Page 1

Edición N°1

SEPTIEMBRE 2014

Entrevista Director de Corfo, Juan Mardones Alarcón: “Queremos ser una opción concreta de profesionalización e innovación”. Prevención de riesgos: “La importancia del Autocuidado”.

Columna: “Importancia del rol del transporte”.

Nodo de Transporte y Logística busca fortalecer ventajas competitivas de transportistas del Bío Bío.


Edición n°1

Septiembre 2014

Pretende vincular a pequeños transportistas de la región

PLATAFORMA BUSCA FORTALECER A TRANSPORTISTAS DE LA ZONA PORTUARIA DE LA REGIÓN Con el claro objetivo de generar sinergia y fortalecer a las pequeñas empresas de transporte, nació el Nodo de Transporte y Logística para el Comercio Exterior.

Denisse Llanos, Directora NODO “Transporte logístico para el Comercio Exterior”.

Este trabaja en la implementación de un programa encargado de organizar y mejorar el funcionamiento del sector, y que logre que sus participantes se identifiquen en el proceso. Al mismo tiempo, busca incentivar la discusión, análisis y

desarrollo de “temas que relacionados con la operación del transporte dentro de la cadena de exportación, haciéndolo más competitivo, con menos tiempos muertos por factores externos al transporte, que son los que mayormente destacan en nuestros análisis” “, explicó Denisse Llanos, directora del Nodo Transporte y Logística para el Comercio Exterior.

ASOCIATIVIDAD “La idea es convertir a los beneficiarios del NODO en una organización que vaya en pro de las mejoras del transporte, y que las iniciativas converjan en una representación con fundamentos técnicos para proponer mejoras, generar una sola voz y generar cambios reales”, comentó, agregando que dentro de sus objetivos está crear “un club de competitividad”. El “Programa” es el resultado del trabajo que comenzaron 17 transportistas que querían dar un impulso a la asociatividad para tratar de aumentar las tarifas del sector y disminuir o eliminar las demoras por causa externa al transporte (guías mal digitad, ausencia de DUS, entre otras).

“Es difícil negociar, ya sean mejoras o tarifas, con los grandes entes de la cadena de exportación, “, explicó su directora, por lo tanto postularon a un proyecto operado por Copeval, iniciando el proceso con capacitaciones en el ámbito de la prevención de riesgos. Como parte de sus actividades está el sostener reuniones con los diferentes puertos, agencias de aduanas, navieras, “para ver los puntos críticos donde hay mayores tiempos muertos y tratar de mejorarlas en conjunto y con los grandes operadores logísticos, para llegar a sostener “Acuerdos de Competitividad”.

La directora Denisse Llanos, hizo un llamado a los transportistas de la zona a hacerse parte de esta iniciativa cuyo primer paso es validar puntos críticos del transporte y conocer situación base de los beneficiarios. Además los invitó a hacer llegar sus sugerencias e inquietudes para en conjunto mejorar sus estándares de calidad a través de capacitaciones, con miras a la competitividad del sector. De esta forma podrán utilizar las herramientas, redes y contactos entregados en el nodo como medio de desarrollo constante, creando una masa crítica de transportistas que agreguen valor a las diferentes cadenas logísticas de la región.

Pág. 1


Edición n°1

Septiembre 2014

Columna: Erick Leal Matamala, Asesor Área Logística Portuaria

El ROL DEL TRANSPORTISTA EN LA PROPUESTA DE VALOR DE LA LOGÍSTICA Erick Leal Matamala, Asesor Área Logística Portuaria

Resulta fundamental comprender la forma en que la logística debe tener estándares de servicio consecuentes con un cierto nivel de disposición a pagar por parte de los clientes, pero al mismo tiempo, entender los principales inductores de costo del transporte y más importante aún, como el transporte puede impactar en otros costos logísticos. Se desprende por lo tanto de esta idea, que más que el costo de transporte per se, es importante comprender el costo logístico total, y como el transporte afecta

este concepto. El transporte es el área operacional de la logística que geográficamente mueve y posiciona inventario. Dada su importancia fundamental y visibilidad de sus costos, el transporte ha sido tradicionalmente percibido como la actividad logística más crítica o de mayor atención por parte de los administradores. En el caso de la Región del Biobío, como ya se indicó, puede alcanzar el 75% de los costos de pre embarque, los que a su vez concentran más de la mitad de los costos logísticos totales.

Los requerimientos de transporte pueden ser satisfechos en tres formas básicas: • Primero, el empresario puede tener una flota privada de dedicación exclusiva a su giro principal. • Segundo, el exportador puede arreglar contratos con especialistas de transporte, que en el caso de la Región del Biobío un ejemplo típico es el transporte de carga química. • Tercero, se pueden obtener contratos con avanzadores de carga o freight forwarders, los que además de prestar el servicio de transporte, incluyen otros servicios, como el almacenamiento, la gestión de documentos, el empaque y consolidado. Este es el caso de los principales clientes de los beneficiarios del Programa.

En cada una de estas formas o modelos de servicio, tres variables son fundamentales para lograr altos niveles de rendimiento y por ende, valor agregado, a partir de esta actividad. En primer lugar está el costo propiamente tal, el que depende básicamente de la capacidad del equipo medida en tonelaje, el rendimiento del consumo de combustible y los costos fijos asociados a mantención mecánica y gastos administrativos. Además, se debe tener en cuenta el costo del inventario en tránsito, el que genera costos tales como la depreciación y el costo de oportunidad de los fondos invertidos en ese inventario. Por el lado del servicio, la variable velocidad permite minimizar los inventarios en tránsito y por ende “apurar” el periodo de recuperación de los fondos invertidos

en ese inventario, de igual modo, genera valor para el cliente, el que puede experimentar mejores niveles de servicio a través de reposiciones de inventario más rápidas. Al mismo tiempo, como ya se señaló previamente, la consistencia dice relación con la variabilidad de los estándares de velocidad, si la consistencia es baja, implica mucha variabilidad en el servicio, lo que implica menos confiabilidad. Lo anterior impacta directamente en otros costos, por ejemplo, a menor confianza o alta volatilidad de los niveles de servicio de transporte, el cliente se ve forzado a manejar mayores niveles de inventario, ya que al no contar con certeza en la llegada exacta del inventario, deberá sobre abastecer sus bodegas para lograr cumplir con sus compromisos comerciales, incurriendo con ellos en extra cos-

tos de almacenamiento y mantención. Por el lado de la producción, y como se observó en el caso de la cadena del salmón, bajos niveles de servicio en el transporte carretero implican retrasar los procesos de consolidación del contenedor en los frigoríficos, lo que implica que el exportador deba incurrir en costos adicionales de mano de obra que además está ociosa En el caso de los avanzadores de carga, la ventaja está en la visión de costos logísticos totales. Este tiene en cuenta el costo logístico total, ya que es él quien sub contrata los distintos servicios conexos, y dado que tiene bajo su responsabilidad de la cadena total, tiene el incentivo a minimizar los costos logísticos totales. Esto muchas veces incluye sacrificar costos de transporte por mayores ahorros en otras actividades como el almacenamiento.

Pág. 2


Edición n°1

Septiembre 2014

MARIO REYES, TRANSPORTISTA Viene de una familia dedicada al transporte, por lo que lo conoce muy cerca y desde pequeño. Mario Reyes Parra es camionero, como lo fue su padre, aunque en condiciones muy distintas. “Mi papá se llama Sergio, aún puedo disfrutarlo, cuando yo era pequeño él trabajaba en camión tolva, pasaba largas temporadas fuera de casa, a veces los fines de semana éramos nosotros con mi mamá quienes lo íbamos a ver. Eran otros tiempos, las jornadas eran largas ya que había menos medios de transporte”, recuerda. De eso ya ha pasado tiempo, aunque no deja de rememorar el esfuerzo tanto de su mamá llamada Cristina y su papá, “ Mi padre trabajaba de sol a sol. Él estuvo en el rubro desde los 14 a los 65 años, pero un accidente vascular lo dejó fuera”.

CAMBIO EN EL GREMIO Hace 16 años que se casó con Susana, matrimonio del que nacieron tres hijos: Isidora de 4 años, Marcelo de 11 y Javiera de 15 años. Ellos han vivido parte de la realidad del trabajo de su papá, para Mario el esfuerzo atraviesa generaciones, “El rubro es complicado, sobre todo para obtener cosas materiales, porque es difícil obtener un crédito”, opina.

A la vez, señala que la actividad no es fácil de sobrellevar, lo que trae sus consecuencias, “Cuesta unir a los trabajadores, ahora hay una competencia entre transportistas”, comenta, destacando que antes había más solidaridad en el área, “si hay alguien en panne ya no se detiene nadie a ayudar a no ser que sea un familiar; cada cual lucha con su bandera. Uno que tiene un sólo camión está solo, no hay gremio que lo apoye, que nos represente”.

Pese a todo, tiene la esperanza que esta realidad pueda cambiar y que quienes forman parte del gremio puedan unir fuerzas y lograr objetivos, todos juntos. “Se cree que somos unidos, pero no es así, los camioneros de la Región del Bío Bío deberíamos unirnos, para que se respeten las tarifas, o cosas que se puedan lograr, eso se puede mejorar haciendo un llamado a reunirnos y hacer cosas más grandes”, sostiene. Pág. 3


CUIDADO DE LOS TRABAJADORES ES FUNDAMENTAL El valor de las personas es indiscutible. Son ellas quienes se esfuerzan y desempeñan sus actividades en una empresa, razón por la que la prevención de riesgo es cada vez más importante para proteger el capital humano de las organizaciones . Por este motivo, es que el “Nodo para el fortalecimiento de empresas de transporte en la logística para Comercio Exterior” incluyó dentro de sus transferencia de conocimientos jornadas de prevención de riesgos. Recientemente se analizó e identificó todos los peligros a los que los trabajadores están expuestos, durante el trayecto desde y hacia los puertos, “además del ingreso hacia las plantas, incluyendo cada regla o norma de tránsito y descarga en la continuidad del proceso”, señaló Lilian Osorio Petersen, ingeniero en Prevención de Riesgo de Logística Llanos.

Pág. 4

Los riesgos están en diversas etapas de la labor que se realiza a diario. Según explicó la profesional, dentro de la inspección se presentan en momentos en que se realiza la carga y descarga, ya que existen tiempos de espera donde se pueden presentar accidentes debido al desplazamiento de los conductores por esta zonas.

Si llega a producirse un accidente, existe un protocolo de información hacia las autoridades como la seremi de salud, la Inspección del Trabajo, mutualidad, Carabineros de Chile y el Servicio Médico Legal, en caso de resultar fatal”, comentó Lilian Osorio, lo que es esperamos que nunca suceda, finalizó la profesional.

Es necesario, agregó, que el trabajador asuma el rol que tiene en su propia seguridad, por lo que es vital el uso de implementos de protección como chaleco reflectante, casco y zapatos de seguridad. Al mismo tiempo, “conocer las zonas de seguridad donde tiene que esperar en las zonas de estacionamiento.

Actualmente tanto conductores como colaboradores están participando en capacitaciones y exposiciones que les den a conocer y recordar lo necesario que es el autocuidado, en su jornada laboral, ya que la concientización es el primer cuidado de la integridad, “luego habrá capacitaciones sobre conducción responsable en carretera, sistemas de prevención, manejo a la defensiva, entre otras”, concluyó.


Edición n°1

Septiembre 2014

CRISTIÁN CÁCERES, TRANSPORTISTA “La unión es nuestra mayor virtud y nuestra mayor debilidad” Encontrar formas de hacer su trabajo más llevadero, impulsó al transportista Cristian Cáceres a tratar de unir al gremio. Sabe que si enfrentan juntos esta situación resolverán más rápido y de manera consistente las principales problemáticas que los aquejan. Ha puesto la primera piedra en este proceso, en el que ve un trato descortés en el rubro, dice que en algunos lugares la infraestructura en la que se desempeñan no es buena y que en otras ocasiones existe una “mala gestión intraportuaria”. Lo anterior, comenta, le provocó impotencia y la de sus compañeros, “que sentían que no tenían representación, por lo tanto asumían esperas de dos, cuatro y hasta seis horas para que les recibieran su carga”, señala. A lo que agrega que “el costo operacional productivo para nosotros nos impedía avanzar o simplemente disfrutar con la familia”. En marzo de este año, junto a otros transportistas y conductores, se reunieron y recogieron sugerencias y plasmaron sus solicitudes en un petitorio ante los representantes del Puerto de Coronel, logrando una buena acogida a sus requerimientos. Sin embargo, fue con posterioridad al paro realizado que esta buena disposición se concretó en mejoras para ellos, relata Cáceres.

En este escenario, sabe que si enfrentan la situación de manera individual, no avanzarán como ellos quieren. Ya han ido a paro, juntos, como lo habían resuelto hace unos días, pues explica que “son años de malas condiciones para nosotros dentro del puerto. Conseguimos bajar el tiempo de espera, logramos que ellos se organizaran mejor (puerto) y fijamos en conjunto un máximo de espera de dos horas y luego temas de trato, salas de estar dignas, bajo techo, baños, incluso ahora nos avisan telefónicamente la necesidad de retirar guías, por ejemplo”. Han sido muchos quienes han destacado que esta acción tuvo repercusión en otros puertos. “Esta medida benefició a más de 400 personas, y demostró que cuando hay unión se pueden lograr muchas cosas. Nos ayudó a pelear por tarifas únicas en el rubro. Las tarifas por cinco años se han mantenido, no así los costos que suben año a año. Tenemos muchas exigencias y mínimo retorno”.

DOBLE IMPACTO Una de sus fortalezas, y a la vez una debilidad es el trabajo en conjunto. Cristian Cáceres indica que, pese a los logros “la unión es nuestra mayor virtud y nuestra mayor debilidad. Hoy, cada uno ve su beneficio, velan por sus intereses y de esto se aprovechan las empresas, las que trabajan en volumen, sin importar la tarifa; por lo tanto, la competencia es desleal. Los microempresarios somos muchos más, pero somos desorganizados. Esto marcará la diferencia, ahora tenemos una estrategia, queremos pelear por nuestros requerimientos, pero si no nos escuchan nos movilizaremos.

Pág. 5


Edición n°1

Septiembre 2014

Juan Mardones Alarcón

“Queremos ser una opción concreta de profesionalización e innovación” En mayo asumió como Director de Corfo Bío Bío, Juan Mardones Alarcón, Ingeniero Químico, con amplia trayectoria en importantes empresas regionales de la región del Bío Bío y Maule. Dentro de los desafíos de su cargo está acelerar el crecimiento económico de la región y promover el fortalecimiento del capital humano y la innovación. “Estamos trabajando en definir tres sectores económicos estratégicos regionales, entre estos el sector Logístico portuario, los que se priorizarán para iniciar una reactivación económica de la región”, señaló el Director de Corfo. En este sentido, destacó el trabajo que está realizando el programa “Nodo Transporte y Logística para el Comercio Exterior”, proyecto cofinanciado por Corfo y ejecutado por Logística Llanos, que trabaja con 33 pequeños transportistas. Este programa busca generar una plataforma de vinculación y coordinación para pequeños transportistas de la zona portuaria de la región del Biobío, que permita mejorar sus estándares de competitividad, mediante la aplicación de un programa de capacitación para el cierre de brechas, una plataforma virtual de coordinación y la creación del “Club Transporte Competitivo”.

Pág. 6

Las actividades que se desarrollan están orientadas a validar puntos críticos del transporte y situación base de los beneficiarios, desarrollar un programa de capacitación para el transporte competitivo, crear un boletín informativo para los transportistas, programa de generación de negocios, programa de acuerdos para la competitividad y desarrollo de una plataforma de gestión. Todas esta acciones con el propósito de pasar de empresas de subsistencia a unidades de negocio más competitivas y profesionalizadas, que puedan utilizar las herramientas, redes y contactos entregados en el nodo como medio de desarrollo constante, creando una masa crítica de transportistas que agreguen valor a las diferentes cadenas logísticas de la región. La autoridad regional además destacó la Política de Emprendimiento de Corfo, la que se focalizará en apoyar a la pequeña y mediana empresa. “Estos grupos son esenciales para el crecimiento económico de la región, por esto creemos que deben tener facilidades para acceder a la banca financiera y a la transferencia tecnológica, para que tengan posibilidad de financiamiento y relación directa con centros de transferencia que

Juan Mardones Alarcón, Director de Corfo Bío Bío

le permitan hacer más eficientes sus procesos productivos y agregar valor a sus productos”. Además señaló que “hay muchos transportistas que por mucha experiencia que tengan, van perdiendo competitividad y nosotros a través de los diferentes instrumentos que tenemos, queremos darle las herramientas para que se enfrenten de igual a igual con transportistas más grandes”, finalizó la autoridad regional.


Edición n°1

Septiembre 2014

Fernando Gutiérrez, Transportista SOY UN HOMBRE SOLITARIO Y AVENTURERO POR EXCELENCIA Fernando Gutiérrez lleva casi 10 años en el rubro del transporte, 8 de ellos liderando a un grupo de 10 transportistas estables y 8 personas prestando servicios eventuales de carga. No tienen organización formal, pero sí una jerarquía de facto que les permite hasta hoy organizarse y negociar con la empresa marítima Broom, a quienes prestan servicio. “Antes éramos un grupo más grande, pero no había ningún tipo de orden, a veces el que llegaba más tarde salía antes, tampoco existía un referente único que negociara con la empresa, etc”.

Cada paso forjó su futuro Fernando Gutiérrez comenzó su formación en las fuerzas armadas. A la edad de 14 años entró a la Marina y allí aprendió la disciplina, el respeto y la lealtad. Estas son herramientas que sin saberlo le serían muy útiles para su futuro. Durante esos años dio la vuelta al mundo en dos ocasiones, conoció diversos paisajes y culturas, pero nada lo encantó tanto como su tierra, por lo que decidió volver. Ya de regreso vio en el transporte una buena alternativa de ganarse la vida, ya que gracias a su familia conocía muy de cerca el rubro.

Además, por su carácter, le acomodaba mucho el estilo solitario y aventurero de los conductores de camiones, ya que él mismo señala, le gusta la soledad de manejar y la aventura que se presenta cada día arriba de un camión.

Continuación...

Pág. 7


Edición n°1

Tras varios años en el sector transporte, se dio cuenta que el desorden dentro de su grupo era generalizado, así es que decidió tomar las riendas y liderar el grupo donde se desempeñaba. Actualmente, él es el encargado de dar la cara por sus compañeros frente a la empresa, velar por los pagos al día y muchas veces negociar. Por esto, señala estar muy de acuerdo con iniciativas como el “Nodo Logístico de transporte”, ya que a través de ellos ha recibido herramientas de gestión, negociación y tecnológicas que van en directo beneficio de él y sus compañeros. “Para nosotros como transportistas es muy importante una red de apoyo que nos entregue herramientas de gestión, como por ejemplo capacitación en negociación, para optimizar los acuerdos”.

Pág. 8

Septiembre 2014

Baches en el camino Para don Fernando, lo más difícil fue conjugar la formación militar con la vida civil. “Dentro de la marina, uno confía ciegamente en su compañero. En el mundo civil

esto es más difícil, ya que existe el libre albedrío, por lo tanto al principio no sabes en quien puedes creer. Ahora es distinto, yo confío en el equipo con el que trabajo, ellos son respetuosos y solidarios, sobre todo en momentos difíciles. Al mismo tiempo, don Fernando enfatiza lo complicado de este rubro debido a que no cuentan con el respaldo financiero para sobrevivir mucho tiempo sin trabajar. Mi proyecto es que continuemos

unidos, para que nuestro trabajo se extienda en el tiempo. A mí me cuesta porque tengo un alma solitaria, pero trato siempre de dar el ejemplo, promoviendo la unidad, siendo un líder positivo y tratando a mi equipo con respeto.”. Próximamente el grupo comandado por don Fernando continuará con jornadas de capacitación, organizadas por el Nodo de Logística y Transporte, como una oportunidad de conocerse ellos mismos como organización, saber cuáles son sus debilidades, para mejorarlas; y sus fortalezas para potenciarlas.


Profile for Nodo Transporte y Logistica

Revista Logística y Transporte - SEPT 2014  

Revista Logística y Transporte - SEPT 2014  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded