REVISTA ANDAR EXTREMO N° 36

Page 1



Director / Propietario

Participaron de esta edición

Fotografías

Marcos Ferrer

Mariano Galván Josh Sampiero Marcelo Tordoman Carlos Sinewan Verónica Cano Pablo Lukach

Martín Paez Sam Morrison Alex Bellini Marcos Ferrer Santiago Schmidt Verónica Cano Pablo Lukach

Corrección María Soledad Navarro

Agradecimientos Club de Corredores Luxor Magenta Red Bull

Foto de Tapa Carlos Sinewan

José Alvarenga Freya Hoffmeister Santiago Schmidt Eduardo Basabe Ángel Armesto Bokedari

Griselda Moreno Red Bull Freya Hoffmeister Club de Corredores Carlos Sinewan Ángel Armesto

Pre Impresión Fotocromos Printerra Impresión Imprenta Printerra

Revista de Aventura, Deportes Extremos, Medio Ambiente y Turismo. Registro de la propiedad Intelectual. Dirección: 65 nº 287 (1 y 115), La Plata, Bs As, Argentina. Tel:0054 (0221) 4254577 E-mail: info@andaresaventura.com.ar face: andar extremo fan page: andar extremo info Queda prohibida la reproducción no autorizada total o parcial de los textos publicados, mapas, ilustraciones y gráficos incluidos en esta edición. La Dirección de esta publicación no se hace responsable de las opiniones en los artículos firmados, los mismos son responsabilidad de sus propios autores. Las consecuencias de practicar deportes extremos pueden ser muy peligrosas. Las notas publicadas en este medio no reemplazan la debida instrucción por parte de personas idóneas. El staff de Andar Extremo colabora ad-honorem, si deseás publicar un relato o nota comunicate a nuestro mail.



o primero que debe hacer una persona involucrada en una actividad de rescate es informarse acerca de la situación: el lugar, la cantidad de víctimas, etc., y en base a esa información preguntarse si está en condiciones de poder participar de las actividades de búsqueda y rescate. Es decir, debe sincerarse para ver si es factible su participación y si realmente puede prestar ayuda sin entorpecer. Se debe estudiar el clima para prever el tipo de


indumentaria y equipo que será necesario, recordando que las tareas de búsqueda se pueden extender por mucho tiempo. La previsión es esencial para luego no ser una víctima más. Se debe ver con qué recursos humanos se va a contar. Recordemos que para un rescate de montaña se va a necesitar mucha, mucha gente.

La primera parte es determinar una zona de búsqueda posible de acuerdo a la información brindada por las últimas personas que vieron al

desaparecido. Luego se deben establecer las rutas normales de acceso a la montaña y analizar el terreno en busca de caminos alternativos. Se trata de buscar información como Waypoints*, para establecer campamentos comunes establecidos con anterioridad o charlar con la gente local para establecer un mejor criterio de búsqueda. Las zonas marcadas con rojo serán las de mayor probabilidad, luego las amarillas y verdes las de menor probabilidad. Es muy importante dedicarle un tiempo al estudio del terreno, ya que muchas veces la gente convocada para la tarea desconoce el lugar, como fue mi caso.

Los equipos de rescate de montaña son generalmente muy numerosos. Hay que destacar que aquí el problema principal era la accesibilidad a la montaña ya que los caminos estaban cubiertos de nieve, por lo que fue una tarea primordial y muy demandante el establecer un punto de entrada. Para ello, los vehículos 4x4 y los voluntarios con palas, fueron fundamentales para poder acceder. Luego de dos días y medio de arduo trabajo, nos pudimos acercar a la montaña. Recordemos que el Tres Cruces se encuentra en zona limítrofe, por lo que es muy

El hindú Malli Mastan Babu tenía el Guinness por haber hecho cumbre en las siete montañas más altas del mundo en menos de 6 meses. Estaba en Sudamérica para batir un récord, en subir la mayor cantidad de seis miles, había realizado 8, le faltaba el Nevado de Tres Cruces. En 2006, Malli se había transformado en la persona que escaló en menos tiempo las siete cumbres más altas del mundo. Además, con algo de humor, también reclamaba en su momento el récord Guinness de haber sido el único que arribó a cada cumbre en diferentes días de la semana: “Soy la única persona en el mundo en subir cada una de las siete cumbres en siete días diferentes de la semana”, escribió, según cita el sitio 7 Summits Club (el Club de las 7 Cumbres). Según ese mismo sitio web, Malli Mastan Babu llegó a la cumbre del Macizo Vinson, en la Antártida, el jueves 19 de enero 2006. Menos de un mes después, el viernes 17 de febrero, Babu llegó a lo más alto del Aconcagua. Y el miércoles 15 de marzo subió al Kilimanjaro, en Tanzania. La seguidilla de Babu continuó cuando el sábado 1° de abril alcanzó el extremo superior del monte Kosciuszko, la montaña más alta de la Australia continental. El quinto escalón de la hazaña de Babu fue el célebre Everest, donde hizo cumbre el domingo 21 de mayo. Siguió con el monte Elbrús, en Rusia, haciendo cumbre el martes 13 de junio y concluyó tocando la mayor altura posible del monte McKinley, también conocido como Denali, el pico más alto de Norteamérica, el lunes 10 de julio, finalizando ahí su recorrido.



difícil recibir cooperación por parte de las instituciones oficiales. Recordemos que Chile en ese momento estaba con fuertes aludes en la zona norte y con cientos de afectados. Por lo que la prioridad era otra para ellos. En esta primera parte de la operación se contó con la ayuda de casi 20 personas en diferentes funciones. Tanto las comunicaciones, logística, comida para los rescatistas, vehículos, etc. son eslabones fundamentales en cualquier operativo. Una vez que pudimos acercarnos y debido a las

condiciones técnicas del terreno, tuve que incursionar en solitario durante tres días hasta dar con el cuerpo de Malli Mastan Babu a una altura de 5900 msnm, en una de las zonas que habíamos establecido como muy probables de que hallaríamos indicios. Y así fue como al final de tres largos días, pude dar con el cuerpo sin vida del escalador de la India. En ese momento, procedí a marcar el punto exacto con GPS para su posterior extracción, y fotos para poder enviar a los familiares.

Si bien contamos con el apoyo de las embajadas, de Gendarmería y otras entidades oficiales, las tareas de búsqueda se vieron entorpecidas por problemas legales y burocráticos. Recordemos que el Tres Cruces se encuentra en una franja de unos 80 km que separa el paso San Francisco de Maricunga, el siguiente poblado donde se realizan los trámites migratorios por lo que, en lo que respecta a la legalidad, Malli Mastan había salido del país pero no había ingresado a Chile. Así que fue todo bastante más complicado de lo normal. Afortunadamente era una persona muy conocida y muchos de sus amigos y conocidos de Argentina se dispusieron a brindar ayuda para que estos problemas se solucionaran de alguna manera. Fue un gran trabajo en equipo.

El cuerpo de Malli Mastan lo encuentro fuera de su carpa, sepultada por la nieve. Estaba tendido dentro de la bolsa de dormir que apenas sobresalía debido a la cantidad de nevada que había precipitado. Fue una tormenta muy grande que afectó a muchos escaladores en la zona de Incahuasi, San Francisco, Volcán Pissis, etc. Lamentablemente a Malli lo encontró con poco equipo y posiblemente muy cansado, ya que recordemos que ésta era su décima cumbre de las diez más grande de Argentina.

Mucha tristeza, y fue un shock bastante grande ya que me hallaba en soledad y agotado luego de tres largos días de caminar. Sabía que no había chances de encontrarlo con vida pero



igualmente uno nunca se puede preparar del todo para esos momentos. Creo que es muy duro ver a un hermano de la montaña que comparte la idea de escalar rápido y ligero, en esas condiciones. Por más que uno se consuela, los primeros momentos son de profunda tristeza.

Al dar con el cuerpo decidimos replegar todos los recursos humanos y plantearnos el rescate, una vez pasada la tormenta que se avecinaba. Por lo que todos fuimos a un breve

descanso para, casi cuatro días más tarde, volver esta vez con un menor número de gente para la extracción. Contamos con el apoyo del experimentado grupo de rescate de montaña de la Policía de Mendoza, el grupo Cóndor. Al haber trabajado con ellos anteriormente, pudimos realizar las tareas con cierta rapidez aunque la montaña seguía presentando condiciones de mucha nieve y frío. Éramos 5 personas en la montaña para arrastrar la camilla más otras siete personas más en la tarea de logística y contábamos también con vehículos de gendarmería para el transporte.

La diferencia es la cantidad de gente involucrada. Para bajar un cuerpo con vida se necesita de mucha gente para los relevos ya que el tiempo apremia. En cambio cuando se baja un cuerpo sin vida la prioridad está en los rescatistas y si se tarda más no es problema, por lo que se atienden a otras necesidades. Por ejemplo, en el caso particular que nos atañe, tuvimos que dejar la camilla a una altura de 5000 msnm porque estábamos agotados luego de caminar por más de 20 horas. Tomamos un día en recuperarnos y luego finalizamos la extracción.

He participado en otros rescates como el de la Pared sur del Aconcagua, en los nevados del Aconquija en Tucumán, en la pared este del Cerro Plata, y en numerosas situaciones que se dan en las temporadas que he trabajado en el Aconcagua.

Cuando las condiciones del medio ponen en riesgo la integridad de los rescatistas, ya sea porque el terreno es muy técnico o existe riesgo de sobre daño. Se debe priorizar siempre la salud de los rescatistas y su integridad física, por más presiones que existan.

Que la montaña sigue siendo un animal salvaje y tiene su temperamento. Lo bueno que se rescata es el trabajo en equipo y cómo la gente, en forma desinteresada, sacrifica muchas

10



cosas para acudir a dar una mano. Hay que recalcar que la formación en rescates y un buen estado físico no sólo salvan tu vida sino que pueden salvar la de los demás. Sólo queda agradecer a Hernán Parajón por convocarme para el rescate y encargarse de todo el papeleo y gran parte de la logística. También destacar, el apoyo del Grupo Cóndor, trabajar con ellos transmite mucha tranquilidad dada su

experiencia. A Gendarmería, a Horacio Freschi el piloto del helicóptero que siempre está cuando más se lo necesita, a embajadas y consulados, además de toda la gente que aportó su granito de arena para que esta tarea fuera posible, aquí más que nunca se ve lo que es trabajo en equipo.

El Nevado de Tres Cruces es un macizo de origen volcánico que se encuentra apagado, ubicado en la cordillera de los Andes en la frontera entre la Provincia de Catamarca (Argentina) y la Región de Atacama (Chile). Su extensión es de entre ocho y doce kilómetros en sentido latitudinal y posee cuatro cumbres principales, ordenadas de sur a norte: Cumbre Sur o Internacional (6749 msnm), Cumbre Central (6629 msnm), Cumbre Norte (6008 msnm) y Cumbre más al norte de ésta

(6300 msnm). Cierra la gran avenida volcánica que bordea por el sur el paso de San Francisco, avenida que está formada por los siguientes volcanes, ordenados en sentido este a oeste: San Francisco, Incahuasi, El Fraile, El Muerto, Ojos del Salado, Cerro Solo y Tres Cruces, sin contar elevaciones menores. Se trata de la séptima cumbre de los Andes en orden de altitud y uno de los volcanes más altos del mundo; fue escalado por vez primera por la segunda expedición polaca en 1937.



uías de kayak marítimos de Coeur d'Alene vivieron una experiencia personal increíble que fusionó la vida, la muerte con el respeto y amor a la naturaleza: la historia de un bebé ballena encallado en una playa de México. "Nunca olvidaré la mirada de ese ojo", dijo Michelle Darnell, una de las guías kayak, junto a Chris García y Sam Morrison en Fila Mar Kayak Adventures, donde realizaban un viaje de tres días para absorber la historia natural de los apareamientos de ballenas y partos en Bahía Magdalena. Ese día los pasajeros viajan para tomar sol y remar en las aguas azules del océano mientras observaban las ballenas con sus crías recién nacidas y, sin querer, fueron espectadores de un drama que culminó en final feliz. El grupo regresaba al campamento base luego de una caminata a través de las dunas de Santo Domingo, una isla baja de arena en el lado del Pacífico de Baja California, México, cuando tres kayakistas les alertaron sobre una ballena varada. "El ballenato estaba por lo menos a 600 metros del mar en la arena, y al ser un animal de una tonelada, la cosa parecía bastante oscura”, señalaron. La joven ballena había varado durante una de las mareas más altas de la temporada y no había ninguna posibilidad de que el agua llegue hasta allí para entrar de forma natural al océano. A eso se sumaba que las aves carroñeras estaban en círculos donde una vida parecía estar haciendo otro bucle. Inmediatamente, las guías se pusieron en contacto por teléfono con un grupo de protección ambiental mexicana y siguieron los consejos sobre lo que podían hacer, pero ningún organismo acudió al rescate. "No había recursos para llegar al agua", dijo Darnell, "Ni estábamos preparados para el rescate de ballenas." Sin dudarlo, consiguieron de la playa cestos de basura de plástico, envases de leche y botellas de soda para llenar en el mar que estaba lejos y así poder mojar la ballena. Un pescador local proporcionó una manta para humedecerla y protegerla del sol abrasador.



"Es algo indescriptible de contar, ver y tocar a una criatura tan grande que lucha por su vida era desesperante", dijo Darnell. Luego, decidieron con García y Morrison, armaron una carpa y se quedaron junto a la ballena a quien llamaron “Debra”, por una canción de Beck. "Echaron agua sobre ella y mantuvieron a los pájaros carroñeros lejos", dijo García. "A medida que el sol se estaba poniendo, Sam y yo éramos los únicos que quedamos con Debra. La siguiente pleamar era a las 23:00, pero las olas estaban rompiendo muy lejos de la playa. Nuestra desesperación fue mayor", dijo García, "Mientras oscurecía miraba el mar alejándose y al bajar la vista resignado miré profundamente el ojo de Debra. Inmediatamente vi algo familiar, casi humano y creo que eso fue lo que nos dio esperanzas”. Durante toda la noche hicieron lo posible para mantener a Debra viva, dándole agua. A las 7 de la mañana, la joven ballena estaba en muy mal estado. Su ojo estaba seco y sangrado. "Allí comenzamos un maratón de idas y vuelta al océano para mantenerla húmeda con nuestros baldes", dijo García. "Entonces comenzamos a cavar una laguna a su alrededor, con la esperanza de que la próxima marea a las 11 horas sea un poco más alta. Al final esta tonta excavación resultó inútil" dijo, explicando que las

primeras oleadas de inmediato llenaron la zanja con arena. “En nuestras mentes era un hecho de que Debra se iba a morir." Darnell trajo el desayuno a García y Morrison desde el campamento a las 8:30 am, y en ese instante, los habitantes de la Montaña también volvieron a unirse al esfuerzo por mantener a Debra mojada. "Estaba un poco sorprendido, pero a las 9 am ella todavía estaba respirando y gimiendo", dijo Darnell, "Corríamos todo el tiempo con agua tratando de ayudarla." De repente recibimos una llamada telefónica de Vladimir de La Toba, un guía de kayak mexicano que había oído sobre el problema. Él participaba en un programa de conservación de tortugas marinas. Nos dio ánimo diciendo que estaba en camino con otros tres voluntarios y un vehículo 4 x 4. Al llegar, improvisaron con una manta, una cuerda, un arnés, y utilizaron una camioneta para tratar de arrastrar el ballenato lo más cerca del agua posible Eran nueve personas uniendo fuerzas para rodar la ballena hacia la marea entrante que por cierto era muy débil. "Yo estaba en el centro, justo al lado de las aletas pectorales, una de las cuales aparentemente se había lastimado cuando Debra varó inicialmente", dijo García."Yo estaba a cargo de

mantener esa aleta en su lugar a través de cada rotación. Estábamos transpirando muchísimo, casi sin fuerzas", dijo. La ballena ofreció el primer indicio de que podría sobrevivir, recién a las 24 horas cuando la primera ola se estrelló contra su piel. El agua fría del Pacífico que finalmente se derramó sobre ellos era refrescante y alentadora. A pocos más rólidos ya estaba flotando. Blady la agarró por la boca y volvió la cabeza primero hacia el océano, y García sostuvo su aleta lesionada y empujó. "De repente la cola comenzó a aletear como si nunca se hubiese varado", dijo García. "Se metió en el océano!" Eran todos abrazos en la playa, Blady y García entraron en el agua acompañándola unos metros al lado, arriesgándose a ser golpeados por tan tremenda mole y finalmente se adentró en el mar. "Mientras caminábamos de vuelta al campamento, con Sam nos detuvimos para contemplar el océano", dijo García. "Vimos a Debra con una ballena adulta, las dos se perdían en el horizonte". Ese día dejaron de ser kayakistas para ser rescatistas…ese día ellos debían estar ahí para permitir que la naturaleza siga en libertad.



lex Bellini nació en Italia en 1978, en un pequeño pueblo en medio de los Alpes, y fue desde la montaña que Alex fue capaz de aprender sus primeras lecciones claves fundamentales para moldear su peculiar estilo de vida en los últimos 14 años. En 2001 corrió el Maratón de Sables. En 2002 y 2003 se dirigió a través de Alaska tirando de un trineo por un total de 2.000 km. En 2005 remaba solo 11.000 km en todo el mar Mediterráneo y el océano Atlántico en 227 días. En 2008 remaba 18.000 km a través del océano

Pacífico, desde Perú a Australia en 294 días. En 2011 corrió 5.300 km a través de Estados Unidos en 70 días.

Cerca de un año. En diciembre o en enero. Iré hasta el fiordo de Llulissat, en Groenlandia, donde la mayoría de los icebergs del Atlántico empiezan su travesía. Con suerte, seré capaz de encontrar uno que se dirija el sur, donde se

funden más lentamente y disminuyen su área y volumen. Esta es una gran parte del 'por qué': el propósito del proyecto es documentar el final de la vida de un iceberg.

Sí. Los icebergs pueden tener muchas formas, y yo estoy buscando uno 'tabular' de 200 o 300 metros. Son los menos propensos a darse la vuelta de forma inesperada. Una vez que esté sobre él, me quedaré allí hasta que se dé la vuelta o se derrita.

En 2005, antes de mi primer viaje a través del océano, (Alex completó a remo 1.000 kilómetros a través del mar Mediterráneo y el océano Atlántico en 227 días) sentí la necesidad de estar aislado. Sabía que era la única manera de encontrarme a mí mismo y descubrir mi yo interior. Mis viajes tratan sobre la supervivencia. ¿Cómo puedo hacer frente a la debilidad del ser humano? No se trataba de llegar al otro lado del océano, sino de encontrarme a mí mismo.

Antes de llegar a la otra orilla, lo intenté tres veces. La segunda vez naufragué, después de 23 días y 1.000 km. La marea me arrastró contra Formentera y casi pierdo la vida. Mi tercer intento me llevó 227 días. Remé hasta que encontré tierra firme. Génova, Italia, Fortaleza, Brasil.


21


Alex usará una cápsula de supervivencia para vivir en el iceberg.

Alex esperará a que el iceberg se de vuelta o se derrita.

La parte más dura del proyecto será que voy a tener que quedarme muy quieto. Viviré en una cápsula de supervivencia. El 90% de mi tiempo permaneceré en esa cápsula, básicamente inmóvil. Esto es un desafío más grande de lo que algunos creen. La falta de movimiento afecta negativamente al pensamiento. Cuanto menor es el número de movimientos que haces, más rápidamente puedes colapsar. Para evitar morir, necesito tomar decisiones de forma rápida. A veces, unos pocos segundos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Tendré comida en la cápsula, parecida a la que comen los montañistas en sus expediciones. También pescaré, una de las pocas actividades que podré hacer.

Y QUE PASARA CUANDO EL ICEBERG SE DERRITA O SE DE VUELTA? Flotaré en la cápsula, y esperaré a que pase un barco y me recoja.

En 2018 cruzó el Atlántico a remo.


En 2011 corri贸 5.300 km en EEUU.



reya es oriunda de la ciudad de Husum al norte de Alemania. Salió de Buenos Aires en agosto de 2011 y casi cuatro años después, el 1 de mayo de 2014, llegó nuevamente a la localidad porteña, más precisamente, a la Fragata Sarmiento en Puerto Madero a concluir su periplo. "Nadie lo había hecho, yo quería hacerlo y lo he conseguido", explica orgullosa una deportista extrema que a sus 51 años acaba de cumplir una proeza que cuesta imaginar. Freya se metió en el mundo del kayak en el año 1997 cuando nació su hijo y sólo remaba en aguas tranquilas porque lo llevaba en el tambucho trasero. Su primer gran viaje lo


realizó con Greg Stamer, donde circunnavegó Islandia en 2007 en 33 días recorriendo 1620 kilómetros. El segundo desafío ya en solitario, circunnavegó Nueva Zelanda en el mismo año convirtiéndose en la primera mujer en dar la vuelta y la cuarta persona en hacerlo, una vez más en un tiempo récord de 70 días, recorriendo 2.386 kilómetros. Su último desafío lo había realizado en el año 2009, circunnavegó Australia en solitario, travesía que realizó en 332 días en un total de 13.790 kilómetros. Para ganarse la vida Freya es dueña de dos grandes heladerías y un supermercados, luego de 24 años de tener sus comercios y con la ayuda de los casi 50 empleados que tiene, puede realizar estos viajes en kayak. Freya pasó cada día durante los 30 meses de remada, nueve horas en el agua, dormía donde podía con su tienda y no tenía ayuda de ningún tipo, ni barcos ni coches de apoyo. Cambió la soledad por los homenajes. Ahora

World Paddle Award la premio como deportista del año.


torres


acaba de volver a Alemania, donde pretende descansar. - ¿Y ahora qué, cuál es la próxima?, le preguntaron. "Ahora me voy a dedicar una temporada a contar esta aventura, a estar tranquila en Alemania con mi pareja y mi hijo. Y luego, ya veremos" contestó con firmeza. El 9 de mayo el World Paddle Award la premió como deportista del año.

26

Primero estar fuerte mental y físicamente, después viene la técnica, la práctica y la experiencia. Hay que ser muy organizado y muy preciso en el manejo del equipo hay que prevenir las maniobras para no padecer. También hay una cuota grande de suerte y yo la tuve. Hacía años que me veía en un día así llegando a Bueno Aires.

Las condiciones del éxito en una expedición así no tienen que ver si sos hombre o mujer. Tal vez un hombre rema más rápido pero yo tengo más resistencia. Una travesía tan grande depende mucho de la cabeza y eso no tiene nada que ver con el género.

Primero porque conseguir un compañero que reme parejo es complicado, y luego ya estoy



acostumbrada a palear sola como lo hice en nueva Zelanda o en Australia. Aparte uno viajando solo tiene problemas, y viajando de a dos tiene el doble de problemas. Igualmente, entre Valparaíso y Perú viajé con el compañero de mi vida y mi ex profesor de kayak.

Elegí el kayak Epic bautizado con el nombre “Valkerie de Mar” porque fue un kayak modelo “Freya” que la marca sueca lo hizo especialmente para mí. Por la forma de la proa se mete muy bien en las olas para llegar a la costa y su fortaleza permite que se le cargue unos 100 kg de peso.

Porque es mejor tener el viento a favor en el Océano Pacífico sur oeste, si hubiese tenido el viento en contra no funcionaba porque tenía los vientos alisios cada 56 km y la corriente Humboldt también en contra. El Atlántico tiene variaciones pero son llevables y el Caribe lo tenía en contra pero éste es un océano fácil, las llegadas a tierra son simples. En Guyana y en Brasil depende mucho de la marea para llegar a la costa. En Recife me pasó un día que tuve que desistir por los vientos en contra.

La mayoría de veces en la tienda, con los

peligros que eso significa, incluso a veces y más en el norte del continente tuve que tener mucho cuidado con las organizaciones criminales. En casos el ser mujer me beneficiaba porque terminaban siendo caballeros personas que no venían predispuesta en un primer momento. En otras ocasiones y en muchos lugares me quedaba con familias que me atendían muy bien, también he estado mucho en la prefectura.

Remar de noche ni es nada agradable y más si tenés grandes olas rompiéndote sobre el kayak, en Australia estuve casi 7 días sin tocar costa y allí remaba. Aquí en la Península de Valdez me tocó remar de noche.



El kayak es como el automóvil, en un momento te cansás de la posición de la rutina, yo soy capaz de remar durmiendo en el kayak. Generalmente escucho música.

En el sur está lleno de arroyos que desembocan en el mar, también llevaba filtros y desalinizador pero gracias a Dios nunca los use.

Llevaba siempre víveres en el kayak, pero por lo general cuando llegaba a un pueblo compraba lo que tenían en los mercados.

El Cabo de Hornos, es un lugar de vientos terribles donde se juntan los dos océanos, ahí han naufragado barcos enormes. Cuando me tocó cruzar había un tiempo horrible, vientos de 60 nudos, y las olas me empujaban contra un islote. Allí me quedé cinco días con el kayak roto, hasta que pude recuperarme y arreglarlo. Era un

lugar muy difícil para un rescate, pero logré salir sola, sin ayuda. Me pasó en varias jornadas de tener que pelear con grandes olas, donde he pasado momentos difíciles, la mayoría de ellas en Patagonia. En Brasil, la mítica ola Pororoca, que remonta el Amazonas y vuelve locos a los surfistas, me sorprendió por la noche. Estaba atada al kayak y la ola me arrastró durante 15 minutos, como un tsunami. Creí que no saldría, tenía arena por todas partes, la que quedó en el kayak parecía cemento, no podía sacarla. Este continente no es una pequeña laguna, en los momentos difíciles de sobrevida, entraba en estado de supervivencia y hacía lo imposible para que el kayak no se de vuelta. Otro momento complicado fue la salida de Panamá, tenía corrientes en contra, viento en contra y con el calor y los mosquitos se puso complicado.

Estuve en total 5 veces parada, o sea que en 7 etapas. De esas 5 veces que paré, 4 estuve en Alemania con mi hijo y mi pareja, fue un total de 14 meses. Luego, estuve 30 meses remando de

2007 realizó su primer viaje con Greg Stamer, donde circunnavegó Islandia de en un tiempo récord de 33 días con 25 días de remo recorriendo un total 1620 kilometros. 2007 en solitario circunnavegó Nueva Zelanda, convirtiéndose en la primera mujer en dar la vuelta, y la 4 ª persona en hacerlo, una vez más en un tiempo récord de 70 días, con un total de 47 días de remo, recorriendo 2386 kilometros.

los cuales en algunos momentos descansé en ciudades para conseguir víveres, actualizar la página y descansar.

Usaba traje seco y la ropa adecuada para el frío. Pero como elegí una época estival no sufrí demasiadas temperaturas bajas.

En América los animales son dóciles, contrariamente con los que sufrí en Oceanía, en Australia hay tiburones y cocodrilos. En el Atlántico sur las ballenas son muy amigables, estuve mucho en contacto con lobos marinos, pingüinos, pelícanos que te siguen por trayectos. En la Patagonia estuve a 5 metros de una ballena y pensé “ella es buena como yo”. También me sucedió que un tortugo confundió mi carpa con una tortuga y se echaba encima fue un momento muy loco.

Por el momento además de organizar mis negocios, voy a dar charlas de este viaje y comenzaré a idear algún futuro viaje

2009 realizó la circunnavegación de Australia (Oceanía), en solitairo travesía que realizó en 332 días, 245 días de remada con un total de 13.790 kilometros. Freya fue la primer mujer en realizar esta travesía y la más rapida, la primer persona que circunavego australia lo realizó en el año 1981/82 fue Pablo Caffyn realizo 17.400 km. 2011 a 2014, realizó la circunnavegación de Sudamérica, en solitario. Freya se convirtió en la primer persona en hacer esta travesía remando 27000 km en 857 días



las 9 de la mañana el portal del Parque Independencia se tiñó de amarillo con la marea que se lanzó a desafiar el durísimo circuito serrano de 26 km de extensión. Ya desde el día sábado en la concurridísima acreditación y Expo Adventure Race se sentía una vibración muy especial que presagiaba lo que a la postre fue el día domingo: una carrera inolvidable con un acompañamiento sensacional en todos los puntos del recorrido que fueron copados por una verdadera multitud, no sólo de participantes, sino de familiares, amigos y público que se ubicó estratégicamente para alentar a los corredores.

Un día radiante de sol y por demás caluroso, sumó un ingrediente más a la dureza del recorrido serrano. Con más de 300 postas, los lugares de cambio se convirtieron en coloridos escenarios plagados de gente alentando a los corredores que pasaban el testimonio al compañero que realizaría la etapa siguiente del circuito que, para esta modalidad, se dividió en 4 tramos de aproximadamente 6,5 km cada uno de ellos. Como ya resulta un clásico, el ritmo de la primer parte de la competencia fue rapidísimo en tanto se aprovechó el poco desnivel del mismo y el terreno mayormente plano y corredor. Claro

está, las cosas cambiarían a partir del kilómetro 15 cuando la carrera se adentró en las sierras propiamente y tuvo su punto de mayor dificultad promediando el kilómetro 20 con el ascenso a la mítica Sierra Animas. El desgaste se hizo sentir a partir de entonces y fueron los últimos 5 kilómetros del recorrido los que demandaron mayor esfuerzo a los competidores para poder descender hacia la zona del Lago del Fuerte y desde allí dirigirse a la meta ubicada en la Plaza de Las Banderas. Pasó una edición más del clásico Adventure Race que, de nuevo, dejó una huella en todos los que fueron parte de la fiesta. Allí, la clave de la extraordinaria vigencia de este circuito de trail run que congrega fecha tras fecha más cantidad de participantes. El próximo desafío ya está planteado: será el domingo 28 de junio en la maravillosa reserva de flora y fauna: La Aurora del Palmar, un escenario ideal para disfrutar de una aventura en familia!!.

Largamos pasadas las 09:00 de la mañana y mi objetivo era hacer una carrera tranquila, y ver cómo manejaba la cadencia, sin usar metrónomo. Mantuve una cadencia "natural", sin esforzarme, de 162 ppm casi toda la carrera. Esta manera de correr tiene muchas ventajas. Nunca me sentí cansado, y pude correr incluso muchas de las subidas. Anduve a un ritmo promedio de unos 9,2 km/h hasta llegar a las subidas, pasada la mitad de la carrera.



Buen detalle de la organización de dar Gatorade con hielos en uno de los puestos de hidratación. Hizo bastante calor, y había que hidratarse bien. Muchos corredores con problemas debido a esto. Terminé en 03:30:46, el cual es mi segundo tiempo histórico (el mejor fue en 2013 con

03:28:09). Pero fue la mejor ubicación: dentro de los primeros 38. Muy contento, ya que hice una carrera tranquila, la disfruté mucho, y con buenos resultados personales!

Caballeros 1° Diego Simón 1:52:30 2° José Félix Sánchez 1:58:21 3° Sebastián Leonardo González 2:00:48

Equipo Mixto 1°Team Sox 2:27:02 2°Simbron Team 2:37:40 3° Pipi Run 2:45:38

Damas 1° Leonela Rodríguez Zulé 2:21:01 2° Mariel Alasia 2:22:39 3° Alicia Villarruel 02:29:49

Equipos +90 años 1° Uade Gym 2:21:56 2° los matungos 2:33:58 3° Discípulos de Bertini 2:34:05

Equipo Caballeros 1° Petiso y Flaco 2:12:17 2° NRCB Running Team 2:17:29 3° Ricas Team 2:25:13

Equipo Postas Caballeros 1° Kumelen Running Team 1:55:16

Equipo Damas 1° Un fondito 3:02:22 2° Rayo de Luz 3:04:52 3° Angeles 3:05:57

Equipo Postas Damas 1° Arriba las chicas 2:44:00 Equipo Postas Mixtos 1° VO2 Max Running Team 2:10:03



legamos de noche a un pueblo totalmente fantasma. En la calle lo único que se veían eran autos estacionados y luces apagadas. Cerca de la ruta que conectaba con el tramo final de nuestro viaje, vimos un local con las luces prendidas “Milanesas” “Hamburguesas” no leímos más… con el hambre que nos mataba después de un interminable viaje, decidimos aguantar un poco más y llegar bien rápido al destino, para comer allá más tranquilos, e irnos a dormir.

www.aventurasdelcali.com

Estábamos apenas a 50 kilómetros de Piedra Parada, otro de los paraísos escaladores que nos ofrece nuestro país, como siempre BIEN lejos de Buenos Aires. Con muchas ansias recorrimos los 50 kilómetros finales pero teníamos un problema, todos nos dijeron que nos daríamos cuenta que habíamos llegado a la bifurcación, porque veríamos la famosa Piedra Parada (de ahí teníamos que doblar a la izquierda y hacer 1 kilómetro más). Como era de noche y el camino estaba lleno de piedras por todos lados, creímos que nunca íbamos a encontrarla. Nos equivocamos. Rotundamente. Es “imposible” no verla. Es un monolito enorme de 260 metros de largo, con un ancho inmenso. Doblamos rápido, nos metimos en el camping, comimos algo y a dormir! Ansiosos por escalar, pero cansados del viaje, nos costó muy poco dormirnos. La mañana nos recibió, como todos los días de nuestra estadía, con un sol que rajaba la tierra. Desayunamos rápido y salimos para el Cañadón. La ansiedad ya estaba en su pico máximo. Para nosotros era como estar yendo al paraíso. El Cañadón de la Buitrera, es el que se encuentra a menos de 1 kilómetro de Piedra Parada y donde se escala casi todo el tiempo. Fue la sede del 10° Roctrip organizado por Petzl. Ya de por sí el lugar era increíble, toneladas de roca, soledad absoluta, silencio, no se podía pedir más. Y encima vino Petzl con los mejores escaladores del mundo y abrió las líneas más perfectas que uno se puede imaginar. Desde placas hasta techos negativos, los estilos de escalada son infinitos, al igual que los grados. Allí podemos encontrar vías desde 4° grado, hasta 8b+ y varios proyectos.


Con el pasar de los días la ansiedad empezó a bajar y nos fuimos adaptando al lugar. Viajamos 5 amigos y allí nos encontramos con otros varios más. Como si eso fuera poco conocimos más gente aún, que andaba por ahí escalando. Gente de todo el mundo, franceses, bolivianos, chilenos, de todo un poco. Todo era perfecto, todos los días escalábamos en las mejores rutas del país, con excelentes amigos y cuando caía la noche volvíamos al camping a cenar una buena comida con amigos, dormir y repetir experiencia día a día. Lo único que faltaban eran los encadenes!! Y poco a poco fueron cayendo los

proyectos. Primero algunos séptimos, y luego fueron apareciendo los octavos. Como si fuera poco, los días de descanso los pasábamos de lujo a un kilómetro de la entrada del cañadón, en una islita que se forma en el rio Chubut. Impresionante. Tenías para cocinar, para hacer psicobloc, para meterte al agua. Increíble. Y como es costumbre, cuando nos quisimos dar cuenta, el viaje estaba llegando a su fin. Luego de casi un mes de pura escalada, luego de habernos acostumbrado a vivir entre esas rocas y sentir que la gente de piedra parada ya era la familia, tuvimos que irnos. Pero como era de

esperar, nos fuimos conscientes de que era una obligación volver. Para finalizar, quiero agradecer a mi familia y novia por el apoyo, a mi entrenador German Farina por el entrenamiento y, especialmente, a Petzl, que con sus equipos de primera calidad nos permitió vivir esta experiencia al máximo y que además nos regaló a todos los argentinos muchísimas vías de primerísima calidad en el 10° Roctrip. Finalmente a todos los amigos que estuvieron allí. Dando un seguro, pasando un mate, o poniéndole toda la onda en las juntadas a comer. Gracias por este increíble viaje!!


o es un viaje cualquiera ya que Charly tiene la particularidad de contarlo en capítulos de video y, lo más interesante, es que relata historias de vida, la cultura de los países que recorre y logra, desde la simpleza, mostrar al mundo una mirada diferente interactuando con sus seguidores. La entrevista a Charly…

Es una inquietud que tengo desde hace muchos años. Estuvo ahí siempre hasta que un día, tomé la decisión.


Gané muchas cosas, pero la más importante es que hice lo que soñaba, así que nunca podré arrepentirme de no haberlo intentado. Creo que no he perdido nada, aunque eso será el tiempo el que lo confirme o no.

Nunca programo nada. Ni al principio de mis viajes ni mucho menos ahora, me dejo llevar y el propio viaje decide por sí mismo.

Muchos y por diferentes motivos, pero como lo que más me motiva de un viaje es la gente con la que me encuentro, destaco: Irán, Nigeria, Angola y Sudáfrica.

El Himalaya, el Sahara y Lokaro, una playa en Madagascar.

Lo que realmente pasó es que desde el principio comencé a relatar mis viajes, escribiendo. La gente me comenzó a seguir y eso se convirtió en una parte importante del viaje. Luego comencé a hacer videos y, finalmente, cuando decidí dedicarme a ésto profesionalmente, hubo que especializarse



en el formato audiovisual porque es el que a más gente llega. Intento seguir escribiendo porque me gusta mucho, pero cada vez tengo menos tiempo.

Depende, si estoy de viaje o parado en algún lugar. En el segundo caso tengo más tiempo, en general más del que debería, pero es inevitable. La mayoría de la gente con la que interactúo son amigos los conozca personalmente o no. De alguna forma, las redes sociales para mí son como el bar del barrio para la gente sedentaria.

Donde me toque. Siempre estoy editando y siempre llevo mi ordenador encima. Puede ser en la tienda de campaña, en un hotel, en casa de un amigo, en un avión o en un tren. Pero siempre.

No recuerdo todos ahora. Me gustan mucho los relatos en los que salen otros personajes y son ellos los protagonistas. “La libertad de renunciar”, el último publicado, es uno de ellos, aunque no sé si el que más me gusta. También me gusta mucho “Robo en Mozambique”, con los Zapp.

España o Latinoamérica. El mundo es apasionante para recorrerlo, observarlo e intentar comprenderlo, pero si hay que quedarse quieto necesito amigos que hablen mi idioma y no sólo me refiero al castellano, es algo más que eso, es tener una serie de valores en común.

Depende de la complicación de la ruta. Los últimos días, por ejemplo, han sido muy intensos, estaba en una zona muy aislada de Madagascar y me ha costado mucho regresar al asfalto, por pistas embarradas y ríos desbordados. Esos días de viaje son los mejores, la única preocupación es avanzar y el mundo gira entorno a eso, exclusivamente.


Viajo generalmente por un mundo en el que no hay tanta contaminación como en el nuestro, por ejemplo. Sin embargo no hay higiene ni educación sobre los residuos, la limpieza del entorno y la personal. Pero en muchos casos hay escasez de comida u agua. Quiero decir, es complicado pretender que una madre africana de zona rural sea consciente de la gravedad de tirar plásticos al suelo, cuando pasa el día dedicada exclusivamente a encontrar sustento para sus varios hijos.

Que hagan una prueba, que intenten viajar una temporada larga y se observen a sí mismos. Quizá se den cuenta que les gusta mucho más ese que vive al día pero intensamente, que el que se preocupa del futuro viviendo un triste presente. Y por cierto, un futuro que no existe.

Hace casi dos años que di carpetazo a una vida que no me hacía feliz. Fue un golpe seco y contundente, como si cierras con mala leche un libro que te aburre. Llevaba tiempo con voluntad de hacerlo pero no terminaba de decidirme, tenía miedo de perder la página por la que iba y no poder volver después a ella. Lo que quedaba de esa historia parecía predecible, incluso aburrida, pero tenía pinta de acabar sin sustos. Y eso hace que te lo pienses dos veces. Si quieres cambiar radicalmente de vida, o arreás un golpe brusco (aunque sea doloroso) o corres el riesgo de quedar atrapado en una historia que no termina de gustarte. Y es una pena, porque cuando se acaban las páginas no hay más historias. Desde que di ese golpe seco y cambié de vida no he vuelto a temer al futuro. Ya ni me acuerdo por qué página iba de aquel libro viejo. Eso no quita que tenga curiosidad por saber cómo terminará la historia. Por eso, cuando el guionista pone en mi camino a personajes que un día dieron carpetazos similares en sus vidas, no puedo dejar de observarlos.

En lo alto de una duna se levanta una construcción en obras. Un tipo sesentón, de pelo canoso y piel curtida por el paso de la vida, desaliñado con clase, sale intrigado a darnos la bienvenida y averiguar quiénes somos. Es Diego, el propietario del hotel al que nos ha traído el guionista. Diego es de esas personas que nunca dejan de pensar, incluso mientras hablan. Nos estamos presentando pero ya nos ha radiografiado y probablemente ya ha recordado que nos conocimos hace unos días, fugazmente, en el comedor de Peter Pan. “:-El hotel está cerrado, pero no os preocupéis que os podéis quedar, buscaremos un plan. Tomemos un vino primero. Venid”. Diego nos pide educadamente que nos descalcemos. Nuestro aspecto invita a ello. Unos escalones de cemento pulido nos suben cómodamente a una puerta acristalada. Gemma camina primero. Cuando posa el pie sobre una estera de coco que hace de moqueta en una enorme suite, se gira bruscamente y me mira con un gesto de sorpresa incrédula, de no creer lo que está viendo.


Diego es italiano. Muy joven comenzó a trabajar en una empresa joyera, donde aprendió el oficio desde abajo. Con los años fue ascendiendo hasta convertirse en el número dos de la empresa, después del dueño y ya por entonces su mejor amigo. A los cuarenta y seis años era rico. Vivía cómodamente, viajaba mucho y se codeaba con gente guapa e importante, alguna incluso interesante. Sin embargo todos los días llegaba a casa con las manos vacías. El peso de unas manos vacías puede inclinar una balanza, por mucho que pese la seguridad del lujo cotidiano. Por eso un día decidió dar carpetazo, mandar todo al carajo y venir al sur de Madagascar en busca de otra cosa, eso mismo que muchas personas llaman “su sueño” y que Diego define diferente. “:-Bienvenidos a mi delirio, acompañadme que os muestro el lugar”. Avanzamos por un sendero construido con cerámica catalana, que reposa sobre arena fina de playa. El camino trepa entre dunas, de una habitación a otra o de un comedor a una terraza con vistas al mar. Es un laberinto de arena y arbustos oculto entre dunas y diseñado por un niño mayor, el mismo que camina sonriente con un altavoz inalámbrico en la mano, con ópera a

un volumen descomunal. Una manada de perros nos acompaña. Uno de ellos solloza. “:-No os preocupéis que no le pasa nada, llora cuando escucha violines. Le encantan”. Resulta todo muy surrealista. Hace dos horas nos encontramos un charco enorme en mitad de una pista que nos hizo tomar una escapatoria al azar. Varias decisiones después, el camino nos ha traído a un conjunto de dunas en las que un tipo con una personalidad desbordante ha construido un discreto hotel de lujo, mimetizado en el entorno pero donde se escucha ópera a todo volumen con aullidos de perro si el violín es parte de la composición. Todo esto en el sur de Madagascar, a doce horas en coche de la ciudad más cercana, o dos en barco.

Los lugares son las personas que los crean y éste, te atrapa desde el primer instante, al igual que Diego del que es inevitable querer saber más. Pero estar aquí no es gratis. Desde que Diego ha visto aparecer a dos moteros luchando con la arena por la parte trasera de su hotel sin previo aviso, se le ha despertado la curiosidad. Él también quiere saber más. “:-Ya sé que no podéis pagar lo que vale el hotel, lo sé desde que os vi llegar. Qué os parece

veinticinco euros con desayuno y cena (una cuarta parte del precio). Ya sé dónde vais a dormir”. Diego nos ha preparado dos habitaciones, una frente a la otra. Son “pequeñas” suites en sendos bungalós, construidos en ladrillo, enfoscados y pintados en color arena y coronados por un enorme techo de paja, mimetizados con el entorno y casi invisibles a cierta distancia. Grandes ventanales con vistas al mar refrigeran de una forma natural y permiten quedarte hipnotizado horas, viendo un mar calmo de color turquesa por el que cruzan sigilosas pequeñas barcas de pescadores, como si fuera un cuadro animado. Los detalles de Diego, esos que muestra en cada gesto, son los mismos que tiene la decoración de cada habitación. Todo está hecho para agradar al cliente, por la vista, el tacto o el olfato. Pero también, a través de su obra, se puede entrever un fuerte carácter. La cena se sirve a las nueve.

Un sendero de arena nos lleva silenciosamente hacia la cena, bajo una luna que ilumina por sí sola el camino hasta el salón donde hace unas horas tomábamos vino con un recién


conocido. Ahora, nos disponemos a sentarnos en su mesa de juego. La sala se ilumina exclusivamente con velas. Son muchas y se reparten estratégicamente por todo el comedor, generando luces y sombras que parpadean entre pilares de madera, paredes de cemento pulido, muebles de anticuario traídos de Francia, artesanía local, suelos de arena y techos de paja. La música sigue acompañando. Hay que tener un gusto muy sofisticado para componer este escenario. Diego nos cede el paso hacia su tablero, una gran mesa de comedor que reposa sobre el suelo de arena. Dos chicas malgaches esperan erguidas y silenciosas nuestra llegada para comenzar a servir la cena. Será atún con algas, bañado con vino tinto. Esta vida nómada no es siempre perfecta,

pero días como hoy compensan cualquier efecto colateral. Para determinadas personas no saber qué va a pasar nos resulta adictivo. Los días son más intensos, el tiempo parece estirarse y de alguna forma tenemos la sensación de estar viviendo más. Para Diego es similar. Él sigue viviendo de una forma sedentaria, pero en un entorno remoto y salvaje que nada tiene que ver con su vida urbanita en Italia. Sus días aquí son también enigmáticos e intensos. Hoy, por ejemplo, dos moteros sudorosos han aparecido por la parte trasera de su hotel. Y Diego quiere saber quiénes somos y cómo hemos acabado en su mesa. Comienza pues la partida, en nuestra parte del tablero. Pero, ¿quiénes somos nosotros? No estamos de vacaciones y no somos pareja. En este momento recorremos en moto uno de los

tramos más complicados de Madagascar en época de lluvias. Yo llevo seis años dando tumbos por el mundo en una moto y actualmente este es mi trabajo. Gemma es una chica aparentemente frágil y con voz dulce, pero que lleva diez años viviendo sola en África, lidiando de tú a tú con políticos, militares o guerrilleros y escribiendo crónicas desde primera línea del frente, sobre conflictos que da miedo incluso leer. Uno tiende a normalizar con mucha facilidad sus rarezas, sus peculiaridades, pero lo cierto es que sí que somos algo raros. Al menos hemos elegido un camino poco usual. Diego sonríe satisfecho, en su mesa de juego han aterrizado dos tipos de su misma tribu. Parece que la conversación será larga y entretenida. Diego arranca un discurso paternal y protector enumerándonos cada uno de los obstáculos que nos vamos a encontrar en el camino hacia el gran sur. “:- Vais a encontrar mucha agua en la pista, que a veces forma lagunas insalvables, arena muy espesa pasado Itampulu y dos ríos, que bajan con mucho agua en esta época y no podréis cruzar. La única opción es remontar el primero de los ríos por la pista que se dirige al interior, hasta encontraros con la ruta principal. Pero eso hay que descartarlo, si esta pista es un infierno, aquella es mucho peor. Además es zona de bandidos. Si pasáis rápido no pasa nada, pero si os quedáis atascados estáis a su merced. A partir de aquí entráis en zona roja, la gente pasa hambre y vosotros sois dos dólares andantes”. Llevamos escuchando este tipo de testimonios casi desde que arrancamos en Tana. El temido sur, las lluvias, las pistas imposibles y los temidos bandidos, mensajes negativos sobre la ruta probablemente más espectacular de Madagascar. Nunca hacemos mucho caso. Escuchamos, anotamos y seguimos adelante, con prudencia pero sin darnos la vuelta. Esta vez Gemma tampoco quiere darle excesiva importancia al testimonio de Diego. Sin embargo



a mí, sus palabras sí me pesan, conoce bien el terreno y le veo más como nosotros. Sus miedos pueden ser más los nuestros. “:-Esta ruta es muy complicada con vuestras motos. Antes de que hagáis una locura, os meto un tiro en la pierna. No os quiero perder tan pronto, que os acabo de conocer”. Diego podría meternos un tiro ahora mismo. Desde hace unos años, siempre va armado.

En Madagascar conviven dieciocho etnias diferentes. En el árido y pobre sur, la mayoritaria son los antandroy, provenientes originalmente de África (probablemente). Son una raza físicamente muy fuerte, acostumbrada a lidiar con la sequía y la falta de alimentos. Los antandroy nunca se dejaron colonizar, nadie pudo con ellos. Esa es una de las razones de lo aislado de esta tierra. En el resto del país les temen,

especialmente la gente de las tierras altas, de origen asiático y más débil físicamente, pero que son los que tienen el dinero y ostentan el poder. Como viajero que pasa de puntillas, ajeno a los conflictos internos del país, es un placer recorrer el sur y tratar con los antandroy. Sin tener certeza de lo que escribo, me resultan más nobles. Cierto es que no querría tener que verme las caras con una pequeña minoría de ellos, los temidos dahalo, ladrones de cebúes que también asaltan vehículos en las pistas, roban en hoteles o ajustan cuentas si se tercia. Y aunque no todos los dahalo son antandroy, sí muchos de ellos. Hace unos años un grupo de dahalos atacaron el hotel de Diego. Eran ocho e iban bien armados. El guardián los vio venir y corrió a avisarle, pero antes de que pudieran reaccionar los bandidos ya habían disparado varias veces. Una bala alcanzó la pierna de Diego. El guardián tuvo peor suerte y murió casi al instante, en sus brazos. Los bandidos comenzaron a buscarle por todo el hotel. Diego se ocultó en el tejado de su habitación durante siete horas, desangrándose y

sin poder hacer nada. Esa noche el cielo se cubrió por completo de nubes negras. Eso le hizo invisible y probablemente le salvó la vida. Cuando se cansaron de buscarle se acomodaron en el comedor, el mismo en el que hoy cenamos tranquilamente, y se bebieron todo lo que había en el bar. Diego les escuchaba mientras sentía que su vida se esfumaba. En ese momento se prometió que si conseguía salvar su vida, nunca más volvería a ir desarmado. Al día siguiente Diego fue evacuado a Islas Reunión, le operaron de la pierna y pudo salvar la vida. Tardó tiempo en volver a su hotel, pero finalmente lo hizo. Decidió seguir en esta historia y no dar un nuevo carpetazo. La balanza siguió inclinándose del mismo lado.

Visto lo visto y lo que está por llegar, puede parecer que en el sur de Madagascar hay más bandidos que en otras partes del mundo por las que he viajado. Sin embargo no creo que sea así. Días después de la estancia con Diego, Gemma


pensó en voz alta algo que comparto: “:-El problema no es el número de malos, sino el de policías”. Al sur de Madagascar las garras del sistema no llegan con la misma intensidad, para bien y para mal. Esto es algo parecido al lejano oeste, donde la ley muchas veces corre por tu cuenta. Y esto, con todo lo malo, tiene un gran atractivo para personas como Diego, hechas a sí mismas. Menos normas, más libertad. Aquí te puedes construir un hotel sobre unas dunas y en primera línea de playa, desplazarte por donde quieres en un potente quad y más o menos hacer lo que te

da la gana, sin que nadie te lo prohíba. Eso sí, si tienes un problema, si necesitas protección, no busques a papá sistema que no está. La noche avanza, las velas se consumen y la conversación baja de intensidad. Las chicas malgaches hace rato que se fueron y ahora es Diego quien se levanta de la mesa, se despide y se marcha a su habitación. Una noche más, lo hace solo. Un día Diego decidió venirse al sur de Madagascar, a un lugar remoto y salvaje donde construirse un hotel sobre unas dunas. Eligió viajar solo, sin tener que consultar con nadie si

girar a la izquierda o a la derecha. Y esas decisiones individuales le han traído hasta este escenario, donde ha renunciado voluntariamente a tener una familia. Porque como me recuerda siempre un buen amigo, elegir es renunciar. Ahora bien, qué afortunados somos los que tenemos la libertad de renunciar, especialmente cuando sentimos haber elegido bien.

47



fines del año pasado, luego de correr en Villa La Angostura, ya empezaba a pensar en el trail que cambió mi concepto de carrera de montaña, porque realmente corremos en lo más alto y profundo de la montaña: 4 refugios era el próximo objetivo. Me propuse entrenar para poder correrla lo más intenso posible, tratando de transitar los 4 refugios corriendo la mayor cantidad de tiempo posible, esto implica poder mantener un trote sostenido en ascenso por mucho tiempo por lo que mis entrenamientos los enfoque en este punto. El Club Andino de Bariloche es el responsable de esta increíble carrera que nos permite disfrutar de Frey Jacob, Laguna Negra y López, los refugios por los que pasamos durante los 2 días de competencia. Ponen toda su experiencia en montaña: conocimiento y pasión, para que nosotros disfrutemos del paisaje y de correr, que es lo que más nos gusta. Los últimos 15 días antes de la carrera fueron intensos en entrenamiento de montaña, con una carrera de 65k en 3 días, El Origen, que se llevó a cabo en Villa la Angostura. Luego seguí entrenando en montaña junto a Maxi López un amigo que ya es familia y a quien admiro profundamente. Disfrutamos del Bolsón subiendo el Cerro Piltriquitron, El cordón Currumahuida y en Traful, el Cerro Negro y Parte de la Huella Andina. Las piernas ya estaban listas para enfrentar las picadas que me esperaban en Bariloche. La ansiedad se hizo sentir rápido sólo quería estar bajo el arco el sábado, para salir a correr en busca del Frey y el Jacob. Una de las cosas que disfruto de esta carrera es el clima que genera el CAB de familia, son un grupo muy unido que hace la carrera realmente por pasión a la montaña y para ellos esta edición fue muy especial ya que fue la 10º. Y llegó la hora de estar bajo el arco de largada, rodeado de locos por la montaña como uno, ver las sonrisas con nervios que se ven por detrás de las mismas, saludos, abrazos, y todo listo

49


para salir. Y así fue como salimos en busca del primer refugio, el Frey, acompañados de un día inmejorable: sol, algo de frío que fue desapareciendo al pasar las horas. Acá tengo que hacer un pequeño paréntesis para "la papa" de Ariel Tereñes, que me preguntó sutilmente: -“¿Edu que llevas para ir reponiendo energía?”, a lo que respondí: -“geles una y barra!”. No tenía idea que la última tecnología en alimentos en carrera era una papa! Un genio, Ariel, sólo con eso y algo más, salió a correr el primer día! El Frey es el primero de los 4 refugios y es, sin lugar a dudas, uno de los más lindos de todos. Saliendo de la base del Cerro Catedral hasta encontrar el sendero que nos lleva paralelo al lago Gutiérrez se veía un paisaje increíble. El camino es noble y muy transitado por lo cual hace

que se pueda correr a buen ritmo, con pendientes positivas y negativas constantes pero de poco ángulo y se cruzan muchos puentes. Este tramo decidí correrlo a ritmo medio para guardar piernas para la picada al entrar al bosque donde comenzamos un ascenso continuo hasta el refugio. La primera parte del bosque es una pendiente que se deja trotar y por momentos debimos hacer un trekking, el cual era constante y a buen ritmo. Después de un tiempo llegamos a lo que es el último tramo de la picada que se hace más complicada ya que encontramos rocas de gran tamaño. La vista en esta parte es increíble. Hasta ese momento no sabía cuál era mi ubicación en la carrera ya que éramos corredores tanto de la 2 refugios y de la 4 refugios Clásica. Y cuando menos lo esperaba, apareció el

Frey para recibirnos, reabastecernos y seguir bordeando la laguna que es un espejo para las montañas. En esta parte recuperé un poco el aliento de la intensa subida y de a poco empecé a trotar, sabía que se venía la primera pared, y había que treparla. A ritmo constante y ayudándome con las manos, la primera pasó, y luego el primer pedreguero una bajada tan técnica como la subida. La misma la bajé lanzado con pasos cortos y acomodando el balance del cuerpo para no perder el control. De a poco íbamos descendiendo para desembocar en un bosque que es otro de los lugares que son únicos en este circuito. Aquí apuré el paso aprovechando los falsos llanos. A poco de estar disfrutando de estos falsos llanos ya empiezo a ver que por delante esta la segunda picada la cual realmente iba a quitarme mucha pierna ya que venía exigiéndo-


me un poco de más en los km anteriores. Al llegar a la cima me encontré con Martín Papalia y a Marcos “Andar Extremo” que siempre están alentando y bromeando y eso siempre es energía que viene muy bien. Dejándolos atrás, baje el pedreguero que mucho no respetan y el cual es muy técnico. Ya se veía el Jacob, el segundo y último refugio del día. Teniendo en cuenta lo que espera para llegar al Tambo regulé y recuperé energías. El descenso del Jacob al Tambo es parte de la huella andina y está muy bien señalizado, la bajada es por un bosque y por momentos bien empinado. Empecé a correr progresivo, subiendo la intensidad para que la respiración y el cuerpo se acostumbre, aquí empecé a pasar algunos corredores hasta escuchar a “el Tano” que ya nos estaba esperando en la llegada para recibirnos y felicitarnos, sin él la carrera no es la misma. Y así terminé la primera etapa en el 7° lugar de la general. A descansar y recuperar energías para el domingo. Colonia Suiza, arco de largada, muchas pero muchas ganas de ir en busca del López, para mí el desafío más duro de la carrera. La estrategia para esta etapa en principio fue entrar en ritmo en el bosque que nos lleva al caracol, trepada que nos deja en el Laguna Negra la cual es muy intensa. Salimos y se formó un pelotón de 7 que íbamos muy juntos trepando. Este momento es genial, es muy motivador estar todos juntos superando la pendiente, me empecé a sentir muy bien y comencé a despegarme del pelotón junto con quien estaba segundo hasta esta parte. Fuimos a un ritmo progresivo y firme sin aflojar en ningún momento, el sendero motivaba a ir más rápido pero aún faltaba mucho. Llegando al Caracol decidí seguir más de cerca al local porque conocía el trayecto y sabía donde trotar la trepada y dónde ir más suave. Cuando menos me lo esperé ya estaba en el Laguna Negra, ahora empezaba la parte más técnica de la carrera. Íbamos en busca del Valle Willy, ahí trotar es casi imposible y se trekkinea fuerte. Se corre por un filo muy técnico con lajas y luego se complica aún más porque empezamos a correo por la ladera y no por el filo, con lo cual hay que empezar a prestar más atención a la pisada por las lajas. Esta parte es complicada para quienes no estamos acostumbrados. Pero no


por eso vamos a aflojar el ritmo jeje! Luego, un descanso para las piernas: descenso rápido a un mallín que nos deja en la previa del López. Aquí aceleré el paso durante el descenso y el falso llano. Después la vista, no dejaba de mirar lo complejo y alto que es la picada al López. Es más difícil, exige técnica en todo el cuerpo, piernas brazos cintura todos tienen que ponerse a funcionar para poder traccionar hacia arriba. Lo único en lo que pensaba en ese momento es en un paso a la vez

y empujar hacia arriba. Las nubes bajas, el frío en la altura, los vientos fuertes, realmente ponían un condimento más de dificultad para alcanzar la cima. Y llego el momento de estar en la cima… cómo se disfruta, es indescriptible, es cuando te das cuenta del fruto del entrenamiento que te permite llegar a estos lugares y transitarlos en carrera. Para ésto entreno, para correr en la montaña, para subirlas y sentir lo pequeño que somos y lo agraciados que nos permita estar en

ella, porque cuando uno llega a ese punto, todo desaparece: el cansancio, la carrera, el dolor, todo queda en segundo plano. Ahora uno está lleno de energía y es sin lugar a dudas el momento más lindo de 4 refugios. Un descenso por piedras, un poco de escalada, y bajar por piedras muy grandes nos dejan en el Refugio López. De ahí hasta colonia Suiza es un tobogán en descenso contínuo. Momento de dejar todo y bajar lo más rápido posible. Por camino de ripio y cortadas vamos


Caballeros 4 Ref. Clásica 1° Jorge Vera 8:16:35 2° Santos Gabriel Rueda 8:19:04 3° Miguel Gonzalez 8:31:18 Damas 4 Ref. Clásica 1° Paulina Tapia 11:22:14 2° María Paz Neira 12:16:37 3° Mercedes Rosauer 12:20:40 Equipos Mixtos 4 Ref. Clásica 1° "Summit" Lucas Colantuono y Antonella Peska 11:06:18 2° "Avalancha Team" Rodrigo Lagos y Florencia Müller 11:35:24 3 "Bravo-Melideo" Pablo Bravo y Alejandra Melideo 11:42:38 Equipos Caballeros 4 Ref. Clásica 1° "Ave Fénix" Guillermo Pérez y Gustavo Yasem 14:24:09 2° "Kolectora Team 5" CarLos López y Osvaldo Máspoli 17:35:51 3° “Ojota Veloz Recargado” Carlos Aiassa y Claudio Tomas 18:34:29 Equipos Damas 4 Ref. Clásica 1° “Patagonas de Esquel” Alejandra De Bernardi y Claudia Fonseca 12:11:17 2° “Correrayuda/Kasike2" Natalia Albá y Gabriela Kindruk 15:05:37 3° "Hallux Valgus" Paula Ciuti y Carmen Olmos 15:21:59 Caballeros 4 Ref. Non Stop 1° Gustavo Reyes 7:50:09 2° Pablo Ureta 8:09:38 3° Juan Ignacio Beltran 8:17:11 Damas 4 Ref. Non Stop 1° Claudia Verónica Ramírez 9:08:58 2° Sonia Boretsky 9:11:48 3° Laura Nair 9:22:55

descendiendo los kilómetros que pasan rápido, y de manera progresiva el ritmo del km va siendo más veloz sin aflojar, dejando todo, feliz de estar corriendo en el sur, pensando en mis hijas que son todo en mi vida. Cruzo la meta con un grito de desahogo y una felicidad y emoción que mientras escribo estos caracteres, revivo. Logré terminar 5° en la General y 3° en la categoría, pero el mayor logro es haber cumplido una meta que me propuse, correr esta increíble carrera de montaña lo más intenso posible y ese es mi gran logro! La “4 Refugios” es una carrera distinta, una carrera que nos pone a prueba en lo físico y lo

mental, una carrera que nos lleva por la montaña y no introduce en la profundidad de la misma por eso es, sin lugar a dudas, la carrera de montaña por excelencia en la Argentina y es una cita que ninguno de los que disfrutamos de correr en la montaña podemos pasar por alto.

Equipos Caballeros 4 Ref. Non Stop 1° "Ji Ji Ji" Pablo Serratti y Germán Serratti 8:43:52 2° "Frey" José Bonacalza y Ian Schwer 8:51:58 3° "Patan Team" Juan Kopprio y Fernando Tortosa 8:57:47

Gracias al Club andino de Bariloche por su atención y el nivel de organización.

Equipos Mixtos 4 Ref. Non Stop 1 "Atenas corre" Yanina Ferroni Y Fernando Helling 9:55:56 2 "Benja Team in the Mix" Benjamín Maragoto y Fernanda Rossi 10:29:39 3 "IQ Running" Elizabeth Bezpalko y Ramiro Breski 11:14:34

Clases individuales y Grupales Todos los Niveles Días Especiales para Principiantes

Quilmes

GIMNASIO

Quilmes Way

Calle 9 de Julio n° 334 Quilmes - tel: 4257 3453


i me preguntabas hace 10 años “:- Vero te ves corriendo 50 kilómetros non stop en la montaña”. Mi respuesta hubiera sido, “:-Ni ahí, estás loco, 50 kilómetros, eso es para hacer en auto“. Lo hubiera visto como un imposible. Hoy puedo decirte que los imposibles no existen, sólo están en nuestra mente, en ese mismo lugar donde también están las fuerzas para derribarlos. Siempre hay un punto de partida. El mío arrancó a principios de 2000, cuando recién comenzaban los grupos de corredores en los Lagos de Palermo. Me acuerdo que era algo

novedoso, correr en grupo, al aire libre, sin para qué? O Por qué? 15 años después estaba corriendo mi primera Ultra Maratón de Montaña, y entre ese principio y la Ultra: me recibí, tuve mi primer laburo fuera del país, nació Mateo en El Salvador, después Tiago en Buenos Aires... Y mientras todo eso iba ocurriendo, siempre había un espacio para un par de zapatillas. Mi proceso fue clásico. Arranqué con 5K y subí a 10K, 15K, 21K … decir media maratón es fuerte a los oídos y ni te digo cuando correr 42K forma parte de tus objetivos.

Ciclo de calle: cumplido, y casi siempre en el medio de las tablas. Ni de Élite, ni entre las últimas. Entonces me pregunté “:- Y ahora qué? “. Cambiar el asfalto por la naturaleza, sumar kilómetros, agregar algo de pendiente y una dosis extra de adrenalina… Hacia allá quería ir. Es ahí cuando las ultramaratones de montaña irrumpen en la vida de una persona totalmente normal como yo. Decidí correr mi primera ultra en Diciembre del 2014 después de algunos duatlones de Aventura. Entonces, en ese momento, arrancar con una pretemporada enfocada fue clave. Seguí como siempre el plan que me preparó Gaby Castillo. Que tu entrenador te de la confianza, te genera seguridad, te da fuerzas. A veces me cuesta creerme a mi misma que lo puedo hacer; por más que esté entrenada, aparecen miedos típicos de lo desconocido y la mente se vuelve enemiga de mis avances. Entrené mucho. Seguí el Plan: subí cuestas, bajé cuestas, hice regenerativos, pasadas, más pasadas, más subidas, un par de fondos largos que no superaron los 26K. Entrené una nueva manera de hidratarme: salí a hacer fondos con la mochila de hidratación, que cuesta pero te vas adaptando y terminé amando el sistema: me permitía hacer micro sorbos cada 5 minutos. Siempre hidratada, es clave no tener sed, porque la sed es un indicador de que ya la pifiaste y te deshidrataste, y cuando esto pasa comenzás a forzar tu corazón y elevar tu frecuencia cardíaca. Perdés performance, arruinás la carrera. Lo mismo pasa con la nutrición. Hay que darle glucógeno a los músculos. Sin combustible no avanzás. Aprendí que pequeñas porciones


MUSCULACION

entrenate y ponete a punto para tu mejor rendimiento en los Deportes de aventura

Calle 9 n째 1870 e/70 y 71 La Plata Bs As Tel 4536858 y 4176866 complejo1870@hotmail.com

G N I N SPIN

o CENde Entrenamient

ENTREN

AMIENTO

cion

ata de N

ro

Cent

Ave r las igua p or Prom ocio ne

s

FUNCION

AL


repartidas con mayor frecuencia, me funciona mejor que porciones más grandes repartidas en más tiempo. Los geles son buenísimos también, los complemento con pasas de uva y frutas secas. Otro aspecto importante: con qué zapatillas vas a correr y con qué ropa. Unas zapas con buen agarre pero livianas, fue lo que usé, y opté por una calza corta y la remera oficial de la carrera. Ya no quedaba más que subirme al avión y llevar en la mochila de mano eso que iba a usar el día de la carrera. Que se pierda la valija con la ropa extra,… pero que se extravíen las zapas, la calza y la mochila de hidratación, podría ser el fin de la carrera sin siquiera dar el primer paso. El avión aterriza en San Martin de los Andes, la adrenalina sigue subiendo el nivel y no podés creer ese paisaje: montañas, olor a pinos, el sol que entibia. Ya había quedado atrás la ciudad y ahí está el lago Lacar imponente bañando con su costa este pintoresco pueblo de nuestra Patagonia. Hay ánimo de aventura en las calles de San Martin de los Andes. Retirás el Kit, y la adrenalina

sigue subiendo. Te probás la remera, te sacás un centenar de fotos, compartís en las redes, y esperás ansioso esos “me gusta” y en momento decís:-“ estoy acá y mis amigos ya saben que voy a correr 50K, no hay vuelta atrás, necesitas que empiece la carrera ya!” Y todavía falta pasar lo peor: la noche anterior previa a la carrera. Esa noche que es la que deberías descansar espectacular pero se hace imposible conciliar el sueño. Dejé todo listo sobre el sillón. La ropa, las zapas, el Garmin, la comida, la mochi, la vaselina, los anteojos, puse Powerade en la heladera. Puse la alarma del celular: 5:30; 5:45; 6:00…por si me dormía. Cuenta regresiva. Salto de la cama, me visto, y arranco el ritual del desayuno: pongo la pava, hago las tostadas y empiezo a hidratarme. Desayuno importante, como todos los días que entreno. Nada cambió. Es clave mantener las rutinas. 4 º de temperatura y había que salir para la largada. Llegamos a la plaza y éramos algo así

Caballeros 80k 1° Gustavo Reyes 8:14:30 2° Franco Paredes 8:14:31 3° Enzo Ferrari 8:36:00

Caballeros 21k 1° Sergio Gustavo Pereyra 1:26:38 2° Hugo Yuimtulca 1:29:59 3° Oscar García 1:33:44

Damas 80k 1° Luciana Ureoste 9:37:42 2° Silvina Altamirano 10:56:59 3° Cintia Lescano 10:56:58

Damas 21k 1° Gilda Elizabeth Flores 1:44:21 2° Florencia Crespo 1:53:44 3° Josefinne Rabba Facuse 1:54:20

Caballeros 50k 1° Ariel Amaro 4:41:12 2° Pablo N. De Llamas 4:44:21 3° Francisco Grill 4:44:34

Caballeros 10k 1° Rivas Luis Sebastián 0:45:56 2° Romero Jesús Emanuel 0:46:38 3° Parra Elmo Rene 0:47:30

Damas 50k 1° Andrea Doblas 5:23:30 2° Cecilia Irigoyen 5:40:18 3° Romina Alberton 5:52:53

Damas 10k 1° Sabio María Paula 0:57:48 2° Cardozo Natalia 0:58:24 3° Macias María Luisa 1:00:51

como 500 locos a punto de salir a afrontar una aventura ultra genial. 9, 8, 7,….3, 2, 1, y salimos. Los primeros kilómetros no sentía mis pies, congelados. Salí con frio, ya que sabía que haría mucho calor conforme la carrera fuera avanzando. Salimos del centro de San Martin de los Andes, por las pocas calles de asfalto que tendría la carrera. Arrancamos subiendo y nos fuimos perdiendo entre los corredores, la montaña y el bosque. Elegí correr la carrera con Edu, un amigo del running, que fue también su primera ultra maratón. Confiábamos en las habilidades de cada uno, y nos complementamos muy bien toda la carrera, nos acompañamos. Recuerdo hoy como cada 5 minutos alguno de los dos decía: “Hidratate”, y los dos tomábamos un sorbo. “Vamos Edu, Vamos Vero”. Fueron dos frases que nos acompañaron las 7 horas que duró la carrera. Paramos en los puestos de hidratación, recargábamos el Camel, algo de hidrato y a


seguir. Pasamos por el camino del Arrayá, por Puente Blanco, y base del Cerro Chapelco, no podía creer donde estaba. Había mucha ceniza volcánica en casi todo el recorrido. Tenias que correr con cierta distancia del corredor delantero, porque el polvo que se levantaba no te dejaba ver el camino. En un sendero súper estrecho, no vi una rama en el piso y volé. Me golpeé un poco la rodilla izquierda, me levante rapidísimo y seguí, seguí, no quería parar. En el camino fuimos encontrando corredores que iban a nuestro paso. Hablamos cuando el aire nos lo permitía. Y hacíamos silencio en todas las subidas.. El aire era un bien preciado, y más cuando ya habíamos llegado al km 42K, teníamos la Maratón y nos faltaban los últimos 8K. Ahora es todo bajada. Todo bajada? Siempre hay subidas. Aprendimos que las radicalidades no existen. Las bajadas fueron tremendas. Gritábamos como unos locos, la felicidad de encontrar una bajada después de tanta trepada. Gritar nos daba alegría y nos llenaba de energía. Pero tanta bajada, y con tanta pendiente termina siendo para los cuádriceps una fatiga endemoniada. La cabeza ahora tenía que jugar su papel. Salir a escena. Protagonista del tramo final. Y así lo hizo. Con la cabeza en los pies, terminamos el tramo de la carrera que se conoce como Grado 8, tremendo por su inclinación. A los lejos se dejaba ver entre los pinos la quietud, San Martin de los Andes, el lago Lacar y la plaza San Martin, y miles de amantes de la aventura y vecinos del lugar que se acercaban a alentar en los metros finales. 300 metros y llegamos, alargue final para terminar en 7 horas 12 minutos, algo que empezó con un paso. Cabeza y Corazón. Mente y Pasión. Autodisciplina y Convicción. Fuerza y Temor. Algunas tensiones que me recorrieron y que fueron necesarias para tomar la decisión de ir a correr una ultra maratón. Agradezco a mi familia, a mis amigos, a Gaby Castillo, a los profes, y a todos los que me movilizan mis emociones y generan en mis ganas de seguir, de no parar, de proyectar, de imaginar, de querer siempre superar un imposible. North Face Ultra Maratón 50K San Martin de los Andes, un imposible, posible. Vero Cano; mamá de Mateo y Tiago, Lic. en administracióen, directora en Y&R. Apasionada por Entrenar Imposibles.


or dos meses, no volveré a sentir el aroma de brisa marina y sal del Pacífico. Tampoco veré los cuidados cipreses de Punta Arena, y un semáforo se volverá tan extraño como el césped. Espero recordar con nostalgia la textura del helado y que, cuando vuelva, los labios de mis chicas sean tan suaves como los recuerdo. Más allá de la pista, espera un mundo nuevo, desconocido. Pasé años buscando este momento y al fin estoy camino al aeropuerto, disfrazado de Tele Tubi, cámara colgando y una sonrisa de turista inimaginable en mi cara, ansioso pero sin prisa, al igual que mis compañeros. Vamos rumbo Antártida!!! El bus estaciona en el pequeño y muy bien cuidado Aeropuerto Internacional de Punta Arenas. Allí personal autorizado e identificado con chaleco verde y las siglas A.L.E. nos lleva

hasta la puerta de embarque. Sin mucho protocolo encaramos al avión, cubiertos de sudor y una garúa molesta en este caluroso día que nos despide del continente. Los logos de ANI se repiten en toda la fila. Frente nuestro está el Trasbordador Espacial que nos llevará al “hielo”. Es un Illushin I76, el avión más hermoso construido en la historia y su sola presencia tan cercana a la puerta de salida, nos llama la atención. Simplemente está ahí, igual que como dejaríamos el coche para ir a dar una vuelta. Ingresamos por la única entrada abierta, nos acomodamos en los muy ergonómicos asientos militares, entre la carga ajustada con redes y una camioneta 6x6 enorme que bien podría dar un espectáculo aplastando coches. Todos nos colocamos protectores auditivos. Previo a salir, un capitán ruso de muy poca felicidad aparente, nos da el Show de la P u e r t a d e Emergencia. Acto seguido y luciendo esa misma nula expresión facial, nos alcanza unos pack de gaseosa y sangüches de lomito. A las dos horas de vuelo tuvimos oportunidad de ver las primeras imágenes de la península, rodeada de témpanos del tamaño de ciudades.

Allí abajo, la vida permanece casi inalterada por la presencia del hombre pero, a donde vamos, el hombre es la única vida que imaginaría y quisiera estar allí. Somos seres increíbles, dotados de una magia casi sobrenatural, en lo bueno y en lo malo...Me tomo el tiempo para reflexionar y el vuelo...pasa volando. Seis horas más tarde, el transbordador toma contacto con el suelo. La puerta se abre. Es todo blanco y azul hielo... Carta desde la Tierra de Nadie (a mi princesa, Sara) Mi amor, soy papá. Te escribo para contarte que estoy camino al trabajo. Voy a una montaña muy lejos, y no vamos a poder hablar seguido. Hace mucho frío a donde voy, por eso llevo mucha ropa, también los lentes grandes y las botas que uso cuando escalo. Mamá, Abui, Tatá y Lol van a estar con vos y cuando pueda vamos a hablar por teléfono. N de A (si es que alguna vez funcionan como debieran). Allá donde voy no hay muchos teléfonos, pero acordáte que cuando regrese vamos a ir a escalar y pasar mucho tiempo jugando. Te voy a extrañar. Preguntále a mamá donde estoy y ella te va a mostrar en un mapa. Violeta está cuidando a Neo, y Javi cuida a Michi, ya vamos a estar todos juntos de nuevo. Te quiero mucho. Portáte bien.


59




omo siempre antes de cada expedición estamos en la ardua tarea de cargar el equipo en la camioneta y hacer lugar para entrar cómodos ya que esta vez somos seis: Leo, Fede, Boris, Darío, Julián y yo. Salimos de Mendoza con mucho calor, algo anormal para la época ya que estamos a fines de marzo, el tiempo es bueno y el pronóstico para los próximos días también así que la motivación es grande. El camino desde Mendoza hasta el Maipo va hacia el sur por la ruta 40 y luego se desvía directamente hacia el Oeste por camino de tierra, al principio está en perfecto estado pero luego cuando se va acercando a la montaña comienza l a p a r t e “ d u ra ” d e l c a m i n o : s u b i d a s pronunciadas, piedras sueltas y muchos serruchos hacen que la marcha sea lenta, la camioneta acostumbrada a estos caminos parece ir contenta como todos nosotros.

El Volcán Maipo de 5264 m está ubicado en los Andes Centrales de la Provincia de Mendoza en la frontera Argentino/Chilena a 200 km al suroeste de la capital. Esta impresionante montaña está dentro del Parque Provincial Laguna del Diamante. Este nombre está dado por el reflejo del cono perfecto del volcán en la laguna formando un diamante, y de allí su nombre. Al estar dentro de un Parque Provincial está sujeto a fechas de inicio y fin de temporada. Normalmente el parque abre desde mitad de noviembre a fines de marzo. Es necesario tramitar y pagar un permiso de ascenso que se tramita directamente en la seccional de guarda parques a la entrada del mismo.

Llegamos a la seccional de guardaparques Alvarado donde se tramitan y se pagan los permisos, todo ok y proseguimos la marcha. Después de 1 hs de camino llegamos a la majestuosa Laguna del Diamante. Desde acá tenemos una vista clara e impresionante del Maipo dibujando su cono perfecto en el horizonte. En este lugar se encuentra otra seccional del parque donde se chequea el permiso y se deja avisado el día de inicio y final de la expedición para controlar el regreso por cualquier problema. A 5 km de la seccional está el final del camino y el puesto de gendarmería pegado al CB donde también se da aviso y se hace el trámite final para realizar la ascensión. Llegamos por la tarde, nos informan que no hay nadie más en la montaña así que la disfrutaremos nosotros solos. Armamos las tiendas y nos disponemos a descansar, cenar y a

El equipo necesario es el de alta montaña y es muy importante chequear el pronóstico porque el clima en esta zona tiene cambios repentinos pudiendo cambiar totalmente el estado de la montaña, por eso es muy importante contar con el equipo adecuado que por otra parte es chequeado por guarda parque cuando se tramita el permiso. El Campo base está al final del camino vehicular al borde de la laguna a 3300 m. Hay 2 o 3 lugares para montar el C1 que van desde los 3700 a 3850 m, el tiempo aproximado del CB a C1 es de 4 a 6 hs. El C2 está a 4300 m, el tiempo aproximado desde C1 es de 3 a 5 hs. El tiempo estimado desde C2 a cumbre es de 6 a 8 hs.

dormir en esta primera noche, nos vamos a quedar 2 días en el CB así aclimatamos un poco antes de subir, si bien el Maipo no es tan alto es importante sumar aunque sea un par de noches a menos de 4000 mts. Esta temporada ha sido muy seca en Mendoza y hay muy poca nieve, por eso deberemos sortear agua al C1, son 6 a 7 kilos más en las mochilas que se harán notar ya que si bien el desnivel no es mucho la distancia es larga, del CB al C1 hay 550 mts de desnivel y 10 km que se recorren en unas 5 hs de trekking. Salimos del CB con un excelente día hacia el primer campamento, el camino comienza marcado con muchos mojones de piedra que luego se van perdiendo, hay que ir sorteando las innumerables lomas y quebraditas hasta llegar a una especie de planicie bordeando el volcán Nicanor por su derecha y apuntar directamente a la quebrada de la morena, el camino es largo


pero vamos muy bien, en unas 4 hs llegamos al primero de los campamentos de altura, decidimos seguir al próximo, sorteamos una empinada cuesta que nos saca arriba de la quebrada sobre el filo donde se encuentra otro de los lugares para armar el C1 a 3850 mts. El día es perfecto, sin viento, son las tres de la tarde así que aprovechamos para comer algo y luego a armar las carpas, el día transcurre descansando, tomando unos mates, jugando

algún partido de cartas y leyendo. Estamos por salir hacia el C2, en este campamento tampoco hay agua pero sabemos que hay unos penitentes que están una hora antes de llegar donde vamos a conseguir. Desde el C1 se ve muy clara la ruta de ascenso y se aprecia la gran pendiente hasta llegar al cráter, desde aquí la verdad parece tener una inclinación muy grande pero eso lo veremos el día de cumbre…

Para llegar al C2 se apunta directamente a la plataforma que hay sobre la colada de lava negra antes de la gran subida al cráter, durante casi todo el camino se van sorteando grandes piedras y en alguna parte se va saltando más que caminando, llegamos a los penitentes y por suerte hay agua que corre, nos disponemos a cargar unos 7 lts cada uno ya que en el lugar del campamento no hay agua, desde aquí se viene la parte mas dura del camino y el peso de las


mochilas con esos 7 kg de más nos desgasta un poco pero el grupo va muy bien y llegamos al C2. No hay mucho lugar disponible y tenemos que trabajar las plataformas para poner las tiendas. Mañana es el gran día así que a preparar todo y a dormir temprano, comienza a soplar viento fuerte, continuo y parece que va a soplar toda la noche, dejamos fijado a las 5 hs el horario de salida. Suena la alarma a las 3:30 hs y el viento es muy fuerte así que decido atrasar el horario de salida cerca de las 6 hs para que tengamos luz y sol lo antes posible y no suframos el frío con este viento. Salimos cerca de las seis, en menos de una hora ya tenemos luz solar, el viento calma y vemos la gran pendiente que nos espera, lo que veíamos los días anteriores se cumple, la pendiente es muy fuerte y hay lugares donde tenemos que utilizar las manos para subir, vamos directamente por el filo donde las piedras son grandes pero firmes, a nuestra izquierda el acarreo de arena es suelto así que imposible por allí, seguimos por donde podemos esta subida y por fin llegamos a la boca del cráter, aquí todo cambia, la pendiente se hace plana, la vista es totalmente diferente. Hay nieve, por fin vemos la cumbre y entre nosotros y el filo cumbrero está el crater, aquí hay dos caminos a seguir, cruzar el crater y salir del

otro lado o hacer todo el filo que lo rodea. Pruebo por el cráter, la nieve está blanda y el hielo barrido por el viento es incómodo para pasar por allí, decidimos ir por el filo, rodear el cráter tiene su dificultad, grandes piedras, subidas y bajadas, lleva su tiempo pasarlo pero ya estamos del otro lado. Ahora sólo queda la parte final, parece cerca pero todavía falta el último esfuerzo y aquí la altura se hace sentir. Julián que viene cansado y un poco mareado, y decide quedarse y guardar fuerzas para la bajada. Nos espera en un lugar seguro, lo tenemos a la vista. Seguimos subiendo, apuramos el ritmo y subimos rápido, la pendiente es fuerte pero firme. Llego donde ya veo la cruz que marca la cumbre y espero que lleguen los chicos que vienen cerca. El viento del oeste sopla con fuerza y nos da de lleno pero la cumbre está ahí, nos encuentra a todos juntos disfrutando de una vista espectacular de la cordillera y las montañas que rodean al Maipo. Abrazos, felicitaciones y a disfrutar de llegar a una cumbre con todo lo que ello significa… Apuramos la bajada para encontrarnos con Julián. Llegamos al lugar donde nos espera y nos juntamos. Él está bien pero cansado. El ritmo rápido con el que subimos nos pasa factura, y Boris también empieza a sentir el cansancio y la altura. Hidratamos, comemos algo y seguimos, la bajada se hace larga…

Por fin estamos en la boca del cráter, miramos hacia abajo y vemos dos puntitos amarillos, son las carpas. Bajamos con cuidado por el acarreo de arena que vimos cuando subimos. Boris y Julián van lentos y muy cansados pero tienen la fuerza justa para llegar. Seguimos bajando y llegamos al campamento todos juntos, y aquí es cuando realmente se da el abrazo de cumbre. El Maipo nos regaló unos días espectaculares y cuando bajamos vimos que el tiempo está cambiando. Nos dicen que se viene un cambio de tiempo en la Cordillera, por desgracia el cambio que vino unos días después tuvo a varias expediciones varadas en la Cordillera con problemas por una terrible tormenta de nieve. Esta tormenta en el nevado Tres Cruces se cobró la vida de Malli, montañista Hindú al que conocía y que con esta su última cumbre terminaba de subir las 10 montañas más altas de América. Como experiencia hay que tener bien en claro que el tiempo en la montaña puede cambiar muy rápido. A nosotros el Maipo nos jugó una buena pasada pero sabiendo que no siempre es así es muy importante contar con el equipo de montaña adecuado y sobre todo la experiencia del grupo tiene que ser acorde a la montaña que queremos ascender para seguir disfrutando de sus cumbres.



La patrulla de acción ciudadana pone a su disposición, querido lector, el extracto publicado en la revista AE en 2022, sin registro sobre fecha exacta de impresión donde muestra claramente una de las razones del porque nuestras consensuadas leyes sancionadas “por su propio bienestar” son tan necesarias. Nótese la complicidad de los testigos y la tácita aceptación de los presentes en el momento del incidente.

res meses antes de la captura del último guía, la patrulla de acción ciudadana, comenzó revelando detalles sobre los demás casos. La historia que contamos aquí, se remite a los orígenes, y ha ayudado para que la Ley se dictase. En 2014 comenzaron los episodios entre guías y escaladores, pero llevó años determinar el agente causal. Originalmente pensamos que eran casos aislados, aunque con el tiempo aumentaron en cantidad e intensidad. Todo comenzó con el código que imprimieron en el carnet aquel año 2022. Ya no se camina a Plaza de Mulas, sólo los más osados optan por ir en 6x6, los demás toman el HeliColectivo. La Asociación Oxidativa HidrocarburoComburente, ordenó destruir blancos estratégicos causales, que arruinaban la profesión. Algunos sostienen que N Bocucha intentó liberarse, otros que fue el fundador de AOHC. Pero todos sabemos que luego de esa noche, nada fue igual.

Despedía un aura color celeste con verde claro, límpida, igual que los glaciares antiguos en Patagonia. De gustos simples, aire bonachón, lucía siempre amplia y auténtica sonrisa, así que era considerado por todos como “un buen tipo”. Su característica prolijidad asombraba a otros colegas y la pulcritud con que se dirigía ante los clientes, también. Ya mencioné su sonrisa, pero no las características de su prominente orificio succionador. Cuando reía a carcajadas, situación muy común en él, casi alcanzaba para lograr distinguir sus vértebras cervicales, mirándole la campanilla. Ese estallido sonoro que emanaba de sus fauces, alcanzaba muchas veces a agotar el aire en una cocina, obligando a re encender el horno y hornallas varias veces. El sufría por esto y se disculpaba sinceramente...y todos aceptábamos sus disculpas, de buen modo. Otra peculiaridad de N era que podía pasar horas hablando, de catéteres, sondas, equipos de diálisis y todo lo relacionado a introducir cosas plásticas dentro de una persona. Era un deleite escucharlo disertar sobre estos temas y siempre que mencionaba algo de silicona

introducido por un orificio, se lo veía feliz. Se le llenaban los ojos de amor... En esos años, alimentábamos proyectos y sueños cada día, con barritas energéticas que nos sobraban de las expediciones, mientras escuchábamos Silvio Rodríguez y Therion. Recuerdo cuando fotografió su “lágrima sobre mejilla”, imagen que se ha vuelto un ícono ante el mundo que representa nuestra sociedad argenta. Imaginamos el Golden Leñun Award Festival, con limusinas 3CV y, como galardones, estatuillas en bandejas enlozadas decoradas con trozos de parrillada. La auténtica Parrillada Premium. Me contó sobre sus años de instructor de Pelota Paleta, especializado en el arte de enseñar el saque. Dicen que era un placer ver a señoras y señoritas con algunos años más que él, suspirar al escuchar sus sabios consejos del instructor, a quien podían llamar en horario extendido hasta las noches de viernes y sábado. No soportaba ver alguien sufriendo, sin siquiera preguntar se acercaba a brindar apoyo a quien fuese. Muy prudente, se acercaba de costado o de atrás acompañando esta terapia de contacto con un movimiento de caderas como sólo Sandro igualó en otros tiempos. Rebalsaba de buena onda y sonrisas. Pero al mismo tiempo, no soportaba ver el mundo irradiando tan poca luz. Renegaba afirmando un punto principal, “que había demasiada energía acumulada en el mundo...”. Para él la solución a muchos problemas consistía en encontrar esas fuentes de poder, y liberarlas... Nada nos hizo suponer que ese niño prodigo iba camino a la clandestinidad. Un día despertó comprendiendo que su destino estaba sellado y sin meditar demasiado, dio rienda suelta a sus instintos. Escribió en su diario: “en el Universo, todo debe evolucionar, nada se pierde, sólo se transforma”. Compró una camiseta de algodón tres tallas más chica de lo usual y con aerosol de pintura, escribió la marca de super héroe, que lo definiría: E=MC2


Agregó una máscara ignífuga de Einstein, mochila con 6 Poli de 1t, un pantalón de grafa, y guantes de baqueta con que completaba el uniforme de super héroe salido del taller de Cacho. Pasó noches enteras vestido así en la ciudad, fuera de temporada, dejando su marca en tachos de basura, aprovechando Zondas para quemar pastizales en barrios privados, y usando vehículos con motores V8 de 8 litros, pero siempre a la espera de encontrar la obra de su vida. Fue mi amigo, antes de lo que hizo. Dediqué tiempo a averiguar la razón de su episodio. He aquí alguna de las memorias de amigos en común

“Vi a N, catatónico al lado de una pava enorme, después de la sexta cumbre con rusos, esa temporada. Y le hice La Pregunta, igual que cada mañana: Porridj o Huevos??”. N, mirándome de costado sin enfocar respondió: “Dame una lata con Kerosén, o van a decir que soy un flojo¡¡¡ “.Casi me muero!!! Le respondí: “Dejate de Jooder Niiinnhoo, vas a ir preso con esas juntas. Quién te pide que tomes eso, quién te obliga???” Sospechaba que N estaba frecuentando la Asociación Oxidativa HidrocarburoComburente y temía por su salud mental. Vi otros, igual que él, incendiar seis carpas justificando que se les habían roto los MSR, el fuego los enloquece. N agarró la lata de kerosene, y la bebió

de un sorbo...para Olvidar… Esa noche bajamos en el último HeliColectivo, hasta el mall Inca Bridge para disfrutar de unos lomitos en el Roque's Bar & Bistro. N pidió una cocucha en un envase de aluminio con anillo encima llamado lata, pero antes de que le dejaran el pedido gimió casi inentendiblemente: Oonde tá el ferne? Oonde tá el ferne? , Cocucha, va con ferné!!!!. Y una botella lacrada le fue entregada en mano para comprar su silencio y evitar que los turistas chinos y gerentes de las minas, se fuesen. Inmediatamente arrancó la tapa y de un frenético trago bebió la mitad del contenido, de un sorbo. Para recordar.... Se levantó repentinamente al tiempo que arrancaba su camiseta de Héroe, embebió la tela con lo que quedaba del acaramelado aperitivo y ya fuera del local encendió esa antorcha improvisada que volvióse la llave de la puerta hacia la locura. Una extraña energía lo liberaba, y lo vi salir sonriendo como pocas veces antes he visto a alguien. Robó una 6x6 de las que usan en Plaza de Mulas, cargada de Garrafas y pallets. Lanzó la antorcha en la caja antes de subirse y encender el motor. Los pallets ardieron de inmediato, y el resto no tardó mucho más, mientras aceleraba en dirección a esa grandísima “H”, donde descansan los pájaros en la noche. Del primer impacto, hubiesen podido salvar cuatro naves pero apenas comenzaron a explotar las garrafas, el fuego ganó los tanques de combustible perdiéndose toda esperanza de controlarlo. No sé qué le pasó, era muy buen pibe.

Lo encontré, mirando fijo, quieto y sonriente, disfrutando del espectáculo. Todos los presentes, intentaron hacerme desistir que me acerque, los p a ra l i z ó e l m i e d o a e s t e “ L o c o Piromaníaco”, pero me acerqué sin temor. Cómo me iba a asustar N???? Giró la cabeza al sentir mis pasos, y con la sonrisa de siempre dijo: “Ahora va a ser como antes”. Vi paz en su rostro, la paz que sólo se alcanza, cuando alguien hace lo que Debe hacer. Éramos dos viejos guías que disfrutábamos cargando mochilas, en un mundo ahora simplificado más práctico, instantáneo, aséptico, e inocuo. Un mundo que empezaba a ser difícil para nuestra raza. Parte de mí estaba al volante de esa 6x6, y otra encendiendo la mecha...Pero no fue mi momento, no esa noche. Fue el momento de N Bocucha. Cuando llegó la policía a esposarlo no ofreció resistencia. Los miró fijo y les pidió le permitieran ver cómo el fuego reducía a despojos las aeronaves estacionadas. Todos los policías, que lucían viejos y gastados relojes Sunto, accedieron al pedido y también recordaron, a la luz del fuego como años antes, ellos disfrutaron de salvar vidas, y cargar mochilas.


amián Blaum nadó en el Río Paraná durante ocho horas y diecisiete minutos. Luego de recorrer 88 kilómetros, estableció la marca más rápida de la historia en el maratón acuático internacional Hernandarias-Paraná. En ese tiempo, sufrió hasta sentir los músculos, vomitó, hizo pis y caca sin detenerse y siguió braceando. En estos días esta promocionando su libro “Desafiar al cuerpo” que fue presentado en la Feria del Libro por Federico Bellini.

uego de siete años de recorrer el mundo en su bicicleta y de vivir miles de enriquecedoras experiencias, volvió a su ciudad de origen, Alta Gracia, el cordobés Francisco Cámara. Este joven de 32 años decidió concretar la travesía para aliviar el vacío que le provocó abandonar la práctica profesional del golf. Francisco, o "Fran" para sus familiares y amigos, arrancó su viaje en bicicleta en junio de 2008, desde Barcelona (España). Visitó 70 países de Europa, Asia, Oriente Medio y América, además de Australia. Asegura que recorrió 80 mil kilómetros en estos casi siete años desde que empezó a viajar. Sólo le falta recorrer África, proyecto que tiene previsto concretar en los próximos años. Luego de pasar por Grecia llegó a los países árabes, incluidos los que vienen siendo noticia mundial por los graves conflictos que los aquejan, como Irán y Pakistán, donde debió ser auxiliado por el consulado argentino. Su gira en bicicleta continuó después por los gigantescos India y China, para luego arribar a Malasia e Indonesia. Por fin, llegó al también enorme Australia, donde pedaleó miles de kilómetros. Trasladado vía aérea hasta Alaska, en 2012 inició su periplo desde América del Norte, para luego ir pasando por los países de América Central y América del Sur. Excepto Brasil y Uruguay, recorrió los demás países sudamericanos. La redes sociales les sirvieron para estar comunicado con familiares y amigos, realizar pedidos de información puntuales, y contar anécdotas.

mma Morosini realizó una caminata de mil kilómetros por los jóvenes y la Paz mundial. Salió el 27 de diciembre de 2014 de Tucumán y llegó a la Basílica de Luján el 19 de Marzo de este año. Emma tiene 91 años, es de nacionalidad italiana, y luego de tres meses de caminar consiguió su objetivo: llegar hasta la Basílica de Luján. La mujer se había propuesto peregrinar como “sacrificio para la Virgen por la paz en el mundo, la juventud y por todas esas familias que hoy están divididas”. "Estoy muy feliz", dijo la señora al ingresar pasadas las 9 de la mañana del 19 de marzo a la Basílica donde la esperaba una multitud de fieles junto a la imagen de la Virgen. El padre Daniel Blanchoud ofició una misa en su honor y, además, el municipio de Luján decidió nombrarla "ciudadana ilustre" como reconocimiento por su dedicación y esfuerzo. Una semana antes que llegara parecía que no podría lograr su cometido cuando sufrió una fuerte caída. Por culpa del golpe se fracturó el tabique nasal, el pómulo y se rompió un diente y el labio e incluso le tuvieron que enyesar la mano. Sin embargo, ésto no la detuvo para continuar con su misión y llegó al destino con lágrimas en los ojos.


Sanitarios y Accesorios para la construcci贸n

V

La Plata

canoplast@canoplast.com


Un calzado ideal para ir de la tierra al agua y volver una y otra vez gracias a sus orificios de drenaje y su construcción de secado rápido. Incorpora Omni Freeze ® Zero para crear una sensación refrescante y mantener tus pies más cómodos.

Un prenda elástica, suave y liviana. Su equilibrio entre componentes sintéticos y orgánicos la convierten en una fresca y versátil opción para viajar, hacer recorridos de hiking urbano, o simplemente descansar. Tanto si caminás a través de los claros adentrándote en el bosque como si vas corriendo a toda prisa para alcanzar la cima antes de que llegue la tormenta, lo importante es que lleves un buen abrigo, pero no mucho peso. Gracias a nuestra tecnología de regulación térmica, Omni-Heat® Reflective, refleja y conserva el calor que tu cuerpo genera manteniéndote un 20% más abrigado, podemos ofrecerte un polar liviano que rinde como un anorak. Sumado a la tecnología Omni-Shield® -que te protege del agua y las manchas-, refuerzo de los hombros y el pecho, aberturas de ventilación en las axilas y a su capacidad cortavientos, transforman a la Heat Elite™ II Jacket en un aliado sin rival para enfrentar al clima extremo de invierno.

Cintura con cinto easy lock integrado, dos bolsillos frontales, dos bolsillos posteriores y secado Rápido Supplex Nylon, tejido innovador de nylon para combinar la fuerza, durabilidad y ventajas de la fibra de nylon y la sensación suave del algodón. En la actualidad el UPF 50 es la mayor capacidad obtenida y significa que la prenda usada protege sobre los sitios cubiertos por la misma un 97.5% contra la radiación de forma sostenida y por el tiempo de vida útil de la prenda que suele ser varios años.

Gorros Tejidos Colección 2015. Tejidos a máquina. Reversibles. Varios colores.

Una prenda multipropósito, con un corte entallado super anatómico y cómodo para todo tipo de deportes outdoors. Un detalle importante de este softshell, es que en su interior tiene piel sintética, que a diferencia de otros softshell con interior en micropolar, logramos una mejor aislación térmica. Corta viento, alta resistencia al agua, amplios bolsillos exteriores, ventilación axilar, ajuste inferior con cordón elástico y tanca, bolsillo interior para celular, cierres YKK, axila y codo articulado, y ajuste en puño con velcro. Tejido exterior Windshell (10000mmH2O / 7000grs/m2/24hs) Ripstop Softshell + Piel sintética.


Camisa de hombre confeccionada en tela supplex, secado rápido, con protección UV. Posee un bolsillo en el frente con botón. Usos ideales: pesca y trekking Talles:S al XXL Colores: Calabaza y Plata.

Campera confeccionada en tela Microfleece Powerstrech, de hombre. Posee capucha incorporada y lugar para pasar el dedo pulgar. Tiene un bolsillo fusionado en el frente y dos bolsillos en la parte inferior. Usos ideales: ski, trekking, escalada, kayak, snowboard y montañismo. Talles: S al XXL. Colores: Negro, Rojo y Mora.

Excelente abrigo para expediciones. Amplio cierre, para facilitar la regulación rápida de temperatura y bolsillo para el transporte de efectos personales. MerinoWit, tejido que regula la temperatura corporal, brinda una excelente elasticidad en los cuatro sentidos, no genera olores y posee un tratamiento DWR en su exterior que repele el agua.

Realizada con tratamiento Hidrofílico, lo cual permite una rápida evaporación de la transpiración, alojando la humedad en la parte exterior y manteniendo la piel seca. Confeccionada en costura plana para disminuir el roce.

Producto recomendado para la práctica de trail running tanto en competencia como en entrenamiento.

Colección inspirada en la aventura, el deporte. Prendas básicas, funcionales y de alta calidad. Pensadas para el tiempo libre y en contacto con la naturaleza.


La carrera en La Aurora El Palmar, el 28 de Junio en Colón (Entre Ríos), será un circuito de cross-country con una distancia aproximada de 25km. l circuito de aventuras más convocante del país vuelve a Entre Ríos y a uno de sus lugares más emblemáticos: la Reserva Natural de La Aurora del Palmar, próxima al Parque Nacional del mismo nombre, en una de las regiones más lindas del país recibirá a los competidores que se atrevan a

desafiar un bellísimo recorrido. Serán 25 kms plenos de bañados, cañadones, caminos de arena, senderos en los palmares, campo traviesa, selva en galería. Un trazado con muchísimos atractivos que no dejará de sorprenderte a cada kilómetro. Cruce de esteros y arroyos, un viejo ferrocarril, bellísimas plantaciones de cítricos, serán parte del escenario de esta nueva aventura. Para esta edición, y teniendo en cuenta la extensión total del recorrido (25 kms aprox), las postas serán de 3 Intregrantes. Cada uno de ellos correrá un tramo de recorrido de entre 8 y 9 kms de extensión. La ciudad de Colón, a la vera del Río Uruguay, los recibirá con su hermosa geografía y gran cantidad de programas para toda la familia. Hermosas playas, Parques Termales, el Parque Nacional El Palmar son algunos de los atractivos que encontrarán en la ciudad que cuenta, además, con un servicio de hotelería y gastronomía de calidad y gran variedad de ofertas. Los más pequeños tendrán su carrera el Running Kids (no competitiva) que podrán disfrutar corriendo con sus padres a través de un recorrido de 3km. Una nueva fecha del Terma Adventure Race 2015 se aproxima. Armá un viaje perfecto con tu familia y amigos y disfrutá de una carrera inolvidable. Te esperamos en La Aurora del Palmar para disfrutar esta nueva aventura!!!

Formato -Equipos: 2 integrantes que deberán participar juntos en el total del recorrido. -Individual. - Postas: 3 integrantes que efectuarán cada uno de ellos el relevo correspondiente. - Running Kids: hasta 12 años. Categoría Equipos 2 integrantes. Tendrán que realizar la totalidad del recorrido juntos, sin separarse por más de 50mts. Habrá Mixtos:, caballeros, 90 años: Conformado por 2 integrantes que sumen 90 años o más. y Damas. Categoría Individual Damas: tendrá 3 categorías de edades, (hasta 40 años / 41 a 50 / 51 en adelante). Caballeros: tendrá 3 categorías de edades (hasta 40 años / 41 a 50 / 51 en adelante) Las edades serán computadas al 29/06/2014. Categoría Postas El recorrido será idéntico al de las demás categorías, dividiéndose el mismo en 3 etapas, de modo que cada integrante de la posta deberá recorrer una de ellas, pasando el testigo (la tobillera con el Chip que emplearán para la toma de tiempos) a su compañero en los puestos de relevo correspondientes. Cada uno de los 3 tramos tendrá una extensión de entre 8 y 9 kms. Running Kids Tiene como objetivo ofrecer a los más chicos la oportunidad de disfrutar de la aventura de forma sana y no competitiva, siendo los niños protagonistas de un gran evento junto a sus padres. El recorrido será de 3km y los pequeños podrán ir acompañados de sus papás. Todos los chicos deberán participar con la remera oficial de esta etapa, que les será entregada en la acreditación el sábado.


himalayacamping@gmail.com

Ski


CURSOS Curso de Piloto de Vuelo de Bautismo: Tel: (0221) 4258341/ 155016592 ww.ulmpoblet.com.ar Cursos de Canotaje : info@febocak.org.ar Club Regatas de La Plata, Tel: 156018819 (Fernando) Curso Internacional de Rescate en Aguas Blancas: RAB SRT info@lideran.com.ar Centro Cultural Argentino de Montaña: (011) 4861-1063, www.culturademontania.com.ar Escuela de Escalada y Montañismo: Acción Directa, Cursos, expediciones, campamentos de aventura Construcción de palestras y tirolesas, ww.acciondirecta.com.ar tel: 0223-4744520 MDQ Curso de iniciación al kayakismo de travesía: individuales personalizados, recreativo en el delta de Berisso www.utopiakayak.com.ar Kayaks PERU BEACH Kayak Team, info@peru-beach.com.ar UTOPIA KAYAKS Travesías, paseos, alquiler de kayaks, www.utopiakayak.com.ar Toreno de Escalada 2do MASTER PATAGONICO DE BUOLDER" y " Encuentro infantil". Fin de semana del 20 y 21 de junio, en el Gimnasio del CPEM 55 de la Ciudad de Plottier. Categorías Hombres y Mujeres (Juveniles, Promocionales y Señor), Premiación y tendremos sorteos, para todos los participantes. Encuentro infantil es de 5 a 10 años. Salidas y Travesias 7 de Junio Cañuelas y Uribelarrea, 14 de Junio Vuelta de Brandsen, 20 de Junio Las Chacras y Lobos, 21 de Junio Laguna de Lobos,Salvador María y La Porteña, 19 de Julio Campana y Capilla del Señor, del 8 al 13 de Julio Sierras De Cordoba, del 15 al 17de Agosto Sierras Tandil. (Bs. As), del 2 sl 12 de Octubre Valles Calchaquies (Salta). Gustavo González 15 6336-0326 y 46504817 bicigg@speedy.com.ar Jauque Aventura & Turismo Trekking : Ascensos al Lanin y en Cicloturismo MTB 7 Lagos. San Martin de los Andes- Neuquen consultas@jauque.com.ar www.jauque.com.ar MTB Tours Tel: +54 11 4788-1549 info@mtbtours.com Grupo La Loma Info: www.grupolaloma.com.ar Agosto Iniciación al montañismo invernal, Las Cuevas, Septiembre Co. San Bernardo, C. del Plata, Octubre Co. Vallecitos, C. del Plata, Noviembre Volcán San Francisco, Catamarca y Trekking Aconcagua Plaza Francia. Huarpe Adventures 2616679687 huarpeadventures@gmail.com

Cross Contry 31 de Mayo, M42 MARATON MONTAÑA, Villa Ventana, www.crossdeaventura.com 4 de Junio, FIAMBALA DESERT TRAIL, Fiambala, www.salvajoutdoor.com.ar

14 de Junio, TERMA ADVENTURE RACE, El Palmar, www.clubdecorredores.com 24 de Agosto, TERMA ADVENTURE RACE, Pinamar, www.clubdecorredores.com 7 de Septiembre, HI TEC 7 LAGOS, Villa la Angostura y San Martín de los Andes, , www.clubdecorredores.com 19 de septiembre, YABOTY ULTRA MARATON, Misiones, www.salvajoutdoor.com.ar 27 de septiembre, M42 MARATON MONTAÑA, Sierra de Los padres, www.crossdeaventura.com

4 de Octubre, ATLANTICA ULTRAMARATON, MdP Pinamar, www.atlanticaultramaraton.com 7 de Noviembre, TERMA ADVENTURE RACE, Miramar, www.clubdecorredores.com 6 de Diciembre, THE NORTH FACE ULTRA CHALLENGE, Pinamar, www.clubdecorredores.com Multidisciplina

27 y 28 Junio, XK RACE, La Pampa, www.xkrace.com.ar 17 de Octubre, MAX RACE RI7, La Plata, www.maxraces.com.ar MTB

25 al 30 de Enero 2016, TRANS ANDES CHALLENGE, Huilo Huilo, Pucón, Chile, www.transandeschallenge.com También podés encontrar carreras de todo tipo y formato en las siguientes direcciones web: www.atletas.info, www.codigoaventura.com.ar, www.guiakmzero.com, www.guiamaraton.com, www.ecoatletas.com.ar,www.ranelagh7k.com.ar, www.traccion.com.ar y www.findyourtrail.com

TELEFONIA POR INTERNET

74


Indumentaria, Nataci贸n, Triatlon, Suplementos

Vivi el Deporte!!!

Remeras para tu run teams!!! 15 e/501 y 502-- tel: 0221.4841666

473 bis Y 13 B - tel: 0221.4803906