Issuu on Google+

PujilĂ­, 14 de octubre de 2010


158 AÑOS

CANTONIZACIÓN

C2

JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

Han transcurrido 158 años desde que Pujilí fue designado como cantón. La historia de San Buenaventura de Pujilí, como sucede casi con todos los pueblos que se ven forzados a soportar el yugo de la dominación extranjera, se muestra visible sólo en parte, al menos eso sostienen los historiadores. En cuanto al Pujilí anterior y las dos instancias avasalladoras, el dominio inca y el español, poco o nada se conoce. Se sabe apenas que existió un importante asiento poblacional de antiquísima data. Pero ¿quiénes lo poblaron y a qué civilización pertenecieron?. Al respecto la arqueología

aún no determina nada con certeza. Sin embargo, ateniendo a la lógica simple, según cuenta la historia, es fácil concluir que, debido a su situación geográfica, debió pertenecer a los Panzaleos. Tampoco se conoce cuál fue su nombre original, pues, el que se conoce hoy: “Pujilí”, es un vocablo de indiscutible filiación quechua. Los habitantes El Ayllu de Puxilí es el antecedente más remoto de estas tierras, época prehistórica en la que se forjaron las primeras manifestaciones somáticas, lingüísticas, culturales, políticas, religiosas y sociales. Pujilí al igual que los páramos del occidente de la Cordillera de los Andes estuvo poblado por “aborígenes panzaleos”, a quienes se los describe como personas dedicadas a las labores agrícolas, a la alfarería y al pastoreo del ganado. Se cosechaba cereales y frutos,

El paso del tiempo marcó la historia debido a que estas tierras eran un bosque de clima templado, lleno de vida y favorable para la caza y la choza. Cantón Dentro del periodo republicano, a escasos 22 años de la fundación de la República del Ecuador; Pujilí es distinguido y reconocido con la jerarquía de cantón, el 14 de octubre de 1852; esta fecha se festeja año tras año y forma parte de la vida cívica de los pujilenses. Pujilí en época prehistórica estuvo gobernada por el cacique mayor, Alonso Sancho Jacho Capác, tiene como noble centinela al Sinchahuasín que significa casa fuerte y un balcón donde se contempla el más hermoso paisaje, no solamente del cantón sino de otros lugares; además se puede observar el movimiento y alegría de las gentes que acuden a las ferias los días miércoles y domingos. Los hombres y mujeres buenos que ha entregado esta madre generosa, por todos los rincones de la patria

SOCIEDAD. La ciudad se levantó nuevamente tras el terremoto.

grande, la recuerdan con cariño. Ellos con su esfuerzo y talento han formado la más linda corona para colocarla sobre sus sienes. Esa madre dio a luz maestros en el arte de la música, educadores, sacerdotes, militares, hábiles alfareros. Se distingue por sus calles es-

trechas, casas con patios internos, iglesias coloniales, calles empedradas, gente amable y gentil. Pujilí tiene fama por su artesanía. Durante la colonia fue asiento misionero. Cuenta con un mercado indígena interesante que ofrece los días miércoles y domingo además de trabajos artísticos hechos

10479


JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

C3


14 años del renacer

158 AÑOS CANTONIZACIÓN

C4

JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

La desgracia provocada por la naturaleza, unió a los habitantes del cantón. Al caminar por las calles céntricas de Pujilí, resulta casi imposible creer que esta hermosa y colonial urbe, fue años atrás, víctima de un fenómeno natural que dejó a sus habitantes relativamente sin techo. La ‘Tierra del Danzante’, el ‘Emporio Musical Cotopaxense’, la ‘Cuna de Maestros’, son algunos de los nombres con los que el pueblo de Cotopaxi reconoce a este tesoro terrenal. Pero uno de esos apelativos, tal vez poco pronunciado, es el que más enorgullece al pujilense de cuerpo y corazón, hijo de este maravilloso ‘Pueblo Renaciente’. Sería un jueves 28 de marzo de 1996, el día más recordado

en la historia de esta ciudad, que hoy cumple 158 años de cantonización. Aquella tarde tranquila de inicio de verano, se convirtió en menos de 10 segundos, en la experiencia más difícil de sus vidas, en la prueba “más grande que taita (padre) Dios nos ha puesto”, según comentó Alberto Ochoa, de 61 años de edad.

registradas en el cantón en ese año (1996), más del 90% debían ser demolidas, cifra que fue determinada por varios equipos de estudiantes de arquitectura y técnicos del desaparecido Ministerio de Vivienda. En el documento, que está reforzado por un recorte de prensa publicado dos semanas después del siniestro, se contempla que “sólo en la zona urbana de la jurisdicción del cantón Pujilí, se derrocaron 350 casas, quedando en pie mil 650”. Esas casas, que ‘soportaron’ en gran medida el desastre natural, debían recibir trabajos de

Los problemas Según datos que reposan en el archivo bibliográfico del Municipio de Pujilí, de todas las viviendas

reconstrucción del 30% de sus estructuras. “La demolición durará tres semanas por falta de maquinaria”, concluye el texto. Un ensayo elaborado por el doctor Carlos Argüello, sobre los ‘aspectos sociológicos del sismo de Pujilí’, muestra que en el evento natural, se rompió un mito que estaba bastante arraigado en la cultura arquitectónica del país, este decía que las edificaciones de adobe soportaban sismos y terremotos de considerable intensidad. La nueva cara Los trabajos de reconstrucción

iniciaron al día siguiente del terremoto. Un pueblo pujante, unido, con dolor por lo sucedido, pero con la fuerza suficiente para levantar la mirada hacia el cielo y elevar una plegaría al protector del pueblo, el Divino Niño de Isinche, empezó a reconstruir el hogar que abrigaría a sus familias. Demelia Vaca, de 56 años, explicó que mucho de lo reconstruido se logró con el apoyo de instituciones internacionales, municipios del país y de todo aquel que llegó con ayuda.

10482


Los pujilenses se destacan La música está marcada en la mente de los pujilenses que han trascendido.

Banda musical De hecho en este cantón hay muestras que de que antes funcionaba la banda de música municipal, prueba de ello se tallaron figuras de madera con los integrantes y sus instrumentos musicales y que ahora se exhiben en vitrinas de vidrio en uno de los patios del palacio municipal.

CANTONIZACIÓN JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

C5

BANDA. Como un homenaje a los músicos tallaron sus figuras.

Nuevas generaciones En la actualidad, en Pujilí se encuentra el Instituto Tecnológico de Música Inés Cobo Donoso, que nació como conservatorio de música de Pujilí, bajo la dirección de Luis Segovia Lema en 1973. Con el paso de los años la institución trasciende y desde 2003 pasa a ser Instituto Tecnológico y

los estudiantes salen como egresados en técnicos superiores en docencia y arte musical. El aprendizaje para los estudiantes que quieren saber de música comienza desde los 13 años, la mayoría llegan desde el sector rural y pocos del área urbana. El Instituto tiene la banda de

música juvenil y la banda sinfónica y grupos musicales de nivel superior, en tiempos de clases son ellos los que están presentes en la mayoría de eventos sociales que organizan dentro del cantón y fuera de él.

10458

Cuentan los mayores que tienen los recuerdos vivos de lo que fue Pujilí hace más de medio siglo, cuando en aquel entonces se habrían formado los primeros músicos. Desde este cantón se trasladaban a Quito, Cuenca y otras ciudades del país, para conformar las primeras bandas de música en los municipios, policía, ejército y las sinfónicas, según comentó Cristóbal Guilcazo, actual rector del Instituto Tecnológico Superior Inés Cobo Donoso. “Desde épocas anteriores nuestros abuelos, bisabuelos han nacido con esa aptitud de músicos y es por esta razón que a nuestra tierra se le conoce como ‘Pujilí Emporio Musical del Ecuador, cuna de maestros, intelectuales y músicos, son varias de las denominaciones que tiene esta región de la patria

por su alto potencial cultural, folclórico, artístico y ancestral, comentó Guilcazo. Don Luciano Vaca, habría sido uno de los primeros maestros que enseñaba música y su casa se convertía en escuela para acoger a los estudiantes que llegaban desde distintos lugares del país para aprender el arte de la música, como él hay otras personas que fueron los primeros en aportar en los conocimientos musicales. Algunos descendientes, como el maestro pujilense, Wilson Amores, siguen pregonando la buena música de aquellos tiempos, dirige y forma parte del coro de música de la tercera edad de Pujilí y también está presente en los demás cantones de la provincia, siempre al frente.

158 AÑOS

f/10449


158 AÑOS CANTONIZACIÓN

C6

JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

FOTOGRAFÍAS Y TEXTO: R. PAÚL LÓPEZ CHAMORRO

VELADA INOLVIDABLE

Luces, música, belleza y cultura dieron resplandor a una de las noches más importantes del cantón. Pujilí eligió a su nueva soberana, Ana Elizabeth Saltos, engalana las festividades octubrinas.

RESPLANDOR. Johana Estefanía Cepeda, es la reina de los ‘Casaca Roja’, el Cuerpo de Bomberos de Pujilí.

REINA. Ana Elizabeth Saltos, representó al criadero de caballos ‘Sol y Luna’.

10481

10452


158 AÑOS CANTONIZACIÓN JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

CULTURA. Sofía Katerine Guevara, representó a la parroquia Tingo La Esperanza.

10469

PUJILÍ. Jennifer Consuelo Lara, engalanó el nombre del colegio nacional experimental Provincia de Cotopaxi.

C7

PATRIMONIO. Giselle Mariela Páez, llevó en alto el nombre del barrio Las Cuatro Esquinas.

ALFAREROS. Ana Elizabeth Saltos, encarnó a los artesanos de La Victoria.


158 AÑOS CANTONIZACIÓN

C8

JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

Cuando fue jefe supremo Alberto Enríquez Gallo en 1938 se creó el Normal. Más de 70 años de creación lleva el Instituto Pedagógico Belisario Quevedo de Pujilí, según los datos recabados, mediante el decreto supremo 225 del 30 de abril de 1978, se crea el Normal para la formación de maestros. El primer rector de la institución educativa fue Ezequiel Aureliano Torres, maestro ecuatoriano,

Pujilí, cuna de maestros

el Normal inicia su actividad el 1 de mayo de 1938 recibiendo en su interior a jóvenes estudiantes de diferentes rincones del Ecuador, quienes llegaban hasta el plantel con la finalidad de formarse como educadores para servir al país. Por más de una ocasión el Normal estuvo a punto de cerrar, fue por el decreto legislativo del 7 de octubre de 1941 que se determinó la clausura del plantel lo que en ese momento cortó las aspiraciones de cientos de jóvenes ecuatorianos que sentían truncada su aspiración de superarse. Del mismo modo, el actual Instituto Belisario Quevedo se transforma en octubre de 1944 en escuela de prácticas agrícolas, la que por peticiones de la comunidad de Pujilí dura sólo 40 días, ya que en noviembre de ese año por

APORTE. Forma los futuros moldeadores de la juventud y la niñez.

decreto se confirma la calidad de institución formadora de pedagogos e inicia sus actividades en diciembre. La institución se desarrolló como tal hasta 1962, ya que en el gobierno velasquista por resolu-

ción ministerial 1519 se instituye como colegio Normal para formar bachilleres en ciencias de la educación. Con este decreto se lograría conformar el Núcleo Escolar N.4 con la participación de 11 escuelas, lo que originaría una formación

de los profesionales con un mayor nivel docente, este hecho, según Arroyo permanecería hasta julio de 1975. Para 1975 la institución educativa inicia su proceso de formación de bachilleres en ciencias humanas como: físico matemático, químico biólogo y ciencias sociales, mientras que la formación de maestros pasaría a ser responsabilidad del Normal N.7. Arroyo comentó que en 1978 por gestión de Belisario Merizalde, se instituyó la sección nocturna del Belisario Quevedo, con la finalidad de ayudar a la formación de los docentes y brindar oportunidades a quienes por varias razones no pudieron seguir sus estudios en los colegios, esta acción duraría hasta 1978, luego pasó a ser parte del colegio Provincia de Cotopaxi. El 8 de agosto de 1991 la institución es elevada a la categoría de Instituto Pedagógico, con la premisa de otorgar el título de profesor en educación primaria a quienes hayan aprobado tres años de estudio, siete años después pasa a ser Instituto Superior de Pedagogía.

Instituto Pedagógico Alumnos matriculados

Primer Nivel °Educación Básica 83 alumnos

10455

Educación Inicial 18 alumnos Tercer Nivel °Educación Básica 76 alumnos Educación Inicial 19 alumnos Quinto Nivel °Educación Básica 63 alumnos Educación Inicial 22 alumnos


Un Niño famoso por sus milagros La gente demuestra sus tradiciones de distintas maneras y una de estas es la religiosidad. En Pujilí uno de los sitios donde este tipo de expresiones es evidente es el santuario del Niño de Isinche, a este lugar llega la gente cada día y en mayor número los domingos para escuchar la santa misa. Este santuario se encuentra a 3 kilómetros al sur de Pujilí, en la hacienda Isinche Grande, generalmente los turistas llegan al sitio en carros particulares o pagan una carrera desde el centro de Pujilí para llegar al destino con seguridad. Este lugar es uno de las más vi-

sitados del cantón, la celebración más grande que realizan al Niño es el 25 de diciembre, en esa fecha se efectúan los pases de niño con gran concurrencia de gente, acompañados de juegos pirotécnicos, bandas de pueblo y los villancicos. Las fiestas de diciembre comprenden tres días, uno para las vísperas, la procesión y la misa, la devoción a esta imagen colonial tiene su inicio en el año de 1730, cuando uno de los fardos que llegaban al obraje de los jesuitas, se encontró a una pequeña figura. Antiguamente este lugar fue un obraje de la Congregación de los Jesuitas y acopiaban algodón. La estructura se levanta al pie de la colina en un verde valle bañado por el Río Isinche, fue la hacienda más grande e importante del sector. Ahí se encuentra el templo y casa de oración, en este sitio se congregan unas 700 personas para la misa de cada domingo.

Turismo Las personas que llegan para visitar al Niño de Isinche no pueden evitar la impresión que les acusa al observar la cantidad de fotografías impregnadas en el sitio de adoración a la imagen, como muestra de agradecimiento al milagro concedido. Las velas no pueden faltar y si alguien se olvidó, lo consiguen con facilidad en uno de los puestos de venta en la puerta de ingreso junto al parqueadero, especialmente los domingos. También hay arreglos florales. A pocos metros del ingreso al Santuario hay una sección con ventas de comida, empanadas, hornados, mote, chochos con tostado y otros alimentos que la gente compra a su retorno. Los visitantes aprovechan su llegada para admirar la capilla y toda la estructura que se encuentra en el lugar y que se complementan con las hermosas jardineras.

CANTONIZACIÓN JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

C9

RELIGIÓN. Grandes y pequeños acuden al santuario para tocarle al Niño.

10446

Los visitantes llagan al lugar para agradecer favores y otros para pedirlos.

158 AÑOS


158 AÑOS CANTONIZACIÓN

C10

JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

Un arte de generaciones La Victoria es una parroquia netamente alfarera, y reconocida en todo el país.

Un alfarero dando forma a los objetos de barro, da la bienvenida a la parroquia La Victoria, es el monumento que identifica a este rincón del país conocido por la habilidad de sus habitantes que de generación en generación mantienen la elaboración de objetos en barro y

arcilla, conocidos nacional e internacionalmente. Una sola vía conduce al centro poblado, se observa poca gente en el camino, parece un lugar abandonado, especialmente de lunes a viernes y es que la mayor parte de sus habitantes se dedica a tiempo competo a la elaboración de objetos para la comercialización que generalmente la hacen los fines de semana que es cuando existe la visita de turistas nacionales y extranjeros. Entre los más de 150 alfareros que existen en el lugar, hay historias que demuestran la dedicación, esfuerzo y trabajo diario de los ha-

ALFAREROS. Gustavo Ortiz tiene su local donde comercializa los productos que trabaja.

bitantes de este lugar que con el transcurrir del tiempo han mantenido la actividad alfarera como su única subsistencia pero a la vez se han tecnificado para mejorar los procesos y así desarrollar esta actividad sin que perjudique su salud y la de sus familias. Pastora Armendáriz y Hugo Vaca se dedican a esta actividad por 38 años, de los padres de Hugo heredaron este oficio. Tuvieron seis hijos y gracias a la actividad que cumplen pudieron educarlos

a todos, ahora ya son profesionales. De lunes a viernes se dedican a la elaboración de los objetos y el fin de semana abren su local para la venta. Gustavo Ortiz, es otro alfarero que ha dedicado toda su vida a esta actividad, tiene 62 años, de estos lleva 40 trabajando en la alfarería, cuando empezó, como todos, heredó la técnica de sus abuelitos y padres; sin embargo con el paso de los años la mejoró, ha participado en diferentes ferias y con gran

parte de su creatividad ha logrado salir adelante. Recuerda que fue quien inició con la elaboración de las bases para los arreglos florales, aprendió a elaborarlos gracias a un amigo, le puso su toque especial y se dedicó a venderlos en diferentes florerías del país. Ahora, los alfareros trabajan para la feria de este año que se instalará en la entrada de la parroquia, desde el 28 de octubre hasta el 3 de noviembre.

10451


Tradiciones que perduran La tradicional gastronomía del cantón se ha convertido con el pasar del los años, en una fuente de trabajo para sus habitantes quienes con habilidad e ingenio, han creado y perfeccionado platos únicos en el país, a partir de los productos que se generan en la zona.

10457

El hornado En este cantón es tradicional el hornado, este plato se prepara con la sazón única de los pujilenses, su comercialización se hace en el Patio de Comidas, ahí se ha instalado varias mesas a donde acuden cada fin de semana propios y extranjeros para degustar el hornado. Los pedazos de chancho horna-

CANTONIZACIÓN JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI

C11

do con cuero reventado se acompañan de aguacate y un curtido de cebollas y ají, además papas o mote. A este plato se suma una bebida hecha a base de frutas, hierbas y otras especies que los llenan de vitaminas. La elaboración de este producto, data en el cantón con más de 100 años de historia. El domingo es el día de feria en el cantón y por tanto, el día con mayor afluencia de clientes en el Patio de Comidas de Pujilí. La morcilla Las comerciantes de las morcillas de sal y dulce, explican que este platillo es elaborado con los intestinos de chancho, a los que se rellena de arroz, col, orégano, zanahoria, cebolla, azúcar, panela, crema de leche y especias. El chaguarmishqui Este manjar nace en el corazón de la cabuya (penco) y lo más importante de su producción, es que el proceso demora de ocho a nueve

HORNADO. Este plato tiene una sazón única en la provincia.

años, según comentó una de las vendedoras de chaguarmishqui en el Patio de Comidas de Pujilí. “Cuando se ha recolectado suficiente cantidad de néctar, se lo mezcla con cebada pelada y se le

cocina; chaguarmishqui es una palabra kichwa que significa agua dulce; la gente lo prefiere tomar caliente”, explicó la comerciante.

10450

Pujilí es conocido por su tradicional hornado, los fines de semana hay demanda.

158 AÑOS

Todas estas delicias gastronómicas se ofrecen los días de feria, especialmente los domingos donde acude gente de diferentes lugares


C12

JUEVES 14 DE OCTUBRE DE 2010 La Hora COTOPAXI


Pujili