Issuu on Google+

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

>>PROTAGONISTA.

Eduardo X. Arroyo, un pintor a tiempo completo. >> 4-5

>>BIBLIOTECA.

Camilo José Cela, ¿Nobel olvidado? >> 7

Ecuador, domingo 22 de enero de 2012

‘Todos estamos de paso’ El escritor Leonardo Valencia no quiere olvidarse de su público ecuatoriano.

2-3

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Nº 747

www.lahora.com.ec


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

2

diálogo

Ecuador, domingo 22 de enero de 2012

El autor que alimenta a la luna

LEONARDO VALENCIA

REDACCIÓN ARTES • “Solo los árboles sientan

sus raíces, los seres humanos no”, afirma con determinación el escritor guayaquileño Leonardo Valencia, quien presentó en días anteriores la cuarta edición de su libro de cuentos ‘La luna nómada’, bajo el sello Punto de Lectura. Él reside en Barcelona, pero viaja constantemente. Visita su país, Ecuador, de forma permanente. Su esencia está en la movilización continua. “Y si no viajas, no importa. El nomadismo se presenta de muchas maneras”, asegura. Considera que el cuento es un género de madurez, que se consigue con la calma del corregir y recorregir porque “la literatura te da la oportunidad de reescribir la vida”. La paciencia es el motor de su espíritu errante. En su reciente visita a Ecuador conversó con revista ‘Artes’ sobre esta nueva edición y las fases que contempla ‘La luna nómada’. ¿Cómo recibe esta cuarta edición y qué expectativas le genera?

Como una satisfacción, porque permite que el libro siga llegando a más lectores en Ecuador. Para mí es importante que haya salido en la edición Punto de Lectura, por su difusión. Siempre me ha preocupado que mis libros se conozcan en mi país. Nunca quiero olvidarme del público ecuatoriano donde, realmente, me siento muy acogido. Una nueva edición refresca a tus lectores y es la oportunidad de darte a conocer con quienes no han podido conseguir ediciones anteriores. Este libro fue editado por primera vez en 1995 por una editorial peruana, ¿por qué no se dio en una editorial ecuatoriana? ESCRITOR. Además del cuento, ha incursionado en la novela y el ensayo.

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Primero, porque en esa época vivía en Perú. En segundo lugar, no había editoriales en Guayaquil y no conocía las de Quito. También, nunca pensé dónde publicarlo. Cuando el libro estaba listo residía en Lima y empecé a proponerlo en esa ciudad. Lo aceptó una editorial muy chiquita, pero muy interesente: Jaime Campodónico Editor. Esa edición fue muy especial porque se dio de manera na-

tural. Una vez listo me encargué de traer algunos ejemplares al Ecuador, porque la editorial no distribuía de manera internacional. Realicé presentaciones. Pero, bueno, después ya se empezó a publicar en Ecuador. ¿Se puede decir que, más que un libro, ‘La luna nómada’ se convirtió en un proyecto literario?

En realidad no nació como un proyecto, aunque parece que se convierte en uno. Pero, más que proyecto, a mí me gusta utilizar otra palabra: itinerario. Los cuentos que voy escribiendo los considero como el alimento que va engordando este libro, que es y será mi único de cuentos. Nadie está detrás tuyo, con una pistola, diciéndote ‘si tienes nuevos cuentos, debes sacar un libro con otro título’. Simplemente, cuando haya nuevos cuentos voy a añadirlos. También, pienso que la literatura es una forma de paciencia. Son pocas las obras que siempre quedan en el tiempo, por lo que trato de cuidar este y todos mis libros. ¿Cómo surgió este itinerario?

Los cuentos surgieron tras el fracaso de un proyecto de novela. No pude terminar de escribirla. No fluía. Cuando descansaba en este intento, se me ocurrían cuentos. Cuando me di cuenta de mi fracaso, me encontré con varios cuentos que sí fluyeron. Tenía el interés de escribir una novela, pero no tenía la implicación emocional: era un proyecto falso. Parece que este libro está en una permanente fase creciente. ¿Contempla la idea de una luna llena?

Esta luna se va a acabar cuando yo no incluya más cuentos. Esto sucederá cuando deje de escribirlos o cuando me muera. No sé cuando se cerrará este libro, y esto es lo que lo vuelve divertido. A mí no me interesa publicar muchos libros. De hecho, para un autor de mi edad, muchos amigos y colegas han publicado dos o tres veces más que yo. A mí me interesa convivir con mi libros. No me gusta publicar y abandonarlos. Me gusta convivir con la


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

3

diálogo

Ecuador, domingo 22 de enero de 2012

PENSAMIENTO. ‘La luna nómada’ representa su itinerario.

Esta luna se va a acabar cuando yo no incluya más cuentos”. La literatura es una gran conversación ininterrumpida, es un diálogo continuo”. escritura, porque es un momento mágico que se transforma en algo muy propio, que me permite pensar, debatir y encontrarme conmigo mismo. Es un espacio privado ante tanta agitación que hay en el mundo. La cuestión no es publicar, sino escribir. ¿Cuándo considera que un cuento puede incluirse?

Hay cuentos que los he trabajado durante años. Muchos han reposado por gran tiempo. No tengo prisa. Tengo la sensación de que en el mundo literario los libros se han convertido en una urgencia de novedad. Claro que entiendo que el medio editorial necesita de estas novedades, pero el escritor no está obligado a nada. Escribo siempre muy rápido un primer borrador. La lentitud viene después, leo y releo mi escrito; lo pienso, lo medito. A mí me encanta corregir y esto es lo más importante porque la literatura te da la oportunidad de reescribir la vida. Una vez que todo este proceso puede durar años considero que pueden incluirse, siempre y cuando haya oportunidad de hacerlo. En esta edición incluye cuatro, número que coincide con las fases lunares, ¿hubo relación para esto?

Nunca fue pensado así. Fue solo coincidencia.

También incluye un ‘Post Scriptum’ y un ‘Decálogo progresivo’. Uno de los numerales de este último dice: “Si tienes un problema con tu cuento, convierte el problema en parte del cuento”. ¿Qué problemas contiene este libro?

Ese punto es algo que fui descubriendo con el tiempo. Parecería que cuando uno empieza a escribir, busca cumplir con una forma ideal y perfecta, pero esto no es así. Los problemas son lo mejor que tienes.

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Perfil

LEONARDO VALENCIA Escritor ecuatoriano. Nació en Guayaquil, 1969. Posee un doctorado en Teoría de la literatura por la Universidad Autónoma de Barcelona y una maestría en Edición por Publish/ Oxford Brooke University. Su literatura abarca el cuento, la novela y el ensayo. Entre sus publicaciones están: ‘La luna nómada’ (cuentos); ‘El desterrado’, ‘El libro flotante de Caytran Dölphin’ y ‘Kazbek’ (novelas); y ‘El síndrome de Falcón’ (ensayo). Actualmente, dirige el Laboratorio de Escritura en Barcelona (España), donde reside.

En sentido positivo, tú eres el problema y eres lo mejor que tienes: desde allí parte la originalidad. Si te das cuenta que tienes problemas en escribir diálogos, nadie te obliga a incluirlos; quizás, en tu cuento puedes reflejar que tus personajes no pueden hablar. Cuando haces esas cosas estás asumiendo tu propia voz, es decir, vas encontrando tu propio estilo. En mi caso, me concentro en la modulación del lenguaje y es algo que cuido mucho al contar una historia, desde lo formal. También, el cierre del cuento para mí es un problema. Como siempre digo, esto es por culpa de Guy de Maupassant, quien nos acostumbró a unos finales con efectos contundentes. Yo no tengo esa capacidad. Entonces, empecé a cultivar un final que se va trabajando. Una especie de abismo que le permita al lector desplomarse por sí solo. No lo empujo, simplemente cae por el peso de lo que ha leído. Así introduje mi problema en los cuentos. Al ser un libro nómada, ¿qué lugares espera que recorra?

Es una pregunta amplia y que implica muchas cosas. Puedo decir que más que lugares, busco que alcance nuevos lectores. Quiero que me descubran. Muchas

personas que siguen este libro están pendientes de los nuevos cuentos que anexo. Aprecio a estos lectores, pero me interesa mucho los que me leen por primera vez. Quiero que el libro llegue a lectores desconocidos. Centrándonos de manera general, ¿con sus personajes podemos decir que el desarraigo es el camino hacia el conocimiento?

Sí, porque el desarraigo te permite ver otros sitios y contrastar. Mientras más te muevas, hay más posibilidades de contraste. Yo he viajado mucho desde pequeño y es una posibilidad que agradezco a mis padres. Esa es la mejor universidad que me dieron. Lo que me preguntas lo sintetiza muy bien el filósofo búlgaro Todorov, en su libro ‘El hombre desplazado’, donde manifiesta que la experiencia del exilio permite que el hombre no confunda cultura con naturaleza. Hay que aclarar que existe desarraigo sin movimiento. Un lector puede ir del cuento a la novela y después a la poesía. El desplazamiento de un género a otro también ilumina. Es reciente esta cuarta edición, pero ha pensado ya en una quinta, ¿tiene más cuentos por adjuntar?

Tengo varios cuentos, pero, como te decía, soy paciente. Por lo pronto quiero disfrutar de esta edición y no he pensado en una quinta. ¿Y cómo le va en el ensayo y la novela, géneros que también trabaja?

Estoy trabajando en dos libros. Uno es un ensayo sobre un pintor, que espero terminarlo este año. No es una crítica, sino la mirada de un escritor sobre la obra de un artista. Aparte estoy trabajando en una novela que, inicialmente, debía tener la misma extensión de mi última novela ‘Kazbek’ (2008), que es corta pero como

que se está alargando. A mí no me gusta presionar el libro así que, mientras fluya, seguiré escribiendo esta novela. En sus obras encontramos a un escritor que convive con sus lecturas. ¿Qué está leyendo actualmente y cómo incide en lo que está trabajando?

Por lo general, cuando trabajo trato de buscar libros referentes con lo que escribo. Otras veces leo cosas que nada tienen que ver con lo que estoy trabajando. Ahora estoy leyendo a Cormac McCarthy, un autor que me encanta. Estoy enganchado con su novela ‘Meridiano de sangre’, una gran obra sobre el desplazamiento. Sobre ese nomadismo que tanto me cautiva: allí está la absoluta desolación. Y si las cosas te influyen, en buena hora. No hay que tenerle miedo a las influencias. Ahora, si las influencias son un problema para ti, simple, ponlo en tu obra literaria. Concuerdo con mi amigo portugués, el escritor Gonzalo Tavares, quien dice que cuando ves las influencias de un escritor en lo que escribe, estás frente a alguien que tiene seguridad en sí mismo. El problema está en ocultar, porque la literatura es una gran conversación ininterrumpida, es un diálogo continuo. ¿Leonardo Valencia es un nómada que se asentó en Barcelona?

Digamos que también estoy de paso por Barcelona. Un paso que se ha alargado por bastante tiempo, ya van a ser 14 años. Pero no estoy estático en Barcelona, siempre me estoy moviendo a diferentes sitios. Todos estamos de paso. Estoy a gusto en Barcelona porque encuentro un espacio agradable para mí. Me gusta porque estoy junto al mar y, como guayaquileño, para mí eso es importante. Además, tengo la compañía de mi esposa y mi hijo. ddelatorre@lahora.com.ec


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

4

protagonista

Exposición

Ficha técnica

Datos

EDUARDO XAVIER ARROYO ° Pintor ecuatoriano (Quito, 1953). Realizó sus estudios en España, Suiza, Francia y Holanda. Su obra forma parte de colecciones privadas en Ecuador, Alemania, Estados Unidos y Colombia. Ha realizado más de 20 exposiciones entre individuales y colectivas, donde sus abstractos han sido bien recibidos por el público.

S/T

Lugar: Salas Eduardo Kingman, Oswaldo Guayasamín y Miguel de Santiago de la CCE. Dirección: Avenidas 6 de Diciembre y Patria, Quito. Horario: Martes a sábado de 8:30 a 17:00 (entrada libre).

‘ET LUX IN TENEBRIS LUCET’

EDUARDO X. ARROYO

Artista de carne y hueso

• Al igual que su obra, buja alguna figura humana. Eduardo X. Arroyo es directo y franco. No posee poses de gran artista. Se moles- Honestidad, más allá de la imagen ta tremendamente cuando uno se dirige Nos dirigimos a la Sala Oswaldo Guayahacia él llamándole ‘maestro’. samín para empezar la charla y realizarle “Que me digan maestro me cae mal, al algunas fotografías. huevo. Me gusta que me llamen simpleEduardo X. Arroyo se inquieta. Por mente por mi nombre, Eduardo”, mani- una parte, le aturde el volumen de la múfiesta sin aires de importancia y sí con sica de ambiente. “Como que está muy sinceridad. alto y no nos vamos a entender”, comenAlto, enigmático, de blue jean, ta. Por otro lado, se siente molesto con gorra y lentes de carey, pasea TOME NOTA por la instalación que se ubica en por las salas Oswaldo Guayasamín, este espacio. Eduardo Kingman y Miguel de Eduardo X. ‘Mi azul’ se titula aquella obra Santiago de la Casa de la Cultura Arroyo se exhibe que causa su malestar. Un papel el 28 de Ecuatoriana, en Quito, donde se hasta que, posiblemente, mide alrededor enero. exhiben alrededor de 100 obras de 5 metros por uno, colocado sosuyas, que fueron realizadas, en su bre soportes de cartón, cubriendo mayoría, en 2011. gran parte del piso de la sala, y que tiene Un espectador se le acerca y le felicita por alambre de púas encima. su exposición. Eduardo se asusta. Es tomaCon cuidado retira el alambre. Poco a do por sorpresa. No cabe en su cabeza que poco empieza a enrollar el papel. “Está alguien se aproxime a él para pedirle que mal montado. La persona con la que acorfirme el catálogo de su propia muestra. dé cómo hacerlo lo hizo mal. No es lo que Lo que sucede es que Arroyo no pinta yo quiero mostrar”, asegura con rabia. En para eso. Él lo hace para reencontrarse. su mirada, mientras enrolla, se entiende Su arte es una meditación profunda. Es la el porqué de su actitud: evidentemente, exteriorización de sus días, unos buenos, ese no es ‘su azul’. otros malos. “Te pido disculpas. Hoy no es un buen De allí la variedad de colores que pre- día. Estoy cabreado”, pronuncia contenisenta. La vivacidad y alegría de tonos, do. Está desconcentrado. Ahora le prehasta el toque fantasmagórico en algunos ocupa no “complacer con las respuestas casos, cuando en sus abstractos se desdi- que dé”. Tiene impotencia porque no

quiere “defraudar”. Pese a no pronunciar mayor palabra, enseña su sensibilidad en cada gesto: con su sonrisa perdida, con su firme mirada que no se oculta tras las gafas, con el aleteo de sus manos. Entre el enojo y la desesperación, Eduardo Arroyo se muestra tal y como es. Un hombre como cualquier otro. Una persona de ‘carne y hueso’, muy alejada a la concepción de ‘artista’ que poseemos. No actúa porque está frente a un medio. Habla y se comporta como piensa. Es honesto consigo mismo. No vive del qué dirán.

REDACCIÓN ARTES

Ningún antojadizo intento de declararse innovador y enigmático, sino el simple fluir de su sensibilidad como testigo de los cotidianos elementos que, aunque carentes de complejidades, están cargados de belleza”. EDUARDO KINGMAN (†), PINTOR.

S/T

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

5

Ecuador, domingo 22 de enero de 2012

‘ÁRBOL 77’

Diálogo frontal

De la breve conversación que mantenemos, expresa que sus últimos trabajos fueron inspirados en sus hijos y la gente de su entorno, “quienes están siempre a mi lado”, dice con gratitud. “Me gusta el azul como color. Vivo en el planeta azul. El azul trae calma y tranquilidad”, explica acerca del matiz que lo motiva e identifica. Llega un momento en que las palabras se tornan escasas. Esto no es un problema para hablar o escribir sobre Eduardo X. Arroyo. Bien lo describió la crítica de arte Inés Flores: “Un poeta de la línea y el color”. En esta exposición están los últimos versos de este poeta de la pintura. Nada

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

‘LIFE TRAIN’

más basta con leer sus últimas líneas para conocerlo. Dibujo y mancha componen sus paisajes interiores. Sus abstractos son una exteriorización de su alma. Dicen que el punto es infinito. En el caso de Arroyo, la línea también. Sus trazos generan un diálogo frontal en el espectador. No surgen respuestas al contemplar su obra, sino, más bien, aparecen interminables inquietudes. Esto la hace de mayor valía. En sus cuadros predomina el azul, su color. Aparecen también los ocres, el verde y el rojo, de manera armoniosa. En muchos casos se divisa un ‘poeta de la forma’ con rima consonante. La rigurosidad académica se percibe. Se puede avizorar lo que aprendió de joven en Europa, sobre todo en España. Pero con Arroyo predomina el verso libre, porque “la libertad es la esencia del arte”, tal como él mismo manifiesta. Por esto también la diversidad de los materiales que emplea: tintas, pasteles, acuarelas, acrílicos y óleos nutren y llenan sus soportes. Por suerte, Eduardo X. Arroyo es un pintor a tiempo completo, lo que quiere decir que sus versos continuarán apareciendo. Esperemos que sus pinceles sigan escribiendo líneas y formas infinitas. ddelatorre@lahora.com.ec

Arroyo es un poeta de la línea y el color”. INÉS FLORES, CRÍTICA DE ARTE.

Su honestidad creadora mutila todo lo superfluo”. MARCO ANTONIO RODRÍGUEZ, PRESIDENTE DE LA CCE.

‘FILÓSOFOS DEL PORVENIR’


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

6

El poder del amor

Y entonces me dije que ella me estaba buscando, que me necesitaba, y no como amante, no como profesor, no para reanudar nuestro relato erótico con una nueva entrega. -¿Estás llorando, Consuelo? -No, todavía no. -¿Has llamado al timbre? -No, no lo he hecho porque no me he atrevido. -Siempre puedes llamar a mi puerta, siempre. -Eso ya lo sabes. ¿Qué te ocurre? -Te necesito ahora mismo. Es algo importante. Siempre tengo tiempo para ti. Ven. (Pág. 99) OSWALDO PAZ Y MIÑO J. •Y para llegar aquí he

superado gran parte de la magistral novela ‘El animal moribundo’ (Elegy), que os propongo hoy confesando que creo, como en ningún otro, en el poder del amor. Dos amantes ha juntado el destino para romper sus propias rutinas y las de ellos. Sí, y es que el Gran Hacedor de cuanto nos pasa de cuando se hastía de emparejar lo que es lo ‘ideal’ para la sociedad hipócrita y quizá para él mismo se rebela y, desde su cabreo, empeñado en dar contra, reúne, con criterios indescifrables o solo comprensibles a sus motivos, a dos seres que nada tienen en común antes y que, después de amarse, lo único que ven insuperable es el tiempo que los separa. En la novela, el profesor frisa el otoño y ella, la exalumna, entra en la primavera. Se presentían en la universidad, descartaban toda posibilidad, el trato era protocolario y todo aparecía contradictorio, prohibido, vetado sin derecho por algún censor que ha actuado infamemente desde que existe la memoria.

biblioteca

LOS MÁS VENDIDOS ECUADOR

Breve historia contemporánea del °Ecuador, Jorge Salvador Lara (Fondo de Cultura Económica). El cementerio de Praga, Umberto Eco °(Lumen). El cuaderno de Maya, Isabel Allende °(Plaza & Janes). El ruido de las cosas al caer, Juan °Gabriel Vásquez (Alfaguara).

Dejadas las aulas, la amistad se volvió expansiva y las soledades mutuas los citaban sin previo aviso. De a poco los temas del pasado se tornaron vinculantes: libros, autores, compositores, músicos, poesía, cine, y es que la cultura cumple su papel cuando reúne y permite acercamientos, libertades que los que no la tienen no admiten en otros, entre esas las del amor total, clandestino, riesgoso. La cultura desecha al pecado, no lo reconoce. Sí es aliada de la vida, de la pasión, del sexo, de la lujuria, del derecho intangible de las personas de amarse cuando el amor comparezca, en la forma en que lo haga, en la edad en que se presente, en las circunstancias en que se instale. Entre vinos y disquisiciones, risas, bocadillos y fugaces recuerdos de las ofensas de terceros, la amistad de la pareja crece y, entre adultos, prendidos el uno del otro, la inocencia y la prudencia se alejan para dar paso a “la deliciosa imbecilidad de la lujuria”. En algún momento todo se ha consumado y se ha consumido el vino y la tormentosa pero maravillosa relación ve la vida con agonías instaladas. Los amantes nunca tienen las manos quietas, el placer es su tema, entre los demás asuntos. Los papeles están repartidos, él ama, ella es la amada. Y sobreviven y se exhiben. Los límites están tratados platónicamente: “Nunca podré ser tu mujer”. Nunca dejarás de ser mi pareja. Volveremos a pesar de los adioses. Nos querremos siempre”. El amor, el deseo, la aventura, el cuerpo, el desamor, el divorcio, la incertidumbre del día de mañana, la ausencia, los

FUENTE: MR. BOOKS

ARGENTINA

El prisionero del cielo, Carlos Ruiz °Zafón (Planeta).

Juego de tronos, George R. R. Martin °(Plaza & Janés). Kilómetros de negro, Elizabeth °Vernaci (Planeta).

Diez mujeres, Marcela Serrano °(Alfaguara). PUNTOS DE VENTA DEL GRUPO ILHSA S.A.

COLOMBIA

El ruido de las cosas al caer, Juan °Gabriel Vásquez (Alfaguara).

Datos biográficos PHILIP ROTH Nació en Newark, Nueva Jersey, EE.UU., en 1933. Estudió en la Universidad de Bucknell y en la de Chicago donde fue profesor de Literatura Inglesa. Más tarde, en Iowa y Princeton enseñó Escritura creativa. Roth es un escritor imprevisible salvo en la calidad de sus libros. Cada novela suya es un descubrimiento. Entre sus obras destacan: ‘El lamento de Portnoy’ (1969), ‘Operación Shylock’ (1993), ‘El animal moribundo’ (2001) y, sobre todo, la fascinante trilogía en la que disecciona con agudeza extraordinaria las contradicciones de la sociedad norteamericana del siglo XX: ‘Pastoral americana’ (1968), ‘Me casé con un comunista’ (1998) y ‘La mancha humana’ (2000). Entre otros, ha ganado el Premio Médicis a la mejor novela extranjera, el National Book Award for Fiction, el National Book Critics Circle Award, el PEN/Faulkner y el Pulitzer.

celos, la enfermedad, la solidaridad y la muerte son los ingredientes de esta novela imprescindible: ‘El animal moribundo’, escrita por el genial Philip Roth, publicada por la editorial Debolsillo en 119 páginas inolvidables. opymj@gmail.com

VITRINA DE LIBROS COMUNICACIÓN CORPORATIVA

ECONOMÍA Y HUMANISMO

‘Manual básico de comunicación corporativa’ ofrece una lectura de la comunicación como herramienta de gestión en el ámbito empresarial, respondiendo a las necesidades de los estudiantes y empresarios que se interesan por este campo. Con un estilo simple y directo, el autor abarca una metodología de fácil aplicación sobre asignaturas como identidad corporativa, imagen global, balance social y administración de la controversia pública. SAN PABLO

La edición No. 25 de la Revista del Instituto de Investigaciones de la Universidad Católica del Ecuador –que representa sus ‘bodas de plata’ de publicación’– viene acompañada de dos tomos (A y B) para profundizar acerca de los indicadores económicos del país. Varios autores participan en este número, donde sobresalen temas como: ‘La vulnerabilidad crónica de la economía ecuatoriana’, ‘Ecuador: Evolución del gasto social 2000 – 2010’, entre otros. PUCE

Darío Ramos Grijalva

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Ecuador, domingo 22 de enero de 2012

Revista

El imperio eres tú, Javier Moro °(Planeta).

° La confesión, John Grisham (Random House Mondadori). No me iré sin decirte adónde voy, °Laurent Gounelle (Planeta). FUENTE: LIBRERÍA NACIONAL

ESPAÑA

El prisionero del cielo, Carlos Ruiz Zafón °(Planeta). ¿Para qué sirve un ‘cuñao’? y otras histo°rias familiares, Arturo González y Sergio Fernández (Espasa-Calpe). El temor de un hombre sabio, Patrick °Rothfuss (Plaza & Janés). Que la muerte te acompañe, Risto °Mejide (Espasa-Calpe). FUENTE: CASA DEL LIBRO

MÉXICO

El temor de un hombre sabio, Patrick °Rothfuss (Plaza&Janes).

El prisionero del cielo, Carlos Ruiz Zafón °(Planeta). El Álamo: una historia no apta para °Hollywood, Paco Ignacio Taibo II

(Planeta). Cien años de soledad, Gabriel García °Márquez (Alfaguara). FUENTE: LIBRERÍA GANDHI NOTA: LISTADO DE LIBROS DE FICCIÓN DE EFE, EXCEPTO ECUADOR.

Director: Editor: Redactor: Diseño:

Nicolás Kingman Agustín Garcells Cordón Damián de la Torre Guillermo Sánchez B. Ma. Leonor Oviedo

Composición electrónica: Pantone Impresiones Edita: Editorial Minotauro S.A. Correspondencia: Planta Diario La Hora Panamericana norte km. 3 1/2 Fax: 247-5724 casilla 17-17-243 CCI cultura@lahora.com.ec Quito, Ecuador


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Ecuador, domingo 22 de enero de 2012

dardos

7

¿Un Nobel desaparecido?

CAMILO JOSÉ CELA

MADRID, EFE • Diez años después de la muer-

te de Camilo José Cela, uno de los genios de la literatura del siglo XX, su único hijo, Camilo José Cela Conde, considera “tremendo reconocer” que su padre “ha desaparecido de los ambientes literarios” y supone que “la faceta más mundana” del Premio Nobel “le está pasando factura”. “Pero el verdadero Cela no es el marqués. Es el vagabundo que escribió ‘Viaje a la Alcarria’ y dos o tres de las novelas más importantes del siglo XX”, asegura Cela Conde en una entrevista con motivo del aniversario de la muerte del gran novelista, un hombre de letras integral y un trabajador infatigable: “El que resiste gana”, era su lema. Cela falleció el 17 de enero de 2002, y aquel día la sociedad española y los medios de comunicación de numerosos países se volcaron en ensalzar la trayectoria de quien no paró de abrir nuevos caminos a la literatura desde que en 1942 publicó ‘La familia de Pascual Duarte’, la novela española más traducida después del Quijote. Pero, como sucede con tantos otros grandes creadores tras su muerte, poco a poco se dejó de hablar del “malabarista de la palabra” (así lo definió Víctor García de la Concha, exdirector de la Real Academia Española) que había sido Cela, y quizá no se esté reeditando lo suficiente su obra, una de las más deslumbrantes e influyentes del siglo XX. Austral comenzó hace algo más de un año a recuperar la obra de Cela y, de hecho, en febrero saldrá ‘Mrs. Caldwell habla con su hijo’, pero como subraya Cela Conde, “es difícil de explicar”, por ejemplo, cómo no se ha hecho “una edición crítica de los cuentos carpetovetónicos y de los viajes por España”. Controversia

Frente al pesar del hijo de Cela, Marina Castaño, viuda del escritor, cree “imposible” que se pueda olvidar la figura del novelista porque “además de ser una de las más influyentes del siglo XX, su genialidad permanecerá a lo largo de los años”.

Cela tenía una personalidad desbordante y existe el riesgo de quedarnos en las anécdotas por eso”. VÍCTOR GARCÍA DE LA CONCHA

DIRECTOR DE LA REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

Pugna por la herencia La herencia de Cela tiene enfrentados a °Marina Castaño y al hijo del escritor desde hace 10 años. Hace dos, la Justicia dio la razón al hijo del Nobel y cifró en 5,2 millones de euros la cantidad con que debía ser compensado. Pero “la justicia es lenta en España. A ver si el nuevo Ministro dota a los juzgados de medios acordes a este siglo y se alivia el atasco”, desea Cela Conde.

‘Catorce versos en el cumpleaños de una mujer’ (Poemilla ínfimo y azorado, tenue, orgulloso y levemente soberbio, que debe leerse en cueros y con mucha parsimonia) Cuando mi corazón empezó a nadar en el caudaloso río de la alegría de las más/ limpias herraduras de agua/Y descubrí que en el alma de la mujer subyacen cinco estaciones de grácil/ silueta/Oí silbar al ruiseñor del camposanto de la aldea y ahuyenté de mi piel los malos/ pensamientos/ Aparté de mí los torvos presagios de la debilidad la enfermedad el hambre la/ guerra la miseria y los vacíos de la conciencia./Empecé a oler tímidamente el gimnástico aire de la belleza que duerme contigo/ Y volé tan alto que perdí de vista el aire de los invernaderos el agua quieta de las/ acequias y el fuego purificador también la arcillosa y pedregosa tierra que/ piso y en la que seré olvidado por tu mano/Te amo lleno de esperanza/Tu vida es aún muy breve para acariciar la esperanza/ Y hoy cumples años quizá excesivos/Hoy cumples mil años/Quisiera bailar en un local cerrado con la muerte coronada de esmeraldas y/ rubíes yo coronado de musgo y alfileres/Para proclamar en el reino de las más solitarias ballenas/ Mi dulce sueño con estas sobrecogidas palabras/ Pregono en voz alta el espanto que me produce la felicidad. Autor: Camilo José Cela

“Mi marido perteneció ya en vida al Olimpo de los clásicos. Se sigue reeditando y traduciendo, incluso a lenguas lejanas. La última, al albanés”, afirma Castaño, segunda esposa del Premio Nobel de Literatura de 1989 y presidenta de la Fundación Camilo José Cela, que, dadas las dificultades económicas por las que atravesó en los últimos años, va a ser gestionada por el gobierno regional de Galicia. Para la viuda de Cela, su marido era “un hombre adorable, seductor, divertido y, como cabeza inteligente que era, con un sentido del humor finísimo”. Los años

INFLUENCIA. Su obra ‘La familia de Pascual Duarte’ es la novela española más traducida después de ‘Quijote’.

que compartió con el Premio Nobel fueron de “una compenetración absoluta y casi carente de momentos malos (...) Nunca hubo discrepancias entre nosotros, fueron 17 años de armonía”.

mera trenca que tuve se la había dejado en nuestra casa el poeta Roy Campbell. Y, también, Pepe Caballero Bonald intentaba hasta enseñarme modales cuando yo era un niño”, añade. El autor de ‘La colmena’ solía proyectar en público una imagen de hombre provoEscritor, sobre todo cador. “A mi padre le encantaba mostrarCela Conde, hijo del primer matrimonio se como un ogro que se desayuna con nidel novelista con Rosario Conde ños crudos. Luego, en familia, era (fallecida en 2003), tiene muy claro EL DATO una persona afable, amigo de sus que su padre “fue uno de los granamigos, enemigo de sus enemigos; des escritores del siglo XX”. vamos, como todos”, rememora Camilo José Cela “Pero era, además, mi padre. (1916 - 2002) Cela Conde, quien opina que “la entre sus principal virtud” de su progenitor Desde muy niño mi madre me hizo cuenta premios con el entender que el oficio de escritor Nobel de era que “jamás daba una causa por Literatura, el estaba por encima de la paterni- Cervantes de la perdida”. Española dad. Eso puede parecer tremendo Lengua En Mallorca, el hijo de Cela ha y el Príncipe de pero hay que verlo en perspectiva. Asturias. Ingresó tratado de crear la Fundación Chala Real Gracias a ese oficio, tuve una infan- en ro y Camilo José Cela, para que Academia Española de la cia y adolescencia privilegiadas que Lengua siendo quede “una huella permanente de me permitieron codearme con per- aún joven para la estancia en la isla” de sus padres. la silla sonajes de la élite de la literatura”, ocupar designada con la Pero ese objetivo “no ha podido comenta Cela Conde, antropólogo y letra Q. Reposa cumplirse” porque las autoridades según su volunescritor. tad bajo un olivo. autonómicas “se han desentendido “Por poner un ejemplo, la pripor completo”.


CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

8

bambalinas

Las aventuras de Steven Spielberg

En un gesto inusual para un director reconocido, Steven Spielberg ha decidido presentar sus dos nuevas películas simultáneamente. La mayoría de los cineastas se preocuparían por la pérdida potencial de ganancias con una audiencia dividida –Spielberg es después de todo una estrella como cualquier actor– pero las películas son suficientemente diferentes como para evitar esto. Tienen sus similitudes –las dos son inspiradas en literatura creada para niños y ambas son aventuras– y se ubican en el pasado histórico, pero una es una película animada –la primera para Spielberg (Martin Scorsese también ha hecho su primera película animada este año), mientras que la otra no lo es. El resultado es proporcionar una oportunidad interesante para meditar sobre la esencia del cine. En verdad, “¿qué es cine?” fue la pregunta del académico Andre Bazin. Con un fundamento en fenomenología, Bazin propuso que la virtud del cine no está en su capacidad de manipular la vida, sino de captar y preservar la realidad. Además, sostiene que la evolución inevitable de la tecnología –con sonido, color, la pantalla grande y 3 D– solo ha llevado el cine a su meta inherente. Es una diferencia radical de la perspectiva aceptada, entre los académicos marxistas que dominaron las teorías del cine, así como de los estudios de Hollywood, que creyeron que el cine servía más que todo para crear una realidad alterna. El debate empezó realmente con el nacimiento del cine en el siglo XIX, con los campamentos separados de Melies y Lumiere; uno, que creaba fantasías, y el otro, documentales. Y todavía no está resuelto. Uno puede reclamar, por ejemplo, que la fantasía más extrema de Walt Disney capta una realidad emocional. Y el mismo Spielberg ha demostrado a la vez una aptitud igual para la fantasía, con su película ‘A.I.’ , como para el realismo, con, por ejemplo ‘La lista de Schindler’.

Ecuador, domingo 22 de enero de 2012

RECOMENDADOS MUSICAL CINEMATOGRÁFICO

RICARDO SEGREDA •

‘Tintín’

Ahora, con ‘Las aventuras de Tintín’ tiene su primera oportunidad de hacer una película en que cada momento es creado artificialmente, pero el resultado es inadecuado. La película está inspirada en el famoso cómic del artista belga, Hergé,

CYAN MAGENTA YELLOW BLACK

‘Nine’ (2009) es una película estadounidense dirigida por Rob Marshall, basada en el musical homónimo de Arthur Kopit, quien se inspiró en la película ‘81⁄2’, de Federico Fellini. Cuenta con la participación de reconocidos actores como: Daniel Day-Lewis, Marion Cotillard, Penélope Cruz, Nicole Kidman, Sophia Loren, entre otros.

ANIMADO. ‘Las aventuras de Tintín’ está inspirada en el famoso cómic del artista belga Herré.

Un caballo real

‘Caballo de guerra’ PAÍS: EE.UU./R.U. AÑO: 2011 DIRECTOR: Steven Spielberg GUION: Richard Curtis, Lee Hall, del libro del Michael Morpugo REPARTO: Jeremy Irvine, Emily Watson, Peter Mullan. TIEMPO: 145 minutos CALIFICACIÓN: ****

‘Las aventuras de Tintín’ PAÍS: EE.UU. AÑO: 2011 DIRECTOR: Steven Spielberg GUION: Steve Moffat, Edgar Wright, Joe Cornish, del ‘Tintin’ de Herré. TIEMPO: 107 minutos CALIFICACIÓN: ****

acerca del joven que se mete en una variedad de aventuras. La película es rápida y dinámica, con mucha acción así como humor, pero para mí la fue una experiencia aburrida en parte a causa de la superficialidad de la historia, en la que el personaje central, Tintín, es motivado a arriesgarse por un objetivo no más significativo que un tesoro enterrado, y por ningún otro motivo que su propia avaricia. No hay romance en la historia, tampoco conflicto entre el amor versus riqueza. Tintín no parece tener interés en nadie más que en él mismo y quizás en su perro, así que ¿por qué debemos preocuparnos por él? Y en este caso, la animación debilita la intensidad de las escenas de acción que, simplemente, no pueden competir con el espectáculo de actores verdaderos ante el peligro verdadero.

‘Caballo de guerra’, por contraste, no sólo utiliza actores verdaderos sino un caballo real en esta adaptación de un libro popular para niños, que luego fue un éxito teatral. La historia implica a un joven, el hijo de granjeros pobres, cuyo caballo es vendido por su padre al Ejército inglés para servir en la Primera Guerra Mundial. Los que están familiarizados con el cine de Spielberg, en el que un tema común ha sido la separación de chicos de sus madres, quizás pueden notar una de las primeras escenas en la película, en la que un potro adolescente no quiere dejar a su madre. El potro, aparentemente más apropiado para carreras que para arar, es comprado por el padre en una subasta a un precio demasiado alto dejando endeudada a la familia, pero el hijo se enamora del caballo y se empeña en conservarlo. Cuando el caballo es enviado a la guerra, el animal despierta el mismo amor y la lealtad en una variedad de ingleses, alemanes y franceses. En una escena, un soldado inglés y un soldado alemán se reúnen en el campo de batalla para liberar al animal del alambre de púas. La película no es una obra maestra de Spielberg como lo es el ‘El Imperio del sol’, pero tiene muchos momentos emocionales efectivos, en parte debido a la excelencia formal del estilo visual de Spielberg, que evoca una tradición clásica en el cine, así como a la música de John Williams y a la actuación experta de los actores europeos que, con sus caras y voces verdaderas, validan el arte del cine como el arte de la vida. rick.segreda@gmail.com

Sinopsis Guido Contini (Day-Lewis) es un director de cine que está planeando un nuevo rodaje, tras fracasar en su último trabajo. Está a punto de filmar, pero no lo puede hacer porque no tiene un guion. Entre los recuerdos y el reencuentro con las mujeres que amó y con sus seres cercanos –acontecimientos que se dan en medio de una profunda depresión–, el cineasta busca concretar su retorno a la pantalla grande. La cinta se exhibe durante este mes por la cadena HBO (canal de televisión pagada, revisar programación). MULTIFACÉTICO

El británico Hugh Laurie es muy conocido por su faceta de actor, sobre todo por su papel protagónico en ‘Dr. House’. Pero este inteligente y despiadado ‘médico’ también se desempeña como escritor y músico. Su disco ‘Let them talk’ (que se encuentra en CD y en versión digital) demuestra un aceptable trabajo del artista en lo musical, tocando el piano y la guitarra (instrumentos que interpreta, por momentos, en la serie de televisión). Este álbum no representa un material genial, pero las 15 canciones que lo componen dan cuenta de un buen blues, que entretiene y gusta. Además, su voz, sin ser de las mejores, acompaña a las melodías con un toque interesante. ddelatorre@lahora.com.ec


Edicion impresa Artes del 22 de enero de 2012