Periódico Medellín en Escena n.°74

Page 1

Periódico

Órgano Informativo de la Asociación de Salas de Artes Escénicas de Medellín. Edición n.° 74 - Diciembre de 2021 - 10.000 ejemplares - Distribución gratuita

MEDELLÍN EN ESCENA CELEBRA LA DECLARATORIA DE SAN IGNACIO COMO DISTRITO CULTURAL Y CREATIVO


Periódico Medellín en Escena

EDITORIAL INCERTIDUMBRE 2021 Año raro, difícil, pues en medio de la pandemia y las restricciones los artistas seguimos creando y programando las salas de teatro del país; continuamos reuniéndonos en consejos y espacios organizativos, buscando mecanismos de reactivación, pendientes de que las convocatorias de salas, estímulos y concertación a todo nivel salieran, dieran a luz, en tiempos acordes a la realidad, pero esto no fue posible, el gobierno municipal se quedó estático e indolente. En febrero, el ministro de Cultura, Felipe Buitrago, anunciaba desde la Sala del Teatro Libre un vuelco a la convocatoria de Salas Concertadas, y de la mano de Ramiro Osorio prometía una política pública para este sector. Para esos momentos era como un bálsamo en medio de la aridez. Meses después, toda esa intención, como un castillo de naipes, se vendría abajo. Por otra parte, en marzo se dio el aval del municipio para reabrir las salas de la ciudad con aforos limitados del 30 o 40 por ciento, pero esto duró casi un mes y pronto fuimos encerrados nuevamente por las medidas sanitarias, quedando como al principio. En mayo, después de varias reuniones de las treinta y ocho salas de la ciudad, propusimos a la Alcaldía y a su Secretaría de Cultura Ciudadana un plan de salvamento que contenía una mirada histórica del impacto de las salas en los más de cincuenta años que llevan en la ciudad, un balance de pérdidas cuantificadas hasta el momento de más de doce mil millones de pesos y una propuesta que buscaba reactivar el trabajo, las temporadas y las funciones en espacios abiertos, gestión de créditos blandos y otras alternativas. Solicitábamos trabajo para todos, no plata. Sin embargo, la respuesta de la Secretaría de Cultura Ciudadana a este ejercicio juicioso y colectivo de la propuesta de salvamento fue descalificarla, lo que generó un rompimiento de la interlocución. Situación que no ocurría desde hacía muchos años en el sector. Iniciamos un segundo semestre lleno de expectativas y aún sin respuestas a la crítica situación ni por parte del Ministerio de Cultura ni de la Alcaldía de Medellín. Se suceden

algunas convocatorias como Reactivarte, del Ministerio, diluyendo peligrosamente la concertación nacional de salas (que ya casi cumplía treinta años), en la llamada política de economía naranja. Esto generó un revuelo en el país teatral que daba al traste con las promesas del ministro, hechas en febrero pasado, cuando prometía convertir la convocatoria de Salas Concertadas en un programa sólido, estable, con presupuestos autónomos. Palabras al viento. En julio-agosto fuimos sorprendidos con la noticia del no apoyo a la 17 Fiesta de las Artes Escénicas de Medellín, evento de ciudad organizado por nuestra Asociación de Salas y ampliamente conocido por la ciudadanía. Después de dieciséis años de programación exitosa, la administración municipal deja sin recursos a nuestra querida Fiesta, amparándose en leguleyadas, abriendo un oscuro panorama para este certamen anual del gremio de salas. En este panorama entra en juego el tema de los públicos que tanto esperamos y que por diversas razones no acudieron a la cita como se pronosticaba. Las restricciones de aforos, la pandemia aún activa (que, dicho sea de paso, hoy vuelve a ocupar las noticias de los telenoticieros con su inevitable ascenso en ocupación UCI), la crisis económica surgida por la especulación de banqueros, comerciantes y gobernantes corruptos con la situación, han puesto en jaque las ganas y la voluntad de los espectadores de regresar al teatro y a los espectáculos de artes escénicas. El panorama no fuera más oscuro, si los artistas con su voluntad inquebrantable en el teatro, con su inagotable chispa, no hiciesen de la carencia un arte y de la solidaridad una primera línea frente a la desidia y la ausencia de los gobiernos de turno. Y, contrario a todo ese desacomodo e inestabilidad, se produce una eclosión de obras de teatro, títeres, danza, performance, radio-teatro, música, artesanías, películas y obras plásticas, talleres de formación, como respuesta a la negativa, a los portazos en la cara, al no gobierno. Surge como alternativa, en los callejones sin salida, la creación artística como contracultura.

2022 LA INCERTIDUMBRE CONTINÚA...

Este medio es apoyado parcialmente con dineros públicos priorizados por habitantes de la Comuna 10 – La Candelaria, a través del Programa de Planeación del Desarrollo Local y Presupuesto Participativo de la Alcaldía de Medellín.

SUMARIO 3

.......................................

ENTREVISTA

Adela Donadío

7

.......................................

escena nacional Espacio T [Cali]

8

.......................................

ESCENA regional

Tironeta Teatro [San Carlos]

10

..................................

ESCENA LOCAL

Una orquídea para Canchimalos

11

..................................

biblioteca gilberto martínez

Colección vertical: Correspondencia recibida por Gilberto Martínez Arango, 1965 - 2014

13

..................................

NOTAS EN ESCENA

16

..................................

noticias de la comuna

Medellín eligió sus nuevos Consejos Comunales y Corregimentales de Planeación, CCCP Periódico Medellín en Escena Ganador XXXI Premios CIPA a la Excelencia Periodística en la categoría Periodismo Cultural 2021

ASOCIADOS: Agité Teatro, Arlequín y los Juglares, Casa Clown, Casa Teatro El Poblado, Colectivo Teatral Matacandelas, Corporación Artística La Polilla, Corporación Artística Ziruma, Corporación Carantoña, Corporación Caretas, Corporación Casa del Teatro, Corporación Cultural Canchimalos, Corporación Cultural Nuestra Gente, Corporación Cultural Vivapalabra, Corporación La Fanfarria, Elemental Teatro, Fundación, Teatro Barra del Silencio, Teatro Oficina Central de los Sueños, Teatro La Sucursal, Teatro Popular de Medellín. JUNTA DIRECTIVA: Teatro Oficina Central de los Sueños, Elemental Teatro, Teatro Matacandelas, CasaTeatro El Poblado, Corporación Canchimalos. DIRECCIÓN ADMINISTRATIVA: Ana Cecilia Hernández Gallego. REVISOR FISCAL: Darío Calderón. CORRECCIÓN DE ESTILO: Catalina Trujillo. CONSEJO EDITORIAL: Cristóbal Peláez, Yazmín González, Jaiver Jurado, Ana Cecilia Hernández G. editor: Jaiver Jurado Giraldo. COORDINACIÓN EDITORIAL Y DIAGRAMACIÓN: María Fernanda Hernández. COMUNICACIONES: María Fernanda Hernández. ISSN FOTOGRAFÍAS: Leonardo Linares, Leo de La Parca, Carlos Lema Posada, Sara Ochoa, Alcaldía de Medellín, Fotos cortesía. PORTADA: Distrito San Ignacio. impresión: Periódico La Patria. CONTACTO: periodico@medellinenescena.com.co www.medellinenescena.com.co


ENTREVISTA

Periódico Medellín en Escena

ADELA DONADÍO

«YO ME HE QUERIDO IR DEL TEATRO PERO ÉL NO ME DEJA; ÉL VUELVE Y ME AGARRA» Por Jaiver Jurado Giraldo Adela Donadío es una mujer de teatro, que aunque ha tratado de huir de él, en varias ocasiones, este la persigue como su karma. Es una mujer envuelta en un hálito literario que conversa con tranquilidad mientras toma un café y diserta sin ninguna pretensión sobre tópicos políticos, estéticos y del mundo del teatro, que es su fuerte. En esas conversaciones nos inquietan su gran imaginación, sus frases lapidarias y sus brillantes reflexiones sobre dramaturgia o la vida cotidiana.

Ha sido actriz (desde sus inicios con José Manuel Freidel, La Exfanfarria y otras tantas incursiones), directora (Los infortunios de la Bella Otero, Las burguesas de la calle menor, de Freidel; El problema del mal, un capítulo de la novela Elizabeth Costello de J.M.Coetzee; Pies morenos, sobre piedras de sal, de Ana María Vallejo; El pánico, de Spregelburd, entre otras), gestora cultural (subdirectora artística del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá al lado de Fanny Mikey, directora de la Casa del Teatro Nacional) y, confiesa, no es dramaturga. Sus incursiones como directora se dan en la puesta en escena de obras de alta complejidad, en las que abarca diversos temas donde lo humano, lo literario y sus propios desafíos estéticos confluyen en lenguajes que exigen al espectador todo su interés apreciativo. Sabe que es un teatro difícil, sin grandes audiencias, y lo hace con una inquietante tranquilidad.

JAIVER JURADO: Empecemos, Adelita, con los inicios… ADELA DONADÍO: Yo comencé a hacer teatro en el colegio y siempre he pensado que los profesores de colegio en Colombia cumplen un rol que no se ha valorado lo suficiente, nos inician en algún arte, no solo en el teatro, son los que le hacen a uno torcer el camino, enamorarse del arte más que de otras disciplinas, yo tuve muy buenos profesores de filosofía, ciencias, pero fue uno de literatura quien me ayudó a decidir. Estudié en el colegio La Enseñanza, en una época muy liberal, históricamente en Medellín, eso provocó un acontecimiento porque los papás conservadores sacaron a todas sus hijas de allí y fundaron otro colegio, porque no estaban de acuerdo con esa libertad que daban las monjas a sus alumnas. Yo fui afortunada en ese momento, con Gilberto Martínez tomé talleres de teatro y después encontré a José Manuel Freidel que había visto una obra que hicimos, en el auditorio de la Bolivariana; con unas amigas entramos a su grupo de teatro en la Universidad de Medellín y ahí me encontré

con José Manuel Freidel, me enamoré totalmente del teatro, eso fue un flechazo porque la primera improvisación que yo vi era de a e i o u, una obra que hablaba sobre la educación. Estaba un actor —que trabajaba en la Nacional y estudiaba Agronomía— haciendo una improvisación de un maestro enseñándoles a hablar a las hormigas. Fue con esa imagen que dije: «Este es mi grupo, es mi director, esta es la dramaturgia con la que yo vibro». José Manuel tuvo dos grupos en la Universidad, uno de los grandes y otro de iniciados, luego eso se volvió uno solo y se convirtió en La Fanfarria, en el 75. Allí me quedé hasta el 83 u 84 que hice las últimas funciones, porque quedé embarazada, empezaba otra vida distinta. Mi origen fue compartir con Freidel la fascinación que tenía por el teatro, él estaba como dramaturgo y director, inventándose el mundo, su camino, su lenguaje, uno se conecta con ese lenguaje. En esa época, yo fui de la casa de Villa Hermosa. JJ: Adelita, ¿tu familia tuvo alguna influencia en la decisión por el teatro? AD: No, mi papá nunca fue a verme actuar, él fue cuando empecé a dirigir. Mi mamá sí,

3


ENTREVISTA

Periódico Medellín en Escena

fue música en una época, pero luego también lo dejó. Debe haber algo, por supuesto, yo creo que es la sensibilidad. JJ: Leí en una entrevista que te hicieron en un periódico en 2001 que decías que hacía diecisiete años no actuabas, ¿qué pasó en ese tiempo? AD: En el año 84 entro al Colegio Alemán como profesora, me gusta la pedagogía, no la veo incompatible con el teatro y ahí empecé a hacer teatro, tuve un grupo, yo estaba criando a mi hijo y los horarios con La Fanfarria no cuadraban, pero seguí siendo del grupo, sabía que estaba escribiendo y montando Freidel, hablábamos todos los días, o sea, no me desligué, sino que no volví a actuar. Luego me trasladé a Bogotá, decidida a dejar el teatro, no sé por qué. Un día llegaron unas chicas del Colegio Andino a la sala de profesores a decirme que se habían enterado de que yo hacía teatro y querían que les dirigiera el grupo, les dije que de ninguna manera, estaba muy dedicada a la literatura. El rector me llamó y me insistió en lo del grupo de teatro y finalmente dije que sí, tres años duró el grupo, hicimos obras de Lorca, Darío Fo y otros autores. Después resulté en el Teatro Nacional por una circunstancia casual, y como había dirigido varios años, me entró eso de dirigir y pensé: «No voy a volver a actuar, voy a dirigir». Con el tiempo, siento que me gustaría volver a actuar, que hacer un papel es muy bonito, es como el eterno retorno a algo que es parte de ser de uno. Yo me he querido ir del teatro, pero él no me deja; él vuelve y me agarra. Porque yo también tenía otras pasiones, como la literatura. Hice la Especialización en Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Medellín, leía mucho a Tomás Carrasquilla, escribí libros para niños, uno ha hecho muchas cositas por el camino del teatro. JJ: Adelita, hablemos de la dirección. Empezó como una vocación desde lo pedagógico, ahora te veo haciendo unas apuestas escénicas muy arriesgadas. AD: La dirección que uno hace con los grupos de colegio es una enseñanza, porque ahí están los mismos retos que uno tiene cuando es profesional. No hago mucha diferencia. Se hace más énfasis en lo pedagógico, sí, porque uno tiene que enseñarles a los alumnos qué es arte, qué es el teatro.

4

Pies morenos, sobre piedras de sal. [Ana María Vallejo]

Cuando se cumplieron diez años de la muerte de José Manuel Freidel, le dije a Fanny Mikey: «Quiero hacer una obra en su homenaje», ella me dijo: «Te apoyo». Y la hicimos en la Casa del Teatro, con un grupo de personas que no conocían a José Manuel o que solo habían escuchado hablar de él. Empecé a hacer la propuesta de Las burguesas de la calle Menor, en el año 2000, y tuvo muy buena acogida, fue muy interesante porque en principio me dije: «Tengo que distanciarme de la lectura que Freidel hizo de “Las burguesas”». Fue como despojarme. No hago textos fáciles, una espectadora me dijo que todas las obras que yo hago son muy complejas, le dije: «¿Hay algo fácil en el teatro?, es la elección de uno». Hay momentos en que me interesan temas personales, íntimos, el tema social. A mí me parece que dirigir es terminar de conocer una obra, porque uno no la conoce hasta que la ve en la escena, es un acto de conocimiento. Me gusta mucho esa idea de Stanislavski de su última época, del análisis activo, el escenario como mesa de trabajo, hacer la escena y volver al análisis, probar, reflexionar, y bueno, hice La noche árabe, de Roman Schimmelpfennig; El Pánico, de Rafael Spregelburd; hice Desaparecido, de Carlos Enrique Lozano, en Medellín, con

el grupo Tacita’e Plata; hice una versión de Antígona, con los alumnos de la Casa del Teatro Nacional; monté El problema del mal, me demoré un año en ese proyecto, quería probar ese teatro de ideas, junté eso de filosofía, literatura, y me pareció interesante hacer una puesta en escena donde la discusión de las ideas fuera el centro de la propia obra, fue un reto, era un capítulo de una novela. En la dirección, me gustan los retos, las obras complejas, que el sentido no solo este en una sola dimensión, a mí me gusta sacar varios hilos, las buenas obras tienen esas cosas, a mí me gusta cuando en una obra hay un tejido más denso; por supuesto que no son fáciles. Yo no soy dramaturga, no he escrito ninguna pieza de verdad, finalmente sabes por qué no escribo, porque creo que hay muchas obras buenas por montar, ahora mismo tengo como quince en el tintero y que me gustaría hacer, soy admiradora de los autores de la dramaturgia, la función mía como directora es ser la traductora de esos universos. JJ: Adelita, hay un tema inevitable, la relación con Fanny Mikey y el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. ¿Cómo fue ese capítulo en tu vida?


ENTREVISTA

Periódico Medellín en Escena

AD: Yo llegué al Iberoamericano por Víctor Viviescas, quien me conectó con Clarisa Ruiz. Fue para hacer los eventos académicos del Festival de 1996. Había decidido retirarme de la docencia, llevaba quince años, llegaba la hora de hacer un cambio. Clarisa Ruiz fue mi gran maestra en la gestión y con quien mantengo una amistad y admiración por lo que es, como mujer en la cultura del país. Aprendí al lado de ella toda esa locura del Festival y me quedé hasta el 2011. Me dio muy duro aprender este ritmo de trabajo, de imprevistos, aunque solo estaba haciendo lo académico. Cuando Clarisa se retira del Festival, paso a hacer lo que ella hacía con lo académico y la Casa del Teatro. En 1997 me toca ponerme al frente de la subdirección artística del Festival. Eso del Festival es una mina completa de conocimiento.

JJ: ¿Cómo ves el panorama del Festival Iberoamericano? Porque la noticia es que en abril de 2022 se va hacer.

Fuimos avanzando el concepto del Festival, la gente antes no compraba boletas de los espectáculos colombianos, preferían los internacionales y nosotros buscando un equilibrio, proponíamos teatro de vanguardia, también se traían obras más clásicas, espectáculos familiares y otros muy arriesgados, así se saliera la gente. Una vez trajimos un montaje de un alemán, era hecho por hombres desnudos, todo el tiempo, la mitad del teatro se fue, todo era riesgos, me parece que el festival llegó a ser algo muy importante para el teatro colombiano, por supuesto, uno tiene sus dilemas éticos, tanto Miguel Durán y Fanny teníamos conciencia de que se tenían que hacer cosas por el teatro colombiano, los dilemas siguen estando. En las últimas ediciones las obras colombianas estaban llenas, en las primeras no. La gente cuando compraba el abono no quería que la obligaran a ver nada colombiano, después liberamos el abono, que la gente fuera a cualquier obra, en las últimas tres o cuatro ediciones, las coproducciones con grupos del país fueron muy importantes.

Yo pienso que en Colombia hay festivales muy importantes como el de Manizales, la Fiesta de las Artes Escénicas de Medellín, el Festival Internacional de Teatro de Cali, el Festival de Pasto, hay muchos otros que deben ser fortalecidos y volverle a dar a Bogotá un festival importante, pero que no sea ya el Iberoamericano, pues aunque ellos creen que todo el mundo los recuerda, ya las generaciones de veinte años no tienen ni idea que eso existió. La tradición se pierde si uno

Hubo una época dorada del Festival cuando logramos organizarnos por dentro, empezamos a ampliar la parte académica, tener coproducciones, pagarles a los grupos colombianos, no una función, sino mínimo tres o cinco, todas esas cosas, aunque la gente decía que era muy internacional, pero también esa era la esencia del Festival, un evento para la capital del país. Era abrirse a la influencia de otras cosas, de otros artistas. El Festival hace mucha falta, se fue acabando tristemente, he pensado que no hay que crear más festivales, sino fortalecer los que hay, las administraciones deben invertir.

AD: Cómo lo van a hacer si no tienen programación. A mí me parece que eso es darle primeros auxilios a un muerto, qué pena, pero lo dejaron morir y no creo que fuera fácil sostenerlo. Yo tampoco tendría la fórmula de cómo se debía haber hecho. El Festival dependía mucho de la figura de Fanny, seres excepcionales, con una fuerza, un carisma y eso no es fácil encontrarlo. El Gobierno sabía que el Festival había entrado en quiebra y la ministra, Mariana Garcés, hablaba de una reingeniería. Esa idea me pareció bien, pero no hubo doliente, nadie realmente le hizo seguimiento. Lo que queda es una marca, una marca que no coincide con la realidad.

no la cultiva y la tradición del Iberoamericano quedó en mucha gente de nuestra generación, pero no está en las nuevas generaciones, entonces también se puede sembrar algo distinto. JJ: Adela, cómo ves la reactivación, qué análisis haces después de esto que ha pasado, el proceso de paz, la pandemia, el estallido social, ¿cómo se sitúa un poco el teatro colombiano en medio de todas estas cosas? AD: Empecemos por el Ministerio de Cultura, que es donde se traza parte de los caminos del país, se están dando unos cambios tan raros. Para mí, este organismo tenía una buena estructura, una dirección de artes fuerte, una dirección de fomento y estaba el tema de industrias culturales, pero haber creado un Viceministerio de Economía Naranja es un despropósito; donde, finalmente, si tú le preguntas a cualquiera cuáles son los resultados de la economía naranja, la verdad no los veo traducidos en nada, en cambio generó gran confusión. El Ministerio no debió dejarse cambiar la estructura, no se necesitaba un viceministerio, para mí eso se debería echar para atrás en el próximo gobierno, volver a la estructura más bien clásica de un ministerio. Creo que cuando se hizo se pensó bien, y en cambio con esto se distorsionan las cosas. El tema de

5


NACIONAL

Periódico Medellín en Escena

las salas concertadas, que era un programa, entró a hacer parte de la política de economía naranja, pero sin inversión, o sea, quieren hacer unas cosas grandes sin inversión. Me parece que hay que fortalecer la circulación, hay muchas obras colombianas buenas, y el público lo valora, lo aplaude, se identifica, hay que invertir para que las cosas sean, los eventos tengan un impacto importante, fortalecer las salas del país, la red de teatros públicos, tiene que haber un presupuesto de circulación, hay que invertir si quieren realmente tener un país próspero culturalmente, obviamente es difícil, porque el teatro y las artes están ligadas también a la situación del país, yo creo aquí hay más grupos que en Alemania, grupos de todos los niveles y que surgen como respuesta a situaciones muy nuestras, que hay además una gran diversidad, y mucho teatro en las regiones. El otro tema es el público que todavía no es masivo, se podría decir que el público de teatro es el mismo, no se amplía el lugar social del teatro, hay que trabajar en eso, que el teatro sea como un hábito, todavía falta mucho. JJ: ¿Cuáles serían los temas por trabajar en la dramaturgia hoy? AD: La dramaturgia debe tener y tocar siempre distintas dimensiones, no se puede encasillar en una sola temática. Las obras que yo hago son piezas difíciles. Un espectador, quizá, no se va a sentar a escuchar una discusión filosófica sobre qué es la escritura del conflicto, de lo histórico. Veo mucha dramaturgia del conflicto y me parece que falta crítica ahí, que en todo hace falta crítica, el teatro siempre tendrá que trabajar con todas las dimensiones humanas, por ejemplo, en Colombia, la historia de la cultura narco se ha hecho más desde el cine y la televisión, el teatro no. Me parece que el teatro debe abordar muchas cosas, una buena obra siempre tiene varias dimensiones, más el drama humano, la huella de lo social y la dramaturgia del contexto. Tengo muchas ganas de ver lo que hicieron con la Comisión de la Verdad, como plantear un informe final desde el arte; me parece interesante que haya una obra donde el grupo ya sabe desde dónde hablar. También creo que en todo no hay que meter el tema político, veo que a la fuerza meten la crítica a Uribe, es como un añadido, hay que hacer obras coherentes, estéticas, creo que la belleza es un camino para el espíritu y eso es bueno para una sociedad.

6

10 COSAS QUE ME GUSTAN 1. Las buenas amistades que duran y perduran. 2. Mi familia y mis ancestros. 3. Cocinar en mi casa todo tipo de delicias, poner la mesa, servir un vino y compartir con las personas que quiero. 4. Conversar sin límites de tiempo. 5. Leer y subrayar los libros a los que me dedico en un momento. 6. Tener maestros y personas que me inspiren y ser maestra. 7. Las personas valientes en lo que hacen, que se arriesgan, que dicen verdades, que asumen causas. 8. El teatro, sin duda, todo, todo desde la taquilla hasta la tras escena, dirigir, actuar, verlo y ayudar a que otros lo puedan hacer. 9. Las lecturas del tarot, de la mano, de la carta astral… 10. Viajar, conocer y escuchar otras lenguas.

10 COSAS QUE NO ME GUSTAN 1. Ver deportes en vivo o en televisión, ni hacerlo… 2. El reguetón. 3. Las porciones chiquitas de comida, decoradas con hojitas y flores en los restaurantes caros. 4. El humor vulgar, forzado, fácil y ligero en las obras de teatro. 5. La recreación dirigida y las jornadas institucionales de integración. 6. Las personas que en las conversaciones solo hablan de sí mismas. 7. La falta de compromiso. 8. El arribismo en todas sus formas. 9. El abuso de poder en todas sus formas. 10. La psicología barata y las recetas para vivir.


NACIONAL

Periódico Medellín en Escena

Espacio T

Un espacio de creación sin límites Por Víctor Hugo Enríquez

Espacio T es un sueño hecho realidad de un caleño y una bugueña a quienes, después de conquistar el sur de la Florida con un teatro diferente, referente de la cultura hispana, el amor por su amada ciudad los hace pensar en regresar y ofrecer a Santiago de Cali un espacio innovador, incluyente, donde los artistas tuvieran un nido para vivir su proceso de aprendizaje a través de la experiencia y poder volar. Espacio T es una organización cultural liderada por la psicóloga Ángela María Osorio y el teatrista Leandro Fernández, quienes, gracias al apoyo de un gran equipo de artistas multidisciplinarios, hicieron realidad un sueño que cumple seis años de intensas labores.

nidad de acceder a la cultura y apoyar al Estado en su deber de fomentar y promoverla en igualdad de condiciones para toda la comunidad caleña. Además, tiene un fuerte impacto a nivel de formación y creación de un público frecuente.

Siendo la sala más «joven» de la ciudad, con un proyecto innovador, alternativo y generador de procesos artísticos, brinda un escenario con una programación permanente en varias ramas de las artes escénicas, entre ellas el fantástico formato del microteatro. No obstante, las obras de formato largo y para espacios no convencionales, así como conciertos e incluso pulgueros artísticos son algunas de las numerosas actividades a las que se dedica con gran compromiso artístico y que lo van convirtiendo en un epicentro cultural.

Está ubicado en el centro histórico de la ciudad, tiene una programación entre jueves y sábado de 7 a 11 p. m. y dispone de actividades artísticas y de formación durante el transcurso de la semana. Tiene un aforo de 55 personas en las tres salas, 135 en una noche de microteatro; en el patio se cuenta con un aforo de 50 personas. Tiene un equipo de trabajo permanente de 22 personas, entre artistas y personal técnico, de reconocida trayectoria e idoneidad de más de 30 años de labor a nivel local, regional, nacional e internacional.

Ha sido sala concertada, tanto por el Ministerio como por la Secretaría de Cultura de Cali y líder en la creación de CORPOESCENA, una red de salas y artistas de teatro, que aporta en la creación, el mejoramiento de políticas y los programas que apoyan al sector.

Desde su apertura, Espacio T ha realizado 43 temporadas para adultos, 8 temporadas para niños y una temporada debut para grupos aficionados de las universidades; esta labor se ha traducido en un aproximado de 183 obras de microteatro, en las que han participado 255 actores, 95 directores, 77 producciones, 92 escritores; se han realizado aproximadamente 5000 funciones, con más de 42 000 asistentes como público, quienes han vivido esta experiencia del encuentro con el arte y la cultura de la región.

Espacio T ofrece un lugar donde los artistas pueden visibilizar su arte a través de procesos de creación, formación, circulación e investigación. Este proyecto responde a la necesidad imperiosa de la ciudad de tener escenarios alternativos para la práctica escénica no convencional, brindando a los caleños la oportu-

La sede de Espacio T está posicionada como una opción cultural para los caleños y visitantes, convirtiendo a los primeros espectadores de este formato en asistentes asiduos al teatro. A pesar de la pandemia, la Fundación Espacio T ha logrado mantener su quehacer vivo por un espíritu resiliente, resistente, gracias al amor de todos los artistas que lo componen.

Teatro Bajo las Estrellas, con la circulación de nueve propuestas escénicas, hasta el momento, es un nuevo espacio que permite a los compañeros de otros grupos y salas compartir sus obras en un vistoso escenario nocturno no convencional, gracias a sus instalaciones como casa colonial. Dentro de las propuestas de gran impacto se encuentran las obras con Teatro de Recorrido, que logran una sinergia profunda con los espectadores al permitirles desplazarse, espacio por espacio de la casa, viendo una escena diferente, que componen, finalmente, una partitura escénica completa y de un nivel estético notable. Ofrece, además, procesos permanentes de creación, formación y circulación. Entre sus actividades formativas, cuenta en la actualidad con el Taller Permanente de Escritura Creativa-Escribir T, con el que se ha logrado la gestación de varios textos escénicos, algunos de los cuales han sido montados por su equipo para el disfrute del público frecuente que visita la sala. En la actualidad, Espacio T está editando el primer libro virtual dedicado al microteatro en los escenarios caleños: 15: el microteatro en la escena caleña. Este material, que estará disponible a partir de diciembre del 2021, cuenta con una depurada selección de obras infantiles y para adultos destinadas al formato del microteatro; en este se podrá gozar del primer intento, sin precedentes, de reconocer sus grandes posibilidades para la creación escénica actual, y se convierte en un recurso de investigación para todos aquellos que disfrutan, desean conocer e indagar en este nuevo y enigmático formato, lleno de magníficas contribuciones al teatro. Te invitamos a visitar Espacio T cuando vengas a Cali; tendrás una experiencia teatral que T divertirá, T entretendrá y T sorprenderá.

7


REGIONAL

Periódico Medellín en Escena

TIRONETA TEATRO ñecos, como un grupo de teatro, cada uno con su propia personalidad y con conflictos personales y colectivos, y que tengan un pequeño teatro?». Cabe anotar que por aquella época Juanita Álvarez y Gustavo Sánchez, fundadores de Tironeta, aún participábamos como actores invitados del Teatro Popular de Medellín, lugar donde trabajamos por varios años, pero del cual ya estábamos buscando salir definitivamente y, por lo tanto, debíamos comenzar a encontrar otra fuente de empleo, o mejor aún, otra fuente de ingresos con el trabajo artístico propio; por ello la respuesta a la pregunta que nos hicimos aquella noche fue contundente e inmediata: «Sí, qué chimba, juguemos a representarnos a nosotros mismos, de una», propiciando con ello una tormenta de ideas, propósitos y descubrimientos.

A mediados del año 2011, entre el sabor del vino y una deliciosa conversación en pareja, comenzó a cocinarse este sueño compartido llamado Tironeta. Estábamos sentados en una pequeña habitación, en un tercer piso de las laderas del barrio Enciso, en Medellín. Desde aquella venta-

8

na se podía divisar la inmensidad de la ciudad y también la inmensidad del universo si mirábamos a las estrellas, nos sentíamos como unas minúsculas partículas encerradas en una cajita miniatura bajo el manto del cosmos. Esta sensación detonó en nuestras mentes, de manera casi sincronizada, una pregunta con respuesta automática: «¿Y si construimos unos pequeños mu-

La idea aún no tenía un nombre, el primer paso era construir aquellos singulares personajes, pero, aunque con los títeres ya habíamos tenido algunos pequeños acercamientos en algunos de los montajes realizados en los años de trabajo con el TPM, nuestro entendimiento de estos era muy limitado; aun así, seguimos adelante confiando en el impulso creativo y en nuestras habilidades manuales. Teníamos a la mano mucho papel de reciclaje de antiguos moldes de las clases de costura de Juanita y viejos circuitos y cables de mis estudios de electrónica, además del reciclaje que aún no habíamos sacado para los recolectores; aún no sabíamos el tesoro que podía representar aquel reciclaje y la importancia que tendría en nuestro camino. Comenzamos a explorar haciendo masa de papel y mezclándola con este montón de piezas diferentes, tapas plásticas, resistencias, alambres y cuanto material pequeño nos podía generar alguna forma particular. El resultado de esta primera exploración fueron unas figuras de quince centímetros de altura. Al principio intentamos que fuera como una marioneta de hilos; no funcionó mucho. Luego les pusimos varillas, aunque las articulaciones siguieron siendo como de una marioneta. Fue una simbiosis que no sabíamos bien cómo definir. Buscamos información acerca de los diferentes tipos de títeres y, en medio de esa búsqueda, las palabras títere y marioneta comenzaron a jugar en nuestras cabezas hasta que surgió TIRONETA (títere-marioneta) y, allí,


REGIONAL

las dudas se despejaron, era juguetón y nació de la exploración y el reciclaje de palabras, ese sería nuestro nombre. El teatro miniatura, el reciclaje y los animales nos han acompañado toda la vida. Precisamente estos últimos son parte fundamental de Tironeta, pues, más que un grupo artístico, es una manada artística. Con las enseñanzas y la inspiración constante de nuestros perros y gatos, continuamos explorando el reciclaje como eje principal para descubrir técnicas de animación de títeres. La premisa era identificar y utilizar todo el material reciclable que tuviéramos en casa nuestra o que nos pasaran familiares y amigos: botellas PET, cubiertos desechables, CD, LP, icopor, tapas, latas de aluminio, retazos, residuos de bisutería, etc. Luego pensábamos el personaje que queríamos crear, iniciando obviamente por construir representaciones de nuestros perros y gatos en las primeras etapas, y en medio del diseño estructural iba apareciendo cómo iba a ser animado, cuál podría ser la técnica más adecuada según el tamaño, la movilidad y el peso del muñeco, y, a partir de allí, un estudio más profundo de la técnica, buscando con esto aprender y lograr calidad artística y estética. Gracias a dicha exploración hemos pasado por: marionetas de hilos, marotes, bocones, títeres de guante, guiñoles, títeres de mesa, sombras y el ya mencionado teatro miniatura, en el que resaltamos además el formato de las cajas mágicas o cajas lambe lambe, que permite una exploración aún más amplia de técnicas en versión miniatura. En el año 2017, luego de mucho tiempo pensando en vivir en el campo y buscando ser más consecuentes con el espíritu ambiental que rodea nuestro trabajo, desde el reciclaje y las historias de nuestras obras —que tratan esencialmente de la tenencia responsable de animales de compañía, protección de animales silvestres y reconocimiento de conocimientos campesinos ancestrales—, trasladamos nuestra residencia y proyecto cultural al municipio de San Carlos, lugar de nacimiento de la fundadora Juanita y de donde fue desplazada en el año 2000. Con la felicidad y el entusiasmo del retorno al campo, impregnada en toda la manada Tironeta, comenzamos el proceso de conocer las dinámi-

Periódico Medellín en Escena

cas culturales del pueblo, involucrándonos en diferentes procesos formativos en gestión de la memoria del conflicto, turismo sostenible y protección ambiental; además de articular nuestro trabajo artístico con diferentes colectivos y entidades del territorio en procesos de formación artística, formación de públicos y resistencia cultural ante megaproyectos extractivistas. Paralelo al trabajo de articulación social, empezamos a consolidar un semillero de formación artística con niños y niñas, en los cuales hemos abordado varias técnicas y lenguajes artísticos, pero en los que ha primado, cómo no, el teatro miniatura y el reciclaje creativo, recordando con esto nuestros propios inicios y redescubriendo, además, la universalidad y la magia de esta técnica que posibilita a cada participante expresar la esencia misma de su ser y sus experiencias de vida. El trabajo iniciado con estos niños ha sido constante y arduo, muchos de ellos con un proceso de casi cuatro años que han sido la base de lo que a la fecha es una escuela de formación artística y ambiental: «la Escuela Agro-Cultu-

ral». Esta funciona en articulación con el Hogar Juvenil Campesino de San Carlos, lugar donde además está ubicada nuestra sede, un teatro al aire libre construido en guadua en el que venimos desarrollando una agenda cultural independiente. Además de presentar nuestras obras, han participado también nuestros semilleros y grupos locales, nacionales e internacionales, en diversas áreas artísticas. En nuestra sede contamos también con una tienda de productos artesanales locales, un vivero, un café y está en desarrollo un museo de reciclaje artístico con temática de animales de compañía, en homenaje a nuestra manada. Y henos aquí, en San Carlos, diez años después de una noche de vino y conversa en una ventana de un barrio alto de Medellín, acompañados por títeres, reciclaje, plantas y animales, siempre unidos, siempre juguetones, siempre fieles a nuestro estilo, siempre en manada Tironeta.

9


LOCAL

Una orquídea para Canchimalos meneando y al que se ha quedado» lo ayudamos a que llegue al carnaval, respetando las diferencias para potenciar la cumbiamba de la sociedad. Que el zafarrancho pueda continuar en una casa propia, ese es nuestro pregón hoy. Una casa de juego y arte en la que reine la alegría, con juguetonas y juguetones endorfinados y fortalecidos en valores éticos y estéticos, que abracen los procesos de formación, investigación y circulación en un mar de creatividad. Que el zafarrancho continúe en una casa abierta a la ciudad para dignificar la vida de las personas desde la lúdica. John Mario Lora Uribe «el Guatín» y Miriam Páez Villota

Se dan palmadas tres. Y con los pies también, se da la vuelta a Canchimalos otra vez. Saludos por aquí, saludos por allá, se da la vuelta a Canchimalos otra vez. Así cantaba el espíritu lúdico de Óscar Vahos Jiménez que, en compañía de Arturo Vahos Jiménez, Marina Jaramillo Arboleda y otros juguetones y juguetonas de la cultura, iban soñando y construyendo por los caminos de Colombia. En sus mochilas llevaban la pasión por lo popular, las historias se convertían en energías creativas fortaleciendo las identidades al son de un currulao y un guasá. A lo largo de cuarenta y cinco años, la Corporación Cultural Canchimalos ha seguido reafirmando y recreando su labor sustentada en lo lúdico, contribuyendo al tejido social del territorio en diversos barrios de Medellín, especialmente en las comunas 12 y 13, a través de procesos investigativos, formativos, creativos y de circulación cultural; transformando los espacios física y simbólicamente a través de tomas de juegos y

10

juguetes, entre otras acciones que nos llevaron a ser merecedores de la Condecoración Orquídea Concejo de Medellín, en la categoría Cultura, otorgada el pasado 17 de noviembre por este ente, como el «Máximo reconocimiento a personas, entidades o instituciones por sus aportes a la humanidad, a nuestra cultura y a nuestra ciudad». La condecoración es un reconocimiento a la trayectoria, a la constancia, al legado de las varias generaciones de canchimalos y canchimalas que han contribuido, desde sus seres lúdicos, a la construcción de un bienvivir en la sociedad. Recibimos esta condecoración con la responsabilidad que nos implica seguir siendo parte de la vida cultural de Medellín, cultivando amorosamente el espíritu lúdico de las personas y las comunidades. Vemos esta condecoración como un impulso para seguir hilando el mapa lúdico de Colombia, propendiendo por que cada danza, canción y juego se llene de palabras y coplas que lleguen a los barrios y las veredas, invitando a todas las personas a enlazar sentimientos comunitarios alrededor de un convite. Que «todos de la mano nos vamos tomando, y con la cadera nos vamos

Nota: Canchimalos también ha sido merecedor de otros reconocimientos a lo largo de su historia, entre ellos destacamos: Medalla al Mérito Cultural Porfirio Barba Jacob, categoría Plata; otorgada por la administración municipal, 1997. Reconocimiento del Programa Comfama con Todo el Corazón, por veinte años de trabajo permanente en «barrios, en las calles, en los teatros y en todos los espacios públicos de la ciudad con el fin de difundir la cultura del juego en las diferentes regiones del país», 1997. Reconocimiento a organización social, por su trabajo, funcionamiento y compromiso con sus integrantes y los habitantes de la comuna, Junta de Administradora Local de la Comuna 12-La América, 2011. Orden al Mérito Cívico y Empresarial Mariscal Jorge Robledo grado Plata, otorgada por la Asamblea Departamental de Antioquia, Medellín, 2016. Premio Cultura Viva Comunitaria, línea memoria y patrimonio, convocatoria Estímulos para el Arte y la Cultura, Secretaría de Cultura Ciudadana, 2016. Reconocimiento por su interés a las situaciones de la comuna 12-La América «El Americano Histórico», otorgado por la Junta de Administradora Local de la Comuna 12-La América, 2016.


BIBLIOTECA GILBERTO MARTÍNEZ

COLECCIÓN VERTICAL:

correspondencia recibida por Gilberto Martínez Arango, 1965-2014 Por: Yazmín González Toro y Diego Casas Jaramillo

La Biblioteca Gilberto Martínez es uno de los legados que el maestro dejó al sector artístico después de más de cincuenta años de labor teatral dedicados a recopilar y salvaguardar todo material relacionado con las artes escénicas y a formar este espacio que permite la construcción histórica y cultural del teatro a nivel local, nacional e internacional. En medio de tan minuciosa labor, recopiló la correspondencia recibida desde 1965 hasta el 2014 —que en la actualidad hace parte del archivo vertical de la biblioteca—, y que incluye también recortes de prensa sobre la historia del teatro colombiano desde 1952, la memoria institucional de Casa del Teatro, programas de mano, afiches y documentos de grupos de teatro locales y nacionales. Las cartas dan cuenta de un periodo de la historia del teatro colombiano en el que Martínez Arango intercambiaba opiniones sobre sus escritos, el acontecer teatral, obras y textos de dramaturgos, teóricos colombianos y extranjeros. Es así como en esta colección se aprecian cartas manuscritas de Augusto Boal, dramaturgo, escritor y director de teatro brasileño; Patrice Pavis, teórico francés; Francisco Garzón Céspedes, artista cubano, director y teórico de la oralidad; Carlos José Reyes, dramaturgo, investigador y teórico colombiano, entre otros. En el contenido de la correspondencia se vislumbran temas relevantes como teatro y pedagogía, teatro y política, censura y la revista Teatro, que a su vez se enmarcan en acontecimientos de la historia del nuevo teatro en Colombia. La reflexión sobre teatro y pedagogía se da en la década de los sesenta con la creación de la Escuela Municipal de Teatro, con la consigna de que el teatro se tiene y se puede estudiar como profesión. El maestro Martínez elabora su teoría del teatro dialéctico, donde explica su propuesta de un teatro poliédrico: una obra de teatro se puede ver desde diferentes perspectivas; el es-

11


BIBLIOTECA GILBERTO MARTÍNEZ

cenario es un poliedro y el espectador elige cuáles son los lados o las perspectivas que quiere ver. Al mismo tiempo, el montaje propone diferentes ángulos y miradas desde los cuales el director y los actores presentan los hechos o los acontecimientos. A esta escuela pertenecieron figuras como Jairo Aníbal Niño, Yolanda García, Edilberto Gómez. Funcionaba en un espacio del Teatro Pablo Tobón Uribe y de allí se derivó la ya desaparecida Escuela Popular de Arte (EPA). A partir de ese espacio también continuaron con su labor artística Fernando Velásquez y Luis Carlos Medina, entre otros. La mayor parte de la correspondencia se registra en los años sesenta y setenta cuando Martínez comparte temas relacionados con política y arte, época en la cual el movimiento artístico y político internacional juega un papel determinante en la manera como se asume la dramaturgia y los montajes que se llevan a cabo. Entre la correspondencia de este tipo se encuentran las cartas que intercambiaba con Augusto Boal, Carlos José Reyes, Coral Aguirre, entre otros. La censura, un tema delicado y que viene a influir de manera clara en el tipo de obras, montajes, acciones, y en la forma de dirigirse al público; censura que a la vez motiva a dramaturgos y directores a develar esos temas de los que no se puede ni se debe hablar; censura que veladamente existe en la actualidad a través de otras formas. Dentro de la correspondencia de este tipo hay cartas en las que se manifiesta de manera concreta este asunto de la censura. La revista Teatro, dirigida y editada por Gilberto Martínez, nació desde la propuesta pedagógica de la Escuela Municipal de Teatro, fue la primera publicación especializada en nuestro país dedicada a la divulgación de textos teatrales colombianos y extranjeros, de ensayos y reflexiones sobre el acontecer teatral. Se publicaron veinte números, fue conocida, estudiada y valorada en diversos lugares de Colombia y el mundo gracias a los envíos que Martínez realizaba a amigos, grupos de teatro e instituciones de carácter cultural. En 1996 hay de nuevo un incremento en la correspondencia por el Premio a las Letras y a las Artes otorgado a Martínez por la Secretaría de Educación y Cultura de la Gobernación de Antioquia, entre ellas: «Felicitaciones por el pre-

12

mio La Cultura y las Artes. De verdad me uno a este nuevo logro tuyo, muy merecido triunfo a un hombre que le ha dedicado su vida al teatro», Lucía González Duque. Para conservar y hacer partícipes a nuestros usuarios de estos documentos, Casa del Teatro, en el 2021, ejecutó el proyecto «Gilberto Martínez Arango: padre del teatro moderno de Medellín. Correspondencia recibida, 1965-2014», gracias a la beca a estrategias de producción y circulación digital del patrimonio bibliográfico y documental colombiano, del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia. Consistió en restaurar, digitalizar y catalogar 325 documentos (460 folios), 318 correspondencias (13 cartas enviadas por Martínez), 7 manuscritos de Gilberto Martínez sobre fragmentos de obras de teatro, una autobiografía y un homenaje a Rodrigo Saldarriaga. Se llevaron a cabo varias etapas que posibilitan la conservación y la búsqueda de los registros catalográficos de los documentos desde el catálogo bibliográfico de la Biblioteca Gilberto Martínez: 1. Diagnóstico y estado de los documentos. 2. Restauración de los documentos. 3. Digitalización del material. 4. Ingreso a la base de datos bibliográfica, catalogación y análisis. 5. Difusión. Esta colección es una valiosa contribución al desarrollo teórico sobre el teatro colombiano y sus principales agentes, actores y directores, además de la proyección a nivel nacional e internacional, desde donde llegan cartas de amigos y dramaturgos referenciados allí, es material de consulta e investigación no solo para los interesados en el arte del teatro, la dramaturgia y demás, sino también para aquellos que quieran conocer otros aspectos de quienes escriben. Son una fuente de investigación que aporta a la generación de nuevo conocimiento en el área del teatro y como memoria y experiencia colectiva. De allí se desprende la proyección a la comunidad en general, que se quiera acercar y reconocer los inicios del teatro en la ciudad, interesados en explorar la historia, los acontecimientos artísticos y encontrar una motivación para continuar reconociendo la identidad del arte del teatro y sus derivaciones.


NOTAS EN ESCENA

Periódico Medellín en Escena

MINISTERIO DE CULTURA Y ALCALDÍA DE MEDELLÍN, DECLARAN A SAN IGNACIO COMO DISTRITO CREATIVO Y CULTURAL El Distrito San Ignacio, liderado por el Proyecto San Ignacio, Patrimonio, Cultura y Educación, fue declarado Distrito Creativo y Cultural por el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Medellín, fortaleciendo así su proceso de construcción conjunta en esta zona del centro de la ciudad. «Esta declaratoria es la materialización de cuatro años de trabajo del Proyecto San Ignacio, Patrimonio, Cultura y Educación; y es un reconocimiento al empeño y compromiso de los actores culturales que le han apostado con entereza a este territorio», expresó Hernando Gómez, Director de San Ignacio, Patrimonio, Cultura y Educación, proyecto que impulsado por Comfama, Grupo Argos, Proantioquia y Universidad de Antioquia, y apoyado por la Alcaldía de Medellín, busca incentivar y mejorar el uso y la apropiación del espacio público, aportar a la protección y activación

del patrimonio material e inmaterial; fortalecer y dinamizar la actividad creativa, cultural y educativa; incrementar el gozo ciudadano y el sentido de pertenencia de este territorio de la ciudad. De igual forma, la consolidación de San Ignacio como territorio y como Distrito, obedece a lo establecido en el Plan de Desarrollo Medellín Futuro 2020-2023 y se apalanca, entre otros, en el Acuerdo Municipal 119 de 2019 que busca fomentar la articulación, el impulso, el reconocimiento, la dinamización, la formalización y la vinculación de las economías creativas a las dinámicas económicas de la ciudad. Así mismo, desde la Gerencia del Centro, y su estrategia de división de la Comuna 10 por Distritos, el fortalecimiento de San Ignacio como distrito cultural y educativo, ha sido prioritario y la declaratoria, se convierte en la materialización de este proyecto.


NOTAS EN ESCENA

Periódico Medellín en Escena

Estreno de la Corporación Cultural Nuestra Gente

SONATA PARA UN SINAÍ EN CLAVE DE VIDA DIGNA quienes el 31 de mayo del 2020 se vieron sometidos a un cerco epidemiológico bajo el protocolo del covid-19, acompañado del uso excesivo de la fuerza que impuso la Alcaldía de Medellín. Nuestra tarea ha sido darle a esa comunidad los medios para alzar su voz en un manifiesto de afecto que proponga a la ciudad una Sonata para un Sinaí en clave de vida digna.

Nos convida la tarea esencial ¡para imaginarnos mejor!, un proyecto en el que podemos sumar esfuerzos creativos, inteligencias comunes y capacidades transformadoras. Como lo plantea el manifiesto que suscribimos dieciocho organizaciones culturales de Antioquia: «Es urgente plantearnos cómo lograr una sociedad que respete la dignidad humana, que proteja la memoria del pasado y del presente, que sea solidaria, que tenga un alto concepto de la justicia y se conmueve frente a las desigualdades». Apelando a este leitmotiv hemos acompañado a niñas, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores del barrio Sinaí, comuna 2-Santa Cruz,

Creamos una obra de teatro comunitario en la que se encuentran la música, el teatro, la literatura y la cultura hiphop, con la memoria viva y la experiencia de vecinos y vecinas del Sinaí. Esto posibilitó que las personas que habitan este territorio adquieran con este acto el lugar de la dignidad en su voz narrada, cantada, representada, humanizada; restableciendo el derecho a ser escuchados desde la profunda belleza del arte. En esta apuesta, el eje de la acción será la memoria barrial, las historias de vida que tienen en su narrativa una épica del afecto, «lo más parecido al covid es el amor, no se ve, pero está ahí». Para este trabajo colectivo se juntaron la comunidad del Sinaí, Filarmed, Nuestra Gente y Comfama, con el apoyo de la Institución Educativa República de Honduras.

Exposición

Lumière Noire NiNi Villegas & Sebastián Sánchez

La incertidumbre pasa cuando me llega una primera imagen, pero viene acompañada de poema, de música, y ya no es una, son dos, él y ella, inspirados en el amor al arte, confluyen de manera artística. Nini Villegas y Sebastián Sánchez, se unen para crear una obra pictórica a cuatro manos, arte que explora diversas maneras de llegar al mundo, ellos tienen una premisa: “La lumière noire comme matière créatrice d’inspiration”, luz negra como fuente creativa de inspiración. […]

Porque las musas son seres caprichosos que en ocasiones prefieren bailar los ritmos más esotéricos y los artistas son criaturas curiosas que entienden sus creaciones como pórticos de entrada hacia realidades que habitualmente son invisibles. Y sobre todo porque, lo desconocido y misterioso es mucho más interesante que aquello que podemos explicar. El silencio se impone al contemplar estas obras hechas a cuatro manos. […] Ilvar Josué Carantón Sánchez

Del 27 de Noviembre al 5 de Diciembre de 2021. Teatro Oficina Central de los Sueños Cra. 43 # 52 - 50 [604] 2394179

14

El Colectivo Teatral Infusión cierra el año con el estreno:

Los regalos del niño Jesús

La Navidad es, sin duda, una de las fechas más importantes del año, por tal motivo tres ángeles clown llegarán al escenario del Teatro Casa Clown para recordarnos el verdadero significado de esta celebración. La obra del Colectivo Teatral Infusión: Los regalos del niño Jesús, contará, a través de una tragicomedia, mezclada con teatro gestual, la travesía de Calambre, Almojábana y Puchero, quienes llegan a Medellín para vacacionar y disfrutar de las tradiciones y costumbres decembrinas antioqueñas, desconociendo que estas pasaron al olvido, por lo que toman como misión el recuperarlas. Una vez logrado su objetivo, regresan al cielo para seguir trabajando en las cosas buenas del mundo.

Esta puesta en escena, preestrenada el pasado 24 de noviembre, está inspirada en el cuento Los regalos del niño Jesús, del alemán Franz Pocci. Una invitación para toda la familia, que rescata conceptos culturales de una región compuesta por diferentes pueblos, legados y costumbres. Más información: @infusion_colectivoteatral y @teatro_casa_clown en Instagram Fecha: 9 de diciembre Hora: 7:30 p. m. Lugar: Teatro Casa Clown (carrera 42 44-46, La Candelaria) Informes: 3205621344 Boletería: $15.000


Periódico Medellín en Escena

DIRECTORIO DE SALAS ASOCIADAS Teatro La Sucursal Cra. 42 54-50 (Centro) - [604] 4993087 plataformacultural@gmail.com La Polilla Cl. 23 76-85 (Belén) - [604] 3433627 info@lapolilla.org Caretas Cra. 126B 61A-71 (San Cristóbal) - [604] 4270698 caretas@une.net.co La Fanfarria Cra. 84 42C-54 (La América) - [604] 2509230 fanfarria@une.net.co Carantoña Cra. 75 24-47 (Belén) - [604] 3434022 corporacioncarantona@gmail.com

Elemental Teatro Cra. 35 Este 19-223 05 (Santa Elena) [604] 5579775 teatroelemental@gmail.com

Canchimalos Cl. 47DD 88 - 24 (Santa Lucía) [604] 448 97 40 culturacanchimalos@gmail.com

Agité Teatro Cl. 52 39A -30 (Centro) - [604] 2280361 agiteteatro@gmail.com

Matacandelas Cl. 47 43-47 (Centro) - [604] 2151010 matacandelas@matacandelas.com

Casa Clown Cra. 42 44-46 (Bomboná) - [+57] 320 562 1344 colectivoinfusion@gmail.com Barra del Silencio Cl. 45C 75-151 (Velódromo) - [604] 4135583 barradelsilencio@gmail.com

Oficina Central de los Sueños Vivapalabra Cra. 43 52-50 (Centro) - [604] 2394179 Cl. 55 43-63 (Centro) - [604] 2396104 corporacionteatro.oficina@gmail.com corporacionculturalvivapalabra@gmail.com CasaTeatro El Poblado Teatro Popular de Medellín Ziruma Cra. 47B 17BSur-30 (Poblado) - [604] 3211100 Cl. 64 39-18 (Villa Hermosa) - [604] 2843462 Cl. 48 41-13 (Centro) - [604] 2166262 comunicaciones@casateatroelpoblado.com teatrotpm@une.net.co arte-ziruma@hotmail.com Nuestra Gente Cl. 99 50C-38 (Santa Cruz) - [604] 2580348 nuestragente@une.net.co

Teatro Arlequín y los Juglares Casa del Teatro de Medellín Cl. 59 50A-25 (Prado Centro) - [604] 5017170 Cra. 44 69-71 Manrique Central [604] 4335829 - [+57] 300 503 8455 administracion@casadelteatro.org.co

www.medellinenescena.com.co


noticias de la comuna

Periódico Medellín en Escena

Medellín eligió sus nuevos Consejos Comunales y Corregimentales de Planeación, CCCP Con la vinculación de 13.000 personas en 498 encuentros sectoriales, previos a la elección de los 21 Consejos Comunales o Corregimentales de Planeación, CCCP, Medellín avanzó en la construcción del liderazgo territorial y el diálogo permanente entre la comunidad y la Administración Municipal. En este proceso, los habitantes de cada comuna y corregimiento eligieron a las personas que van a representar los intereses de los sectores y grupos poblacionales en el escenario de la Planeación Local y el Presupuesto Participativo. Los Consejos Comunales y Corregimentales de Planeación, CCCP, son escenarios desde el cual se apoya e impulsa la planeación en el territorio para gestionar el desarrollo local, promoviendo la participación ciudadana. La primera etapa de la elección de los CCCP fue la formulación y socialización de la metodología, los instrumentos y cronograma de elección. La segunda, fue la realización de los encuentros sectoriales por comuna y corregimiento que es un elemento novedoso en el proceso electoral para validar los candidatos desde el mismo sector y los criterios de elección. La tercera, fue la jornada de elección de representantes. Ajustes al Decreto

Resultados En la ciudad para votar se registraron 92.334 personas. Votos incompletos hubo El punto de partida para avanzar en la 7.349, votos no validados, 3361. Los votos etapa de elección del CCCP fue el mapa validados fueron 81.324. Para la Comuna 10, de actores de cada una de las comunas La Candelaria, el total de votos validados fue y corregimientos, para lo cual desde la de 2.627 y el total de votos no validados fue Secretaría de Participación Ciudadana de 470. Para las elecciones de los CCCP, se realizó se amplió la caracterización de los un ajuste a los artículos 17 y 18 del decreto representantes para garantizar inclusión y Teniendo en cuenta el resultado presentado 0697 de 2017, a través del decreto 0368 pluralidad, además de fortalecer el ejercicio en las votaciones, el Consejo Comunal de de 2021, según el cual los candidatos se de elección en tres etapas. Planeación de la Comuna 10, La Candelaria, presentarán en duplas, uno principal y uno para el período 2022-2025, estará conformado suplente, iniciando su periodo de gestión por los siguientes representantes, principal y suplente:

16

en el CCCP en el tercer año de gobierno del Alcalde.


Periódico Medellín en Escena

SECTOR

CANDIDATO PRINCIPAL

CANDIDATO SUPLENTE

ADULTO MAYOR

MARÍA ROSARIO RESTREPO MUÑETONES

AFRODESCENDIENTE

CARLOS ENRIQUE NAVARRO ESQUIVIA

BARRISMO

JOSÉ CAMILO CASTAÑEDA

ANGELA LUCÍA PULGARÍN RESTREPO CARMEN ROMELIA PALACIOS HINOJOSA VICTOR MANUEL ZULUAGA DIOSA

COMERCIO DE ACUERDO A LA CLASIFICACIÓN DE LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS ESTABLECIDAS EN EL POT

LEONEL JAIME MORENO MEJÍA

NATALIA BOLÍVAR MORALES MARIA ANDREA CLAUDIA HERMENCIA COMUNIDADES INDÍGENAS BUESAQUILLO TISOY CHASOY MUYUY DIEGO ALEJANDRO ANA CECILIA CULTURA RESTREPO HERNÁNDEZ GALLEGO URQUIJO JORGE LEÓN LÓPEZ JOSÉ IGNACIO ECOLÓGICO AMBIENTAL MONSALVE TOBÓN LÓPEZ LISBE YANETH OMAR DE JESÚS MONTOYA HABITANTE DE CALLE MEJÍA MENESES CHAVARRIAGA MARÍA CRISTINA ABRIL ARNIJAS I.E PÚBLICAS Y PRIVADAS POVEDA MESA ALEJANDRO MACÍAS VALENTINA ORTIZ JÓVENES DUQUE MUÑOZ EDAL ALDNIEL MARCO FIDEL YURIENT MONSALVE MEDINA LGTBI BRAN RODRÍGUEZ MEDIOS Y PROCESOS DE CARLOS ENRIQUE LUIS GUILLERMO COMUNICACIÓN COMUNITARIOS LÓPEZ CASTRO PEÑA RESTREPO DORALBA BETANCUR LUZ ADELA RODAS MUJERES MARULANDA RUIZ MARÍA LELIA ORGANIZACIONES BASADAS EN LILIANA CORTES SALDARRIAGA LA FE HENAO MARÍN ALEJANDRA JULIO CESAR ESTEFANÍA ORGANIZACIONES SOCIALES QUINTERO SALAZAR LARREA BOLÍVAR JUAN GABRIEL CLAUDIA ISABEL CASTAÑEDA PATRIMONIO CALDERÓN AGUDELO MONTOYA JAIRO MANRIQUE ALEJANDRO RECREACIÓN Y DEPORTE SANMIGUEL AVIRAMA MUÑOZ ALDEMAR ALBA ELSY PINEDA SALUD JARAMILLO BETANCUR BARRIENTOS LUZ DARY GUTIÉRREZ ERIKA XIOMARA TRABAJADORAS SEXUALES RIVERA RÚA GUTIÉRREZ UNIVERSIDADES, FRANCISCO INSTITUCIONES UNIVERSITARIAS DAVID ALEJANDRO JAVIER Y CENTROS DE INVESTIGACIÓN GAÑAN GONZÁLEZ VALDERRAMA LEGALMENTE RECONOCIDOS BEDOYA BLANCA NUBIA NELSON DE JESÚS VENTEROS FORMALES CASTRILLÓN BARRIENTOS CORREA MARTINEZ COMITÉ GESTOR

OSCAR JACOBO DE LEÓN DEL VALLE

NASLY ANDREA EUSSE ESCALANTE

NÚMERO DE VOTOS OBTENIDOS 1.002 837 822 898 1.143 1.259 1.323 1.097 894 927 850 983 1.266 1.216 853 1.164 1.164 1.380 952 1.291 890

1.255

17



Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.