Page 1

Latinoamericano y del Tercer Mundo Suplemento especial | Enero 2018 | Edición Cubana | DISTRIBUCIÓN GRATUITA | RNPS 0118 aniversario 165 del natalicio de José Martí

“Es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar, en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes” resumen@nodo50.org / www.resumenlatinoamericano.org / resumenl1993@gmail.com / resumenl@enet.cu / Blog: www.cubaenresumen.wordpress.com


RESUMEN LATINOAMERICANO | Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí

DÉCIMA A MARTÍ ¡Qué muerto muerto más vivo! ¡Qué muerto, Dios, menos muerto! ¡Qué dormido tan despierto el Martí definitivo! ¡Qué muerto muerto más vivo! ¡Qué bala mala más mala! ¡Qué bala mala la bala que saliendo de la guerra dejó en mitad de la tierra al que volaba sin ala! 1953 Carilda Oliver Labra

Editorial

E

Martí presente y futuro

ste Suplemento especial de la edición cubana de Resumen Latinoamericano, honra la memoria y la vigencia del pensamiento del más universal de los cubanos. El que dio a la nación antillana el fundamento raigal de su independencia e insistió en la necesidad de la unidad para lograrla. El que descubrió antes que ningún otro y advirtió a su pueblo y Nuestra América el carácter devorador e inhumano del imperialismo: José Martí. Conozco al monstruo, he vivido en sus entrañas…dijo el Apóstol, quien con claridad meridiana supo identificar a ese Norte revuelto y brutal que nos desprecia. En estas horas complejas para nuestra región y el mundo, donde las fuerzas de la oscuridad intentan borrar la memoria colectiva de nuestros pueblos, apoderarse de nuestros recursos, eliminar nuestras conquistas, acallar nuestras rebeldías y domesticar la conciencia para volver a dominarnos, es imprescindible acudir a Martí, porque su legado y enseñanzas constituyen presente y futuro. Por ello es que las páginas de esta edición -elaborada de conjunto con el Movimiento Juvenil Martiano (MJM)- van dirigidas a la juventud cubana y de Nuestra América. Justamente el MJM envía un saludo revolucionario a los martianos del mundo en este 28 de enero de 2018, cuando se cumplen 165 años del natalicio del Héroe Nacional. Las jornadas comenzaron desde las celebraciones del 1 de enero, incluso antes, en cada matutino, en cada discurso, en las intervenciones de Cuba en los escenarios internacionales de los últimos meses, en la presencia juvenil antillana en el Festival Mundial de la Juventud y los estudiantes…

Obra: “Retazos martianos”, de Lizbeth Labañino y Samuel Dubrocq. Acrílico sobre lienzo, 34,5 X 32.

Sobre la obra de portada

El 28 de enero es momento de doble celebración, porque en tal fecha de 1989 se creó el MJM. Fundado por el entrañable doctor Armando Hart hace 29 años, el movimiento recoge en sus filas históricas a jóvenes que en su mayoría constituyen hoy puntos de referencia en el estudio y divulgación de la obra martiana a nivel mundial. A estos fundadores, al compromiso y la constancia de todos aquellos que nutren el trabajo del MJM, al líder cubano Fidel Castro, y al guía mayor, José Martí, van dedicadas también cada una de las letras de este material. ◄

DEL PENSAMIENTO MARTIANO

Q

ue José Martí (1853-1895) sea considerado el Héroe Nacional cubano se debe no solo a su papel decisivo en la unificación de las fuerzas revolucionarias contra el poder colonialista en pos de la independencia de la Isla, sino también a que su ideario marca la consolidación de la identidad nacional y la génesis de una conciencia latinoamericanista y antiimperialista.

Retazos martianos, es una obra que transmite lo más contemporáneo de la juventud cubana. Cargada de simbolismos que se expresan solos mediante la viveza y la fuerza. Cada retazo representa una entidad distinta que se agrupan para formar un ideario martiano real y palpable, más allá de una imagen o un busto. Es una forma de decir y creer en las ideas de Martí que además de ser patriotas realzan los sentimientos más humanistas y hacen su metamorfosis en el alma de quien la vive. José Martí siempre será el gran patrón ideológico de los valores más puros de la juventud revolucionaria. ◄ Los autores

Su biografía, al decirnos que habitó en los Estados Unidos entre 1881 y 1895, período de despegue del imperialismo norteamericano, explica por qué hay tantos paralelos entre su vida y pensamiento, y las conductas y motivaciones de estos cinco jóvenes héroes, llevados por su amor patrio a asumir en la actualidad otra batalla silenciosa desde las mismas entrañas del enemigo…

“No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, un escuadrón de acorazados.” 2


Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí | RESUMEN LATINOAMERICANO

La América nueva vista desde la cosmovisión martiana. Miradas a un programa político revolucionario ►

U

n anhelo nos acecha en medio de tanta podredumbre moral y crisis humanística en el mundo que nos ha tocado vivir; en la época de la desidia y el yugo colonial, de la urgencia (para salvar la gran familia humana) de encontrar los caminos de la liberación definitiva de nuestros pueblos sometidos a la dominación. ¿De qué dominación hablamos?, de aquella que impone con total furia el gigante de las siete leguas. Y el anhelo presente, encuentra respuesta en José Martí, en su pensamiento y acción revolucionaria, guía para la lucha y programa político de la inmensa revolución nuestroamericana. Con meridiana claridad nos presenta el Apóstol de la independencia cubana una serie de premisas en la concreción práctica de ese anhelo: la unidad como elemento articulador esencial para la consecución de los objetivos de la lucha por una América Latina mejor, de igualdad y justicia social; la alerta siempre precisa de los peligros que nos cercan; la capacidad de previsión como pivote de la buena política, de la cultura de hacer política; y por supuesto, desde el acomodamiento de las fuerzas, el equilibrio como constante martiana: el valor del pensamiento, del ejercicio del pensar. El pensamiento político latinoamericano ha de encontrar en ese caudal infinito pero al mismo tiempo actual, de la historia de América Latina, sus luchas, próceres y líderes fundamentales, pensadores de la liberación; las raíces, para, en el contexto actual, seguir conformando el marco teórico de la Revolución. “Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea” ; comenzaba así Martí su cenital ensayo Nuestra América ; y no son pocos los que todavía, con absoluta vanidad, se sirven de ella so pena de poner en riesgo su independencia y soberanía. Vive la América latina y caribeña un trascendental momento histórico; caracterizado por un despertar del

Por Yusuam Palacios Ortega*

ideal integracionista entre nuestros pueblos, por la dinámica y cambiante correlación de fuerzas en la arena internacional, donde la hegemonía imperialista no ha cesado; he ahí la seria situación generada en Argentina, Brasil y Venezuela con el posicionamiento de la derecha (ello muestra de que hay que continuar sembrando ideas y conciencia en nuestros pueblos para enfrentarnos a la guerra imperialista de pensamiento que se nos hace). Nuestra América clama hoy por ese viejo y necesario anhelo de los padres de la independencia, de los próceres y pensadores de la libertad, líderes de la revolución nuestroamericana: la segunda independencia. Es un ideal vivo, base del pensamiento crítico que forma o nutre el marco teórico de la lucha revolucionaria, integracionista, de liberación de los pueblos. La primera independencia quedó inconclusa y aspectos de vital importancia como la integración, la justicia e igualdad social e identidad común (desde la salvación de la memoria que impide olvidar la historia); introducen los fundamentos de la actual lucha. Ello, con la asunción del poder político, en auge progresista hace poco más de una década en la región, de gobiernos de izquierda, esperanzadora y continuadora del ideal bolivariano y martiano; se complementa con la urgencia de alcanzar una liberación cultural frente a las venenosas garras del imperialismo. Fue un desvelo martiano el peligro que representaba para la América la política expansionista del imperialismo. José Martí comprendió la esencia de esa política y alertó a los pueblos del Sur desde su estancia reveladora en Nueva York. Devienen sus escenas norteamericanas obligada lectura para entender por qué, a la altura del siglo XXI, sigue siendo el imperio, una real amenaza a la seguridad, armonía y equilibrio de nuestros pueblos. La visión martiana fue a la esencia, como él mismo aludiera, vio con ojos judiciales el intríngulis del convite que los Estados Unidos preparaban para la “América española”; desenmascaraba Martí la opción dominadora de la nación del norte en su propia raíz; era por eso que nos estaba convocando a declarar la segunda independencia. Y pudo hacerlo porque fue un político sagaz, supo ir a los antecedentes, causas y fac-

tores –siguiendo sus propias palabras– de la fatídica propuesta imperial. Su definición de política es clave para entender el proceder martiano, la capacidad innata de convertir los reveses en fortuna y adecuarse al momento presente sobre la base de la preservación del ideal perseguido. El ideal latinoamericanista que defendemos lleva en su esencia un carácter antiimperialista, y de profundo apego al sentido de lo nuestro, a lo que nace de sí, a la historia que nos distingue. Ha de ser el tronco que abracemos, en consonancia con Martí, el de nuestras repúblicas. La radicalidad del pensamiento martiano y su carácter revolucionario van de la mano, se conectan necesariamente en la trágica historia de las naciones latinoamericanas y con un método auténtico nos devela el misterio de aquellas, lo explica, lo corporifica adaptándolo a su tiempo y nos brinda las herramientas para entenderlo nosotros. El ensayo Nuestra América contiene ideas que son medulares para la lucha que llevamos a cabo por la unidad latinoamericana. Un sistema opuesto a los intereses y hábitos de los opresores hacía falta en América; ésta se iba salvando de todos sus peligros que a lo interno la hicieron errar; ciertamente el problema de la independencia no se hallaba en el cambio de forma; esta era clara (república versus colonia) sino en el cambio de espíritu. Nos enuncia Martí cuan necesario era la asunción de una estrategia cultural de descolonización, que rompiera las ataduras dominadoras de antaño y oxigenara la nueva política. José Martí nos muestra, ahí está el programa de Nuestra América, las premisas o claves de esta batalla por la unidad y la necesaria integración: el valor de la historia, de nuestra historia de más de doscientos años de lucha por la verdadera independencia; la defensa de la identidad nacional de nuestros pueblos, el respeto a la diversidad de las naciones latinoamericanas (“unir para vencer” como presupuesto frente al “divide y vencerás”); la batalla de pensamiento para defender y preservar nuestra cultura, su salvación frente a los intentos cada vez más intencionados de apropiación por parte de quienes utilizan el frente cultural como medio de opresión y dominación; así como el carácter antimperialista de nuestra proyección latinoamericanista. ◄ *Presidente del Movimiento Juvenil Martiano (MJM)

(En la Conferencia Internacional Americana: José Martí, Obras Completas, t. VI, p. 15)

“Somos un ejército de luz y nada prevalecerá contra nosotros.’’

3


RESUMEN LATINOAMERICANO | Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí

El socialismo no podrá caminar en Cuba si no camina con Martí ►

Por Raúl Escalona Abella*

P

atria, bella palabra esta cuando se rodea de las razones más sinceras, de las evocaciones más remotas, de luchas de hombres que a veces se nos hacen lejanos. Pero para los cubanos decir patria no es evocar nimbos de entorchados héroes. No. Patria quiere decir mambí, sangre, lucha, constancia, sudores, amargos reveses, memoria, ideas y, por supuesto, Martí. Cuando vamos al encuentro de Martí lo buscamos en los lugares donde anduvo, en las expresiones de sincero patriotismo de los cubanos, en las personas que consagran su vida al estudio y propagación de su obra, pensamiento y ejemplar existencia; y que —por amor, locura o sabiduría infinita— terminan permeados de los grandes valores que el Apóstol elevó en su vida. Una de esas personas es Pedro Pablo Rodríguez, director general de la edición crítica de la Obras Completas de José Martí en el Centro de Estudios Martianos y a quien nos acercamos para proyectar luces sobre tópicos de hoy que marcan los ritmos de la vida política del pueblo cubano. ¿Profesor, podemos hablar de un concepto como el “socialismo martiano”? Nunca diría que hubo un socialismo martiano, por una razón esencial: porque Martínunca usó para calificarse a sí mismo el término socialista.Hay cercanías,en algunos puntos, entre las ideas de Martí y las ideas socialistas de su tiempo. Hay que precisar, en primer lugar, que las ideas de socialismo de la segunda mitad del siglo XIX no fueron exactamente lo que fue la práctica socialista en el siglo siguiente. El socialismo en el XIX eran teorías, pero en el XX hubo prácticas socialistas que en mi punto de vistano respetaron con exactitud, o en algunos puntos se alejaron de las ideas de los pensadores que les dieron origen, sobre todo de la corriente marxista (Marx y Engels) y de Lenin como su continuador. El segundo aspecto es queen la época de Martí, los socialistas se relacionaban con anarquistas porque se entendía que ellos luchaban contra el capital y el propietariomientras defendían a los trabajadores y los obreros. Era parte de una lucha social en la que cabía hablar de socialistas. Tampoco había en aquel entonces un predominio de las ideas de Marx, quien a mi entender fue el mejor argumentando sus puntos de vista sobre el socialismo. ¿Qué ideas acercan a Martí a las teorías socialistas de su tiempo? En los finales de siglo XIX todas las corrientes que se decían socialistas coincidían en el establecimiento de un régimen productivodiferente alcapitalista. Es decir, evitar que unos pocos se apropiaran de la mayor parte de la riqueza y la disfrutaran en contra de la mayoría de la población, cada vez más desprotegida y sin control sobre los medios de producción. Ahora bien, ¿qué acerca a Martí a este pensamiento general socialista? Martíno propone un programa alternativoal modo capitalista de producción, pero sí le pone serias limitaciones sobre la base de proteger los derechos de las grandes mayorías, de buscar un mecanismo que evitara las desigualdades sociales, políticas y éticas entre los hombres y buscara un sentido de dignidad y honradez entre las personas para las cuales creía que el mundo de su época no estaba trabajando.

Rechazó los monopolios desde su nacimiento porque los consideró una forma de concentrar la propiedad y el poderío de un grupo cada vez más reducido sobre el conjunto de la sociedad a escalas nacionales e internacionales; y porque el espíritu de afán de riqueza, el dinerismo —como a veces le dice— lo que busca es sobreponer la desesperación de lograr la ganancia por encima de los verdaderos valores humanos. Por tanto, Martí es un fuerte crítico ético del capitalismo, pues no concuerda con que la eticidadde una sociedad se base en el logro de la ganancia, en la posesión de riqueza materialy en el satisfacer todo a través del mercado. ¿Qué influencias tiene el contexto internacional en Cuba y cómo puede influir la eticidad de José Martí y el modelo de República expuesto en sus ideas y acciones políticas de los últimos años de su vida? Cuba está tratando no solo de sobrevivir, sino de desarrollarse sobre la base de abrirle espacios a la propiedad privada. Es decir, el país no puede alcanzar el desarrollo solo con pequeños impulsos, sea un vendedor de croquetas o de pizzas. El país necesita inversiones masivas de capital para modernizar su industria yactualizar su agricultura. Solo así podrá competir en los mercados que domina el mundo capitalista porque querámoslo o no este es el planeta en que habitamos, y los fondos necesarios no están en Cuba. La nación requiere grandes volúmenes de divisas y creo que ese es el peligro, pero eslamentablemente inevitable.Hay que asociarse y atraer cuantiosas dosis de capital de las grandes empresas, no del impulso personal de alguien que tenga un millón de pesos y quiera hacer una fábrica, ese dinero no resuelve mucho porque nuestra economía necesita gigantescas inversiones extranjeras que solo las grandes corporaciones pueden brindar y ello es sumamente peligroso. ¿Cree que se vean amenazadaslas conquistas sociales alcanzadas durante la Revolución? Claro que pueden peligrar, porque esa gente sabe corromper, esa gente sí corrompe. Intentarán sobornar a los equipos de dirección, a los representantes del pueblo, etcétera.De ahí la importancia de la formación ética, de crear una conciencia alimentada por un fuerte sentido de la honradez, la unidad, la entrega patriótica, y hacer que esa persona aproveche pequeños privilegios en correspondencia a su lugar en la sociedady se mantenga alejado de servir al capital monopolista o del sueño de ser él también un gran capitalista. ¿Y la sociedad cubana posee ese espíritu? El espíritu creo que prevalece ahí, en el sentimiento a veces escondido de la nación, incluso en esa parte de la población que ha vivido y vive en condiciones difíciles, protagonizando pequeñas picardías diarias que les permite sobrevivir, y que más allá de eufemismos constituyen en muchas ocasiones robos al Estado que pueden dar lugar o no, en dependencia de su extensión y sistematicidad, a pérdidas económicas grandes. En Cuba, ya sea por las carencias en el abastecimiento, la pérdida de valor del trabajo, u otros factores, todos, de una manera u otra, entramos en el sistema de distribución “paralelo”. Y entonces ese que es capaz de venderte un abrigo que trae del exterior y paga sus impuestos en la Aduana para comercializar en el país, piensa que será algún día un Rockefeller o poseerá un jet privado y no será así, nunca podrán ser millonarios, a lo mejor uno de mil, pero no será la mayoría. ¿Cuál sería el peligro, en este sentido, para la sociedad?

El peligro sería que la gente cada vez más vea eso como una salida y les parezca bien. Mucha gente considera que esa manera de vivir es apreciable,pasa en la salida masiva del país de jóvenes que, en muchos casos, no encuentran en la sociedad cubanael desarrollo de sus líneas de trabajo preferidas, lo que al mismo tiempo son personas que buscan un cierto desenvolvimiento social afuera; pero peores son los que se quedan y se transforman en ladrones o pudieran convertirse en los servidores del capital extranjero. En medio de la gran crudeza del Período Especial la gente me decía que si aquel había dejado de trabajar para ponerse a vender pizzas, y yo les decía: “es verdad, pero piensa en los miles y miles de personas que siguen trabajando, en esos cubanos que están cumpliendo”, ylo hacían sin decirse frente al espejo: “coño que bárbaro soy, tengo una conciencia patriótica del carajo”. No, esos se quejaban en la esquina y padecían igual al resto, pero iban a trabajar, formaban parte del país y creían en el deber social del trabajo; y eso no se ha perdido del todo. Hay mucha gente que siente, e inclusive muchos de los que se marchan de Cuba, que si se habilitaran las posibilidades de tener una casa en buen estado y posibilidad de desarrollar las habilidades que el propio país les ha dado, estoy convencido de que virarían para trabajar, lo cual no sería malo, porque traerían experiencias laborales de otros lugares que podrían ser útiles para el país. La pelea no está perdida, pero tampoco la estamos ganando, el reto es ganarla. ¿Dónde usted situaría a la martianidad en este contexto? En el primer lugar, por encima del discurso del socialismo próspero y sostenible. Para tener un verdadero sistema con esas características tenemos que alcanzar una conciencia patriótica, nacional y de entrega, no de sacrificio solamente, porque a veces la gente asocia esa palabra con morirse. Aunque estoy convencido de que si mañana invaden los yanquis por el Malecón, la mitad de los bandoleros de La Habana van a pelear fuerte contra ellos; lo que pasa es que en la vida cotidiana están jodiendo mucho y hay otros, peores que ellos, los que tienen cargos dentro del Estado y crean fortunitas por afuera o tienen en la cabeza que en determinado momento van a protagonizar un cambiazo, aspirando a ser ellos los futuros capitalistas.

(En la circular del Partido Revolucionario Cubano a los Clubes y en la circular a los presidentes de los Clubes)

“No hay deleite mayor que el de ver a los hombres batallar con libertad y fe por lo que les parece verdadero. Así como no hay espectáculo más doloroso que el de los hombres sumisos, por la ignorancia o la pasión, o el interés, a la voluntad ajena.” 4


Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí | RESUMEN LATINOAMERICANO ¿Cree que este nuevo planteamiento teóricopráctico responde a las ideas históricas del pueblo cubano? No, claro que no, nosotros no podemos mantener los niveles de igualdad social alcanzados en épocas pasadas en el país, porque era y cada vez se siente más una igualdad sobre la base de la pobreza compartida. Tenemos que considerar como lamentable realidad que la pobreza en Cuba se ha incrementado. En la actualidad existen muchas más personas viviendo en condiciones difíciles que hace cuarenta años cuando el país había alcanzado un grado significativo de equilibrio social sobre la base de abrir el derecho a la educación, a la salud, de entregar la tierra al campesino, etcétera. Ahora bien, inexorablemente se van a presentar algunas diferencias sociales, lo que no pueden, o no deben, es estar polarizadas. Resulta inadmisible la existencia de una minoría con todo y una mayoría sin nada; así como es fundamental el mantenimiento de las políticas sociales que pongan al alcance del pueblo cosas elementales y necesarias; cumpliendo también aquel famoso apotegma de la economía marxista de que quiencontribuya con más trabajo útil a la sociedad, reciba un poco más de la riqueza generada. Esto va a establecer ciertas diferencias sociales, pero que pueden mantenerselimitada, sin arribar a los extremos. Creo que ahí está el quid del asunto. La única manera real de lograrlo es que la mayor parte de la gente, en especial los miembros del aparato estatal y político, posean un espíritu profundamente patriótico basado en el respeto a las reglas del juego establecidas por y parael país. ¿Qué nuevos rumbos deben tomar las formas de hacer política en la sociedad cubana? Encontrar el camino es bastante difícil, lo que sí está claro es que no se puede seguir haciendo como antes. Hace mucho tiempo había indicios de fracaso, de que los mensajes no llegaban, de que esa formación no se lograba, ahora mucho menos porque ya la realidad es más dura que cuarenta años atrás. Entonces no se puede seguir ni hablando el mismo lenguaje ni acudir a las mismas prácticas ideológicas, hay que variar, y no seha hecho mucho lamentablemente. No tengo la salida, no cuento con el instrumento para hacerlo, pero sé que para ello es elemental el logro de algo aún pendiente en la agenda revolucionaria: la dirigencia de todo tipo tiene que constituir ejemplo de entrega al pueblo y no de beneficio personal. También hay que colocar el debate social en Cuba en un papel central para que los medios reflejen el sentir de la gente porque el debate está en las esquinas. Y me parece genial la crítica, aún tímida, que hacen desde Juventud Rebelde en la sección Acuse de Recibo, de Pepe Alejandro y Jesús Arencibia Lorenzo , que retan a las instituciones y exigen respuestas desde el medio para problemas e ineficiencias cometidas por ellos. ¿Hemos visto distribución justa de la riqueza, ética, ejemplo, entrega, no pudieran ser esas las pautas para un “socialismo martiano”? Sí, porque ni el socialismo ni el comunismo en Cuba podrán caminar si no caminan con Martí. ◄ *Estudiante de periodismo. Director del grupo editorial del MJM. Presidente del Club martiano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Sembrar

la Historia

R

afael Rodríguez Ortiz dedica su vida a cuidar una pequeña porción de tierra donde recrea fragmentos de nuestra historia con los recursos que le brinda la naturaleza. Felo, como le llaman, sembró las más de 50 especies de árboles que José Martí refleja en su Diario de Campaña, y se propuso conformar en su natal poblado artemiseño de San Antonio de Los Baños, un lugar donde el legado del Apóstol permaneciera vivo. Este hombre humilde, descendiente de campesinos, no tuvo miedo de renunciar a importantes oportunidades de trabajo o bordear numerosos obstáculos en su camino hacia la materialización de un sueño que hoy, a sus 74 años, es una realidad. Todo comenzó en su juventud, cuando trabajaba como auxiliar de contabilidad en una oficina. Allí conoció a Euridio González Rodríguez, profesor de prestigio en su municipio, que vio en él a alguien muy respetuoso. Era un gran martiano, y lo incitó a asistir a conferencias y presentaciones de libros del Apóstol. “De ese modo empecé a vincularme con el mundo intelectual. Llegué a dar varios conversatorios, y el primero fue en los altos del Casino Español, donde trabajé por primera vez. He vivido desde ese momento para investigar”, recuerda Felo. ¿Cómo surge el Bosque Martiano? De la idea de sembrar las especies de árboles que menciona Martí en su Diario de Campaña, de cuya edición príncipe (1941) conservo un ejemplar, y es uno de mis grandes tesoros. Como soy un apasionado, cuando lo leí por primera vez, no se me fue más de la mente hacer el Bosque Martiano. ¿De qué manera logró levantarlo desde cero?

Estuve preparándolo más de dos años. Hice pública la idea el 26 de noviembre de 1991, cuando daba un conversatorio por el centenario del discurso “Con todos y para el bien de todos”. Un par de días después me presenté en el Poder Popular y me concedieron un espacio de tierra muy mala, pero acepté porque estaba desesperado por empezar. Más tarde, el director de la empresa forestal de San Antonio de Los Baños, Aníbal Zayas Pupo, me ofreció un terreno cercano que estaba convertido en vertedero, y accedí. Mandaron un buldócer para limpiarlo, y creo que no habían pasado 20 o 25 minutos cuando la máquina chocó con una roca enterrada. Soy un petrofílico, amo las piedras. Por eso le puse la mano encima y dije: “Quisiste ser mi primer obstáculo, tú eres quien va a recibir las visitas”. Así, el 19 de mayo de 1994 inauguramos en estas dos hectáreas el Bosque Martiano del Ariguanabo.

Por Ana Laura Fernández de Lara López*

¿Logró sembrar todos los árboles que Martí cita en su diario? Ese fue otro problema. Al principio ya tenía algunos como el almácigo y el ateje. Pero el nagesí o el guayacán eran otros más complicados. Empecé a buscar contactos, y en enero de 1999 me vi en un avión hacia Bayamo para buscar esas especies en la Sierra Maestra. Hoy el Bosque está dando semillas de esas plantas a Cuba entera, y tiene sembrados todos los árboles a los que José Martí hace alusión en su Diario de Campaña. ¿Es este el único Bosque Martiano en Cuba? El 28 de enero de 2017 se inauguró en el Valle del Yumurí, en Matanzas, otro Bosque dedicado al Apóstol. Se plantó con especies que nosotros les brindamos, particularmente el caguairán, porque querían hacer una conexión entre las figuras de Fidel y Martí. ¿De qué forma hace referencia en el Bosque a otros acontecimientos de la historia de Cuba? Recreé con troncos los 394 kilómetros que recorrió Martí desde Playitas de Cajobabo hasta Dos Ríos, y cada vez que recibo a alguien en el Bosque, me visto como el Apóstol cuando lo alcanzó la muerte. También hice un monumento a la mujer donde está la palma que sembró la doctora Rosa Elena Simeón. Y cerca se encuentran los árboles plantados por trabajadores de varios medios de prensa como Radio Reloj, Verde Olivo, Bohemia y Radio Rebelde. Aquí está el yate Granma, conformado por 82 piedras que simbolizan a los expedicionarios. Alrededor crecen los siete tipos de árboles cuya madera se utilizó para construirlo: pino, jigüe, cedro, caoba, roble, majagua y teca.

de cinco palmas sembradas en forma de estrella. Nuestro primer caguairán fue un regalo de Ramón Castro, y hace poco sembré otro durante una acampada con el Movimiento Juvenil Martiano. Dentro de poco pondremos en su lugar la campana que nos obsequió el Doctor Eusebio Leal Spengler, y además guardamos una placa de bronce pulido, regalo de Armando Hart Dávalos, que reza: “Bosque Martiano, institución insigne de la Sociedad Cultural José Martí”. Cuentan que se le confió la misión de introducir legalmente el dólar en San Antonio de Los Baños, pero decidió dejar la comodidad que le brindaba ese trabajo para emprender una labor que muchos creían imposible. ¿Es esto cierto? Es verdad. Siempre mostré mucha honestidad, por eso la firma Artex me escogió para ser el encargado de una tienda de suvenires que podrían en el Museo Internacional del Humor con el propósito de circular el dólar en San Antonio de los Baños. Recogía a los turistas en el parque de la Iglesia y les hablaba del pueblo. Terminábamos en el museo, donde puse a un amigo a tocar la guitarra mientras yo les brindaba jugo. Compraban recuerdos y hacían todas las fotos que querían. Cuando en Artex lo supieron, me dijeron que era el representante que más utilidad les estaba dando. Sin embargo, en mi mente ya daba vueltas el Bosque Martiano. Le dije al gerente que me iba de la firma y me pidió ayuda para hacer una tiendecita antes de renunciar. Se inauguró en La Punta de Rosa en 1996, y tuvo un éxito tremendo. Pero a los cinco meses y medio dimití para ponerme a trabajar en mi objetivo.

Figuramos el encuentro en Cinco Palmas, celebrado el 18 de diciembre de 1956, donde se rencontraron ocho combatientes, y Fidel exclamó: “¡Ahora si ganamos la guerra!”.

Incluso, cuando todos me tildaban de loco y decían que era un desperdicio abandonar un trabajo tan gratificante para perseguir esta sencilla ilusión, nunca renuncié a la idea de cumplir mi sueño. Y hoy, 23 años más tarde, puedo decir con orgullo que sembré con mis propias manos el Bosque Martiano del Ariguanabo. ◄

En ese espacio representé a Universo Sánchez, Faustino Pérez, René Rodríguez, Efigenio Ameijeiras, Ciro Redondo, Armando Rodríguez, Raúl y Fidel Castro, rodeados

*Estudiante de periodismo. Miembro del Club martiano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana y de la Comisión nacional de Comunicación del MJM

(José Martí, Obras Completas, t. XXI, p. 380)

“Para los fieles, vengan tarde o temprano, guarda Cuba todo su amor; para los incapaces de amarla y servirla, basta con el olvido.” 5


RESUMEN LATINOAMERICANO | Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí

Martí, Estados Uni Fragmentos del artículo del doctor Armando Hart Dávalos publicado por Cubadebate, el 8 de junio de 2006, el cual, por su vigencia, reproducimos en este suplemento especial

Con precisión asombrosa describe el asalto al poder económico y político por parte de la oligarquía de los banqueros, con todas sus ramificaciones en la sociedad norteamericana de esa época. En1885 escribe: Forman sindicatos, ofrecen dividendos, compran elocuencia e influencia, cercan con lazos invisibles al Congreso, sujetan de la rienda la legislación, como un caballo vencido, y, ladrones colosales, acumulan y reparten ganancias en la sombra. Son los mismos siempre; siempre con la pechera llena de diamantes; sórdidos, finchados, recios: los senadores les visitan en las horas silenciosas; abren y cierran la puerta a los millones: son los banqueros privados. Tres años más tarde, en abril de 1888, con todo ese proceso más avanzado y más visible aún, va al fondo y sentencia: […]se ve como todo un sistema está sentado en el banquillo, el sistema de los bolsistas que estafan, de los empresarios que compran la legislación que les conviene, de los representantes que se alquilan, de los capataces de electores, que sobornan a estos, o los defienden contra la ley, o los engañan; el sistema en que la magistratura, la representación nacional, la Iglesia, la prensa misma, corrompidas por la codicia, habían llegado, en veinticinco años de consorcio, a crear en la democracia más libre del mundo la más injusta y desvergonzada de las oligarquías. En el terreno social no vacila en señalar las terribles condiciones laborales que les son impuestas a los obreros y desde luego toma partido denunciando que: […]los salarios de los trabajadores del ferrocarril no pasan de un mendrugo y una mala colcha, para que puedan repartirse entre sí dividendos gargantuescos los cabecillas y favorecidos de las compañías. El expansionismo fuera de las fronteras que ese desarrollo imperialista generaba fue también analizado por Martí, y aquí asume la denuncia de los peligros que representaba para la independencia de Cuba y para los países de nuestra América. En un artículo escrito para La Nación, de Buenos Aires, en octubre en 1885, caracteriza a la “camarilla” financiera y sus propósitos del siguiente modo: ►

Por Armando Hart Dávalos

F

ue José Martí quien descubrió y el primero que describió al imperialismo por su nombre denunciándolo en su carácter económico, político y social. Quizás esto no se aprecie por algunos lectores porque lo hizo en una literatura hermosa donde se esconden sus mejores ideas. Hay que captarlo leyendo con detenimiento y precisión sus escritos, cargados de un riguroso y fundamentado pensamiento filosófico y, además, bien concreto. Vivió en Norteamérica entre 1880 y 1895, precisamente fue en los años en que tuvieron lugar las transformaciones que Lenin caracterizó más tarde como imperialismo, y lo definió como la fase superior del capitalismo, cuando se gestaba, según el forjador de la Revolución de Octubre, el imperialismo moderno; es decir, en el tiempo donde se articularon el capital bancario y el industrial, dando origen a la oligarquía financiera, y se produce la exportación de capitales. Las lecciones del Apóstol cubano sobre la Norteamérica de esa época señalan con claridad, con otras palabras, desde luego, este mismo hecho. Por demás, el imperialismo, tal como operó con fuerza en el siglo XX es el que José Martí descubrió y estudió: el norteamericano. Téngase además en cuenta que Lenin caracterizó el surgimiento de la fase imperialista del capitalismo y marcó su nacimiento en la intervención norteamericana en la guerra de Cuba. Pero hay más, el Apóstol advirtió con claridad la diferencia entre la oligarquía imperialista y el pueblo de Abraham Lincoln; está su celebre frase “Amamos a la patria de Lincoln, tanto como tememos a la patria de Cutting. Este era un oscuro aventurero que aspiraba a que Estados Unidos se anexara nuevos territorios de México. Veamos este párrafo del Apóstol: El monopolio está sentado como un gigante implacable, a la puerta de todos los pobres. Todo aquello que se puede emprender está en manos de corporaciones invencibles formadas por la asociación de capitales desocupados a cuyo influjo y resistencia no puede sobreponerse el humilde industrial […] Este país industrial tiene ya un tirano industrial.

Como con piezas de ajedrez, estudian de antemano, en sus diversas posiciones, los acontecimientos y sus resultados, y para toda combinación posible de ellos, tienen la jugada lista. Un deseo absorbente les anima siempre, rueda continua de esta tremenda máquina: adquirir: tierra, dinero, subvenciones, el guano del Perú, los Estados del Norte de México. Puede, asimismo estudiarse el tema en el trabajo de Martí “La verdad sobre Estados Unidos”; asimismo, en “El tercer año del Partido Revolucionario Cubano”, afirmó lo siguiente: En el fiel de América están las Antillas, que serían, si esclavas, mero pontón de la guerra de una república imperial contra el mundo celoso y superior que se prepara ya a negarle el poder,-mero fortín de la Roma americana;-y si libres-y dignas de serlo por el orden de la libertad equitativa y trabajadora-serían en el continente la garantía del equilibrio, la de la independencia para la América española aún amenazada y la del honor para la gran república del Norte, que en el desarrollo de su territorio-por desdicha, feudal ya, y repartido en secciones hostiles-hallará más segura grandeza que en la innoble conquista de sus vecinos menores, y en la pelea inhumana que con la posesión de ellas abriría contra las potencias del orbe por el predominio del mundo.- […] En el siglo XX diversos investigadores, entre los que sobresalen Emilio Roig y Juan Marinello, estudiaron el imperialismo en Martí y extrajeron consecuencias de enorme interés científico y político; por estas fuentes muchos martianos nos convertimos en comunistas. Hoy, en el siglo XXI, es obligación de los investigadores estudiar a Martí en relación con la crisis que vive Norteamérica. Leamos al Apóstol en un párrafo de la verdad sobre Estados Unidos: Es de supina ignorancia, y de ligereza infantil y punible, hablar de los Estados Unidos y de las conquistas reales o aparentes de una comarca suya o grupo de ellas, como de una nación total e igual, de libertad unánime y de conquistas definitivas; semejantes Estados Unidos son una

(Tomado del periódico Patria del 22 de septiembre de 1894)

“Los problemas que engendran cambios, sobre todo, no se resuelven sino en momentos críticos y extremos, en que accidentes, acaso inesperados y fútiles, ponen en brusco relieve los daños que hacen necesaria la transformación; exacerban y precipitan, a grado de resolución, las cóleras y raciocinios paciente y dolorosamente acumulados, y despiertan de súbito al héroe, dormido siempre en el fondo del hombre.” 6


Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí | RESUMEN LATINOAMERICANO

idos y el siglo XXI ilusión o una superchería (…) Lo que ha de observar el hombre honrado, es precisamente, que no solo no han podido fundirse, en tres siglos de vida común, o uno de ocupación política, los elementos de origen y tendencia diversos con que se crearon los Estados Unidos, sino que la comunidad forzosa exacerba y acentúa sus diferencias primarias, y convierte la federación innatural en un estado, áspero, de violenta conquista.

Donde nació el Apóstol

En Cuba el constituyentista de 1901 y que fuera presidente de la República en Armas, Salvador Cisneros Betancourt, afirmó que si Estados Unidos seguía por el camino que iba, es decir, el intervencionismo que ya se veía en Cuba, acabaría el siglo XX con su decadencia. Fue realmente profético. Hoy se aprecia, tanto en lo nacional como en lo internacional, la crisis en profundidad que está viviendo la decadente potencia del norte. Incluso este grave proceso de descomposición tiene hoy lugar con la característica de que la población estadounidense viene tratando de promover una lucha contra las decisiones arbitrarias de la oligarquía dominante en el Congreso y en el Ejecutivo. Lo muestran las amplísimas y masivas concentraciones populares contra las injustas decisiones sobre la inmigración, que está quebrando la autoridad bipartidista y produciéndose una situación como la que describió Martí en este otro párrafo: Pero no augura, sino certifica, el que observa cómo en los Estados Unidos, en vez de apretarse las causas de unión, se aflojan; en vez de resolverse los problemas de la humanidad, se reproducen; en vez de amalgamarse en la política nacional las localidades, la dividen y la enconan; en vez de robustecerse la democracia y salvarse del odio y la miseria de las monarquías, se corrompe y aminora la democracia, y renacen, amenazantes, el odio y la miseria. Y no cumple con su deber quien lo calla sino quien lo dice. En el orden internacional la política guerrerista que ya está en crisis en muchas partes del mundo como en Iraq, Afganistán, las amenazas a Irán, las que existen contra Siria, contra Cuba y Venezuela, están destinadas al fracaso. Nunca antes, en el siglo XX y desde la aparición del imperialismo, se habían observado las contradicciones internas de la sociedad norteamericana como se están apreciando hoy. Siempre fueron arrogantes, pero tenían base económica y cierta capacidad de manejo de la cultura como en los tiempos del New Deal para maniobrar. Han perdido la capacidad de hacerlo porque no tienen la cultura para ello. Ya se sabe, y Martí lo apuntó, las relaciones entre la incultura, la estupidez y el fracaso. Pueden revisarse tres textos importantes “El pentagonismo: sustituto del imperialismo” de Juan Bosch, escrito a fines de los años 70, “La otra historia de los Estados Unidos” de Howard Zinn y el texto de Eliades Acosta titulado “El Apocalipsis según san George”; estos textos son claves necesarias para entender la profundidad de la situación que vive Estados Unidos y el mundo. Fidel ha dicho que la lucha contra el fascismo solo puede resolverse con el empeño del pueblo norteamericano; desde fuera nosotros estamos en el deber de enviar un mensaje de unidad al heroico pueblo de Martín Luther King y de los discriminados en general, ahí hay fuerzas, lo confirma Zinn y es necesario que el movimiento “En defensa de la humanidad” ponga su acento en este importante asunto. Hagamos en algún país de nuestra América, y en especial de Centroamérica, una gran concertación de latinoamericanos y norteamericanos, para evitar que la estupidez y la maldad de la oligarquía estadounidense sigan llevando al mundo por un camino del puede no haber regreso para nadie. Rosa Luxemburgo afirmó hace 80 años: “socialismo o barbarie”, alguien recientemente escribió: “si tenemos suerte….” Para tener suerte hay que luchar y mostrarle a la sociedad norteamericana que la única forma de vivir, de que nuestros descendientes hereden la civilización hasta aquí alcanzada y la mejoren hasta lograr la plenitud humana, es precisamente combatir con fuerza la ilegalidad y el crimen que se ha adueñado de Estados Unidos y el mundo; de esto se trata. Un mensaje al pueblo de Estados Unidos que hable de cultura, cuya primera categoría es la justicia; de ética, en tanto sol del mundo moral; de derecho, sobre el fundamento martiano de que está en el corazón de cada hombre el principio de lo justo y que es el primer estado de derecho y de solidaridad. En el orden práctico tenemos el ALBA (…) Tenemos el ejemplo de Cuba, tenemos los que representa y promueve Fidel. Tenemos a Bolivia; Martí dijo que América no andará hasta que el indio no se libere y ya hoy tenemos a Evo Morales, símbolo de la liberación de las masas explotadas indias. El ALBA puede relacionarse, como de cierta manera lo planteó el presidente (Hugo) Chávez en su histórico discurso en la Plaza de la Revolución con motivo de que le fuera impuesto el Premio José Martí de la UNESCO, con el ALMA, con la Alternativa Bolivariana para las Américas y la alternativa martiana. También dirijámonos al pueblo de la otra América para crear, en la realidad y no solo en los sueños, el nuevo mundo. ◄

Por Yaimi Ravelo

¿D

ónde vivió los tres primeros años de vida José Martí, el hombre que respira en cada niño? En una esquina habanera se alza una casita pequeña agigantada por la historia. Las luces que atraviesan los corredizos y las estrechas escaleras conducen sigilosamente a las habitaciones. Las vitrinas de lo que fueron aquel entonces cuartos para el descanso, atesoran las ropitas de bebé, cucharitas y pertenencias de la familia, acariciados todos por largos años que ya suman 165 eneros. El alma vibra ante el cuaderno que resguarda las firmas del alumno brillante y su maestro. Incluso se puede sentir tristeza al ver el grillete que injustamente lastimó el tobillo del frágil adolescente. La casita que es hoy museo y patrimonio conserva además los escritorios del que fue poeta y periodista, del conspirador antiimperialista y revolucionario, como prueba solemne son escoltados por facsímiles del periódico Patria y el más tierno de sus libros: La Edad de Oro. Una urna especial revela lo más preciado del Apóstol, una joya artesanal en forma de bandera que llevaba cuando murió de esa manera temprana y cruel aquel 19 de mayo de 1895. El único hombre de otro tiempo, de otra generación que aparece en este templo histórico es el joven iluminado por la obra del maestro, el que liberó definitivamente la pequeña Isla e hizo una Revolución, en el centro de la casa habitan los dos, el Fidel líder y Martí héroe, inmortalizados, universales, regalándonos un abrazo de la historia. ◄

(José Martí, Obras Completas, t.V, p. 105)

“La tribuna de la verdad se mantendrá siempre cuando las demás tribunas caigan.” 7


RESUMEN LATINOAMERICANO | Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí

Permanezcamos junto a Martí, Fidel y Hart, de corazón y para siempre

C

onfieso esa extraña magia que tenía su saludo y la dimensión de la sonrisa que nos regalaba. En la edición del 28 de noviembre de 2017, la periodista Susana Gómez, desde Juventud Rebelde, le envió un abrazo en nombre de todos: “El verdadero resplandor martiano no se extingue nunca. Che, que siempre sabe ser único, en una misiva a Hart, mandó abrazos a los abrazables”. He querido quitar la distancia y acudir a su fuente. Darle un día con luz. No permitirnos la ausencia, ni que el paso del tiempo marque sus huellas. Porque hombres de su talla estarán siempre en el destino y en el quehacer de los jóvenes, porque quizás pensar en Armando Hart Dávalos, solo es posible después de Armando Hart Dávalos. Siempre nos acompañó, más allá de los muchos dolores de la lucha revolucionaria y de la vida. La sombra no podrá refugiarse en su existencia en cada empeño que impulsó. Quiero pedirle a Graciela Rodríguez “Chela”- su inmensa secretaria de toda la vida- cómo hacer para conservar sus consejos, cómo siguen trabajando los queridos compañeros del Movimiento Juvenil Martiano, o de la Federación Estudiantil Universitaria, en esta hora compleja, de ausencias tan presentes, llena de desafíos para todos. Quiero decir a sus hijos, porque fue el padre de muchos, el que logró unir generaciones a través del diálogo y el trabajo, que se convirtió en fecundo e inquieto por pasión. Me pregunto, cómo Haydée hizo al Che: ¿dónde puedo escribirle? Me enseñó que la grandeza se puede encontrar luego del silencio y que lo virtuoso, está en el atrevimiento de las revoluciones. Estoico y fidelista toda la vida, así quiero recordarlo. Martí, Fidel y Hart, nos están pidiendo con el alma viviente, que debemos luchar con enorme tenacidad por nuestros sueños y mantener la esperanza y la certeza en la victoria frente a cada desafío. En cada noche que encendamos la antorcha de los luminosos eneros y vocación martiana de la Revolución Cubana, llenos de sentimientos por los que nos enseñaron el sentido de la verdadera libertad, nos permitamos decir junto a Cintio Vitier:[1] “¿Parece mucho pedir, mucho esperar? Probemos la esperanza; sistematicemos, sin burocracia pedagógica, la invencible esperanza; hagamos el experimento de una formación martiana que vaya desde el círculo infantil hasta las especialidades universitarias, y que solo termine con la vida”.

Por Randy Perdomo García

Foto: José Miguel Capdevila/Archivo. las luchas del pueblo cubano desde la forja del pensamiento libre e independentista hasta la construcción del socialismo próspero y sostenible en que nos encontramos. “Sin la más mínima duda, así puede calificarse lo ocurrido aquel 4 de septiembre de 1945 —hace 70 años— cuando el estudiante Fidel Castro Ruz, graduado de bachillerato, ingresó en la Facultad de Derecho para dar inicio a la fecunda etapa que, según sus propios testimonios, lo formó y lo forjó como revolucionario. “Razones hay más que suficientes para que la FEU y nuestras universidades todas conmemoren este acontecimiento señero que marca un antes y un después en la historia estudiantil universitaria, convirtiéndolo en momento de estudio y reflexión sobre el pensamiento y la obra del líder histórico de la Revolución Cubana, cuya vida ha estado indisolublemente vinculada a los ámbitos universitarios, artífice e inspirador de la Reforma Universitaria y del desarrollo de la enseñanza superior en nuestro país. “Cuando en el curso 1947-1948 ingresé en la Universidad de La Habana aún resonaban allí como leyenda y persistían con admiración las acciones contra la corrupción, el fraude y el pandillerismo de la peor especie que el líder estudiantil Fidel Castro, junto a un reducido número de compañeros, había encabezado al riesgo de su propia vida en momentos convulsos y peligroso para ese centro de estudios, que no eran más que reflejo de la desvergüenza generalizada, la entrega al imperialismo y la politiquería imperante en el país.

Antes del 10 de marzo de 1952, Fidel era ya una figura ampliamente conocida por los sectores juveniles y estudiantiles. Aunque yo no lo había tratado personalmente, lo conocía de la Universidad y por las luchas políticas dentro del Partido Ortodoxo. Después del golpe de estado se fue convirtiendo en uno de los más destacados dirigentes revolucionarios de la juventud cubana. La primera ocasión en que su personalidad me impactó fue en fecha posterior al 10 de marzo y anterior al Moncada, durante un encuentro en el local del Partido Ortodoxo, situado en Prado 109, cuando un grupo de jóvenes sosteníamos una polémica acerca del tipo de jefe que asumiría la dirección de la Revolución. “En esa ocasión, coincidí plenamente con Fidel en sus criterios de que surgirían en aquella difícil coyuntura dirigentes totalmente nuevos y diferentes”, tal como la historia ha confirmado en diversos países y oportunidades. Los sucesos del Moncada y Bayamo y la posterior autodefensa recogida en “La historia me absolverá”, lo proyectaron hacia el centro mismo de atracción y de la mayor importancia política para los más amplios y dinámicos sectores de la población, para las masas populares que buscaban ansiosamente un guía con la estrategia y la táctica correctas en esos momentos de la lucha y en los que se aproximaban. “En cuanto a mí, en los personal, puedo afirmar que “en el líder del 26 de Julio encontramos lo que desde el mismo 10 de marzo de 1952, e incluso antes, buscábamos los jóvenes: un jefe político revolucionario, hondamente popular, democrático, sin compromiso con el sistema prevaleciente y, al mismo tiempo, capaz de organizar la acción de las masas”.

“Desde la Colina heroica fue Fidel también militante solidario con las luchas de liberación de los pueblos latinoamericanos y caribeños, desde el comité por la descolonización de Puerto Rico, participando paralelamente en los esfuerzos por la liberación de la República Dominicana del yugo trujillista o como organizador activo del congreso latinoamericanos de estudiantes que debió celebrarse en Bogotá en 1948.

“Les agradezco una vez más, queridos compañeros, la posibilidad de repasar estos 70 años de victorias que finalmente transformaron a Cuba y también a América Latina y el Caribe, encontrándonos hoy en una nueva etapa de esas hornadas no exentas igualmente de riesgos, pero con una vasta experiencia de lucha acumulada y un legado irrenunciable para las generaciones que toman ya la antorcha del relevo y lo hacen fieles a la Revolución y al Partido, como única forma de seguir avanzando por los caminos de la soberanía nacional y la justicia social, para la felicidad y el bienestar del pueblo trabajador, que es nuestro objetivo supremo,

“Pero si trascendente fue el ingreso de Fidel en la Universidad, como hoy recordamos, no menos fue la conclusión de sus estudios, que realizó con notas brillantes y obteniendo dos títulos simultáneamente. A este respecto escribí en mi libro Aldabonazo:

“Recordemos estas siete décadas de conducta intachable, voluntad creadora y valiosas enseñanzas que se fusionan en la vida de un estudiante universitario —Fidel Castro Ruz— y permanezcamos junto a ellas en defensa de ellas, de corazón y para siempre”. ◄

En el mes de diciembre, celebrábamos el cumpleaños 95 de la querida Federación Estudiantil Universitaria y sentimos la hondura de no tenerlo presente, de no hallarlo dialogando desde la permanente militancia en compañía de todos los jóvenes que acudían a él como refugio, enseñanza, maestro y confidente de cualquier nuevo proyecto. No alcanzo a despedirlo, renuncio a ello, es persistentemente un héroe de regreso, no de partidas. Por eso, resguardo del tiempo y comparto, como modesto homenaje a su inmensa obra, el mensaje que nos envió el 4 de septiembre de 2015. En el alma de la juventud cubana, en la historia, estará siempre junto a Martí y Fidel. “Queridos compañeros de la FEU de la Universidad de La Habana: Mucho me honran al solicitar mi modesta colaboración para recordar un acontecimiento histórico y de trascendencia tal que sobrepasa incluso los marcos universitarios para convertirse en hito en medio del dilatado y heroico devenir casi tricentenario de nuestra Colina, escenario y símbolo perenne de (Discurso en Hardmam Hall, Nueva York, 17 de febrero de 1892. 302)

“El que exagera pierde lo que de otros exagera. Para ser útil hay que ser exacto. Para ser fuerte hay que comprometerse con la verdad. Al principio puede perderse alguna batalla, pero se ha de ganar la decisiva. Para ser invencible hay que hacerse inexpugnable; para ser maestro hay que serlo primero de sí mismo, aun en el celo de la ira justa.” 8


Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí | RESUMEN LATINOAMERICANO “Seguiremos fieles al ideario martiano, continuaremos desarrollando los Seminarios como una de las vías para que las nuevas generaciones puedan profundizar en el estudio de la vida, la obra y el ejemplo de nuestro Héroe Nacional. Impulsaremos un Movimiento Juvenil Martiano que contribuya, además, a educar a los niños, adolescentes y jóvenes de todo nuestro país en los ideales del Apóstol”. Declaración Final del XVIII Seminario Nacional Juvenil de Estudios Martianos, Granma, 19 de mayo de 1990. Citado en el preámbulo del Reglamento del Movimiento Juvenil Martiano.

L

a historia cubana se encuentra indisolublemente mezclada con el fenómeno irrepetible, con el símbolo universal que es José Martí. De ahí que más que trascender el conocimiento de esta o aquella biografía martiana, se haga imprescindible analizar martianamente la historia de Cuba y su actualidad, la continuidad histórica de la Revolución Cubana, el proceso de unidad nacional y el papel que en él juega la vanguardia revolucionaria. El legado de prestigiosos intelectuales cubanos, estudiosos de la vida y obra martianas, fue fundamental para traer al presente al Apóstol. Fidel, elChe, Carlos Rafael Rodríguez, Raúl Roa, Juan Marinello, CintioVitier, Roberto Fernández Retamar, Armando Hart y muchos otros, antes de convertirse en figuras cimeras del proyecto evolucionario cubano, ya eran revolucionarios martianos, y a partir de 1959 dedicaron grandes esfuerzos a cumplir con las promesas del martiano programa del Moncada, y a acercar al Martí revolucionario a las masas. En esta tarea, la labor de los jóvenes del momento fue fundamental. Según Pedro Pablo Rodríguez, especialista del Centro de Estudios Martianos, en Cuba hay movimiento juvenil martiano desde los tiempos de Mella. Ciertamente, desde la propia creación de la Universidad Popular “José

Martillar constantemente: Breve presentación

de un proyecto gigante

Por Consejo Editorial del boletín Martillando

29 cumpleaños ► Martí”, la reforma universitaria de los años 20, la creación de la Federación Estudiantil Universitaria… es posible hablar de un movimiento juvenil martiano cubano. El estudio de la obra martiana desde las logias masónicas, el grupo Minorista, la generación de Orígenes, el Frente Cívico de Mujeres Martianas, la Generación del Centenario… son ejemplos de cómo la idea de José Martí aglutinaba a los cubanos en torno a la noción de un futuro para Cuba, que rompiera con el status quo neocolonial de la República de 1902. La historia del Movimiento Juvenil Martiano como organización, se remonta a los propios antecedentes del Seminario de Estudios Martianos y a su ramificación Juvenil. El seminario juvenil de estudios martianos comienza —con ese nombre— en 1972, como parte de la política cultural de la Revolución cubana, manifestada en uno de los acuerdos del Primer Congreso Nacional de Educación y Cultura de 1971. Hasta entonces, la única experiencia semejante era la del Seminario Martiano de la Cátedra Martiana de la Universidad de La Habana, iniciada por Gonzalo de Quesada y Miranda, Elías Entralgo, Raimundo Lazo, Jorge Mañachy otros ilustres profesores de la universidad, y fundadores de aquella, la primera de las cátedras martianas del país. Influidos por aquel Seminario, los graduados crean una Asociación de Antiguos Alumnos del Seminario Martiano, organización gracias a cuyos miembros hoy contamos, por ejemplo, con la Fragua Martiana, creada en 1952 como institución. En la colocación del Martí del Turquino también participaron alumnos de la Asociación, así como también en la conformación de los grupos infantiles martianos, y en la organización de las canastillas martianas tan populares en las décadas delos 40 y hasta los 50. Para el año 1972 se rescata el Seminario y se pone en mano de los jóvenes; y consecuentemente se crean numerosos círculos de estudios martianos de los que salían las investigaciones

E

n abril de 2016, con el influjo del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, ese en que Fidel nos convocó a martillar todos los días, y Raúl nos reiteró que sostenemos la Revolución de la reflexión y la creación, nace este periódico. Desde entonces, “Martillando” es el nombre de la publicación nacional del Movimiento Juvenil Martiano. La idea de su creación se remonta a hace unos dos años y se mantuvo y reforzó luego del X Congreso de la UJC. Concebido desde mayo de 2016 como boletín mensual, se toma el 19 de abril como fecha oficial de su nacimiento, por la significación histórica de dicho día, en el que Fidel pronunció las palabras de clausura del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba. En ese momento, nació Martillando. El Martillando se dirige a la juventud cubana y nuestro-americana fundamental-

Por Lil María Pichs Hernández*

que fueron expandiendo el Seminario juvenil. En el mismo año Carlos Rafael Rodríguez pronuncia su discurso “José Martí contemporáneo y compañero”, donde sintetiza la visión del ápostol que el Seminario Juvenil Martiano defendería con su labor. El Consejo Nacional de Cultura, el Ministerio de Educación y la Unión de Jóvenes Comunista (UJC) impulsan el Seminario Juvenil desde su institución en 1972. Prestigiosos expertos de temas martianos en la actualidad como Pedro Pablo Rodríguez, Francisca López Civeira, María Caridad Pacheco, Ibrahim Hidalgo, Luis Álvarez, Mercedes Santos y otros, en aquel momento eran jóvenes de la Universidad, o de la FEEM , muchos de los cuales formaron parte de la comisión organizadora —permanente— encargada de organizar los Seminarios cada año. Con el tiempo, otras instituciones martianas se suman al Seminario, entre ellas, el Centro de Estudios Martianos y la Sociedad Cultural José Martí, las FAR, en MININT, la OPJM, la CTC, la ANAP… Poco a poco el evento se convierte en un movimiento. En el año 1988 no se organizó el Seminario. El profesor Jorge Lozano a menudo habla del tema y lo relaciona con cierta tensión que se percibía respecto a las relaciones con la URSS. En aquella coyuntura, Hart, a la sazón ministro de cultura llama a la UJC a organizar un movimiento juvenil que se encargue de salvaguardar el Seminario en el futuro. Así nace el Movimiento Juvenil Martiano (MJM), el 28 de enero 1989. El Movimiento surge en un momento histórico trascendental para Cuba: los albores del conocido período especial, cuando ya se respiraba el derrumbe del campo socialista. Y a pesar de los obstáculos, se convirtió en una organización que sobrepasó al Seminario y paulatinamente diversificó su campo de acción, a través de nuevos proyectos, la creación de espacios de debate y el aumento de la presencia de sus miembros en actividades diversas, tanto a nivel local como nacional. mente. Sus editores, miembros de la Comisión Nacional de Comunicación del MJM, pretenden lograr que el boletín adquiera y mantenga un alcance nacional e internacional, y que pueda emplearse en múltiples espacios, instituciones y organizaciones en que pueda como material de discusión e intercambio. Cada número del boletín recoge la actividad del MJM y sus colaboradores, así como convocatorias propias de otras instituciones como el Centro de Estudios Martianos, la sociedad Cultural José Martí, la Fragua Martiana y el Centro de Estudios sobre la Juventud. También suelen dedicarse a un tema específico, como una conmemoración histórica de relevancia, o eventos de gran impacto, por ejemplo: aniversarios cerrados relacionados con la vida de José Martí, de la historia continental, del movimiento estudiantil…

A partir de la década del 90 el pensamiento martiano se encuentra en el centro del debate sobre los destinos del socialismo en Cuba y en esta línea, los temas de recepción, vigencia y presencia del ideario martiano alcanzaron una particular relevancia en los estudios y publicaciones que entonces se acometieron en el ámbito nacional e internacional. Gracias a la universalidad y eterna vigencia de José Martí, y a los aportes académicos de gigantes de la cultura cubana, el MJM emerge de los años 90 convertido en una organización más amplia, dirigida a abarcar también otros aspectos del quehacer cultural de los jóvenes en la vida de la nación, y manteniendo como misión principal, la promoción, entre las nuevas generaciones, del estudio, la investigación y la divulgación de la vida y la obra de nuestro Héroe Nacional, y de sus valores, los más altos valores de la nación cubana. Han pasado los años más difíciles del llamado “período especial”, y los Seminarios Juveniles de Estudios Martianos se mantienen. Con el X congreso de la UJC, desde el 2015 el MJM ha visto ampliada su misión: ahora también descansa en él la responsabilidad de acercar a los jóvenes la historia cubana y continental desde la cosmovisión martiana. Hoy, en vísperas del 28 de enero de 2018, fecha en que el Maestro cumpla sus 165 años, el MJM prepara su 29 aniversario y la XLIII edición del Seminario Juvenil de Estudios Martianos, dedicado en esta ocasión al eterno martiano que es Eusebio Leal. El desafío se mantiene: mantener vivas la cosmovisión martiana y el legado de Fidel; acercar a los jóvenes al estudio dinámico y atractivo de la historia; mantener y multiplicar nuestro antimperialismo y nuestro latinoamericanismo; predicar con el ejemplo; y junto a las trincheras, construir puentes de ideas. ◄ *Estudiante de Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García”, presidenta de la Comisión de Formación Político-Ideológica del MJM

Hasta ahora, la publicación cuenta con dos ediciones especiales: una que recoge análisis y opiniones sobre la visita de Obama a Cuba, (mayo 2016) y otra dedicada al Comandante (diciembre, 2016). Hoy este boletín está llamado a convertirse en una de sus las poderosas armas del Movimiento en la guerra de pensamiento que se nos hace. Queden invitados todos los lectores de Resumen Latinoamericano a participar en la creación de Martillando, con sugerencias, artículos y contactos. Juntos hagamos crecer este periódico: cubano, nuestroamericano, tercermundista, universal. ◄ Encuentra los números publicados en: https://issuu.com/movimientojuvenilmartiano Contacto vía correo electrónico: mjmsumandoideas@gmail.com

(José Martí, Obras Completas, t. XXVIII, p. 145)

“Héroe, se lo puede ser todos los días; pero el verdadero héroe es el que sacrifica su heroísmo al bien de su patria.” 9


RESUMEN LATINOAMERICANO | Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí

Martí y los niños

Lo que a continuación se narra, cuya fuente es EcuRed, son vivencias de una niña sanjuanera que ama a José Martí y que desde pequeña ha sabido mezclar y aprender de él todas las enseñanzas que ha proporcionado a través de su libro La Edad de Oro.

La necesidad imaginaria de escribirle a Martí Querido Maestro: Tengo 11 años y en el poco tiempo que tengo dentro de todos mis sueños siempre e añorado tener una conversación imaginaria con usted decirle cuanto lo admiro y el placer que siento al oír a la maestra como nos narra pasajes de su vida, y quiero preguntarle:¿Cómo puede usted entregarnos tanto amor a los pequeños príncipes enanos de todo el mundo?. Leo su libro “La Edad de Oro”, sus poemas los recito en el matutino, me gustan mucho sus cuentos y siento predilección por Nené Traviesa, pues es una niña muy parecida a mí desde pequeña me gustaba mucho romper los libros y no siento pena en decírselo pues lo importante es que sepa que con su cuento he aprendido el valor que tienen las cosas no por lo lindas que fueran sino por la importancia que uno mismo les dé. La historia del pelón Le voy a contar también una historia que me ocurrió hace algún tiempo. Yo tenía un muñequito viejo, pelón y hasta estaba marcado por el tiempo, un día por la tarde me puse a jugar con él, en eso llegó mi mamá con una linda muñeca que me había comprado me fui a jugar con ella y dejé a mi pelón tirado en un rincón muy solito, ni mi hermanita Adi que es pequeña quería jugar con él, al otro día cuando llegué de la escuela me encontré a mi viejo muñequito abandonado en una esquina tirado, hay maestro que vergüenza sentí de mi misma me puse a llorar y abrasé a mi muñequito y lo cobijé con su pañito, desde ese día aprendí una bella lección, la importancia que tiene el amor

por sobre todas las cosas e incluso por sobre la belleza. Aprendo con los Zapaticos de Rosas Maestro ¡que linda es su poesía de los Zapaticos de rosa, cuantos niños como yo la han disfrutado y como siempre, enseñándonos algo nuevo, le puedo comentar que en ella pude observar la diferencia de clases ,la madre, el padre de Pilar y hasta la misma Pilar, el Halla de la francesa ,de magdalena y que me dice de Alberto el militar, me puse muy triste cuando mi mama me leyó por primera vez la poesía, no le mentiría si le digo que a mis dos ojitos pequeños asomaron dos tristes lagrimas al mencionarme a la niña enferma y a su mama y al viejo que se echo a llorar. Para terminar le puedo decir como dijo la mariposa desde su rosal aquella que vio guardados en un cristal Los zapaticos de rosa, pero yo le diré que gracias maestro por darnos tanto amor y cariño y por siempre pensar en nosotros. ◄ Poesía en honor a Martí

Pues no crea que yo también he pensado en usted y para demostrárselo le he escrito unos versos de mi propia inspiración Desde muy pequeñita leo cuentos de Martí para mí son muy bonitos y todos me hacen feliz. Nené Traviesa entre otros a mi me gusta leer, por eso para nosotros disfrutarlos es un placer.

El Che habla de José Martí Publicado el 26 de Septiembre de 2009 por Ramón Guerra Díaz

E

l 28 de enero de 1961, aniversario del natalicio de José Martí y en un año en el que Cuba se había comprometido ante el mundo a librarse del flagelo del analfabetismo, se produjo este hermoso encuentro del Comandante Ernesto Guevara con un grupo de entusiastas jóvenes que lo aclamaban; con su peculiar manera de dirigirse al pueblo el Che dijo: “Hoy se cumple un nuevo aniversario del natalicio de José Martí, y antes de entrar en el tema quiero prevenirles una cosa: he escuchado hace unos momentos: ¡Viva el Che Guevara!, pero a ninguno de ustedes se les ocurrió hoy gritar: ¡Viva Martí!… y esto no esta bien…” Más adelante explica a los jóvenes allí reunidos lo que significa Martí para los revolucionarios, “…Martí fue el mentor de nuestra Revolución a cuya palabra había que recurrir siempre para dar la interpretación justa de los fenómenos históricos que estábamos viviendo, y el hombre cuya palabra y cuyo ejemplo había que recordar cada vez que se quisiera decir o hacer trascendente en esta patria… porque José Martí es mucho más que cubano; es americano, …su voz se escucha y respeta no solo aquí en Cuba sino en toda América” El guerrillero argentino-cubano que conocía del arraigo del Apóstol en el pueblo de esta isla, profundiza en el modo mejor de rendirle homenaje al inspirador ideológico de la Revolución Cubana:

“Se puede honrar a Martí citando sus frases bonitas, frases perfectas, y además, y sobretodo, frases justas. Pero se puede y se debe honrar a Martí en la forma en que él quería que se le hiciera, cuando decía a pleno pulmón: “La mejor manera de decir es hacer” La ejemplar vida del Guerrillero Heroico fue su mejor modo de rendirle homenaje al Cubano Mayor. El pudo conocerlo poco, como bien dice en otros momentos, había leído algo de su poesía y aprendió de su obra y ejemplo con los cubanos en la preparación de la insurrección, en la guerra, y ya triunfante la Revolución pudo aquilatar el valor de la vida y la obra de José Martí, no solo para los cubanos, sino para los latinoamericanos y los desposeídos de la tierra, con los que quiso su suerte echar. Sus palabras de ese día se centraron en explicar a los jóvenes cubanos el modo de honrar a Martí enfatizando su identificación con aquella máxima martiana que expresa: “Todo hombre verdadero debe sentir en la mejilla el golpe dado a cualquier mejilla de hombre” porque para él ese aforismo definía a un revolucionario en la lucha por lograr la plena emancipación humana, por eso murió Martí, por eso también murió el Che. Al terminar su alocución, después de recordarles el amor de José Martí por la niñez y la juventud, el Che les pidió a los allí reunido que lo despidieran como lo habían recibido,”…pero al revés: con ¡Viva Martí que está vivo!”. ◄

(José Martí, Obras Completas, t. V, p.335))

“Las etapas de los pueblos no se cuentan por sus épocas de sometimiento infructuoso, sino por sus instantes de rebelión. Los hombres que ceden no son los que hacen a los pueblos, sino los que se rebelan. El déspota cede a quien se le encara, no cede jamás a quien se le humilla; a los que le desafían, los respeta, nunca a sus cómplices. Los pueblos, como las bestias, no son bellas cuando bien trajeados y rollizos sirven de cabalgadura al amo burlón, sino cuando de un vuelco altivo desensillan al amo.” 10


Suplemento Especial aniversario 165 del natalicio de José Martí | RESUMEN LATINOAMERICANO

José Martí y Fidel Castro en el corazón de los cubanos ►

Sé que me entiendes, Pepito

Por Lourdes María Mazorra López*

Q

uizás aún existan personas que se pregunten por qué el joven Fidel Castro Ruz declaró en el juicio contra los asaltantes a los cuarteles Moncada y “Carlos Manuel de Céspedes” que José Martí fue el autor intelectual de los hechos ocurridos el 26 de julio de 1953. Bastaría con leer el alegato de autodefensa de Fidel Castro, conocido como La Historia me absolverá, para comprender por qué el Jefe de la Revolución realizó tal afirmación, y es que a un siglo de su nacimiento el ideario martiano seguía vivo en aquella pléyade de jóvenes dispuestos a luchar por su Patria. En aquellos días de 1953 se celebraban 100 años del natalicio de José Martí, y la Generación del Centenario reivindicaría su memoria con el asalto a la mayor fortaleza del tirano Fulgencio Batista. Los ideales de estos cubanos que habían bebido en la fuente del pensamiento martiano, conocían sus textos y se afiliaron a sus concepciones independentistas, les permitieron proyectarse más allá de su época y actuar en forma consecuente con el momento histórico que les había tocado vivir. Quizás estas son algunas de las razones por las cuales le fue prohibido a Fidel llevar a su celda los libros de Martí, “parece que la censura de la prisión los consideró demasiado subversivos. ¿O será porque yo dije que Martí era el autor intelectual del 26 de Julio? … No importa en absoluto! Traigo en el corazón las doctrinas del Maestro y en el pensamiento las nobles ideas de todos los hombres que han defendido la libertad de los pueblos”. Son disímiles las ocasiones en que el Apóstol de la independencia de Cuba es mencionado en el alegato, no como un recurso estilístico ni una cita vana, sino como la muestra de que su doctrina influyó definitivamente en la formación del pensamiento revolucionario de los que —en su nombre— limpiaron el honor de la Patria.

Martí no fue solo un héroe que inspiró una revolución, fue el autor intelectual de esa Revolución, el pensador que mostró que en cualquier época histórica la entrega en bien de la nación y el sacrificio en nombre de la Patria son valores universales por los cuales vale la pena dar la vida.

Y así quedó grabado en la conciencia de los jóvenes asaltantes y de los sobrevivientes que supieron, además de defender las ideas por las cuales lucharon, denunciar los crímenes cometidos contra sus compañeros.

Por Diego Santana Caunedo*

T

e escribo en primera persona pues no conozco otra forma de dirigirme a ti. Cuando nací ya eras José Martí, Héroe Nacional de Cuba e inspirador de la Generación del Centenario, luego supe pronunciar tu nombre, certeza de patriotismo sincero, guía para leerte y sentirte antes de levantarte pedestales. Pronto aprendí a sentirte junto a las palmas, con el amor en ristre y el alma libre para soñar.

Refiriéndose a ellos, Fidel expresó “Algún día serán desenterrados y llevados en hombros del pueblo hasta el monumento que, junto a la tumba de Martí, la patria libre habrá de levantarles a los Mártires del Centenario.

Salí a buscarte por La Habana y he aquí lo que de ti hallé. Estás en cada institución, como anuencia revolucionaria a la dignidad plena del hombre. Vives, con rostro serio y taciturno en calles que es imposible recorrer sin encontrarte. De ti se conocen poco más de 40 fotografías, de tu efigie no son cuantificables. Para venerarte, vale descolgarte de los empolvados anaqueles, vale el pecho milagroso dispuesto a las heridas, sé que me entiendes, Pepito.

“Vivimos orgullosos de la historia de nuestra Patria; la aprendimos en la escuela y hemos crecido oyendo hablar de libertad, de justicia, y de derechos. Se nos enseñó a venerar desde temprano el ejemplo glorioso de nuestros héroes y de nuestros mártires, Céspedes, Agramonte, Maceo, Gómez y Martí, fueron los primeros nombres que se grabaron en nuestro cerebro; se nos enseñó que el Titán había dicho que la libertad no se mendiga sino se conquista con el filo del machete”, agregó Fidel en nombre propio y en el de sus compañeros en el histórico juicio.

*Estudiante de comunicación social de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana

Hoy los cubanos defienden lo conquistado, perfilan el camino, corrigen errores y continúan construyendo su futuro, porque, como advirtiera Ernesto Che Guevara, “Se puede honrar a Martí citando sus frases bonitas, frases perfectas, y además, y sobre todo, frases justas. Pero se puede y se debe honrar a Martí en la forma en que él quería que se le hiciera, cuando decía a pleno pulmón: ‘La mejor manera de decir es hacer’”. ◄

Martí en el pecho

*Estudiante de Periodismo

Por Yaimi Ravelo

E

stábamos abrumados con las imágenes de “Irma”, el huracán que arrasó la costa norte cubana en septiembre de 2017. Los testimonios gráficos de la destrucción en pequeños pueblos y grandes ciudades apretaban el pecho. Las redes sociales se inundaron con cientos de fotos. Todas conmovedoras. Como aquella del colega Yander Zamora que unida a su extraordinario valor humano transmitió el mensaje de que a pesar del desastre solo el aferrarnos a lo más sagrado nos salvaría como pueblo y nación. Era un busto de José Martí en brazos de un niño. Lo rescató entre los escombros.

Los comentarios más sensibles y patrióticos se multiplicaron en Internet y lo más hermoso es que mientras crecía la solidaridad nos percatábamos de que una vez más Martí es un hoy, un ahora, cuyas ideas pueden más que las tormentas. “Es una de esas fotos que da mucha satisfacción hacerla, de esas que no se venden pero que te dan un placer enorme… Un niño, víctima de una tragedia y el día antes de su cumpleaños salva no comida, ni un juguete perdido, ni ropa, sino el busto de nuestro Héroe Nacional”, confesó el joven fotorreportero que nos regaló la imagen martiana que se impregnó en el pecho de Cuba. ◄

(José Martí, Obras Completas, t. XXII, p. 247)

“Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber–puesto que lo entiendo y tengo ánimos con qyue realizarlo–de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy es para eso. En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas.” 11


Edición Cubana | RNPS 0118 resumenl@enet.cu | resumenl1993@gmail.com www.cubaenresumenwordpress.com

Traducciones: Bea Morales, Luis Zorraquino Corresponsales: Brasil: Luis Zorraquino. Uruguay: Valeria Fariña, Gonzalo Abella. Buenos Aires: Marta Valle, Alberto Sordelli. Venezuela: Juan Contreras. Ecuador: María del Cármen Garcés. Estados Unidos: Alicia Jrapko, Bill Hacwell. Cuba: Graciela Ramírez, Javier Salado, Annalie Rueda, Laura Mor. Bolivia: Osvaldo “Chato” Peredo. Colombia: Pablo Solanas, Julio C. Hincapie, Carlos Lozano Guillén. Chile: Andrés Figueroa Cornejo, Roberto Muñoz. Haití: Henry Boisrolin. Madrid: Maite de Miguel. Asturias: Javier Arjona, Marco Antuña. País Vasco: Facundo Aznárez. Consejo de Apoyo: Maite de Miguel, José G.Bravo, Nerea Olaziregi, Adolfo Ribas RESUMEN Latinoamericano es una publicación editada por ASOCIACIÓN LATINOAMERICANA DE CULTURA POPULAR: Dirección Postal: País Vasco: Ap. Correos 5257 Donostia-San Sebastián (2018). Argentina: resumen@nodo50.org. Impresión en Cuba: E.E.P “Félix Varela”. Impresión en Argentina: Imp. El Diario del Viajero. Impresión en Europa: Imcodávila S.A. Depósito Legal: AV-88-1993.

resumen@nodo50.org

Dirección: Carlos Aznarez Dirección adjunta: Vicente Zito Lema Redacción: María Torrellas, Facundo Aznárez, Valeria Fariña y Gladys Quiroga. Editores en Cuba: Graciela Ramírez, Javier Salado Blog: Annallie Rueda y Laura Mor Fotos: Yaimi Ravelo Rojas Diseño: Anathais Rodríguez Soto

Fotografías de: Yaimi Ravelo Rojas, Archivo del Movimiento Juvenil Martiano, Diego Santana Caunedo. Agencias: ANNCOL, Prensa Latina, ALAI, Rebelión. Traducciones: Bea Morales, Luis Zorraquino. Agencias: ANNCOL, Prensa Latina, ALAI, Rebelión. Corrección y estilo: Deisy Francis Mexidor. Colaboraron: Miriam Fernández, Randy Perdomo García.

DIARIOS DE URGENCIA

Latinoamericano y del Tercer Mundo

Suscripción gratuita envíando mail a:

Escribieron en esta edición: Yusuam Palacios Ortega, Randy Perdomo García, Raúl Escalona Abella, Ana Laura Fernández de Lara López, Consejo Editorial Revista Martillando, Lil María Pichs Hernández, Lourdes María Mazorra López, Diego Santana Caunedo, Yaimi Ravelo.

Miradas desde el arte sobre Martí L

as múltiples miradas sobre José Martí desde la creación de los jóvenes es una de las expresiones más hermosas y profundas del trabajo de las organizaciones e instituciones martianas con las nuevas generaciones.

El Movimiento Juvenil Martiano cuenta ya con vasto patrimonio de obras, algunas de las cuales fueron premiadas en el Seminario Juvenil de Estudios Martianos (Camagüey, 2017), en su edición ILII y otras se presentarán en la ILIII. Los trabajos artísticos de niños y jóvenes de diversas edades evidencian cuánto logran aprehender del Apóstol. ◄

1

2

14

3

22

23

24

9

4

26

5

27

1: “Martí y el Moncada”, Judith Claro Fonseca, FAR

29

14: “De donde crece la Palma”, Karla García Pérez, 6to B, Esc. Juan Pedro Carvó Servía

2: “Guantánamo en Martí”, José Adriano Matos Hernández, Dibujo Pirograbado. Guantánamo

22: “Tu fuiste la semilla”, Darlyn Castillo Monteagudo, 5to Grado 23 y 24: “Serie Martí” Adrián Pérez Cardo, 11no Grado, Esc. Raquel Pérez

3:”Recetas Martianas para la Patria”, Osvaldo J. Águila Flores, FAR 4:”El Martí que siempre fue”, Guido Asenjo Valdés. FAR

26: “Martí soñador”, Yunior Daniel Lasonset, 6to Grado 5:”Cubanía”, Takechi Iglesia Álvarez, FAR 27: “El pensador de América”, Mariam Fernández Hernández, 6to Grado 9:”Hogar Martiano”, Jaser Arébalo Fernández, 6to Grado, Escuela Remigio Díaz Quintanilla

28: Sin título, Jesús Mario Hernández Batista, 4to Grado, Esc. José Manuel Hernández León

12: “Para mi amigo sincero”, Rocío Pérez 29:”La ideas de Martí”, Rudis Rescaille Ramírez, Palenque Yateras, Guantánamo

28 Web www.resumenlatinoamericano.org

siete EDICIONES IMPRESAS: Argentina, Venezuela, Cuba, Uruguay, Estado Español, Euskal Herria y Estados Unidos.

|

resumenlatinoamericanocontrainformacion

|

En Argentina

Resumen Latinoamericano

|

www.issuu.com/resumen-latinoamericano

Puedes ver Resumen Latinoamericano en la Televisón Digital Abierta a través de Barricada TV. Las Luchas Emancipatorias del Continente y el Mundo. Conducen: Carlos Aznárez y Roberto Perdía. Miércoles 16 Hrs. / sábados 00 Hrs. / domingos 22:30 Hrs.

Suplemento Aniversario 165 de José Martí. 2018  

Este material es el resultado de un esfuerzo conjunto entre el equipo de Resumen Latinoamericano, los amigos del Comité internacional Paz, J...

Suplemento Aniversario 165 de José Martí. 2018  

Este material es el resultado de un esfuerzo conjunto entre el equipo de Resumen Latinoamericano, los amigos del Comité internacional Paz, J...

Advertisement