Issuu on Google+

Textos de las mujeres madres trabajadoras que colaboran dĂĄndole cara y voz a

SuperWomanShiva

-2ÂŞ entrega-


Queridas Super Mujeres de hoy en día:

Como muchas ya sabéis, hace unos años que trabajo en la colección de esculturas iluminadas Santas Amas de Casa, especie en extinción. Sobre tablas de planchar recuperadas he creado dieciséis obras que homenajean las diferentes labores domésticas propias de las amas de casa típicas de la sociedad española de hace unas décadas. Las considero Santas por su entrega y paciencia, ya que dedicaron su vida en exclusiva a la Familia y al Hogar, ¡sin cobrar! Pero también las considero una especie en extinción al observarlas y compararlas con muchas de las mujeres que me han acompañado a lo largo de mi vida. Por esta razón, para celebrar con vosotras el 8 de Marzo, Día de la Mujer Trabajadora, el pasado año 2009 presenté a la SWS (SuperWomanShiva). En esta obra pretendo representar a las madres trabajadoras, símbolo de la mujer moderna actual, que tras liberarse de la dependencia del marido y entrar en el mundo laboral y económico, tiene que hacer malabares para conciliar su vida dentro y fuera del hogar, ya que la responsabilidad de las tareas domésticas sigue recayendo sobre ella en la mayoría de los casos. Por eso, más que Santa, la considero una Diosa! Esta vez, mi homenaje es a mujeres que conozco y aprecio. Por ello les he pedido su colaboración: he utilizado sus caras en mi nueva obra y también les pregunté:

¿Qué percepción tenéis de las mujeres modernas y madres trabajadoras que sois dentro de la sociedad actual?


El que-hacer diario de una SUPER- WOMAN: Sin saber qué día es, si hay dinero, comida en la nevera… etc. Como zombi me levanto, ojos entre abiertos la vida cotidiana empieza, todos arreglados y listos para salir de casa. Todo transcurre normal entre días meses y años. La vida como un sueño, como un suspiro pasó, los bebes se hicieron adolescentes entre mis brazos y besos… no me di cuenta. No supe a qué hora deje de ser hija, amiga, hermana para convertirme en MADRE, cosa que agradezco a la vida me ha dado satisfacciones y alegrías, automáticamente he dejado de llorar y sufrir. Se me han olvidado los tragos amargos de las vicisitudes de la vida cuando se murieron mis padres, me divorcie y no tenía para comer, lo único que recuerdo es: Entre lágrimas, desesperación, impotencia y suspiros me dije, NO MÁS… La fuerza y el coraje me lo han dado la fe, mis HIJOS, mis anhelos, mi deseo… las fuerzas salían de mis entrañas, la sangre me hervía y el corazón aun me latía tan fuerte como una cascada, vi que mis pasos aun dejaban huella, y supe que… TENÍA GANAS DE VIVIR, me salió la SUPER-WOMAN, el sentir que tenía que seguir siendo madre-padre, comprender que mis hijos aun empezaban su camino y su trayectoria. Gracias a Dios, a la vida, hoy me siento viva soy MADRE-PADRE-MUJER. Es duro el quehacer, pero me siento feliz de a haber dado vida, de poder seguir abrazando, besando amando a dos obras de ARTE, dos bellas creaciones, dos hombres que aun siguen siendo mis bebes. GRACIAS VIDA… Soy una súper SUPERWOMAN, porque lo vivo intensamente, alegremente, siento día a día el amor que doy y la sonrisa que comparto, el poder descubrir a la SUPERWOMAN en mi, el saber que no solo soy MADRE–PADRE. El sentirme superwoman, es el sentirme viva, el saber que puedo escribir poesía y regalarla, ser libre y llevarla a los vientos, al mundo, al universo, volar sin límites, demostrarme que la mujer no muere cuando es Madre, no muere cuando se divorcia, no muere cuando deja de ser hija, no muere cuando llora, no muere cuando esta sola. Es cuando realmente empieza a sentirse y salir la SUPERWOMAN, es cuando sale la fuerza, el deseo, los anhelos. El PODER de realizarse, el poder de amar, el poder seguir en esta vida llena de TODO. Y regalar unas palabras a las dos personas que amo (mis hijos):


¿¿¿Ser madre trabajadora???? Desde hace muchos años, los setenta, nuestra generación de mujeres han tenido que pelear en muchos frentes. Para conseguir un poco de conciliación en su rol de madre y de trabajadora. En su rol de mujer para controlar y decidir sobre su sexualidad. En su rol de trabajadora para tolerar y reivindicar el lugar justo a igual trabajo. Y en la vida. En la lucha contra los estereotipos y prejuicios. Que si eres separada. Que si eres sudaca. Que porqué te apellidas así. Que porqué te has venido. Han sido muchos años de luchas reivindicativas que han transcurrido en compañía de otras personas. De la asociación de vecinos, de los diferentes lugares de trabajo, de amigos… Nunca en solitario. Y eso reconforta. Pero hoy, con mucha pena y desolación, vemos que las mujeres, las madres, las trabajadoras, tienen dificultad para agruparse, juntarse, y pelear por sus derechos. Vivimos momentos de involución. ¡Casi que estamos en el siglo XIX otra vez! ¿Qué estamos esperando? ¿Qué están esperando las más jóvenes? Recordad que a nosotras siempre nos tendréis en la retaguardia.


Adjunto fotos de Mami y mías... Aunque lo de escribirte unas letras.... ¿Qué te puede contar una mami en prácticas sólo 13 meses después de licenciarme como mami? Sigo llorando cuando me tengo que ir de viaje de trabajo y estar fuera alguna noche, me muero de la rabia cuando me pierdo algo nuevo que ha hecho y me lo cuentan las abuelas que lo cuidan todas las mañanas… No sabía que se podía estar de buen humor después de dormir a penas 3 horas y no de forma seguida... Ver despertarse a David de buen humor me cambia la cara y me dura todo el día.... En el trabajo siguen sin entender que lo lleve tan bien... pero es que, ¿cuántas veces le van a salir los dientes a David? Cuando tenga 18 años seguro que no quiere que lo lleve a dormir, así que hay que aprovechar estos momentos de complicidad, cariño y mimitos ahora que lo agradece con sonrisas.


Para mí las mujeres de hoy son o deben ser como la Cenicienta, la más hermosa del baile. Pero el problema es que no tenemos Hada Madrina, al menos la gran mayoría. Debemos tenerlo todo limpio, todo a punto para la comida, no nos podemos olvidar de nada cuando salimos y al igual que ella, sin remuneración. Esto lo debemos compaginar con un trabajo, en el que el amor propio nos anima a superarnos cada día… Cuando acabamos, nos vamos corriendo a casa para meter a los niños en la cama, es el momento en el que la Cenicienta pierde el zapato… Yo, a veces, me transformo entonces en la Bella Durmiente al lado de mi principito que me dice: - no t’adormis mare!


Bueno, sí, yo me siento muy Diosa..... Llevo una escuela, educo dos chicos, bailo tango, amo mi hombre, organizo la casa, las comidas, me preocupo de mi ropa, de los/las amigo/as, de la familia y encima me cuido para estar bien con casi 50 años… … y no me gusta la intolerancia, los malos tratos (tanto a las mujeres como a los/las niño/as o hombres), el racismo.... Tu arte no es solamente bonito si no también necesario e importante, así que: sigue, sigue, sigue! Yo soy una fan!!!


No sé de las otras supermujeres, pero yo me veo algunas veces como una excavadora... empujando temas... Siempre con el cerebro dividido en muchos trocitos, léase: entrega proyecto - faltan yogures y papel WC - reunión con constructor partido de básquet hablar con la profe de francés…. También me veo a veces como una grúa que rescata temas enterrados para solucionarlos, del tipo: garrapatas Duk o actualizar currículum o humedades sótano, por no hablar, de ir a nadar o llamar a los amigos. Todo ocupa muchos trocitos del cerebro... intentando equilibrar todos los frentes... intendencia, niños, perros y periquito, pareja, trabajo, amigos, familia… (tengo que llamar a mi madre!)


"Seg煤n mi opini贸n, SWS son todas aquellas mujeres que han conseguido su objetivo, o bien lo persiguen. Son mujeres conocedoras de sus capacidades, tanto profesionales como afectivas. Valoran hasta d贸nde quieren llegar y son ellas quienes deciden sus metas. Entiendo, como mujer y madre trabajadora que soy, que necesitamos llevar el control y nos hacemos responsables tanto del puesto de trabajo que ejercemos como de nuestra familia. Todo esto, si se sabe manejar con gracia y armon铆a, produce un estado de bienestar y seguridad. Te sientes guapa porque te cuidas, joven porque te favorece la ropa que eliges, querida porque sabes querer a los tuyos, y feliz porque supiste escoger un camino. Tu camino"


A veces pienso que el reto de una mujer de hoy en día es conseguir ser persona. “¡Pero si persona ya eres!!!” “JA!” Una persona, también denominada ser humano, es un ser sensible que respira, siente y necesita descansar para reponerse de su natural actividad. Yo, a veces, estoy insensible, no respiro, ni descanso para reponerme de mi antinatural hiperactividad. Cuando me pongo los zapatos tengo serias dudas respecto al personaje al que representaré hoy, ahora o en breve: Mami devota?, Estudiante rezagada?, esforzada y responsable trabajadora? Compañera ingeniosa y alegre? Jefa organizada? Marujilla de domingo? Novia enamorada? Ex-mujer distante? Hija preocupada? Mujer pública con opinión? Chica moderna? Amiga alocada? Empresaria tenaz? Ciudadana informada? Artista marginal? Profesora sabia? ....socia, consumidora, ser espiritual, lectora, espectadora, deportista................. A veces no elijo los adecuados y queda tal que asín: Mami marginal, estudiante de domingo, trabajadora desorganizada, compañera distante, jefa alocada, marujilla con opinión, novia deprimida, ex-mujer furiosa, hija abandonada, chica desfasada, amiga de uvas a peras, empresaria de mínimos, artista mercenaria ....contribuyente, consejera sentimental, paciente.......... ¡Cuán importantes son esos zapatos! Lo extraño es que en lo más profundo sólo hay una niña que desea corretear descalza por los amados paisajes de su infancia!


De la mujer moderna, ¿qué puedo decir? Lo que pienso es que, en principio, las mujeres de hoy tenemos los mismos derechos y libertades que los hombres. Digo en principio, porque las expectativas que tiene la sociedad de nosotras son distintas a las que tiene de ellos. Especialmente cuando tienes hijos. Quiero contarte una anécdota: Cuando empecé con mi trabajo en Oxford, mi jefa estaba tan en desacuerdo con que yo estuviera embarazada que al presentarme a mis nuevos compañeros lo hacía con sus títulos de doctor o profesor, y en cambio se refería a mí como “la embarazada”. Ese era mi título para ella. La solidaridad entre mujeres en el ámbito académico no existe. Esperemos que este tipo de cosas cambien en este siglo.


¿Qué qué somos las mujeres en la sociedad actual? Pues somos el motor de una familia, la magia de un compromiso, la capacidad de llegar, de ser lo que nos proponemos… La satisfacción de ser una misma.


No somos mujeres, somos supermujeres, pero eso si, al poder! Supongo que es lo que queríamos ¿no? Pues ya lo tenemos. Hacer todo lo que se supone que por nuestra condición nos pertoca, como llevar una casa, unos hijos; más cuatrocientas cosas en la cabeza y un trabajo que pocas veces es compatible con todo eso. Pero como no, siempre con una sonrisa en la boca.


Es una mujer dada a los demás en todos los ámbitos, tiene la cabeza saturada de “cosas que se deben hacer” o “cosas de las que acordarse”. Impensable su vida sin agenda, sea de papel, electrónica… o cómo hago yo, en una libretita cutre que tengo en la cocina, apuntando cada día esas cosas, porqué en la cabeza ya no caben más! Hay que estar en todo: la casa, los hijos, los pagos, el trabajo, apoyar cuando las cosas no van bien (aunque no vayan bien ni siquiera para una misma), incluso organizar las vacaciones... En definitiva, capacidad organizativa para llevar más de un tema a la vez. Eso si, queda poco tiempo para una misma, claro! y encima si vas desaliñada porqué no has tenido tiempo de arreglarte un poquillo te tachan de “dejada”. Nuestro papel en la sociedad actual, creo profundamente que es clave, y lo digo sinceramente porqué creo que nosotras ofrecemos un punto de vista de las cosas diferente a los que ya se conocen: tenemos más visión de futuro, pensando en las consecuencias… quizá por eso se nos critica tanto a las mujeres, que les damos tantas vueltas a las cosas antes de hacerlas. Pero por algo será ¿no? Somos más previsoras y más sufridoras que los hombres, tenemos más capacidad de respuesta ante las adversidades que ellos y tenemos un sentido de la responsabilidad bastante más sólido. Creo que dentro de cada mujer de hoy (no todas, pero muchas) hay una Juana de Arco, íntegra y luchadora. Por otra parte, esta sociedad actual (que gusta y no gusta) creo que ha contribuido a dejar al descubierto todas estas cualidades de las mujeres, que siempre hemos tenido pero que ahora, más que nunca, debemos utilizar por la cuenta que nos trae... Jope! parece un discurso feminista pero no lo es eh?! Que yo a los hombres los respeto y no los desprecio en absoluto. Algo tendrán para que la mayoría de las mujeres queramos compartir nuestras vidas con ellos...


No se si te sirve esta foto, pero esa soy yo con mirada incrédula ante la historia de la super woman que nos creímos al principio y que sólo nos ha ofrecido estrés y agobio.

No quiero ser una superwoman, quiero ser una diosa. Una mujer con todos sus derechos, incluido el de la contemplación y de la vagancia.


Somos muchas, pero eso no alivia nuestros sudores. Hemos avanzado respecto a nuestras madres. Con su apoyo hemos estudiado y nos hemos preparado para encontrar un lugar en el mundo profesional. La meta es ser independiente económicamente. Es un primer paso básico muy importante, pero también una trampa. Una vez en el mundo laboral, ay! no tenemos las mismas posibilidades que ellos. De alguna manera, nos convertimos en las más hacendosas hormigas: todo bien organizado, capaces de implicarnos, de dejarnos la piel, de tirar el reloj por la ventana, incluso de poner la vida familiar en segundo plano. Pero aún así, en la mayoría de casos, la mujer moderna no logra un puesto de responsabilidad acorde a sus posibilidades. Cuando llegan los hijos, empiezan las contradicciones más profundas. Queremos estar en los dos lados y, haciendo malabarismos, estamos en los dos lados, porque hay que organizar la casa, la comida y atender a los niños. Es como un instinto natural. A pesar de que muchos hombres lo tienen claro y “comparten” mentalmente las tareas, la mujer moderna concentra las responsabilidades del hogar y profesionales al mismo tiempo. Es difícil compaginarlo todo y además tener un espacio propio. Esa habitación particular que clamaba Virgina Wolf hace casi un siglo. Hay que tener las prioridades muy claras para organizarse de manera que sin perder la independencia, estés en la casa y al mismo tiempo implicada en la sociedad. Mientras tanto, sigo pedaleando…


La incomprensió vers un món on estem inmersos i que no ens es sempre comprensible. Descriure éssers intemporals i ambigus, dons l’interior no te sexe. Els gestos corporals son reflexes del que sentim. Busco l’essencia del gest. Una mirada o el moviment d’un dit, son els que ens parlan del que està passant. Éssers burletes que riuen del seu propi destí.


¡Las mujeres somos Magas! Heredamos papelones de abuelas y madres (alguno de ellos, innecesarios). Estamos tocadas para ser autosuficientes, repartir cariño y ser capaces de reflexionar… y aparte, somos bonitas, luchadoras y abiertas a nuevos horizontes. Deberíamos exigirnos menos.


Pruden se para en medio de la calle, ha olvidado dónde va. Mira a su alrededor, no reconoce las calles. Mira al cielo, el sol está saliendo todavía por el mar, es muy temprano. Tiene hambre. Mientras enviaba unos mails urgentes, ya ha puesto una lavadora, ha hecho las camas, ha preparado los desayunos. Sus hijos ya están en el colegio, su compañera en el trabajo, sus padres de viaje. Todo esto le zumba en la cabeza levemente. Y si va a desayunar? O tiene que ir a trabajar? Seguramente, pero no lo recuerda. Si no para va a explotar. Da gas a la moto y se deja airear por el viento hasta el mar.


Ahora que tengo mis hijos mayores, es cuando mas disfruto de las charlas con mi suegra. No solo porque es encantadora y ya al final de su camino, a pesar de todos sus males, con 86 años, sigue siendo tan agradecida y alegre como siempre. Me permite sentirme en medio de tres generaciones y poder calibrar los cambios vividos. Soy de las que arriesgamos y luchamos por la igualdad de sexos, de oportunidades y realmente se ha conseguido muchísimo en ese campo. Las universidades están llenas de chicas que estudian lo que les gusta, trabajan hasta de barrenderas en la calle o conduciendo autobuses, cosa impensable hasta hace muy poquito. Tienen trabajos prestigiosos con grandes responsabilidades. Hasta ahí todo muy bien, pero cuando me giro y trato de imaginarme como será la vida de mi hija solo veo obligaciones sin fin. Todo aquello que quisimos conseguir como "mas opciones", ahora son obligaciones. No podemos dejar de trabajar porque con un solo sueldo no es suficiente. No podemos no estudiar porque hay tanta competencia que tenemos que estar más preparadas para acceder a lo que nos gustaría y aun no hemos conseguido ganar sueldos equivalentes. Este es un momento crítico. Tendrán que pasar muchas cosas para salir de esta crisis. Esta vez no solo las mujeres trabajaremos más, como en toda situación difícil, habrá que pelear para subir un peldaño en esta escalera: llegar a ser

esa gran "superwoman" que nos imaginamos y que hace años que quiero dejar de ser.


Mujeres modernas dentro de la sociedad actual? Jeje… D'entrada penso: mismo perrito con distinto collar. Intento explicar-me: Em de seguir passant al davant en l'educació dels nostres fills, en l'organització de la casa; em de ser fantàstiques professionals, guapes, ben vestides, ben tatuades, amb piercings (clar, em d'estar al dia), em de saber caminar amb talons de 50.000 cm, ahhh! i sobretot, bones amants... Siguim sent "esclaves"? En alguns aspectes si! Però també som més lliures, si, segur, però a quin preu paguem aquesta llibertat ? Personalment crec que encara ens falta molt per a fer, i ho em de fer nosaltres, les dones. I sobretot no confondre llibertat i igualtat amb voler-se semblar a els homes. Perquè som diferents, i aquesta diferència, segons el meu parer, és imprescindible per avenir-nos.

La diferència, ben gestionada i ben viscuda sempre és molt sana.


“La mujer contemporánea tiene mucho camino andado respecto a la generación anterior pero no está ni a medio camino de lo que tendría que ser. Hemos ganado unos espacios de autonomía y libertad impensables en nuestras madres pero vivimos bajo una presión, diría casi “autopresión” para ser buenas profesionales, para gestionar la logística del hogar, para ser las mejores madres, para ser fantásticas con nuestra pareja, para cuidar a los amigos y, por supuesto, para lucir un aspecto físico deseable… Todo esto nos puede costar caro a la larga… ¿Cómo nos hemos dejado engañar de esta manera? ... ajjj ... ”


Resulta difícil resumir en pocas palabras una situación tan compleja como la de la mujer actual. Curiosamente, en relación con tu idea de utilizar a Shiva para tu obra, hace como unos 10 años en una reunión internacional de recursos humanos cada uno tuvimos que representar como nos veíamos en nuestro rol a través de un dibujo: yo me dibujé como un pulpo con un sombrerito de enfermera en la cabeza. Creo que la imagen es válida para las mujeres actuales, necesitamos más de dos brazos para llegar a todos lados y cumplir las expectativas de todos, además de las propias que suelen ser altas. Adicionalmente el hecho de ser mujeres parece implicar que somos más idóneas o que estamos más propensas a resolver los problemas que nos rodean y a intentar ayudar a los demás. La mujer es una luchadora por excelencia y por ello consigue salir adelante, pero a costa de no pocos sacrificios en su área familiar y personal.


“A la que se levanta de noche a ver su hijo que llora, a la que llora por un hijo que se ha dormido para siempre, a la que lucha enardecida en las montañas, a la que trabaja -mal pagada- en la ciudad, a la que gorda y contenta canta cuando echa tortillas en la panadita caliente del comal, a la que camina con el peso de un ser en su vientre enorme y fecundo. A todas amo y me felicito por ser de su especie” Cita de Belli que hace Dolores Juliano en su libro “Excluidas y Marginadas”.


¿Yo soy una mujer actual? Quizás. Cuido (no muy bien) de una casa con 3 pisos, con muchas plantas en el jardín y el patio. Tengo 2 hijas (adultas) que viven en mi compañía, esposo, 4 perros, 24 aves, 4 tortugas, 1 conejo (amo los animales). Estudio clases de diseño en el MAM SP (Museo de Arte Moderno de São Paulo). Pinto y bordo. Corto, monto y fijo. Creo, sueño, hablo e insulto. Me gusta beber un buen vino tinto, un café, y a veces un cigarrillo de marihuana. Navego por la red y camino mucho también. Cada dos años viajo sola para el hemisferio norte, para mi Península Ibérica querida. Y recargo mis baterías. Tengo 53 años de edad, 30 años de matrimonio y 27 años que soy madre. Me llaman Li, soy una simple mujer y sólo tengo tiempo para la percepción de mi vida.


Como mujeres modernas dentro de la sociedad actual considero:

Vivimos en una gran mentira. En un gran Matrix. Nos han engañado como a bellaKas con el tema del trabajo... y en otros también. ¿Realmente tenemos que trabajar fuera y dentro? Vamos de kulo y cuesta abajo... Y ahora si te sobra tiempo...domina internet y facebook...Perfeccionistas como somos las mujeres, casi enloquecemos en el intento. Llevamos ritmos antinaturales. Eso de..."te ganaras el salario con el sudor de la frente" es tan mentira como lo de que esto es un "Valle de lágrimas". Yo he decido ser feliz, no trabajando con el sudor de mi frente. Me busco la vida de otras maneras...uso mis poderes...que son muchos...como tod@s. Me pienso rodear sólo de alegría y de amor del verdadero. Cambiemos esta cerdada de sociedad patriarcal. El género dominante: hombre, blanco, rico, heterosexual va a dejar de serlo. Y lo vamos a ver. Esta cerca...lo huelo. AUHHHHH!!!!


La percepci贸n que yo tengo de la mujer actual en la sociedad moderna, es que no paramos de correr, para llegar a ser lo que esta nos exige, que podemos hacer todo lo que nos propongamos, porque tenemos mucha fuerza, pero el precio esta siendo caro... porque nos estamos dejando la piel y creo que deber铆amos parar.... y respirar y vivir, sin perdernos, sin perder lo que somos.


Entrega 2 SWS