Page 1

Gui贸n Cinematogr谩fico original (2012) FRAGMENTOS


20. CONTINUED: (2) DOCTOR BALLCELS Quizás. Pero es probable que se repitan episodios como el de ayer, si no quiere arriesgarse, le recomiendo que no vuelva a estar al aire. FERNANDO LEON Pero eso lo mataría de verdad, su vida ha sido la televisión, las noticias. DOCTOR BALLCELS Todo cambia Señor León y a su amigo ya lo alcanzó el tiempo. FERNANDO LEON Entiendo... LAURA PAREDES A ese hombre se le metió el diablo.

CORTE A: 8. EXT. -CASA DE LYA BARRAZA- JARDÍN- TARDE En su jardin, elegante como ella pero eficiente y simple, Lya Barraza disfruta de su fruta picada mirando en su Ipad, los últimos twitters. Descubre que el caso de Ecco ha resonado duro en las redes sociales. Revisa los periodicos del día y la noticia de su salud y sus revelaciones está en primeras planas. Lya marca en su celular un número.

(CONTINUED)


21. CONTINUED: LYA BARRAZA (por teléfono) Ya viste la locura que traen las redes sociales. VOZ Sí. Nos vemos en el galpón. LYA BARRAZA A la hora de siempre. Cuelgan. Lya Barraza sigue inspeccionando con una sonrisa las noticias. Aparta el plato de comida y asiente. CORTE A: 9. EXT. CASA DE JUAN PABLO ECCO- TARDE Llovizna. Un automovil negro y largo se estaciona frente a la casa. Fernando León baja y le ayuda a hacer lo mismo a su amigo Juan Pablo Ecco, que llega algo débil, con la mirada en un trance. Le ofrece el paraguas pero Ecco lo rechaza, trata de componer su figura pero arrastra ligeramente los pies. Camina hacia su casa y entran como dos sombras en la casa vacía. CORTE A: 10. INT. -CASA DE JUAN PABLO ECCO- ANOCHECIENDO Juan Pablo Ecco se quita el abrigo y enciende con un botón la chimenea, su casa tiene un estilo mexicano antiguo con detalles de hacienda, las cabezas de unos toros están colgadas ahí, de toros que le han brindado en las grandes plazas. Fernando León sirve un cognac y se sirve otro, se sientan observando el fuego.

(CONTINUED)


22. CONTINUED: JUAN PABLO ECCO De verdad que no me acuerdo de lo que dices. Hubo un momento que tomaba unas pastillas para el dolor de cabeza, luego, no sé, es borroso. FERNANDO LEON Trata de descansar, no pienses en eso por ahora. JUAN PABLO ECCO Qué va a pasar con nosotros. FERNANDO LEON Presentaré mi renuncia, respecto a ti, creo que es evidente que no volverás a pisar un escenario en este país. JUAN PABLO ECCO Ya no importa. Me siento liberado. FERNANDO LEON Estamos juntos en esto. JUAN PABLO ECCO No. No renuncies. No es necesario. FERNANDO LEON De cualquier forma me despedirán, quizá debí cortar esa transmisión a tiempo. JUAN PABLO ECCO Hiciste bien no te preocupes. Algo hicimos para pasar a la historia. FERNANDO LEON Como tú dices, ya no importa. (CONTINUED)


23. CONTINUED: (2) Toman su cognac en silencio observando el fuego y la noche. 11. INT- OFICINAS CENTRALES DE EAGLE NETWORKS- LOS ANGELES- DÍA. En las modernas y funcionales oficinas de Eagle Networks en el piso 14, HARALD ZELLMAN, Director de Eagle Networks y MAGDA HAMILTON, Presidente de la cadena, charlan mirando hacia la ciudad por el ventanal.

MAGDA HAMILTON Estoy segura que eres el indicado para esta misión. Es un mercado muy importante y tenemos una puerta de entrada inmediata. HARALD ZELLMAN Es difícil hacer negocios en México. MAGDA HAMILTON No para un viejo lobo como tú Harald. HARALD ZELLMAN Necesitaríamos algo nuevo, un golpazo, sin eso, competir con Teleméxico será muy complicado. MAGDA HAMILTON Lleva cualquiera de nuestras series, se compraran lo que les vendas.

(CONTINUED)


24. CONTINUED: HARALD ZELLMAN Creo que son otros tiempos, no sé, hay cosas de la televisión por descubrir, esto apenas empieza y muchos ya la dan por muerta. MAGDA HAMILTON Hasta me recuerdas al joven Harald Zellman, eras tan divertido. HARALD ZELLMAN ¿Quieres decir que ya no lo soy?

Eres un eso vas traerás vamos a amantes

MAGDA HAMILTON viejo mañoso Harald y por a ir a México y nos toda Latinoamerica y todos estar muy contentos, y tus en especial.

HARALD ZELLMAN Yo no tengo amantes. MAGDA HAMILTON Extraño al joven Harald Zellman, no cabe duda. HARALD ZELLMAN Mañana viajaré a México. Veremos qué pasa. Harald Zellman se va. MAGDA HAMILTON Hey Harald, espera, no comas mucho Guacamole.

(CONTINUED)


FRAGMENTO 2


33.

17. EXT. YATE DE RAMON DE LA CERDA - MIAMI- DIA Ramón de la Cerda conduce su yate. La embarcación es grande pero no ostentosa, lujosa pero con estilo y sabor propio. Es el lugar predilecto del accionista mayoritario de Teleméxico. Pero conserva esa mesura de hombre clásico de caballero cínico. Avanza por las olas ligeras. Su hijo ramón sube a verlo y detrás de él viene Lya Barraza, vestida con delicia, con precisión con un vestido blanco y un cinturón rojo, se ha preparado para este momento. RAMON DE LA CERDA JR Lya me insistió en esta reunión padre, su propuesta es descabellada pero creo que tiene potencial de mercado. RAMÓN DE LA CERDA Yo estoy en mi yate, pensando en el futuro, no me ocupo de estas cuestiones. RAMON DE LA CERDA JR Eso le expliqué a la señorita pero sus métodos son muy convincentes así que los dejo solos para que hablen. LYA BARRAZA Don Ramón, gracias por la oportunidad. Ramón de la cerda calla y fuma un puro. Sigue navegando. Ramón de la Cerda Jr los deja solos. Las gaviotas y los pelicanos realizan su rutina maritima.

(CONTINUED)


34. CONTINUED: LYA BARRAZA (CONT’D) Quiero proponerle un programa muy arriesgado pero que estoy segura podrá reventar los Ratings. RAMÓN DE LA CERDA Detente un poco... LYA BARRAZA Pero Don Ramón. RAMÓN DE LA CERDA Escucha... No me interesa nada que tenga que ver con Juan Pablo Ecco. LYA BARRAZA Sin embargo los Ratings están de nuestro lado, desde su colapso hemos duplicado la audiencia y contando. RAMÓN DE LA CERDA ¿Sabes, a qué nos dedicamos en Teleméxico? LYA BARRAZA A hacer televisión. RAMÓN DE LA CERDA No niña, te equivocas. Hacer televisión es una consecuencia. Nos dedicamos a crear una manera de vivir, de pensar, de existir, somos lo que fue Alejandría, pero sin la complicación, filosofía que se inyecta en dósis forzadas de relatos y discursos... perdon, me emociona ese tema... (CONTINUED)


35. CONTINUED: (2) LYA BARRAZA Entiendo. RAMÓN DE LA CERDA Lo que te quiero decir es que somos lo que mantiene unido a este país y Juan Pablo Ecco mandó a la basura toda esa credibilidad que hemos construido en dos generaciones. LYA BARRAZA ¿No le importan los ratings entonces? RAMÓN DE LA CERDA Los ratings son fantasmas viendo televisión. Sólo hay tres cosas importantes en este negocio: dinero, poder, y entretenimiento. LYA BARRAZA Me está dando la razón. RAMÓN DE LA CERDA La respuesta es no. LYA BARRAZA Pero no ha escuchado mi propuesta. Al menos déjeme mostrarla.

Don Ramón de la observación del reorganiza y se Cuando está por

Cerda vuelve a su yate, a sus olas y a la futuro. Lya Barraza desconcertada, se retira en silencio, con la cara en alto. bajar las escaleras. Ramón le habla.

(CONTINUED)


36. CONTINUED: (3) RAMÓN DE LA CERDA Aprecio su trabajo. Lya Barraza sonríe ligeramente y desaparece, dejando la espalda de Ramón de la Cerda y su yate avanzando, paladeando la fortuna en su boca de años. CORTE A:

18. INT. CASA DE JUAN PABLO ECCO- TARDE. Juan Pablo Ecco deambula por su casa, avanza entre los cuartos, como observando todo por primera vez, se detiene a contemplar las fotos donde se le ve con presidentes, deportistas, intelectuales, científicos y otras figuras populares del mundo en un lapso de al menos tres décadas. Abre su guardarropa y ve todos sus trajes, sus zapatos elegantes, sus cinturones tantos y bien acomodados, todo en un extraño orden ideal y a la vez una monotonía bien adornada. Está sudando. Va a la cocina y se moja la cabeza. Se sirve un vaso de agua desde su garrafón que tiene una bella base de talavera. De su bolsa saca un frasco y toma dos pastillas con el agua. Se seca la frente con unas servilletas y las avienta nada más. Camina hacia su cuarto y se detiene a contemplar las cabezas de los toros colgadas. Los empieza a provocar finge que se va para un lado y para otro. JUAN PABLO ECCO Ehhhh. Toro. Toro. Dirige su mirada hacia la mesa de su comedor que recuerda una vieja hacienda mexicana que está cubierta por un mantel. Juan Pablo Ecco lo toma y lo jala, tirando los floreros y los adornos de la mesa. (CONTINUED)


FRAGMENTO 3


44.

22. EXT. -OFICINA DE MAGDA HAMILTON- EAGLE NETWORKS- LOS ANGELES- DIA Al ver llegar a Harald Zellman, la secretaria lo saluda y le abre la puerta. Entra al mundo del gran éxito corporativo, la oficina impecable, principal, completa, equipada, en los sillones están Lya Barraza y su asistente Skarlet Álvarez. Magda Hamilton de pie le da la bienvenida. MAGDA HAMILTON Harald Zellman, veo que el sol mexicano te ha dado nuevos bríos. HARALD ZELLMAN Eso y manejar mi SUV y una buena hamburguesa con tocino. MAGDA HAMILTON Lya Barraza y Skárlet nos vienen a visitar a Eagle Networks. HARALD ZELLMAN La conozco Miss Barraza. Me dijeron que era la Harry Potter de los Ratings. LYA BARRAZA Exageraciones nada más Señor Zellman. Hago mi trabajo con obsesión, es todo. Amo hacer esto. HARALD ZELLMAN Ya no se ve esa clase de pasión por aquí, ya no es 1980.

(CONTINUED)


45. CONTINUED: MAGDA HAMILTON La propuesta es muy clara Harald y quiero que me des tu opinión sincera. HARALD ZELLMAN Si vienen de Teleméxico sólo puede ser por una razón. MAGDA HAMILTON Así es Harald, Lya y Skarlet me lo han platicado y estoy de acuerdo con todo. Sólo quiero tu opinión y si das luz verde tendremos nuestro programa estelar. LYA BARRAZA Darle una hora de televisión a Juan Pablo Ecco, provocando que siempre esté al límite, será la mejor manera de empezar la competencia con Teleméxico. HARALD ZELLMAN Muy arriesgado, para qué remover las aguas. Vamos con nuestras series, nuestras películas, para qué necesitamos a Juan Pablo Ecco. MAGDA HAMILTON Piénsalo como un Grand Opening. HARALD ZELLMAN Aún así, la condición de salud de Ecco me hace dudar, cuánto puede durar siendo interesante, no sé, hay mucho que perder. (CONTINUED)


46. CONTINUED: (2) LYA BARRAZA Si algo sé es de ratings y este programa lo tendrá. HARALD ZELLMAN Los ratings no son profecías, se juegan muchos intereses además. LYA BARRAZA Eso lo sé. Pero también sé que a usted se le conoce en la televisión por su audacia. HARALD ZELLMAN Sólo he tenido suerte... además falta que Ecco quiera. LYA BARRAZA Ese no es un problema... Skarlet. SKARLET Sabemos que Fernando León, ahora Ex-director de noticias en Teleméxico y amigo de Ecco, puede convencerlo. HARALD ZELLMAN ¿Y quién va a convencer a León? MAGDA HAMILTON Pues nuestro amigo “George Washington” y por supuesto tú. HARALD ZELLMAN Tres mujeres conspirando son demasiado para mí. MAGDA HAMILTON Vamos Harald, no te portes como un amargado. (CONTINUED)


47. CONTINUED: (3) HARALD ZELLMAN También yo quiero más convicción de “George Washington” MAGDA HAMILTON Ahora tienes un reino en el sur. Haz lo que tengas que hacer. LYA BARRAZA ¿Entonces tenemos un programa? SKARLET Más bien un éxito. HARALD ZELLMAN Las mujeres son muy optimistas, sólo piensan en el hoy.

Las tres ríen mientras Zellman se levanta y se va.

MAGDA HAMILTON La próxima vez traeme aunque sea un sarape. CORTE A:

23. EXT. -DEPARTAMENTO DE RAMÓN DE LA CERDA JR.- JARDÍNTARDE RAMON DE LA CERDA JR No confío en Zellman.

(CONTINUED)


FRAGMENTO 4


62.

29. INT. -CASA DE JUAN PABLO ECCO- ANOCHECIENDO Fernando León llega hasta la estancia y la encuentra totalmente en ruinas, las cabezas de los toros están por todas partes, hay cosas rotas, manteles tirados, cuadros descolgados y algunos rotos, piezas de marfil quebradas, porcelanas pintadas con bigotes y lentes. Libros por todas partes, revistas, recortes, periódicos. Polvo de todos los días y ceniza volcánica acumulada. Avanza buscando a su amigo. FERNANDO LEON Juan Pablooooo. Pero sólo el silencio le responde, preocupado acelera el paso buscando encontrar lo peor en cada cuarto a cada pared que rodea. Sube las escaleras y el segundo piso está intacto como si nadie lo atravesara nunca. Sólo los libros están encimados en mesas y muebles y sillones. Sube hasta la tercera planta y ahí tras cruzar un pasillo lo ve, Juan Pablo Ecco está sobre sus rodillas, demacrado, las ojeras se le han hundido, los pómulos afilados, hay ceniceros retacados por todas partes, fuma, el cabello alborotado, la ropa de la última vez, está rodeado de libros, de hojas blancas de reciclaje con apuntes hechos a mano en la cara limpia. Fernando León avanz hacia él que no repara en su presencia. Justo cuando Fernando Leon va a empezar a hablar, Juan pablo Ecco lo interrumpe. Termina de leer, cierra el libro y levanta la mirada hacia el visitante. JUAN PABLO ECCO Mientras más razone la imaginación, más hermosa será la imaginación de la razón. FERNANDO LEON ¿Pero qué dices? (CONTINUED)


63. CONTINUED: JUAN PABLO ECCO No lo digo yo sino Huidobro. FERNANDO LEON Mira nada más en qué abandono te encuentras. JUAN PABLO ECCO Más bien lo dice Altazor, y es la sangre de Huidobro la que habla. FERNANDO LEON Esto es peor de lo que imaginaba. JUAN PABLO ECCO Al contrario amigo mío, he sido tocado por Virgilio, por Chesterton, por Becerra. FERNANDO LEON Déjame ayudarte. Fernando León se acerca a Juan Pablo Ecco y lo ayuda a incorporarse. JUAN PABLO ECCO Y mientras más alto caigas, más alto será el rebote, más larga tu duración en la memoria de la piedra. FERNANDO LEON Sí, sí, lo que digas. JUAN PABLO ECCO Lo dice Huidobro. FERNANDO LEON Quién es Huidobro. (CONTINUED)


64. CONTINUED: (2) JUAN PABLO ECCO No te asustes, no estás ante un engendro, sólo soy yo que he mutado con belleza caprichosa. FERNANDO LEON Eso también lo dice Huidobro. JUAN PABLO ECCO No, eso te lo digo yo. Siéntate donde puedas. FERNANDO LEON Veo que has estado ocupado. JUAN PABLO ECCO He aprendido a ver. FERNANDO LEON Has tomado tus medicamentos. JUAN PABLO ECCO Me han curado los libros. FERNANDO LEON Pero no contestas llamadas, no te has bañado, mira tu casa, es un basurero JUAN PABLO ECCO Más bien un centro de operaciones. FERNANDO LEON ¿Operaciones para qué? JUAN PABLO ECCO Para aprender.

(CONTINUED)


65. CONTINUED: (3) FERNANDO LEON Amigo, debo confesar que me desconciertas, esto es más grave de lo que pensábamos. JUAN PABLO ECCO ¿Has estado conspirando a mis espaldas? FERNANDO LEON Creo que no sabes ni cómo te llamas. JUAN PABLO ECCO Mi nombre es Juan Pablo Ecco y soy un fraude. He mentido y He propagado la gran mentira y ya es tiempo de limpiar este aquelarre. FERNANDO LEON Bueno, debo aceptar que quizás estés más cuerdo que yo. JUAN PABLO ECCO Hoy día sí. Fernando León observa una botella de cognac a la mitad. FERNANDO LEON Déjame servirme un cognac. JUAN PABLO ECCO Adelante mensajero del exterior, dime ¿a qué has venido? Se sirve un cognac en el único vaso utilizable que encuentra, le da un trago y se sirve un segundo. Le hace una seña a Ecco y éste responde asintiendo. (CONTINUED)


66. CONTINUED: (4) FERNANDO LEON Ya no hay vasos. JUAN PABLO ECCO La botella es un vaso finamente elaborado. Dicen salud y se llevan cada uno la bebida a los labios, por la barba de Ecco escurren dulces gotas de cognac fino. Fernando León, entra de nuevo a su zona de confianza. FERNANDO LEON Bendito alcohol que nos desinhibe. JUAN PABLO ECCO Así me gusta escucharte hablar Fernando León, ganador del Premio de Periodismo 1994, el más reconocido director de noticias de este país, y el hombre que alguna vez me dio la oportunidad de presentar un reportaje en televisión. FERNANDO LEON Veo que tu memoria funciona bien... Así que te hablaré con franqueza, como siempre entre nosotros. JUAN PABLO ECCO Soy todo cognac para ti. FERNANDO LEON En fin... quieren que vuelvas a la televisión.

(CONTINUED)


67. CONTINUED: (5) JUAN PABLO ECCO ¿Cómo podría Teleméxico quererme de vuelta? FERNANDO LEON Olvídate de eso, ahora estamos con Eagle Networks. JUAN PABLO ECCO La televisión para mí es cosa del pasado, no puedo volver a usar un traje, poner cara de caja putrefacta de cartón y decirle a la gente que todo va a estar bien. FERNANDO LEON Esto es distinto. Total libertad. Lo que tú quieras. JUAN PABLO ECCO Ya sabemos lo que significa Total Libertad en la televisión. FERNANDO LEON Piénsalo... te quieren para convertir en oro el tiempo aire. JUAN PABLO ECCO Siempre la frialdad del oro. Eso ya no me importa. FERNANDO LEON ¿Entonces qué quieres hacer, pasar tus últimos días de lucidez rayando hojas recicladas y leyendo escritores muertos? JUAN PABLO ECCO Sería más noble sin duda. (CONTINUED)


68. CONTINUED: (6) FERNANDO LEON En el proyecto estará Lya Barraza. JUAN PABLO ECCO La princesa de hielo, la eterna esquiva de mis miradas. FERNANDO LEON Pensé que esa era tu ex-esposa. JUAN PABLO ECCO En eso se parecen tanto. FERNANDO LEON Piénsalo amigo, muchos dependemos de ti, además si lo ves inteligentemente, puedes usar ese espacio para divulgar esto que dices haber aprendido. Juan Pablo Ecco vuelve a tomar de la botella de cognac, se limpia con el antebrazo. Toma su libro Altazor de Vicente Huidobro y se regresa a su lectura. Se lleva un cigarro a la boca, hay varias cajetillas vacías, semivacías y llenas. Fernando León le enciende el cigarro. JUAN PABLO ECCO Tengo mucho que leer. FERNANDO LEON Trata de descansar. Mandaré por ti el lunes. No hay más tiempo. Saldremos al aire si así lo decides. Yo diré qué has aceptado la propuesta y asumiré toda la responsabilidad si no te presentas. Cuídate amigo. (CONTINUED)


69. CONTINUED: (7) Fernando Le贸n sale ante la indiferencia de Ecco que ya lee como si nadie estuviera ah铆. Fernando Le贸n baja por la casa, se tropieza con la cabeza de un toro y se lastima la pantorrilla, sale mentando madres hasta que sube a su coche y arranca.

(Fin del Acto II)

(CONTINUED)

La caja de los dioses breves (fragmentos)  

Guión Cinematográfico Arturo Ordorika 2012 Puebla, México Aquí presento dos escenas de este guión donde se muestra el conflicto de Juan Pab...