Periódico Medellín en Escena No. 71

Page 1

Periódico

Órgano Informativo de la Asociación de Salas de Artes Escénicas de Medellín. Edición n.° 71 - Agosto de 2021 - 6.000 ejemplares - Distribución gratuita


17 Fiesta de las Artes Escénicas

EDITORIAL

SUMARIO 3

.......................................

Aclaración pública

ENTREVISTA

Conversando con Juan Álvaro Romero

Ya viene… 17 Fiesta de las Artes Escénicas – Medellín 27 de agosto al 4 de septiembre 2021 Nada . Vacío . Ausencia La Fiesta de las Artes Escénicas de Medellín, que se realiza todos los años a finales de agosto, es un importante certamen realizado por la Asociación de Salas Medellín en Escena, que ha promovido a cientos de artistas locales, regionales, nacionales e internacionales, brindando a la ciudad un espacio de apreciación y disfrute del arte escénico en toda su magnitud, a través de una programación amplia, diversa e incluyente, con comparsas, verbenas, teatro y cocina, moliendas (danza, teatro, cuentería) y piñatas con obras para la familia, cuyo noble objetivo es ampliar y fidelizar públicos de la ciudad y la región, proyectándolo a las salas de teatro existentes, como ejes de cultura. * El evento para su realización tiene un costo global, en economía real, de 900 millones de pesos. Sufragados así: 65 % aportes de las salas de Medellín en Escena, 18 salas (servicios logísticos y capacidad instalada). 4 % taquillas. 6 % aportes privados. 2 % Ministerio de Cultura. 23 % Aportes de Secretaría de Cultura Ciudadana. * Para esta edición número diecisiete, la Secretaría de Cultura Ciudadana, nuestro principal socio, ha argumentado que, por asuntos relacionados con la pandemia y la crisis financiera, no dispone de los recursos solicitados, pudiendo solo ofrecer una fracción del recurso tradicionalmente asignado.

* Lo exiguo del presupuesto y la tardanza en darnos una respuesta han hecho imposible la aceptación de ese rubro y, por lo tanto, la realización del evento en condiciones normales. Aun así, Medellín en Escena no quiere renunciar a su continuidad. Por esto informamos que SÍ habrá FIESTA DE LAS ARTES ESCÉNICAS 2021, y conforme a las posibilidades estará consagrada a LA NADA, EL VACÍO Y LA AUSENCIA. Será una fiesta al otro lado del espejo, como en la novela de Michael Ende, donde la NADA poco a poco va destruyendo la fantasía y sus criaturas. * Jolgorio en el VACÍO, teatro, danza y cuentería en el abismo, AUSENCIAS sin presencias. * Agradecidas las salas con el acompañamiento que durante dieciséis ediciones anteriores nos ha brindado la Secretaría de Cultura Ciudadana como aportante principal; esta vez nos toca acompañarla y consentirla, y por ello, el miércoles 1 y jueves 2 de septiembre, en medio de la 17 FIESTA DE LAS ARTES ESCÉNICAS realizaremos una TEATRÓN destinada a recoger fondos y así poder aportar algo de dinero a la Secretaría de Cultura. Es una vaca cooperativa, con el lema de «hoy por ti, mañana por mu». * Se estila que cuando una sala teatral de la ciudad queda por fuera del programa Salas Abiertas, las salas incluidas realizan una donación económica para proteger a la sala excluida. A eso lo llamamos Salas Consentidas. Esta vez será nuestra Secretaría de Cultura Ciudadana la que recibirá nuestros mimos. Esperamos que el público nos acompañe.

Apoyado por el Ministerio de Cultura Programa Nacional de Concertación Cultural

7

.......................................

ESCENA NACIONAL

Los Chicos del Jardín [Manizales]

8

.......................................

programación 17 fiesta de las artes escénicas

10

..................................

ESCENA LOCAL: TEATRÓN DE LA 17 FIESTA

11

..................................

biblioteca gilberto martínez

12

..................................

ESCENA REGIONAL: ECO TEATRO SOL Y LUNA

Jericó

14

.................................. NOTAS EN ESCENA

ASOCIADOS: Agité Teatro, Casa Clown, Casa Teatro El Poblado, Colectivo Teatral Matacandelas, Corporación Artística La Polilla, Corporación Artística Ziruma, Corporación Carantoña, Corporación Caretas, Corporación Casa del Teatro, Corporación Cultural Canchimalos, Corporación Cultural Nuestra Gente, Corporación Cultural Vivapalabra, Corporación La Fanfarria, Elemental Teatro, Fundación, Teatro Barra del Silencio, Teatro Oficina Central de los Sueños, Teatro La Sucursal, Teatro Popular de Medellín. JUNTA DIRECTIVA: Teatro Oficina Central de los Sueños, Elemental Teatro, In-fusión Teatro, Corporación Artística La Polilla, Corporación Caretas. DIRECCIÓN ADMINISTRATIVA: Ana Cecilia Hernández Gallego. REVISOR FISCAL: Darío Calderón. CORRECCIÓN DE ESTILO: Catalina Trujillo CONSEJO EDITORIAL: Cristóbal Peláez, Yasmín González, Jaiver Jurado, Ana Cecilia Hernández G. COORDINACIÓN EDITORIAL Y DIAGRAMACIÓN: María Fernanda Hernández. COMUNICACIONES: María Fernanda Hernández. FOTOGRAFÍAS: Joan Pulgil, Fotos cortesía. PORTADA: Ana María Giraldo CONTACTO: periodico@medellinenescena.com.co ISSN www.medellinenescena.com.co

Premio CIPA a la Excelencia Periodística Categoría Periodismo Cultural XXXI Premios CIPA, 2021


ENTREVISTA

17 Fiesta de las Artes Escénicas

Conversando con Juan Álvaro Romero

Escribo y subo a un escenario a quemar fantasmas Por Cristóbal Peláez González

NIÑO: Sueños entonces somos…no nos dejemos despertar. NIÑA: Un permiso profesor nos retiramos cinco minutos antes de que se acabe la clase, antes de que se nos acabe la vida. NIÑO: Tenemos una ciudad entera por soñar. (Clóset) Criado en Manrique pero nacido en Santa Bárbara, Antioquia, «tierra de mangos y de dramaturgos, coterráneo de José Manuel Freidel» —ríe ufano—, cree inventariar ya como unas setenta dramaturgias y hay que añadirle sus direcciones de puestas en escena y las veces que ha participado como actor en sus propias escrituras porque —reconoce de nuevo ufano—: «Nunca he dirigido o actuado en obras teatrales que no sean mías». No es hedonismo, es una compulsión literaria e histriónica que lo empuja hasta el escenario para proyectarse con sus entrañas hasta el público. Son ganas de decir y de representar, es perrenque, es «desafore», es amor por la gente. Adolescente delgadísimo de tanto engullir chitos y patear balones, descendió un día desde la barriada hasta la central calle Pichincha buscando fundamentación en la escuela del Teatro Popular de Medellín y en un pronto correr de los años se convirtió en su coordinador académico y un poco más luego en su director y dramaturgo. Una tarde cualquiera, consideró que había llegado el momento de fundar su propia tropa y agrupó a su pandilla de púberes con el nombre de Ziruma, que en lenguaje wayúu significa ‘cielo’. En su visión del teatro todo se entremezcla, hay vecindad entre la estética y el fútbol, la gallada y la tienda, la celebración y el drama. Lo suyo no es la farándula ni el lustre. No encuentra distancia entre la

emoción que se siente ante el aplauso de un gol o una buena atajada y el arrebato ante un aplauso escénico. En todas sus representaciones se percibe un aire fresco, juvenil, una sensación de lo inacabado y en progresión, lo cual le confiere la atractiva vivacidad del teatro popular. Constantes en su iconografía son las puertas, los zapatos, la tierra, elementos con los cuales construye paisajes en los que siempre está el desplazamiento, la huida, el peligro, los muertos: «Muchas obras se miden en risas, la mías se miden en llantos». El vistazo desde la reclinada carrera 39 del sector San Miguel, Villa Hermosa, nos muestra en contrapicado, hacia firmamento y nubes, la casa Ziruma, espacio que durante tantos años la muchachada batalló y sufrió para hacerla de la Corporación. Ahora es un hecho gracias a la Ley del Espectáculo Público que compensa con justicia un dominio comunitario en la periferia. Jolgorio y creación aparte, el inmueble tiene su historia, fue vivienda familiar, fue asilo, fue, en una noche de terror, al peor estilo Discovery Investigation, el lugar de un sangriento fratricidio, que conmovió a la zona, haciendo que durante años el vecindario cruzara santiguándose y jurando nunca entrar al sitio.

3


ENTREVISTA

17 Fiesta de las Artes Escénicas

cribir teatro a eso de los quince años más o menos porque me entró una depresión tremenda ante la pérdida de los compañeros. Me enfermé en cantidades, mis padres, para protegerme, me mandaban a finales de año para pueblos, casi siempre para Segovia, porque los diciembres eran calientes y era el momento de hacer el inventario de pérdidas y ausencias de los jóvenes. Entre noviembre y enero era el montón de pelados que mataban en las esquinas. Retornaba en enero y hacía el listado de parceritos que habían muerto. ¿Cómo poder soportar esa parte depresiva, esa parte de dolor y de angustia? Escribiendo. En mi primera obra, Un hombre caído, retaba a la muerte a un partido de fútbol, a ver quién marcaba más goles. Fue juntar dos pasiones, el teatro y el fútbol. Ahí noté que escribir era una terapia mucho más efectiva contra la depresión que aquella que me hacían en el hospital. Desde ahí ya no paré, fue mi mejor tratamiento.

Teatro Popular de Medellín

A los dieciséis años llegué a estudiar teatro en la escuela del TPM. Difícil, porque debía combinar ese aprendizaje con mi carrera y tenía que trabajar también, pero me apliqué, de alumno pasé a ser coordinador académico y de paso me enganché al grupo artístico y fui además su director durante cinco años, un reto muy grande para un tipo tan joven dirigiendo a un equipo con tanta trayectoria. Me estrené con Ciudad proyecto, dramaturgia que recibió premio local y además obtuvo beca para puesta en escena. La encarretada todos aquellos años es inolvidable.

El derecho a gritar Perseverancia y goce creativo han logrado romper el espanto, ahora es un lugar de talleres creativos, de voces, de cuerpos danzantes en el aire que han puesto a recular a todos los espectros. Ante el goce escénico el barrio se olvidó del miedo.

Antecedentes

Mi papá fue de los primeros que empezó a construir en Manrique Las Esmeraldas; allí puso tienda granero y a me gustaba mucho porque, aparte de la posibilidad de «cajoniar» un poquito, podía «mecatiar» mucho, porque la comida normal no me pasaba. A hurtadillas abría candados en las noches, me tapaba con una cobija y hágale a comer chitos y chucherías, riquísimo. Esta flacura mía creo que es de haberme alimentado con tanto chito. Empecé haciendo teatro en el barrio, tendría diez años, afiebrado por el fútbol, futbolista en potencia, lo hacía bien de delantero o de portero. Y de pronto un día llegaron unos magos, una gente de la Universidad de Antioquia, que tenían proyección en las

4

comunidades y nos ofrecieron la oportunidad de entrar a hacer artes con teatro, danza, música. Me decidí por la parte del teatro como por molestar, ahí, como por mirar que se ponía a hacer uno aparte del fútbol y eso me fue agarrando a traición de la manera más tremenda. Cambié goles por aplausos. Se formó un grupo de teatro de corte universitario, panfletario, textos de protesta estilo La cantata de Santa María de Iquique, protestábamos por la subida del transporte, por la injusticia social, por lo que fuera. Quedé enganchado. Soñaba hacer un teatro en el barrio, sentía que los teatros siempre estaban muy lejanos por allá en el centro. Convocaba a los amiguitos de la zona, creábamos obras y las presentábamos en diferentes casas cobrando la entrada. Entonces esa primera instancia de tener un teatro en el barrio, un teatro en casa, siempre me taladró muchísimo.

No disparen somos jóvenes

Me tocó una época muy dura en el barrio Manrique cuando ser joven era un pecado, cuando pararte en una esquina era una afición de muerte. Empecé a es-

Alternaba teatro y Trabajo Social, eso fue una experiencia grandísima. Me contrataron del Hospital Mental para aplicar el arte como una forma de intervención, eso decía el contrato. Me sentía el hombre más afortunado del mundo. Allá estuve tres o cuatro años, visitamos alrededor de cuarenta y nueve municipios afectados por la violencia. Mis talleres eran supremamente diferentes a la teoría. ¿Qué hace uno con un montón de abuelos que han perdido a sus seres queridos? Me parece una tontería empezar a hablarles del estrés postraumático, no, llegábamos a realizar talleres bien locos, los invitábamos a danzar las penas con tambores, narración oral, representaciones. Al principio se mostraban remisos, poco a poco se iban soltando y había que verlos en el transcurso bailando y llorando. Creo que la teatralidad no está solo para nosotros que la hacemos de manera profesional, el teatro pertenece a la gente y es lícito que sea utilizable para hacer catarsis. Igual me pasaba con los niños. Tenaz decirle a un niño que le había tocado presenciar una masacre, por ejemplo, que dramatizara desde su experiencia. Se convertían en sesiones de desahogo, de gritos, de hijueputazos.


ENTREVISTA

Vigía del Viento

En el año 2000, en Vigía del Fuerte, en el contexto de tomas guerrilleras y paramilitares, nos reunimos, pasados apenas tres días de los combates, con pelados que se habían quedado encerrados por allá en el último piso de un salón de clases, agazapados, viendo como pasaban los disparos de un lado para el otro. Allí todo lleno de casquetes de balas por el piso y nosotros tratando de ritualizar esos mismos casquetes, elaborando duelos, los coloreábamos, hacíamos floreros, los poníamos en situación de teatro para sacarlos de su simple categoría de objetos y elevarlos a lo simbólico. Esa es la maravillosa intermediación del arte teatral. Si la materia prima del teatro es el dolor, en este país nunca nos vamos a quedar varados. Para mí fue una fuente de investigación poderosa que me llenó de historias, disparadores para escribir. De esas experiencias me brotaron alrededor de cinco obras: Ártiga, Vigía del viento, La pared, Soledades y Tierra de hadas. No obstante, yo no tengo formación académica en el teatro, pues mi padre no me colaboró para ello: «Álvaro, yo no te voy a dar estudio a vos de teatro, estudiá algo diferente porque como payasito no te vas a ganar la vida». Todo lo que he vivido son experiencias en grupos, con eso me he mantenido. Mi formación teatral la complementé con mi formación de Trabajo Social —fármaco dependencia, alcoholismo, educador comunitario—, quiero decir, soy hombre de teatro, pero aplico lo social para el escenario.

17 Fiesta de las Artes Escénicas

«Creo que la teatralidad no está solo para nosotros que la hacemos de manera profesional, el teatro pertenece a la gente y es lícito que sea utilizable para hacer catarsis».

Adiós y gracias TPM

Salí después de veinte años del TPM y monté rancho aparte. Busqué casa en Manrique, imposible, ¿quién le da en alquiler una casa a unos muchachos de barrio? Nos agrupamos como Ziruma y mientras tanto lográbamos el apoyo del TPM con su sala alterna. Al barrio Villa Hermosa llegamos por fin en el 2008. Cuando alquilamos esta casa, no teníamos nada, trajimos una puerta —que nos ha servido para varios montajes—, una vasija de barro, una greca y listo, eso apenas para una casona tan grande.

Ziruma, camino al cielo

Fue muy bonito como nació Ziruma. Brota de un suceso social. Boris Kleiner, actor y socio del TPM, que también era docente de un colegio muy pobre de la comuna 8, nos animó a que montáramos bajo su dirección una obra con el semillero. Se trataba de tomar la calle y recoger regalos para alegrarles la navidad a esos muchachitos de su colegio. En esas, Boris perdió la vida en un accidente de moto y el proyecto quedó a la deriva. Ante una idea tan noble, yo, como coordinador académico, decidí echarme la misión al hombro y así fue que montamos una historia de Navidad para cumplirle el anhelo a este hombre. Reunimos alrededor de quinientos juguetes, repartimos natilla y buñuelos. Ahí nació Ziruma, en ese entorno de barrio y de fiesta popular.

Escribir y escribir y escribir

Estoy por estos días en un promedio de dos, tres obras por año. Antes era más prolífico porque me solicitaban escritura de muchas partes, que una obra para peranito, que otra para sutanito, otra para esta institución, mucha parte de toda esa escritura de encargo termina en la papelera, otra trasciende, uno se enamora de ella, es el caso, entre otras, de Clóset, un pedido con el tema de la población LGBTI, que luego retomo en temporada y se convierte, qué lo iba a saber, en la obra más taquillera de Ziruma. Lleva diez años en cartelera. Eso fue una experiencia grandísima.

Ciudad Proyecto

Creo que puede ser la obra más veces llevada a escena a nivel de Antioquia. Es impresionante el montón de versiones que se dan y es, por supuesto, de las obras que yo más amo y que ahora como actor veterano, porque ya estoy montado en el quinto piso, es como un mirar al pasado. Ahí hago el personaje del joven Tuco y le di ese enfoque de pronto de que podamos los viejitos actuar en Ciudad Proyecto, entonces es una obra que siempre se contextualiza, y que se sigue montando en muchas partes. Como actor me la gozo, los muchachos a veces me dicen que me sobreactúo, reconozco que me apasiono demasiado y lo entrego todo, ahí vuelve uno a ser ese pelado que muere por allá en los noventa, y ahora es un fantasma que recorre las calles, es una terapia donde termino con los zapatos colgados a un cable de energía y el personaje sosteniéndolos, hago catarsis en ese puto escenario y me da por llorar pegado a esos putos tenis y claro a veces hasta el texto se me va, un monólogo que se me cuelga como se me cuelgan los zapatos, tenaz porque es un recorrido por esa memoria emocional de tantos muchachos muertos.

HERMANA: ¿Qué llevas en la maleta? MANUELA: Solo zapatos, ¿por qué? ¿Muy raro? HERMANA: No deberíamos llevar tantos zapatos. MANUELA: ¿Con qué te vas a desplazar si no tienes muchos zapatos? (Ártiga)

Alquimia

Tuve que aprender a madurar los dolores para que se convirtieran en obras de teatro, una escritura que es la alquimia del llanto físico. La escritura es la mejor droga contra mi depresión. Lo transversal en mi obra es un Medellín de dolor, porque nuestras raíces están en El pelaíto que no duró nada, en el No nacimos pá semilla, en el No futuro. Ver un Ártiga es ver una esperanza al final del camino, un pueblo que se hace invisible ante el paso de la guerra, un pueblo que es capaz de asumir esa invisibilidad para que los visibles no lleguen y destruyan todo lo que ellos puedan tener.

5


ENTREVISTA

17 Fiesta de las Artes Escénicas

Grupo

Escribir, dirigir, actuar; en el grupo le toca a uno hacer de todo. También administrar, gestionar, hacer pedagogía. Eso lo comprenden bien quienes se integran. Es reforzar el sentido de pertenencia y lo colectivo. Confieso que se hace necesario delegar más. Es mucho el tiempo que uno se pasa al pie del computador mandando proyectos o rindiendo informes en desmedro del acto creativo. Esto aquí es una gallada grande, somos treinta personas, veinte de ellas en el grupo artístico. También tenemos semillero. Chicos que están aquí desde los ocho años en formación, es una locura verlos actuando.

Zirumarte

Llegamos al barrio con la intención de que este fuera un espacio solo para montar obras de teatro, nunca pensamos en que fuera a convertirse en una sala de representaciones. Fue la comunidad la que empezó a empujarnos, a querer ver obras de teatro en el espacio. Y un día vino a visitarnos Jaiver Jurado y nos regañó: «!Pero, güevón, si aquí tenés una sala de teatro!». Y empezó a animarnos: «Tumbás este muro y este otro muro y aquello allá y tenés una sala». Tal hicimos. A la comunidad también le comimos bomba con Zirumarte, una fiesta que realizamos cada mes desde las tres de la tarde hasta bien entrada la noche y que ya se volvió infaltable. Cerramos la calle y hacemos cosas de danza, música, teatro y títeres, volvemos esto una fiesta donde grandes y chicos conviven en el gozo de vivir. Ahí aprovechamos para decirles a cuatrocientas personas: vengan a ver las obras a nuestra sala. Creo que eso es formación de públicos, creo que se está impactando en la comunidad.

Memoria barrial, escribir con el cuerpo

Hay otro programa que nos enlaza mucho con el barrio, Memoria Barrial, así se llama nuestro taller de dramaturgia en el que los pelados crean obras y se les brinda la posibilidad de presentarlas al público en nuestra sala. Este año ya han montado una, Crisálida, todo se transforma, es una cosa brutal surgida a partir del entorno, de su vida diaria, de sus hogares, a partir de lo que ven en un proceso que va de la observación a la imagen, de la imagen al imaginario y del imaginario a la indagatoria. Frescas, juveniles, con su carga dramática. En mis talleres de escritura los muchachos se asustan porque lo primero que les digo es que vengan en ropa de trabajo. ¿Cómo así? ¿Un taller de dramaturgia con ropa de trabajo?. Sí, muchachos, lo primero que tenemos que empezar a explorar es lo sensorial, involucrar los sentidos en el otro, en lo otro, en mí.

6

¿Cuántas historias pueden salir? Los pongo en muchas situaciones prácticas, yo lo llamo «elementos sensoriales», ejercicios desde los sentidos, desde lo situacional, el umbral de la escritura y la construcción de historias.

HOMBRE: Los ojos del hombre se han acostumbrado a la pálida luz de las velas, y no pueden contemplar la luz del sol. MUJER: No te faltarán las velas en tu funeral, te aseguro que serán más grandes que las que han adornado las tortas de todos tus cumpleaños. HOMBRE: Con una me basta para saber dónde queda la salida de emergencia. MUJER: ¿No escuchas esa voz? HOMBRE: Es la voz de mí madre. VOZ EN OFF: Arréglese mijo, mire que va a llegar tarde a su velorio”. (Los gatos en el tejado)

Clóset

Me preguntaban en estos días por qué Clóset, sobre la población LGBTI, se ha convertido en una de las obras más representativas en Medellín. Creo que la respuesta es que en ningún momento la gente a la que se refiere el tema al ver la obra se siente víctima. Los personajes son propositivos. Hemos tenido experiencias con muchos pelados y peladas que me han llamado y me han dicho después de asistir a la obra: «Voy a salir del clóset, voy a enfrentar a mi familia». Y otro tanto nos ha llegado a ocurrir con Itinerancias, que es una obra de no agresión a la mujer, donde hay mujeres que salen de la obra y manifiestan: «No me voy a callar más», o: «Yo voy a reaccionar ante lo que me está ocurriendo». El punto de partida de Los gatos en el tejado es la terrible Operación Orión. Dolores que incitan al reconocimiento, transformables, tramitables. Por eso hablo de observación, imaginario, indagatoria. Un dolor que se ritualiza a través de la representación. Y como es juego, como es propositivo, los jóvenes vienen y se antojan de teatro: «Yo quiero». Por ello siempre hay esa cantera tan juvenil. En Memoria Barrial se trabaja desde los problemas cotidianos y llega de todo hasta el punto de que la sesión de dramaturgia puede transformarse en una sesión de sicología, de autoanálisis.

Gato por trueque

Aquí una entrada tiene un valor de cinco mil pesos, pero no permitimos que la gente, por no tener esos pesos, se quede por fuera de función, porque sabemos que cruzando la calle ya es estrato uno, parece mentira, pero hay gente que no tiene para pagar una entrada. Por eso aplicamos el trueque. Llegan a pagar la entrada con una libra de sal, con un rollo de papel higiénico, con un libro. La otra noche vinieron dos niños, uno tenía una esponjilla Bon Bril y el otro no tenía nada, pues el chico parte en dos la esponjilla para entrar por mitades: «Tome, papá, ahí están las dos entradas». El taquillero me mira y me dice: «!Pero

mirá a estos!», y yo le digo: «¡Pues que entren!, ¡están “truequiando!” ja, ja, ja, ja». ¿Qué hace uno ahí? Otra fue que vino un combo y traían un racimo de bananos y entraron como veinte, cada uno ponía un plátano. Y si usted no tiene plata y tampoco trajo nada… pues… ¿qué le digo?: «¡Entre pues!». Y está la jovencita que un día entregó un gatico para pagar entrada. Lo bautizamos Zirulo.

BUFÓN: Oiga, pelaos, esa pared no se puede rayar. ROSA: Los grafitis deben pertenecer al pasado de la ciudad. TUCO: ¿Quién lo dice? VIOLETA: Ellos, los de la otra ciudad. Los de la ciudad olvidada. (Ciudad proyecto)

A veces regresan los fantasmas

A veces vuelve la depresión, pero no hay necesidad ya de droga. ¡Qué más droga que escribir! A veces hay momentos difíciles, pero he aprendido a no dejar afectar la escritura por los derrumbes. Tengo momentos difíciles de la intimidad, de la soledad y hay ciertas locuras en las que te ves débil, pero creo que yo ya no me maté, Cristo, yo ya no me maté ja, ja, ja, ja. Todo lo que me llega lo camuflo, nadie nunca se imagina lo que se camufla. Y ahora tengo a Thomas, mi hijo de siete años, que es la razón de mi vida.


NACIONAL

17 Fiesta de las Artes Escénicas

MANIZALES

Los Chicos del jardín Por Jaiver Jurado Los Chicos del Jardín de la ciudad de Manizales, se destacan por un trabajo cuidadoso en sus puestas en escena, temas extraídos de una imaginación desbordante y fresca, producto de una manera de hacer teatro, que ellos han cosechado con el nombre de ingeniería teatral. Los hemos vistos por los escenarios del país y sus obras Polvo, Ceniza, y espacios de formación y reflexión de la cosa teatral. Aquí en este perfil indagaremos especialmente en lo que ellos han denominado la Enredadera, uno de sus proyectos mas queridos.

QUIENES SOMOS

Somos una compañía teatral que desde hace 11 años estamos en la escena manizaleña con el sentido más genuino de la creación e interpretación de nuestro contexto y nuestra vida, poniéndolo en un escenario de la forma más clara y poética posible. Sumado a esto hemos aprendido de procesos de gestión y el abordaje de proyectos, buscando una forma de hacerle frente a la pretensión de vivir digna y mágicamente del teatro. Ocho jardineros sostenemos un espacio creativo destinado también a la presentación de espectáculos, el cual llamamos Teatro Campestre el Jardín, donde se respira el color verde, y los grillos y las ranas ofrecen un concierto exquisito cada noche. Aquí presentamos al público nuestros trabajos que en total han sido seis, cuatro de ellos en repertorio permanente. El espacio también está abierto a otros grupos y a diferentes manifestaciones de las artes escénicas, ofreciendo así una variada programación para la ciudad.

INGENIERÍA TEATRAL

A través de la propuesta de ingeniería teatral queremos encontrar una metodología y un discurso que gire en torno a la resolución de las problemáticas que nacen a nivel del teatro y la actuación.

Cuando hablamos de ingeniería teatral hacemos referencia a la capacidad (ingenio) de hacer método lógico y aprehensible todos aquellos conceptos que tienden a tener un alto grado de subjetividad y abstracción dentro del proceso de las artes, valiéndonos de esa capacidad del método científico (propio de la ingeniería) para cuantificar, cualificar y llevar registro de los procesos y hallazgos. Por medio de la ingeniería teatral se indagan todos los recursos para hacer replicable los conceptos de carácter abstracto, se busca que el actor sea capaz de hacer consiente todos los estímulos y referentes que lo llevan a actuar de X o Y manera, y más importante aún, encontrar el modo de transmitir esa información a otros actores que quizá comprendan a través de otros códigos, es decir, a través de la ingeniería teatral se busca generar un lenguaje intersubjetivo, donde los actores estén abiertos y entiendan las abstracciones de los demás generando y llevando registro de conocimientos que funcionan mas desde la insinuación, el estímulo, la decodificación y la práctica. La ingeniería teatral confronta esa etapa del arte que le cuesta tanto a los artistas, y es compaginar la praxis con el registro, con la bitácora y con la reflexión pedagógica.

En esta inquietud de adentrarnos cada vez más en la fascinación que el teatro nos brinda, tenemos un evento muy querido por nosotros y del cual hacemos énfasis, se trata de La Enredadera: Costurero Artístico.

LA ENREDADERA

«La enredadera intenta atrapar el tronco del árbol y las ramas como queriendo atrapar su alma, lo que no sabe la enredadera, es que el alma del árbol no está en su tronco ni en sus ramas, sino en el canto de los pájaros». Enredadera: Que tiene el tallo voluble o trepador y que crece enredándose en un elemento o en otra planta. Costurero: Tejer para no olvidar. Coser para que los recuerdos perduren. Bordar para volver a habitar. Reparchar para mejorar. Escuchar la historia. Construir memoria. Eso es la enredadera. A medida que las plantas denominadas «las enredaderas», de tallo largo y voluble, van creciendo, se van expandiendo como un tejido vivo que cobija. De igual manera, en los tradicionales costureros de las Continúa en la página 12

7


17 Fiesta de las Artes Escénicas

8


17 Fiesta de las Artes Escénicas

programación

9


17 Fiesta de las Artes Escénicas

TEATRÓN RECOLECCIÓN DE FONDOS PARA LA

LOCAL

SECRETARÍA DE CULTURA CIUDADANA DE MEDELLÍN En medio de la 17 Fiesta de las Artes Escénicas, el 1 y 2 de septiembre, Medellín en Escena realizará la TEATRON, evento que busca recaudar fondos entre todas las salas asociadas para mitigar la ausencia de recursos que tiene hoy la Secretaria de Cultura Ciudadana. Es un gesto solidario donde participa el público, quién con la compra de la boletería en las 18 salas de teatro hace su aporte en bien de la cultura. Resaltamos la donación que hacen las agrupaciones artísticas que presentan sus obras en este evento de manera desinteresada.

programación miércoles 1 de septiembre Sala: Elemental Teatro Casa Contenta Obra: El gato negro [Edgar Allan Poe] Grupo: Elemental Teatro Hora: 7:00 p.m. Valor: $20.000

Sala: Teatro La Sucursal Obra: Héroes Miniatura (Función Virtual) Grupo: Plataforma Cultural Hora: 8:00 p.m. Valor: $10.000

jueves 2 de septiembre Sala: Teatro Oficina Central de los Sueños Obra: Amnesia Grupo: Teatro Oficina Central de los Sueños Hora: 8:00 p.m. Valor: $20.000

Sala: Corporación Carantoña Obra: Instantes Grupo: Corporación Carantoña Hora: 7.00 p.m. Valor: $10.000

Sala: Corporación Ziruma Obra: La pared patrimonio de la soledad Grupo: Ziruma Hora: 8:00 p.m. Valor: $10.000

Sala: Casa Teatro El Poblado Obra: Frankestein, la herencia oscura (Función Virtual) Grupo: Teatro Escarlata Hora: De 8:00 p.m. a 12:00 p.m. Valor: $15.000

Sala: Corporación Canchimalos Obra: Ululato de la locura Grupo: Adriana Córdoba / Performance Hora: 7:30 p.m. Valor: $20.000

Sala: Teatro Matacandelas Obra: Angelitos Empantanados Grupo: Colectivo Teatral Matacandelas Hora: 8:00 p.m. Valor: $20.000

Sala: Corporación Cultural Nuestra Gente Obra: Dinosaurios Grupo: Corporación Cultural Nuestra Gente Hora: 7:00 p.m. Valor: Trueque/inscripción previa

Sala: Corporación La Fanfarria Obra: El cuento que no es un cuento Grupo: Fundación Sirenaica Hora: 7:00 p.m. Valor: $20.000 Sala: Corporación Vivapalabra Obra: Jueves para contar. Noche de nuevos cuentos y nuevos cuenteros. Grupo: Vivapalabra Hora: 7:00 p.m. Entrada libre / aporte voluntario Sala: Corporación Cultural Nuestra Gente Obra: Dinosaurios Grupo: Corporación Cultural Nuestra Gente Hora: 7:00 p.m. Valor: Trueque/inscripción previa

Sala: Arlequin y los Juglares Obra: Ni se compra, Ni se vende Grupo: Arlequin y los Juglares Hora: 7:00 p.m. Valor: $20.000 Sala: Teatro Casa Clown Obra: Insomnio (Estreno) Grupo: Payaso Chochi Hora: 7:00 p.m. Valor: $20.000 Sala: Teatro Popular de Medellin (TPM) Obra: El amargo sabor de las mandarinas Grupo: Teatro Popular de Medellin (TPM) Hora: 7:30 p.m. Valor: $20.000

INVITACIÓN Invitamos a la ciudadanía para que nos acompañe el día sábado 4 de septiembre, al acto de entrega de la donación al Secretario de Cultura ÁLVARO OSMAR NARVÁEZ DÍAZ Lugar: Plazuela San Ignacio Hora: 4:00 p.m. 10

Sala: Teatro de Títeres Caretas Obra: Nada de nada [Stand up comedy] Grupo: Katerine Pombo y Lelis Sierra Hora: 7:30 p.m. Valor: Entrada libre con aporte voluntario / trueque Sala: Casa del Teatro de Medellín Obra: Penumbra Grupo: Fractal Teatro Hora: 7:30 p.m. Valor: $20.000 Sala: Agité Teatro Obra: Ni Aquí Ni Allá Grupo: Agité Teatro Hora: 7:30 p.m. Valor: Entrada libre con aporte voluntario


BIBLIOTECA GILBERTO MARTÍNEZ

La Biblioteca Gilberto Martínez Por Yazmín González por la reflexión teatral, que siempre deseó compartir con artistas e investigadores de su ciudad y del país. Hoy la Biblioteca Gilberto Martínez funciona como un espacio de acceso abierto al público, que ofrece en su sede 11.300 títulos, entre libros, revistas, documentos, material audiovisual y recortes de prensa, algunos de ellos se encuentran en medio digital, a través del catálogo en línea desde el sitio web www.casadelteatro.org.co. Este espacio de ciudad se ha dedicado a la conservación, el desarrollo, la investigación y la difusión de material de lectura en diferentes formatos, relacionados con las artes escénicas, convirtiéndose en la más completa y principal fuente de información relacionada con las artes vivas en Colombia, además de apoyar la generación de nuevo conocimiento en el área, fuente de investigación y la experiencia colectiva de Casa del Teatro y sus procesos de creación y formación. La Biblioteca ha logrado incluir variedad de actividades que les permiten a nuestros usuarios ver el teatro desde otras perspectivas, ofreciéndoles más posibilidades de aprendizaje: talleres, lecturas, conversatorios y tertulias.

Casa del Teatro de Medellín no es solo un espacio físico de arte y cultura, sino también un escenario equipado con libros y todo tipo de materiales periodísticos y audiovisuales, con relación a las artes escénicas, que ofrecen testimonio de una vida dedicada al teatro y un panorama local, nacional e internacional. El maestro Gilberto Martínez, médico y cardiólogo de profesión, fue fundamentalmente un hombre de teatro, dedicó la mayor parte de su vida a las tablas: actuó, dirigió, escribió, investigó y atesoró miles de libros que iba recopilando en sus visitas a las librerías en Colombia, durante sus múltiples viajes alrededor del mundo y donaciones de amigos, dramaturgos o teóricos. Con su famosa frase: «El que solo teatro sabe, ni teatro sabe», construyó un universo de conocimientos críticos que involucraron, además del teatro, el arte, la literatura, la historia y la filosofía. En el año 2002, después de encontrarse en su casa sin espacio para albergar sus múltiples colecciones, tomó la decisión de entregarlas a Casa del Teatro, su otro lugar en el mundo, como una forma de preservarla y ofrecerla a la ciudad. Desde ese momento, la naciente biblioteca se convirtió en una extensión del pensamiento del maestro, sus lecturas, memorias e incansable trabajo, pues muchos de los ejemplares tienen sus marcas y la huella de su entrega constante

Te invitamos a disfrutar de nuestros servicios: - Orientación al usuario (presenciales, telefónicas, correo electrónico). - Consulta en sala. - Préstamo externo y renovación. - Préstamo interbibliotecario. - Elaboración de bibliografías y alerta. - Asesorías a estudiantes o personas interesadas en las artes escénicas. - Átropos, conversatorio de teatro. Si quieres prestar algún material de lectura, para disfrutarlo en casa durante veinte días, tenemos préstamo interbibliotecario con la Universidad de Antioquia, la Escuela Superior Tecnológica de Artes Débora Arango y préstamo especial a los grupos de teatro asociados a Medellín en Escena. A continuación descubrirás nuestras colecciones, así te haces una idea de la variedad de temas para consultar sobre las artes escénicas. - Colección Casa del Teatro: está conformada por toda la producción teatral de la Casa desde 1987 hasta la fecha. Recopila las obras, textos de teoría teatral y artículos escritos por Gilberto Martínez Arango. Esta colección cuenta con 46 obras dramatúrgicas, 10 obras de teoría dramática, 15 artículos de revista, 15 folletos, 15 dramaturgias inconclusas, entre otras.

- Colección Teoría Teatral: formada por textos clave en el desarrollo del teatro que abordan temas como: historia del teatro; actuación, métodos y técnicas; dirección escénica y producción teatral; educación e investigación teatral, y teorías, corrientes y tendencias teatrales. - Colección Referencia: conformada por fuentes de consulta rápida y precisa, como diccionarios, antologías y enciclopedias, no solo del área teatral, sino también de las demás áreas del conocimiento. - Colección General: la integran textos que sirven de apoyo informativo para las artes escénicas como: psicología; filosofía; ética; cultura y recreación; arte y estética; literatura y lingüística; geografía e historia, y políticas sobre cultura. - Colección Audiovisuales: en ella se reúnen las fuentes de información que están soportadas en formato audiovisual: discos compactos, casetes, VHS y DVD. - Colección Archivo Vertical: recortes de prensa del teatro colombiano desde el año 1952 y documentos.

[

]

Antójate de leer nuestra recomendación literaria: El libro Teatro, teoría y práctica, de Gilberto Martínez, expone su reflexión acerca del espacio teatral, análisis de teatro, la improvisación y algunas obras dramáticas como Zarpazo y El horóscopo.

Acércate a la Biblioteca Gilberto Martínez

La Biblioteca cuenta con 11 colecciones, entre ellas, Teoría Teatral, Obras de Teatro, Casa del Teatro, Archivo Vertical y Hemeroteca.

Más de 50 títulos de revistas especializadas en teatro conforman la colección Hemeroteca. ¿Necesitas alguna obra o texto sobre estos grandes del teatro, William Shakespeare, Dario Fo, Luigi Pirandello, Eugene Ionesco o Bertolt Brecht? Encuéntralos en la Colección Autores.

¿Sabes qué sucedía en el teatro colombiano en los años 60 y 70? ¡cógete el chisme! Lee la colección de cartas recibidas por Gilberto Martínez.

Te esperamos en la calle 59 50A 25 barrio Prado https://casadelteatro.org.co/ Biblioteca Gilberto Martinez Teléfono: 3197297209 / 5017170

11


17 Fiesta de las Artes Escénicas

Viene de la página 7

abuelas se tejían y cosían prendas, en realidad estaban realizando un tejido social y comunitario a través de la narración, la palabra, las intimidades, los sucesos y las comunicaciones. Con estos conceptos y de manera metafórica, Los Chicos del Jardín crean La Enredadera: Costurero Artístico como un tejido que vive y revive el teatro, permitiendo conocer y, sobre todo, reconocer la historia del teatro en Manizales. Unos jóvenes curiosos, se interesaron en el año 2016 en conocer un poco más sobre la historia del teatro en Manizales, iniciaron con la expectativa de conocer unas diez historias de hacedores teatrales, pero a medida que pasaba cada enredadera la lista se fue ampliando, las historias se engrandecieron y empezaron a aparecer las conexiones que nos permiten entender cómo ha sido el proceso histórico del teatro en nuestras tierras. Y es entonces cuando se empieza a llenar ese vacío histórico que algunos jóvenes creadores tienen, y a conocer unos personajes que, desde la actuación, la dirección, la gestión, la tradición y todos los oficios del teatro, nos permiten entender de dónde venimos, y cuál es nuestra identidad, tan necesaria en esta ciudad (Manizales) de apariencias.

12

Aquí se habla coloquialmente, aquí se hijueputea, aquí se conoce y sobre todo se reconoce. Porque estamos convencidos de que hay un pasado teatral del que poco se habla, aquí nos interesa que la ciudad sea más reconocida por procesos que por eventos. Hoy ya tenemos un equipo de trabajo de ocho enredadores que hacen posible una semana de conversaciones, de reflexiones, de homenajes, pero, sobre todo, de encuentros generacionales en torno a lo que respiramos: teatro. Con diez años en el medio teatral, los Jardineros han logrado conocer el panorama del teatro en el municipio. Para el ecosistema teatral de Manizales es de suma importancia hacer memoria, conocer la historia del sector y reconocer a sus protagonistas, para que la comunidad de las artes escénicas (estudiantes, académicos, empíricos, aficionados, creadores, productores y espectadores) trascienda del disfrute de los espectáculos a propuestas adicionales que permiten dialogar, reflexionar y reconstruir el tejido escénico local, vigorizando la formación y la investigación, permitiendo así, la consolidación de procesos que cimienten el imaginario de sociedad teatral.

REGIONAL

Eco Teatro Sol y Luna El lugar ideal para soñar el arte en medio del Cafetal.


REGIONAL

17 Fiesta de las Artes Escénicas

escénicas. Nuestro público de la vereda ha podido conocer y disfrutar de una programación variada que va desde la narración oral, pasando por el teatro clásico, shows de magia, payasos, espectáculos circenses y hasta el teatro sensorial (modalidad teatral en la que el público disfruta de las artes escénicas tapándose los ojos, obligándolos así a intensificar y desarrollar sus demás sentidos y a dejar volar la imaginación). Además de una parrilla artística variada, cada año nuestra comunidad rural es partícipe de los talleres de teatro, títeres y manualidades, del servicio de biblioteca y de las novenas navideñas comunitarias que se realizan en nuestra sala. El Eco Teatro Sol y Luna ha sido Sala Concertada del Ministerio de Cultura y Sala Concertada Departamental del Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, y cada año celebramos, en septiembre, nuestro Festival Titiritiando por las Montañas de Antioquia. Todo lo anterior nos ha permitido crear y ampliar nuestros lazos de amistad y de experiencia artística con otras salas del país y del mundo. Hemos podido participar en diferentes convocatorias y festivales, no solo de Colombia, sino también a nivel internacional, permitiendo un intercambio artístico cada vez mayor con artistas de Venezuela y Argentina. Hoy el Eco Teatro Sol y Luna es referencia de arte y comunidad para Suramérica.

Hace treinta y nueve años llegué a Medellín con un camino lleno de retos por delante, pero con la ilusión de poderlos superar de la mano y la compañía de mis amigos los títeres, de quienes supe mientras los construía, aun viviendo en Quito (Ecuador), que serían mis más divertidos y fieles compañeros en este viaje llamado vida; conformando así el grupo artístico Títeres Sol y Luna. En 1984 empieza nuestra aventura por el Valle de Aburrá y Antioquia, dándonos a conocer con dos obras de teatro de títeres y que desde entonces han sido las más significativas y nos han dado el mayor reconocimiento en nuestra trayectoria artística: El burlador burlado y Los dos hermanos. Hemos participado en diversos festivales, salas teatrales del departamento y del país, prestando nuestros servicios artísticos tanto al sector público como al privado (como Fundación Universitaria Luis Amigó, Comfama, Comfenalco, Alcaldía de Medellín, casas de la cultura e instituciones educativas), llevando así alegría y magia a los corazones de nuestro público y dejando satisfechos a nuestros clientes. Y en este ir y venir de la vida artística, transitando por Colombia, llegamos con nuestros títeres a la vereda Quebradona Arriba, del municipio de Jericó, Antioquia, donde iniciamos un proyecto de formación de público en el año 2015 con el propósito de trabajar para la ruralidad, generando intercambios artísticos para aportar a la educación y al desarrollo sostenible de la comunidad en la vereda.

En el año 2016 fundamos la Corporación Cultural Casa del Sol, que vio materializada su sede principal como el primer ecoteatro para títeres del país, el Eco Teatro Sol y Luna, construido e inaugurado en el año 2017 en la misma vereda para fortalecer los procesos artísticos que allí realizábamos desde años anteriores.

El Eco Teatro Sol y Luna es el lugar ideal para soñar el arte en medio del cafetal. Sean siempre bienvenidos y bienvenidas.

Nuestra sala Eco Teatro Sol y Luna se pensó desde un inicio como un espacio de, por y para los habitantes de la vereda, como la herramienta perfecta para acercar el arte a la comunidad campesina; ese ha sido nuestro objetivo principal desde entonces, y creo que a lo largo de estos años lo hemos logrado. Este hermoso espacio, construido con las manos de los vecinos y amigos del Eco Teatro Sol y Luna, está hecho de guaduas y orillos, y se encuentra ubicado en medio de un cafetal en el que sus visitantes pueden, no solo disfrutar de nuestra programación artística, sino que a la vez encuentran un espacio que es amigable con el medio ambiente, en el que se puede respirar aire puro, apreciar la flora y la fauna de la región y gozar de las bondades de la madre naturaleza, y todo esto de manera gratuita, porque no se requiere de boletería, ni de ningún pago para ingresar a nuestra sala teatral. Y aunque nuestro proyecto comenzó como un grupo de teatro de títeres, la realidad es que la sala Eco Teatro Sol y Luna ha recibido a una infinidad de grupos artísticos de las diferentes disciplinas de las artes

13


NOTAS EN ESCENA

17 Fiesta de las Artes Escénicas

CORPORACIÓN CULTURAL CANCHIMALOS 45 AÑOS DE OPCIÓN DE VIDA EN EL ARTE

DINOSAURIOS ESTRENO

Concepto Dramatúrgico y Dirección Raúl Ávalos

Óscar Vahos es un ser inquieto que convoca a otros seres lúdicos. Lúdica es una ciencia que salva a los humanos del egoísmo y les brinda la oportunidad de cooperar. Cooperar despierta la capacidad de locura y acercamiento al otro. Otro es el diferente, el diverso, el descuadriculado, el multicolor. Multicolor es la cultura popular que abraza a Canchimalos. Canchimalos es Óscar Vahos, lúdica, cooperación, otros, multicolor. ¡Celebramos 45 años de sembrar semillas lúdicas de cultura popular y cultura viva comunitaria en el país!

En este 2021, en medio de la pandemia, la Corporación Cultural Nuestra Gente presenta: Dinosaurios (estreno), una obra que pretende ser una reflexión respetuosa y emotiva sobre el terrible flagelo de los desaparecidos en Colombia. «¿Y por qué es que se desaparecen? Porque no todos somos iguales. ¿Y cuando vuelve el desaparecido? Cada vez que lo trae el pensamiento».

Bajo la dirección de Raúl Ávalos y con un proceso de montaje en el que se han involucrado los jóvenes que participan en los procesos de la Casa Amar-i-lla, hemos realizado un acercamiento al tema, indagando por los testimonios y las historias que nutren

la puesta en escena y que muchas veces atraviesan la propia piel de los actores; para tallar en el cuerpo esos personajes que se alimentan de las tristezas propias y de las de muchos otros de los cuales a veces no conocemos sus caras, ni sus nombres; que son solo números en una lista interminable de dolor. En medio de estas desolaciones nos consolamos en el arte que nos permite de una u otra manera crear una reflexión que se puede compartir con el público, para no olvidar y para resistir. Eso es esta obra, un manifiesto doloroso en memoria de aquellos a quienes perdimos en algún momento, pero cuyos recuerdos van con nosotros a todas partes.

En el TPM

QUARTETO DA ALBA 2.0

LENDIAS D’ENCANTAR (Portugal) Los personajes de este Cuarteto Alba 2.0 repiten una letanía: «Nos dijeron que éramos inmortales», porque saben que quizás ya estamos en medio de una civilización que está perdiendo dignidad y que tiene la vaga sensación de que una revolución podría ponerlos en el camino donde hablar de futuro no es una reducción de la memoria, y donde el presente no puede ser un cúmulo de pesadillas y fracasos. Siempre hay un aliento poético que se adapta a los ideales y nos permite imaginar un mundo nuevo que comienza hoy. Son los portadores de ese compromiso. Y siguen la dirección de esa luz que no ciega. Fecha: Agosto 18 (Única función. Presencial) Hora:7.30 p.m. Lugar: Teatro Popular de Medellín Boletería: $ 30.000

14


NOTAS EN ESCENA

17 Fiesta de las Artes Escénicas

CARETAS ESTA DE FESTIVAL 14 FESTICOLORÍN COLORAO…, este cuento ha comenzao Desde el 15 al 30 de octubre de 2021

Son diez los invitados que harán las delicias de niños y niñas con historias maravillosas y creativas: Diego Suárez, de Maia Producciones, de Argentina; Títeres Arlequín, de Cúcuta; Titirimito, de Cali; Títeres Mamarrachos, de Cartagena; Títeres Sol y Luna, de Jericó, y por Medellín: Títeres Caretas, Títeres Camaleón; y Cuentería con Katerine Pombo, Andrés García y Lelis Sierra. Son veinte funciones y la exposición: «El títere a la escuela», un recorrido por las técnicas y el manejo del teatro de títeres, a cargo de los titiriteros Rodolfo Gómez y Lelis Sierra, de la entidad organizadora, que a su vez desa-

Colectivo Teatral Infusión 13 años de risas

Durante trece años el Colectivo Teatral Infusión ha hecho parte de la historia de Medellín. Tiempo en el que se han enfocado en proyectar a la comunidad propuestas escénicas que sobresalen por su alegría, estilo y calidad.

rrolla esta investigación para difusión y conocimiento sobre el quehacer titiritesco a las nuevas generaciones. Habrán funciones virtuales que se emitirán por la página de YouTube y Facebook, y presenciales que se harán en el Teatro Caretas y en algunas veredas de los corregimientos San Cristóbal y Palmitas. Nuestra meta es continuar beneficiando a la comunidad con este evento que anualmente llega y es creado especialmente para ellos. Para más información al teléfono 3206257743 caretas@une.net.co leliscuentera@gmail.com

Un lugar donde la cultura es toda una fiesta y que evidencia la importancia de las diferentes manifestaciones artísticas.

Este colectivo, que nace en el 2008, ha logrado convertirse en pionero de la investigación y la producción teatral con un trabajo artístico especializado en la técnica del clown teatral, la exploración del teatro de máscaras, del gesto y la voz escénica.

Por el Teatro Casa Clown han desfilado un sinfín de talentosos artistas y ha sido testigo de las risas, los aplausos, el amor y los sueños del colectivo año tras año. Obras como Clown… el espectáculo, Pura carreta, Entre faldas y patas de gallina, y El pequeño torito sentado son una muestra del amor y la entrega hacia el público.

Aunque originalmente su sede, el Teatro Casa Clown, se encontraba en el barrio Manrique, ahora gozan de una nueva y renovada casa en pleno centro de la ciudad.

Por esto, y para conmemorar su aniversario número trece, el próximo sábado 28 de agosto, el Colectivo Teatral Infusión tendrá su fiesta clown temática, que este

2021 estará enfocada en los superhéroes y las superheroínas, y con la cual pretenden devolverle al público las risas y el amor que les brindan cada día. En esta celebración los asistentes podrán disfrutar, divertirse y compartir con amigos. Habrá varieté artístico, música en vivo, stand-up comedy y mucho bailoteo. La cita será a partir de las 8:30 p.m. e irá hasta las 2:00 a.m. del domingo 29 de agosto. El valor de la boletería será de $30.000. Para mayor información, los interesados en asistir a este encuentro podrán comunicarse al 32056213 o escribir al correo casaclownmedellin@gmail.com.

DIRECTORIO DE SALAS ASOCIADAS Teatro La Sucursal Cra. 42 54-50 (Centro) - 4993087 plataformacultural@gmail.com

Elemental Teatro Cra. 35 Este 19-223 05 (Santa Elena) 5579775 / teatroelemental@gmail.com

Canchimalos Cl. 47DD 88 - 24 (Santa Lucía) - 448 97 40 culturacanchimalos@gmail.com

Casa Clown Cra. 42 44-46 (Bomboná) - 320 562 1344 colectivoinfusion@gmail.com

La Polilla Cl. 23 76-85 (Belén) - 3433627 info@lapolilla.org

Agité Teatro Cl. 52 39A -30 (Centro) - 2280361 agiteteatro@gmail.com

Matacandelas Cl. 47 43-47 (Centro) - 2151010 matacandelas@matacandelas.com

Barra del Silencio Cl. 45C 75-151 (Velódromo) - 4135583 barradelsilencio@gmail.com

Caretas Cra. 126B 61A-71 (San Cristóbal) - 4270698 caretas@une.net.co

Nuestra Gente Cl. 99 50C-38 (Santa Cruz) - 2580348 nuestragente@une.net.co

Vivapalabra Cl. 55 43-63 (Centro) - 2396104 corporacionculturalvivapalabra@gmail.com

Oficina Central de los Sueños Cra. 43 52-50 (Centro) - 2394179 corporacionteatro.oficina@gmail.com

La Fanfarria Cra. 84 42C-54 (La América) - 2509230 fanfarria@une.net.co

Ziruma Cl. 64 39-18 (Villa Hermosa) 2843462 arte-ziruma@hotmail.com

Teatro Popular de Medellín Cl. 48 41-13 (Centro) - 2166262 teatrotpm@une.net.co

CasaTeatro El Poblado Cra. 47B 17BSur-30 (Poblado) - 3211100 info@casateatropoblado.org

Carantoña Cra. 75 24-47 (Belén) - 3434022 corporacioncarantona@gmail.com

Casa del Teatro de Medellín Cl. 59 50A-25 (Prado Centro) - 5017170 administracion@casadelteatro.org.co

www.medellinenescena.com.co