Page 1


Página 2

Introducción

¡Queridos animadores del servicio de ADEAM,

Desde el 11 de febrero de 1992, el Papa San Juan Pablo II nos pidió celebrar en todo el mundo en la fiesta de la Virgen de Lourdes, la Jornada de Oración por los enfermos, un momento de intensa oración y meditación por quienes sufren y padecen el dolor que inevitablemente causa la enfermedad. Además, es una oportunidad para expresar gratitud y aprecio al personal de salud comprometido con la atención de quienes por diferentes circunstancias, sufren de alguna dolencia, dedicando sus mejores esfuerzos a restablecer la salud en estas personas. Estas jornadas se celebran, año tras año, en santuarios marianos porque la Virgen María puede interceder ante Dios por nosotros."María, Salud de los de los enfermos, da apoyo a quien vacila, luz a quien está en la duda y alivio a cuantos padecen el sufrimiento y la enfermedad! San Juan Pablo II (11 febrero de 1998). Los enfermos ocupan un lugar muy especial dentro de la Iglesia porque son testigos de fe y de esperanza. Cuando una persona enferma ofrece su dolor a Dios, gana bendiciones para sí mismo y para todas las personas del mundo. Atentamente Hna. Yesenia Arellano.OCV. Responsable Nacional de ADEAM.

Intencionalidad: Pide a Jesús, que aumente tu fe y esperanza, para saber encontrarte en los enfermos, ancianos y demás hermanos.

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA XXVI JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO 2018 Queridos hermanos y hermanas: La Iglesia debe servir siempre a los enfermos y a los que cuidan de ellos con renovado vigor, en fidelidad al mandato del Señor (Lc 9,2-6; Mt 10,18; Mc 6,7-13). Este año, el tema de la Jornada del Enfermo se inspira en las palabras que Jesús, desde la cruz, dirige a su madre María y a Juan: «Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa» (Jn 19,26-27). 1. Estas palabras del Señor iluminan profundamente el misterio de la Cruz. Esta no representa una tragedia sin esperanza, sino que es el lugar donde Jesús muestra su gloria y deja sus últimas voluntades de amor, que se convierten en las reglas constitutivas de la comunidad cristiana y de la vida de todo discípulo. En primer lugar, las palabras de Jesús son el origen de la vocación materna de María hacia la humanidad entera. Ella será la madre de los discípulos de su Hijo y cuidará de ellos y de su camino. Y sabemos que el cuidado materno de un hijo o de una hija incluye todos los aspectos de su educación, tanto los materiales como los espirituales. El dolor indescriptible de la cruz traspasa el alma de María (cf. Lc 2,35), pero no la paraliza. Al contrario, como Madre del Señor comienza para ella un nuevo camino de entrega. En la cruz, Jesús se preocupa por la Iglesia y por la humanidad entera, y María está llamada a compartir esa misma preocupación. Los Hechos de los Apóstoles, al describir la gran efusión del Espíritu Santo en Pentecostés, nos muestran que María comenzó su misión en la primera comunidad de la Iglesia. Una tarea que no se acaba nunca.


Página 3

Miércoles de Ceniza.

2. El discípulo Juan, el discípulo amado, representa a la Iglesia, pueblo mesiánico. Él debe reconocer a María como su propia madre. Y al reconocerla, está llamado a acogerla, a contemplar en ella el modelo del discipulado y también la vocación materna que Jesús le ha confiado. Por lo tanto, la vocación materna de María, la vocación de cuidar a sus hijos, se transmite a Juan y a toda la Iglesia. 3. Juan, como discípulo que lo compartió todo con Jesús, sabe que el Maestro quiere conducir a todos los hombres al encuentro con el Padre. Nos enseña cómo Jesús encontró a muchas personas enfermas en el espíritu, porque estaban llenas de orgullo ( Jn8,31-39) y enfermas en el cuerpo (Jn 5,6). A todas les dio misericordia y perdón, y a los enfermos también curación física, un signo de la vida abundante del Reino, donde se enjuga cada lágrima. Al igual que María, los discípulos están llamados a cuidar unos de otros. Saben que el corazón de Jesús está abierto a todos, sin excepción. Hay que proclamar el Evangelio del Reino a todos, y la caridad de los cristianos se ha de dirigir a todos los necesitados, simplemente porque son personas, hijos de Dios. 4. Esta vocación materna de la Iglesia hacia los necesitados y los enfermos se ha concretado, en su historia bimilenaria, en una rica serie de iniciativas en favor de los enfermos. Esta historia de dedicación no se debe olvidar. Continúa hoy en todo el mundo. En los países donde existen sistemas sanitarios públicos y adecuados, el trabajo de las congregaciones católicas, de las diócesis y de sus hospitales, además de proporcionar una atención médica de calidad, trata de poner a la persona humana en el centro del proceso terapéutico y de realizar la investigación científica en el respeto de la vida y de los valores morales cristianos. En los países donde los sistemas sanitarios son inadecuados o inexistentes, la Iglesia trabaja para ofrecer a la gente la mejor atención sanitaria posible, para eliminar la mortalidad infantil y erradicar algunas enfermedades generalizadas. En todas partes trata de cuidar, incluso cuando no puede sanar. La imagen de la Iglesia como un «hospital de campaña», que acoge a todos los heridos por la vida, es una realidad muy concreta, porque en algunas partes del mundo, sólo los hospitales de los misioneros y las diócesis brindan la atención necesaria a la población. 5. La memoria de la larga historia de servicio a los enfermos es motivo de alegría para la comunidad cristiana . Sin embargo, hace falta mirar al pasado. De él debemos aprender: la generosidad hasta el sacrificio total de muchos fundadores de institutos al servicio de los enfermos; la creatividad, impulsada por la caridad, de muchas iniciativas emprendidas a lo largo de los siglos; el compromiso en la investigación científica, para proporcionar a los enfermos una atención innovadora y fiable. Este legado del pasado ayuda a proyectar bien el futuro. Por ejemplo, ayuda a preservar los hospitales católicos del riesgo del «empresarialismo», que en todo el mundo intenta que la atención médica caiga en el ámbito del mercado y termine descartando a los pobres. 6. Jesús entregó a la Iglesia su poder de curar: «A los que crean, les acompañarán estos signos: impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos» (Mc 16,17-18). La tarea de la Iglesia, que sabe que debe mirar a los enfermos con la misma mirada llena de ternura y compasión que su Señor, responde a este don de Jesús. La pastoral de la salud sigue siendo, y siempre será, una misión necesaria y esencial que hay que vivir con renovado ímpetu tanto en las comunidades parroquiales como en los centros de atención más excelentes. No podemos olvidar la ternura y la perseverancia con las que muchas familias acompañan a sus hijos, padres y familiares, enfermos crónicos o discapacitados graves. La atención brindada en la familia es un testimonio extraordinario de amor por la persona humana que hay que respaldar con un reconocimiento adecuado y con unas políticas apropiadas. Por lo tanto, médicos y enfermeros, sacerdotes, consagrados y voluntarios, familiares y todos aquellos que se comprometen en el cuidado de los enfermos, participan en esta misión eclesial. Se trata de una responsabilidad compartida que enriquece el valor del servicio diario de cada uno.


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 5

La Presentación de Jesús en el Templo Es una fiesta antiquísima de origen oriental. La Iglesia de Jerusalén la celebraba ya en el siglo IV. Se celebraba allí a los cuarenta días de la fiesta de la epifanía, el 14 de febrero. En el siglo VII, si no antes, había sido introducida en Roma. Se asoció con esta fiesta una procesión de las candelas. La Iglesia romana celebraba la fiesta cuarenta días después de navidad. Entre las iglesias orientales se conocía esta fiesta como "La fiesta del Encuentro" (en griego, Hypapante), nombre muy significativo y expresivo, que destaca un aspecto fundamental de la fiesta: el encuentro del Ungido de Dios con su pueblo. Esta fiesta comenzó a ser conocida en Occidente, desde el siglo X, con el nombre de Purificación de la bienaventurada virgen María. Fue incluida entre las fiestas de Nuestra Señora, pero en el calendario romano, revisado en 1969, se cambió el nombre por el de "La Presentación del Señor". Los católicos hemos tenido la hermosa costumbre de llevar los niños al templo para presentarlos ante Nuestro Señor y la Santísima Virgen. Esta es una costumbre que tiene sus raíces en la Santa Biblia. Cuando hacemos la presentación de nuestros niños en el templo, estamos recordando lo que José y María hicieron con el Niño Jesús. El relato de este hermoso hecho lo podemos leer en San Lucas, Capítulo 2, 22-40. Obedeciendo a la ley mosaica, los padres de Jesús llevaron a su hijo al templo cuarenta días después de su nacimiento para presentarlo al Señor y hacer una ofrenda por él. Por mandato del Libro Sagrado, al presentar un niño en el templo había que llevar un cordero y una paloma y ofrecerlos en sacrificio al Señor (el cordero y la paloma son dos animalitos inofensivos e inocentes y su sangre se ofrecía por los pecados de los que sí somos ofensivos y no somos inocentes. Jesús no necesitaba ofrecer este sacrificio, pero quiso que se ofreciera porque El venía a obedecer humildemente a las Santas Leyes del Señor y a ser semejante en todo a nosotros, menos en el pecado). La Ley decía que si los papás eran muy pobres podían reemplazar el cordero por unas palomitas. María y José, que eran muy pobres, ofrecieron dos palomitas en sacrificio el día de la Presentación del Niño Jesús. La fiesta de la Presentación celebra una llegada y un encuentro; la llegada del anhelado Salvador, núcleo de la vida religiosa del pueblo, y la bienvenida concedida a él por dos representantes dignos de la raza elegida, Simeón y Ana. Por su provecta edad, estos dos personajes simbolizan los siglos de espera y de anhelo ferviente de los hombres y mujeres devotos de la antigua alianza. Ellos representan la esperanza y el anhelo de la raza humana. El nombre "presentación" tiene un contenido muy rico. Habla de ofrecimiento, sacrificio. Recuerda la auto oblación inicial de Cristo, palabra encarnada, cuando entró en el mundo. María pone a su hijo en los brazos de Simeón, ella no lo ofrece exclusivamente al Padre, sino también al mundo, representado por aquel anciano. De esa manera, ella representa su papel de madre de la humanidad, y se nos recuerda que el don de la vida viene a través de María. La fiesta de hoy no se limita a permitirnos revivir un acontecimiento pasado, sino que nos proyecta hacia el futuro. Prefigura nuestro encuentro final con Cristo en su segunda venida. La procesión representa la peregrinación de la vida misma, guiado por la luz de Cristo y sostenido por la esperanza de encontrar finalmente al Señor de la gloria en su reino eterno. La candela que sostenemos en nuestras manos recuerda la vela de nuestro bautismo.

Acción significativa para la jornada del enfermo En este mes, dedicado a los enfermos, ofrezcamos una oración por los enfermos y ancianos, por sus familiares y quienes los atienden, para que Nuestro Señor les conforte y les dé la alegría en medio de sus dolores y sufrimientos. Pidiendo también por nuestro país Venezuela, para que tengamos medicinas.


Página 6

Jornada Mundial de la Vida Consagrada. El 2 de febrero, fiesta litúrgica de la Presentación del Señor, se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. El lema con el que se anuncia en 2018 esta Jornada es “La vida Consagrada, encuentro con el Amor de Dios”, es el lema de esta Jornada que se presenta como una “nueva ocasión de entrar en lo íntimo de uno mismo, para ver qué es lo esencial, lo más importante para nosotros, y qué nos está distrayendo del amor y por tanto nos impide ser felices. El amor de Dios es fiel siempre, no desilusiona, no defrauda”, recuerda la Comisión para la Vida Consagrada en su mensaje. Esta celebración de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, que tiene lugar por primera vez el 2 de febrero de 1997, instituida por San Intencionalidad: Juan Pablo II, tiene como objetivo ayudar a toda la Iglesia a valorar cada vez más el testimonio de quienes han elegido seguir a Cristo de cerca mediante Reza un misterio del la práctica de los consejos evangélicos y, al mismo tiempo, quiere ser para rosario para que las personas consagradas una ocasión propicia para renovar los propósitos y reavivar los sentimientos que deben inspirar su entrega al Señor. Es una María nos ayude a estar cerca de su ocasión de celebración, compromiso y suplica al Señor por el don de las vocaciones que renueven el rostro de la Iglesia y del mundo, anunciando la Hijo Jesús, que es la alegría del Evangelio. La misión de la vida consagrada en el presente y en el luz que ilumina futuro de la Iglesia, en el tercer milenio, no se refiere sólo a quienes han renuestra vida. cibido este especial carisma, sino a toda la comunidad cristiana. La finalidad de dicha jornada es: en primer lugar, responde a la íntima necesidad de alabar más solemnemente al Señor y darle gracias por el gran don de la vida consagrada que enriquece y alegra a la comunidad cristiana con la multiplicidad de sus carismas y con los edificantes frutos de tantas vidas consagradas totalmente a la causa del Reino. Esta mirada de predilección llega profundamente al corazón de la persona llamada, que se siente impulsada por el Espíritu Santo a seguir tras las huellas de Cristo, en una forma de particular seguimiento, mediante la asunción de los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia. "¿Qué sería del mundo si no existieran los religiosos?", se preguntaba justamente santa Teresa (Libro de la vida, c. 32,11). En segundo lugar, promover en todo el pueblo de Dios el conocimiento y la estima de la vida consagrada. Al contemplar el don de la vida consagrada, la Iglesia contempla su íntima vocación de pertenecer sólo a su Señor, deseosa de ser a sus ojos "sin mancha ni arruga ni cosa parecida, sino santa e inmaculada" (Ef 5,27).El tercer motivo se refiere directamente a las personas consagradas, invitadas a celebrar solemnemente las maravillas que el Señor ha realizado en ellas, para descubrir con más límpida mirada de fe los rayos de la divina belleza derramados por el Espíritu en su género de vida y para hacer más viva la conciencia de su insustituible misión en la Iglesia y en el mundo. La celebración de esta Jornada anual ayudará también a las personas consagradas, a volver a las fuentes de su vocación, a hacer un balance de su vida y a renovar el compromiso de su consagración. Podrán así testimoniar con alegría a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo, en las diversas situaciones, que el Señor es el Amor capaz de colmar el corazón de la persona humana. Existe realmente una gran necesidad de que la vida consagrada se muestre cada vez más "llena de alegría y de Espíritu Santo", se lance con brío por los caminos de la misión, se acredite por la fuerza del testimonio vivido.


Página 7

¿Qué significa para ti la Fiesta de la Presentación del Señor?

Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Espíritu Santo ven a estos momentos donde nos disponemos de corazón y mente para escuchar el mensaje de Dios y ponerlo en acción en nuestra vida. Ilumina y guía mi meditación para ser siempre fiel y perseverante en la oración como Simeón y a la profetisa Ana. Amén.

Lectura orante de la palabra (leer varias veces todo el texto)

Lucas 2, 25-40 Cuando se cumplieron los días de la purificación de María, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones. Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.» Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él. Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción, ¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.» Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén. Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él.

Silencio de encuentro con Dios. Contempla esta escena bíblica y hazle muchas preguntas tanto al texto, como a tu vida. ¿Por qué Jesús, hijo del Altísimo, y su madre María, concebida sin pecado, deben someterse a la ley de Moisés? Además de las palabras de Simeón, en su forma de obrar, ¿Veo en el Señor la paz que necesito y la salvación?, ¿Reconozco que Jesucristo es la luz que ilumina a todos sin excepción alguna?, ¿Qué significa que es la luz que ilumina en mi vida, en la vida de cada uno? ¿Qué significa la espada que atravesará el alma de María?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 8

Compartir lo experimentado Acción de gracias, alabanzas, revisión de vida, Compromiso… CANTO: En el Templo te esperaba / Era tradición en Israel que la madre que daba a luz debía presentarse en el templo a los cuarenta días después de su parto para "purificarse", aquel hombre justo y sapues entre los judíos la madre, al parir, quedaba "manchada" según la bio, / a quien el Espíritu de Dios / reveló tu Santo NomLey, y debía presentar una ofrenda al Señor para purificar su alma. Y bre, / a quien una voz del era entonces cuando las madres aprovechaban para ofrecer a Dios a sus primogénitos. María no necesitaba purificarse, porque Dios la había corazón / dijo que eras el preservado de toda mancha de pecado desde su concepción inmacula- Cristo, / Redentor, Salvador. da. Y el Niño Jesús, por su parte, tampoco necesitaba ser ofrecido a Dios, porque era ya todo de Él desde su encarnación y desde la eternidad. Sin embargo, María se somete libremente a lo que establecía la ley Presuroso anunciaba / lo que tanto había guardado / Moisés y acepta purificarse. Y Jesús ofrece al Padre el acto de su filial obediencia y devoción presentándose a Él en el templo a los pocos días en su noble corazón, / Tú de su nacimiento. Nos narra el Evangelio que, cuando José y María en- serás el Mesías, / y a tu Matraban en el templo para cumplir con estos dos ritos de la ley, Simeón, dre muy serio señalaba: / "Dura espada atravesará tu hombre justo y piadoso, que esperaba la llegada del Mesías–, por una inspiración especial del Espíritu Santo, reconoció en ese pequeño Niño alma / María, pues Él dará al Mesías enviado por Dios, al salvador y redentor del mundo. Lo tomó su vida / para salvar los coen sus brazos y pronunció aquella bellísima oración que nosotros ahora razones". Coro: rezamos para nuestro descanso nocturno: "Ahora, Señor, según tu proAhora puedes, Señor, mesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque mis ojos han visto a según tu querer / dejar que tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos como luz: para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel". Este hombre este siervo se vaya en paz / bueno había reconocido al Mesías en ese Niño indefenso y lo proclama- porque han visto mis ojos ba ante el mundo como luz. Con la presentación del Niño Jesús en el el misterio de tu salvación, templo aparece una vez más la imagen de la luz para indicar a Jesús. / la que has preparado a la Cristo mismo se autoproclama la "luz del mundo" porque Él es el único vista de todos tus pueblos. capaz de disipar todas las tinieblas del mundo y de nuestro corazón. / Ilumíname, para poder Dispongamos presentarnos al Señor y donarnos para cumplir la misión dar gloria a tu Cruz. de conocerle y seguirle.

MENSAJE:

Oración conclusiva

Gracias Señor, por ser la luz que ilumina nuestras vidas y nuestros corazones. Ayúdanos a sacar toda oscuridad de nuestro camino. Te pido que bendigas y protejas a todos los niños del mundo y a nuestras familias. Amén.

Acción significativa En el próximo encuentro Comparte con tu grupo de ADEAM lo experimentado.


Página 10

NUESTRA SEÑORA DE LOURDES. El 11 de febrero de 1858, Bernadette, una niña de catorce años, recogía leña en Massbielle, en las afueras de Lourdes, cuando acercándose a una gruta, una ráfaga de viento la sorprendió y vio una nube dorada y a una Señora vestida de blanco, con sus pies descalzos cubiertos por dos rosas doradas, que parecían apoyarse sobre las ramas de un rosal, en su cintura tenía una ancha cinta azul, sus manos juntas estaban en posición de oración y llevaba un rosario. Bernadette al principio se asusto, pero luego comenzó a rezar el rosario que siempre llevaba consigo, al mismo tiempo Intencionalidad: que la niña, la Señora pasaba las cuentas del suyo entre sus dedos, al finalizar, la Virgen María retrocedió hacia la Gruta y desapareció. Estas apariciones se repitieron 18 veces, hasta el día 16 de julio. Ora por quienes sufren y El 18 de febrero en la tercera aparición la Virgen le dijo a Bernadette: están enfermos a través "Ven aquí durante quince días seguidos". La niña le prometió hacerlo y la de jornadas de oración. Señora le expresó "Yo te prometo que serás muy feliz, no en este munPide también, por los do, sino en el otro". médicos, enfermeras y En la novena aparición, el 25 de febrero, la Señora mando a Santa Berna- otros profesionales de la dette a beber y lavarse los pies en el agua de una fuente, señalándole el salud quienes se ocupan fondo de la gruta. La niña no la encontró, pero obedeció la solicitud de la de sus cuidados y Virgen, y escarbó en el suelo, produciéndose el primer brote del milagroatenciones. so manantial de Lourdes. En las apariciones, la Señora exhortó a la niña a rogar por los pecadores, manifestó el deseo de que en el lugar sea erigida una capilla y mando a Bernadette a besar la tierra, como acto de penitencia para ella y para otros, el pueblo presente en el lugar también la imita y hasta el día de hoy, esta práctica continúa. El 25 de marzo, a pedido el párroco del lugar el nombre de la señora, la niña pregunta a la Señora ¿Quién eres?, y ella le responde: "Yo soy la Inmaculada Concepción". Luego Bernadette fue a contarle al sacerdote, y él quedo asombrado, pues era casi imposible que una jovencita analfabeta pudiese saber sobre el dogma de la Inmaculada Concepción, declarado por el Papa Pío IX en 1854, cuatro años antes de la aparición. El 16 de julio de 1858, la Virgen María aparece por última vez y se despide de Bernadette. En el lugar se comenzó a construirse un Santuario, el Papa Pío IX le dio el título de Basílica en 1874. Las apariciones fueron declaradas auténticas el 18 de Enero 1862. Lourdes es uno de los lugares de mayor peregrinaje en el mundo, millones de personas acuden cada año y muchísimos enfermos han sido sanados en sus aguas milagrosas. La fiesta de Nuestra Señora de Lourdes se celebra el día de su primera aparición, el 11 de febrero.


Página 11

Reflexiona sobre este Evangelio y pregúntate: Sigo a Jesús ¿con total confianza?

Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Espíritu Santo danos luz para comprender el mensaje de Dios y llevarlo a la acción. Ayúdanos a confiar en el Señor y ponernos totalmente en sus manos para dejar que Él nos sane por dentro y por fuera. Amén.

Lectura orante de la Palabra (Leer varias veces).

Marcos 2, 1-12. Entró de nuevo en Cafarnaúm; al poco tiempo había corrido la voz de que estaba en casa. Se agolparon tantos que ni siquiera ante la puerta había ya sitio, y él les anunciaba la Palabra. Y le vienen a traer a un paralítico llevado entre cuatro. Al no poder presentárselo a causa de la multitud, abrieron el techo encima de donde él estaba y, a través de la abertura que hicieron, descolgaron la camilla donde yacía el paralítico. Viendo Jesús la fe de ellos, dice al paralítico: «Hijo, tus pecados te son perdonados». Estaban allí sentados algunos escribas que pensaban en sus corazones: «¿Por qué éste habla así? Está blasfemando. ¿Quién puede perdonar pecados, sino Dios sólo?» Pero, al instante, conociendo Jesús en su espíritu lo que ellos pensaban en su interior, les dice: «¿Por qué pensáis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: "Tus pecados te son perdonados", o decir: "Levántate, toma tu camilla y anda?" Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice al paralítico -: "A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa."» Se levantó y, al instante, tomando la camilla, salió a la vista de todos, de modo que quedaban todos asombrados y glorificaban a Dios, diciendo: «Jamás vimos cosa parecida».

Silencio de encuentro con Dios Contempla mentalmente estas palabras de Jesús y reflexiona con las siguientes preguntas: ¿En esta narración a que le da Jesús más importancia? ¿Por qué la gente daba gloria a Dios? Jesús nos perdona y nos ve con infinita misericordia, ¿ves a tus hermanos de la misma manera que el Señor? ¿Quisieras que Jesús te sanara interior y externamente?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 12

Compartir lo experimentado con el grupo. Cantos, Alabanza, Acción de gracias,Compromiso…. MENSAJE: Cuando Jesús vuelve a Cafarnaúm, cuatro personas llevando a un paralítico e intentan llegar hasta Él a pesar de toda la muchedumbre que rodea a Jesús. Jesús ve la fe que estas personas tienen en Él y sin pensarlo, cura a este hombre que padece de parálisis. Lo hace en medio de todos, pero hay dos tipos de seguidores: los que confían y los que critican la actitud de Jesús. El Señor pone en el centro a la persona, desde su realidad y lo acompaña en su transformación, así que da más importancia a lo interno que a lo externo, El se centra en la liberación desde dentro, por eso primero perdona los pecados, lo cual es señal de liberación, de levantarse de la postración simbolizada en la camilla y la enfermedad: es uno que no puede caminar y que otros le presentan. La fe de los otros hombres es lo que mira Jesús, de quienes lo llevan, de quienes quieren le sea devuelta la salud, que en aquel momento garantizaba vida y devolvía la dignidad de la persona. Jesús nos humaniza, libera y levanta de la postración restituyendo la dignidad. Vivimos en una sociedad donde el sentido de pecado está casi perdido, incluso en los que decimos ser cristianos, y es que eso se observa en que cada vez frecuentamos menos el Sacramento de la Penitencia. Y es que cuando creemos realmente en Jesús, nos dejamos irradiar por su gracia, por su misericordia y por su amor. Recurrir a la gracia de Dios es necesario para no vivir atados al pecado y no ser esclavos de la enfermedad del alma que no nos deja ser libres. Tengamos confianza como la tuvo el paralítico y sanemos nuestra mente, nuestro corazón y nuestra vida. Busquemos reconciliarnos con el Señor a través del Sacramento de la Confesión que es nuestro encuentro con Cristo.

CANTO: Del cielo ha bajado la Madre de Dios; cantemos el Ave a su Concepción. AVE, AVE, AVE MARÍA. AVE, AVE, AVE MARÍA. De luz rodeada, de claro esplendor, la Reina del cielo así apareció. AVE... Un traje vestía de blanco color, y el talle ajustaba azul ceñidor.

Oración conclusiva Señor, sólo tú puedes devolver a nuestras vidas el estado de gracia. Sólo tú sanas nuestras heridas con el aroma de tu amor. Gracias por ser tan misericordioso con nosotros y perdonarnos. Amén.

Acción significativa Prepara una catequesis clara y breve sobre el mensaje del Papa Francisco de la Jornada Mundial de los Enfermos para trasmitírsela a los enfermos, ancianos y limitados físicos que estén en la posibilidad de escuchar.


Página 14

Miércoles de Ceniza. La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo. La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón. Este tiempo vigoroso del Año Litúrgico se caracteriza por el mensaje bíblico que puede ser resumido en una sola palabra: "metanoeiete", es decir "Convertíos". Las palabras "Convertíos y creed en el Evangelio" y la exIntencionalidad: presión "Acuérdate que eres polvo y al polvo volverás", invita a todos a reflexionar acerca del deber de la conversión, recordando la inexorable Ante las trágicas caducidad y fragilidad de la vida humana, sujeta a la muerte. Antiguamente los judíos acostumbraban cubrirse de ceniza cuando hacían algún sacri- situaciones de conflictos ficio y los ninivitas también usaban la ceniza como signo de su deseo de prolongados en conversión de su mala vida a una vida con Dios. diferentes lugares del

mundo, únete a la

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el Sajornada especial de cramento de la Reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un "hábito peni- oración y ayuno por la tencial". Esto representaba su voluntad de convertirse. También, fue usa- paz para el próximo 23 do este período para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la no- de febrero, viernes de la che de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno. En el año 384 Primera Semana de d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos Cuaresma a la que nos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma acostumbra poner las cenizas al iniinvita el Papa Francisco. ciar los 40 días de penitencia y conversión. La imposición de ceniza en la frente (fruto de la cremación de las palmas usadas el Domingo de Ramos del año anterior). Se hace como respuesta a la Palabra de Dios que nos invita a la conversión, como inicio y puerta del ayuno cuaresmal y de la marcha de preparación a la Pascua. La Cuaresma empieza con ceniza y termina con el fuego, el agua y la luz de la Vigilia Pascual. Algo debe quemarse y destruirse en nosotros -el hombre viejo- para dar lugar a la novedad de la vida pascual de Cristo. Es por eso que cuando el sacerdote nos pone la ceniza, debemos tener una actitud de querer mejorar, de querer tener amistad con Dios. La ceniza se les impone a los niños y a los adultos. La imposición de ceniza es una costumbre que nos recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo. Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres.


Página 15

¿Cómo vives tú el Tiempo de Cuaresma? Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Santo Espíritu de Dios, lava lo que está manchado en nuestra alma, sana lo que está enfermo y calienta lo que esta frio. Crea en nosotros el silencio para escuchar tu voz en la Escritura, en los acontecimientos y en las personas, sobre todo en los pobres y en los que sufren. Amén.

Lectura orante de la palabra (leer varias veces)

Mateo, 6, 1-6 16-18 Jesús dijo a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. «Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. «Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Silencio de encuentro con Dios. Repasa mentalmente esta escena Bíblica y después hazle muchas preguntas al texto como a tu vida . ¿Cómo entiendes la advertencia inicial hecha por Jesús? ¿Qué enseña Jesús sobre la limosna? ¿Qué enseña Jesús sobre la oración? ¿Cuándo ayuno, lo hago solo para cumplir? ¿Ayuno solo de alimento, pero no de palabras, pensamientos, y acciones? ¿Qué actitud tengo, decaída, o manifiesto la alegría de Dios en mí?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 16

Compartir lo experimentado Cantos, Acción de gracias, Compromiso... CANTO: CON ESTAS CENIZAS, SEÑOR, RENUNCIAMOS AL PECADO. CON ESTAS CENIZAS, SEÑOR, NOS ACERCAMOS A TI.

MENSAJE:

Es natural que el ser humano tenga la tendencia a que se le recompense cuando ha hecho algo bien. Esto es lo que nos enseñan desde que estamos pequeños. Sin embargo, Jesús nos enseña el modo correcto de dar limosna: “Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha”. O sea, debo dar limosna de tal modo que ni yo tenga la Arrepentido, Señor, sensación de estar haciendo una cosa buena, que merece una recaminamos hacia ti. compensa por parte de Dios y elogio por parte de los hombres. La limosna es una obligación. Es una forma de compartir algo que tenTen piedad, Jesús, porque go, con aquéllos que no tienen nada. En una familia, lo que es de somos pecadores. uno es de todos. Parecería una exageración, pero detrás de este evangelio se encuentra la enorme riqueza y el enorme valor de Cristo. Pues, cuando quiere que le ofrezcamos un sacrificio, un acto de Desde lo hondo, Señor, hoy clamamos hacia ti. generosidad, quiere que se la ofrezcamos sólo a Él y para Él. Es decir, hacer las cosas sólo por amor a Cristo. Esperando la recompensa no Con las oraciones, Señor, de los hombres sino de Dios. Jesús nos dice que se necesita orar, en buscamos tu rostro. secreto, solo delante de Dios Padre. Ninguno te verá. Y tal vez para los otros, tú serás alguien que no reza. El mismo Jesús oraba mucho Con el ayuno, Señor, se de noche y no le importaba la opinión de los demás. Lo importante alimenta el espíritu. es tener la certeza de que Dios Padre me acoge. Jesús critica las prácticas equivocadas del ayuno. Había gente que se desfiguraban el rostro, no se lavaban, no se peinaban, de modo que todos pudiesen Los cuarenta días, preparemos nuestra fe. ver que estaban ayunando de un modo perfecto. Jesús recomendaba lo contrario. Cuando tú ayunes derrama perfume sobre tu cabeArrojemos todo el mal, la za, lávate la cara, de modo que ninguno se dé cuenta de que estás envidia y el odio. ayunando, sino sólo tu Padre que está en los cielos.

Oración conclusiva Señor Jesús, te doy gracias por tu Palabra que nos ha hecho ver mejor la voluntad del Padre. Concédeme en este tiempo cuaresmal, vivir de corazón y con disponibilidad, la solidaridad y el amor por aquellos que no me aman y yo debería amar. Amén.

Acción significativa Asiste a la Misa el Miércoles de Ceniza, ya que es el inicio de la Cuaresma. Invita a los Enfermos y Ancianos que puedan ir, y a los que no, visítale con el Sacerdote o ministro de la comunión para que ellos también reciban la Imposición de las Cenizas. FELIZ INICIO DE CUARESMA.


Página 18

Fiesta de la Cátedra de San Pedro. La fiesta de la Cátedra de San Pedro, se trata de una tradición muy antigua, atestiguada en Roma desde el siglo IV, con la que se da gracias a Dios por la misión encomendada al apóstol san Pedro y a sus sucesores. Esta fiesta, rinde homenaje al primado y autoridad del Apóstol Pedro, el primer Papa de la Iglesia. Esta celebración recuerda además la potestad conferida por Cristo al Apóstol cuando le dice, según relatan los Evangelios: "Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Y las puertas del Intencionalidad: infierno no prevalecerán sobre ella". La "cátedra", literalmente, es la sede fija del obispo, puesta en la iglesia madre de una diócesis, que por eso se llama "catedral", y es el símbolo de En este tiempo de la autoridad del obispo, y en particular de su "magisterio", es decir, de la cuaresma, reza con más enseñanza evangélica que, en cuanto sucesor de los Apóstoles, está llafervor por las Intenciones mado a conservar y transmitir a la comunidad cristiana. Cuando el obispo toma posesión de la Iglesia particular que le ha sido encomendada, llevan- de Nuestro Papa Francisco y do la mitra y el báculo pastoral, se sienta en la cátedra. Desde esa sede por las de Nuestros Obispos. guiará, como maestro y pastor, el camino de los fieles en la fe, en la espe- También pide por ellos para que sean fieles al llamado ranza y en la caridad. que le ha hecho Nuestro La cátedra o sede que actualmente se conserva en la Basílica de San PeSeñor. dro en Roma fue donada por Carlos el Calvo al Papa Juan VIII en el siglo IX, con motivo de su viaje a Roma para su coronación como emperador romano de occidente. Este trono se conserva como una reliquia, en una magnífica composición barroca, obra de Gian Lorenzo Bernini construida entre 1656 y 1665. La obra de Bernini está enmarcada por pilastras. En el centro se sitúa el trono de bronce dorado, en cuyo interior se encuentra la silla de madera y que se decora con un relieve representando la "entrega de llaves". El trono se apoya sobre cuatro grandes estatuas, también en bronce, que representan a cuatro doctores de la Iglesia, en primer plano San Agustín y San Ambrosio, para la Iglesia latina, y San Atanasio y San Juan Crisóstomo, para la Iglesia oriental. Por encima del trono aparece un sol de alabastro decorado con estuco dorado rodeado de ángeles que enmarca una vidriera en la que está representada una paloma de 162 cm de envergadura, símbolo del Espíritu Santo. Es la única vidriera coloreada de toda la Basílica de San Pedro. Cada 22 de febrero, el altar monumental que acoge la Cátedra de San Pedro, es iluminado con multitud de velas para significar la unidad de la Iglesia fundada sobre este Apóstol. Celebran numerosas misas desde la mañana hasta el atardecer, concluyendo con la misa del Capítulo de San Pedro.


Página 19

Has una oración especial por el Papa Francisco, pidiendo a Dios que lo ilumine y lo fortalezca en su misión.

Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios que voy meditar. Amén. Lectura orante de la palabra

(leer varias veces). Mateo 16, 13-19. Al llegar a la región de Cesárea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?”. Ellos le respondieron: “Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas”. “Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?”. Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. Y Jesús le dijo: “Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo”.

Silencio de encuentro con Dios. Repasa mentalmente esta escena Bíblica y después hazle muchas preguntas al texto como a tu vida. Si hoy Jesucristo me pregunta: “¿quién dicen que soy?”, ¿Qué diría? ¿Quién es Jesús para mí? ¿Quién soy yo para Jesús?

¿Estoy convencido y atento como Pedro a las preguntas y llamados que Jesucristo me hace? ¿Me siento como Pedro, a quien el Señor se dirige diciendo: que sobre mi sigue edificando su Iglesia?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 20

Compartir lo experimentado Cantos, Acción de gracias, Compromiso... CANTO:

MENSAJE: Jesús les hace 2 preguntas hacia afuera y hacia los discípulos para hacerles ver la determinación y objetivos de sus acciones. El Señor pregunta directamente a sus discípulos: «Vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Pedro responde en nombre de todos: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo». Intuye que Jesús no es sólo el Mesías esperado, sino que es el «Hijo de Dios vivo». Pedro capta el misterio de Jesús en sus palabras y gestos que ponen salud, perdón y vida nueva en la gente. Jesús felicita a Pedro porque esas cosas las revela el Padre a los sencillos, no a los sabios y entendidos. Pedro pertenece a esa categoría de seguidores sencillos de Jesús que viven con el corazón abierto al Padre. Esta es la grandeza de Pedro y de todo creyente. Luego Jesús le hace una promesa solemne: «Tú eres Pedro y sobre esta piedra yo edificaré mi Iglesia». La Iglesia no la construye cualquiera. Es el mismo Jesús quien la edifica. Es él quien convoca a sus seguidores y los reúne en torno a su persona. La Iglesia nace de Él. Jesús no es un insensato que construye sobre arena. Pedro será «roca» en esta Iglesia porque su fuerza proviene de su fe sencilla en Jesús. Este es el gran servicio de Pedro y sus sucesores a la Iglesia de Jesús. Pedro no es el «Hijo del Dios vivo». La Iglesia no es suya sino de Jesús. Sólo Jesús ocupa el centro. Sólo Él la edifica con su Espíritu, pero Pedro invita a vivir abiertos a la revelación del Padre, a no olvidar a Jesús y a centrar su Iglesia en la verdadera fe. Pedro recibe las llaves del reino para atar y desatar, o sea, para reconciliar las personas entre ellas y con Dios.

TU ERES PEDRO Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARE, EDIFICARE, EDIFICARE MI IGLESIA. Bendito el que viene en nombre del Señor (4) El poder de la muerte no la podrá destruir (2) Bendito el que viene en nombre del Señor (4) Mensajero de paz, de armonía y amor ayudas a los hombres a encontrar a Dios. Bendito el que viene en nombre del Señor (4)

Oración conclusiva Señor Jesucristo gracias por edificar en Pedro nuestra Iglesia, gracias porque le diste la fuerza, la voluntad, la fe y el amor para dar la cátedra, la enseñanza para extender tu mensaje y tu Palabra. Ayúdame a ser fiel a la Iglesia y estar en comunión con el Papa. Por eso hoy te quiero confirmar mi amor y mi deseo de caminar siempre al paso de la Iglesia, sin poner trabas a mi servicio ni a mi amor. Amén.

A todos un fraterno saludo Misionero! Que tengan todos un feliz mes de Febrero; espero que vivan con mucha alegría la Jornada Mundial de los Enfermos y se preparen a vivir la Cuaresma a plenitud para que imitemos a Nuestro Señor Jesucristo en la Misericordia y en donarnos a los más necesitados. Hasta la próxima. !!!

Presencia Misionera - Febrero 2018  

Subsidio de Animación para la Agrupación de Enfermos y Ancianos Misioneros - ADEAM

Presencia Misionera - Febrero 2018  

Subsidio de Animación para la Agrupación de Enfermos y Ancianos Misioneros - ADEAM

Advertisement