Felipe IV, el titulo para su hijo de III conde de Villamediana y el puesto de Correo Mayor.

Mentidero de Madrid; dezidnos, ¿quien mató al Conde? Ni se sabe, ni se esconde. Sin discurso discurrid. Dezid, que le mató el Cid por ser el Conde Lozano: disparatechavacano, la verdad del caso ha sido, que el matador fue Bellido, y el impulso soberano. Luis de Góngora y Argote A la muerte violenta que le dieron al Conde de Villamediana sin saber quién.

Pasea por Madrid 19


ALGUNAS REFLEXIONES

Pistola ballesta, Flandes, siglo xvii

Es significativo que todo lo referente al asesinato de Juan de Tarsis esté envuelto todavía en el misterio. Teniendo en cuenta su personalidad y las circunstancias del asesinato, se plantearían varias interrogantes: ¿cómo es posible que, en aquella época, un aristócrata se lanzara a esa serie de provocaciones, mezcladas con procacidades sin esperar una respuesta? ¿Lo hacía así porque le protegía alguien o algún grupo de la Corte con gran capacidad de poder? ¿Le dejaron de apoyar luego? ¿Quiénes eran los que formaron ese supuesto grupo y qué finalidad perseguían? ¿Perdió poder y favor ese grupo, y por lo tanto él quedó sin apoyos? ¿No le apoyaba ningún grupo?. Otras cuestiones incomprensibles son que al salir del Alcázar de los Austrias, muestra gran empeño en que D. Luis de Haro, sobrino del Conde-Duque de Olivares, y futuro sucesor de su tío como Ministro Universal del Imperio Español, le acompañe en el coche, pero éste se muestra reacio, aunque al final monta con el Conde. Parece incluso que le propone a nuestro hombre una variación del itinerario, lo cual es algo extraño, pero Villamediana se niega. Será D. Luis de Haro quien presencie directamente el asesinato.

20 Pasea por Madrid

Otra cuestión envuelta en el misterio, es el arma asesina. Naturalmente, no podría ser muy espectacular, ni muy grande, por la discreción necesaria que tendría que acompañar tanto al asesinato como a la huida posterior del asesino o asesinos. Se dijo, por parte del pueblo, que fue un estoque, pero las heridas eran demasiado tremendas para ser producidas por esa arma, a no ser que tuviese un diseño especial. Podría haberse utilizado, más que una espada ropera o estoque, una espada de taza o cazoleta con hoja flamígera, o una daga de mano izquierda de mayor longitud que la usual, y parte del filo en forma de sierra. Por otra parte, Manuel de Pernia, escribano del rey certificó que el Conde estaba muerto en su casa de una estocada que le habían dado en la calle Mayor. Se dijo también que fue un tiro de ballesta, se supone que «a boca de jarro». Como consta en un manuscrito de la Biblioteca Nacional de Madrid, «le mataron con un arma como ballesta al uso de Venecia». Quevedo escribió que «se conjeturaba que era instrumento y no brazo», lo que podría indicar el uso de ballesta o incluso de ballestilla. D. Gonzalo de Céspedes, relata en 1631, el asesinato y asegura que las heridas fueron producidas por un «arma artificiosa, para desplazar cualquier defensa». Esta opinión parece defender el disparo de una ballesta. Pero es un arma demasiado grande, por lo que quizá podría pensarse en una pistola-ballesta de uso en Flandes, y su proyectil, llamado perno o virote, tendría características peculiares. Sin embargo, también se podría pensar que fuera un arma especial o especialmente diseñada para acabar con Juan de Tarsis. Quizá, estamos imaginando, un arma de encargo que sólo se emplearía en aquella ocasión, y se destruiría después para evitar su identificación, al igual que se asesinaría tal vez al artesano constructor; un arma que no ofreciera, ni remotamente, la posibilidad de un solo fallo.


Julio González es Doctor en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid, arqueólogo y antropólogo. Funcionario del Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos y en la actualidad desempeña las funciones de conservador en el Museo Nacional de Antropología. RECOMENDAMOS LEER

Pasea po r

Madrid

Autor: González-Alcalde Tema: Divulgación científica Guía de museística Lengua: Española Medidas: 15X21 cm Páginas: 146 color Encuadernación: Rústica con solapas ISBN: 978-84-616-9777-9 Fecha de publicación: Junio 2014 Precio: 12 euros

El Museo de Guadalajara es el Museo Provincial más antiguo de España, fundado en 1838. Desde 1973 su sede es el Palacio del Infantado, de estilo gótico isabelino con elementos renacentistas, obra de Juan Guas, Egas Coeman y Lorenzo de Trillo. Fue mandado construir por Iñigo López de Mendoza y Luna, segundo duque del Infantado, en 1480 y terminado a principios del siglo xvi. Son muy significativas las colecciones etnográficas del Museo, exponentes de las sociedades tradicionales de la provincia. Se presentan, en este libro, 159 elementos de cultura material agrícola, ganadera y apícola, representativos de unas formas de vida que se mantuvieron durante siglos, hasta la llegada definitiva de los cambios en los sistemas de producción. Julio González Alcalde cuenta con numerosas publicaciones científicas y otros trabajos en medios de comunicación, ponente y conferenciante en congresos internacionales, nacionales y reuniones científicas. Pasea por Madrid 21


¿QUIEN FUE LA MODELO DE GOYA PARA LAS MAJAS? Texto de Luis García Editor de Pasea por Madrid

22 Pasea por Madrid


Monumento a Francisco de Goya en el Paseo de la Florida, frete a las ermitas de san Antonio, realizado por el escultor José Llaneces..

Pedro de Madrazo1 en 1872, fue solicitado por la Academia de San Fernando para la dirección de su segundo catalogo de las obras mas carismáticas de los fondos artísticos del museo del Prado referentes a la escuela italiana y española, Catalogo descriptivo e histórico del Museo del Prado, cede los comentarios a varios autores y él se reserva las reseñas de las Majas de Goya para exponer sus conocimientos.

LA POLÉMICA QUE NUNCA EXISTIÓ La labor era difícil, tenia que escribir un texto, claro y sencillo, sobre el personaje representado, veraz pero que no hiriese sensibilidades de personas vivas y con poder, decidiéndose hacerlo en un perfecto claro-oscuro pictórico, solo inteligible para conocedores de la historia de la familia de Carlos IV. Madrazo declara sobre la Maja Vestida: Pintó Goya, este hermoso retrato al aire libre, en el bosque del Pardo. Debemos la noticia, nunca publicada hasta ahora, a persona verídica que la adquirió de una ilustre señora contemporánea, que acaba de fallecer y cuyo nombre pertenecía a la historia de una época desgraciada de nuestra patria desde mucho antes de volver su deslustrada belleza a la madre tierra.

La alusión es clara pero tremendamente confusa, la ilustre señora contemporá-

nea que acaba de fallecer (1872), superviviente de una época pasada hacia mas de 70 años, era una clara referencia a una dama vinculada a Godoy desde su primera juventud, fallecida en Madrid en 1868 a los 92 años de edad, a causa de un accidente fortuito, a la que mas tarde identificaremos en este articulo.

2 Pedro de Madrazo y Küntz, fue el autor de todos los catálogos oficiales de pintura del museo, sobre los que se había reservado la exclusiva de la publicación y explotación comercial. Conocieron un total de doce versiones entre 1843 y 1893; y los siete catálogos siguientes (hasta el de 1920, incluido) llevan también su nombre, aunque con adiciones y correcciones realizadas por otros estudiosos, como Salvador Viniegra o Pedro Beroque.

Pasea por Madrid 23


Manuel Godoy retratado como vencedor de la Guerra de las Naranjas, por Goya. Real Academia de San Fernando, Madrid.

Según Madrazo la modelo fue una atrevida muchacha, que se permitió la licencia de exponerse en traje de Eva y a causa de su enorme parecido físico con la joven amante de Godoy obligó a este a ocultar el lienzo.

24 Pasea por Madrid

Continúa Madrazo, con sus herméticos comentarios y dirige la atención de sus lectores a pensar en la duquesa de Alba y sus relaciones personales con Goya. No sabemos quien fuese esa despreocupada y linda perezosa, que por no molestarse en sostener una decorosa negativa, condescendió con el capricho del que la quiso retratada en semejante postura, ya con la ropa pegada a las carnes, como la vemos en este lienzo ya sin ropa alguna y en sencillo atavío de Eva en el Paraíso terrenal.... hubo quien dijo ser el retrato de una gran dama de la corte de María Luisa muy conocida por su vida galante y romancesca, que distinguió al pintor con su intimidad: suposición maliciosa desmentida por los retratos auténticos de aquella dama.

En el párrafo siguiente se desdice de lo mencionado y cita la relación de la modelo con un relevante caballero de la época, Godoy sin duda, dado el lugar

donde habían sido encontrados los lienzos.

No falto quien golosmeando en el vedado archivo de la crónica escandalosa de aquellos tiempos, averiguase que esta graciosa muchacha era la amiga de cierto sujeto que, por el carácter de que se hallaba revestido, debió abstenerse de semejante calaverada.

Madrazo continúa con su confusa exposición sobre la modelo, pero indicando la situación que los cuadros tenían uno encima del otro, como un juego visual que podía verse al desplazar la Vestida, dejando al descubierto el lienzo de la Desnuda. Es que la maja echada fue no mas que una bonita pelandusca, por que el mismo Goya la retrato en cantidad y en igual postura, como queda dicho, en otro lienzo que la academia conserva y que el primer propietario tuvo oculto debajo de este por algún tiempo, con el pecaminosos objeto de contemplar a sus solas la rosa sin la hojarasca.


Por fin menciona al poseedor del juego erótico, Godoy, el Príncipe de la Paz, pero continua enmascarando los hechos, y hábilmente cita una rocambolesca historia para justificar su ocultación a las miradas ajenas atribuida a parecidos físicos entre damas de muy diferente cuna, refiriéndose de nuevo a Pepita Tudo, con la que se caso oficialmente Godoy a la muerte de su primera esposa La condesa de Chinchón, en 1829. Ambos retratos pasaron a poder del Príncipe de la Paz quien se supone los adquirió, para tenerlos en perpetua reclusión, por cierta enojosa semejanza que creyó descubrir entre el liviano modelo y una respetable dama de cuyo decoro era guardador.

Este hipócrita texto nos deja entrever la facilidad de Madrazo para jugar con dos barajas, decir todo lo que se puede decir, pero solo para que los entendidos tengan confirmación y decirlo de tal manera que nadie pueda sentirse herido por lo mencionado, el motivo es tratar de salvar la identidad de la modelo ya que el único hijo2 que sobrevivió a su unión con Manuel Godoy, emparentó con una familia de la alta sociedad y cuyos descendientes contrajeron matrimonio con dignatarios españoles. En fin, la reseña critica es muy jugosa trato de evitar por todos los medios, posibles represalias sociales, fueron los Madrazos quie-

nes escondieron el cuadro de la desnuda detrás de la vestida en los almacenes de la Academia de San Fernando, teniendo que esperar hasta la muerte de Pedro de Madrazo en 1898 para que esta obra se presentara en publico en 1900 y a partir de 1901 pudiera contemplarse en el Museo del Prado.

2 Manuel Luis de Godoy de Bassano y Tudó, Álvarez de Faria (Madrid, 29 de Marzo de 1805 - Madrid, 24 de agosto 1871) heredero de todos los títulos de su padre mas el de conde de Castillo Fiel y vizconde de Rocafuerte por linea materna de Tudó –poco antes de fallecer–, que se aprobaron por una Real Orden sucesorio el 28 de octubre de 1870, y que había contraído nupcias en París el 15 de no-

viembre de 1827, con María Carolina Crowe y O’Donovan O’Neill, dama de honor de honor de la emperatriz Eugenia de Montijo ademas de rica heredera. Su descendencia, cinco hijos llamados Manuel, Matilde, Josefa, Carlos y María Luisa Cristina, habían contraído matrimonio con lo mas granado de la aristocracia europea y española..

Teresa de Borbón y Vallabriga hija del infante don Luís, prima del rey Carlos IV y condesa de Chinchón, pintada por Goya.

En octubre de 1797, Teresa con 17 años, contrae matrimonio con Manuel Godoy de 30 que convivía desde 1795 con la joven Pepita Tudó.

Pasea por Madrid 25


Maja Vestida, posiblemente pintada por Goya entre 1800 y 1803.

En la fecha de creación de este cuadro la joven Pepita contaba una edad entre 21 a 24 años, la duquesa de Alba fallece en 1802 con graves secuelas físicas.

26 Pasea por Madrid

COMENCEMOS CON LOS LIENZOS Se trata de dos cuadros de casi idénticas proporciones, que se encuentran en las salas dedicadas a Goya en el Museo del Prado, ambos representan a una misma joven, tendida sobre un diván en la misma postura pero en uno de ellos aparece vestida y en el otro desnuda. Este juego de imágenes hace suponer que estaban colocados uno encima del otro, de tal manera que la joven vestida estaba a la vista de amigos e invitados de su poseedor y ocultaba a la joven desnuda, que podía verse al deslizar el primer cuadro, a través de un mecanismo oculto, sobre su emplazamiento. Ambos cuadros se encontraban en una «cámara reservada» junto con otros oleos, como la Venus del Espejo de Velázquez, una copia de la Venus de Tiziano y otra Venus del siglo xvi, en la casa palacio de Manuel Godoy cuando esta fue asaltada por las turbas en 1808. El autor de los lienzos, Francisco de Goya, fue citado el 16 de marzo de 1815 por la «Cámara Secreta de la Inquisición», que restauró Fernando VII a su regreso del exilio francés, para que dijera si eran obras suyas, con que motivo las

hizo y por encargo de quien. No se conocen con exactitud la respuesta de Don Francisco, pero si la mención de que la joven se trataba de una gitanilla que se prestó para ser modelo de la obra. El orden de ejecución de las obras, contrastado por técnicos, establece que el pintado en primer lugar, es el de la joven desnuda, conocido como la «Maja desnuda» del que ya se tenia noticias en 1800 y representa a una mujer joven, con curvas muy marcadas, intentando poner de manifiesto la firmeza de sus senos con una posición forzada de sus brazos, el cuerpo ligeramente girado para que pueda verse aumentadas sus generosas caderas que ponen de manifiesto la estrecha cintura; su cara esta sosegada, los ojos desmaquillados, el cabello despeinado con un cierto rubor en las mejillas y una sonrisa débil. El diván donde se recuesta esta descolocado, las almohadas desajustadas, las sabanas arrugadas y en toda la lencería se aprecia un lujo de telas y una elaboración propia de clases altas, no de la gitanilla que dice era su modelo.


Maja Desnuda, posiblemente pintada por Goya entre 1795 a 1797.

El segundo cuadro en ejecutarse, fue la «Maja vestida», unos poquísimos centímetros mas pequeño y representa a la misma joven, ojos perfilados, cabello peinado, sonrisa insinuante, vestido blanco y trasparente que deja imaginar su agradable figura y una cinta sobre su cintura que acentúa el talle y hace que su seno este mas elevado, lleva sobre el cuerpo el clásico bolero y sobre sus hombros se recoge una mantilla de encaje, muy del uso de las mujeres castizas del Madrid de aquella época. El cuerpo reposa sobre el mismo diván, pero con los almohadones perfectamente colocados y las sabanas perfectamente estiradas. En definitiva, la representación de una joven atractiva, insinuante, deseable y lasciva, con una indumentaria mezclada entre las que portan las damas principales de la corte y la que aparece en los cartones para tapices, pero posando con una dignidad de porte que denota orgullo de sentirse especial. El juego que podía hacerse con ambos cuadros es muy fácil de imaginar, se trata de representar a una

joven en dos momentos distintos del juego amoroso, un antes y después claramente evidenciado por el diván donde se apoya y por la sustitución del maquillaje artificial por el rubor natural. Sobre la fecha de ejecución de las pinturas, los técnicos no se ponen de acuerdo en las fechas exactas de su creación, pero si esta bien documentado que en la visita que realiza el grabador González de Sepúlveda a la casa de Godoy en 1800 nos dice refiriéndose a la desnuda: «que carece de interés tanto por el tema como por la técnica» y no menciona a la vestida. Como la privilegiada relación personal entre Goya y Godoy desaparece en el año 1806 es de suponer que la Maja Vestida se pinto entre estos años y posiblemente la desnuda antes de 1797, ya que Xavier de Salas, ex director del Museo del Prado, sitúa la técnica de este cuadro similar a la utilizada por Goya en la Familia del Duque de Osuna fechándolo entre 1790 y 1795, mientras que la Maja vestida esta realizada en un estilo mas tardía, correspondiente a 1803.

En la fecha de creación de este cuadro la joven Pepita contaba entre 16 a 19 años de edad, la duquesa de Alba entre 33 a 35 y Goya rondaba ya los 50 años.

Pasea por Madrid 27


Martín Zapater, amigo de Francisco de Goya, con quien mantuvo una intensa relación epistolar.

Retrato del pintor Francisco de Goya pintado por Vicente López.

3 Tormos y Monzo, Elías: «Las pinturas de Goya y su clasificación cronológica» Desarrollo de la pintura española. Tello.1902 Madrid. María Teresa de Silva Álvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba de Tormes por derecho propio fallece en Madrid el 23 de julio de 1802 a los 40 años de edad. 4

28 Pasea por Madrid

RELACIÓN DE GOYA Y LA DUQUESA DE ALBA El mito de atribuir a María Teresa de Silva y Álvarez de Toledo, decimotercera Duquesa de Alba nacida en Madrid en 1762 como modelo de estos lienzos de Goya, nos lleva plantear una relación sentimental entre ambos, que es alimentada por las declaraciones que su biógrafo Tormos3 dice existen fehacientemente en los archivos de San Petersburgo, en donde se encuentra la correspondencia secreta de Catalina II de Rusia con su embajador en España, sin que hasta el momento se halla verificado su real existencia. Otros muchos han contribuido a mantener este criterio incluso a sabiendas de que no era cierto, ya que con la duquesa4 fallecida, hacia muchos años y con un hijo de la autentica dama que sirvió realmente

de modelo, en posición tremendamente influyente opto por disimular la verdad rayando la mentira. Goya como pintor de corte de Carlos IV esta en constante relación con la alta nobleza y así como con lo mas representativo del gobierno real, teniendo relación personal con el ministro Godoy al que vendió su domicilio de la calle de Desengaño, en Madrid, para que fuese utilizado para su joven amante Pepita Tudó. Lo que es cierto es que en los años en que podemos fechar la pintura de la Maja Desnuda, entre 1790 a 1797 Goya era un vetusto, achacoso y sordo cincuentón mientras que la Alba estaba entorno a los 30 años y era la comidilla de la alta sociedad de Madrid, por su afición a llamar la atención por su vida disipada y su belleza, el concepto moral de la época, muy diferente al actual, obligaba a que la esposa fuese fiel a su marido hasta que concibiera el primer hijo, después no era mal visto socialmente la relativa asiduidad de visitas galantes a las aristocráticas damas, que se hacían acompañar de toreros y artistas en actividades publicas y competían entre ellas para conseguir equívocos favores de los personajes de moda, inclusive se dejaban acon-


sejar en su atuendo mas intimo de estos personajes, compitiendo la reina María Luisa de Parma, la duquesa de Osuna y la de Alba en estos juegos de alta sociedad, que repito, hay que entender en las relaciones normales de las clases nobles de finales del xviii. Es probable que Goya sintiera una llamarada de afectividad hacia la duquesa, que esta dama inconscientemente alimentaba, sin que tuviera más trascendencia que las costumbres imperantes en la época y de ello encontramos pruebas: La primera en su correspondencia con su amigo Zapater, con el que mantuvo una relación epistolar que nos ha desvelado una gran cantidad de información sobre la vida privada de Goya y sus avatares económicos. La carta esta escrita en 1794 a tenor de los sucesos que cuenta, pero en plan jocoso, Goya la fechó en Londres a 2 de agosto de 1800 y en ella dice:

Mas te balia venirme a ayudar a pintar a la de Alba, que ayer se me metio en el estudio a que le pintase la cara y se salio con ello; por cierto que me gusto mas que pintar en lienzo, que tambien la he retratado de cuerpo entero y bendra apenas acabe yo un borron que estoy aciendo de el Duque de Alcudia a caballo, que me embio a decir me avisaría y dispondría mi alojamiento en el sitio, pues me estaria mas tiempo del que yo pensaba,Te aseguro que es un asunto de lo mas difícil que se le puede pedir a un pintor.

La segunda pista se desprende del retrato con mantilla, de la Duquesa de Alba, fechado en 1797 que se encuentra en Nueva York (Hispanic Society) en donde la duquesa luce un anillo en el que se lee «Alba Goya» y en la arena a los pies del modelo a modo de firma «Solo Goya 1797» la inscripción estuvo oculta hasta 1964 en que una restauración la encontró y dejo a la luz pública lo que prueba la duda del pintor de exponer a la vista de todos la dedicatoria.

De izquierda a derecha: Cayetana de Silva Álvarez de Toledo, retratada por Goya en 1797. En la mano luce un anillo con referencias al pintor y en el suelo la inscripción que se cita en el texto.(Hispanic Society), Nueva York. La Duquesa de Alba de Tormes, retratada por Francisco de Goya en 1795. Palacio de Liria. Entre las fechas en que se realizaron estas pinturas está fechada la elaboración de la Maja Desnuda.

Pasea por Madrid 29


Sueño de la mentira y la inconstancia. 1795-1796. Sueño 14. Dibujo preparatorio para una estampa no incluida en los Caprichos. Tinta de bugallas a pluma y aguada de tinta china o de lápiz negro.

La Duquesa de Alba y su ama. 1795. Óleo de Francisco de Goya y Lucientes. Museo del Prado.

El tercer indicio se encuentra en los dibujos del álbum de Sanlucar donde aparece la duquesa en tres o cuatro hojas y en dos laminas de los caprichos una de ellas inédita hasta 1864, que titula con el mismo nombre que un dibujo preparatorio del grabado el sueño de la mentira y de la inconstancia además del numero 61 de los capricho, Volaverunt. El mencionado dibujo que jamás se publicó pero que consta una copia de el en la Biblioteca Nacional de Madrid, nos representa a una duquesa de Alba con unas alas de mariposa y dos caras, está apoyada en el hombro de Goya mientras que con

30 Pasea por Madrid

la mano derecha toma la mano de otro hombre que esta en segundo término. En el primer plano del dibujo se representa a otra mujer de doble cara que tendida junto a la duquesa también coge la mano del hombre misterioso. Una serpiente, un sapo y un gnomo situados delante de la escena representan los vicios que unen a los representados, como símbolo de moral propia de la aristocracia, de difícil comprensión para el pintor. Hay una mención de Goya en el testamento de la Alba, donando una cantidad al pintor y a su hijo de por vida aunque no pueden considerarse prueba sentimental dado que el documento fechado en

1797 y en Sanlucar la duquesa hace cesión de bienes a las personas que están a su servicio, damas de honor médicos, administradores, pajes, sirvientes hasta menciona a «Benito mi tonto» y por supuesto a la negrita María Luz. En realidad podemos ver a la duquesa como una persona que se presta a una despreocupada camaradería con todos aquellos con los que se relaciona, como se pueden apreciar en dos cuadros de Goya del año 1795 la Duquesa de Alba y la Dueña en el Museo del Prado y otro La dueña de la Duquesa de Alba con la negrita María Luz y el paje Luis Berganza de colección particular, en ello se desprende la afición de la Alba a bromas y carantoñas con sus servidores que mas parece un trato de camaradería que el debido trato al servicio de la casa.


RELACIÓN DE GODOY CON LA REINA MARÍA LUISA DE PARMA Para poder explicar el lugar explicar el origen de las pinturas de la cámara secreta del palacio de Godoy hay que establecer antes los vínculos de la familia real tanto con Godoy como con la duquesa de Alba. El 16 de enero de 1791, el favorito de la reina es nombrado ayudante general de los guardias de Corps, cuando contaba 26 años de edad, dieciocho días más tarde ya era Mariscal de Campo, al principio de verano Teniente General de los Ejércitos Reales y Sargento Mayor de los Guardias el 16 de julio de 1971, recibió la gran cruz de Carlos III, le fue concedido el titulo de Marques de Alcudia, junto con la propiedad del Valle de Alcudia y el 22 de Abril de 1792 adquirió el titulo de duque que conservo hasta 1795. En 1771 la reina está a punto de alcanzar la cuarentena, durante los diez primeros años

Manuel Godoy, oleo de José de Madrazo, y al fondo Sócrates y Séneca a la manera de Jano bifronte.

de su matrimonio había tenido hijos, pero a partir de 1775 el ritmo de nacimientos se aceleró y en 1791 nace el undécimo de sus hijos, la infanta María Isabel, de innegable parecido a Godoy que junto al infante Francisco de Paula se consideran hijos del joven guardia de Corps. La pasión desatada entre la reina y Godoy fue algo más que un pasajero enamoramiento entre un joven de 22 años y la madura esposa de Carlos IV ya que las costumbres morales de época y las necesidades políticas de la reina tuvieron mucho peso en las relaciones entre estos dos singulares personajes. Ella supo ver en él, la posibilidad de influir en las decisiones políticas, ya que desde la coronación de su marido como Carlos IV, el monarca depositó en ella el peso de las decisiones de la Corona y ella necesitaba un valido fuerte para que hiciera realidad sus intereses políticos, que llegaron a la cumbre al conseguir que Godoy fuera el sustituto de Aranda en las decisiones políticas del Reino.

En la noche del 15 de noviembre de 1792, Aranda fue amablemente destituido por la reina como, Primer Ministro aduciendo problemas de edad y la necesidad que tenia de descansar, todo ello en presencia de Godoy. Godoy desempeño con gran valía y responsabilidad las misiones que le fueron encomendadas llegando a ser el general mas joven de Europa y de carrera mas fulgurante incluso que la del mismo Napoleón, que sentía por ello un gran interés personal en conocer a tan genial militar. La pasión dejo paso a un gran afecto entre ambos amantes que dura hasta los últimos años de la vida de María Luisa de Parma, la reina se hace cargo de la hija de Godoy y la Condesa de Chinchón y toma bajo su protección a su amante Pepita. Hay una abundante literatura epistolar en la que se entremezclan lazos entre sus amores y los de Godoy con sus otras amantes.

María Luisa de Parma, con María Isabel y Francisco de Paula. Fragmento de la Familia de Carlos IV

María Luisa de Parma, 1800, Francisco de Goya y Lucientes

Pasea por Madrid 31


La reina María Luisa de Parma. 1790 Francisco de Goya Museo de Bellas Artes de Zaragoza.

La reina tuvo a lo largo de su matrimonio 24 embarazos de los cuales nacieron catorce hijos. y como consecuencia de ello perdió su dentadura casi por completo

Los pocos dientes que se vislumbraban entre sus labios perfectos están negros y carcomidos. Son una especie de embajadores que traen cartas credenciales de la muerte. Yo, el Rey

Juan Antonio Vallejo Najerana

32 Pasea por Madrid

RELACIÓN DE LA REINA MARÍA LUISA CON LA DUQUESA DE ALBA La Duquesa de Alba, muere en extrañas circunstancias, después de comer un helado, realizado con hielo, procedente de los «neveros» de la calle Fuencarral, el 23 de julio de 1802. Felix del Campo y Quintano, coadjutor de la Parroquia de San José, certificó en el libro 6º, folio 59, que la Duquesa había otorgado testamento cerrado el 16 de Febrero de 1797, en la población andaluza de Sanlucas de Barrameda, en el cual, después de citar el reparto de sus bienes, indica su deseo de ser enterrada con la mayor discreción;cosa que se realiza el día 27 del mismo mes y por la noche. La reina Maria Luisa, al enterarse de su fallecimiento y estando aun insepulto sus restos mortales, tramita una Real Orden al Alcalde del «cuartel» donde murió la duquesa, para que se realice inventario de sus

bienes y se incauten, con el fin de proteger una demanda de la Hacienda Real. No prospera la Orden, pero según Ezquerra el día 25 de Julio, solicita al juez de la testamentaria José Navarro Vidal ver las alhajas, perlas y brillantes de la difunta, lo que con la confirmación del ministro de Gracia y Justicia, Ceballos, se lleva a efecto y María Luisa se adjudica a un precio vil, una serie de estas impresionantes Joyas. El 3 de agosto del mismo año Carlos IV compra el palacete de la Moncloa a un precio vil y el ayuntamiento de Madrid se queda con el palacio de Buenavista, pagando una irrisoria cantidad a la testamentaria de la duquesa, el Palacio es regalado después a Godoy. Con estas maniobras la documentación confidencial de la duquesa, pasa a manos de la familia real y de su fiel Godoy, quedando hurtada a estudios posteriores, así como, una serie de bienes privados y entre ellos una colección de pinturas, que aparecen mas tarde inventariadas en las confiscaciones que se realizan a Godoy sin poderse determinar si procedían de las pertenecientes a la Duquesa de Alba o son procedentes de otras compras o encargos propios. Otro rumor popular, dentro de la mas pura tradición española era, que la muerte le sobrevino por un envenenamiento ordenado realizar por la Reina María Luisa, esposa de Carlos IV, cuyas desavenencias con la Duquesa eran muy bien conocidas y comentadas en el mentidero de las escalinatas de San Felipe Neri, este rumor dio el argumento de la obra Voleverunt del escritor uruguayo Antonio Larreta. Ademas de ser uno de los motivos de la exhumación y posterior autopsia que se realiza al cadáver de la duquesa en la sacramental de san Isidro hace unos años, con el que finalizamos este articulo.


¿QUIEN ES PEPITA TUDÓ? Pepita Tudó, era una joven malagueña de la que se enamoro Manuel Godoy, no contaba ni veinte años y es posible que existiese una relación anterior con Goya, ya que esta habitó la casa que el pintor tuvo en la calle Desengaño de Madrid. Según nos dice Moratín en su diario después de ser nombrado secretario de interpretación de lenguas del Consejo del rey, pasa en Aranjuez desde el día 16 al 29 de Abril de 1797 y se encuentra a un Godoy exultante con su nueva novia Pepita Tudó, prácticamente en luna de miel y le pide a Moratín que escriba unos versos en honor de su amante, a lo cual se niega precavidamente por no saber que consecuencias puede tener la acción de Godoy en sus relaciones con la Reina María Luisa. Se cita que la boda entre Godoy y Pepita se realizó secretamente el 22 de julio de 1797 en la capilla del Pardo según Champigny secretario de la embajada francesa, aunque existen dudas razonables de este hecho. En realidad se conoce que Pepita Tudó, huérfana de un artillero gaditano, vive desde los 16 años, junto con su madre Catalina y sus hermanas Magdalena y Socorro en la casa de Manuel Godoy, a la que acudió su madre reclamando los pagos atrasados de viudedad. Godoy se sentía muy fuerte políticamente, contaba con Jovellanos en Gracia y Justicia, Saavedra en Hacienda, el apoyo que prestaba a Moratín, le hacia deudo de él y le permitía ciertas audacias en su relación con la Tudó aunque necesitaba para afianzar su vida política un matrimonio de conveniencia con alguna dama de la corte y, urde una magnifica trama; solicita en

matrimonio a la Prima del Rey, la Condesa de Chinchón, hija del infante don Luis, que Goya conoció cuando retrató a su padre en numerosas ocasiones en el palacio de Boadilla y a ella misma. La boda se celebra el dos de octubre de 1797 y tenemos a Godoy viviendo con su nueva esposa, la condesa de Chinchón y compartiendo la casa con la Tudó, amante de su esposo. Jovellanos narra como recién nombrado Ministro de Gracia y Justicia ha de sentarse a la mesa de Godoy y compartir una cena en presencia de ambas mujeres con el poderoso Godoy, produciéndole un profundo desagrado moral ver el comportamiento del Príncipe de la Paz.

Gouache sobre marfil de 56x47 mm. Con número de inventario 3799 de los fondos de la Fundación Lázaro Galdiano y atribuido a Guillermo Ducket miniaturista holandés que desarrollo su actividad en Madrid entre 1799 y 1805. fechas en que se datan las Majas.

Pasea por Madrid 33


Las imágenes superiores corresponden a un fragmento del lienzo de Goya de la Maja Desnuda (izquierdo) y una sustitución del rostro del mismo fragmento, por un recorte de la miniatura de Guillermo Ducket (derecha) utilizando las posibilidades del programa de retoque fotográfico Photoshop, donde se aprecian las similitudes del rostro. Nicho donde descansan los restos de doña Josefa Tudó y Catalán en el cementerio de la sacramental de San Isidro de Madrid. En la actualidad de difícil localización ya que una descuidada limpieza de mantenimiento lo ha blanqueado con una capa de cal.

34 Pasea por Madrid

La inquisición no tarda en aparecer y cita a Godoy para que entre otras cuestiones, explique su posición de bígamo, Lorenzana a la sazón al frente de la Inquisición vio como su nombramiento era revocado y en su puesto se situaba al Obispo de Burgos, José de Arce, mas proclive a no interferir en la ostensible vida publica que realizaba Godoy con sus dos mujeres.

En 1807, a instancias del influyente Godoy, Carlos IV concedió a Josefina Tudó el título de condesa de Castillo Fiel y vizcondesa de Rocafuerte. La Reina María Luisa se ocupa personalmente de la educación de la hija de Godoy y la Condesa de Chinchón, ya que la madre no quería saber nada de la niña a causa del enorme odio que profesaba a su marido. Cuando Godoy es empujado al exilio, junto a la familia Real, con la llegada de José Bonaparte, recorre junto con Pepita las Cortes Europeas y en 1828 al fallecer María Teresa de Borbón pudieron oficialmente contraer nupcias Pepita Tudó y Manuel Godoy, si bien, como ya hemos mencionado, se considera que habían realizado años antes un matrimonio secreto siendo fruto de esta unión Manuel que nació en 1805 y Luis en 1807. A los 90 años Pepita vive en Madrid, en el veintidós de la calle Fuencarral y cuenta a un periodista: «Godoy sólo conoció un amor, interminable y desesperado, la reina María Luisa de Parma». El 7 de septiembre de 1869, fallece como consecuencia de un accidente domestico al incendiarse su voluminosa falda, por un descuido, del que sufrió quemaduras el 12 de agosto. Fue enterrada en el nicho 110 de la Galería 4º , patio 4ª de la Purísima Concepción, en el cementerio de la Cofradía Sacramental de San Isidro


EL FIN DE LA LEYENDA DE LA DUQUESA DE ALBA COMO MODELO Ya en nuestra época Luis Martínez de Irujo, Duque de Alba, consiguió permiso para realizar la autopsia a los restos mortales de la Duquesa María Teresa de Silva, con el fin de aclarar las causas de su fallecimiento. El 17 de Abril de 1945 se realizó la exhumación del cadáver y posterior autopsia por los doctores, Pérez de Pepinto, Blanco Soler y Pigal Pascual, llevándose a cabo en la Sacramental de San Isidro. Al abrir el féretro aparecieron algunas otras extrañas evidencias, la desmembración de un pie, para conseguir que entrara el cadáver en el ataúd, hecho que ocurrió en 1843, cuando se realizó el traslado del cadáver desde el primer lugar de enterramiento hasta la Sacramental, (en lugar de conseguir un féretro más grande se optó por hacer que el cadáver fuera más pequeño), el cadáver presentaba un estado de momificación cuya causa se desconocía y después de pertinentes pruebas se documentó que se debía a causas naturales. En las pruebas practicadas no pudieron encontrarse indicios de veneno alguno, dando por descartado que el fallecimiento se realizara por este hecho. El 2 de Mayo de 1975, en la ciudad de Cáceres y como consecuencia del II Congreso de Nacional de Médicos Escritores, el doctor, Hernández Gómez, da a conocer el examen forense que se realizó a la duquesa de Alba en 1945, y en el que se pone de manifiesto que las causas de la muerte fue una meningoencefalitis de origen tuberculoso, como final a un proceso anterior que duraba más de diez años. Además se señala la destrucción casi total del

riñón izquierdo, y la confirmación de una pleuresía serofibrinosa sufrida por Cayetana en 1792. En su estudio anatómico aparece una marcada escoliosis hacia el lateral derecho que producía una marcada elevación del hombro del mismo lado, es decir en los últimos años de vida la Duquesa presentaba un aspecto físico muy depauperado, con lo cual en las fechas en que se realizaron los lienzos, la duquesa estaba muy enferma, además de que su edad no correspondía con la representada por la joven modelo.

Imágenes procedentes de los fondos gráficos Santos Yubero, del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. En la imagen superior una joven duquesa de Alba, presencia junto a su padre las operaciones de exhumación de su antepasada en la Sacramental de San Isidro. En la inferior estado de los restos de la XIII duquesa de Alba de Tormes. 17/4/1945.

Pasea por Madrid 35


Palacio de la Prensa, en la plaza del Callao. (Gran Vía, 46) diseñado por Pedro Muguruza y construido entre 1924 y 1928. Promovido por la Asociación de la Prensa, sede de las editoriales que publicaban La Codorniz y La Hoja del Lunes, entre otras Denominado inicialmente como Casa de la Prensa fue inaugurado el 7 de abril de 1930 con la presencia de Alfonso XIII y su esposa Doña Victoria Eugenia, junto con el Gobierno representado por el General Dámaso Berenguer. Concebido como un edificio multifuncional, albergaba un café concierto, un cinematógrafo, viviendas de alquiler y oficinas.

36 Pasea por Madrid


UN PASEO POR LAS REDACCIONES DE LA ANTIGUA PRENSA MADRILEÑA Juan Jiménez Mancha Archivero Bibliotecario

La escasez de estudios sobre la historia de la prensa madrileña nos ha privado de un conocimiento mayor de los edificios que ocuparon los periódicos de la capital. El periodismo nació en Madrid en redacciones situadas, de manera precaria y provisional, en pisos alquilados. Además, eran raras las publicaciones que poseían talleres propios. Sólo las cabeceras oficiales y algunas pequeñas fijadas en las residencias de sus dueños, o en pisos próximos a las mismas, podían escapar a esta realidad. Las redacciones ocupaban así pisos modestos, como la del diario El Debate, que estuvo en la calle de Fomento n.º 15 durante su efímera vida, de 1871 a 1873. En sus páginas escribió Benito Pérez Galdós, tal y como evoca hoy en el lugar una placa del Plan Memoria de Madrid. Galdós fue además director de la publicación desde su primer número hasta el 6 de octubre de 1872, aunque su verdadero inspirador e impulsor fue el periodista y político José Luis Albareda. Otro caso de edificio conservado fue el que cobijó, en uno de sus pisos, a la redacción del

periódico La Solidaridad, quincenario reformista filipino en el que colaboró con sus escritos el héroe nacional de las islas José Rizal, ubicado de 1889 a 1895 en el actual nº 43 de la calle Atocha, como recordaba una placa en la fachada del inmueble al parecer arrancada a comienzos de 2013. LA «CORRES» Hasta principios del siglo xx los periódicos no dispondrán, salvo excepciones, de locales de su propiedad. Una de estas excepciones fue el diario La Correspondencia de España, que tenía al senador sevillano Manuel María de Santa Ana como

dueño. «La Corres», como se la conocía y voceaba su venta por las calles de Madrid, había nacido en 1859 como continuación de La Correspondencia Autógrafa, iniciada una década antes, y era una publicación muy popular, de las de mayor tirada (vendía en 1870 más de 50.000 ejemplares al día), vista siempre como progubernamental fuera el que fuese el partido en el poder. El 26 de diciembre de 1874 Santa Ana compró al duque de Abrantes su palacio en la calle Mayor para trasladar allí las oficinas y redacción del diario, antes con domicilio en la calle del Rubio, desde 1894 calle del Marqués de Santa Ana, nº 23. La Corres estuvo en el palacio de Abrantes hasta el 17 de agosto de 1888, día en que fue vendido por Ignacio Escobar, dueño del diario, al gobierno italiano, con el fin de instalar éste en él su embajada. Se acometieron entonces las obras de reforma, dirigidas por el arquitecto Luis Sanz, que dotarían al edificio de su actual fisonomía, siendo derribados los dos torreones.

Pasea por Madrid 37


La Correspondencia de España, por su parte, no se fue muy lejos. Instalaría su sede, literalmente, a la vuelta de la esquina, en la Calle Factor n.º 5; en un edificio también comprado, obra del arquitecto José Urioste Velada, en el que lograría sobrevivir, de manera penosa los últimos años, hasta su cierre el 27 de junio de 1925. El inmueble fue ampliado por el arquitecto Ricardo García Guereta en 1916. El 13 de diciembre de 1919 nacería en él, gracias a la cesión de La Corres de sus instalaciones, el diario progresista La Libertad, que pronto iniciaría su éxodo particular hasta obtener su sede en propiedad en la calle Madera n.º 8, en una casa reconstruida que había tenido como primer dueño a Jerónimo de Barrionuevo, para luego ser un teatro llamado Calderón, después capilla evangélica y alojar a continuación la redacción del diario republicano progresista El País hasta su desaparición en 1921. Tras el cierre de La Libertad, el 26 de marzo de 1939, residiría en Madera n.º 8 el diario Informaciones. Hoy se erige en el lugar la sede del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE).

38 Pasea por Madrid

LA IBERIA Otro diario precoz a la hora de hacerse con un edificio en propiedad fue La Iberia. El viejo órgano progresista, que había fundado en 1854 Pedro Calvo Asensio y que llegaría a dirigir Sagasta, se trasladó en abril de 1887 desde la calle Lope de Vega al primer piso de la calle Cedaceros n.º 13, esquina a la Carrera de San Jerónimo. Su propietario y director, Manuel Martínez Pizarro, 14 edificio de El Correo Español, reforma y fachada de Mauricio Jalvo Millán en 1911, actualmente transformado en hostal.

El Debate estuvo en la calle de Fomento n.º 15 durante su efímera vida, de 1871 a 1873, donde también vivió Leandro Fernández Moratín.


Aguiar, había comprado el piso a poco de hacerse con el diario con la vana intención de hacer del mismo un periódico al estilo norteamericano. No se conserva aquel edificio y no duraría mucho el ambicioso empeño de Martínez Aguiar, ya que el 3 de febrero de 1892 la redacción y las oficinas estaban establecidas en la calle Floridablanca nº 3, desde donde continuarían mudando de sitio, ya en régimen de alquiler, hasta la clausura del diario en la calle Jovellanos nº 8 el 14 de mayo de 1898. LA ÉPOCA Más tiempo tardó uno de los grandes rivales de La Iberia, el aristocrático La Época, en tener casa propia, y nunca llegó a hacerlo en un edificio de nueva planta obra de algún reputado arquitecto. Nació este diario, cuna de los más distinguidos

cronistas de la alta sociedad, el 1 de abril de 1849, en el piso principal del n.º 14 de la calle Huertas. Tras distintos cambios de domicilio, y tras ser comprado en 1866 por la familia Escobar, marqueses de Valdeiglesias, estableció su sede en la calle Libertad n.º 18, en un piso propiedad de la marquesa viuda de Casa Laiglesia, en donde estaría, tras un breve paso por el edificio contiguo (el n.º 16, anexo al popular teatro de la Alhambra), hasta agosto de 1918, momento en el cual se traslada a San Bernardo nº 78, ocupando sólo dos plantas de un inmueble compartido con varios vecinos y con una modesta casa de huéspedes. Allí permanecería hasta su último número, publicado el 11 de julio de 1936.

PRENSA PUNTERA EN LOS INICIOS DEL XX. Al concluir el siglo xix La Correspondencia de España, El Imparcial, El Liberal y la revista Blanco y Negro eran las cabeceras madrileñas que poseían edificios propios para alojar el conjunto de sus instalaciones, con la ventaja de tener así a mano administraciones, redacciones, talleres de fotograbado, impresión y encuadernación y almacenes tanto para papel virgen como para ejemplares impresos. Las noticias de última hora, apartado esencial de un diario de primera línea, podían cubrirse de manera rápida y adecuada al compartir local redacción e imprenta, y otros servicios que reclamaban mayor espacio, como los de biblioteca, sala de reuniones e, incluso, sala de armas, para

La Solidaridad, quincenario reformista filipino en el que colaboró con sus escritos el héroe nacional de las islas José Rizal, ubicado de 1889 a 1895 en el actual nº 43 de la calle Atocha.

El Palacio de Abrantes, hoy Mayor nº 86, sede del Instituto Italiano de Cultura desde 1939, fue construido entre 1653 y 1655 por el arquitecto Juan Maza. Se trata de un bello palacio originariamente flanqueado por dos torreones con chapitel, uno que daba a la calle de la Almudena y otro a la calle Factor. Pasea por Madrid 39


practicar esgrima y preparase para posibles duelos, podían tener la debida presencia en la sede. La prensa de la capital había comenzado en el último cuarto del siglo xix una gran transformación industrial, una edad de oro que se prolongaría hasta el estallido de la Guerra Civil y que se caracterizaría por el auge del denominado periodismo de empresa. Estas empresas, que necesitaban locales amplios y a la vez originales para distinguirse de sus rivales, encontraron en la arquitectura en boga, ante todo ecléctica y con predominio de estilos de muy libre interpretación, como el neomúdejar y el modernismo, el cauce ideal para levantar unas «casas», como se conocían a los lugares donde se radicaban las sedes, que posibilitaran tanto los crecimientos de espacio, plantilla y tirada como el cuidado de un sello personal distintivo, lo que hoy llamamos imagen, que les hiciera diferentes a ojos de sus potenciales lectores. Uno de los hitos de la arquitectura madrileña para prensa fue la aparición del conjunto de edificios que conformaron la sede de Blanco y Negro y ABC en la calle Serrano n.º 55, luego n.º 61. Su construcción fue progresiva en virtud de las necesidades que iban teniendo estas publicaciones, las dos pertenecientes al periodista y empresario Torcuato Luca de Tena y Álvarez Ossorio, ambas base de la editorial Prensa Española. BLANCO Y NEGRO Y ABC El 4 de febrero de 1899 se inauguró el palacio central para ser sede de Blanco y Negro, semanario ilustrado que había nacido el 10 de mayo de 1891 y que estaba cosechando

40 Pasea por Madrid

Calle Serrano, 61. Fachada este de la «Casa de Blanco y Negro», hoy galería comercial ABC, construido por el arquitecto José López Sallaberry en 1899. años después se ampliarían las instalaciones con el edificio que presenta su fachada principal al Paseo de la Castellana, 34.

un notable éxito. José López Sallaberry, su arquitecto, creó un edificio con una hermosa fachada principal que daba a la calle de Serrano y otra posterior, más funcional, al paseo de la Castellana. La «Casa de Blanco y Negro» llamó la atención del conjunto de la prensa madrileña por sus numerosos elementos artísticos y por su elegancia, así como por su sobrada capacidad para albergar los departamentos propios de una revista moderna. Desde el 1 de enero de 1903 alojaría también al diario ilustrado ABC, nacido como semanario y desde el 19 de junio de ese año de frecuencia bisemanal. El 1 de junio de 1905, tras la

construcción el año anterior de una nave para imprentas, comenzaría ABC, órgano monárquico español por excelencia, de innovador pequeño tamaño y de amplísimo repertorio fotográfico, su larga vida como diario. En 1926 Aníbal González proyectó la fachada neomudéjar que da al paseo de la Castellana, que evoca a la Plaza de España de Sevilla, materializada por Teodoro Anasagasti, y en 1932 este último crearía un nuevo edificio de corte racionalista para talleres y oficinas. Finalmente en 1989 Prensa Española abandonaba el inmueble, tras casi un siglo de estancia, para mudarse a la calle Juan Ignacio Luca de Tena n.º 7, su actual domicilio.


Fachada oeste de la actual «Galería ABC», perteneciente a la ampliacion de la Casa de Blanco y Negro, por el arquitecto Aníbal González en 1926. Para salvar el desnivel existente entre ambas calles se creo una vía de circulación interna con paso de vehículos y se repartieron las instalaciones, las rotativas, talleres de estampación, tirada, administración y redacción en este edificio y motores y dinamo en el primer edificio de Salaberry.

El 10 de octubre de 1995 se inauguraba, tras obras del arquitecto Mariano Bayón Álvarez, el moderno Centro Comercial ABC Serrano.

EL IMPARCIAL La historia del diario El Imparcial ilustra el éxodo al que se veían condenadas las redacciones y la enorme ventaja que suponía disponer de un edificio en propiedad. Este diario, el de mayor tirada del país durante el último tercio del siglo XIX y primeros años del XX, tuvo cinco sedes. Nació el 16 de marzo de 1867, en agitadas fechas previas a la Gloriosa, en la calle de Recoletos n.º 4, en el piso bajo del domicilio del fundador, Eduardo Gasset y

Artime. Su primera máquina de impresión alcanzaba una modesta tirada de poco más de 600 ejemplares por hora. El 23 de septiembre de ese mismo año se editaba en la calle de Oriente n.º 3, en un inmueble propiedad del socio Eduardo de la Loma, quedando la redacción y las oficinas en el primer piso y la imprenta en el bajo; y el 2 de febrero de 1869 fue trasladado a un amplio caserón en la plaza de Matute n.º 5, donde alcanzaría mayor fama en España. El 27 de

abril de 1874 empezaban a publicarse en este domicilio, próximo a la calle Huertas, Los Lunes de El Imparcial, prestigioso suplemento literario dirigido por José Ortega Munilla en el que colaborarían las plumas más acreditadas del país, como la condesa de Pardo Bazán, Clarín, Azorín, Unamuno o Baroja; y el 17 de mayo de 1875 comenzaba a funcionar en sus talleres la primera rotativa conocida en la península, llamada la Marinoni en honor a su creador.

Pasea por Madrid 41


El edificio, prácticamente abandonado hasta hace poco, ha alojado al cine Alba, inaugurado el 21 de junio de 1941, luego reconvertido en sala de cine X, hoy funcionando (el último cine con vida de esta clase en Madrid) y varios comercios, incluida una sucursal bancaria todavía en el lugar. Desde finales de 2012 gran parte de la sede del famoso diario pertenece a una empresa que se dedica a ofertar sus rehabilitados salones para la celebración de eventos de todo tipo, como presentaciones, conferencias, exposiciones, rodajes de cine, sesiones fotográficas, etc.

En la plaza de Matute, en verdad no una plaza sino una pequeña calle, estuvo el diario desde febrero de 1869 a octubre de 1889, cuando, al fin, los hijos del fundador lograron disponer de un edificio en propiedad de tres plantas, obra del arquitecto Agustín Ortiz de Villajos, en la calle de Mesonero Romanos n.º 31. En este local alcanzaría la publicación el cénit de su trayectoria, con tiradas de más de 140.000 ejemplares en los primeros años del siglo XX. Sin embargo, el inmueble fue expropiado con motivo de las obras de la Gran Vía y la sede de El Imparcial fue trasladada a la calle Duque de Alba n.º 4, a un edificio de nueva planta también propiedad del periódico ideado por el arquitecto Daniel Zavala Álvarez. Se trata de un palacete ubicado entre la calle de Toledo y la plaza de Tirso de Molina, cerca del Rastro. La fachada es ecléctica, compuesta de un cuerpo central con una torre a cada

42 Pasea por Madrid

Calle Duque de Alba, 4. Redacción del Imparcial en la actualidad, la primera planta esta ocupada en la actualidad por una empresa de organización de eventos..

lado. La redacción, biblioteca, secretaría y dirección del diario ocupaban la primera planta; en la baja se encontraba la administración y en los sótanos los talleres. Aquí permaneció el diario hasta su cierre en 1933.

Hall de la empresa de organización de eventos situada en la primera planta.


EL LIBERAL La conocida como «Casa de El Liberal, por desgracia no conservad»a pero un hito durante su dilatada existencia, fue inaugurada el 21 de junio de 1895, tras diecinueve años de vida nómada del diario. Era un original palacio de fachada neoclásica situado en la calle del Turco n.º 7, hoy Marqués de Cubas. La sede reunía en un lujoso interior, en el que destacaba un salón de estilo pompeyano, la maquinaria de un periódico próspero, en aquel momento con una tirada ordinaria de 100.000 ejemplares diarios. Responsable en buena medida de su fulgurante éxito fue su director desde 1890, Miguel Moya, fundador y primer presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, cuyo retrato presidía los salones. La autoría del edificio correspondió al arquitecto Joaquín de la Concha Alcalde, y se hizo cargo de la decoración del interior el pintor y escultor, además de arquitecto, Arturo Mélida. En 1927 pasó a compartir la sede de El Liberal el diario Heraldo de Madrid, otra de las principales cabeceras del país. Este popular diario, fundado en 1890 por Felipe Ducazcal y que había tenido a González Abascal y a José Francos Rodríguez como directores, estaba

desde 1922 en manos de los hermanos Busquets, unos industriales catalanes que hasta entonces habían sido sólo sus suministradores de tinta y que concebirían el diario, con Manuel Fontdevila de director, como un medio para contribuir al desarrollo de un país más plural, moderno y democrático. Además de El Liberal y Heraldo de Madrid, se editaron en el edificio las revistas La Moda Práctica y Royal, dedicada al mundo de la alta sociedad. En noviembre de 1936, en plena Guerra Civil, el inmueble sufrió los efectos de un «racimo de bombas», como expresó el propio Heraldo de Madrid el 19 de ese mes, quedando seriamente dañado. El 28 de marzo de 1939 irrumpiría en él un grupo de falangistas con pistolas en mano que incautaría las instalaciones. El 8 de abril de 1939 se publicaba en el recinto el primer número del diario Madrid, iniciando así el edificio una segunda vida. Juan Pujol, director del naciente diario, había obtenido permiso para utilizar las dependencias de El Liberal y Heraldo de Madrid como agradecimiento por su apoyo al alzamiento contra la Segunda República. Los locales se quedaron pronto

pequeños por el crecimiento del diario y en 1947 Madrid se trasladó a la calle General Pardiñas n.º 92, esquina a la calle Maldonado. El 25 de noviembre de 1971, tras graves problemas con la censura, publicó su último número y el 24 de abril de 1973 su edificio, de estilo neobarroco, sufrió su famosa voladura, una de las primeras en el país controlada por explosivos, desplomándose de manera aparatosa. El hueco dejado por Madrid en Marqués de Cubas nº 7 lo ocuparía en 1948 el diario Marca. Había iniciado su andadura el popular órgano deportivo en San Sebastián en plena Guerra Civil, el 21 de diciembre de 1938. En enero de 1940 se muda a la capital y fija su sede en la calle Hermosilla n.º 73, desde donde se marcha a Marqués de Cubas. Sólo estaría cuatro años en este nuevo domicilio. En 1952, tras la compra del inmueble por parte del Banco de España, se trasladó a otro mítico edificio de la prensa madrileña, el de la calle Larra. NUEVO MUNDO, LA VOZ Y EL SOL La revista Nuevo Mundo, sempiterna rival de Blanco y Negro, no logró tener casa propia hasta 1908. Había nacido, fundada y dirigida por José del Perojo, el 18 de enero de 1894, en la calle Jorge Juan nº 6. Tras domiciliarse en las calles de las Hileras nº 11 y Santa Engracia nº 57, el 17 de septiembre de 1908, justo un mes antes de fallecer su fundador, edita ya desde su nuevo emplazamiento, el antes citado de la calle Larra, en origen n.º 8 y hoy n.º 14. Al año siguiente, fruto de la calidad de sus reportajes fotográficos, alcanza enormes tira-

Pasea por Madrid 43


Calle Larra 12 y 14, Antiguo edificio industrial creado para Nuevo Mundo, realizado en 1908, ha sufrido numerosas modificaciones para adaptar su estructura industrial a una tercera planta que modificó la retranqueada fachada, sin duda el mayor valor arquitectónico de la obra.

das, con un récord de 266.000 ejemplares por un reportaje sobre el «Barranco del Lobo». El arquitecto responsable de la construcción del inmueble fue Jesús Carrasco y Encina, autor años más tarde del hotel Reina Victoria en la plaza de Santa Ana. La estrechez de la calle no permite disfrutar como se merece de su fachada modernista, considerada de las más bellas de Madrid. Estos diarios La Voz y El Sol, propiedad ambos de Nicolás María de Urgoiti, fijarían también sus sedes en el edificio. Al concluir la Guerra Civil, lo haría igualmente el diario Arriba, en el lugar hasta 1963 y, como antes dijimos, en 1948 el deportivo Marca. A lo largo del siglo XX el inmueble fue objeto de numerosas reformas. Hoy se alojan en su interior el Instituto de Diseño y la Fundación Diario Madrid. 44 Pasea por Madrid

LA TRIBUNA En la calle Jardines nº 4 permanece en pie el edificio que fue sede del diario La Tribuna. Ambos, periódico e inmueble, fueron inaugurados en febrero de 1912. El diario, que apostó por la inclusión en sus páginas de amplio material gráfico, fue fundado por Salvador Cánovas Cervantes, un polémico personaje de escasa formación que sería objeto de la mofa de sus rivales por sus célebres apellidos. «Nini», se referirían a él, queriendo decir que ni un apellido ni el otro. La Tribuna fue órgano de la ideas mauristas entre 1913 y 1916. En sus instalaciones tendría además su sede el curiosísimo y exitoso vespertino filoanarquista La Tierra, nacido el 16 de diciembre de 1916 e igualmente dirigido por Cánovas Cervantes. También se imprimiría en sus talleres, el 23 de octubre

de 1916, el primer número del diario La Nación, fundado por el marqués de Polavieja y dirigido por Juan Pujol, y llegaría a editarse durante un tiempo el diario Informaciones. El edificio fue proyectado por el arquitecto Luis Mosteiro Canas. La fachada es de estilo neoárabe, con arcos que evocan a la Mezquita de Córdoba y a Medina Azahara. Tras varias reformas, está ocupado en la actualidad por la Escuela de Mediadores Sociales para la Inmigración de la Comunidad de Madrid. Aún más desconocido por los madrileños es el edificio que fue sede del diario carlista El Correo Español, en la calle de Pizarro nº 14, entre las calles del Pez y de la Luna; un ejemplo de cómo las necesidades funcionales de los periódicos eran vinculadas por los arquitectos a soluciones modernistas libremente interpretadas. Fue ideado por el arqui-


Jardines 4

Ambas imágenes de la calle Jardines 14, actual Escuela de Mediadores Sociales. Construido en 1912 por Luis Mosteiro Canas. el proyecto inicial constaba de dos plantas, pero una vez iniciado se construyo la tercera, todo ello en un estilo neoarabe, con arcos revocados, fue sede de otras publicaciones como la Tierra e Informaciones y un almacén de telas, hasta que se reformo en 1998.

tecto Mauricio Jalvo Millán, de poca obra en la capital, y en él destaca la mezcla de elementos modernistas y neogóticos, algo muy propio del autor. En la fachada, bien conservada, sobresale un balcón central que posee en sus extremos dos originales faroles de forja con una barandilla con bellos y enigmáticos motivos decorativos. El edificio, que sustituyó a un viejo caserón destartalado y ruinoso, según la prensa de la época, fue inaugurado con una fiesta el 9 de marzo de 1912 en la que ofreció un concierto la Banda Sinfónica de Madrid. Fue concebido como sede tanto del diario como del «Círculo Tradicionalista de Madrid», por eso nació con un interior elegante y suntuoso que disponía de un pequeño restaurante y un salón de actos con capacidad para quinientas personas; conjunto presidido, como no, por el retrato del Pretendiente. En diciembre de 1919 un grupo de redactores que se separaron de Heraldo de Madrid, liderados por Julio Burell, fundaron en el edificio el diario Nuevo Heraldo, que tuvo que cambiar a los pocos días su nombre por el de

Hoy. El Correo Español, que había fundado en septiembre de 1888 el catalán Luis María de Llauder, y que al año siguiente pasaría a dirigir Juan Vázquez de Mella, permanecería en el inmueble hasta su desaparición en diciembre de 1921. Hoy ocupa el lugar el Hostal Pizarro, uno de los favoritos de la comunidad gay; como simboliza la bandera multicolor que ondea en su balcón. REVISTA DE OCCIDENTE La efervescencia cultural que vivió Madrid en los años veinte y treinta tuvo en el actual nº 29 de la Gran Vía, entonces Avenida de Pi y Margall n.º 7 y hoy sede de La Casa del Libro, uno de sus escenarios más fructíferos. En la primera planta de un edificio aún en obras, propiedad de la Editorial Calpe, nacía en julio de 1923 La Revista de Occidente, fundada y dirigida por José Ortega y Gasset. La sede anterior de la editorial se encontraba en la calle Ríos Rosas nº 24. El edificio, de estilo neobarroco pero inspirado en la tradición española, fue ideado por José Yarnoz Larrosa. La Revista de Occidente fue

Pasea por Madrid 45


hasta la Guerra Civil el mayor faro del pensamiento y de la creación artística y literaria del mundo hispánico. No en vano es considerada una de las mejores revistas culturales españolas de todos los tiempos. Reapareció en 1963 y continúa publicándose. Hoy son también especialmente recordadas las tertulias que se celebraban en sus salones, lideradas por Ortega y con participantes tan ilustres como Ramón Gómez de la Serna, Gerardo Diego, Fernando Vela, Benjamín Jarnés, Xavier Zubiri o Antonio Espina, por citar algún ejemplo. «La Casa del Libro» continua siendo una de las librerías más importantes del país, en plena lucha por no sucumbir ante la era digital. HOJA OFICIAL DEL LUNES Cerca de allí, en la plaza del Callao, se encuentra el Palacio de la Prensa, obra del arquitecto Pedro Muguruza Otaño, muestra de clasicismo moderno, con influencia norteamericana, que destacó por su original empleo del ladrillo visto y por su elevada altura para la época (35 metros que proporcionaban una magnífica perspectiva de la Gran Vía desde su bella torre). El edificio, inicialmente denominado «Casa de la Prensa», fue construido entre 1925 y 1928, aunque su inauguración oficial se demoró hasta el 7 de abril de 1930, con la presencia de los reyes Alfonso XIII y su esposa Victoria Eugenia de Battemberg. Fue diseñado como un inmueble multifuncional, con cine (inaugurado el 2 de enero de 1929), viviendas en alquiler y oficinas, aunque la mayor parte del espacio sería ocupado por la Asocia46 Pasea por Madrid

ción de la Prensa de Madrid, nacida en 1895 y presidida entonces por Francos Rodríguez. El 24 de noviembre de 1930 se iniciaba en sus locales la publicación de la Hoja Oficial del Lunes de Madrid, órgano precisamente de la Asociación de la Prensa, y en los años cuarenta se editaría también la famosa revista de humor La Codorniz, dirigida por Miguel Mihura. Desde finales de 2009 tiene su sede en el edificio el Partido Socialista de Madrid.

DIARIO AHORA Y REVISTA ESTAMPA De gris y durante muchos años sucia fachada es el edificio que fue sede del diario Ahora y de la revista Estampa, en la Cuesta de San Vicente números 26 y 28. Ambas publicaciones eran propiedad de Luis Montiel, a su vez dueño de la editorial y talleres de «Sucesores de Rivadeneyra», en el mismo enclave. Ahora, surgido en diciembre de 1930, revolucionó la prensa de izquierdas con sus numerosas fotografías al estilo de ABC, y Estampa, nacida dos años

Gran Vía, 29. Construido entre 1920-1923 por la constructora Calpense, en sus bajos y primera planta instalaron la Editorial Calpe cuna de La Revista de Occidente.


antes, el mundo de los reportajes con contenidos muy del gusto de la calle y un estilo de edición más moderno, además de un precio de venta más asequible que el de sus rivales. Del edificio, en realidad una suma de dos inmuebles, uno de ellos donde se imprimió durante algunos años la revista más prestigiosa de la historia de la prensa española, La Ilustración Española y Americana (18691921), apenas luce una fachada que parece un tanto escondida. Tras la Guerra, se editarían en sus dependencias el diario El Alcázar, trasladado de Toledo en julio de 1939 y tras estar unos años en la calle Alfonso XI nº 4; el deportivo As, nacido el 6 de diciembre de 1967 en el inmueble; y la revista Semana, igualmente iniciada en el lugar en 1940. Hoy, desparecidos los vestigios periodísticos, el edificio sobrevive pendiente de su inminente transformación en un hotel.

EL ALCAZAR La primera sede en Madrid de El Alcázar, calle Alfonso XI nº 4, era el edificio de la «Editorial Católica» desde 1935. En este inmueble se redactaron e imprimieron los principales diarios afines a la Iglesia, como El Debate, nacido en 1910 y que dirigió el cardenal Herrera Oria durante veintidós años, y el vespertino Ya, matutino tras la guerra, cuyo primer número se publicó el 14 de enero de 1935. También se editó en los primeros años cuarenta La Hoja Oficial del Lunes de Madrid. El diario Ya se mudaría a la calle Mateo Inurria nº 15. Por su parte, el edificio de Alfonso XI se convertiría en la actual sede de la cadena «COPE» de radio.

CAMBIOS DE CABECERAS La transformación durante la Guerra Civil de los periódicos madrileños de derechas en órganos periodísticos de la izquierda resulta cuanto menos sorprendente. Una a una, las instalaciones de las cabeceras conservadoras fueron incautadas por sus enemigos para mutarse en horas en portavoces de las ideas rivales. De este modo, ABC pasó a ser órgano de Unión Republicana; El Sol del Partido Comunista; o Informaciones, del Partido Socialista, que sumaba así a la redacción de El Socialista en la cercana calle Carranza n.º 20 los medios de aquél en Madera n.º 8, donde recordemos también se editaba el diario de izquierdas La Libertad. Los ta-

Cuesta de San Vicente, 26-28. Establecimiento Tipográfico y Editorial de los Sucesores de Rivadeneyra, edificado su interior, entre 1881 y 1882 y su exterior en 1920.

Pasea por Madrid 47


Calle Alfonso XI, 4. Edificio actual de COPE (Cadena de Ondas Populares Españolas). Fue el domicilio social de Editorial Católica fundada en 1911 y en 1936 editaba de los diarios madrileños El Debate y Ya, además de El Ideal Gallego, La Verdad, Ideal y Hoy de Badajoz, el semanario infantil Jeromín, ademas de la «Biblioteca Pax» y otras publicaciones semanales de menor importancia junto a la agencia de noticias Logos.

48 Pasea por Madrid

lleres de El Socialista, fundado y dirigido por Pablo Iglesias hasta su fallecimiento, se encontraban en la calle Trafalgar n.º 31, en la actualidad sede del BOE, impreso durante años en las mismas rotativas que el histórico órgano del PSOE. En los locales de periódicos desaparecidos por la irrupción de las armas se editaron cabeceras de izquierdas de escasos recursos. En los de La Época, por ejemplo, pasó a editarse El Sindicalista, de Ángel Pestaña; en los de El Debate y Ya, de Prensa Católica, se publicaron Mundo Obrero y Política, que abandonaron sus sedes en las calles Galileo n.º 14 y Mayor n.º 6 respectivamente; y la sede del viejo diario integrista El Siglo Futuro, en la calle Guzmán el Bueno nº 11, fue ocupada por CNT, cabecera llamada de igual modo que el sindicato anarco-

sindicalista del que era portavoz. La propia Asociación de la Prensa de Madrid fue incautada, transformándose de la noche a la mañana la Hoja Oficial del Lunes de la capital en ardiente defensora de las ideas republicanas. Y un protagonismo aún más original tuvo la prensa en Madrid durante la fratricida contienda con el auge de la denominada prensa de trinchera. En la retaguardia de las calles de la capital, como en las de otros muchos puntos del país, surgieron de manera espontánea decenas de nuevos periódicos ideados para instruir, apoyar y entretener a los combatientes. En los talleres de Prensa Española, por ejemplo, se editaron los 169 números de Milicia Popular, órgano del 5º regimiento del PCE, con colaboradores de la talla de Alberti, Bergamín o Ramón J. Sender; y en los de Prensa Española se publicó La Voz del Combatiente,


subtitulado Diario de los comisarios de guerra del Ejército del Pueblo, hoy un extraordinario vehículo para conocer en profundidad el largo asedio que sufrió la ciudad. Los diarios madrileños se repartieron tras la Guerra Civil, como vimos antes, entre el puñado de edificios que sobrevivieron a las bombas, como los de las calles Madera, Larra o Alfonso XI. PUEBLO Un caso siempre aparte fue el del diario Pueblo. El popular diario vespertino, propiedad de los sindicatos verticales, nació en abril de 1940 en la calle Narváez n.º 72, en el inmueble donde se editó durante la II República el diario socialista

Claridad. En 1964 se trasladó al nuevo edificio construido para alojar a los sindicatos verticales en el Paseo del Prado n.º 18, ideado por los arquitectos Francisco Cabrero y Rafael Aburto y conocido como «Casa Sindical» o «Casa de los Sindicatos de Madrid». El diario tenía la entrada en la calle Huertas nº 73. Pueblo captó el interés de una amplia capa de la sociedad debido a su carácter llano y ameno, con contenidos que gustaban a todo el mundo y extenso espacio dedicado a la divulgación de opiniones. El edificio, por su parte, nunca caló entre los madrileños por su excesivo funcionalismo, con ventanas empleadas de una manera rítmica que, eso sí, nos remiten

a un futurismo poco presente en la ciudad. Se trata, no cabe duda, de una de las primeras muestras de arquitectura moderna de posguerra en Madrid. Hoy es la sede del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Bajo estas líneas: Prado 18 y 20, construido entre los años 1950 y 1951 por Francisco de Asís Cabrero Torres-Quevedos como Casa Sindical, en la actualidad Ministerio de Sanidad.

Pasea por Madrid 49


Paseo de la Castellana, 272. Diario Arriba en la actualidad Dirección General del Catastro, realizado por Francisco de Asís Cabrero Torres-Quevedos en 1952. En realidad se trata de dos edificaciones, quedando la segunda oculta en esta vista –por ser de menor altura– que se dedico a talleres de impresión.

ARRIBA De visión más polémica puede ser el otro edificio diseñado por Cabrero para sede de un diario, el de Arriba en el paseo de la Castellana n.º 272, que ha quedado ahora casi frente a los cuatro nuevos rascacielos de la ciudad. Los recursos futuristas empleados por el arquitecto son aquí, aunque austeros, más evidentes. El resultado puede parecer una obra vanguardista de primera línea o una sucesión de nichos carente de gracia alguna. En cualquiera de los casos, el edificio, concluido en 1963, ha quedado demasiado aislado y solitario, como un elemento extraño en el paisaje de la ciudad. El diario Arriba, que tras la guerra había dejado de ser órgano oficial de Falange para convertirse en órgano principal del Movimiento Nacional, se mudó a sus entrañas desde la calle Larra junto al deportivo Marca. También se editarían en su interior las revistas 7 Flechas y la taurina El Ruedo. Además, el edificio fue sede de la «Red de Emisoras de Radios del Movimiento». En la actualidad lo es de los servicios centrales de la Dirección General del Catastro. Calle Pradillo, 42. Antigua redacción del Diario El Mundo (1993 a 2007).

50 Pasea por Madrid

DIARIOS ACTUALES La prensa que nacería con la democracia recurriría en su mayoría a instalar sus sedes en edificios funcionales sin pretensión artística o de imagen alguna. Es probable que el número 40 de la calle Yuste y el 42 de Pradillo, sedes respectivamente de El País y, hasta 2008, de El Mundo, queden con el tiempo mitificadas, pero es difícil que lo sean por la belleza u originalidad de sus

edificios o por sus singulares emplazamientos, lejanos al corazón de la ciudad. Ahora mismo, en plena era digital, el papel que desempeñaron las casas de la prensa ha quedado además desbancado por la función que realizan sus páginas web, a las que no es exagerado considerar auténticos edificios de los periódicos, sus verdaderas sedes, moldeadoras, como aquellas, de la imagen pública de las empresas del cuarto poder.


Pasea por

José Manuel Castellanos Oñate destacado historiador en el ámbito del medievo madrileño cuenta con otros libros como El Madrid de los Reyes Católicos. Las Murallas Medievales de Madrid. Guía Visual de Arquitectura, de obligada lectura para todos los interesados en la historia y urbanismo de Madrid.

Madrid

MEMORIAS MEDIEVALES DE MADRID (siglos X - XV)

MEMORIAS MEDIEVALES DE MADRID (Siglos X - XV)

El libro es una cronología histórica, de los hechos más notables de la vida política de Madrid en relación con los reyes, en esta ocasión castellanos, que nos gobernaron durante cinco siglos. Su lectura es fácil, y la inclusión en la narración de documentación de archivos históricos, hace que la calificación que otorga la ciudad a sus gobernantes, de buenos amigos y de malos recuerdos, tenga un fundado argumento, que queda claramente expuesto al lector. Todos los innumerables sinsabores que la ciudad ha tenido, por la elección equivocada de sus lealtades a reyes que nos trataron injustamente, quedan al descubierto y son debidamente analizados.

Nos encontramos ante una excelente narración dictada por el mismísimo Madrid al autor José Manuel Castellanos, que nos descubre la relación pormenorizada de amor, odio e indiferencia, de los reyes castellanos medievales con la Villa: su reconquista de manos árabes a castellanas, los pormenores del largo proceso de luchas con Segovia por la utilización y posterior colonización del Real de Manzanares y las relaciones con los gobernantes trastámara, hasta la cesión del trono del débil Enrique IV a su hermanastra Isabel la Católica. Lo más destacado, la excelente documentación medieval utilizada en la exposición de la cronología de los cinco siglos, desde el x al xv, que desgranan el lento paso de Madrid, de una pequeña población de frontera, a una villa de cierta importancia, que termina siendo casi residencia real. Lo más significativo, las enormes ganas que quedan de solicitar al autor la continuación de las relaciones de la villa con los Reyes Católicos, Austrias… para posteriores libros.

Formato 15x24 cm Paginas 182 Edición restringida Edita:www.autoediciones.com Solicitud de ejemplares: info@autoediciones.com Venta en tienda: Librería Felipa telf.: 91 355 96 47 dirección: C/ Pilar de Zaragoza 37. Descarga de prólogo, índice y bibliografía:

http://issuu.com/madrid_historico/docs/memorias_2__medievales_de_madrid Pasea por Madrid 51


LAS EXCAVACIONES DE LA CUESTA DE LA VEGA EN 1985 Y LA PRETENDIDA BASÍLICA VISIGODA

52 Pasea por Madrid


Texto e imágenes de Salvador Quero Jefe División Exposiciones y Difusión en Ayuntamiento de Madrid. Museo de San Isidro.

En 1985 el Ayuntamiento de Madrid (Gerencia Municipal de Urbanismo y Concejalía de Cultura) y la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid, con motivo de la instalación del parque del emir Muhammad I, decidieron realizar excavaciones1 en el amplio solar existente al final de la calle Mayor en su confluencia con la Cuesta de la Vega. Las excavaciones dirigidas por Carmen Priego Fernández del Campo y Manuel Retuerce Velasco se iniciaron el 3 de marzo y concluyeron el 10 de octubre. La metodología seguida fue la de excavación extensiva y por contextos. Se plantearon 6 catas: la 01 era la continuación de una amplia cuadrícula iniciada en 1975 por Martín Almagro y Luis Caballero contigua al edificio de la calle Mayor 83, entonces ocupado por la Concejalía de Cultura. Se pretendía la localización de la torre Narigües y en 1975 finalizó en unos niveles del siglo xviii. Se continuó la excavación en profundidad hasta llegar al terreno natural. En el límite entre esta cata y el muro medianero situado al este y bajo él se encontraron restos de dos silos islámicos excavados en el terreno natural. Cata 02: Se planteó un poco más al norte de la 01, su objetivo era fechar el muro medianero que separaba este solar de la Concejalía de Cultura y tratar de localizar la torre

no encontrada en la cata 01. Esta excavación determinó que el terreno se había utilizado fundamentalmente como jardín y se pudieron localizar los alcorques de los árboles de los jardines que allí hubo desde el siglo xvi y los caminos, algunos de guijarros, que los recorrían, además se localizó un pozo negro en el que desembocaba una cañería de cerámica, en el interior del pozo todo el material encontrado es de época moderna.

1 La excavación consistió en el desescombro de 2000 metros cúbicos (1.700 de las propias cuadrículas), la excavación al exterior de la muralla islámica con vistas al adecentamiento del solar para su conversión en parque y para tratar de localizar la Torre Narigües y la excavación en el interior para valoración y conservación de los restos arqueológicos. Pasea por Madrid 53


Solar al inicio de la excavación 25/03/1985.

54 Pasea por Madrid

En el ángulo suroeste se localizaron otros dos silos de cronología islámica, uno de ellos apenas dio material, pero el otro proporcionó abundante material óseo y cerámico con piezas enteras. El muro medianero que separa las fincas de Mayor 83 y el terreno de excavación, corre en dirección norte sur y en un primer momento se pensó que podría ser un lienzo de muralla que enlazaría con la torre Narigües, se determinó que es de época moderna, pues debajo de él se localizó un pozo negro con materiales de la época de los Austrias. En la cartografía de Madrid aparece reflejado este muro por primera vez en la Planimetría General de 1750. Cata 03: Era un pozo excavado en 1972 de 12 metros de profundidad que rompió los niveles arqueológicos llegando a un manantial por debajo de la muralla, en 1985, simplemente se entibó el pozo, se sacaron escombros y se dibujó.

Cata 06: Fue la más extensa de las catas y la de mayor complejidad. Se realizó siguiendo la línea de muralla intramuros en buena parte de lo que fue el palacio de Castro-Serna con cimientos formados por amplios arcos de descarga que apoyaban sobre zapatas directamente sobre un piso de época anterior, probablemente del siglo xvii, que a su vez descansaba sobre unos rellenos con zonas muy cenicientas que dieron abundante material islámico. La excavación llegó hasta el terreno natural que era arcilloso donde en tiempos corría el agua de unas tenerías cercanas. Para asegurar la cimentación de una construcción anterior al siglo xvii se utilizaron postes clavados directamente en la arcilla, el relleno entre los postes proporcionó material islámico. El interior de la muralla se conserva mucho mejor que el exterior, todavía se observan los enllagados de cal que protegían los sillares de pedernal con algunas intrusiones de


caliza. El espesor de la muralla es de unos 2,5 m si bien en la parte inferior es sensiblemente mayor debido a la colocación de grandes sillares de pedernal «en zarpa» formando escalones para darle estabilidad. La parte exterior es mucho más cuidada con grandes sillares de caliza en la parte superior dispuestos a soga y tizón, mientras que en la inferior el material predominante es el pedernal dispuesto a tizón. Parece lógico que pusieran mayor empeño en adecentar el exterior, que era la fachada de la ciudad, mientras que el interior no era visible. Catas 04 y 05: Coinciden con la excavación realizada en 1975 en los cimientos de la Puerta de la Vega, se limitó a una limpieza y planimetría de los restos. Solo se pudo excavar la cimentación de la torre meridional de la puerta, pues la otra se encuentra bajo la calzada de la Cuesta de la Vega. La muralla en las proximidades de la puerta tiene mucho mayor espesor que en el resto. Las excavaciones de 1985 determinaron que el lugar ha estado ocupado desde época islámica hasta la actualidad, se han documentado las estructuras constructivas de diferentes construcciones de época moderna, de época islámica se han encontrado diferentes silos cortados por las construcciones posteriores, pero no estructuras constructivas, tampoco se han podido documentar restos medievales cristianos. Se encontraron unos fragmentos de cerámica de la Edad del Bronce y un fragmento de cerámica sigillata romana, estos hallazgos aislados y sin relación con nada nos hacen pensar que fueron aportados por el material de construcción traído de otro lugar. El yacimiento prehistórico más próximo está situado en la colina de las vistillas y fue excavado por nosotros en la calle Angosta de los Mancebos en 1984, con posteriori-

dad se han excavado otros restos en la misma colina de las vistillas. Todo parece indicar que allí había en el Bronce Medio (1600-1200) un poblado; las únicas cerámicas prehistóricas encontradas sin estratigrafía y sin contexto en las excavaciones de Cuesta de la Vega no nos permiten afirmar lo mismo. Con referencia al fragmento de cerámica sigillata encontrado en la cata 06, basta lo dicho sobre la cerámica prehistórica, un fragmento no hace un yacimiento, es más, desde que se realizan excavaciones en el casco histórico de Madrid nunca se han encontrado restos anteriores a la época islámica, si exceptuamos los mencionados restos prehistóricos. Se encontró también en las obras de remodelación del Mercado Puerta de Toledo otro fragmento de cerámica sigillata romana que tampoco convierte este mercado en un yacimiento romano. El yacimiento romano más próximo al casco histórico madrileño se localizó con motivo de las obras de soterramiento de la M-30 en el Puente de Segovia.

Objetivos de la excavación: Desescombro de 2000 metros cúbicos. Excavación al exterior con vistas al adecentamiento del solar para su conversión en parque y para tratar de localizar la Torre Narigües. Excavación en el interior para valoración y conservación de los restos.

Pasea por Madrid 55


Estado primitivo del yacimiento estudiado y aspecto final una vez realizadas las excavaciones para que fuese urbanizado como plaza de Mohamed I.

Los materiales arqueológicos encontrados en esta campaña de excavación fueron muy abundantes –ocuparon 120 cajas–, la mayor parte de cerámica. Destacan las cerámicas de época islámica procedentes de los diferentes silos, sobre todo de la cata 02 donde se encontraron vasijas prácticamente enteras sin vidriar con impresiones de tres dedos mojados con engobe aplicadas reiteradamente sobre la superficie. Este hecho es muy común en las cerámicas islámicas; el alfarero una vez concluido el modelado de la pieza en el torno mojaba sus dedos en un engobe muy diluido y plasmaba la esquematización del nombre de Alá, con lo que cada utilización del cántaro, jarro o vasija se convierte en una invocación a Alá, en definitiva en una oración. Estas huellas se presentan en todo tipo de vasijas salvo en las vidriadas que llevan una inscripción piadosa, la más común de todas es: Al-mulk lil-Lahi (El Poder es de Alá). En otros casos las huellas en la cerámica son de 5 dedos en lugar de 3, esto sería la esquematización de la mano de Fátima originaria del Antiguo Oriente, adoptada por los judíos como mano de Miriam y por los musulmanes como mano de Fátima. Se le atribuían propiedades protectoras contra el mal de ojo y contra el mal en ge-

56 Pasea por Madrid

neral. También tenía un simbolismo con los cinco pilares del Islam, lo mismo que el Pentateuco de los judíos. Esta mano es la misma que vemos en forma de aldaba en muchas casas actuales del norte de África y de Andalucía. La cerámica vidriada está decorada en verde y manganeso y en las diferentes modalidades de cuerda seca. Hay que hacer hincapié en que fueron los musulmanes quienes introdujeron el vidriado de la cerámica y con ello lograron una mejora muy sustancial de las condiciones higiénicas. Además de vasijas se encontraron restos de anafes, candiles, azulejos y fichas de juego. Llama la atención el hallazgo de peones de ajedrez de talco y de instrumental quirúrgico. Dos legras de cobre que son básica-

mente iguales a las que utilizan los ginecólogos y los otorrinos en la actualidad, claro que ahora en lugar de estar hechas de cobre lo son de acero inoxidable. La vida cotidiana está muy bien documentada en las excavaciones madrileñas, en ellas se han encontrado los elementos de uso común, herramientas, utensilios de cocina, cerámica de Talavera, vidrio de Cadalso, etc. De las edades Moderna y Contemporánea son la mayor parte de los hallazgos de las excavaciones de la Cuesta de la Vega y nos dan una idea de su vida cotidiana y del lujo manifestado en importaciones de países exóticos como la porcelana china y los «búcaros» mexicanos que masticaban las damas para conseguir una piel muy blanca y como rudimentario anticonceptivo, pues provocaba amenorrea.


Cata 01

Cuadriculado y dibujo de la cata 06

Cata 02 silos islámicos

Cata 02 Documentación fotográfica de la excavación de 1975 Cata 01 Estado en que quedó la excavación extramuros tras la excavación de 1975. El suelo de granito y guijarros tiene cronología posterior al de ladrillos y descansa sobre escombro nivelador y terreno natural. Cata 02 Muros del jardín del marqués de Castro Serna. Cata 06 Sistema de arcos de descarga de la cimentación del siglo xix que descansa directamente sobre losas de la edificación del siglo xvii.

Cata 06 Pasea por Madrid 57


Los materiales arqueol贸gicos extra铆dos ocuparon 120 cajas

58 Pasea por Madrid


Planta de la cámara subterránea con cotas. sobre estas líneas tapa de alcantarillado que comunica la cámara con la calzada de la calle Mayor a la altura de la hornacina con la imagen de la Virgen de la Almudena.

LA PRETENDIDA BASÍLICA VISIGODA Durante las excavaciones de la Cuesta de la Vega acudió a visitarnos don Nicolás Sanz, Archivero del Arzobispado nos llamó la atención sobre un registro de alcantarilla situado en la acera de los pares justo en la curva que marca el límite entre el final de la calle Mayor y el comienzo de la Cuesta de la Vega. Bajamos por los pates que había bajo el registro y accedimos a una estancia cuadrangular visitada pocos meses antes por doña María Teresa Ruíz Alcón – Conservadora de Bienes Muebles e Inmuebles del Patrimonio Nacional–, don Alberto Revuelta López –Ayudante de Obras Públicas del Ayuntamiento de Madrid– y doña María López –funcionaria municipal– . Doña María Teresa Ruíz Alcón en un informe emitido en mayo de 1985 describe la cámara como sigue: [...] EDICULO de forma rectangular de seis metros por cinco de planta de una altura aproximada de tres metros. En el centro se levantan dos columnas, equidistantes, con un basamento de piedra de 70 cms por

cada lado y que terminan en un saledizo o imposta de la que arrancan por los cuatro lados unos arcos de medio punto a modo de arcos fajones que terminan en otras tantas impostas, correspondientes a seis medias pilastras rehundidas en los muros y que dividen el techo en seis tramos, los dos centrales de menores dimensiones, originándose seis bóvedas de arista […]. Los muros tienen arcos ciegos,[…]. Cada arco de medio punto, lleva una rosca, éstas, en las cuatro esquinas se unen en una pequeña imposta continuando después una fina pilastra en arista, que termina en un basamento igualmente de arista. Toda la edificación es de ladrillo ensamblado con yeso a tizón. No siempre resulta perfecto el tizón por las diferencias de dimensiones de los ladrillos. Los muros y los pilares y pilastras están recubiertos de un enfoscado de yeso y el suelo es de grandes losas de granito labrado a punta como las basas de las columnas. La entrada se practica por un hueco terminado en una especie de arco rebajado formado por dovelas de ladrillo y que se abre a un pozo de unos 80 ctm de diámetro y 3 metros de altura que sale al pavimento de la calle en la acera…

Agradecemos a doña Isabel Gea Ortigas, – autora muy conocida por sus libros de temas madrileños–, su amabilidad al facilitarnos copia del informe de doña María Teresa Ruíz Alcón y fotocopia de las fotografías de la cámara subterránea, así como del levantamiento planimétrico.

Pasea por Madrid 59


Cámara 1: Bóveda. Cámara 2: Arquería paramento largo. Cámara 3: Arquería en angulo. Cámara 4: Base del pilar de granito.

Discrepamos con algunas de las valoraciones, sobre todo la del Archivero del Arzobispado don Nicolás Sanz quien sostenía que se trataba de una basílica visigoda y sería el primer emplazamiento de la iglesia de Santa María.

60 Pasea por Madrid

[camara 2]

Fotocopias de imágenes del informe de la camera subterránea:

[camara 3]

[camara 1]

[camara 4]

Lo observado por nosotros coincide básicamente con lo descrito por la conservadora del Patrimonio Nacional, discrepamos con algunas de las valoraciones, sobre todo la del Archivero del Arzobispado don Nicolás Sanz quien sostenía que se trataba de una basílica visigoda y sería el primer emplazamiento de la iglesia de Santa María. Montero Vallejo opinaba que no se trataba de una construcción religiosa, sino militar, según él se trataría de una dependencia para alojar al cuerpo de guardia encargado de vigilar y proteger la Puerta de la Vega y tendría una cronología medieval posterior a la ocupación musulmana. Hay varias razones, a nuestro juicio, para descartar la datación visigoda de esta cámara subterránea: • En primer lugar un edificio de estas características estaría relacionado con una población establecida en sus proximidades y hasta la fecha no se ha encontrado absolutamente ningún resto visigodo en el casco histórico de Madrid. En el casco histórico de la ciudad se han realizado en las últimas décadas más de un centenar de excavaciones, peritacio-

nes arqueológicas y seguimientos de obras y en ninguna de estas actuaciones se ha podido documentar ningún resto de cronología visigoda. Los restos visigodos más próximos se localizaron en los años treinta del pasado siglo muy cerca de la Casa de Campo en la Colonia del Conde de Vallellano. • Los materiales utilizados en la construcción de la cámara no pueden considerarse visigodos. Los ladrillos no son un elemento que permita datar con precisión salvo casos excepcionales. Los pies derechos que sustentan los pilares y pilastras de la cámara son de granito y este material de construcción no se utilizó en el casco histórico madrileño hasta muy entrada la Edad Media y ya, abundantemente en la Edad Moderna. Siempre se ha utilizado como material de construcción el material local —como en todas partes—, en el caso de Madrid es el pedernal ligado con mortero de cal y arena.


[1] Madrid de Wyngaerde (hacia 1561).

Según lo expuesto la cámara tendría una antigüedad máxima de finales de la Edad Media, pero probablemente sea muy posterior. Las pilastras y pilares y las bóvedas de arista son elementos constructivos muy comunes en la Edad Moderna madrileña, los sótanos de la Casa de la Panadería en la Plaza Mayor y los del Cuartel del Conde Duque, tienen el mismo aspecto (a escala mayor) que esta cámara subterránea. La orientación de la planta de la cámara coincide con la de la torre norte de la Puerta de la Vega y es contigua a ella. Esta torre no se pudo excavar por encontrarse bajo la calzada de la calle.

DOCUMENTACIÓN GRÁFICA DE LA CUESTA DE LA VEGA Tenemos muy poca información gráfica de la Puerta de la Vega. En la vista de [1] Madrid de Wyngaerde (hacia 1561), se adivina la puerta de la Vega orientada hacia el suroeste. Esta misma orientación se advierte en el plano de José Villarreal de 1649 y en él no se representa ninguna construcción contigua a la torre norte de la Puerta de la Vega. En una pintura anónima conservada en el Museo de Historia de 1650 se aprecia la puerta con bastante nitidez. En la pintura de Félix Castello del mismo año podemos ver una torre de la puerta con la imagen de la Virgen de la Almudena.

Las pilastras, pilares y las bóvedas de arista que presenta la cámara, son elementos constructivos muy comunes en la Edad Moderna madrileña, los sótanos de la Casa de la Panadería en la Plaza Mayor y los del Cuartel del Conde Duque, tienen el mismo aspecto.

[2] Detalle de La Topographia de la Villa de Madrid de Pedro de Teixeira (1656).

Pasea por Madrid 61


[3] Foxman y Hambrona de 1686.

[4] Planos de Nicolás de Fer (1700 – 1706) El de Madrid forma parte de una colección de vistas y mapas dedicada a Felipe V, está fechado en 1700.

62 Pasea por Madrid

En el plano de José Villarreal de 1649 con motivo de la compra a don José Alosas de un terreno contiguo a la puerta de la Vega –plano con bastante detalle–, no aparece construcción alguna en el lugar de la cámara y aparece la inscripción: «Sitio donde se hacen los toriles de la puerta de la Vega». En el plano de [2] Teixeira de 1659 vemos la puerta flanqueada por dos torres de planta cuadrangular y una edificación que sigue la misma orientación de la cámara, pero no parece ser un edificio de entidad suficiente como para albergar un sótano de la entidad de nuestra cámara. Este es el aspecto, con ligeras variaciones, que va a conservar la puerta en las sucesivas representaciones, así lo vemos en el plano de [3] Foxman y Hambrona de 1686 y en el de [4] Nicolás de Fer de 1706. En 1752 Antonio Jolie hace una representación fantasiosa con una puerta monumental con un gran arco central y dos laterales. Posiblemente conocería el proyecto del mismo año de Juan Bautista Sachetti de unión del Palacio Real con la basílica de San Francisco el Grande mediante la apertura de una calle con un puente que salvaría la calle de Segovia. En este proyecto la puerta de la Vega se convierte en la mencionada puerta monumental. En el plano de [5] Espinosa de los Monteros de 1769 no se representa la puerta monumental que nos muestra Antonio Jolie. Lo más probable es que el acceso de la Cuesta de la Vega se convirtiera en un acceso muy secundario debido a los profundos desniveles que había que salvar para acceder a la ciudad por allí, era mucho más sencillo para las carretas el acceso por la calle Segovia que tenía bastante menos desnivel.


PROBLEMAS DE ACCESO POR LA PUERTA DE LA VEGA De hecho debió quedar completamente abandonada y en desuso la Puerta de la Vega. Así debió ser a tenor de la petición que realizó al Ayuntamiento la condesa de Benavente y duquesa viuda de Osuna que pide tras la guerra de la Independencia, en 1814 y en 1821 que se abra la Puerta de la Vega y callejón de San Lázaro que se hallaban cerrados y enterrados. No se debió atender con mucho celo a la conservación y mantenimiento de la puerta, pues el 6 de marzo de 1829 el Celador de Policía Urbana del Cuartel de Palacio denuncia el estado ruinoso del muro donde está «la Hefigie de N. Sra. De la Almudena» (ASA 1ª -6271) en estos términos: Sr. Corregidor El Celador de Policía Urbana del Cuartel de Palacio con el mayor respeto y sumision devida da parte á V.S. que en el a puerta de la Vega, hay un Muro donde está colocada una Hefigie de N. Sra. De la Almudena; y notando que una parte de los cimientos de dho. muro se hallan al parecer ruinosos, y en un estado deplorable, y me parece necesitan su pronta reparacion, lo pongo en noticia de V.S. pa. hevitar las desgracias que puedan horiginarse. Dios guarde a V.S. m. a. Madd. y Marzo 6 de 1829 Pedro Murillo.

[5] Espinosa de los Monteros de 1769 Realizado por orden del conde de Aranda, dividiendo Madrid en nueve hojas y en escala de 1 por 1.900. [6] Proyecto de Francisco Javier de Mariátegui de 1829 Las obras se finalizan en noviembre de 1830 aunque el remate de la verja se llega a realizar un año mas tarde; en la maqueta de Gil de Palacio (1830) no aparece aun la verja de la torre, ni la hornacina. Es muy posible que la cámara subterránea sea el sótano de la torre proyectada por Mariátegui.

El Arquitecto Mayor del Ayuntamiento Francisco Javier de Mariátegui reconoce el estado de ruina de la muralla y la Puerta de la Vega, [6] propone su derribo, rectificación de paramentos y reconstrucción de la puerta. Todavía el 3 de noviembre de 1829 Isidro Velázquez informa del peligro que corren las numerosas personas que transitan por la derribada Puerta de la Vega, pues aún no se han realizado las obras.

Pasea por Madrid 63


[7] Maqueta de León Gil de Palacio de 1830. Se encuentra desde 2012 en las dependencias del Museo de Historia de Madrid, siendo uno de los documentos cartográficos más relevantes de comienzos del siglo xix para el estudio de Madrid.

64 Pasea por Madrid

MOTIVACIÓN Y EJECUCIÓN DEL PROYECTO DE MARIÁTEGUI En 1814 y en 1821 la condesa duquesa de Benavente pide al Ayuntamiento que se abra la Puerta de la Vega y callejón de San Lázaro que se hallaban cerrados y enterrados. El 6 de marzo de 1829 el Celador de Policía Urbana del Cuartel de Palacio denuncia el estado ruinoso del muro, como ya se ha mencionado. El 8 de marzo Francisco Javier Mariátegui reconoce el estado de ruina de la vieja muralla El 9 mayo el ayuntamiento acuerda el inicio inmediato de las obras de reparación. El 3 de noviembre de 1829 aun no se han ejecutado las obras e Isidro Velázquez informa del peligro que corren las numerosas personas que transitan por la derribada puerta de la Vega. El 11 noviembre toma el relevo Antonio López Aguado y pide el plano del proyecto de Mariátegui

El 23 de diciembre de 1829 comienzan las obras que duran hasta el 6 de noviembre de1830 que importan 73.708 reales, 6.921 menos de los presupuestados. El 10 de abril de 1830 se derriba uno de los muros de la edificación y ha de levantarse de nuevo (Observándose muy bien el incidente sobre la maqueta de Gil de Palacio). En diciembre se acuerda instalar una lápida que no se ejecuta hasta septiembre de 1831. Todavía el 26 de noviembre de 1831 colea el remate de la obra con la búsqueda de la verja que coronara el monumento. Las obras tardan en ejecutarse un año de acuerdo con el proyecto de Mariátegui que incluye la construcción de una torre con terraza con una hornacina para la imagen de la Almudena. En nuestro examen realizado en 1985 consideramos que la cámara subterránea era el sótano de esta torre.


DOCUMENTACIÓN GRÁFICA DEL PROYECTO DE MARIATEGUI Si vemos [7] la maqueta de León Gil de Palacio de 1830, apreciamos que el monumento a la Almudena está ya concluido pese a que sabemos que no se terminó hasta noviembre de 1830. En esta maqueta el espacio correspondiente a la cámara subterránea se corresponde con un patio de planta rectangular contiguo al monumento de la Almudena. En una de las vistas de Madrid desde un globo de 1854 de [8] Alfred Guesdon, en la que se usó como base una fotografía, vemos el mismo patio que en la maqueta de Gil de Palacio ajardinado. Lo mismo vemos en la fotografía de [9] Clifford de 1860. En la fotografía de [11] J. Laurent de 1885 se aprecia con bastante claridad la continuidad del monumento a la Almudena con una planta que tiene dimensiones y orientación muy similar a la de la cámara subterránea.

[8] Alfred Guesdon, 1854.

Detalle de vistas de Guesdon.

NUEVAS ACTUACIONES URBANÍSTICAS EN LA ZONA En marzo de 1870 se ejecutan obras en la antigua Puerta de la Vega (AV 10 – 36 – 45), y podemos ver su estado en un documento gráfico de la época [10]. En diciembre de 1908 se presupuesta el desmonte de los antiguos muros de la Almudena y la urbanización y construcción de un muro en la zona desmontada (AV 18 287 – 23). Como conclusión consideramos que en ningún caso sería de época visigoda, ni siquiera islámica ni medieval cristiana la cámara, por la técnica y materiales constructivos sería, como muy antigua del siglo xvii si no posterior o bien sería el sotano del proyecto de la reforma proyectada por Mariátegui o cualquier otro elemento constructivo proyectado en el siglo xix e inconcluso.

[9] Madrid visto desde el oeste, Charles Clifford,1860.

Detalle de Madrid de Clifford.

[10] J. Rodríguez 1870.

[11] J. Laurent de 1885.

Pasea por Madrid 65


19

17 18 15

14 13

16

66 Pasea por Madrid


Imagen cedida por Pedro López Carcelén autor e ilustrador de Atlas Ilustrado de la Historia de Madrid.

DESDE LA PLAZA DE CÁNOVAS DEL CASTILLO A LA PLAZA DE CIBELES. PASEO MONUMENTAL1 [2 PARTE] Por Luis Miguel Aparisi Laporta Académico correspondiente de la Real Academia de la Historia Miembro numerario del Instituto de Estudios Madrileños

A la izquierda dejamos el palacio de Vistahermosa, hoy Museo Thyssen Bornemisza, y a la derecha el Hotel Ritz. Pero ahora nos conformaremos con sólo mencionar estas singulares arquitecturas, dejando para otro momento (otras páginas), el fijar la atención.

13 LA PLAZA DE LA LEALTAD. Sagrado lugar, donde fueron inmolados numerosos patriotas, a quienes el francés invasor les arrebató la vida porque no estaban dispuestos a aceptar la humillación de ser doblegados. En el centro de esta plaza, el monumento erigido en homenaje a aquellos españoles y que sirve también de lugar de eterno descanso a quienes aquí murieron, junto a otros héroes como los capitanes Luis Daoíz y Pedro Velarde y el teniente Jacinto Ruíz.

El conjunto monumental fue diseñado por el arquitecto Isidro González Velázquez. Un importante elenco de escultores dejarán aquí su buen hacer: la alegoría a la Constancia, es de Francisco Elías Vallejo; la Virtud, ejecutada por Sabino de Medina; el Valor (representado en un león), salió del cincel de José Tomás y el Patriotismo, por Francisco Pérez del Valle. Constancia, Virtud, Valor y Patriotismo, fueron proyecto de Esteban Ágreda. Y de Diego Hermoso, los relieves de Luis Daoíz y Pedro Velarde, las coronas y el escudo de Madrid).

1.Bajo el epígrafe DESDE LA PUERTA DE ATOCHA A LA PLAZA DE CÁNOVAS DEL CASTILLO, en el número anterior de «Pasea por Madrid», nos recreamos contemplando todos los elementos que, por simple e importante ornato, o en homenaje a personajes que dejaron huella positiva en la sociedad, puede contemplarse en aquel tramo del Paseo del Prado. Hoy continuamos nuestro pasear desde la plaza conocida popularmente como de Neptuno, hasta la Plaza de Cibeles, bajo objetivo similar al que nos animó en el anterior recorrido.

Pasea por Madrid 67


La primera noticia que de un monumento en recuerdo y homenaje a quienes defendieron la libertad en 1808, lo encontramos en la iniciativa del escultor Ángel Monasterio, académico de la de Bellas Artes, quien el 29 de septiembre de 1808 presenta ante el Ayuntamiento un proyecto monumental: …Este monumento deberá colocarse en el Prado de San Jerónimo, por cima de la casa de Guardas, donde nuestros bárbaros agresores arcabucearon a nuestros hermanos; y puesto así en el sitio donde fue la tragedia y contiguo a un paseo público, al paso que formará un nuevo adorno para éste, recordará eternamente á los que por allí anduviesen, el valor de los hijos de Madrid, su suerte lamentable, la atrocidad alevosa de sus asesinos y la gloria de un día que ha sido la señal y el principio de nuestra restauración y libertad.

Al día siguiente, será aprobado por el Concejo: Que Madrid halla el pensamiento muy patriótico y muy digno de que se ponga en ejecución, estando pronto á franquear el terreno que se necesite, y, á su tiempo, la protección y auxilio que esté de su parte. Pero ante la llegada a Madrid de José I, la idea quedará en suspenso.

68 Pasea por Madrid

En 1819 insistirá Monasterio, ahora lo hace en Cádiz, y simplifica su idea en una manifestación de momento efímera, en tanto pudiera realizarse algo definitivo. En Cádiz hay reacción oficial, y se hizo lo que entonces se podía hacer. Año 1810; en las Cortes de Cádiz se declara el DOS DE MAYO fecha conmemorativa a perpetuidad; ratificado el acuerdo en 1811 y 1812, y el 24 de marzo de 1814 se dispone levantar un monumento: 1º Que se exhumaran los restos de los muertos heroicamente. 2º Que se bendiga el lugar. 3º Que el terreno se cierre con


verjas y árboles y en su centro se levante un sencillo monumento o pirámide que transmita a la posteridad la memoria de los leales y tomara el nombre de Campo de la Lealtad.

No pudo participar Ángel Monasterio en el concurso que se convoca, pues fallecerá con anterioridad. Pero hay que reconocer que suya fue la primera iniciativa, y posiblemente por su manera de defenderla, hoy tenemos el monumento de la Plaza de la Lealtad.

Obelisco dedicado a los héroes del 2 de mayo de 1808, en el centro de un cerrado recinto protegido con una verja y una arboleda muy tupida que practicante impiden su visión.

El 14 de abril de 1821, encargará el Ayuntamiento a su arquitecto Antonio López Aguado, prepare los diseños para el proyectado monumento; el elemento central, deberá ser una pirámide. El 18 de abril, comunica López Aguado a la Comisión que se había constituido, aceptar el encargo; pero la Comisión, al informar al Ayuntamiento, opina debe convocarse concurso público. El 21 de abril aceptará el Ayuntamiento la propuesta de la Comisión, y el 31 de mayo, en la Gaceta de Madrid y en otros periódicos1, se inserta el anuncio del concurso. Gana el concurso convocado, el arquitecto Isidro González Velázquez. Velázquez detalla su proyecto: Explicación del proyecto aprobado para perpetuar la memoria de las víctimas sacrificadas en Madrid el día 2 de Mayo de 1808. Primer cuerpo.- Un zócalo circular con cuatro graderías, en el que van colocados ocho grandes vasos o flameros para inciensos. Segundo cuerpo.- Un gran sarcófago o sepulcro, en el que podrán colocarse cuatro mesas de altar para celebrar las misas los días de aniversario. Tercer cuerpo.- Un pedestal de orden dórico, decoradas sus cuatro fachadas con cuatro

estatuas alusivas a la esclavitud en que se vieron aquel día los vecinos de Madrid, las que podrán representar, la primera, el Valor; la segunda, Constancia; la tercera, Virtud, y la cuarta, el Patriotismo. Cuarto cuerpo.- Un proporcionado obelisco que sirve de remate á la mole. Nota. En el primer tercio de la parte inferior del Obelisco se podrán poner las inscripciones que se quieran alusivas á las víctimas del Dos de Mayo, á imitación de los jeroglíficos que usaban poner los egipcios en sus obeliscos. Madrid 20 de Marzo de 1822.Isidro Velázquez.

No actuó con diligencia González Velázquez, saturado con encargos desde el Patrimonio Real, por lo que dicho proyecto pasa a Fermín Pilar López, quien lo concluye en 1837, tras dos años de trabajo.

2 Archivo de Villa, expediente signatura ASA-2-326-1.

Pasea por Madrid 69


Las cuatro representaciones, de nueve pies de altura, fueron proyectadas por Esteban Ágreda, año 1823, con piedra berroqueña blanca de Colmenar. El apoyo del sarcófago y éste, de granito rojo, de las canteras de Hoyo de Manzanares. La composición se completa con un obelisco cuadrangular que culmina en una pirámide. En la parte superior del sarcófago, en relieve, los retratos de Daoíz y de Velarde. En los laterales, coronas de laurel, acompañadas de ramos de roble y ciprés. En la parte de atrás, el escudo de Madrid. Retratos, coronas y escudo, son obra de Diego Hermoso. Pebetero permanentemente encendido en memoria de loa soldados que muertos en combate no pudieron ser identificados de forma fehaciente.

70 Pasea por Madrid

La excavación para la cimentación, primer escollo económico para la ejecución del monumento, la resolverá el Ayuntamiento pidiendo sea efectuada por brigadas de voluntarios. En el Archivo de Villa se conservan los diferentes listados; documento que debería estar guardado en un cofre de máxima seguridad, pues lo que en aquellos papeles se refleja es prueba de la categoría humana de quienes integran las listas. La base está formada por un polígono de ocho lados, de algo más de 20 pies cada uno, sobre el que se eleva un sarcófago cuadrado; delante, una urna cineraria conteniendo víctimas del Dos de Mayo. A derecha e izquierda, antorchas invertidas, antiguo símbolo de la muerte. En la parte opuesta, un león en bajorrelieve, de José Tomás, protegiendo las armas españolas –escudo sostenido por un genio-. Las jambas laterales adornadas con vasos lacrimatorios. En el centro, el escudo de Madrid y en los laterales, coronas de laurel con ramos de roble y ciprés, de Diego Hermoso. Sobre el sarcófago, un zócalo octogonal que soporta un pedestal de forma cuadrada; en sus lados las efigies de La Constancia, de Francisco Elías; El Patriotismo, de Francisco Pérez; El Valor, de José Tomás y La Virtud, de Sabino Medina.

HOMENAJE AL SOLDADO DESCONOCIDO En 1985 (22 de noviembre), se reinaugurará, ahora como Monumento al Soldado Desconocido. Quizá estemos ante una incongruencia, pues el monumento es cenotafio de Daoíz, Ruíz y Velarde, desde 1840. Por expreso deseo de Juan Carlos I, se colocó al pie del monumento, un pebetero de bronce. Su llama permanente es en homenaje a todos los caídos en defensa de la Patria. Hay una cierta controversia en considerar este monumento Al Soldado Desconocido (así se le toma frecuentemente), pues aun cuando la intencionalidad es generosa, y una de las tres urnas contiene restos de patriotas anónimos levantados contra el invasor el 2 de Mayo de 1808, las otras dos urnas son de Pedro Velarde y de Luis Daoíz. Cierto que en Madrid faltaba un monumento con la especial intención de, al Soldado Desconocido, pero cuesta entender la solución adoptada, pues ni Daoíz, ni Velarde, ni otros muchos patriotas aquí enterrados, son «desconocidos». Por la vía de la suscripción pública, Madrid debería levantar un monumento con esa intencionalidad, y dejar éste como estaba. Por la vía de la suscripción pública, para que no pueda argumentarse problema presupuestario.


15 LA FUENTE DE APOLO O DE

LAS CUATRO ESTACIONES Situada en el bulevar del Paseo del Prado. Apolo sigue a Zeus en orden de importancia en el Olimpo, y es uno de los dioses más complejos y brillantes del panteón griego. Su origen es muy incierto. Unos dicen que fue hijo de Zeus y de Leto, otros de Vulcano, y no pocos aseguran que de Titán Coeo. Al hallarse encinta su madre Leto o Latona, fue cruelmente perseguida por los celos implacables de Hera o Juno, de manera que no encontraba dónde guarecerse para dar a luz, pues en todas partes era temida la cólera de la gran diosa, esposa de Zeus. Tan desesperada estaba la pobre Leto que, al fin, compadecido Neptuno o Poseidón de ella, hizo surgir del fondo del mar una isla flotante y estéril, a la que se llamó Ortigia o Delos. Y allí, al pie del único árbol que había en ella, una palmera, Leto tuvo dos mellizos, que fueron Artemisa o Diana, y luego y ayudada por ésta, a Apolo2… Sobre dos tazas, un pedestal flanqueado por ménsulas. Coronando las cuatro estaciones, una estatua de Apolo, el dios solar, y las figuras femeninas que representan las cuatro estaciones.

14 EL EDIFICIO DE LA BOLSA En la Plaza de la Lealtad Y En la fachada, cuatro medallones aludiendo a los cuatro motores del desarrollo económico: la Agricultura, el Comercio, la Industria y la Navegación.

Medallones sobre el frontón del edificio de la Bolsa.

2 REPOLLES, José: Las mejores leyendas mitológicas, Bruguera Libro Amigo, Barcelona, año 1969, págs. 100-103.

Pasea por Madrid 71


Muy romántico se nos puso don Pío Baroja al referirse a esta fuente monumental: Hoy me he dado cuenta de que la fuente que preside Apolo tiene un movimiento de ruleta –la ruleta del tiempo- y que las simbólicas figuras que lo rodean en el primer escalón de su alto pedestal, representando las estaciones, giran en lento corro y pasa a primer término la estación que está vigente en cada tiempo.

Fachada del Instituto de Crédito Oficial (ICO) en la que se puede ver una franja con las provincias españolas.

Iniciada por Manuel Álvarez Cubero, quien ejecuta las figuras de las cuatro estaciones, año 1795, la concluiría Alfonso Girardo Bergaz, que realiza la de Apolo, año 1800. Se trabajará con piedra de Redueña. En 1876, se estudiará trasladar la Fuente de Apolo a la plaza de la Puerta del Sol3. Acertadamente se desistirá.

Se ve y no se ve esa movilización que, desde luego, no es fotografiable, pero la verdad es que en la temporada de invierno esa figura estropajada y abufandada que se inclina sobre un brasero, y que suele estar escondida detrás de Apolo durante la primavera y el verano, está en primer término los días de frío. Es muy respetable ese monumento en el que se fraguan las estaciones madrileñas. Todo depende de él y de las gracias temporales que se le antojen al bello dios, al que solo queda esa jurisdicción en Madrid y sus alrededores. Si Apolo esta alegre, adelanta la primavera; pero si le da por ponerse preocupado y melancólico, se alarga el invierno...4».

DETALLES DE LAS FACHADAS En el lateral de los números pares se levantará, en 1925, el Banco de Crédito Local, actual Instituto de Crédito Oficial (ICO). En su fachada, relieves con cincuenta y nueve escudos de otras tantas provincias españolas. En línea con esta institución oficial, la sede del Banco de España. En fachada al paseo, dos lápidas descubiertas en 1891. Una recuerda la colocación de la primera piedra (4 de julio de 1884), S.M. EL REY DON ALFONSO XII COLOCO EL PRIMER PILAR DE 3 CORRAL RAYA, José del: Autobiografía de la Cibeles, Ediciones La Librería, año 2004, pág. 179. 4 BAROJA, Pío: El árbol de la ciencia, Obras completas, tomo II, Biblioteca Nueva, año 1946, pág. 241.

72 Pasea por Madrid


Bajo estas lineas. Cuartel general de la armada de Marina y museo Naval, construido entre 1918-1928 proyecto de José Esplius Anduaga y ejecución de obras del mismo y de Francisco Javier de Luque López. Sobre estas lineas: Banco de España, proyecto de Eduardo Adaro y Severiano Sainz de la Lastra. BIC desde 1999.

ESTA CASA DEL BANCO DE ESPAÑA. EL DÍA IV DE JULIO DE MDCCCLXXXIV y la otra la inauguración del edificio: (3 de marzo de 1891), REINANDO ALFONSO XIII BAJO LA REGENCIA DE SU MADRE DOÑA MARÍA CRISTINA. LA JUNTA DE ACCIONISTAS DEL BANCO DE ESPAÑA INAUGURO ESTE EDIFICIO, EL DIA III DE MARZO DE MDCCCXCI. En el lateral contrario, el Cuartel General de la Armada (antes Ministerio de Marina), también sede del Museo Naval. Y en encuentro con la plaza, el Palacio de Comunicaciones, en la actualidad sede de la presidencia del Ayuntamiento madrileño, y de otros servicios municipales. Antiguo Palacio de Comunicaciones y actual sede del ayuntamiento de Madrid, construido por Antonio Palacios y Joaquín Otamendi entre 1905 -1918. Pasea por Madrid 73


La estela en homenaje al estatuto del trabajador autónomo se encuentra en el bulevar en el trozo descrito en el pasado número.

16 EL ESTATUTO DEL AUTÓNOMO

18 LA FUENTE DE LOS PATOS.

En el bulevar, desde mayo de 2005, a modo de estela y recordando el «X Aniversario de la promulgación del Estatuto del Trabajador Autónomo», encontramos este singular homenaje.

Aledaña con la Plaza de Cibeles, Fuente procedente de El Retiro, que dejó su espacio para allí colocar el monumento al General Martínez Campos.

17 FUENTE DE LOS NIÑOS. Rogando me permitan esta denominación ya que la fuente no tiene nombre oficial. Sencilla y romántica y quizás, en una zona saturada; pero de sobrar algo, entendemos no será esta pequeña fuente, sino los elementos arquitectónicos decorativos (bancos y jarrones cercanos).

74 Pasea por Madrid

19 LA FUENTE DE CIBELES. Ninguna relación entre la diosa de la tierra y Madrid, ni con su complicada parentela. Y por no repetirme a mí mismo, déjenme que transcriba algo ya publicado en libro del año 1999: La fuente dedicada a la diosa Cibeles, La Cibeles, como es llamada popularmente, es el símbolo por antonomasia de Madrid. Ni la Puerta de Alcalá, ni el heráldico Oso del escudo la aventajan en popularidad. La fuente, auténtico conjunto monumental, fue proyectada y dirigida su instalación por el arquitecto don Ventura Rodríguez; pero el emplazamiento previsto no fue Madrid, sino los jardines de La Granja, en la localidad segoviana de La Granja de San Ildefonso. Tampoco su primera ubicación fue donde la actual, que lo fue en la esquina de junto a los jardines del palacio de Buenavista, donde ahora el Cuartel General del Ejército. […]La diosa Cibeles descansa sobre un carro que es tirado por dos leones. En una mano el cetro, símbolo del dominio sobre la Tierra; y en la otra, una llave, simbolizando su dominio sobre


las estaciones del año. La diosa y las ruedas del carro, salieron de las manos del escultor don Francisco Gutiérrez; los leones fueron realización de don Roberto Michel. Curiosos leones; transexual uno de ellos, ya que de leona y león se trata, pues a Atalanta y a Hipómenes representan. Atalanta e Hipómenes tras protagonizar un auténtico culebrón televisivo contrajeron matrimonio. Atalanta se prometió en matrimonio a quien en una carrera la venciera, reservándose dar muerte al pretendiente vencido. Don Hilarión, perdón, Hilarión, con la argucia de ir dejando caer tres manzanas de oro durante la carrera venció. Las lenguas ligeras afirmaron que Atalanta, enamorada, se dejó ganar. Y más tarde, por profanar el templo de Zeus convertidos en fieras. Cibeles tuvo compasión y les permitió que junto a su carro permanecieran juntos paseando por la eternidad. Y curioso es recordar que Atalanta fue amamantada por una osa, y que Hipómenes también se llama Hilarión; curiosa semejanza con Don Hilarión. El conjunto está construido con mármol de Montesclaros; se inició en el año 1777 y se concluyó en el 1792. Pero como algo muy vivo, como lo es en el sentir madrileño, la

fuente siempre es inacabada y admite mejoras. En 1895 se agregaron el grupo de amorcillos de la parte posterior. Y a finales de la década de 1960, la fuente fue elevada, añadiéndole un pequeño seto a su alrededor; más como protección que como elemento decorativo. La iluminación también es de esta época. No me atrevo a encasillar el humor madrileño; pero no creo equivocarme mucho si digo que el madrileño sólo se ríe de cosas serias. Y como la Cibeles es algo muy serio, pues entra en las parcelas de lo humorístico. No hace muchos años, un periódico madrileño muy serio también, publicó, –era el día de los inocentes–, una fotografía de la diosa descabezada. El madrileño, amigo de pocas bromas, y al que no es fácil engañar, prefería ni comentar el desastre. Aquello no podía ser verdad; pero, ¿y si lo era? No se hablaba, por temor al ridículo, pero los atascos ese día en la plaza de Cibeles fueron colosales. La gente se acercaba, andando o en coche, como disimulando, con cara de circunstancias; y se retiraban ocultando su satisfacción, y en el ambiente se oía murmurar: «no, si a mí no me engañaron». Más tarde, y al amparo de

Deplorable exceso de un éxito deportivo que no debería haberse permitido.

Pasea por Madrid 75


La fuente en su antiguo emplazamiento, antes de su traslado al centro de la Plaza en 1895. Todavía se ven el oso y el dragón, que servían para dar agua al público y una bomba de agua. Detrás, las casas de la Inspección de Milicias, donde más tarde estuvo instalada la Presidencia del Consejo de Ministros. Al fondo, el Palacio de Buenavista.

una permisividad que nos parece demencial, un descerebrado arrebató a Cibeles su cetro. Pero mucho nos tememos que nuestra fuente esté sentenciada a perecer bajo el peso de un jolgorio popular. Mayo de 1997, el campeonato de la liga de fútbol finaliza con el triunfo de un equipo local; justificada la alegría de sus seguidores; pero nunca, ¡nunca! haber puesto en peligro la integridad del conjunto monumental. Las imágenes retransmitidas por televisión, prueba irrebatible de una barbarie, en un estado de derecho civilizado habrían bastado para procesar a los culpables, a todos, a los que por activa o por pasiva pusieron en peligro una parte de la historia. Respeto para quien no vea en este monumento un signo de identidad (uno de los muchos) del pueblo de Madrid; pero ante

76 Pasea por Madrid

la falta de respeto demostrada por quienes saltaban encima del monumento es necesario defendernos. Y la solución no está en después habilitar un presupuesto extraordinario, como se hizo, para reparar una parte de los destrozos. Destinar a este fin una parte de los impuestos más nos parece una forma de malversación de caudales públicos.5

Un oso y un dragón de piedra, labrados por Alfonso Bergaz surtidores al servicio de los aguadores –se añadieron en 1794–, siguiendo directrices de Juan de Villanueva. Algún autor ve en el Oso y el Dragón la representación de las armas antiguas y modernas de Madrid. Es posible. El oso en la parte trasera del carro, y el dragón en la parte delantera. Oso y Dragón, hoy descansan en el patio renacentista del Museo de San Isidro. Aprovechando el traslado de la fuente al centro de la plaza, oso y dragón fueron suprimidos al haber desaparecido su función de abastecimiento de agua, y trasladados a una fuente en la Carretera de Aragón. En el jardín de la Casa de Cisneros,

debajo de un magnolio, estuvo durante unos años el dragón, mientras para el oso se buscó acomodo en la Casa de Fieras de El Retiro, y los munícipes, como compadeciéndose por haberlo separado de Cibeles, lo colocaron justo dentro de la jaula de sus congéneres los osos blancos. Trasladar la fuente al centro de la plaza se convertirá en un problema de Estado, pues se hará intervenir al Congreso de los Diputados. La controversia de si procedía o no, será en entre el Ayuntamiento y la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Oso y dragon descansas hoy placidamente en el patio del Museo de San Isidro. 5 APARISI LAPORTA, Luis Miguel, Madrid en sus animales, Editorial Rubiños-1860, Madrid, año 1999, pág. 177/178.


Editado por el Centro Cultural de los Ejércitos, y escrito por Luis Miguel Aparisi Laporta, académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, miembro del Instituto de Estudios Madrileños, y, entre otras corporaciones, también miembro de la Cofradía Internacional de Investigadores. RECOMENDAMOS LEER

Pasea po r

Madrid

TESTIMONIOS MILITARES EN MADRID Es un estudio monográfico y exhaustivo de la historia de los monumentos y lápidas que en Madrid, se han erigido en homenaje o como simple recuerdo de la aportación que la Milicia hizo, y sigue haciendo a la sociedad. Advierte el autor, que se trata de libro dedicado a penetrar en la historia del monumento o lápida, y no a la que correspondería al personaje, institución o hecho recordado. Son analizados 120 testimonios en 500 páginas, 388 fotografías y 406 notas referenciales, limitando la actuación a la iconografía, cuya imagen puede considerarse de disfrute y dominio público. Tan sólo dos excepciones, se ha permitido el autor: una estatua del rey Don Pelayo, y el grupo denominado «No importa», homenaje que el Centro Cultural de los Ejércitos hace a quienes dieron su vida por la Patria. Se inicia el libro con un texto de Presentación, preparado por el Excmo. Sr. Don Carlos Valverde, general de división, director del Centro Cultural de los Ejércitos; sigue el Prólogo, escrito por el Excmo. Sr. Don Francisco José Portela Sandoval, catedrático de Historia del Arte y académico correspondiente de las reales academias de Bellas Artes y de la Historia. Una Introducción del autor da paso a nueve capítulos, iniciando cada uno con un texto justificativo: Jefatura de Estado y de Gobierno; Guerras Carlistas; Guerra de la Independencia; Guerras coloniales; Guerra de África; Guerra Civil; Milicia; Armada y Aviación. La monografía contiene un extenso índice capitular de cada elemento testimonial tratado y tras el noveno capitulo, un Índice de los artífices (escultores y arquitectos), con algunos datos biográficos y el listado de sus obras en Madrid. Se cierra el libro con el Índice (más de dos mil términos) de topónimos, patronímicos e instituciones. La extensión dedicada a cada uno de los ciento veinte elementos, no es significativa de lo representado y tampoco una crítica de arte, es la Historia del monumento o la lápida, formando parte de la Historia de Madrid, cuya extensión, es consecuencia de los fondos documentales estudiados.

Pasea por Madrid 77


... PRIM, UN CRIMEN SIN ESCLARECER Carlos Jiménez Escolano Doctor en historia de la Medicina

Panteón del general Prim en el Panteón de Hombres Ilustres del Madrid, antes de su traslado al cementerio de Reus en 1971 coincidiendo con el centenario del asesinato del general.

En los últimos años, la curiosidad mediática por el general Prim ha desbordado cualquier interés serio, meramente histórico, sobre su protegido, el rey de España Amadeo I de Saboya. Porque, tengamos en cuenta que Amadeo I ha sido el primer y único rey español votado por un parlamento (191 votos a favor de su entronización frente a un total de 101 en contra), lo que, a mi modo de ver, constituye un refrendo democrático, que jamás se ha vuelto a repetir en nuestro país, ni se repetirá, por parte de los representantes de la soberanía nacional. 78 Pasea por Madrid

Recordemos ahora que la muerte del general Prim, no puede comprenderse ni examinarse sin analizar su entorno, las especiales características del Madrid y la España de su época y, de ninguna manera, sin el paralelo análisis de la imagen de Amadeo I de España, que fue su segunda gran apuesta, junto al forzado exilio de Isabel II, aunque finalmente Amadeo I de España, en efecto acabó abdicando y abandonó este calamitoso país el 11 de Febrero de 1873, suspirando una frase que habría de quedar para la historia: «Me voy porque este país es ingobernable». Tengamos en cuenta que nos estamos moviendo en una España gravemente inestable, en la que, en el transcurso de un siglo, ocurrieron treinta y cinco golpes de estado,


entre rebeliones, motines, levantamientos, cuarteladas y pronunciamientos, a lo que debemos sumar las tres guerras civiles carlistas, las rebeliones independentistas de las colonias de Sudamérica (México, Bolivia, Perú y Nueva Granada que englobaba aproximadamente Venezuela, Panamá, Colombia y Ecuador), la primera guerra con Marruecos, la guerra de Cuba del 68 y, finalmente, la tremenda crisis del 98. Ahora consideremos que el principal, y posiblemente único valedor del Duque de Aosta, fue el general Prim, a la sazón un héroe nacional y también, como él, masón, a quién nadie se hubiera atrevido a llevar la contraria en aquellos días. Consideremos que, inmediatamente después de producirse la abdicación

del rey Amadeo I, dos años después de ser ungido monarca de España, los mismos que le aclamaron en las Cortes, en su gran mayoría liberales y monárquicos, después votaban a favor de la Primera República, por un total de 258 votos a favor de un total de 344 votantes. Es muy probable que Prim, odiado y temido a partes iguales, después de la Revolución de 1868, conocida como La Gloriosa, protagonizada por él, el almirante Topete y el general Serrano, y cuando se expulsaba de España a la reina Isabel II, que partió hacia Francia desde Guipúzcoa acompañada por su amante Marfori y sus tristes destinos en un baúl, firmara su sentencia de muerte al pronunciar aquella legendaria frase: «Mientras yo viva no habrá república».

Desmontaje del sarcófago del mausoleo de Juan Prim, realizado por Placido Zuloaga, en el cementerio de Reus para proceder a su restauración dentro de la programación organizada por el Ayuntamiento de Reus (Tarragona), con motivo de las actuaciones conmemorativas del bicentenario del general. (La Vanguardia, 2013).

Pasea por Madrid 79


Representación de la batalla de Castillejos (1 de enero de 1860) en el valle y altos de un lugar, conocido por este nombre a unos pocos kilómetros de Ceuta y se encuadra dentro de la primera guerra de África con Marruecos.

Prim se definía, «como monárquico y enemigo de la república, pero igualmente enemigo de los Borbones» 80 Pasea por Madrid

Don Juan Prim y Prats, nacido en Reus el 12 de Diciembre de 1814, había elaborado a su favor un aura de héroe, de paladín y gloria de la patria hispana, que, ya en 1868, fecha de La Gloriosa, había conseguido eclipsar el brillo del mismísimo general Serrano, de O´Donell e incluso de Espartero, en virtud de sus triunfos que comenzaron en la primera guerra Carlista (1834-40), donde debutó como teniente a los 19 años, concluyendo la campaña a los 26 años con el grado de coronel y habiendo ganado la Cruz de San Fernando, y una fama que logró trascender desde la órbita de sus tropas a la del pueblo, que le aclamaba, ya, como un héroe. Las posteriores acciones en que tomó parte en Puerto Rico, en Crimea, en Marruecos, donde ascendió definitivamente al Olimpo de la inmortalidad como héroe de las batallas de los Castillejos y Wad Ras, y en México (donde acudió comisionado junto a los ejércitos de Inglaterra y Francia para deponer a Juárez, según el propósito de los franceses mediante las armas y para colocar como «emperador» a Maximiliano de Austria, a lo que Prim, partidario

de la negociación, se negó, retirando sus tropas), acabaron creando la definitiva leyenda del invencible e irreductible general Prim. Pero de igual modo que la bienaventuranza envolvía en su regazo al militar, sombras intrigantes, acechaban al político. La pugna entre sus admiradores y sus enemigos mortales, cuando ya ejercía en los más altos estratos de la política nacional, anunciaba un futuro crispado en su siempre azarosa vida. Su carácter impositivo y radical, su personalidad voluntariosa e inasequible, su firmeza, falta de tacto político, y su tenaz e inalterable disposición, y, por qué no decirlo, el apoyo incondicional de las fuerzas armadas, condicionaron la incomodidad de muchos, -entre los que se encontraba la reina-, cuando no el odio, la enemistad y el aborrecimiento de no pocos. Prim se definía, no obstante como monárquico y enemigo de la república, pero igualmente enemigo de los Borbones, de modo que podemos asegurar que fue el instigador, entre las fuerzas políticas, de la candidatura de don Amadeo a la corona española, pues contaba


en el Parlamento con ciento sesenta diputados afectos, o al menos manejables, mayoría numérica si sumamos la alianza con progresistas y demócratas e, inevitablemente, la voluntad fácil de los sesenta y cinco diputados de Unión Liberal, que no tenían intención de llevarle la contraria. El mismo Serrano, actuando en calidad de Regente tras el exilio de Isabel II, y con aspiraciones a eternizar su nombramiento, sabía que su futuro dependía, del general Prim; que él no era sino una marioneta de la férrea voluntad del marqués de los Castillejos que le manejaba a su antojo desde su puesto de Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de la Guerra, dos cargos de principal y genuino poder en comparación con el castillo de arena que representaba la «regencia» de Serrano. El sueño de Serrano se desvaneció cuando Prim comenzó la desquiciada búsqueda de un rey europeo que resultara de su agrado. Aquel esquizofrénico episodio de lamentable espectáculo, recorrió distintas casas reales del viejo continente,

con candidatos tan extravagantes como el duque de Montpensier, cuñado de Isabel II, un individuo ambicioso, estrafalario e intrigante, que, finalmente, se saldría con la suya al casar a su hija con Alfonso XII; el portugués Fernando de Coburgo-Gotha, hombre de edad avanzada, acomodado a su pensionado retiro y ya de vuelta de todo, que declinó la oferta, y con muy buen sentido; Baldomero Espartero que también declinó el ofrecimiento, por las mismas razones; y como ya hemos comentado el general Serrano, apuesta de algunos pero que Prim despreció desde el principio manteniendo al regente al margen de todas las negociaciones, y finalmente, Leopoldo de Hohenzollern, promoción muy del gusto de Bismarck, pero del disgusto del rey francés Napoleón III y que se tradujo en la Guerra Franco-Prusiana y la caída del emperador francés. Finalmente el Parlamento Español, no sé si embriagado por el vértigo de aquel ensayo político, arrastrados por la personalidad de Prim, o decididos a no crearse problemas, acabó por votar, el 16 de Noviem-

A causa de la Gloriosa, en 6 años tuvimos el exilio de Isabel II, una monarquía democrática, dos formas de República, una guerra colonial, dos guerras civiles y todo finalizó con los Levantamientos Cantonales y otro pronunciamiento militar que nos llevó a la Restauración Alfonsina.

Entrada del General en Madrid, la fondo la Puerta de Alcalá, el hecho se debe a la revolución de 1868 conocida como la Gloriosa.

Pasea por Madrid 81


El 12 de noviembre de 1863 fue elevada a la dignidad de Basílica a petición de la Reina Isabel II, otorgándole esa gracia el Papa Pío IX. El templo ha sido un testigo mudo de muchos acontecimientos históricos de Madrid entre ellos innumerables tedeum y presentaciones de infantes reales a la Virgen de Atocha. Fue destruida a causa de los daños que sufrió por los desmanes públicos durante la guerra civil 1936 a 39. y edificada de nuevo en 1954.

Fue Amadeo el primer rey de España elegido en un Parlamento por 191 a favor, 60 por la República federal, 27 por el duque de Montpensier, 8 por el general Espartero, 2 por la República unitaria, 2 por Alfonso de Borbón, 1 por una República indefinida y 1 por la duquesa de Montpensier, la infanta María Luisa Fernanda, hermana de Isabel II; hubo 19 papeletas en blanco 82 Pasea por Madrid

bre de 1870, la nominación de Amadeo de Saboya, hijo de Víctor Manuel II, primer rey de la recientemente unificada Italia, como definitivo candidato para ostentar la corona española. El rey elegido, no obstante y después de declinar por dos veces la aceptación de su entronización, puso como condición que fuera aceptado por las Cortes Españolas; e incluso una delegación de 24 parlamentarios y comisionados, encabezada por Ruíz Zorrilla, en aquel momento presidente del Congreso, se dirigió a Florencia para rendirle los honores y acompañarle hasta el «reino» de España, donde, tras un discurso del candidato, en italiano, gritaron por dos veces: «¡Viva el rey de España!». Y digo yo, ¿Querían los representantes de la voluntad popular a Amadeo de Saboya como rey? Parece evidente que no. Entonces ¿En el fondo deseaban otro rey? Difícil de saber cuándo ellos mismos votaron una república, esta vez no arrastrados por Prim, ya desaparecido, sino, posiblemente, por Castelar y sus hábiles filípicas antimonárquicas, por Pi y Margall, Salmerón o Figueras.

Pero aquel Parlamento, en el fondo ¿sabía lo que quería? En absoluto ya que, tras el golpe militar del general Pavía que derrocó la Primera República, cuando ya en Sagunto estaba todo atado y bien atado a favor de Alfonso XII, la mayoría parlamentaria tan republicana un año antes, aceptó, nuevamente de buen grado, un nuevo cambio hacia la monarquía borbónica. Pero ¿Quién planeó la muerte de Prim? Esa pregunta sigue sin tener respuesta ciento cuarenta y dos años después. El abigarrado dosier del sumario 306/1870 (18.000 páginas) y, en definitiva, las intervenciones desde la sombra para que no se investigara ni se aclarara el magnicidio, ha conducido a múltiples interpretaciones a veces muy imaginativas. Pero pensemos con los clásicos: ¿Quid prodes?. ¿Fueron los borbónicos movidos por Montpensier? No sería de extrañar conociendo al atrabiliario personaje y todas las maquinaciones que él y sus adeptos llevaron a cabo desde la Gloriosa, para ser coronado (se sabe que el duque sufragó la revolución


del 68 para expulsar a su cuñada). ¿Fueron los alfonsinos a través de los pseudópodos de Isabel II en el exilio? Pudiera ser, aunque en el Parlamento solo contaban con dos votos en Noviembre de 1870 para tal proyecto. ¿Quizás los republicanos? Porque parece seguro que ellos fueron los ejecutores a través de la mano negra de Paúl y Angulo, aunque dudo mucho que tuvieran conocimiento diputados como Castelar, Pi y Margall o Salmerón, y porque ya Ruíz Zorrilla, presidente del Congreso y republicano, confiesa que sabía que iban a matar al general, pero Prim no le hizo caso y, en un discurso en el Parlamento culpa, primero a todos aquellos que durante años insultaron en medios escritos a Prim colocándole ante la opinión pública una diana como enemigo del pueblo, y veladamente a ejecutores republicanos y expresamente a redactores de El Combate y La Igualdad. En el sumario de la causa leemos: «López (uno de los sospechosos), declaró que la Sociedad Secreta (¿masonería?), según sus estatu-

tos, estaba dispuesta a todo y se buscarían nombres a propósito« para ejecutar lo preciso. La Sociedad Secreta también procuraría «proponer la intranquilidad general con motines en sentido republicano en los puntos de España donde se pudiera, poniendo generales adictos a las tropas, para conseguir un pronunciamiento, proclamando al Duque de Montpensier Rey de España, si la ocasión era propicia». ¿Tal vez fue Serrano frustrado en su ambición de reinar? Cualquiera lo niega, sobre todo si tenemos en cuenta que el regente escribió hasta tres cartas a don Amadeo y a su padre aconsejándole que rechazara la corona y argumentando lo que era previsible que ocurriera; no obstante el general Serrano pudo salir con vida de otro intento de asesinato al cambiar de coche, pocos días después del de Prim. Felipe Solís, ayudante de Montpensier, considerado como muy sospechoso confesó según el sumario de la causa: –Declara Solís (declarando como sospechoso): «Reunión de Tope-

Amadeo llega a Madrid el 2 de enero de 1871. Allí se dirigió a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha para rezar ante el cadáver de Prim. despues se trasladó a las Cortes, donde realizó el preceptivo juramento: «Acepto la Constitución y juro guardar y hacer guardar las Leyes del Reino» El recien llegado duque de Aosta, visita la capilla funeraria del general Prim una placa del acontecimiento puede verse en la entrada actual de la basílica, en recuerdo del el hecho.

Pasea por Madrid 83


Xilografía de la jura de Amadeo I publicada por La Ilustración Española y Americana.

Despues de presentar sus respetos a su único valedor el general Prim. el duque de Aosta acude a las Cortes, reunidas en sesión solemne, donde «de pie ante su presidente Ruiz Zorrilla, sentado, juró» guardar la Constitución. Ruiz Zorrilla pronuncia: «Queda proclamado rey de España don Amadeo I» 84 Pasea por Madrid

te, Cantero, Ríos Rosas, Pastor y yo (Felipe Solís). Empezó Topete encareciendo de parte del Duque de Orleans la conveniencia de organizarse. Siguió don Antonio Ríos Rosas diciendo que era preciso unirse todos para evitar que el partido conservador de la revolución (del 68) lo forme Serrano o lo gobierne Cánovas y que iba a reunir mañana a los ex ministros, fieles al duque de Montpensier…Pastor intervendría para atacar al Gobierno de Prim. Topete tomó de nuevo la palabra para aludir a las complicaciones que se le presentarían al nuevo rey. “El Regente había escrito a los Reyes de Italia de que vinieran pronto pues se levantaba la tormenta y se vio en este hecho el que empezaba la lucha con don Juan Prim, lo cual se acentuaba cada día más”». «Serrano quiere reunir a los dispersos de la Unión para hacerse el Jefe y ponerse en frente de Juan Prim, de esta lucha debe salir la ganancia. Aprestarse pues a la lucha». –16 de diciembre de 1870 (Solís) –

«Topete es acechado por el Regente para que se una a él y le ayude a que pueda tomar la recompensa nacional. Topete se niega». «Prim no ha querido que se consolide la revolución…pues entonces haremos nosotros la misma”. “Serrano quiere ser Jefe del Partido conservador y jugársela a Prim”».

SOBRE EL ATENTADO CONTRA PRIM, CALLE DEL TURCO ¿Pudo haber sido la masonería? Naturalmente no se me oculta que Prim pertenecía a la Gran Logia de Rito Escocés y que esta fuera uno de sus apoyos para ocupar con fuerza el espacio político que habitaba y dominaba, pero esta gente no se casa con nadie y cuando Prim comenzó a dar bandazos por Europa a la caza de un rey comenzó a provocar desazón en las filas masónicas. De hecho esa noche Prim, no tenía previsto ir derecho a su domicilio, sino que asistía a una cena masónica, de modo que el recorrido desde el Parlamen-


Xilografía de presentación de Amadeo I al pueblo de Madrid por La Ilustración Española y Americana.

to había cambiado, algo que poca gente conocía; y no solo se le había preparado una única emboscada, sino tres: la primera en la calle del Turco, en la que sucumbió, la segunda en Barquillo esquina con Alcalá y la tercera en Cedaceros, todo lo cual apuntaba a la masonería, aunque yo creo que no como institución, sino a través de miembros muy elegidos (recordemos que Ruiz Zorrilla era masón y no sabía nada). Pero si atamos cabos, por un lado: El duque de Montpensier era nieto e hijo de masones, y su primo Enrique de Borbón, al que mató en un duelo, también lo era, luego… Y además, según el sumario: –Folio 231 y siguientes – declara Francisco Ciprés, «quien conoció a unos sospechosos a los que escuchó que les habían instado a entrar en una sociedad numerosa que tenía por objeto matar a Prim (presuntamente y seguramente se referían a una sociedad masónica).

O bien: –Folios 6661-6675 - «Eustaquio Pérez Cano de cuarenta y tres años, pintor de brocha gorda, residente en Madrid. La fecha de su deposición es del 30 de septiembre de 1871, sospechoso de formar parte del grupo de malhechores que debía esperar a Prim en la calle de Cedaceros, si este decidía ir a la cena masónica en Las Cuatro Estaciones de la calle Arenal, trampa que se achaca al hecho de que gran parte de los sospechosos son masones». O igualmente del sumario: –José López (sospechoso), «dijo haberse reunido en Bayona con Enrique Sostrada, Pedro Acevedo y José García Gimeno y otros. Se habló de una Sociedad Secreta que tendría por objeto “discurrir y allegar los medios necesarios para contribuir a que fuera elevado el señor don Antonio de Orleans, duque de Montpensier al trono de España «entonces vacante». Citaba el declarante las

Desde el balcón abierto a la plaza de la Armería el general serrano presenta al nuevo rey «Pueblo de Madrid, viva el rey constitucional», a lo que el nuevo monarca con voz potente lanza un «Viva España» En el solitario palacio, «huérfano y sin mentor», «No se sentía señor, mas bien un huésped efímero» así nos lo describe el conde de Romanones Pasea por Madrid 85


Xilografía del atentado contra Amadeo I publicada por La Ilustración Española y Americana.

La llegada de Amadeo al poder lo único que consiguió fue unir a toda la oposición, desde republicanos a carlistas. Tras el atentado del 19 de julio de 1872 a Amadeo I y el asesinato de Prim, el rey declaraba «No entiendo nada, esto es una jaula de locos»

86 Pasea por Madrid

hojas sueltas de un cuaderno, donde anotaba asuntos relacionados con aquella Sociedad Secreta, que enviadas por carta deberían tener como destinatario al duque de Montpensier. Esa carta tendría antes otro destinatario: el almirante Juan Bautista Topete. Especulaba el declarante con la idea de que Topete era «uno de sus más consecuentes partidarios (de Montpensier)». En resumen, Es mi sincera impresión que Prim fue asesinado, para eliminar el imponente carácter, la gran autoridad que él imponía y que no permitía el pulso político que, a todas luces, debería acabar en una república; es decir que después de la regencia de Serrano, una vez se había desterrado a Isabel II, la mayoría de la clase política, y no solo los republicanos, pensaba en proclamar la Primera República, algo que nadie se atrevía a proponer estando el poderoso general vivo. Porque Prim era monárquico, a la par que antiborbónico. Si leemos los diarios de sesiones parlamentarios del momento y principalmente el del día 16 de no-

viembre de 1870 (para la votación del rey), las referencias en todas las bocas referidas a defender a toda costa el espíritu de la Revolución (del 68) son continuas; aquel espíritu no tenía por qué acabar en un rey, solo así se explica el mayoritario voto para implantar una república, al marchar Amadeo, cuando la minoría republicana, de diferentes matices, en la cámara solo abarcaba 63 diputados, de un total de 344 escaños. Y entonces, una vez muerto Prim, ¿Qué pintaba el nuevo rey, en medio de aquella desconcertante maquinación, un rey al que no querían ni los monárquicos, la mayoría de los cuales se declaraban ahora forofos «alfonsinos», cuando el 16 de Noviembre el infante don Alfonso solo obtuvo 2 votos? ¿Se asesinaba también a Amadeo de Saboya? Ya lo intentaron y fracasaron, de modo que mejor hacerle la vida imposible para que se marchara con viento fresco. Como sabemos la noche del 27 de Diciembre de 1870, una noche oscura y fría en la que caía una


copiosa nevada, el general Prim salió del Congreso conversando con Sagasta y Herreros de Tejada. En la puerta del mismo, calentándose en una estufa de carbón, el siniestro diputado, un señorito andaluz y frustrado periodista, llamado Paul y Angulo, que acompañó al mismo Prim en la campaña de la revolución del 68, y que transformado en un radical republicano y resentido cantonalista, llegó a odiar al general a muerte, le avisó de lo que le podía pasar al salir a la calle diciéndole: «Mi general, a cada cerdo le llega su San Martín» (frase que no todo el mundo concede como histórica) Según refiere el sumario el general comentó, aún vivo, al llegar a su domicilio, haber oído: «¡Fuego, puñeta, fuego!» Le pareció a Prim escuchar y que ese sujeto era José Paul y Angulo, diputado. Refiere otro comentario del general Prim, acerca del posible encubrimiento de los criminales y la existencia de un periódico como El Combate que venía predicando desde hace tiempo el asesinato político

como medio de llegar al triunfo de su doctrina. Invectivas que cesaron dos días antes del atentado cuando los mismos responsables publicaron una hoja de la redacción diciendo «que dejaban las plumas para empuñar el fusil». Al parecer el presidente del Consejo de Ministros había sido avisado con anterioridad del peligro de un atentado, de hecho se desbarataron dos intentos en los meses de octubre y noviembre (uno de ellos mediante la voladura del tren en el que viajaría Prim, y otro atacándole con arma blanca en su despacho), antes de salir de casa, su esposa le obligó a portar bajo su ropa una cota de malla (no confirmado). Pero Prim, como militar ejemplar, no temía a la muerte. En efecto, el coche de caballos que ocupaba el presidente del Consejo de Ministros, ¡sin escolta! (el jefe de la policía había retirado la vigilancia debida en la carrera con el pretexto de desplazar agentes a controlar a la banda de La Partida de la Porra. (El mismo sumario informa:

Prim fue asesinado, para eliminar el imponente carácter, la gran autoridad que él imponía y que no permitía el pulso político que, a todas luces, debería acabar en una república

Xilografía del magnicidio del general Prim publicada por La Ilustración Española y Americana.

Pasea por Madrid 87


Berlina del general Prim, Museo del Ejercito de Toledo. Carruaje de cuatro ruedas, tirado por dos caballos, empleado por el General Prim para sus desplazamientos diarios. En esta berlina, el 27 de diciembre de 1870, Prim sufrió el atentado que acabó con su vida. El carruaje conserva los orificios de bala realizados por los dos grupos de hombres que, armados con trabucos, dispararon desde ambos lados de la berlina.

«Andrés Valencia Trapero, Inspector del distrito del Congreso que dio parte, a las diez de la noche del día del atentado contando “no concurrir novedad en el distrito”), y en compañía de sus ayudantes Nandín y Costa, fue interceptado en la calle del Turco, hoy Marqués de Cubas, y sorprendido por una caterva de asesinos que, a bocajarro descargaron sus escopetas de postas sobre el presidente. Este trató de esquivar los disparos protegiéndose con el brazo izquierdo y en él se produjeron la mayoría de las heridas. Los rufianes creyeron muerto al general y se dieron a la fuga». El resultado del atentado fue de 11 impactos repartidos, la mayoría en el hombro, con gran destrozo óseo y de partes blandas, en el codo y la mano derecha. En principio, si seguimos los informes oficiales, ninguna de las heridas debía ser mortal, aplicando un tratamiento adecuado, a pesar de encontrarse en una época en que no existían ni los antibióticos (la Penicilina fue descubierta por Fleming en 1928) ni las sulfamidas (desarrollada por Bayer 1932/35). Pero es casi seguro que alguna de ellas sí fuera letal a corto plazo, por la pérdida 88 Pasea por Madrid

masiva de sangre y el enorme dolor provocado. Consta en el sumario que: «Barcia –político y escritor republicano–, especula que los malhechores desaparecieron con la mayor calma. Que pudo no haber la vigilancia debida, que los asesinos guardaron sus trabucos bajo sus capas y que uno de ellos puso su mano manchada de pólvora sobre una pared en la calle de Alcalá. La policía en vez de preservar la mancha la borró, ¿para que no se pudiera identificar a su autor?» En la sesión de las Cortes Constituyentes del día siguiente, el almirante Topete, a la sazón presidente interino del Consejo de Ministros, informa: «Un grave atentado, un crimen horroroso se ha cometido ayer. Al saber yo que mi ilustre amigo el señor general Prim había sido objeto de ese atentado, yo, señores, sentí herida la revolución… Al saber yo este atentado me fui a la casa del Presidente del Consejo… Nosotros (los republicanos), pues, condenamos altamente el atentado de ayer; no queremos saber quiénes lo cometieron; no nos importa saberlo; sean quienes fueren


es un asesinato (¿asesinato?) el que han cometido, y el asesinato no entra ni entrará jamás en nuestras doctrinas… el general Prim ha sido herido en el día de ayer; no sé si es grave o leve la herida (¿no era un asesinato?), no lo quiero saber en este momento; aunque lo supiera no lo diría en este sitio». No obstante el mismo 28 de Diciembre, en la Gaceta de Madrid (algo semejante al actual BOE), le leía lo siguiente: «Ministerio de la Gobernación. El Excmo. Sr. Presidente del Consejo de Ministros ha sido ligeramente herido al salir de la sesión del Congreso, en la tarde de ayer, por disparos dirigidos a su coche en la calle del Turco. Se ha extraído el proyectil sin accidente alguno, y en la marcha de la herida no hay novedad ni complicación». De entre los sospechosos materiales, existe una lista de detenidos que pasa de los 100 sayones (llegados de Andalucía, Extremadura, Cataluña, Aragón, Valencia y Madrid), de los cuales parece claro que, al menos una veintena participaron activamente en el atentado como sicarios a sueldo, en alguno de los tres puntos de emboscada establecidos (calles del Turco, Barquillo y Cedaceros), actuando como principal

protagonismo Paul y Angulo, diputado republicano y director de El Combate, a quien añadiremos Esteban Sáenz, Ruperto Merino (asesinado en la cárcel), José Genovés (asesinado en la cárcel), Clemente Escobar (asesinado en la cárcel), José Roca (muerto en la cárcel), José Menéndez (muerto de una paliza), Martín Arnedo, José López Jáuregui, Mariano González (muerto en la cárcel), Enrique Sostrada, Tomás García (asesinado tras ser excarcelado) , Rafael Porcel, Máximo Rodriguez, Vicente Salinas, Adrián Ubillos, Pascual García Mille, Roque Barcia y José Guisasola; y como muy evidentes inductores al crimen el duque de Montpensier y Felipe Solís, su secretario, así como José Mª Pastor, jefe de guardaespaldas de Serrano, y algunos personajes de la nobleza y alta burguesía como una tal Mercedes Bertrand. Del sumario de la causa obtenemos este comentario: «Se dice que el Ministro de Gracia y Justicia, señor Ulloa, se cuidó mucho la tarde del día en que se cambió de Juez Instructor, para que en la causa no figurara el nombre de una respetable dama de la Corte, lo mismo que hizo otro diputado, exministro. La dama en cuestión estaba interesada en la desaparición de Prim

El resultado del atentado fue de once impactos repartidos, la mayoría en el hombro, con gran destrozo óseo y de partes blandas, en el codo y la mano derecha. En principio, si seguimos los informes oficiales, ninguna de las heridas debía ser mortal, aplicando un tratamiento adecuado

Impactos de las postas sobre la estructura de la berlina.

Pasea por Madrid 89


Conocida fotografía de Jean Laurent realizada al Gobierno Provisional formado el 8 de octubre de 1868.

El sumario judicial, alcanzó la cifra de 18.000 folios y después de tan prolijo y minucioso estudio todos los detenidos y acusados –incluso los inductores– fueron finalmente exculpados «por falta de pruebas»

90 Pasea por Madrid

y El Progreso dice que para que no se la identifique con las murmuraciones que circulan sobre ella, “no lleva el título de Duquesa”». Lo cierto es que todos los detenidos y acusados incluso como inductores fueron finalmente indultados «por falta de pruebas»; que se cambió ocho veces de juez durante el proceso, y tres de fiscal. A este respecto podemos leer en el sumario: «Se dice que el cambio de tantos jueces instructores1 dio lugar a que no se estudiara la causa, ni en la Audiencia ni en ningún Juzgado de Madrid, catorce mil folios. (La cifra se elevaría a 18.000). Ni siquiera llegó a leer la causa don Sabino Ruíz de Lope, a quien se hizo venir desde Talavera de la Reina para que le sobreseyese antes de la primera boda real. Este juez se encontró con que el Promotor Fiscal, don Joaquín Vellando tenía presentado un escrito de acusación contra

varios reos, entre ellos Felipe Solís. Esta petición era un estorbo para el sobreseimiento. Se cambió de fiscal. Se repuso la causa a sumario, con el pretexto de faltar unas diligencias y la acusación quedó sin efecto. El fiscal quedó cesante. El sustituto pidió en seguida el sobreseimiento de Solís (como recordamos ayudante de Montpensier). Siguieron los trámites contra los demás procesados no rebeldes, entre ellos José López y los asesinos que trajo de La Rioja. Estos, llegaron a obtener sentencia absolutoria estando convictos y confesos del delito. Un misterio». Además se desprotegió en su recorrido al presidente del Consejo de Ministros que había sido repetidamente amenazado de muerte, por orden superior; que no se permitió al forense ni al primer juez ver a Prim vivo; que se llamó a un médico, que hoy llamaríamos «de cabecera», y cuando se hizo acudir a un notable cirujano,


Placa conmemorativa del magnicidio en el lugar del atentado.

Prof. Dr. Sánchez de Toca, ya era tarde; que se le habían preparado tres trampas por un camino que, solo conocía la masonería, iba a recorrer; que la necropsia que le fue realizada fue poco más que un vistazo, sin abrir las tres cavidades; que se emplee en las Cortes el término asesinato cuando se le suponía aún vivo al general, y, finalmente una gran duda: ¿Cómo es posible que Serrano se presentara inmediatamente en el palacio de Buenavista? ¿Quién avisó al Regente? Recordemos que ayudaron a Prim a entrar en su casa su ayudante Moya y el cochero, que dentro del Ministerio solo estaban su esposa y su ayuda de cámara y Moya hubo de salir a toda prisa a buscar un médico y que volviendo con el galeno no se movió más de la cabecera del paciente, que Nandín fue trasladado por el cochero a una casa de socorro con una grave herida en la mano, y que en la calle, como refiere el sumario, no había un alma (ni existía el teléfono, pues la primera línea instalada en España fue en 1880 y comunicaba dos puntos distanciados

8 Km., propiedad del empresario Rodrigo Sánchez Arjona). ¿Quién pudo avisar a Serrano? Por lo que concierne a Paúl y Angulo, el 25 de diciembre abandonó el Hotel París, se rasuró la barba, utilizando para este menester un barbero que no le conociera, cambió su levita por una cazadora y, escondido tras unas gafas azules desapareció del mapa. La siguiente noticia sobre su paradero le sitúa en Paraguay, imputado en un turbio asunto de importación de mercancías por el Tribunal Supremo en Asunción.

1

Jueces implicados en el caso 306/1870: Juez de primera Instancia de Madrid don Francisco García Franco. Magistrado de la Audiencia don Servando Fernández Victoria (o Vitorio). Juez don José López Cerezo. Juez de Primera Instancia del Congreso de Madrid don Pantaleón Muntión Pereira. Juez don José González Martínez. Juez don Antonio Dieste. Juez don Sabino Ruíz de Lope. Juez don Joaquín Vellando.

Nota del editor En numerosas ocasiones se han realizado estudios pormenorizados sobre el magnicidio del general Prim, el mas exhaustivo desde nuestro punto de vista es El Estudio sobre el proceso del asesinato del general Prim y los asesinos del general Prim, ambos títulos del insigne jurista don Antonio Pedrol Rius. Como detallado articulo divulgativo sugerimos el de don Juan Pando Despierto, publicado en la revista Madrid Histórico núm. 1 de fecha enero 2006, con el titulo de «Prim asesinado».

Pasea por Madrid 91


Restos momificados del general Prim, con los surcos objeto de las discrepancias. Las conclusiones del informe de la estudio realizado por la Escuela de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid dicen textualmente: las marcas que presenta el cuello se corresponden con fenómenos postmorten (en relación con la presión ejercidas de forma prolongada tras la muerte por elementos de la vestimenta). No existe ningún elemento apreciado en la exploración externa del cuerpo en las pruebas de imagen (tac) que indiquen la existencia de una violencia ejercida en vida sobre la zona cervical.

... sin lesiones en la laringe ni en el cartilago hiodoes y sin signos radiologicos de aumento de partes blandas (edemas o hemorragias). Un estudio de los restos momificados del general Prim, Realizado por la Escuela de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), concluye que su muerte, acaecida el 30 de diciembre de 1870, no fue provocada por ningún estrangulamiento, que es la teoría difundida recientemente por el periodista Francisco Pérez Abellán, promotor de la «Comisión Prim» constituida con el apoyo de la Universidad Camilo José Cela. http://www.elespiadigital.com/ images/stories/Documentos/ Informe%20forense%20del%20 general%20Prim.pdf

2

92 Pasea por Madrid

La realidad de la muerte del General Prim se difundió tres días después de su atentado de la Calle del Turco, una vez que Amadeo de Saboya hubiera llegado a España, lo que sucedió el 30 de diciembre. El cómo, el por qué, el quien, el cuándo ocurrió el óbito es algo que todavía hoy sigue sin ser esclarecido (causa 306/1870), aunque recientemente han surgido teorías, algunas un tanto extravagantes2. Lo que es más cierto es que el asesinato de Juan Prim y Prats cambió la trayectoria de la historia de España. Es mi creencia que Prim murió en las primeras horas posteriores al atentado tras haber entrado en un shock mixto, hipovolémico y neurológico, y se guardó el secreto hasta la llegada del Rey, 3 días después. Sus asesinos fueron un puñado de miserables sicarios. Los maquinadores, los que fraguaron el proyecto y lo sufragaron, miembros sueltos de partidos republicanos, de la masonería, de la nobleza y la burguesía acomodada, de la judicatura y altos cargos de las fuerzas de seguridad corruptas y, a nivel de interés personal, el duque de Montpensier, el duque de la Torre y, muy dudosamente Isabel II, Topete o los carlistas.

Para finalizar añadiré algún comentario. Según el sumario: «Folio 38 – Escrito de la secretaría de la Audiencia de Madrid, fechado el día siguiente del atentado. Se dice en él hallarse heridos Prim y a su ayudante. Por cierto, ¿no es curioso que se emplee la palabra crimen, cuando aún no haya muerto el General? ¿O es que crimen es sinónimo de acción criminal, delictiva, sin que haya un asesinato, un muerto de por medio?» Leemos que en el número 12 del diario El Combate que dirigía Paul y Angulo, del día siguiente al atentado, 28 de Diciembre: «Gobierno… escucha…Estás herido de muerte, quieres salvar tu vida escudándola con un rey que sirva de pantalla a tus errores, y te equivocas, te engañas, vas a morir». Por último constata el escritor Barcia, según el sumario: «Las últimas palabra del general fueron que ese día, el 30 de diciembre de 1870, llegaba el nuevo Rey (Amadeo de Saboya, propuesto por el mismo Prim) y que él iba a morirse». (seguramente se vio morir de inmediato). Añade Barcia que «si el rey Amadeo no hubiese venido, Prim no estaría muerto».


Carlos Jiménez Escolana realizó estudios de medicina en la Universidad Cumplutense licenciándose en 1976 y especializarse Traumatología y Cirugía ortopédica, que ejerce en el momento actual y es miembro de la Asociación de Médicos Escritores y Artistas, contando con innumerables artículos en revistas e intervenciones en programas de televisión. RECOMENDAMOS LEER

Pasea po r

Madrid

Autor: Jiménez Escolano, Carlos Tema: Novela Histórica, Creación Literaria Lengua: Española Medidas: 15X21 cm Páginas: 453 Encuadernación: Rústica con solapas ISBN: 978-84-9599-39-7 Fecha de publicación: Abril 2009 Precio: 20 euros

Un país ingobernable es el resultado de un trabajo de investigación que ha durado cerca de tres años con la intención de desagraviar ante la opinión publica y la historia, a un rey de España con el que el pueblo de esta nuestra nación tiene, una deuda de gratitud y un deber de disculpa por su comportamiento. El libro relata no solamente el periodo de su reinado, si no también, el resto de su vida, algo que apenas ha sido divulgado hasta la fecha. se incluye la final del libro una serie de documentos manuscritos de gran interés histórico. Carlos Jiménez Escolana, es autor de libros como Un país Ingobernable, A través de la eterna burbuja, Y Portugal soltó amarras, La palabra del simio, Lagrimas de arena y El niño de la luz. Pasea por Madrid 93


UN PASEO POR LAS FUENTES DEL DISTRITO DE ARGANZUELA1 Texto e imágenes de Eduardo Langa

Es seguro que el emir Muhammad Ibn Abd al-Rahman fundo Madrid. Así lo afirma apoyado en documentación musulmana, el eminente hispanista, Leví-Provençal, y lo rubricaron posteriormente los historiadores más autorizados en el estudio de los orígenes de la ciudad. Uno de esos historiadores, Jaime Oliver Asín, ha establecido con firmes razones que Matrice fue el primer nombre de la villa y de raíz pre-musulmana. El término, aludía al arroyo que discurría entre las dos colinas más significativas del antiguo Madrid (las Vistillas y el actual emplazamiento de la catedral de la Almudena) que recibía el nombre de Matrice, (madre de aguas). El nombre se arabiza y los nuevos pobladores lo pronuncian como «Mayrit» nombre compuesto por el término árabe Mayra (madre, matriz) y el sufijo iberorrománico it, equivalente a (lugar). 94 Pasea por Madrid

Visto lo expuesto el topónimo Madrid está muy vinculado al concepto agua y es una buena oportunidad para dar detallado repaso a los vestigios de agua que en forma de fuentes ornamentales, laminas, albercas, caños de vecindad, etc. encontramos por todos los distritos de Madrid.

DISTRITOS MADRILEÑOS Alfonso VI en el 1.083 toma posesión de la villa árabe y la incluye dentro del territorio, poco a poco reconquistado, de aquellos que –mandados venir a intervenir en


1 2 3 4 5 6 7 8

Puerta de Toledo Las Pirámides Puente de Toledo Parque de la Arganzuela Las Peñuelas Santa María de la Cabeza General Maroto Parque del Matadero de Arganzuela 9 Beata María Ana de Jesús 10 Legazpi 11 Parque Tierno Galván 12 Estación Sur de autobuses 13 Amanecer en Méndez Álvaro

un litigio dinástico aprovecharon la ocasión para quedarse durante siete siglos–, y quinientos años despues, por orden de Felipe II, se sitúa en Madrid la corte de los austrias. Tras muchas reordenaciones, que comienzan a mediados del siglo XIX se utiliza el concepto de «distrito» como unidad de administración territorial municipal, creándose en principio diez distritos que en el año 1955 pasan a doce (por ampliación y reordenación de los anteriores) y en 1970 quedan estructurados en los 21 que hoy

nos ocupan: Arganzuela, Barajas, Carabanchel, Centro, Chamartín, Chamberí, Ciudad Lineal, Fuencarral-El Pardo, Hortaleza, Latina, Moncloa-Aravaca, Moratalaz, Puente de Vallecas, Retiro, Salamanca, San Blas, Tetuán, Usera, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde. No por ser el primero, alfabéticamente hablando, nos ocupamos en este artículo del distrito de Arganzuela, ya que el proyecto de «Madrid Rio», da mas valor al tema tratado.

1 Artículo extractado del libro de Eduardo Langa Estanques y fuentes de Madrid de próxima presentación por nuestra editorial. El libro realiza una descripción recorre distrito a distrito, de todas las fuentes y laminas de agua que hoy existen asi como una serie de comentarios sobre los lugares en que estan emplazadas.

Pasea por Madrid 95


Situada entre el paso de peatones de la ampliación d ela calle de toledo hasta la plaza de Piramides.

Fuente en la plaza de la Puerta de Toledo Se halla situada en la bajada de la calle Toledo hacia el puente, junto a la glorieta. Se levanta en granito, en forma de una gran copa de fuste estriado más ancho por su pie, al que rodea un anillo en el cual parece estar encastrado. El borde de la copa está ranurado en toda su circunferencia y la parte superior de la misma es plana. En su superficie se abren tres semiesferas que sobresalen con un pequeño relieve. En sus fondos se encuentran sendos surtidores que elevan el agua para que cualquiera persona pueda beberla. Los espacios que restan en la superficie de la copa están tallados en alto relieve. Fue realizada por los Canteros Municipales del Ayuntamiento de Madrid e instalada en el año 2000.

96 Pasea por Madrid

Mas de trece fuentes y el parque construido sobre el soterramiento de la M30 nos esperan en este recorrido

Fuente en la plaza de Pirámides La fuente, situada entre los obeliscos que dan nombre al entorno, fue colocada mediada la década de los noventa del siglo XX. Es una de las dos fuentes gemelas que se encontraba en el centro de la plaza del Callao y que fue retirada tras la reforma que dicha plaza sufrió durante el año 1995.


Fotografía aérea de la glorieta de Pirámides, (Junta Municipal de Arganzuela, Ayuntamiento de Madrid)

El pilón es de granito recubierto exteriormente por plaquetas y presenta achaflamientos en dos lados, siendo recto en la trasera y curvo en su delantera. La taza de su centro, de forma agallonada, se sujeta sobre un pedestal de granito. Se remata con un capitel de piedra blanca de Colmenar que

soporta una piña en cuyo centro hay un surtidor metálico, además de los 6 surtidores de la taza. La piña simboliza la fecundidad y la abundancia, uno de los aspectos que van acompañando al agua. Diseñada por técnicos del Ayuntamiento, fue realizada por sus canteros municipales.

Plaza semicircular en un extremo del puente de Toledo que lo une al antiguo y empinado paseo de los Ocho Hilos (así llamado por las 8 filas de árboles que poseía), actual calle de Toledo en su recorrido desde la puerta del mismo nombre. El conjunto fue diseñado por el arquitecto Isidro González durante el reinado de Fernando VII (1814-1833). La plaza fue decorada con dos bellos obeliscos de granito formados por sus correspondientes zócalos, cuatro cuerpos salientes, cornisa y aguja, posiblemente realizados por Francisco Javier de Mariategui a los cuales la plaza debe su nombre y seis estatuas de monarcas españoles, labradas para ser colocadas sobre la balaustrada del palacio real y que actualmente tienen sus emplazamientos repartidos entre la plaza de Oriente, el parque del Retiro y el Palacio Real.

Surtidor central, situado entre ambos monolitos

Pasea por Madrid 97


Se construyó el puente con traza de Juan de Herrera sustituyendo a otro anterior con la intención de mejorar y embellecer el camino de Toledo, durante la corte de Madrid de los Borbones.

98 Pasea por Madrid

Fuentes en el puente de Toledo

En el diseño barroco del puente sobresalen 2 hornacinas centrales. Una contiene las figuras de San Isidro sacando a su hijo Iván de un pozo. Frente a ella la de su esposa, Santa María de la Cabeza. Son obras del escultor Juan Ron. Entre la decoración se encontraban dos grandes pilones en los accesos al puente por la plaza del Marqués de Vadillo, con cuatro pequeñas fuentes en cada uno de sus frentes, rematado por ángeles con una cruz. Pero las más interesantes son las dos fuentes que hay a la salida, la que era orilla de Madrid, hoy glorieta de las Pirámides. Se realizaron con la finalidad de que en ellas pudiese abrevar el ganado y las caballerías que lo atravesaban y también para que lavanderas y aguadores pudiesen coger el agua.

Las dos fuentes son gemelas y se ubican dentro de cada una de las plataformas semicirculares que hay a cada lado, flanqueando las manguardias o defensas. Realizadas totalmente en granito poseen unos grandes pilones de planta mixtilínea. En el centro de cada uno se levanta el cuerpo de la misma, formado por un fuste también de planta mixtilínea. Se encuentra ornamentado por medio de una serie de pilastras adosadas así como de estípites y está dividido longitudinalmente en dos partes separadas por un gran nudo, fuertemente decorado por cabezas de amorcillos en los vértices y grandes sitúan los cuatro caños que vierten sobre el pilón. El fuste se remata por medio de una adornada taza con un surtidor en su centro. Hay datos que permiten indicar que en esta zona de los puentes intervino, lo mismo que en las columnas o pilones de la entrada, el arquitecto José Benito de Churriguera, aunque siguiera los diseños realizados por Pedro de Rivera.


Cuando Juan de Herrera realizó los proyectos del puente de Segovia, Madrid estaba lleno de puentes de madera, ladrillo o pequeños vados de piedra, la mayor parte de los cuales eran arrastrados por las crecidas del río. El puente anterior al que nos ocupa se había levantado en 1670, viniéndose abajo en 1680. Hubo varios intentos de reconstruirlo pero ninguno de ellos cuajó seriamente hasta la llegada del corregidor don Francisco de Salcedo y Aguirre, marqués del Vadillo, ya anteriormente nombrado consejero de Indias. Su nombramiento en 1715 dio un importante avance a las obras. En 1718 se decidió el marqués del Vadillo por los proyectos de Pedro de Rivera, iniciándose la construcción hacia el 10 de abril de ese mismo año y concluyén-

dose en 1727. El coste de la obra (6.430.663 reales) fue dividido entre aquellos a los que más beneficiaría la construcción, especialmente los mercaderes y comerciantes, y una parte le correspondió abonarla al Ayuntamiento de Madrid. Parece que en ese momento el cabildo debía estar escaso de fondos, pues recurrió a la venta de los setenta y dos autos sacramentales de Calderón de la Barca que tenía en propiedad por la cantidad de dieciséis mil reales.

Detalle de la hornacina dedicada a San Isidro.

Pasea por Madrid 99


Maqueta del Parque de la Arganzuela realizada como un foto-montaje para la web en 2011.

Las nuevas fuentes en la remodelación del parque de la Arganzuela

El 15 de abril de 2011 se reinaugura el nuevo parque de la Arganzuela, utilizando en mayor espacio conseguido por la utilización de zonas libres que ha dejado el soterramiento de la M30. En el parque desapareció la histórica fuente del Obelisco, mandada realizar por Fernando VII, para conmemorar el nacimiento de su hija que reinaría con Isabel II aunque queda vestigios pero haciendo desaparecer el pilón y los surtidores.

100 Pasea por Madrid

En el nuevo trazado hay diez fuentes ornamentales, cuatro de ellas situados en parajes idénticos, con pilón de forma circular y bordillo de piedra a nivel del suelo, con paseos adoquinados y a distinto nivel del suelo que las circunda, la característica fundamental que las distingue se basa en los distintos surtidores de agua con las que se las ha dotado. Se han construido unas finas láminas de agua de no más de unos pocos centímetros de fondo con unos surtidores que pulverizan el agua permitiendo que los usuarios del parque puedan refrescarse, dando un entorno veraniego que junto a una serie de tumbonas que las circunda permiten tomar el sol en un ambiente de playa, el entorno ha sido bautizado como Nueva Playa de Madrid.


La nueva estructura ornamental ha hecho desaparecer la làmina que protegía al monolito de Isabel II No hay otras fuentes monumentales. Hay diez pequeñas, todas ornamentales, caños de vecindad o en forma de canal. Cuatro de ellas están situadas en parajes artificiales semejantes. Todas tienen pilón de forma circular con bordillo de piedra a nivel del suelo. Igualmente todas quedan rodeadas por un paseo adoquinado que limita su ancho con un escalón de piedra del mismo tipo que el bordillo. Se diferencian por los surtidores verticales que pueden ser finos a lo largo de la circunferencia del estanque y dirigidos al centro, o un solo y grueso surtidor central. En un caso el pilón carece de surtidores y simula un remolino. Las más llamativas son las láminas de agua. Se han formado tres piletas con una profundidad de tres centímetros que se hacen llamar la Nueva Playa de Madrid. Bajo sus chorros o entre las nubes de su agua pulverizada los usuarios del parque podrán refrescarse en verano. En la entrada principal, por la orilla izquierda se abre una explanada que en uno de sus laterales se ha situado una fuente con un pilón grande, elevado sobre el suelo y definido por un pretil formado por bloques rectangulares de granito que aparentan no apoyarse sobre el terreno. Una circunferencia de surtidores arroja el agua hacia el centro del estanque. Hay un sistema que varía el caudal de agua haciendo que la observación de los surtidores sea un agradable entretenimiento.

Una de las cuatro fuentes ornamentales del parque que solo se diferencian de las formas del surtidor.

Tres laminas de agua con surtidor que forman un proyecto playa artificial muy concurrido por los niños.

fuente principal de surtidores variables junto al monolito de Isabel II. Pasea por Madrid 101


La plaza de Las Peñuelas se encuentra en el madrileño barrio de Arganzuela, en la proximidad del recién estrenado Pasillo Verde, el cual divide la plaza. El nombre de ésta parece venir del diminutivo de peña, rocas de pedernal que aparecían en el arenoso suelo de Madrid y que dio nombre a la Peñuela de Santa Isabel. Hacia el año 1860 el entonces alcalde de Madrid, José Osorio de Silva, marqués de Alcañices y Duque de Sesto, comienza el proyecto de surtir de agua a los diferentes barrios de Madrid que carecían de ella. Partiendo del canal del Lozoya y del arroyo del Abroñigal crea las fuentes de la calle de Valverde, Fuencarral, Plaza de San Ildefonso, Mostenses, Puerta del Sol, Puerta Cerrada, Cabestreros, Peñuelas, Luchana, etc. En el caso de Peñuelas se surte del Viaje Bajo Abroñigal y es uno de los caños de vecindad más antiguos y populares que quedan en Madrid.

Antiguo caño de vecindad de las Peñuelas.

Fuente en la plaza de Santa María de la Cabeza Fuente en la plaza de las Peñuelas La fuente está realizada en granito y piedra blanca de Colmenar. Se ubica dentro de un pilón circular con diversas molduras. En el centro y sobre un basamento prismático se erige el cuerpo de la fuente que tiene una zona sin decoración rematada por un cubo de piedra blanca en dos de cuyos frentes hay florones donde se disponían los grifos. El siguiente cuerpo sigue siendo prismático, ahora con acanaladuras como embellecimiento y rematado por una cornisa y una decoración vegetal o de flores, perdida en la actualidad. En una inscripción parece leerse AÑO 1880, pues la fuente tiene un gran estado de abandono y en la actualidad (1999) está seca.

En el año 2002 se inició la construcción de un túnel que sustituiría al paso elevado y que tendría 1118 metros de longitud. Se mejoraría así la perspectiva urbana de la zona y disminuirían los niveles de polución y ruido en el entorno, recuperándose también espacios peatonales. Además, se llevó a cabo la construcción de una fuente ornamental que fue levantada sobre un amplio zócalo en forma de tronco de cono. Su superficie superior está inclinada respecto al terreno. Sobre ella, tres filas de surtidores proporcionan el agua que, al caer, corre sobre la pendiente para verter sobre un pilón fuera del grupo principal. Fue creada por los técnicos del Area de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid. En la década de los ochenta del siglo XX, se levantó un paso elevado que arrancaba sobre el paseo de Santa María de la Cabeza llevando hacia el río Manzanares. El paso se elevaba sobre la plaza antes llamada del Capitán Cortés y desembocaba de nuevo sobre el paseo. Un ramal del mismo conducía a la parte baja de la calle de Embajadores. Fue inaugurado el 8 de octubre de 1971 por Arias Navarro.

102 Pasea por Madrid


Vista de la fuente desde la confluencia del paseo de la Chopera y la calle Guillermo de Osma.

Fuente en la plaza del General Maroto Esta glorieta entró a formar parte del Plan de Reestructuración de Plazas del distrito de Arganzuela, junto a la de Embajadores y Legazpi. Fue remodelada en 1997, terminando sus obras en 1998. El presupuesto ascendió a 54 millones de pesetas (324.547 euros). Las obras dieron lugar a una nueva disposición de las isletas para mejorar la distribución del tráfico rodado. Así, se levantó una nueva isleta central de forma elíptica y 4 menores con forma de cuña, con la misión de orientar el tráfico desde las calles de Jaime el Conquistador y Guillermo de Osma. Para embellecer el aspecto de la plaza se incrementó la zona ajardinada y se mantuvo un grupo de cipreses en la entrada de la calle Guillermo de Osma. Además se realizó una fuente en la isleta central. Esta nueva fuente, realizada por el Área de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, preside la entrada al parque del Matadero de la Arganzuela. Es de planta rectangular con lados menores circulares. Está formada por varios

plintos, el inferior de lados menores redondeados, que se levantan en varias alturas y distinto tamaño, lo que asemeja al conjunto con una pirámide escalonada y truncada. En su planta superior se encuentra un grupo de surtidores verticales de diferentes alturas que alimentan de agua al conjunto. Esta, cae a lo largo de los diferentes escalones hasta un pilón inferior. Fue inaugurada en el primer semestre del año 1998.

La glorieta del general Maroto se abre sobre el paseo de la Chopera, y es lugar de encuentro de las calles Jaime el Conquistador y Guillermo de Osma. Debe su nombre a Rafael Maroto, general que puso fin a la primera guerra carlista en 1840, al llegar a un acuerdo con el general Espartero conocido como el Convenio de Vergara.

Pasea por Madrid 103


Fuentes que se encuentran frente a la Casa del Reloj a la entrada del complejo.

En la entrada al complejo, al que también se llama Parque Invernadero de Arganzuela, se halla la Torre del Reloj, o también Torre de la Capilla. Construida en ladrillo y mampostería caliza, se trata de uno de los mejores ejemplos de nuestra arquitectura industrial dentro del estilo neomudejar.

104 Pasea por Madrid

Fuentes tras la remodelación del Parque del Matadero La idea de instalar un nuevo matadero en la Dehesa de la Arganzuela surgió en 1889 y, aunque quedó postergada, se retomó en 1909. Era zona industrial, propiedad del Ayuntamiento y recorrida por el ferrocarril de circunvalación, lo que la hacía idónea al tráfico de mercancías. Luis Bellido fue encargado de los estudios previos y del proyecto. Se analizaron similares instalaciones de otros países y se imaginó un gran complejo industrial no sólo para sacrificio específico de ganado sino para más actividades, lo que junto con el alzado de edificios para viviendas e iglesia, hizo del conjunto una pequeña ciudad productiva. Poco a poco se añadieron otras instalaciones municipales. En1931 se construyó el mercado de frutas y verduras, en la zona limítrofe al puente de la Princesa. Fue un proyecto del arquitecto J. Ferrero y del ingeniero A. Peña.

Años después y tras fuertes protestas de los vecinos a causa de lod problemas de salubridad, el matadero dejó de funcionar. Se realizó el Parque del Matadero que, con una superficie de 6 hectáreas, y como una prolongación del parque de la Arganzuela, al que realmente pertenece. Fue inaugurado siendo alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano, el 21 de Diciembre de 1992. Ambos parques, Arganzuela y Matadero, formaron parte del actual Parque Lineal del Manzanares. A derecha e izquierda de la plaza, que da acceso al complejo y separada con una verja de la glorieta del general Maroto se levantan dos pequeñas fuentes gemelas, constituidas sobre un pilón mixtilíneo. En su centro se levanta un fuste, bellamente adornado que termina en una profunda taza con 4 bocas, que vierten el agua sobre el pilón


Lamina de agua, actualmente desaparecida que integraba la remodelacion de 1992 En diciembre de 1992 se inauguró el Palacio de Cristal de la Arganzuela, invernadero capaz de albergar más de mil especies de plantas tropicales. Esta edificación rehabilitada era antes conocida como nave de patatas y fue proyectada por Luis Bellido. Frente a ella se creo una lamina rectangular de casi 100 metros de longitud, con grandes surtidores como puede verse en la imagen superior, ademas de otros dos pilones gemelos.

Aspecto alctual del parque

inferior. En el centro de la misma, un surtidor se abre paso entre un esculpido grupo de frutas que remata la estructura. Realizadas por los canteros municipales, se colocaron aquí en los primeros años de la década de 1990 para modificar la estética de la entrada al recinto municipal. En los años posteriores a la obra de soterramiento de la M-30 (20032007) en su recorrido junto al río Manzanares, llevada a cabo durante el mandato del alcalde Alberto Ruíz Gallardón, se llevó a cabo la reconstrucción de los parques Arganzuela y Matadero. En el caso de éste último la transformación fue completa y en junio de 2012 se hicieron las últimas inauguraciones.

Tras su integración en Madrid-Río, este renovado espacio verde ha perdido la gran fuente situada frente a la fachada principal del Invernadero y la pequeña que se encontraba en uno de sus laterales. En sus antiguos lugares nuevos caminos y parterres ofrecen un agradable paseo. Las dos fuentes gemelas situadas frente a la Casa del Reloj se mantienen aunque sus parterres han sido ligeramente modificados. Como explicaba Fernando Porras, miembro del equipo de arquitectos del proyecto Madrid-Río, al boletín Arganzuela de octubre de 2009, «el Matadero será un oasis de cultura integrado en el parque». Hoy es un referente en los actos culturales de Madrid.

Es de lamentar que en la remodelación para incorporar esta zona al proyecto Madrid Río la fachada del invernadero se viera privada de la lamina de agua y sustituidos los surtidores por unas hileras de arboles aun de pequeño porte (imagen inferior)

Pasea por Madrid 105


Vista de las dos fuentes vistas desde la calle de Embajadores.

Doble fuente en la plaza de la Beata María Ana de Jesús La plaza se abre sobre la intersección de la calle de Embajadores y el paseo de Las Delicias, desembocando en ella las calles de Guillermo de Osma y de Alicante. Fue incluida por el Ayuntamiento en el plan de remodelaciones de 1995, siendo una de las últimas en ser modificada.

Primer plano de los surtidores de la fuente de la plaza de la Beata María Ana de Jesús.

106 Pasea por Madrid

El paseo de las Delicias la cruza en dirección norte-sur creando dos grandes isletas ajardinadas. Sobre ellas, el Area de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid ha construido dos láminas de agua gemelas. Se asientan sobre grandes pilones curvilíneos que albergan surtidores verticales en toda su periferia. En su zona más amplia una circunferencia de surtidores oblicuos hace converger sus chorros sobre su centro. Fuentes de diseño moderno, están perfectamente integradas en su entorno.


Fuentes de la plaza de Legazpi, soporte de las esculturas de Querol Para llevar a cabo esta nueva distribución del tráfico rodado se realizaron dos isletas centrales, diametralmente opuestas y siguiendo la dirección del paseo de la Chopera. En ellas se encuentran dos pilones en cuyos centros se levantan dos grupos escultóricos de los tres que formaban parte de la triada esculpida por Agustín Querol, en mármol de Carrara, y que desde 1905 coronaban el Ministerio de Fomento del paseo de Atocha. Deteriorados por el tiempo, fueron sustituidos en 1976 por unas copias de bronce que aún rematan el edificio del hoy Ministerio de Agricultura. Los grupos originales fueron restaurados años después en la escuela-taller de Cantería del Ayuntamiento de Madrid, perteneciente al Instituto Municipal de Empleo y Formación Empresarial (IMEFE). Su labor duró cuatro años.

En 1997 los pegasos fueron trasladados a su actual lugar desde la casilla municipal de la calle Ancora, fue una operación difícil debido a su gran envergadura y peso (8 metros de ancho por 8 metros de altura y 70 toneladas cada uno). Uno de los caballos es montado por Mercurio y el otro por Atenea, y se encuentran guiados por los genios de la Ciencia, el Arte, la Agricultura y la Industria. El tercer grupo que formaba el conjunto es la Gloria, y se encuentra en la fuente de la glorieta de Cádiz.

Pasea por Madrid 107


El Planetario en un centro de actividad depende de la Concejalía de las Artes. del ayuntamiento de Madrid, inaugurado en 1986, con un objetivo cultural, y divulgativo, de la Astronomía y la Ciencia, entre los escolares y el público en general.

108 Pasea por Madrid

El agua como elemento decorativo en el parque de Tierno Galván

Vista aérea del parque. Ayuntamiento de Madrid, Gerencia Municipal de Urbanismo.

Es uno de los grandes parques de la ciudad. Cercano a la Estación Sur de Autobuses, sus casi 46 hectáreas acogen el Planetario de Madrid, un auditorio al aire libre con capacidad para 10.000 espectadores y un cine para proyecciones en 3 dimensiones. Cuenta con un itinerario medioambiental además de otro deportivo y un tercero para bicicletas. Está compuesto de varias partes con diferentes funciones, que lo convierten en algo más que una zona para pasear. Además de plantaciones de coníferas, arbustos, rosales y plantas aromáticas, aloja, como ya se ha dicho, el Planetario de Madrid como joya del complejo. Tiene una gran sala de conferencias y varias zonas de tipo simbólico, como la Plaza de la Paz o la Plaza de Villanueva (que está diseñada de

la misma forma que el observatorio del Retiro). Posee fuentes, una acequia y varios lagos. Está dedicado al que fuera por varios años alcalde de Madrid, D. Enrique Tierno Galván. Nació en Madrid, en 1918. Fue catedrático de Derecho Político en la Universidad de Salamanca en 1953 y en 1965 fue expulsado de la Universidad Complutense de Madrid, donde impartía clases como catedrático, por apoyar las asambleas libres de estudiantes. En 1968 fundó el Partido Socialista del Interior que en 1974 fue el Partido Socialista Popular (PSP). En 1976 fue repuesto en su cátedra de Madrid, y en 1977 fue elegido diputado por Madrid. En 1978 su partido se integró con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y en 1979 obtuvo la alcaldía


de Madrid. Realizó una gran labor en la propagación de la cultura democrática y promovió las medidas que hicieron a la ciudad de Madrid ser lo que es hoy. Falleció en Madrid en 1986. La estatua erigida en su honor es obra del escultor Francisco López. Este parque se incluye entre los que han ido incorporando avances tecnológicos que los van haciendo más viables, evitando gran parte del coste ecológico que supone su riego. A principios de diciembre de 2002, el entonces alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, ponía en marcha el riego con agua reciclada de la depuradora de

la China en el Parque del Oeste. Siguieron con este tipo de riego los parques de Pradolongo (Usera), Emperatriz María de Austria y Eugenia de Montijo (Carabanchel), de Las Cruces (Carabanchel y Latina), Entrevias (Puente de Vallecas), Retiro y Fuente del Berro, lo que permitió un ahorro del orden de entre quince y veinte céntimos de euro por litro de agua, en los 4 millones de m3 estimados de consumo anual de agua de riego. Más tarde los parques de Enrique Tierno Galván, San Isidro, Roma, Atenas, Cuña Verde, Carlos Arias, Cerro Almodovar, Casa de Campo, y Parque Fluvial del Manzanares, hasta completar 400 Ha.

Detalle de los muros de contención del lago.

De izquierda a derecha: Fuente actual (2001). Mantiene el pilón original pero su escultura fue sustituida. Vista de las fuentes y el Planetario.

Pasea por Madrid 109


Fuente en la plaza Amanecer

Lámina de agua frente a la Estación Sur de Autobuses.

Fuentes en la estación Sur de autobuses Frente a la entrada principal del edificio, y formando parte del proyecto, se levanta una fuente ornamental constituida por tres pilones a distintas alturas que, aprovechando el desnivel del terreno, permite la formación de dos pequeñas cascadas de agua entre ellos. Cinco surtidores por pilón, colocados formando una fila transversal respecto a la dirección de la corriente, suministran el agua. La altura de los surtidores forma un arco cóncavo en el pilón superior y convexo en el inferior, mientras que en el intermedio todos se levantan a la misma altura.

110 Pasea por Madrid

En este nuevo entorno urbanístico aparece la fuente de la plaza Amanecer en Méndez Álvaro. Construida por el Área de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, se eleva sobre el desnivel de la plaza, formando dos pilones circunscritos. El pilón superior, circular, posee cuatro surtidores centrales, de chorro oblicuo, que vierten hacia el exterior y que rodean a otro vertical más alto. El perfil de este estanque rebaja su altura en varios puntos, abriendo paso al agua que cae sobre el pilón inferior, grande y de forma trapezoidal, con esquinas redondeadas.

Vista completa de la fuente, construida en una plaza abierta a la calle de Méndez Alvaro.


Escrito por Juan Jiménez Mancha, archivero bibliotecario del Ayuntamiento de Madrid y miembro colaborador del Instituto de Estudios Madrileños, especialista en temas relacionados con las formas de ocio en la capital y editado por www.autoediciones.com LOS ORÍGENES DEL RAYO VALLECANO

Pasea po r

Madrid

LOS ORÍGENES DEL RAYO VALLECANO Riguroso estudio de los primeros años del popular equipo de fútbol de Vallecas, desde su nacimiento hasta su asentamiento como sociedad y su ascenso a Segunda División, con datos hasta ahora desconocidos y multitud de anécdotas. Contextualizado en el fútbol modesto madrileño, en la edad de oro del fútbol amateur, con referencias a equipos míticos como la Ferroviaria o el Cuatro Caminos, y en la evolución del llamado deporte rey, con la progresiva incorporación de nuevas normas que resultan hoy muy curiosas. Son 247 páginas, con algo más de medio centenar de fotos de prensa antigua y archivos. Destacan las ilustraciones de las primeras noticias en prensa del nacimiento del equipo y de sus primeros partidos.

Estructurado en cuatro capítulos. El primero narra la historia del club como equipo sin federar y concluye en 1939, sorprendentemente con un guardia civil como primer presidente y vistiendo el equipo de blanco. Al año 1924 se dedican veinte páginas que ejemplifican cómo nacía y daba sus primeros pasos un humilde equipo de barrio. El segundo capítulo cuenta sus años en la regional madrileña, con la aparición de la franja roja en su camiseta, emblema de la afición vallecana. El tercero su vida en Tercera División, creciendo en fama el equipo pero sin dejar de sufrir en ningún momento graves problemas financieros, y el cuarto la temporada de su ascenso a Segunda División, vivida en Vallecas y en Madrid como un acontecimiento extraordinario y con entrañable emotividad.

Formato 15x24 cm Páginas 247 ISBN:978-84-616-7278-3 Edita:www.autoediciones.com Solicitud de ejemplares: info@autoediciones.com ENLACES A ACTOS DE PRESENTACIÓN DEL LIBRO: www.autoediciones.com/posts/Primer_exito.php

Pasea por Madrid 111


IN TE R ÉS D E ES C A PA DA S

Remitido de María de la Cerca González Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira. Imágenes Museo de Altamira© Fotografia P.Saura. Video© Museo de Altamira

3

96 0 5 00m0ira) 1 / comAlta . o e de m i v // useo : s p htt (© M

LA CUEVA DE ALTAMIRA A lo largo de los siglos los diferentes pueblos que han ocupado un territorio nos han legado sus manifestaciones culturales en aquellas expresiones que conforman lo que reconocemos como Arte.

112 Pasea por Madrid

Techo de policromos.

Objetos que reflejan sus realidades, sus ideologías y creencias y sobre todo, la individualidad creadora del artista como miembro de su propia cultura. Sus herederos, nosotros, hemos seleccionado las más bellas, raras o exóticas y las hemos conservado en los museos, esos templos del conocimiento, del saber aprendido generación tras generación, encargados de su preservación y difusión a las generaciones futuras.


Algunas manifestaciones culturales se encuentran sobre soportes naturales y constituyen un legado que no puede meterse en las vitrinas de los museos. Su preservación requiere una gestión basada en la conservación preventiva que genere un conocimiento científico que ayude a comprender la naturaleza y los valores del Bien cultural. Las cuevas y abrigos que contienen Arte rupestre son el ejemplo más característico.

PREPARA TU VISITA Dirección Postal Avda. Marcelino Sanz de Sautuola s/n 39330 Santillana del Mar (Cantabria) España Contacto Teléfonos: (0034) 942 818005 / 942 818815 Fax: (0034) 942 840157

us

://m

http

.m

mira

alta eode

tml

ex.h

/ind cu.es

Pasea por Madrid 113


Bisonte hembra

A lo largo de sus 270 m. de recorrido, los diferentes grupos que la habitaron desde el Auriñaciense hasta el Magdaleniense medio dejaron su huella en forma de grabados, dibujos y pinturas.

114 Pasea por Madrid

Su conservación ha de sustentarse en el estudio, la cooperación entre las Administraciones y en el establecimiento de unos perímetros de protección que ayuden a mantener sus valores. Todo ello amparado por un corpus legal que las proteja porque constituyen un arte muy frágil ya que su soporte, la roca, está sujeto a procesos naturales muchas veces difíciles de controlar. La cueva de Altamira, ubicada en el municipio cántabro de Santillana del Mar, es su paradigma. Situada en la parte superior de un karst del Plioceno, está formada por grandes estratos de calcarenitas separados por capas más pequeñas arcillosas, por lo que su estructura geológica es muy frágil. Esta morfología es la responsable de los sucesivos desprendimientos acae-

cidos ya desde la Prehistoria y de su paulatino colapso. Uno de estos desprendimientos, ocurrido hace 13000 años, fue el causante del taponamiento de su entrada. Cerrada desde entonces a cualquier aporte de aire del exterior, la cueva quedó sellada manteniendo un ambiente interno estable que favoreció la conservación de sus pinturas. A lo largo de sus 270 m. de recorrido, los diferentes grupos que la habitaron desde el Auriñaciense hasta el Magdaleniense medio dejaron su huella en forma de grabados, dibujos y pinturas realizadas con pigmentos naturales, óxidos de hierro y carbones vegetales y con precisas herramientas construidas para tal fin. Crearon imágenes que nos trasmiten su visión de la realidad, su cosmogonía, en una comu-


nión perfecta con las formaciones naturales de la roca, incorporando el soporte de forma planificada y elevando todo su saber artístico en el Techo de policromos, culmen del Arte rupestre. En él, como si de una composición única se tratara, los espacios, las fisuras y el color de la roca se unen a representaciones abstractas y figurativas, reflejos de ese mundo de cazadores recolectores del Paleolítico superior. Como cazadores plasmaron a la perfección las especies animales que querían representar y que la roca les sugería, caballos, ciervos, bisontes, en todas las posturas y tamaños, de perfil y en un plano. Como Homo sapiens, la abstracción, la expresión codificada, la capacidad de creación de símbolos única de nuestra especie. Por eso Altamira, como muchas

otras cuevas con Arte, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1985 y por eso es importante su preservación, porque constituye uno de los legados más antiguos de nuestra especie con más de 35000 años. Su conservación preocupó ya desde los primeros momentos de su descubrimiento, en 1879, y las diferentes Administraciones que se han ocupado de su custodia tomaron las medidas que en esos momentos consideraron más oportunas para su conservación. Con mayores o menores consecuencias, todas han sido necesarias pero la dinámica natural de la Cueva sigue su curso. Las cuevas son ecosistemas que permanecen más o menos inalterables a lo largo de los tiempos sometidas tan solo a los procesos

Como cazadores plasmaron a la perfección las especies animales que querían representar y que la roca les sugería, caballos, ciervos, bisontes, en todas las posturas y tamaños, de perfil y en un plano.

Bisonte macho

Pasea por Madrid 115


naturales que afectan a su estructura geológica o a sus condiciones atmosféricas. Los factores que influyen en su conservación son pues de carácter geológico o atmosférico principalmente. Pero como se ha visto en muchas de ellas, los factores antrópicos, es decir, aquellos ocasionados por la intervención humana aceleran su destrucción ya que modifican el equilibrio ambiental. Las visitas masivas que la cueva sufrió en la década de los años sesenta y setenta del siglo pasado llevaron al primer cierre de la misma en 1979, a su compra por parte del Estado y a la creación de un Museo Nacional que la tutelara convirtiéndolo además en un Centro de Investigación que generara un conocimiento científico específico de la dinámica de la Cueva y de su arte. Desde entonces la Cueva ha estado sometida a sucesivos estudios integrados por equipos multiprofesionales que han aportado un conocimiento holístico de los factores que inciden en la preservación del Bien y en el establecimiento de las medidas que pudieran compaginar la conservación del patrimonio con el disfrute y la emoción que produce la contemplación de toda obra de arte. Desde que Marcelino Sanz de Sautuola publicara sus Breves Apuntes Altamira ha creado expectativa. Ha sido noticia en prensa y las actuaciones, cierres y aperturas a que se ha visto sometida han generado una polémica constante social y política, ayer igual que hoy y no sabemos si mañana. Cada noticia generaba más curiosidad y más y más gente acudía a visitarla, primero científicos e intelectuales y según fue desarrollándose el país, grupos

116 Pasea por Madrid

cada vez más grandes y numerosos acudían atraídos por su fascinación. Paralelamente a estas visitas y como consecuencia de ellas, las actuaciones encaminadas a su preservación se sucedían. Se colocaban puertas que impedían el vandalismo, se levantaban muros de contención para evitar los desplomes del techo o se abrían caminos en su interior para facilitar las visitas. Poco a poco la Cueva fue transformando su fisonomía hasta el punto que poco tiene que ver en la actualidad con el espacio que ocuparon los grupos del Paleolítico. Pero sobre todo se rompió el equilibrio que las había sustentado durante milenios. Se alteraron las condiciones ambientales favoreciendo el aumento de la

Las visitas masivas que la cueva sufrió en la década de los años sesenta y setenta del siglo pasado llevaron al primer cierre de la misma en 1979,


La Neocueva no es una réplica del original ni desde el Museo queremos que el público que acude a verla se vaya con esa idea.

temperatura y la disminución de la humedad relativa que benefició la proliferación de microorganismos perjudiciales para unas pinturas, no nos olvidemos, realizadas con óxidos de hierro y carbón vegetal, pigmentos que por si mismos, las convierten en poco resistentes. Está situación se sumaba a los daños producidos por la infiltración que, a causa de la morfología de la Cueva, afectaba directamente a las pinturas. El Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, Institución encargada de su custodia, ha tenido que conjugar desde su creación, la conservación del Bien encomendado con el acceso del público al

patrimonio, la razón de su existencia, pues los museos conservamos el patrimonio para difundirlo. Por eso se pensó la Neocueva, esa sala del Museo que muestra la cueva de Altamira tal y como era hace 13000 años, cuando se derrumbó su boca y se selló hasta que Marcelino Sanz de Sautuola la reconociera como legado de los grupos cazadores recolectores del Paleolítico superior. Pero la Neocueva no es una réplica del original ni desde el Museo queremos que el público que acude a verla se vaya con esa idea. Ni siquiera se concibió como una medida de protección hacia la Cueva original que evitara sus visitas masivas. La Neocueva es una sala

Pasea por Madrid 117


En la actualidad, la cueva de Altamira permanece cerrada al público. Desde el 2012 se esta realizando un estudio que permitirá poder determinar si es factible alcanzar un equilibrio entre la conservación y las visitas controladas a la cueva. En estos momentos se están realizando visitas experimentales para determinar si ello sería posible o no.

118 Pasea por Madrid

Gran cierva

más de la exposición permanente que nos ayuda a mostrar cómo era la cueva de Altamira cuando estuvo habitada, cómo eran las formas de vida de una sociedad hoy en día extinta y cómo eran sus manifestaciones artísticas. Gracias a ella somos capaces de trasmitir los conocimientos científicos adquiridos sobre La vida en el Paleolítico superior, sobre la propia cueva de Altamira y el Arte que alberga en su interior, pero no hemos solucionado los problemas de conservación. Los gestores de patrimonio conservamos los Bienes para garantizar el acceso a la cultura. Un acceso que ha de mantener un equilibrio entre conservación y uso responsable y en el que estamos implicados todos como sujetos activos. El Museo garantizando la conservación, generando conocimiento científico y difundiéndolo; las Administraciones públicas otorgando las normas legales de protección adecuadas y los recursos técnicos y humanos

necesarios para la realización de un trabajo digno por parte de los técnicos encargados y la sociedad, comprendiendo su responsabilidad en el proceso de mantenimiento de este primer legado de la Humanidad. En la actualidad, la cueva de Altamira permanece cerrada al público. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España desarrolla desde el 2012 un estudio que permitirá poder determinar si es factible alcanzar un equilibrio entre la conservación y las visitas controladas a la cueva. En estos momentos se están realizando visitas experimentales para determinar si ello sería posible o no. Conservar Altamira es nuestra responsabilidad, la de toda la sociedad, si nosotros no podemos con los medios que tenemos a nuestro alcance, al menos habrá que establecer los mecanismos para que las futuras generaciones lo consigan.


A través de la web www.autoediciones.com se esta preparando la edición de guías de los lugares mas emblemáticos de Madrid, atendiendo a los principios de sencillez en los textos, itinerarios completos y fotografías en color. Se realizaran ediciones muy cortas y se servirán bajo demanda. ITINERÁRIOS Y MONOGRAFÍAS

Puedes solicitar la reserva –sin coste alguno– de la guia del Parque del Retiro, paso a paso escribiendo a info@autoediciones.com, solamente indicando tu nombre y dirección de email.

Pasea por

Madrid

20 €

PVP incluido gastos de envío

pulsa en este enlace

https://vimeo.com/82842699 Parque del Retiro, paso a paso Formato 12x21 cm, 250 páginas a todo color con mas de 350 fotografías – Detallado plano del Retiro, con el itinerario descrito en la guía – Mas de 50 monumentos con descripción y significado del motivo representado, autor y fecha de su emplazamiento y muchos otros detalles...

Descarga gratuita de unas paginas de ejemplo http://www.paseapormadrid.com/descargas/parque_retiro_descarga_libre.pdf

Visita nuestra web www.paseapormadrid.com y descárgate gratuitamente cuarenta y siete paginas de la guia

Parque del Retiro, paso a paso Pasea por Madrid 119


Autoediciones low cost Hacemos posible que puedas editar tus libros

www.autoediciones.com

AUTOEDICIÓN | CATÁLOGO | BLOG

TÍTULOS PUBLICADOS Memorias medievales de Madrid (siglos X - XV) de José Manuel Castellanos Oñate

LOS ORÍGENES DEL RAYO VALLECANO DE JUAN JIMÉNEZ MANCHA

MADRID PERSPECTIVAS Y ENFOQUES DE ÁNGEL GARCES

CULTURA MATERIAL AGRÍCOLA, PASTORIL Y APÍCOLA DEL MUSEO DE GUADALAJARA DE JULIO GONZÁLEZ

CALCULA EN UN SOLO CLIC EL COSTE DE TU EDICIÓN: http://www.autoediciones.com/ediciones.php

Acerca de .... Una síntesis que da respuesta a las preguntas de ¿qué es?, ¿cómo?, ¿cuándo? y ¿por qué? de este proyecto web. Pasea por Madrid 120

Contacto Consulte sus dudas, solicítenos información y la inclusión de su e-mail en nuestras listas de envío de newsletter.

Social Media Accede a nuestro blog con un solo clic y podrás conocer nuestras noticias y enlace con nuestros muros de las redes sociales.

Pasea por madrid num 3  
Pasea por madrid num 3  

Nueva revista de Pasea por Madrid, correspondiente la verano de 2014.Desde la plaza de Cánovas del Castillo a la plaza de Cibeles - Las exca...

Advertisement