Page 1

TECNOLOGÍA

Sistema LED para restauración

Fotos: cortesía Max Ojeda

La majestuosidad de la sala principal del Teatro Colón perdura en el tiempo gracias a la tecnología LED. La iluminación de la lámpara central y las 58 situadas al nivel del palco se encienden con un diseño interesante.

28

Iluminación+Redes 7


TECNOLOGÍA

En esta primera fase, además de la estructura totalmente reforzada y adecuada según la Norma Sismo Resistente NSR-10, también se presentó un teatro que a pesar de haber sido pensado y construido en el siglo XIX, hoy cuenta con todas las garantías de seguridad y confort de un escenario contemporáneo. La zona de platea y palcos es quizá la más representativa del recinto, y es precisamente en la iluminación de este espacio en donde se llevaron a cabo los cambios más significativos. Aunque los trabajos aún no han culminado –por planeación, la entrega se hará con la segunda etapa programada para finales de 2012–, la solución resulta novedosa y sobre todo eficaz para el teatro.

Antecedentes Desde su primera función, la sala principal ha contado con dos elementos de iluminación característicos: la lámpara central situada en el rosetón de madera del plafón y las 66 lámparas distribuidas en los tres niveles de palcos. En el plan de restauración presentado por el arquitecto Max Ojeda, con la asesoría de la diseñadora de iluminación María Teresa Sierra, estos elementos pasan de ser funcionales a decorativos, lo que implica que su capacidad de iluminancia no necesita cumplir con los 500 lux exigidos para leer. Esta es la razón por la que en el cronograma de la segun-

da etapa se instalarán redes de iluminación LED complementarias en los palcos –al nivel del techo– para que resalten la pintura del plafón y también permitan a los espectadores leer el programa. La lámpara central que verán los asistentes al teatro es la diseñada por Luigi Ramelli en 1888, y no la araña de cristal de murano donada por un gobierno europeo en 1948 con motivo de la IX Conferencia Panamericana. La razón principal obedece a que la lámpara Ramelli forma parte del diseño original de Cantini y su equipo, pero también a que las características de la araña de cristal no eran acordes con el espacio de la sala principal. Los 400 kilos de peso de este elemento estaban causando daños en la estructura de madera de la cubierta y el rosetón. Además, el gran volumen interfería con la visual de los asistentes del tercer nivel (‘gallinero’) y el sistema de iluminación incandescente, con más de 150 bombillas de 60W y 100W, deterioró la pintura del plafón.

Fotos: cortesía Jorge Ogliastri

L

a actualización tecnológica del Teatro Cristóbal Colón de Bogotá forma parte del proyecto de restauración que el Ministerio de Cultura, junto con la Dirección de Patrimonio, inició en 2008, con el fin de acondicionar el lugar de acuerdo con los estándares escenográficos internacionales, reforzar la estructura y renovar el sistema de redes hidráulicas, de incendios, evacuación y eléctricas, entre otras. El proyecto segmentado en tres etapas entregó la primera de ellas en marzo de 2011, mediante la presentación oficial del trabajo realizado del telón de boca hacia la fachada.

La solución: tecnología LED Por las debilidades del sistema de iluminación existente, como el alto consumo de energía y el impacto que produce el calor en los elementos patrimoniales, el equipo restaurador determinó que el nuevo sistema debía tener varias características: baja emisión de radiación UV y calor, durabili-

Se eliminaron ocho lámparas distribuidas en el nivel dos y ‘gallinero’ para dar espacio a las estructuras metálicas destinadas a la ubicación de parte de la iluminación escénica. dad, bajo consumo de energía, mínimo mantenimiento, posibilidad de control, y personalización. El sistema LED cumplió los requerimientos no solo por su relación costo-beneficio (ofrece una vida útil de 30.000 horas de uso), sino porque implica una intervención menor en las lámparas para su implementación.

El proceso de actualización eléctrica de la sala principal comenzó con la lámpara central. Aquí se eligió cadena compuesta por seis tableros de cuatro LED –rojo, azul y dos verdes–, con ángulo de radiación de 135°, longitud de onda dominante (nom) de 625 nm / 525 nm / 467 nm, flujo luminoso (lm) de 285 lm / 505 lm

Iluminación+Redes 7

29


TECNOLOGÍA

/ 55 lm y un consumo total de 24W. Las cadenas pertenecientes a la línea de iluminación decorativa RGB de OSRAM no genera temperaturas excesivas ni intensidad luminosa en candela. Para implementar las cadenas fue necesario usar la unidad de control LED OT Easy 60 II, fuente que tiene la capacidad de controlar hasta cuatro grupos de luminarias LED que no superen 60W; su voltaje de operación es de 220-240 VAC / 50 60 Hz y el voltaje que emite es de 24 VDC. Como solución temporal para el control de las cadenas –hasta que el cuarto técnico sea construido– se requirió un sistema

de infrarrojo (IR) y su respectivo control remoto, que cuenta con un alcance entre 10 m y 15 m como máximo, y puede almacenar cuatro escenas de iluminación.

La lámpara Ramelli estuvo a punto de ser reciclada en la restauración de los años 80, pero gracias a la intervención de un desconocido, hoy la lámpara se encuentra en la platea del Teatro Colón.

Respecto a las lámparas de los palcos, el LED utilizado pertenece a la línea Edixeon® K de Edison Opto. Esta bombilla de color blanco cálido consume 1W -350 mA. Para su correcta instalación necesitó una fuente Coloray Driver-50, con voltaje de operación de 90 -264 VAC / 50 - 60 Hz, y un poder de consumo de 50W que tiene la capacidad de alimentar tres circuitos en serie que no superen 16W cada uno.

Instalación de la lámpara Ramelli Paralelo a la restauración e instalación de los LED, se implementó un sistema de poleas en la cubierta del teatro para facilitar la elevación de la lámpara y llevar a cabo el mantenimiento. El sistema cuenta con dos controles manuales que se ubican en la cubierta a 3 m del motor de la polea, y en el primer piso al lado del tablero de control. Para garantizar el buen funcionamiento tanto de las instalaciones de iluminación como del motor, fue necesario que la obra cumpliera con tres requerimientos importantes: • Una toma trifásica de 440 VAC para el motor de la polea, y una monofásica de 220 VAC para el sistema LED.

PE N

L

Toma corriente

OT Maestra L N

Switch Externo

OT EASY 60

Easy señal

24 V (+) CH1 (R-) CH2 (G-) CH3 (B-) CH4 (W-) GND (-)

+ R G B

24 V (+) CH1 (R-) CH2 (G-) CH3 (B-) CH4 (W-) GND (-)

+ R G B

+ R G B

Módulo 1 Colormix LED

IR

Y-Conector

OT Esclava L

N

OT EASY 60

Easy signal

30

Iluminación+Redes 7

Módulo 3 Colormix LED

+ R G B

Módulo 2 Colormix LED


TECNOLOGÍA

• Canaleta o ductería hasta el primer piso. • Caja de tacos trifásica 220/440 a 1.000W y monofásica 20 A. En razón de que la lámpara tiene un armazón de hierro en forma de media esfera, se diseñó un recubrimiento circular en MDF situado en la parte superior, que se ancla a la estructura metálica por medio de tornillos, elemento que aloja el sistema LED de cadenas. Así mismo, se utilizaron tres cadenas de seis nodos, es decir, 24 tableros distribuidos alrededor de la circunferencia de MDF, para completar 72 LED solamente en la lámpara. Como cada cadena necesita 24W para funcionar, fueron necesarias dos fuentes OT Easy 60 II. La primera controla dos cadenas y la señal del IR; la otra, OT esclava, solo alimenta una cadena y recibe órdenes de la primera OT. En cuanto a las conexiones, cada fuente está conectada al tomacorriente de 220 V ubicado a un lado de la lámpara. En la OT de mando se conectan los cuatro canales –rojo, azul y dos verdes– de una cadena de LED; a ésta se conecta la segunda y, de la misma manera, se conecta la tercera cadena a la fuente esclava. La conexión al IR se realiza mediante un conector 4p4c que sale de cada fuente. Luego, por medio de un conector Y, se genera la línea única que se conecta al infrarrojo.

Instalación de las lámparas de palco El teatro cuenta con tres pisos: dos de palcos y el ‘gallinero’. En cada uno, al nivel de antepecho, se ubican las lámparas con estructura de bronce y pantalla de vidrio en forma de tulipa. Existen tres tipologías de estas lámparas: las de un brazo se sitúan en el tercer nivel; las de dos brazos, en el primero y segundo; y las de tres brazos se disponen rodeando el palco presidencial.

Esta es la distribución de las tipologías de lámpara en los niveles de la sala principal: en principio, la iluminación de los palcos se pensó como un único sistema, para lo que se requería una fuente capaz de controlar (encender, apagar y dimerizar) la totalidad de las bombillas. No obstante, luego de una nueva revisión, se decidió independizar por niveles la iluminación; en ese sentido, cada piso requirió una fuente.

La forma de las pantallas cambió obedeciendo a la tipología de la lámpara central. Antes de la restauración tenían apariencia de bomba.

La instalación se logró a partir de dos trabajos fundamentales: la preparación de las lámparas, y el alambrado y generación de los circuitos por nivel. La primera labor se llevó a cabo en el teatro luego de la restauración de cada estructura de bronce. Primero se inició con la elaboración de una platina circular de aluminio que se usó en reemplazo de la roseta del sistema de iluminación incandescente anterior; esto para asegurar el LED e impedir su movimiento. Luego, en la platina se ubicó el disipador de calor y el LED con su respectivo cableado (dos cables +/–), para finalmente cablear todas las estructuras metálicas. Paralelamente, las pantallas de vidrio se acondicionaron con un difusor acrílico de 4,2 x 3 x 0,2. Este elemento funciona para evitar que los espectadores se deslumbren y para impedir que el sistema de LED quede a la vista. Uno de los desafíos en la instalación de las tulipas fue el alambrado. El esquema eléctrico del teatro sólo entregaba dos

Iluminación+Redes 7

31


TErCEr NiVEL Se creó un circuito de 14W y otro de 4W.

SEGUNDO NiVEL Se dispusieron dos circuitos de 12W y uno de 14W, para un total de 38W.

PrimEr NiVEL Se establecieron dos circuitos de 16W y uno de 14 W, para un total de 46W.

circuitos por piso, pese al requerimiento de tres por fuente, pues la Coloray Driver-50 únicamente permite circuitos de 16W, en este caso 16 LED. Para lograr que la sala principal se iluminara, fue necesario adecuar el alambrado en

32

Iluminación+Redes 7

cada nivel. Todos los circuitos se dirigen al palco 8 de cada nivel, lugar provisional en donde está situada la caja de inspección que aloja la fuente. Aquí se dispusieron tomacorrientes de 110 VAC. La conexión de los circuitos a la fuente se realiza por medio de un cable UTP RJ-45.

Agradecimientos Max Ojeda Director de obra y diseños de restauración del Teatro Colón. María Teresa Sierra Diseñadora de iluminación. Jorge Ogliastri Director de proyectos Especiales Fiberline. Julio César Escobar Ingeniero de proyectos Especiales Fiberline.


Sistema LED para restauración  

Sistema LED para restauración, teatro Colón

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you