Periódico Medellín en Escena no. 78

Page 1

Periódico

Órgano Informativo de la Asociación de Salas de Artes Escénicas de Medellín. Edición n.° 78 - Agosto de 2022 - 6.000 ejemplares - Distribución gratuita


4

reflexión Las preguntas del Padre Francisco de Roux

5

ASOCIADOS:

Agité Teatro, Arlequín y los Juglares, Casa Clown, Casa Teatro El Poblado, Colectivo Teatral Matacandelas, Corporación Artística La Polilla, Corporación Artística Ziruma, Corporación Carantoña, Corporación Caretas, Corporación Casa del Teatro, Corporación Cultural Canchimalos, Corporación Cultural Nuestra Gente, Corporación Cultural Vivapalabra, Corporación La Fanfarria, La Pascasia, Elemental Teatro, Fundación, Teatro Barra del Silencio, Teatro Oficina Central de los Sueños, Teatro La Sucursal, Teatro Popular de Medellín, Teatro Comunitario Politriarte.

JUNTA DIRECTIVA:

Teatro Oficina Central de los Sueños, Elemental Teatro, Teatro Matacandelas, CasaTeatro El Poblado, Corporación Canchimalos.

DIRECCIÓN ADMINISTRATIVA: Ana Cecilia Hernández Gallego.

REVISOR FISCAL:

Darío Calderón.

CORRECCIÓN DE ESTILO: María Camila López.

CONSEJO EDITORIAL:

Cristóbal Peláez, Yazmín González, Jaiver Jurado, Ana Cecilia Hernández G.

editor:

Jaiver Jurado G.

COORDINACIÓN EDITORIAL Y DIAGRAMACIÓN:

SUMARIO

Periódico Medellín en Escena Ganador XXXI Premios CIPA a la Excelencia Periodísticaen la categoría Periodismo Cultural 2021

María Fernanda Hernández.

COMUNICACIONES:

María Fernanda Hernández.

FOTOGRAFÍAS:

ENTREVISTA Deiler Díaz Arzuaga Director de Maderos Teatro de Valledupar.

8 FANTASMAGORÍA Una fantasmagoría es la representación de figuras por medio de ilusiones ópticas… ¿Y qué es ello sino el teatro?

9 Ruido y Furia Indagación, poética y creación en escena Grupo de teatro de la ciudad de Medellín conformado por artistas de las artes escénicas y audiovisuales.

Archivo Medellín en Escena, Fotos cortesía.

PORTADA:

Medellín en Escena, 20 años.

impresión:

11

Periódico La Patria.

CONTACTO:

periodico@medellinenescena.com.co www.medellinenescena.com.co

MEDELLÍN EN ESCENA 20 AÑOS

ISSN

¡Creer, Crear, hacer¡

12 BIBLIOTECA GILBERTO MARTÍNEZ 20 AÑOS El legado de Gilberto Martínez Proyecto apoyado por el Ministerio de Cultura Programa Nacional de Concertación Cultural

14 NOTAS EN ESCENA


editorial

450.664 SERES HUMANOS

perdieron LA VIDA a causa del conflicto armado *

* Informe final Comisión de la Verdad

3


REFLEXIÓN

Las preguntas del Padre

FRANCISCO DE ROUX EN EL ACTO PÚBLICO DE PRESENTACIÓN DEL INFORME FINAL DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD ¿Cómo nos atrevimos a dejar que pasara y a dejar que continúe? ¿Por qué el país no se detuvo para exigir a las guerrillas y al Estado parar la guerra política desde temprano y negociar una paz integral? ¿Cuál fue el Estado y las instituciones que no impidieron y más bien promovieron el conflicto armado? ¿Dónde estaba el Congreso? ¿Dónde estaban los partidos políticos? ¿Hasta dónde, los que tomaron las armas contra el Estado, calcularon las consecuencias brutales y macabras de su decisión? ¿Nunca entendieron que el orden armado que imponían sobre los pueblos y comunidades que decían proteger los destruía, y luego los abandonaba en manos de verdugos paramilitares? ¿Qué hicieron ante esta crisis del espíritu los líderes religiosos? ¿Qué hicieron la mayoría de obispos, sacerdotes y comunidades religiosas? ¿Qué hicieron los educadores? ¿Qué dicen los jueces y fiscales que dejaron acumular la impunidad? ¿Qué papel jugaron los formadores de opinión y los medios de comunicación? ¿Cómo nos atrevimos a dejar que pasara y a dejar que continúe?

4


entrevista

Periódico Medellín en Escena

ENTREVISTA A DEILER DÍAZ ARZUAGA, DIRECTOR DE MADEROS TEATRO DE VALLEDUPAR

«SOMOS UNA AVENTURA QUE BUSCA CREAR DRAMATURGIA PROPIA»

Por Jaiver Jurado ese grupo, que como los gitanos me cautivó, y llegué a Cartagena, donde comencé a hacer talleres de teatro en la Escuela de Bellas Artes, entre 1993 y 1998, hasta que culminé mis estudios.

Pullus, el resplandor del lomo en las liebres huidizas

Es de anotar que ese grupo al que me refería se llama Teatro A Cuestas, con el maestro Ricardo Muñoz, quien por esos tiempos llegó de Cuba a Colombia a través de Colcultura, y se radicó en esta ciudad. Ellos giraron por algunas ciudades del Caribe y pudieron llegar a Valledupar porque en esos tiempos existía un instituto de cultura departamental que tenía recursos propios y podía traer grupos de teatro al país. Su trabajo era de estilo minimalista; los objetos y el cuerpo podían transformarse de manera singular. La multiplicidad de personajes que representaba un solo actor me impactó, me quedaba en sus ensayos sentado en una esquinita solo para verlos.

Para esta edición hemos invitado al director y dramaturgo de Maderos Teatro, un artista que despierta simpatía y admiración en el medio por su forma apacible en el trato y su agudeza en la conversación. Un director que sorprende con un estilo auténtico, desprovisto de fórmulas convencionales, y que propone un teatro rico en simbologías y formas de actuar hechas con rigor, humor y altas dosis de creatividad. Todo esto en simbiosis con su equipo artístico, que lo secunda en sus proyectos y pesquisas estéticas.

JAIVER JURADO: ¿De dónde proviene esa intención de hacer teatro?

muchos años, ese espíritu festivo sigue intacto y yo era parte de eso.

DEILER DÍAZ: Yo creo que viene de mi De joven me gustaba mucho el cine,

familia; ellos tienen un tono carnavalesco. Del lado de los Arzuaga son muy festivos, les gustan mucho los disfraces. Recuerdo de niño verlos prepararse para las fiestas: hacían representaciones, les gustaba crear personajes, buscaban transformarse para los demás, animarlos. Incluso en los velorios intentaban buscar el jolgorio, no quedarse solo en el lamento. Aún hoy, después de

era una ilusión. Pero cuando intenté estudiarlo era imposible en mi región, en el país. Se necesitaba mucho dinero, entonces me acerqué al teatro con la intención de aprender para cuando pudiera estudiar cine. Un día vi unas obras que me gustaron mucho. No era la visión que yo tenía del teatro, era algo especial, más estructurado. Esa manera profesional de entregarse a sus obras me estremeció. Me fui siguiendo

Recuerdo también a un autor que me acercó mucho al teatro: Andrés Caicedo. Leía mucho sus cuentos, me parecían fantásticos. Después encontré sus obras de teatro, entre las que estaban Los imbéciles están de testigos, La piel del otro héroe. Esas obras me parecían maravillosas. El teatro que yo veía en ese entonces no me gustaba: era una mezcla con lo folclórico, con la danza; no era lo mío. Fui descubriendo que era como una ciencia, algo más elaborado, y que detrás había un sinnúmero de historias estructuradas que podía mostrar.

5


entrevista

Periódico Medellín en Escena

JJ: Luego te vas para Bogotá. ¿Qué po de teatro en la Universidad Po- obras que se pudieran compartir pular del Cesar y decidí cerrar la con la comunidad y que, además, pasó en esa ciudad? sala porque ya no podía sostenerla.

DD: Cuando estudié en Bellas Artes, en Cartagena, esos estudios no contemplaban un título profesional. Se hizo un convenio con la ASAB en Bogotá para poder lograr el título, pero cuando llegamos a la capital, la historia era otra y no pudimos entrar. Yo me quedé con mi título de Bellas Artes que decía que había cumplido ciertas horas y ya. Decidí quedarme en Bogotá y ver qué podía probar. Intenté trabajar en la televisión pero, al parecer, no cumplía con los requisitos. Me contactó Álvaro Rodríguez, del Teatro Estudio Alcaraván, porque necesitaba que alguien lo reemplazara en una obra llamada Un canto absurdo, ya que se iba a ayudar a Fanny Mikey en un montaje. Creo que él no recuerda eso. En Bogotá vi mucho teatro, como las obras de La Candelaria; hice talleres de comedia en la Casa del Teatro Nacional, que dirigía Adela Donadío; y de ahí me regresé a Valledupar. Quise cambiar de profesión, pero me encontré con unos amigos artistas plásticos de quienes fui compañero de piso en Cartagena. Ellos trabajaban en Bellas Artes de Valledupar y me contaban que muchos jóvenes estaban interesados en hacer teatro, que me acercara por allá. Así lo hice y, con algunos de esos jóvenes, montamos una sala de teatro en el centro de la ciudad, junto a la plaza Alfonso López. Se llamaba Peter Brook: era una salita pequeña en la que solo cabían quince personas. Todo esto sucedía en el año 2002; duré cuatro meses haciendo programación. Luego me contrataron como director del gru-

6

La docencia fue bastante interesante porque me daba libertad creativa. Fueron trece años. Conocí mucha gente, me fortalecí como profesional e hice la profesionalización en Arte Dramático en la Universidad del Atlántico. Aprendí a enseñar a los jóvenes, a investigar, pues debía llevarles materiales claros a quienes no eran actores y actrices formados. En ese proceso creamos un grupo de teatro llamado La Carreta, del cual, en este momento, ocho se dedican al arte y dejaron sus carreras para dedicarse al teatro.

JJ: ¿Y cómo nace Maderos Teatro? DD: Maderos nace como colectivo en el año 2005. Era el grupo de teatro de la Universidad Popular del Cesar y sus integrantes decidimos crear un grupo independiente. La primera intención fue realizar obras que nos ayudaran a entender temas de la interpretación de personajes, Venturo y Manzanillo

nos trajeran un beneficio. Nos consolidamos como grupo autónomo hace siete años y decidimos crear un laboratorio en el cual pudiéramos compartir nuestro teatro con la gente de Valledupar.

JJ: Maderos Teatro está ubicado en un territorio estratégico de la cultura, donde hay un rico movimiento juglaresco del vallenato, culturas indígenas, campesinado. Es una región ganadera, minera, y al mismo tiempo existe un alto índice de violencia y desinterés por la cultura. ¿Cómo han sorteado esta dicotomía? DD: Yo creo que nosotros fuimos

salvados de las aguas porque esta zona era muy peligrosa en una época, a causa de los grupos armados. Nosotros estamos rodeados, por un lado, por la serranía del Perijá; y por el otro, por la Sierra Nevada de Santa Marta. Ambas zonas de conflicto.

En esos tiempos duros nos refugiamos en el teatro e intentamos, a través de él, contar un poco lo que ocurría en nuestros municipios. Pero más allá de esa violencia, lo más dañino ha sido la clase dirigente, su indiferencia frente a las artes. Esa ha sido la principal dificultad en nuestra región: tener una clase dirigente que no nos merecemos. El público ha encontrado en la sala y en nuestra propuesta un refugio, y se ha formado con nosotros en estos siete años. De cuatro espectadores con los que empezamos, hemos pasado cien o ciento veinte, eso es maravilloso. Son ellos quienes nos han ayudado a construir nuestro espacio.

JJ: Hoy, cuando el concepto de grupo está en decadencia, ¿cómo lo percibes en el proyecto que lideras? DD: Yo he crecido en este oficio con un grupo de personas. Sin ellas no hubiera logrado lo que hasta el momento hemos construido. Decidieron quedarse a mi lado, formar un


entrevista

colectivo y entendieron que el peso del grupo no debía estar únicamente sobre mis hombros, sino que también reposaba en ellos. Debían aportar, tener fuerza y hablar cuando había que hacerlo. Creería que somos una especie de familia motivada por el hecho de hacer teatro; ellos me consideran su maestro y yo los considero a ellos mis maestros. Hoy en día es muy difícil la idea de colectivo, pero hemos sido humildes con nuestro trabajo. Cada día recordamos que estamos aprendiendo, cada obra es para nosotros como una balsa que nos lleva a otra balsa. No tenemos todo claro y por eso queremos seguir conociendo, sorprendiéndonos al ver otros grupos de teatro del país para seguir forjando el nuestro y seguir creando. Hoy nos sostenemos como equipo de trabajo y hay Maderos para rato; hay mucho que hacer por nuestra región Caribe.

JJ: Y en cuanto al repertorio, la mezcla de estilos, la investigación, lo popular, la dramaturgia… ¿Hacia dónde se dirige esta aventura? DD: Sí, es una aventura que busca una dramaturgia propia. Me refiero a que sea no solo de los integrantes del grupo, sino también de nuestra cultura, de los sucesos que nos rodean. Queremos encontrar la forma correcta de hacer teatro, de vivir una estética en el escenario que contribuya a nuestra historia local, a su conservación y al desarrollo de un pensamiento crítico en nuestros jóvenes. Generar un espacio de formación de públicos, que cuando nos visiten grupos de otras regiones, ese público y nosotros veamos distintas maneras en las que existe y se crea el teatro en Colombia. No solo es la película de que somos ricos culturalmente por el vallenato: debemos abrirnos para que otras artes naveguen y el pensamiento

Periódico Medellín en Escena

pueda generar un teatro alrededor de nuestra historia local y de vida.

Por sus obras los conoceréis… DD: En estos años hemos montado un repertorio de piezas que queremos mucho. Quisiera nombrar brevemente algunas de esas experiencias que hoy constituyen Maderos Teatro. Pullus, el resplandor del lomo en las liebres huidizas fue la primera obra en la que empecé a entender que el texto era tan importante como la interpretación del actor. Me/moría es una obra que recuerdo del director antioqueño Alberto Sierra. Nosotros montamos este texto de él en la universidad; fue una experiencia emocionante. Flores de María es una obra inspirada en los últimos momentos de Alicia, por la famosa canción de Juancho Polo Valencia, «Alicia Adorada». También es una crítica al olvido del país hacia nuestra región. Roja canción de cuna para Humberto nace de un acontecimiento en el que un paramilitar se encuentra con tres de sus primeras víctimas, quienes le piden que les cuente por qué lo hizo y dónde están enterradas. Venturo y Manzanillo es la historia de una mujer que quería encontrar a sus parientes, comprobar que estos no pertenecían a grupos armados y demostrar que sus muertos no se podían dejar a merced de los carroñeros en la Sierra. Y Canto para Sororia es un monólogo que narra la historia de un grupo de personas que buscan pedazos de los cuerpos de sujetos asesinados por grupos armados, con el fin de reconstruirlos y así poder enterrarlos.

JJ: Finalmente, ¿cuál es el siguiente paso para Maderos Teatro? DD: Nosotros queremos tener un espacio propio para construir nuestra sala, dejar de pagar arriendo y poder adecuarla técnicamente.

Esto nos permitirá ofrecer obras y eventos en otros horarios, ya que hoy solo podemos presentarnos en la noche. Queremos que el país entero vea el teatro de este territorio y traer a muchos grupos de todas partes para seguir formando nuestro público y crecer como artistas, apreciando otras estéticas. En lo institucional, seguir trabajando por Valledupar y por la creación teatral en la región. El teatro de nuestra ciudad es débil, los grupos de teatro que hay son intermitentes, es decir, existen motivados por una convocatoria, un evento o algún proyecto local o nacional. Esta tierra es demasiado difícil y no tenemos aún una comunidad teatral para protegernos.

Deiler Díaz Arzuaga

10 COSAS QUE ME GUSTAN . Vivir enamorado de Sofía. . Hablar con mi hija. . El café. . Viajar con teatro. . Hacer teatro con el combo Maderos. . El plátano amarillo asado. . Ver peliculas buenas y malas. . La fiesta. . Bañarme en la lluvia. . Dormir.

10 COSAS QUE NO ME GUSTAN . El desorden. . La ropa sucia. . Los aprovechados y aprovechadas. . La deslealtad. . La clase dirigente y opresora del pais. . El desgobierno. . La tristeza . La gente que dice hacer teatro pero en realidad no lo hace. . La soledad. . La muerte.

7


escena nacional

Periódico Medellín en Escena

La fantasmagoría del espíritu humano Por Diana Acosta Rippe Fantasmágora traduce ágora de fantasmas, reunión de espectros, «junta de sombras» para citar las palabras del maestro Alfonso Reyes. Una fantasmagoría es la representación de figuras por medio de ilusiones ópticas… ¿Y qué es ello sino el teatro? Fantasmágora Teatro nació en 2018 con dos obras tituladas Fantasmágora, un fantasma revisitado y Sofrito, un diálogo espectral. La primera es una puesta en escena que conjuga la salsa de Mongo Santamaría con la elaboración y funcionamiento de un biómetro (cámara que fotografía las almas de los muertos, inventada por Hippolyte Baraduc); y la segunda retrata los fragmentos de cartas entregadas entre mi padre y yo, narrando mi búsqueda de ese padre muerto a través de las palabras que lo nombran y nunca lo consiguen. Así, con esos primeros acontecimientos presentados en el Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia –como tesis de grado de la maestría interdisciplinar en Teatro y Artes Vivas de la misma institución– Fantasmágora nació y brotó de lo aparentemente muerto pues, desde su inicio, nuestra búsqueda se remite a unir el teatro y la poesía, a tratar de representar aquella belleza que también se encuentra en lo sórdido, a llevar a la escena lo hermoso y tantas veces despreciado del ser humano por el ser humano; eso que entreteje vidas y personajes naturalizados y obviados por la insensibilidad del

8

mundo; esos personajes que cargan la verdad de la belleza y que también «han tenido sus lecturas», como bien diría Beckett. Somos una agrupación teatral hija del Colectivo Teatral Matacandelas, de Medellín, pues este ha sido durante décadas una de mis más grandes admiraciones –junto con la poesía de Pessoa y Dante– y es el grupo del que Nicolás fue integrante por casi diez años. Somos, al mismo tiempo, hermanos de Zéphyros Teatro, proyecto que fundé y dirigí durante siete años en la Pontificia Universidad Javeriana, dentro de la Facultad de Ciencias Sociales, y que logró llevar a la escena tragedias griegas, textos poéticos de Ovidio, y otras creaciones mesoamericanas y latinoamericanas. Una vez nacimos, empezamos, como todo fantasma, a mudar de piel, a cambiar de hospedería y a elegir, poco a poco, a nuestros integrantes, algunos de los cuales siguen estando presentes e itinerantes: como una mesa de médiums donde la voz del teatro va escogiendo a través de qué cuerpo se manifiesta. Hoy, el grupo tiene dos integrantes que somos, al mismo tiempo, directores y actores: Diana Acosta Rippe (quien les escribe) y Nicolás Muñoz Díaz. Sin embargo, los elencos fluctúan según la obra, pues el ágora es así: a veces en ella se encuentran mercaderes con poetas; y otras, filósofos con políticos.

Así, en Fantasmágora, un fantasma revisitado actuamos Mauricio Ibáñez, John Jairo Nonsoque, Yuly Rojas, Laura Garzón y yo. Mientras que en Sofrito, un diálogo espectral estuvimos solo Mauricio y yo. Por su parte, el elenco de Puente colgante –una obra poética de Luis Gruss, adaptada a lectura dramática y con cantos de la abuela Daira Quiñones, del Pacífico colombiano– estuvo conformado por Mauricio Ibáñez, Aura Balanta, Nicolás Muñoz y el mismo Gruss, quien se ocultó de este mundo el 10 de mayo de 2021, pero pervive en su maravillosa literatura y en nuestro montaje. Este tipo de obras, de lecturas dramáticas, de presencias más en voz que en carne, han hecho posible la persistencia y mejor aún, la resistencia del teatro en medio de la restricción de vida que ha representado una pandemia. En radioteatro creamos Así pensáis hasta que llueva, una adaptación que combina fragmentos de «Primero sueño», de Sor Juana Inés de la Cruz, y «La bruja», de Jules Michelet. Esta obra comprende un elenco distinto y construido, además, donde fue grabada: las hermosas instalaciones del Instituto Caro y Cuervo, de Bogotá, en las que Santiago Cortés, productor general de la emisora CyC Radio, y Víctor Ogliastri, director de la emisora del Instituto, la hicieron posible junto con una maravillosa jovencita española de trece años llamada Paula González Reyes, quien desde México participó con su voz.


escena local

Periódico Medellín en Escena

Ruido y Furia

Indagación, poética y creación en escena Por Wilder Lopera

Así, el Instituto Caro y Cuervo, el trabajo de adaptación e investigación de Nicolás y mío, las voces y las sonoridades representadas de conventos, bosques y plazuelas imaginarias, permitieron que la obra lograra los paisajes sonoros y textuales que se terminan de esculpir con la imaginación de los y las oyentes, para llegar a rozar brevemente tan importantes textos de la literatura universal y del espíritu humano. Durante la pandemia y sus confinamientos que no lograron detener el espíritu inquieto del artista, construimos La muñeca nocturna. Se trata de la única incursión teatral del autor colombiano José Luis Díaz-Granados. La obra se estrenó en 2020 en radioteatro, nuevamente a través del Instituto Caro y Cuervo. También la difundimos en presentaciones virtuales, con un bello conversatorio que incluyó a la sonidista, Daniela Gómez, al autor y a su hija Carolina Díaz-Granados. Luego, en ese mismo formato, nos presentamos en el XXX Festival Mujeres en Escena por la Paz, de la Corporación Colombiana de Teatro. Ahora, llevada a la puesta en escena presencial (¡increíble que después de la pandemia estas aclaraciones tengan sentido!), La muñeca nocturna se ha presentado en diversos escenarios nacionales

e internacionales, estrenándose en Kamikazes en Escena, el festival de monólogos llevado a cabo en el Teatro Matacandelas, en enero del 2022. Luego, en marzo, estuvimos en Casa Teatro El Poblado, de Medellín. Después en Chía, Cundinamarca, en la Fundación Baca Teatro, y más adelante, en la icónica Sala Gaitán del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, en el festival FESTA, el 15 de abril. En mayo regresamos a nuestra Alma Máter: Matacandelas, donde volvimos a presentarnos en el Cabaret El Cantadero. Entre mayo y junio llegamos al barrio La Candelaria, de Bogotá, a la sala Seki Sano de la Corporación Colombiana de Teatro, con una temporada de tres semanas. Y más adelante, en julio, fuimos invitados a presentarla en la emblemática Casa de Teatro de Santo Domingo, en República Dominicana, donde La muñeca fue acogida por un hermoso público dominicano y cubano, unido por un sentimiento latinoamericano y por su director y titán Freddy Ginebra. Actualmente, buscamos seguir llevando esta obra a más escenarios de Colombia para conmover el espíritu humano y recordar que el personaje más burdo puede ser, también, el más sensible.

9


escena Local

Periódico Medellín en Escena

Ruido y Furia–Pensamiento escénico es un grupo de teatro de Medellín conformado por artistas escénicos y audiovisuales. A partir de diferentes procesos investigativos, sus obras buscan resaltar las vidas de seres contemporáneos y cercanos a los mismos autores del proyecto. Wilder Lopera, Maritza Chávez, Camilo Rincón y Jackeline Builes son sus integrantes de base, junto con otras personas que hacen parte de la escena local y que se han unido en calidad de invitados a los diferentes procesos. A partir del año 2013, tras el estreno del montaje Desconcierto para dos amantes, emergió el movimiento creativo que años más tarde se convirtió en la agrupación. Ruido y Furia cuenta con otras cuatro producciones, además de la ya mencionada: La entrevista (2016); Animalario (2016), en coproducción con Quinta Compañía; Raros, una analogía (2019); y Neocatarsis (2021), una puesta en video. El nombre está inspirado en el título de la novela homónima de William Faulkner, y en cómo estos dos conceptos —el ruido y la furia— conectan con las dinámicas de los sujetos contemporáneos. Ambas palabras construyen imágenes que parecerían convulsas, pero que realmente pueden llegar a ser apacibles; evocan la tensión o el conflicto de un drama, pero también el vacío, el silencio, el caos de la crisis del personaje. Lo que Jean-Pierre Sarrazac nombra el impersonaje. Los integrantes se reúnen tanto para crear las obras como para indagar en trayectos que les permitan cumplir con uno de sus objetivos centrales: realizar puestas en escena, cada una con su propio mundo, con su micro poética, es decir, con coordenadas de juego que le proponen al espectador rutas concretas de lectura escénica y de coparticipación en el encuentro teatral. Melodrama, teatro musical, biográfico, surrealista, del acontecimiento social y del absurdo son algunos de los enfoques estéticos que le han dado línea al trabajo investigativo y de creación. Lo anterior en diálogo con otros lenguajes como el audiovisual, que ha sido una constante en varias producciones, a la vez que una forma de buscar nuevas alternativas para narrar el acontecer contemporáneo y explorar múltiples referentes artísticos y estéticos. Ruido y Furia ha incluido a actores naturales en algunas producciones, sobre cuyas vidas el grupo ha poetizado para resaltar las historias de personas que habitan nuestro paisaje y esa pulsión que las hace bellamente comunes, complejas, fragmentadas.

10

El siguiente texto, tomado de Animalario, da cuenta de una de esas premisas de investigación que asume la compañía:

Medellín 2022. Difícil es conocer la historia de una ciudad, es muy complejo conocer una historia en su plenitud. Más, darse el tiempo, ¡algún día darse el tiempo!, para escuchar, realmente escuchar, un fragmento de vida de ese alguien que pasa a tu lado, por alguna acera, a cualquier hora. Eso es permitirse conocer un mundo más allá del que cada uno tiene frente a su nariz. A partir de este postulado, los artistas se permiten buscar y conocer otros individuos. Se trata de una exploración de fábulas reales, es decir, las narrativas de vecinos, amigos, familiares y anónimos de nuestra ciudad o de cercanías rurales, en los que encuentran estímulos detonadores: un sabor a azúcar y a vinagre; el olor a flores y a sangre; alguna sonrisa, o tal vez la pestañina regada por el desliz de una lágrima. Ruido y Furia ha tenido como rasgo constante llevar a escena dramaturgias propias o de amigos para reconocer la creación literaria y escénica tan potente que se viene consolidando en Medellín. En el transcurso de este año, ha tenido diferentes temporadas, entre las que sobresalen:

Neocatarsis, dirigida por Maritza Chávez, escrita por Nidia Bejarano y con la producción audiovisual de Camilo Rincón, se presentó en el teatro Elemental, en mayo. Raros, una analogía, dirigida por Wilder Lopera y escrita por Gustavo Miranda, hizo parte de la cartelera del Festival Mirando a Miranda, realizado en el teatro Acción Impro, el pasado mes de julio. Y la ópera prima del grupo, Desconcierto para dos amantes, escrita y dirigida por Carlos Pérez, en compañía de Wilder Lopera, está en temporada durante el mes de agosto en el teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob. Seis fechas con las cuales llegará a su función número 194. Para el 2023, Ruido y Furia planea el montaje de Tiempo de escape, dramaturgia de Jackeline Builes; y una nueva temporada de La entrevista, obra que no se presenta desde el 2018, cuando participó en el Corredor Latinoamericano de Teatro, en Santiago de Chile. Neocatarsis Video experimental - Beca de creación 2021 Animalario Co-creación Colectivo Teatral Quinta Compañía y Ruido y Furia – Pensamiento Escénico. 2016


escena regional

Periódico Medellín en Escena

¡Creer Crear Hacer! ASOCIACIÓN DE SALAS MEDELLÍN EN ESCENA 20 años

En septiembre de 2002 nace nuestra Asociación de Salas en la ciudad. Muchas cosas pasaban en el país por esos días: el Ministerio de Cultura apenas cumplía cinco años; en Medellín se creaba la Secretaria de Cultura Ciudadana, mientras el Gobierno realizaba la sangrienta Operación Orión en la Comuna 13; y recién había fracasado el proceso de paz con el gobierno de Andrés Pastrana. Eran tiempos duros para el arte y la cultura, pues apenas se daban los primeros pasos en su reconocimiento como ejes de transformación social, como una actividad digna. En ese panorama agreste, lo único que evitó el colapso fue la existencia del Programa Nacional de Salas Concertadas, que apoyó la gestión de las salas y el acceso del público. En estos tiempos revueltos, como diría el poeta, nació la Asociación. Al principio éramos diez entidades teatrales asociadas: Teatro Pablo Tobón Uribe, Exfanfarria Teatro, Manicomio de Muñecos, Canchimalos, Matacandelas, Corporación Cultural Nuestra Gente, Corporación La Po-

lilla, Ateneo Porfirio Barba Jacob, Teatro La Hora 25 y Corporación Vivapalabra. Además, en la ciudad había otros proyectos importantes (Teatro Metropolitano, Pequeño Teatro, Teatro Popular de Medellín, Teatro Oficina Central de los Sueños, La Fanfarria Títeres) que eran parte de la dinámica de ese momento. Hoy, veinte años después, la ciudad cuenta con cuarenta salas de teatro, muchas de ellas concertadas con el Municipio y el Ministerio de Cultura (32 en total), y unas ocho más que funcionan con el sector privado, o que aún no están asociadas o concertadas. A lo largo de estas dos décadas, la Asociación ha desarrollado importantes proyectos como: 1. El Periódico Medellín en Escena. Único en el país, con 77 números publicados que pueden ser consultados en nuestro sitio web www.medellinenescena.com.co 2. La Fiesta de las Artes Escénicas. A punto de llegar a su versión núme-

ro 18, es uno de los eventos teatrales más grandes e innovadores del país, que reúne a alrededor de 30 salas en la ciudad, el área metropolitana y Antioquia, programando más de 150 eventos artísticos. 3. Red Antioquia en Escena. Somos fundadores de esta importante Red, en la que hoy se asocian 21 salas de las distintas regiones de Antioquia y el Valle de Aburrá. 4. Red de Creación Escénica. Desde 2008 y hasta 2014 coordinamos este espacio de formación con cubrimiento municipal, incluidos los corregimientos. Aproximadamente, 1000 niños, niñas y jóvenes participaron anualmente. En 2014, el Municipio la asume como parte de sus programas de formación ciudadana. 5. Como gremio hemos liderado los consejos de teatro municipales y nacionales durante varios periodos. 6. En 2011 logramos gestionar ante el Concejo Municipal y la Secretaría de Cultura el Acuerdo Municipal 037 de Salas Abiertas, hoy vigente.

7. En el ámbito nacional, impulsamos el Movimiento Alzados en Almas que convocó a artistas, gestores y productores, logrando la derogación de distintas resoluciones emitidas por el Ministerio de Cultura que lesionaban el Programa de Salas Concertadas del país. 8. Creamos el programa Salas Consentidas, proyecto solidario que protege a las salas de la ciudad ante distintas contingencias. Esta idea de juntanza nos ha permitido mirarnos, dirimir contradicciones, conversar sobre nuestras realidades y sueños para poder conectarnos con el movimiento artístico y cultural de la región y del país, aprendiendo y emprendiendo caminos. Hoy, ante la nueva realidad política que se propone para el país, desde Medellín en Escena estamos convencidos de que podemos y debemos aportar con madurez al ideario y a los retos que trae consigo lo que muchos han denominado el despertar del arte y la cultura.

11


biblioteca gilberto martínez

¡Felices 20 años!

Biblioteca Gilberto Martínez dado en mi formación actoral. En ella conocí a Chéjov y Stanislavski. Cada vez que voy a mis clases, recorro algunos de los estantes en busca de alguna joya literaria. Nora Elena López L. Estudiante del semillero de Casa del Teatro de Medellín

C

Después de dos décadas de labor continua, la Biblioteca Gilberto Martínez festeja convocando a algunos visitantes para recordar sus experiencias alrededor del espacio y el significado que para ellos tiene el legado del director Gilberto Martínez, su fundador y más fiel usuario, quien dejó una memoria latente por medio de los libros: «Así que los subrayados y notas en las páginas de esta biblioteca no son obra de los malos lectores, esos vándalos que rayan los libros públicos y estorban así la comprensión de otros, sino la extensión del pensamiento de un gran artista y un gran hombre que compartió con otros sus objetos más preciados. Un rizoma y a la vez una Casa, un devenir que se hace patrimonio» (Arias, 2018).

12

E

l libro teatral es valioso para la construcción de cultura, pues abarca un espectro muy particular de valores. Es literatura, en tanto guarda de manera escrita la poesía dramática de sus creadores. Es memoria del hecho efímero que es el teatro y, al ser un reflejo del mundo en la escena, todos los temas caben en él: lo político, lo social, las emociones y relaciones humanas, la fantasía, la ciencia. Es también un documento que recoge los hallazgos de un oficio. El libro teatral es, entonces, construcción de conocimiento diverso e investigación. En mi gestión promoviendo el libro teatral como un valioso dispositivo cultural, tengo la sensación cada vez más firme de que los libros, como muchos personajes teatrales, tienen un destino marcado. Me sorprende ver cómo viajan entre países y personas para llegar a un momen-

to específico de conexión mágica con el lector escogido. En muchos casos cambian vidas o disparan la creatividad a nuevas formas artísticas de un valor inconmensurable para la humanidad. De tal nivel es el valor de la labor de la Biblioteca Gilberto Martínez, en Medellín; un tesoro que debe ser orgullo nacional y de la comunidad artística latinoamericana. ¡Felices 20 años! Andrés Chávez Tienda Teatral

M

e llevé una gran sorpresa al llegar por primera vez a Casa del Teatro de Medellín. Sus paredes están forradas en libros. Fue una sorpresa saber que allí estaba la Biblioteca Gilberto Martínez; hay libros que ya no se encuentran en el mercado, los cuales puedes leer si vas o si haces el préstamo. Me he llevado varios que me han ayu-

ada vez que voy a la Casa, veo su Biblioteca. Cada vez que pienso en la Biblioteca, no la puedo separar de la Casa. Y cada vez que escucho esos dos espacios, recuerdo a Gilberto Martínez. Conocí poco a Martínez, pero conozco su Casa y su Biblioteca, y por ahí va la cosa: este lugar especial está lleno de casas y bibliotecas para conocer a los grandes seres que han dedicado su vida a vivir, a experimentar y a investigar las artes escénicas. Fuegos de vidas que son y serán parte de la infinitud del tiempo, pero todas esas experiencias, esas fuerzas energéticas, ese calor de escenas, quedan grabadas en letras que encenderán las llamas creativas de nuestra era. ¡Feliz cumpleaños a la Biblioteca! Luis F. Orozco Amigo de la Casa y estudiante de Arte Dramático

P

aradójicamente, las bibliotecas son lugares anacrónicos, pues en ellas se aloja la memoria y en ellas, como dice Irene Vallejo, nos miramos para poder parecernos más a lo que deseamos ser. El maestro Gilberto Martínez nos ha


biblioteca gilberto martínez

dejado como legado una biblioteca: ¡jueputa, una biblioteca! En estos tiempos –ya no diferentes, sino indiferentes– convulsos y anhelantes de cambios, de crisis, de profundas incertidumbres, las bibliotecas en su concepto ya no son solo ese cliché paradisíaco borgeano, o el monumento de Twain, o la democracia para Lessing. En una biblioteca como la que fundó el maestro Gilberto, tenemos el privilegio de la transmutación y de ser otros. No solo es biblioteca, sino que es literatura teatral, escritura dramática en ebullición, magma derramada sobre los imaginarios, y el maestro Gilberto supo cómo convertirla en un dédalo y hacer que, sin tropiezo, podamos colisionar con fruición con Desdémona, Medea, Bernarda, Macbeth, Nora y Ofelia. La biblioteca del maestro Gilberto Martínez es un campo de resistencia. Mario Sánchez V. Director, dramaturgo, docente y bibliófilo

U

no de los admirables legados del maestro Gilberto Martínez es la biblioteca que, para honrarlo y recordarlo, lleva su nombre. A lo largo del tiempo, el maestro guardó pacientemente materiales bibliográficos, lo cual hace patente la visión que tuvo de su época, del pasado y del futuro; y su compromiso con la sociedad y con sus pares. También habla de su generosidad y sentido democrático el haber abierto las puertas de ese reservorio a todos los interesados en escudriñarlo. Hoy, veinte años después, ese mismo espí-

alencia, Vallejo, Kane, Liddell, Lorca, Pessoa y cientos más de descendientes de los dioses que, abrazados, aguardan al alcance de una mano sedienta de saber. La inmensidad entre cortezas y cristales silenciosos. Gracias, Biblioteca Gilberto Martínez. Sebastián Pineda Actor y director de teatro

satisfacer las exigencias de cualquier estudioso de este arte. En lo personal, la Biblioteca me ha significado un apoyo incalculable en la labor como director y profesor en Medellín pero, sobre todas las cosas, su significado fundamental consiste en ser un monumento a esa figura esencial del teatro colombiano que es el maestro Gilberto Martínez; monumento que será extraordinario en la medida en que los estudiosos del teatro hagan un mayor uso de las bondades de sus servicios. Rolando Hernández Docente y dramaturgo

L

N

ritu continúa prevaleciendo gracias a la perseverancia de sus viejos coequiperos. Marina Lamus Obregón Investigadora del teatro colombiano

V

a Biblioteca Gilberto Martínez es un espacio para la investigación y el disfrute del hecho teatral. Los libros y revistas que el maestro recolectó y leyó en vida estuvieron siempre en sus anaqueles para la consulta durante mis estudios universitarios. Incluso, durante la pandemia y la cuarentena por el Covid-19, sus puertas siguieron abiertas y su material disponible en todo momento. Por ello estaré siempre agradecido. Les deseo un feliz vigésimo aniversario, y espero que puedan seguir creciendo en los años venideros. Mauricio Trujillo Sánchez Profesor de Institución Pública de Educación

L

a Biblioteca Gilberto Martínez, de Casa del Teatro, tiene para mí un triple significado. Es una biblioteca especializada, no solo única en su género, sino, además, con un fondo bibliográfico muy variado y completo, capaz de

o es para menos. La Casa del Teatro está celebrando los veinte años de la Biblioteca Gilberto Martínez: audaz, valiosa y pertinente iniciativa del visionario maestro de la escena que legó para la posteridad esa magna obra que condensa la más diversa y completa bibliografía teatral de la ciudad y del país. En esos anaqueles de madera añosa con aroma a nostalgia reposa –entre sus baúles, deliquios, baladas y Franciscas– una suerte de colorido mosaico del espíritu humano creador, plasmado en libros añejados con la pátina del tiempo, en cuyas páginas levita el alma del siempre recordado maestro Gilberto Martínez. Eduardo González Poeta y diseñador de modas y vestuario escénico

QUE LOS SIGAN CUMPLIENDO… Casa del Teatro, baluarte de la creación y de las artes escénicas en Medellín, está cumpliendo 35 años de una labor ininterrumpida, acometida con tesón, compromiso y pasión, que la ha convertido en referente del teatro en la ciudad. Un lugar que ha logrado fortalecer y mantener incólume en el tiempo. Con una visión temeraria y vanguardista, el maestro Gilberto Martínez y seis de sus amigos dieron origen a esta idea en una tertulia y, en medio del calor fraterno, lanzaron la propuesta de configurar un espacio en el que se confrontaran visiones heterogéneas del hecho teatral y se generaran reflexiones en torno a la condición humana, el ser y su contexto social. Todo enmarcado en un aciago momento de la historia de la ciudad, signado por la violencia y el desprecio brutal por la vida. Cuando ya supera las tres décadas desde su creación, el invaluable legado del maestro Martínez ha sido preservado y adaptado a los avatares del mundo de hoy y a los lenguajes comunicacionales imperantes, que no son otra cosa que manifestaciones tangibles de fenómenos sociales de la más diversa índole. Asimismo, habiendo consolidado y robustecido un espacio para el quehacer escénico en Medellín, Casa del Teatro desarrolla su labor en varios frentes con el propósito de aportar su experiencia y particular visión artística al crecimiento cultural de la ciudad. Creación, formación, investigación, proyección y trabajo social son los objetivos misionales que alientan la tarea cotidiana de la institución. El festejo de esta gloriosa historia de dramas hondos, comedias mordaces y divertimentos infantiles en los que son acogidos los artistas, no podría ser de otra forma que en escena. El remontaje de Francisca o quisiera morir de amor –obra concebida a cuatro manos con Mario Ángel Quintero– y de la punzante creación colectiva Iceberg, serán el pastel de una fiesta que augura el porvenir venturoso de un proyecto forjado intensa y denodadamente por un equipo multidisciplinario que gozará, no cabe duda, del aplauso del público que ha atestiguado con los años tan magistral acto.

13


notas en escena

Periódico Medellín en Escena

Festival Internacional de Cuentería Entre Cuentos y Flores ¡50 AÑOS DE CONQUISTA SOLIDARIA! CONFIAR, UNA COOPERATIVA QUE IMAGINA Y CREA OTRO MUNDO POSIBLE.

El Festival es la fiesta del cuerpo que refleja la felicidad del alma, y los cuentos son un espíritu que se apodera de este encuentro. Cada año Medellín se viste de flores, se engalana con cuentos y se acompaña de hechiceros de la palabra en una fiesta que permite soñar, crear y contar de diferentes maneras y con distintos acentos. El ambiente se llena de color e invita a todos sus habitantes a vivir una semana Entre Cuentos y Flores. La Corporación Cultural VIVAPALABRA presenta este año la versión número 22 del Festival Internacional de Cuentería Entre Cuentos y Flores, que se realizará en el marco de la Feria de las Flores, fiesta tradicional de los antioqueños, entre el 6 y el 14 de agosto. Para esta versión los cuentos llegarán desde España, México, Brasil, Venezuela y Colombia. El Festival será un viaje fantástico por diferentes emociones, en el que todos po-

14

drán ejercer su derecho a imaginar. Este mágico evento cumbre de la cultura local tendrá funciones de gala en las que se presentarán cinco cuenteros cada noche. Los espacios que acogerán este evento son: el Teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob, el Centro Cultural Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia y la Corporación Cultural VIVAPALABRA, además de otros recintos como instituciones educativas, parques municipales y organizaciones sociales. La programación inicia con la Gran Narratón Inaugural, que tendrá lugar en el Centro Cultural Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia, el 6 de agosto a las 3 p.m., con entrada libre y 30 cuenteros en escena. Puedes consultar toda la programación en www.vivapalabra.com o en nuestras líneas telefónicas: (604) 495 1819 313 615 0109

El cooperativismo es para revelar el mundoy dar cuenta de la manera en que vivimos, si es verdadero cooperativismo, construye y revela un mundo nuevo. Desde las épocas remotas de Cootrasofasa, en 1972, hasta el ascenso a este presente inmenso y fulgurante de Confiar –y lo que significa hoy como plataforma solidaria–, la capacidad de creación, el aprendizaje, la construcción de conocimiento y de realidad cooperativa han sido la constante. Fueron 33 los obreros que empezaron la cooperativa de la empresa Sofasa hace cincuenta años, cuando unieron sus manos para ayudarse mutuamente. Su historia es un inteligente y audaz recorrido de transformación, búsqueda, resistencia, solidaridad, paciencia, parsimonia y construcción colectiva, sin perder la relación y el vínculo con el origen.

Desde entonces, muchas más manos se han entrelazado con fuerza y no se han dejado separar. Han recibido, han entregado: ¡manos solidarias! Se han querido, se han cuidado. Se han abierto para abrazar a otros en otras partes. A veces han discutido, pero para tejer una cultura de hermandad sincera. Y esas manos, recibiendo, entregando, cuidándose, abrazando, creyendo que otro mundo es posible, han volado. Confiar sigue entendiendo que la Cooperativa es un proyecto social, cultural y político con una estrategia financiera, y no al revés. Con esta premisa, continúa llegando a los territorios para transformarlos. Lo que sigue para los próximos cincuenta y más años, es multiplicar la confianza en los territorios para hacer realidad su propósito superior: cooperativizar para el bienvivir.


notas en escena

Periódico Medellín en Escena

CORPORACIÓN LA RUEDA FLOTANTE:

18 Fiesta de la Artes Escénicas

¡10 AÑOS DE INCLUSIÓN!

Medellín En Escena, Asociación de Salas de Artes Escénicas, informa que están abiertas las convocatorias para grupos de artes escénicas internacionales, nacionales, regionales y locales que deseen participar en la XVIII Fiesta de las Artes Escénicas, que se realizará en Medellín,Colombia, del 23 de septiembre al 1 de octubre de 2022. La Rueda Flotante nace en 2012, en la ciudad de Medellín, gracias a un grupo de artistas con y sin discapacidad, interesados en generar acciones territoriales con las comunidades, para lograr un impacto regional y nacional a partir de un proyecto de innovación social y artística. Su deseo: ser una plataforma cultural que dignifique a los artistas en situación de discapacidad. Somos una corporación cultural en la que se crean experiencias sensibles de arte y lenguaje, accesibles e incluyentes, a través de:

La investigación cultural sobre patrimonio, diversidad, desarrollo de pedagogías artísticas y de discapacidad. La producción escénica, literaria, comunicativa y audiovisual con artistas sordos e invidentes que crean historias propias. La realización de eventos de ciudad con enfoque diferencial. La promoción de artistas en situación de discapacidad para potenciar su diversidad funcional. De manera especial, fortalecemos la cultura sorda desde la Lengua de Señas Colombiana (LSC) como patrimonio lingüístico del país.

Este evento es un certamen que reúne a las distintas áreas del sector escénico local con conexiones nacionales e internacionales. Un verdadero encuentro incluyente, amplio y diverso. Durante nueve días viviremos una experiencia maravillosa de programación continua con eventos especiales: Víspera Teatral, Gran Parada Inaugural, Molienda Tea-

tral, Molienda de Danza, Molienda de Cuentería, Teatro y Cocina, Verbena, piñatas infantiles y funciones en más de 25 teatros de la ciudad, el área metropolitana y Antioquia Fecha de inicio convocatoria:

lunes 25 de julio de 2022 Fecha de cierre convocatoria:

lunes 8 de agosto de 2022 Fecha entrega de seleccionados:

sábado 13 de agosto de 2022 Pueden descargar la convocatoria en el sitio web de Medellín en Escena:www.medellinenescena.com. co. Una vez diligenciada, deberán enviarla únicamente al correo: 18fiestadelasartesescenicas@ gmail.com Apoya: Alcaldía de Medellín. Organiza: Medellín en Escena.

DIRECTORIO DE SALAS ASOCIADAS Teatro La Sucursal Cra. 42 54-50 (Centro) - [604] 4993087 plataformacultural@gmail.com Corporación La Polilla Cl. 23 76-85 (Belén) - [604] 3433627 info@lapolilla.org Teatro de Títeres Caretas Cra. 126B 61A-71 (San Cristóbal) - [604] 4270698 caretas@une.net.co Teatro La Fanfarria Cra. 84 42C-54 (La América) - [604] 2509230 fanfarria@une.net.co Corporación Carantoña Cra. 75 24-47 (Belén) - [604] 3434022 corporacioncarantona@gmail.com La Pascasia Cra. 42 46-46 (Centro) - (604) 5808660 corporacion@comunycorriente.org

Elemental Teatro Cra. 35 Este 19-223 05 (Santa Elena) [604] 5579775 teatroelemental@gmail.com

Corporación Cultural Canchimalos Cl. 47DD 88 - 24 (Santa Lucía) [604] 448 97 40 culturacanchimalos@gmail.com

Agité Teatro Cl. 52 39A -30 (Centro) - [604] 2280361 agiteteatro@gmail.com

Colectivo Teatral Matacandelas Cl. 47 43-47 (Centro) - [604] 2151010 matacandelas@matacandelas.com

Teatro Casa Clown Cra. 42 44-46 (Bomboná) - [+57] 320 562 1344 colectivoinfusion@gmail.com Teatro Barra del Silencio Cl. 45C 75-151 (Velódromo) - [604] 4135583 barradelsilencio@gmail.com

Teatro Oficina Central de los Sueños Corporación Vivapalabra Cra. 43 52-50 (Centro) - [604] 2394179 Cl. 55 43-63 (Centro) - [604] 2396104 corporacionteatro.oficina@gmail.com corporacionculturalvivapalabra@gmail.com CasaTeatro El Poblado Teatro Popular de Medellín Corporación Ziruma Cra. 47B 17BSur-30 (Poblado) - [604] 3211100 Cl. 64 39-18 (Villa Hermosa) - [604] 2843462 Cl. 48 41-13 (Centro) - [604] 2166262 comunicaciones@casateatroelpoblado.com teatrotpm@une.net.co arte-ziruma@hotmail.com www.medellinenescena.com.co Teatro Comunitario Politriarte Teatro Arlequín y los Juglares Casa del Teatro de Medellín Cra.86 64-65 (Robledo) - (+57) 3014686420 Cl. 59 50A-25 (Prado Centro) - [604] 5017170 Cra. 44 69-71 Manrique Central politriarte@gmail.com [604] 4335829 - [+57] 300 503 8455 administracion@casadelteatro.org.co Corporación Cultural Nuestra Gente Cl. 99 50C-38 (Santa Cruz) - [604] 2580348 nuestragente@une.net.co



Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.