Page 1

Zaira y Alejandro

UNA BODA LLENA DE ALEGRÍA Y AMOR

GALAPAGAR 120316

La pareja, que se convirtió en marido y mujer el pasado 12 de marzo, derrochó, junto con sus invitados, entusiasmo, optimismo, vitalidad y felicidad en su gran día.


PREPÁRATE para

descubrir

algo NUEVO

LAEXCLUSIVADELABODA.ES

LA EXCLUSIVA DE LA BODA es una marca registrada por Imagen and Media Comunicacion SL. © Copyright Leyenda | Todos los derechos reservados. Prohibida su venta y distribución.


SUMARIO Especial

LA EXCLUSIVA DE LA BODA

ZAIRA y ALEJANDRO

4 16

4

6 8

TRINIDAD

6

8

26

46

El restaurante de Galapagar, testigo mudo del enlace y banquete.

IMPECABLE

el novio con su elección.

LAS HERMANAS

de la novia se prepararon también junto a Zaira en Nereu Matías.

16

CONCENTRADA

26

TODOS UNIDOS

antes de emprender el recorrido hasta su futuro marido. en la bendición de Dios.

48

46 48

EL MENÚ,

un auténtico manjar.

MARIACHIS,

un regalo sorpresa desde Ecuador.

60 LOS MUÑECOS DE LA TARTA NUPCIAL

una caricatura de la pareja que conquistó a todos los asistentes.

78

CON SUS ANILLOS DE CASADOS

El matrimonio posó para nuestras cámaras en los Jardines de Trinidad.

LA FIESTA

de lo más divertida con música y muchos juegos.

LA EXCLUSIVA DE LA BODA marca registrada por Imagen and Media Comunicacion SL. © Copyright Leyenda | Todos los derechos reservados DEPOSITO LEGAL: CO 773-2012. Email: quiero@laexclusivadelaboda.es Edición impresa en Madrid 2016. Prohibida su venta y distribución.


UN NOVIO

IMPECABLE Alejandro llegó a la finca poco antes de las 11 de la mañana, acompañado por sus amigos más íntimos. Todos llevaban consigo los trajes que lucirían en una velada tan especial. Bajo un sol propio de un día de mayo, supervisaron los últimos detalles y comprobaron que todo estuviera en orden. Después de recorrer los espacios interiores y exteriores del restaurante, Alejandro fue a cambiarse. Junto a él, su círculo más cercano que le ayudó a vestirse prestando atención hasta el más mínimo de los detalles para que estuviera impecable. Alejandro no podía sentirse más feliz. Si algo tenía claro cuando fue a elegir el traje para su boda, era que no quería que fuera de un color habitual en este tipo de eventos. Por eso se decantó por el azul, aunque en un principio se planteó el verde, su favorito. En los instantes previos al enlace, su alegría se entremezclaba con los nervios del momento. Normal, porque como él mismo nos confesaba son su sonrisa omnipresente, estaba “a punto de vivir el día más importante del resto de su vida”.

4


restaurante Trinidad, testigo del feliz acontecimiento

El 12 de marzo de 2016 despertó, para sorpresa y alegría de todos, con un sol radiante que anunciaba un día típicamente primaveral lo que calmó considerablemente los nervios de Zaira y Alejandro que tuvieron muy claro, desde que lo visitaron, que el restaurante Trinidad se convertiría en sede de su enlace y banquete. Las nubes de los días previos desaparecieron como por arte de magia y como presagio del feliz futuro que aguardaba a la pareja, dando paso a la luz y el azul intenso del cielo madrileño, encantados de ocupar la primera fila en este día inolvidable. Desde primera hora, el bullicio y las prisas se apoderaron del restaurante con el objetivo de que todo estuviera perfecto en el gran día que estaba a punto de despegar. La finca se preparaba para recibir a estos dos jóvenes que se darían el “Sí, quiero” en el templete. Iban a vivir, entre sus jardines, los primeros momentos del resto de sus días. Comenzaba así a escribirse el primer capítulo de un hermoso libro de su historia de amor como marido y mujer.

LOS COMPLEMENTOS

Si algo tenía claro el novio es que no quería colores apagados. Optó por un traje muy atrevido en azul intenso que le favorecia especialmente y realzaba su espléndida figura. Cuando lo vió colgado en la tienda Underblue sintió un auténtico flechazo. “La elección fue un poco sorpresa. Tenía en la cabeza que quería que fuese de un color diferente y original. Salimos un día a ver opciones y lo encontré ¡Era el último y de mi talla! Parecía que el traje me estaba esperando así que no tuve que buscar más”. El traje lo combinó con un chaleco y corbata en gris perla y brillo, gemelos en plata con pantones azules de la firma Félix Ramiro y zapatos negros de cordones. Su amigo Nico le ayudó a ponerse los complementos y, entre todos, consiguieron apaciguar sus nervios para que disfrutara, en la medida de lo posible, de todos estos instantes previos.


“HE ENCONTRADO A LA COMPAÑERA IDEAL PARA COMPLEMENTAR MI VIDA”

Desde primera hora de la mañana Alejandro estuvo arropado por sus amigos. Sin embargo, el novio quiso compartir con el equipo de La Exclusiva sus sentimientos en esta recta final como soltero: “Espero vivir una vida aún más feliz de la que venía viviendo. Ahora creo que tengo una compañera, una ayuda idónea, ideal para complementar mi vida”, señaló Alejandro, que no podía evitar acordarse del día que la conoció. “Llegué a la Iglesia donde estaba ella cantando y cuando terminó empecé a relacionarme con la gente, a conocer a todo el mundo. De ella me sorprendió que en todo momento estaba dispuesta a ayudar a las personas, a dar, a ver qué se podía hacer, qué más podía dar… Me impactó su manera de ser”. Ya sólo quedaba esperar a que llegara la novia. Mientras tanto, Alejandro trató de relajarse disfrutando del jardín del restaurante, contemplando su lago, e intentando aprovechar y exprimir cada segundo del comienzo de su nueva vida. “Estoy muy feliz por el paso que voy a dar”, dijo contundente.

6

RODEADO DE LOS SUYOS

Alejandro quiso compartir los momentos previos al enlace con sus amigos y su familia, equipo de sonido en el jardín. Su hijo Izan puso la nota inocente e infantil a la velada, y y los zapatos que se había dejado en casa


, que estuvieron con él en todo momento preocupándose de que todo saliera según lo previsto. Carlos se encargó de ajustar el y Nico estuvo tan pendiente del novio que hasta se olvidó de sí mismo teniendo que regresar a Madrid para ir a buscar su corbata


El timbre no paró de sonar. En tan solo unos segundos la casa de los padres de Belén se llenó de los familiares más cercanos de la novia: sus hermanas, cuñados, hermano, tíos y prima de Valladolid, la última en llegar. Muy cerca de aquí, a tan solo unos pasos, la pareja ha fijado su nidito de amor. Sin duda, una familia bien avenida. 8

8


en la peluquería

Todos pendientes de la GRAN PROTAGONISTA

El sábado 12 de marzo comenzó muy temprano para Zaira y su familia. A primera hora de la mañana se presentaba en la peluquería Nereu Matías, situada en la calle Julio Antonio del barrio de Carabanchel, lista para peinarse, maquillarse y vestirse bajo la atenta mirada de las personas allí congregadas. La sonrisa no se le borró de la cara ni un segundo. Pocas horas después le daría el “Sí, quiero” al hombre más importante de su vida. Las ganas y la ilusión porque todo saliera tal y como había imaginado se palpaban en el ambiente. La preocupación por la climatología se había disipado y la alegría se contagiaba en un día en el que ya se vislumbraba, iba a ser perfecto.


UN HECHO INAUDITO

Si algo caracteriza a Zaira, tal y como fue descrita por todos y cada uno de sus invitados, es su generosidad y su capacidad de dar a los demás. Incluso el día de su boda no dudó en dedicarle unos minutos a su hermana Desiree, y ayudarla a estar aún más guapa para el feliz evento, siempre sin perder la sonrisa y sin dejar que los nervios se apoderaran de ella, a pesar de sentirlos a flor de piel.

Nadia, la hermana de Zaira y dama de honor en la ceremonia, observa divertida la escena y no pierde de vista a la novia mientras se arregla para su gran día.

10


espectacular La elección de Zaira no pudo ser más acertada. El maquillaje resaltaba sus facciones y destacaba sus hermosos ojos. Para el pelo optó por un medio recogido que permitía lucir su preciosa melena. La novia estaba radiante, lista para disfrutar del día más importante de su vida.


12 12


Zaira vio su vestido por internet y enseguida supo que estaba hecho para ella. “Fui a la tienda, me quisieron mostrar más y les dije que no, que quería ese”, confesó la novia. Se trataba de un vestido corte sirena de la firma More Lee que le regaló su madre. Con la ayuda de sus damas de honor y ante la atenta mirada de su hermana Desiree, Zaira se preparó para el enlace. Junto a ella Nadia y Yenny, la hermana de Alejandro, no podían dejar de sonreír, al igual que Eugenia Quintero, la orgullosa madre de la novia.


San Juan de los PANETES,

UN LUGAR CENTENARIO

TESTIGO MUDO DEL ENLACE RESTAURANTE TRINIDAD Zaira y Alejandro tuvieron un flechazo con el restaurante Trinidad. Desde el primer momento, cuando pasearon por sus jardines y salones, supieron que era el lugar en el que querían unirse en matrimonio. Inaugurado en el año 1913, el restaurante, situado en la carretera de El Escorial, muy próximo a Galapagar, ha sido frecuentado por deportistas de élite y personalidades del mundo del cine y de las artes, y se disponía a ser testigo de un nuevo momento que recordar en la posteridad: el enlace de Zaira y Alejandro.

La trayectoria y experiencia de la finca, que supera los cien años, y sus espacios interiores y exteriores, hicieron que fuera el lugar elegido para celebrar y compartir el importante evento. Elegancia y sofisticación reunidas a las afueras de Madrid para dar la bienvenida a los más de cien invitados que iban a ser testigos del amor entre ambos.

14

La iglesia elegida por la pareja para la ceremonia es, sin duda, un lugar emblemático de la capital aragonesa situado muy cerca de la plaza del Pilar. En la imagen de la derecha, la torre octogonal queda reflejada sobre uno de los ventanales de cristal que se pueden encontrar en la calle Salduba.


LOS INVITADOS

CONTEMPLAN LA DECORACIÓN

Y BELLEZA DEL ENTORNO A SU LLEGADA


LA ESPERA Feliz y radiante, Zaira ya estaba

lista para vivir el día más importante de su vida. Hamlet, amigo y “casi hermano” de la pareja, como él mismo se definiría después, fue el encargado de trasladar a la novia desde la peluquería hasta el lugar del enlace. Luciendo esos tacones que tanto la caracterizan, Zaira llegó al restaurante Trinidad donde le aguardaba su padre, Javier Zapata, para cogerla del brazo y llevarla hasta su futuro marido. En la finca todos esperaban con ansiedad e impaciencia la aparición de la novia, prevista para las doce del mediodía. Mientras, los padres de Zaira aprovecharon para inmortalizar el momento que recordarían el resto de sus vidas.

16 18


Dania Guerra, la madre de Alejandro, guapísima con su traje verde, acompañó a su hijo al altar, notablemente emocionada ante los acontecimientos que estaba viviendo. La espera había llegado a su fin.

La espera se hizo eterna para Alejandro. Hacia la una menos cuarto de la tarde, el ansiado momento llegaba. Los niños corrían de un lado para otro gritando, anunciando la entrada en el recinto del coche nupcial, y los invitados se giraban buscando la irrupción de la novia en los jardines de la finca. Alejandro clavaba su vista en el horizonte buscando a la mujer con la que se disponía a compartir el resto de sus días.


LA NOVIA SORPRENDIÓ A TODOS ENTONANDO UNA CANCIÓN MIENTRAS CAMINABA HACIA ALEJANDRO El gran momento había llegado. Zaira, acompañada de su padre, hacía su aparición en los jardines. Del brazo de Javier cruzó el lago y desfiló sobre la alfombra roja, recorriendo el camino que la acercaba a Alejandro ante la atenta y emocionada mirada de todos sus invitados. La felicidad se dibujaba en los rostros de la pareja que no podían dejar de mirarse. Micrófono en mano, Zaira sorprendió a su futuro marido y a todos los asistentes entonando una preciosa canción con la que cantaba al “amor eterno”.

18


La complicidad entre Alejandro y su suegro queda más que clara con esta instantánea. Javier quiso saludar afectuosamente a su yerno y, de paso, ver bien la cara emocionada de su hija a su llegada.

UNA CEREMONIA LLENA DE AMOR

Por fin juntos, acompañados de sus seres más queridos, Zaira y Alejandro se

dispusieron a escuchar las palabras de Osvaldo Zapata, abuelo de Zaira y pastor de la Iglesia. El gran momento había llegado. A la izquierda de Alejandro, Dania, su madre, escuchaba atentamente el discurso de Osvaldo, con lágrimas asomándole en los ojos. Por su parte Javier, junto a Zaira, no disimulaba su inmensa felicidad ante la nueva gran familia que se estaba creando. Mientras, Osvaldo alababa el amor infinito que han de profesarse dos personas que se quieren, máxima aspiración de la unión en matrimonio. El templete de la finca permitía a los invitados no perder ningún detalle del transcurso de la ceremonia. El sol templaba el ambiente y daba calor a la gran familia y amigos que se habían reunido para compartir tan importante momento. Los novios, con las manos entrelazadas, escuchaban con atención las palabras de Osvaldo, con la ilusión de no tener que volver a separarse jamás.


Los otros

PROTAGONISTAS Javier y Dania no ocultaban sus emociones. Ambos casaban a sus primogénitos y se sentían tremendamente felices en un día tan especial. Para ellos, la unión entre Zaira y Alejandro suponía ganar un hijo y continuar ampliando su gran familia. La emoción se palpaba en los jardines en una velada que destacó por su carácter jovial, por la ilusión de todos los allí presentes, y por el amor que se respiraba en el ambiente y que auguraba una vida llena de felicidad para los recién casados.

20


Osvaldo tuvo el orgullo de casar a su nieta y preparó unas sentidas palabras dirigidas a la pareja. Los pequeños de la celebración contaron con el privilegio de estar cerca de los novios en el momento más importante de sus vidas, y Carlos y Carina, amigos de los recién casados, fueron testigos del enlace.


Con lágrimas asomando en sus ojos, Zaira cogió las arras para compartirlas con Alejandro, algo que hizo él momentos antes. “Las arras representan la entrega de todo lo que me pertenece y he sido como soltero. Lo unimos uno con el otro para hacer un solo tesoro”, exclamó Osvaldo.

22


ZAIRA Y ALEJANDRO

UNI D O S PA R A S I E M PR E Finalmente llegó el gran momento. Tras compartir

las arras, llegó el turno de los anillos. “Los anillos tienen un símbolo muy especial. Son redondos y en su redondez hablan de este amor que va a ser infinito; en su brillo hablan de su pureza; y en el oro hablan de su calidad. La calidad es el nuevo estado en el que vais a entrar como matrimonio. Este matrimonio es para siempre, es hermoso y es valioso”, fue la explicación de Osvaldo ante tan simbólico momento, justo antes de que Alejandro procediera a pronunciar las palabras que sellarían su amor y les convertirían en marido y mujer. “Yo, Alejandro, recibo a Zaira como

mi legítima esposa, para tenerla, cuidarla, respetarla, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, para amarte y protegerte hasta que la muerte nos separe, de acuerdo a las ordenanzas de Dios. Te prometo mi fidelidad”. Después, le llegaría el turno a Zaira, que repetiría su compromiso, emocionada y sonriente, sin apartar la vista de quien estaba a punto de convertirse en su esposo. Los aplausos se sucedían y la emoción reinaba en Trinidad. La felicidad no podía ser mayor entre las personas allí congregadas, gozosos de compartir la unión de dos personas tan queridas.

La historia de amor de Zaira y Alejandro comenzó en 2014, cuando se conocieron en una reunión de jóvenes en la Iglesia.

Tras un año de preparativos, por fin el 12 de marzo pudieron ver su sueño hecho realidad: convertirse en marido y mujer.


“YA SOIS MARIDO Y MUJER”

CON LA BENDICIÓN DE DIOS

Tras colocarse los anillos, Osvaldo llamó a los padres de la pareja para que subieran al templete y compartieran con ellos lo que se estaba viviendo en esos momentos. “Alejandro, he ahí tu mujer, Zaira, he ahí tu hombre. Los declaro marido y mujer. Lo que Dios unió no lo separe el hombre”, fueron las palabras pronunciadas por Osvaldo, que desataron los aplausos y los gritos de alegría de los invitados. Por fin Alejandro pudo besar a Zaira, convertida ya en su esposa.

24


Los amigos de la pareja fueron los encargados de poner m煤sica a la ceremonia. Tras convertirse en marido y mujer, Luli, la prima de Zaira, enton贸 el tema Marry You de Bruno Mars.


Zaira y Alejandro saludan emocionados a sus invitados desde el templete, ya convertidos en marido y mujer, ante los aplausos y la alegrĂ­a de todos los asistentes y las miradas y los rostros sonrientes de sus padres.

26


ANTES DE SU DESCENSO DEL TEMPLETE, los novios SELLARON LA CEREMONIA CON ESTE BONITO BESO Los nervios ya habían pasado. Zaira y Alejandro dejaban de ser dos para convertirse en uno, un matrimonio, una familia. La alegría se apoderó del restaurante Trinidad. Los gritos de júbilo, los aplausos, y la música que embriagaba la escena, abrazaban con su calor a la pareja de recién casados. Por fin había llegado el gran momento que llevaban tanto tiempo esperando. A partir de ahora comenzaban a escribir un nuevo capítulo en la historia de su amor, el que comenzó en 2014 cuando se conocieron en la Iglesia. Juntos habían llegado hasta aquí y juntos continuarían caminando por los senderos de la vida. Su gran día había llegado y ya no tendrían que volver a separarse. Junto a ellos, las personas que siempre les han acompañado, su familia y sus amigos, con quienes compartir y celebrar tan especial acontecimiento. Las muestras de cariño se sucedían sin cesar.


LLUVIA DE PÉTALOS

Convertidos en marido y mujer, Zaira y Alejandro bajaron la escalinata para encontrarse con sus familiares y amigos que les recibieron con una lluvia de pétalos azules y blancos. Todos estaban impacientes por ir a dar la enhorabuena a los recién casados.

28

Con sentidos y emotivos abrazos, compartieron su felicidad con cuantos les rodeaban, contagiando la felicidad que vivían en esos momentos, y transmitiendo el amor que sienten el uno por el otro.


La música seguía sonando, los aplausos no cesaban, y los gritos de júbilo se sucedían sin descanso. La pareja ya estaba rodeada de los suyos, compartiendo sus primeras impresiones como matrimonio. Los invitados se agolpaban para saludar a Zaira y Alejandro, que repartían besos y abrazos, y hacían partícipes de su alegría a sus seres más queridos, testigos del importante paso que acababan de dar. Las sonrisas se dibujaban en los rostros de todas las personas congregadas, felices por la unión de dos personas tan importantes en sus vidas.


mirando al futuro de La historia de amor entre Zaira y Alejandro comenzó en el año 2014, cuando se conocieron en una reunión de jóvenes en la Iglesia. Para Alejandro Zaira es impulsiva, sensible, atrevida, detallista, bondadosa, cariñosa y amorosa. Impresionado por su forma de ser, el día de su boda se acordaba del primer viaje que hicieron juntos, un viaje de misión a Israel, que les permitió ayudar a muchísimas personas. Para Zaira Alejandro es una persona “con ganas de hacer todo, que te trae seguridad, te trae amor, te trae cariño”. Ella lo define como amoroso, sensible, entregado y detallista. Recuerda con especial cariño el día que le pidió matrimonio, “fue en la Iglesia, en una reunión general. Alejandro hizo un vídeo y al final se puso de rodillas y me dijo ‘Zaira Zapata, ¿te quieres casar conmigo?’”. Ahora comienzan un camino juntos, cogidos de la mano, para recorrer el presente y soñar con el futuro. “Está siendo todo como lo soñábamos”, señaló la pareja al ser preguntada por cómo estaba viviendo su gran día. “Damos gracias a Dios porque todo está saliendo muy bien, no podía salir mejor”, comentaron felices.

30


de cara

Momento en el que explicamos su historia de amor. Momento en el que explicamos su


“SABEMOS QUE VAMOS A SER MUY PERO QUE MUY FELICES”

32


ZAIRA EVELYN ZAPATA (20) Y PABLO ALEJANDRO MEDINA (21)

son dos jóvenes que en poco tiempo se dieron cuenta de que estaban hechos el uno para el otro. Se conocieron en la Iglesia y son muchas las pasiones que comparten. Alejandro es músico y Zaira es maquilladora. También disfruta mucho cantando. De hecho la música ha sido una de las grandes protagonistas de su enlace. Sus amigos sienten devoción por ellos y los definen como una pareja que se complementa a la perfección, destinada a encontrarse y a compartir sus vidas. “Se ríen juntos, se divierten y se ayudan mutuamente”, nos confesó su amiga Carina, que se acordaba de los momentos en los que se conocieron y del día que vio cómo sus miradas se intercambiaban, “eso me dio la seguridad de que esto iba a ser para siempre”. Para Alejandro, el 12 de marzo fue el primer día del resto de su vida, feliz por haber conocido a su mujer. “Sé que vamos a ser muy pero que muy felices”, aseguró el emocionado novio. Para Zaira, Alejandro es lo mejor que le ha pasado, al que agradece haberle elegido como su mujer, su amiga, su compañera y su confidente. “Sabes que voy a estar toda la vida, hasta que la muerte nos separe. Gracias por elegirme y por amarme”.


El amor y simpatía de Zaira y Alejandro hizo que la sesión de fotos fluyera con naturalidad. Ambos posaron con su alegría, cariño y desparpajo para nuestras cámaras.

26 34


“Con solo su mirada Alejandro te muestra que está ahí y no va a pasar nada”

“Zaira hace que la vida sea más fácil, que todos los problemas se reduzcan”


MÁS QUE ENAMORADOS

38 36

Zaira y Alejandro llevaban un año preparando su gran día. Los doce meses previos al enlace fueron muy largos para ellos. Sobre todo las últimas semanas, cargadas de estrés y de nervios. Pero todo quedó atrás en cuanto se miraron a los ojos. Para Alejandro el momento que nunca olvidará de su boda fue cuando vio aparecer a Zaira caminando hacia el altar. Ella no podía dejar de llorar mientras su padre intentaba calmarla. Su momento más especial fue cuando le cantó “mirándole a los ojos”.


“Queríamos vivir un día inolvidable para nosotros y para todos. Creemos que lo hemos conseguido”


Todo el mundo quería tener su

38

recuerdo con la flamante pareja. A la izquierda, Javier, el padre de Zaira, posa bromeando con puño alzado junto a su yerno y nuevo miembro de su familia. En la imagen superior izquierda, Alexander Medina y Dania Guerra, padres de Alejandro, muestran su mejor sonrisa en un día de fiesta como el que estaban celebrando. Mientras, las bandejas no dejaban de pasar entre los invitados. A la derecha, la pareja posa divertida junto a Josué, amigo de Ale, que puso las notas musicales a la ceremonia junto a otros amigos de la pareja, y su novia.


FAMILIARES Y AMIGOS DISFRUTARON DE UNA FIESTA INOLVIDABLE NADIE QUISO QUEDARSE SIN SU FOTO CON LOS NOVIOS

E

l ambiente era inigualable y la alegría, la gran protagonista de la velada. Familiares y amigos posaron junto a los novios en lo que se convertiría en un recuerdo inolvidable de este día tan especial. Entre conversaciones, risas y felicitaciones, los recién casados fueron recorriendo el cocktail para poder disfrutar de todos y cada uno de sus seres queridos. Las escenas no podían ser más divertidas, poniendo de manifiesto el ambiente que se estaba viviendo. Hombres por un lado y mujeres por el otro, se retrataron en una divertida estampa en la que los invitados trataban de separar a la feliz pareja. A la izquierda Zaira y Alejandro con Nico, uno de sus amigos, y a la derecha junto a Nadia.


P

ara Zaira y Alejandro lo más importante era celebrar su gran momento junto a sus seres queridos. La sesión de fotos no cesaba, regalando divertidas y alegres imágenes junto a sus invitados, como la situada en la parte superior, en la que las damas de honor y las amigas de Zaira tratan de llevarse a la novia. En estas páginas queda reflejado cómo se vivió el tan ansiado evento y la felicidad que transmitió cada una de las personas que asistió al enlace. Todos y cada uno de ellos mostraron su entusiasmo a la pareja.

40 42


El día no podía haber sido mejor, con temperaturas

que propiciaban disfrutar al aire libre de una agradable compañía. Los amigos de Alejandro brindaron por su felicidad, deseándole un futuro cargado de sueños cumplidos, con el primero ya convertido en realidad. Los novios se retrataron junto a sus familias y se hicieron una foto muy especial con el bisabuelo de Zaira, Carlos Zapata, que reposaba bajo la sombra de un árbol, sin perder detalle de cuanto estaba sucediendo. Los vestidos largos fueron los grandes protagonistas de la velada, en una amplia gama de tonalidades, verdes, rosas, y azules, que fueron el reflejo, en notas de color, del carácter jovial de la velada.


42


Los familiares y las amigas de Zaira cogieron a la novia en volandas para esta original

instantánea, ante las risas de todos los presentes. Los amigos del novio fueron más allá y no se pensaron dos veces el mantear a Alejandro y lanzarle por los aires. También posaron sacando ‘sus mejores músculos’.


44


“LOVE, EL SENTIMIENTO QUE LO INUNDÓ TODO” Unas enormes letras que escribían la palabra LOVE se situaron en el centro del jardín, en una clara metáfora de lo que se estaba viviendo y que se haría más fuerte cada día entre Zaira y Alejandro. Junto a las letras, los recién casados se fotografiaron con Alexander, Dania, Yenny y Lucas, los padres y hermanos de Alejandro, que, sonrientes, se abrazaron dando la bienvenida a esta nueva gran familia. Cecilia, la tía de Zaira, no desaprovechó la oportunidad de posar a solas con la pareja, y Nadia y Desiree, las hermanas de la novia, se mostraban emocionadas en un día tan especial para ellas. La pequeña Desiree también quiso dedicarle unas palabras a su hermana: “Zaira te quiero mandar muchos besos”. Por su parte Nadia y Yenny coincidían en el “gran corazón de sus hermanos. Siempre están cuando los necesitas”.


el banquete

Optaron por un menú muy especial que se puso en marcha tras el festín del cocktail. Una buena elección que hizo las delicias de los paladares más exigentes. Todo ello, maridado con buen vino blanco y tinto.

El salón del restaurante Trinidad se puso sus mejores galas para acoger a los cerca de 100 invitados que asistieron a la boda de Zaira y Alejandro. El blanco fue el tono predominante, tanto para las mesas como para las sillas, e incluso para los centros, a los que el malva otorgaba la nota de color.

46 ENTRANTES: CREMA DE LANGOSTA.

DE PRIMERO: BERENJENAS RELLENAS DE FRUTOS DEL MAR GRATINADOS.


Los novios cuidaron cada detalle e incluso se preocuparon en vestir las copas de champagne: la liga para ellas, y el frac para ellos.

DE SEGUNDO: SOLOMILLO A LA CREMA CON MILHOJAS DE PATATA Y PIMIENTOS Y BASTONCILLOS DE ESPÁRRAGOS EN TEMPURA.

postre: TARTA NUPCIAL.


LA llegada DE

ZAIRA Y ALEJANDRO AL SALÓN LA PAREJA, TRAS EL COCKTAIL, ENTRÓ EN EL SALÓN NUPCIAL DONDE LES AGUARDABAUNA INESPERADA SORPRESA Aún quedaban muchas experiencias por vivir. Pasaban

las dos de la tarde cuando los invitados se dirigieron al salón en el que se iba a celebrar el banquete. Los novios mientras tanto permanecían en el jardín compartiendo sus primeras impresiones sobre lo que estaba sucediendo. Tocaba ir a reunirse con sus seres queridos. Sin separarse ni un instante, Zaira y Alejandro hicieron acto de presencia en la sala, donde les esperaba una inolvidable sorpresa. Un regalo de la tía de Zaira desde Ecuador, que les obsequió con una banda de mariachis que cantó cuatro canciones ante la emocionada mirada de los recién casados. Tras la actuación, y entre gritos y aplausos, sonó la tan conocida

48

marcha nupcial que otorgaba solemnidad a lo que estaba ocurriendo. Entrelazando sus brazos, Zaira y Alejandro brindaron por la nueva vida que comenzaban juntos. Sin embargo, las sorpresas no habían hecho más que comenzar. Zaira se cambió de zapatos y, junto a Alejandro, sus hermanos y amigos, regalaron al resto de los asistentes una coreografía que hizo las delicias de todos los allí reunidos y que comenzó con el tema Marry You de Bruno Mars. El arte, la música, la alegría, y las ganas de celebrar un momento tan esperado por todos envolvieron el salón que se había convertido en un bullicio de aplausos y gritos de júbilo. La alegría no dejó de hacer acto de presencia en la sala.


Familiares y amigos pendientes de la llegada de los protagonistas en su reencuentro.


50 50


Flashmove

GRAN EXPECTACIÓN DESDE EL PRIMER MOMENTO Justo antes del comienzo del banquete, cuando ya todos habían ocupado sus asientos, los novios tenían preparada la primera gran sorpresa de la velada. El tema de Bruno Mars ‘Marry You’ sonó en la sala creando una auténtica revolución.

Nadie esperaba que novios, amigos, hermanos y cuñados ejecutaran a la perfección la coreografía de esta canción que ha dado la vuelta al mundo. Dejaron a los presentes boquiabiertos con cada una de los pasos de esta performance. Visto lo visto, la diversión estaba asegura ¡Menuda forma de empezar!


BANQUETE Rosa, la mejor amiga de Marina y Esther, hermana de Alejandro, preparadas para mostrar su videofriend. Un gran trabajó que logró su objetivo: emocionar a los novios y, de paso, a todos los presentes.

EN UN ENTORNO IDÍLICO

50 52

CUMPLEAÑOS

Nada podía hacer sospechar a Alzhara que su prima Lorena tendría el detalle de preparar una tarta temática especial por coincidir su 30 cumpleaños con el día de la boda. La novia, siempre detallista, encargó una tarta de fondant que recreaba una montaña que estaba siendo escalada por una simpática rubia con cierto parecido a Alzhara. Este bonito detalle emocionó a la cumpleañera quien no pudo evitar lanzarse a los brazos de los novios.


UNA TARTA PARA LOS MÁS GOLOSOS

Tras tantas sorpresas, los novios fueron a sentarse a su mesa nupcial. Era el momento de dar comienzo al banquete. Con su entrada, Zaira y Alejandro continuaron poniendo notas de felicidad a la velada haciendo que las ganas de seguir celebrando este gran día se mantuvieran en ascenso. Las risas, las notas de júbilo, y los brindis se sucedían sin parar, y cada poco tiempo los novios se levantaban para pasearse por las diferentes mesas del salón para compartir con sus seres queridos cada instante que estaban viviendo. Los camareros pasaban las bandejas sin cesar para que los invitados disfrutaran de un menú exquisito mientras conversaban animadamente. El ambiente era de ensueño y la velada estaba siendo perfecta, tal y como los propios novios confesaban. Durante el banquete, el equipo de La Exclusiva consiguió captar algunos de los momentos más emotivos de la comida, en los que los invitados brindan por la felicidad de los recién casados y los más pequeños se divierten bailando como antes habían visto hacer a los mayores.


54


ATENDIENDO A SUS INVITADOS

Zaira y Alejandro se preocuparon por todos y cada uno de sus invitados, recorriendo cada mesa para intercambiar impresiones y compartir sus primeras horas como marido y mujer. Aprovecharon los momentos mĂĄs relajados para continuar haciĂŠndose fotos con sus familiares y amigos, sin dejar de regalar las mejores de sus sonrisas.


56


RECOPILANDO MOMENTOS INOLVIDABLES

Zaira y Alejandro retrataron cada instante de su gran día para poder volver a recordarlo y disfrutarlo en el futuro, y no quisieron dejar pasar la oportunidad de plasmar en instantáneas el momento más feliz de sus vidas junto a sus seres queridos. En el salón volvieron a fotografiarse con sus familiares. En la imagen superior, la pareja posa feliz junto a Javier, Eugenia, Nadia y Desiree, la familia de la novia. A la izquierda se muestran sonrientes acompañados por sus amigos Carina y Carlos. En la imagen inferior están junto a los abuelos de Zaira y sus primos, Abi y Axel, y bajo estas líneas, la pareja está rodeada por Alexander, Dania, Yenny y Lucas, la familia de Alejandro.


BAILE

desde el CORAZÓN Los mariachis no fueron la única sorpresa que recibieron Zaira y Alejandro. Nadia, hermana de la novia, y Nico, amigo de la pareja, quisieron tener un detalle con los recién casados que nunca podrán olvidar. Sentados en medio del salón, Zaira y Alejandro esperaban con expectación lo que sus seres queridos habían preparado para ellos. Fue entonces cuando Nadia y Nico comenzaron a bailar la canción ‘Indudablemente tú’ de Javier Enrique, en lo que fue una preciosa interpretación del amor entre la pareja de recién casados.

58


LA METÁFORA DE UNA VIDA JUNTOS

“Y yo sé que lo nuestro brillará y nada lo apagará, que fue Dios quien nos unió y Él nos sostendrá de la mano. Tú y yo viviremos nuestro amor, cuidaremos bien aquello que Dios nos dio”, reza el tema interpretado.


Las emociones continuaban emergiendo, la alegría seguía presente pero aún quedaban momentos muy especiales que compartir. Coronando la preciosa tarta nupcial, una metáfora de la pareja de recién casados. Alejandro tocando la batería y Zaira, a su lado, entonando una canción. Para los dos la música ocupa un lugar muy especial en sus vidas por lo que quisieron que embriagara y llenara de color y de calor el día más importante de su historia juntos, y que también estuviera presente en su tarta nupcial. Otro detalle que, de nuevo, volvió a conquistar a los asistentes.

60


TODO UN CLÁSICO: TODO UN CLÁSICO: EL CORTE DE LA

TARTA NUPCIAL

El banquete no podía dar por concluido sin el tradicional corte de la tarta nupcial. Situada en el centro del salón, coronada por las figuras -Alejandro a la batería, y de Zaira al micro llevando la voz cantante-, la majestuosa elaboración de tres pisos estaba preparada para ser cortada. Uniendo sus manos, los recién casados empuñaron la espada y procedieron a hacer el tradicional corte, para ofrecerse un trozo el uno al otro, en lo que simboliza el compromiso, la felicidad y el amor eterno.


EL CUELLO DEL NOVIO

EN PELIGRO

Todavía quedaban sorpresas inesperadas para Zaira y Alejandro. Una de las más divertidas fue el ‘secuestro’ que experimentó el novio en su propia boda ante la mirada atónita de su reciente esposa. Sus amigos le colocaron en medio de la sala y Josué, botella de champagne en una mano, tijeras en la otra, procedió a cortarle la corbata para luego convertirla en pequeños trozos que subastaron entre todas las mesas. Al final no quedó ni uno. El último se lo llevó Javier, el padre de Zaira, que, en honor a su generosa aportación, fue lanzado por los aires por los amigos de Alejandro ante los gritos de ánimo y los aplausos de todos los congregados. Alexander, el padre del novio, tampoco se libró del ‘manteo’ y acabó en volandas, desatando las risas de todos los presentes.

SECUENCIA COMPLETA:

62


ACLAMADO POR LOS SUYOS Lo pidieron a gritos durante toda la velada. Finalmente Javier hizo caso a las peticiones y acabó cantando, micrófono en mano, para después animar al resto de los asistentes a que se unieran a él. Todas las voces se entremezclaron y corearon una de sus temas preferidos: “para esta hora he llegado, para esta hora nací”.

64


COMO NIÑOS TRAS EL BANQUETE, LA TARDE ESTUVO

PROTAGONIZADA POR LOS JUEGOS Y LA DIVERSIÓN

66


Zaira y Alejandro querían que su gran día no solo fuera especial para ellos sino también para todos y cada uno de sus invitados, haciéndoles vivir una velada que, con certeza, no podrán olvidar jamás. Para que el ánimo no decayera en ningún momento, prepararon una serie de juegos para que todos se divirtieran y disfrutaran tanto como lo hicieron ellos. Y así fue, se lo pasaron como enanos.


UN DÍA MUY DULCE

68


Tras tantas emociones vividas, había llegado el momento de relajarse y disfrutar. De comenzar a compartir, de vivir, de sonreír y de jugar. El salón del restaurante Trinidad continuaba siendo una fiesta en donde la alegría lo inundaba todo, haciendo que el tiempo pasara muy deprisa. Los mayores contemplaban los ‘retos’ a los que se sometían los jóvenes, y los niños se acercaban una y otra vez al ‘Candy Bar’ organizado por Zaira y Alejandro, para coger gominolas, y continuar endulzando lo que estaba siendo un día perfecto.


Atrás quedaron los nervios, el estrés, la preocupación por el tiempo. Tocaba vivir la alegría, disfrutar de la felicidad de saberse juntos para el resto de sus vidas, y arroparse con el calor de sus seres queridos. Ante Zaira y Alejandro, un viaje de luna de miel de un mes a Argentina. Por fin habían empezado a compartir el primer día del resto de sus vidas. ¡VIVA LOS NOVIOS!

70


c

Revista zaira y alejandro bc  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you