Page 1

1980: El año del Postigo | El tiempo entre costuras | Miércoles Santo, tres visiones

Lanzada

Cristo de San Martín

El Señor de la Sagrada Lanzada regresa al culto tras la restauración practicada por Juan Manuel Miñarro

Núm. 68 1


2


Redacción Plaza de San Martín, s/n 41003 Sevilla Tlf: 954 38 20 05 Web: www.lanzada.org Email: hermandadlanzada.sevilla@gmail.com Facebook: www.facebook.com/LanzadaSevilla Twitter: @LanzadaSevila Coordinación: Miguel Ángel Botija López. Colaboraciones: Junta de Gobierno, Manuel Jesús Galindo, Juan José Ortega Granadino, Antonio Carazo, José María Pinilla, Marta Guisado Simón, Eduardo Florido del Corral, Ramón León Losquiño, Manuel Gómez y María José Rodríguez. Montaje Portada e Interiores: Nono Rivilla. Fotografía Pág. 2 y Contraportada: Fernando Bedoya Fotografías interiores: Fernando Bedoya, José Campaña, Antonio García Moreno, Juan Alberto García Acevedo, Miguel A. Botija, Fran Barbero, Jesús Castro, Francisco Javier Bautista, David Jiménez, Daniel Valencia y Antonio López Rodríguez. Agradecimientos: Francisco Gordillo, Julio Molero, Ignacio Respaldiza, José María Morales, Fernando Bedoya, Juan Pedro Fernández, Jesús Triano, Maite Madroñal, Francisco Alcaide, Rosana Salmerón, José Manuel Ambrosiani, Antonio Carazo, Fernando Carrasco, Curro Pérez. Diseño e Impresión: Gráficas San Antonio Calle Almansa 7, 41001 Sevilla Tlf. 954 22 27 47 Dep. Legal: SE-821-1986 Las opiniones vertidas en este boletín son exclusivamente responsabilidad de sus autores, no siendo compartidas necesariamente por la Junta de Gobierno. Queda prohibida la reproducción de las imágenes contenidas en este boletín sin la autorización expresa de sus autores.

LANZADA

Boletín de la Imperial Hermandad Sacramental de la Sagrada Lanzada Enero 2018 / Número 68

Sumario • CARTA DEL HERMANO MAYOR............................................. 4 • CONVOCATORIA TRIDUO VIRGEN DEL BUEN FIN... 7 • ENCARNACIÓN Y PASIÓN Carta del Director Espiritual................................................................ 8 • UN AÑO PARA VIVIR EN HERMANDAD Resumen de actividades del año 2017.............................................. 10 • SALUD PARA EL CRISTO DE LA LANZADA..................... 16 • LA LANZADA EN LA SÁBANA SANTA................................ 22 • CALOR Y PASIÓN DE MIÉRCOLES SANTO Crónica Gráfica del Miércoles Santo 2017....................................... 24 • 1980: EL AÑO DEL POSTIGO..................................................... 30 • PRIMERAS PROCESIONES DE LA DIVINA ENFERMERA TRAS LA REORGANIZACIÓN ................................................. 38 • OCTUBRE DE ESPERANZA Crónica gráfica de la salida procesional de Ntra. Sra. de la Esperanza Divina Enfermera.......................................................... 44 • UNA MEDALLA DE ORO ETERNA EN EL PECHERÍN DE LA VIRGEN In Memoriam, José María Salmerón................................................. 46 • TERESA, 70 AÑOS DE AMOR A SAN MARTÍN In Memoriam, Teresa García Chito.................................................... 48 • CONVOCATORIA QUINARIO................................................. 49 • EL TIEMPO ENTRE COSTURAS................................................ 50 Dalmáticas para la Esperanza • LA SAGRADA LANZADA EN TRES GENERACIONES. 54 • CONVOCATORIA VIA CRUCIS................................................ 57 • SAN JOSÉ DE LA MONTAÑA..................................................... 58 • MAYORDOMÍA, UN AÑO CARGADO DE PROYECTOS.

59

• SECRETARÍA........................................................................................ 62 • LANZADA DESDE EL ATRIL....................................................... 64 3


Antonio Ramírez Iberburen Hermano Mayor

“Nuestras emociones se desatarán cuando el deseo de todo un año se haga realidad”

4


En esta segunda oportunidad que me brinda este medio para dirigirme a mis hermanos, me gustaría comenzar mi escrito agradeciendo a los miembros de la Junta de Gobierno su entrega, tenacidad y trabajo en los diferentes proyectos que se están realizando, así como a los hermanos que están participando en los mismos. Todos contribuyen a que dichos proyectos se vayan materializando, buscando siempre el mayor esplendor para nuestra hermandad. Fernando Bedoya

Como bien sabéis, uno de los principales proyectos de esta Junta era la restauración de Nuestro Titular, el Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada, que se ha llevado a cabo por parte del profesor Juan Manuel Miñarro. La misma finalizó con la vuelta al culto de la imagen el pasado 11 de octubre, teniendo una gran aceptación entre los hermanos y el mundo cofrade en general. Coincidiendo con la vuelta del Señor a nuestro templo, pudimos contemplar la nueva cruz de salida que ha realizado Enrique Lobo. Son muchos los hermanos a los que quiero agradecer el trabajo realizado durante la época estival, que se basaron principalmente en el adecentamiento de las Capillas Bautismal, Capilla de María Santísima del Buen Fin, salón de vitrinas, salón multiusos, puertas de acceso, patio y otras dependencias. Del mismo modo, quiero transmitir mi más sincera gratitud a los hermanos y hermanas que han confeccionado el nuevo juego de dalmáticas de color verde para Nuestra

“Os invito a que os acerquéis, especialmente en estas fechas, a los que no sois asiduos por San Martín”

Señora de la Esperanza Divina Enfermera, y que pudieron estrenarse durante la última procesión del pasado 7 de octubre. Estos hermanos han trabajado durante muchas tardes en nuestra hermandad para la realización de las mismas, logrando con ello lo más importante: la convivencia y el amor entre todos. Quiero dar la enhorabuena un año más a los hermanos que han montado el magnifico belén, intentando siempre mejorar lo realizado el año anterior. De igual forma, a los que colaboran en la confección del boletín y a diputados y cuerpo de acólitos, por su participación en los distintos cultos y eventos que se organizan en nuestra hermandad. También, y muy especialmente, agradecer a las entidades y hermanos que participan y colaboran con la Diputación de Caridad, ya que gracias a su esfuerzo hemos podido contribuir un año más con la entrega de alimentos, juguetes, ropa, y otro tipo de ayudas, a los conventos de Santa Isabel, Santa Ángela de la Cruz, San José de la Montaña, antiguo Hospital de la Caridad, comedor social del Pumarejo y en particular a hermanos y fieles de nuestra parroquia. Igualmente, hemos colaborado en todo lo que el Consejo de Cofradías ha requerido en relación al Proyecto Fraternitas, sin olvidar también nuestra participación como patronos en el Economato del Casco Antiguo. Como ya he expresado en numerosas ocasiones, uno de los retos de esta Junta de Gobierno es el cuidado, la integración y la participación de todos sus hermanos en la vida diaria de la hermandad. Por ello, os invito a que os acerquéis, especialmente en estas fechas, a los que sois menos asiduos por San Martín. Así podréis conocer más de cerca la hermandad, sintiéndoos como en vuestra propia casa al amparo de Nuestros Sagrados Titulares. De esta forma, podréis contribuir, con vuestra ayuda, a que seamos cada día una hermandad más cercana y fortalecer así, la convi5


Antonio García Moreno

“La hermandad nos aporta el suficiente atractivo para seguir manteniendo viva todo el año la convivencia necesaria entre sus hermanos”

vencia entre todos. Debemos fomentar y proyectar a nuestra hermandad a los tiempos actuales, salvaguardando nuestra idiosincrasia y apoyados en los pilares fundamental de la formación, el culto y la caridad. Sigo convencido de que hay que seguir impulsando la formación de nuestros jóvenes. Para ello, tendremos que buscar nuevos caminos más atractivos que acerquen a este grupo de hermanos a su hermandad, pues de ellos depende el futuro de nuestra corporación. Por tal motivo, os animo a que sugiráis iniciativas que puedan ponerse en practica para conseguir ese objetivo que buscamos. De la misma forma, no podemos olvidar el papel fundamental de nuestros mayores, a los que debemos de atender y dedicar todo el tiempo posible, agradeciendo la labor desarrollada durante tantos años. 6

Muy pronto llegará la Cuaresma, periodo del año muy importante e intenso para el cofrade. Es el momento en el que tenemos que prepararnos espiritualmente para vivir la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. En nuestra hermandad, comenzaremos los cultos con la celebración del Triduo a María Santísima del Buen Fin, a los que seguirá el Quinario a Nuestros Sagrados Titulares. En ese punto, recibiremos a nuevos hermanos y organizaremos la comida de hermandad, un momento ideal para compartir un rato de convivencia en las magníficas instalaciones con la que contamos. La celebración de la Meditación al Cristo de la Sagrada Lanzada y la Virgen del Buen Fin, el Vía Crucis y el besapié y besamanos, nos acercará irremediablemente al día de nuestra estación de penitencia. Nuestras emociones se desatarán de nuevo cuando el deseo de todo un año se haga realidad. Las caras de alegría, los abrazos y las lágrimas, el olor a incienso y cera, la levantá, la primera marcha y tanta gente del barrio en la calle. Todo se dispondrá para que la pasión de los hermanos de la Lanzada se desborde. Desaparecen los conflictos, todo se vuelve agrado y complacencia y de vuelta a San Martín, cada uno quedará orgulloso de su vivencia particular. Iremos para realizar la estación de penitencia. Viviremos otro miércoles más, igual y distinto, señalado en el calendario, vinculados a nuestro barrio y con nuestras familias, con nuestras costumbres y tradiciones. Nos reconoceremos como hermanos y quedará en nuestra memoria todo lo vivido, vivencias que reviviremos cuando ya se vuelva historia. Y no podremos dejar atrás a todos y cada uno de los que ya no están con nosotros, pero que perviven en nuestra memoria para siempre. Y cuando se cierren las puertas de San Martín, volverá a quedar un año por delante, manteniendo viva la eterna evocación de la Lanzada. Algunos, seguirán pendientes de los

cultos y actividades, así como de las necesidades que surjan. La hermandad nos aporta el suficiente atractivo para venir a ella y seguir manteniendo viva la convivencia necesaria entre sus hermanos. A otros, que no lo tienen tan fácil, las nuevas tecnologías los acercarán manifestando a través de ellas sus vínculos, sentimientos y el cariño hacia Nuestros Titulares. Y así, con una presencia real o virtual, seguirá vigente nuestro compromiso íntimo y verdadero con la vida de hermandad. Debemos ser conscientes de que tenemos que ser activos todo el año. Los fines de la hermandad no se reducen a un culto, acto o evento, si no que tenemos que aspirar a emprender acciones que promuevan un autentico sentimiento de hermandad, involucrando nuestros proyectos de vida personal con la misión corporativa de la Hermandad de la Lanzada. Es fundamental mantener un espíritu de servicio permanente a los demás, transformándolo y uniéndolo de forma indisoluble al devenir de la hermandad para conformar nuestro ser y tomar sentido de nuestro existir. Así nos llama el Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada. A unos con l alegría de la presencia de la cofradía en la calle y a otros, con la simpatía de evocar el nombre de la hermandad de forma emotiva. Los más activos participan de los trabajos con la convicción de prestar su ayuda en beneficio del buen hacer de la corporación. Y los más apasionados, sienten como propia la experiencia que significa convertir a la Lanzada en el centro de sus vidas. Son diferentes maneras de vivir y sentir la HERMANDAD. Y por último y como conclusión de estas líneas, os transmito mis mejores deseos de Paz y Bien, no sólo para el tiempo de Cuaresma que se avecina, si no para toda la vida. Os espero en San Martín Un fuerte abrazo en Cristo.


7

Daniel Valencia


Rvdo. P. D. Manuel Jesús Galindo Pérez Director Espiritual

ENCARNACIÓN Y PASIÓN

Hermanos de La Lanzada y todos aquellos que miráis con cariño hacia el costado abierto de Cristo que pende de la Cruz. Al escribir estos párrafos para el boletín antes de ser enviado el material a la imprenta acabamos de concluir el tiempo litúrgico de la Navidad. Y así me asalta reiteradamente a la mente y el corazón algo que considero materia importante sobre la que reflexionar. Se percibe una contradicción que es a la vez un riesgo. Por un lado, quizá embriagados de exceso tanto de sentimentalismo como de empalagosa dulzura, volvemos a escuchar el mismo estribillo de cada año: que “Todos los días deberían ser Navidad”, y por otro lado recogemos la Navidad como una alfombra bonita que cuando tocaba la sacamos y hemos contemplado una temporada mientras se aireaba pero que ya toca guardar hasta nueva orden en un sitio discreto que no estorbe. Con todo esto no me refiero al turrón, las luces y demás elementos decorativos, sino que me refiero al espíritu, al corazón cristiano. Corremos el riesgo de no crecer por dentro al actuar como ordenadores a los cuales llegado el domingo del Bautismo del Señor cambian el sistema operativo para ponerse “a otra cosa”.

Daniel Valencia

8

Ciertamente estamos llamados a “mirar el árbol de la Cruz, donde estuvo clavada la salvación del mundo”, pero no podemos perder de


vista que el Hijo de Dios no hubiera podido estar en la cruz de no haber asumido nuestra condición humana. Si alguno de nosotros no consideramos todos los instantes de la vida de Cristo como acto de amor a los hombres, asignaremos este valor sólo a una parte de su vida, siendo tremendamente desagradecidos ante su gran condescendencia al tomar por nosotros, como Verbo eterno, nuestra condición humana para vivir, aprender, crecer, sufrir, trabajar y morir unido a cada ser humano sin la más mínima falta de caridad, sino haciendo de todo ello una ofrenda redentora al Padre. No hemos de olvidar que gozamos de realidades que el Todopoderoso solo pudo darnos porque se encarnó. “Tomad y comed, esto es mi cuerpo” “Tomad y bebed, esta es mi sangre”. Repasando toda la vida de Cristo descubrimos que estas palabras no son ocurrencia del Salvador en la última cena, sino más bien una revelación de algo ya presente en

su persona. Desde la cuna de Belén (el nombre de ese pueblo israelita significa “casa del pan”) desde las entrañas purísimas de su madre, nuestra Señora la Virgen María, está diciendo “Esto es mi cuerpo, esta es mi sangre”. Así, entendemos mejor que la Eucaristía es sacramento de su amor; un amor por nosotros eterno como es Él mismo por ser Hijo de Dios y que le mueve desde toda la eternidad por nuestro bien a ofrecerse al Padre y a entregarse a nosotros. Así mismo, el niño que nació en Belén, no otra persona, es quien nos dejó las bienaventuranzas, el mandato del amor, el ejemplo de perdón y de humildad, el más acabado retrato de Dios Padre, el regalo de su Madre, la promesa cumplida del envío del Espíritu Santo y su cuerpo no solo en la Eucaristía, sino también en su cuerpo místico que es la Iglesia. Todo eso que de modo singular contemplamos en el tiempo litúrgico de la Navidad, pero que estamos

llamados a valorar y vivir todos los días de nuestra vida. Todo lo dicho y muchas cosas más que faltan nos hablan del valor redentor de la encarnación. Para acabar, dos cosas: primero recordar algo que se atribuye a S. Agustín: cada vez que se pronuncian las palabras de la consagración, por tanto cada Eucaristía, es Navidad, pues el mismo Hijo de Dios en cuerpo, Alma y divinidad se hace presente ante nosotros como en la cueva de Belén, si bien de un modo nuevo. Por otro lado invitaros a que, como nos dice S. Ignacio de Loyola en el libro de los ejercicios espirituales pidáis con insistencia “conocimiento interno del Señor que por mí se ha hecho hombre, para que más le ame y le siga.” Celebremos cada día que Dios se ha hecho hombre por nosotros.

9


1

2

3 Fran Barbero

Un aĂąo para vivir en hermandad Resumen de actividades del aĂąo 2017 7 Arte Sacro

10 10

11

12


4

5

6

1. Representación teatral compañía “Pura Esencia Teatro” a beneficio de las obras asistenciales de la Hdad. 2. Presentación del boceto del nuevo manto de camarín para María Stma. del Buen Fin 3. María Stma. del Buen Fin vestida de hebrea para la Cuaresma 4. Recibimiento al Cristo de la Oración en el Huerto, tras presidir el Vía crucis del Consejo de HHCC.

8 Juan A. García Acevedo

9 Jesús Castro

5. Concierto de marchas procesionales a cargo de la Banda Stmo. Cristo de las Tres Caídas 6. Comida de Hermandad tras la Función del Quinario 7. Acto de entrega de los medios cirios 8. Meditación a cargo de Antonio Gila Bohórquez 9. Subida del Stmo. Cristo a su paso 10. Presentación del cirio por los donantes de órganos 11. Recibimiento a la Hdad. de la Mortaja 12. Misa de la Pascua de Resurrección

13

14

13. Convivencia para las Hermandades del Miércoles Santo 14. Cruz de Mayo en la patio 11


Traslado de la Virgen del Buen Fin a su altar de Triduo Francisco Javier Bautista

Triduo 12 de María Santísima del Buen Fin

Juan A. García Acevedo Antonio García Moreno

Quinario a Nuestros SagradosTitulares


14

17

15

18

16

14 Asistencia a la procesión extraordinaria del Cristo de los Desamparados del Santo Ángel 15. Misa de despedida antes de la restauración del Stmo. Cristo de la Lanzada 16. Convivencia de fin de curso 17.Visita pastoral del Obispo Auxiliar de Sevilla, Don Santiago Gómez Sierra 18. Recibimiento del Simpecado de la Hermandad de Araceli 19. Debate “Los cambios en la carrera oficial y posibles cambios en el Miércoles Santo con presencia de ex Diputados Mayores de Gobierno

19

20

20. La Virgen del Buen Fin de luto durante el mes de noviembre 13


22

22. Altar del Triduo del Santísimo Sacramento

23

24

25

26

27

28

23. Besamano a la Virgen de Guía. 24. Altar para la Función de la Inmaculada Concepción 25. Altar de Triduo en honor a Nuestra Señora de la Esperanza 26. El niño de la Esperanza Divina Enfermera luce el batón el día de Navidad 27. Magnífico Belén instalado por un grupo de hermanos en la iglesia de San Martín 28. Los Reyes Magos de Oriente visitan San Martín 14


Via Crucis en el interior de San MartĂ­n.

Besamano de Ntra. Sra. de la Esperanza Divina Enfermera

Fran Barbero

Besamano y besapies de Nuestros Sagrados Titulares

15


Antonio Carazo

Salud para el Cristo de la Lanzada Nuestro Titular regresa al culto tras la restauración practicada por el escultor Juan Manuel Miñarro

El Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada fue repuesto al culto el pasado 11 de octubre de 2017 tras someterse a un proceso de restauración realizada durante cuatro meses en los talleres del profesor Juan Manuel Miñarro. El propio profesor Miñarro había venido realizando labores de estudio y mantenimiento del estado de conservación de la talla del Santísimo Cristo durante los últimos años y había venido observando el progresivo deterioro de la misma, en especial en lo referente a la policromía, los ensambles y los sistemas de sujeción, aspectos en los que se ha centrado principalmente el proceso de restauración y los trabajos de conservación. No obstante, tal y como explica el propio Juan Manuel Miñarro, ha sido necesario realizar una serie de estudios técnicos previos dentro del proceso de restauración con el fin de obtener un mejor conocimiento sobre los materiales en los que se realizó la obra original, su técnica de ejecución y poder establecer así lo que fue el diagnóstico definitivo de su estado de conservación. Inicialmente se realizaron unas pruebas de limpieza y exámenes de la policromía con distintos tipos de luz, determinándose en este caso la necesidad de intervenir sobre la policromía completa. De igual forma, se ha llevado a cabo un estudio analítico con extracción de muestras por el que se ha conocido la naturaleza de los diferentes materiales que configuran la obra, tanto originales como añadidos. 16


17


Estudio radiológico Una de las pruebas más reveladoras que se han llevado a cabo en este proceso es el estudio radiológico completo de la talla del Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada, inexistente hasta la fecha. Las radiografías han servido para sacar a la luz algunos detalles de su ejecución original por Antonio Illanes y, sobre todo, de la restauración realizada por Rivero Carrera en 1981, detalles que sólo se conocían en muchos casos por testimonios personales. En este sentido, llama la atención en las radiografías la estructura metálica interna que posee la imagen, instalada por Rivero Carrera, que recorre los brazos y parte de las piernas. También se observa el sistema ensamblado de los brazos y algunas piezas del sudario, que fueron tallados como piezas independientes, así como el sistema interior de espigas y clavos que consolidan la unión de las distintas piezas que componen la imagen. Por último, y como curiosidad, las radiografías muestran una cápsula del tiempo instalada en 1981 durante la última restauración en el hueco interior del torso de la imagen. Principales problemas Los principales problemas que presentaba la talla del Cristo de la Sagrada Lanzada derivaban de su última restauración, la ya mencionada de Rivero Carrera, en la que fue intervenida para solucionar problemas estructurales, para lo que se realizó una nueva cruz arbórea y sus correspondientes sistemas de sujeción, pero en la que, además, la imagen fue completamente repolicromada de nuevo, con procedimiento al oleo y pátina final también de tipo oleoso. El tipo de policromía y sobre todo la pátina final utilizada es, según el estudio realizado por Miñarro, la causa principal del oscurecimiento que presentaba la talla hasta su intervención. En general, el estado de la obra era inestable, con pequeñas alteraciones de materiales en las capas de color que con el paso del tiempo podían provocar daños más graves. Se trataba principalmente de fisuras o grietas con deformaciones superficiales, acompañadas de ligeros desprendimientos de policromías, sobre todo en la zona de las piernas, así como movimientos de los ensambles originales de la talla. Durante los últimos años se han venido registrando, y repasando, perdidas de policromía puntuales en muchas zonas de la imagen, que se mostraban en forma de pequeños o medianos puntos blancos. Además de las causas externas que pueden agravar este tipo de patologías sintomáticas, tales como cambios bruscos de temperatura y humedad o exceso de humedad y después perdida brusca de la misma, el análisis realizado a la talla sitúa el verdadero origen en un problema técnico de la nueva policromía, que al cristalizar en los últimos 20 años esté provocando dichos síntomas. De no haberse adoptado medidas de conservación, tales como realizar una adecuada fijación de la estratigrafía, se corría el riesgo de que con el paso de los años el deterioro fuera en aumento pudiendo entrar en un proceso progresivo donde los desprendimientos podrían dejar de ser puntuales para pasar a ser extensivos. 18


Nono Rivilla

Otro aspecto perturbador de la encarnadura, y máxime en los últimos años, era la película de oscuridad provocada y debida a depósitos externos en la mayoría de los casos, causados por ejemplo por la contaminación que afecta a todo el centro de la ciudad, pero vinculados, como se ha determinado en los análisis, con la pátina oleosa aplicada por Rivero Carrera.

En la página anterior y siguiente diversos detalles del estado previo a la restauración del Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada, tomadas en el taller de Juan Manuel Miñarro. En la fotografía superior Nuestro Sagrado Titular luce esplendoroso tras la intervención.

El otro gran problema que presentaba es el sistema de fijación de la imagen a la Cruz, con tres clavos y a la vez posee un tirafondo sujeto a una pletina metálica situada en la zona trasera del sudario. Dichos clavos no presentaban la holgura necesaria y, como se ha confirmado durante la restauración, poseían un sistema de enroscado embutido en la cruz que genera tensiones innecesarias a la imagen. Tanto el sistema metálico incluido en el interior de la cruz como la escasa holgura de los clavos de los pies estaban generando vibraciones excesivas, potenciadas también a juicio del profesor Miñarro, por la excesiva altura a la que procesiona la imagen. Dichas vibraciones de la cruz se transmitían a los ensambles de la imagen, generando las fisuras que presentaba, principalmente en la zona de las piernas. 19


Los principales problemas que presentaba la talla del Cristo de la Sagrada Lanzada derivaban de su última restauración. La intervención Con todo esto durante cuatro meses la talla del Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada ha sido sometida a una actuación restauradora y conservadora, tanto en lo referente a la película pictórica como al soporte, incluyendo además la sustitución de la cruz. Así, respecto a la película pictórica,se ha realizado una fijación de todos los estratos, levantamientos, abolsados y ampollas y la eliminación de las reintegraciones que se había realizado en los últimos años. El profesor Miñarro ha llevado a cabo también una limpieza total de la película superficial, eliminando la suciedad y la pátina oleosa de la última restauración, intervención ejecutada principalmente con hisopos de algodón. De igual forma se ha realizado una reintegración cromática de la talla y se le ha aplicado una capa general de protección y nueva pátina. Con esta completa actuación sobre la policromía de la imagen se ha conseguido mantener su tonalidad característica, pero con un color general menos oscurecido. Además, ha servido, tal y como explica Juan Manuel Miñarro, para comprobar que, a pesar de que la talla fue completamente repolicromada en la restauración del año 81, aún conservaba restos de la encarnadura original realizada por Antonio Illanes y su maestro en 1928, localizados en pies y algunas zonas de las piernas. En lo referente a la intervención en el soporte y estructura en general, se han sellados todas las fisuras con materiales afines al original y se han revisado los sistemas de sujeción a la cruz, realizando uno nuevo con dos elementos de acero inoxidable, con el objetivo de que los puntos de sujeción queden solo en la zona posterior del paño de pureza, eliminando cualquier otro punto de tensión, como los que tenía en los clavos con rosca embutida, que han sido sustituidos. Por recomendación de Juan Manuel Miñarro, la sustitución del sistema de sujeción se ha completado con el cambio de cruz por una nueva que ha realizado Enrique Lobo Lozano, con madera del cedro de Canadá. La nueva cruz es de menor peso que la anterior y es más ancha por la base para así restar tensión a la imagen del Cristo durante la salida procesional. En definitiva, una completa intervención con la que se ha dado solución a los problemas que presentaba la talla, mejorando su estado e implementando medidas para su correcta conservación ajustadas a las funciones de culto que la Sagrada Imagen seguirá desempeñando. 20


21


Antonio Carazo

La Lanzada en la Sábana Santa Un estudio identifica la Lanzada en la Sábana Santa y el Sudario de Oviedo “Pero cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas; Pero uno de los soldados le traspasó el costado con una lanza, y enseguida salió sangre y agua”, el relato que Juan reflejaba en el Capítulo 19, Versículos 33-34, de su evangelio concuerda con las conclusiones de un nuevo estudio médico-forense realizado conjuntamente sobre el Sudario de Oviedo y la Síndone de Turín, que viene a confirmar la presencia de la herida causada por la Lanzada a la persona que envolvieron ambas prendas. El estudio, corrobora que ambas prendas envolvieron a la misma persona y que, además, cuando ya era cadáver y estando en posición vertical, sufrió una herida penetrante que le dejó marcas de coágulos de sangre y de líquido pleuro-pericárdico en ambas prendas, en la síndone por su contacto con los orificios de entrada y salida, y en el sudario con el de salida. Esta investigación ha estado dirigida por Alfonso Sánchez Hermosilla, investigador de la UCAM, médico forense del Instituto de Medicina Legal de Murcia, director del Equipo de Investiga22


El equipo de investigadores, entre ellos Juan Manual Miñarro, Antonio Gómez y Alfonso Sánchez Hermosilla, director del Equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología, durante uno de los trabajos realizados en el taller con un facsímil de la Sábana Santa impreso en tela

ción del Centro Español de Sindonología (EDICES) y asesor científico del Centro de Internacional de Sindonología de Turín, formando parte del equipo investigador, entre otros, Juan Manuel Miñarro, catedrático en el Área de Escultura de la Universidad de Sevilla y restaurador del Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada. La investigación llevada a cabo se compone de estudios antropométricos, criminalísticos, anatómicos y anatomo-patológicos de la Síndone y el Sudario, y sus resultados suponen nuevos avances, siendo clave para ello la utilización de nuevas tecnologías como un microscopio electrónico, a través de él se han hecho estudios de la sangre, presencia de pólenes, conservación del material textil (lino) y determinación de contaminantes orgánicos e inorgánicos. Las manchas advertidas por los investigadores y en las que se centra el estudio comparten características comunes y son muy diferentes del resto, tanto por su morfología y complejidad tras su análisis macroscópico, con una alta concentración hemática en el centro y un cerco más claro y perfilado. Esta mancha además se vuelve invisible si se observa bajo un filtro infrarrojo, como es habitual en las manchas ocasionadas por sangre cadavérica, al contrario de lo que ocurre con la sangre vital (las marcas puntiformes por ejemplo, fruto de las lesiones atribuidas a la corona de espinas). Solo hay en el Sudario otra mancha de similares características, denominada “Mancha en acordeón”, atribuida al mismo origen maculante y consecuencia de haberse plegado el tejido

varias veces en forma de “presilla”, quedando sobre el anverso de la gran mancha central. El estudio microscópico de las muestras, realizado con microscopía óptica y microscopia electrónica de barrido, ponen de manifiesto la presencia de estructuras compatibles con hematíes humanos muy dañados, algunos de ellos hemolizados, así como con coágulos de fibrina libres de estructuras hemáticas. El estudio médico-forense describe con todo detalle los tejidos y órganos que atravesó el objeto punzante en su hipotética trayectoria. Recoge además que especialmente la aurícula derecha del corazón, en cadáveres de personas que han sufrido una larga agonía, con mucha frecuencia presentan grandes coágulos de sangre, muy similares a los que formaron la mancha del costado de la Síndone de Turín. Así como que al atravesar el pulmón derecho, el arma se abrió paso también a través de las vías aéreas intraparenquimatosas y, como consecuencia, parte de los fluidos orgánicos mencionados se abrieron paso de este modo en una trayectoria ascendente, como consecuencia de la presión intratorácica ocasionada por la energía cinética que el avance del arma trasmitía al cadáver; estos fluidos viajaron a través de las vías aéreas superiores y finalmente se emitieron también por la boca y nariz del cadáver, ocasionando nuevas manchas en estas áreas en el Sudario de Oviedo. Por supuesto, al retirar el arma, también salieron estos fluidos por los orificios de entrada y salida. Se avala así la hipótesis de que quien administró este golpe de gracia tenía experiencia, pues al colocar la hoja del arma en posición horizontal podía evitar fácilmente las costillas, sin tener que intentarlo en varias ocasiones, algo que aparentemente no ocurrió, pues no aparecen lo que se denomina en la Medicina Forense lesiones de tanteo. 23


José Campaña

24


Calor y pasión de Miércoles Santo Crónica gráfica de una Estación de Penitencia marcada por las altas temperaturas y el fervor

25


Fernando Bedoya

Fran Barbero

David JIménez

“En la salida se interpretó el “Toque de Oración” en honor de todos los difuntos de la hermandad y en especial por nuestro añorado Manolito Garrucho” 26


Fernando Bedoya

David JImĂŠnez

27


David Jiménez

REVIVE

EL MIÉRCOLES SANTO 2017

Hermandad de la Lanzada 2017. Salida

Misterio de la Lazada 2107 calle Alberto Lista

“Bulerías en San Román” La Lanzada 2017

Virgen La Lanzada - Sevilla 2017

Miércoles Santo 2017. La Lanzada en Alemanes

V. del Buen Fin en la Cuesta del Bacalao 2017

Jesús Castro

“La Estación de Penitencia se desarrolló sin incidencias destacables en una jornada con mucho publico en las calles”

Fernando Bedoya

La Lanzada 2017 Sevilla - En el Salvador

Mª Stma. del Buen Fin 2017 Sevilla. En el Salvador

La Lanzada en el cruce Cuna-Orfila. 2017

Lanzada en S. Andrés - 2017 - CC y TT Tres Caídas Triana

Hdad. Lanzada 2017. Miércoles Santo. Sevilla 2017

Entrada de la Lanzada 2017. Sevilla

28


Jesús Castro

Fernando Bedoya

José Campaña

José Campaña

José Campaña

29


1980

El aĂąo del Postigo

30


Miguel A. Botija

El Miércoles Santo del año 1980 pasó a los anales de la historia de La Lanzada por la novedad del recorrido que llevó a la hermandad a recorrer la zona del Postigo y el Arenal

El calor Todas las informaciones y los testimonios recopilados, coinciden en destacar las altas temperaturas recogidas en aquella Semana Santa y en particular, en ese Miércoles Santo. El diario ABC, en la primera página de su edición para Sevilla del día 3 de abril, (Jueves Santo), comienza a destacar este hecho etiquetando a la semana mayor de ese año como la “SEMANA SANTA DEL CALOR. Así pasará a la historia”, sobre la coletilla de “Ayer las cofradías desfilaron con treinta y un grados”. Junto a este titular, otro singular que destaca que la huelga de confiteros estaba provocando la escasez de torrijas y pestiños en los establecimientos de la ciudad

Todas las instituciones tienen marcadas a fuego hitos en su historia que quedan grabados en la memoria de los que los vivieron y que se transmiten de generación en generación con un nombre, con una marca o etiqueta. Ocurre así también en las hermandades, en la que es habitual encontrar acontecimientos bautizados como “el año de la lluvia”, “el año de la corona caída”, “el año del calor”. Recuerdos que son recurrentes y que surgen continuamente en charlas o conversaciones, en vivencias que se exponen como un torero narrando sus puertas grandes o triunfos logrados en las plazas más importantes. La historia reciente, aquella que no aparece como destacada en los libros por estar aún fresca en la memoria de sus protagonistas, fascina para los que se acercan a ella por primera vez. Vivencias o fotografías que con el tiempo van ganando el valor y el peso que le otorga la admiración que le profesan aquellos que no tienen la oportunidad de guardar esos momentos en el baúl de sus recuerdos. Algo de todo esto puede ocurrir con la estación de penitencia que nuestra hermandad realizó en aquel Miércoles Santo del 2 de abril de 1980, en el que nuestra cofradía discurrió en su recorrido de vuelta por el Postigo del Aceite y el barrio del Arenal. Acontecimiento aún reciente que sin embargo ha sonado siempre como hito histórico o heroico para los que comenzamos a involúcranos en la hermandad allá por el final de los 90 y principios del 2000. Con fotografías y testimonios de sus protagonistas, queremos recordar aquella tarde de Miércoles Santo, la de “El Año del Postigo”. La Lanzada del año 80 La hermandad vive tiempos a caballo entre los fastos celebrados por la celebración del 50 aniversario de la hechura del Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada, y los primeros movimientos de la fusión con las hermandades de la Sacramental de San Martín y Esperanza Divina Enfermera. Este último tema, 31


centra el escrito que el hermano mayor del tiempo, D. Pablo Bueno Ochoa, presenta a los hermanos en el boletín de cuaresma, como bien recordara nuestro hermano José María Pinilla en unos de sus geniales artículos publicado en la edición del boletín del año 2014. Es una época de crecimiento de la hermandad, que en unos años había logrado la cesión de la Iglesia de San Martín, la hechura del paso de palio de María Santísima del Buen Fin estrenado solo 7 años antes, la creación de la Banda de Cornetas y Tambores y cuadrilla de hermanos costaleros o la construcción de la casa hermandad que estaba a punto de culminarse. Pero en la hermandad preocupa cada vez más las horas tardías de recogida de la cofradía que en ocasiones se produce a altas horas de la ya madrugada del Jueves Santo. En 1980 se llevaría a cabo un experimento para intentar enmendar esta circunstancia. El acuerdo

La Semana Santa del 80 La Semana Santa, estrena en el año 1980 el recién entregado título de “Interés Turístico Internacional”. Es un año en el que empieza a consolidarse definitivamente el movimiento de cuadrillas de hermanos costaleros. El pregón, lo había pronunciado el abogado sevillano D. Miguel Muruve Pérez el 23 de marzo en el Teatro Lope de Vega. Y una fotografía de José María Guillén del Stmo. Cristo de la Salud, de la Hermandad de San Bernardo, había servido para ilustrar el cartel anunciador.

32

Las hermandades del Miércoles Santo, algunas con mayores reticencias que otras, acordaron modificar el orden de paso por la carrera oficial para este año. En el mismo, y según recoge la prensa de la época, se especificaba claramente el “no” obligado cumplimiento para los años venideros y el carácter experimental de la medida. Los cambios se muestran en este gráfico realizado por nuestro hermano José María Pinilla para la charla de Diputados Mayores de Gobierno que tuvo lugar en nuestra hermandad el pasado 25 de octubre de 2017.

Nuestra hermandad pasaría del último al segundo lugar del día, sólo detrás de la Hermandad de la Sed que en ese año 1980 realizaría su segunda estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral. Los horarios quedaron establecidos como se muestran en el tradicional programa que el diario ABC de Sevilla publicaba en ese día. La hermandad pondría la cruz de guía en la calle a las 16.00 horas, todo un hito en su historia más reciente.


El relato La hermandad salía a la calle según el horario previsto, en una luminosa y calurosa tarde del Miércoles Santo. Francisco Alcaide, ex Diputado Mayor de Gobierno de nuestra hermandad, formaba parte de la Banda de Cornetas que en aquel año realizaba su segunda salida procesional detrás del paso de misterio del Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada. Recuerda todo aquello como algo “especial y bonito”, y destaca sobre todo “el contraste que para muchos de los hermanos supuso ver a la cofradía en la calle a plena luz del día”. La luminosidad se atestigua en las fotografías tomadas de nuestros pasos en plena Plaza de San Martín -recién realizada la salida por la puerta de nuestra sede canónica- y que gentilmente ha cedido para la ocasión José María Morales, alías “Pitoti” que el año 80 realizaba su primera estación como costalero de nuestra hermandad. Sin embargo, pese a la ilusión, el día se presagiaba duro. Curro Pérez de la Fuente, actual Teniente de Hermano Mayor recuerda aquel día como “el de más calor de su vida”. “No se movía ni una sola hoja de los árboles y los aguaores no daban abasto”. Así lo confirma también Antonio Carazo ex Teniente de Hermano Mayor y Diputado Mayor de Gobierno, que en aquella jornada ocupaba el puesto de maniguetero trasero del paso de palio y que recuerda “una Semana Santa de calor extremo, al menos ese día” Lo cierto es que no fue una tarde fácil para nadie, pero en especial para los hermanos costaleros. En general, y según cuenta el ya citado José María Morales, “fue un año malo para la mayoría de las hermandades”, quizás provocado por la inexperiencia de las primeras cuadrillas de costaleros hermanos que empezaban a copar las trabajaderas. Ignacio Respaldiza, hermano mayor entre los años 2003 y 2010 y con 25 años de experiencia de costalero en nuestra hermandad, iba aquel año debajo del paso de misterio. Recuerda que ya de salida “la cosa iba cortita” y no mejoraría durante la primera parte del recorrido cuando llegó a decirle a su madre que no se alejara mucho de la cofradía porque “para mí que nos damos la vuelta”. Antes de eso, la cruz del Cristo ya había “dado” en el dintel de la puerta de San Martín, hecho que recuerdan tanto el propio Ignacio como Juan Pedro Fernández, que en aquel año realizaba estación de penitencia bajo la 5ª trabajadera de nuestro paso de misterio.

a plena luz La salida de la cofradía a las 16:00h. de un Miércoles Santo sin una nube en el cielo, pronosticaba una estación de penitencia, larga a la vez que entrañable que seguro se grabó en el corazón de muchos de nuestros hermanos

33


1980: El contexto social y político El año 1980, en el contexto internacional, vive los últimos coletazos de la Guerra Fría entre la URSS y EEUU. El presidente de esta última nación, Jimmy Carter, programó un boicot a los Juegos Olímpicos que se celebrarían ese año en Moscú. El motivo: la invasión de las tropas soviéticas de los territorios de Afganistán. El final de año nos dejaría un triste recuerdo, el asesinato de John Lennon en la puerta de su casa, en Nueva York En España, aún se dan los primeros pasos del periodo democrático. Adolfo Suarez preside el país, abocándose a la dimisión que llegaría sólo un año después, en 1981, el del episodio del intento fallido el golpe de estado. Se celebran elecciones autonómicas en Cataluña y el País Vasco. En Andalucía, vivimos un momento clave de nuestra historia reciente: el referéndum de autonomía celebrado el 28 de febrero. El día 1 de agosto, el país queda estremecido por el enigmático asesinato de los marqueses de Urquijo. En lo deportivo, el Real Madrid se proclama campeón de Liga. En Sevilla, Luis Uruñuela, del Partido Socialista de Andalucía, presidiría su primera Semana Santa como alcalde tras la celebración de las primeras elecciones de la democracia el año anterior. En la ciudad, empieza a barruntarse la celebración de una Exposición Universal para celebrar el IV Centenario del descubrimiento de América, el germen de nuestra EXPO 92. Sólo un año después, el ayuntamiento aprobaría realizar la petición oficial para organizar el magno evento. 34

Juan Pedro, que fuera hasta hace poco Teniente Hermano Mayor de nuestra corporación, compartía “trabajo” con algunos otros hermanos destacados como Juan Vargas o Pablo Bueno. Al llegar a la Plaza del Duque, más problemas, cuando el paso de misterio “se llevó por delante” algunos de los frondosos árboles que la salpican. Por entonces, el capataz principal del paso, Fernando Fernández “El Faraón” ya había mostrado síntomas de encontrarse indispuesto, tanto es así que no pudo seguir realizando su trabajo a partir de la Plaza de la Campana. El mando del paso quedó en manos del añorado Manolo Madroñal. La hermandad luce como nunca en ese punto de recorrido a plena luz del día, como así reflejan las fotografías que ha cedido para la ocasión el incansable hermano Fernando Bedoya, autentica memoria gráfica de la historia reciente de nuestra hermandad. Pero la realidad es que en ese punto del recorrido las cosas empezaban a ponerse complicadas. Antonio Ramírez Iberburen, nuestro actual hermano mayor, formaba parte de la cuadrilla del paso de palio en este año. Recuerda aquella escena en la que al menos 10 miembros del grupo yacían en el suelo a raíz del cansancio cuando el capataz iba a hacer la


llamada. Fueron momentos duros en los que ya por la calle Sierpes empezó a barruntarse la idea de que probablemente tendrían que quedarse los pasos en la Catedral ante la imposibilidad de seguir adelante. Aunque no fue un planteamiento oficial de la hermandad, lo cierto es que llegó a comentarse bajo las trabajaderas, como así lo atestiguan algunos de los entrevistados. La realidad es que finalmente estos jóvenes costaleros tiraron de coraje y consiguieron proseguir con la estación de penitencia. Bellísimas e históricas son las instantáneas que nos muestran a nuestros pasos recorriendo la calle Fray Ceferino González, con la fachada de la Catedral y el monumento a la Inmaculada de fondo, momentos acertadamente recogidos por la cámara de Fernando Bedoya. Pero el romanticismo de las imágenes no logra tapar el sufrimiento del momento. José María Morales, “Pitoti” recuerda como al llegar al Postigo el paso de palio sólo contaba con 15 costaleros. Antes de eso, a la altura del Archivo de Indias, un costalero de la hermandad de la Paz se asomó debajo de los faldones, “quedando sorprendido de la escena”, según cuenta José María. Aun así, dio ánimos al señalar que a su hermandad “le había pasado lo mismo el Domingo de Ramos, y que aun así habían conseguido llegar a la Iglesia”. Los problemas desde la salida se acrecentaron con el abandono de numerosos costaleros por el camino. Uno de los tuvo que dejarlo, aunque en este caso por fuerza mayor, fue nuestro hermano José Manuel Ambrosiani, que pertenecía a la cuadrilla del paso de misterio. Por desgracia, se sintió indispuesto y no pudo continuar más allá de la Catedral. Incluso un médico amigo suyo le hizo desistir en su idea de volver a ponerse a las órdenes del capataz. “No te vayas a meter otra vez” me dijo. “La realidad es que aquel año, había ensayado poco, pero todo se agravó con el enorme calor del día”, recuerda. El calor y el esfuerzo sobrehumano que se estaba realizando, provocó que no se pudiera llevar a cabo una actividad habitual debajo de los pasos en aquella época: fumar. Recuerda Fernando Carrasco, que su padre (Diputado Mayor de Gobierno en aquella estación de penitencia), “había regalado un paquete de tabaco a cada costalero”. Pero como recuerda Ignacio Respaldiza, “allí ni se fumaba”. Muchos hermanos pasaron momentos de verdadera preocupación viviendo aquellas escenas. Francisco Gordillo, medalla de oro de la hermandad, realizaba la que sería su última estación de penitencia con la túnica de nazareno. “Evidentemente, yo lo pasé muy mal”. Antonio Carazo recuerda cómo ayudaba “como buenamente podía desde mi puesto de maniguetero”. “Al salir de la Catedral la cuadrilla iba fulminada. Los zancos dieron más de una vez contra el asfalto”. Pero la realidad es que se vivían unos hechos para la historia. Especial es sin duda la fotografía que sirve de cabecera para este artículo, tomada por Fernando Bedoya, de nuestro palio a punto de cruzar el arco del Postigo para introducirse en el corazón del barrio del Arenal. La vuelta no fue un camino de rosas. Curro Pérez recuerda como “el peor tramo del recorrido” el de las calles Arfe, Castelar y Gamazo. “A partir de la Plaza Nueva fuimos algo mejor”. En eso también coincide Juan Pedro Fernández, que señala el ánimo que le produjo a la cuadrilla “un preparado con agua y algo más que nos trajo Pedro de la Torre, compañero de trabajo y amigo personal de Manolo 35


Madroñal”. Sin embargo, algunos como Jesús Triano, que pertenecía a la Banda de Cornetas de Tambores de la hermandad, evoca como el paso de misterio “sólo era capaz de recorrer unos pocos metros, unos pasitos, antes de volver pararse”. Durante el recorrido de vuelta se produjo algún conflicto bajo las trabajaderas, cuando algunos de los que abandonaron intentaron volver a ponerse a las órdenes del capataz. Así lo rememora José María Morales, que narra “momento de cierta bronca” al paso de la hermandad por el Pasaje de Villasís. Y así, paso a paso, esfuerzo a esfuerzo, la hermandad consiguió realizar el recorrido y alcanzar de nuevo el templo de San Martín. UN DÍA AGOTADOR Los costaleros sufrieron de lo lindo. Solo el amor a nuestros Sagrados Titulares les dio la fuerza para concluir exitosamente la jornada

Como antítesis a estas vivencias, agridulces recuerdos con el paso de los años se han convertido en añoranza, se encuentra el relato de la familia Madroñal, que siempre guardará con cariño el año 1980. Así lo confirma Maite Madroñal: “el día quedó para siempre marcado en la familia Madroñal”. “El año del Postigo, como gustaba llamarlo a mi padre”. Lo rememora como un año especial en general, incluyendo los ensayos con la cuadrilla “de la que aún conservaba la lista”. Al parecer, siempre contaba anécdotas curiosas ocurridas durante los ensayos, “como aquella bandeja de pasteles que no acabó el ensayo en el día en el que fue a hacerse la prueba en el Postigo” A pesar de la temprana edad de Maite y de su hermana María (8 y 5 años respectivamente), tienen aún presentes los recuerdos de ese día. Y no sólo por el agobiante calor de aquella tempranera hora. “Recuerdo como primera imagen clara la de mi padre llamando al paso en la calle Trajano, donde fuimos a darle agua. Ya iba afónico…”. “Fuimos con mi madre y Chari Arroyo a buscar una farmacia para comprar algo para la ronquera. Un spray en un bote amarillo. Como olvidarlo…”. “Desde ahí ya la tarde fue un ir y venir acelerado llevando y repartiendo agua”. “A veces cuando había que aligerar Chari cogía a mi hermana en brazos, mi madre a mí de la mano y a correr adelantando a la cofradía, pero nos habían comprado unas zapatillas de lona para que no nos dolieran los pies porque hasta el final no se volvía a casa“ Cuando la hermandad atravesaba los palcos de la Plaza de San Francisco, fueron con su madre a intentar ver pasar la cofradía, en cuyo paso de misterio “ya venía mi padre llamando”. “Buscamos de nuevo los pasos al salir de la Catedral y la encontramos a los pies del monumento a la Inmaculada. Allí nos plantamos delante de paso, repartiendo más y más agua a los nazarenos y costaleros. Y ahí no nos quitaba nadie, para ver como atravesábamos el Postigo. Recuerdo calor, nervios, gente y más ronquera. Y aún quedaba una dura vuelta”. Maite recuerda en su relato como su padre refería muchas veces la emoción que le causó ver a dos costaleros de diferentes ideologías en aquella época algo enfrentadas, agarrarse de la cintura y animarse para tirar del zanco hacia arriba. Decía que “ahí abajo todo era distinto”.

diario ABC Los dos primeros del día 3 de abril de 1980, el último del 21 de junio de 1980 36

El recuerdo al llegar a San Martín el de los cuatros zancos del paso posarse en el suelo. “Por fin se llegó. Salieron los costaleros de debajo de los faldones y recuerdo abrazos, lagrimas… fue un año especial”.


El final Y finalmente se logró alcanzar nuestra iglesia con un retraso considerable sobre el horario previsto. A pesar de que en las crónicas del día posterior hablaban en general del esfuerzo y la colaboración de todas las hermandades para un “mejor desarrollo del Miércoles Santo”, lo cierto es que el cambio no contentó a nadie dentro del seno de la hermandad, considerando un hecho para no repetir. Así lo haría saber nuestra corporación en las reuniones sucesivas que se realizaron para analizar la jornada. Allá por el mes de junio y en una noticia sobre la hechura de un nuevo caballo para nuestro paso de misterio a cargo del escultor Ortega Bru -obra que no llegó a ejecutarse- el diario ABC ya destacaba que el Miércoles Santo del año 1981 sufriría cambios “porque la Sagrada Lanzada ha encontrado algunos inconvenientes, entre ellos, un retraso de más de dos horas en su regreso al templo de San Martín, por pasar por la zona del Postigo”

profunda reforma realizada para la Semana Santa del año 1992 y que con éxito se mantiene hasta nuestros días. Y así pasó a la historia el inolvidable año del Miércoles Santo del 1980, el del coraje de un grupo de hermanos que se sobrepuso a las circunstancias adversas y cumplieron fielmente con su trabajo, demostrando un enorme cariño y devoción hacia nuestras imágenes. Sirva este reportaje como homenaje a todos los que hicieron que al final, la estación de penitencia se realizara completamente y sin incidencias destacadas

La hermandad recuperaría al año siguiente su puesto en el último lugar del día, posición que mantendría, con alguna excepción, hasta la 37


José María Pinilla

Primeras procesiones de la

Divina Enfermera

tras la reorganización Hace algo más de noventa años, mucho antes de la fusión de las hermandades de la Divina Enfermera y la Sagrada Lanzada, la corporación que daba culto a la Esperanza más antigua de Sevilla fue revitalizada y logró salir de una etapa de práctica desaparición en su actividad. Recordaremos aquellos momentos y repasaremos las primeras procesiones organizadas para recuperar el culto externo de tan destacada e histórica Imagen. 38


Antecedentes: del esplendor de la hermandad de la Esperanza a la crisis del XIX Como se sabe, la corporación remonta su origen hacia 1444-5, cuando el gremio de los pellejeros de la Correduría toma como su Titular a la bendita Imagen, que pertenecía al cercano Hospital de la Expectación, de cuyo nombre deriva la advocación de Esperanza.Ya con la Virgen trasladada a San Martín por el cierre del citado hospital y desvinculada de su anterior carácter gremial, en 1666 se funda la hermandad en su honor tal y como hoy la conocemos. Disfrutó de esplendor en el XVII y XVIII gracias a la pertenencia a la misma de destacadas familias sevillanas1, lo que le permitió disponer de un notable patrimonio2 y fijar la salida procesional por la feligresía, de la que hay noticias ya en 1754. Sin embargo, dentro de la tónica generalizada en España en conjunto y Sevilla en concreto, el siglo XIX resultó muy adverso para la hermandad de la Esperanza Divina Enfermera. Distintos avatares se sucedieron: la epidemia de fiebre amarilla en 18003, la invasión francesa y subsiguiente saqueo en 1810 y, por último, la desamortización de bienes eclesiásticos en 1836, 1841 y 18554. Ello provocó que su actividad se resintiera, aunque, según el erudito sacerdote José Morgado5, los cultos internos se mantuvieron con cierta regularidad durante la primera mitad de la centuria, e incluso nos constan las salidas procesionales de 1881 y 18866. Ello no evitó, empero, que fuera necesaria una reorganización en 1893, aunque la vida de la corporación no prosperó mucho tiempo7. Francisco Camero y la savia nueva en los años veinte Llegados a este punto, es preciso detenernos en una figura clave para la definitiva revitalización ya comenzado el siglo XX: Francisco Camero González.Vinculado a la cofradía de la Hiniesta y con participación activa en la misma8, tomó en 1925 la determinación junto a otros cofrades de San Julián de hacer renacer la corporación de la Divina Enfermera “después de una junta un poco tumultuosa”9, según indica un texto manuscrito de él mismo que se conserva en el Archivo Histórico de la Hermandad. Una vez en San Martín, el Cura Coadjutor D. José María Toro y Lope les dijo “que la Hermandad estaba disuelta pero que quedaban tres hermanos, dos de ellos presbíteros. Uno estaba en el Archivo de Indias, otro era D. Francisco Terrones y el tercero D. Francisco Alonso Carrera.” Los animosos nuevos hermanos fueron recibidos por los tres indicados y procedieron a preparar unas reglas que rigieran la vida de la corporación, fomentaron la inscripción de nuevos miembros y procuraron medios económicos para relanzar los cultos a la Peregrina Enfermera10. Entre estos esfuerzos consta la organización en agosto de 1926 de una función con la cantante Srta. Adela Sánchez Vilches y el actor Sr. Ballesteros en el Teatro Portela11, pero, según Camero, “todo fue bien menos el público, y resultó un fracaso de entrada y se perdió el dinero”. Los nuevos rectores de la Hermandad se centraron en mejorar los enseres de la misma, adquiriendo así una parihuela procesional y el estandarte corporativo “de terciopelo verde con el escudo de la Hermandad bordado en oro y cordón igual, hecho por Victoria Caro […] que se completó con cruz de metal y asta, media de madera y media de metal labrado”12. En poco tiempo se añadieron nueve varas de metal –una de ellas dorada–, unos respiraderos plateados que se hicieron por los Sres. Fernández y Cía. en su taller de la calle Peral por 420 pesetas y sus correspondientes faldones. Al poco, se adquiere a la casa Subirana de Barcelona el terciopelo verde para la confección de un manto propio13.

1- Como es el caso de los Saavedra –a quienes recuerda la calle aledaña al templo–, los Ponce de León o los Ortiz de Zúñiga, con particular protagonismo del célebre analista e historiador de esa estirpe, que se encuentra enterrado a los pies de la Virgen. 2- Nos referimos al retablo, el rico ajuar de plata y diversas propiedades inmobiliarias en el vecindario. El pormenor de estas últimas está inventariado en un libro existente en el Archivo de la Hermandad. MARTÍNEZ ALCALDE, JUAN: Hermandades de Gloria de Sevilla. Sevilla 1988, pág. 369. 3- La fiebre amarilla o vómito negro de ese año provocó una enorme mortandad en ciudades como Málaga (con más de 11000 fallecidos solo en la capital), Cádiz, Córdoba, Granada o Alicante. De tal calibre fue la tragedia, que el rey Carlos IV solicitó en 1804 que se realizaran procesiones de rogativas en distintas ciudades para implorar protección. A tal fin, la Divina Enfermera y la reliquia de la Santa Espina recorrieron las calles de la collación de San Martín. ESCUDERO MARCHANTE, JOSÉ MARÍA: Historia de la Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Esclavitud de Nuestra Señora de la Esperanza “Divina Enfermera” (III), en Boletín Sagrada Lanzada nº 31. Sevilla febrero 1997. 4- Con estas medidas, los gobiernos liberales expropiaron propiedades eclesiásticas para obtener fondos con los que afrontar la Deuda Pública del Estado. Se sucedieron las impulsadas por Álvarez Mendizábal, el general Espartero y Madoz. La última, además de a la Iglesia, afectó a bienes del Estado y de las órdenes militares. RÓDENAS COLLADO, LUIS ANTONIO: La desamortización eclesiástica en España, en revista Gibralfaro, nº 80. Málaga 2013. 5- José Alonso Morgado y González, que ejercía de bibliotecario del Palacio Arzobispal, dirigía la publicación quincenal Sevilla Mariana (1881-1884). No confundir con otro Alonso Morgado, historiador del XVI en cuyo honor se llama la calle tan cercana a San Martín. 6- ESCUDERO MARCHANTE, JOSÉ MARÍA: op. cit. 7- ARCHIVO HISTÓRICO HERMANDAD SAGRADA LANZADA (en lo sucesivo AHHSL). El libro de actas de la hermandad guarda absoluto mutismo entre los cabildos celebrados el 20 de octubre de 1895 y el 28 de febrero de 1928. 8- Fue el propio Camero quien encargó al maestro López Farfán la composición de la célebre marcha procesional La Estrella Sublime en honor a la Dolorosa de San Julián. 9- Las reglas aprobadas en 1925 por los hermanos de la Hiniesta –del mismo modo que las de la reorganización de 1879– no recogían entre los Sagrados Titulares a la Virgen Gloriosa, verdadero origen de la corporación. Parece sensato colegir que Camero y otros cofrades, deseosos de dar culto a una Imagen de Gloria, acabaran acudiendo a la Esperanza de San Martín. 10- Con este apelativo se la conocía también. 11- Este “Teatro y Variedades al aire libre” se ubicaba en lo que hoy sería la calle Capitán Vigueras, en la zona del Prado de San Sebastián. Estuvo abierto entre 1900 y la década de los cincuenta del siglo XX y resultaba incómodo por los mosquitos provenientes del vecino Arroyo Tagarete. MARTÍNEZ VELASCO, JULIO: Paseo por la Sevilla del 98. Sevilla 1983, pág. 340. 12- AHHSL: Crónica de la procesión del Corpus de 1926-1927. Texto manuscrito del puño y letra de Francisco Camero, quien hace notar que había donado el estandarte. 13- AHHSL: Actas de cabildos de oficiales de fecha 11 de agosto de 1928 y 23 de agosto de 1929.

39


La primera Junta de Oficiales se presentó el 30 de junio de 1927, y estaba integrada por los siguientes señores: D. Francisco de Paula Carrión Mejías, cura de San Andrés, Consultor Canónico; D. José María Toro, coadjutor de la filial de San Martín, Director Espiritual; D. Francisco Terrones, Hermano Mayor Honorario; D. Francisco Alonso Carrera, Teniente de Hermano Mayor Honorario; D. Francisco Camero González, Hermano Mayor efectivo; D. José de los Reyes Díez, Teniente de Hermano Mayor efectivo; D. Federico Silvaje Carrión y D. Andrés Ortega Flores, Consiliarios; D. José Olivares Tejera; Mayordomo; D. Manuel García Delgado, Prioste; D. Jorge Fernández Lobera; Fiscal; D. Francisco Sáenz Olivares, Prioste; D. José Lancha Contero; Diputado Mayor de Gobierno; Dª Dolores Fernández de Córdoba, Camarera de la Virgen14. La reorganización canónica de la Hermandad fue ratificada por el Arzobispado el 12 de diciembre de dicho año 192715. En aquellos años, el imaginero Antonio Castillo Lastrucci restauró a la Virgen, modificando su apariencia arcaizante y dándole el aspecto actual. Sin embargo, la fecha nos suscita una cierta intriga, pues, aunque tradicionalmente se ha tenido por realizada en 193216, Camero no hace referencia a ella en la relación de acontecimientos que detalla del periodo 1925-1932. Por su lado, el libro de cuentas del escultor data la intervención en 1924, con el concepto “Virgen de San Martín. 600 pesetas”17. La Esperanza en el cortejo del Corpus Christi

Instantánea de una de las primeras salidas de Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera

14- AHHSL: Acta constituyente firmada el 30 de junio de 1927. Llama la atención la ausencia del cargo de Secretario en esta primera junta de la Hermandad. 15- MARTÍNEZ ALCALDE, JUAN: op. cit., pág. 371. 16 ESCUDERO MARCHANTE, JOSÉ MARÍA: op. cit. 17 DE LA ROSA MATEOS, ANTONIO: Castillo Lastrucci: su obra. Sevilla 2004, pág. 93. 18 LLEÓ CASAL, VICENTE: Fiesta grande. El Corpus en la Historia de Sevilla. Sevilla 1980, pág. 15. 19 CORDÓN GARCÍA DE LEANIZ, JOSÉ MARÍA: La participación de las hermandades de gloria en la fiesta del Corpus Christi, en Boletín de las Cofradías de Sevilla nº 498. Sevilla agosto 2000. 20 La documentación hallada nos hace dudar, pues la única referencia a 1926 se basa en un escrito del propio Francisco Camero –fechado años después– en el que recorre brevemente los sucesos de la reorganización. Sin embargo, la prensa solo alude a la procesión de 1927 y le da un carácter extraordinario, lo que nos lleva a pensar que la de 1926 realmente no tuvo lugar y que Camero, que a su vez no menciona la de 1927, se pudo haber confundido de año. 21 Diario El Correo de Andalucía. Sevilla 15 de junio de 1927. En esos años también se solían incluir en el cortejo otras custodias de distintas parroquias, como las del Salvador o Santa Ana, que salieron en 1919.

40

Siendo la procesión del Corpus Christi una de las más antiguas y arraigadas, es cierto que ha evolucionado en el tiempo, siguiendo “un curso paralelo a las fortunas y desfortunas de la Ciudad, reflejando como en un espejo su apogeo y decadencia”18. De este modo, el despertar que experimenta Sevilla con el empuje de los Montpensier en la segunda mitad del siglo XIX tiene su reflejo en el culto externo eucarístico por antonomasia. En este afán de ganar esplendor, a partir de 1894 el Cabildo catedralicio comenzó a invitar a Imágenes de Gloria a formar parte en la procesión del Corpus Christi19. En el caso de la Esperanza Divina Enfermera, participó en las ediciones de 1926 y/o 192720. La presencia de las Imágenes de Gloria en estos años es muy abundante, hasta el punto de que el cortejo del Corpus sería irreconocible a los ojos de nuestros días. Sirva de ejemplo la relación de pasos de 1927, que supera los veinte: San Rafael; la Milagrosa, de San Ildefonso;Virgen de la Luz, de San Esteban;Virgen de la Encarnación, de los Terceros; Niño Jesús, de Montserrat; San José, de San Gil;Virgen del Rosario –no especifica cuál–;Virgen de la Esperanza, de San Martín; San Andrés, de la capilla homónima; San Francisco y San Juan Bautista, del convento de Santa Clara; San Ildefonso, de la Catedral; Santa María Magdalena, de su Parroquia; la Purísima, de la Catedral; San Hermenegildo; San Fernando; Santas Justa y Rufina; Niño Jesús del Sagrario; Pastora de Capuchinos; San Leandro; San Isidoro; Santas Reliquias –entendemos que se refiere a la Custodia Chica– y Santísimo Sacramento, en la Custodia de la Catedral. Por si fuera poco, se añade que, además de las Imágenes citadas, podrían salir “otras que se espera, si bien aún no han avisado oficialmente las respectivas hermandades”21. En estos años, como se ha visto, aún no se disponía de una Junta de Gobierno formalmente constituida, por lo que la Imagen figuró como Titular “de un grupo de feligreses de la Parroquia”. Al carecer de enseres procesionales propios, Camero relata que fue necesario pedir prestados el paso, un manto “rojo bordado


en oro”, peana, candelabros, candeleros y hasta faldones, pues “no tenía nada para salir”. A pesar de las dificultades, queda reflejado que la procesión revistió un “éxito enorme”. El creciente interés en la devota Imagen –que llevaba varias décadas sin salir en procesión– hizo que la recuperada vida corporativa mereciera la atención de la prensa. Así, leemos que la Esperanza de San Martín dispone de “numerosos hermanos y hermanas, reinando el mayor entusiasmo”22. La recuperación de la procesión por la feligresía Dentro de los pasos dados por la Hermandad para recobrar su plena actividad, el 6 de octubre de 1928 se celebra la solemne Función Principal, que contó con la predicación de D. Bernardo Guerra Calzadilla, cura propio de Santa Ana. Ese mismo día, a las siete de la tarde, se verifica la salida procesional de la sagrada Imagen. Esta fue autorizada expresamente por el Vicario D. Manuel Navarro el 15 de septiembre y su primera fecha prevista era el día 16 de ese mismo mes. El cortejo se iniciaba con una formación de cornetas y tambores, tras la que se abría paso la Cruz de Guía con faroles; seguían los asilados del Hospicio con hachones, bandera y varas, hermanos con cirios, simpecado con faroles, reglas23, estandarte con varas y presidencia. El paso lució el acompañamiento musical de la banda de Tejera.

Autorización arzobispal para la procesión de septiembre de 1928.

El recorrido fue, en comparativa con nuestra perspectiva actual, muy extenso, pues se prolongó “por calle Cuna a Cerrajería, la calle Sierpes, Campana, Amor de Dios, Correduría, y después a buscar San Juan de la Palma, a calle Viriato, que costó trabajo entrarla al llegar a la Plaza de San Martín (pues por aquella fecha la calle Saavedras estaba muy estrecha antes del derribo)”. La Virgen se recogió, según recuerda Camero, a una y media de la madrugada24. Al año siguiente se repitió la procesión.Tuvo lugar el 15 de septiembre a las ocho de la tarde, igualmente el día de la Función que culminaba, a su vez, un Triduo que había sido predicado por D. José María Toro. En esta ocasión, el itinerario resultó diferente, pues tiró “por Cervantes, Don Pedro Niño, Lepanto, Misericordia, Venera25, Orfila, Martín Villa, Campana, Amor de Dios, Europa, Barco, Alameda, Feria, Doctor Letamendi,Torrejón, Lista y Saavedras”. La Virgen iba flanqueada por “los ángeles que están con una rodilla en tierra, que estaban bastante deteriorados y se mandaron arreglar”. El acto resultó espléndido y contó con la banda militar del regimiento de Soria. Para la entrada se dispusieron dos bombillas grandes en la plaza26. Del mismo modo, nos consta la salida procesional de 1930.Tiene lugar el 21 de septiembre a las siete y media de la tarde, y recorre las calles Cervantes, San Andrés, Orfila, Federico de Castro, Pi y Margall27, Sierpes, Campana, Santa María de Gracia, Tarifa, Amor de Dios, Barco, Joaquín Costa, plaza de la Mata, Marco Sancho, Torrejón, Feria, Doctor Letamendi, Europa, Torrejón, Lista y Saavedras. La Hermandad comunica para la ocasión que “podrá también ir acompañada por las señoras que lo deseen” y ruega a los vecinos que “cuelguen los balcones y quemen bengalas al paso de la Santísima Virgen”28. El esplendor y el creciente arraigo de la procesión de septiembre no habían pasado desapercibidos para la prensa local: “En los tiempos actuales, una nueva Hermandad ha encendido los antiguos fervores dedicando cada año por estos días septembrinos a la excelsa Virgen un solemne triduo y sacándola en procesión por las alegres

Formulario de inscripción de hermano. 22 Diario El Correo de Andalucía. Sevilla 12 de junio de 1927. 23 AHHSL: Se hace constar que el libro era “de sumo gusto artístico”, con cantoneras y escudo de plata sobre terciopelo verde. 24 Realmente indica “1½ de la tarde”, pero queremos pensar que es una confusión. 25 Antiguo nombre de la calle José Gestoso. 26 MARTÍNEZ ALCALDE, JUAN: op. cit., pág. 372. 27 Es la actual calle Cerrajería, que entonces estaba rotulada en honor de quien fuera Presidente del Gobierno durante la I República. 28 Diario ABC. Sevilla 21 de septiembre de 1930.

41


calles de la populosa y simpática feligresía. Procesión que culmina entre esplendores bajo el cielo estrellado y en un triunfo de luz, de música y de exaltados regocijos”29. Carecemos de tanto detalle respecto a la edición de 1931, pero nos consta que el 14 de septiembre se celebró la anual procesión. Esta asentada costumbre se trunca por la inestabilidad política y social de 1932 y los siguientes años, que desaconsejó el acto público, por lo que el culto se limitó al Triduo y su posterior Función. El Congreso Mariano de 1929 A instancias del cardenal Ilundáin, se celebró en una Sevilla más internacional que de costumbre30 un espléndido Congreso Mariano Ibero Americano en el mes de mayo31. El completo programa de actos, que contó con la participación de “numerosos Sres. Obispos de España, América y Portugal, Autoridades Superiores y locales y representaciones y Comisiones oficiales […] y el Emmo. Sr. Cardenal Legado de Su Santidad”, incluía un Triduo preparatorio, distintas ponencias, celebraciones de Hora Santa Mariana y de Comunión General, una Exposición en la iglesia del Divino Salvador, la iluminación nocturna de la Catedral y Giralda, la representación de un Auto Sacramental, una Cabalgata histórico-mariana, un concierto de órgano y, como colofón al Congreso, una “procesión pública solemnísima con las Imágenes de la Santísima Virgen veneradas en Sevilla con especial devoción en los tiempos del descubrimiento y colonización de América”32. La Imagen Procesiones de la época reflejada en el artículo. de la Esperanza Divina Enfermera formó parte de la Exposición celebrada en el segundo templo de la Ciudad, para lo cual perma22 Diario El Correo de Andalucía. Sevilla 12 de junio neció un mes en su paso luciendo un cíngulo hebreo cedido por el menciode 1927. nado Francisco Camero. 23 AHHSL: Se hace constar que el libro era “de sumo gusto artístico”, con cantoneras y escudo de plata sobre terciopelo verde. 24 Realmente indica “1½ de la tarde”, pero queremos pensar que es una confusión. 25 Antiguo nombre de la calle José Gestoso. 26 MARTÍNEZ ALCALDE, JUAN: op. cit., pág. 372. 27 Es la actual calle Cerrajería, que entonces estaba rotulada en honor de quien fuera Presidente del Gobierno durante la I República. 28 Diario ABC. Sevilla 21 de septiembre de 1930. 29 Diario ABC. Sevilla 20 de septiembre de 1930. 30 No en vano ese año tuvo lugar la magnífica Exposición Iberoamericana. 31 Tal fue el éxito que el cardenal Ilundáin, promotor del Congreso, recibió la felicitación autógrafa de S.S. Pío XI, que lo nombró “Legado Pontificio con derecho a usar las insignias de la Silla Apostólica”. Diario La Vanguardia. Barcelona 14 de abril de 1929. 32 Programa oficial de actos del Congreso Mariano Iberoamericano de Sevilla. Sevilla 1929. 33 En 1931 nos consta en septiembre y en 1932 en diciembre. Diario ABC. Sevilla 5 de septiembre de 1931 y 13 de diciembre de 1932. 34 Diario ABC. Sevilla 16 de diciembre de 1932.

42

Creciente esplendor en los cultos En paralelo a los actos externos ya referidos, la vida litúrgica de la corporación se completa en estos años con el Triduo, el Besamanos de la Titular –con fecha cambiante33– y la recuperación de las entrañables Jornaditas. Estas últimas, de las que consta celebración a finales del siglo XIX, consistían en rememorar durante una semana el camino de San José y la Virgen de Nazaret a Belén para cumplir el edicto por el que debían empadronarse en su ciudad de origen. No nos resistimos a reproducir su detalle, jugosamente reflejado en la prensa: “Terminado el Rosario sale la procesión con el pasito de los Santos Peregrinos hasta el cancel de la puerta mayor y allí se canta, alternando fuera y dentro, las estrofas propias para pedir posada. Sencilla e instructiva ceremonia que en años anteriores atrajo a tantos niños y niñas a las Jornaditas. Siguen los cantos populares, intercalados en la pequeña meditación del día y explicación moral del asunto de la jornada. El domingo los niños y niñas reciben en la iglesia de San Martín el papel y el sobre para escribir la carta de felicitación al Divino Niño Jesús en el día de su


nacimiento, 25 de diciembre, a las cuatro de la tarde, ofreciéndole los regalos de purificadores, manutergios corporales, que activamente hacen las niñas del Catecismo”34. La obligada interrupción desde 1932 y la salida extraordinaria de 1940 El conocido ambiente anticlerical generado desde abril de 193135 y concretado en agresiones a diversos lugares sagrados y el conato de incendio sufrido en San Martín en agosto de 193236 propiciaron que la Escudo, título y sello de la Hermanad en los años veinte. Virgen de la Esperanza fuera retirada del culto y puesta a salvo con absoluta discreción. Nos detalla Francisco Camero que la Imagen se trasladó a su domicilio en la calle Castellar, 2, bajo, donde quedó oculta en un ropero tapada con distintas prendas. Para proteger el templo y el resto del ajuar –y entendemos que para no levantar sospechas de la ausencia de la Titular–, los oficiales organizaron turnos de vigilancia nocturna hasta la mañana en San Martín. La Imagen no regresó a su altar hasta el 18 de julio de 193637, pero la vida de la Hermandad tardó en reponerse. Esto se refleja en las salidas procesionales, que pierden la continuidad disfrutada en el periodo 1928-1931. Antes de que estas se retomaran con una cierta estabilidad a partir de la mitad de los años cuarenta, conviene detenernos en un acontecimiento de octubre de 1940: el Congreso Mariano Diocesano que organizó el cardenal Segura. El colofón al mismo fue una magna procesión integrada por las siguientes Imágenes: Inmaculada “la Sevillana”, convento de San Buenaventura; Divina Pastora, de Santa Marina; Virgen del Sagrado Corazón, de los Jesuitas de la calle Jesús del Gran Poder; Virgen de Consolación, de los Terceros; María Auxiliadora, de la Trinidad;Virgen de la Milagrosa; Esperanza “Divina Enfermera”, de San Martín;Virgen de la Luz, de la Carretería,Virgen del Prado , de San Sebastián; Virgen de la Paz, del hospital homónimo; Virgen del Rosario, de San Gil; Virgen del Patrocinio, de la capilla homónima; Virgen de las Nieves, de Santa María la Blanca; Virgen del Amparo, de la Magdalena; Virgen de la Granada; Virgen del Rosario, de San Vicente; Virgen del Voto, del Divino Salvador; Virgen del Pilar, de San Pedro;Virgen de los Reyes, de la Catedral. El recorrido abarcó la Puerta de Palos, Plaza Virgen de los Reyes, Alemanes, Hernando Colón, Plaza San Francisco, Plaza Nueva y Avenida de José Antonio38. El gasto generado por la participación de la Divina Enfermera fue sufragado con donativos de las hermandades de la feligresía (Sacramental de San Andrés, Montesión, Lanzada, Prendimiento), la propia Parroquia y algunos hermanos a título particular. Como curiosidad, las cuentas del acto nos revelan que el importe más elevado correspondió –como era acostumbrado– al capataz y su cuadrilla, que ascendía a 540 pesetas (de un total de gastos de 1077)39.

Documento del Congreso Mariano Diocesano de 1940 35 Coincidiendo con la proclamación de la II República, se sucedieron ataques al Monumento de la Inmaculada en la plaza del Triunfo, al Palacio Arzobispal y la quema de la céntrica capillita de San José. 36 El fallido golpe del general Sanjurjo en agosto de 1932 tuvo como represalias pequeños incendios en las puertas de San Martín, San Juan de la Palma y San Ildefonso. RECIO, JUAN PEDRO: Las cofradías de Sevilla en la II República. Sevilla 2011, pág. 92. 37 ESCUDERO MARCHANTE, JOSÉ MARÍA: op. cit. 38 ROLDÁN SALGUEIRO, MANUEL JESÚS: Veinte imágenes de la Virgen en una procesión, publicado en Diario ABC. Sevilla 6 de octubre de 2015. 39 AHHSL: Gastos de la procesión de Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera el día 6 de octubre de 1940 para asistir al Congreso Mariano Diocesano.

43


Octubre de Esperanza Nuestra Señora de la Esperanza “Divina Enfermera” recorrió un año más las calles de la feligresía acompañada de numerosos hermanos y devotos en una calurosa tarde del otoño sevillano.

Antonio García Moreno

Antonio García Moreno

44


Fernando Bedoya

Antonio GarcĂ­a Moreno

Antonio GarcĂ­a Moreno

45


In memoriam

Eduardo Florido del Corral

Una medalla de oro eterna en el pecherín de la Virgen El 20 de junio de 2017 falleció José María Salmerón, hermano mayor que impulsó la renovación de la hermandad en los años 70 y 80, promovió la hechura y bendición de Nuestra Señora de Guía y el paso de palio de María Santísima del Buen Fin y dio estabilidad a la cofradía que tanto amó. 46

Este Miércoles Santo, María Santísima del Buen Fin estrenará una joya única que lucirá a partir de ahora eternamente su pecherín en cada salida penitencial, en cada culto interno, prendida para siempre bajo su íntima mirada allí en su capilla. El pasado 20 de junio se nos fue de nuestro lado José María Salmerón Durán (Sevilla, 29-11-1925), el hombre que con determinación y firmeza impulsó la renovación de la hermandad hasta configurarla tal y como hoy la conoce Sevilla. No se puede concebir la cofradía de La Lanzada sin la figura de José María Salmerón, primera medalla de oro de la hermandad y hermano mayor en dos etapas, entre 1970 y 1977 y entre 1982 y 1989. La importancia de su figura en la historia de la cofradía encarnada es capital y su legado queda plasmado en la Virgen de Guía,


que encargó a su amigo Antonio Illanes, y en el paso de palio, un altar andante gótico, particularísimo y único en la Semana Santa hispalense.

Pablo Bueno Ochoa. Y ya en los 70 accede al cargo de hermano mayor.

Será la primera vez que él falte a su cita anual después de décadas de devoción, cuitas y afanes. Hasta bien entrado el siglo XXI siguió acompañando a sus titulares en la estación de penitencia, pese a su avanzada edad.Y, ya nonagenario, siguió asistiendo a los cultos más señalados de la corporación y a las salidas procesionales de sus queridas imágenes, tanto en otoño con la Divina Enfermera como en la sagrada primavera. En sus últimos años de vida contempló la cofradía junto a su mujer, sus hijas y sus nietas en su querida calle Sierpes, trasladando a todos sus familiares y allegados su auténtico, sincero y entrañable amor a sus titulares, siempre acompañados por su hijo bajo el antifaz y la túnica de raso encarnado y la capa crema, junto a la manigueta del paso que imaginó y dio a Sevilla para siempre.

Contaba orgulloso cómo logró que el Gobernador Civil diese permiso a la Policía Armada, con su banda de cornetas y tambores, para recibir al Cardenal Bueno Monreal en la plaza de San Martín, adornada con boato, el día de la bendición del paso de palio, Viernes de Dolores de 1973. Aquel Miércoles Santo, 18 de abril, vio cumplido su sueño de ver a la Virgen del Buen Fin bajo el nuevo palio, diseñado por Luis Jiménez. Dos millones y medio de pesetas de las de entonces costó la obra.

No podía imaginar la vida sin su cofradía, como no se podría entender la cofradía sin su obra. Socarrón y bromista en las distancias cortas, se ponía serio y firme cuando se trataba de su hermandad.Aún recuerdo el sofocón que se llevó en la calle Cuna, frente al antiguo cine Pathé, el año del parón por el regreso precipitado de Los Panaderos obturando la calle Orfila, después de haber visto desfilar la cofradía en Sierpes. La llovizna enervó su paciencia mientras el paso de palio permanecía arriado sin poder avanzar, con la cofradía apretujada intentando hacerle sitio a la Virgen del Buen Fin. “José María, que son cuatro gotas y ya no llueve más”. Casi se cae al suelo en el revuelo y la nerviosera. Más adelante se estaban mojando levemente el Santísimo Cristo de la Lanzada, que Illanes hizo en 1929, cuando él tenía apenas tres años y pico de vida y con quien trabaría amistad pasados los años, y la Virgen de Guía estrenada en 1971 y que él había encargado al escultor umbreteño para terminar de configurar el misterio. Su vida corrió paralela a la hermandad durante casi todo el siglo XX. Ingresó en 1942 de la mano de su amigo Pino, el de los guantes.Y a partir de ahí se volcó en cuerpo y alma. Él ya estaba allí cuando Luis Jiménez realizó el magnificente paso de misterio, estrenado en 1950. En los años 60 crece su participación en la hermandad, a cuya junta de gobierno se vincula como mayordomo, con

También participó en la comisión para la fusión de La Lanzada con la Divina Enfermera, auspiciada por Francisco Gordillo León, primero y, posteriormente, con la Sacramental. En 1981 aprobó la autoridad eclesiástica las nuevas reglas con la fusión de las tres hermandades en una sola y la corporación terminó de configurarse tal cual la conocemos hoy día. En 1989 terminó su segundo y último mandato: dio paso a los más jóvenes para que continuasen su labor. Pero continuó vinculado a la hermandad, hasta sus últimos días de vida. De resultas de tanto empeño, recibió la primera medalla de oro de la hermandad, privilegio al que también accederían Juan Gerona Soto, Pablo Bueno Ochoa y Francisco Gordillo León. Este Miércoles Santo que ya se acerca echaremos en falta en la calle Sierpes el brillo de sus ojos mientras, orgulloso y satisfecho, enseña a sus inquietas nietecillas la cofradía, su cofradía. Pero José María estará ahí, eternamente, luciendo incólume como una medalla de oro eterna en el pecherín de María Santísima del Buen Fin, que vigilará su gloria con su íntima mirada como él vigiló durante décadas y décadas el crecimiento recto y el buen discurrir de la hermandad. 47


In memoriam

Teresa,

70 años de amor a San Martín El pasado 31 de mayo fallecía a los 98 años de edad, Teresa García Chito, la que durante años fuera capiller de la Iglesia de San Martín. Teresa desembarcó en San Martín en torno al año 40 de la mano de la también querida y añorada María Berraquero. María y Teresa coincidieron en Santa Ángela de la Cruz en cuyo convento estuvieron de novicias. Tras esto, María se trasladó a vivir a San Martín con sus tíos, sacristanes en ese mo- Los miembros de aquellos primeros mento, acompañándole Teresa, llegando de esta forma hasta nuestro templo. grupos jóvenes que convivieron con Teresa, la recuerdan como una más de En un primer momento, ellas no realizaban ningún tipo de trabajo en la Igle- ellos. Participaba activamente en tosia, pero tras la muerte del tío de María y tras hacerse cargo de la iglesia la do, con gran agrado, a pesar de que en hermandad en el año 1967, ésta le propone a María ocupar el cargo de capi- ocasiones dejara escapar ese “espeller, algo que María acepta. A pesar de ser la capiller, las ocupaciones de María, cial carácter” que también la acompaque regentaba un taller, hacen que no pueda dedicarse con toda plenitud a ñaba. Ignacio Respaldiza, nos recuerda las labores de cuidado de la Iglesia, por lo que Teresa, que seguía viviendo allí, las cajas de mantecados y la botella comienza a asumir la mayor parte de los trabajos. de aguardiente que siempre guardaba desde Navidad para el montaje de En el año 1972 fallece María y Teresa recibe el encargo de desarrollar la labor los besamanos de la Virgen. Pasó sus de capiller de San Martín. Francisco Gordillo, que vivió hasta su muerte una últimos años de vida en el Convento estrecha relación con ella, recuerda especialmente la dureza de los primeros de las Hermanas de la Cruz de Coria, años de cuidados de la Iglesia y el esfuerzo empleado para limpiarla y ponerla quizás en el sitio donde siempre quien unas condiciones dignas para nuestra Hermandad. so estar. Fue una fiel admiradora de Teresa será recordaba siempre como una persona volcada con su herman- la figura de Santa Ángela de la Cruz, dad, con la que tuvo en todo momento una actitud servicial y de entrega. a la que llegó a conocer. Como ya se Ponía especial empeño en mantener en perfecto estado de revista todos mencionó, en su juventud llegó inclulos elementos de la Iglesia, en especial manteles y purificadores, quizás ani- so a pasar algún tiempo de novicia en mada por su anterior trabajo como planchadora en la casa de un miembro el Convento que la congregación tiene en Fuentes de Andalucía. de la familia Sanchez-Dalp. Vistió la túnica de nazareno en una sola ocasión, en un año de especial trascendencia para la historia de nuestra hermandad, el Miércoles Santo del año 1973. Este año fue el del estreno del paso de palio de María Santísima del Buen Fin. Probablemente no fuera casualidad, pues la Virgen del Buen Fin era la imagen a la que profesaba una mayor devoción, llegando a ser su camarera. Francisco Gordillo recuerda con especial cariño los consejos que le daba cuando vestía a la imagen: “este tocado un poco más abajo”, “aquello más arriba”. 48

En definitiva, se marchó una de las personas más queridas de la historia reciente de nuestra hermandad, admirada por muchos por su especial entrega, dedicación y cariño mostrado. Hasta siempre Teresa.


49


Dalmáticas para la Esperanza

Un salón frío y grande se convierte en sala de estar cada miércoles. Minerva prepara el café, Antonio el hilo musical, y aquella estancia vasta se hace habitable por unas horas. Cuando las dependencias de la hermandad se transforman en una extensión de nuestra propia casa, el corazón de la corporación late al ritmo de los desempeños de sus hermanos. De manera altruista, unas manos atentas y delicadas, con mimo y dedicación, sobrehílan, pespuntean y hacen patrones bajo el soniquete del motorcillo y la correa chirriante de una máquina de coser. Todo con el único fin de engrandecer el patrimonio de nuestra cofradía, ya sea haciendo esclavinas para los navetas, unas dalmáticas para los cultos y procesión de la Virgen de la Esperanza, o los trajes de libreas para los besamanos y besapié de nuestros amantísimos titulares, cosiendo con el mayor de los desvelos al servicio de los mismos. Juani, M. Carmen, Minerva, las dos Charis, Antonio, Eva, Paco, Ángeles, Fátima, María José… El enjambre de desvelos cotidianos que teje el día a día de la hermandad. Sin más retribución que la propia satisfacción de sentirse en la cercanía de María Santísima, a través de su dedicación. La hermandad y sus hermanos, la vida diaria en San Martín. Con las puertas abiertas para todos, como los que conforman el grupo de costura, para que sigamos manteniendo con fuerza y amor, esta casa de oración y fraternidad, que es nuestra hermandad de la Lanzada. Manuel Gómez

50


El tiempo entre costuras Uno de los objetivos, o quizás el más importante de este curso de costura de la hermandad de la Sagrada Lanzada, ha sido el hacer las dalmáticas y ropón de salida de Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera.Yo no he podido asistir todo lo que me hubiese gustado, pero otras muchas manos sí que lo han hecho. Entre todas hemos aportado nuestro granito de arena a este gran mar que constituye la hermandad. Lunes y miércoles eran los dos días fijados para tal fin. Manos de mujeres laboriosas se han afanado para conseguirlo. Líneas curvas y rectas trazaba con esmero Mª Carmen, sobre el papel marrón. Patrones que fueron cobrando forma y vida sobre la tela verde brocada, enriquecida de galones dorados. Para ello contábamos con las dos Charis, una la maestra de costura, la otra, alumna abnegada y experta indiscutible de la máquina de coser. Juani, con su garganta coplera daba la nota alegre. Minerva, la cafetera indiscutible, dispuesta a aliviar la sed de la merienda. Fátima, entre hilos y clavos pasó la previa a la Semana Santa, para unirse posteriormente con entusiasmo, al grupo. Y por San Lorenzo, con pasos pausados pero firmes, soportando el calor de un verano incipiente, llegaba a San Martín, Ángeles, mi madre, de la mano de mi hermana Rosa y algún día también su melli, Anto, para echar una mano y coger el toro por los cuernos, de esos galones que se resistían y al que temíamos como a uno de Miura. Sus manos arrugadas por el paso de los años, pero ágiles y veloces aún, trabajaban sin descanso. No hablaba, sólo cosía e hilvanaba.Y como olvidarme de Eva, “… yo no sé coser…” le dijo a Chari cierto día, pero puso todo su empeño, y se hizo una diestra medidora, con mi hermana Rosa, del galón central. Pero todo no son féminas en este taller, no podemos olvidarnos de Antonio, siempre dispuesto a ayudar, dueño del alfiletero, poseedor del arte de enhebrar la aguja fuera del color que fuere. Y a su hijo, perfecto maniquí de dalmáticas de cual51


52


quier tamaño. Todas le venían bien. Y como no, Manolo, llegaba un poco más tarde con su particular humor, bien dispuesto a dar ánimos a la concurrencia. “Nos sentimos orgullosas por lo realizado” El curso concluyó y el objetivo se alcanzó. Nos sentimos orgullosas por lo realizado. Por un trabajo que siempre podía haber sido mejorado, pero creo que la voluntad de hacer por el bien de la hermandad, supera las posibles deficiencias que pueda tener. La Virgen de la Esperanza Divina enfermera salió a la calle con su cortejo de acólitos de verde Esperanza, relucientes, renovados, como el amor que ella posa como una paloma sobre todos sus hijos. Los rayos de su diadema y ráfagas benditas, refulgiran, alumbrando nuestro caminar. A las costureras; unas profesionales, otras ocasionales, nos queda el regusto de haber concluido un trabajo que se hacía arduo y difícil. Hemos disfrutado de días de convivencia, de risas, incluso de algún quejío de Juani, pero sobre todo de haber hecho hermandad.

“Nos queda el regusto de haber concluido un trabajo que se hacía arduo y difícil. Hemos disfrutado de días de convivencia” Hermandad que construimos entre todos los que formamos parte de ella. Las puertas están abiertas para rezar, echar una mano en priostía, en la costura… en cualquier rincón donde se precise. Porque sin esas manos esto sería sólo el escaparate de una procesión y Dios nuestro señor quiere que sirva para que demos ejemplo de cristiandad, de santidad. Tenemos que hacer iglesia, como dice el papa Francisco:”La iglesia es femenina… “y tenemos que estar como María lo hizo con su hijo, pendiente de lo que necesita nuestro hermano y para eso la tenemos a Ella sirviéndonos de ejemplo. La virgen de la Esperanza Divina Enfermera, madre de Jesús y madre nuestra. Ella nos ayudará a llegar a él haciendo hermandad, sin vergüenza, con el orgullo de pertenecer a una iglesia de todos y que nuestras pequeñas puntadas sean el camino que nos indique donde está su luz.

Mª José Rodríguez Macías

53


Marta Guisado Simón

La Sagrada Lanzada Si hay algún vínculo profundo y duradero en nuestras vidas son los sentimientos cofrades. Amor, tradición, ritual… un sentir que nace de lo más profundo y que hace que lo sintamos nuestro, parte de la familia. Esto mismo es lo que ocurre con la familia Barbero, unidos a la cofradía durante tres generaciones que quizás podríamos considerar cuatro. Hablando de cofradías, decir Barbero es decir Lanzada, porque para esta familia si hay un día marcado en rojo en el calendario (en rojo Lanzada, por supuesto), es el Miércoles Santo. Curiosamente el que dio comienzo a este sentimiento no fue nunca hermano, ni siquiera era sevillano de nacimiento. Fue Antonio Barbero (el padre del eslabón más veterano de esta saga), el que quedó prendado del portentoso misterio (allá por el año 45, coincidiendo con el estreno

54


en tres generaciones de nuestro actual paso de misterio), y aunque la vida no le dio oportunidad de hacerse hermano de la Lanzada, ese sentimiento que tenía pudo transmitírselo a sus dos hijos, que sí fueron hermanos de la cofradía desde niños. MANUEL BARBERO. Hermano desde 1955 Para mí la Lanzada es y forma parte de mi vida, dándole la forma que tiene ahora, ya que sin la Lanzada mi vida y la de mi familia habría sido totalmente diferente. Fue mi padre quien nos inculcó el amor a la Lanzada y mi madre quien nos hizo hermanos, por eso los tengo muy presentes siempre, ya que además ese amor que nos supieron transmitir yo pude mostrárselo a mis hijos reforzando así los sentimientos familiares entre nosotros y la Lanzada. Por eso, cada año, cada Miércoles Santo, me siento feliz de poder vestir el hábito de nazareno y poder acompañar a nuestros sagrados titulares junto a mi hijo y mi nieto, que ya forma parte también de la familia lancera. Y es que la Lanzada tiene algo especial, desde la personalidad de su estilo, la vistosidad de las túnicas, la majestuosidad de sus pasos… y por supuesto nuestros titulares, que hacen de la cofradía algo grande y del Miércoles Santo un día especial y completo para la familia, muy difícil quedarte con un solo momento de tantos que vivimos en esas horas. FRANCISCO JOSÉ BARBERO. Hermano desde 1981 privilegiado porque desde siempre he ido muy cerca del Señor cada Miércoles Santo. Gracias a mi padre, que nos hizo hermanos desde muy pequeños, puedo ahora ir en el último tramo y Siempre cuento los años que tengo por las semanas santas vividas, y en partícu- vivir estampas tan emotivas y espectalas por los Miércoles Santos. Tengo el orgullo que desde que aprendí a caminar culares como la subida de la cuesta del empecé a acompañar al Señor de la Lanzada y a su Bendita Madre Nuestra Se- bacalao, la estrechez de Placentines o ñora de Guía y gracias a Ellos no he faltado nunca a la cita. A veces de nazareno, la llegada a la Plaza de San Martín, ya en a veces de acólito, pero siempre con Ellos. Al principio junto a mi padre y mis la recogida. Pero si hay dos momentos hermanos, y a día de hoy ya he traído a varios lanceros más, aunque el que más con los que me quedo cada Miércome llena de orgullo es mi hijo Héctor, el benjamín de la familia Barbero que ya se les Santo es con la salida del paso de misterio de San Martín y con la calle ha estrenado como inquieto monaguillo del Señor. Cervantes, que parece que se hizo a En casa conservo todos los boletines que ha editado la Lanzada, desde el núme- medida para la Lanzada. Por este moro cero encuadernados, y de vez en cuando me gusta leerlos y recordar tantos tivo quise que mi hijo fuese también momentos vividos en San Martín con mis hermanos y por supuesto en nuestra hermano desde pequeño para que salida procesional. pueda vivir lo mismo que yo he vivido Vivo muy intensamente cada Miércoles Santo, desde por la mañana temprano y lleve siempre el cariño y devoción en San Martín. Ya por la tarde, durante la estación de penitencia, atesoro cada al Señor de la Lanzada, a Nuestra Semomento y los guardo en mi retina para poder revivirlos a lo largo del año a ñora de Guía y a María Santísima del la espera de una nueva Cuaresma y una nueva Semana Santa. Me considero un Buen Fin, y así desde que nació se lo hemos dado a conocer, enseñándole Desde que mi memoria alcanza guardo recuerdos de la Lanzada, tanto en la Iglesia, en repartos de papeletas… como por supuesto de nazareno. Me recuerdo a mí mismo correteando entre las filas de nazarenos de regreso a San Martín, con mi varita muy cerca del paso

55


tantas cosas que tiene la semana santa y nuestra cofradía.Y aunque la Lanzada abarca muchos sentimientos, vivencias y momentos a lo largo de toda la vida y de todo el año, la mayor satisfacción que tengo es poder ir con mi padre y mi hijo, los tres con el hábito de nazareno, el Miércoles Santo a San Martín. HÉCTOR BARBERO GUISADO. Hermano desde 2016 Hola hermanos. Esto lo escribí hace ya un año, pero quiero compartirlo con vosotros porque estas mismas sensaciones este año se han vuelto a repetir en un nuevo Miércoles Santo: No hace mucho que llegué a este mundo… ¡¡todavía no hace ni un año!!, pero desde antes de que naciera, mis papis (que son muy cofrades) ya soñaban con este día. Día a día me hablaban del Miércoles Santo, y aunque en mi casa tengo un pasito de la Lanzada al que me gusta mucho agarrar la manigueta (mi padre me ha enseñado cómo se llama…), yo no le veía nada especial… ¡si en el año hay muchos miércoles… o eso pensaba yo, claro! Hasta que por fin llegó el día del que tanto había oído hablar… Por la mañana llegamos a San Martín porque era el día señalado para que me recibieran como hermano, y claro, me puse mis mejores galas. Durante los meses anteriores había estado viendo en Youtube muchos vídeos del paso de Cristo con mi padre, y me habían gustado mucho esos hombres que con una cosa en la cabeza, que luego me explicó mi padre que se llamaba costal, llevan el paso por las calles de esta ciudad tan bonita donde he nacido, que al parecer se llama Sevilla (qué nombre tan bonito, ¿verdad?), y de ahí que se llamen “costaleros”. Pues fue por este motivo por el que elegí vestirme de costalero para que me recibieran como hermano en la cofradía, a ver si en el futuro doy la talla y puedo ir debajo del Señor… Una vez que ya me pusieron mi medalla me hice muchas fotos: con los pasos, con mis papis, con mi abuelo, con el pregonero de este año… Fue un momento muy bonito, ¡pero no el más bonito del día, eso llegaría después! Nos fuimos a casa a prepararnos, y papá le dijo a mamá que era la hora. Ella cogió la túnica y empezó a vestirme.Yo ya la había visto unos días antes, pero hoy me parecía más bonita… ¿será por eso que mi papi decía que el Miércoles Santo es un día especial?... no sé, pero es verdad que la túnica me quedaba muy bien, y yo iba muy a gusto con ella, ¡además mi papi y mi abuelo iban igual que yo! Nos fuimos hacia San Martín, que es como se llama la casa del Señor de la Lanzada y yo me dormí un rato para estar descansado para lo que nos esperaba más tarde… ¡y cuando me desperté estábamos ya llegando! Fue en ese momento cuando papi aprovechó para que nos hiciéramos una foto, como él había hecho cuando era pequeño con el abuelo y los titos… porque 56

la Lanzada también es parte de mi familia… ¡soy la tercera generación de Barberos en la cofradía! Entre estas dos fotos hay más de 30 años de diferencia (¡halaaaa!) y aunque ya mis titos no salen de nazareno, mi papi nunca ha faltado a la cita ningún Miércoles Santo. Desde hoy, yo tampoco quiero faltar nunca… y a lo mejor también mami pueda estar con nosotros en la fila algún día de nuevo… Me dio mucha pena despedirme de papá y del abuelo, espero que los próximos años pueda ir con mi papi como él me ha contado que iba con el abuelo… ¡¡es que es verdad que el Miércoles Santo es muy especial, y la Lanzada muy bonita!! Vimos la cofradía en la calle Conde de Torrejón, donde el paso del Señor dio una vuelta muy bonita. La Virgen también iba muy bien, me gustan mucho los dos pasos. Y la música no me da miedo, jeje (también escucho con papi muchas marchas de las Tres Caídas… ¡desde que estaba en la barriga de mamá las escuchaba y daba pataditas para decirles que me gustaba mucho!) Luego como soy todavía pequeño tuve que hacer unas cuantas paradas, y no pude volver a ver la cofradía hasta que el paso del Señor llegó a San Andrés. Qué oscuro estaba, los nazarenos llevaban ya los cirios encendidos y es muy bonito… aunque ya con la oscuridad y la hora que era… yo me quedé dormido ya en los brazos de mi mami, pero qué mejor momento para dormir, ¿verdad? Viendo al Señor llegar a su casa… Este año ha sido mi primer Miércoles Santo y ha sido especial. Porque era verdad lo que me decían mis papis y ya quiero que llegue otro Miércoles Santo. ¡Yo ya también soy Lancero! Y quién sabe, quizá algún día pueda coger la manigueta de verdad ;)


57


Que sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha

Daniel García Acevedo

San José de la Montaña Una delegación de la Hermandad de la Lanzada visita el Convento de San José de la Montaña, una entidad que recibe ayuda de la Diputación de Caridad Nuestra Diputación de Caridad, dentro del programa de ayudas que lleva a cabo durante el año, atiende desde hace tiempo al conocido como Convento de San José de la Montaña. Desconocido por muchos, hemos querido, para este boletín, tener un acercamiento para dar a conocer la importante labor que realizan y para lo que destinan la ayuda que les prestamos. Para ello, nos desplazamos al Centro Hogar que regentan en nuestra ciudad, situado en pleno barrio de Santa Cruz, en la calle Guzmán el Bueno, muy cerquita de la Parroquia de Santa Cruz. Allí nos recibió muy amablemente la Madre Belén, a la sazón Directora del Centro de Estudios. El nombre correcto de esta Congregación es Madre de Desamparados y San José de la Montaña. Para entender bien el carisma de esta Congregación, se remontan a su fundadora, Madre Petra, que vivió un gran terremoto en Málaga por el que muchos niños se quedaron huérfanos y tuvieron que ser recogidos por ella. El “late motiv” de esta Congregación radica en que lo más importante es el amor a los hijos naturales de todas las madres, el amor misericordioso. Por esto, todas las monjas de esta congregación, son Madres y no hermanas como en el resto. Su principal labor es la atención a niños desfavorecidos, aunque en otras ciudades también atienden a ancianos. La Madre Belén nos indica que, actualmente en nuestra ciudad, el Centro, tutelado por la Junta de Andalucía, está compuesto por 5 Madres que se dedican a enseñar y a atender a niños. Por un lado se encuentra una guardería o escuela infantil y, por otro, un hogar donde atienden a 17 niños con problemas o carentes de medios, para cubrirles sus carencias afectivas y formarlos para el futuro, ya que cuando cumplen los 18 años, la mayoría de edad, tienen que salir del Centro. En este sentido, la Hermandad de la Redención está trabajando con ellas para llevar adelante el proyecto Mayoría de edad, con becas para que los que deseen continuar con sus estudios, puedan hacerlo. 58

Actualmente, en España, tienen centros también en Madrid, Barcelona,Valencia o Málaga, por mencionar algunos. Igualmente se han expandido por el resto del mundo, por sitios como Italia o Sudamérica, entre otros. Las Madres se encargan de dar las clases a los niños, ya que tienen preparación académica para ello. La propia Madre Belén nos confiesa que ella tiene los estudios de Trabajadora Social y que le parece bien que se les pida esta titulación, ya que por ser monja no considera que deba tener ventaja contra otros seglares a los que si se les pide el título para poder impartir clases a niños. Nuestra Hermandad colabora con esta Congregación a través del Economato Casto Antiguo, cosa que valoran mucho estas Madres. La Madre Belén nos cuenta como a los niños sevillanos les encantan las tradiciones típicas de aquí (la Semana Santa, la Feria, la Navidad) y se vuelven locos con las comidas de toda la vida como una simple sopa, o dulces como los polvorones y mantecados. Comenta que esto no lo había visto en otros Centros en los que ha estado destinada, puesto que ella es valenciana y antes de en Sevilla ha pasado por otros sitios como Málaga. Sirvan estas líneas para agradecer a la Madre Belén su simpatía y su disposición a la hora de realizar este artículo para acercar a todos los hermanos de la Sagrada Lanzada el Centro Casa Hogar San José de la Montaña.


MAYORDOMIA

Luis Cepeda Mayordomo primero

Un año cargado de proyectos Aprovecho estas páginas del Boletín para repasar en pocas líneas la situación económica de la Hermandad, las actuaciones que se han realizado y los proyectos que nos planteamos con los recursos económicos, limitados y limitativos, de que disponemos. La situación económica actual de la Hermandad puede calificarse como bastante aceptable. De hecho como se expondrá en el próximo Cabildo de Cuentas se cerró el ejercicio 2017 con superávit, no existiendo deuda alguna con proveedores ni otro deudor, salvo la deuda a largo plazo por importe de 92.920,35 euros a día 1 de diciembre de 2017, constituida por las hipotecas que gravan los inmuebles sitos en la calle Divina Enfermera. No obstante, también es cierto, que la Hermandad es acreedora de una deuda en concepto de cuotas de hermanos impagadas, que aunque se ha reducido este último año en términos cualitativos, sigue siendo importante. Existe un buen número de hermanos con los que se ha llegado a acuerdos de pago para ir reduciendo su deuda y se anima a aquellos que lo deseen a que se pongan en contacto con Mayordomía para hacerlo. En el Cabildo General de Presupuestos del pasado 30 de noviembre se aprobaron los presupuestos de ingresos y gastos para el ejercicio 2018. La estructura de los mismos, así como la denominación de alguna de las partidas se han adecuado a los modelos normalizados de la Archidiócesis, asimismo se ha intentado elaborar unos presupuestos más ajustados a las cifras reales, para evitar que después existan las desviaciones en la ejecución de los mismos respecto a los que aprueba el Cabildo General, que se vienen produciendo en estos ejercicios pasados. En dicho Cabildo se acordó mantener las cuotas existentes hasta ahora, es decir, 20 euros (hermanos hasta los cinco años), 40 euros (hermanos hasta los 10 años) y 76 euros (hermanos desde los once años). En este ejercicio 2017 se han realizado una serie de actuaciones, las más importantes de las cuales se relacionan a continuación: 1. Restauración de nuestro titular, el Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada por parte del profesor Juan Manuel Miñarro. 2. Elaboración de nueva cruz para el Cristo, obra de Enrique Lobo. La antigua cruz quedará expuesta en la Iglesia de San Martín. 3. Confección por parte del taller de costura de la Hermandad de dalmáticas verdes para cultos y acompañamiento de Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera en su salida procesional. Se estrenaron el pasado mes de octubre. 59


4. Restauración de saya, manguitos y corpiño de Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera. 5. Se prosigue con el cambio progresivo a sistema LED de la iluminación de las diversas instalaciones, que, previsiblemente, permitirá un ahorro en la facturación de energía eléctrica. 6. Diversas actuaciones de conservación en la Iglesia y resto de dependencias, significando el remozado de las capillas bautismal, sacramental y de la Virgen del Buen Fin así como del Salón de la Hermandad. En este sentido se ha cambiado la decoración de las paredes del mismo con cuadros donados por el cuerpo de diputados. 7. Nuevo cuadro de programación, correas, martillo y badajos de las campanas de la Iglesia. 8. Restauración de la parihuela del paso de Virgen. 9. Restauración y dorado del llamador del paso de palio. 10. Restauración de diversas insignias y otros bienes de la Hermandad. 11. Implantación de la intranet de la Hermandad. 12. Habilitación en la página web de la Hermandad (www.lanzada.org) de la posibilidad de realizar donativos online por parte de toda persona, hermana o no, que quiera colaborar con la misma. En el momento de elaboración de este Boletín se estaban realizando, a su vez, las siguientes actuaciones: 1. Realización de casquillos de cruz por orfebrería Ramón León, donados por hermanos. 2. Se está confeccionando por parte del taller de Esperanza Elena Caro un manto de camarín para el culto y salida procesional, según proyecto de Gonzalo Navarro Ambrojo sufragadas, en su mayor parte, con aportaciones voluntarias de los hermanos. Si lo desea pueden hacer las donaciones que estime oportunas en la cuenta corriente de la Hermandad de CAIXABANK, número ES52 2100 2518 1902 1005 3865, bien a través de la página web de la Hermandad o personalmente en las dependencias de Mayordomía. Su estreno está previsto para la Cuaresma de 2018. 3. Confección de un nuevo manto de salida para María Santísima del Buen Fin, confeccionado por el taller de costura de la Hermandad (donado por un hermano). 4. Realización de nuevas asas para la Cruz de Guía, donado por un hermano y ejecutado por Artesanía Santa María. 5. Realización de nuevos pedestales para el culto. Por otra parte, pasamos a relacionar las intenciones y/o proyectos que pretendemos llevar a cabo en los próximos meses, siempre que los recursos económicos de la Hermandad lo permitan: 1. Restauración de nuestra titular letífica, Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera, previo proyecto del profesor Juan Manuel Miñarro y consiguiente aprobación en Cabildo Extraordinario. 60


2. Restauración de fisuras en la figura ecuestre por parte del escultor e imaginero D. José Antonio Navarro Arteaga. 3. Confección de nuevos mantolines para las Santas Marías. 4. Restauración o sustitución de la puerta de madera de la puerta ojival. 5. Terminación del respiradero trasero del paso de palio. 6. Manto de salida de terciopelo verde para Nuestra Señora de la Esperanza Divina Enfermera. 7. Manto de terciopelo negro. 8. Restauración de varas y dorado de jarras del paso de Virgen. 9. Realización de nuevo INRI. 10. Realización de andas para viacrucis y para el traslado de María Santísima del buen Fin a su altar de culto. Además, se ha presentado en la Hermandad un proyecto para la restauración por parte de Juan Luis Coto Cobo de las cuatro pinturas del retablo de la Iglesia de San Martín, realizadas por Gerolamo Lucente en el s. XVII. Se llevaría a cabo previa autorización de la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía con contribuciones abiertas a todos los sevillanos y apoyo de diversas instituciones de la ciudad. Lógicamente se anima a todos los hermanos a colaborar igualmente en la financiación de este importante proyecto de recuperación patrimonial. Esperemos alcanzar la mayor parte de los retos propuestos con la ayuda de nuestros Amantísimos Titulares y de todos los hermanos.

Boceto de nuevas asas para la Cruz de Guía

El nuevo juego de casquetes de la cruz del Cristo de la Lanzada Se diseñan unos remates de cruz en estilo gótico para la imagen del Santísimo Cristo de La Sagrada Lanzada de Sevilla basándose en el estilo gótico florido desarrollado en otros elementos realizados como las potencias del señor, corona y puñal de la virgen etc.Y el cual es característico de la cofradía, inspirado en el altar mayor de la catedral sevillana. Los mismos constan de desarrollo redondo donde una greca gótica cubre toda la parte inferior, dándole perfil de pináculos, rosetas y florones por arriba y por debajo. En esta greca van incluidos cuatro representaciones de atributos de la pasión. Dichos atributos van sobre un fondo de vidrieras en color rojo. Sobre esta greca va una pieza entallada con perfil mixtilíneo con decoración de corona de espinas y hojas de cardo terminando en una forma de piña. A su vez en la zona intermedia una crestería de cardinas y óvolos a modo de doble remate del casquillo. Llevaría incluido el sistema de cogida a la cruz. Ramón León Losquiño 61


SECRETARÍA Bodas de Oro Fernando Perez de la Fuente Sinesio Sanchez Fernandez Jose Antonio Llani Diaz Jose Maria Molina Bermudez Fco. Javier Gautier Navarro

Bodas de Plata Sergio R. Bueno Martinez Jose Luis Duran Diaz Miguel Leon Piedra Desiree Leon Roman Javier Perea Ramirez Manuel Soto Ossorio Julian Jimenez Torres Andres Garcia Vega Guillermo Vera Barroso

Isabel Mª Lopez Garcia German Real Campaña Rafael Perez Romero Maria Cala Rodriguez Lobo Tomas Enrique Diaz Lima Patricia Alcala Felizon Antonio J. Jimenez Segovia Mª Del Pilar Martinez Gordillo Fernando Moya Cansino Pilar Perez Ruiz Vicente Serrano Carrillo de Albornoz Jose A. Aznar Moreno Rebeca Perez de Muñoz Abelleira Rosario Fatima Martinez del Valle Raul Zea Rodriguez Rafael Reinoso Sanchez Dario Rodriguez Cutiño

Con todos ellos se pondrá en contacto esta Secretaría para la comunicación de la entrega del recordatorio de estas efemérides.

CONVOCATORIA DE CABILDO GENERAL ORDINARIO DE SALIDA, CUENTAS Y PROPUESTAS En cumplimiento de lo que preceptúan nuestras reglas, se le cita a Cabildo General Ordinario de Salida, Cuentas y Propuestas, a celebrar en la Iglesia de San Martín el próximo viernes, 16 de febrero de 2018, a las 20,00 horas en 1ª convocatoria y a las 20,30 horas en 2ª y última con arreglo al siguiente: ORDEN DEL DÍA 1º Invocación al Espíritu Santo 2º Lectura y aprobación, si procede, del acta del Cabildo anterior 3º Lectura y aprobación, si procede, de la Memoria del año 2017. 4º Lectura y aprobación, si procede, de las Cuentas del año 2017 5º Aprobación, si procede, de la Estación de Penitencia a la S.I. Catedral el próximo Miércoles Santos 2018. 6º Informe del Hermano Mayor 7º Ruegos, preguntas y proposiciones. 8º Oración por las Ánimas Benditas. Vº Bº El Hermano Mayor Antonio Ramírez Iberburen 62

Secretario 1º Daniel García Acevedo          


ACTO DE ENTREGA DE MEDIOS CIRIOS El próximo día 24 de Marzo, sábado, tendrá lugar el acto de entrega de los medios cirios para todos aquellos herman@s con edades comprendidas entre los 7 y los 11 años. El acto comenzará a las 17,30 horas y finalizará con una merienda en la casa Hermandad.

Meditación de Francis Segura ante Nuestros Titulares El cofrade Francisco Javier Segura Márquez realizará la anual Meditación ante el Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada y María Santísima del Buen Fin en la tarde antes del Besamanos y Besapies, concretamente el día 17 de marzo de 2018. Francis Segura, con solo 32 años, ha pronunciado incontables pregones, meditaciones o reuniones literarias, tanto en Sevilla capital como en su provincia y fuera de ella, destacando entre ellas las dos más importantes de nuestra ciudad como son el Pregón de las Glorias en 2009 y el de la Semana Santa de Sevilla en 2013, siendo el más joven en realizarlo con 27 años. Es hermano de las hermandades de la Amargura, los Javieres y San José Obrero, entre otras de la capital, siendo en la actualidad miembro de las Juntas de Gobierno de las Hermandades de la Divina Pastora y Santa Marina, Virgen del Mar, Guadalupe de la Misericordia y la Congregación Eucarística de Luz y Vela.

LA LANZADA EN WHATSAPP

638 158 771

- Guarda el número en tu agenda. - Envía un Whatsapp con tu nombre y apellidos - Recibe toda las noticias y eventos

INTRANET DE LA HERMANDAD ¿Para qué sirve?

¿Cómo me doy de alta?

- Gestionar tus datos personales actuales almacenados en la Hermandad - Estar al corriente de datos bancarios y pago de recibos - Solicitar la papeleta de sitio de la cofradía - Dar de alta a un nuevo hermano

- Accede a través del menú “Acceso Hermanos” de la web - Hacer clic en “Soy hermano y quiero solicitar acceso” - Rellena los datos que se solicitan: “correo electrónico”, “DNI”, “fecha de nacimiento” y “código postal”. - Se enviará un correo electrónico con la contraseña

Si en el sistema de gestión de hermanos falta alguno de los datos que se solicitan en el formulario (correo, dni y fecha de nacimiento) NO PODRÁ EFECTUARSE EL ALTA. Para solucionarlo, ponte en contacto con Secretaría. 63


Lanzada desde el atril Meditación a Nuestros Titulares 2017 Antonio Gila Bohórquez

Junto al que tiene la pena De haber perdido sus sueños. Por eso las “levantás” Van siempre con fuerza al Cielo Así podré ver quién sufre En ese mundano infierno. Mi querido Manolito, Así, siempre, la has mostrado En tantas charlas, encuentros Que has mantenido con Ella Durante fríos inviernos. Y así te ven hoy, María. En tu mano darán besos Uno por cada persona. Otros, más de uno, por miedo Cincelarán tu peana Como enseñaron abuelos Hace ya bastantes años. Tantos como tiene el pueblo, Te ama, te quiere y te canta, Ponen tu Nombre en el de ellos En sus vidas consagradas A este Barrio que te ha hecho. Traerán las generaciones De los capirotes nuevos Con una lágrima viva Mientras te recitan versos Como una simple oración Queriendo coger tus dedos. Bella Virgen del Buen Fin, Docta Madre de estos pechos Que tan abiertos mantienes, Emanando en ellos fuego En la soledad ferviente De estos bancos misioneros. Dejo puestas estas manos, Las que han creído ser maestro

64

Del misterio de la vida Y ahora me siento pequeño Cuando miro esas tuyas Que reciben tantos besos. Mis manos, son sólo manos, Las tuyas son un misterio Pues devuelves a la vida A todo aquel que se ha muerto,

Sin medicina, ni fármacos, Sólo en tus manos, dispuesto, Se concentra aquel cariño Que llevaremos por dentro. Dejo puestas estas manos, Esta Oración, mi Evangelio, Para curar, otro miércoles, A los pobres y los enfermos.


PREGÓN DE LA ESPERANZA 2018 Moisés Ruz

Por eso, será por eso Que ríes aunque te duela. Que vives cada momento En esa sala de espera. Porque allí están tus nietos Los que en la lanza fundieran Con la unión los mil recuerdos Del hospital que regentas. Donde radican los sueños, Donde estará mi condena Cuando me falten sus besos Y los latidos que aferran. Por eso, será por eso Que cuando cruzo tu puerta Tú eres la que me abraza, La que me quita las penas… Y al final de mis plegarias, Cuando me faltes, abuela, Te encontraré en la esperanza De la Divina Enfermera.

GUÍA Juan José Ortega Granadino Me pregunto a dónde voy por la senda de la vida, con el alma que no olvida lo que he sido y lo que soy. Pero sé a día de hoy Quién será la garantía de mi dicha y alegría, sabiendo que mi destino tendrá luz en el camino junto a la Virgen de Guía.

65


I N M O B I L I A R I A

Tel.: 955119294 - 696946877 e-mail: alberoinmo@gmail.com www.alberoinmobiliaria.com Plaza San Mateo - Alalá de Guadaíra (Sevilla)

Especialistas en Chapa y Pintura

954 317 387

QUESADA Ctra. Carmona, 49 - Sevilla T.: 954 435 602 - 647 999 274 66

GRÁFICAS SAN ANTONIO C/ Almansa, 7 Acc. 41001 Sevilla - 954 22 27 47 E-mail: grsanantonio@gmail.com grsanantonio@gmail.com


67


68

Boletin Sagrada Lanzada 2018  

Boletín de la Imperial Hermandad Sacramental de la Sagrada Lanzada de Sevilla. Año 2018.

Boletin Sagrada Lanzada 2018  

Boletín de la Imperial Hermandad Sacramental de la Sagrada Lanzada de Sevilla. Año 2018.

Advertisement