Page 1

T

3

T Lecturas

para armar

RM R

3

www.editorialestrada.com.ar info@editorialestrada.com.ar /EditorialEstrada

Cรณd. 10330

RM R

3


ÍNDICE Capítulo 1

Capítulo 5

¡Vamos a cantar!

7

Leo que leo: “Lobito bueno”,

Con mucho ritmo

41

Leo que leo: “Nana para un lobo miedoso”,

de José Agustín Goytisolo

8

de Liliana Moyano

42

“Samba Lelé” 9

“Nana a la noche sin luna”, de Liliana Moyano 43

¡A cantar con ganas!

Para dormir tranquilos

10

44

Un texto más: “La comparsa de los bichos”,

Un texto más: “Preguntas”, de Mirta Goldberg 46

de Rubén Rada 12

Taller de oralidad: Más poemas preguntones 48

Taller de escritura: Canción de carnaval 14

Capítulo 6

Capítulo 2 ¿A ver tu DNI?

¡Qué rico! 49

15

Leo que leo: Menús para un cuerpo sano

50

Leo que leo: Documento en mano

16

Una alimentación variada

52

Otros documentos

18

Un texto más: ¡Vení a participar!

54

Un texto más: ¡Votemos!

20

Taller de escritura: Día de campo

56

Taller de oralidad: Tomo la palabra

22

Capítulo 7

Capítulo 3 La hora de los cuentos

Leyendas para contar

57

23

Leo que leo: “Ciraigo, la luna”, de Laura Roldán 58

Leo que leo: “Los glotones”, de Oche Califa

24

Luna lunera 60

Bichos muy hambrientos

28

Un texto más: “Las estrellas blancas”,

Un texto más: “Me costó dormir anoche”, de Horacio Clemente

30

Taller de oralidad: Contadores de cuentos

32

de Gustavo Roldán

62

Taller de escritura: Preguntas de leyenda

64

Capítulo 8

Capítulo 4

Planos y mapas

65

¡Vamos al museo!

33

Leo que leo: Información para viajeros

66

Leo que leo: ¿Puedo ir de excursión?

34

Usted esta aquí

68

¡Notas y más notas!

36

Un texto más: Provincia de La Rioja

70

Un texto más: Preguntas y respuestas

38

Taller de escritura: Nuestra nota de

Taller de escritura: Entrevista con amigos

40

enciclopedia 72


Capítulo 9 Tiempo de novela

73

Leo que leo: El árbol de papafritas, capítulo I, de Martín Cristal

74

Un árbol muy especial

78

Un texto más: El árbol de papafritas, capítulo III (fragmento), de Martín Cristal

1

Proyecto

Para asustarte mejor!

80

Taller de escritura: Árboles de lo más extraños 82

En este proyecto vamos a hacer una antología de cuentos de miedo para la

Capítulo 10

biblioteca del aula.

¡Cuidemos el agua! 83 Leo que leo: Los recursos naturales

84

Paso a paso

86

Un texto más: Los bosques son importantes

88

Taller de escritura: Protejamos nuestro entorno 90

Capítulo 11 ¡Arriba al telón! 91 Leo que leo: La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón (1era parte), de Federico García Lorca

92

Una historia para ver

96

Un árbol de novela En este proyecto vamos a leer la de Martín Cristal y elaboraremos

y el príncipe preguntón, (2da parte), 98

Taller de oralidad: ¡Que empiece la función! 100

una cartelera de recomendación del libro. Página 116

Capítulo 12 Espectáculos espaciales

101

Leo que leo: A cielo abierto

102

¿Adónde vamos hoy?

2

Proyecto

novela El árbol de papafritas,

Un texto más: La niña que riega la albahaca de Federico García Lorca

Página 110

Un texto más: Asunto: Visita programada

104 106

Taller de escritura: Los misterios del universo 108


¿C ómo es este libro ? LEO que

LEO

T aller de oralidad

Lecturas literarias, lecturas de estudio y lecturas para la participación ciudadana. Textos seleccionados para un recorrido graduado y progresivo. Actividades de prelectura, lectura y postlectura.

un

Actividades dinámicas y creativas de producción oral.

T aller de escritura

TEXTO

Consignas disparadoras de producción escrita.

MÁS

Para seguir leyendo.

Dos proyectos de lectura y escritura para desarrollar en cualquier momento del año.

Mi libreta de

T

Una libreta para armar y registrar las lecturas de todo el año.

1

Proyecto

2

Proyecto

¡Para asustarte mejor! Armamos una antología de cuentos de miedo para la biblioteca del aula.

Un árbol de novela Hacemos una cartelera con recomendaciones para que otros lean la novela El árbol de papafritas, de Martín Cristal.


5

Capítulo

Con

mucho ritmo

N os preparamos ... Conversen: ¿En quién piensa el chico de la imagen? ¿Qué está haciendo? ¿Por qué les parece que elige escribirle un poema? ¿Cómo se imaginan que continuará esta historia?

41


LEO que

LEO

1 Una nana es una canción de cuna. Leé los títulos de los poemas: ¿Qué dirá la nana para el lobo miedoso? ¿Y para la noche sin luna? ¿Conocés alguna canción de cuna? Si te animás, cantásela a tus compañeros.

2 Ahora, leé en silencio los poemas.

Nana para un lobo miedoso Duérmase, lobo, que el bosque está y aunque se duerma se quedará. Duérmase, lobo, no tema, no, que mientras duerme crece la flor. Que la abuelita no se va a Roma y el cazador ya se durmió. Duérmase, lobo, cierre los ojos, que nadie viene a sacarle un diente de su bocota llena de antojos. Duérmase, lobo, que a la mañana la caperuza con la canasta espera verlo por el sendero para empezar otra vez el cuento. ¡Duérmase, lobo, no sea miedoso!

Liliana Moyano Es cordobesa y escribió sus primeras nanas para su hijo Juan, cuando era pequeño. Además de poemas, escribe cuentos tanto para chicos como para grandes. Algunos de sus libros son Nanas para bichos inquietos y Nanas para otros bichos.

42


Nana a la noche sin luna El cocuyo* va el cocuyo viene, abriendo ventanas en la noche se entretiene. En la noche, abriendo ventanas, el cocuyo va, el cocuyo viene. Se entretiene. * Insecto de la familia de las luciérnagas, que de noche despide una luz azulada intensa.

Liliana Moyano Nanas para bichos inquietos, Liliana Moyano, Comunicarte, Córdoba, 2014.

Ilustradora: Paula Socolosky

3 Con un compañero, respondan: ¿A qué le tiene miedo el lobo? ¿Qué dice la nana para tranquilizarlo? ¿Por qué el lobo debe dormir? ¿Qué hace el cocuyo en la noche? ¿Por qué creen que el título del poema es “Nana a la noche sin luna”?

4 Ahora que leyeron los poemas completos, lean nuevamente sus títulos: ¿Por qué les parece que se trata de nanas? ¿Se les ocurren otros títulos para los poemas leídos? Escríbanlos en sus cuadernos.

Poesía. Anticipación lectora. Comprensión.

43


Para dormir tranquilos En la poesía, la musicalidad y el ritmo son muy importantes. Para lograr ese ritmo, los poetas eligen con cuidado las palabras que usan, escriben los poemas en verso y suelen emplear la rima.

1 A lo largo de la “Nana para un lobo miedoso” se nombran personajes de cuento. Marcá con una

los que se mencionan.

• Reunite con un compañero y conversen: ¿Con qué cuento se relacionan los personajes que se mencionaron? ¿Cómo es esa historia? Cuéntenla. • A partir de lo que recuerdan del cuento, piensen: ¿Cómo intenta calmar la nana al lobo miedoso? ¿Qué le dice en relación con esa historia para que se quede tranquilo?

2 Con un compañero, elijan a uno de los personajes que no marcaron en la actividad 1 y recuerden cómo es la historia del lobo con ese personaje. • Imaginen qué dirá la nana para calmar al lobo de ese cuento y escriban sus ideas.

44


3 La rima es la repetición de algunos sonidos al final de distintas palabras, como en viene y entretiene. Escribí dos nuevas palabras que rimen con las anteriores. Viene:

• Ahora, pensá palabras que rimen con estas y escribilas. ventana: diente: Caperucita: miedoso: • Leé en voz alta a tus compañeros las palabras que pensaste y conversen: ¿Todos pensaron las mismas palabras? ¿Por qué creen que sucede eso?

4 Formen grupos de tres compañeros y piensen frases disparatadas con las palabras que rimaron. Por ejemplo:

En la ventana se asoma una rana comiendo banana. “Qué macana —se queja—, yo quería manzana”.

• Elijan la frase más divertida y disparatada que pensaron. Cópienla en una hoja en blanco y dibújenla.

5 Entre todos, armen un afiche con las frases que inventaron y cuélguenlo en la escuela para que todos puedan divertirse.

Actividades de comprensión, análisis y producción sobre poesía.

45


un

TEXTO MÁS

1 Leé el título y la primera pregunta: ¿Cómo te imaginás la respuesta a esa pregunta? ¿Qué otras preguntas habrá en el poema? Compartí tus ideas con tus compañeros.

2 Ahora, seguí en silencio la lectura en voz alta de la seño.

Preguntas ¿Quién le puso el nombre a la luna? ¿Habrá sido la laguna, que de tanto verla por la noche decidió llamarla Luna? ¿Quién le puso el nombre al elefante? ¿Habrá sido el vigilante, un día que se paseaba muy campante? ¿Quién le puso el nombre a las rosas? ¿Quién le pone el nombre a las cosas?

46

Yo lo pienso todos los días.


¿Habrá un señor que se llama Ponenombres que saca los nombres de la Nombrería? ¿O la arena sola decidió llamarse arena y el mar solo decidió llamarse mar? ¿Cómo será? (Menos mal que a mí me puso el nombre mi mamá).

Mirta Goldberg Nació en Buenos Aires en 1945 y es especialista en educación. Además de poesía, escribe guiones para programas de televisión y letras de canciones. Algunos de sus libros son Corchito va por el mundo, Pueblo duende y ¿Quién le puso el nombre a la Luna?

Mirta Goldberg En ¿Quién le puso el nombre a la Luna?, de Mirta Goldberg, ©2005, Cántaro Editores.

Ilustradora: Paula Socolosky

3 Respondé: ¿Qué quiere saber la poeta? ¿Cuáles son sus preguntas? ¿Propone alguna respuesta a esas dudas? ¿Cuáles? ¿Por qué te parece que al final del poema dice: “(Menos mal que a mí / me puso el nombre / mi mamá)”?

4 Con un compañero, inventen las respuestas a estas preguntas del poema: ¿Quién le puso el nombre al elefante? ¿Y a las rosas? ¿Quién le pone el nombre a las cosas? • Compartan sus ideas con sus compañeros y conversen: ¿Todos imaginaron las mismas respuestas? ¿Por qué?

Poesía. Anticipación lectora. Comprensión.

47


T aller de oralidad Más poemas preguntones 1 Además de las preguntas del poema que leyeron en las páginas anteriores,

otros textos tienen sus propios interrogantes. Leé en silencio estos limericks, que son breves poemas con humor. ¿Adónde irán estos seres encerrados en rodantes vehículos vidriados?, se pregunta, curiosa, la bella mariposa pegada al parabrisas, de mi lado.

¿Sabés por qué ese viejo tortugón se esconde siempre en su caparazón? Yo tampoco lo sé, pero me lo inventé: no quiere que lo veas en camisón.

Diana Briones (inéditos)

• Conversen: ¿Por qué resultan graciosos los limericks? ¿Cómo son las situaciones que cuentan? 2 Al leer en voz alta un limerick, hay que mostrar lo que el texto quiere transmitir, y por

eso se debe evidenciar su humor. Con un compañero, lean los limericks en voz alta. • Ahora, hagan una nueva lectura de los poemas dándoles expresividad a sus palabras: por ejemplo, pueden pronunciar las preguntas con un tono especial o decir el último verso con un tono gracioso. • Una vez que hayan decidido cuál es el mejor tono para transmitir el humor de los limericks, elijan uno de ellos. Practiquen leerlo de a dos: uno lee los versos en negro y otros los versos en rojo. • Realicen la lectura a dos voces varias veces hasta que resulte fluida y expresiva. 3 Entre todos, organicen un concurso de lectura a dos voces para saber quién es el

equipo que lee con más expresividad. Si se animan, busquen nuevos limericks para seguir practicando la lectura expresiva.

48

Lectura a dos voces de limericks.

Lecturas para armar 3  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you