Issuu on Google+

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

>>PROTAGONISTA.

Juan Gabriel Vásquez, premio Alfaguara 2011. >> 2-3 >>MEMORIA.

Para no repetir las equivocaciones. >> 6

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011

Nº 722

Teatro sin bastidores Artistas callejeros de cuatro provincias se reúnen en Quito por tercera ocasión.

5

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

www.lahora.com.ec


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Hace ruido en su silencio

2

protagonista

DAMIÁN DE LA TORRE • Es un historiador de las

emociones. Realiza una mirada íntima de una generación atormentada por la violencia (se centra en la Bogotá de los 80’). Sin hacer narconovela, cuenta la historia de la Colombia contemporánea que vive atrapada en el miedo. Juan Gabriel Vásquez obtuvo el XIV Premio Alfaguara de novela este año por su obra ‘El ruido de las cosas al caer’. Una historia donde el joven Antonio Yammara se obsesiona con la amistad frustrada entre él y Ricardo Laverde, un expresidiario que no habla de su pasado en el poco tiempo que se conocen. En 1996, el autor dejó su país. No lo hizo por la violencia, sino para alcanzar “a ser el escritor que quería ser”, lo que le ha permitido –asegura– escribir sobre su país y “entenderlo mejor”. Los frutos ya se están cosechando. Vásquez acaba de presentar en Quito y Guayaquil su novela premiada por la editorial Alfaguara. De ese libro y otros temas conversó para los lectores de ‘Artes’. La novela empieza con la cacería a un hipopótamo que pertenecía al zoológico de Pablo Escobar. ¿Algún día se dará caza al narcotráfico en Colombia?

Pues no, soy muy pesimista en eso. Las

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

guerras contra las drogas, que son las palabras que ocupó Nixon en 1971, es una guerra perdida y la mejor prueba para eso es que llevamos...Bueno, que yo voy a cumplir 40 años y la guerra sigue en el mismo estado desde que yo nací. No hay victoria posible en eso. La única manera de solucionar el problema con la droga es la legalización. Hay que aceptar que la droga es un problema de salud pública y que la corrupción, el narcotráfico y las mafias son una consecuencia de la prohibición. En el libro aparece una serie de ruidos y estos, por lo general, son molestosos, pero ¿existe algún ruido que no le desagrade?

Pues mira, no me quisiera poner sentimental, pero los ruidos que más me gustan son la risas de mis hijas y creo que ese es el mejor ruido para cualquier padre. Pero mira que es curioso, para alguien que ha escrito tanto sobre ruidos, en mi caso, lo mejor es el estado del silencio. Me gusta percibir el silencio. Fíjate, vivimos en una sociedad que le ha declarado la guerra al silencio, hasta para comer debe existir una música de fondo, ¿no? Como que se tiene miedo de que uno se quede solo con sus pensamientos. Entonces, en el fondo, mi ruido favorito es la ausencia, es el ruido que más necesito. ¿“El silencio es el grito más fuerte”?

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011

Lo que te puedo decir es que el silencio es la condición que necesito para desenvolverme normalmente, incluso para trabajar. En el silencio voy trabajando, aunque sea silenciosamente, aunque no esté sentado en el escritorio.

Llega un momento para Yammara donde del miedo se pasa a la soledad. ¿Si estuviera en los pies de Yammara a qué le tendría mayor resistencia: al miedo o a la soledad?

He dicho varias veces que esta novela es generacional. Yammara es un compañero mío generacional, pero no hay que confundirlo conmigo. Su destino fue mucho más trágico y triste del que me haya sucedido a mí. Un amigo lector español hizo una interpretación muy interesante. Se dio cuenta de que yo me había ido de Colombia en 1996, el año en que a Yammara le sucedieron todas estas cosas. Este amigo me dijo que yo había escrito lo que me hubiera pasado si me quedaba en Colombia. Esta comparación me pareció muy interesante. Y bueno, uno escribe para eso, uno exhibe sus peores miedos, y es el miedo de las cosas que me podrían haber sucedido si me quedaba en mi país.Y con respecto a su salida, en las

últimas páginas reflexiona sobre qué pensarán las personas de su generación que dejaron Bogotá. En su caso, ya desde afuera, ¿qué piensa?

Yo no me fui de Colombia por la violencia; me fui por razones literarias. Tenía en la cabeza


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011 una idea un poco abstracta de que necesitaba irme para llegar a ser el escritor que quería ser. Pero, aunque las razones fueron esas, siempre he dicho que si el tomar esa decisión me resultó menos difícil de lo normal fue porque me había criado en esa ciudad violenta y hostil. Una ciudad que te quita espacios y que nos fue expulsando de a poco y, ahora, creo que fue la mejor decisión irme de ahí. Hoy es la única razón por la que puedo escribir.

par una sonrisa que se transforma en una rápida carcajada). He cometido varios errores. Tengo mi propio prontuario. Dentro de la literatura colombiana, ¿cómo es el vivir bajo la sombra de García Márquez? ¿Qué opina del boom latinoamericano?

¿Con su libro, al parecer, se puede narrar la realidad colombiana contemporánea sin caer en la narconovela?

Escribí esta novela porque echaba de menos eso. Creo que el narcotráfico en la novela está como que alejado de la verdad. Se ha frivolizado y es lo que hacemos con lo que nos preocupa y nos violenta. Nuestras sociedades convierten en broma a todo lo que no suele hacer daño y todo se vuelve espectáculo y, quizás, es saludable hasta cierto punto, pero impide la reflexión y la comprensión. Esto se ocupa del aspecto externo y lo que debería interesarnos es qué pasó adentro. Eso es lo que busca mi novela, meterse en el alma de la gente y exponer lo que les pasa en su interior. Es como ser un historiador de las emociones de mi generación.

“A mí nunca me han pegado un tiro, pero desde un punto de vista emocional es, quizás, mi novela más autobiográfica”. JUAN GABRIEL VÁSQUEZ ESCRITOR.

Más allá de lo generacional, ¿con qué personaje se identifica: Yammara o Laverde?

Eso es difícil. Creo que con Yammara, indudablemente. En el caso de Laverde fue el personaje que más invención requirió y fue construido sobre esa observación de lo externo. Yammara, en cambio, de todos mis narradores es, quizás, el que narra con mi propia memoria y habla de la violencia que soportaba Colombia en los 80’. Ese crecer con el miedo o acostumbrarse al miedo, que es peor: las condiciones de vida que uno toma para convivir con la amenaza. También, con Yammara, en las relaciones personales como que se da una especie de exorcismo donde vuelco los peores miedos. A mí nunca me han pegado un tiro, pero desde un punto de vista emocional es, quizás, mi novela más autobiográfica.

No. Esta novela vino a interrumpir otra que estaba escribiendo y, cuando eso pasa, no es una buena señal. Para mí es importante que exista la urgencia, el que tengo que escribir esto porque tengo que hacerlo; cuando eso se pierde ya no hay sentido. Si esto sucede es muy difícil que recupere lo que estaba escribiendo. Entonces, honestamente, no sé que libro viene después. No tengo ni un proyecto ni una idea clara sobre lo que se viene. ¿Quizás, la interrupción de ‘El ruido de las cosas al caer’ sobre su novela que quedó inconclusa se debe al estruendo que provoca, como que dejó sorda a la otra?

Perfil

Juan Gabriel Vásquez Escritor colombiano, Bogotá, 1973. Sus relatos se recogen en el libro ‘Los °amantes de Todos los Santos’, y además de ‘El ruido de las cosas al caer’ ha publicado las novelas ‘Los informantes’ e ‘Historia de Costaguana’. También es autor de la recopilación de ensayos ‘El arte de la distorsión’ y de una breve biografía de Joseph Conrad, ‘El hombre de ninguna parte’. Es columnista del periódico colombiano ‘El Espectador’. Actualmente reside en Barcelona, España.

¿Usted sigue virgen en el tema de los errores?

No, desde luego que no (lo dice mientras deja esca-

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Sí. Como que esta novela también fue una pausa en mi vida. Los viajes del premio, por ejemplo, los estoy dedicando a leer. Para mí, todo esto, es como una beca de lectura. Horas de aviones y aeropuertos que me permiten leer. Es una lectura gratuita porque lo hago para entretenerme, más que para trabajar. Lo digo porque mis lecturas, por lo general, son para reseñarlas, traducirlas, o las estoy ocupando para escribir la novela que estoy escribiendo. Este tiempo leo por puro placer, que es una cosa fantástica que no me ocurría hace mucho. ¿Entonces, el ganar el Premio Alfaguara fue como regresar al 96 y retomar esos viejos hábitos?

Sí, mira, está muy bien puesto eso. He retomado los hábitos que tenía antes de escribir. Estoy leyendo por placer. Para cerrar, ¿puede definir a la literatura colombiana actual?

¿Qué opina sobre la virginidad en los errores?

Todas mis novelas hablan sobre ese tema, que es uno de los grandes que tenemos: cómo lidiamos con nuestro pasado. El pasado, como decía Faulkner, no está muerto, el pasado nos acompaña. Todos nuestros errores y todo lo que hemos hecho está con nosotros todo el tiempo. Uno escribe también para entender eso. En ese sentido, la novela es un género moral y nos ayuda a lidiar con las consecuencias de nuestros actos.

Fíjate, a mí me parece que está como de moda, en mi generación, despotricar contra el boom latinoamericano y existe ese afán de matar al padre. A mí eso me parece una tontería. Creo que le debemos mucho a esa generación que nos abrió puertas y nos dejó lecciones. La lección más importante fue el abrir la puerta de la casa para que ingresen otras lenguas y otras tradiciones, que construyen una literatura propia basándose en los libros que uno escoge, que no son necesariamente de su país o de su lengua. En ese sentido, el boom es muy importante para mí, sobre todo García Márquez. Los escritores de esa generación me enseñaron que tengo derecho a escribir sobre otras tradiciones que no sean las mías, y ese es un derecho que no quiero perder. ¿Está trabajando en algún nuevo libro?

¿La decisión de Yammara fue quedarse en Bogotá y con el Derecho, parece que su mejor decisión fue salir y dejar de lado esa carrera?

En mi caso, el Derecho fue una ruptura, una ruptura tras otra. La literatura era a lo que quería dedicarme en cuerpo y alma. Entonces, empezaron estas rupturas: me fui del país, me fui de mi casa, me fui de mi carrera y, con esto, rompí la tradición de la que vengo: una familia de abogados, y era lo que esperaban que yo sea. Pero todas estas rupturas son las que me han acercado más a Colombia. Esa distancia geográfica es la que me ha permitido escribir sobre mi país y entenderlo mejor.

3

protagonista

...Usted es muy joven, Yammara, tan joven que tal vez siga virgen en esto de los errores. No me refiero a haberle puesto los cachos a su noviecita, no es eso, no me refiero a haberse comido a la noviecita de su mejor amigo, ésas son cosas de niños. Me refiero a los errores de verdad...” FRAGMENTO DE ‘EL RUIDO DE LAS COSAS AL CAER’.

A mí me parece que está pasando por un momento muy rico. Hay libros como de cuatro o cinco generaciones distintas, y no te hablo de García Márquez y Álvaro Mutis, porque como que ellos están de salida. Pero hay personas de 60, 50, 40 años que están publicando activamente, y eso genera un panorama muy interesante de visiones muy variadas de lo que somos. Incluyo las novelas que no hablan de Colombia, que son otra manera de contribuir. Esa diversidad de puntos de vista y ese retrato que hace cada generación son dos aspectos que me parecen apasionantes. ddelatorre@lahora.com.ec


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

4

galería

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011

Grabando sueños JARDÍN DE LA LIBÉLULA’

El punto da paso a la línea y la línea se repite. El punto, que es infinito, toma forma y cuerpo al calor de los dibujos de Luciano Mollogón (Quito, 1952), que quedan impregnados en el papel a través del grabado. Esta técnica es la principal cómplice del maestro quiteño por más de 30 años, tiempo en que la exploración no cesa y está presente hasta en sus sueños. Así es como presenta su última propuesta ‘Sueños de verano’, que se expone en las Salas Aníbal Villacís y Oswaldo Viteri del Museo de Arte Colonial de la CCE, en Quito. Una muestra que reúne 77 trabajos (70 grabados y 7 obras de pintura en acrílico). Pero no solo los sueños del artista están a disposición del público. Recuerdos infantiles, memoria histórica, exaltación a personajes y el tributo a la tierra y a la naturaleza, se evidencian en las antiguas TOME NOTA paredes del Museo. Dos ambientes invaden la atmósfera de ‘Sueños de veralas salas: uno colorido, donde paisajes cam- no’ está abierta el 29 de pesinos y urbanos poseen una fraternidad hasta agosto. Lugar: Salas cromática que da cuenta de la búsqueda haAníbal Villacís y cia la perfección al combinar colores; y otro Oswaldo Viteri Museo de monocrómatico –por así decirlo–, donde del Arte Colonial de la imagen a través de una escala de grises la CCE. Calles resalta las sombras, la textura y las formas Dirección: Cuenca y Mejía, en Quito. planteadas por el maestro. Horarios: martes El sueño grancolombino de Simón Bo- a sábado de lívar, la pasión libertaria de Manuelita y la 09:00 a 17:00. incansable lucha de Eloy Alfaro están presentes en los retratos de cada uno de estos personajes que son tomados en cuenta por Mogollón. Un internacional que no pasa desapercibido es Francisco de Goya, el infaltable artista que con sus grabados inspira a quienes también encontraron en esta técnica la forma para expresarse libremente. Una muestra donde los sueños de Mollogón mantienen despierto al espectador e invitan a que también soñemos (y despiertos, mejor), a que la imaginación vuele y sea una huella que quede impregnada en la memoria.

REDACCIÓN ARTES •

‘LAS HISTÉRICAS HOMENAJE A GOYA’

‘EL PUNTAS’

‘ARLEQUÍN’

‘BOLÍVAR’

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

ddelatorre@lahora.com.ec

‘DON ELOY’

‘QUITO NOCTURNO’


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011

TEATRO CALLEJERO

Fiesta en las calles REDACCIÓN ARTES • Caretas, títeres, música, danza, zancos y tea-

tro se reúnen, nuevamente, en el Tercer Encuentro Nacional de Teatro Callejero, en Quito. Este evento es organizado por el Taller de Experimentos Alquimusicoteatrales ‘Perros Calle...jeros’, grupo que se desenvuelve en las calles capitalinas desde los 70’. “Buscamos un espacio de reflexión donde podamos debatir, reflexionar y criticar la tarea que hacemos los artistas callejeros, además de realizar un trabajo colectivo que se expone al público después de los talleres en los que participamos”, explica Héctor Cisneros, un ‘perro callejero’. Justamente, durante esta semana, los grupos participantes realizaron un taller de montaje escénico para espacio abierto, dirigido por el maestro colombiano Juan Monsalve. Los resultados se presentan hoy en el Parque de El Ejido, en Quito.

5

promotores Programación Teatro callejero

Presentaciones en Quito agosto: Inauguración, Plaza del Teatro (16:00). ° 35 de de agosto: Alangasí (18:00). ° 7 de El Quinche (10:00). ° 12 deagosto: agosto: La Ferroviaria (10:00). ° Teatro primitivo

4 y 5 de agosto: Teatro Prometeo (19:30). °Participantes: Grupos ‘Kallampa’ y ‘Rukullakta’. Muestra de arte popular urbano

6 y 11 de agosto: Teatro Prometeo (17:00). Dife°rentes actividades musicales, teatrales, circenses y de danza.

Nota: Los eventos son gratuitos y el programa está sujeto a cambios.

Proyección

El Encuentro está dividido en cuatro actividades: Eventos previos (lo realizado en esta semana que termina), presentaciones, teatro primitivo y muestra de arte callejero. “La idea es mirar lo que estamos haciendo”, dice Héctor Cisneros, quien opina que se puede dar la relevancia y fomentar una cultura de las actividades teatrales que “se hacen en las calles, tal como sucede en Perú o en Colombia”. Héctor opina que el teatro callejero en Ecuador es reducido tan solo “a contar chistes” y agrega que hay otras búsquedas: “Unos trabajan para su diario vivir, otros tenemos exploraciones más integrales dentro de las artes escénicas callejeras”. Este espacio también propone compartir las técnicas de cada grupo y generar una comunión que rompa las rivalidades que pueden surgir por ganar los espacios para estas actividades. “Solo tenemos en Quito a El Ejido y la Plaza del Teatro para trabajar. Somos muchos los grupos y se crean antagonismos, cuando deberíamos estar unidos”, manifiesta Héctor. Propuesta

Además de brindar un punto de encuentro entre teatreros callejeros y que sus trabajos colectivos sean expuestos al público, existen otros ejes que amalgaman este Encuentro. Reivindicar celebraciones ancestrales, valorizar la cotidianidad, generar espacios para las propuestas urbanas y mostrar expresiones como el teatro primitivo y el teatro antropológico son las acciones que se quiere enseñar. Legitimar el teatro callejero, que presenta sus códigos –que no impiden que se ejecute en espacios cerrados– es el motor de este evento, que por tercer año promueve una fiesta diversa y colorida. ddelatorre@lahora.com.ec

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

EL DATO Hoy se realiza la muestra pública de los talleres previos en el Parque de El Ejido, en Quito, a las 11:00.

Participantes

III Encuentro Nacional de Teatro Callejero Juan Monsalve ° (Colombia) (Archidona) ° Rukullakta (Cuenca) ° Choquilla (Guayaquil) ° Thame (Imbabura) ° Kallampa ° Perros callejeros

solar ° Eclipse buena compañía ° La Guevara ° Jaime y sus títeres ° Manicho Ladino ° Paolo ° Cronopio


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

6

memoria

Texto para la polémica

OSWALDO PAZ Y MIÑO J. • Cuatro tomos impecables, preciosos –que no he querido agredir subrayando con mi rotulador como suelo hacer– ha publicado La Palabra Editores para reconocer, como dice Alejandro Moreano, a ‘La Bufanda del Sol’, una “revista que tuvo una enorme gravitación en la vida intelectual del Ecuador de las décadas 60-70, del Siglo XX”. Contumaz rayador de libros que soy, ha sido para mí un gran dilema no rotular el estupendo material literario e histórico que contiene el cuarteto que hoy expongo y que reúne la obra completa de ‘La Bufanda del Sol’. He cedido derechos y manías para no dañar con trazos irregulares la estética de los manuscritos, pero el que ha pagado los esquemas rotos ha sido un pequeño Moleskine, en el que se ha apuntado lo apuntable y me he quedado corto. No resulta para mí sorprendente la recuperación en los actuales momentos, desde la memoria, de ‘La Bufanda del Sol’. Creo yo que es por causa de la libertad, en el instante histórico justo, dado que en nuestro país y allende de sus fronteras hay

“enfrentamientos políticos y sociales” similares a los de los 60 y los 70. En Latinoamérica se viven procesos ‘revolucionarios’ en los que se toma como ejemplo a seguir a la fracasada Revolución Cubana, proceso que ha sido conducido por tiranos que han sumido en la miseria a ese país por más de 50 años y que tiene en el nuestro, desde la trasnoche, defensores fanáticos. Claro que ellos, en la línea de los dictados de la familia Castro y su letanía de cinco décadas, todos los males de la “revolución” se los imputan “a los yanquis”. La palabra está cercada en tal régimen represor que castiga el derecho a pensar como consta en el Artículo 72 del Código Penal de Cuba: “Se considera estado peligroso la especial proclividad en que se halla

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011

Datos biográficos Raúl Pérez Torres

una persona para cometer delitos, demostrada por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista”. También, en el Artículo 76.1. del mismo cuerpo legal se lee: “Las medidas de seguridad pueden decretarse para prevenir la comisión de delitos o con motivo de la comisión de estos. En el primer caso se denominan medidas de seguridad predelictivas, y en el segundo, medidas de seguridad post-delictivas”. O sea que hacer pensamiento en contra de los Castro en Cuba es pre–delito. ‘La Bufanda al Sol’, recopilada en cuatro ejemplares –trabajo brillante– ha renacido para bien de los que no la tuvimos

Escritor con 15 libros publicados en cuento, novela °y poesía, con varias ediciones y traducciones al inglés, francés, alemán, griego, italiano y polaco. Ha ganado importantes premios nacionales e internacionales y ha sido el coordinador general de esta edición de ‘La Bufanda del Sol’.

antes. La obra, que ha coordinado Raúl Pérez Torres, y edita cual es su estilo, pulcramente, Patricio Herrera Crespo, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento quiteño y contiene el pensamiento, el arte, la palabra, y la literatura libre de escritores fundamentales del Ecuador, Latinoamérica y el resto del mundo tales como: Julio Cortázar, Jorgenrique Adoum, Mario Benedetti, Walter Benjamín, Iván Eguez, César Vallejo, Raúl Pérez Torres, Agustín Cueva, Francisco Proaño Arandi, Abdón Ubidia, José Ron, entre otros, que provocarán reflexiones para motivar a los lectores. Hay texto para la polémica desde el inicio, o sea, para promover el ejercicio de la libertad de expresión sin censuras: “Varios compañeros de entonces, eligieron un radicalismo vehemente, a otros, –como diría Hemingway– el marxismo les estropeó el estilo”. Raúl Pérez Torres, Prólogo de ‘La Bufanda del Sol’, cuento. opymj2008@gmail.com

Julio de 1944 vs. julio de 1946 Los resultados electorales obtenidos el domingo 23 de julio de 1944, y que fueron proclamados en el mismo mes, determinaron que la conformación de la Asamblea Constituyente elegida en aquella oportunidad, respondiera al proceso de cambio que habían impulsado las fuerzas de izquierda de aquel periodo, a propósito de la ‘Gloriosa de Mayo’, que derrocó a Arroyo del Río y generó las condiciones para que llegara al poder José María Velasco Ibarra. En efecto, la Asamblea Constituyente elegida en 1944 estuvo compuesta por una amplia representación de las fuerzas que se habían agrupado en Alianza Democrática Ecuatoriana, ADE, y que combatieron al presidente Arroyo del Río. Al interior de la bancada de ADE, a su vez, la representación socialista, liberal y comunista (en ese orden) constituyeron una fuerza mayoritaria que posibilitó la redacción de la Constitución de 1945, la más progresista del siglo XX, que fuera anulada, posteriormente, por la acción dictatorial del propio Velasco, quien asumió todos los poderes en 1946. En julio de 1944, una de las figuras más importantes de la historia del país,

GERMÁN RODAS CHAVES •

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Manuel Agustín Aguirre, quien siempre estuvo convencido de que era indispensable la movilización social para incidir en la presidencia del doctor Velasco Ibarra, señaló que el triunfo de la bancada socialista –la más importante de su historia– ponía a prueba aquella afirmación de que “el pueblo hace la revolución y que los constituyentes que emanan de esa voluntad popular, la escriben”. Aguirre tenía razón en sus aprensiones advertidas, aun en los mismos momentos del 28 de mayo de 1944. Velasco Ibarra fue alejándose paulatinamente de sus propósitos iniciales y de aquellos objetivos que las fuerzas de cambio habían planteado como bandera de lucha en aquel período, tanto así que los actores de izquierda de ‘la Gloriosa’ llegaron a ser oposición del presidente Velasco, al punto de solicitarle su renuncia. Tal pedido fue formulado por el médico, científico e historiador, a quien todos conocemos, Plutarco Naranjo Vargas, entonces dirigente estudiantil y político de trascendencia nacional. Como queda dicho, Velasco Ibarra optó por la dictadura el sábado 30 de marzo de 1946. En las horas siguientes fueron apresados y deportados los diri-

gentes políticos y sociales que, unos meses atrás, habían contribuido para que él llegara al Gobierno. El diario ‘La Tierra’ en la noche del lunes primero de abril de 1946 fue destruido. Los pocos dirigentes que quedaron en la clandestinidad, como Emilio Gangotena que sucedió en la dirección socialista a Aguirre, debido a su prisión y deportación, fueron apresados el miércoles 31 de julio de 1946 y confinados en varias cárceles del país. De esta manera, entre julio de 1944 y julio de 1946, cuando fueron detenidos los últimos perseguidos por el régimen velasquista, solo había 24 meses de diferencia. Se estableció, así, una ruptura en el comportamiento gubernamental frente al pueblo y sus aspiraciones, asunto que no solo debe encontrar explicaciones en el análisis de las circunstancias internas del Ecuador de aquellos años, sino en la coyuntura internacional a propósito del inicio de la guerra fría, pero que al recordarlas en julio de 2011 nos han de servir de memoria histórica para mirar los entornos con la experiencia asimilada que exige no repetir las equivocaciones. grodas@uasb.edu.ec

PRESIDENTE. Velasco Ibarra asumió todos los poderes en 1946 luego de anular la Constitución de 1945.

Director: Editor: Redactor: Diseño:

Nicolás Kingman Agustín Garcells Cordón Damián de la Torre Luis Alberto Aspiazu

Composición electrónica: Pantone Impresiones Edita: Editorial Minotauro S.A. Correspondencia: Planta Diario La Hora Panamericana norte km 3 1/2 Fax: 247-5724 casilla 17-17-243 CCI cultura@lahora.com.ec Quito, Ecuador


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011

el librero

‘Julio largo y sedante...’ EDGAR FREIRE RUBIO (*) • “Bienvenidos vieja dama/ vámonos ya/ sin que se prolonguen las despedidas...” Así rezaba el epígrafe del obituario por la muerte de Sheila Bravo. Y es cierto, la vieja dama marcó una época de la bohemia literaria. Qué extraño silencio ante su desaparición. Somos un país de cobardías literarias, de resentimientos y exclusiones. Por eso será que no trascendemos, por nuestro canibalismo. Nuestra generosidad es enana. Me hago un mea culpa, y lamento así mismo, por no haber dicho una sola palabra (desconocí su muerte) por el fallecimiento del ‘Caballerito’. Era conocido así por sus clientes. Era un librero excepcional. Vendía libros ‘desconociendo’ su calidad. Miles de amigos lo conocieron. Iba siempre con un ‘atado’ de libros de oficina en oficina. Aunque sea tan tarde, le digo adiós al amigo de ‘armas’. Luis Montesdeoca, quien a sus 82 años nos ha dejado, fue un viejo peluquero a quien conocí desde mi niñez. A mis 64 años todavía soy cliente de esa peluquería, La Europea. El Tejar y San Roque lo van a extrañar. Adiós, buen amigo. ¿Se muere de amor? Nicole se fue a hacer compañía a Jorgenrique Adoum. De vez en cuando escucho a Eugenia Viteri. No ha perdido su vitalidad ni su alegría. Me cuenta que por fin saldrá en la colección Ayacucho un volumen dedicado a su esposo: Pedro Jorge Vera. No les digo cuántos años se han demorado en rendirle ese homenaje (todo por las benditas introducciones). Y de paso le agradezco por el obsequio que hace a Sur Libros de algunos de los libros del inolvidable amigo. No admiré la exposición fotográfica (mi renuencia enfermiza a ir a los actos culturales) de Marcela García. Me confidencia que el estar en el Yasuní apaciguó el ‘duelo’ de su ausencia de Libri Mundi. Pero cree (sin eufemismos) que se llevó de esta Librería “su ángel y su duende” (fidedigno). ¿Qué tal? Verónica Mosquera (Alfaguara) es una buena ‘vendedora’ de lecturas. Me insinuó que leyera ‘Los descosidos’, de Eduardo Varas. Y acertó. Disfruté plenamente de esas ‘pocas’ 105 páginas. Uno quiere seguir en ese juego de pasiones. Tratado en buen lenguaje y con respeto al lector (lástima mi desconocimiento del inglés). Lo mismo me pasó con la recomendación de Marco González (Mr. Books) de que le hinque el diente a ‘Desnuda oscuridad’ de Óscar Vela. ¡Estupendo! Trepidante y qué conocimiento de los bajos fondos de la ciudad y del alma

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

humana de esos personajes que pululan en esas “memorias del subsuelo” ¡Congratulaciones! Aminta Buenaño sigue con sus títulos musicales ‘Si tú mueres primero’ es su nueva novela. El solo hecho de que una política (¿es política?) escriba ya es meritorio. Entre tanto ágrafo, hay que aplaudir. Hasta aquí los comentarios no han sido positivos. Lo he puesto en el velador (¡hay tanto bueno esperando!). Antonio Correa Losada y Patricio Herrera me traen un poco de libros de la colección Cochasquí: ‘El alma en los labios,’ de Raúl Vallejo: ‘Tratado del amor clandestino’, de Francisco Proaño; ‘Poemas en una jaula de Faraday’, de César E. Carrión; ‘Balas perdidas’ de Solange Rodríguez; ‘Código de Barras’, de Juan José Rodríguez y ‘Cuervacrios’, de Silvia Stornaiolo y como guinda del postre la revista Imaginaria (6-7 y 8). Cuento, poesía, novela que el Librero no tendrá tanto tiempo para leer. Ojearé y hojearé y optaré por el mejor y apetecible (¿se acuerdan que Hemingway decía /que todo lector debe tener un “detector de m...”?) ¡Eso haré! Lo que sí he leído con devoción (¿no suena muy místico?) es ‘La víspera’, de Fabián Guerrero Obando (Poesía. Eskeletra). Una destilación del dolor hasta dejar lo esencial. Uno tiene la tentación de expresar que es su mejor libro. Una edición tan digna que hasta su papel es de algas marinas. ¡Un abrazo al amigo! Conocí a Juan Paz y Miño Cevallos, a Gonzalo Rubio Orbe. Iban a la librería Cima como a su casa. Y qué contento que Isabel (su hija) y Lourdes Cruz Cuesta los hayan biografiado, respectivamente. Como somos un país de desmemoriados, estos libros los vuelven inmortales. ¡Felicitaciones! (lo penoso es que estos libros no llegan nunca a las librerías, ¿para qué se los edita?) ¡Qué país cultural! José Miguel Alvear llega a Sur Libros con mirada emocionada. Trae su compilación: ‘Libro homenaje al Dr. Plutarco Naranjo Vargas’. Qué bueno que lo hagan en vida como dice esa fea canción. ¡Qué bien por la Academia Ecuatoriana de Medicina!

7

Las revistas ° Les sugiero que lean en ‘Mundo Diners’ (No. 349) la entrevista a Diego Oquendo Silva y el homenaje (este sí sincero y entrañable) a Monseñor Alberto Luna.

Lo mismo, ‘Eskeletrapost’ (No. 13, mayo/11). Les va a gustar. No sé cuánto habrá que esperar para un nuevo número (nuestras revistas salen cuando pueden. No hay mecenas). Rosalía Arteaga envía muy puntualmente ‘Ver’ No. 30 y ‘Edu@news’ No.48 y lo mismo hace Pablo Salgado con ‘Nuestro patrimonio’ No. 22, que cada vez luce mejor.

A quienes han leído (hasta agotar ediciones) las tradiciones de Quito de Alfredo Fuentes Roldán, les encantará su nueva investigación: ‘El Sagrario’. Es otra mirada, otra historia (intrahistoria, mejor). Trae a la memoria las adversidades, los personajes y el ‘milagro’ de sus cofrades. ¡Otro libro que enriquece la bibliografía sobre Quito! Qué bien que Marco A. Rodríguez (presidente de la CCE) evalúe su tarea más allá de sus detractores y defensores. ‘Testimonio de una gestión’ (2004-2011) es su verdad. Es tan cierto lo que Simón Espinosa le dedicó en su punzante ‘Windows’. Rocío Durán-Barba es una febril promotora del país. ‘Panorámica actual de la cultura Ecuatoriana’ así lo demuestra. Allpamanda Editorial lo respalda. Más de 30 intelectuales trazan las líneas de nuestro mapa cultural. ¡Qué bien!

Casi digo ‘nunca’ llega a manos del Librero un texto científico. El médico Gasman Ochoa Álvarez rompe la excepción. ‘Urgencias quirúrgicas’ (2da edición) es un librazo de más de 600 páginas. Su hoja de vida es impresionante y supongo que su libro será texto de nuestras facultades de Medicina. ¡Se lo merece! En el concurso internacional de literatura infantil Julio C. Coba – Libresa siguen ‘goleando’ los autores argentinos. El premio 2011 lo acaba de ganar Alicia Barberis con ‘Clodomiro Fernández, el rey sin corona’. ¿Cómo entenderlo? ¿Acaso no vivimos un boom de la literatura infantil en Ecuador? ¿Dónde han quedado nuestros autores? La misma queja de siempre: para agosto todo lo que llegue luego del 3 de julio (fecha en que bajo este telón ‘bibliográfico’). Publicidad no pagada: Ediciones Killari reedita en dos tomos y en una preciosa edición: ‘El derecho y el revés de la memoria. Quito tradicional y legendario’ de este su amigo Librero. No se asusten del precio (una ganga). Perdonen el autobombo. Amén. *LIBRERO DE SUR LIBROS


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

8

bambalinas

Ecuador, domingo 31 de julio de 2011

RECOMENDADOS BUSCANDO LA BELLEZA

ÁGORA

Creencias y caricaturas

‘Muerte en Venecia’ (1971) es una película italiana dirigida por Luchino Visconti, basada en la novela homónima del escritor alemán Thomas Mann. Cargada de bellas imágenes, la cinta cuenta con la música del compositor Gustav Mahler, de quien se toman ciertos pasajes de su vida para construir al protagonista.

PELÍCULA. Narra la historia de Hypatia, prácticamente la única filósofa y científica femenina conocida en los tiempos antiguos. RICARDO SEGREDA • Con un presupuesto de ella escribió fue destruido, así que histo75 millones de dólares y un tema intelec- riadores y filósofos no han tenido la oportual e histórico, queda poca duda de que tunidad de evaluar su importancia como había la intención de hacer de ‘Ágora’ una pensadora. Pero hay consenso general de que su obra épica maestra. Desafortunadamente, debido a la arrogancia con que se trata vida fue ultimada por una multitud de este material polémico, lo que resulta es partidarios de la nueva religión, el cristianismo, que la acusó de cultivar en Aledesconcertante. Pero no se puede echar la culpa al ci- jandría antipatía hacia el cristianismo. Esta película fue un fracaso de taquilla neasta chileno, Alejandro Amenábar, por su interés en la historia, la de Hypatia, por todo el mundo en 2010, irónicamente quien prácticamente fue la única filósofa menos en España, donde fue la película y científica femenina conocida en la an- más productiva del año, que puede ser tigüedad y que, según historiadores, fue un indicio de rebelión contra lo que había asesinada por una muchedumbre de cris- sido una vez la cultura católica más conservadora de toda Europa. tianos enfadados. El villano principal de la película es la La historia es tan fascinante que sorreligión en general y el cristianisprende que no haya sido utilizada mo en particular. Para acentuar anteriormente en el cine, ni haya EL DATO esta idea, Amenábar y el guionissido explorada, o aún explotada, ta Mateo Gil representan la figura por un dramaturgo, especialmente Alejandro histórica de Cyril de Alejandría feminista. Amenábar ha 11 precomo si hubiera sido un mafioso De hecho, los elementos más bá- ganado mios Goya y un sicos de la historia son casi dema- Óscar en 2005 del siglo IV, alguien que solamenpor ‘Mar adente habría utilizado el cristianismo siado fáciles de utilizar al servicio tro’. como pretexto para obtener poder de un argumento profeminista, procientífico, prointelectual, anticristiano por violencia, engaños y sobornos. En la primera escena, Cyril se aprovey antirreligión. Pero Amenábar demuestra una aterradora falta de autodisciplina cha de la artimaña de pisar una hoguera en su interpretación de los acontecimien- para demostrar la validez de su religión tos históricos, de suerte que el resultado contra las pretensiones de un partidario de los dioses romanos. Luego, él mismo es menos dramático que didáctico. Hypatia nació alrededor del año 370 arroja a este partidario a las llamas, haen Alejandría, Egipto y murió en 415. Fue ciéndole mucho daño y posiblemente caueducada por su padre, un erudito. Ade- sando su muerte. Cyril, reconocido como padre de la más, a la manera de Plotinus, era neoplatónica, y algunos le han reconocido la Iglesia, ha provocado controversias hasta invención del areómetro, un aparato que hoy día con respecto a la muerte de Hymide la densidad y la gravedad de los lí- patia y la expulsión de los judíos de Alejandría. Sin embargo, no hay evidencia quidos. Desafortunadamente, mucho de lo que de que recurriera a tales tácticas como se

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Sinopsis Ambientada a inicios del siglo XX, el compositor Gustav con Aschenbach se encuentra delicado de salud y viaja a Venecia para descansar pues es conciente de que le queda poco tiempo de vida. Allí conoce a Tadzio, un joven que lo cautivará y a quien contemplará obsesivamente por su belleza, la cual es inalcanzable para el compositor. El filme se presentará el 4 de agosto a las 22:00 por canal Max (televisión por cable). EMBLEMA

Ficha Técnica TITULO: Ágora PAÍS: España AÑO: 2009 DIRECTOR: Pedro Amenábar GUION: Pedro Amenábar, Mateo Gil REPARTO: Rachel Weisz, Max Minghella, Oscar Isaac. TIEMPO: 126 minutos CALIFICACIÓN: ****

demuestra en esa escena para convertir los ciudadanos al cristianismo o, como la película pretende, incitando a los cristianos a cometer actos de violencia contra judíos, paganos y científicos. No quiere decir que la historia del cristianismo no requiera de un examen crítico, sino que un tema como este merece un tratamiento más maduro. Con sus ficciones y manipulación histérica, Amenábar, al fin, es culpable de lo que él mismo encuentra tan criticable en el cristianismo. Además, el diálogo de Gil y Amenábar suena más apropiado para un contemporáneo programa televisivo de debate que para el Imperio Romano. Lo mejor que se puede decir acerca de esta película es que puede provocar interés en la verdadera Hypatia y su tiempo. rick.segreda@gmail.com

Existen discos que marcan a los grupos musicales y, cada cierto tiempo, vale la pena recordar su lanzamiento. Esto fue comprendido por los integrantes de R.E.M., quienes reeditan su álbum ‘Lifes rich pageant ’, el cuarto de la banda que cumplió 25 años. Para celebrar estas bodas de plata salió a la venta una edición de lujo con los 12 temas remasterizados del disco, además de 19 demos inéditos. Cuenta también con un libreto con textos escritos por el periodista Parke Puterbaugh en una caja especial que incluye un póster y cuatro postales. Este material es un recorrido al pasado, que saca a la luz uno de los mejores tiempos de R.E.M. ddelatorre@lahora.com.ec


Edicion impresa REvista Artes del 31 de julio de 2011