El bolero de Ravel C - Ravel / Federico Delicado

Page 1


amanecer de domingo el quiosco de la música 9Un apareció engalanado. Puertas y ventanas se abrían lentamente aquella mañana de primavera.



La tarde anterior había llegado al pueblo un gran camión cargado de instrumentos musicales. Eran los de la orquesta invitada. Algunos músicos aún descansaban en el hotel de la plaza central.




De pronto, en un rincón del quiosco de la música comenzó a oírse un tenue sonido de tambor.