Issuu on Google+

Unidad: Indagación

Competencia técnica: Actuar con curiosidad Actividad n 1: “Magnetizados”


Habilidad

Aplica diferentes procedimientos para observar elementos que forman parte de su entorno inmediato y que son de su interés.

Actitud

Manifiesta disposición para obtener información sobre los nuevos elementos y fenómenos que percibe de su entorno.

Materiales incluidos en el kit: Escena 1:

2

3 bandejas verdes* (1 por grupo) 3 bandejas blancas* (1 por grupo) 3 bandejas azules* (1 por grupo) 30 imanes (dos para cada niño y niña) 12 palitos de helado grandes (4 por grupo) 3 botones grandes* (1 por grupo) 6 cubiertos de plástico* (2 por grupo) 15 bombillas* (5 por grupo) 12 trozos de goma eva (4 por grupo) 6 trocitos de plumavit* (2 por grupo)

Manifiesta iniciativa para explorar su entorno separándose de manera transitoria y progresiva de los adultos.

Conocimiento

Identifica mediante la exploración y la observación algunas características de los elementos y materiales presentes en el entorno inmediato.

Competencia transversal: Ejercitar el juicio crítico

Actividad Clave: Desarrollar una disposición de apertura a la experiencia


3 reglas metálicas* (1 por grupo) 3 reglas plásticas (1 por grupo) 3 clavos* 1 cinta adhesiva de papel*

Escena 2: 3 bandejas plásticas grandes* 1/2 kilo de aserrín 15 palitos de helado grandes (los mismos de la escena 1) 15 imanes pegados a los 15 trozos de pitilla* Objetos metálicos (los mismos de actividad anterior, clips, clavos, etc.)

Escena 3: 3 hojas de block* para dibujar sendero 3 barquitos de papel imantados en su base 3 imanes (los mismos de la escena 1)

Materiales proporcionados por el establecimiento: 3 cucharas metálicas (1 por grupo) 15 clips (5 por grupo) 9 llaves (3 por grupo) 3 gomas de borrar (1 por grupo) 9 sacapuntas metálicos (3 por grupo) 15 trozos de papel lustre (5 por grupo)

Duración: 40 minutos. Espacio físico: Sala de clases. Resumen de la actividad: A partir de la manipulación de imanes, niños y niñas descubren las propiedades de éstos. Además, clasifican, escogen objetos y toman conciencia del fenómeno de atracción. A medida que juegan con distintos objetos e imanes pueden descubrir que éstos ejercen una acción a distancia. Finalmente, podrán resolver un problema al construir una caña de pescar y tendrán la posibilidad de crear un dispositivo utilizando las propiedades descubiertas. * material común

3


Antecedentes para el/la facilitador/a: 1.

Sentido: Niños y niñas se ven enfrentados a una serie de

2.

Preparación para la actividad: Se dispondrá de 3

objetos ocultos que podrán explorar utilizando la fuerza de atracción de los imanes, para lo que tendrán que poner a prueba su curiosidad. A través de las diversas pruebas que realicen con los materiales imanes se incentivará la exploración y la búsqueda de los elementos para su identificación y clasificación, fortaleciendo la necesidad de abrirse a nuevas experiencias para conocer y reconocer el entorno. mesas de trabajo, y en cada una se formará un equipo. Se entregarán dos imanes a cada niño o niña para el desarrollo de las dos primeras actividades. Es necesario dejar preparadas tres bandejas verdes con los objetos a manipular. Para una segunda actividad se trabajará, además, con bandejas azules y blancas por grupo. Para la tercera experiencia es necesario contar con tres bandejas grandes con aserrín y objetos metálicos escondidos en ella; también se utilizarán palitos y cuerdas unidas a imanes, para que niños y niñas armen una caña de pescar. En la última experiencia se necesitarán 3 hojas de block para dibujar un sendero y barquitos de papel imantados.

Marco Conceptual: Los fenómenos magnéticos fueron conocidos por los antiguos griegos. Se dice que por primera vez se observaron en la ciudad de Magnesia en Asia Menor, de ahí el término magnetismo. Ellos sabían que ciertas piedras atraían el hierro y que los trocitos de hierro atraídos, atraían a su vez a otros, estas piedras se denominaron imanes naturales.

4

Un imán es un cuerpo o dispositivo con un campo magnético significativo, de forma que tiende a alinearse o rechazarse con otros imanes. El imán ejerce una fuerza de atracción sobre objetos de hierro, níquel o cobalto, o con aleaciones metálicas que lo contengan. Los imanes


exhiben fuerzas que se presentan cuando atraen los objetos y son más intensas en los extremos del imán que en su centro. Lo que sucede es que el polo norte (N) de un imán rechaza, o aleja, al polo norte (N) de cualquier otro imán. El espacio donde el imán ejerce su fuerza magnética se llama campo magnético. La Tierra también posee uno generado por sus polos. Ésta propiedad es aprovechada por los astronautas para regresar de sus vuelos espaciales sin consumo de energía, porque es la Tierra quien los atrae hacia ella. En la primera parte de la actividad niños y niñas han de manipular los imanes, es necesario enfatizar en qué materiales son atraídos por el imán y cuáles no. A nivel concreto, para esta primera etapa se busca lograr que entiendan que los imanes atraen ciertas cosas de metal (objetos de hierro, níquel o cobalto, o con aleaciones metálicas que los contengan). En la segunda experiencia se usará un imán para dar solución a un problema: el recuperar objetos que interaccionan con éste. A nivel concreto para esta etapa se ha de lograr comprender lo siguiente: los imanes atraen a los metales cuando están cerca de ellos. En la experiencia de finalización la idea clave es el fenómeno de transparencia magnética. En este caso, se produce al colocar limaduras de hierro sobre un papel. Si se pasa un imán por debajo del papel, se puede observar cómo las limaduras son arrastradas hacia el lugar donde se encuentra el imán debajo del papel. La transparencia magnética es la propiedad que tienen algunos cuerpos de permitir el paso de la atracción magnética, tales como el papel, el plástico y otros. Al ser colocados entre el imán y los cuerpos ferrosos o de hierro, permite que el imán los atraiga hacia él.

5


Desarrollo de la actividad de aprendizaje: preguntas orientadoras: Para motivar la interacción entre niños y niñas con los imanes se puede preguntar lo siguiente: ¿Alguien ha visto alguna vez este objeto? ¿Saben cómo se llama? ¿Para qué servirá? ¿Quieren descubrirlo?

¿Hacia dónde vamos?:

15 minutos

Niños y niñas se dispondrán en 3 grupos de trabajo, Comience la experiencia planteándoles que la actividad que van a realizar requiere de niños y niñas muy curiosos, que tengan muchas ganas de descubrir las propiedades de los materiales que les va a entregar. Entréguele a cada niño y niña dos imanes. Pídales que los manipulen y descubran qué propiedades tienen. Después de manipular los imanes disponga en cada mesa de trabajo una bandeja llena de objetos magnéticos y no magnéticos. Indíqueles a niños y niñas que acerquen los imanes a los objetos y descubran qué sucede. Mientras experimentan, es necesario pedirles que verbalicen sus descubrimientos y los compartan entre ellos. Una vez que niños y niñas hayan descubierto que hay ciertos objetos que son atraídos por el imán, pídales que los clasifiquen en dos bandejas: en la de color blanco colocarán los objetos que se atraen y en la de color azul colocarán los objetos que no son atraídos.

variación 1: Puede ser que algún niño o niña se cuestione el hecho de que algunos imanes se rechazan por uno de sus lados, ante esto se puede explicar la fuerza de repulsión.

6


Manos a la obra:

10 minutos

Retire las bandejas y coloque sobre cada mesa de trabajo una bandeja grande con aserrín y los objetos metálicos escondidos superficialmente. También, entregue a cada niño y niña una pitilla con un imán en un extremo más un palito de helado. Una vez entregados estos materiales pregúnteles: ¿Cómo se puede recuperar el objeto que está escondido en el aserrín sin meter las manos? Es necesario precisar que no hace falta tocarlo, indicándoles que pueden utilizar el material que se les ha entregado para recuperar los objetos. Si no hay respuestas se puede recordar la escena precedente, en este caso se espera que niños y niñas construyan una caña de pescar para recuperar los metales escondidos bajo el aserrín, aunque también es válido que sólo usen la cuerda con el imán. Pida a niños y niñas que verbalicen lo que hicieron y que lo asocien a las propiedades descubiertas.

Compartamos los hallazgos:

10 minutos

Para aplicar lo aprendido entregue las hojas de block a cada grupo con el sendero dibujado, un imán a cada niño/a y pregúnteles: ¿Cómo se puede hacer avanzar el barco por el río sin tocarlo con las manos? Se espera que niños y niñas hagan avanzar el barco colocando el imán por debajo de la hoja de block, es decir, que apliquen la fuerza de atracción. Si no hay respuestas, es necesario recordar lo aprendido en la escena anterior. A continuación pregúnteles: ¿Qué se hizo hoy?, ¿conocían este objeto llamado imán?, ¿les gustó?, ¿qué descubrieron de él?, ¿qué cosas pudieron hacer con los imanes?

¿Con qué nos quedamos?:

variación 2: Si aún se encuentran motivados y concentrados, se puede explicar que el Sol y los planetas también poseen una especie de imán en su interior, que les ayuda a permanecer unidos y flotando.

5 minutos

Coménteles que todo lo que pudieron descubrir hoy fue posible gracias a su curiosidad, ya que ella les permitió explorar su entorno e identificar las características particulares de los elementos utilizados. Invítelos a explorar y estar siempre atentos a lo que ocurre a su alrededor.

7



01i magnetizados