Page 1

Elementos para comprender la incidencia de los depósitos judiciales en el Banco Ciudad 1. Introducción El Banco Ciudad se ha caracterizado a lo largo de su historia por otorgar créditos hipotecarios a bajas tasas y largos plazos. La crisis económica de los años 2001 y 2002 puso en jaque este perfil crediticio de la entidad. Sin embargo, como ocurrió con el resto de los bancos en el país, tanto públicos como privados, logró una considerable recuperación en la última década. A continuación se realiza un breve análisis de la situación actual de la entidad tomando como ejes la evolución de su balance, la cartera de clientes y el cumplimiento del perfil crediticio que establece su carta orgánica. Por último, se desarrolla un análisis político a la luz del tratamiento en la Cámara de Diputados del proyecto para que los depósitos judiciales de la Justicia Nacional Ordinaria comiencen a realizarse en el Banco Nación, tomando especialmente en cuenta la situación de los trabajadores del Banco Ciudad.

2. Evolución del balance de Banco Ciudad – 2004-2011 Tomando 2004-2011 como período de estudio, puede observarse que los activos del Banco Ciudad pasaron de 7.500 a 20.050 millones de pesos. A la vez su patrimonio neto se triplicó, trepando de 1.250 a 4.000 millones de pesos. Los préstamos y la tenencia de títulos son los componentes más importantes del activo, equivalentes en suma a un 75% del mismo. Mientras que en los títulos no puede distinguirse una tendencia clara en el período especificado (ya que sus fluctuaciones fueron bruscas y relacionadas a operatorias con el BCRA), los préstamos presentan un crecimiento aún más acelerado que el nivel de activos. Entre 2004 y 2011 casi se triplicó el monto prestado por el Banco Ciudad. Este fuerte incremento se dio a tasas de crecimiento interanuales elevadas, y aún cuando experimentó dos períodos de desaceleración (2007 y 2009), nunca fue menos del 8%, superando entre 2010 y 2011 el 40%. Dentro del rubro de préstamos puede observarse que la ayuda crediticia otorgada al Sector Público No Financiero no experimentó fuertes cambios, reduciéndose para todo el período un 11%. En cambio los préstamos hipotecarios dieron un fuerte salto, pasando de 300 millones de pesos en diciembre de 2004, a 3.500 millones de pesos a fines de 2011. ¿Cómo se explica este crecimiento? ¿De dónde surgieron los fondos para que el Banco Ciudad pudiera colocar ese volumen de préstamos?

1


Abordando el análisis del pasivo de la entidad se verifica que el 85% de los depósitos están explicados por cuatro rubros: a) depósitos de Sector Público No Financiero (es decir, depósitos de las distintas jurisdicciones de la Ciudad), b) depósitos judiciales en cuentas a la vista, c) depósitos a plazo fijo y d) cajas de ahorro. Los depósitos del Sector Público No Financiero aumentaron un 50% entre 2004 y 2011, pero con tendencia año a año indefinida. Los depósitos judiciales en cuentas a la vista crecieron entre un 10 y un 16% hasta 2009, con un incremento del 27% de 2009 a 2010 que se desaceleró de 2010 a 2011 (sólo 6%). Sin embargo tanto los depósitos a plazo fijo como las cajas de ahorro experimentaron tendencias de crecimiento muy similares a la del volumen de préstamos en general, pero más aún a la colocación de créditos hipotecarios en particular. El Gráfico 1 muestra la evolución de los préstamos hipotecarios, depósitos a plazo fijo, cajas de ahorro y depósitos judiciales (cuentas a la vista). Gráfico 1

Quitando del análisis la caída de las cajas de ahorro del balance 2007, se observa una tendencia creciente similar en todas las variables. Aún así la curva correspondiente a los depósitos judiciales muestra una aceleración bastante menor que la del resto de las variables. 2


Por otra parte cabe señalar que no sólo la recuperación económica explica el incremento de los depósitos de la entidad. Para el rubro de cajas de ahorro es importante destacar que el período en análisis es coincidente con el proceso de bancarización electrónica de la economía. Muchísimos empleados públicos, y no sólo de organismos de la administración de la Ciudad, cobran a través de este banco. Para el retiro de sus sueldos siguen obrando prácticamente los mismos límites dispuestos a comienzos de la década pasada, pero sus remuneraciones sufrieron fuertes subas. La utilización de tarjetas de débito para realizar compras y operaciones se agrega a los factores. En este contexto es posible afirmar que el Banco Ciudad depende mucho más de la confiabilidad que pueda brindarle a sus clientes para que estos operen a través del mismo, mantengan sus cuentas y realicen sus inversiones, que del carácter irregular y poco previsible de los depósitos judiciales, los cuales se rigen por dinámicas totalmente ajenas a los servicios prestados por la entidad.

3. Carta orgánica En el año 2005 fue aprobada la nueva carta orgánica del Banco Ciudad. Es la carta orgánica más moderna con la que cuente un banco público en la Argentina. Sus lineamientos y las prioridades fijadas están en sintonía con los cambios económicos que experimentó el país producto del modelo iniciado en 2003. En su artículo 1º establece: "El Banco de la Ciudad de Buenos Aires es una persona jurídica, pública y autárquica, con plena autonomía de gestión, presupuestaria y administrativa; y, por mandato constitucional, banco oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, su agente financiero e instrumento de política crediticia, destinada prioritariamente a promover el crecimiento del empleo, la equidad distributiva y la calidad de vida, privilegiando la asistencia a la pequeña y mediana empresa y el crédito social." Luego en su artículo 3º dice: "El Banco de la Ciudad de Buenos Aires tiene como objeto intermediar recursos a efectos de aplicarlos a la satisfacción de las demandas de financiamiento de empresas e individuos y prestar servicios bancarios preferentemente a clientes y vecinos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de toda otra localidad y/o región donde dicha entidad financiera, a través de las sucursales correspondientes, desarrolle su actividad. En este sentido, el Banco otorga preferencia a: a) la asistencia financiera destinada a las micro, pequeñas y medianas empresas radicadas en el Área Metropolitana Buenos Aires, así como a los vecinos afincados en ella, apuntando al crecimiento del empleo y, en su caso, del producto bruto geográfico de la Área Metropolitana Buenos Aires; b) promover la exportación de bienes y servicios producidos en el Área Metropolitana Buenos Aires; c) facilitar la centralización de los recursos financieros del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y vehiculizar la gestión de sus recursos y gastos;

3


d) facilitar el ingreso al crédito personal y familiar, y fomentar la adquisición, construcción y refacción de viviendas por intermedio del crédito hipotecario." Sin embargo, de los datos que el Presidente actual de la entidad, Federico Sturzenegger, en persona entregó a los diputados nacionales en el ámbito de la Comisión de Justicia en ocasión de tratar del proyecto de ley sobre los depósitos judiciales, surge a todas luces que en los últimos años poco y nada se ha hecho para atender a las prioridades que los mencionados artículos fijan. A pesar de que se mantuvo el perfil hipotecario de los préstamos otorgados, queda en evidencia que son montos ínfimos los que se prestan a las pymes. Por el contrario, el banco cuenta con una cartera altamente concentrada de empresas muy grandes que toman su crédito. (1) Por ejemplo 1.700 millones en 28 empresas: Peugeot; Citroën Argentina; Asociación de Cooperativas Argentinas; Pan American Energy; ESSO Petrolera; Aceitera General Deheza; Tarjeta Naranja; Cresud Comercial Inmobiliaria; Aluar Aluminio; AES Argentina; Edesur; Ledesma; Coca Cola; Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia; Quickfood; San Antonio Internacional Sociedad de Responsabilidad Limitada; Molinos Cañuelas Sociedad Anónima, Comercial e Industrial; Atanor; Solvay Indupa; Generación Mediterránea; Los Grobo Agropecuaria; Industrias Juan F. Secco; Falabella; IECSA; IRSA; Sociedad Anónima San Miguel; Grupo Peñaflor; Ribeiro y Coviares Sociedad Anónima. (2) La cartera de pymes del Ciudad es de sólo 975 millones de pesos, mientras que la suma que presta el Nación a pymes radicadas en la Ciudad es de 4.812 millones ni siquiera estando fijado como prioridad en su carta orgánica -.

Si el gobierno actual de la Ciudad hubiera querido modificar esta intención progresista del articulado de la Carta Orgánica, no le faltaron oportunidades para hacerlo. Dos veces la misma fue modificada, en 2007 y 2011. Sin embargo el primer cambio estuvo orientado únicamente a la conformación del directorio, mientras que el segundo, concretado en noviembre pasado, curiosamente agregó la posibilidad de que la entidad asigne utilidades netas al mismo Gobierno de Ciudad para financiar gasto público. En la citada exposición llevada a cabo en la Comisión de Justicia el Presidente del Banco Ciudad no ahorró palabras haciendo referencia a lo "poco política" que era la gestión de la entidad, y lo poco que había colaborado aquella entidad para atender gasto público del GCBA. Esto último es cierto. En los últimos años, tal como lo demuestra el análisis del punto 2, poco le prestó el banco al Gobierno. Pero esto no constituyó un impedimento para promover la modificación de la Carta Orgánica, ordenando distribución de utilidades sin ningún tipo de contraprestación. Artículo 45º (original): "Las utilidades netas que resulten al cierre del ejercicio, se destinan: a) Al fondo de reserva legal, según el porcentaje que fije la autoridad competente; b) A las donaciones que efectúa el Banco y al aporte anual para la fundación, en los términos y con los alcances del artículo 9°; y c) A aumentar el capital, en cumplimiento del marco normativo que en la materia establece el Banco Central de la República Argentina."

4


Artículo 45º (noviembre 2011): "Las utilidades netas que resulten al cierre del ejercicio, se destinan: a) Al fondo de reserva legal, según el porcentaje que fije la autoridad competente. b) A las donaciones que efectúa el Banco y al aporte anual para la fundación, en los términos y con los alcances del artículo 9º c) A aumentar el capital, en cumplimiento del marco normativo que en la materia establece el Banco Central de la República Argentina; y d) Del remanente, la parte que supere la necesaria para asegurar la preservación del patrimonio en valores constantes deberá ser distribuido al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que se destinará exclusivamente a la integración del Fondo Fiduciario para Obras Nuevas con Fines Sociales y Soluciones Habitacionales. A propuesta del Directorio del Banco de la Ciudad de Buenos Aires, el Poder Ejecutivo podrá aprobar una reducción en el monto a distribuir para contemplar proyectos de inversión y crecimiento del banco. Asimismo, inclúyase la siguiente cláusula transitoria: Cláusula Transitoria: De los resultados no asignados correspondientes al ejercicio cerrado al 31 de diciembre de 2010, se destinaran el equivalente a ochenta y ocho millones de dólares estadounidenses (u$s 88.000.000) para la integración inicial del Fondo Fiduciario para Obras Nuevas con Fines Sociales y Soluciones Habitacionales."

4. La excusa del riesgo de pérdida de puestos de trabajo Como es habitual en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el proyecto de que los depósitos judiciales comiencen a depositarse en el Banco Nación activó un mecanismo extorsivo. Ocurrió con el subte, donde el traspaso acordado, de la noche a la mañana pasó a estar sujeto a ciertas condiciones; ocurrió con los problemas de infraestructura de los colegios secundarios de la Ciudad, donde brindar un entorno digno para que se desarrollen las actividades académicas estaba sujeto a que los alumnos se comportaran de una determinada manera; y ahora ocurre con este proyecto. En esta oportunidad los destinatarios de la extorsión son los trabajadores del Banco. Con argumentos falaces y un dramatismo exacerbado, la dirigencia del Banco puso en vilo a los empleados bajo la premisa de que la aprobación del proyecto implicaría pérdida de sus puestos de trabajo. Sin embargo en ningún caso podría concretarse esta hipótesis. Un cambio en el destino de los depósitos judiciales jamás podría interferir en la estabilidad laboral del cuerpo del Banco por los siguientes motivos. En primer lugar, el proyecto original sufrió un cambio de importancia. Al dejar los depósitos judiciales de causas en trámite bajo la guarda del Ciudad, el cambio en la estructura de pasivos de la entidad sería paulatino. Para adquirir la dimensión de esta cuestión es preciso tener en consideración los largos tiempos de las causas judiciales en nuestro país. En segundo lugar, el crecimiento del Banco que fue analizado en el punto 2 implica la necesidad de un aumento de personal. Si bien no fueron muchas las sucursales abiertas por el Ciudad en los últimos años, es difícil pensar que en los próximos períodos no se requieran más empleados. Desde este punto de vista, aunque dentro de cinco o seis años las sucursales de Tribunales sufran 5


cierto impacto por el cambio en el destino de los depósitos judiciales, éste se verá más que compensado por el crecimiento del Banco, en términos de puestos de trabajo. En último lugar, existen ciertas deficiencias en la gestión de la entidad que de corregirse podrían asegurar un aumento de la demanda de empleo, o al menos el redireccionamiento de los recursos humanos existentes. Como ejemplo, a diferencia del Banco Nación o del Banco Provincia, el Ciudad no cuenta con un sector de seguros. Si la dirigencia decidiera expandir el Banco para prestar también estos servicios, el resultado sería, por un lado la garantía de estabilidad de los empleados, y por otro, la diversificación de las actividades financieras, dándole mayor previsibilidad, solidez y crecimiento al Banco de la Ciudad de Buenos Aires. EQUIPO DIPUTADA NACIONAL MARÍA DEL CARMEN BIANCHI

6

Elementos para comprender la incidencia de los depósitos judiciales en el Banco Ciudad  

El Banco Ciudad se ha caracterizado a lo largo de su historia por otorgar créditos hipotecarios a bajas tasas y largos plazos. La crisis eco...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you