Issuu on Google+

audiovisual - n潞 4 - septiembre 2008 - ejemplar de distribuci贸n gratuita

La educaci贸n sentimental hoy Llamale H Montevideo unde Pedro Lemebel - Mat铆as Singer Expedientes secretos X - Glue


Your quest for the next-generation HD/SD camera-recorder has ended. tTSVF)JHI%FGJOJUJPO

t$BMMJOH0VUUP1rPEVDUJPO1rPGFTTJPOBMT

t*OIFSJUJOHUIFVBSJBCMF'SBNF3BUFhT1rPVE-FHBDZ

t1BSUOFSTIJQXJUI/POMJOFBS&EJUPS4VQQMJFST

t1o'BTU .PCJMF 3FMJBCMF

tVFSTBUJMF4IPPUJOH

DVCPRO HD — The best high-definition format for professional use.

A camera that stands out for ease of use.

Outstanding film-like expressivity in a camera-recorder with advanced digital functions. Imagine a seamless work flow, from shooting to editing to broadcasting.

Memory Card Camera-Recorder

Compatibility with a wide range of non-linear editing systems.

Imagine the many ways you could use a camera this versatile.

AG-HVX200

Panaservice

ONALUR S.A.

JoaquĂ­n Requena 1649 esq. Colonia Tel: (2) 401-3797 - ventas@panservice.com.uy

Visite nuestra pĂĄgina:

www.panaservice.com.uy


SUMARIO 4….. Expedientes secretos X: Quiero creer 6….. Glue 8….. Festival de cine brasileño 10... Rodaje: Tren fantasma 12… Llamale H 13… Concurso de fotos Llamale H 14… Nickname 15… Dos no tres travestis miran Tristana 18… Pedro Lemebel 20… Ladrón de bicicletas 22… Matías Cantante 25… Montevideo unde 26… Carne podrida 27... Zapping: Juegos olímpicos 28... Concursos 30… Súper micro-mini entrevista

STAFF Dirección Manuel Ruiz Edición Rodrigo Duarte Colaboradores José Apoj Andreu Belsunces Carolina Campo Alan Goldman Juan Pablo Lacuague Diseño Santiago Albano Fotos Vivian Castro Lucía Ferreira

CENTROS DE DISTRIBUCIÓN Centros de Estudio de Comunicación/ Cine Centros MEC: Montevideo, Florida , Treinta y Tres, Durazno, Paysandú Cinemateca Productoras Audiovisuales Ministerio de Cultura ICAU Video Club del Cordón Centro Cultural España

Dieciséis no se responsabiliza de las opiniones de sus colaboradores Comentarios, críticas, sugerencias revista.dieciseis@gmail.com Contacto comercial ventas.dieciseis@gmail Dieciseis #4 Septiembre 2008 Montevideo, Uruguay Prohibida la reproducción parcial o total de la publicación sin la autorización expresa de dieciseis. Impreso en Empresa Gráfica Mosca. D.L.:344.906

APOYA


Cita doble The X-Files: I want to believe Dirección: Chris Carter Guión: Chris Carter, Frank Spotnitz Elenco: David Duchovny, Gillian Anderson, Amanda Peet, Billy Connolly Origen: EEUU | Canadá Duración: 104 minutos

Laura y yo éramos el tipo de compañeros de clase que podían pasar sus quince minutos de recreo apostando a ver quién recordaba más títulos de episodios de Los archivos X. Así de perdedores éramos. Nos conocimos en primero de liceo, el mismo año en que Scully fue asignada como agente del FBI para espiar y desacreditar el trabajo del Fox “Spooky” Mulder. Del liceo pasamos a la facultad y de ahí a trabajar en la misma oficina. Ambas eran relaciones platónicas que parecían destinadas a durar para siempre, pero un buen día, Mulder y Scully se dieron a la fuga, yo renuncié a mi trabajo y todos dejamos de vernos. El estreno de “Los expedientes secretos X: quiero creer”, fue la excusa perfecta para volver a reencontrarnos.

4

Laura llegó tarde a la cita, como siempre. Llevaba el pelo mucho más largo que de costumbre -como Scully- y yo precisaba una buena afeitada -como Mulder-. Lo admito: para gente como nosotros, la película bien podría haber sido un fotograma fijo de Mulder y Scully abrazados a una X gigante con el tema del programa en loop, que nos hubiera encantado igual. Pero de hecho, la película es buena, mucho mejor que la primera, “Fight the future”, que, aún estrenada en plena cresta de la ola paranormal, fue un evento mediático tamaño mamut que no terminó de convencer a nadie. A los neófitos les costó conectar el enjambre de abejas enloquecidas, el aceite alien, el atentado Oklahoma-style, la mega-base subterránea antártica y los maizales en pleno desierto tunesino. A los fans nos resultó demasiado obvio. A diferencia de la anterior, esta película es intimista y, en apariencia, auto-suficiente. ¿Eso quiere decir que Lucas, Rodríguez Stratta y compañía pueden verla y entenderla? Sí y no. Tomemos como ejemplo, la subtrama de Scully. Ya jubilada de las autopsias extraterrestres, ejerce como doctora y se enfrenta a las autoridades (¿vemos un patrón aquí?) eclesiástico-hospitalarias para salvar la vida de un niño enfermo terminal. No incluye actividad ectoplásmica, ni al lobizón de Zapicán, es solamente la última batalla interior de una mujer que en el pasado fue abducida, sus óvulos

extraídos y utilizados para engendrar híbridos humanoaliens, quedó embarazada a pesar de ser estéril y dio a luz a un niño con súper poderes que tuvo que dar en adopción. Efectivamente, sólo los iniciados sabemos que Scully tenía algunos asuntos pendientes en el área materno-infantil. Por lo demás, la película se centra definitivamente en Mulder y Scully, que hacen lo que mejor saben hacer: histeriquearse mutuamente ad nauseam. Tal vez se resiente un poco la ausencia de un villano de peso (aunque se reservan una sorpresita progre al respecto) pero a cambio tenemos a un cura non sancto en plan Padre Grassi arrepentido y con poderes síquicos. Lo que en principio puede parece un aggiornamiento temático oportunista, en realidad encaja perfectamente con dos de los ejes centrales de la serie: la infancia ultrajada y la culpa. Si a esto le agregamos la discusión ciencia vs religión y la amenaza rusa -brazo krycekiano incluído-, entenderemos que el combo temático está a la altura de cualquier episodio clásico. Los archivos X fueron un producto propio de su tiempo, coincidente con el interregno naif de Bill Clinton, cuyo retrato bonachón engalanaba los ficticios –y verdaderospasillos del FBI. Si bien el programa denunciaba el fascismo del gobierno, el simpático Bill siempre salió airoso, como si se tratara de un mero coverboy amable e ingenuo. Bush no corre con tanta suerte. Su retrato amerita un inusual, venenoso y extremadamente divertido comentario, envidiable por su economía de recursos. Si antes la conspiración permanecía cubierta bajo espesas cortinas de humo, ahora el monstruo muestra impunemente su rostro de sonrisa lela. Mulder y Scully son ahora forasteros en ese FBI, ya no es su lugar, ni tampoco su tiempo. Las conspiraciones aliens de dominación mundial estaban bien para la era Clinton, en la que el mundo estaba más atento a las habilidades bucales de una gordita arribista y menos preocupado por el turismo explosivo de Al-Qaeda. Ese tiempo pasó y ya no va a volver, al igual que mi adolescencia junto a Laura.


5

Por Alan Goldman Foto de Alan Goldman


La Patagonia rebelde

GLUE – Historia adolescente en el medio de la nada Guión y Dirección: Alexis De Los Santos Elenco: Nahuel Pérez Biscayart, Inés Efron, Nahuel Viale Verónica Llinás Origen: Argentina / Reino Unido Duración: 110 minutos

Todas estas películas reproducen un período con cierta nostalgia desde un lugar muy autorreferencial siendo fieles a un mundo que es claramente identificable y recordable por quienes los hayan vivido. El director de Glue, por el contrario, se atreve a hacer una evocación adentrándose en cómo le hubiera gustado que fuera ese mundo sin caer en el preciosismo ni en una sumatoria de guiños cool.

6

La otra gran diferencia es la actitud desprejuiciada con que se aborda la experimentación de esos adolescentes. Con un argumento mínimo, la película se centra en sus personajes, sus experiencias y sensaciones, sin nunca juzgarlos ni etiquetarlos. “¿Que diferencia hay entre besar a una chica y a un chico? Tal ves los pelos del la cara, pero quitando eso es lo mismo” concluye Lucas, el protagonista. Al día siguiente de una sesión alcoholizada de besos que tiene con una chica y un chico, ninguno siente ganas de no verse sino que siguen juntos deambulando por el desierto. Una buena parte de la frescura y luminosidad lograda por De los Santos es sin duda responsabilidad de

Por Juan Pablo Lacuague

las magnéticas interpretaciones de los actores más jóvenes. No sólo tienen rostros extraños que llaman a la indagación y contemplación sino que el director logra con ellos una naturalidad y fluidez poco común, lejos de la neutralidad tan frecuente en el cine que trata con adolescentes buscando algo “incontaminado”. Es así que Glue se atreve a salir de los cánones de cómo se debe filmar en América Latina, lejos de ese costumbrismo for export que supuestamente es lo único que el mundo quiere ver de nosotros (y que muchas veces tiene muy poco que ver con nosotros). Además se atreve a ser honesta con una moral propia sin caer en el proselitismo. El resultado: una de las películas más refrescantes hechas en este lado del mundo. Glue, de Alexis De Los Santos, podrá verse el martes 9 de setiembre a las 18 hrs en Hoyts Alfabeta en el marco del festival Llamale H

¿Qué hace un chico en el medio del interior argentino con un cassette de los Violent Femmes? ¿Cómo es que suena L’amour a trois de Stereototal en un boliche local en vez de cumbia o rock argentino? La respuesta a ambas preguntas es la razón por la cual Glue se diferencia de la tanda de películas locales que tratan de una transición adolescente desde Nadar solo a 25 watts y más recientemente Acné.


Al cine con bronceador La Semana del Cine Brasileño es un certamen itinerante con vocación de difusión cultural y como toda cultura cuando se exporta, en especial desde cuarteles oficiales, reproduce una serie de clichés aptos para potenciales visitantes. Éste festival, realizado a principios de agosto en Alfa-Beta, no podía ser una excepción. Bahía, samba, favelas, calor y color atraviesan algunas de las películas proyectadas pero, afortunadamente, hay mucho más que eso. Tres breves reseñas de las seis propuestas que se vieron.

Sem controle Cris D’Amato 2007 Duración: 93 minutos

Todos nosotros escondemos un ápice de locura dentro nuestro. Esta obra explora ese lugar (común) fundiendo distintas dualidades: la demencia y la cordura, el amor y el odio, la realidad y la ficción, etc. Como nuestro Jorge Denevi, Danilo es un director que enloquece por causa de una mala crítica de su última obra y es internado en un psiquiátrico. Al salir se le propone iniciar un taller de teatro en el mismo centro, que será clausurado por un lío de faldas con una de las pacientes. Hasta aquí, una linda historia de superación personal. Eso es hasta que aparecen ecos de (respiren profundo) Marat-Sade (Persecución y asesinato de Jean Paul Marat representado por el grupo teatral de la Casa de Salud de Charenton bajo la dirección del Marqués de Sade). La malsana obsesión de la amante internada y la decepción del resto de pacientes abren la puerta a un angustiante drama, demostrando que en las pantallas de esta región existen otras tragedias al margen del sobreexplotado recurso de la pobreza (teléfono para César Charlone).

8 Mestre Bimba Luiz Fernando Goulart 2005 Duración: 110 minutos

Bahía y la Capoeira establecen el marco sobre el que se erige, en retrospectiva, la historia de Maestre Bimba, el hombre que infundió la dignidad que se merecía a esta danza-arte marcial. Es partiendo de aquí como se ha realizado este documental un tanto edulcorado que intenta convertir a este hombre a la altura de poco menos que héroe nacional. ¿Repetitivo? Quizás, uno tiene la sensación que se podría contar lo mismo en la mitad de tiempo, pero la voice over propone una interesante reflexión sobre la importancia de la cultura popular y su capacidad integradora.


O passageiro, segredos de adulto Flávio R.Tambellini 2007 Duración: 105 minutos

Hablando de clichés, ésta tiene unos cuantos, brasileños y globales. Antonio, un adolescente rarito, vive en Río de Janeiro y es hijo de un padre muy rico. Tras la muerte de éste, Antonio empieza a revolver en su pasado con la ayuda de una amiga, (también rarita), encontrando, entre otros, a una despampanante mujer que arrojará luz (y otras cosas) sobre el pasado del padre y el presente del hijo. La belleza de los personajes, los diferentes momentos de tensión sexual, sumados a la banda sonora y a lo lindo que suena el brasileño (al menos para quien escribe), hacen que cuando uno salga a esperar el ómnibus a la rambla se sorprenda por un frío que se contrapone al calor que se ha instalado dentro suyo. Si la intención del festival era promocionar la cultura del país, esta película es la más efectiva de todas: después ver O passageiro, me han entrado ganas de ir a (perdón por la rima) Río de Janeiro. Por Andreu Belsunces

9


Rodaje

Tren Fantasma Dirección: Darío Núñez Producción: Darío Núñez, Nathan Núñez Sonido: Juan Pablo Fariña Actores: Claudia Lombides, Dahiana Chtein, Nathan Núñez, Matias Recoba, Tronca Duración: 15 min

10


11

Fotos de LucĂ­a Ferreira y Anibal conde


Cuando la H no es muda Por unos días, el cine Hotys Alfabeta dejará de lado a sus adultos mayores para darle la bienvenida a un público más diverso y más específico. Del 5 al 11 de setiembre se llevará a cabo en este complejo la segunda edición del festival de cine gay “Llamale H” y al parecer la H está más loca que nunca.

El festival, que tuvo su primera edición en 2006 y fue creado por Francisco Dalmao, vuelve con más fuerza y una propuesta que duplica en cantidad las obras de hace dos años. En cuanto al contenido se exhibirán 18 largos, 38 cortos y 10 documentales. Yamandú Lasa, uno de los organizadores del evento, dice que la convocatoria fue mucho mayor que la de 2006, y sirvió para comprobar la repercusión favorable en el extranjero. Entre la grilla de programación se encuentran obras de Japón, Francia, y EEUU y, como novedad de esta edición, 8 cortometrajes nacionales. Lasa cree que por más que a veces se critique el hecho de hacer festivales gays porque “te apartás más y no se favorece la inclusión”, este tipo de eventos son muy necesarios para que “gran parte de la sociedad se sienta identificada con las historias que se están contando”. En el festival se pueden observar las diferentes realidades de los diferentes países concursantes en relación a la diversidad sexual. “En el documental italiano “Suddenly, last winter” filmado por una pareja gay cuando se discutió la ley de unión concubinaria en ese país, me sorprendió mucho el grado de homofobia que había, comparado con Uruguay que se aprobó la ley y no hubo grandes marchas en contra, ni nada”, afirma el organizador.

12

Los días 6 y 7 de setiembre se llevará una muestra del festival al centro cultural Florencio Sánchez en el Cerro de Montevideo. También se están organizando exhibiciones de las películas en ciudades del interior como Melo, Rivera y Salto. Llamale H 08 también ofrecerá una muestra del concurso de fotografía del que participaron diferentes fotógrafos tanto amateurs como profesionales. La exposición irá del 6 al 11 de setiembre en Mutate, Cebollatí 1326. Por Manuel Ruiz


Concurso de fotos Llamale H 08 Artículo 10 (ganadora, premio compartido) Pablo Cazarré

Todo de todos colores (exhibe) Cecilia Russo Cardozo

ANN Crash II (ganadora, premio compartido)

13

Estas y otras obras presentadas serán exhibidas en el espacio Mutate Cebollatí 1326. entre el sábado 6 y el jueves 11 de setiembre. Por más información www.llamaleh.org


Nickname Triángulo amoroso censurado por Salud Pública se estrena.

El proyecto ya venía con un guión escrito y aprobado por funcionarios del Ministerio. Me dieron libertad de hacer ajustes y modificaciones al guión. Así pude agregarle escenas y detalles y también imprimirle una forma narrativa más atemporal y hasta mareadora. El argumento que quedó es más o menos este: Mercedes, de 15 años, está enamorada de Pablo, un compañero de clase. Lo que ella desconoce es que Pablo está interesado en su amigo Joaquín. Mientras que Mercedes, sin animarse a revelar su identidad,

14

Foto de Lucía Ferreira

chatea con Pablo bajo el nickname Arcangel-93, Pablo comienza a creer que podría tratarse de Joaquín. La duración sobrepasó lo pautado (30minutos, exactamente el doble) y el resultado fue un mediometraje. Los encargados de Salud Pública manifestaron su conformidad con la película pero, pese a que buscaban un material fuerte y que llamara la atención, les pareció que muchas partes no eran apropiadas para una clase (tampoco estaban contentos con su duración). La versión que se va a pasar en los liceos va a ser recortada (censurada), pero en el festival podrá verse por primera vez la versión completa. Nickname, de Maximiliano Contenti, se proyecta el domingo 7 de setiembre a las 18:00 hrs en Hoyts Alfabeta en el marco del festival Llamale H.

A finales del año pasado me llamaron para dirigir un institucional para Salud Pública con el fin de proyectarse en liceos. La propuesta era hacer un corto que diera pie a un debate en clase sobre varios temas como la diversidad sexual, la comunicación adolescente y el cuidado personal.


Por Rodrigo Duarte Fotos de Lucía Ferreira

Dos y no tres travestis miran Tristana*

María Paz y Brigitte, dos de las chicas que son chicos más reconocidas del país, miran el clásico de Luis Buñuel sobre playboys decrépitos, moral provinciana y amputaciones. Siendo travestis viviendo en Montevideo, ¿cuáles son las probabilidades que sus vidas estén ligadas a los tópicos de costumbrismo alucinado del cineasta español? En lo que sigue está la respuesta.


16

Viejos verdes María Paz: Está lleno de viejos verdes. Y lo digo agredeciendo al Señor, porque a mí me han ayudado muchísimo. Brigitte: Cuando un hombre mayor se acerca y me quiere invitar un trago, yo no acepto. En el tema levante, lo mío es entre gente de mi edad o hasta 25 años. Esto es algo nuevo, que los jóvenes se animen a salir con travestis. Antes se percibía como algo que hacían los señores casados cuando la mujer estaba de viaje. María Paz: Igual convengamos que cada vez invitan menos. Yo viví otra época y tuve la suerte de ser una mujer muy agasajada. Yo salía con un gordo verde, no un viejo verde y me llevaba al Teatro Colón, al Hotel San Rafael, me compraba bouquets de flores. Hasta si tenía un noviecito en el barrio, iba hasta la esquina y me regalaba un clavel. La tendencia antes estaba más enfocada a lo previo y ahora nadie tiene ni la paciencia ni el dinero. Y es una lástima, porque yo adoro que me regalen. Ahora vos invitás a tu cumpleaños y te traen de regalo una cerveza Catherine Deneuve María Paz: Una maravilla, por algo es el emblema de Francia. No la había visto en ninguna película tan joven y tan radiante como en Tristana. Parece una

Barbie pero no una plástica sino una más lánguida, esa cosa Grace Kelly de perfección e invisibilidad. Brigitte: Lo mío es más Brigitte Bardot… María Paz: ¿Vos sabés si Brigitte Bardot todavía vive? Brigitte: Sí, está viva, pero el look Brigitte Bardot es lo sigue de moda, no ella. Yo la descubrí viendo un E! True Hollywood Story y me encantó. Nunca llegué a ver una película de ella completa, sólo vi partes, muchas son buenas pero otras son ridículas, hay una de ella en Saint Tropez andando en moto y en bikini…. Eso es lo que me gusta, su look, no sus películas o sus comentarios raciales. Decadencia física María Paz: Yo le tengo miedo a la decadencia mental, a convertirte sin darte cuenta en un personaje absurdo. Yo me acuerdo cuando éramos jóvenes y punks, me parecía lo más natural del mundo esa sobreestilización. Ahora veo a los floggers y pienso que es una locura. En la vida todo tiene ciclos y hay que aceptar eso, pero lo clásico es lo que prevalece. Por eso le digo a mis amigas que se compren muebles clásicos porque los van a poder usar toda la vida. Con la ropa es lo mismo. Comprate una buena cartera clásica y la podés combinar con cualquier cosa, con una ropa loca o con algo muy refinado y sencillo.


Prótesis Brigitte: Yo no tengo María Paz: Yo sí pero tener dos lolas no es algo que te cambie la vida. Brigitte: Yo estoy deseando tener, por ahora sólo tomo hormonas. Cuando salgo con un chico, ellos lo que quieren es que vos tengas tetas. Hay personas a los que no les molesta pero la mayoría si no tenés, se borran. Igual soy precavida y aviso. Además, cuando te están besando, se pueden dar cuenta, ahí tienen la oportunidad de fugarse. María Paz: Tomo hormonas desde los 16 años pero apenas me daban unos timbres. Recién 10 años después fue que me operé. Los mandatos estéticos de la época en que me las hice, década del ochenta, era mucho volumen, así que me las puse grandes. No me arrepiento, las tengo, las he disfrutado, pero no me cambiaron la vida. Brigitte: A mí me pasa que me levanto todos los días y me miro al espejo para ver cuánto me crecieron. María Paz: Eso es normal porque tenés 19 años. Una vez que las tenés puestas, es como tener tacos. Las viejas que piden decencia Brigitte: No toda la gente mayor es así. Si te ponés a pensar que esas personas desde que nacieron

escucharon que ser gay o travesti era una enfermedad y hoy en día lo pueden aceptar bien, eso es muy importante. Yo tengo una modista que es una mujer grande y, además de quererme mucho, me ayuda a estar más arreglada y femenina. María Paz: No son sólo las viejas o los políticos, gente retrógrada hay mucha y es mejor no detenerse en ella. Amor no correspondido Brigitte: Soy joven pero he tenido varios amores no correspondidos. Yo trabajo en la panadería que tienen mis padres y ahí no puedo ir ni maquillada ni con tacos, entonces los chicos me pasan a buscar o a saludarme y no les gusta verme así y todo se termina, no pueden aceptarme con una apariencia más natural. No creo que lucir perfecta te dé la felicidad… pero un poco sí. María Paz: Sufrir por amor es algo que todos hemos vivido. Igual yo estoy en una época en la que me parece que el romance no es tan importante, prefiero tener la billetera gorda y la heladera completa. Ahora estoy en pareja y, la heladera, un cuarto de lo que solía ser. Ahí es cuando te das cuenta que el amor y toda la fantasía podrá ser hermoso pero que un buen surtido es mejor. *Originalmente eran 3 pero una nunca llegó. Desde acá le deseamos suerte y una pronta recuperación.

17


Lucho Gatica (el terciopelo ajado del bolero)

*Pedro Lemebel es un escritor y artista visual chileno. Lucho Gatica (el terciopelo ajado del bolero) es uno de los varios relatos compilados en su libro Loco afán, editado por Anagrama

Por Pedro Lemebel*

Alguna vez le gritaron “canta como hombre” y Lucho tuvo que tomarse un Aliviol para pasar el mal rato. Y aunque trataba de enronquecer la felpa de su garganta, el “Quizás sería mejor que no volvieras” igual le salía amariconado, aunque intentaba ensuciar el raso opaco de su laringe, el “Quizás sería mejor que me olvidaras” provocaba molestias entre los machos tangómanos, que por esos años, imponían el acento marcial del ritmo porteño. Y era que el Lucho o Pitico, como le decían, era demasiado romántico y su corazón se había inclinado por el bolero, que contrastaba con el tan tan de la virilidad argentina. Decían que el Pitico era medio raro, con ese terciopelo de voz que arrebataba el alma a las mujeres peinadas a lo Rita Haiworth, las niñas que no dejaban de suspirar cuando él les susurraba “Sólo una vez platicamos tú y yo y enamorados quedamos”

18

Era un bálsamo terso para suavizar las desgracias y el hambre de sus admiradoras populares, que encontraban en la concha acústica de su canto una razón para vivir. Por eso compraban los discos y las revistas Ecran y Mi vida donde aparecían noticias suyas. Juntaban tapitas de Papaya Broadways o envolturas de cigarrillos Ideal para canjear su foto. Pero en realidad, Lucho nunca fue imagen, porque era un chileno de pelo liso con cara escolar de escuela pública. Solamente su voz lo reconstruía para las mujeres y las colizas que lo soñaban a media luz, en la penumbra de sus piezas de cité, en ese Santiago provinciano que dormía siesta con la radio prendida. Ya en los cincuenta arrasaba en los shows de radio que precedieron a los recitales televisivos. El locutor, Ricardo García, calmaba a las fans, que se arremolinaban en el auditorio esperando la aparición de Lucho. Y entre el revoltijo de plisados y trajes sastre, más de alguna loca, parada al fondo de la platea de Radio Minería se hacía la lesa apoyándose en algo duro que la mecía bolereada, “como si fuera la última vez”. Y en verdad ésa era una última vez, porque


Lucho se fue susurrando esas frases cargadas de pasión. Se marchó de Chile a México para no regresar. Allá se radicó y contrajo matrimonio con Mapita Cortez, una belleza de ojos tapatíos que le dio varios hijos. Así pudo contentar a muchos que en Chile aún dudaban de su sedosa masculinidad. Decían que el Pitico estaba feliz en el país azteca, que tanto sabe de “esas cosas del corazón”. Y fue México quien le abrió las puertas al mercado internacional. Se hizo tan famoso que hasta la mirada turquesa de Ava Gardner pidió silencio al público porque quería escuchar al señor Gatica, en un lujoso club de Acapulco, donde las stars de Hollywood iban a dorar sus esplendores. Después llegó la avalancha de motos y casacas de cuero del sesenta, y las fans de Lucho engordaron, se hicieron tías, mamás y abuelas de las nuevas generaciones rockeras que odiaron los ecos del “Sabor a mí”. Los discos se fueron quebrando, y Pitico desapareció tragado por los sones vibrantes de la tecnología electrónica. Su melódica queja sucumbió con el alto voltaje que, por contraste, apagó el susurro de Lucho… Alguna vez que volvió a Chile, fue un desastre, la decepción de la memoria. Invitado al Festival de la Canción de Viña, Lucho ya había perdido el guante de su voz. Y fue desesperante verlo por televisión, como una Dama de las Camelias agónica, tratando de impostar la seda de sus notas musicales. La gente tuvo mucho respeto y aplaudió más el recuerdo del “Bésame mucho”. Y él se fue, llevándose una gaviota lastimera como homenaje bajo el brazo. Cuando llegaron a Chile las películas del director español Almodóvar, que sacudieron el ambiente con su filmografía homosexual, la voz de Lucho venía coloreando las violentas escenas sexuales de La ley del deseo. El bolero “Lo dudo” ponía punto final al feroz coito efectuado por un director de cine y un chico que lo amaba y “le hizo comprender todo el bien y todo el mal”. También en la película Entre tinieblas, donde la madre superiora de un convento se enamora de una prostituta, la voz de Lucho es doblada por la monja que le canta muda a su amada “Cariño como el nuestro es un castigo”. Pero esto nada dice, es sólo un pretexto para recortar el perfume de su flauta en las imágenes de Almodóvar que lo traen de contrabando a Chile. Algo de este cine sucio emparente el deseo suplicante de Lucho por hacerse oír, cuando el remake lo retorna amplificado en la banda de sonido. Un maquillaje para la cuerda floja de su voz, como alarido náufrago que rebota en el pasado, llamándolo: “Pero no tardes Lucho, por favor, que la vida es de minutos nada más, y la esperanza de los dos es la sinceridad…”

19


Ladrón de bicicletas Famoso pae umbandista imitador de Isabel Pantoja narra angustiante robo a la madrugada y desliza sospechas de una posible conspiración motociclística. Yo me encontraba acostado cuando todo sucedió. Eran las tres menos cuarto de la mañana, mi hijo jugando con un compañero al PlayStation en la parte de adelante de la casa, donde el volumen es muy alto porque tiene home theater. Escucho unos golpes muy fuertes, pero no pienso nada extraño, la puerta de ese cuarto está mal, hinchada por la mojadura de la lluvia y hay que golpearla para que se cierre. Me pongo a gritar con un hilo voz ya que estaba afónico: “¡Jorge, Jorge, no golpees tanto la puerta que la vas a romper!”. Al ver que no me contesta, que no hay respuesta, me levanto y veo que mi hijo está trancado en su cuarto junto con su amigo. Ahí veo la puerta abierta y alguien, a quien no le llego a ver el rostro, sacando

20

Por Rodrigo Duarte Foto de Lucía Ferreira

la bicicleta. Yo a todo esto estaba en calzoncillos. Entonces le derribo la puerta a mi hijo y le digo “¡Jorge, Jorge, están robando la bicicleta!”. Como estaba en paños menores y además era invierno, no quise salir a correr al ladrón, hubiese sido un escándalo en el barrio y a esa hora de la noche además. O sea que me roban estando mi hijo, su compañero y yo dentro de la casa. Una lástima, comprada en talleres De Celeste, calidad americana. Me había costado 499 dólares, una bicicleta muy linda. Más te digo, comprada el 29 de julio de este año, porque fue un regalo para mi hijo que cumple el 30. Hay un promedio en el Uruguay de 50 motos por mes que desaparecen y no aparece ni una pieza de una sola. Algún misterio hay.


GA DE LARANTIA IMAGMEEJOR N

Sabemos de lo que hablamos


Matías Singer

www.myspace.com/matiascantante www.unenunoh.ueuo.com

El hermano de Daniel Hendler fue la cara de Coca Cola por 3 meses y planea su retiro de los escenarios. Matías, ¿hace cuánto que sos el hermano de Daniel Hendler? Hace 22 años. Además de ser el hermano de Daniel Handler, ¿qué estás haciendo ahora? Hago varias cosas, me dedico a la música y me gusta actuar. Desde hace un mes estoy trabajando en una librería por la Ciudad Vieja. Mi función es atender a las personas que vienen, la mayoría señoras. Igual tenés experiencia con las señoras porque en la serie Piso 8 actuaste con China Zorrilla. Una persona divina que me enseñó muchas cosas. No, en realidad no. El año pasado fuiste la cara de Coca Cola por 3 meses… Sí, y la gente me gritaba “Aguante Coca Cola”. También “Aguante Pepsi” o “Aguante Planta Baja” ¿Planta Baja lo decían por Piso 8? Claro. Lo de Coca Cola lo gritaban en los recitales, más que nada la gente que había estado tomando. ¿Y eso en los recitales de Matías Cantante? Sí, Matias Cantante, que es mi proyecto solista, aunque ahora mi novia me acompaña. Antes estaba en otra banda pero ya no hay ningún lugar donde tocar si hay que conectar muchos instrumentos y el formato solista le rinde más a los boliches. Igual de eso no saco plata. Te dicen que te van a pagar pero después desaparecen. Igual donde me dijeron que me iban a pagar y no me pagaron, no voy más.

22

Por Rodrigo Duarte Foto de Lucía Ferreira

¿Alguna fecha que quieras promocionar? No, ahora por un tiempo no voy a tocar. En los últimos meses habían salido una cantidad de toques seguidos y a lo último ya no me iban a ver ni mis amigos. Un poco como que la gasté, pero en el mal sentido, no cuando te dicen “la gastaste” y es algo bueno. Abusé de la confianza de mis amigos y ahora voy a ausentarme un poco para ver si alguien me extraña.


Montevideo unde Documental de rock combate la noción marxista del fetichismo de la mercancía. Montevideo Unde aparece para intentar sacudir la modorra de las nobles dinastías familiares conocidas como “rock” y “medio audiovisual”. En vez de quedarse cruzado de brazos por la falta de experiencia y equipos, Martín Recto salió a realizar este documental sobre la escena de rock under buscando difundir bandas que según su director son tan valiosas como poco escuchadas, siguiendo la misma logística con las que éstas funcionan: la del hágalo-usted-mismo. Psicólogo y profesor de inglés, baterista de la banda Danteinferno (una de las retratadas en el documental)

y asistente de arte en cine y publicidad, a los 31 años Martín Recto se sintió saturado, que necesitaba algo más:”Llegué a un punto en el que las instituciones educativas me cansaron un poco y tenía ganas de acercarme a algo que me interesara, que me expresara más, que tuviera que ver con lo que yo soy acercándome de una manera no académica.” Si bien no contaba con experiencia ni formación en el área de realización, decidió priorizar la praxis sobre la reflexión eterna tan común en los egresados de universidades y escuelas de cine: “La forma que estoy encontrando de aprender a realizar audiovisuales

23


es, justamente, haciendo. Me propuse dos objetivos: uno es esto del aprendizaje, de hecho aprendí muchísimo, ese objetivo se cumplió con creces; el segundo fue la promoción de las bandas, la difusión.” La selección de grupos que le interesaba difundir fue algo arbitrario (claro) y lo importante era que fuera algo abarcable y representativo. De las seis bandas que comenzó filmando, sólo Danteinferno, Hablan Por La Espalda, La Hermana Menor y Santa Cruz terminaron en el producto final, con alguna participación extra de Motosierra. Si bien no son bandas amigas ni siguen una línea estética necesariamente similar “son bandas que tienen una propuesta definida, las vas a ver y suenan. No es fácil sonar, ensamblar una banda como para que en vivo te mueva cosas. Mi banda de guacho fue los Chicos Eléctricos y, sin nunca llegar a ser virtuosos, vos los ibas a ver y te movían algo en el pecho. Y existen esas bandas acá pero no se les da bola, no se promueven en los medios” Así como las bandas retratadas se autogestionan y editan sus discos ellos mismos (salvo LHM a quien edita Bizarro Records) y generalmente pierden dinero por el afán de hacer música, el director de Montevideo Unde salió a realizar el documental con la misma táctica: ”A mí lo que me pasa es que para conseguir plata soy horrible. Lo que me hice fue hacer un par de proyectitos. Tenía un par de conocidos en la ORT en la parte de audiovisual y presenté ese proyecto, ahí me prestaron sonido y cámara y técnicos para usarlas” En apenas seis jornadas de rodaje se registraron ensayos y entrevistas que fueron realizadas por el director y por Ivan K (conductor de Azoteas TV), pero Recto tenía claro la estructura que buscaba desde el comienzo: ”El documental está organizado en tres ejes temáticos, uno es la presentación de cada banda, el segundo la creación, cómo una banda compone que ese algo poco visto o discutido, y otra parte que es el “hágalo usted mismo” que habla de la autogestión y si realmente es una elección o si es la única opción que tenemos.”

24

Un punto de inspiración fue el documental Instrument, de Jem Cohen, sobre la legendaria banda Fugazi. “Es un tipo solo con una cámara, con una edición súper simple y que recontra funciona. Cuando les mostré eso a los camarógrafos como referencia me dijeron que era muy aburrido, se les hacía muy largo que un tema entero de una banda estuviera en un documental, pero me parece interesante que se pueda generar una atmósfera, que te puedas ir metiendo.” Tras varios meses de edición, finalmente el documental está pronto y luego de su presentación en la Sala Zitarrrosa este 15 de setiembre (21hs, ultra puntual), Montevideo Unde será editado en DVD:”Voy a hacer una edición casera, DVD-R más un stamping. Va a costar muy barato y estaría bueno que la gente lo compre para que el proyecto se autosustente.” En tiempos en que se paga 160 pesos por un par de cervezas pero cuesta desembolsar 60 para ver una banda (comprar un disco original está fuera de discusión), sería interesante replantearse el valor que le damos a la música y animarse a apoyar proyectos como este.


Por Juan Pablo Lacuague Fotos de Vivian Castro

Desde Enero del 2007, UT ILIT YRENT fue creada pensando en la prestación de todos los servicios de alquiler de utilería de todas las épocas para producciones de cine, T V y eventos. Desde sus inicios se ha caracterizado por ser una empresa de vanguardia, incorporando soluciones on line para que todos nuestros productos y servicios estén disponibles las 24 horas en nuestra web. ShowRoom Constituyente 1722bis | 4107310 | www.utilityrent.com Marcos Obelar 099693999


La foto formó parte de la exposición Arte erótico vs. Arte porno de la galería Marte upmarket

Carne podrida En el marco de las varias exposiciones artísticas que contienen imágenes de cuerpos desnudos, considero imprescindible hablar de la falta de decoro social y la infantil necesidad de atención de los artistas locales. Parece que… el arte visual en Uruguay repite y repite esquemas que han sabido de mejores épocas, buscando transgredir o llamar la atención de su observador con artilugios poco interesantes. ¿Los nombramos? Ya los saben pero ahí van: desnudos, órganos sexuales, heridas, bla, bla, bla. Sólo me pregunto algo: ¿para qué Manzoni enlató sus excrementos y los vendió como “mierda de artista” hace ya más de cuarenta años? ¿Acaso la trasgresión vía aberración no está ya pasada de moda? ¿Acaso no leemos libros de historia para aprender o aprender que algo ya se hizo antes y mejor? Al llegar a “Erótica Rodelú”, muestra artística en la Colección Engelman Ost, me cruzo con una mujer aparentemente salida de un psiquiátrico –Carolina Besuviesky, algunos cuadros colgados para que no se pierda la sana costumbre de la compra-venta, Cecilia Vignolo autosatisfaciéndose, y alguien que grita que la performance está por comenzar. Todos formamos un círculo y lo observamos. Y lo que vemos es a un hombre en una silla mirándose los genitales con una linterna. Comienzo a sentirme incómoda y a pensar que el hombre se masturbará delante de todos nosotros. Veo cómo salir discretamente del lugar. Pero me quedo y entonces me defrauda, no habrá masturbación, habrá juguetito de plasticina y oso de peluche. Entonces mi incomodidad cambia de forma y lo que me llena el corazón es un poco de vergüenza ajena por quién busca transgredir y encuentra patetismo.

26

Así es como, mientras salgo corriendo, empiezo a recolectar las imágenes que obtuve de las últimas muestras en la ciudad, de las últimas películas, y colecciono exhibicionismo innecesario e infértil: un plano sin justificación de los testículos del protagonista de La Perrera, la vagina abierta de Cecilia Vignolo –dónde dice que encontrará a La Mujer-, más genitales, ahora en plasticina y anexados a Clemente Padín, el cuerpo mutilado en video arte. ¿Qué hacían en una fría galería una mujer dentro de una caja y un hombre construyendo una réplica de su pene en plasticina? Ya lo saben pero ahí va: intentando hablar de nuestra sexualidad y diciéndonos que no hay que sentir vergüenza de nuestros cuerpos. Por Carolina Campo Foto de Santiago Giani

Simplemente mostrar por mostrar no asusta a nadie. Disculpas a los artistas que no he podido evitar agredir.


Zapping “Ya no hay otros Juegos Olímpicos que los escenificados no para sino por su propia retransmisión”. Regis Debray, Vida y muerte de la imagen La televisación oficial de los JJ.OO. de Beijing ofrece la posibilidad, como los programas de TV referidos a otros programas de TV (recordemos “No te estás perdiendo un programa, los estás viendo todos”), de acceder a los momentos más relevantes. Se trata, en ambos casos, del menú perfecto para el espectador perezoso, incapaz de seguir los segmentos por separado pero altamente seducido por la variedad: en los juegos, de planos y disciplinas; en la meta-televisión, de temas y personas. Pero si la nueva televisión amplificada seduce con la autorreferencia, la transmisión de los juegos, por el contrario, es por demás modesta y generosa: regala múltiples y hermosos puntos de vista, tan inmaculados que nos hacen olvidar que existe un enunciador, aunque jamás pase factura de su juicio y claridad. Contrariamente a la típica foto desde el otro eje en Cannes (aquélla que se sitúa frente al malón de fotógrafos para mostrar el grado de presencia mediática), la televisación de estos juegos se sitúa en un lugar que es siempre el mismo (el de la invisibilidad), aunque nunca sea igual (sus posibilidades visuales parecen infinitas); opera con un ojo silencioso y multifocal, capaz de mostrarlo todo. Menos a sí mismo. “Nueve de cada diez hombres contemplan la vida a través de las imágenes que les suministran de si mismos Atlanta y Hollywood” En el espacio dedicado a los televidentes de CNN en español, la cadena anglo latina difunde la foto de dos puertorriqueños sonrientes y con cara de tontos que, en la puerta de un estadio olímpico, posan con sus

Por José Apoj

respectivos y enormes tickets en las manos. A raíz de esta foto se me ocurre pensar que, en los grandes acontecimientos, la posibilidad de estar puede ser más emocionante que el estar mismo. Si no, que lo digan los medios uruguayos: la accesibilidad fue la más autopromovida de las virtudes de los pocos que se hicieron presentes. La cantidad de lugares en el IBC y/o de horas de transmisión, determinan –creen, dicen- su grado de compromismo olímpico. Sucede, entonces, lo contrario a la transmisión oficial: si el trabajo de aquella es bello, ascético y pretende ser imperceptible (entendiendo esto como el punto máximo de rigurosidad y perfección), el de muchos de los canales y periodistas nacionales es presumido y provinciano. La cobertura sobre la cobertura se convierte en su actividad predilecta. Grasa y fanfarronería frente a la pureza olímpica. No obstante… Las marcas siempre se las arreglan para estar. Imposibilitadas de presentarse en la armoniosa y ondulada textura de los carteles de los estadios, se asocian inconfundiblemente al segundo gran producto de los Juegos (después de los Juegos mismos, claro): los atletas. Pienso en el oro en los 110 metros vallas del cubano Dyron Robles. Sólo unos segundos después de llegar a la meta, flameaba en sus anchas espaldas la bandera cubana. Sin embargo, en la corrida, otros símbolos se asociaron antes a su tremendo esfuerzo: un rosario de oro en su pecho y tres rayas omnipresentes. Dios y Adidas corren antes que la Revolución (aunque no necesariamente en ese orden).

27


Concursos XXX Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano

Festival Rencontres Cinémas d’Amérique Latine de Toulouse

El festival tiene abiertas las inscripciones de su trigésima edición que se celebrará del 2 al 12 de diciembre. El evento se realiza con el objetivo de reconocer y difundir las obras cinematográficas que contribuyen al enriquecimiento y reafirmación de la identidad cultural latinoamericana y caribeña. Los realizadores pueden participar de las siguientes secciones competitivas: ficción, documental, animación, óperas primas, guiones inéditos y carteles.

El Festival Rencontres Cinémas d’Amérique Latine de Toulouse convoca a realizadores y productores latinoamericanos, a inscribir sus películas (largos, medios y cortometrajes) de ficción, documental, ensayo y experimental, en vistas de la selección de la XXI Edición de Rencontres Cinémas d’Amérique Latine, que se realizará en la ciudad de Toulouse, Francia, del 20 al 29 de marzo 2009.

Plazo límite de inscripción: 10 de setiembre

Plazo límite de inscripción: 12 de enero del 2009 Más info: www.cinelatino.com.fr

XI Festival Internacional de Cortometrajes “La Boca del Lobo”

Festival Internacional de Cortometrajes

Este festival se realizará del 16 al 25 de octubre en el Club de Música en Directo “La Boca del Lobo” y en el Espacio Cultural “La Boca”. Podrán participar realizadores de todo el mundo con obras de hasta 25 minutos en cualquier formato terminadas con posterioridad al 1º de enero del 2007.

El III Festival Internacional de Cortometrajes “Relatos cortos” se realizará en la casa de la cultura de Buenos Aires en el mes de noviembre. La finalidad de este festival es la de generar un espacio de intercambio y coparticipación, promoviendo la creatividad, originalidad y el uso de los medios audiovisuales como vehículo de la expresión artística.

Plazo límite de inscripción: 10 de setiembre Más info: www.labocadellobo.com/festival festival@labocadellobo.com

28

Festival de Cine de Huelva La 34ª edición de este festival se celebrará del 15 al 22 de noviembre. Este evento tiene como objetivo la difusión y promoción de obras cinematográficas y audiovisuales que contribuyan al mejor conocimiento y promoción de la industria audiovisual y creadores de los países que constituyen el área iberoamericana. Está abierta la sección oficial para la categoría de largometrajes y cortometrajes. Plazo límite de inscripción: 15 de setiembre Más info: www.festicinehuelva.com festival@ festicinehuelva.com

Más info: www.relatos-cortos.com.ar


Súper micro-mini entrevista a Pablo Martínez ¿Sos el ganador del concurso de cortos de Patricia? Sí. Gracias Pablo Martínez.

30

Foto de Vivian Castro



16_4_baja