Page 1

Febrero de 2017

Número 2

QUÉ ES MEDIA ANDALUCÍA

PRECARIEDAD Y POBREZA EN ANDALUCÍA

Fotografía de Ana Carbonero

La “recuperación económica” frente al espejo

A

finales de 2016, el FMI calificó como “impresionante” la “recuperación económica” y la “vigorosa generación de empleo” en España. En los periódicos leímos que “la economía española recuperará en 2017 el terreno perdido con la crisis”, o que “España saldrá oficialmente de la crisis dentro de un año, si nada se tuerce”. El argumentario no es nuevo. En el verano de 2014, Mariano Rajoy ya presumía de “haber sacado a España de la crisis sin dejar desguarnecidos a los más débiles”. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, también se subió al carro del optimismo y, en su reciente mensaje de Navidad, aseguró que se han “sentando las bases para que la salida de la crisis beneficie al conjunto de la sociedad, y no solo a unos pocos”.

Sin embargo, los datos sobre desigualdad nos alejan de estos grandilocuentes enunciados. España es el segundo país de la UE con mayor aumento de la brecha entre rentas altas y bajas (solo por detrás de Estonia); y casi la mitad de la población activa andaluza, cerca de 1.5 millones de personas, no alcanzó en 2014 el salario mínimo interprofesional, según el Observatorio de Desigualdad de Andalucía. Se ha construido un relato mediático que considera un hecho objetivo la salida de la “crisis” en abstracto, pero la realidad es terca, y cada cual observa sus efectos de cerca, en su casa o en su entorno. Según el CIS de diciembre de 2016, el 55.4% de los encuestados creen que la situación econó-

Editorial / 4 y 5 mica del país es “igual que hace un año”, y un 23.9% la considera “peor”. El 74.7% sigue pensando que “el paro” es el “principal problema” de los ciudadanos. Uno de cada cuatro españoles está en “riesgo de pobreza y exclusión social”, y en Andalucía ese porcentaje se eleva hasta el 43.2%. 3.5 millones de españoles se encuentran en situación de pobreza extrema con unos ingresos inferiores a 330 euros al mes, un millón son andaluces. El paro apenas se ha reducido tres puntos desde que concluyó la legislatura de Rodríguez Zapatero, y hoy se mantiene casi en el 19% según datos del INE. Andalucía pasó del 29.71% de parados que dejó el gobierno del PSOE al actual 28,5% (3T 2016).■

ANDALUCÍA

12

28F

JUBILACIÓN EN PRECARIEDAD

D

A

8

espués de toda la vida trabajando por la sociedad, cotizando para vivir con dignidad los últimos años de vida, los y las pensionistas se encuentran que el gobierno central usa ese dinero para otros menesteres. En las páginas 8 y 9 ofrecemos datos y testimonios.■

ndalucía se ganó su derecho a ser “de primera” como las clases populares ganan las cosas: mediante la movilización, previa información colectiva y concienciación so-

cial. A pesar de las imposiciones, a pesar de las traiciones, se logró lo inimaginable: darle la vuelta a una decisión tomada. La ciudadanía andaluza demostró quién tiene siempre la sartén por el mango. Aunque queramos ahora creer lo contrario. El junco debe ser flexible en la superficie pero firme en la raíz. Y la falta de agua lo arrancó de la tierra. Pensando en que ya estaba todo ganado, nos olvidamos de que, los mismos que siempre se han aprovechado, que han traicionado una y otra vez a esta tierra culta, noble y trabajadora, volverían a hacerlo. Y bajamos los brazos. Como en tantas cosas. Hoy, 40 años después, aquellas reivindicaciones arraigadas en los corazones de los andaluces y andaluzas, siguen pendientes. Más que nunca. “Maroto, siembra la tierra que no es un coto. Falote, que ya está bien de chupar del bote. Ramón, hay que acabar con tanto bribón, pues le vamos a dar con el tran, traca, tran,…” ¿Quién puede decir que no se puede seguir cantando esto? De ahí la vigencia del mensaje de Blas Infante: “Andaluces, levantaos”. Con la colaboración de Antonio Manuel Rodríguez, denunciamos la farsa que se celebrará el 28F.■

ENTREVISTA

PROSTITUCIÓN

ANA ALMAGRO

E

11

ntrevistamos a la portavoz de la Plataforma para la Comisión de la Verdad, Ana Almagro. Verdad, Justicia y Reparación sólo es posible con la exhumación de las fosas comunes de los cementerios municipales. El Estado sigue incumpliendo las reiteradas peticiones de reparación de la ONU.■

M

Paradigma Media Andalucía (PMA), es una iniciativa ciudadana de comunicación que surge de la necesidad de cubrir las carencias informativas que tiene la sociedad, mediante la participación directa y colaborativa, con fuentes contrastadas, sin tergiversación según qué intereses, que de voz a las realidades sociales, a sus problemas, a sus necesidades. Se trata de poner la información al servicio de la persona, para que le sirva como fundamento para sus tomas de decisión, frente al uso de las personas a través de la información. Todo ello desde una experiencia ciudadana, sin ánimo de lucro, transparente, plural y participativa. ■

CONTENIDO •La Voz de la Ciudadanía, 2 •La Voz de Paradigma, 3 •Pobreza y exclusión social, 4 y 5 •Las concesiones públicas, 6 •Los barrios están vivos, 7 •La realidad social..., 8 •Afirmada por los testimonios,9 •El campo andaluz, cuarenta años después, 10 •Entrevista a Ana Almagro. Plataforma Comisión de la Verdad, 11 •Andalucía, ¿hay algo que celebrar el 28F?, 12 •¿Conoces tus derechos?, 13 •Otro mundo es posible, 14 •Otra Córdoba está siendo posible, 15 •Arte y Cultura, y Carmela López en nuestro corazón, 16

CONTRATACIÓN 8 PÚBLICA

ujeres que han de recurrir a su cuerpo para poder salir adelante. Los mismos que las critican son los que suelen acudir a sus servicios. La hipocresía española en su grado máximo. El debate entre los defensores de la regulación y los defensores de la abolición está latente.■

C

6

ientos de millones de euros de dinero público se ponen “en juego” para los servicios básicos a la ciudadanía. Casualmente, los amigos de los gobernantes, que se sientan en sus palcos, son los destinatarios de las adjudicaciones. Florentino Pérez y sus empresas, en el punto de mira.■


2

PARADIGMA

febrero 2017

ENTREVISTA Pregunta Nº1. Recientemente ha salido un informe que sitúa a Córdoba como la capital con mayor riesgo de exclusión. ¿Lo percibe en su entorno? Pregunta Nº2. ¿Cree que se está dando una recuperación económica real? Carlos Fernández., Sector Sur R1.- Claro que se nota. En las tiendas la gente compra al límite de lo necesario y productos muy, muy básicos. Pero sobre todo lo detecto en el consumo eléctrico. Conozco mucha gente que se acuesta a las 9 o las 10 de la noche para no encender el brasero y estar caliente en la cama. R2.- Para nada. Trabajo de comercial en la zona de la Mezquita y estas navidades han sido las peores. Y en Granada, una compañera, que trabaja en la zona de la C/ Recogidas, ha detectado lo mismo. Vamos a peor, no a mejor. ■ Agustina Capilla, Vista Alegre R1.- En nuestro entorno no lo percibimos porque son personas relacionadas con la administración. Sin embargo, tenemos otros conocidos que tienen serios problemas económicos por falta de trabajo, sueldos miserables y pocas expectativas para mejorar. R2.- No, puesto que no hay suficiente oferta de trabajo, los trabajos son cada vez más precarios, sueldos muy bajos y poca estabilidad, mientras los precios de alimentación, energía y primeras necesidades siguen al alza. ■

Manuel Rodríguez, Asomadilla R1.- En Córdoba llevamos con esta lacra mucho tiempo. Todos tenemos un familiar o conocido que está o ha estado en esta situación. R2.- No creo que haya recuperación económica. Este año nos salva el turismo. La creación de puestos de trabajos estables y de larga duración son más un mito que una realidad. ■

Tomás Muñoz, Vista Alegre R1.- No en mi entorno más cercano pero sí en las vidas de las personas con las que me relaciono en mi trabajo, familias numerosas de barrios populares y sobre todo inmigrantes. R2.- Solo veo creación de puestos de trabajo precarios y temporales que dejan fuera a la generación siguiente a la mía. Jóvenes formados se han quedado sin un mercado laboral digno mientras se piensa ampliar la edad de jubilación. No creo que sea la forma en que una sociedad se recupera económicamente. ■

José Manuel Ruano, Levante R1.- Lo percibo cada noche con mayor ocupación de gente sin techo en los cajeros automáticos que en los hoteles, y eso que se supone que el sector más puntero de Córdoba es la hostelería. R2.- Se estará dando a nivel de multinacionales y bancos, para el ciudadano medio es imposible recuperarse cuando las tasas de desempleo aumentan, la luz, el gas y bienes primarios suben en porcentajes superiores a los salarios y las pensiones de las que infraviven muchas familias. ■ Gema Cruz, Fuensanta R1.- Desconocía los datos, aunque sí percibo constantemente en mi entorno ese riesgo de exclusión. Hace ya muchos años que lo vengo notando y no he visto una mejora palpable. R2.- No creo que se pueda hablar de una mejora económica real. Supongo que depende de a qué llamamos unas y otras exclusión, seguimos sufriendo las consecuencias de los recortes en educación, sanidad, reformas laborales, etc. Sin duda, para mí, factores generadores de exclusión y desigualdad social. ■

Rocío Rivas, Ciudad Jardín R1.- La verdad es que sabía que estaban mal las cosas pero desconocía que llegaran a tal punto. En mi entorno sobre todo se percibe la gran precariedad de prácticamente todos los que tienen trabajo, sueldos cada vez más bajos, falta de derechos, etc. R2.- Creo que aunque en cierto modo la economía se haya recuperado algo, la mejora no es palpable en todos los niveles, incluso en algunas cosas vamos hacia atrás. Aún queda mucho por hacer. ■ Rodrigo García, Santa Marina R1.- Sí que la veo: se pierde el trabajo, ya precario, se echan a las personas de sus casas, no se llega a fin de mes... Y son nuestras familias las que a menudo cargan con gran peso, gracias a su escasa economía y a su dedicación personal. Sin ellas muchos ya habrían cruzado la frontera del “riesgo de” para estar de lleno en la “exclusión”. R2.- Con la mentira de la crisis nos han estafado a toda la ciudadanía. La economía real somos las personas, y no sólo no hay recuperación, seguimos cuesta abajo. ■

Marta López-Obrero, Centro R1.- En mi trabajo en el Distrito Sur observo diariamente la realidad de exclusión social que se vive con falta de vivienda, de empleo, formación y posibilidades económicas de todo tipo. R2.- Considero que no se está dando una recuperación económica real porque las ofertas de trabajo que se ofrecen son temporales y no dan estabilidad económica a las familias para salir de la situación de exclusión. Son trabajos precarios que mantienen la misma situación. ■ Inma González, Brillante R1.- De ser cierto es muy preocupante pero desconocemos quién y por qué lo encargan y lo engañoso que pueden resultar los datos estadísticos sin identificar con precisión los barrios a los que alude y la economía sumergida que exista. R2.- Desconozco datos, parece que el consumo transmite menos sensación de alarma. Se habla menos de crisis y más de su superación. La clave a esa pregunta dependerá de lo que pase a nivel internacional y nacional, no creo que sea un tema local.■

Maria José Rodríguez, Alcolea R1.- Sí, lo percibo desde hace años. La mayoría de mis conocidos no trabajan o son autónomos asfixiados de impuestos. Los que sí tienen trabajo y no son funcionarios, no ganan suficiente para mantener un hogar y reciben ayuda familiar. R2.- Esto no es un problema provincial, es nacional. Con los recortes y la subida de impuestos a la clase trabajadora sólo se puede sobrevivir quien pueda hacerlo. El resultado es el pobre, más pobre y el rico, más rico. ■ Carmen Hidalgo, Campo de la Verdad R1.- Por supuesto. En todo el distrito sur. Tengo una tienda y antes la gente gastaba más. Se dice: “los bares están llenos” Pero están llenos porque hay menos (muchos han cerrado) y la gente que se sienta, con una cervecita aguanta el rato. A mi alrededor han habido tres tiendas que han intentado el negocio y han tenido que cerrar. R2.- ¡¿Cómo se va a recuperar si hay cada vez más paro?! Y el trabajo que se crea es una miseria. Mi hijo se ha tenido que ir a Tenerife porque en Córdoba no encontraba nada. ■

En caso de tener interés en insertar publicidad en Paradigma, contáctenos en el 692980274. Si quiere enviar alguna carta del lector, sugerencia, o quiere colaborar con Paradigma Media Andalucía, diríjase a: paradigmamediaandalucia@gmail.com, aportando su nombre y fotocopia del DNI. La extensión de la carta no podrá exceder los 2.000 caracteres, espacios incluidos. Paradigma podrá derivar aquellas cartas que superen dicha extensión a una futura versión digital o a las redes sociales, para garantizar que se publican las opiniones de nuestros y nuestras lectoras.

Redacción Álex Castellano, Carola Reintjes, Rafael Juan, Rafael Carmona, Inés Fontiveros, Laura Carmona, César Pérez Navarro Administración Rafael Robles Fotografía Ana Carbonero Video Creación con Ternura Diseño y Maquetación Antonio J. Cebrián Luque Imprime Iniciativas de Publicaciones e Impresión

Paradigma no se hace responsable de las opiniones ni comentarios que las personas colaboradoras o lectoras expresen, tanto en las noticias o las cartas del lector/a. Paradigma se reserva el derecho de suprimir, parcial o totalmente, todos aquellos escritos que vayan contra la dignidad y o/moralidad de las personas. La opinión de Paradigma sólo se refleja en el editorial. Paradigma está bajo Licencia Creative Commons. Por lo tanto, son libres de copiar, distribuir y comunicar públicamente todos nuestros contenidos, siempre que se haga referencia a la fuente de la información y al autor si lo hay. Periódico mensual de distribución gratuita. La tirada de este número es de 16.500 ejemplares.

Muy importante: Sabemos que, una vez leas este periódico (¡seguro que te gusta!) te darán ganas de volver a leerlo. Es normal. Incluso de guardarlo. O de compartirlo. ¡Hazlo! Pero llegará el triste momento en que te tengas que deshacer de él. Entonces, por favor, DEPOSÍTALO EN UN CONTENEDOR DE PAPEL PARA SU RECICLAJE. Con la convicción de que así lo harás hemos hecho este periódico en papel, ya que no todo el mundo está “digitalizado”. Poco podremos mejorar nuestra sociedad si no cuidamos de nuestro planeta.


PARADIGMA

febrero 2017

LA VOZ de PARADIGMA

POR UNA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN

E

spaña va bien, … la crisis llega a su final... Es lo que nos hacen creer los grandes medios de comunicación y una parte de nuestros políticos. Esta lectura optimista no está compartida por los 13,3 millones de españoles en riesgo de pobreza y exclusión social, uno de cada cuatro españoles(1). 1.788.358 personas pobres más que en 2009, y 10.4 millones de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza. 3,5 millones de españoles se encuentran en situación de pobreza extrema, con unos ingresos inferiores a 330 euros al mes.(2) Nada que celebrar para los casi 5 millones de españoles que no logran calentar su vivienda en invierno.(3) O para las 177.997 familias que se han quedado sin vivienda en los últimos tres años: la escalofriante cifra de 163 familias desahuciadas cada día(4). Un mundo al revés, donde el rescate es de los bancos (más de 50 mil millones de euros de las arcas públicas)(5), y no de las

personas. Bancos, además, caracterizados por abusos notorios. Un drama que afecta a todas las generaciones. Tres de cada diez niños están afectados por el riesgo de pobreza y exclusión social. Nuestros mayores se encuentran la hucha de las pensiones saqueada, como recompensa por una larga vida de trabajo y entrega. Y los jóvenes sin perspectiva de empleo. Para campeones, no hay quien nos gane: España es el país miembro de la OCDE (34 países miembros), donde más ha aumentado el desempleo juvenil en una década(6), Cifra que alcanza hoy el desolador 41,94%. Más de un millón de jóvenes entre 18 y 35 años se han visto obligados a emigrar del país en búsqueda de trabajo y futuro, hecho que el Ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, calificó, en comparecencia parlamentaria, como muestra de “inquietud, amplitud de miras y apertura a nuevos horizontes”. ¿Jubilación en precariedad? ¿Juventud sin futuro? ¿Es este el legado que queremos dejar a nuestros mayores e hijos? La crisis es de obscena dimensión con sus vertientes de crisis económica, ambiental y crisis de valores. Los fríos y desoladores datos contradicen las voces optimistas que prometen el final de la crisis, y tienen detrás caras con unas condiciones de vida inhumanas, a años luz de los derechos consagrados en nuestra Constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, derechos de obligado cumplimiento. La indecente dimensión de la crisis es aún más aguda en Andalucía y en nuestra provincia, como veremos a lo largo de estas páginas. Tristes campeones en el ranking de desempleo y empleo precario, riesgo de pobreza y exclusión social. Andalucía encabeza el desolador ranking de riesgo de pobreza y exclusión (43,2%)(7), con el paro siendo con mucha

diferencia nuestra primera preocupación (87,8%)(8).Nuestra provincia es, con el 31,22% triste líder nacional de tasa de paro (EPA, III trimestre), superando con creces la media nacional (19,79%) e incluso la andaluza (28,5%). Detrás de las cifras está la vida de más de un millón de andaluces, 118.000 cordobeses, con vidas desestructuradas por verse incumplido su derecho constitucional al empleo digno. Es la realidad de 38.047 personas de nuestra ciudad, una de cada cuatro (25,13% de población activa), afectando en mucho mayor medida a mujeres (37,3%) y a más de la mitad de nuestros jóvenes. Y obliga a 33.000 cordobeses (provincia) a recibir ayuda de alimentos de la mano de organizaciones humanitarias. Añadido a ello la notoria precariedad y temporalidad del empleo que ha llevado a la Organización Internacional de Trabajo a mencionar a España entre “los campeones del trabajo temporal”(9). El drama social de la economía doméstica ahogada es de gigante dimensión, un verdadero escándalo político, económico y social que tiene profundas raíces estructurales. Tenemos la riqueza y los recursos suficientes para garantizar los derechos sociales y económicos en nuestra comunidad autónoma y provincia. Tierra de contradicciones complejas. Históricamente, falta voluntad política para enfrentar el enorme desafío de las problemáticas estructurales, tan arraigadas, que han agudizado la crisis hasta estos extremos. En la presente edición analizaremos la situación del campo, el reparto tan desigual de la tierra, con reforma agraria pendiente, y el notorio y grotesco hecho de los grandes subsidios europeos destinados a pocas manos latifundistas. Analizaremos la economía doméstica ahogada en Córdoba. Pero también veremos que las cuantiosas contrataciones –y los beneficios– acaban en las grandes empresas, lejos del ámbito de la economía social o familiar. Algunas políticas progresistas tan solo han contribuido a amortiguar los impactos de la crisis. Como ciudadanía pro-

3

tagonista tendremos que ir más allá del asistencialismo, y hacernos la pregunta ¿Qué modelo de sociedad y modelo de economía queremos para las futuras generaciones? Nuestro modelo económico y productivo tiene que estar bajo un severo análisis de su capacidad generadora de empleo digno. Y hará falta coraje político para revertir la tan perjudicial privatización de servicios básicos (sanidad, educación, luz, agua, transporte, etc.). La mano invisible del mercado –la economía capitalista sin contundente regulación pública y fiscalización democrática– no solamente no ha sabido evitar la crisis o cerrar la brecha entre ricos y pobres, sino ha agudizado la crisis y la obscena desigualdad (véase el cuadro abajo). Hará falta auténtico valor político y profundo compromiso social para invertir la situación, más allá de puntuales medidas amortiguadoras de sus consecuencias. Hace falta una transición económica que vaya a la raíz: re-pensar y re-construir el modelo social y económico, hacia una economía del bien común que vele por los derechos sociales y ambientales, la sabia Pachamama o Madre Tierra indígena. Es preciso democratizar la economía recordando su finalidad: satisfacer las necesidades de las personas, donde la persona esté en el centro de la actividad económica, con empresas y políticas públicas al servicio del bien común, impregnados de valores de dignidad y justicia, y velando a su vez por la sostenibilidad del planeta. Recordemos que la palabra política proviene de la palabra griega “politikós” (πολιτικός), que significa “de los ciudadanos” (ciudad-polis o Estado-polis). Y la palabra economía proviene de la preciosa palabra griega “oikonomia” (οἰκονομία), que significa la administración o el “cuidado del hogar” (oikos), el hogar de nuestra casa o de nuestro planeta. ¡Hagamos honor a esta raíz, a nuestras raíces! ■

P.S.: Por poco se nos olvida mencionar que..... TODOS SOMOS IGUALES

EN EL MUNDO: El 1% más rico del mundo posee más riqueza que el 99% restante de la población mundial. En 2015 solo 62 personas poseían la misma riqueza que 3.600 millones. 8 personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad. EN ESPAÑA: La fortuna de sólo veinte personas alcanza un total de 115.100 millones de euros (datos 2015). El 1% de la población concentró tanta riqueza como el 80 % de los más desfavorecidos. España es el segundo país de la UE de mayor aumento de brecha entre rentas altas y bajas (solo por detrás de Estonia). Todos somos iguales, … bueno, unos MÁS... iguales que otros... Fuente de datos: Informes Oxfam, “Una Economía para el 99%”, y “Una Economía al servicio del 1%” (1) El 28,6%; Informe “El estado de la pobreza”, Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de España (EAPN), oct 2016 (2) El 7,6%; ídem (3) 11% de los hogares; Informe ¨Pobreza y desigualdad energética”, Asoc. de Ciencias Ambientales (4) 109.862 casos por impago de alquiler y 83.913 ejecuciones hipotecarias; Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) (5) 53.553 millones, del FROB, aparte de 111.000 millones en avales, datos Banco de España, solo 2.686 millones han podido ser recobrados (6) OCDE, datos 2007-2015, octubre 2015 (7) 43,2% (índice Arope), Informe “El estado de la pobreza”, Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de España (EAPN), oct 2016 (8) Celeste-Tel cifra en un 87,8% la preocupación. (9) OIT, Informe “El empleo atípico en el mundo: retos y perspectivas”, en referencia a España, Portugal y Polonia

Entrevistamos a Pedro García Delegado de Urbanismo del Ayto. de Córdoba a la salida del Pleno Municipal del 29-12-16 dónde se aprobó la innovación del PGOU. combustible demasiado reciente. De hecho, las legislaciones europea y española son de 2008 y 2011 respectivamente. ¿Cuál es la postura del gobierno municipal entonces? Innovar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) decidiendo dónde se puede valorizar dentro del término municipal de Córdoba. No se niega, pues, que se incinere, pero sí se determina dónde se puede y dónde no, para no generar ningún problema medioambiental o de salud. ¿Qué postura ha tomado el Ayuntamiento ante la intención de COSMOS de valorizar, teniendo en cuenta que tiene el permiso de la Junta de Andalucía? La valorización es un método de

¿Se plantea la posibilidad de un traslado? Siempre se ha planteado, junto con la ayuda pertinente. Siempre hemos querido que COSMOS haga cemento en Córdoba, ver posibilidades de terrenos y modificaciones del suelo que tiene ahora COSMOS

para que las plusvalías resultantes sean beneficiosas para la empresa. Siempre hemos creído que el traslado es la mejor opción. Aparte de los problemas de salud, ¿afecta a los planes urbanísticos de la ciudad de Córdoba la actual ubicación de COSMOS? Los diferentes PGOU obviaron que allí había una fábrica de cemento. No se debían haber puesto colegios, viviendas, ambulatorios, a poca distancia. Como no se hizo en su momento, ahora hay que hacer las modificaciones pertinentes. Esa zona tiene otras salidas no industriales y en el planeamiento de la ciudad no tiene ningún sentido que la fábrica esté ahí. Mientras tanto se soluciona el problema, la fábrica puede seguir fabricando cemento.

¿Qué opinión le merece que ahora se defiendan los puestos de trabajo de COSMOS cuando quedan 40 de casi 1000 personas empleadas? Esas son las consecuencias de políticas laborales de los distintos gobiernos estatales, en materia de reformas laborales, etc. COSMOS está en un grupo multinacional brasileño que genera miles de millones de euros de beneficios. Si las leyes españolas no permitieran que una empresa con beneficios pueda despedir a personas, no hubiera ocurrido esto. En 2013 se produce un ERE con el matiz de que, en ese momento, yo no percibí a los grandes sindicatos defender como deberían haber defendido esos puestos de trabajo.■


4

PARADIGMA

febrero 2017

POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL

César Pérez Navarro

ANDALUCÍA, LA CENICIENTA EN DATOS

diversificado el modelo productivo tras la explosión de la burbuja inmobiliaria. El turismo se mantiene como uno de los pilares de la economía, y en Andalucía es un sector fundamental de desarrollo. Solo en el primer semestre de 2016, 8,3 millones de turistas visitaron Andalucía, un 9% más que el año anterior, pero a la par que crecen los ingresos, aumenta la precariedad laboral. Según los datos de la Seguridad Social, casi la mitad de la plantilla ligada a la hostelería

trabaja con un contrato temporal y a tiempo parcial, lo que suele ocultar situaciones fraudulentas. Todo ello resulta más escandaloso cuando descubrimos que emigraron al extranjero 2.132.248 españoles entre 2011 y 2015 según el INE, lo que supone una media de 426 mil personas al año. Aproximadamente, la décima parte de estos emigrados son andaluces, esto es, unos 40 mil de media anual.■

DESMONTANDO PREJUICIOS PSICOLÓGICOS LAS CAUSAS EXTRUCTURALES DEL ATRASO

T

L

a última Encuesta de Condiciones de Vida publicada en mayo de 2016 por el Instituto Nacional de Estadística (INE) situó a Andalucía como la Comunidad Autónoma con mayor riesgo de pobreza y exclusión social, con una tasa del 43,2% de su población. Esta encuesta reflejó que el 55% de los hogares andaluces “no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos” y tampoco “pueden permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año”. O que el 11,3% paga la hipoteca o el alquiler de su vivienda habitual a duras penas, con retrasos, y el 15,3% llega a fin de mes “con mucha dificultad”. Algo más de 1 millón de andaluces (el 12,8% de la población total) se encuentra en situación de pobreza extrema, o lo que es lo mismo, sobrevive con ingresos mensuales que no superan los 332 euros al mes. Andalucía es la Comunidad con los ingresos medios anuales más bajos de España (7.942 euros) junto a la Región de Murcia (7.924) y Extremadura (8.469). Se sitúa lejos de Euskadi, Navarra, Madrid, Aragón o Cataluña, regiones que superan los 12 o 13 mil euros de media anual. La evolución de la pobreza en Andalucía es aún más preocupante si observamos los datos desde el inicio de la crisis financiera. En 2009 la tasa de riesgo de pobreza se situaba diez puntos por debajo de la de 2015, en el 33,3%, mientras que los hogares con “carencia material severa” eran el 5,7 en 2009, elevándose el porcentaje al 8% en 2015. Son familias que -por ejemplo- “no pueden permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año”, que “no pueden mantener la vivienda con una temperatura adecuada” o tampoco “disponer de automóvil, teléfono, televisor o lavadora”. Con un total de 2.151 desahucios, Andalucía también lidera las ejecuciones sobre viviendas habituales en el tercer trimestre de 2016 para un total de 3.919 en todo el país. Es decir, nuestra comunidad acumula más de la mitad de los desahucios del país según los datos más recientes del INE pero también sobre el total de fincas, con 3.833.

Íntimamente relacionada con los anteriores datos, la tasa de paro, principal preocupación de los ciudadanos desde muchos años atrás. Si la legislatura de Rodríguez Zapatero concluyó en 2011 con 5.273.600 parados y el 22,85% de la población según la Encuesta de Población Activa (EPA), hoy esa tasa de paro apenas se ha reducido tres puntos. En 2016 se mantenía en el 18,91%, lejos de porcentajes anteriores a la crisis sistémica y financiera (8,57% en 2007) y sin sumar el matiz del alarmante incremento de la precariedad laboral desde la aprobación de las reformas laborales de los gobiernos Zapatero y Rajoy. Las consecuencias de la “flexibilización” y de los contratos temporales se traducen en jornadas más largas y horarios variables a voluntad de la empresa, de hasta 12 horas diarias y más de 50 horas semanales. Siguiendo datos de la EPA, más de la mitad de las horas extraordinarias no se pagan. Lo que sorprende, pues no suelen publicarse comparativas a escala autonómica en los medios corporativos, es que la tasa de paro que dejó Zapatero en Andalucía (29,71% en 2011) se incrementó ligeramente tras varios años de gobierno Rajoy (29,83% en 2015) y aún se mantiene casi inalterable desde entonces (28,5% en el tercer trimestre de 2016). La estadística aplicada a mujeres (32,1%) o menores de 25 años (55,1%) deja claro que estamos lejos de salir de esta crisis estructural e -igualmente- que no se ha

radicionalmente, los medios de comunicación difunden vagos argumentos para explicar las causas del atraso económico de Andalucía respecto a otras zonas de España. Factores psicológicos que inciden en la “pereza” natural del andaluz o en el disfrute del ocio en la calle se sitúan en el centro de un pobre debate mediático. Hemos escuchado por boca de algún conocido político frases maniqueas tales como “en Andalucía viven del cuento, yo he estado en Andalucía y la gente trabaja cuatro horas y la mayoría de la gente o está en el bar o está de fiesta” o “en otros sitios de España, con lo que damos nosotros de aportación conjunta al Estado, reciben un PER para pasar una mañana o toda la jornada en el bar del pueblo”. Volviendo a las cifras, este subsidio agrario solo supone el 2% del gasto nacional de desempleo y apenas supera los 700 millones de euros, cifra que palidece al colocarla junto a los 35.000 millones de euros que pagamos cada año en intereses de la deuda pública o los cerca de 80.000 millones de fraude fiscal anual estimado por el sindicato de técnicos de Hacienda, GESTHA, la mayor parte atribuido a grandes empresas o fortunas. Es un ejemplo de cómo los datos brutos pueden destrozar con facilidad argumentos con base xenófoba, racista o clasista. Para entender el desarrollo económico de Andalucía con rigor debemos acudir a los recursos naturales y humanos, al tejido productivo, al comercio y a cómo se ha utilizado históricamente el capital o el dinero fruto del esfuerzo de los trabajadores. Nuestra tierra ha padecido una concentración crónica de la tierra y de la riqueza en pocas manos. La invasión cristiana de la mayor parte de la península musulmana fue distinta a la de Andalucía. El norte se ocupó gracias a la presión demográfica antes que por la acción militar, mientras que la meseta, muy poco poblada, se sometió muy lentamente. Al contrario, el desalojo de los musulmanes de Andalucía occidental se produce mediante la acción de estados cristianos consolidados y en un período muy escaso de tiempo. Esto se tradujo fundamentalmente en la creación de grandes latifundios que perduran sin grandes cambios hasta la actualidad. El mecanismo fue sencillo: los reyes pagaban los servicios de los señores feudales con grandes extensiones de tierra. Las emigraciones de andaluces sin tierra a las Américas atenuaron la conflictividad social durante los siglos XV a XVII. Más adelante, asistimos a levantamientos que pretendie-

ron subvertir esa torcida lógica impuesta desde arriba, como el de Loja de 1868 o el de Casas Viejas en 1933. Los intentos colectivizadores de la mano de la II República fueron frustrados por el golpe de estado y la guerra civil. Nunca más se intentó una reforma agraria. La histórica reivindicación “la tierra para el que la trabaja” se ha enterrado en subvenciones -como el PER precisamente- que tratan de paliar el abaratamiento de los productos del campo en origen por efecto de la globalización. Desde sindicatos agrarios como el SAT ya ni siquiera se reivindica la propiedad de la tierra, sino su mera explotación: “no queremos la propiedad de la tierra, queremos su uso para formar cooperativas”.

Los jornaleros siempre trabajaron de sol a sol y -hasta la muerte del dictador- era común observar a menores en el campo junto a sus padres y madres, con salarios que solo permitían una vida de subsistencia. Una metáfora del economista Eduardo Garzón ayuda a entender el motivo fundamental del histórico atraso económico respecto a zonas del norte: “la economía de cualquier región o país se puede asemejar a una embarcación empujada por remos. Los remeros que posibilitan el movimiento del barco son los trabajadores que, con su fuerza de trabajo, crean la renta y la riqueza. El capitán decide qué se hace con ese esfuerzo creado por los remeros y por lo tanto hacia dónde se dirige la nave […] Si el barco se queda atrapado en un coral (si Andalucía queda atrasada en términos de desarrollo económico) no es culpa de los remeros (de los trabajadores andaluces) sino que la culpa es del capitán que dio la orden para ir hacia el coral y no hacia otra dirección”. Es -por tanto- la culpabilización colectiva inducida la que exculpa a quienes poseen el capital y no supieron invertirlo.■

“Esclavos son los hombres que necesitan señor” Blas Infante


PARADIGMA

febrero 2017

5

POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL

CÓRDOBA 2007 - 2017. LA POBREZA ENDÉMICA AMENAZA A LA CIUDADANÍA

Foto: Ana Carbonero

Ocho años de crisis económica han servido para poner en práctica políticas de austeridad destinadas a recortar derechos que han generado una sociedad más injusta, incrementado los niveles de pobreza, el número de personas en exclusión y ha ensanchado la brecha social. Córdoba con más de un 30% de paro, un alto índice de empleo sumergido y poca industrialización ha estado más expuesta a esta crisis económica, convirtiéndose la ciudad en la capital de España con mayor riesgo de pobreza. Laura Carmona

C

órdoba hoy se sitúa como la capital española con mayor población en riesgo de exclusión social. Este dato, que arroja un estudio realizado por AIS Group con datos del Instituto Nacional de Estadística en base a los indicadores sociodemográficos de Habits Municipios, señalan que el 37,2% de la población cordobesa vive en riesgo de exclusión frente al 22,1% de la media española. En estos años de crisis, la situación en la ciudad se ha agravado hasta el punto que se da aunque el Ayuntamiento ha aumentado en un 85% la financiación de Servicios Sociales de la establecida en el año 2007, una inversión que asciende a más de 24 millones y medio de euros, seis millones más que en 2015 y 400.000 euros más tras la negociación con Ganemos, con un aumento de ayudas de emergencia, incremento del presupuesto para planes de empleo o en ayudas al alquiler, la luz y el agua. “Hay que aumentar el personal para poder ofrecer una respuesta que difiera del asistencialismo, si no las personas que trabajan en el área están dedicadas a las emergencias por lo que hay demandas importantes a las que no damos solución al estar desbordados de urgencias.” declara Rafael del Castillo, delegado de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba. La población acude a su administración más cercana a reclamar ayuda pese a que sea limitada la capacidad que tiene el Ayuntamiento para transformar esta situación que reclama un cambio estructural. “Mientras no haya renta básica o trabajo garantizado, trabajaremos de manera asistencial y no en cómo mejorar la suficiencia. Podemos ayudar a pagar el alquiler, la comida... pero no tenemos capacidad como Ayuntamiento de

generar otras estructuras económicas que son potestad del Estado como cambiar las políticas de empleo nacional.” argumenta Del Castillo.

La desigualdad sigue aumentando. Mientras 15.000 cordobesas y cordobeses viven con menos de 300 euros al mes, más de 6.000 declaran ingresos que superan los 3.000 euros En la actualidad la desigualdad es mayor que nunca, mientras 15.000 cordobesas y cordobeses viven con menos de 300 euros al mes, más de 6.000 declaran ingresos que superan los 3.000 euros según los datos extraídos del Estudio sobre Pobreza Energética encargado por Vimcorsa, la empresa municipal de viviendas de Córdoba. Aparecen otros datos preocupantes, más de un 40% de la población no puede permitirse poner la calefacción o el aire acondicionado y a una de cada diez le han cortado la luz al menos una vez. Las cifras son demoledoras. Según los datos recogidos en las Memorias de Gestión de Servicios Sociales, las demandas de cualquier tipo de ayuda han pasado de 14.559 en 2007 a 24.348 en 2015. En 2007 las ayudas económicas familiares ascendieron a 455 mientras que sólo de enero a octubre de 2016 alcanzaron 1.410 y las ayudas de emergencia social pasaron de 574 a 2.247. Las familias con miembros parados de larga duración que se han acercado a los servicios han pasado de 200 a más de 2.000 en nueve años y sin posibilidad de acceder a alimentos de 290 a

2736 mientras, cerca de 4.500 familias carecen de ingresos para subsistir. Aunque crece el presupuesto y las iniciativas, el personal se ha reducido en veinticinco personas para dar demanda a diez mil expedientes más. Así, personas como Rosa, siguen a la cola esperando alguna prestación. Tras año y medio en el paro, sin ingresos de ningún tipo, separada con dos hijos, come en el comedor del Rey Heredia que asume la labor de dar un plato de comida a 60 personas diariamente. Rosa montó una empresa de transportes con seis empleados. Durante los primeros años ingresaba alrededor de 4.000 euros mensuales. Su situación se torció en 2011 con la subida del gasoil y la bajada de los precios, con lo que poco a poco no pudo hacer frente a los pagos hasta que en 2015 tuvo que cerrarla. Como autónoma no percibe ninguna ayuda y está a la espera de un salario social. “Ya me han cortado la luz dos veces y afrontar gastos como las medicinas de mis hijos se lleva todo lo que ingreso limpiando algunas casas” lamenta Rosa.

“Ya me han cortado la luz dos veces y afrontar gastos como las medicinas de mis hijos se lleva todo lo que ingreso limpiando algunas casas” lamenta Rosa En estos diez años se han destruido cerca de cuatro millones de puestos de trabajo y pese al 1,5 millón de empleos recuperados, las condiciones de éstos no han mejorado la situación de la población. El empleo que se crea es precario, temporal, con bajos salarios por más horas y categorías inferiores lo que no genera soluciones a largo plazo. Es el caso de Ángel, electricista desde 2005 que tras sus primeros contratos a jornada completa con categoría de oficial de tercera, cobrando 950 euros, más horas extras y dietas, lo que suponía a final de mes 1.300 euros, ha visto como tras meses en el paro en el año 2011, su categoría bajó a peón, las horas de trabajo aumentaron a nueve y media cada día sin cobrar horas extras, su salario disminuyó hasta 900 euros, sus contratos pasaron a ser a media jornada y por obra y servicio, trabajando en turnos nocturnos sin cobrar un plus y sin que se respeten los 15 días de plazo ante un despido. “Nunca sé si mañana tengo que ir a trabajar” admite Ángel. Desde entonces ha estado cuatro años parado sumando los meses entre contrato y contrato. “La única suerte es que no soy cabeza de familia y siempre mis padres me han ofrecido un techo pero hubiese deseado independizarme hace años y formar mi familia.” Hoy, tras trece años con su pareja se ha independizado gracias a que ella asume el 80% de los gastos comunes.

“Nunca sé si mañana tengo que ir a trabajar.” admite Ángel. En Córdoba se registran alrededor de 15.000 viviendas vacías y no se actúa con contundencia contra los grandes poseedores de pisos, los bancos y los fondos buitre.

Los desahucios han pasado a ser una lacra en esta sociedad y la falta de voluntad política para frenarlos ha supuesto que personas en situación de vulnerabilidad como Pepa con sus dos hijos se vean fuera de sus casas. Al separarse, su marido dejó de pagar la hipoteca y en la empresa donde trabaja desde hace diez años como limpiadora le redujeron la jornada a la mitad. Con unos ingresos de 350 euros, no pudo soportar sola el pago y la desahuciaron hace dos años. Desde entonces vive en casa de su madre de la que sus hermanos intentan echarla para poder vender la casa en cuanto la dueña muera. “Mi vida es un sinvivir” reconoce Pepa. Ha solicitado al Ayuntamiento una vivienda para estabilizar su situación junto a sus hijos pero aún sigue sin respuesta.

Propuestas desde el Ayuntamiento El Ayuntamiento ha presentado el Plan de Rescate a la Ciudadanía para contrarrestar los indicadores tan graves que presenta la ciudad en su lucha contra los desahucios y contra los cortes de suministros energéticos, de agua y la falta de alimentos. Gracias a las demandas de Stop Desahucios, se ha puesto fin a la falta de acceso al agua para quien no pudieran pagarla o a quien no se le hicieran contratos. Se han reducido los requisitos para el empadronamiento con el objetivo de poder darte de alta en EMACSA en 24 horas. Sin embargo, tras negociaciones con Endesa, no se ha conseguido ofrecer el mismo servicio que con la empresa pública de aguas, sólo unos mínimos en los que se paralizan los cortes de luz si se presenta el aviso en lo Servicios Sociales y éstos mandan un correo, aunque sólo cuentan con un mes para dar respuesta de si el Ayuntamiento va a afrontar el pago. Se ha conseguido que Endesa fraccione la deuda, negociar las multas para que sean asumibles por las familias y hacer pagos a futuro.

“La solución pasa porque servicios como la luz sean públicos” Rafael Del Castillo

Las ayudas de emergencia se han multiplicado de 250.000 euros en 2015 a 1.300.000 euros presupuestados en 2017 para la suficiencia energética sumado a los más de 350.000 euros en ayudas al alquiler. “La solución pasa porque servicios como la luz sean públicos” sentencia Del Castillo. De cada cuatro emergencias en 2016, tres han dejado de serlo. Sin embargo, mientras no se cambien las políticas que desmantelan el sistema de protección pública, no se generen políticas de empleo y se mejoren sus condiciones, en definitiva, se ponga todo el acento en distribuir la riqueza entre todas y todos, estos esfuerzos seguirán apagando fuegos de un daño estructural que puede acabar siendo endémico. Las bolsas de pobreza no sólo no se reducen si no que se van ampliando hasta alcanzar a más de un tercio de la población cordobesa que ve con temor un futuro en el que la recuperación económica suena a fábula infantil.■


6

PARADIGMA

febrero 2017

LAS CONCESIONES PÚBLICAS La contratación pública cordobesa en manos de Florentino Pérez Laura Carmona

L

a contratación pública en España supone casi un 18% del Producto Interior Bruto que han copado empresas multinacionales, lideradas por ACS, la compañía de Florentino Pérez. Estas empresas han monopolizado las licitaciones públicas de subcontrataciones de las administraciones como limpieza, ayuda a domicilio, jardines e infraestructuras, vigilancia, albergues o comedores sociales. Los presupuestos de la ciudad de Córdoba para 2017 se aprobaron finalmente el pasado mes tras la inclusión de puntos claves trasladados por Ganemos. Entre ellos la introducción de las cláusulas sociales, de género y medioambientales en todos los contratos públicos, que se incluya una reserva de contratación para empresas de inserción y empresas de la economía social y solidaria, así como la creación de una comisión de seguimiento que verifique que se incorporan esas cláusulas para favorecer la inclusión de pequeñas empresas y cooperativas y asegurar que se cumplen los contratos. ¿Cómo han aterrizado empresas como CLECE en Córdoba? La contratación pública en general y en los contratos mayores, de grandes cuantías, como son el de ayuda a domicilio, infraestructuras de jardines o vigilancia están en manos de Clese y Thales. El grupo de Florentino se lleva el presupuesto en licitaciones del Ayuntamiento de Córdoba junto con Vitalia que gestiona la residencia de ancianos del Barrio Guadalquivir. En las licitaciones públicas sigue primando el precio por encima de otros criterios de vital importancia como su repercusión social y en la económica local, el respeto al medioambiente, a las condiciones laborales, etc. Para las pequeñas empresas, afrontar la financiación es una labor casi imposible de conseguir, por la solvencia financiera que deben tener para asumir los retrasos en los pagos de las administraciones sumado a las dificultades que tienen para acceder al crédito. Mucho más si hablamos de cooperativas y entidades sin ánimo de lucro. Para ello se plantea la necesidad de lotear, dividir los contratos en sectores más pequeños facilitando el acceso de estas entidades de la economía social además de limitar el número de lotes a los que presentarte, para no conseguir todo el marco de licitaciones. Como analiza Francisco Molina, presidente de FAECTA, Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo, las empresas de la economía social se encuentran en un territorio hostil, la ley está hecha para beneficiar a las multinacionales y la parte de la legislación que pretende favorecerlas, la Administración no la cumple. “Los beneficios de las grandes empresas no repercuten en nuestra ciudad y aplican políticas puramente extractivas, utilizan a las administraciones para maximizar sus beneficios sin priorizar los servicios ofrecidos o las condiciones de los trabajadores” asegura Molina.

Foto: Ana Carbonero

El presidente del Real Madrid desembarcó en Córdoba con la empresa CLECE, que mantiene la licitación de la ayuda a domicilio y la casa de acogida de Campo Madre de Dios y la empresa Thaler que adquirió la de jardines, lo que ha supuesto un debate de cómo se invierte el dinero público que frenó la aprobación de los presupuestos de 2017 con el rechazo inicial de Ganemos. Desde Ganemos señalan la necesidad de una contratación pública con derechos. “Es lo que deberían hacer todas las administraciones públicas, supone mucho dinero público que puede ser una herramienta muy potente para fortalecer el tejido social y desarrollar la economía local de su entorno” señala Mª Ángeles Aguilera, concejala de Ganemos Córdoba. “Los beneficios de las grandes empresas no repercuten en nuestra ciudad y aplican políticas puramente extractivas, utilizan a las administraciones para maximizar sus beneficios sin priorizar los servicios ofrecidos o las condiciones de los trabajadores” asegura Francisco Molina. Son entidades que ponen en el centro la generación de beneficios para los propietarios y accionistas, por encima del servicio que deben ofrecer. “La Administración no está obligada a aceptar el mejor precio, sino la oferta más favorable al interés público.” Sentencia del Tribunal Supremo de 1997 Desde las diferentes administraciones públicas se ha justificado “la subasta”, el precio como criterio fundamental, alegando la crisis como excusa, continúa Molina. Las entidades de la economía social no pueden competir dando el precio más bajo, sin embargo sí dando un mejor servicio y revirtiendo sus beneficios en el desarrollo local. Molina resalta “la inserción sociolaboral de personas y/o colectivos más desfavorecidos, las mejoras de la calidad de vida de las personas afectadas por dichos servicios y de las comunidades donde estos se implementan, el incremento de la calidad del aire, el suelo, el agua, la igualdad entre hombres y mujeres, etc.” Para ello se requiere hacer asequibles los requisitos de solvencia, lotear y

limitar el número de contratos, en lo que ya está trabajando el Ayuntamiento en el área social. Rafael Del Castillo, delegado de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, remarca la gran dificultad con la que se encuentran para incluir las cláusulas sociales adecuadamente, crear contratos más ventajosos para el personal contratado y mejorar el servicio ofertado debido a la falta de personal y a las limitaciones legales que existen como no poder establecer un sueldo por encima del convenio aunque éste sea deficiente. “La reforma local está hecha para favorecer a las grandes empresas, el gobierno nacional que tenemos quiere evitar que municipalicemos. El enemigo al que nos enfrentamos es muy poderoso.” concluye Del Castillo. Un claro ejemplo es la concesión a veinte años de la alcaldía del Partido Popular a Vitalia para la gestión del centro de mayores del Barrio Guadalquivir justo antes del fin del mandato.

EL AYUNTAMIENTO Y CLECE

En juego la gestión directa de la ayuda a domicilio. “No se presta el mismo servicio desde lo privado que desde lo público, no se invierte lo mismo y a quien afecta directamente son las personas usuarias de estos servicios.” Rafael Del Castillo.

D

esde el año 2012 la empresa privada CLECE ha asumido la ayuda a domicilio en la ciudad de Córdoba. Desde la llegada al poder del cogobierno, Del Castillo asumió estudiar las vías posibles para municipalizar el servicio y asumir su gestión directa. Del Castillo resumía así su intención, “no se presta el mismo servicio desde lo privado

que desde lo público, no se invierte lo mismo y a quien afecta directamente son las personas usuarias de estos servicios.” Sumado a los escándalos en otras ciudades al incumplir contratos y no respetar el convenio, lo que en Córdoba ha supuesto que las trabajadoras, todas mujeres, se concentren frente a la empresa y trasladen sus reivindicaciones hasta el Pleno del Ayuntamiento exigiendo la municipalización y el fin de la tiranía de CLECE. CLECE, una filial de ACS con la que anualmente Florentino Pérez cobra alrededor de cinco millones de euros de sueldo, mantiene “trabajadoras pobres”, en riesgo de exclusión social, como señala la presidenta del Comité de Trabajadoras de CLECE, Olga Perales, “la mayoría de las trabajadoras cobra menos de 400 euros y siguen contratando sin aumentar las horas de las ya en plantilla.” Pero no es lo único que denuncian las trabajadoras, la presidenta del Comité señala que sus contratos no permiten la conciliación laboral al tener jornadas partidas hasta en contratos parciales, existen contratos desde 2 horas y la empresa no reconoce las parejas de hecho por lo que no les concede los 15 días por la unión ni la posibilidad de pedir días por ingreso hospitalario de sus parejas. Estas empresas buscan beneficios de lo social, reducir gastos a través de empeorar la situación laboral de las trabajadoras reduciendo salarios y contratos para ampliar su rentabilidad. Un trabajo como la atención a nuestros mayores con alta dependencia, grado 2 y 3, pagado con un sueldo de 800 euros tras 39 horas semanales, evidencia la necesidad de reformular este servicio y atender las demandas de las trabajadoras. Aunque la situación legislativa de 2015 no permitía aspirar a la municipalización, tras la derogación por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura de algunos artículos de la ley de reforma local, se han abierto vías que han propiciado que en Jerez se municipalice y se inicie el proceso en otros ayuntamientos incluido el de Córdoba. “Es un camino tortuoso pero que debemos recorrer. Al menos nosotros debemos hacer todo lo que nos toque como Ayuntamiento” considera Del Castillo. En el Pleno del 7 de febrero se presenta a votación la creación de una comisión para el estudio de la gestión directa. Según el delegado están valorando la posibilidad de crear un ente municipal o hacerles una encomienda de gestión a los entes municipales que ya existen, con la subrogación de todas las trabajadoras y negociar con ellas el nuevo convenio. Para ello hay que demostrar la viabilidad económica de asumir la gestión directa, excusa del gobierno nacional para favorecer las privatizaciones. Córdoba ya vive bajo la amenaza del Ministerio de Hacienda de privatizar sus entes públicos, siendo una de las ciudades que cuenta con un mayor número de empresas municipales como EMACSA, SADECO, AUCORSA y CECOSAM que desde el Ayuntamiento se defienden para que no acaben en la gestión privada.■

“Las empresas no deben existir para ganar dinero, sino para servir” Papa Francisco


PARADIGMA

febrero 2017

7

LOS BARRIOS ESTÁN VIVOS

Distrito Sureste:

La Casa de las Córdobas Enrique A. Rodríguez Contreras.

Presidente del Consejo de Distrito Sureste

E

l Consejo de Distrito Sureste está formado por representantes de los distintos colectivos y sectores (Asociaciones Vecinales, las de mujer, culturales, AMPAS…) de los 8 barrios que lo componen. Cuando

Federación de Asociaciones Vecinales:

Área Ciudad Humana Rafael Carmona Muñoz

Miembro de la Junta Directiva de la Federación Al-Zahara

E

l Área de la Ciudad Humana es ya prioritaria en la Federación. La realidad social y económica impone a la vecindad una respuesta organizativa con más énfasis en nuestros barrios y distritos, incidiendo en temas como el paro, la vivienda, la sanidad, la educación, etc., que afectan a miles de familias cordobesas como consecuencia de la crisis que vivimos. Debemos insistir y denunciar públicamente un retroceso en nuestra democracia como sistema político, ante la acumulación de derechos y libertades para la ciudadanía que hemos perdido y que impiden actualmente avanzar si renunciamos a ellos. Todo esto está generando nuevas necesidades en los barrios, que algunas asociaciones vecinales ya estamos abordando, como la lucha contra los desahucios y contra la pobreza energética. Asimismo incidiremos en la elaboración del nuevo Plan de Vivienda, en el Plan Integral de Palmeras o en la introducción de mecanismos participativos en los servicios sociales.

la vecindad une esfuerzos y pone cariño en el empeño, se consiguen logros, como “La Velá” tan bella del pasado verano u otras que aún recordamos. En estos momentos el proyecto más importante del distrito es “La Casa de las Córdobas”, un reto que busca cambiar radicalmente el concepto, a nuestro juicio equivocado, de cultura, que suele ser el que abarca a lo que se representa en el Gran Teatro o los grandes salones y galerías de arte. Para nosotros y nosotras, la cultura vive en los barrios y necesitamos que la gente así lo entienda y así lo defienda. En eso estamos, en demostrar que cultura y barrios no están reñidos. En el proyecto de “La Casa de las Córdobas” está incluida, en primera persona, la iglesia de Campo Madre de Dios. No estamos dispuestos a que un edificio tan singular pase de la ruina al derrumbe, sino que queremos convertirlo en una potente lámpara cultural que alumbre, desde nuestro distrito, a toda la ciudad. En ello estamos muchísimas personas, y todas las que quieran sumarse, serán bienvenidas y necesarias, para sacar adelante un proyecto

Ta m p o c o podemos obviar las realidades que se viven fuera de nuestras fronteras. No podemos ni debemos volver la espalda a la hambruna y muerte masiva en países hermanos. Tenemos la obligación de seguir fomentando la cooperación internacional, de pedir responsabilidades y de mantener vivo nuestro compromiso. Incorporamos, además, el trabajo con personas refugiadas que llegan a Córdoba. Es más necesario que nunca la formación energética, no sólo como una toma de conciencia y lucha contra las empresas del sector, sino también para una mejor eficiencia. Para ello se seguirán programando charlas, junto con colectivos ecologistas y Stop Desahucios dentro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, aprovechando la existencia de la Mesa de la Energía, creada por el Ayuntamiento para poner en marcha proyectos como el de 50 por 50, dirigidos a los centros educativos, y que se compromete a que la luz que la propia institución consume sea 100% renovable. Seguiremos actuando en defensa de las comunidades de personas propietarias de pisos que tienen aprobadas las ayu-

cultural que entendemos que podría volver a unir a muchas cordobesas y cordobeses después de la fallida Córdoba Cultural de este 2016. Lo cual sería un gran logro. En la iglesia Campo Madre de Dios, convenientemente restaurada, este espacio permitiría abrir una puerta a América desgraciadamente inexistente y olvidada, a pesar de los enormes vínculos humanos e históricos que tenemos con ella. No olvidemos que Córdoba es uno de los nombres de localidad más repetido en aquel continente. La recuperación de un espacio público de esta dimensión, en un lugar tan cargado de simbolismo, además de dinamizar cultural y socialmente el distrito e irradiar cultura a la ciudad, sería un gesto de justicia histórica con nuestros iguales, la ciudadanía de los países americanos, y con ello, una extraordinaria oportunidad económica y turística para la ciudad que tan necesitada anda de ello. Pero, ¿por qué en ese espacio? 1.La iglesia Campo Madre de Dios, además de tratarse de un equipamiento de muchas posibilidades cuando esté rehabilitado, es un espacio que, estando próximo al cas-

co histórico, está ligado a la memoria del distrito sureste y sus barrios, permitiendo de ese modo convertirse en una referencia para la cultura y con ubicación en un barrio, binomio que dinamizará la zona y el distrito. 2.Por otra parte, Gonzalo Ximénez de Quesada, fundador de Santa Fe de Bogotá, nació, presumiblemente en 1509 en el espacio que hoy ocupa el edificio, en el que aún podemos observar una plaza conmemorativa. ¿Y qué contenidos podría tener? Ser el centro de interpretación para todas las ciudades de América y el resto del mundo con el nombre de Córdoba; con todas sus referencias, contenidos y espacios para su divulgación, destacando nuestra proyección universal. La Casa de las Córdobas sería así el eje en el que la vecindad nos reconoceríamos, por su ubicación y por haber sido protagonistas de haberlo convertido en un foco de cultura de primer orden. Y ello serviría para hacer de nuestro distrito, sus gentes y sus barrios, lugares y ciudadanía culturales, certificando así, que cultura y barrios es, sin duda, una combinación posible y en este caso, real. ¡En ello estamos!■

das para la instalación de ascensor por la Junta de Andalucía, a la que le recordaremos, una vez más, el incumplimiento de sus compromisos, a través de denuncias de las comunidades, la mayoría de ellas compues-

tas por mayores de 65 años y con graves problemas de movilidad, “encerradas” en sus casas viendo la ciudad desde una ventana. Y también el medio ambiente y la salud pública de nuestros barrios con una perspectiva social y de valores, bajo el lema “Entre todas y todos construimos el clima de nuestro barrio”. Se trata de inculcar, hasta conseguir su reversión, la preocupación por un deterioro ambiental que afecta al planeta, pero que es visible en cada barrio. Es decir, actuando en lo cercano para cambiar esta realidad que nos afecta. ■


8

PARADIGMA

febrero 2017

Esta es la realidad social...

DEFENDAMOS LAS PENSIONES

PROSTITUCIÓN

Extracto del Manifiesto de Yay@flautas de Córdoba “Jóvenes éramos, luchando seguimos”

E

n nuestro país, muchas personas mayores atraviesan una existencia precaria. El 20% de las pensiones contributivas y la totalidad de las no contributivas se encuentran por debajo del umbral de pobreza. El 72% de los jubilados perciben una pensión inferior a 1.100 euros, el 49% por debajo de 700 euros. Los pensionistas nos encontramos ante una continua amenaza: Cuál va a ser el futuro de las pensiones, las de hoy y las de mañana. Sin saber cómo van a quedar las que tan dignamente hemos conseguido después de toda una vida trabajando. Y los futuros con la angustia de si podrán optar a una pensión pública que permita vivir con dignidad. Los medios de comunicación intentan hacernos creer en la inviabilidad del sistema público de pensiones, una estrategia orquestada por el Gobierno al beneficio de los grupos financieros y aseguradoras. Van a destrozar y liquidar el sistema público. Las pensiones, un negocio de 15 mil millones de euros anuales que el Gobierno, la banca y los seguros llaman capital. Hace cinco años, cuando el Gobierno tomó posesión, la hucha de las pensiones guardaba 80.000 millones de euros: para julio de 2017 estará vacía. Es imposible que los salarios cada vez más bajos de los/as hijos/as y nietos/as sostengan las pensiones de los padres y los abuelos. Creemos en la urgente y necesaria movilización. Somos nueve millones de pensionistas, tenemos el derecho y el deber de hacernos oír, porque estamos seguros del peligro que corren nuestras pensiones públicas y las de nuestras hijas e hijos. ¡Peligrando nuestras pensiones también peligra nuestra dignidad! ¡Las pensiones no se defienden desde los sillones!■

Almudena López Garrido. APDHA.

C

uando pensamos en una mujer que se dedica a la prostitución, nos puede venir un ideal de mujer irreal, joven, esbelta, sexy, siempre perfecta, con lencería cara. Tenemos sin ir más lejos la película Pretty Woman, que nos muestra un ideal de prostituta, chica joven, con problemas, que se enamora de un hombre rico que le enseña a respetarse a sí misma como persona y la convierte en una especie de princesa moderna. Pero la realidad en este caso supera la ficción, ya que las verdaderas princesas son mujeres de carne y hueso, que por una serie de circunstancias se han visto dentro del mundo de la prostitución y no siempre tienen a su lado a príncipes azules. Cuando se escribe sobre prostitución nos centramos más en los datos estadísticos, que en las propias mujeres, esas verdaderas princesas que son hermanas, madres, hijas, tías, abuelas. Mujeres que han luchado y luchan cada día por sacar adelante a sus familias y que pelean sin descanso con la vida. Una vida que en determinados casos, no les ha dado otra oportunidad de conseguir ingresos económicos fuera del entorno de la prostitución, ya que no es fácil salir adelante y mucho menos sin el apoyo de tus redes familiares y de la sociedad. A esto tenemos que unirle el peso que genera la palabra “prostituta” sobre sus espaldas, con todos los prejuicios que conlleva, ya que ser una mujer de “vida alegre” nunca ha sido fácil, ni lo será. Porque lo llaman dinero fácil y no lo es, porque pesa mucho la exclusión, la pobreza y en determinadas ocasiones la Ley de extranjería. Porque socialmente tendemos a juzgar aquello que desconocemos, que nos da miedo y convertimos en tabú lo que no nos gusta de nuestra sociedad. Juzgamos sin conocer, solo por el simple hecho de pensar que según nuestra moral sabemos distinguir entre lo que está bien o mal, olvidándonos del respeto a los demás.■

ABUSO DE LA BANCA

CONTAMINACIÓN CAUSADA POR EL TRÁFICO Guillermo Contreras

Ecologistas en Acción Córdoba

L

a falta de lluvia en los periodos invernales y el fenómeno conocido como de “inversión térmica” (las capas calientes del aire que envuelven las ciudades no se renuevan por estar retenidas por capas más frías situadas sobre ellas) provocan alarmantes niveles de contaminación ambiental en las grandes ciudades. Córdoba no es ajena a este fenómeno. Informes de calidad del aire publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente indican que, de las tres estaciones de medición existentes en la ciudad (Asomadilla, Al Nasir y Lepanto), la estación de Al Nasir (Vial Norte), supera sistemáticamente los límites establecidos por normativa para el contaminante tan peligroso: el dióxido de nitrógeno, NO2. Córdoba está entre las seis ciudades españolas que superan el promedio anual de NO2 que establece la normativa europeo/estatal. El NO2 proviene en su mayor parte de las emisiones de los automóviles, sobre todo los diesel. Por ello la estación de medición de Al Nasir, situada en una de la vías de tráfico más saturadas de la ciudad registra superaciones continuas de este contaminante. Otras fuentes de contaminación por NO2 son cementeras e incineradoras. Según informes publicados por la Agencia Europea del Medio Ambiente, la contaminación ambiental por NO2 provocó 5.900 muertes prematuras en el Estado español en el año 2012. Los ingresos hospitalarios urgentes (aparato respiratorio) por enfermedades respiratorias aumentan hasta en un 40% cuando el NO2 supera el valor permitido (40 microgramos). La única solución viable es limitar el tráfico rodado. Más allá de medidas puntuales (limitar la circulación de vehículos, ejemplo Madrid y Barcelona) se requieren medidas estructurales encaminadas a la reducción radical de la circulación de vehículos privados en el interior de las ciudades.■

Rafael Carmona

L

Plataforma 15M Stop Desahucios Córdoba

os abusos de la banca han afectado directamente a más de dos millones de familias a través de las hipotecas y las preferentes, a familias que ya están desahuciadas, en proceso judicial, en mora o al corriente de pago. Indirectamente también afectan a través de los recortes en servicios fundamentales como la Sanidad, la Educación, las Pensiones... Todas las personas estamos pagando de una u otra forma, como los recortes en servicios básicos, para tapar la estafa financiera provocada por la Banca. El Estado ha inyectado 122.000 millones de euros de dinero público en el rescate bancario. El sector bancario español agradece los rescates públicos con 85.300 despidos. Las hipotecas con IRPH están pagando de más una media de 1.000€ anuales al año. Queremos señalar a otros responsables además de los dirigentes de los bancos de esta situación como: El Gobierno de España que legisla para los poderosos, olvidándose de las familias que están sufriendo la crisis, dejándolas desamparadas y en la calle. El Gobierno podía obligar a las entidades financieras a devolver lo cobrado fraudulentamente por las cláusulas suelo, sin necesidad de tener que interponer demandas vía judicial y sin embargo, se ha negado a ello. Y el poder judicial que sigue sin independizarse del poder político y financiero, si exceptuamos a algunos pocos jueces y fiscales que en contra de la mayoría defienden los intereses de las personas más vulnerables, tienen herramientas para garantizar los derechos de los consumidores en nuestro país. ¿Porque no paralizan todos los procedimiento de ejecución hipotecaria con cláusulas suelo que en estos momentos están la vía judicial? ■

“La mujer que ha trabajado, ¿por qué tiene pensiones más bajas que los hombres? Yo no quiero que a los hombres les bajen la pensión, lo que quiero es que se la suban a las mujeres. Tengo 91 años, pero no soy gilipollas” Paquita Martín, jubilada, en La Sexta Noche.


PARADIGMA

febrero 2017

...que los testimonios confirman. L

as pensiones son un ahorro de los trabajadores del país. No pueden ser empleados para saldar la deuda de los bancos u otros fines. Es un deber público que el dinero que se ha sacado de la hucha de las pensiones sea devuelto inexorablemente. Si hay que hacer recortes, que empiecen los políticos dando ejemplo con sus salarios y prebendas. El impacto de la política de las pensiones sobre nuestras vidas es muy grave. Las personas con menos de 600 euros no alcanzan a cubrir los gastos de la vida familiar. Se agrava más, porque en muchos casos los mayores tienen que ayudar a sus hijos en paro y a sus nietos. Si la política contra las pensiones sigue, las siguientes generaciones no las podrán tener. Las pensiones no se pueden tocar ni privatizar, porque pertenecen al pueblo. Para solucionarlo, el dinero que se gasta en guerras y armamentos se tiene que emplear en el bien social. No podemos recortar en humanidad y dignidad.■

P

or fin llega, en una mañana cualquiera, quizás mirando nuestro reflejo en el espejo, la pregunta que nos hace vacilar: “¿Qué opinas sobre…?”. Antes de fijarnos en un asunto concreto, debemos entender que significa tener la libertad intelectual para manifestar y disfrutar de cualquier idea, sin ninguna limitación, sea esta interna o externa. ¿Qué opinas tú, entonces, de la prostitución? Creo y debo defender la complejidad del tema, creo y debo desarrollar mi pensamiento hasta que me permita ver todos los matices que tiene el asunto, creo y debo quitar del medio cada perjuicio que, como una mancha negra de tinta, cubre páginas enteras de historias que merece la pena leer. Creo y debo hacer, en cada mañana cualquiera, quizás mirando mi reflejo en el espejo, el esfuerzo de quitar la etiqueta y ver la persona.■

Ilenia Mazzotta

Rafael Molina Uceda, Fuensanta

L

a crisis de las pensiones es una ofensa para las personas que han estado toda su vida ayudando a la economía del país y ahora se les pague una limosna que no les permite hacer frente a sus gastos más básicos. Hay pensiones que son de pena. El Gobierno no tiene en cuenta a las personas mayores. Su política afecta mucho a la calidad de vida de los mayores. Si tienes una pensión mínima no puedes tener suficiente para pagar un alquiler, ni siquiera para lo más básico de tu vida, como la comida, luz y agua. No se trata de lujos, sino de lo más básico. Al tener una pensión mínima no puedes hacer frente a lo necesario. Te las ves y te las deseas ante esto. La propuesta para solucionar la crisis de las pensiones es una renta básica. Daría calidad de vida a la gente. Incluso en Sanidad se ahorraría, habría menos depresiones y menos enfermedades.■ Mario Flores, Ciudad Jardín

Ciclista urbano afectado por la contaminación so habitualmente la bicicleta como medio de transporte urbano en la ciudad. Especialmente en verano siento un molesto picor en la garganta que creo que es causado por los abundantes episodios de contaminación por ozono troposférico al que realimentan el calor y las emisiones del tráfico. Sufro además también los gases de los autobuses cuando me toca esperar un semáforo detrás de uno. También me molesta en verano circular entre vehículos que emiten muchísimo calor debido a los aparatos de aire acondicionado. El efecto del calor que emana del asfalto se une al de estos aparatos. Los coches discoteca y su enorme ruido sin ningún control me parece que también son contaminación atmosférica. ■ Gerardo Pedrós, Barrio de Valdeolleros

U

Ciclista urbana afectado por la contaminación oy todos los días a trabajar en bicicleta. Por la Avenida del Brillante hay un montón de coches y en los semáforos trago un montón de humo. Noto mucho cuando es verano y hay menos tráfico, entonces es una bendición subir por allí, pero durante el resto del año es intenso. A veces tengo que taparme la boca si me toca detrás de una moto, y me tengo que poner delante porque es directamente insoportable para mi. Acumuladamente supongo que hará impacto sobre mi salud. Tendré que esperar a ver que pasa dentro de unos años para saber las consecuencias a largo plazo. Creo que la gente abusa de coger el coche para trayectos muy cortos. En la ciudad de Córdoba hay muchísimo tramo que la gente podría hacer caminando en vez de coger el coche para dos o tres kilómetros. Claro, así colapsa, y es mucho más incómodo vivir para todos. ■ María Luz Fuente Rodríguez, Barrio Ciudad Jardín

V

L

a prostitución, es una realidad y eso no hay que negarlo. Es verdad que no intento justificar o enjuiciar a nadie, pero no comprendo como en esta sociedad llamada progresista, en la que todos queremos vivir, no se regula esta profesión ya que se evitarían muchos problemas como la trata de personas y otra serie de cosas que suceden diariamente. Pienso que las personas que ejercen la prostitución tienen derecho como cualquier otra persona a sentirse protegidas y amparadas por la Ley. Las personas que se prostituyen tienen sus motivos y sus necesidades y tienen derecho a decidir cómo quieren vivir sus vidas y a respetarlas. Tenemos que hacer una recomposición de nuestras ideas y de la visión de la prostitución, sin hipocresía, sabiendo que no somos diferentes a estas personas, ya que todos de alguna tuimos.■ manera u otra todos nos prostituimos. Manuel Sánchez i vida era perfecta, nunca he nadado en la abundancia, pero tampoM co me ha faltado nada, era feliz con una

familia maravillosa, en fin todo lo que una persona puede desear. ¿Qué pasó? Yo mismo me hago esa pregunta todos los días y no encuentro respuesta. Soy culpable, no lo sé, solo quise algo mejor para mi familia, pero todo se torció y todo cambió de la noche al día, solo te ves asustado y sin saber qué hacer, cuando suena el despertador te da miedo y piensas que pasará hoy, miedo del teléfono de que llamen a la puerta, de mirar el buzón, incluso de ir al trabajo pensando si habrá llegado algo a la empresa. Vas al Banco Santander intentas hablar con ellos, le propones soluciones que no aceptan y un día llega un tipo con corbata que te humilla y en tu propia cara después de casi suplicarle que te escuche, le dice al director de la oficina que al contencioso y entonces es cuando empieza lo peor.■ Jesús Martínez

L

levo desde el año 2012 con la angustia y preocupación por los avalistas, mis suegros, personas mayores que cada vez que ven en la televisión los desahucios, creen que ellos también van a ir a la calle. He intentado en varias ocasiones a través de la Plataforma 15M Stop Desahucios, negociar una salida con el Banco Popular entregándoles mi vivienda para que dejaran tranquilos a mis suegros, se han negado en redondo, la primera vez ni me contestaron y la segunda, me la denegaron. El primer procedimiento de ejecución hipotecaria se lo gane al Banco Popular, pero ellos siguen y han iniciado otro, en el que mantienen cláusulas abusivas declaradas ya por muchas sentencias en España. Seguiré luchando pero hay momentos en que te desesperas, llevo tres años que no duermo bien y por muchos esfuerzo que hago, a veces se convierte mi vida en una pesadilla. ■ José Abellán

“Lucho por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres” Rosa Luxemburgo

9


10 PARADIGMA

febrero 2017

REFORMA AGRARIA, TAREA PENDIENTE Diálogo de Paradigma con Francisco Ángel Sánchez, Delegado provincial de Agricultura y Caminos Rurales En Andalucía hay 8 millones de hectáreas de tierras de cultivo, de las cuales, la mitad se concentra en manos del 2% de propietarios. Casi 100 millones de euros de subsidio europeo para este grupo sólo por ser propietarios. Es necesario acometer los problemas endémicos del campo andaluz mediante la aprobación de una verdadera Ley Integral de Agricultura y Soberanía Alimentaria.

E

s necesario acometer los problemas endémicos del campo andaluz mediante la aprobación de una verdadera Ley Integral de Agricultura y Soberanía Alimentaria. En el momento actual, donde el PIB de la economía andaluza se sitúa en torno al 73% de la media europea, y que nos dirige de nuevo a zonas calificadas de ‘objetivo uno’, “sólo nos queda certificar el fracaso de las ayudas europeas recibidas a lo largo de varias décadas y que, si bien es cierto reconocer que han propiciado un cambio sustancial en las infraestructuras de nuestros pueblos, no han conseguido el objetivo fundamental de establecer un nuevo modelo económico en nuestra tierra”. Son palabras del Delegado de Agricultura y Caminos Rurales de la Diputación Provincial de Córdoba, Francisco Ángel Sánchez. “En un ejercicio de reflexión y buscando respuesta a estos resultados”, señala Sánchez, “consideramos fundamental conocer aspectos esenciales como la propiedad de la tierra en nuestra región”. En Andalucía, hay 8 millones de hectáreas de tierras de cultivo, de las cuales, la mitad se concentra en manos del 2% de propietarios. Los intentos de ‘reforma agraria’ a mediados de los años 80, puestos en marcha por la administración autonómica, “no modificaron ni resolvieron el problema de distribución de la tierra”. Hay que recordar que, sólo en Andalucía y Extremadura, persiste

el latifundio, donde más del 10% de la superficie andaluza la acaparan grupos empresariales (Hojiblanca, Primaflor,...), familias nobiliarias (Mora-Figueroa, Domec, Alba,...) y administraciones públicas como la Junta de Andalucía o el Ministerio de Defensa. Por tanto, en este contexto, es fácil de entender quiénes son los principales destinatarios de las ayudas de la PAC (Política Agraria Común de la Unión Europea) en nuestra tierra. “Casi 100 millones de euros para este grupo de ‘elegidos’ sólo por ser propietarios”. Para el también portavoz del grupo provincial de IULV-CA, “estos datos afianzan y dan la razón a quienes consideramos que el actual sistema de reparto de las ayudas de la PAC está basado en criterios erróneos para conseguir los objetivos marcados, puesto que se basan en condicionantes de reparto ligados fundamentalmente al volumen de tierras que se posea. Es necesario modificar el método de distribución actual incorporando

un sistema de penalizaciones a los perceptores de rentas más altas en beneficio de los propietarios de pequeñas extensiones, así como su vinculación a la generación de empleo, transformación de cultivos y respeto al medio ambiente. El modelo vigente favorece situaciones donde la existencia de industrias de transformación de productos agrícolas se convierte en algo anecdótico a pesar de liderar el mercado de producción de productos tan apreciados como el aceite o el algodón. Dicho de otro modo: a pesar de que Andalucía supone el 18% de la población española, apenas representa el 6% de la industria del país, teniendo como principal consecuencia para el medio rural su despoblación o, en otros casos, la existencia de trabajadores y trabajadoras eventuales del campo obligados a trabajar en muchas ocasiones por debajo del convenio y con la urgencia del momento para conseguir el número de ‘peonadas’ necesarias para acceder al subsi-

Juan Ariza

Agricultor de Fernán-Nuñez

¿Crees que el campesino tiene aún pendiente la idea de la lucha por una reforma agraria? Creo que no. No percibo que la histórica reivindicación de la reforma agraria esté viva ni en el pequeño agricultor profesional ni en los asalariados o jornaleros que trabajan en el campo. El término “Reforma Agraria” ha ido desapareciendo de las preocupaciones diarias de la gente del campo. No me refiero a algunas orga-

nizaciones sindicales que siguen con esa reivindicación, pero sí a las preocupaciones y conversaciones que tiene el campesinado normal y corriente. De todas formas en el término “Reforma Agraria” han entrado muchos conceptos diferentes, incluso opuestos. De modo que, cuando hablamos de reforma agraria nos tenemos que poner de acuerdo a qué nos estamos refiriendo. Unos, entendieron ese concepto como una mera modernización de la agricultura, otros, sin embargo, aludían a un replanteamiento de toda la estructura de la propiedad y el uso de la tierra. En cualquier caso, creo que hoy se deberían dar la mano dos ideas de reforma agraria, una, diríamos que histórica, que haga alusión a que la riqueza que la tierra puede

proporcionar a la sociedad no debe estar en manos de una pequeña minoría de propietarios. Y otra que recoja todo lo avanzado dentro de lo que conocemos como ecología política. De modo que se aúne una agricultura respetuosa con la tierra y con la gente y un uso de la misma que distribuya socialmente sus frutos. ¿Existen alternativas reales en el campo a la reforma agraria? Lo que no hay es alternativas reales con la actual agricultura. La actual agricultura está llena de calamidades, desde el control de semillas e insumos agrícolas que ejercen dos o tres multinacionales, pasando por la distribución y comercialización de la producción, el efecto distorsionador de las subvenciones y subsidios y las condiciones

dio agrario y renta agraria de la anualidad correspondiente. Donde de nuevo, mujeres e inmigrantes son los grandes perjudicados al tener que aceptar prácticas cada vez más lesivas en las condiciones de trabajo”. Y ante esta realidad, repetida y continuada en el tiempo, “¿debemos ser sumimos y conformistas?”, se pregunta el Delegado. “Yo pienso que no y, en mi opinión, es necesario acometer los problemas endémicos del campo andaluz mediante la aprobación de una verdadera Ley Integral de Agricultura y Soberanía Alimentaria, que garantice la función social de la propiedad agraria, que regule aspectos esenciales como la producción de alimentos desde el campo a la mesa en condiciones de garantía alimentaria (con prohibición expresa del uso y cultivo de organismos modificados genéticamente destinados al consumo), que fomente modelos de producción sostenibles y respetuosos con el medio ambiente y propicie la adopción de medidas urgentes contra el paro y la pobreza en el campo favoreciendo la creación de empresas de producción, transformación y comercialización, así como el relevo generacional y fijación de la población al territorio con políticas específicas dirigidas a jóvenes agricultores/as y ganaderos/as como la puesta en marcha de un Banco de Tierras y puesta en valor de tierras improductivas. Tan sólo falta voluntad política y coraje para materializarla”. ■ laborales de los trabajadores, todo requiere una profunda reforma. De modo que la reforma agraria debe estar más vigente que nunca. Pero, como decía antes, hay que llenar de contenido qué entendemos por “reforma agraria” en el siglo XXI. ¿Tú crees que hay algún responsable, y si lo hay quién/es crees que son, de que las ayudas europeas sigan yendo a los bolsillos de los latifundistas? El sistema de ayudas actual es un disparate. Es fruto de la presión directa de grupos presión y del sometimiento del poder político a los mismos. Es un puro ejercicio de poner al servicio particular los recursos colectivos. Es un sistema burocratizado hasta la extenuación y desligado completamente de objetivos socialmente defendibles. Por cierto, es habitual que aquellos que critican el subsidio agrario a los jornaleros, callen sobre ese otro subsidio que suponen las subvenciones agrarias. No tiene ningún sentido que grandes explotaciones agrícolas reciban una parte muy importante de rentas públicas, y menos sentido tiene todavía que eso se haga sin ninguna exigencia relacionada con el empleo que se genera, con las condiciones de ese empleo, con el tipo de agricultura que se practica y con un justo reparto social del valor añadido generado. ■

“La agricultura es la profesión propia del sabio, la más adecuada al sencillo y la ocupación más digna para todo hombre libre” Marco Tulio Cicerón


PARADIGMA

febrero 2017

11

“Víctimas del Franquismo: El Ayuntamiento debe asumir su cuota de responsabilidad con ellas” Entrevista a Ana Almagro, portavoz de la Plataforma para la Comisión de la Verdad de Córdoba

“Reivindicamos que las fosas de los cementerios de San Rafael y La Salud, se abran de una vez por todas”. César Pérez Navarro

D

esde que en 1983 se crease la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) en Argentina, la idea de una investigación profunda de los graves abusos cometidos en el pasado por dictaduras o supuestas democracias con similares comportamientos se ha generalizado en países que sufrieron genocidios en el pasado. Las llamadas Comisiones de la Verdad son impulsadas por grupos de la sociedad civil en más de 30 en los últimos 34 años, y tuteladas a menudo por Naciones Unidas. Dichas comisiones son organismos oficiales o civiles de carácter temporal y no judicial, que se establecen para investigar un tipo de violaciones en un período determinado de tiempo, producir un informe final y formular recomendaciones de reformas. Reciben información abundante y detallada de las víctimas, los sobrevivientes y otros testigos, así como sus descendientes, que se recogen en miles de testimonios. Se han establecido en países como Uganda, Chile, El Salvador, Haití, Sudáfrica, Guatemala, etc. La Plataforma para la Comisión de la Verdad de Córdoba se constituyó a principios de 2016 con el objetivo primordial, según palabras de su portavoz Ana Almagro, de “reivindicar que las fosas de los cementerios de San Rafael y La Salud, se abran de una vez por todas, y las familias puedan reencontrar a sus seres queridos que están allí enterrados”. También ha organizado actos diversos como el documental “Dejadme llorar” junto al periodista Jordi Gordon, y ha realizado demandas directas al ayuntamiento como la retirada de la Cruz de los Caídos cerca de la plaza de la Constitución, en los jardines de Vallellano. Almagro nos aclara que “la plataforma cordobesa sigue la orientación similar Comisión creada en Madrid por diversos impulsores entre los que destacan el juez Garzón y su hija, que trabajan por una Comisión a nivel estatal”. Otros objetivos que “se aprobaron en un pleno del ayuntamiento del 15 de marzo de 2016” van encaminados a que se cumpla la retirada de todos los símbolos y monumentos franquistas que aún queden en la ciudad, en cumplimiento de la vigente Ley de Memoria Histórica. La portavoz nos relata un aspecto poco conocido por la sociedad, y es el de los campos de concentración para republicanos, que también los hubo en Andalucía y en la provincia de Córdoba: “más de 7.000 andaluces pasaron por campos de concentración, incluyendo Mauthausen. La plataforma quiere que se les haga un reconocimiento y se coloque un monolito en homenaje a esos presos andaluces en la Plaza Núremberg”, además del reconocimiento a todas las víctimas del franquismo. “Todo esto fue aprobado por unanimidad”, señala. En la plataforma hay sindicatos como CC.OO. Y UGT, organizaciones memorialistas como el Foro por la Memoria, el Círculo por la Memoria, AREMEHISA, Germinal y familiares de víctimas del franquismo. “No todos los familiares de las víctimas están organizados, muchas son

L

es preguntamos en qué condiciones creen que el ayuntamiento podría iniciar las labores de exhumaciones de las fosas franquistas de los cementerios municipales y si esto podría ocurrir antes de que concluya la actual legislatura. Alberto de los Ríos se refiere a la partida de 20.000 euros que su grupo ha introducido en los presupuestos para este año, destinada a “asegurar los

Ana Almagro personas muy mayores, y hay mucho miedo aún” apunta la portavoz, pero “Antonio Deza está creando una asociación de familiares, que son los que tiene capacidad para solicitar la exhumación de los cadáveres, a la vez que hacer presión jurídica”. Desde el ayuntamiento se está constituyendo una Comisión compuesta por representantes de esas entidades -pero no familiares como tales- y ya se ha reunido. “No hay voluntad política por parte del gobierno central. La Junta de Andalucía tiene aún en fase de aprobación su ley de Memoria Democrática pero la asigna a la Consejería de Cultura, lo que no tiene sentido. No lo está en ninguna Comunidad Autónoma excepto Andalucía, que nosotras sepamos. En el resto de las comunidades está en Gobernación y Justicia”. Ana Almagro

no puede contener una mirada de estupefacción ante la decisión por parte de la Junta de que sea competencia de la ex-alcaldesa [Rosa Aguilar] que “ya demostró su interés en este tema como alcaldesa”, y través de Cultura con un presupuesto anual de 200.000 euros para todas las exhumaciones de Andalucía. En cuanto a la voluntad política por parte del Ayuntamiento de Córdoba, Almagro señala que ya es “casualidad que la Comisión que se llevaba reclamando desde mucho tiempo atrás se ha constituido cuando los Presupuestos [de 2017] ya están definidos […] Suponemos que esa Comisión no va a tener ni un euro de dotación”. Hay que aclarar que Ganemos Córdoba logró incluir en último momento varias enmiendas a los presupuestos del presente

Hablamos con los concejales Alba Doblas, de Izquierda Unida y Alberto de los Ríos, de Ganemos Córdoba. estudios técnicos arqueológicos y de cualquier tipo (geolocalización, etc.) que sean necesarios para comenzar con los trabajos de las exhumaciones”. Asimismo, cree que “debe tener financiación que acompañe a la Ley de Memoria Democrática, y que el Estado y la Comunidad Autónoma deben aportar y comprometerse, pero el ayuntamiento debe tener todo listo cuando esto suceda y poder acometer los trabajos que la Comisión de Memoria Histórica recientemente creada en Córdoba, determine […] Este año 2017 deberían empezar los trabajos”. Alba Doblas apunta que “en lo que queda de legislatura podrían iniciarse las

Redacción

primeras fases del proceso de exhumación”, pero “no la exhumación en sí, que dependería del ritmo y los resultados de estas fases anteriores. En concreto, debería acometerse la elaboración de un dossier histórico completo y definitivo -utilizando lo que ya existe en buena medida- que establezca la historia de las fosas y, sobre todo, el tipo de enterramientos que se produjeron en la posguerra, y hasta cuando se llevaron a cabo. La segunda y tercera fase también podrían sin duda ejecutarse, y consistirían en la realización y custodia de pruebas de ADN a los familiares, muchos de los cuales estarán seguramente fuera de Córdoba, y , en paralelo, la locali-

año con partidas determinadas, y entre ellas 20.000 euros para estudios y trabajos iniciales de exhumación de las fosas de las víctimas del franquismo en los cementerios municipales: tareas de indagación y localización; catas arqueológicas y proyectos de intervención. Ganemos Córdoba apuesta por un plan de inversiones para los siguientes años que incorpore la financiación anual a través de la dotación presupuestaria de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía. Sobre el tema de exhumaciones, la Plataforma denuncia carencias a nivel tanto local como autonómico, así como la “inexistencia de una banco de ADN de familiares” disponible en el momento en que comiencen a encontrarse los restos. Con respecto a pruebas de localización con “georradar, solo hay contempladas en el BOJA en Castro del Río y Monturque, y no han empezado a trabajar”, de lo cual se deduce que desde la Junta no hay intención por aclarar el número de fosas comunes, su profundidad y tamaño, en los cementerios de la capital. “Es una pena ir al cementerio. Nos da mucha pena ir porque no hay nada ni pintado, ni vallado”, se lamenta Almagro, porque ni tan siquiera existe ninguna delimitación de esas fosas comunes. El presupuesto anual del Ayuntamiento de Córdoba para 2017 asciende a 427,5 millones de euros, unos 32 millones más que en 2016, y de los cuales 45,3 millones irán destinados a “políticas sociales”. Preguntamos a la portavoz si alguna vez le han justificado el inmovilismo por falta de financiación: “a nosotros se nos ha llegado a decir que el Ayuntamiento no tiene capacidad para poder exhumar. Les hemos respondido que eso no es cierto, que sí que tienen capacidad, otra cosa es que necesiten que las familias soliciten la exhumación jurídicamente. Y aunque el coste fuese elevado, eso es lo mínimo que se les debe a los que están ahí enterrados”. Enseguida vuelve a recordarnos algún otro ejemplo a seguir: “en el País Valenciano el gobierno tiene otro tinte, va a destinar cuatro millones de euros a exhumaciones de fosas y recuperación de la Memoria. Hay una diferencia importante, y lo han metido en Gobernación y Justicia”. Almagro nos refiere a casos de familiares que están denunciando y han denunciado los crímenes de lesa humanidad en el juzgado como no prescritos, “aunque familiares directos cada vez son menos, han transcurrido 80 años. A los familiares de segunda o tercera generación les cuesta más iniciar estos trámites”. También nos recuerda que algunos se han entrevistado con la jueza Servini, que lleva adelante la denominada “querella argentina”. La función de la plataforma es -antes que nada- la búsqueda de la Verdad Justicia y Reparación en “un país que es el segundo con más desaparecidos del mundo, siendo Camboya el primero. Por lo tanto, esto no se puede quedar solo en las familias, tiene que haber un interés político real”. ■

zación y delimitación exacta de las fosas , mediante el uso de georradar y la aplicación de catas selectivas para establecer la existencia de restos y el número de niveles de enterramiento”. ■ *Tratamos de contactar con Mar Téllez (PSOE) en reiteradas ocasiones y le transmitimos similares cuestiones, pero no obtuvimos respuesta.


12 PARADIGMA DÍA DE ANDALUCÍA: ¿POR QUÉ CELEBRAMOS EL 28F LO QUE SE CONSIGUIÓ EL 4D?

ANDALUCÍA

1977 - 2017 Antonio Manuel

E

scrito así, parece una esquela. Y demasiadas veces, las cosas son lo que parecen. Quizá no sea el final de un régimen, pero parece el final de un ciclo. El tránsito de la esperanza al hastío. De la intuición al desconcierto. De la dignidad a la indignación. De la indignación al desengaño. Sin embargo, me niego a caer en el desencanto y aceptar este discurso pesimista que comprime nuestros últimos 40 años de historia en un paréntesis, equivalente a dos nadas según la matemática cantada de Gardel. Durante 40 años se sucedieron dictaduras, monarquías, repúblicas, guerras civiles, mundiales… Es imposible que en An-

dalucía no haya ocurrido nada en 40 años. Y quien lo afirme, miente. Tanto como el que niega que seguimos padeciendo muchos de los males estructurales de entonces. ¿Qué nos ha pasado? 1977 fue el año de la esperanza y la pieza clave para entender la transición democrática: asesinaron a los abogados de Atocha, se legalizaron el PSOE y el Partido Comunista, se derogó la censura, se celebraron las primeras elecciones, se restauró la Generalitat, entró en vigor la ley de amnistía… y millones de andaluzas y andaluces salieron a la calle por todo el territorio del Estado para exigir su legítimo derecho al

GRACIAS, CAPARRÓS

Rafael Juan Ruiz

Manuel José García Caparrós

La Primavera ha venido Rafael Alberti.

La primavera ha venido dejando en el olivar un nido en cada libro.

E

n diciembre de 1977, dos millones de personas se echaron a las calles andaluzas para reclamar la autonomía que quedó en puertas de conseguirse en la II República. En pleno proceso de redacción de la Constitución postfranquista, Andalucía sorprendió espontáneamente y reclamó lo que sólo se iba a otorgar a País Vasco, Cataluña y Galicia. Aquello fue, realmente, tomar el testigo de Blas Infante, retomar la blanca y verde y el himno de la Asamblea de Ronda de 1918, reivindicar la autonomía frente al centralismo político que discriminó siempre a Andalucía, causando desigualdad, desempleo y miseria. Fruto de la fuerza mostrada en la calle por la población, todos los partidos políticos (once) firmaban el 4 de diciem-

Vivir leyendo, leyendo mientras la paz en el mundo no se nos vaya muriendo. Paz, paz, paz para leer un libro abierto en el alba y otro en el atardecer.

H

autogobierno. Ese mismo día, asesinaron a Caparrós. ¡Libertad, Amnistía y Estatuto de Autonomía! ¡Ay qué bonica verla en el aire, quitando penas quitando hambre! ¡Entrañas mías, cómo me duelen en el alma las cosas de Andalucía! Estos y otros alegatos populares radiografían a la perfección el pensar y el sentir andaluz en ese período de postulación política ante la mirada atónita del resto del Estado. Andalucía encontró en la reivindicación autonomista la senda política y social que necesitaba para solventar sus enormes problemas de subdesarrollo. Teníamos la certeza de nuestros males y tuvimos la intuición histórica de liderar nuestro futuro: frente a la dictadura, democracia; frente al centralismo, autonomía. 2017 será el año del desencanto y el de la oportunidad perdida que pudo generar un nuevo debate constituyente: el proceso electoral terminó con la victoria de la misma derecha que había disparado a bocajarro contra nuestros derechos y libertades; el mundo vira hacia el fundamentalismo excluyente amparándose en el miedo; Europa se resquebraja y no se reconoce ante el espejo mientras EEUU o Rusia sólo se miran a sí mismos… Y Andalucía, que podría ser paradigma de justo lo contrario, protagoniza el bochornoso espectáculo que ha perpetuado a la derecha en España. Precisamente, a través del poder autónomo que se reivindicó en 1977. Sin duda, una traición. 40 años después de aquella hazaña democrática, las soluciones de entonces se han convertido para muchos en el problema. A pesar de los incuestionables avances producidos, Andalucía ocupa los últimos

lugares en paro, educación, industrialización o PIB del Estado y Europa. La sociedad andaluza se siente hoy menos comunidad y menos autónoma que entonces: aplastada políticamente por el debate estatal y mundial; económicamente, desmantelada y dependiente… Una realidad muy parecida a la de hace 40 años pero con las sensaciones opuestas. Volvemos a tener la certeza de nuestros males, pero nos falta aquella intuición histórica para encontrar la solución. Y en medio, el paréntesis que lo explica todo. Andalucía y la reivindicación social son hermanas siamesas. En consecuencia, la crisis de la izquierda afecta con especial crudeza la reivindicación andaluza. No hay nada más andaluz que defender a los débiles. Como decían los hermanos Caba, a los andaluces no se nos puede unir por la cabeza como a los bueyes, ni por los pies como a los esclavos, sino por los corazones. A los andaluces nos unen las causas que nos duelen. Pero no se vislumbra alternativa de izquierda ni de régimen. Por eso, la gente más humilde se siente desconcertada y está llegando a la perversión de asumir las certidumbres del modelo conservador más fundamentalista. Y eso es especialmente sangrante en un pueblo como el andaluz que ha hecho del mestizaje y de la resiliencia sus señas de identidad. De ahí que vuelva a ser urgente que la reivindicación social y la andaluza se fundan en una sola para postular una alternativa creíble a esta crisis ideológica y de régimen. Siempre que Andalucía toma la calle, termina ganando. Ahora toca que volvamos a creernos que la calle es nuestra. Se ha cerrado un ciclo. Gracias a quienes lo hicieron posible. A comenzar otro. ■

bre del año siguiente, 1978, en Antequera, el compromiso de apoyar la autonomía de Andalucía, supuestamente, en los mismos términos que las llamadas “nacionalidades históricas” del Estado. El consenso de los partidos duró muy poco, y hubo de recurrirse a dos referéndums para obligar al centralismo español al “café para todos” andaluz. Fue un 28 de febrero de 1980. Por eso, para muchas andaluzas, el 28F no tiene el calado histórico del 4D, que sí que suponía la rebeldía, el consenso, el inconformismo, la determinación por cambiar la realidad de Andalucía. Realidad que, tras el referéndum, sigue instalada en el paro y la miseria, y en políticas llevadas a cabo por quienes han traicionado los deseos de aquellas millones de andaluzas que

se tiraron a la calle en el 77. Y porque, ese 4 de diciembre, un joven, Manuel José García Caparrós, de 19 años se levantó exultante en una jornada de alegría para él. Pero no la terminó vivo. Málaga, su ciudad, era la única que no tenía la bandera andaluza ondeando en sus edificios públicos. Manuel José trepó y la colocó. Y un misterioso tiro en su axila acabó con su vida. Nunca se supo quién fue su asesino, aunque la resistencia de las autoridades malagueñas a admitir las movilizaciones y el izado de la blanca y verde, junto a que su familia fue engañada informada de que Manuel José había tenido un accidente de tráfico. Hoy, con la celebración del 28F se invisibiliza la lucha del pueblo, la memoria de Caparrós, y, sobre todo, la victoria, una más, de la unidad popular. ■

ay que aprovechar esos períodos libres para reencontrar el río de la genialidad, fuerzas sociales culturales, para hacer del hombre andaluz, hombre de luz, como lo fue antaño, cuando fue capaz de crear un foco cultural como Tartessos e inundó el mundo occidental con la sabiduría de Al Andalus. He visto entregada esta tierra a aventureros de la política, a advenedizos que hacen de ella asiento de su cretina vanidad y base de su mezquino interés. Los que hacen de la política una profesión exclusiva y excluyente (como una propiedad) suelen hablar de conflictos entre ideas y realidades. La diferencia entre ellos y nosotros es esta: para ellos, las realidades de un país son los intereses creados; para nosotros, las realidades de un país son los dolores creados por esos intereses.

N

o sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social. Extracto del discurso de Federico García Lorca con motivo de la inauguración de la Biblioteca Municipal de su pueblo, Fuente Vaqueros, en 1931.

Mi patriotismo sigue otros derroteros; antes que andaluz es humano. Creo que, por el nacimiento, la naturaleza no circunscribe un recuerdo para el nacido sino que complementa, discierne a los soldados de la vida el lugar en donde han de luchar por ella. Yo quiero trabajar por la causa del espíritu, en Andalucía, porque en ella vine a nacer; si en otra parte me encontrare, me esforzaría por esta causa con igual fervor”

Blas Infante


PARADIGMA

febrero 2017

13

¿Conoces tus Derechos?

Redacción

La Declaración Universal de Derechos Humanos recoge el DERECHO A LA ALIMENTACIÓN En su Artículo 25: alimentación, (…).

1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la

Como lo hace el PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES En su Artículo 11 1. Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, (…). Los Estados Partes tomarán medidas apropiadas para asegurar la efectividad de este derecho (...) 2. Los Estados Partes en el presente Pacto, reconociendo el derecho fundamental de toda persona a estar protegida contra el hambre, adoptarán, individualmente y mediante la cooperación internacional, las medidas, incluidos los programas concretos, que se necesitan para: a) Mejorar los métodos de producción, conservación y distribución de alimentos mediante la plena utilización de los conocimientos técnicos y científicos, la divulgación de principios sobre nutrición y el perfeccionamiento o la reforma de los regímenes agrarios de modo que se logren la explotación y la utilización más eficaces de las riquezas naturales; b) Asegurar una distribución equitativa de los alimentos mundiales en relación con las necesidades (...).

¡ESPAÑA SUSPENDE!

Así como el PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES En su Artículo 11 Toda persona tiene el derecho a un nivel de vida adecuado para sí misma y para su familia, incluyendo alimentación, vestido y vivienda adecuados y una mejora continuada de las condiciones de existencia, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios (…).

SÉVER LA ODNUM LE

HAMBRE… DESPERDICIO DE ALIMENTOS

¿ euros.

Sabías que En el mundo se producen, aproximadamente, 1.300 millones de toneladas de pérdidas y desperdicio de alimentos (PDA) al año, con pérdidas económicas asociadas en torno a los 580 millones de

En España se desperdician unos 7,7 millones de toneladas de alimentos al año, entre el 20 y el 40% en los hogares, con un coste económico asociado de unos 11.000 millones de euros/año. Se estima que cada persona desperdicia en España, solo a nivel doméstico, más de 30 kilos de alimentos al año. El volumen del desperdicio alimentario ocupa casi 1.400 millones de hectáreas de tierra, cerca del 30% de la superficie de tierra agrícola mundial. Su huella de carbono se estima en 3,3 giga toneladas equivalentes de CO2. Si el desperdicio alimentario fuera un país sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero, detrás de EEUU y China. os PDA consumen más de una cuarta parte del agua dulce del mundo; así como más de 300 millones de barriles de petróleo/año (energía utilizada para conjunto de fases de cadena alimentaria).

L

¿Por qué hay hambre en el mundo? El análisis de la gran crisis alimentaria de 2008 permite ver que en su génesis operaron un complejo entramado de factores – muchos de ellos estructurales– que interactúan entre sí y se retroalimentan, que persisten, que vienen arrastrándose en el tiempo como resultado de una evolución asimétrica e injusta del sistema agroalimentario mundial, que no fueron abordadas en su debido momento y con la necesaria prioridad por parte de las autoridades nacionales, regionales e internacionales, y que siguen estando presentes, dificultando la lucha contra el hambre. Fuente: Campaña “Derecho a la alimentación URGENTE”. Especulación financiera y crisis alimentaria. Madrid, 2011.

José María Medina Rey Director de PROSALUS

L

Una de las mayores violaciones de derechos humanos en la actualidad

os últimos 20 años han sido testigos de reiterados compromisos internacionales de lucha contra el hambre, formulados y rubricados en foros tan relevantes como la I, II y III Cumbres Mundiales de la Alimentación o la Asamblea del Milenio de Naciones Unidas. Todos esos compromisos han sido incumplidos y la realidad es que, en estos primeros lustros del siglo XXI, con todos nuestros adelantos científicos y tecnológicos, y a pesar de que se producen suficientes alimentos para satisfacer las necesidades alimentarias de toda la población mundial, sigue habiendo casi 800 millones de seres humanos que viven en situación de hambre, otros 2.000 millones que sufren hambre oculta (carencia de vitaminas y minerales esenciales) y casi otro tanto que padecen malnutrición por exceso (sobrepeso y obesidad). La mitad de la humanidad sufre alguna forma de malnutrición Hace ocho años, cuando se produjo la gran crisis alimentaria mundial de 2008 que en pocos meses llevó a que se superara por primera vez en la historia la vergonzante cifra de mil millones de personas hambrientas, el hambre nos parecía algo lejano y ajeno a nosotros. Pero en los años siguientes, cuando la crisis económica ha impactado a la sociedad española, nos dimos cuenta que los fallos del sistema alimentario mundial no se paran en el estrecho y que también en nuestro entorno cercano se ha producido un incremento de la inseguridad alimentaria, con datos que nos hablaban de tres millones de personas sobreviviendo con apenas 300 euros al mes, miles de niños en situación de subnutrición, otros muchos que padecen sobrepeso y obesidad, demanda creciente de ayuda alimentaria, hasta el punto de que, hace un par de años, más del 17 % de toda la ayuda alimentaria europea venía a nuestro país. El hambre es quizás una de las mayores situaciones de violación de los derechos humanos de nuestro tiempo porque, desde hace 68 años, la alimentación adecuada está internacionalmente reconocida como derecho humano. Así lo consagró la Declaración Universal de Derechos Humanos primero y el Pacto

Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) después. Aunque ni la Constitución Española ni ninguna ley de nuestro ordenamiento jurídico reconocen explícitamente este derecho a la alimentación, puesto que España es uno de los Estados parte del PIDESC, tiene las obligaciones de respetar, proteger y garantizar el derecho a la alimentación de su ciudadanía, para lo cual tiene que adoptar medidas adecuadas, de forma progresiva, hasta el máximo de sus posibilidades. Mientras una parte de la población mundial, en cualquier país, también en el nuestro, tenemos la oportunidad de disfrutar una alimentación adecuada, balanceada, saludable, incorporando hortalizas y frutas, carnes y pescados, legumbres y cereales, con gran diversidad para elegir e incluso con la ayuda de nutricionistas y dietistas que nos aconsejen sobre la mejor forma de alimentarnos, muchas otras personas, incluso en nuestro país, comen lo que pueden, sin los recursos necesarios para detenerse a pensar si esa alimentación es la más adecuada para ellas. Las necesidades alimentarias son casi iguales, el derecho a la alimentación es el mismo, pero las dietas expresan y perpetúan la desigualdad. Al mismo tiempo… ¡hambre y desperdicio! Los sistemas alimentarios que se han desarrollado y consolidado en las últimas cuatro o cinco décadas resultan ser muy ineficientes ya que dejan perder casi un tercio de los alimentos que se producen para consumo humano. Las pérdidas y desperdicio de alimentos (PDA) obstaculizan el objetivo global de garantizar la seguridad alimentaria y nutricional ya que afectan a tres de sus pilares: en primer lugar, reducen la disponibilidad de alimentos, tanto en el ámbito local como global; en segundo lugar, repercuten negativamente en el acceso a los alimentos, especialmente para las poblaciones más vulnerables, debido a que se suelen traducir en subidas de los precios; y en tercer lugar, producen un efecto a largo plazo debido a la utilización insostenible de los recursos naturales de los que depende la producción futura de alimentos. ■


14

PARADIGMA

febrero 2017

OTRO MUNDO ES POSIBLE

LAS MIL Y UNA ÁFRICAS

LAURA CARMONA

Nuestras gafas para mirar y entender África no nos sirven, están resquebrajadas de prejuicios e ideas manidas que convierten el continente en una foto fija, igual entre todos los países y fácilmente entendible desde nuestras certezas de que es un continente habitado por la guerra, el hambre, la pobreza y la enfermedad. Igual todo lo que creemos conocer es la mayor falacia jamás contada.

E

“Cuando la memoria va a recoger leña, trae los troncos que más le conviene” Birago Diop, a partir de un proverbio wolof

s imposible negar el poder de los discursos para crear realidades. Al referirnos a África, se ha ido desarrollando una potente trama fáctica que ha consolidado imágenes y estereotipos en el imaginario colectivo difíciles de cuestionar o quebrar. Los numerosos discursos que a lo largo de los siglos se han ido desarrollando han legitimado e incluso propiciado prácticas como la esclavitud, la posterior colonización, la cooperación al desarrollo, actitudes paternalistas, racistas, además de servir para desarrollo de la ciencia y la interpretación de la Historia. África ha conllevado asociaciones desde occidente a lo negro, lo salvaje, lo bárbaro, lo violento, a la guerra, al canibalismo, al atraso, al subdesarrollo, a la magia, a la incultura, a la sumisión, a la pasividad, a la no historia, al eterno pasado. Tales ideas reproducidas una y otra vez no se deben, en palabras de Cheikh Anta Diop, a un efecto colateral y espontáneo de la ignorancia y el desinterés de los poderosos hacia los débiles, sino a una falsificación científica consciente, “… colmo de cinismo, se presentará la colonización como un deber de humanismo, invocan-

do la misión civilizadora de Occidente cuya dura tarea consistiría en elevar al africano al nivel del resto de los hombres. A partir de ese momento el capitalismo se encuentra a sus anchas y podrá ejercer la explotación más despiadada al abrigo de pretextos morales…”. A través de nuestros libros de Historia nada supimos de las primeras migraciones de la Humanidad, de las civilizaciones que se desarrollaron en África, del Imperio Etíope, de Ghana, de Malí, de las ruinas del reino de Zimbawbe, de las inscripciones de los anu datadas del cuarto milenio antes de Cristo, del alfabeto bamún, de las esculturas en hierro de Dahomey, la realeza Ashanti, del centro cultural medieval en Tombuctú, de la multitud de ciudades, grandes centros económicos, que han jugado un papel centralizador y difusor y de un largo etcétera en la historia africana desterrada al olvido. Para más información de lo que acontece en el continente y una mejor compresión de sus procesos visitar: http://www.africaye.org/

LUGARES COMUNES QUE DESTERRAR

GRANDES FALACIAS DE LA HISTORIA

H

Los egipcios no eran negros africanos, sólo sus esclavos

ablar de África como un único país. El continente contiene 54 países con múltiples regímenes políticos, tipos de estado, climatología, tradiciones y lenguas. Equivaldría a decir que conoces Europa porque has estado en Ucrania y debe ser igual que España. n África siempre hace calor. No, no siempre hace calor, hay invierno en la zona austral y si quieres tocar la nieve puedes escalar el Kilimanjaro o mirar sus cumbres nevadas en plena Tanzania. frica es muy peligrosa: No, ir a África no es jugarse la vida continuamente. Hay democracias con constituciones más avanzadas que la nuestra. Pero imaginamos un África como los países en conflicto que vemos en los medios, Sudán del Sur, Somalia, República Democrática del Congo y República Centroafricana. Sin embargo, el último Índice de Paz Global sitúa Mauricio, por delante de España, Botsuana, Madagascar, Zambia, Sierra Leona, Ghana o Malawi entre los 50 países más pacíficos del mundo. as guerras en África son étnicas: los conflictos africanos se deben a odios étnicos atávicos e irracionales, mientras que otros, como en el País Vasco o en Irlanda del Norte, se explican recurriendo a factores históricos de carácter político, social, económico o cultural. Los análisis no logran desprenderse de la imagen de salvajismo de los negroafricanos y de siglos de negación de su humanidad. frica necesita que la rescatemos. Se reproduce tanto en los medios de comunicación como en

E

Á

L

Á

los análisis de agencias de cooperación la certeza de la dependencia del continente africano del exterior. Una vez más África necesita de “nosotros” para desarrollarse y la pobreza se ha convertido en un negocio. Así, tachando a este continente de dependiente, se oculta que los africanos, en la actualidad, envían más dinero al continente que la Ayuda al Desarrollo, generando de manera abrumadora, los recursos de capital que, a la vez, sostienen su existencia y, además, buena parte de este capital es exportado al mundo occidental. as mujeres en África no tienen derechos. La discriminación de género existe con las peores tasas de alfabetización, un alto índice de violencia sexual y prácticas brutales como la Mutilación Genital Femenina que desde la sociedad civil y los gobiernos se está trabajando para erradicarla. Además de parlamentos realmente paritarios, el continente cuenta con jefas de estado como Ellen Johnson Sirleaf en Liberia, Ameenah Gurib-Fakim en Mauricio o Joyce Banda en Malaui. a corrupción es endémica. Ciertamente hay corrupción y la debilidad de sus estados los hace más expuestos a sus consecuencias. No obstante, países como Ruanda cuentan con una política anti-corrupción ejemplar, Botsuana se sitúa por delante de España ocho puestos en el ranking de transparencia, Cabo Verde, Seychelles, Mauricio, Namibia, Ghana o Senegal son los países menos corruptos según Transparency International.■

L

L

MITO CAMITA

A

parece a finales del s. XVIII como corriente de opinión en el estudio de África que supone que todos los aspectos complejos de las culturas y lenguas africanas se deben a la influencia exterior siempre considerada superior, negando el origen autóctono africano. Todos los aspectos que a ojos occidentales se alejaran del primitivismo hacia lo civilizado se atribuían a la influencia externa. Queda patente cómo la opinión pública occidental y el pensamiento científico han ido contribuyendo a instaurar la creencia de que biológicamente era impensable que los negros africanos construyeran una civilización digna de ese nombre.

Ya los primeros viajeros señalaron con claridad la africanidad de Egipto. Heródoto en el siglo V a.C. afirmaba que la religión y la civilización egipcias tenían un carácter africano, distinto al resto de civilizaciones y con un papel fundamental en la constitución de la cultura griega. Sin embargo, en el siglo XIX se enfatiza desde la historiografía la incivilización de los negros y su salvajismo por lo que no cabía continuar hablando de la africanidad del pueblo egipcio, así los científicos e historiadores pasan a determinar que quienes desarrollaron la cultura egipcia antigua no eran pobladores del sur de Sudán, de los reinos nubios, sino emigrantes llegados al valle del Nilo desde varios lugares de Asia, que habrían dominado y sustituido a la población autóctona. A pesar de la falta evidente de testimonios que apoyen esta idea, la egiptología oficial se desarrolló sobre esta base, y consideró sin excepción a la civilización egipcia como un producto cultural no africano y carente casi por completo de vinculaciones con los pueblos negroafricanos.

La esclavitud no tuvo resistencia africana

Los africanos no fueron sujetos pasivos que aceptaron la trata sin oponer ninguna resistencia, ni fueron únicamente sujetos activos que se beneficiaron vendiendo a sus vecinos a las compañías blancas. Los estados negreros, gobernados por africanos que se aprovecharon del negocio de la trata no fueron una excepción, pero sus congéneres lucharon contra ellos, al igual que al otro lado del Atlántico, en la diáspora africana contra los blancos esclavistas. Las luchas de resistencia en el continente africano no fueron escasas. Casos como la “Guerra de los Marabouts” del siglo XVII, yihad que acabará creando un estado

antiesclavista, o la revolución Tuculor del siglo XVIII y XIX, muestran como sucesivas yihads criticaban duramente la políticas esclavistas masivas de los dirigentes musulmanes.

La esclavitud fue abolida por cuestiones éticas

La abolición de la esclavitud va de la mano de un giro en los intereses económicos, no por un triunfo ético. África era un pastel a repartir entre las potencias europeas, pero la historiografía colonial insistió una y otra vez en la falta de interés en África y en las razones civilizadoras de su obra.

La colonización respondía a un afán civilizador. Los zoológicos humanos

Su lugar no estaba en la Historia de las Civilizaciones, sino en los zoológicos donde eran exhibidos. Los zoos humanos, como se denominaron a las exhibiciones de grupos de seres humanos “exóticos”, fueron montados en ocasiones de las grandes exposiciones europeas entre 1870 hasta 1931. Fueron así expuestos sin remordimiento, ya que su animalidad lo permitía.■

Niña africana en un zoológico humano en Bélgica en 1958.

“África lleva siglos esperando que la descubran con amor. África es un enorme viviente, un anciano sabio tratado como un niño, un mendigo que es un Rey” Ben Okri


PARADIGMA

febrero 2017

15

OTRA CÓRDOBA ESTÁ SIENDO POSIBLE CINE CERCANO

UN MEDIO DE COMUNICACIÓN POPULAR

CINECERCANO

El EnTendedero

Sesión de cine el el patio Plaza de las Tazas

C

ineCercano es una asociación cultural sin ánimo de lucro, que nació en Córdoba a finales de 2013. Está integrada por socias y socios que aportamos una cuota anual para el sostenimiento económico de la asociación y participamos a través de la Asamblea General y órganos de representación, la base orgánica de nuestra asociación. Somos personas que amamos el cine de calidad y queremos recuperarlo en la vida cultural cordobesa, con espíritu abierto a las distintas creaciones de este arte, haciendo posible una alternativa al cine comercial concebido como mero producto de consumo. Nuestra finalidad es promover el conocimiento y la divulgación del cine, no sólo como espacio de esparcimiento, sino también como expresión de un nuevo lenguaje y como plataforma para colaborar en la formación de un público más activo y crítico, promoviendo una mirada plural y comprometida, tanto con temas sociales como de visualización del papel de las mujeres en el mundo.

Promovemos una programación cinematográfica, así como actividades (talleres, cursos, conferencias) con la colaboración de distintas instituciones de Córdoba (Ayuntamiento, Delegación de Cultura de la J.A./ Filmoteca, Universidad), colectivos, asociaciones e incluso particulares (patio Plaza de las Tazas), al objeto de proponer una oferta cultural innovadora, económicamente sostenible, cercana y de calidad. Las proyecciones tienen tres fases: presentación de la película, proyección y el elemento más dinámico de dicha programación, el análisis del film con el público asistente en el debate posterior al visionado. CineCercano se ha ido consolidando como una iniciativa con presencia e identidad propia dentro del espacio cultural de Córdoba, con el objetivo esencial de conseguir un espacio estable y una ampliación del pilar básico para el sostenimiento del proyecto: sus socias y socios. ■

www.cinecercano.com cinecercano@gmail.com

E

l EnTendedero surge en mayo del 2014 como medio de comunicación popular en Córdoba con vocación de servicio público y comunitario y la aspiración de convertirse en referente mediático de los barrios y las organizaciones populares de la ciudad. Pretendemos poner el foco en las noticias cotidianas que suceden en la perfieria cordobesa -donde no suelen acercarse los medios convencionales- y visibilizar el esfuerzo de muchas organizaciones populares en mejorar las condiciones de vida de su vecindario. Para ello, hemos realizado más de 100 noticieros en los que reflejamos luchas concretas por derechos básicos como la vivienda, la educación o la sanidad, pero también hemos cubierto conflictos laborales o actividades populares como pueden ser un día de convivencia vecinal o una verbena de barrio. También elaboramos reportajes centrados en las distintas barriadas de Córdoba, su origen, la historia de sus luchas vecinales, sus problemas y necesidades actuales. Con ello, intentamos recuperar la memoria de nuestros barrios y sus gentes, rendir un

Enmujecer es ir hacia adelante

¿PARA QUÉ SIEMPRE CONSUMIR?

LA RED DE TRUEQUE DE CORDOBA

FESTIVAL ENMUJECER

A

llá por febrero de 2016 un grupo de mujeres activistas feministas de nuestra ciudad comenzó a plantearse la idea de transformar el Día Internacional de las Mujeres en una ocasión para la celebración reivindicativa. Así, el 8 de marzo nacía el Festival Enmujecer, una actividad lúdico-festiva que se celebró en el Centro Social Rey Heredia con escasos recursos pero cargada de sonoridad y energía. Con el lema Enmujecer es ir hacia adelante, el evento nació del esfuerzo de las mujeres individuales y los 16 colectivos que componen la Plataforma de Asociaciones Feministas Nosotras Decidimos. Este grupo de mujeres se planteó hacer de esta cita un evento que convierta a Córdoba en ciudad referente para el feminismo y que vaya creciendo de manera progresiva en cada edición. Enmujecer Fest 2017 viene cargado de novedades que lo convierten en un ambicioso evento cultural. La Plaza de la

Corredera servirá de escenario para esta iniciativa de concienciación ciudadana sobre la desigualdad de género y de visibilización de las capacidades de las mujeres en los ámbitos productivo, reproductivo, cultural y artístico. Los próximos 10 y 11 de marzo esta céntrica plaza acogerá un completo programa de talleres, espectáculos, conciertos, exposiciones, mercado y artesanía. En todas las actividades serán protagonistas las mujeres de los entornos más cercanos (ciudad, provincia y comunidad autónoma). No faltará tampoco un homenaje a nuestras compañeras Ana Claro, Manoli Corredera y Carmen López, grandes impulsoras de la lucha feminista. En su honor celebraremos lo bello que es andar unidas y danzando el camino de la transformación social por un mundo mejor. Como decía Emma Goldman, “si no se puede bailar, no es mi revolución”.■

Plataforma Nosotras Decidimos Córdoba

merecido homenaje a aquellos colectivos y personas que tanto han contribuido a la creación de poder popular y vecinal. El primero que realizamos fue el del barrio de Las Palmeras y actualmente estamos trabajando en los barrios de El Naranjo, Alcázar Viejo o Santa Cruz, que podréis ver próximamente. El proceso de grabación de estos reportajes nos ha enseñado que el trabajo realmente imprescindible, la política con mayúsculas, se realiza fuera de las instituciones gubernamentales, en esas periferias y sin necesidad de la atención mediática. Política basada en prácticas que pretenden anticipar y ensayar ese apoyo mutuo entre vecinas y vecinos, esa comunidad organizada y esa vida digna de la que tanto se habla hoy en día en los despachos. Entendemos la comunicación no como un fin en sí mismo, sino como una herramienta de transformación social. ■

E

n Córdoba, donde existían y existen las ayudas de los ricos a los pobres, aún hay vergüenza de ser pobre. Nos quieren convencer de que si la pasamos mal es culpa nuestra y no de los que provocaron la crisis. Vergüenza deberían tener los banqueros y especuladores. La red de trueque se propuso, hace ya 4 años, empezar a intercambiar, compartir entre iguales, sin vergüenzas, en nuestras plazas con los vecinos de nuestros barrios. Lo que ya no necesitas, porque tu niño ha crecido, porque su ropa ya no le entra o porque sus juguetes ya no son de su edad, y los libros que ya has leído y quieres compartir, todo eso lo puedes poner en valor, lo puedes cambiar por otra cosa sin pagar. Todo tiene el mismo valor a la hora de intercambiar, puedes traer un libro y llevarte un abrigo para el invierno, o una bici, da igual. ¿Para qué siempre consumir? Si nos sobran cosas en la casa. Nosotros no organizamos trueques, pero si tu colectivo vecinal, o tu ONG quiere agregar a sus actividades un

buen trueque, estamos a su disposición. Solo faltará que pidas los permisos para ocupar tu plaza, que busques mesas y que vengas con tu transporte para levantar nuestro fondo de ropas, libros, juguetes y objetos diversos, y estaremos contigo, informando, montando y atendiendo las mesas contigo. Puedes pedir ayuda a tu Centro Cívico, a Participación Ciudadana, a tu ciudad. Ya son muchas asociaciones que incluyen cada año en sus actividades el trueque, y cada año convoca más público. Ya no solo de tu barrio, sino acude gente de toda la ciudad. Tenemos una lista grande de correos que solo sirven para avisar de los trueques. Ya el trueque se va haciendo costumbre, pero aún faltan barrios y falta sumar más gente. ¡Faltas tú! ¡Contamos contigo! ■

Facebook: “Red de trueque Córdoba” Teléfono: 609968355


16 PARADIGMA

febrero 2017

ARTE Y CULTURA HOY DESAYUNAMOS CON... CURRO RUMBAO , MÚSICO NACIDO EN CÓRDOBA EL 26-05-82 Cantautor, reconocido tanto por la buena música como por su solidaridad desinteresada. ¿Con qué plato te “chupas los dedos”? Con la pasta, y la cocina asiática en general.

tos y le dedica mucho tiempo y esfuerzo.

¿Cómo anda de salud la cultura en Córdoba? Córdoba es una ciudad con mucha vida cultural y muchos artistas, pero no siempre cuentan con las oportunidades y el apoyo necesario, tanto de las instituciones como del público.

¿Con qué sueña Curro Rumbao? Con que mi música llegue a la gente.

¿Cuál sería tu idea fuerte si fueras concejal de cultura de nuestro Ayuntamiento? Permitir e incentivar la música en directo en pequeños locales, seguir mejorando las condiciones de la música callejera, e incluir a los artistas cordobeses en los festivales importantes de la ciudad. ¿Qué tu gusta hacer en tu tiempo libre? Tocar la guitarra, leer, cine o series… Tu música favorita Mi banda favorita es Dave Matthews Band, pero me gusta bastante música: rock, blues, folk, jazz, indie… ¿Y de tus propias canciones, cuál es la que más te gusta?

Difícil, todas me gustan mucho, puede que El Huracán, El Hombre Invisible, o Solo Tú. Tu libro de cabecera El último que más me ha calado ha sido “Cosas que los nietos deberían saber”, de Mark Oliver Everett.

EN MEMORIA DE

Carmen López Román

M

urió Carmen y no sé muy bien qué decir porque me la imagino aquí, en la última fila, con un cigarrillo, una copa y la sonrisa socarrona colgada en los labios analizando cada palabra para concluir diciendo: sí, sí, pero yo aquí estoy criando malvas. Quiero pensar que se fue porque el corazón, de tanto ampliarlo para acoger a seres humanos, ya no le cabía en el pecho. Y no llamó a nadie porque no le dio la gana. Era muy suya, además, la intimidad es lo que tiene, que es de cada cual. Encontrarla un 28 de diciembre fue su particular inocentada. ¡Hale, a ver quién lo supera! Era tan inteligente como feminista y ambas cosas, junto a su agudo sentido del humor, le permitían realizar profundos análisis. De hecho, podían doler tanto que no se necesitaba ver sangre para saber que estaba pariendo ideas. Ella era así: una partera cómica, que no te dejaba ir sin que, al menos, contribuyeras con una palabra o una idea al bien común. Quería analizar las cosas desde la realidad que viven, día a día, la mayoría de los seres humanos, y eso incluye la pobreza, el mestizaje, la necesidad de cultura, y la rebeldía de ser y estar feminista. Quería la paridad “sin paripé”. Siempre tan auténtica, tan tierna bajo su vestido de erizo que se ponía, equitativamente, unos días hacía afuera y otros hacia adentro. Verdad y lealtad. Algunas veces Carmen estaba cansada y enfadada pero no podía parar su

Amelia Sanchís Vidal

labor de ACTIVISTA-CUIDADORA. Esa doble y triple jornada le daba ascendente moral para cantarle las cuarenta en bastos a alguien y, pasando de la risa al llanto, decía las cosas con contundencia. Era su verdad, contada con pasión universal. Otras veces relataba las cosas con esa gracia tan suya, y después de hacerte llorar de la risa, los desencuentros pasaban a un segundo plano para buscar primero las concordancias. Tenía mucho arte como mediadora y como contadora de relatos porque te dejaba con las emociones a flor de piel. También sabía lo que decía cuando hablaba del uso del tiempo, de la importancia de los ritmos y de la amistad. Quienes no tenemos a la familia cerca hacemos de las amigas, las personas, una familia tan fuerte como compleja. Y Carmen era parte de mi familia, de ese complejo entramado de personas que sabemos que, a su lado, nunca estamos solas. Ella, Carmen, mi amiga, tu amiga, no quería construir catedrales, de esas que te hacen sentir pequeña, para albergar la amistad con cada una de nosotras. ELLA quería que construyéramos guaridas seguras de las que hacen sentirte grande. Y realmente, grande es quien te hace sentir grande, por eso, para tantas personas Carmen era inmensa. Gracias, Carmen, por habernos/ haberme dado tanto. ■

www.facebook.com/ paradigmamediaandalucia/

@paradigma_media

REDACCIÓN

¿Tu último disco? Mis últimos discos, dos, “Live@Ambigu-Axerquia” y “El Hombre Invisible Frente Al Huracán”. El último disco que compré ha sido lo nuevo de La PanaBrothers, “Devil Inside”. ¿Un músico puede vivir de la música en Córdoba? Puede sobrevivir si tiene muchos frentes abier-

¿España... va bien? No, hay mucho que mejorar.

Tu mayor pesadilla Perder la ilusión. Tu mensaje a la ciudadanía de Córdoba Apoyar el arte y la cultura de la ciudad asistiendo a eventos de pequeños artistas. La cultura sólo puede sobrevivir si el público la consume, para eso hay que asistir a conciertos, exposiciones de pintura y fotografía, lecturas de poesía, teatro… No sólo los eventos importantes con artistas de fuera, sino también aquellos de artistas cordobeses, sean grandes o pequeños, más importantes o más locales. ¡Gracias por compartir tu arte y tu tiempo!

www.facebook.com/CurroRumbao

Yerbabuena recuerda a... Carmela TE VAS Buscando sirenas va Buscando sirenas nuevas Que le canten al pasar. Rafael Alberti

E

l comienzo, Carmela, fue aquella tarde cuando llegaste al Juan XXIII y al pie de la escalera que nos llevaba a nuestra sala de reuniones dijiste: “vengo a ver qué es la asamblea de mujeres”. Corrían los años 80. Desde ese momento tu voz, tus ideas y tus sueños de transformación social, formaron parte del entrelazado que éramos. Allí y así, fuimos construyéndonos como mujeres feministas a la vez que teñíamos de color violeta nuestra ciudad, aunque fuera a gruesos

brochazos, en luchas contra las violaciones, por el derecho a decidir sobre nuestra maternidad, sobre nuestro cuerpo, sobre nuestra sexualidad y por la autonomía del movimiento feminista. Carmelilla, ¡ojalá encuentres muchas sirenas nuevas que te canten al pasar…! Carmen López Román formó parte de La Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena hasta el año 2005.

paradigmamediaandalucia@gmail.com

Paradigma nº2  

Tercer ejemplar del periódico mensual Paradigma.