Issuu on Google+

>> GALERÍA. Un

viaje hacia el origen de ‘El Principito’. >> 2-3 >> HOMENAJE.

Adiós terrenal a José Emilio Pacheco. >> 4 Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014

Nº 852

www.lahora.com.ec

Un recorrido fantástico

Eduardo Villacís Pástor presenta su obra ‘Antilógica’.

5


2

galería

Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014

Exclusivo para Revista Artes

Las raíces de ‘El Principito’ MARÍA HELENA BARRERA-AGARWAL, NUEVA YORK • Manhattan acoge en estos días lo

que parecería una paradoja superlativa. En la Biblioteca y Museo Morgan coexisten, frente a frente y en espacios gemelos, Edgar Allan Poe y Antoine de Saint-Exupéry. La sala dedicada a Poe es sombría. Entre sus muros, de un rojo oscuro, parece habitar la inmensa angustia inherente al autor y a la obra. En contraste, la sala dedicada a Saint-Exupéry tiene muros pintados de azul claro, moteado del blanco de las páginas del manuscrito preliminar de ‘El Principito’. Tan radical distinción oculta una similitud. ‘El Principito’ no emergió de la calma o de la dicha. Al concebirlo, SaintExupéry se hallaba atormentado por una situación que Poe no habría desdeñado incluir en alguno de sus relatos. Exiliado por voluntad propia a los Estados Unidos, el francés observaba cómo su amada patria, desgarrada entre resistencia y colaboración, se debatía bajo la ocupación nazi. Su mundo intelectual y social se desmoronaba, sin que le fuese dado luchar en su defensa. A finales de 1940, Saint-Exupéry había aceptado la necesidad de abandonar su patria, reluctante a seguir a De Gaulle y ante la imposibilidad de continuar combatiendo como piloto de guerra bajo sus propios términos. Su destino será Nueva York, donde sería acogido por sus editores estadounidenses, Eugene Reynal y Curtice Hitchcock. Dejaba en Francia a su madre – a quien no vería nunca más – y a su esposa, la salvadoreña Consuelo Suncin, que arribaría a Manhattan tan solo un año más tarde. El tiempo de Saint-Exupéry en Nueva York poseerá paralelismos con aquel de Federico García Lorca en la misma urbe. Como García Lorca, Saint-Exupéry experimentará a la vez un deslumbramiento con la ciudad y una inmensa aprensión ante su desmesura. También como García Lorca, habrá de profundizar allí en una de sus más caras preocupaciones, la oposición entre naturaleza y civilización. El español plasmará su visión en ‘Poeta en Nueva York’; el francés se servirá de la suya en ‘El Principito’. La exhibición en el Morgan, intitulada ‘The Little Prince, a New York Story’, explora, precisamente, la historia de la obra maestra de Saint-Exupéry, considerada dentro de su contexto neoyorquino. Durante el primer año de su estancia, Saint-Exupéry redacta ‘Vuelo a Arras’,

PUBLICACIÓN. Edición original de ‘El Principito’, Reynal & Hitchckcock, Nueva York, 1943.

MANUSCRITO. EL preliminar de ‘El Principito’, en el que aparece la mano del Aviador.

CURIOSIDAD. Página original del manuscrito que registra una quemadura.


galería

Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014 una memoria de sus misiones como piloto de guerra en la Batalla de Francia. El volumen, publicado en febrero de 1942, influencia la opinión estadounidense sobre la guerra en Europa y es un éxito de ventas. Poco importa. Saint-Exupéry preferiría ser de nuevo un combatiente más, lejos de las envidias e intrigas que en su contra abundan dentro del círculos de emigrados franceses de Nueva York. Elizabeth, esposa de Eugene Reynal, busca animarlo. Luego de apreciar el dibujo de un chiquillo – imagen que Saint-Exupéry tiene por hábito bosquejar - le sugiere escribir un libro para niños. La idea es providencial. Durante el período final de su permanencia en Nueva York, Saint-Exupéry va a entregarse obsesivamente a la tarea. Volcará en ella el recuerdo de su infancia, remanso de paz interior. Concurrirán también las experiencias de su vida de aventura, de su pasión por la aviación, de sus tragedias y desencuentros personales. Junto a esas vertientes, fluirá aquella, filosófica, que ha explorado al redactar ‘Ciudadela’, monumental libro que dejará inconcluso. Exposición

En la muestra, la evolución de ‘El Principito’ se delinea con gran sensibilidad. El manuscrito y las acuarelas originales se confrontan repetidamente con las páginas de la edición final, develando las mutaciones de cada idea. El resultado es una excepcional oportunidad para atisbar detalles de su proceso creativo. Así, SaintExupéry incluyó originalmente la imagen del piloto, para luego reducir su presencia física hasta obviarla completamente. La transformación de los rasgos del Principito es también evidente: a medida que las páginas avanzan, se van cristalizando aquellos universalmente conocidos. El manuscrito preliminar suma el doble del texto de aquel publicado. Ello deja entrever cómo la relativa exuberancia de las primeras etapas de redacción es reemplazada por una sobriedad cada vez más exigente y acentuada, que se refleja también en las ilustraciones. La página en la que el Principito observa reiteradamente la puesta de sol desde su pequeño asteroide es buen ejemplo. Inicialmente más compleja, presenta en su versión final gran simplicidad. Otro pasaje, probablemente el más citado de la obra, da prueba de la evolución del texto. Es el del secreto del zorro, que Saint-Exupéry utiliza en quince diversas ocasiones, emergiendo de la mente del Principito y luego, definitivamente, de aquella del zorro. Las hojas que recogen esos cambios llevan rastros de su autor - marcas de café y té, incluso una quemadura causada por un cigarrillo. Una de ellas ha sido estrujada y desechada, para luego ser rescatada de alguna papelera. Se ignora a quién se debió tal decisión, si al autor o a su amiga Silvia Hamilton, a quien confiaría el

3

ECO. Consecutivamente, dos imágenes del manuscrito y la versión final publicada en edición de 1943.

manuscrito justo antes de marcharse. El libro sería editado en Nueva York, simultáneamente en versiones de lengua inglesa y francesa. En una urna de cristal cercana reposa otra huella tangible de Saint-Exupéry: un brazalete roto, aquel con el que desapareció durante su última y mortal misión como piloto de guerra, en 1944, pocos días antes de la liberación de París. En 1998, un pescador lo recuperaría en sus redes. En el metal gastado, aún puede leerse su nombre y su dirección postal final, la de sus editores en Nueva York. En ese brazalete se halla la metáfora más apta de la obra cumbre de Saint-Exupéry. Es la saga de pérdidas devastadoras, de tristezas insondables, de abrasadora nostalgia. Y, paradójicamente, es también una historia en la que todo lo perdido jamás está lejano, si recordamos que “sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos”. mhbarrerab@gmail.com

Imágenes: Cortesía de The Morgan Library and Museum.

PERSONAJE. Fotografía de Saint-Exúpery captada por John Phillips semanas antes de la muerte del escritor, en 1944.

RECUERDO. Brazalete que Saint-Exupéry portaba en su misión final.


homenaje 4 El adiós de quien ‘batalló en el desierto’

Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014

REDACCIÓN ARTES/AGENCIAS • “La poesía que busco/ es como un diario/ en donde no hay proyecto ni medida”, así cierra su poema ‘A quien pueda interesar’, el escritor mexicano José Emilio Pacheco. El autor de ‘Las batallas en el desierto’ falleció el pasado 26 de enero. Un golpe en la cabeza, víctima de una caída, aceleró su partida. Producto de esto fue hospitalizado, allí su corazón, según su hija Laura Emilia, dejó de palpitar para partir “tranquilo y en paz”. Lo que no deja de palpitar son sus versos, esos que permiten –en presente, totalmente vivos- caminar entre el simbolismo y la introspección, hasta el existencialismo; a veces irónico, a veces desesperanzado, pero siempre con la pasión puesta en cada palabra alimentada por la memoria y el tiempo.

Poeta por excelencia

Amado por sus coterráneos y por todos los amantes de la literatura en lengua expañola, Pacheco ni siquiera se consideraba “el mejor poeta de su barrio”, como él decía, porque era vecino de Juan Gelman -su gran amigo, quien falleciera pocos días antes -, Sergio Pitol y Carlos Monsiváis. “Soy poeta, porque no sirvo para otra cosa. No sé dibujar planos ni repetir una melodía, como otros nada más oírla”, compartía la víspera de recoger el Premio Cervantes, cuando con justicia lo recibía. Justamente, cuando recibía dicho premio el 21 de abril de 2010, el más preciado galardón en nuestro idioma, al depositar, como es tradición, una serie de objetos en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes que se abrirá en 100 años, José Emilio Pacheco dijo, con sencillez, que “lo que dejo sirve para que quien abra esto en cien años sepa quién fui, porque no creo que nadie recuerde mi obra”. Difícilmente se olvidará su legado. Reacciones

Durante su despedida, celebrada en el Aula Magna del Colegio Nacional, bajo la leyenda ‘Libertad por el saber’, el historiado mexicano Enrique Krauze destacó el alto humanismo del poeta, a quien calificó como “un maestro cautivante” y “un conversador amenísimo” cuya vocación fue “llegar al público, no solo al especializado sino al lector común”. “Ahora, frente a su muerte sorpresiva, los temas poéticos de José Emilio, la pesadumbre, la melancolía, la desesperanza, el desconsuelo, el paso implacable del tiempo, adquieren una nueva dimensión”, la de “una profecía cumplida”, añadió Krauze. En declaraciones a la prensa, la escrito-

JOSÉ EMILIO PACHECO

A QUIEN PUEDA INTERESAR Que otros hagan aún el gran poema los libros unitarios las rotundas obras que sean espejo de armonía A mí sólo me importa el testimonio del momento que pasa las palabras que dicta en su fluir el tiempo en vuelo La poesía que busco es como un diario en donde no hay proyecto ni medida

ESCRITOR. Con sus versos y relatos llegó a todos, por lo que se metió en el corazón de los mexicanos.

ra Elena Poniatowska, reciente ‘Cervan- lio Pacheco fue las palabras, fue la lengua, tes’, dijo que con la partida de Pacheco “se fue la poesía más pura de nuestro tiempo pierde un pilar de la poesía en México”, y lo será del tiempo futuro. Un clásico”. de una poesía “que estaba ligada a la gente de la calle, a todos nosotros, pero también Apreciación La admiración hacia el también ganador una poesía muy culta”. Las reacciones del exterior tampoco se del Premio Reina Sofía no sólo se evidenhicieron esperar. A través de un comu- cia tras su deceso. Esto, porque Pacheco, de 74 años de edad, nicado de prensa, No le temo a la muerte, le fue uno de los más José Ignacio Wert, temo a morir sin terminar un importantes poetas e ministro de Cultura libro”. intelectuales mexicaespañol, recordó una nos del siglo XX. parte del discurso JOSÉ EMILIO PACHECO. Autor de una del mexicano cuanobra con amplios redo recogió el Premio Cervantes: “La lengua en la que nací cons- gistros desde su ingreso a la literatura en tituye mi única riqueza”. “Con estas pa- 1958 con sus relatos ‘La sangre de Medulabras, el poeta mostraba su humildad, sa’. Carlos Monsiváis -fallecido en 2010al mismo tiempo que homenajeaba a la , su gran amigo, destacó en José Emilio lengua con la que nos hizo y nos seguirá “la pasión por la metáfora, la concentrahaciendo disfrutar, compartiendo su ri- ción en unas cuantas líneas de un relato queza a través de sus versos”, expresó el casi siempre pesaroso, el gusto por los relatos inesperados, el despliegue del Ministro. También se sumó el escritor nicara- poder de síntesis, el ejercicio múltiple de güense Sergio Ramírez, quien, a través de la metáfora, el juego de analogías como su cuenta Twitter, compartió: “José Emi- espejos de la devastación, la alabanza ju-

Perfil Escritor y traductor mexicano (Ciudad de México, °1939-2014). Es uno de los máximos poetas de la

denominada ‘Generación de medio siglo’. Su trabajo le hizo merecedor de importantes galardones, donde destacan el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Premio Cervantes.

bilosa del paisaje”. Sobre sus versos, Monsiváis apuntó, tiempo atrás, que “en poesía, ajusta sus dones melancólicos, su pesimismo que es resistencia al autoengaño, su fijación del sitio de la crueldad en el mundo, su poderío aforístico”. “No le temo a la muerte, le temo a morir sin terminar un libro”, pronunció alguna vez Pacheco, quien deja gran parte de su obra inconclusa, según fuentes cercanas, por lo que los herederos quedan con una saldo pendiente, tanto con el escritor como con sus lectores.


protagonista

Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014

5

EDUARDO VILLACÍS

El artista que evade a toda lógica

E

l arte, en sí, rompe con la lógica de la realidad. Curiosamente, Eduardo Villacís Pástor rompe con la lógica del arte. Por eso no sorprende que el recorrido antológico de su obra esté bautizado como ‘Antilógica’. Risueño y amable se deslinda de la organización de la muestra que ofrece en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), en Quito. “Los culpables de esta exposición son Karen Solórzano y Juan Carlos León (curadores). Ellos son los mentores y los organizadores. Su tenacidad e instancia hizo esto posible”, explica. “Presumo que les parece interesante enseñar parte de una cierta trayectoria que tengo, donde se miran áreas poco exploradas del arte… Me imagino que les parece interesante mostrar algo que consideran relevante o de interés”, agrega con total sencillez. En medio de algunos de sus óleos –donde los desnudos y los retratos rompen con el vacío de la tela- recuerda cómo surgió su apego hacia las expresiones artísticas. “Desde niño estuve involucrado en los temas culturales. El trabajo poético e intelectual de mi padre (Eduardo Villacís Meythaler) me permitió acercarme a las manifestaciones artísticas, pero fueron otras cosas las que me llevaron a reflexio-

Perfil Villacís Pástor ha incursionado en los cam°posEduardo de la animación, la ilustración, el arte secuencial

y la pintura. Obtuvo una maestría en Artes Visuales en la Universidad Estatal de California. Su trabajo ha sido reconocido con importantes premios nacionales e internacionales. Fundó el Día de San Violentín, día de reflexión crítica contra la violencia y que se celebra cada 13 de febrero. Dirige el Centro de Investigaciones Fantásticas de la Universidad San Francisco de Quito.

El arte de este tiempo será después obsoleto”. nar sobre cómo quería abordarlo”, comparte el creador de ‘El Espejo Humeante’. Con apenas 12 años tenía claro que los soportes tecnológicos eran esenciales para trabajar su propuesta, aunque pasó un buen tiempo para que se animara a dedicarse como artista. Esto, porque había decidido estudiar Matemáticas en la Politécnica Nacional, carrera que no terminó. “Me encanta esas posibilidades imaginativas e investigativas que te dan los números. Y, mucho ojo, con las propias matemáticas puedes desestructurar ciertas lógicas”, comenta con tono pensativo, antes de señalar que “sus cuestiones imaginarias son interesantes porque pueden ser pensadas y después se les encuentra un uso: lo rico es que no haya una justificación inmediata”.

Mirada universal

en EE. UU. (2003). “No se trata de hacer una apología. Lo Reconocido como uno de los referentes de la ilustración en el país, con su obra y con que pretendo mostrar es que las culturas su filosofía de vida busca la ciudadanía del precolombinas, en un acto de colonizar, mundo. “Me parece interesante eso del rea- podrían ser tan violentas como las eurolismo social, pero tiene sus limitaciones. Eso peas. La violencia es algo muy humano, de hablar sólo de un territorio no te permite que trasciende de lo cultural”, explica este dibujante que en su juventud se dejó enalcanzar una mirada universal”. A esto se debe que le guste tanto Jorge volver por películas como ‘The Wall’ y Luis Borges, a quien tiene como un au- ‘Tron’, que le llevaron a entender que “con tor de cabecera y al que define como “un la música y la gráfica se pueden hacer cosas profundas”. hombre capaz de llevar al mismo Por ahora, su preocupación más terreno a todos los hombres, con TOME NOTA grande es lo efímero del arte en la un don para hablar con la misma actualidad. “El arte de este tiempo fluidez de un vikingo que de un La muestra pergaucho”. manecerá abier- será después obsoleto”, dice con hasta el 20 de Y esto, justamente, es lo que me- ta abril, en las gale- convencimiento. Es por esta razón que le agarró “el gusto de hacer las taforiza Villacís con su trabajo. A rías bajas del CAC través de distintas técnicas y sopor- (Montevideo y cosas con las manos”. Dávila, “Pienso que hay que trabajar en tes –la pintura y el dibujo, la anima- Luis Antiguo Hospital ción 3D, videojuegos y el cómic- ha Militar), de mar- un arte que trasciende en el tiemtes a domingo de logrado plasmar un obra robusteci- 09:00 a 17:30. po, y es lo que encuentro en los óleos que hago, que son un intento da por la ficción, donde lo narrativo por perfeccionar técnicas como la se funde por medio de la forma. Muestra de aquello son los trazos que flamenca, que me apasionan”, manifiesta dan vida a su serie ‘Arte Fantástico’, así el artista, sin antes dejar entrever la tristecomo todo el concepto de ‘El Espejo Hu- za que siente al saber que muchos de sus meante’, una novela épica donde se plan- cómics originales (trabajados en digital) tea que los aztecas colonizan Europa. se perdieron, porque resulta que la plaDicho trabajo se recoge en un libro, del taforma de su commodore amiga (ordemismo nombre, además de presentarse nador personal) ya no era tan amiga, y en un ‘falso museo’ de la ficcionada con- desapareció. (DVD) ddelatorre@lahora.com.ec quista, que fue exhibido por primera vez


6

biblioteca

Símbolo de libertades OSWALDO PAZ Y MIÑO J. • Creo en los médicos de la patria, sea ésa la premisa. Como presumo de la buena fe de todas las personas y estoy convencido de que la libertad y los Derechos Humanos se soportan en valores tales como la convivencia en democracia, la buena fe, la presunción de inocencia y la seguridad jurídica: Proclamo a la lectura como un acto de vida y estoy seguro de que los libros nunca llegan al lector por casualidad, sino por una misteriosa causalidad. La receta que consta la he compartido días atrás con ese grupo maravilloso de inteligentes y guapas mujeres que integran el Club de Lectura Alfredo Pareja Diezcanseco, que me invitará a departir sobre libros y autores, desde el pretexto literario surgido de la obra del autor iraní- holandés, Kader Abdolah, ‘El reflejo de las palabras’. Los médicos del Ecuador escriben, y lo hacen tan bien algunos, como curan los males del cuerpo. Por esto, la sociedad confía en su siempre sacrificado trabajo, en el nivel que lo ejerzan, público o privado. Uno de ellos, el doctor Germánico Mayorga Basantes, cuando concluía 2013, con quien comparto que padezco el ‘Mal de Montano’, del que el escritor español Enrique Vila Matas explica que es el que sufren los enfermos de literatura, me regaló la estupenda novela de su autoría, titulada ‘Un vacío antes del cielo. Diagnóstico presuntivo’. No es posible deslindar a la obra del autor. En todo el recorrido de las que son 166 páginas, es perceptible la palabra humanista, el verbo social y la impronta científica del médico, que también oficia de escritor. De la vida real, los capítulos están reunidos en una nouvelle armada cual un puzle. Una historia que se desborda hacia lo social, que atiende temas de dolor, que no se tratan con analgésicos, que no se curan con antibióticos, que no se

extirpan en las mesas de operaciones, tales como: “el narcotráfico infiltrado en todos los estratos de la sociedad, la corrupción actuando con todos los métodos y estrategias, el engaño con fines de lucro, la intolerancia de opinión, el desgaste de la sociedad, visualizada en la vida de personajes frágiles, como un estudiante universitario; la respuesta humana, solidaria, en la sensibilidad de una pequeña niña”. ‘Un vacío antes del cielo. Diagnóstico presuntivo’, letras libres de un médico de los nuestros, que vive en carne y hueso los traumas de la sociedad que habita. Que no improvisa en los diagnósticos, que sabe de lo que prescribe y lo que firma. Que conoce la historia clínica de sus pacientes y no los abandona a medio camino. Que está claro, en toda la novela, de que los médicos no se reemplazan como fichas en un juego. En el truque habrá vidas de por medio, siempre: “Su madre intubada con un respirador automático para controlar la buena oxigenación pulmonar, tenía alimentación parenteral, sonda naso gástrica, sonda vesical, cables en el pecho conectados a un monitor que controlaba datos vitales del pulso, la frecuencia cardiaca, la presión arterial, el electrocardiograma y la capacidad de ventilación pulmonar con la saturación 02 Y el PH. Por su brazo iz-

Nicolás Jiménez M. La novela descubre ámbitos y callejones por donde el lector puede extraviarse, en el mundo de la noche, hasta dar con el lado oculto de la vida y de las cosas. Se reconoce a un Quito que concurre en antros del placer, subterráneo, pero que, curiosamente, contribuyó a las transformaciones de acuerdo a su tiempo. Una obra realista, de lenguaje pulcro, que se ubica en célebres lugares de la bohemia. EDICIONES BERNARDO DE LEGARDA

LOS MÁS VENDIDOS ECUADOR

° El héroe discreto, Mario Vargas Llosa (Alfaguara). ° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de Tinta). ° Inferno, Dan Brown (Planeta). ° Cincuenta sombras de Grey, E. L. James (Grijalbo). FUENTE: LIBRI MUNDI

° Y las montañas hablaron, Khaled Hosseini (Salamandra). ° El héroe discreto, Mario Vargas Llosa (Alfaguara). ° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de Tinta). ° Hush, Hush, Becca Fitzpatrick (Ediciones B). FUENTE: MR. BOOKS

ARGENTINA

° Cincuenta sombras de Grey, E. L. James (Grijalbo). ° Y las montañas hablaron, Khaled Hosseini (Salamandra). ° Los años de peregrinación del chico sin color, Haruki Murakami (Tusquets). ° El juego de Ripper, Isabel Allende (Sudamericana). FUENTE: GRUPO ILHSA

COLOMBIA

° El juego de Ripper, Isabel Allende (Random House). ° Pa que se acabe la vaina, William Ospina (Planeta). ° Sinsajo, Suzanne Collins (Plaza & Janés). ° Cincuenta sombras de Grey, E. L. James (Random House). FUENTE: LIBRERÍA NACIONAL

ESPAÑA

Biografía

Germánico Mayorga Basantes Nace en Salcedo, Ecuador, en 1941. Médico de pro°fesión. Autor de obras científicas, también ha publica-

do, poesía y relatos como: ‘Perfiles’, ‘Los Misterios del Tren’, ‘Semblanzas: Más allá de la Cátedra’, ‘Lamiendo Membrillo’ e ‘Historia de un largo viaje’.

quierdo, entraban fluidos y la medicación antibiótica.” (Pág. 104) En definitiva, una novela que se transforma en símbolo de libertades.

VITRINA DE LIBROS LA VÍA NOCTURNA

Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014

LA SOMBRA DEL OLVIDO

Pablo Tapia E. José está fascinado por las fantásticas historias que escucha sobre la Amazonía ecuatoriana, narradas por el nativo Saulo. José llega a trabajar en el Oriente y, una vez allí, descubrirá un mundo desconocido, encontrándose con realidades que no esperaba. La novela aborda escenarios y personajes que cambian a través de los años, donde las sorpresas del destino afloran para dar desenlaces que nadie espera. EL CONEJO

opymj2008@gamil.com

° La ladrona de libros, Markus Zusak (Debolsillo). ° Melocotón loco, Megan Maxwell (Planeta). ° El juego de Ripper, Isabel Allende (Plaza & Janés). ° Mi hombre obsesión, Jodi Ellen Malpas (Planeta). FUENTE: CASA DEL LIBRO

MÉXICO

° Los juegos del hambre 3: Sinsajo, Suzanne Collins (Océano). ° El héroe discreto, Mario Vargas Llosa (Alfaguara). ° Divergente, Verónica Roth (Molino). ° Tokio Blues, Haruki Murakami (Tusquets). FUENTE: LIBRERÍA GANDHI

Nota: Listado de libros de ficción de EFE, excepto Ecuador.

Director (e): Francisco Vivanco Riofrío Editor: Agustín Garcells Cordón Redactor: Damián de la Torre Ayora Diseño: Guillermo Sánchez B. Marcelo Mejía R. Composición electrónica: Pantone Impresiones Edita: Editorial Minotauro S.A. Correspondencia: Planta Diario La Hora Av. Galo Plaza N62-08 y Nazaret Fax: 247-6085 casilla 17-17-243 CCI cultura@lahora.com.ec Quito, Ecuador


Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014

7

memoria

Diario revela sus inquietudes ALEJO CARPENTIER

RAQUEL MARTORI, LA HABANA, EFE• Un diario inédito y desconocido del escritor cubano Alejo Carpentier (1904-1980), premio Cervantes de Literatura 1977, revela sus angustias y preocupaciones durante el proceso de creación literaria. La Fundación ‘Alejo Carpentier’, encargada de la custodia de su obra, lanzó en La Habana el título ‘Diario’. Esto, conmemorando el 109 aniversario del natalicio del reconocido autor y periodista, que se celebró el 26 de diciembre. Carpentier es una de las principales figuras del denominado ‘boom’ que renovó la literatura latinoamericana en el siglo pasado, y es reconocido entre los primeros en introducir el término de ‘lo real maravilloso’ y el neobarroco en el continente. A través de los 149 folios del día a día de su estancia en Venezuela, el novelista confiesa sus avatares literarios entre los años 1951 y 1957, considerado uno de sus períodos de mayor actividad creadora, literaria e intelectual. El diario fue encontrado entre la papelería y los documentos que conservaba en su casa habanera, tras el fallecimiento de su viuda, Lilia Esteban en 2008, según explicaron los investigadores que se ocuparon de la edición.

Una relectura

La directora de la Fundación, la Premio Nacional de Literatura Graziella Pogolotti, dijo que la esencia del libro está en “la invitación a la relectura de Carpentier, al redescubrimiento de su obra a partir de las pistas que esta confesión parcial – como todas las confesiones– nos da sobre sus búsquedas y sus inquietudes”. Los editores señalaron que Carpen-

HALLAZGO. Carpentier no compartía nada personal, por lo que la publicación es todo un descubrimiento.

LANZAMIENTO. La directora de la Fundación ‘Carpentier’, la escritora cubana Graziella Pogolotti, cuando se presentó este inédito.

tier siempre se mostró remiso a las confe- en un momento de crisis singular”. “Necesita encontrar un interlocutor, siones personales, el documento que encontraron estaba escrito a máquina, con una suerte de espejo en el que se reconoce y explora una vez más el lugar donnotas a mano en el margen y también de se encuentra, en aquel momento correcciones, lo que para ellos de- EL DATO estaba terminando la elaboración muestra el interés del escritor por su de ‘Los pasos perdidos’, una novela posible publicación. Alejo Carpentier También advierten a los lectores está considera- que significó un punto de giro en su como uno de obra”, indicó la intelectual. de que asistirán a la creación de sus do los grandes Pero, a juicio de la investigagrandes novelas y noveletas, como escritores en lengua española dora, la creación de esa novela “lo ‘Los pasos perdidos’, ‘El siglo de las del siglo XX. llenó de dudas y vacilaciones en luces’, ‘El acoso’ y ‘El camino de Sancuanto al resultado literario definitiago’. El autor del prólogo de ‘Diario’, Arman- tivo” y “esa angustia” del escritor se perdo Raggi, explicó que el texto descubre “su cibe día a día en las notas que va dejando tortuoso” proceso creativo, sus dificultades sobre los cambios que tiene que introdueditoriales, los periodos de poca producti- cir en la obra que estaba escribiendo. vidad creativa de Carpentier, su ocupación en la publicidad radiofónica y la televisión, ‘Tiene de todo’ pasajes enigmáticos y episodios de su es- “Al leer un diario como éste podemos tancia en París entre 1938 y 1939, así como percibir hasta qué punto en la obra de un escritor está su experiencia, su vida”, sus frecuentes sueños y pesadillas. Al repasar detalles del texto, Graziella apuntó Pogolotti y adelantó que “tiene de Pogolotti analizó que en 1951 cuando Car- todo”, “elementos anecdóticos, de algún pentier está comenzando este diario “res- modo las mujeres que pasaron por su ponde al apremio de una necesidad interna vida”, y también están “algunos amigos y

amigos que dejaron de serlo”. En un aparte con EFE, Pogolotti resumió que en la lectura de este diario se va a encontrar “cómo trabaja un escritor, la enorme disciplina, el trabajo de orfebrería, de cuidado del detalle y algo de primordial importancia: la amplitud de miras de un escritor”. Y recuerda que Carpentier fue un autodidacta que se hizo de una enorme cultura “abierta no solamente a la literatura, con una visión integradora de la cultura, en la que lo mismo era la ciudad, la arquitectura, la vida cotidiana, los pregones callejeros y la publicidad moderna”. En este momento la Fundación sigue un plan de publicaciones críticas de su obra que ha incluido la novela ‘Ecué Yambaó’, trabaja ahora en ‘Concierto Barroco’ y tiene en perspectiva ‘El arpa y la sombra’, su última novela publicada. Para ese fin aseguran que disponen de la documentación esencial y la biblioteca personal de escritor con más de 4.500 volúmenes, un tesoro para dar a conocer y socializar.


8

bambalinas

El misterio de ‘Mary Poppins’ RICARDO SEGREDA• Mientras que el cine en-

tra a su segundo siglo, su historia se ha convertido en un nuevo género. El año pasado, por ejemplo, estuvo ‘Hitchcock’, sobre la producción de ‘Psicosis’, así como ‘La Niña’, también de Hitchcock, y la producción de ‘Los pájaros’. Además, en 2013 hubo ‘Mi semana con Marilyn’, acerca de cuando Marilyn Monroe fue a Inglaterra para hacer una película con Laurence Olivier. Este año tenemos ‘Al encuentro de Mr. Banks’, sobre la producción de la película clásica ‘Mary Poppins’. Esto merece una reflexión. Se puede comentar que si las épocas históricas pueden ser identificadas como “oscuras” o “industriales”, tal vez el siglo anterior podría ser descrito como la “edad de la celebridades”. Esta tendencia actual del cine, como autoexamen, puede ser un índice acerca de cómo la celebridad y la popularidad definen nuestra sociedad. Con ‘Al encuentro de Mr. Banks’ hay la propuesta de que había un drama en el desarrollo de ‘Mary Poppins’. El guion, de Kelly Marcel y Sue Smith, explica que P. L. Travers, la autora de libros populares sobre una niñera mágica que es capaz de resolver problemas con familias infelices, experimentó un grave conflicto cuando Walt Disney propuso una adaptación de sus obras. Por una parte, estaba tan pobre que casi iba a perder su casa en Londres. Pero, por otra parte, no le gustaba la cultura norteamericana, las películas de Walt Disney en particular. Se preocupó mucho de que sus historias, influidas por las experiencias traumáticas de su infancia en Australia, se convertirán en material de entretenimiento frívolo con animación y música. En la película, Disney, consciente de su renuencia, le invita a Hollywood para que pueda hablar directamente con los guionistas y compositores que serán los adaptadores. Acepta la invitación, pero, inmediatamente, expresa desdén contra todo lo norteamericano. Mucho humor es generado por su reacción hacia las presuntuosas intenciones de buena voluntad por Disney, como un enorme Mickey Mouse en la cama de su hotel. Travers también se comporta grosera con todos en California, con Disney, sus asistentes y

Ecuador, domingo 02 de febrero de 2014

RECOMENDADOS AMOR VERDADERO

‘Como si fuera la primera vez’ (2004) es una comedia romántica estadounidense, dirigida por Peter Segal y protagonizada por Adam Sandler y Drew Barrymore. Sinopsis Ambientada en la paradisíaca Hawai, Henry (Sandler), un biólogo marino, se enamora perdidamente de Lucy (Barrymore), una profesora de arte. La conoce en una cafetería y empieza a seducirla. Todo marcha bien en el primer encuentro. En una segunda oportunidad, ella no recuerda para nada a Henry: lo que sucede es que la mujer tiene un problema de memoria y quedó atrapada en su pasado. El reto del biólogo será enamorar cada día al amor de su vida. El filme se exhibe por la cadena HBO (televisión pagada) durante este mes (revisar programación).

TRAS DOS DÉCADAS

INTERPRETACIONES. Tom Hanks, como Disney, y Emma Thompson, como Travers, convencen con sus actuaciones en un filme al que le falta credibilidad..

sus colaboradores, expresando oposición a todo lo que quieren hacer con ‘Mary Poppins’. Entre tanto, en flashback, los cineastas relatan la historia de su infancia infeliz, con un encantador, aunque alcohólico, padre, quien fue un empleado infeliz en un banco, pero que hubiera preferido tener una carrera como actor y cantor. Mientras tanto, su madre intentó suicidarse. Su tía solterona, Ellie, quien llegó a ayudar a la madre y rescatar la familia, sirvió como inspiración para el personaje de Mary Poppins. Así que se hace claro el porqué Travers se opuso a una adaptación de Disney del material que fue muy personal y doloroso. Según ‘Al encuentro de Mr. Banks’, Disney se dio cuenta de cuál fue el problema y siguió a Travers a Londres, donde finalmente la persuadió con una historia de su propio dolor de su niñez. Hay también la creación ficticia de un chofer con su historia de su hija discapacitada, que toca el corazón de Travers. Pero, es más probable que Travers cedió por motivos económicos y su desprecio por la película de ‘Mary Poppins’ fue tan fuerte que, a pesar de su enorme éxito y su nueva ri-

‘Al encuentro de Mr. Banks’ PAÍS: EE. UU. AÑO: 2013 TIEMPO: 126min. CALIFICACIÓN: **** DIRECTOR: John Lee Hancock GUIÓN: Kelly Marcel y Sue Smith REPARTO: Emma Thompson, Tom Hanks, Colin Farrell.

queza, prohibió secuelas. En el último término, a la historia le falta credibilidad. Sin embargo, la película es un enorme placer, debido en gran parte a la magnificencia de los actores, sobre todo Emma Thompson, como Travers, Colin Farrell, como su padre, y Tom Hanks, como Walt Disney. rick.segreda@gmail.com

Uno de los guitarristas más reconocidos dentro de la industria musical, David Crosby, recordado como fundador de The Byrds, lanza su primer disco en estudio después de 20 años. Se trata de ‘Croz’, producido junto a su hijo James Raymond y Daniel García, donde incluye un total de once canciones que dan cuenta de su virtuosismo en las cuerdas. Como el músico aseguraba en una entrevista a medios internacionales, llega un momento en que hay que dar una sorpresa, y Crosby la brinda con este álbum, el cual enseña que en cada etapa de la vida se tiene algo que decir… y siempre hay algo nuevo por escuchar. ddelatorre@lahora.com.ec


Revista Artes 2 febrero 2014