Page 1

EL OCASO DE LOS VIEJOS ROCKEROS DON BALÓN ECUADOR

24 DE FEBRERO, 2011 AÑO 1 N°046

La Premier no es liga para ingleses

ESTE SEMANARIO FORMA PARTE DE LA EDICIÓN DE LA HORA PROHIBIDA SU VENTA POR SEPARADO


PORELMUNDO

Por Joaquim Piera

EL OCASO DORADO

DE LOS ‘VIEJOS ROCKEROS’ LA PREMIER NO ES LIGA PARA INGLESES Desde que se creó la Premier League en 1992, la presencia de extranjeros en las filas de los clubs ha sido una constante. De hecho, según un informe de The Sun, tan solo cuatro clubs de entre todos los que han participado en estos 19 años de competición han utilizado más ingleses que foráneos en sus alineaciones y dos terceras partes de todos los futbolistas que han pasado por la competición inglesa han sido extranjeros. Flagrante resulta el caso del Arsenal. En el equipo de Wegner, tan solo un 12’4% de los jugadores que ha empleado el francés en estos últimos años han sido ingleses. Si tomamos como referencia la actual plantilla ‘gunner’, tan solo los internacionales Walcott, Wilshere y Gibbs son nacidos en la isla.

UNA ALEGORÍA AL TALENTO Y A LA TÉCNICA INDIVIDUAL Si los ‘Viejos Rockeros’ todavía tienen espacio en Brasil es, más allá de cuestiones sentimentales, por su indiscutible calidad técnica, muy por encima de la media actual. El fútbol brasileño se juega a una o dos velocidades menos que en Europa, el control se impone al pase, y, al no haber presión en bloque, aparecen los espacios necesarios para que brillen los artistas. Al final, la capacidad creativa y la improvisación acaban dejando en un segundo plano cualquier dibujo táctico expuesto en una pizarra por el técnico de turno. Este escenario, en el que no hay tanta exigencia física, es el ideal para que los ‘cracks’ pueden mostrar todavía destellos de su calidad. El espectáculo sería completo si el césped se cortase un par de centímetros más y se regase más el terreno de juego para que rodase el balón.

LOUIS SAHA (EVERTON) Pese a sus 32 años, Saha continúa en buena forma. Consiguió cuatro tantos en la goleada del Everton al Blackpool (5-3).

BALONAZOS

Envíen sus cartas a DON BALÓN-ECUADOR a: Quito: Panamericana Norte 3 1/2. Por correo electrónico: db-america@email.com

Director Internacional ROGELIO RENGEL ROS Editor América Latina: R. Franco-Caputi Editora Ecuador: Lic. Juana López Asociados en Ecuador: LA HORA


LA FRASE “MEREZCO GANAR 58.000 EUROS A LA SEMANA PORQUE NO PUEDO IR A ESQUIAR Y TENGO QUE AGUANTAR A FANS Y A PERIODISTAS.” NICKLAS BENDTNER, DELANTERO DEL ARSENAL

Pelé se retiró en el Cosmos, en Estados Unidos. Rivellino en Arabia. Zico en Japón. Tradicionalmente, una cuota significativa de los astros brasileños daba sus últimos pasos como profesionales en destinos exóticos, con poca o nula tradición futbolística, pero, dispuestos a cubrirles de oro. Ronaldo cambió la historia. Su fichaje por el Corinthians en diciembre de 2008 supuso un punto y aparte. El ‘Fenómeno’ demostró que con un contrato galáctico - sus emolumentos son sufragados por patrocinadores, taquilla y acciones de marketing - era posible la repatriación de los astros del más alto escalón. Contar con un ‘Viejo Rockero’, con todas sus medallas y galones, dejó de ser una quimera para transformarse en una moda rentable. Estos ‘cracks’ se autofinancian y, además, nutren las arcas del club. Desde el punto de vista social, suben la autoestima colectiva de una ‘torcida’, resignada a ver como cualquier pipiolo que despunta acaba emigrando. Todos quisieron ir a la fiesta de Ronaldo. En sólo dos años otros pentacampeones como Roberto Carlos (ex-Corinthians), Ronaldinho Gaucho (Flamengo), Rivaldo (Sao Paulo) o Belletti (Fluminense) siguieron el mismo camino, así como astros de la talla de Deco (Fluminense) o futbolistas de prestigio como Fred (Fluminense). Es una constelación formada por estrellas con un palmarés impresionante, que han ejercido, en algunos casos, un reinado planetario. Por sí solos, son capaces de llenar estadios, aun sabiendo que están en proceso de marchitamiento y que ya no pueden ofrecer los mismos recitales de un lustro o un lustro y medio atrás. Brasil está de barbecho. Sólo a la ‘dupla’ Neymar y Paulo Henrique Ganso (Santos) se le ve madera de auténticos ‘cracks’ a la altura de la tradición brasileña. Sin piezas de repuesto, la mejor opción es apostar por nombres queridos por el gran público. Es un homenaje mutuo: artistas que dan sus últimos conciertos ante plateas entregadas con ganas de dar su tributo a aquellos que trajeron la quinta estrella, en un ya lejano 2002.

EN ESTE JUEGO TODOS GANAN En el fondo, la repatriación masiva de los ‘Viejos Rockeros’ responde a cuestiones económicas. Los clubs están en fallida técnica. Sin dinero, no hay ni rock, ni samba, ni violines, ni bongos. Es entonces cuando aparece la emergente economía brasileña que, basada en un mercado interior de cerca de 200 millones de personas, cuenta con suficientes empresas de gran tamaño para financiar cualquier regreso a casa. A partir de aquí, la rueda empieza a moverse. Los ingresos en concepto de taquilla y venta de camisetas se han disparado, así como las audiencias de televisión. La proximidad del Mundial 2014 y los buenos vientos que empujan la economía local han disparado las inversiones. Se ha instaurado un estado de euforia y optimismo. El producto se ha revalorizado. En lo que se refiere al ‘star system’, el próximo ‘Brasileirao’ que se iniciará en mayo puede competir de tú a tú con la Liga, el Calcio, la Premier o la Bundesliga. Si un Fla-Flu ya tenía todos los alicientes posibles, ahora se le va a sumar un ‘Ronaldinho versus Deco’. Lo mismo pasará con el clásico Corinthians–Sao Paulo, en que los dos principales artífices del Mundial 2002, Ronaldo y Rivaldo, se verán las caras. Estos duelos pueden tener su primer envite en los campeonatos regionales que se están disputando actualmente. Los ‘Viejos Rockeros’ también están poniendo de su parte. Conscientes de su rol, se han erigido en mentores de las nuevas generaciones. No se tiene constancia ni de ataques de ‘vedettismo’, ni de estrellismo. Al contrario. A menudo, hacen de portavoces de la tropa en situaciones delicadas, como a la hora de pactar las primas.

TRAMPOLÍN... Brasil no sólo se ha posicionado como un paraíso para los futbolistas en fase de prejubilación, sino que también ha resultado ser el destino perfecto para que las ovejas descarriadas vuelvan al rebaño. Hay dos casos paradigmáticos, el de Adriano y el de Robinho.

El ‘Emperador’ ya había jugado media temporada cedido en el Sao Paulo. De vuelta al Inter de Milán, ni Mourinho pudo evitar su espantada. Se refugió en la favela e incluso pensó en retirarse prematuramente. El Flamengo lo acogió, y, dándole manga ancha, triunfó por todo lo alto. Fue la piedra angular del sorprendente título del ‘Brasileirao’ 2009. Después, el ‘Emperador’ se pensó que era intocable, se pasó de frenada y Dunga lo dejó sin Mundial. Ahora está en la Roma, pero en julio ya se le espera en la Gávea para hacer ‘dupla’ con Ronaldinho. Robinho, por su parte, no se sentía querido en Madrid. El Chelsea tal vez era la solución, pero nunca el City. En la borrascosa Manchester, se peleó con Mancini y pasó al ostracismo. Llegaba el Mundial. Tenía la confianza de Dunga, que lo esperaría hasta donde hiciese falta. Y el ‘Rey de la Pedaladas’ forzó su cesión durante ocho meses al Santos. Se entendió a las mil maravillas con su clon Neymar, y ganó el Campeonato Paulista y la Copa do Brasil. Su Mundial fue discreto, pero su regreso fugaz por el club paulista, a la postre, le abrió las puertas del Milan, dónde se le ve feliz.

K O Unos aduaneros franceses destruyeron la camiseta con la que Trezeguet se proclamó campeón del mundo en 1998 porque pensaban que era una imitación. Adriano Leite, ariete de la Roma, ha visto como la policia brasileña le retiraba el carnet de conducir tras negarse a pasar un control de alcoholemia. Las amenazas de los aficionados del Liverpool a Fernando Torres han provocado que el Chelsea se vea obligado a colocarle dos guardaespaldas personales. El madrileño recibió mensajes de muerte.

LA CLASE MEDIA TOMA NOTA La repatriación es una tendencia que se ha extendido a todas las castas del fútbol brasileño. Después de hacer caja en algún equipo europeo de segunda fila, muchos han entendido que lo mejor era retornar a sus clubs de origen, donde los han recibido con los brazos abiertos. Un buen ejemplo es el de Elano. El gran protegido de Dunga y, a la postre, el mejor de la ‘Canarinha’ en el Mundial de Sudáfrica volvió al Santos después de deambular por Ucrania, la Premier League y Turquía. Está firmando un inicio de año espectacular. Otro nombre a destacar es el de Rafael Sobis, que pasó por el Betis y que ahora ha regresado a ‘su’ Internacional. Estaba jugando en el Al-Jazira, de los Emiratos Árabes. Forzó su cesión y ayudó a ganar la Copa Libertadores 2010, marcando un DB gol en la final.

CRACKS & CLUBS ALEMANIA. Steve McLaren, técnico inglés contratado en verano por el Wolfsburgo tras ganar la Eredivisie con el Twente, ha sido cesado. La mala dinámica que había cogido el equipo de la Volkswagen, capaz de conseguir únicamente dos victorias en los últimos quince encuentros, le ha llevado a estar a un solo punto del descenso en la Bundesliga, hecho que ha precipitado la destitución de McLaren. Pierre Littbarski, su anterior ayudante, será el nuevo técnico.

ITALIA. Del Piero ha renovado un año más con la Juventus. ‘Pinturicchio’, de 36 años, jugará en la ‘Vecchia Signora’ hasta junio de 2012... si no prolonga su contrato de nuevo.


DI STÉFANO CAMBIA LA HISTORIA La hegemonía del Barcelona de Kubala se prolongó con la segunda liga consecutiva en 1953 y amenazaba con enquistarse dadas las expectativas de su jugador estrella. Pero entonces ocurrió algo que nadie podía imaginarse: la llegada a España de otro talento individual de incalculable valor y probada solvencia en Argentina: Alfredo Di Stéfano. La ‘Saeta Rubia’, ‘potrero’ forjado en las calles de Buenos Aires, era un futbolista totalmente desconocido en Europa pero encaprichó a Santiago Bernabéu tras verlo jugar con Millonarios en un amistoso disputado en Madrid. El dirigente blanco quiso atarlo cuanto antes pero el Barcelona no lo puso nada fácil, pues ya había negociado con el jugador directamente. Tras un intenso tira y afloja, y con los derechos de traspaso del jugador aprobados por la FIFA pero negados por la Federación Española, se produjo un vacío legal que Bernabéu aprovechó para acabar convenciendo al futbolista argentino. Pero sorprendentemente, la Federación Española acabó dictaminando una solución de lo más inverosímil: que Di Stéfano jugara dos años en el Real Madrid y dos en el Barcelona. El club catalán se negó y renunció oficialmente a los derechos del futbolista. El Barça dejó escapar la posibilidad de ver a la mejor dupla de todos los tiempos y el Real Madrid logró la incorporación de un jugador que cambió para siempre la relación entre ambos clubs y la historia blanca. Si Kubala era fantasía, virtuosismo, técnica, el juego de Di Stéfano lo sublimaba en muchos aspectos. Su ambición, espíritu ganador, dinamismo y sobre todo capacidad goleadora devolvieron la Liga al Real Madrid 21 años después. Para más inri, su debut en España se produjo ante el Barcelona, con la primera ‘manita’ de la historia blanca al eterno rival y dos goles suyos. La era Di Stéfano absorbió todo: junto a Puskas, Gento, Santamaría y Olsen cuatro ligas seguidas y las cinco primeras ediciones de la Copa de Europa cayeron como fruta madura a las vitrinas del club madridista. Máximo goleador de la liga española en cinco ocasiones, líder absoluto del mejor Madrid de la historia, ni siquiera el brasileño Pelé tiene dudas: ‘’La pateaba con la derecha y con la izquierda y cabeceaba bien. Hacía de todo, y bien. Es el mejor de la historia’’. El Barcelona de Kubala recuperó el trono liguero en 1959 pero se le resistió la Copa de Europa de 1961, tras perder la final ante el Benfica después de derrotar en octavos al Real Madrid en una eliminatoria de lo más reñida. En aquel cruce, curiosamente, ni Kubala ni Di Stéfano vieron puerta.

COMPETITIVIDAD AL LÍMITE Kubala y Di Stéfano se enfrentaron a lo largo de su carrera en distintas ocasiones. Y aún siendo el centro de todas las miradas nunca perdieron el espíritu deportivo. Es más: se admiraban. Resulta paradójico que, sesenta años más tarde, Barça y Real Madrid vuelvan a focalizar la atención en dos talentos individuales y excelentes futbolistas: Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

Aunque el escenario ha cambiado, como el fútbol, cuando se miden los dos astros del momento se para el tiempo. Y el triunfo de uno va ligado al fracaso del otro. Argentino y portugués llevan tres años cruzándose en la carrera hacia la perfección. Y desde 2009 este trayecto tiene un denominador común: la liga española. Los números de ambos se retroalimentan y eso acentúa la feroz competitividad que mantienen: Messi, a sus 23 años, ya es el tercer máximo anotador histórico del Barcelona, con 112 tantos en 164 partidos y por delante suyo aparecen, curiosamente, Kubala (131/186) y César (195/287). En la presente liga ha marcado 24 goles y ha dado 14 asistencias. Con una temporada y media a sus espaldas, Cristiano Ronaldo, de 26 años, no tiene nada que envidiar a su menudo colega de gremio. Sus registros son estratosféricos: 50 goles en 52 partidos de Liga, un promedio de vértigo que le convierte en el jugador blanco que menos partidos ha necesitado para llegar al medio centenar de dianas. Por si fuera poco ambos se han repartido los últimos tres Balones de Oro (2 a 1 gana el argentino) y está claro que las ganas por ampliar o recortar diferencias también juegan. Di Stéfano cambió la imagen del Real Madrid. Gracias a él luce la etiqueta de ‘mejor club del siglo XX’. La magia de Kubala, el mejor jugador los primeros cien años de la historia del Barça, obligó a construir el Camp Nou. Ambos coincidieron en el tiempo y el tiempo ha sido justo con ellos. ¿Escribirán Cristiano Ronaldo y Messi su propia historia? Y por encima de todo, ¿cuál tendrá un final DB más feliz? Nuevamente, el tiempo dirá.

PLATINI-MARADONA, LA ÉPOCA DORADA Hoy todos los ojos del planeta fútbol miran hacia España. El duelo entre los dos mejores jugadores de la década ha hecho de la La Liga el campeonato más prestigioso del mundo, especialmente cuando Cristiano Ronaldo y Messi se ven las caras en los clásicos. Tanta acumulación de talento se ha convertido en un imán de incalculable atracción. Una situación muy similar a la que propició el duelo Maradona-Platini en Italia a mitad de la década de los 80. La Serie A despertaba, por una parte, de la dulce resaca azzurra del Mundial de España que lo había monopolizado todo y, por la otra, del escándalo del Totonero que había puesto en el punto de mira la credibilidad del calcio. Era un entorno convulso y bullicioso el que se encontró el ‘Pelusa’ cuando aterrizó en Nápoles en 1984 pero, pronto se dio cuenta de que se trataba del hábitat idóneo para desafiar al mejor

jugador del mundo del momento. Platini y su Juve venían de ser campeones de Liga y aquel curso 84-85 se proclamarían, de la manera más triste, reyes de Europa en Heysel. Con el ‘10’ en la espalda, ambos poseían fantasía sin límites y un extraordinario talento para los golpes francos. Platini era el jugador imperial en el club señorial. Maradona era la pasión incontenible que guiaba a los ‘revolucionarios’ del sur. El Scudetto del 86 se lo llevó el galo, el del 87 el argentino. Fue precisamente el año en el que ‘Platoche’ colgó las botas, el ‘Diego’ era el mejor sucesor posible que jamás encontraría.


roberto

ENTREVISTA A FONDO

MANCINI “HUBO UN MOMENTO DIFÍCIL CON TÉVEZ, PERO AHORA HA RECUPERADO LA TRANQULIDAD” ‘SOLD OUT’ EN OLD TRAFFORD. ÚLTIMAMENTE EL DERBY DE MANCHESTER SE HA CONVERTIDO EN UNO DE LOS PARTIDOS MÁS ESPERADOS DE LA PREMIER LEAGUE Y EL MAYOR CULPABLE DE ELLO PARECE SER ROBERTO MANCINI QUIEN, EN TAN SÓLO UN AÑO, HA ACORTADO SENSIBLEMENTE LAS DISTANCIAS QUE LE SEPARABAN DEL TODOPODEROSO UNITED DE SIR ALEX FERGUSON. EN LUGAR DEL MONTÓN DE ‘CRACKS’ SIN ORDEN NI CONCIERTO DE ANTAÑO, AHORA LOS ‘CITIZENS’ SE HAN CONVERTIDO EN UN EQUIPO ESTRUCTURADO, CON LAS IDEAS MUY CLARAS. ¿EL SECRETO? EL BUEN TRABAJO DEL ‘MANCIO’.


ENTREVISTA A FONDO MANCINI UN PERFECTO ‘GENTLEMAN’. La tormenta de nieve y hielo que se abatió sobre el suelo británico durante las pasadas navidades obligó a posponer unos cuantos partidos, llenando ulteriormente un calendario ya saturado de enfrentamientos. No es nada sencillo encontrar una fecha apta para una charla tranquila entre un desafío de la Premier League y otro de las demás competiciones en las que está inmerso el Manchester City, pero Roberto Mancini no titubeó ni un segundo al aceptar quedar con DB el mismo día de un importante choque liguero, demostrando amabilidad y tranquilidad, y desmintiendo a unos cuantos jefes de prensa, que se horrorizarían con sólo pensar en una perspectiva parecida. Quien trabaja seriamente, día tras día, no tiene ningún miedo en perder la concentración por el hecho de intercambiar unas reflexiones sobre fútbol. Y en los campos de entrenamiento de los ‘Citizens’ se respira aire fresco y la ilusión de un grupo rejuvenecido que trabaja duro para alcanzar los ambiciosos objetivos planeados. Después de la llegada de los ‘cracks’, ahora está naciendo también un equipo. Y todo nos lleva a pensar que el ‘Mancio’, también aquí, sabrá reeditar los éxitos conseguidos en todos los banquillos en los que se ha sentado hasta la fecha.

DB.-Hace un año usted llegó a un Manchester City patas arriba. Ahora dirige un equipo bien estructurado, que da la sensación de poder luchar por el título. ¿Qué ha cambiado? -En la pasada temporada llegué en el mes de diciembre, mientras que en la presente pude trabajar con mi equipo desde el verano. Hemos construido la plantilla que nos parecía correcta, fichando a jugadores jóvenes y buenos. Estamos trabajando bastante bien. DB.-¿Qué tal su vida en Inglaterra? -Estando aquí es inevitable sentirse extranjero, pero me reconforta tener la oportunidad de trabajar en un club como el City. Está claro que hace falta tiempo para construir lo que uno planea. Los trucos de magia no existen en el fútbol, pero nos da mucha fuerza ver que cada día estamos mejor. DB.-Por lo que se lee desde fuera se diría que en el City están permanentemente pegándose los unos con los otros... -¡No! En cualquier plantilla puede darse alguna pequeña pelea en los entrenamientos. Pero desde que estoy aquí, sólo he visto cosillas, algún empujón entre jugadores que, tres minutos después, ya volvían a ser amigos como antes. Esta imagen no corresponde a la realidad de nuestro vestuario. DB.-¿Pero qué me cuenta de De Jong, considerado un enemigo público en España, tras la entrada que le hizo a Xabi Alonso en la final del Mundial? -De Jong no es un chico malo en absoluto, no es un futbolista que juegue sucio. En todas partes hay jugadores, y en Inglaterra hay unos cuantos, que entran con la clara intención de hacer daño. Él no forma parte de este grupo. Yo le considero un jugador limpio, porque siempre hace entradas con la intención de llegar al balón. A veces es un poco duro y eso forma parte de sus características, pero también es su calidad, porque nunca tiene miedo y trabaja muchísimo. La verdad es que le considero un gran futbolista. DB.-Pero, vista desde fuera, la falta de la final ante Holanda pareció criminal… -Creo que Nigel estaba convencido de llegar al balón, pero falló completamente en el ‘timing’ de la jugada y le salió ese golpe tan violento. Jugando con tanto ímpetu, una vez

estás ante el rival, no te puede cortar la pierna y acabas golpeándole, pese a tratar de atenuar el choque de todas las formas. DB.-Los números dicen que la zaga del City es una de las mejores de Inglaterra. -A pesar de que en los últimos partidos regalamos cinco o seis goles tendríamos que quedar entre los mejores. Pero tenemos que hacer menos regalos. Hemos sido demasiado generosos con nuestros rivales últimamente. DB.-Carlos Tévez está en plena forma. ¿Es cierto que estuvo a punto de salir del equipo? -Estoy muy feliz con que Carlos marque tanto. Es un gran delantero. A pesar de no ser muy alto, cada partido lucha contra defensas que miden 1,90 y casi siempre consigue llevarse el gato al agua. Para mí es muy importante. Hubo un momento de dificultad, pero lo superamos y ahora ha recuperado la tranquilidad. Y eso se nota sobre el terreno de juego. DB.-Mirando las estadísticas, parece que marque sólo él. ¿Todo el juego se desarrolla en función suya o son simples circunstancias? -Cuando digo que tenemos que mejorar, me refiero también a esas facetas. Nuestro segundo goleador es Balotelli, que se perdió unos cuantos partidos por lesión. Habría marcado mucho también Mario. De hecho, en una decena de enfrentamientos, entre Premier y copas, marcó ocho goles. DB.-David Silva está brillando... -Silva es un ‘crack’, antes de que le llegue el balón ya sabe donde meterlo. Al principio le costó un poco pasar de la Liga a la Premier. Estamos hablando de un jugador de categoría superior a nivel técnico. Mi idea es hacerlo jugar junto a tres delanteros. Lo importante es tener buenos jugadores, luego ya fijaremos las posiciones y los equilibrios. DB.-¿Se plantea colocar a Silva más atrasado, con tres jugadores por delante suyo? -Por supuesto. Es una buena opción. DB.-¿Y qué puede aportarle Dzeko, su nueva incorporación, que Santa Cruz y Adebayor, no podían garantizarle? -Dzeko tiene 24 años, es un jugador que marca muchos goles y le considero muy im-

portante, tanto para el presente como para el futuro. Santa Cruz se fue porque necesitaba jugar. Merecía más minutos. DB.-¿Y el neomadridista Adebayor? -Lo mismo ocurría con él. Vivió un momento difícil por las lesiones, jugaba poco y posiblemente había perdido algo de confianza. Ahora le deseo que triunfe en el Madrid y que marque mucho, también porque sigue siendo un futbolista del City. DB.-Cuando llegó al Bernabéu, Adebayor llevaba dos meses sin jugar. ¿Confiaba en que podría arrancar tan bien en España? -Sí. Emmanuel se lesionó y se quedó fuera. Mientras tanto, encontramos un esquema táctico que funcionaba, el equipo estaba haciéndolo bien y seguimos con esa apuesta. Luego tuvo otro pequeño problema físico. Cuando no se juega las cosas son difíciles. Lo que puedo garantizar es que Adebayor posee todas las cualidades para triunfar en un gran club como el Madrid. Tendrá su oportunidad para marcar más y más goles. DB.-¿Cómo le dejó a nivel físico? -En las últimas dos semanas que pasó con nosotros se entrenó bien. Lo que le hacía falta eran los partidos, pero daba la sensación de que su condición física crecía. Aparte, la trágica experiencia que vivió en la Copa de África fue impactante para él, pero ya forma parte del pasado y ya lo superó. DB.-Cambiemos de club. ¿Qué opina de los refuerzos del Chelsea? -El Chesea fichó de maravilla. Fernando Torres y David Luiz son dos grandes jugadores. A pesar de estar un tanto atrás en la tabla, los ‘Blues’ son candidatos al título. Y ahora incluso más. La liga sigue abierta a cualquier opción. DB.-Un enamorado del fútbol como usted seguirá viendo otros campeonatos. ¿Hay Liga en España o la ventaja del Barcelona ya es irrecuperable? -Todavía hay muchos puntos en juego y, con la Champions de por medio, un torneo que quita muchas energías, físicas y mentales, puede pasar de todo. El margen es importante pero con el enfrentamiento directo en el Bernabéu todo sigue abierto. En Inglaterra el torneo es más equilibrado, mientras que en España, Madrid y Barça parecen netamente superiores a los demás y ganan casi siempre.

DB.-El Barça está en una racha goleadora impresionante. Parece que Messi y Pedro se encuentran mejor con Villa que con Ibrahimovic. ¿Por qué el sueco, que usted conoce bien, no funcionó en Catalunya? -El Barça ganó la Liga e Ibra marcó 16 goles. No se puede decir que decepcionara. Seguramente no se vio la mejor versión de Zlatan, al que sigo considerando como uno de los mejores delanteros del planeta. Mi sensación es que sufrió en el esquema del Barcelona. DB.-¿Piensa que su corpulencia le limitó en un esquema que prevé mucho movimiento y mucha velocidad? -A pesar de su 1,95 m Ibra es un jugador dinámico y veloz. Tal vez los problemas fueron otros, pero no puedo ni quiero entrar en estos discursos. DB.-¿Echa usted mucho de menos la Champions League? -Confío en disputarla el año que viene. De momento me centro en la Europa League, que quiero ganar esta temporada. Ya sería algo importante. DB.-¿Qué pasa en el Inter, que todas las fiestas les salen mal? Usted gana la Liga y se va. Mou firma un triplete y se va. Benítez se convierte en campeón del Mundo y se va. Las celebraciones no son su fuerte… -No tengo respuesta a eso. Son cosas difíciles de entender e incluso más difíciles de explicar. DB.-En el reciente derby de Manchester las entradas se agotaron con mucha antelación. ¿Este partido ahora se siente mucho en toda la ciudad? -Las distancias entre los dos equipos se han reducido, lo cual me llena de satisfacción. Ellos siguen teniendo ‘algo’ más, por su familiaridad con los triunfos. Nosotros estamos mejorando día a día. Queda mucho por hacer, pero la dinámica me parece la correcta. Estamos trabaDB jando en ello.

don balon 24 de febrero  

don balon 24 de febrero

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you