Issuu on Google+

VERSOS MAESTROS

Versos Maestros

1


VERSOS MAESTROS

2


VERSOS MAESTROS

Versos Maestros Antología poética de docentes de Bogotá Volumen 1

Ediciones Cátedra Pedagógica 3


VERSOS MAESTROS

Versos Maestros Antología Bogotá Volumen 1 ©Ediciones Cátedra Pedagógica Primera Edición, agosto de 2006 Ilustración de carátula “Cartuchos”. Óleo Esperanza Macías Ortiz I.E.D. Tabora Diseño de carátula José Raúl Casanova Diagramación Departamento de Arte Coordinación del proyecto Patricia Moreno Santos Fundación Universitaria Konrad Lorenz Dirección Editorial Olegario Ordóñez Díaz Universidad Pedagógica Nacional ISBN: 958-97940-0-9 Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio mecánico o electromagnético, sin permiso escrito de la Editorial. El presente libro se ha elaborado como proyecto para difundir la obra literaria de los docentes. Ediciones Cátedra Pedagógica Calle 122 No. 45-40 Telefax: 2152849 E-mail: catedrapedagogica@latinmail.com Bogotá - Colombia Impreso por Stilo Impresores Ltda. IMPRESO EN COLOMBIA PRINTED IN COLOMBIA

4


VERSOS MAESTROS

A quienes con su palabra construyen un mundo mejor...

5


VERSOS MAESTROS

6


VERSOS MAESTROS

PRESENTACIÓN «Qué ha de ser de la vida si el que canta no levanta su voz en las tribunas...» De una canción de Mercedes Sosa.

La literatura es el arte de crear y trasformar el mundo a través de la palabra. La poesía devela la esencia y el misterio íntimo de los seres. Después de leer la palabra poética nuestra mirada como lectores será distinta al descubrir la metáfora del universo. La labor del docente es, de por sí, un acto poético, creador. Es un tejido de sueños que se escribe en el aire, en las aulas, en la vida cotidiana. Son sus esperanzas e ilusiones. Los versos que aparecen en la presente antología expresan esa poética cotidiana que se refleja como un trabajo que muchas veces se realiza en silencio, furtivamente, como una acción muy personal y secreta. El sueño de ver publicadas en un libro las creaciones que vamos realizando a veces se diluye en el tiempo; por un lado, por la escasa oportunidad que dan las editoriales a los trabajos poéticos; de otro, el tiempo y las ocupaciones diarias que van aplazando la edición; y una tercera, porque, de cierta manera, tenemos una especie de miedo escénico de desempolvar los versos y salir a la luz pública con nuestras palabras grabadas en un texto impreso. Pero, como suele suceder con la poesía de la vida, ciertas circunstancias confabulan en tiempo y espacio para que se produzca el acto más mágico: permitir que la voz poética vibre al unísono con el ritmo del universo. Algunas personas que publican sus trabajos literarios en este volumen, lo hacen 7


VERSOS MAESTROS

por primera vez; otras, ya han publicado en revistas y periódicos. Pero todas tienen un factor común: se deben a sus alumnos y a su trabajo, han tenido esta vocación desde su adolescencia, aman la poesía, aman las palabras, crean un mundo con ellas... Es la libre expresión de su trabajo creativo, que se realiza a diario en las aulas, en la escuela, en la soledad de su quehacer cotidiano. Y ahora también cumplen un sueño común: publicar su libro. Se han animado a hacerlo y, aunando esfuerzos comunes, se ha logrado publicar esta flor de palabras. La antología no ha tenido ninguna calificación, ni ninguna censura. De una u otra manera, la publicación de los poemas en este libro es como la mirada en el espejo de la propia labor como autores. Es el principio de una tarea reveladora lanzada al viento que, como tal, contribuirá a estimular la actividad poética. Ojalá que quienes ven impresas sus palabras se sientan motivados y prosigan en su producción literaria para que, en el futuro no lejano, los amigos, familiares y el público en general podamos seguir disfrutando de su trabajo. Las y los docentes poetas del Volumen 1 son pioneros de una labor titánica: recoger una gran antología del trabajo literario, narrativo, poético y ensayístico de docentes y estudiantes de cada localidad de la ciudad y del país. De hecho, tras ellos vendrán más personas con el anhelo de publicar sus obras. Además son un ejemplo para otros sectores de trabajadores que también quieren plasmar sus ideas y sus sueños en trabajos como éste. Es una manera de dejar un legado de lo que pensamos y soñamos, de lograr la trascendencia a través de las palabras. Dentro del marco del homenaje que rinde el mundo, a través de la UNESCO, a la ciudad de Bogotá, declarándola como la capital Mundial del libro en 2007, enhorabuena hemos tenido la iniciativa de desarrollar este proyecto que reunirá la 8


VERSOS MAESTROS

voz de los maestros y la dará a conocer al mundo, como una más de las tareas que contribuyen a mejorar la calidad de la educación y la promoción de la escritura y la lectura de nuestro país. Hemos tenido la respuesta de docentes poetas de los distintos colegios de la capital, también de un poeta venezolano, de madre colombiana, radicado en Bogotá desde hace diez años, y de una poeta joven que en la actualidad adelanta estudios de posgrado en la Universidad de la Sorbona, en París, Francia. Los autores han recibido el apoyo y el estímulo de su familia, amigos y de la comunidad; todos ellos comparten el sueño de publicar sus palabras. Agradecemos a cada uno de los autores la confianza en Ediciones Cátedra Pedagógica por compartirnos sus poemas, tan sólo con la fe poética de hacer realidad un sueño que parecía intangible. La publicación es un estímulo para que su trabajo siga enriqueciendo el panorama de la literatura colombiana. Como amigos que recién se conocen, las y los poetas que integran la antología Versos Maestros se encuentran en estas páginas para compartir sus sentires y darlos a conocer a la humanidad. Como grandes contertulios de su quehacer cotidiano, sus palabras se entrelazan para hablar del amor, de la guerra, de la paz, del dolor, de la esperanza, de la labor docente y de los sueños. Finalmente, agradecemos a la profesora Esperanza Macías Ortiz cuya imagen de su óleo “Cartuchos” ilustra la carátula de esta edición. De igual manera, expresamos un reconocimiento especial a la señorita Patricia Moreno Santos, coordinadora del proyecto, quien dedicó sus esfuerzos diarios para que esta edición del Volumen 1 de los Versos Maestros viera la luz pública. Con seguridad, su compromiso con este proyecto, hará posible la publicación de más volúmenes de la antología poética. OLEGARIO ORDÓÑEZ DÍAZ EDITOR9


VERSOS MAESTROS

10


VERSOS MAESTROS

MÁSCARAS MORTALES Ricardo Angola Álvarez (Valencia, Venezuela, 1971)

El ensordecedor sonido de los metales indicaba una sangrienta batalla entre dos encapuchados. Durante varias horas, sus espadas plateadas, como el brillo de monedas, ésas por las cuales hoy nos matamos, afiladas lo suficiente para dar corte a tus delgados cabellos, aquellos dorados. Ambos gladiadores enmascarados cansados de su largo combate en un silencio mortal donde los dos sabían nunca más iban a regresar. Sus técnicas y golpes eran tan semejantes como tu sonrisa y la belleza de nuestra luna; tan semejante era su respiración como la nuestra cada noche en que nos hundimos en mis sueños llenos de amor y pasión, De repente ambos dispuestos inclinaron sus troncos agachando aquella mirada; lo único que sus máscaras les permitían ver de sí. Dudando por un instante, 11


VERSOS MAESTROS

ése por el cual hoy escribo, lanzaron ambos su golpe mortal y una vez más el chillido de metales golpeando irrumpió la habitación. El sonido de aire cortado por aquel filo endemoniado como sus ojos llenos de odio y dolor ojos demoniacos expresaban los sentimientos del corazón de dos gladiadores sin razón. Al caer ambos de los aires después de su ataque mortal charcos de sangre invadían su alrededor como cada vez que veo aquella foto en momentos de angustia en que invades mi alma,. Sus máscaras mortales descubrieron el secreto de sus vidas. Así esperaría ver cómo haces para ponerme a pensar tanto en ti, mi vida. La estela de viento de aquel golpe mortal fue suficiente para desnudar y lastimar sus rostros así como me lastima el solo hecho de pensar que nunca más llegaré a escuchar la estela de tu voz en mi corazón. Al voltearse los caballeros, aquel par de gladiadores, sorprendidos quedaron al verse cada uno en su propio espejo y darse cuenta de un hecho que puso a dudar el odio de sus almas y corazones: 12


VERSOS MAESTROS

reflejadas en aquellas miradas que buscaban ocultar sus máscaras las mismas que los separó cuando eran ese par de hermanos que en una batalla sin cesar descubrieron que ellos dos fueron los más grandes y unidos hermanos de esos imponentes Alpes. Sudando sus manos de temor y desconsuelo desarmaron sus almas aún heridas de aquella batalla. Así quedan las mías con el solo hecho de escucharte decir “te quiero”.

13


VERSOS MAESTROS

MUGRE Andrea Cárdenas (Bogotá, 1980)

En el diente blanco y en el ojo. En el patio de atrás, en las cortinas, en las persianas y en las orejas. En el corazón raído de experiencia, y en el guardabarros del garaje. La ceniza en mi tiempo desanimado gesticula mientras el rincón más empolvado pronostica refranes de otro día. El pasado corroído de amores y miserias de ocultas mentiras, sueños sin piedras, ojos sin respuesta... En el futuro viento sin alas, corsé sin vientre, hueca estancia de muerte. En tu mirada y en la gloria patentada, de un aristócrata bandido muy tieso y muy majo. Asepsia de trabajo sucio, en casa del acorazado, sin verdad, sin gangrena ni salpullidos. La pesadilla, ceniza, llueve dentro cada segundo indiferente al paño húmedo que con jabón y fuerza, arranca del alma de cada objeto el polvo animado. Mañana es la noche aséptica donde el genio no estalla y el agua fluye. 14


VERSOS MAESTROS

Te irás sin mancha como un muerto abandonado, ¡claro!, en un mundo despoblado de mugre.

DESTRUCCIÓN Y SIGNOS Andrea Cárdenas (Bogotá, 1980)

Acabada sea la verdad en el júbilo gris de la azarosa fortuna. Vuelve el centauro con sus flechas vagas a rozar con su látigo el minuto monumental. Sin tiempo en la noche desamparada tibia y cancerosa, temible y calurosa, azar y fortuna juegan golosa. Sabrosos sones de trompeta, entre sus medias sicalípticas de seda, de perjurio profano veloz y feliz, despiertan su risa al aliento... quebranto Y él, apagando el sistema solar de carcajadas, asciende ebrio al don dionisiaco del amor de niebla. Resarcida tentación de sus penas rojas y un vino tinto. Sin más; las trompetas orgullosas exhalaron el aliento sacro de la fiesta, la pronta resurrección 15


VERSOS MAESTROS

UN MOMENTO EN EL TIEMPO José Antonio Castillo Roncancio (Caldas, Boyacá, 1961) Cada vez que me encuentro con los años me trasporta el júbilo mis emociones primeras con risas, nostalgias, veleidades y quimeras. Cada vez que me encuentro con los años siento el vacío de ayer el estremecedor ahora el inquietante mañana y el remolino estremecedor de volver. Cada vez que me encuentro con los años se trazan líneas reales que se tejen en mi mundo como pieza elaborada de mi puño infranqueable. Cada vez que me encuentro con los años me veo breve ante la inmensidad del tiempo y la fragilidad del mío en el trascurrir de mis pasos sorprendidos. Cada vez que me encuentro con los años soy coloso de mis batallas cumplidas que han quedado impregnadas de sudor y lágrimas como lluvia fuerte o brizna ligera empapando mi conciencia de inviernos, otoños y primaveras. Cada vez que me encuentro con los años me siento más real, menos banal en el trapecio de la vida más próximo a la muerte 16


VERSOS MAESTROS

A LA ESPERANZA José Antonio Castillo Roncancio (Caldas, Boyacá,1961) I Aunque te ahogues en mares de amargura desesperanzas y desolación; y moren los fantasmas de las noches, brotarán sueños puros de tu corazón. II Aunque reine la tempestad y no la calma; y la luz no derrote las tinieblas, existirán albores matutinos en el alma. III Aunque reine en tu pecho el estío y entone su melodía el pesimismo, permanecerás enaltecida colmando de esperanza tu camino. IV Aunque el llanto en torrentes se desplome y notes soledad en tu alma. retoma tu aliento ensoñador que estremece de ilusión el alma. V Aunque se ensañen las calamidades y tu duelo se hunda en el abismo, se arraigue el angustiosos pesimismo brotará un portentoso esfuerzo que embriague tu existencia de heroísmo. Aunque tus pasos se pierdan en la bruma y tu sendero de tropiezos colmes 17


VERSOS MAESTROS

EL TIEMPO Luz Marina Castro Agudelo (Fosca, Cundinamarca, 1957)

El tiempo me ha permitido vivir a destiempo el devenir del tiempo. Había tiempo para soñar y amar, pensé que todavía había tiempo para recrear, porque había que trabajar, estudiar, pensar, buscar excusas. Pero hoy el tiempo me recuerda, que ha pasado sin que me haya dado cuenta y ha dejado huellas imborrables, hechas al azar. Por no detenerme en el tiempo. Para vivir, para decir la palabra precisa, la palabra precisa se perdió en el tiempo y lo mejor de la vida: el amor no llegó porque ya no hay tiempo para la contemplación, para la seducción; ese tiempo ya pasó, y hoy cuando quise asirme a un brazo para caminar, hablar en la intimidad, el espacio estaba vacío, porque el tiempo es inexorable, el que debía estar no estaba y no pude decir la palabra precisa. Porque ya no hay tiempo. El amor se escapó sin que tuviera tiempo sin que pudiera mostrar mi luz, mi vida; porque el amor había muerto.

18


VERSOS MAESTROS

QUIERO Luz Marina Castro Agudelo (Fosca, Cundinamarca, 1957)

Quiero que seas para mí como el día a la noche, el sendero por donde camino a cumbres cada vez más altas porque de tu mano quiero llegar a la gloria. Quiero que seas el torrente de aguas tranquilas donde sosegar mis sueños. Quiero darte de la primavera las mejores flores. De mi vida mis mejores sueños de cada momento de la eternidad, la dicha. Quiero darte del jardín florido mis mejores rosas del turbulento arroyo la soleada calma, del recio árbol el anhelado nido donde anidar tus sueños, para que cuando empiece a declinar la tarde, puedas recostar sin angustia tu cabeza blanca en mi regazo, para saborear la dicha de terminar los días con el dulce néctar de sentirse amado.

19


VERSOS MAESTROS

UN PAÍS LLAMADO DOLOR Habzad Durán (Bogotá, 1991)

Voy cantando al compás de la lluvia, No me importa lo que digan o si me resfrío Sólo desisto en la necesidad de mi vacío Cayendo en el inmenso tugurio de la desdicha Ascendiendo a la trastienda. Ellos absortos en el poder Retirados de la alegría real Contando sus papeles manchados de sangre Creyéndose fuertes mientras el mundo se les desvanece Se les cae la realidad, Y la fantasía se les derrite ante la ambición desmedida Esa que se lleva millones de ilusiones Esa que apuñala los sueños de los desgraciados Desigualdad indeseada. ¿Cuándo habrás de irte? ¿Cuándo dejarás de fastidiarnos? ¿Cuándo dejarás de desgarrar el vestido que ni tenemos? ¿Cuándo te irás para que despegues tus labios de derrota en un beso triste? Vete amargo silencio, vete tedioso desconcierto, No nos mates más con esa impotencia, No nos dejes con el estertor en los huesos No nos hieras con la estridencia de tu carcajada; esa carcajada mezquina al divisar la desesperanza en nuestra soledad. 20


VERSOS MAESTROS

¿Quién le da un soplo al espíritu? ¿Quién le dará luz a nuestra mente? ¿Dónde están los falsos dioses? ¿A quién se refieren con la verdad? ¿Dónde está? ¿La podemos tocar? Emerge el sonido vacilante de la avaricia Danza sobre la almohada el pensamiento de la codicia Su descanso se ve entorpecido por el lamento abatido Perseguidos por la culpa, cayendo en el tedio de lo cotidiano. Lavando el cerebro por una lucha sin argumentos Errando en el pasado, dando el mismo recorrido circular de la historia Por su megalomanía; lavando el cerebro obsequiando trapos de colores Ignorando que es en vano todo ese discurso colmado de falsedades. ¿Cuándo dejaremos a los ídolos? ¿Cuándo dejaremos las vanas reverencias al dictador? ¿Cuándo recobraremos la memoria? “En un país sin memoria es la indiferencia la que nos domina”

21


VERSOS MAESTROS

A MIS ZAPATOS NUEVOS Humberto Gómez Jiménez (Guaracán)

Negros gemelos que un día me compré, levantad vuestra frente fulgurante y dejad que este pobre bardo os cante pues les serviréis de coro y de tribuna. Mis errantes pisadas una a una pregonará el tacón parlante y os veréis tan chirriados a cada instante como el nene sonriendo entre la cuna. Os auguro ciertamente larga vida mas, si ancianos sufrís alguna herida, no la lloréis con faz tan alargada. Mas bien demostrad que fuistéis míos sacando por vuestra suela a todo brío una larga y burlesca carcajada.

22


VERSOS MAESTROS

MI PRIMERA MADRUGADA Humberto Gómez Jiménez (Guaracán)

Levantéme veloz cual torbellino, despreciando mi cama tentadora, miré al cielo tan próximo a la aurora y la luna al final de su camino. Tomé los pantalones a tientas y sin tino, calcéme los zapatos sin demora, salí como empleado que a deshora de su casa se marcha a su destino. Acerquéme al reloj por cerciorarme cuánto había podido retrasarme si hubiera sonado a tiempo la campana. Y después de poner la vista atenta y mirar el reloj, me di cuenta que aún no eran las dos de la mañana...

23


VERSOS MAESTROS

¿QUIÉN SOY YO? Diana Eugenia González González (Bogotá, 1980)

Tal vez fruto del amor de mis padres, alabanza a la nueva vida, amor reencarnado en un cuerpo sano; un arca perdida con un tesoro escondido. No lo sé, tal vez gratitud de mi niñez, tal vez música de otoño, que al caer las hojas hacen en mí una alfombra, fresca como el agua, y tan suave como la seda. Soy tristeza y alegría, soy amor y odio, soy esperanza y amargura, soy vino y soy pan, soy la vida, y como ella debo seguir amando, sin control, sin medida, sin amargura, sin dolor, sin tristeza. Sólo alegría, con amor e inteligencia.

24


VERSOS MAESTROS

PAZ Diana Eugenia González González (Bogotá, 1980)

Palabra no definida de la cual todos hacemos mal uso; porque nadie, o muy pocos comprenden su significado. Pero, ¿tú qué haces? Podría darte una idea, tal vez muchos al ver escrita la palabra paz, imaginan una simple paloma blanca irreal, por su forma un poco exacta, y con un ramillete de laureles colgados en su pico. Pero lo que nadie ve es que está libre, que vuela por los campos y los mares. Que es paz porque se ha encontrado a sí mismo, ¿y tú, amigo? ¿Te has encontrado? ¿Sabes cómo eres realmente? ¿Sabes que eres violento? ¿Sabes que tienes mucha vida por delante? Pues espero que lo sepas, si no... podrás morir en el intento.

25


VERSOS MAESTROS

VIAJE Alexandra González Tunjano (Bogotá, 1971)

He descubierto que te amo. Me he metido en mi corazón y, viajando por él, en sus paredes encontré letreros con tu nombre. Fue y es una bella ilusión... Creer en ti es rebozar la tierra; es llenar de lluvia los cristales y es ponerle aliento a las campanas. Creer en ti es que yo crea en Dios, y adorarte es un poco decir “Gracias”. Amarte es apenas una nueva Oración. ...Y soñar en ti será más que soñar, porque tú estás construido de ilusiones, de palabras tan bellas como amor... amor... amor...

26


VERSOS MAESTROS

AL VERTE Alexandra González Tunjano (Bogotá, 1971)

Cuando recuerdo esos momentos en que, después de algún tiempo sin vernos, y luego de tanto insistir, un por fin nos vemos, llenos de deseos, de anhelos del uno para con el otro. Nos unimos en un profundo “beso” tratando de unir nuestros cuerpos y nuestras almas en un solo ser. Quisiera tenerte todo el tiempo a mi lado; decirte que te amo. A cada instante de nuestras vidas, estar pegada a ti y no soltarte jamás. Sentir tu aroma y el mío construyendo un mundo donde estemos solos únicamente tú y yo.

27


VERSOS MAESTROS

LA SOGA Nubia Lozano Echeverry (Roncesvalles, Tolima, 1953)

En una noche de penumbra y sonido de chicharras sentados alrededor del fogón y cuando todo se recoge, de un campesino escuché la siguiente historia sucedida en este rancherío no ha más de un lustro. Arriaba yo las vacas —dijo— para encerrarlas en el corral. El sol se había ocultado, apareciendo estaba la noche. Sólo quedaban las estrellas, el profundo cielo vesperal y los sonidos de los animales que coreaban en derroche. Faltaba una vaca. Cogí mi lazo y a buscarla me fui. Salí por el desfiladero, por el camino, por las cañadas, que la luna iluminaba con sombras extrañas. De pronto tras mi espalda, que me perseguían sentí. El corazón palpitaba. Me sudaban las manos Y aunque hombre no soy de miedo, sentí escalofrío. Me detuve. No miré atrás. No sentía a nadie en el río. Volteé a mirar. No vi a nadie... Todo era vano. Seguí caminando. De nuevo aquellos pasos llevaban mi ritmo. El cansancio no me dejaba andar, Yo que nunca de sustos viví hasta este ocaso aquella noche de luna con el miedo me tendría que enfrentar. Frené. Los pasos que me seguían frenaron también. Pero nadie había. Empecé a gritar. ¿Quién anda ahí? ¿Quién en nombre de Dios? ¡Salga o mi furia ha de enfrentar! Me respondía tan solo el silencio de la noche. 28


VERSOS MAESTROS

Al tomar mi mano con la otra, para evitar su temblor, toqué, halé, y me di cuenta que la soga había caído al suelo. Los pasos que parecían ir siempre tras de mí eran tan solo hojas secas arrastradas por la soga. Cuando de esto me me percaté, respiré profundo y descansé, con las manos aún temblando. ¡Aquella noche de miedos y de espanto con mi propia sombra me había yo asustado! Terminado el relato el campesino que todos de miedo estábamos escuchando sentimos que alguien tras nosotros estaba. Era nuestra sombra que arrastraba una soga. Soltamos las carcajadas. Cuántas veces los silencios, las miradas, las voces, nos hacen sentir cosas que no son ¿No es el diálogo acerca de los problemas lo que nos hace distintos a los animales?

29


VERSOS MAESTROS

CUANDO Esperanza Macías Ortiz (Neiva, 1947) Cuando tú te hayas ido, y no estés a mi lado, cuando mi voz y mis manos ya no te digan nada, cuando mi cuerpo sea una fría figura, cuando tu amor al mío hayas olvidado. Cuando este mismo sol que un día nos alumbrara, cuando la suave brisa que nos acariciara hayan cambiado su rumbo a otros rumbos, cuando todas las cosas que un día nos unieron, todas aquellas cosas que los dos compartimos, una canción, un beso, una tierna mirada, tus historias vividas, estancias de tu vida conmigo compartidas, por oídos ajenos estén siendo escuchadas; cuando mi sentir sea para ti algo extraño y mires nuestras flores como algo del pasado, guardaré en lo más íntimo, como rica fortuna, todas aquellas cosas que de ti he recibido. Evocaré el lugar en que los dos hicimos un único universo en armonía total de cóncavo y convexo, y gastaré despacio, cada día, un recuerdo, y cerrando mis ojos, oyendo tus palabras, sentiré las caricias de tus cálidas manos. Por eso es que he buscado motivar tus anhelos y procurar de ti todos tus sentimientos para guardar en mí, todo lo que me has dado y alimentarme de ello, cuando tú te hayas ido y no estés a mi lado. 30


VERSOS MAESTROS

RUBÉN DARÍO Esperanza Macías Ortiz (Neiva, 1947) Loor al gran poeta de metro cadencioso, arquitecto de rimas, con tono musical. Caudal de amor y genio al servicio del arte, mariposa y abeja con un mismo panal. Que le cante la bella del amor florentino, bríndele sus cantares la tierra del gran Zar, que le cante la Francia, del chamán y del vino, Quirón, Cupido y Baco le brinden su cantar. Cantole el níveo cisne de los lagos azules, y la divina Eulalia le brindó su canción, Le cantó a la odalisca de la danza y de los tules. Águila peregrina, en remota nación. Vivió sueños eróticos, sintiéndose felino, el dulce y el amargo del amor degustó. Consentido y amado de Eros, el divino, en los brazos de Venus su frente reclinó. ¡Cántenle, Musas todas!, al gran Rubén Darío, poeta de poetas, de genio creador, que le cante Inglaterra, del recio poderío, la España de los toros, la sangre y el amor. Bogotá, 1984

31


VERSOS MAESTROS

¡NO MÁS GUERRA! Alirio Melo Chavarro (Bogotá, 1959) Quieto muchacho no hieras no dañes ¡no mates más colombianos! que estamos sufriendo por tantas maldades que nos hacen daño por muy criminales. Estás acabando con los liberales, con los comunistas, los godos, los niños, los estudiantes mujeres, ancianos y comerciantes. por no respetarse los ideales. Ya no más, ¡por favor, no mates más colombianos! con amor y humildad seremos más humanos. Ya no más ¡por favor, no mates más colombianos! con valor y mucha paz, 32


VERSOS MAESTROS

NO DEL MONTÓN Alirio Melo Chavarro (Bogotá, 1959) Para vivir un buen mañana debemos trabajar duro con amor y con entusiamo forjaremos el futuro por eso aquí en el colegio hoy venimos a prepararnos estudiando con esmero nos estamos superando y el esfuerzo de nuestros padres lo estamos aprovechando al estudiar las sociales la química el español adquirimos elementos para no ser del montón para ser profesionales que hagamos de este país el líder que nuestra América requiere para surgir acabar con la miseria y con dignidad vivir.

33


VERSOS MAESTROS

CUNDINAMARCA Carlos Arturo Moreno Bernal (Villa Gómez, 1946)

Vuelo del cóndor eres tierra de mis ancestros que al Universo quieres proyectarte cual los astros. Del cóndor vuelo eres en la bóveda infinita preñada de misterio y poesía como clamor, de dos seres surgiendo de la raza muisca en un amanecer sublime sobre la montaña arisca con sus miradas firmes auscultando la belleza de ríos, planicies, colinas, valles de gentil realeza con su verdor de esmeraldas.

34


VERSOS MAESTROS

NIÑO DESPLAZADO Carlos Arturo Moreno Bernal (Villa Gómez, 1946)

Naciste en lejanía y plácida vereda de nuestra geografía nacional. Los primeros murmullos que te arrullaron en la cuna fueron el mugido de una vaca, el rumor taciturno de la cascada y el canto sonoro de las aves. Poco, al paso, fuiste creciendo en medio de la escuela y las faenas duras del campo. Un día tu padre partió por siempre quedando tu hogar a la deriva, y cuando cumplías ocho años justamente el fuego cruzado de fusiles pistolas, granadas y metralla para siempre te sacó de allí. En búsqueda de un futuro incierto con tu madre rápido emigraste a la selva de cemento y hierro. A veces duermes bajo algún puente con tu cuerpo lleno de hongos y tu cara como luna llena plena de tristeza paria angelical de esta guerra ignominiosa ¿Cuándo marcaremos el final?

35


VERSOS MAESTROS

NIÑO LUSTRABOTAS Carlos Arturo Moreno Bernal (Villa Gómez, 1946)

Ya llega el amanecer y la metrópoli despierta. El cántico del gallo madrugador también me ha despertado. En mi vivienda humilde con techo nuevo de zinc forrada de cartones y madera. se respira dulzura y mucha paz; está ubicada en el cerro norte al lado de las antiguas areneras donde con otras familias más compartimos la pobreza. Cojo mi cajita nueva ya adornada con figuras preciosas y parto por parte de la ciudad a ver quién hoy quiere sus zapatos embolar. No me miren con desprecio porque es para llevarle el sagrado sustento a mis hermanos y, también, a mi mamá.

36


VERSOS MAESTROS

SILDANA, LA MAESTRA DE LA ÚLTIMA VEREDA Carlos Arturo Moreno Bernal (Villa Gómez, 1946)

Entró a la profesión por insinuación de la tía Inés. Gran autodidacta, fue designada a cumplir funciones arriba de Fátima, en el pie de monte llanero. Para llegar tenía que atravesar tres ríos a lomo de mula: Humea, Gazaunta y Gazanore. Por su sencillez, belleza montaraz, dedicación a su trabajo y gran espíritu de solidaridad, llegó a ser la gran líder entre los colonos. Su primer aula fue una enramada donde comenzó a enseñar toda la primaria sola. Los pupitres eran costaneras clavadas sobre los troncos; y los asientos, desde piedras hasta montones de ladrillos viejos. Desenfundó el arma del A, B, C, D para ayudar a hacer patria...

37


VERSOS MAESTROS

HARAHEL I Arturo Niño Rubiano (Bogotá, 1966)

Diosa erotizada, cristalización de vida. Tentación de mil colores conciencia de plenitud demiurgo de mis pasiones grandilocuencia feremónica. Tu piel magnética, fabulosa, aromática envuelve mi humanidad frenética. En tu acaballante manera de sentirme. Vértigo endulzante, morenidad cautivante, presencia de mujer, espíritu de ángel.

38


VERSOS MAESTROS

HARAHEL II Arturo Niño Rubiano (Bogotá, 1966)

Mi cuerpo es un paraje donde el aire, la tierra y los follajes se alimentan con tu respirar profundo, tu huella decidida y tu sismo sensitivo. El verdor de mi piel habitado con tu lluvia, aumenta el caudal de mis ríos. Sus orillas impregnadas de tu aroma, anuncian la tempestad de tu naturaleza cósmica.

39


VERSOS MAESTROS

EL ARGONAUTA Olegario Ordóñez Díaz (Bogotá, 1958)

Como un nautilo parco vagabundo en estas calles oceánicas, deambulo entre luces opalinas llevando sobre mis hombros atlánticos todo cuanto de este mundo me pertenece: una olvidada vara de bambú de veinte nudos, dos alforjas colgadas a sus extremos orquillados, una vieja lámpara encendida, un nocherniego abrigo hecho jirones, unos alunados pasos de asfalto y mis grandes y expectantes ojos que escudriñan esta caverna de soledades que mi canto —como un cincel de diamantes— va rompiendo lentamente a pedazos...

40


VERSOS MAESTROS

TRISTEZA Olegario Ordóñez Díaz (Bogotá, 1958)

Por la profundidad del río, besando las mejillas de las piedras, va bogando la Luna. Canta. Mariposa solitaria de noctívago aleteo. Su mirada resbala en las hojas de los árboles. Se adormece en las orillas atisbando el sueño nocturno de los hombres. La Luna, de pronto, se sorprende de su tristeza viajera reflejada en el cielo y, antes del amanecer, se esconde tras la enorme roca del mundo para no llorar...

41


VERSOS MAESTROS

LEER ME DA SUEÑO...S Carlos Alberto Ospina Piña (Bogotá, 1971)

Ha sido el mejor de los sueños, imaginar que camino sobre letras, palabras y frases significantes; para luego, al finalizar el párrafo, caer al vacío blanco y despertar sorprendido, de haber hecho un viaje tan extraño y tan completo que duró sólo tres minutos en tiempo; pero más de una vida en pensamiento.

42


VERSOS MAESTROS

LOS TIEMPOS DEL HOMBRE Carlos Alberto Ospina Piña (Bogotá, 1971)

Aún en las noches, cuando enfrento la profundidad del sueño, siento que pertenezco más al pasado que al futuro; y aunque en momentos deseo que mi presente se ausente, ansío vivir mi vida como si fuese la única, como si fuese la primera y la última, en devolver la llama que habita el alma, que me hace despertar en ser y olvidar el parecer, que me angustia, como la fría agonía cuando llama al cadáver, para penetrar en el hondo agujero, de la vacía memoria.

43


VERSOS MAESTROS

NIÑO QUE JUEGA CON LA BESTIA María Ximena Pineda Lara (Bogotá, 1980)

El niño pasa con brusquedad maternal su manita sucia sobre el lomo de bestia se ha acostumbrado al terror de sus fauces y la bestia misma a los mordiscos del niño. Es un cariño puro de crueldad, puro de maldad, ingenuo, juguetón... el cariño de una bestia con su niño del mismo niño con su bestia. Y las horas del día se pasan con un fiero abrazo de uñas de garras y puños revolcando la montaña donde viven... denso y viscoso beso de la bestia sobre el niño, sobre el helado, sobre la tierra de sus uñas y sus moquitos asomándose a sus anchas por las ventanas abiertas. Si se hacen mucho daño, a veces, ni niño ni bestia dejan de quererse algún rugido los une para jugar otro jueguito, cualquier juego de ronda es la ley natural: la bestia más niño que el niño el niño más bestia que la bestia. 44


VERSOS MAESTROS

OFICIO DIARIO María Ximena Pineda Lara (Bogotá, 1980)

El mío es el oficio de cualquier poeta cantante (en el fondo más de bossa) (en el fondo menos de bolero) y en el fondo si es que llego y en el fondo si es que tengo fondo la enmarañada música del no saber que es preciso sabiéndolo confuso inciertamente escurridizo; cantante de un solo problema: no poder hacerlo eterno, un canto de diario con los inconvenientes del dolor del miedo fantasmal y pesadilla nocturna; bastante llanto hay ya evaporado y desilusiones que amenazan con nostalgia yo ya no canto boleros es por eso y conforme, voy con mi canto ácido, ventricular.

45


VERSOS MAESTROS

ALMA Sandra Leonor Rodríguez Viviel (Bogotá, 1976)

La hallé casi muerta, agonizante, no quiso otra cosa, más que verte a ti, la animé diciéndole que había otras personas, otras cosas por vivir, pero nada quiso, no deseó ni siquiera levantarse, yo tampoco pude... ¡Me pesaba tanto mi alma agonizante!

46


VERSOS MAESTROS

NIÑOS Sandra Leonor Rodríguez Viviel (Bogotá, 1976)

Te seguirás alejando, lo sé; hoy no has querido ni verme, amenazo tu homosexualidad, te escabulles por entre rincones, pones de frente tu condición, hablamos hipócritamente, jurando no sentir nada. Hace algún tiempo me he dado cuenta, nuestras caricias no quieren encontrar fin, tú las ves inverosímiles, yo las veo inciertas, tú te pareces al hombre de mis sueños, y yo a la mujer que te hizo falta en un recodo de la vida, tú me huyes, yo te busco; tú me buscas, yo te huyo. Éste sí que es un afán loco: por destruir el alma de un hombre y matar la ilusión de una niña. A mi mejor amigo...

47


VERSOS MAESTROS

NO IMPORTAN LOS BANDOS Sandra Leonor Rodríguez Viviel (Bogotá, 1976)

Llanto entre los matorrales. Diez hombres fuertemente armados en sus rostros la rudeza en sus brazos la fuerza en sus mentes la guerra; los soldados se abren paso. Es un niño abrazando un pedazo de tela, sus ojos vidriosos, sus ropas rasgadas, una pequeña voz entrecortada ¿Y ahora? ¿Y ahora? Clavando su mirada Peña añora su hogar, García recuerda sus dos retoños, Rodríguez llora ausencias de su hermano, Martínez imagina su nuevo hijo, Pérez saca una foto de su sobrino, González piensa en su futuro, Cifuentes analiza la fragilidad de la vida, Morales recapitula reconocer a ese menor, Vargas reexperimenta su vida, Hernández se evade en su imaginación, González y Morales recogen al niño, Martínez le lava la cara, Pérez revisa posibles heridas, García pregunta cómo te llamas, Rodríguez le pasa su fiyac encima. 48


VERSOS MAESTROS

Todos resultan siendo buenas nanas. Serán cinco días hasta la próxima población. Él cuenta su historia, desde sus pequeños nueve años ya sabe que a partir de ahora es un traidor a la causa, causa que no conoce pero respeta causa que sólo le dejó un despojo un pedazo de tela de lo que ayer llamó mamá...

49


VERSOS MAESTROS

EL PRECIO Luis Eduardo Sánchez Cardozo (Bogotá, 1962)

Observo los rostros niños, jóvenes, adultos, ancianos... ancianos... ancianos.... La imagen es triste y la pregunta surge nítida: ¿Tan alto precio debe pagar el hombre por algo llamado vida?

50


VERSOS MAESTROS

MÁS SEÑALES Luis Eduardo Sánchez Cardozo (Bogotá, 1962)

Más gente paseando perros, más gente hablando por celular, más carros lujosos, más gente escarbando las canecas, más indigentes durmiendo bajo la luz de la luna, más gente delirando entre la multitud, más iglesias buscando el camino, más basura-consumo-dinero en las calles, mucho alcohol en continuo movimiento, más despojos humanos en los semáforos, más rostros marcados indeleblemente por el dolor.

51


VERSOS MAESTROS

PARÍS DE MI ALMA (JE T´AIME PARIS)

Carlos Alberto Sánchez Quintero (Armero, 1958)

Oh, París, qué sería del mundo sin ti. La vida carecería de sentido sin tu Sena, sin tus puentes, sin tu luz. Cuánta paz en tus soberbias agujas y arqueados arbotantes. Notre-Dame y las olas diáfanas de río enamorado de leyendas y pasiones. Oh, París, con tus gárgolas y monstruos de pétrea fantasía, tus prestigitadores, tu Manet, tu Monet, tu Cezanne y tu Gauguín. Pienso en las huellas iluminadas de tus seres de fábula, 52


VERSOS MAESTROS

en la Plaza de la Concordia y los sueños que siega el purpúreo guillotín. 2 Oh, París, eres Moliere, Picasso y Montmartre, eres Rousseau y Apollinaire, el infinito bulevar Saint-Michel; eres el florido bosque de Boulogne y Gennevilliers, La Torre Eiffel y Montaigne. Oh, París, Ville Lumiére; mi corazón te presintió antes de conocerte. Qué sería de mi vida sin ti, y sin mi Atlas Bachillerato Aguilera...

53


VERSOS MAESTROS

ENTREGA Francisco Urrea Pérez (Bogotá, 1956)

Ahí flotando en el ambiente está nuestra alegría a un paso de la plenitud palpamos el amor en nuestros cuerpos y en nuestras almas poco importan las calles llenas o vacías la hora del cenit del crepúsculo o la alta noche si llueve o si los árboles dormitan bajo el frío si ahí bajo la complicidad de la estancia fusionamos el amor.

54


VERSOS MAESTROS

MISTERIO Francisco Urrea Pérez (Bogotá, 1956)

Tu mirada profunda como el olvido. Interminable y fría como la guerra. ¿Quién te escruta si estás más allá de la tormenta del cuerpo y la alegría?

55


VERSOS MAESTROS

56


VERSOS MAESTROS RESEÑA BIOGRÁFICA DE LOS AUTORES

RICARDO ANGOLA ÁLVAREZ (Valencia, Venezuela, 21 de junio de 1979). Poeta de madre colombiana, radicado desde hace diez años en Bogotá. Su temática alude a los diferentes ángulos de la vida cotidiana. Busca que la gente reflexione con su vida el mundo que la rodea y la relación con las demás personas con las cuales se involucra. ANDREA CÁRDENAS (Bogotá, 19 de diciembre de 1980). Bachiller en 1999 del Colegio Siervas de San José. Literata e historiadora de la Universidad de Los Andes. Desde el año 2000, inició con seriedad el oficio de la escritura de ensayo, poesía y cuento. JOSÉ ANTONIO CASTILLO RONCANCIO (Caldas, Boyacá, 5 marzo de 1961). Se graduó como Bachiller Pedagógico en la Escuela Normal Departamental Mixta de Saboyá, Boyacá. Realizó sus estudios universitarios en la Universidad de Santo Tomás, en filosofía y letras. Ha ejercido la docencia por 22 de años y ha asesorado tesis de grado para alumnos de universidades como la Pedagógica Nacional, Sabana, Tolima, Nacional. Trabaja en el C.E.I.D. San Pablo (Localidad 7). Escribe poesía desde los doce años. Dedica su obra a su familia “que es mi herencia y mi motor vital de mi pensar y obrar”. LUZ MARINA CASTRO AGUDELO (Fosca, Cundinamarca, 19 de diciembre de 1957). Desde su adolescencia escribe poemas en sus ratos de ocio y de inspiración. Es licenciada en Ciencias Sociales de la Universidad Distrital y magister en Educación del Centro de Investigaciones para América Latina y el Caribe (IPLAC) de la Habana, Cuba. Cuando inició su labor docente tuvo la oportunidad de trabajar en la formación de maestros indígenas del Vichada. Es coautora de la Geografía Humana, región Orinoquía y de la cartilla Autodescubrimiento o invasión (1492-1992). Ha sido ponente en tres simposios en los Llanos. HABZAD DURÁN (Bogotá, 21 de enero de 1991). Cursa noveno grado en el colegio Liceo de Londres. Ha publicado obras suyas en el colectivo Kontra-atados y posiblemente hará su propio fanzine que rodará por todas las universidades de Bogotá y los colegios de Suba. HUMBERTO GÓMEZ JIMÉNEZ (“Guaracán”). Especializado en Etnoeducación. Trabajó durante 20 años en Guainía, Vaupés y Vichada. Publicó un libro con sus experiencias pedagógicas: “Conviviendo con indígenas, colonos y cabucos. Otra obra suya, inédita, es “Vichada inmenso y desconocido”. En la actualidad es docente de la I.E.D. José Félix 57


VERSOS MAESTROS Restrepo, Sede C (Localidad 4-San Cristóbal). DIANA EUGENIA GONZÁLEZ GONZÁLEZ (Bogotá, 19 de enero de 1980). Hija de María Teresa González y Jaime González, pedagogos. Desde muy niña ha escrito poemas y textos narrativos. Para su crecimiento personal y psicológico ha recibido influencia de su madre y su abuelito de quien heredó el gusto por la música ya que era profesor de violín y calígrafo de la Academia Luis A. Calvo. Diana Eugenia es bachiller del Instituto Pedagógico. Estudió Español y Lenguas en la Universidad Pedagógica Nacional. En 2001 participó en el concurso de fotografía organizado por Codema y obtuvo el segundo puesto con su foto “Fugaz”. En la actualidad, se encuentra en Francia. Allí realizó una asistencia en Español por medio del ICETEX. Ingresó a la Universidad La Sorbone de París donde realiza un Máster en literatura francesa. ALEXANDRA GONZÁLEZ TUNJANO (Bogotá, 17 de julio de 1971). Es Bibliotecaria. Ha trabajado en bibliotecas públicas desde hace 12 años, epecialmente en el área infantil. Realiza talleres de animación a la lectura, origami y plastilina. En la actualidad trabaja en la I.E.D. Tom Adams, sede San Jorge (Localidad 8-Kennedy). “Me gusta la literatura desde cuando aprendí que en los libros puedo encontrar un rato de esparcimiento, de compañía y conocer a otras personas y su forma de pensar”. NUBIA LOZANO ECHEVERRY (Santa Elena, corregimiento de Roncesvalles, Tolima, 1953 ). Es profesora de la I.E.D. “El Rodeo” de la Localidad 4 (San Cristóbal). Estudió música en el Conservatorio de Ibagué, Tolima. Posteriormente estudió instrumentación musical en la Universidad Nacional de Bogotá. Es licenciada en primaria de la U. San Buenaventura donde también realizó un posgrado en recreación educativa. Es especialista en Cátedra de la pedagogía autónoma de la UNAD. Desde 1994 participa en el proyecto de pedagogía Escuela Ciudad Escuela. En la actualidad adelanta un diplomado en economía solidaria. ESPERANZA MACÍAS ORTIZ (Neiva , Huila, 1947). Hija de Judith Ortiz y Luis A. Macías. Cuando niña vivió en Caquetá donde se encantó con los bellos paisajes, el canto de las aves, la vastedad de la llanura y la caricia de las cristalinas aguas de sus ríos. Allí se estructuró su pensamiento y lo más valioso de su vida: la familia. Su esposo es Eduardo Latorre de cuya unión hay dos hijos: Carmen Judith y Rafael Eduardo, casado con Nancy, quienes han sido mayor motivación y cómplices de sus sueños. Se inició como maestra a los quince años en una escuela rural en el Caquetá. Luego estudió licenciatura en español en la Universidad Pedagógica Nacional. Tiene un posgrado de Literatura latinoamericana y didáctica de la literatura infantil de la Universidad Javeriana y 58


VERSOS MAESTROS San Buenaventura. Se vinculó como maestra del Distrito. Trabaja en la I.E.D. Tabora, Localidad 10 , Engativá. “Me he enriquecido con la experiencia de mis compañeros y me he nutrido con la vitalidad y la alegría o la tristeza de los niños y jóvenes a quienes les debo mi realización como maestra”. Su producción literaria consta de textos poéticos, cuentos y la adaptación dramática de algunas obras como Tabaré, poema épico de Juan Zorrilla de San Martín, estrenado en 2004 en el teatro del colegio Hermano Miguel de la Salle y la Gitanilla, de Miguel de Cervantes Saavedra, con los estudiantes de la I.E.D. Tabora. También se dedica a la pintura. Una obra suya, “Cartuchos”, ilustra la carátula de este libro. ALIRIO MELO CHAVARRO (Bogotá, 1959). Educador y escritor colombiano. Está seguro de una sociedad digna si se viven y respetan los Derechos Humanos, la democracia real y se trabaja y lucha por la justicia social. Considera que la educación pública será de calidad si los docentes y directivos matriculan a sus hijos y nietos en la escuela donde ellos laboran. Su lema es “Hagamos del colegio el lugar donde quisiéramos que nuestros hijos estudiaran”. CARLOS ARTURO MORENO BERNAL (Villa Gómez, 1946). Desde que estudiaba le encanta la literatura. Ha participado en varios concursos nacionales y uno internacional (Balades, Guaimas, México). En Colombia ha publicado en la Primera y la Segunda Visión de autores cundina-marqueses, patrocinada por la oficina de Extensión Cultural del departamento. Actualmente está pensionado y retirado de la docencia. “Dedico mis escritos a mis familiares en Colombia y el exterior y a mis amigos y personas que me avalaron en la obra “El caminante”. ARTURO NIÑO RUBIANO (Bogotá, 30 de septiembre de 1966). Licenciado en Química de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Lleva 17 años como educador. Escribir constituye una de sus actividades primordiales. En la actualidad es coordinador de la I.E.D. Florentino González (Localidad 4-San Cristóbal). OLEGARIO ORDÓÑEZ DÍAZ (Bogotá, 1958). Escritor colombiano, autor de obras didácticas para América Latina. Es coautor de textos como Español Sin Fronteras, Talento, Antorcha, Expresémonos, (Voluntad) Español (Pearson). En su obra literaria se destacan: Sueños de Príncipe y otros cuentos, El argonauta (poemas). Trabajó en el Instituto Agrícola de la Plata, Huila. En la actualidad es docente en la I.E.D. Florentino González (Localidad 4-San Cristóbal).

59


VERSOS MAESTROS CARLOS ALBERTO OSPINA PIÑA (Bogotá, 1971). Profesor de Educación Física de la I.E.D. Enrique Olaya Herrera (Loc. 18, Rafael Uribe Uribe). MARÍA XIMENA PINEDA LARA (Bogotá, 1980). Egresada de la Universidad de Los Andes con opción en Medios Electrónicos y artes del tiempo. Ha trabajado en proyectos periodísticos de investigación. También se ha desempeñado como docente en varias instituciones de Bogotá. SANDRA LEONOR RODRÍGUEZ VIVIEL (Bogotá, 24 de marzo de 1976). Sus padres son Álvaro Rodríguez Bernal y Leonor Viviel de Rodríguez quienes cultivaron en ella sus valores, su espíritu artístico y soñador. Bachiller del colegio Santa Teresa de Jesús. Se graduó como Psicóloga Clínica en la Universidad Católica de Colombia. Escritora de corazón desde los ocho años cuando por interés propio y con influencia de su prima Catalina Vergara Viviel se apasionó por las letras. Cuatro diarios y cinco cuadernos de poemas confirman esta pasión. Su hijo Juan Esteban Vargas es su mejor aliciente. Obtuvo el primer puesto interuniversitario de poesía inédita en 1997. Ha publicado algunos poemas en la revista Taller de la Hoja y el periódico Entremés de la Universidad Católica. “Dedico mis versos a mis hermanos Álvaro, Orlando y William, a mi familia, al padre de mi hijo, Héctor Vargas Cifuentes, quien en algún momento de mi vida pintó de colores mis sueños e ilusiones, a Mochis, mi nana, a mis compañeros y amigos de la universidad”. LUIS EDUARDO SÁNCHEZ CARDOZO (Bogotá, 1962). Licenciado en Español y Literatura de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Docente en la I.E.D. Florentino González (Loc. 4-San Cristóbal). Además de profesor es caminante, cinéfilo y aprendiz de escritor. Tiene en preparación el libro “Antología para caminantes y vagabundos”. CARLOS ALBERTO SÁNCHEZ QUINTERO (Armero, Tolima, 1958). Actor, Director, Dramaturgo y Docente de Teatro. Universidad Distrital Francisco José de Caldas. En la actualidad labora en la I.E.D. Enrique Olaya Herrera (Localidad 18, Rafael Uribe Uribe). Es Director Artístico de “La Esfinge, Teatro de Ilusiones”. FRANCISCO URREA PÉREZ (Bogotá, 1956). Abogado, escritor, poeta y catedrático. En su descamino silente, su pluma corre por la tinta ardiente del mundo cuerdo de los locos y la maravillosa locura de los cuerdos. Poemas suyos han sido publicados en revistas y periódicos.

60


VERSOS MAESTROS

ÍNDICE

61


VERSOS MAESTROS

62


VERSOS MAESTROS Próximamente será publicado su poemario “Vórtice”.

Presentación ...................................................................... 7 Ricardo Angola Álvarez Máscaras mortales .......................................................... 11 Andrea Cárdenas Mugre.............................................................................. 14 Destrucción y signos ....................................................... 15 José Antonio Castillo Roncancio Un momento en el tiempo .............................................. 16 A la esperanza ................................................................. 17 Luz Marina Castro Agudelo El tiempo ........................................................................ 18 Quiero ............................................................................. 19 Habzad Durán Un país llamado Dolor .................................................... 20 Humberto Gómez Jiménez (Guaracán) A mis zapatos nuevos ..................................................... 22 Mi primera madrugada ................................................... 23 Diana Eugenia González González ¿Quién soy yo? ............................................................... 24 Paz .................................................................................. 25 Alexandra González Tunjano 63


VERSOS MAESTROS

Viaje ................................................................................ 26 Al verte ........................................................................... 27 Nubia Lozano Echeverry La soga ............................................................................ 28 Esperanza Macías Ortiz Cuando ............................................................................ 30 Rubén Darío .................................................................... 31 Alirio Melo Chavarro No del montón ................................................................ 32 ¡No más guerra! .............................................................. 33 Carlos Arturo Moreno Bernal Cundinamarca ................................................................. 34 Niño desplazado ............................................................. 35 Niño lustrabotas .............................................................. 36 Sildana, la maestra de la última vereda .......................... 37 Arturo Niño Rubiano Harahel I ......................................................................... 38 Harahel II ........................................................................ 39 Olegario Ordóñez Díaz El argonauta .................................................................... 40 Tristeza ........................................................................... 41 Carlos Alberto Ospina Piña Leer me da sueño...s ....................................................... 42 Los tiempos del hombre ................................................. 43 María Ximena Pineda Lara Niño que juega con la bestia ........................................... 44 Oficio diario .................................................................... 45 Sandra Leonor Rodríguez Viviel Alma ............................................................................... 46 Niños ............................................................................... 47 64


VERSOS MAESTROS

No importan los bandos .................................................... 48 Luis Eduardo Sánchez Cardozo El precio ........................................................................... 50 Más señales ..................................................................... 51 Carlos Alberto Sánchez Quintero París de mi alma (Je t´aime Paris) .................................. 52 Francisco Urrea Pérez Entrega ............................................................................ 54 Misterio ........................................................................... 55 Reseña biográfica de los autores .................................... 57 Índice .............................................................................. 61

65


VERSOS MAESTROS

66


VERSOS MAESTROS

Bogotá, capital Mundial del Libro en 2007 La UNESCO (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization) designó a Bogotá como capital Mundial del Libro en 2007. Esta designación es el resultado del estudio de un comité integrado por representantes de la Unión Internacional de Editores (UIE), de la Federación Internacional de Libreros (IBF) y de la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias (IFLA). La celebración se lleva a cabo durante un año y se inicia el 23 de abril, Día Mundial del Libro y Derecho de autor. Este homenaje es un reconocimiento de la UNESCO a la capital de Colombia, y al país en general, por sus programas de fomento de la lectura y promoción del libro que realizan tanto el estado como la empresa privada del sector editorial.

67


VERSOS MAESTROS

68


VERSOS MAESTROS

Obras Ediciones Cátedra Pedagógica Poesía popular (Antologías) Penas y alegrías del amor Para mí todas son madres Poemas al padre Sentimiento Popular Poesía clásica Tempestad Rafael Mejía Gómez Narrativa Sueños de Príncipe y otros cuentos Filemón Luna, el soñador y otros relatos El paseo de los helados y otros cuentos Mi abuelita: la mejor lectora del mundo Olegario Ordóñez Díaz Sueño de las palabras Ángel María Castellanos Sietemaravillas El alegre expreso de Navidad Ármando Montealegre Aguilar Cita con la partida Andrés Peralta Gómez Más cornadas da el hombre Guillermo Bustamante Crecimiento personal Poematerapia

Desarrollo de competencias Cómo hacer un análisis literario Cómo escribir un ensayo Teatro escolar Cómo hacer Pantomima Cómo leer un libro. Nueva edición Cómo organizar y escribir sus ideas Nuevo pensamiento pedagógico latinoamericano Aspectos esenciales en la formación de docentes Isabel Borja-Alfonso López V. Ensayo Social Simbología de las barreras sociales, culturales y arquitectónicas y otros cuentos que discapacitan. Nelson Julián Villamizar Radionovelas (Audiolibros Dramatizados) Veintemil leguas de viaje submarino Poema de Mio Cid María Lazarillo de Tormes La Celestina Literatura infantil Cuentos Interactivos (Para escribir, completar y colorear) 69


VERSOS MAESTROS

VOCES MAESTRAS - VOLUMEN 1 HA SIDO EDITADO POR

EDICIONES CÁTEDRA PEDAGÓGICA. SE TERMINÓ DE IMPRIMIR ESTE LIBRO EN EL MES DE AGOSTO DEL AÑO

MMVI

EN LOS TALLERES DE STILO IMPRESORES LTDA.

BOGOTÁ - COLOMBIA

70


VERSOS MAESTROS

71


VERSOS MAESTROS

72


Versos maestros. Antología de docentes