Aquarellen enero 2018

Page 1


AQUARELLEN REVISTA LITERARIA

MES 01 ­ AÑO 04 ­ NÚMERO 37 EDITADO POR: AQUARELLEN CULTURA DIRECTORA DE REDACCIÓN: MARÍA JOSÉ MATTUS DIRECTOR DE CONTENIDOS: JESÚS DE CASTRO PORTADA: "ANTES" ­ DEMETRIO CASTRO CONTRAPORTADA: CRISTPOH MC KENNEY POEMAS VISUALES,FOTOGRAFÍAS DE : 1 ­ P E T E R K E E T MA N 2­ YOEL DÍAZ 3 ­ L A MS O N / N G 4­ MATT MALEWI


EN ESTE NÚMERO

-

JOSÉ LUIS MORANTES PÁGINA 10

-

FERNANDO SARRIA ABADÍA PÁGINA 19

-

ISABEL REZMO PÁGINA 28

-

JUAN DE DIOS GARCÍA PÁGINA 38

-

CONSUELO GARCÍA DEL CID PÁGINA 44

-

JAVIER RODRÍGEZ DEL BARRIO PÁGINA 50



PORTADA

ANTES.

Considerable ambivalencia puede ser “Antes”, siempre es bueno captar un momento de la etapa de una persona y que se vean donde antes no había nada (papel en blanco). Por esa hoja en blanco pasó una persona, como un ave posando una rama, y dejando un rastro, solo una imagen… el rastro de la presencia humana y un trozo de evento pasado… la captura de un instante y toda su subjetiva belleza. Su autor es Demetrio Castro. Nació en Coquimbo, en el año 1984. Trabaja como psicopedagogo en colegio, y parte de su tiempo libre lo dedica a ilustrar y retratar momentos. Ciertas circunstancias le han permitido obtener conocimientos, de forma autónoma, acerca del arte de dibujar. Se caracteriza por el boceto como obra terminada en un claro oscuro.



EDITORIAL

El arte le habla a todo el mundo, expresa y emociona. La belleza de la literatura, la sensibilidad de la hermosa música, la pintura, la fotografía, la escultura y todas las formas de expresión, individuales o colectivas, son revelaciones de lo que el ser humano es capaz de hacer, transmitir y preservar. Y es en esta última palabra en la que quiero detenerme hoy, preservar, mantener, resguardar y salvaguardar son sinónimos que sujetan el arte y la tradición cultural. El patrimonio cultural, tangible e intangible es la herencia más valiosa que poseemos como humanidad, como individuos pensantes capaces de hacer cultura, de identificarnos con ella, valorarla, estudiarla y transmitirla de forma responsable y siendo conscientes del compromiso que conlleva. El patrimonio cultural inmaterial no estriba sólo en la manifestación en sí, sino en el conjunto de conocimientos que se transmiten de generación en generación con el fin único de que cumpla con sus objetivos: integrar, representar y especialmente seguir dando cuenta a las descendencias venideras de los distintas expresiones artísticas por las que el hombre ha pasado, sus sueños, temores, alegrías, preguntas con y sin respuestas. En base a toda esta reflexión recalco el extremo valor a ser responsables con el legado cultural que poseemos. No podemos deformar las grandes obras de la literatura, teatro u ópera solamente por sentirnos cercanos a una idea imperante en nuestra sociedad actual. ¿Cómo podríamos siquiera imaginar en alterar lo que escribió Shakespeare, Cervantes o Mozart? No sólo estaríamos siendo irrespetuosos con la autoría de estos maestros, sino que, además estaríamos faltando gravemente a una de las responsabilidades más importantes que tenemos como humanos y artistas: Preservar el patrimonio cultural inmaterial para las futuras generaciones. Si nos preocupamos de cuidar los bosques, cuidemos también el legado de los que somos capaces de construir artísticamente, nuestros hijos lo agradecerán de la misma forma que le dejamos ríos limpios. María José Mattus




JOSÉ LUIS MORANTE


José Luis Morante (El Bohodón, Ávila, 1956)

Compagina docencia y literatura en Rivas­Vaciamadrid (Madrid) donde creó la revista Luna Llena y coordinó Prima Littera. Su labor poética comprende ocho libros, con reconocimientos como el Premio Luis Cernuda, el Internacional de Poesía San Juan de la Cruz, o el Premio Hermanos Argensola y se recoge en las antologías Mapa de ruta (2010) y Pulsaciones (2017). Entre sus obras en prosa están el diario Reencuentros, el libro de entrevistas Palabras adentro y Protagonistas y secundarios, selección de artículos y reseñas. Ha preparado las ediciones Arquitecturas de la memoria, Ropa de calle e Hilo de oro; también prologó libros de Luis Felipe Comendador, Herme G. Donis y Karmelo C. Iribarren. Ha publicado los libros de aforismos Mejores días (2009) y Motivos personales (2015). En 2016 puso voz a la primera generación poética española del siglo XXI en la antología Re­generación. Una amplia muestra de su recorrido poético se recoge en la antología Pulsaciones (Sevilla, 2017). Es responsable del blog literario “Puentes de Papel” www.puentesdepapel56.blogspot.com


El egoísmo hace del yo apócope del nosotros.

Tiene una memoria prodigiosa, capaz de hacer real una mentira.

En el trasfondo del azar dormita un orden secreto, una simetría que pauta planteamiento, nudo y desenlace.

La autobiografía convierte a otro en protagonista.

Los minimalistas dogmáticos pueden confundir un haiku con un cantar de gesta.

Los cementerios de coches abundan del retorcimiento manierista.

Los viajes largos en los niños desperezan el pasmo; en los adultos, el cansancio.


El agónico vocacional tiene una visión cabizbaja de la realidad inmediata.

Cerca del mar todo se borra, salvo el silencio roto y el efecto emocional de la contemplación.

Contra los insectos utiliza el reproche didáctico.

No siempre fue pasado e invisible.

La conciencia egoísta piensa que un cielo menesteroso cobija a los demás.

El insomnio acumula ruidos con cautelosa paciencia.

Las falsas verdades dejan ruinas que se veneran largo tiempo.


Cuando despierto regreso de un oasis que no existe; entre las

manos tengo un puñado de arena.

La edad permite ser testigo de los itinerarios del deseo: arte, memoria y estado carencial.

Creadores que muestran una tendencia natural a los juegos de magia. Están llenos de trucos. Son capaces de transformar estética y ética en fósforo y carbón.

La imaginación enseña a desconfiar de lo real.

Sedimentos de niebla en la amanecida. Frente al dormitorio, el jardín exige una mirada simbólica.

Las existencias ejemplares también son borradores.

En la realidad habitual, los matices funcionan como indicios de la imaginación. Una noción básica del sujeto con voluntad es la conciencia del fracaso.


Aforismo, un zumbido de avispas.

Calma interior, inteligencia analítica y sentido del humor: un sujeto excéntrico.

Un yo cargado de menudencias sustituye la seducción por el rechazo.

Alza planos del caos.

En las venas una melancolía que huye piel adentro para guardar silencio.

Busca detrás de los reversos.

Delirios de estatura. Bosqueja una imagen visible por encima de los demás; se pone de puntillas, luego con tacones, después con púlpitos, más tarde con andamios. Luz dormida en la mansedumbre del estanque y los ojos infantiles que nada saben de la refracción.


Alguien escribe. Soy parte de la trama. Un personaje episódico.

Estoy aquí, creo. Aunque desconozco la ubicación exacta del aquí.

Coleccionaba fósiles. Quiere entender el tiempo sin la atribulada nebulosa de lo inmediato.

Los aforismos marcan la piel del agua, como la huella frágil de una verdad.

Cualquier soledad está repleta de encuentros. Escueto relato de una biografía sentimental. Décadas de convivencia. Posterior silencio. Sin residuos químicos. Procuro ser leal a mi pasado, despejo dudas sobre el porvenir que le corresponde.

Percibo los contornos con la precisión ambigua del miope.


Valoro mucho la inclinación kafkiana de su periplo personal.

Suelo repetir sus itinerarios.

Las biografías ficticias enderezan existencias insensatas.

Los ambiguos poseen un orden mental elástico, a la medida de pormenores circunstanciales.

Disposición amistosa de la tradición; permite dormir bajo techo.

Todo poema necesita las palabras de otros.

Paso las horas frente a un mar que dormita con inmovilidad de paquidermo y se hace espejo de mi conformismo. es verdad: no soy un indignado.

La escritura mide el tiempo con hábitos de presidiario.

A cubierto, bajo las bóvedas de crucería de los diccionarios.


FERNANDO SARRÍA ABADÍA


Fernando Sarría Abadía (Ejea de los Caballeros, Zaragoza), Licenciado en Filosofía y Letras, en la especialidad de Historia del Arte, por la Universidad de Zaragoza. Ha dedicado varios años a la investigación en Historia del Arte, en concreto a la escultura del siglo XVI aragonés. En esta materia ha participado en más de veinte trabajos en distintas publicaciones y revistas especializadas, incluyendo el ensayo monográfico El retablo aragonés del siglo XVI. Estudio evolutivo de las masonerías y la exposición Escultura aragonesa del siglo XVI en el Museo Camón Aznar, en 1993. Ha publicado los libros de poemas “El error de las hormigas”(2008)(Editorial Eclipsados), “El Alhaquín” –primer accésit en el Premio de Poesía Delegación del Gobierno 2008­ (Editorial Aqua), En el 2010 “Todas las mentiras que te debo”(Editorial Eclipsados),en el 2011 “Babel en las manos”(Olifante Editorial) y en el 2012 ha presentado su poemario “Las Horas”(editorial Quadrivium), su poemario “Calafell” (Sabara Editorial) y “Bares” (Ediciones del cuatro de agosto) ,”El buril y la piedra” (La fragua del trovador) en el 2013, ” Silencio (por favor)” ( Ediciones Lastura) , “Poemas de la incertidumbre” de editorial La isla de Siltolá, “La armonía en el vuelo de los pájaros” (La fragua del trovador) en el 2014, “Albada” ( Ediciones Lastura), la plaquette “La caja de música” (Herradura oxidada) el 2016 y “A plena luz” ( Ediciones Lastura) el 2017. Ha sido incluido en las antologías “Versos sin bandera antología poética España – Colombia” , “Poesía en la margen”, “La luz escondida”, “Versos para Somalia”, “La luna en verso”, “Los Borbones en pelotas”, ”Locus amoenus” y “No me silencies, escúchame” entre otras. Ha colaborado en diversas revistas literarias y culturales: El Cronista de la Red, Yareah, Criaturas Saturnianas, Imán, Narrativas, Turia, La Nausea, Matemáticas y Poesía, Agora, Alora, Gealittera…así como sus poemas han aparecido en diversos blogs, él, mantiene diversos blogs poéticos y literarios, entre los que destacan: Fernando Sarría (http://fernandosarria.blogspot.com), Crepusculariosiglo21 (http://crepusculariosiglo21.blogspot.com), Estravagariosiglo21 (http://estravagariosiglo21.blogspot.com.es/ )


Sube al Corvette negro del 64 y crucemos bajo la noche la larga avenida del verano, tenemos el poder de hacer de este día a través del desierto un nuevo milagro. Ven y deja que el tiempo sea secundario, abrazados sobre el suelo veremos el cielo demoledor, la caída intrascendente de otros mundos pequeños iluminándonos desde tan lejos como luciérnagas del Universo. Bésame despacio, sí, hazlo como saben tus labios demorarse en mí y rebuscar entre lo oscuro, en lo denso, allí donde se acumulan los murmullos y son derribados todos los silencios. Bésame ahora, cuando todavía me duele. Cada vez va ser más difícil olvidarte.

Poemario “Todas las mentiras que te debo” Editorial Eclipsados 2010


Epílogo Entonces Borges dormía con los ojos abiertos y alimentaba su melancolía respirando la noche. Era verano en el Hemisferio Sur, él soñaba con el frío de Ginebra o con la humedad implacable de Dakar. Era verano en Buenos Aires y el mundo le parecía un Atlas propio donde podía dibujar sus viejas pasiones y sus viajes. Sus dedos pasaban lentamente sobre los mapas, se detenían en un lugar señalado en rojo, una punzada, un río de palabras y de imágenes, el hombre ciego recordaba, hurgaba en su memoria el tiempo, deshacía una a una las páginas escritas de su vida.

Poemario “Babel en las manos” Olifante Cuadernos de Trasmoz 2011


J a n i s J o p l i n

[Summertime] Nunca tuve en las paredes pósters de Janis Joplin ni de Jimmy Hendrix, seguramente eran del Che Guevara, de Inti Illimani, de Salvador Allende, de un lobo estepario que me recordaba a Hermann Hesse o de alguna idílica isla griega que me hacia viajar lejos. Ahora sé que cometí un error, que nunca debí dejar afuera tantas cosas para que al fin el sol se llevara el color de tantas ilusiones. Puedo mirar mis manos, en ellas hay demasiados surcos: una gitana también a mí me dijo que tendría muchos hijos. Quizás no fuera yo el que puso la mano, a lo mejor no soy yo el de entonces y mis hijos vagan en la oscuridad como su padre lo hace en las noches. Recuerdo que sí que me gustaban Janis y Jimmy, aunque tal vez se murieran demasiado pronto, héroes vencidos de un juego al que nunca supe jugar y eso que en la ruleta he aprendido a perder hasta las esperanzas. Poemario “ Bares” Ediciones 4 de Agosto (2012)


Abro la ventana y entra la brisa. Sin nombre apenas que darte poseo ahora el rescoldo de la lumbre nocturna y esta hora ausente de nosotros, cuando tú duermes y yo oteo el mar. Las islas son como tu espalda, se ven en la bruma del horizonte, y sé que guardan siempre los pájaros y el frío de la mañana, mientras que a ti, a centímetros de mis dedos, respirando en silencio, te cubren una lejanía de sábanas y todos los pretéritos viajes que hicimos en la noche. Guardo este instante. Lo grabo como he hecho otras veces. Ya eres igual en mi memoria que algunas cosas hermosas que me habitan: el friso del Partenón en el Museo Británico, el puente de Alejandro III en París sobre el Sena, el jardín de Csepel rodeado por el Danubio, el templo de Júpiter en Paestum… Eubea en medio del Egeo.

Poemario “Las Horas” editorial Quadrivium 2012


A veces pronuncias la palabra agua y eres tú, otras veces dices hielo y también eres tú. Sostener una mirada cuesta más que besar unos labios. Encender el amanecer desde las sombras solo se consigue con el silencio habitado por el canto de un pájaro. Tener la vida sin respuestas es lo cotidiano, también lo es estar solo, en medio de una mirada y su respiración. Nunca la vida nos reserva un tiempo de espera, aunque es cierto que cuando el mundo se silencia, un corazón, a veces, no puede soportar la soledad. Poemario “Silencio (por favor)” Editorial Lastura 2014


Solo, sometido al desarraigo del relámpago. Un hombre, un verbo, una sola imagen de la lluvia. La verdad nunca tiene poros, es una mezcla de nostalgia y melancolía. Sin cruzar las estaciones caen los años, mientras un ramal de silencio nos reserva su regazo. He venido desde las azoteas hasta el suelo como un pájaro desciende a la tierra. No voy a romperme la camisa, ni siquiera mis palabras van a tener significado. Si queréis, miraos las manos, preguntaos qué os deben.

Poemario “ Albada” Editorial Lastura 2015




ISABEL REZMO


Isabel Rezmo, nace en Úbeda en 1975. Ha participado en diferentes tertulias, encuentros y Antologías; destaca la Primera Antología Hispano Argentina “A Un lado y a Otro del Mar” coordinada conjuntamente por las editoriales Quelión de Argentina y El Taller del Poeta de España. En Italia en la Antología contra la Violencia de Género coordinada por la poeta italiana María Teresa Infante en mayo del 2016. En Brasil Antología del Primer Encuentro Internacional de Arte Contemporáneo coordinado por la poeta brasileña Vanda Salles, mayo del 2017 Cabe destacar su participación en diferentes ferias del libro, encuentros y recitales de poesía. Delegada del Ateneo Blasco Ibáñez de Valencia. Socia de la Asociación de Escritores y Artistas de España (AEAE). Miembro de CEDRO Centro Español de Derechos Reprográficos , la asociación sin ánimo de lucro de autores y editores de libros, revistas y otras publicaciones. Socia de la Asociación de Escritores de Madrid y de la Asociación de Escritores y Artistas de España. Miembro de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna (ANLM) Colabora en varias revistas digitales y en papel como: la revista de divulgación cultural y científica MITO; Revista GEALITTERA; en la revista poética de edición en papel ORBIPOEMIA en México; Gaceta Virtual en Argentina o Calle B en Cuba; Absolem, y más recientemente La Alcazaba y La­poesía.es. Colabora entre otros medios en la cadena de la radio Universitaria de Jaén UNIRADIO programa Desde “Jayjan” coordiando por el poeta Manuel Ochando. En Úbeda dirige el programa de radio “Poesía y Más” en la emisora cultural de ONDA UBEDA PREMIOS: I Certamen Internacional rumano–español de poesía Poetic­ Performance en Madrid en la sección de lengua española, 2013 Segundo Premio Certamen de Poesía Accitano 2015, organizado por la Bibilioteca de Guadix (Granada). Tercer Premio Certamen Internacional de Poesía El Molino con el poemario HABITO, octubre 2015 FINALISTA EN: III Y IV Concurso de Poesía “La Vida es Poesía” de la cadena de radio Tular Irratia de Bilbao, 2014 I Certamen Literario Tamariu en Palamós­ Girona, 2014 Premio Mundial de Poesía, PREMIOS NOSSIDE, Finalista con Indicación del Jurado, celebrado en Calabria, Italia, en 2015. Marruecos. POEMARIO: Paisajes de una Dama, 2013­ EL TALLER DEL POETA, SL EGO AMARE, 2015 EL TALLER DEL POETA, S.L. ÓXIDO 2016, MRV.EDITOR INDEPENDIENTE Autoras: Inma J. Ferrero e Isabel Rezmo HABITO, 2016 ED. MRV Editor Independiente Próxima publicación: TEMPO CONTACTO: isabelrezmo@gmail.com


LAS MARIPOSAS CALLAN Desarmo una quietud en el recodo de tu vendimia. Desarmo, como la vida, manantiales de espesas muecas en la noche. Le pedí que viniera a verme en el zaguán de un mediodía. Y sin embargo, escucha, resuena ruidos malditos en las pesadillas de la mañana. Es el tiempo que no perdona. La luz se extingue. Y las mariposas callan.


ERA Era hermoso amarte. Era un cielo sin moradas. Era bello acariciar tu pelo sin mis manos. Aparecía un velero en la memoria que me hacía sonreír. Y nunca me cansaba de dar cuerda al reloj de mis impulsos. Era. Simplemente un era que ya no es. Latía mis sentimientos como mariposas que anhelaban tu compañía. Me hacía poseer lo bello de las flores, Mis flores. Pero... Era. Ahora tengo un escondite sagrado con un Dios que me habla y me permite tenerte en un fondo sin abismos. Solo para mí. Y ese secreto inconfesable será muerto en mis párpados para no caer en el olvido de mi propia miseria. Allá donde quedan los sueños borrados por el dolor estarás para mí en una silueta de mil encantos. Con una danza solo para mis oídos y sólo para tus silencios.


DESNUDO A MINUTOS Desnudo a minutos, o a segundos, los golpes de mis piernas, de mi cuerpo, de mis nublos. Desnudo como el caracol sin enroques en las salinas. Hay una tregua en el desfiladero, se oye... se oye... arrancando la americana en los puertos. Las goletas son como huracanes. Reflejos tenues en espejos. Destruyendo la pitarra de tus gestos, la picazón de una pestaña, y silencio... una gotera en los embarques de los lomos, de esas apetencias que susurran los espasmos, y los cristales se perpetúan en los discos solares, en el roce de la línea menguante. Sutil muerde la arena del circo. Punto. Las comas me las comí junto al apetito de mi fantasía. El tejado moribundo de sales y especias. Dame el perfume de la inercia, de la saliva mal claudicada, de las voces inertes, sublimes, consanguíneas, incestuosas de las bocas abiertas como los muslos. Suman restas oblicuas en los membretes de las puertas, y el rosario se queda sin cuentas en las manos.


ME QUEDO Me quedo en estas paredes. Me quedo sentada. De pié. En el atril. En el mundo. Fuera del río. En el mar, en el puerto, en la carencia. me quedo entre dos soles. Me quedo. Desnuda. Sin bolsillos. Me quedo entre la mañana o en el tendedero poniendo el latido entre flores secas, o raras. me quedo. Me quedo. Me silencio de todo el ruido que teje más ruido y solo come el ruido. Me quedo sin ti o contigo, o con el otro, o con la vida. Me quedo... Me quedo sin fuerza, o con fuerzas o con las piedras, o con la valentía, o la constancia, con el miedo, con la impaciencia, con la muerte. Me quedo. Sin lotería o con el premio, el castigo, la soltura, la incongruencia. .


La nieve,

la dama, la herencia. Me quedo así, en la mesa. En los visillos. Me quedo, me quedo sin monedas, sin labia, sin palabras, sin fuerza. o con desidia. Conmigo. Finalmente en tu placer. ME QUEDO.


21. Nadie usurpa el nacimiento, ni el agua, ni la frontera. Ni se paga peaje. ni se paga el grito, ni se compra la conciencia. Sisea en las montañas libre.


4 8 .

Adelántame la mañana. Entre una taza de café y la pastilla para doblegar la migraña. Me inhibe el tacto postrado que yace en mi mente.



JUAN DE DIOS GARCÍA


Juan De Dios García, Cartagena, 1975

Ha publicado el ensayo Alejandro Casona: la poesía de la muerte (Universidad de Murcia, 2001), las plaquettes El calor de la medicina (La Candela, 2006), Heptágono (Signum, 2006), Infinitivo (Tres Fronteras, 2009) y los libros Nómada (Fundación María del Villar, 2008), Ártico (Germanía, 2014) y Un fotógrafo ciego (Balduque, 2017). Para difundir su obra entre los lectores mexicanos, El Instituto Sinaloense de Cultura ha publicado Matad al jardinero (ISIC, 2017) una antología de sus tres libros. Ha participado en libros colectivos como Trazado con Hierro (Vitruvio, 2002), Al fin y al Cabo (Instituto de Estudios Almerienses, 2009), Semana de pruebas (Lagartos, 2009), Lo que queda del naranjo: Palestina en el corazón (Puerta del Mar, 2009), Alrededor de Luis Alberto de Cuenca (Neverland, 2011), Ángel Paniagua, endecasílabamente nuestro (Huerga & Fierro, 2012), Exiliado en el arte: conversaciones en París con José María Álvarez (Renacimiento, 2013) y en antologías como Cinco visitas a la poesía almeriense (Fundación Juan Ramón Jiménez, 2006), Tres heridas: antología de nueva poesía amorosa española (Armenia, 2011), En legítima defensa (Bartleby, 2014) o Desde el mar a la estepa (Chamán, 2016). Poemas, cuentos y artículos críticos suyos han aparecido en numerosas revistas españolas y extranjeras: Litoral, Paraíso, Nayagua, Hache, Isla desnuda, Abisal, Ágora, El perseguidor, Antaria, Dáctilo, Río Arga, Uroboro, Baquiana (EEUU), Acequias (México), Caudal (República Dominicana), Szafa (Polonia), Otro lunes (Cuba), etc.

Es colaborador de la revista de poesía La galla ciencia. Desde el año 2000 co­dirige la revista digital de literatura El coloquio de los perros [elcoloquiodelosperros.weebly.com].


CAFÉ­TEATRO Nos habla de los lagos finlandeses, de un dialecto poblado de pájaros y fruta, de montes elevados, de nieves perpetuas, de un cielo de petróleo. «En el norte se educa en la melancolía», dice, «y sus muertos pesan más que aquí». Habla de un padre griego y una guerra, de una actriz que ya no recuerda nada. Nos incomoda con frases extrañas: «Cuando masco tu corazón sabe a raíz de olivo». «La muerte pide para desayunar un sistema solar entero». «Kurt Cobain, pistola en mano, buscando un pinchazo por las calles de París». «Entre morir o matar, ¿quién elegiría morir?». Y nos escandaliza: «¡No existen los sinónimos! ¡No más poetas! ¡No más basureros! ¡Ni renacentistas ni barrocos! ¡Somos barrocentistas! ¡Sin dioses, sin disfraces, sin relojes!». Para acabar contándonos que un espíritu negro ha pintado de rojo la puerta de su casa, que el final de un poema podría ser un cuervo agonizando en las manos de un ángel. El público no sabe, pero esta noche está asistiendo al mejor recital de su vida.


TÍTIRO SEGUIRÁ CANTANDO (Noche futura de María Teresa Cervantes) Todo el mundo va por la derecha, vayamos nosotros por la izquierda, hay más espacio y se respira mejor. Papá Pencho

Contigo marchará la niña alegre entre la soledad y los silencios de una infancia de huerta y Mediterráneo. Deben cambiar los hombres y no el mundo, escucharon decir a Papá Pencho después del 39. Y te parece oírlo todavía. Contigo marcharán los amigos: Riquelme, Meseguer, Campillo, Ros, Betanzos, Luzzy, Párraga, Asensio Sáez, Cegarra, Carmen Conde, Leopoldo, tanta luz y tanta hondura, aquel conocimiento, aquellas intuiciones rodeada de óleos luminosos. Contigo marchará esa mujer capaz de acariciar a un león angustiado de París, marcharán los desiertos y las lluvias, los nocturnos, las nubes y los ecos, marcharán las lecturas en los parques públicos cuando apenas amanece, el desamparado hombre de Bulgaria que quiso amarte desde la amargura.


Esta noche de velas y relámpagos evocas a una extraña sombra apátrida, vibra la arquitectura de tu estrofa, la copla estrangulada en el vacío, el grito recitado, el rezo necesario, —primero la fe nace del temor, después ha sido amiga imprescindible—. París, Bonn, Barcelona, Cartagena, son sólo bibliotecas ya enterradas. Tu obra, como tu vida, es trama y mímesis. Tu canto es un misterio, un arte singular, canto sagrado y lógico para poblar la vida, alucinarla. Los pájaros componen. Todo es.


HOMENAJE

A Ángel Paniagua

¿Sabes dónde se encuentra Ángel Paniagua? Yo sí. Búscalo en bares donde hay lumbre, además de chulazos y cerveza. Búscalo en el perfume de la coca mientras el corazón de ‘La Stupenda’ se desangra con Norma o Turandot. Cada libro, agujero de la gloria, vibra en su biblioteca como nervio de la sabiduría, ciencia tóxica. Ángel guarda consigo la certeza de beber hasta el último veneno que le ofrezca la vida y sus placeres. Ángel se casará con el futuro, presidirá la sala de los príncipes. Su amor desordenado al español, el cimiento de su último poema, las sílabas sonando como aullidos serán canto de cisne hasta la muerte


C ONS U E L O GA R C Í A DE L C I D


CONSUELO GARCIA DEL CID GUERRA escritora, investigadora, columnista de opinión y biógrafa de famosos. últimas obras publicadas 2012 Las desterradas hijas de Eva (ensayo político). 5 ediciones. Editorial Anantes. 2013. Te la quitaré aunque esté muerto. Novela. Éride ediciones. 2014. Librada. Novela. Algón editores. 2015. Ruega por nosotras. (ensayo político). Algón Editores. 2016. Nunca recordaré haber muerto. Biografía del ex futbolista Julio Alberto Moreno Casas. 2016. Camino de la Justicia. Éride ediciones. 2017. El desmadre de los servicios sociales (ensayo político). Editorial Anantes. 2017. Detrás del telón. Biografía de Chicho Gordillo y Rosa de Alba. Éride ediciones.


TRES DÍAS DE SUEÑO

Qué descansada luz, qué pelo más hermoso ha crecido de nuevo enredado en los ángeles se mueve como un vals, la orquesta te recibe qué distinto lugar, qué voces dicen te esperaba, princesa, vuela un rato aquí ya no hay más daño ni más tiempo cuánto has dormido, Lissy, cuánto...


NA DA , NA DI E .

Me parece cruel, descarnado, indecente Acaso alguna vez has pensado en sus lágrimas? Ríete del mundo, del infierno si quieres Irás donde cocluyen las historias Sola, irrreverente, impresentable Además de perdida tras que ella De tí hizo un paraíso, casi una guerra Encima de su vida, por encima de todo Lamentable tu estampa y tu figura Antes de retratarte como una loba en celo Feliz sólo dos horas, cómo has podido hacerlo ... Una sola canción y ningún verso Entre toda tu estampa No te atrevas de nuevo a importunarla Tiene las manos limpias y los ojos dañados Entretanto te pierdes en tus obligaciones.


NO S É . Será que los amorosos gritos de los pájaros y un vaho caliente de nostalgias estremecen las olas cuyos nombres corresponden a todos los ahogados. Que a pesar de ansiolíticos y sueño siempre falso la vida pertence a otra persona y ésa no puedo atreverme a asegurar, soy yo, viene siendo muy larga y tiene más de dos brazos creo que te ovidaste de llevarlos para que no llore demaisado , para que piense incluso que se baja una estrella cada noche deja el recado, y mientras acuesto en el final mi cuerpo me dejas en secreto tus abrazos.


TABACO. No la marques porque puedo reventarte la cara que no tienes no lo hagas porque no le corresponde.Yo te mato si la tocas de lejos ó la miras., yo te mato y te enveneno grave más que a tí que eres humo sin color con sabor, delicia inmensa entre los labios. No la toques porque te juro por mis muertos que te mato. Mucha garganta ha sido y tiene que tragar no sólo a tí, mucho más que la tierra ella lo tiene todo porque es ella si la marcas te arruíno la cosecha busco a los maleantes de cualquier guerra última y te quemo te destrozo hasta el alma si la tocas como salga tu nombre en los papeles, como salgas te cruzo en dos de un soplo y hago que resuciten todos los samurais, llamo a lilith, al párroco y al juez, al presidente te deshago escupiendo todo el papel de arroz te mato, hijo de puta, si la tocas.


JAVIER RODRÍGUEZ DEL BARRIO


JAVIER RODRÍGUEZ DEL BARRIO , diciembre de 1974; joven periodista y escritor que está comenzando a dar sus primeros pasos en poesía. Actualmente reside en Madrid y ha realizado muchos recitales de poesía y festivales de cantautores donde ha despelgado su talento comunicacional y literario. Hoy se desempeña como director de comunicaciones y marketing.


Hablo del primer hombre, de su grito primigenio, de los balbuceos con cierto ritmo, que hoy llamamos música para entendernos, para entenderle. Aquel alarido, más suave de lo habitual y el desconcierto, provocado en él, por la novedad. Quiero hablar del primer hombre y de su grito primigenio. Me obsesiona pensar en aquel hombre, el violento, cruel, hasta caníbal que descubrió en sí una emoción inexpresada hasta entonces. Hablo también de mí, de mi grito primigenio, de mi violencia, mi crueldad, de mi desconcierto, en definitiva. Pretendía hablar del primer hombre y de su grito primigenio, y sin embargo aquí me tienes, con la voz articulada pero incapaz de exhalar más allá de otro alarido. Ni primero, ni caníbal.


I

Se halla en todas las fotografías una pequeña dosis de muerte; una fugaz huella trágica, alojada en la mirada ­concretamente en la pupila­ y que aguarda el momento para que amigos y familia repitan al unísono "Fíjate, con lo feliz que estaba en esta foto" II El simple hecho de aprender tiene un prestigio moral ascendente ­quizá burgués­ de gente de bien. Ni siquiera lo adivina la universitaria ­cansada de la línea 6­ con su tratado de Histología.


Dibujo ventanas

cuando pretendo escribir poemas. Delimito torpemente el perímetro y trazo la cruz en su interior como una tumba. Guardo por un instante un silencio mínimo ­casi de duelo­ por un instante y para siempre; desconozco si estoy en uno u otro lado del cristal. Mis últimas ventanas están reforzadas en la franja superior ­basta con pasar de nuevo el lápiz­ para creer que así aguantarán mejor el peso del muro. Hasta ahora nunca había dibujado ventanas sin pared, suspendidas en el aire, sin casa, en definitiva. A veces creo empañar el cristal con el aliento sin atreverme a borrarlo con la palma de la mano; por no descubrir si estoy en uno u otro lado del cristal.




Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.