Issuu on Google+

R .A.P.

Revista de Adiestramiento en Positivo

13

Noviembre de 2012

Publicación digital

Publicado por AEPA y Kns ediciones Editores: Benigno Paz Ramos, Cristina Muro López www.ctv.es/USERS/aepa | www.knsediciones.com

Cristina Muro Sin collares eléctricos y sin castigos Benigno Paz Por qué debemos evitar el castigo

ISSN: 1988-2742

Cristina Muro Perros de casa en la ciencia AEPA Euskadi Enhorabuena Nika Cristina Muro e Iñaki Linaza Perros en programas de IAA

© Todos los derechos reservados

ed


R .A.P.

Revista de Adiestramiento en Positivo Editores: Benigno Paz (Kns): rap@knsediciones.com Cristina Muro (AEPA): aepa@ctv.es 漏 2012 AEPA y Kns Ediciones

Foto de portada Esther Esteban Maquetaci贸n Alberto Mosquera


Convivir en armonía

Sin collares eléctricos y sin castigos Cristina Muro - AEPA Euskadi

Foto: Beatriz Sainz Pardo

... son muchos los estudios que demuestran que los collares de descargas eléctricas provocan la aparición y el agravamiento de problemas físicos y psicológicos en los perros que son sometidos a ellos.

L

os collares de descargas eléctricas (conocidos también bajo los eufemismos de radio collares educativos, collares electrónicos, collares de impulsos y e-collares) son collares que, mediante un mando a distancia, dan descargas eléctricas a los perros. Aparecieron hace unos 50 años y desde entonces se han ido adaptando a los distintos problemas técnicos que han ido surgiendo, como la aparición de interferencias que accionaban el collar de manera accidental, defectos en la temporización de la descarga (la descarga no se detenía), o descargas de gran intensidad que llegaban incluso a provocar quemaduras y heridas profundas. Hoy en día estos fallos se han corregido y los modernos collares de descargas eléctricas tienen nuevas capacidades como la selección de varias intensidades de descarga y un mayor radio de acción.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

3


Foto: Julia López

Los collares de descargas eléctricas son objeto de encendidas polémicas en las que defensores y detractores discuten sobre la idoneidad del uso de estos instrumentos en el trato cotidiano o esporádico, profesional o no, con los perros, especialmente en relación a su repercusión sobre el bienestar de los mismos. Los defensores de los collares de descargas eléctricas sostienen que estos collares no producen dolor, que se pueden usar a baja in tensidad de manera que los perros no sientan más que una simple molestia, e incluso que esta molestia se puede asociar a una recompensa, lo cual permitiría usar una descarga eléctrica como refuerzo positivo. Así, pretenden que, en manos supuestamente expertas, los collares de descargas eléctricas serían una herramienta de trabajo muy valiosa. Ninguna de estas afirmaciones tiene soporte científico. En cambio, son muchos los estudios que demuestran que los collares de descargas eléctricas provocan la aparición y el agravamiento de problemas físicos y psicológicos en los perros que son sometidos a ellos [1,2]. Numerosas entidades de prestigio se han hecho eco de estos estudios para emitir documentos públicos en contra del uso de los collares eléctricos, por citar algunas: El Kennel Club (Club inglés fundado en 1873) afirma que los collares de descargas eléctricas enseñan al perro a reaccionar ante el miedo o

el anuncio de un castigo. En la mayoría de los casos la descarga se incrementa si el perro no siente el suficiente dolor. Los collares eléctricos causan dolor y ansiedad además de producir respuestas en el organismo del perro de la misma forma que si hubiera sido herido (incremento del nivel de cortisol, aceleración del ritmo cardiaco). También se aprecian signos evidentes de estrés y respuestas asociadas con el miedo como gemir, agacharse, defecar u orinar. Los perros condicionados con collares de descargas eléctricas también pueden sufrir episodios de ansiedad o estrés post-traumático [3]. La APBC (Asociación de Consejeros del Comportamiento de Mascotas) dice que estos artefactos que se basan en las molestias o en el dolor para modificar conductas son inapropiados y peligrosos porque atentan al bienestar de los perros y arruinan la relación con sus propietarios [4]. La Asociación Veterinaria Británica de Pequeños Animales añade que hay evidencias de que el uso de collares eléctricos puede ser peligroso para las personas ya que pueden producir que los perros agredan bajo algunas circunstancias [5]. La agrupación Assistance Dogs Europe (Perros de Asistencia Europa) no permite en ningún caso el uso de collares eléctricos, por considerarlos inhumanos y contraproducentes para el adiestramiento efectivo de los perros [6].

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

4


En nuestro país existen leyes de protección animal en contra del maltrato animal que se pueden aplicar contra el uso del collar eléctrico. Por ejemplo en la Ley del País Vasco se menciona incluso la palabra angustia y se prohíbe producir daños psíquicos aunque sea para aumentar el rendimiento en una competición [7]. En el resto de Comunidades Autónomas hay leyes que prohíben causar daños a los perros. En el caso de otros países, se puede citar el ejemplo de Gales, donde se prohibió el uso del collar de descargas eléctricas en marzo de 2010 [8, 9].

En esa época también presencié el uso de “métodos” terribles como retorcer la oreja de un cachorro para que no soltara un objeto (el dichoso apport forzado) y me consta el uso de barras de hierro para golpear a un perro que levantara la nariz de un rastro y forzarlo a mantener la cabeza al nivel del suelo.

Hace más de 10 años participé en un curso de formación de adiestradores en el que se enseñaba a usar el castigo (tirones, zarandeos, lanzamiento de objetos sobre el perro, gritos). Según decían, estos métodos permitían conseguir perros más obedientes (el dichoso control) y más conscientes de su lugar jerárquico (la dichosa teoría de la dominancia). Por supuesto lo único que se conseguía era lastimar, asustar y anular a los perros. En esa época también presencié el uso de “métodos” terribles como retorcer la oreja de un cachorro para que no soltara un objeto (el dichoso apport forzado) y me consta el uso de barras de hierro para golpear a un perro que levantara la nariz de un rastro y forzarlo a mantener la cabeza al nivel del suelo. Afortunadamente, cualquier dueño sensato mínimamente informado reconoce estas prácticas como lo que son, auténticas barbaridades, y la mayoría de profesionales han dejado de recomendar el uso de cosas de este tipo, recomendando en su lugar métodos positivos basados en el respeto al perro. Sin embargo y por desgracia, todavía existen personas que no dudan en recomendar el uso del collar eléctrico para todo tipo de situaciones, incluidas las más banales: si el perro ladra, si el perro se escapa, si el perro no vie-

ne cuando se le llama o si el perro no se detiene cuando se le pide. La razón principal por la que los collares eléctricos deben dejar de usarse es la misma por la que el castigo debe dejar de usarse: es éticamente insostenible, el fin no justifica los medios. Además, la utilización del castigo como respuesta a una acción o a una conducta realizada por el perro conlleva la aparición de problemas muy graves tanto para el perro como para su entorno. En efecto, las circunstancias que rodean a esa acción o a esa conducta no pueden aislarse unas de otras de manera que el perro vea claramente qué hecho concreto es el que ha provocado el castigo. Ante esta situación confusa, se corre el riesgo de establecer una asociación entre el castigo y cualquier cosa que haya hecho, o cualquier elemento, o lo que es peor, cualquier persona que esté presente en el entorno del perro en el momento en el que recibe el castigo. Este descontrol de la capacidad de aprendizaje del perro da lugar a impredecibles consecuencias indeseables como las siguientes: El perro puede abandonar esa conducta únicamente en presencia de la persona que le infringe el castigo, pero puede reproducirla en otras circunstancias. La asociación del castigo con elementos o circunstancias incontroladas (como la presencia de un niño, el ruido de un autobús, un olor que solo él puede distinguir, o a cualquier otra cosa que a nosotros nos resulta totalmente desapercibida) genera nuevas situaciones incómodas y problemáticas que, resueltas con más castigo, llevan rápidamente a estados de estrés y miedo intensos y después a la agresión, entrando en un círculo vicioso cuya única salida parece ser el incremento de la intensidad de la descarga. Si el perro asocia las descargas a la presencia de personas (siempre hay personas cuando recibe descargas), aumenta su prevención y su ansiedad en presencia de humanos, y acaba reaccionando de forma exagerada a estímulos aparentemente neutros. Por ejemplo, mientras yo daba una charla, el perro de un asistente me gruñó de forma amenazadora cuando vio el mando a distancia con el que yo pasaba las dispositivas. ¡El perro había asociado las descargas eléctricas a la presencia del mando a distancia en la mano!

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

5


Referencias: [1] Considerations for shock and ‘training’ collars: Concerns from and for the working dog community, Karen L. Overall, Journal of Veterinary Behavior (2007) 2, 103-107

Cuando el castigo es a distancia (como es el caso de los collares eléctricos) y el perro no consigue asociar el castigo a algo concreto, genera un estado de ansiedad y de miedo permanente (recibe descargas al hacer cosas normales como ladrar, pasar un límite invisible o no captar alguna señal de su dueño). Este desconcierto, unido al dolor de las descargas, hace que el perro pierda la confianza en su entorno y a largo plazo puede generar estados de e inseguridad y de indefensión aprendida.

[2] Training dogs with the help of the shock collar: Short and long term behavioural effects. Schilder, M.B.H., van der Borg, J.A.M., Appl.Anim. Behav. Sci. (2004) 85, 319-334. [3] Carta del Kennel Club con numerosas referencias (en este artículo he incluido un extracto de esta carta con el permiso de la Oficina de Prensa del Kennel Club). www.thekennelclub.org.uk/download/9460/ESCEvidence-Paper.pdf

El uso de castigos en general y de descargas eléctricas en particular puede causar mucho dolor a nuestros perros y ocasionar muchos más problemas de los que pretendemos resolver. Si queremos mejorar la convivencia con nuestros perros tenemos que aprender a entender sus necesidades y a ayudarles a satisfacerlas en la medida de lo posible, mejorando nuestra forma de comunicarnos con ellos, trabajando para conseguir su bienestar, respetando su integridad física y emocional y fortaleciendo la confianza mutua. Castigar, hacer daño o causar miedo son incompatibles con el respeto, con la educación y con la convivencia en armonía.

[4] Shock Collars - The Shocking Truth, Inga MacKellar and Mat Ward www.apbc.org.uk/articles/shockcollars [5] Policy Statement on Use of Electronic Collars (only shock collars) in Companion Animals: www.bsava.com/Advice/PolicyStatements/UseofElectronicCollars/tabid/165/Default.aspx [6] Assistance Dogs Europe se posiciona en contra del uso de los collares eléctricos: www.aepa-euskadi.org/collar-electrico.htm [7] Ley 6/1993 de Protección Animal del País Vasco: 

Foto: Mónica de Prado

Art. 4 p.2a:“En todo caso queda prohibido maltratar a los animales o someterlos a cualquier práctica que les pueda producir sufrimientos o daños y angustia injustificados”  Art. 4 p.2e:  “En todo caso queda prohibido suministrarles alcohol, drogas o fármacos o practicarles cualquier manipulación artificial que pueda producirles daños físicos o psíquicos, aun cuando sea para aumentar el rendimiento en una competición”. [8] La ley de Gales fue solicitada por el Kennel Club y la RSPCA (Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals) además de numerosas entidades más. [9] Ley en Gales: w w w. a s s e m b l y w a l e s . o r g / b u s - h o m e / b u s guide-docs-pub/bus-business-documents/ bus-business-documents-state-opinion. htm?act=dis&id=119814&ds=3/2009

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

6


Foto. Alberto Mosquera Lorenzo

Existen muchos adiestradores que están convencidos de que el castigo da resultados en el adiestramiento, pero el castigo es una “herramienta” con muchísimos efectos colaterales que interfieren en el proceso de aprendizaje

Por qué debemos evitar el castigo Benigno Paz Ramos ciones. Instructor de movilidad con perros guías www.knsediciones.com

► No le enseña nada al perro. En el mejor de los casos reduce la frecuencia con que se presenta el comportamiento no deseado pero no le enseña al perro cual es el comportamiento a realizar para reemplazar el que se ha castigado y ese vacío puede ser ocupado por otros comportamientos que no desea el adiestrador (Como menciona Ian Dunbar en sus obras “Hay muchos modos de hacerlo mal y un único modo de hacerlo bien”). ► Incrementa la variabilidad de comportamientos. Hace que las respuestas que nos ofrece nuestro animal sean impredecibles tanto en su intento por alejarse o evitar el castigo como por su esfuerzo por ofrecernos un comportamiento alternativo para sustituir al que se ha castigado. ► Eleva los niveles de ansiedad y estrés. En la mayor parte de las ocasiones el perro no sabe por qué se le corrige, no ha asociado el comportamiento con la corrección y esto crea confusión en el perro y un estado de ansiedad y estrés que interfiere directamente bloqueando la disposición al aprendizaje. El animal está más pendiente de evitar el castigo, a la persona que lo aplica o el lugar en el que se aplica y que tiene asociados con el castigo, que de centrarse en ofrecer la respuesta deseada. ► Se quiebra la relación amo-perro ya que no trabajamos en condiciones de laboratorio y el perro inevitablemente asocia el castigo con todo aquello que está en su entorno en el momento en que lo recibe (esto incluye al amo, ya que “casualmente” el castigo nunca ocurre cuando el amo no está presente). ► Con cada aplicación del castigo que recibe el perro establece una asociación con todo lo que le rodea. De este modo el perro puede llegar a considerar un determinado lugar o situación como castigo. Ejemplo: aproximarse al amo en el parque; si se castiga al perro cuando se acerca al amo, en sucesivas ocasiones el perro tratará de evitarlo y se alejará del amo (en estos casos con demasiada frecuencia el amo no relaciona el castigo aplicado con el nuevo comportamiento del perro, pero ahora nosotros ya sabemos la razón). En este proceso de establecimiento de asociaciones el perro tratará de encontrar nuevos modos de evitar el castigo, el área y / o a la persona que lo aplica. Estas asociaciones pueden dar lugar a la aparición de comportamientos supersticiosos, anormales o patológicos.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

7


Incluso castigos de intensidad media o fuerte puede perder su eficacia para reducir el comportamiento no deseado cuando el estímulo que motiva al perro a realizar ese comportamiento es muy fuerte. Por ejemplo tratar de aplicar el castigo para corregir la tensión de la correa en el camino al parque. En muchas ocasiones “el comportamiento no deseado” no es más que una actividad de desplazamiento (un comportamiento normal en otras circunstancias), por ejemplo rascarse, olisquear, o bien es una señal de calma: una señal que realiza para tratar de comunicarnos que ha recibido el mensaje pero que será mejor que nos relajemos y reduzcamos la intensidad de nuestra corrección (por ejemplo tirar de la correa, sentarse con lentitud, mirar para otro lado, etc.) Con demasiada frecuencia, en el adiestramiento tradicional, la excesiva aplicación del castigo da lugar a la indefensión aprendida en los animales (Seligman). Se castiga al perro tanto por moverse a la derecha como a la izquierda o al frente, al final el animal se queda inmóvil ya que percibe que sus actos no pueden cambiar la situación, que haga lo que haga va a ser castigado, y por lo tanto para qué moverse; en el peor de los casos incluso por esto, por quedarse quieto, recibe un castigo ya que no es lo que quiere el adiestrador, y el pobre perro sin enterarse... (en esta situación el perro puede “explotar” y realizar un comportamiento impredecible). El resultado de este proceso es un animal con-

fuso, falto de iniciativa, impredecible, ausente, sin ningún apego por su amo, al que realmente teme a muerte (y razones no le faltan) sin nada que le motive en el entorno. Podemos concluir que el castigo es un modo poco aconsejable, no deseable y básicamente destructivo para enseñar o erradicar un comportamiento. Es lo que podemos denominar adiestrar en negativo, algo que deberíamos evitar en el adiestramiento de nuestros perros. Aunque consigamos suprimir un comportamiento aplicando el castigo no debemos olvidar nunca que el castigo no le enseña al perro cuál es el comportamiento que deseamos. En cada ocasión que apliquemos un castigo debemos recordar que afecta a la relación con nuestro perro e interfiere en el proceso de aprendizaje, además debemos plantearnos en qué fase del proceso de moldeado del comportamiento hemos errado nosotros, para haber llegado a esta situación. Benigno Paz Ramos

Bibliografía “Introducción al adiestramiento con el clicker” (Karen Pryor, Kns ediciones) “¡No lo mates…enséñale!” (Karen Pryor, Kns ediciones) “Coercion and its fallout” (Murray Sidman, Authors Cooperative) “How to teach a new dog old tricks” (Ian Dunbar, James & Kenneth Publishers) “El lenguaje de los perros: las señales de calma” (Turid Rugaas, Kns ediciones)

Para la adquisición de los libros citados y material auxiliar de adiestramiento como clickers

www.knsediciones.com

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

8


Perros de casa en la

ciencia

Canine Science Forum en Barcelona del 25 al 27 de julio de 2012

Cristina Muro - AEPA Euskadi www.aepa-euskadi.org

Los días 25, 26 y 27 de julio de 2012 tuvo lugar en Barcelona (España) uno de los eventos caninos más interesantes del año, el “Canine Science Forum” (CSF), (Foro de Ciencia de Cánidos) que celebró su tercera edición y que estuvo organizado por el Departamento de Psiquiatría y Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona. ¿Se reconocen los perros cuando se ven en un espejo? ¿Pueden usar un espejo para ver cosas que suceden a su espalda? ¿En qué se fijan cuando miran nuestras caras? ¿Pueden imitar acciones que nosotros hagamos? ¿Y acciones que haga otro perro? ¿Hay perros que tienen más apego a los humanos que otros?

¿Quién no se ha hecho alguna vez estas preguntas o ha intentado diseñar experimentos para hallar las respuestas? Las respuestas no son siempre obvias. Doscientas cincuenta personas de catorce países diferentes (31 personas de España) tuvimos la oportunidad esos días de conocer la experiencia de muchos científicos que se reunieron para compartir sus resultados sobre estas y otras cuestiones similares.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

9


Dos ediciones anteriores

Foto. Cristina Muro

La primera edición del CSF tuvo lugar en Budapest en el año 2008, organizada por el prolífico equipo húngaro del departamento de Etología de la Universidad de Eötvös Loránd. En este primer encuentro se fijó como objetivo el de reunir todos los conocimientos científicos sobre la biología de los cánidos y se presentaron conferencias sobre temas tan variados como etología, evolución, cognición, interacciones con humanos, perros de trabajo y albergues.

La segunda conferencia fue en Viena, en julio de 2010, co-organizada por el Laboratorio Clever Dog, el Centro de Ciencias de Lobos y el Departamento de Biología Congnitiva de la Universidad de Viena. En esta ocasión el Foro estuvo más enfocado hacia los perros y únicamente hubo dos charlas sobre lobos (en el primer foro se pudieron ver trabajos sobre lobos, chacales o dingos). Además de los temas de la primera reunión del 2008, se trataron, entre otros, temas de neurociencia, estrés, ansiedad y psicofarmacología. En todas las ocasiones, el CSF, además de fomentar el uso de la Ciencia como fuente de conocimiento, tiene igualmente como objetivos: - Consolidar el campo interdisciplinar de la biología canina. - Promover una mejor integración de los perros en nuestra sociedad. - Fomentar la ciencia que desarrolle tecnologías de investigación no invasivas (Buenas - Prácticas Científicas).  - nformar sobre el ventajoso rol de los perros de nuestra sociedad y mejorar su bienestar.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

10


Ciencia con y para los perros y los dueños de perros El hecho de que muchos de estos objetivos atañan directamente a los dueños de perros, no solo por las ideas que tanto científicos como dueños comparten (integrar a los perros y fomentar su bienestar en nuestra sociedad), sino porque los protagonistas de muchas de estas investigaciones son precisamente dueños “normales” con “perros normales”, ha hecho que un vasto público se haya acercado a la Ciencia y se haya interesado por muchas de estas disciplinas. En el CSF también se puede apreciar el gran cambio que ha habido en los últimos años a la hora de diseñar experimentos más respetuosos con los animales: los perros acuden y permanecen junto a sus dueños en los laboratorios, se realizan pruebas en casa, en la calle o en el campo, se minimizan las situaciones estresantes, se usan técnicas no invasivas para recoger datos fisiológicos sin causar dolor, etc. Otra de las cualidades de este foro es su interdisciplinaridad, ya que se pueden encontrar grupos formados por personas que dirigen albergues junto con científicos, personas que trabajan en terapias con perros, veterinarios o psiquiatras. La mayoría de los ponentes se esfuerzan por adecuar su lenguaje para un público variado y no hace falta ser un experto en cánidos o dominar un complicado lenguaje técnico para comprender muchas de las ponencias o entender muchas de las investigaciones (eso si, hay que saber inglés ya que todas las conferencias y exposiciones se realizan en ese idioma). Experimentos “caseros” Muchos de los experimentos que realizan los científicos se pueden imitar a nivel casero, salvando las distancias por supuesto: por ejemplo los trabajos con espejos o los que pretenden identificar la capacidad de los perros para imitarnos o para entender las señales humanas. En el caso de nuestra asociación AEPAEuskadi, solemos realizar algunos experimentos caseros en nuestros cursos, en particular los de “dar pistas”. En este caso, una persona se sitúa a unos 4 metros delante de un perro que está tranquilo mirándole. La persona lleva un pequeño cuenco cada mano. Uno de los cuencos contiene unos premios, el otro está vacío. La persona posa los cuenco en el suelo y da alguna pista al perro (una indicación de la mano, un giro de cabeza, etc.) para indicarle qué cuenco tiene premio. Acto seguido el perro se dirige a alguno de los cuencos y contamos las veces en las que el perro va hacia el cuenco indicado y las veces en las que va al otro cuenco. En nuestro caso nunca nos sale ningún resultado significativo, pero nos divertimos haciéndolo y los perros se lo pasan bien. Además el juego nos sirve para explicar el diseño de un experimento y para refrescar conocimientos básicos de estadística a los asistentes.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

11


Foto. Cristina Muro

Hay pocos foros que acerquen tanto la “Ciencia de los Cánidos” al ciudadano de a pie como éste. Las recientes investigaciones sobre perros han aportado muchos y valiosos datos sobre su forma de ver y de adaptarse al mundo pero también han aportado muchos resultados sobre nosotros mismos y nuestra relación con estos increíbles animales. Cuanto más sepamos sobre ellos mejor podremos ayudarles y más podremos mejorar nuestra convivencia con ellos.

Para saber más: Canine Science Forum, Barcelona 2012: www.csf2012.com/ Clever Dog Lab, Austria: www.cleverdoglab.at/ Family Dog Project, Hungría: http://familydogproject.elte.hu Journal of Veterinary Behavior: www.journalvetbehavior.com

Agradecimiento y enhorabuena al comité local organizador del CSF-2012 por su buen hacer, simpatía y amabilidad durante todo el evento. Cristina Muro

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

12


¡Enhorabuena

Nika! Por AEPA-Euskadi

En junio de 2012 se cumplieron seis años desde que Nika e Iñaki empezaron a acudir a las sesiones de Terapia Asistida con Animales (TAA) a la residencia San José de Erandio, en Bizkaia. El proyecto empezó en el 2006, cuando Unai, Iñaki y Nika iniciaron un proyecto de TAA en la residencia de San José de Erandio a través de la Cruz Roja de forma gratuita y voluntaria.  A partir enero de 2007, esta actividad continuó a través de nuestra asociación AEPA-Euskadi, de manera igualmente gratuita y voluntaria.  En aquel tiempo las sesiones se realizaban los sábados por las mañanas con una duración de una hora aproximadamente. A partir de septiembre de 2007 estas sesiones se empezaron a realizar los viernes y dentro de un nuevo proyecto de TAA en el que colabora el Ayto. de Erandio.  En ese tiempo se han realizado numerosas actividades, contando con el gran estímulo que supone la presencia de Nika. Por citar algunas de las actividades: hablar sobre los perros y sus capacidades, hablar sobre los cuidados de los perros, juegos sobre animales, observaciones sobre Nika, experimentar el mundo de los olores, el tacto, etc. Siempre hemos contado con la supervisión de la directora del centro, Marisa, que adora a Nika al igual que el resto de asistentes y de personal del centro.

El carisma especial de Iñaki, y el cariño y la simpatía con los que él y Nika tratan a los participantes, hacen que estas sesiones sean altamente apreciadas y recordadas el resto de la semana. Por supuesto la presencia de Nika es fundamental, todos los asistentes (por alguna razón siempre ha habido mayoría de mujeres) tienen su foto en la habitación y esperan con impaciencia su llegada de los viernes. Parece mentira que ya hayan pasado seis años. Nika entra con la misma alegría siempre, como si fuera la primera vez. Cada viernes, nada más entrar, se dirige entusiasmada hacia el recipiente de agua que le espera en la sala y bebe como si estuviera tomando la mayor delicia del mundo, quizás lo haga para expresar su bienestar en esa sesión. Nika se siente como en casa, saluda a todos, se sienta o se tumba al lado de todos, ella va eligiendo, se deja acariciar, mimar, se duerme... Para los asistentes no hay mucha diferencia entre una nieta y Nika. Nuestras felicidades a Iñaki y a Nika por estos seis años de TAA en los que tanto han acompañado, animado y hecho reir a tantas personas. 

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

Y los dos siempre tan felices. ¡GRACIAS! 13


Foto. Iñaki Linaza

AEPA-Euskadi estuvo presente en esta edición del Canine Science Forum, al igual que en la dos anteriores, con la presentación de un trabajo sobre el bienestar de los perros que participan en programas de Intervenciones Asistidas con Animales (IAA).

E

Por Cristina Muro e Iñaki Linaza

l número de perros que participan en proyectos de Terapias, Educación o Actividades Asistidas con Animales (que actualmente se engloban bajo la denominación de Intervenciones Asistidas con Animales, IAA), ha aumentado mucho en los últimos años.

Los perros realizan su labor en un amplio número de centros como pueden ser prisiones, centros correccionales, centros de rehabilitación para drogodependientes, comunidades terapéuticas, residencias de personas mayores, etc. En muchos casos los perros viven de forma permanente en los mismos centros donde se llevan a cabo las sesiones. Otros perros viven en albergues o residencias caninas, de donde son recogidos para ser llevados a los centros donde realizan las distintas intervenciones y regresar después al albergue. Este tipo de instalaciones (prisiones, residencias, albergues, etc.) no son lugares adecuados para que los perros vivan en ellos de forma permanente. Tanto las relaciones con los humanos como las relaciones con otros perros son de poca calidad y no suelen existir programas específicos de enriquecimiento del entorno (la dieta, el descanso adecuado o el tratamiento veterinario suelen ser igualmente inadecuados). Estas deficiencias tanto sociales como físicas y emocionales tienen un impacto adverso en la calidad de vida de los perros, conllevando altos niveles de estrés y todos los problemas emocionales y físicos relacionados con esto.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

14


Las organizaciones que trabajan en programas de IAA y que dejan a sus perros viviendo de forma permanente en este tipo de centros o instalaciones tienen que ser conscientes de que estos perros viven en condiciones de cautividad por lo que deben facilitar las mejores condiciones de vida posibles y extremar la supervisión de los animales. Un obstáculo difícil de superar es que el acceso de observadores externos suele ser muy difícil o imposible en el caso de prisiones, centros correccionales u otro tipo de centros privados. En nuestros programas de IAA, todos nuestros perros viven en su casa con su dueño, quien también participa en la sesión de IAA. El dueño, que ha participado en nuestro programa de formación (educación canina, IAA y bienestar animal), es quien mejor puede satisfacer las necesidades de su perro y proveerle las mejores condiciones de vida. Antes y después de la sesión se aseguran las necesidades básicas de dieta adecuada y descanso, el contacto social con humanos, perros y otros animales y se proporciona un entorno enriquecido real. La participación activa del propietario en las sesiones permite extender estas condiciones óptimas a lo largo de la sesión de IAA. Los perros se sienten tan a gusto y confiados en la sesión como lo están en casa. En nuestro caso además, el acceso a observadores externos está garantizado en cualquier momento. - Cuando los perros dedicados a IAA viven en casa - Acceso fácil a observadores externos - Control adecuado del bienestar del perro - Experiencias de socialización adecuadas - Paseos diarios en la ciudad - Aprendizaje en situaciones reales - Experiencias novedosas - Acceso fácil a servicios veterinarios y medicamentos - Condiciones sanitarias óptimas - Sin soledad - Solución adecuada de los posibles problemas

Foto. Cristina Muro

Siempre que sea posible los perros dedicados a programas de IAA deben vivir en casa, en un entorno familiar. El propietario del perro debe de ser una persona formada en bienestar animal y estar presente en la sesión de IAA junto a su perro.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

15


Días 2, 3, 23 y 24 de febrero de 2013  y una única sesión práctica real Este curso de Terapia Asistida con Perros (TAA) tiene como objetivo la formación de personas en el diseño y puesta en marcha de programas de Terapia, Educación y Actividades Asistidas con Perros *.

Descripción

Dos seminarios teóricos que se realizarán en febrero de 2013 El primer seminario será impartido por miembros y colaboradores de AEPA-Euskadi, (2 y 3 de febrero). En el segundo seminario se expondrán los trabajos realizados por los asistentes, (23 y 24 de febrero).  Una única sesión práctica de TAA/EAA/AAA para aquellos asistentes que hayan superado el curso.  Las sesiones prácticas (una única sesión por asistente) se realizarán durante los meses de marzo, abril y mayo de 2013 en los centros o proyectos en los que esté colaborando o trabajando AEPA Euskadi en esos momentos.

Precio 220 € | Socios de AEPA 200 € Información www.aepa-euskadi.org/curso-taa-invierno2013.htm aepa.euskadi@gmail.com

En AEPA-Euskadi nos centramos fundamentalmente en dos colectivos para la realización de TAA, EAA y AAA: las personas mayores y las personas en riesgo de exclusión social. Desde el primer curso que realizamos en 2007, muchos de nuestros alumnos ya colaboran con nosotros en este tipo de programas.

* Este curso de por si es una formación suficiente para colaborar de forma puntual con nosotros, pero para una colaboración más continuada es imprescindible haber realizado nuestro curso de Educación Canina en Positivo.

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

16


novedades

Perros de asistencia

Mis ojos, mis oídos, mis manos y mi corazón Por: Alison Homsby Edita: Kns ediciones ISBN 978-84-934414-4-9 Formato: Rústica con solapas, 17,24 x 21cm Páginas: 332 Primeras páginas: http://issuu.com/knsediciones/docs/perros-de-asistencia

18,75 €

Antes de tener un cachorro

ePUB

Por: Ian Dunbar Edita: Kns ediciones ISBN 9788493969042 (rústica) | 978-84-939690-3-5 (epub) Formato: Rústica (14,5x 21 cm) y epub Páginas: 120 Primeras páginas: http://issuu.com/knsediciones/docs/antes_de_tener_un_cachorro_ia n_dunbar

2,56 €

8,50 €

Ahora que ya tienes tu cachorro

ePUB

Por: Ian Dunbar Edita: Kns ediciones ISBN 978-84-939690-7-3 (rústica) | 978-84-939690-9-7 (epub) Formato: Rústica (14,5x 21 cm) y epub Páginas: 170 Primeras páginas: http://issuu.com/knsediciones/docs/webahora_que_ya_tienes_tu_cachorro-ian_dunbar

9,50 €

nueva web

5,60 €

www.knsediciones.com

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

17


s o m a Busc

Bases

n ó i c a r colabo

Formato de los artículos: Los artículos (fotos incluidas) aparecerán a una, dos o tres páginas, de tres columnas. La longitud del texto se calcula contando 1500 palabras por página (500 por columna). Una fotografía cuadrada de una columna de ancho equivale a 120 palabras; una foto de una columna de ancho y dos de alto a 240 palabras, y así sucesivamente. El texto y las fotografías deben enviarse de forma conjunta, en un único mensaje, a uno de los editores, mencionando las palabras “artículo RAP” en el encabezamiento. Anuncios y eventos: Para poner un anuncio, envía un archivo JPG ó GIF de tamaño razonable (±1 Mb) a uno de los editores que aparecen abajo, con las palabras “anuncio RAP”. Si quieres anunciar un evento, asegúrate de que vaya a tener lugar con posterioridad a la aparición del número siguiente de la revista, y envía el texto a uno de los editores, con las palabras “anuncio RAP”. Editores: Benigno Paz (Kns): rap@knsediciones.com Cristina Muro (AEPA): aepa@ctv.es

Los editores se reservan el derecho de publicar o no los artículos, anuncios y avisos de eventos que ellos consideren. Por el mero hecho de aparecer en la revista, los autores asumen que los derechos de autor pasan a ser propiedad de los editores. El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de los autores y no refleja necesariamente la opinión de los editores. Asimismo, la responsabilidad de los anuncios o promociones mostradas son responsabilidad única y estrictamente de los anunciantes, los cuales liberan a este medio de cualquier responsabilidad.

¿Te gustaría publicar un artículo en la RAP? ¿Tienes algo interesante que exponer a la comunidad del adiestramiento en positivo? ¿Conoces algún texto, aunque no sea tuyo (intentaremos conseguir el permiso necesario para su publicación), que pueda interesar a los lectores de la revista? ¿Tienes alguna información de interés (eventos, anuncios)?

R .A.P.

Revista de Adiestramiento en Positivo Editores: Benigno Paz (Kns): rap@knsediciones.com Cristina Muro (AEPA): aepa@ctv.es © 2012 AEPA y Kns Ediciones

ISSN: 1988-2742

Revista de Adiestramiento en Positivo Nº 13 - Noviembre 2012

18


RAP 13