Issuu on Google+

>> CINE. La historia

de un niño víctima de los militares argentinos. >> 8

>> ENSAYO. La ga-

laxia poética de ‘Canto General’ de Pablo Neruda. >> 2-3 Nº 827

Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013

www.lahora.com.ec

Piedra y polvo que reconfortan Nueve artistas hicieron realidad el Parque de las Esculturas en los jardines de la CCE en Quito.

4-5


2

ensayo

Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013

El talante adánico del ‘Canto General’

POETA. El crítico literario Harold Bloom considera a Neruda como uno de los 26 autores centrales del canon de la literatura occidental de todos los tiempos. ALEJANDRO QUEREJETA • El libro más controversial de Pablo Neruda (1904-1973) sigue siendo su intenso ‘Canto General’ (1950). Es una galaxia poética por la que navegan personajes, ríos, montañas, mares, la flora y la fauna americanas, acontecimientos históricos, confesiones, personajes, sentimientos de naturaleza diferente, acres apreciaciones y recriminaciones, invectivas, pero también deslumbrantes dosis de dolor, de esperanza y amor. Contra todos los pronósticos, el ‘Canto General’ conserva su talante adánico, o sea, el privilegio de nombrar por primera vez en la poesía de nuestro continente muchas de las cosas que le son características. Hace más de 50 años, mi padre me llevó a un teatro de Santiago de Cuba, donde se presentaría el poeta chileno junto a Nicolás Guillén. Mi memoria se vuelve imprecisa al respecto, pero quien quedó fue la figura de un hombre parecido a un tapir o un oso torpe, con voz cascada de agonizante, los ojos como acabados de dormir durante un invierno y una nariz de pimiento. Ese día leyó un largo poema que luego, ya adulto, identifiqué como su célebre ‘Alturas de Macchu Pichu’.

El ‘Canto General’ tiene detractores y admiradores apasionados y polémicos. ¿Cómo pueden los lectores y la crítica permanecer de espaldas ante uno de los sucesos más extraordinarios de la poesía hispanoamericana del siglo XX? A ninguna nueva generación deja indiferente. Dividido en 15 secciones que integran 231 poemas constituidos por más de 15 mil versos —de acuerdo con Enrico Mario Santí en su ‘Prólogo’ a la edición del ‘Canto General (Madrid, 2002) —, tuvo críticos, en su momento, de la talla del mexicano Octavio Paz, el ecuatoriano Jorge Carrera Andrade, el español Francisco Umbral, el cubano José Olivio Jiménez o los argentinos Julio Cortázar y Enrique Anderson Imbert. Para Carrera Andrade el ‘Canto general’ es el triunfo en la conciencia creadora de Neruda del orden sobre el caos: “El poeta supo resistir a la corriente de deshumanización y permaneció fiel al espíritu de América”, precisa, y ve en el monumental ‘Alturas de Machu Picchu’, el texto donde esta fidelidad raigal se “grabó con caracteres de luz”. En sus ‘Reflexiones sobre la poesía hispanoamericana’ deja a un

El más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma”. Gabriel García Márquez

Premio Nobel de Literatura (sobre pablo neruda)

lado consideraciones de signo ideológico/ político, para colocar en el centro de su exégesis lo esencial americano. Octavio Paz no puede sustraerse de consideraciones extraliterarias y destaca “los largos y desencuadernados pasajes del ‘Canto general’”. En su obra ‘Los hijos del limo’ considera que es un libro “enorme, descosido, farragoso, pero atravesado aquí y allá por intensos pasajes de gran poesía material: lenguaje-lava y lenguajemarea”. Años más tarde Paz, en una carta al poeta Pere Gimferrer, confiesa: “He releído a Neruda […]. Volvió a conquistarme: en toda su obra, aun en los momentos más deleznables, hay poemas extraordinarios. Tal vez es el gran poeta de su generación, en América y en España. La voz más amplia, la que viene de más lejos y la que va más allá. La palabra océano le conviene”. En otra carta hace un retrato admirable del chileno: “Y este Neruda sonámbu-

lo se transforma de pronto en un delgado chorro de agua o de aire, ya no géiser sino surtidor, que abre el piso, entra en la casa, se tiende en el mantel, convierte el mantel en un jardín y al jardín en un sistema solar”. José Olivio Jiménez recuerda que “a raíz de la guerra civil española, de la que fue testigo presencial, [Neruda] sale de su ensimismamiento para abrirse a la dolorosa realidad histórica de su tiempo y al consiguiente sentimiento de solidaridad humana. De esta conversión, poética y política […], surge una poesía de aliento épico, ideológicamente comprometida, e incluso panfletaria y nutrida de consignas, pero dignificada siempre por su amor a América y al hombre universal. ‘Canto General’ su libro más importante de esta zona”. Por su parte, Francisco Umbral ve en el ‘Canto General’ “el gran esfuerzo logrado por crear una épica moderna dentro de la lírica”. Pero Anderson Imbert en su ‘Historia de la literatura hispanoamericana’ es el más lapidario y sesgado en su valoración de Neruda: “De la ‘Tercera residencia’ al ‘Canto general’ aumenta en la poesía de


Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013 Neruda el espacio de la oratoria y disminuye la carga de imágenes líricas. Porque el poeta se exalta políticamente, su verso se tranquiliza metafóricamente. [...] Ahora el poeta, políticamente organizado, salta fuera del caos. Deja el caos para que los enemigos se pierdan por sus desechos, y él, en cambio, cree salvarse en un orden que rehace los valores de acuerdo con el Partido Comunista [...]. Por eso cae en mazacotes de prosa en verso, en bodrios utilitarios ajenos a la literatura, en una antihistórica detonación de nombres rusos en sus cantos a temas indígenas de Hispanoamérica”. A contrapelo de su compatriota, Cortázar desborda de entusiasmo por el ‘Canto General’: “Llega un día el ‘Canto General’ como una especie de absurda, prodigiosa geogonía latinoamericana, quiero decir una empresa poética de ramos generales, un gigantesco almacén de ultramarinos, una de esas ferreterías donde todo se da, desde un tractor hasta un tornillito, con la diferencia que Neruda rechaza soberanamente lo prefabricado en el plano de la palabra, sus museos, galerías, catálogos y ficheros que de alguna manera venía proponiendo un conocimiento vicario de nuestras tierras físicas y mentales, deja de lado todo lo hecho por la cultura e incluso por la naturaleza; él es el ojo insaciable retrocediendo al caos original, una lengua que lame las piedras una a una para saber su textura y sus sabores, un oído donde empiezan a entrar los pájaros, un olfato emborrachándose de arena, de salitre, del humo de las fábricas”. Resonancias bíblicas

En su edición anotada del ‘Canto General’, Enrico Mario Santí deja en claro dos características particulares del libro de Neruda. La primera, que gran parte de sus poemas se refieran a la historia, bien sea contemporánea o distante. La segunda, “que es un largo poema narrativo cuyo contenido traza, a grandes rasgos, el destino histórico y moral del continente”. A estos dos rasgos distintivos podría añadirse el talante adánico del esfuerzo poético nerudiano, es decir, de su voluntad manifiesta por nombrar, por identificar y potenciar la presencia de todo lo creado en este continente que Martí llamó “Nuestra América”. El ‘Canto General’ se escribió inmediatamente antes y durante la dictadura de González Videla en Chile, en los meses del peregrinaje de Neruda de un lado a otro de su país en la más absoluta clandestinidad. Perseguido por la dictadura, a Neruda le es difícil contar con la bibliografía necesaria para informarse sobre las plantas, animales, accidentes geográficos, episodios, acontecimientos y personajes: “A medio camino me faltaron libros. A medida que profundizaba en la historia americana me hacían falta fuentes informativas. Es curioso como siempre aparecieron por milagro las que yo necesitaba”.

ensayo

3

En una de las casas donde se escondió le aguardaba, por ejemplo, una ‘Enciclopedia Hispanoamericana’, y en otra, el ‘Compendio de la Historia de América’ de Barros Arana o ‘Las aves de Chile’ de J. D. Goodall, A. W. Jonson y R. A. Philippi. Sin embargo, como revela la crítica y una lectura atenta de muchos de sus poemas, la ‘Biblia’ también estuvo entre esos hallazgos milagrosos. Ben Belitt, traductor norteamericano de Neruda, considera que el ‘Canto General’ es “un salterio de saludos isaínicos”, otro crítico denominará a la sección ‘La lámpara en la tierra’ como “un libro de Génesis casi no-cristiano”, y otro “un tomo grande, como una Biblia antigua”. Enrico Mario Santí es mucho más explícito al respecto: «No hacemos más que iniciar la lectura del ‘Canto General’ […] [y] nos insertamos en el Génesis primigenio de la primera sección de ‘La lámpara en la tierra’, y descubrimos que es la Biblia, y no la épica, el modelo literario que adoptan estas páginas iniciales. El modelo ESCRITOR. Alejandro Querejeta, periodista, poeta, ensayista y novelista cubano residente en Ecuador. bíblico por cierto se reforzará —aun cuando tampoco se limite a él— a todo lo largo peranza. /Dadme la lucha, el hierro, los la historia americana es un “regalo de la del libro por medio de sutiles alusiones, volcanes. /Apegadme los cuerpos como cruda medianoche”. por el uso de una retórica particular, y imanes. /Acudid a mis venas y a mi boca. Pese a que el ‘Canto General’ está lleno hasta por la recurrente sugerencia de un / Hablad por mis palabras y mi sangre”, de ásperos reproches e invectivas contra Apocalipsis final». junto al descubrimiento del pasado y la una enorme galería de personajes, el poeEn el poema ‘Amor América’, al refe- constatación de un desastre de pueblos, ta chileno pasa por alto las zonas lamenrirse al Génesis americano, saltan a la vis- Neruda se asume en su espiritualidad tables de su biografía, como su sugerencia ta versos de evidentes tonos y alusiones profunda y raigalmente americana. de sustituir la esclavitud de los indios por bíblicas: “fue la humedad y la espesura, el ‘Las alturas de Macchu Pichu’ es un la de los negros africanos: “Pocas vidas da trueno/ sin nombre todavía, las pampas esfuerzo cumplido por hacer suyo el con- el hombre como la tuya, pocas / sombras planetarias. / El hombre tierra fue, vasija, junto de una tragedia ancestral: «Sube hay en el árbol como tu sombra, en ella / párpado/ del barro a nacer conmigo, todas las ascuas vivas del continente acutrémulo, forma de la Ningún poeta del hemisferio hermano. /Dame la den […] todo bajo tu sombra / renace, desarcilla, / fue cántaro mano desde la pro- de el límite / de la agonía fundas la espeoccidental de nuestro siglo caribe, piedra chibadmite comparación con él”. funda/ zona de tu ranza. […] Eras realidad entre fantasmas cha, / copa imperial dolor diseminado». / encarnizados, eras / la eternidad de la Bloom o sílice araucana”. Harold Y más adelante: ternura / sobre la ráfaga del castigo”. Crítico literario Recordemos: “EnContrasta su admiración por Las Casas “Mírame desde el tonces Dios el Sefondo de la tierra con su aversión por el papel de la Iglesia en ñor formó al hombre de la tierra misma” […] Mostradme vuestra sangre y vues- la conquista y colonización de América. En (Gen, 2, 7), o “luego los romperé como tro surco […] señaladme la piedra en que la sección ‘Los conquistadores’ constata su vasijas, unos contra otros, padres e caísteis/ y la madera en que os cru- voluntad de denunciar el crimen físico y eshijos por igual” (Jer, 13, 14). cificaron […] Yo vengo a hablar por piritual contra los pueblos indígenas: “Sólo Santí apunta un detalle signifi- El Dato vuestra boca muerta.” Un echarse a quedaban huesos / rígidamente colocados cativo: “Los títulos de los poemas las espaldas la tragedia de todos, de / en forma de cruz, para mayor / gloria de [por indicación de Neruda] debe- Pablo Neruda evidentes resonancias mesiánicas. Dios y de los hombres”. En la medida que el Premio rían aparecer en el margen a la iz- obtuvo En la sección IV del ‘Canto avanza la sección, con su sobrecogedora Nobel de en quierda. Esa disposición tipográfi- Literatura General’, denominada “Los Li- sucesión de escenas de violencia e indigni1971. ca [es] de origen bíblico”. Llama la bertadores”, el segundo de sus 43 dad, nos prepara para el duro juicio final atención sobre el hecho de que esta poemas está dedicado a Fray Bar- titulado “Un obispo”, subidamente anticleprimera parte del ‘Canto General’ evoca tolomé de las Casas, el llamado “defensor rical: «El obispo levantó el brazo, / quemó el “¡hágase la luz!” del Génesis bíblico, de los indios”. Aparece en compañía de en la plaza los libros / en nombre de su Dios que “será la primera de muchas alusiones Cuauhtémoc, Capoulicán, Lautaro, Pedro pequeño”. y motivos bíblicos”. ‘Canto General’, hiperbólico y sesgado de Valdivia, Túpac Amaru, O’Higgins, Artigas, Sucre, L’Ouverture, Morazán, en muchos de sus contenidos —su aporte Lincoln, Martí, Balmaceda, Zapata, San- a la “leyenda negra” de la conquista esSuntuoso e intenso ‘Las alturas de Macchu Pichu’, poema dino, Recabarren. En este conjunto con- pañola es notable—, desigual en formas, suntuoso e intenso, se extiende en el tiem- tradictorio de “fantasmas encarnizados”, pero abrumador en la calidad poética de po y se desplaza por una historia que, en sus momentos de íntima soledad, el su visión americana, es una de las columen las ruinas del monumento incaico, el poeta se encuentra con el sacerdote cató- nas que sostienen con firmeza el conjunto poeta lee y comenta. Desde su obertura: lico: “surge una luz antigua, suave y dura/ de la obra de Neruda. Un libro memora“Del aire al aire, como una red vacía», del como un metal, como un astro enterrado”. ble, susceptible de muchas lecturas. La de primer poema, hasta la apoteosis final del Es un poema fuertemente coloquial, don- ahora es sólo una de las tantas. aquerejeta@lahora.com.ec último: “Dadme el silencio, el agua, la es- de el encuentro en el vasto escenario de


4

galería

Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013

Así las piedras cobran vida Esculturas

REDACCIÓN ARTES • En el momento en que el arte se involucra a una actividad, todo parece diferente: el ruido, provocado por una estruendosa sierra o por el choque de una broca con la piedra, se hace música; la nube de polvo se condensa como una niebla donde todos quieren sumergirse para encontrarse, y ese mismo polvo, al aspirarlo, parecería que no contamina sino que aviva y reconforta a los pulmones. Esa música, esa niebla y ese polvo se escucharon, se percibieron y se respiraron, respectivamente, durante 10 días en el III Simposio de Escultura Monumental, celebrado entre el 19 y 28 de julio, donde nueve artistas se enfrentaron ante un duro bloque de mármol, así como sortearon toda su creatividad frente al tiempo. “En mi casa, en mi taller, tranquilamente esto lo puedo trabajar en meses, a un ritmo más pausado. En este tipo de eventos el reto está en el redoblar esfuerzos, porque el tiempo no te permite descansos”, contaba el maestro guayaquileño José Antonio Cauja, en medio de un sol inclemente. Cauja se refrescaba el rostro frotándose un poco de agua. Ese instante constituía las escasas pausas que se permitía durante su jornada de trabajo, que fue compartida por sus colegas en los espacios verdes de la Casa de la Cultura Ecuatoriana ‘Benjamín Carrión’ (CCE), en Quito, donde se acogió al encuentro. De esta forma, se dio vida al denominado ‘Parque de las Esculturas’. “La idea es que en estas áreas se siembren obras de arte para que se cultiven ideas”, explicaba Hugo Proaño, artista organizador, quien recordaba que “las nueve piezas le pertenecen a la ciudadanía”.

Vivencias

El maestro Luis Viracocha, uno de los referentes de la escultura nacional –de gran proyección internacional–, estrenaba martillo en el Simposio. Antes de dar el primer golpe, entrega la herramienta a Fabiola Lema, trabajadora de la CCE, encomendándole como madrina del combo que daría existencia a la escultura que imagina Viracocha. “Se trata de una conexión de elemen-

Artistas participantes III Simposio de Escultura Monumental

Internacionales: Gaspar Welschen, de Argentina. ° Héctor Miguel Cárcamo Fonsejo, de Chile. ° José ° Howard Taikeff, de EE.UU. Nacionales:

Antonio Cauja. ° José Flavio Crespo. ° Eddie Estrella Gavidia. ° Milton García Moreno. ° Helena Pozo Ruiz. ° Carlos ° Luis Viracocha.

LABOR. Durante 10 días, los escultores trabajaron al máximo su obra en el Simposio.

creadores, pero que pasaba sin ma- El Dato se transforma en un rival durante yores reparos para Helena. este tipo de eventos pues, en pocos “El arte no se piensa desde géne- Los escultores días, se debe dar punto final –por ros. Coincide en que esta vez soy la contaron con el así decirlo– a la obra que concibieapoyo de estutos. En toda celebración hay un testigo, única mujer, pero eso no es lo que diantes de las ron para el certamen. un compadre. Se trata de hacer un pacto, me llena. Lo que me alienta es el tra- universidades Las jornadas fueron de 12 horas, Central y donde no sólo el artista se comunica con bajar con colegas artistas, compar- Católica, quie- de ocho de la mañana a ocho de nes participaron la materia, sino donde todos participamos tir las técnicas de cada uno, el que se como ayudan- la noche, con breves recesos para servirse un sánduche, un vaso de del diálogo y la fiesta que nos brinda el estrechen lazos de amistad y que el tes. arte”, explicaba el artista sobre el bautizo público no sólo mire una pieza tergaseosa, un poco de agua, un mote minada sino que sea testigo de todo el pro- con chicharrón, que aplacaban el hambre de su herramienta. Con voz profunda y amigable, el maes- ceso de producción”, insistía la escultora, y la sed que produce una extenuante actro añadía que “el martillo es parte de la quien, cada vez que podía, les recordaba tividad. a sus ayudantes –estudiantes uniobra y las personas son par“Mira, ahora se me parte la cabeza, el versitarios– dolor de espalda me mata y las piernas te del martillo; entonces, que no se como que no aguantan, pero no se puetodos somos parte de fíen de los de parar. Quisiera recostarme en el hotel, la obra… todos estaprejuicios, pero el compromiso es más grande”, decía mos hechos de los “ p o r q u e Héctor Garpar Welschen, escultor argenmismos mineraun artista tino, quien ha sido parte de unos 40 simles”. Así, dentro se forja de posios en su país, pero que por primera de la lógica de sus propias vez salía al extranjero para participar en los silogismos, decisiones y este tipo de eventos. exaltaba la no de lo que se ‘c o n e x i ó n ’ “Lo que te motiva es ese intervenir con dice o se piense los compañeros, el que todos remen para que busca, sobre él”. de forma un mismo lado, el que se busque dejar una armónica, obra que resulte significativa, pese al poco entre estiempo que se tiene”, señalaba Welschen, Compartir p e c t a d o r, No hubo cabida guardando al máximo el aliento para conobra, artista para protestar por tinuar con su cometido. y universo. Para él, dentro de su experiencia, relas horas extras, quiAl otro zás porque quienes se sulta más interesante la modalidad de extremo de dedican al simposio pues “no prima el afán de comAUTOR: José Miguel Cárcamo. donde laboraarte hacen petir, sino el de compartir”, muy contrario ba el maestro lo que real- a los concursos. Viracocha junto a sus ayudantes, se en- mente les gusta, y el tiempo pareciera que “Claro que los premios son aliento para contraba Helena García Moreno, artista no les alcanzara para plasmar todo lo que el bolsillo, pero el que todos remen para ecuatoriana que está radicada en Alema- cruzara dentro de su cabeza, por lo que un mismo lado es un aliento para el corania. Ella fue la única mujer que participó aprovecharon al máximo cada paso de las zón”, insistía el escultor argentino. del encuentro, lo que llamaba la atención manijas del reloj. José Miguel Cárcamo, artista chileno, del público que miraba el día a día de los Claro que, curiosamente, el tiempo coincidía con lo que expresaba su colega y


5

galería

Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013

AUTOR: Carlos Pozo.

AUTOR: José Antonio Cauja.

AUTORA: Helena García Moreno.

AUTOR: Luis Viracocha.

AUTOR: Howard Taikeff.

AUTOR: Eddie Flavio Crespo.

alentaba a que estas iniciativas nunca paren. “Estos encuentros son espacios donde confluyen varias cosas: hay la oportunidad de aprender de otros artistas, se conocen distintas culturas y visiones, se aprovecha al máximo el tiempo, se superan las complicaciones que se presentan –como que el mármol se aproxime más a un resistente granito– y, sobre todo, el arte se vuelve público, donde los parques se vuelven galerías y las calles una vitrina”, opinaba Cárcamo, quien, con una sonrisa, confesaba que “deja una escultura, pero se lleva con él la comida y la gran sazón ecuatoriana”. ddelatorre@lahora.com.ec

AUTOR: Milton Estrella Gavidia.

AUTOR: Héctor Gaspar Welschen.


6

biblioteca

Una vida atormentada Es inevitable citar a E. M. Cioran para contextualizar la reseña que para esta fecha hacemos del magistral libro autobiográfico ‘El origen’, del prodigioso escritor Tomas Bernhard, poco conocido en el medio y en el mundo, pero al que nosotros le hemos dedicado varias publicaciones. Dicho lo dicho: “Para los males de la vida, la facultad de matarse es, según Plinio, ‘el mayor bien que haya podido recibir el hombre’. Y comparece ante la Divinidad, que ignora tal tentación y tal suerte. ¡Compadecerse del Ser Supremo porque carece del recurso de darse muerte! Idea sin par, idea prodigiosa, que por sí sola consagraría la superioridad de los paganos sobre los energúmenos que pronto habrían de suplantarlos. Decir sabiduría no es, en ningún caso, decir sabiduría cristiana, por la sencilla razón de que tal cosa no ha existido ni existirá. Dos mil años inútiles. Toda una religión condenada antes de nacer”. (E. M. Cioran) Del suicidio, como alternativa, muchas veces considerada para cortar de raíz los acordes del destino marcados por el dolor y el horror, que fueron una constante en la vida del autor, ‘El origen’ es la primera parte de una trilogía de obras que, conjuntamente con ‘El sótano’ y ‘El aliento’, sacan a la luz la atormentada vida de un ser humano desde su propia pluma, en la que denuncia sádicos y especiales tormentos psíquicos y físicos, instrumentados por el fascismo nazi y la religión católica. ‘El origen’, 109 páginas dolientes, vibrantes, publicadas por Anagrama, recogen los descensos al inicio de la vida del autor. Paseos al sótano de la memoria, a las rutas de la humillación, de la opresión, a los recovecos del miedo para denunciar a la mentira oficial. Viajes alrededor de las barbaridades siniestras, que cometen los nacionalistas fanáticos desde gobier-

OSWALDO PAZ Y MIÑO J. •

nos dictatoriales, intolerantes, llenos de lacayos, que apuntalan las ideas y los putrefactos procedimientos del mandamás de turno. Una obra que denuncia la infamia de los nacionalistas cuando se apoderan del sistema educativo, de un país a todo nivel, para imponer sus ideas y ‘su verdad’ sesgada a los niños y jóvenes que nutrirán su partido único. Una obra que relata los métodos con los que funcionan los planes educativos ‘sádico-fascistas’ que alimentan a los pueblos de odio a otros pueblos y a otros que piensan diferente, que cultivan en la sociedad ideas de muerte a todo lo que no es de su color político pues todo lo que se oponga ha de ser eliminado de alguna forma. Los déspotas cometen siempre “crimen de distracción”, le dan circo al pueblo, mientras le lavan el cerebro: “Quien está a favor del deporte tiene a las masas a su lado, quien está a favor de la cultura, las tiene en contra. Como toda dictadura, también la nacionalsocialista se hizo poderosa y casi dominó al mundo por el deporte de masas”. (Pág. 98) Los libros son instrumentos que se imponen a los estudiantes para que lean lo que el Gobierno quiere que lean. La información oficial es parte del ‘asesinato intelectual’ masivo, que da el día a día en un Estado conducido por nacionalistas enemigos de la democracia. Tarde o temprano, la obra lo dice, la verdad de la información se escucha en radios clandestinas y en secreto. En Librería Española del CCI compre el tomo de marras, donde también existen ejemplares de otras obras del excepcional escritor holandés. Los precios permiten darse el gusto.

Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013

Los mÁS VENDIDOS ecuador

Inferno, Dan Brown (Planeta) °Cincuenta sombras de Grey, E.L. James ° (Grijalbo) °La reina descalza, Ildefonso Falcones (Grijalbo) °El mundo que he vivido, Diego Cordovez (Latina) Fuente: Libri Mundi

°La invención del amor, José Ovejero (Alfaguara)

llamas, Susan Collins (RBA) °En °Diario de Grez 4-Días de perros, Jeff Kihhey (Molino)

°Piense y hágase rico, Napoleón Hill (Grijalbo) Fuente: Mr. Books

ARGENTINA

Inferno, Dan Brown (Planeta) °Cincuenta sombras de Grey, E. L. James ° (Grijalbo)

°Cincuenta sombras más oscuras, E. L. James (Grijalbo)

°Cincuenta sombras liberadas, E. L. James (Grijalbo)

Fuente: puntos de venta del Grupo ILHSA.

COLOMBIA

°Inferno, Dan Brown (Planeta) °La verdad sobre el caso Harry Quebert, Joel Dicker (Alfaguara) °Cincuenta sombras de Grey 1, E.L. James (Random House Mondadori) °Lo que no tiene nombre, Piedad Bonett (Alfaguara) Fuente: Librería Nacional

ESPAÑA

Datos del autor Thomas Bernhard

° Gracias a su obra como narrador, poeta y autor teatral se ha acreditado como uno de los mayores escritores (1931-1988) de nuestro tiempo. En Anagrama se ha publicado su pentalogía autobiográfica compuesta por ‘El origen’, ‘El sótano’, ‘El aliento’, ‘El frío’ y ‘Un niño’, que está considerada como su obra más significativa y ambiciosa, considerada por Rolf Michaelis como “Una de las grandes autobiografías del siglo”. También publicó ‘En las alturas’ y las novelas ‘Sí’ y ‘El sobrino de Wittgenstein’, mientras que en Biblioteca de la Memoria figura ‘Conversaciones con Thomas Bernhard’, a cargo de Kurt Hofmann.

opymj2008@gmail.com

°Pídeme lo que quieras o déjame, Megan Maxwell (Planeta)

°Pídeme lo que quieras, Megan Maxwell (Planeta)

°Pídeme lo que quieras ahora y siempre, Megan Maxwell (Planeta)

°La verdad sobre el caso Harry Quebert, Joel Dicker (Alfaguara)

Fuente: Casa del Libro

méxico

°Cazadores de sombras: Los orígenes: Princesa mecánica, Cassandra Clare (Destino) Verónica Murgia (SM Ediciones) °Loba, Inferno, Dan Brown (Planeta) °Bajo la misma estrella, John Green (Nube ° de Tinta) Fuente: Librería Gandhi.

Nota: Listado de libros de ficción de EFE, excepto Ecuador.

Vitrina de libros DEL JARDÍN DE MI CORAZÓN Patricia Rodríguez V.

La obra es una compilación de narraciones breves, donde se recogen las experiencias de una mujer de principios del siglo pasado que, como otras mujeres anónimas, deja un legado de amor, valentía, trabajo y tesón por conseguir un futuro mejor. La novela es un recorrido generacional que alterna paralelamente la vida de una mujer y su nieta, de manera que el entorno socioeconómico de aquella época contrasta con el actual. CCE

KIPUS

Revista Andina de Letras La edición No. 31 de esta publicación rinde tributo a la integración latinoamericana a través de las visiones de destacados críticos del continente, quienes elaboran 10 ensayos, los mismos que se presentan como un trabajo monográfico: ‘Literaturas de la integración: El Sur y su diversidad’. Entre los textos está ‘Nelson Estupiñán Bass: escritor de dos orillas’, que celebra el centenario del natalicio del narrador esmeraldeño cumplido en 2012. UASB-CEN

Director (e): Francisco Vivanco Riofrío Editor: Agustín Garcells Cordón Redactor: Damián de la Torre Ayora Diseño: Ma. Fernanda Hidalgo Luis Alberto Aspiazu Composición electrónica: Pantone Impresiones Edita: Editorial Minotauro S.A. Correspondencia: Planta Diario La Hora Av. Galo Plaza N62-08 y Nazaret Fax: 247-6085 casilla 17-17-243 CCI cul­tu­ra­@la­ho­ra­.co­m.ec Quito, Ecuador


Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013

novedades

Las cuerdas que perduran

7

CONCIERTO

REDACCIÓN ARTES • Las

vibraciones de las cuerdas de una guitarra lloran, ríen, cantan… sus sonidos, progresiones de la sensibilidad de los dedos de quien la toca, exaltan el espíritu de quien escucha la resonancia de las notas musicales. La guitarra, con sus ecos melodiosos, no hace del tiempo un límite, pues todo se conjuga en torno a sus acordes: pasado, presente y futuro tienen la capacidad de fundirse al instante. Esto puede palparse (sentirse) en encuentros como el propuesto para este 16 de agosto: ‘La guitarra: Ayer, hoy y siempre’, que se vivirá en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en Quito, a las 19:30. Allí, Hugo Noriega y Nivia Flores sacarán a relucir su experiencia y su talento en el escenario para rendir tributo al instrumento de su predilección, que se ha convertido en el compañero de toda su vida: el cómplice de sus sueños y el consuelo en sus tristezas. Las guitarras, que acompañarán a los artistas durante su presentación, tuvieron su ‘soplo de vida’ de las manos del luthier ecuatoriano Olivo Chiliquinga, uno de los más reconocidos constructores de instrumentos de cuerdas a nivel mundial También, habrá artistas invitados como Claudio Manrique, Cristina Noriega, Gabriel Buenaño y Jimmy Baca; además de la intervención del grupo Armónico Simple, que abrirá el espectáculo.

Presencia. Los músicos Hugo Noriega y Nivia Flores, junto al luthier Olivo Chiliquinga (centro), quienes rinden tributo a la guitarra.

rinde tributo a la guitarra. “Estamos hablando de un instrumento que transmite sentimientos de manera fácil ante el oído, al igual que el cantar”, Velada Hugo Noriega explica que el concierto sostiene Claudio Manrique, quien afinará representa un tributo para la guitarra, junto a Hugo y Nivia. “Se puede decir que la guitarra es totaldonde se busca exaltar sus orígenes hasta llegar al presente. “La idea es presen- mente amigable con el canto, y viceversa”, añade Manrique, quien cree que la tar los ritmos del ayer, así como el música es un complemento integral mostrar nuestros arreglos”, dice el El Dato dentro de la vida del ser humano. intérprete. “Vamos a hacer un recorrido Las localidades desde el siglo XV hasta nuestros tienen un costo Intérpretes de: 40, 30, 25 y días, donde la guitarra suple a su 10 dólares. Se Nivia Flores recuerda que la guiadquirir tarra la cautivó desde que era una antecesora, la vihuela. Nos hemos pueden los boletos en los planteado exponer toda una mis- puntos de Ecu- niña. Los sonidos que emanaba celánea histórica”, cuenta por su ticket. aquel instrumento robaban toda su parte Nivia Flores. atención. Su madre se percató de Es así como aparecerán las propuestas inmediato del gusto de Nivia, por lo que de compositores como: Luis de Narváez, contrató a un profesor para que le enseFrancisco Tárrega, Cacho Tirao, Antonio ñara el rasgado y las bases de entonación. Lauro y Paulinho Nogueira. “Empecé con un maestro particular y El recorrido musical también tiene su después, como mi gusto crecía, ingresé al estación en la producción nacional, don- Conservatorio de mi ciudad (Loja), el que de aparecen autores como: Carlos Bonilla, contaba con gran prestigio internacional”, Terry Pazmiño, Jacinto Freire, Benjamín comenta la intérprete. Aguilera, entre otros. Su talento le permitió ganarse una Claro que no todo se concentra en el beca para estudiar en el extranjero, eseco de las cuerdas, pues la voz también le pecíficamente en Rusia, la cual no fue

aceptada: “Yo estudiaba piano, violín y guitarra, pero mi inclinación siempre fue por el último instrumento mencionado. Cuando tuve oportunidad de ir al exterior, no había una especialización en guitarra, por lo que declinó mi partida”, relata. Ese viaje se truncó, pero su éxodo en pro de la música no se extinguió, llegando a Quito para estudiar con grandes maestros, permitiéndole consolidar su formación académica, así como motivar el espíritu autodidacta. Por su parte, Hugo Noriega se dejó seducir por aquel instrumento de silueta femenina a través del sonido. “Tuve una fractura de cadera de bebé, lo que me impidió aprender a caminar rápidamente. Pasé encerrado en mi cuna hasta los cuatro años”, manifiesta sin congoja. Desde su quietud, empezó a agarrarle gusto a la vibración de las cuerdas, pues se pasaba escuchando las melodías de Paulinho Nogueira y Paco de Lucía, quienes se convertirán en sus grandes referentes, el último sobre todo. “Yo soy un autodidacta, aunque después haya tenido una formación. Como era zurdo, tuve que aprender a tocar la

Clave del sonido ° El maestro Olivo Chiliquinga, tercera generación de luthiers, explica que la perfección del

sonido de una guitarra se debe a la paciencia con la que se construye, así como a los materiales que se emplean. “Trabajo con maderas finas y antiguas, como el ébano, el pino, el abeto y morales, de hasta 200 años. Eso lo combino con clavijeras y cuerdas alemanas, incrustaciones japonesas y barniz italiano”, explica sobre la producción de una guitarra, que puede durar unos dos meses. El público podrá admirar el trabajo del luthier en la velada.

guitarra dándole la vuelta a las cuerdas y acomodándome como si fuera derecho”, explica Hugo, quien dedicaba varias horas a su pasión, hasta convertirse en un intérprete de prestigio, lo que le llevó a abrir el reciente concierto de ‘Las Flores’, abriéndosele las puertas para que también sea de la apertura de la presentación de Paco de Lucía este octubre próximo, en Quito. ddelatorre@lahora.com.ec


8

bambalinas

Infamia clandestina

Quizás no se les ocurrió a los generales argentinos durante los años 70, pero su política de tierra arrasada para ‘rescatar’ a Argentina del ‘comunismo’ no justifica su legado en la historia. Más bien, si el cine argentino es una indicación, es todo lo contrario, y esto debe servir de lección a todas las dictaduras que creen que están más allá del bien y del mal. En verdad, películas como ‘Kamchakta’, ‘La historia oficial’ y, actualmente, ‘Infancia clandestina’, entre muchas otras, evidencian que una perspectiva fuertemente crítica del Gobierno militar argentino de esa época se ha convertido en su propio género y no es para nada nostálgico. El tiempo prosigue su ruta y los niños cuyos padres fueron secuestrados y con toda probabilidad asesinados por los militares de los años 70 ahora son adultos y tienen su propia historia que contar. Tal es el caso de Benjamín Ávila, quien nació en 1972 y cuyas experiencias personales sirven como la base de ‘Infancia clandestina’, su primera película de ficción que ha tenido un gran éxito en festivales de cine y con el público de Argentina. Tal elogio y éxito es merecido, en cuanto a que la película que se presentará en la Flacso en Quito, en el Club Nawi de Cine, es eficaz como testimonio de infancia, como drama y como comentario político. El filme se ubica en 1979, después de que los generales dieron un golpe de Estado, a la vez que grupos paramilitares cometieron actos de terrorismo contra cualquier persona considerada izquierdista. El protagonista, Juan, un chico de 11 años, es el hijo de una familia que ha vivido en el exilio por años y que ha vuelto, discretamente, como miembro de los Montoneros, un grupo que tiene fe idealista en que puede lograr una revolución izquierdista, que incluye violencia que, finalmente, derrote a los generales. Juan, por lo tanto, es obligado a llamarse ‘Ernesto’ y a mentir sobre la identidad de sus padres y de su tío, que también es montonero. Sin embargo, los padres quieren que su hijo tenga una existencia lo más normal posible, aunque ellos participan en actividades subversivas. Juan/ ‘Ernesto’ asiste a una escuela católica en la que dictan lecciones de Historia sobre Cristóbal Colón tan simplistas y distorsionadas que son una farsa. Entre tanto, Juan/’Ernesto’ se enamora de una estudiante de nombre María y su tío le sirve de mentor en materia de amor

Ecuador, domingo 11 de agosto de 2013

recomendados Retrato de poder

RICARDO SEGREDA •

‘J. Edgar’ (2011) es una película estadounidense dirigida y producida por Clint Eastwood, quien también actúa junto a Leonardo DiCaprio, este último protagonista de la cinta, quien recibió nominaciones al Globo de Oro y al Sindicato de Actores por su gran interpretación.

Sinopsis

El filme retrata a la figura de J. Edgar Hoover, primer director de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), quien encabezó este grupo desde 1924 hasta 1972, año en que falleció. La trama aborda la sexualidad de Hoover, pues siempre se rumoró sobre su inclinación homosexual. La película se exhibe por HBO Este (canal de televisión pagada) este 16 de agosto, a las 13:20, y se presentará durante todo el mes por esta cadena (revisar programación).

Regresó el buen sabor

ACTOR. Gracias a la dirección de Benjamín Ávila, el niño Teo Gutiérrez Moreno logra una magnífica interpretación en la película ‘Infancia clandestina’.

y mujeres. Sin embargo, a pesar de todos los intentos de proporcionarle al joven una vida ‘normal’, la realidad e inestabilidad de su situación queda en peligro. El dramático punto crucial de la película es una visita clandestina de la abuela en el cumpleaños de Juan/’Ernesto’ y el argumento que resulta con su hija respecto al bienestar de sus dos hijos, el muchacho y su hermanita. Ávila merece crédito por presentar el idealismo de su familia como una forma de fanatismo, aunque demuestra la brutalidad de la Junta. El director también recurre al surrealismo y a la animación como forma de comunicar sentimientos asociados con algunas de las más traumáticas experiencias de una difícil infancia y es uno de los pocos casos en el cine latino donde el efecto es poético en vez de ser pretencioso. Mientras tanto, en su primera película, Ávila demuestra un dominio de uno de los aspectos más importantes del cine de ficción, la dirección de actores, que es más evidente en la magnífica interpretación

del niño actor, Teo Gutiérrez Moreno, en el papel principal. rick.segreda@gmail.com

‘Infancia clandestina’ País: Argentina Año: 2011 Calificación: **** Tiempo: 112 min. Director: Benjamín Ávila Guion: : Benjamín Ávila, Marcelo Müller reparto: Teo Gutiérrez Moreno, Natalia Oreiro, Ernesto Alterio, César Troncoso.

Es su segundo disco, pero sacia el hambre de todo amante del rock y del blues. Los Tigres del Chaulafán rugen con ‘Ojo por ojo’. El álbum, compuesto por 11 temas, no se despega de los géneros que caracterizan a la banda, aunque hace unos guiños al funk, al pop y al rock and roll. En la actualidad, el grupo está compuesto por Felipe Pinzón (bajo), Emilio Lara (voz y guitarra), Rubén Álava (batería), Norman Wray (armónica) y Carlos Arboleda (teclados). ddelatorre@lahora.com.ec


Artes del 11 de agosto de 2013