El Oso Andino -guardián de los bosques

Page 1


El Oso Andino


Guardiรกn de los bosques

Ilustraciรณn: Diego Rozo


El Oso Andino

Fotografía: Kalu Rincón


Guardiรกn de los bosques


El Oso Andino

FotografĂ­a: Diego Rozo


Guardiรกn de los bosques


El Oso Andino

El Oso Andino Guardián de los Bosques

Textos: Samuel Andreey Rodríguez Páez Lisette Reyes González Catalina Rodríguez Álvarez José F. González Maya I. Mauricio Vela Vargas Revisión técnica: Efraín Eduardo Contreras Ramírez Juan Manuel Acero Pinilla Supervisión Convenio de Asociación SA - 010 de 2016 Juan Manuel Acero Pinilla

Fotografía: Diego Rozo


Guardián de los bosques

Revisión científica: J. Sebastián Jiménez Alvarado Revisión de estilo: Laura Rodríguez Álvarez Diseño y Diagramación: Diego Rozo Mauricio Mancipe G Todos los Derechos Reservados. Gobernación de Cundinamarca Parque Jaime Duque 2016


El Oso Andino

FotografĂ­a: Diego Rozo


Guardián de los bosques

Tabla de Contenido Pág.

Presentación del Gobernador ................................................................ Presentación Director Bioparque Wakatá ......................................... Introducción .................................................................................................. Taxonomía ..................................................................................................... Morfología del Oso Andino ..................................................................... De qué se alimenta el Oso Andino ........................................................ Reproducción del Oso Andino ............................................................... Distribución actual del Oso Andino ..................................................... Su hábitat actual ......................................................................................... Cómo estudiar al Oso Andino ................................................................ Amenazas a la supervivencia del Oso Andino ................................. El Oso Andino en nuestra cultura ......................................................... Conservación del Oso Andino ................................................................ Entidades que velan por la protección del Oso Andino .................. ¿ Qué puedo hacer para ayudar al Oso Andino ? ............................... Glosario ........................................................................................................... Referencias bibliográficas .......................................................................

1, 2 3,4 5, 6 10 12 14 16 17, 18 19 - 24 25 - 28 30 31 32 33, 34 35 - 40 41 - 43 44 - 46


El Oso Andino

Cundinamarca emprende cruzada por la supervivencia de su Oso de Anteojos

E

l Oso “Tremarctos ornatus”, nombre científico de la especie endémica de Sur América, conocida en algunos países o regiones con los nombres de Jukumari, Oso Andino, Oso Frontino o, simplemente, Oso Sudamericano, es la misma especie que en nuestro país conocemos como Oso de Anteojos, el cual nos privilegia poblando los páramos y bosques del territorio Cundinamarqués.

1

Este majestuoso ejemplar, que hace parte de los Osos más pequeños que habitan la tierra, es la única especie viviente de oso autóctono de América del Sur, así como en su género. Además es protagonista en la preservación de nuestros páramos y bosques al actuar como dispersor de semillas y dinamizador de la vida al derribar arbustos y ramas para buscar su alimento.

Fotografía: Alejandro Cobos


Guardián de los bosques

Sin embargo, pese a su importante significado dentro de la fauna colombiana, la destrucción del medio ambiente y la caza discriminada, ha llevado a que este valioso mamífero se encuentre hoy en peligro de extinción, realidad que desde nuestra administración queremos cambiar. La presente cartilla hace parte de la estrategia que hemos iniciado para la conservación, protección y cuidado de nuestro Oso de Anteojos, iniciativa que compartimos con el Parque Jaime Duque, en la búsqueda de resaltar la importancia de esta especie y el respeto que le debemos. Proteger al Oso de Anteojos significa, también, conservar otras especies de la flora y fauna, de las que depende un alto porcentaje de la provisión de agua de nuestro territorio.

JORGE EMILIO REY ÁNGEL Gobernador de Cundinamarca

2


El Oso Andino

Unidos por el Oso

D

urante muchos años se ha hablado de conservación de especies y conservación de ecosistemas, se han priorizado lugares, animales y vegetación, se ha hablado con la comunidad e involucrado estrategias globales, se ha aumentado el número y dimensión de zonas protegidas y se ha soportado la presión sobre los ecosistemas, al mismo tiempo, hemos llegado al punto de no ver muchas de las especies de la forma como lo hacían nuestros abuelos, ha disminuido la apropiación del territorio, hemos visto cómo se extinguen especies vegetales y animales y hemos visto cómo nuestras montañas, bosques, llanuras y mares sufren la deforestación, fragmentación y contaminación, pero también vemos un cambio en la actitud de las personas, un cambio por proteger la vida, un cambio por mejorar el entorno de todas las especies, un cambio por tener un mundo mejor.

3

Desde el Parque Jaime Duque creemos y promovemos ese cambio, creemos en nuestra gente, nuestra región, nuestras organizaciones gubernamentales, fomentamos la protección de la vida, y compartimos con ustedes el maravilloso mundo de la vida silvestre; queremos aportar un granito de arena para la conservación de una especie

Fotografía: Alejandro Cobos


Guardián de los bosques

emblemática como lo es el Oso Andino, que integra ambientes complejos como los páramos y bosques de niebla e integra la vida con más especies animales, con nosotros y nuestras comunidades. Nos sumamos a iniciativas internacionales, nacionales y locales que llevan mucho tiempo trabajando por la especie con grandes logros para su conservación, en Cundinamarca Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, la Corporación Autónoma Regional del Guavio, la Secretaría Distrital de Ambiente, Fundación Wii, Fundación Bioandina y ProCAT Colombia siguen trabajando por darle a la vida silvestre el mejor destino y velar por que se mantenga el equilibrio de la naturaleza, nos sumamos a iniciativas que monitorean la salud de especies en conjunto con la Universidad de La Salle, apoyamos iniciativas que descifran el enigma genético del Oso Andino con la Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad de Los Andes, y en conjunto con la Gobernación de Cundinamarca invitamos a la comunidad a proteger nuestros ecosistemas con iniciativas como esta publicación: El Oso Andino Guardián de los Bosques, que nos invita a reflexionar y proteger la vida. LEONARDO ARIAS BERNAL Director Bioparque Wakatá Parque Jaime Duque

4


El Oso Andino

INTRODUCCIÓN

C

olombia es un país que ha sido favorecido por la confluencia de grandes áreas geográficas naturales, que se conocen como regiones biogeográficas, dos océanos, la cordillera de los Andes, numerosos ríos que conforman valles y formaciones antiguas como la Serranía de la Macarena y la Sierra Nevada de Santa Marta. Estos factores hacen de nuestro país un lugar megadiverso, privilegio que comparte con apenas 17 países del mundo en los que se concentra el 70% de la biodiversidad mundial.

5

La biodiversidad se refiere a la variedad de organismos, entendida como la variedad de especies, de ecosistemas y variabilidad genética; y es justamente esta biodiversidad la que soporta los llamados servicios ecosistémicos, es decir, los beneficios que obtiene el ser humano de los ecosistemas, como la formación del suelo, la producción de alimentos, purificación del agua y herencia cultural, entre otros. A pesar de lo anterior, el desarrollo económico ha favorecido el deterioro ambiental a partir del libre acceso a los recursos naturales, las actividades productivas, la contaminación, la falta de educación y otros factores que han llevado a que el panorama ambiental del país sea preocupante. La evolución de la necesidad de conservar nuestros recursos naturales como base para el desarrollo de nuestro país, ha venido en


Guardián de los bosques crecimiento y es cada vez más evidente y como tal, se debe fortalecer en todos los ámbitos, logrando una sostenibilidad del medio ambiente y la biodiversidad. Parte de este fortalecimiento es la apropiación de la información científica, de forma que las comunidades y la ciudadanía en general se involucren de forma informada en el mantenimiento, conservación y aprovechamiento sostenible de uno de nuestros principales patrimonios: nuestra biodiversidad. Es por esto que el Parque Jaime Duque junto con la Gobernación de Cundinamarca tienen como propósito a través de esta publicación, participar de una manera activa con las comunidades locales en la conservación, conocimiento y protección de nuestras especies. En Colombia la transformación de los hábitats naturales ha alcanzado niveles significativos, lo que ha llevado a la extinción de múltiples especies, tanto a nivel general como local, afectando así el funcionamiento de los ecosistemas, y la provisión de bienes y servicios de los que dependemos como sociedad. Dentro de los ecosistemas colombianos que sufren mayor transformación se destacan los bosques andinos y páramos, en cuya área se concentra un porcentaje significativo de la población colombiana, motivo por el cual la fauna silvestre se ha visto afectada por la alteración ecológica de estos ecosistemas; los grandes vertebrados, representados por aves y mamíferos, son los más amenazados debido a sus requerimientos de recursos y espacio, lo que los hace más vulnerables a esta alteración de los sistemas naturales.

la consecuente pérdida de las áreas boscosas para el desarrollo de actividades agropecuarias son una de las causas que contribuye de manera considerable al declive poblacional de la especie, debido a que no sólo afecta la disponibilidad y continuidad del hábitat, sino que propicia la cacería y las potenciales relaciones negativas con animales domésticos. A pesar de que muchas áreas protegidas se han establecido en los últimos 20 años, estas áreas protegen sólo una fracción del hábitat del Oso Andino restante, y por ende, los paisajes no protegidos, o dominados por humanos, son fundamentales para su conservación. Por otra parte, incluso dentro de áreas protegidas, los Osos son vulnerables a la destrucción del hábitat y la caza furtiva debido a que muchas zonas no pueden ser protegidas de forma adecuada. Basado sólo en las tendencias de crecimiento de la población humana (y el consecuente deterioro del hábitat y una mayor explotación de las poblaciones de animales que esto conlleva inevitablemente), el Oso Andino se encuentra entre los carnívoros que son más propensos a moverse hacia la extinción. Bajo el escenario actual de crecimiento humano, y la expansión de sus actividades sin planificación, se espera que para el año 2030 el Oso Andino se encuentre en una categoría aún mayor de riesgo (En Peligro).

El Parque Jaime Duque junto con la Gobernación de Cundinamarca están comprometidos con el futuro del Oso Andino y creen en la educación hacia la comunidad como una estrategia fundamental que fomenta la sensibilización de los cundinamarqueses en la valoración y protección de la especie y de su Una de las especies más sobresalientes, e ambiente, porque ser colombianos representa incluso uno de los principales representantes un enorme orgullo, pero también una inmensa de los ecosistemas andinos es el Oso Andino responsabilidad, pues vivir en un país como el u Oso de Anteojos (Tremarctos ornatus), nuestro requiere el trabajo conjunto de todos el cual se encuentra categorizado como en por preservar nuestra riqueza natural y cultural. estado Vulnerable a la extinción, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Los asentamientos humanos y

6


El Oso Andino

Olfato: El sentido más desarrollado, les permite identificar otros individuos, evitar peligros y conseguir alimento.

7

Pelaje: Largo y espeso, de color negro uniforme, con manchas blancas o amarillas alrededor de los ojos, cuello y pecho, cuya forma y extensión varían en cada individuo.

Fotografía: Diego Rozo


Guardián de los bosques

Función Ecológica: Dispersor de semillas, polinizador y depredador.

Marcas: Deja señales en los árboles, al trepar para buscar alimento o al pasar por los senderos. También deja pelos adheridos a las cortezas al restregarse contra los troncos.

8

Patas: Adaptadas para trepar con fuertes garras no retractiles, curvadas aplastadas lateralmente y afiladas.


El Oso Andino

9

FotografĂ­a: Leonardo Arias Bernal


Guardián de los bosques

DE SU NOMBRE Y ORIGEN:

TAXONOMÍA

L Las manchas o “anteojos” son únicas en cada individuo, equivalen a la “huella digital”: son propias e irrepetibles.

os Osos Andinos pertenecen a la familia Ursidae junto con otras siete especies consideradas como Osos verdaderos. Entre ellas comparten características como cuerpos robustos, equipados con cabezas grandes, orejas redondeadas y erectas, ojos pequeños y mandíbulas grandes con dentaduras adaptadas para una dieta omnívora. Sus patas están provistas de garras ganchudas y fuertes que le permiten trepar y cazar, además de apoyar por completo la palma de sus patas al desplazarse, por lo cual se les conoce como animales plantígrados. La familia Ursidae pertenece a su vez al orden Carnivora, por lo cual están emparentados con otros animales como los felinos, las hienas, los zorros, y los mapaches; sin embargo, la mayoría de los Úrsidos son animales omnívoros y sus dietas están basadas principalmente en frutos y fibras vegetales para lo que sus piezas dentales se han modificado, siendo capaces de procesar diferentes tipos de alimento. Estas características los diferencian de otros animales que comúnmente son llamados Osos, como los perezosos y hormigueros, que pertenecen a grupos de mamíferos diferentes y que también habitan en Sudamérica. Se cree que el origen de los Osos tuvo lugar hace veinte millones de años en Europa central y desde aquel entonces varias especies han existido sobre la Tierra, entre ellas el Oso Andino que se originó en nuestro continente hace casi 4 millones de años siendo así la especie más joven entre su familia.

10


El Oso Andino

11

FotografĂ­a: Leonardo Arias Bernal


Guardián de los bosques

FORMA Y TAMAÑO:

MORFOLOGÍA DEL OSO ANDINO 12

Los osos de anteojos presentan dimorfismo sexual, esto quiere decir, que los machos son más grandes que las hembras.

El Oso Andino se distingue por su pelaje de color negro, largo y grueso con manchas blanco-amarillentas alrededor de los ojos, en el hocico y el pecho. Cada individuo presenta sus propias manchas características que se pueden interpretar como su huella digital. Es un plantígrado de garras no retráctiles y tiene hábitos generalmente diurnos. Presenta dimorfismo sexual, es decir que los machos son más grandes que las hembras; levantados sobre las dos patas traseras pueden alcanzar una altura entre 1.50 - 2.10 m y pesar hasta 180 Kg, mientras que la hembra siempre es de menor tamaño que el macho llegando a pesar entre 80-90 Kg. Tiene excelentes sentidos del oído y el olfato, lo que contrasta con su limitada visión, todo como mecanismos de adaptación al tipo de ecosistema y base alimentaria de la que dependen.


El Oso Andino

13

Fotografía: Catalina Daniela Melo Rodríguez


Guardián de los bosques

Fotografía: Mauricio Mancipe G

El sentido del olfato de los osos de anteojos es 500 veces más fuerte que el de los perros.

Ya que el Oso ocupa una gran variedad de ecosistemas, posee una dieta amplia en la que consume los recursos disponibles tanto animales como vegetales, sin embargo, cerca del 90% de su dieta son frutos de diferentes especies, fibras de palmas, médulas de bromelias y cañas de chusque, y en ocasiones también llega a consumir cultivos como el maíz y la caña. El 10% restante corresponde a animales como roedores, venados e insectos, entre otras especies silvestres, y en muy raras ocasiones puede consumir animales domésticos como vacas, ovejas, caballos, normalmente por medio del carroñeo (animales muertos), y en algunos casos puede atacar animales vivos. Debido a la naturaleza de sus hábitats, los alimentos que consume no siempre se encuentran disponibles fácilmente, lo cual influye en los grandes desplazamientos que realiza la especie a lo largo del año y su variación climática estacional.

14


El Oso Andino

15

FotografĂ­a: Leonardo Arias Bernal


Guardián de los bosques

16

E

l Oso Andino no tiene una época de reproducción fija, suelen adaptarse a las condiciones del medio; es un animal solitario, aunque en la naturaleza se ha observado en parejas por breves periodos de tiempo entre los meses de marzo y octubre, siendo la época con mayor abundancia de alimento. La mayor información sobre la reproducción de los Osos Andinos se ha obtenido a partir de animales mantenidos en zoológicos. El macho alcanza su edad reproductiva entre los 4 y 8 años de edad. La hembra por su parte, entre los 4 y 7 años; pero existen reportes de hembras menores de 4 años que han tenido crías. Es posible que estas variaciones dependan de la disponibilidad de alimento y en general de la condición corporal del individuo.

La gestación varía entre 160 y 255 días y nacen de 1 a 3 oseznos, cada uno de los cuales pesa cerca de 300 gramos y miden entre 25 y 35 centímetros; tienen pelaje corto, negro y presentan el diseño de los anteojos que caracteriza a la especie. Recién abren los ojos, cerca de las dos semanas de vida, y pasados los 42 días, empiezan a crecerles los dientes. La madre asume inmediatamente el cuidado del osezno, lo que incluye su alimentación con leche materna, brotes de bromelias y frutos. Aproximadamente entre los 2 y 3 meses los oseznos abandonan las áreas de maternidad y están capacitados ya para trepar alrededor del cuarto mes. La lactancia dura 1 año y la dependencia materna dura hasta los 2 años, por lo que solo tienen oseznos con intervalos de 2 años; pasado este tiempo el osezno comienza a buscar su independencia y a vivir en solitario.


El Oso Andino

Un oso macho necesita un área aproximada de 120km2 para vivir y desplazarse en su hábitat natural.

17

DISTRIBUCIÓN ACTUAL DEL OSO ANDINO

E

l Oso Andino se distribuye sólo en los Andes Suramericanos entre Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, el Darién panameño y el norte de Argentina. En nuestro país es posible encontrarlo en los tres ramales cordilleranos; sin embargo, las poblaciones están relegadas a fragmentos de hábitat inmersos en los paisajes, transformados por las actividades agropecuarias, mineras, y de infraestructura civil. El Oso Andino abarca una gran diversidad de ecosistemas en los que gracias a sus hábitos alimenticios y requerimientos de hábitat, influye sobre gran parte de la biodiversidad presente en éstos, dinamizando la arquitectura del bosque y regulando las comunidades, aspectos por los cuales el Oso Andino es catalogado como una especie sombrilla, lo que hace referencia a especies que requieren de un

espacio sumamente amplio para sobrevivir por lo que su conservación influye indirectamente en la de otras que se encuentran dentro del mismo hábitat. En Cundinamarca la distribución actual del Oso Andino está restringida principalmente a algunos municipios circundantes al Parque Nacional Natural Chingaza como: La Calera, Choachi, Cabrera, Guatavita, Manta, Machetá, Fómeque, Gachalá, Gachetá, Ubalá, Gama, Medina, Une, Guasca y Junín y la provincia de Sumapaz, donde son escasos los estudios realizados acerca de la presencia de esta especie. Las zonas que cuentan con la presencia de la especie representan importantes remanentes de páramos y bosques andinos y altoandinos para el departamento, ofreciendo al Oso las diferentes variables que componen su hábitat.

Fotografía: Diego Rozo


Guardián de los bosques Cundinamarca en Colombia

17

Bogotá D.C.

Guasca

Junín

La Calera

Guatavita

Ubalá

Une

Fómeque

Gama

Choachi

Manta

Gachalá

Medina

Cabrera

Machetá

Gachetá


El Oso Andino

19

FotografĂ­a: Diego Rozo


Guardiรกn de los bosques

20


El Oso Andino

21

Fotografías: Alejandro Calderón


Guardián de los bosques

Rana Sabanera (Dendropsophus labialis)

Águila de Páramo (Geranoaetus melanoleucus)

22 Pava Andina (Penelope montagnii)

C

olombia es uno de los países con mayor biodiversidad a nivel mundial, buena parte de la cual está concentrada en los biomas de montaña. Los Andes han sido considerados como uno de los principales centros de diversidad y especiación en el mundo, además de que concentran gran cantidad de endemismos. Así pues, los Andes se convierten en un área crítica para la conservación a nivel mundial. En el ecosistema de páramo se encuentra el Oso Andino, además de otras especies de fauna y flora como las que se aprecian en estas fotografías.


El Oso Andino

A 23

pesar de que en los Andes de Colombia el 74% de la cobertura boscosa original ha sido eliminada, aún es posible encontrar fragmentos de bosque andino de al menos 50.000 hectáreas, los cuales se consideran lo suficientemente grandes y adecuados para mantener una población estable del Oso Andino. El hábitat disponible para la especie en Colombia está representado principalmente por el bosque andino, los páramos, algunas franjas de bosques subandino y altoandino y ciertas áreas de bosque andino fragmentado en las cuales el 50% de la cobertura boscosa original se conserva. De los diferentes tipos de hábitats mencionados anteriormente, los más adecuados para la especie son el bosque andino ubicado entre los 1.000 y 2.700 msnm

Fotografía: Diego Rozo

y el páramo, que va de los 3.200 a los 4.200 msnm. Aunque se requiere profundizar sobre el tema, se considera que la zona ubicada entre los 2.700 y 3.200 msnm conocida en Colombia como Bosque altoandino, es poco apropiado para el Oso debido a que parece no contener suficientes recursos alimenticios para la especie. La conservación del Oso Andino y su hábitat no sólo es importante porque implica la conservación de la increíble biodiversidad andina, sino que también se relaciona con la conservación de los recursos hídricos de los países andinos. Actualmente las grandes ciudades de los Andes dependen para su suministro de agua de la conservación de áreas naturales como el hábitat natural del Oso Andino.


Guardián de los bosques

Entre los bosques, los bosques de niebla son muy especiales por su valor para la conservación de especies únicas y su relación positiva con el agua. Por un lado, son importantes para el mantenimiento de la vida. En América, estos bosques representan el 1.2% de los bosques tropicales y el 8.4% de los bosques tropicales de montaña; también, son el hábitat del 11.6% de las especies de aves amenazadas del continente. En Colombia, los bosques de niebla juegan un papel determinante en el suministro hídrico porque capturan, almacenan y liberan agua. Este es un servicio ambiental clave para las poblaciones de las cuencas bajas por la continua presencia de niebla y lluvia que les lleva el viento, esto hace que se conviertan en un aporte adicional de agua y nutrientes para las cuencas y los ríos donde se encuentran. Estas mismas condiciones meteorológicas, junto con el frío y la baja radiación solar,

disminuyen la pérdida de agua de los bosques nublados haciendo que su consumo de líquido sea menor y convirtiéndolos en ecosistemas únicos para la provisión de agua. En los bosques nublados el rendimiento hídrico, es decir la lluvia que alimenta los ríos, oscila entre el 55% y el 57%, mucho mayor que otros ecosistemas como el bosque seco tropical (19%) o el bosque húmedo tropical (42%). Si estos bosques desaparecen por la deforestación para agricultura y ganadería, las nubes pasarán de largo, la lluvia simplemente se escurrirá y se perderá este gran valor de provisión y regulación hídrica del cual dependemos. El suelo, el agua y los bosques son recursos esenciales no solo para el Oso Andino sino para la supervivencia de la especie humana.

El Oso Andino es un reforestador natural, dispersor de semillas y polinizador de numerosas especies vegetales.

24


El Oso Andino

CÓMO ESTUDIAR AL OSO ANDINO

E

l Oso Andino es una especie fácilmente reconocible por su forma y tamaño distintivo entre la fauna de los Andes, sin embargo, avistarlo en su hábitat natural puede resultar complejo, por lo cual existen diferentes técnicas que nos permiten acercarnos y entender su dinámica dentro del paisaje. Dentro de las principales técnicas para su estudio y seguimiento, a continuación se citan las principales.

25

El seguimiento de rastros

Rasguños: Usualmente los Osos trepan a los árboles para elaborar encames, alimentarse o descansar, o para dejar marcas de su territorio como una forma de comunicarse entre los individuos; estas marcas en los troncos de los árboles son notorias por ser profundas y de diferentes longitudes: desde varios centímetros cuando el animal desciende del árbol, hasta cortas punzadas para aferrarse a éstos mientras sube, en algunos casos es posible ver el rastro de las cinco garras.

Existen diferentes señales que el Oso deja a su paso, algunas de ellas fáciles de distinguir.

Huellas: Encames: Los encames son aquellos lugares donde el Oso descansa o pernocta, también llamados camaretas. Existen dos tipos de encames, los elaborados en los árboles en los que el Oso con gran habilidad dispone de diferentes recursos como ramas y palos en lo alto de los árboles en forma de nido, y los que se encuentran en el suelo donde es evidente el gran tamaño de éstos y la acumulación de ramas y hojas secas; normalmente se asocian a lugares con abundancia de alimento y es posible encontrar otros rastros como huellas, fecales y restos de alimento.

Generalmente son fáciles de reconocer ya que los Osos, al apoyar toda la palma de sus patas (plantígrados), dejan pisadas de gran tamaño que difícilmente se podrían confundir con las de otros animales. Las huellas de sus patas posteriores son de mayor tamaño y alargadas, semejantes a las de los humanos, mientras las de las patas anteriores o delanteras son más cortas, ambas con la distinción de las garras o zarpas que, al no ser retráctiles, quedan marcadas en el sustrato. Las huellas cuya longitud está por encima de los 18 cm corresponden a individuos adultos.


Guardián de los bosques

Comederos:

Heces:

Una de las señales más usuales son los rastros de alimentación, principalmente de bromelias, de las cuales consume la médula, dejando hojas en el suelo alrededor de los árboles donde se alimentó, las puyas de los páramos, los frutos de diferentes especies de plantas, y las yemas de las palmas.

Éstas generalmente presentan la misma forma y consistencia, son de gran tamaño por lo que se diferencian de las de otros animales y en ocasiones se observan restos de los alimentos que consume como partes de tallos y semillas.

26

Fotografía: Diego Rozo


El Oso Andino

Uno de los métodos más efectivos para estudiar al Oso Andino es a través de las cámaras trampa, pues ha permitido registrar el comportamiento de la especie así como identificar individuos presentes en una zona determinada. Las fotografías acá presentes fueron tomadas en un programa de monitoreo y seguimiento en la juridicción de Corpoguavio Cundinamarca.

Imagen de cámara trampa

27

Fotografía: Fundación Wii -Nexen - Corpoguavio


Guardiรกn de los bosques

28


El Oso Andino

29

FotografĂ­a: Alejandro Cobos


Guardián de los bosques

30

E

l Oso Andino se encuentra clasificado en la categoría de especie “Vulnerable” a la extinción desde 1982 (UICN 2016). Además, ha sido ubicado en el Apéndice I de la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora silvestre (CITES) desde 1977. La principal amenaza para la especie en nuestro país es el proceso de expansión de la agricultura y la ganadería, llamada la frontera agrícola, incluyendo los cultivos ilícitos, la cual trae consigo procesos de fragmentación, degradación y pérdida de su hábitat. Por otra parte, la expansión de esta frontera no sólo trae consigo el establecimiento de cultivos legales e ilegales, sino que viene acompañada de múltiples presiones como la cacería, la ganadería, la minería, la extracción de leña, los incendios, la construcción de vías, viviendas

y otras obras de infraestructura, aumentando así la fragmentación del hábitat del Oso, y aumentando en general las amenazas sobre sus poblaciones, y por ende arriesgando su supervivencia a largo plazo. Adicionalmente, al incrementar el ingreso del ser humano a los bosques también disminuye el hábitat disponible para la especie y por ende los recursos de los que depende, lo que conduce necesariamente a un aumento de los casos en que el Oso Andino y el ser humano entran en interacción; en muchos casos, dicha interacción resulta ser negativa, en general por la irresponsable adjudicación de eventos de depredación a eventos de carroñeo, lo que suele conducir a la cacería o captura del Oso.


El Oso Andino

EL OSO ANDINO

EN NUESTRA CULTURA

31

En los pueblos precolombinos el Oso Andino fue considerado como la conexión entre el cielo y la tierra, o un mediador a través del cual los humanos pasaban de una condición a otra, como lo fue para los Muiscas, considerado como un ser mítico que mediaba entre el mundo inferior y el cielo; se cree que esta connotación se debe a los niveles altitudinales en los que habita el oso, lo que le confiere una naturaleza conciliadora y conectora de la montaña.

Para los Tunebos o uw’a, habitantes de la Sierra Nevada del Cocuy, el Oso es considerado como l Oso Andino es una pieza clave de el primer hombre creado, el hermano mayor, diferentes culturas suramericanas, con según la tradición oral de esta cultura que dice: diferentes connotaciones a lo largo de su distribución geográfica, donde “A principio no había nada. Solo la luz. Solo Sira. ha recibido diferentes nombres como: Oso No había montañas, ni árboles, ni peces. Sira Frontino, Juco, Jucumari, Ucumar, Oso de hizo todo, montañas, árboles y peces. Cuando Anteojos, Ukumar, Uco, Uca, Oso Criollo, Juan quiso hacer al Tunebo, (tomó barro e) hizo al el Oso, Oso - Hombre, Wii, Careto, entre otros oso. dependiendo del contexto cultural. Entonces miró al (Tunebo) oso. No le gustó

E

lo que había hecho. Entonces hizo otra vez al tunebo. Así como somos ahora. La primera gente fuimos los tunebos. El tunebo no mata al oso, porque es el padre de los tunebos. Es el hermano mayor. Es el primer hombre que hubo”.

Es el único oso que vive en América del Sur, y ha sido muy importante para sus habitantes desde tiempos precolombinos.

Fotografía: Mauricio Mancipe G

Evidencia de la importancia del Oso Andino en los pueblos amerindios de nuestro territorio nacional son los pictogramas y las esculturas, como las de San Agustín, donde la pieza denominada “El Oso de la Chaquira” aparentemente representa un Oso que descansa sobre una piedra, y otras donde las características de las imágenes talladas podrían encajar con lo que corresponde a la descripción de un Oso Andino, como las orejas redondeadas, la presencia de sus garras, y las palmas de sus extremidades.


Guardián de los bosques

CONSERVACIÓN DEL OSO ANDINO: POR UN FUTURO CON OSOS EN NUESTRO PAÍS

El Oso Andino es una especie sombrilla, esto quiere decir que los proyectos de conservación de esta especie protegen a un gran número de especies que coexisten con él.

C

omo se mencionó anteriormente, el Oso Andino es considerado dentro de la categoría de Vulnerable por la UICN, debido a que sus poblaciones se están reduciendo, al igual que su hábitat, y no existen evidencias de que estas amenazas vayan a disminuir en el corto plazo. A pesar de que se han declarado y se seguirán declarando nuevas zonas protegidas, éstas protegen solo una fracción de lo que queda de hábitat para el Oso Andino, pero incluso en estas zonas la especie está en riesgo, pues debido a que muchas áreas no tienen vigilancia permanente pueden ser víctimas de destrucción de hábitat o cacería. De igual manera, el desarrollo de infraestructura vial, el avance de la agricultura y el incremento en las actividades mineras amenazan el hábitat del Oso, al destruirlo y fragmentarlo. En Colombia esta categoría de amenaza es ratificada mediante la resolución 0192 del 10 de febrero de 2014 del Ministerio De Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Las causas que enlistan a la especie en esta categoría son principalmente los procesos de fragmentación de su hábitat, lo que genera aislamiento entre la población e impide el flujo genético,

además de la cacería con diferentes fines como subsistencia, tráfico o retaliaciones por las interacciones negativas que se dan entre el Oso y las comunidades campesinas como ataques a ganados, daños de cultivos, y la expansión de la frontera agrícola en ausencia del control sobre el uso de tierras. El Oso Andino se cataloga como una especie paisaje lo que significa que es una especie que requiere grandes extensiones de área y diversidad de hábitats, jugando un papel importante en los ambientes que ocupa, pero también siendo susceptible a diferentes problemáticas antrópicas como la pérdida del hábitat, los conflictos con comunidades humanas y los procesos de extinción. Bajo la calificación mencionada, el Oso es a su vez una especie sombrilla, término que hace referencia a especies cuyas medidas de conservación pueden beneficiar a muchos otros seres vivos, que coexisten de manera natural en determinadas áreas, tal como sucede con una gran diversidad de especies que comparten espacios como los bosques andinos y páramos. Por lo anterior los esfuerzos de conservación enfocados en el Oso Andino favorecen a otras especies de mamíferos, aves, insectos, entre muchos grupos más. En el año 2001 se creó el Programa Nacional para la Conservación en Colombia del Oso Andino, en el cual se definieron cinco líneas de acción principales: La conservación ex situ, la conservación in situ, el manejo sostenible, la educación ambiental y el fortalecimiento institucional. Actualmente las Corporaciones Autónomas Regionales ejecutan dicho programa en diferentes regiones del territorio nacional, siendo la conservación in situ la línea con mayor aplicación directa, mediante estudios relacionados con la caracterización del hábitat, el manejo y recuperación de éste, y los monitores de la especie. Fotografía: Mauricio Mancipe G

32


El Oso Andino

33

T

anto a nivel nacional como departamental hay diferentes instituciones que actúan en pro de la conservación del Oso Andino, desarrollando diferentes acciones como investigaciones, trabajo comunitario, educación ambiental, entre otras. Algunas de ellas son:

Desarrollo Sostenible, quienes se encargan de ejecutar los planes de manejo y conservación de Oso Andino en las diferentes regiones del país, siendo la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, la Corporación Autónoma Regional del Guavio y la Secretaría Distrital de Ambiente las encargadas a nivel departamental y local.

Las Corporaciones Autónomas Regionales, Parques Nacionales Naturales quien en encabezadas por el Ministerio de Ambiente y conjunto con diferentes entidades, desarrolla


Guardián de los bosques

acciones investigativas y la protección del hábitat del oso en las diferentes áreas protegidas a su cargo como lo son los PNN Chingaza y Sumapaz en Cundinamarca. Fundación Wii (Fundación para la investigación, protección y conservación del Oso Andino en Colombia), ONG que a lo largo del territorio nacional ha buscado ampliar el conocimiento sobre el Oso Andino y propender por la investigación y ejecución de las políticas públicas encaminadas a la protección de la especie. A nivel de Cundinamarca ha trabajado en el monitoreo y educación ambiental en la región del Guavio, en casi todos los municipios que hacen parte de la distribución del Oso. Fundación Bioandina, líder en los procesos de readaptación física y liberación de ejemplares del Oso Andino realizados en los centros de rehabilitación de los municipios de Guasca y Mesitas del Colegio. El Parque Jaime Duque, a través del Bioparque Wakatá, desarrolla acciones enfocadas en la educación ambiental y proyectos de investigación que aportan datos valiosos para la conservación de la especie. También en convenio con la Universidad de La Salle trabaja por el bienestar del oso y el mantenimiento de poblaciones saludables. WWF Colombia (World Wildlife Fund), esta organización trabaja con la conservación de recursos naturales y ha ejecutado investigaciones relacionadas con el Oso Andino y su hábitat en diferentes regiones de Colombia.

WCS Colombia (Wildlife Conservation Society), en conjunto con otras organizaciones, ha trabajado con el monitoreo del Oso Andino en el PNN Chingaza y otras áreas naturales del país. Conservación Internacional apoya diferentes proyectos de investigación en diferentes regiones del mundo, entre ellos los Andes colombianos donde ha intervenido en diferentes investigaciones. ProCAT Colombia (Proyecto de Conservación de Aguas y Tierras), enfocados en proyectos relacionados con la fauna silvestre en diferentes lugares de Centro y Suramérica han trabajado recientemente en investigaciones sobre la distribución del Oso Andino, principalmente en el macizo de Chingaza. Su labor se enfoca en la generación de información científica como soporte a la toma de decisiones y la formulación de políticas públicas desde una perspectiva multidisciplinaria. Algunas de las entidades que se dedican al cuidado y manejo del Oso Andino en el país son: Fundación Zoológico de Cali, Fundación Zoológico Santacruz, Zoológico Santafé y Fundación Botánica y Zoológico de Barranquilla, todas miembro de la Asociación Colombiana de Parques Zoológicos, Acuarios y Afines (ACOPAZOA). Además de estas entidades existen diferentes colectivos locales, estudiantes, docentes e investigadores independientes que realizan aportes importantes con sus diferentes esfuerzos e iniciativas a la conservación del Oso Andino.

34


El Oso Andino Fotografía: Mauricio Mancipe G

35

N

os encontramos en un mundo convulsionado, donde se percibe una amenaza cada vez mayor a la sustentabilidad, entendida como las formas de supervivencia posibles, y una consecuencia de esto es la crisis ambiental, presentada como una crisis de la manera como entendemos el mundo. Dicha crisis ambiental está caracterizada por una pérdida acelerada de la biodiversidad, siendo el factor humano el principal responsable. El gran interés que suscita el enfrentar dicha

crisis ambiental, es que la supervivencia humana también se está viendo afectada, y la falta de agua dulce se constituye en una de las mayores amenazas, por lo que es fundamental comprender que la pérdida de la cubierta forestal incide directamente sobre esta problemática. Las cuencas hidrográficas cubiertas de bosques son fuentes de agua de alta calidad debido a que reducen la cantidad de sustancias contaminantes como el fósforo y algunos metales pesados, reduciendo así las necesidades de tratamiento para consumo humano y convirtiéndose en una


Guardián de los bosques alternativa para el abastecimiento de agua a las poblaciones aledañas. El Oso Andino, al igual que muchas otras especies de fauna y flora en nuestro país, se encuentran amenazadas por las múltiples actividades humanas que intervienen en el territorio y que afectan, a veces sin intensión, la sobrevivencia de estas carismáticas especies al largo plazo. La conservación de ésta y muchas otras especies es una responsabilidad que recae en todos los colombianos, e involucra tanto a gobiernos e instituciones hasta ciudadanos de todas las regiones. A pesar de que muchas veces en nuestra vida diaria nos sentimos independientes y aislados de nuestra naturaleza, día a día dependemos de los múltiples servicios que provee la biodiversidad: desde el aire que respiramos, la polinización de majestuosas plantas como las orquídeas, el reciclaje de nutrientes de nuestros productos agrícolas, el control de plagas hasta la regulación hídrica y por ende la provisión de agua para nuestras actividades diarias, incluyendo nuestra propia sobrevivencia; todos estos bienes y servicios de la biodiversidad, muchas veces imperceptibles y subvalorados, dependen de ecosistemas sanos y en buen estado de conservación.

bienestar de la biodiversidad misma y como tal, por nuestro propio bienestar. Desde tiempos precolombinos, la figura del Oso Andino ha sido utilizada como una imagen de fuerza, balance entre el bien y el mal, y símbolo de fertilidad de la tierra y la conexión con las épocas de lluvia y siembra de cultivos, haciendo el Oso Andino parte de nuestra historia. Además de la importancia biológica de la especie, la importancia cultural que el Oso tuvo en las etnias indígenas andinas es un tesoro cultural el cual estamos obligados a conservar. Para asegurar el mantenimiento a perpetuidad de esta especie icónica de los ecosistemas andinos podemos aportar nuestro grano de arena desde diferentes niveles, podemos aportar como individuos hasta niveles institucionales, para así construir planes de manejo, conservación y educación efectivos que permitan conocer, entender y construir un futuro sostenible al proteger uno de nuestros tesoros más importantes, la biodiversidad.

Debemos entender que todas las especies de fauna y flora se encontraban mucho antes que nosotros en estas tierras, por lo cual debemos aprender a convivir con ellas, entenderlas y El Oso Andino, el único representante viviente maximizarlas con el fin de mejorar nuestra de la familia de los Osos en Suramérica y calidad de vida, y ejercer nuestro deber uno de los símbolos más importantes de ciudadano de proteger nuestra biodiversidad. los ecosistemas andinos, hace parte de esta frágil estabilidad ecosistémica y cumple un El agua y el Oso Andino son uno solo cuando se papel fundamental en el mantenimiento de la habla de conservación, por lo que los esfuerzos provisión de agua para Colombia, y en especial no deben delegarse enteramente a las entidades para nuestro departamento. Esta importante gubernamentales y no gubernamentales, pues función le ha dado el derecho de ser llamado “el el cuidado del ambiente debe darse porque guardián del agua” y símbolo de fertilidad de la favorece el bienestar de todos los seres vivos, tierra, por lo que su conservación en el largo y la responsabilidad del cuidado no es sólo plazo es fundamental para el mantenimiento consigo mismo, sino también con la humanidad. de las comunidades humanas que nos Dentro de las acciones que se encuentran en beneficiamos de su presencia. La protección nuestro poder queremos proponer algunas del Oso Andino es por ende la protección de directas, a nivel institucional y personal, que nosotros mismos, y por tanto es necesaria la podemos realizar o plantear para asegurar la participación de todos los colombianos por el presencia del Oso en nuestro país.

36


El Oso Andino

Acciones individuales:

L

a biodiversidad no tiene voz, es nuestro deber como ciudadanos interceder en la protección y uso sostenible de ésta. Debemos convertirnos en los voceros del Oso Andino en nuestros territorios; debemos convertirnos en embajadores que intercedan por la conservación de él y los servicios ecosistémicos que nos presta.

37

Como ciudadanos es nuestro deber conocer nuestra diversidad, debemos preparar a nuestra juventud, Colombia es uno de los países con mayores índices de biodiversidad en el mundo, debemos conocer nuestra fauna y nuestra flora, así sabremos qué y porqué debemos proteger nuestras especies. El Oso Andino es una especie sombrilla, esto significa que al conservarlo podemos conservar una gran cantidad de especies y ecosistemas, exijamos a nuestros gobiernos locales y regionales organizar el territorio utilizando al Oso Andino, así estaremos protegiendo no sólo al Oso sino a una gran variedad de ecosistemas y especies de flora y fauna. Condenemos, rechacemos e instemos a erradicar la cacería en el territorio, y entendamos al Oso como parte fundamental de nuestra vida y nuestro territorio, aprendamos a convivir con nuestra fauna silvestre.

pero también exigiendo a otros actuar de la misma manera. Es nuestro deber como cundinamarqueses exigir a nuestros gobiernos, representantes y organizaciones locales que se proteja al Oso y su hábitat, defenderlo y entender que de su supervivencia depende también la nuestra. Promovamos la formación de grupos ecológicos, colectivos ambientales u otras formas de acción colectiva para mejorar las condiciones de la biodiversidad en nuestro entorno. Aunque sabemos que las costumbres productivas de nuestros ancestros nos ayudaron a vivir en zonas de alta montaña, debemos crear nuevos hábitos productivos, amigables con la naturaleza, detengamos la quema de bosques para la creación de sabanas de pastoreo, no usemos químicos en nuestros suelos. Influenciemos en nuestros espacios de vida, colegio, casa, trabajo, finca, a otros hacia buenas prácticas ambientales y promover e incentivar el respeto a la naturaleza y la importancia de la biodiversidad en nuestra vida diaria, en especial del Oso y sus hábitats.

Acciones en nuestras fincas

P

ara evitar conflictos con el Oso Andino, aprendamos a manejar los rebaños de animales domésticos, estabular los Ser ciudadano implica actuar con conciencia animales domésticos previene que éstos entren y responsabilidad, pensando en el efecto en zonas boscosas y ocurran accidentes que de cada una de las acciones que se realizan, atraigan depredadores silvestres.


Guardián de los bosques Si organizamos nuestras fincas podremos maximizar la producción de nuestros animales domésticos, la rotación de potreros, el cercamiento de áreas y el manejo de partos incrementará nuestra producción y disminuirá los conflictos con la fauna silvestre. La cacería del Oso Andino no es la solución a los problemas, esto nos puede acarrear problemas legales, el Oso Andino es una especie protegida por nuestras leyes. Conozcamos los canales de comunicación con las instituciones encargadas de manejar los conflictos, así evitaremos la cacería de individuos y ayudaremos a solucionar los problemas de cacería ilegal, todos hacemos parte de la solución.

A través de algunas iniciativas gubernamentales podemos sacarle provecho a la biodiversidad, ¿sabías que hay personas que pagan por observar una huella de Oso Andino? el ecoturismo responsable es una opción que puede mejorar la calidad de vida de las comunidades rurales.

Acciones a nivel institucional:

A

segurar la implementación y aplicación de la legislación ambiental en el territorio, Mejoremos las prácticas ganaderas y agrícolas incluyendo el control ambiental y el en términos del manejo de los animales domésticos; usar pasturas mejoradas, reducir seguimiento y fortalecimiento de los procesos el área necesaria para producir los animales, sancionatorios. controlar los movimientos libres, manejar los partos y aislar en áreas protegidas estos eventos y usar aislamientos adecuados, son Identificar las dinámicas de las interacciones acciones que mejoran la productividad y Oso Andino-comunidades rurales y generar reducen las interacciones negativas con el Oso. herramientas de mitigación, disminución y El manejo del ganado REDUCE EL RIESGO DE manejo de los conflictos, para evitar la cacería de individuos de Oso Andino y maximizar DEPREDACIÓN. la producción ganadera rural en zonas de distribución de la especie en el departamento Mejoremos las prácticas productivas, agrícolas de Cundinamarca. y pecuarias, de forma que incorporemos áreas de conservación en nuestras propiedades; esto no sólo beneficia a la biodiversidad proveyendo hábitats y corredores para la fauna, pero mejora también nuestros sistemas productivos al mejorar el control de plagas, la polinización, entre otros servicios de la biodiversidad.

Capacitar al personal de alcaldías, policía y autoridades ambientales para la identificación y manejo del conflicto del Oso Andino y el control de la cacería.

Generar canales de comunicación efectivos Eliminemos por completo el consumo entre comunidades rurales y autoridades para de carne de monte o silvestre, la cacería el manejo de los conflictos entre comunidades afecta los ecosistemas y al Oso en general, humanas y fauna silvestre y la reducción y amenazando la existencia de los ecosistemas y control de la cacería. su biodiversidad.

38


El Oso Andino Generar información técnica y científica sobre enfoque de sostenibilidad y proveer las la biología, comportamiento y ecología del Oso herramientas técnicas, financieras y logísticas para un mejor desarrollo del territorio. Andino en el departamento. Generar espacios de discusión pública sobre la biodiversidad de la región, donde se capacite a la comunidad en general sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad en el departamento.

39

Proveer las herramientas técnicas y de priorización en el territorio de áreas importantes para la biodiversidad, áreas de especial fragilidad y esquemas eficientes de planificación que faciliten el desarrollo en el territorio y la conservación

Trabajar con las comunidades, organizaciones de base, gremios y demás actores del territorio, para llegar a acuerdos de manejo y uso A través de estas acciones desde el nivel sostenible que faciliten la ejecución de políticas ciudadano hasta el nivel institucional podremos contribuir a la conservación del públicas en el territorio. Oso Andino y la biodiversidad asociada a esta especie, además que estaremos protegiendo Facilitar la creación de sellos ambientales que nuestras cuencas hidrográficas y la fertilidad permitan optimizar procesos productivos de de nuestros suelos, asegurando nuestra conservación en la región y el mejoramiento de sobrevivencia y asegurando la sobrevivencia la calidad de vida de las poblaciones rurales del de la biodiversidad en nuestro departamento. departamento. El compromiso de todos asegurará que podamos sentirnos orgullosos de ser el hábitat Capacitar a la sociedad civil en técnicas de principal del único Oso de Suramérica, el ecoturismo responsable para la creación de Guardián del Agua, el Protector de la Montaña, y logremos una convivencia a posteridad nuevas alternativas productivas en la región. humanos y Osos en esta nuestra Cundinamarca, la tierra del Oso y la biodiversidad. El Oso Andino es una especie con alta movilidad, evaluar los potenciales corredores biológicos de la especie en su área de distribución y priorizar áreas para el movimiento de la especie en los paisajes andinos. Facilitar y promover procesos de producción limpia, alternativas productivas, esquemas de incentivos ambientales y acuerdos de conservación. Atender las necesidades ambientales del territorio y sus habitantes, responder y acompañar sus procesos de desarrollo con

Una comunidad comprometida con la conservación del Oso Andino


Guardián de los bosques

Labor Educativa

40

Fotografía: Mauricio Mancipe G - Alejandra Jiménez - Fundación Wii


El Oso Andino

GLOSARIO Actividad productiva: Es el proceso a través del cual la actividad del hombre transforma los insumos tales como materias primas, Recursos Naturales y otros con el objeto de producir bienes y servicios que se requieren para satisfacer las necesidades. Algunos ejemplos son la ganadería, la agricultura y la minería.

41

Agricultura intensiva: La agricultura intensiva es un sistema de producción agrícola que hace un uso intenso de los recursos naturales (como el suelo), de los productos para estimular el crecimiento de las plantas (fertilizantes), y para evitar enfermedades en los cultivos (pesticidas). Antrópico: De origen humano, humanizado. Biodiversidad: La cantidad, variedad y variabilidad de los seres vivos que habitan cualquier tipo de ecosistema, considerando diferentes niveles como la diversidad genética, de especies, y comunidades. Bosque alto andino: Área de cobertura boscosa que se encuentra entre los 2.800 y 3.500 msnm, es muy húmedo, está presente en los páramos y se presenta en laderas abrigadas y húmedas. Entre las especies vegetales que allí se pueden encontrar están el encenillo, el gaque, los helechos arborescentes, el granizo, los quiches, los musgos y las

orquídeas, entre otras. Bosque de niebla: Conjunto de montañas, serranías y sierras donde la neblina y el rocío juegan un papel importante como generadores del aumento en el volumen de agua. Los árboles alcanzan hasta 25 m de altura con troncos cortos y retorcidos. Conservación: Gestión dirigida a la preservación y uso racional de los recursos naturales, para asegurar el mejor beneficio que tiende al desarrollo sostenible de la sociedad. Cautiverio: Se utiliza para referirse a los animales que viven bajo el cuidado del ser humano (no en estado silvestre). Muchos animales que se encuentran en peligro de extinción son cuidados y criados en cautiverio para poder estudiar más su comportamiento y biología. Caza furtiva: Caza que se realiza de manera ilegal, sin permiso, de animales que están protegidos. Deforestación: Reducción progresiva o desaparición de las masas forestales. Dimorfismo sexual: Fenómeno por el cual, en una misma especie, aparecen dos formas o dos aspectos


Guardián de los bosques

anatómicos diferentes que representan el macho y la hembra.

alteran la configuración del medio ambiente físico, o por actividades humanas, cuando la vegetación nativa es removida para instalar Ecosistema: producción agrícola, desarrollo rural o Comunidad integrada por un conjunto de seres planeamiento urbano. vivos que se relacionan entre sí y con el medio o lugar en el que habitan. Gestación: En los mamíferos como los Osos, es el tiempo Endemismo: que tarda en crecer y desarrollarse la cría Término que hace referencia a las especies dentro del útero de la madre. que únicamente se encuentran en una zona determinada del planeta. Hábitat: Territorio que presenta las condiciones Extinción: adecuadas para la vida de una especie animal Desaparición de todos los miembros de una o vegetal. especie. Se considera extinta a una especie a partir del instante en que muere el último Hibernación: individuo de ésta. Proceso mediante el cual disminuyen las funciones metabólicas y la temperatura de Fauna silvestre: ciertos animales durante la estación fría, lo que Animales pertenecientes a todas las especies les permite conservar su energía. que se han criado naturalmente sin la intervención del hombre (domesticación, Páramo: mejoramiento genético, cría y levante regular) Ecosistema de las altas montañas tropicales o que han regresado a su estado salvaje y (usualmente a más de 3.000 msnm) viven de forma libre en la tierra o el agua. caracterizado por una baja temperatura Está representada por los vertebrados (aves, promedio anual, fuertes cambios de mamíferos, reptiles, anfibios, peces) y los temperatura entre el día y la noche, invertebrados (insectos, moluscos, nemátodos, humedad relativamente alta y suelos ricos en protozoos, etc). materia orgánica pero pobres en nutrientes. La vegetación es muy característica, Fragmentación del hábitat: predominando los pastizales y las plantas Aparición de discontinuidades en el medio arrosetadas, entre ellas varias especies de ambiente de un organismo. Puede ser causada la familia de las asteráceas, como son los por procesos geológicos que lentamente frailejones (Espeletiinae). Colombia es el país

42


El Oso Andino

GLOSARIO del mundo donde los páramos alcanzan la viento o por animales como insectos, aves o mayor extensión y diversidad. mamíferos. Mamífero: Un mamífero es un animal cubierto de pelo, cuyas crías se alimentan de la leche de sus madres, respiran mediante pulmones y regulan su propia temperatura corporal. 43

Tráfico de fauna: Es el comercio ilegal de especies que son extraídas de sus lugares de origen para ser comercializadas. Es una de las causas de la desaparición o extinción de especies de animales y plantas.

Omnívoro: Animales que se alimentan tanto de plantas Vertebrados: como de otros animales; es decir, comen de Se llaman así a los animales que presentan todo. columna vertebral, la cual está formada por vértebras que pueden ser de hueso o cartílago. Oseznos: Crías o cachorros de un oso. Vulnerable: Una especie se considera vulnerable Oseras: tras determinarse que presenta una alta Lugar donde las osas paren a sus crías, probabilidad de convertirse en “especie en generalmente cuevas ubicadas en terrenos peligro de extinción”. Entre los criterios por los escarpados. cuales un taxón puede integrar esta categoría se encuentra una importante reducción en la Plantígrado: población o una fragmentación o disminución Es todo aquel animal que apoya completamente en la distribución natural de la especie. la planta del pie para andar, lo cual le permite también levantarse fácilmente sobre sus extremidades posteriores. Suele utilizarse más cuando se habla de mamíferos como los Osos o los humanos. Polinización: Se llama polinización a la transferencia del polen de una flor hacia otra de la misma especie. Esta polinización puede darse por la acción del


Guardián de los bosques

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS Nota: Con el fin de facilitar la lectura del texto al público no especializado se han omitido las citas bibliográficas propias de los escritos científicos.

Bracho, A. (2002). Guía Para el Mantenimiento de Osos Andinos (Tremarctos ornatus) en Cautiverio. Venezuela: Red Tremarctos. Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR). (2012). Plan de manejo y conservación del Oso Andino (Tremarctos ornatus) en la jurisdicción de la corporación autónoma de Cundinamarca (CAR): Bogotá, Colombia: CAR. Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR). (2013). El Territorio del Oso Andino. Bogotá, Colombia: CAR. De Zubiría-Samper, M. (1995). Formación de valores y actitudes: un reto a las escuelas del futuro. Bogotá: Fundación Alberto Merani - Fondo de Publicaciones Bernardo Herrera Merino. Del Moral, J. Camacaro F. (2011). Registros de ocurrencia del Oso Andino (Tremarctos ornatus Cuvier, 1825) en sus límites de distribución nororiental y austral. Revista del Museo Argentino de Ciencias Naturales, 13(19): 7-19. FAO. (2003). Situación de los bosques del mundo. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Figueroa, J., & Stucchi, M. (2009). El Oso Andino Alcances Sobre su historia Natural. Lima, Perú: Asociación para la Investigación y Conservación de la Biodiversidad - AICB.

44


El Oso Andino

Figueroa. J. (2013). Revisión de la dieta del Oso Andino Tremarctos ornatus (Carnivora: Ursidae) en América del Sur y nuevos registros para el Perú. Rev. Mus. Argentino Cienc. Nat., n.s. Vol, 15(1): 1-27, 2013 ISSN 1853-0400. Fleishman, E., Murphy, D. D., & Brussard, P. F. (2000). A new method for selection of umbrella species for conservation planning. Ecological Applications, 10(2), 569-579. Goldstein, I., Guerrero. V. y Moreno. R. (2008) Are there Andean bears in Panama? Ursus 19(2):185–189. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. La biodiversidad y los servicios ecosistémicos. Recuperado el 28 de noviembre de 2016 de http://www. humboldt.org.co/es/biodiversidad/que-es-la-biodiversidad. Jorgenson, J. Y Sandoval, S. (1999). Programa de Evaluación y Conservación del Oso Andino (Tremarctos ornatus) en Colombia. Ministerio del Medio Ambiente, Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá. Lameda F, Del Moral (2008). Representaciones del Oso Andino (Tremarctos ornatus) en el discurso literario del noroeste Argentino y en un texto discursivo científico, Etnobiología. 45

Leff, E. (2009). Plenaria. Memorias IV Congreso Iberoamericano de Desarrollo y Ambiente CISDA IV: Construyendo Modelos Alternativos de Desarrollo. Bogotá. McLellan, B. and Reiner, D. (1994). A review of bear evolution. International Conference on Bear Resources and Management, 9: 85-96. Meffe, G. Carroll, C. (1994). The design of conservation reserves. Principles of Conservation Biology. Sinauer Associates, Inc., Sunderland, MA, 265-304. Ministerio del Medio Ambiente. (2001). Programa Nacional para la Conservación en Colombia del Oso Andino (Tremarctos ornatus). Bogotá: Ministerio del Medio Ambiente; 27 p. Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible . (2012). Bosques Para las Personas Memorias del Año Internacional de los Bosques, 2011. Bogotá, Colombia: Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Mitchell KJ, Bray SC, Bover P, Soibelzon L, Schubert5 BW, Prevosti F, Prieto A, Martin F, Austin J, Cooper A. (2016) Ancient mitochondrial DNA reveals convergent evolution of giant short-faced bears (Tremarctinae) in North and South America. Biology Letter. Monterroso, I. (2009). Modelos de conservación de la biodiversidad como espacios de tensión: ¿nuevos/viejos? debates para América Latina. Memorias IV Congreso Iberoamericano de Desarrollo y Ambiente CISDA IV: Construyendo Modelos Alternativos de Desarrollo. Bogotá.


Guardián de los bosques

Ontaneda, A. Armijos J. (2012). Estudio de la composición y variación estacional de la dieta del Oso Andino Tremarctos ornatus, en los páramos del Parque Nacional Podocarpus – Ecuador. Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador. Paisley, S.L. (2001). Andean bears and people in Apolobamba, Bolivia: culture, conflict and conservation. PhD thesis, Durrell Institute of Conservation and Ecology, University of Kent. Peyton, B. (1980). Ecology, distribution and food habits of Spectacled bear, Tremarctos ornatus, in Peru. Journal of Mammalogist 61:639−652. Rodríguez, D., F. Poveda, D. Rivera, J. Sanchez, V. Jaimes y R. Lozada. (1985). Distribución preliminar en Colombia del Oso Andino Tremarctos ornatus. Boletín Manaba. Bogotá, Colombia. Rodríguez, D. y E. Payan. (2002). Definición, Concertación e Implementación Participativa de Estrategias Para la Protección, Manejo y Conservación del Oso Andino (Tremarctos ornatus) y Puma o León de Montaña (Puma concolor) en Ecosistemas Estratégicos de la Región Andina Oriental Compartida por Corpochivor, Car, Corpoboyaca y Corpoguavio. Corporación autónoma regional de chivor- Corpochivor. Rodríguez, D. (2006). Manual de identificación de rastros y huellas de Oso Andino en los páramos y bosques andinos en Colombia. Fundación para la Investigación, Conservación y Protección del Oso Andino Wii. Rodríguez-Castro D, Contento S, Grajales D, Rodríguez D, Reyes S, Reyes-Amaya N, Rodríguez C. (2015) Evaluación del estado de aplicación del Programa Nacional para la Conservación en Colombia del Oso Andino (Tremarctos ornatus). Rev. Biodivers. Neotrop. 2015; 5 (1): 36-46. Torres, D. (2011). Guía Básica para la identificación de señales de presencia del oso frontino Tremarctos ornatus en los Andes Venezolanos. Segunda edición. Fundación Andigena. Mérida, Venezuela. 60 pp. Wildlife Conservation Society (WCS) (2001). Paisajes vivientes. Boletín 2. Wildlife Conservation Society. Último acceso 05 de mayo 2016. wcslivinglandscapes.com /media/file/ LLP.Bulletin2.Spanish.pdf Wilson, D.E. y D.M. Reeder (eds.). 1993. Mammal species of the World: a taxonomic and geographic reference. Smithsonian Institution Press, Washington, D.C. Velandia, C. (2010). Un Oso en la Trastienda: Acerca de la Fauna Inédita en la Iconografía de San Agustín. Maguaré 24: 313-329.

46


ISBN: 978-958-59179-1-0 cundinamarca.gov.co

cundinamarcaGob

@cundinamarcaGobc

parquejaimeduque.com

parquejaimeduque

@parkejaimeduque

undinamarcaGob parquejaimeduque


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.