Page 1


La ardilla roja estaba triste. Sentía una pena muy honda porque su madre se había muerto y pensaba que nunca más sería feliz.


Su padre le secaba las lágrimas con ternura, intentando consolarla. –Mamá siempre estará con nosotros… –Y, con la mano, se golpeaba el pecho–: ¡Aquí!


La ardilla no lograba entender. Lo Ăşnico que veĂ­a era que ella ya no estaba.


Profile for kalandraka.com

No es fácil pequeña ardilla- C / Elisa Ramón - Rosa Osuna  

Kalandraka. Libros para soñar. Obras de autor

No es fácil pequeña ardilla- C / Elisa Ramón - Rosa Osuna  

Kalandraka. Libros para soñar. Obras de autor