Page 1

A S O C I AC I Ó N N AC I O N A L DE LA PRENSA LO S P R I M E R O S 50 A Ñ O S

1951-2000


© Asosiación Nacional de la Prensa, ANP Primera edición Junio de 2016 Santiago, Chile ISBN: 978-956-9508-01-1 Inscripción N° A266129 Texto: Fernando Silva Vargas Edición: Jaime Martínez Williams Fotografías: Material proporcionado por diarios y revistas asociadas a la ANP, por personas citadas en el texto, archivo CMPC, y archivo fotográfico ANP Agradecimiento: Centro de documentación Copesa y El Mercurio S.A.P. Diseño: Paula Montero Ward Impresión: Ograma Impresores Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o transmitida mediante cualquier sistema, sin la expresa autorización de la Asosiación Nacional de la Prensa, ANP.

Este libro ha sido posible gracias al aporte de:


POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN ASOCIACIÓN NACIONAL DE LA PRENSA LOS PRIMEROS 50 AÑOS 1951-2000 Fernando Silva Vargas


CONTENIDO

Presentación 1. Los primeros pasos 2. Consolidación y desarrolllo 3. La ANP y el régimen militar 4. Bajo la nueva Constitución 5. Legislación complementaria de la Constitución 6. La Prensa en el régimen democrático 7. Debate por la nueva Ley de Prensa


PRESENTACIÓN

F

ue gracias a la iniciativa de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) de premiar la mejor historia de la actividad periodística chilena, que se publicó en 1958 el importante libro de Raúl Silva Castro “Prensa y Periodismo en Chile (1812-1956)”. Ahora, la ANP hace otro aporte al

conocimiento público de esa área clave de nuestra vida cultural con este trabajo del historiador Fernando Silva Vargas, quien fuera su Secretario Ejecutivo, que abarca los primeros cincuenta años de existencia de la Asociación, desde 1951 hasta el 2000. Si bien aquí se da cuenta de los principales avances y desafíos de los medios escritos de comunicación, sobre todo desde la experiencia que han vivido en conjunto, sin entrar a la minuciosa información de la primera obra sobre cada uno de los que menciona, ésta en buena medida la complementa en cuanto casi en su totalidad se refiere justamente a los decenios siguientes al siglo y medio que aquélla analiza.

Lo que procura destacar este texto —y que verdaderamente lo merecen— son los asuntos que han sido sustanciales para nuestro periodismo y que por lo mismo influyen en el desarrollo nacional, tal como los han asumido los diarios y revistas agrupados en dicha institución. Esa fue la razón por la cual su Directorio, al acercarse el


año 2000, decidió la elaboración de un libro que, sintetizando la trayectoria de la Asociación con motivo del cincuentenario que celebraba, abordara tanto su labor durante ese período como la paralela evolución de la prensa en Chile, con el propósito de repetir el esfuerzo en el futuro cuando se cumpla otra etapa equivalente que lo justifique.

Por distintas razones, el libro no se editó entonces y su texto permaneció archivado por muchos años. Hoy, con ocasión del 65° aniversario de la ANP, y con la colaboración y prolija observación de Jaime Martínez Williams, entregamos esta publicación con los cincuenta primeros años de la Asociación.

Tal como en estas páginas se narra, ya en el decenio anterior a la obtención de la correspondiente personalidad jurídica para la nueva entidad, las empresas periodísticas nacionales enfrentaban una serie de problemas concretos, en su mayoría propios de la época o de su misma actividad, como las dificultades en la renovación de la maquinaria y el abastecimiento de papel y otros insumos, o la carga financiera que se proponía para la previsión de los periodistas, a lo cual desde el comienzo de su existencia legal se sumarían los de la distribución de las publicaciones, incluyendo sus relaciones con los suplementeros. Todo ello, así como la conciencia de que se trataba de una tarea vital para el país, impulsó la colaboración mutua de quienes trabajaban en

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

un ámbito que siempre se ha caracterizado por una fuerte competencia profesional,

12

aunando felizmente, más allá de los intereses particulares, las iniciativas paralelas que al respecto surgieron.

No obstante esas motivaciones, que apuntaban a una estructura netamente gremial, como las que operan en muchos sectores empresariales, acá muy pronto apareció un tipo de material distinto y específico para éste, el de la libertad de expresión, que no había sido considerado inicialmente en forma explícita, pese a que deriva de la naturaleza misma de los objetivos y la labor de los medios de comunicación. El detonante que lo situó desde entonces con carácter permanente en el primer plano de la vida


institucional, superando las dudas de algunos y las profundas diferencias políticas y editoriales que había entre los primeros asociados, fue el frecuente acoso de distintos gobiernos, con los más variados pretextos y en diverso grado de intensidad, al legítimo ejercicio de aquel derecho fundamental.

El presente texto sigue, como es natural, un orden cronológico determinado por el calendario de las asambleas de socios y reuniones de Directorio, y marcado también por los periódicos cambios de las directivas institucionales así como por la personalidad de quienes las integraron, de las cuales se destacan en cada caso los nombres de los sucesivos presidentes de la ANP. Para efectos prácticos, esa narración se ha dividido en capítulos que obedecen a la respectiva etapa de desarrollo de la Asociación o a la evolución política de la nación en estos cincuenta años.

Así, luego de los primeros años con Alfredo Silva Carvallo y Heriberto Horst como presidentes, en que la entidad se organizó legal y administrativamente y ya se mezclaron los asuntos propiamente gremiales con la defensa de la libertad de prensa obstaculizada por motivos burocráticos y presiones laborales, se dio la extensa presidencia de más de veinte años de Germán Picó Cañas. En ese lapso, que incluye parte de la administración de Ibáñez y completas las de Alessandri, Frei y Allende, se logra consolidar y desarrollar definitivamente la Asociación, venciendo variados obstáculos y solucionando conflictos a veces recurrentes.

Pero el tiempo vivido bajo la dirección de Germán Picó Cañas abarca además año y medio del régimen militar, cuya posición frente a los medios de comunicación

fíciles para ellos, justifican que se le destinen tres capítulos. Éstos se han separado conforme a la normativa para la prensa que caracterizó cada período, primero con el Estado de Sitio y la Ley de Seguridad del Estado modificada, luego con la Constitución Política de 1980 y una nueva Ley de Abusos de Publicidad, y finalmente con la Ley 18.662, complementaria del artículo 8º de la nueva Carta Fundamental,

P R E S E N TA C I Ó N

y las restricciones que impuso a su labor, creando condiciones especialmente di-

13


que privaba del ejercicio del derecho de opinión política a través de los medios de comunicación a quienes el Tribunal Constitucional declarara infractores a dicha norma restrictiva en materias ideológicas.

Durante el período en que gobernó el general Pinochet, además de la de Germán Picó, transcurrieron la presidencia de Sergio Mujica, la primera de Carlos Paúl, la de Sergio Araos, la segunda de Carlos Paúl y el comienzo de la de Roberto Pulido. La mayor parte de esta última, otra más de Carlos Paúl y la de Zegers corresponden ya a los dos últimos capítulos de este libro, de los cuales el primero se refiere sobre todo a los efectos de la llegada del régimen democrático, y el segundo al intenso debate por el contradictorio avance parlamentario de la futura Ley de Prensa, que ya había preocupado antes a la Asociación y permanecido estacionaria durante largo tiempo.

Desde sus inicios, la ANP estuvo integrada por empresas editoras tanto de diarios de circulación nacional como de periódicos de provincias y de revistas, y por lo mismo ha sido importante, desde luego, el armónico equilibrio que caracteriza la convivencia al interior de la entidad de esos distintos medios de difusión. Por otra parte, esto implica que sus asociados, además de las materias que les son comunes, han debido preocuparse de los problemas específicos de cada uno de tales estilos comunicacionales. De ahí, por ejemplo, que en la labor habitual de la institución, manifestada en la existencia

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

de comisiones de trabajo, las haya con temas de interés general, como la circulación

14

o la publicidad, y con asuntos propios de determinadas modalidades periodísticas, en las cuales se refuerza el conocimiento mutuo y el intercambio de experiencias, facilitando, entre otros aspectos, el acceso a nuevas tecnologías.

La misma diversidad de las distintas realidades que allí concurren contribuye directamente al pluralismo interno y enriquece su aporte a la sociedad. La Asociación, por su parte, ofrece un espacio de apoyo a los medios, en especial a los más pequeños, reglas generales de conducta profesional con igualdad de derechos cualquiera sea su tamaño y una vinculación orgánica del sector con los poderes públicos y la comunidad. En la


práctica, esto se ha traducido, por ejemplo, en frecuentes encuentros de los diarios regionales, en algunas ocasiones con importantes declaraciones públicas respecto a problemas suyos o del país, y en reuniones del Directorio en las sedes de provincias en que ellos se editan, para obtener una visión más exacta de su situación real. En el ámbito de las revistas, llaman también la atención los cambios tanto formales como de contenido, incluyendo en los últimos años algunas publicaciones de exportación, y la incorporación de jóvenes profesionales, que se han vivido allí en décadas recientes en un proceso renovador favorecido tanto por la competencia mutua como por la colaboración entre sus integrantes.

Más allá de los temas económicos y estrictamente gremiales que dieron origen a la ANP, como en su momento fueron el del abastecimiento de papel o el del financiamiento de la distribución a través de los suplementeros, y aquellos netamente administrativos o estatutarios, este medio siglo de trayectoria ha ido planteando otros en relación a actividades propias o a relaciones con diversas entidades. Ya en 1960 se realizó la Exposición de la Prensa en la Casa Central de la Universidad de Chile, hubo en 1979 una campaña de promoción de lectura y más tarde seminarios como “El diario y los desafíos del futuro” o “Prensa y terrorismo”, en colaboración con la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica en 1981, las Jornadas de la Prensa de 1984 o los Clubes de la Prensa iniciados en 1988. Asimismo, se editaron distintas publicaciones, así se tratara sólo de una Carta Informativa, del Informe Periódico ANP/UC o propiamente de una revista bimensual, como la titulada “Informe ANP”, a partir de 1998, con la colaboración de académicos de la Universidad de los Andes.

de la Prensa para realizar estudios y capacitar personal, ayudando así a las actividades de la Asociación, como también el análisis de los nuevos desafíos para el sector derivados de la verificación de circulación, la autorregulación publicitaria con el Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria, la aparición de los medios escritos gratuitos y los insertos publicitarios, o en general los cambios que se están produciendo en el

P R E S E N TA C I Ó N

Cabe mencionar además la creación de una Comisión de Tecnología y de la Fundación

15


negocio periodístico. En un plano de importante alcance nacional merece señalarse el impulso dado por la Asociación, con el activo esfuerzo de su Presidente Roberto Pulido, al Consejo de Ética de los Medios de Comunicación, constituido en 1991 y de fundamental importancia para el correcto ejercicio profesional, y a la Federación de Medios de Comunicación Social de Chile, de la cual depende aquel organismo y que se concretó el año siguiente entre la ANP, Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI) y Asociasión Nacional de Televisión (ANATEL), abarcando así los tres estamentos de la prensa escrita, radial y televisiva.

Además de las fuertes vinculaciones establecidas con esos organismos paralelos, y de diversos acuerdos para trabajos en común con distintas universidades, algunos de los cuales ya se han mencionado, la Asociación es miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y de la World Association of Newspapers (WAN), y ha participado en encuentros internacionales con ellas, en Chile o en el extranjero. Especial relevancia tuvo en su momento, dada la situación que vivía acá la prensa, la asamblea de la SIP inaugurada en Santiago en 1987 con un discurso del general Augusto Pinochet, en la cual intervinieron también los entonces Presidentes de la SIP, Aurelio Miró Quesada, y de la ANP, Carlos Paúl, y se aprobaron conclusiones que reconocían la falta de libertad de expresión que padecía entonces el país.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Esta fue sólo una de las manifestaciones de una dedicación institucional permanente

16

y prioritaria, desde sus primeros tiempos, a la defensa de la libertad de prensa, que constituye un valor en sí misma y es el núcleo de su razón de ser por encima y como fundamento necesario de las múltiples tareas de orden económico o profesional. No hay duda, como lo mostró ese episodio, que los diecisiete años de un gobierno de carácter dictatorial acumularon restricciones normativas y prácticas al ejercicio del derecho de opinión e información, las que obligaron a la ANP a protestar por todas las escasas vías disponibles y a respaldar a los medios afectados, aunque no fueran asociados, en casos de gran resonancia pública, sea por la negativa a autorizar su funcionamiento o por otros hechos como los que se aquí se enumeran.


Ha habido, en efecto, en el medio siglo abordado en este texto numerosas situaciones puntuales ajenas a un ordenamiento jurídico normal —y a veces criminales—, sobre todo en los años setenta y ochenta, que han limitado la labor de la prensa e incluyen largos Estados de Emergencia, prohibiciones de acceso a la información o directamente de informar, atentados incendiarios, destrucción de imprentas, ocupación ilegal y allanamiento de locales periodísticos, boicot a la circulación de diarios, fijación abusiva de precios y sueldos mínimos, intentos a veces logrados de control financiero de ciertas empresas y uno muy insistente pero frustrado de incorporación de la manufactura de papel al “área social de la economía”, censura previa, requisiciones y clausuras, cierre transitorio e incautación definitiva de medios opositores al Gobierno o sólo de carácter político, regulación y negativa del derecho a editar y comercializar publicaciones, detenciones y encargatorias de reo de directores y personal de los medios, y hasta asesinato y desaparición de periodistas.

Sin embargo, la verdad es que, aunque con mucha menor frecuencia y sin llegar a la gravedad de los últimos mencionados, en cada uno de los gobiernos que abarca esta Memoria hubo algún problema en la materia, lo cual confirma la natural tensión entre la labor de la prensa y la autoridad política, como ocurre asimismo con otras fuentes de poder. Justamente al concluir esos cincuenta años de existencia, la revista “Informe” de la ANP enumeró una serie de dificultades de distinto orden experimentadas en los sucesivos períodos presidenciales, a las que cabe añadir otras con posterioridad al restablecimiento de la democracia durante la década de los noventa, como se deja constancia en esta narración.

prensa. Por una parte, atender en la medida de sus posibilidades la solución de esos casos concretos y apoyar a quienes se vean así afectados, especialmente si se trata de sus asociados, pero también respecto de todo atentado de ese tipo que perjudique de alguna manera a la comunidad, donde la trayectoria de la Asociación da cuenta de una conducta coherente, aunque no siempre exitosa, de protesta, solidaridad y esfuerzo

P R E S E N TA C I Ó N

Son dos las vertientes de la labor desarrollada por la ANP en defensa de la libertad de

17


por superar tales problemas. Por otra, procurar que se llegue a un marco normativo en que se respete el ejercicio de aquel derecho, desde la propia Constitución Política a los diversos proyectos legislativos y al funcionamiento de los poderes del Estado y de sus dependencias a todo nivel, así como por parte de las entidades privadas, los propios medios de comunicación y los ciudadanos en general.

Por eso esta historia de cincuenta años muestra asimismo una política constante dirigida a suprimir o corregir las deficiencias, errores y abusos del ya aludido marco legal vigente en cada período. Entre los varios asuntos que justificaron la dedicación de la ANP, sea a proponer una mejor legislación o a contrarrestar las malas iniciativas que hubo en la materia —como algunas reformas a la Ley de Abusos de Publicidad o el intento de restablecer el delito de difamación—, hay dos que cruzan gran parte de estas páginas, en las cuales suelen aparecer con frecuencia, y que demandaron una tarea de muchos años con participación no sólo de las directivas y los integrantes de la ANP, sino de numerosos colaboradores, tanto asesores jurídicos como periodistas.

El primero se refiere tanto al proceso de elaboración de la Constitución de 1980, etapa en la que se designó un grupo de trabajo para analizar el tratamiento que se quería dar al tema de la libertad de expresión y procurar luego influir en el resultado, como a que posteriormente hubo que luchar con el mayor empeño en evitar las consecuencias

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

del proyecto de ley que llevaba a la práctica las restricciones de carácter ideológico

18

del artículo 8º del texto constitucional, una de las consecuencias más duras de su contenido original.

El segundo corresponde a una iniciativa del Presidente Aylwin, quien, además de lograr una norma de rápido despacho (la Ley 19.048) para derogar varias disposiciones dictadas por el régimen militar, creó una comisión de estudio de una nueva normativa para la prensa en la que estuvo siempre presente la ANP, cuya labor más el posterior trámite parlamentario duró, con ciertas etapas de receso, desde 1990 hasta la publicación en el “Diario Oficial” del 4 de junio de 2001 (un año después del


período que abarca este libro) de la Ley 19.733, en actual vigencia, sobre libertades de opinión e información y ejercicio del periodismo. El resultado no fue todo lo satisfactorio que se esperaba, según declaró la Asociación, pero entre otras ventajas suprimió varias restricciones e inequidades de las anteriores leyes de Abusos de Publicidad y de Seguridad del Estado, así como ciertas figuras delictivas, modificando también el sistema de responsabilidad penal.

Sin duda, esta misión de la ANP al servicio del derecho a la libre expresión es su principal bandera, el alma de la entidad y lo más puro y noble de su tarea, pues no sólo protege su propia actividad, sino procura formar conciencia en la ciudadanía acerca de la importancia de los principios y valores en que aquél se funda y de sus beneficios para la comunidad. Y este libro muestra, en definitiva, cómo a través de los cincuenta años de trayectoria que comprende, se han comprometido por igual en esa tarea las sucesivas directivas de la Asociación y las empresas editoras asociadas, y no han faltado aquellos que —como en grado eminente y ejemplar lo hiciera Carlos Paúl, elegido Presidente de ella en tres etapas distintas y decisivas de su historia, hasta convertirse en un símbolo de la libertad de prensa— la han puesto en el centro de su vida pública como una condición indispensable para el ejercicio real de la democracia.

Ricardo Hepp Kuschel P R E S E N TA C I Ó N

Presidente de la Asociación Nacional de la Prensa

19


LOS PRIM PASOS


MEROS

CAPÍTULO 1


LOS PRIMEROS PASOS

E

n el decenio de 1940 las empresas pe-

dores, actividad en la que era determinante la acción de

riodísticas comenzaron a experimentar

los organismos del Estado. La solución política a la esca-

las consecuencias de las numerosas y

sez de papel había querido ser resuelta en la Cámara de

contradictorias regulaciones laborales

Diputados en 1950, mediante un proyecto que limitaba el

aplicadas en Chile desde mediados de la década de 1920

número de páginas de los diarios, moción que en julio de

y reforzadas en las siguientes. Sobre ellas recaía con cada

ese año fue desechada. A la vez, la industria debía lograr

vez mayor fuerza el peso de la previsión de los periodistas,

la aquiescencia del Consejo de Comercio Exterior para la

pues la Caja Nacional de Empleados Públicos y Periodistas

adquisición de divisas destinadas al pago de las importa-

era incapaz de financiar los beneficios otorgados a sus im-

ciones de insumos y maquinarias, y la fijación de su precio

ponentes por la Ley 7.790, de 4 de agosto de 1944. A esto se

por el mismo organismo.

agregaban los problemas de abastecimiento de materias primas, generados tanto por el esquema de economía cerrada

Estos problemas, que entorpecían directamente la admi-

aplicado en el país después de la crisis de 1931 como por las

nistración de todas las empresas y al negocio periodístico

restricciones derivadas de la Segunda Guerra Mundial.

en su conjunto, llevó a aquéllas ya en 1948 a reunirse para discutirlos y adoptar posiciones comunes ante las auto-

La edición de diarios y revistas suponía luchar contra la

ridades. En efecto, el 17 de agosto de ese año se reunie-

escasez de papel y obtener cuotas de los países exporta-

ron en la presidencia de “La Nación” los señores Ramón


24 A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


Cortés, Director de ese diario; Alfredo Briseño, de “El

presentantes de los medios impresos de comunicación. Se

Mercurio”; Jorge Maira Castellón, de “El Sur” de Concepción

acordó, asimismo, redactar una exposición pública sobre

y Temuco; Juan Bautista Rossetti, de “La Opinión” de

la situación de la prensa, labor que se le asignó a una comi-

Santiago; Humberto Álvarez González, de “La Opinión”

sión formada por los señores Briseño, Varas y Santa María,

de Valparaíso; Eduardo Valdivieso, de “El Imparcial”; Luis

y estudiar una fórmula para financiar la previsión social de

José Santa María, de Empresa

los periodistas, tarea que se le en-

Editora Zig-Zag; Arturo Cristie,

cargó a los señores Rossetti, Álvarez,

de la Sociedad Periodística del

Lartundo, Briseño y Contreras.

Sur S.A.; Ramón de Lartundo, de “La Hora”; Fernando Varas, de “El

El 20 de agosto se celebró otra

Diario Ilustrado”; Rafael Urrejola,

reunión de los representantes de

de “La Unión” de Valparaíso, y

los medios de comunicación, esta

Armando

del

vez en las oficinas de “El Mercurio”,

Departamento de Periodistas de

y se nombró una comisión forma-

la Caja Nacional de Empleados

da por los señores Álvarez González

Públicos y Periodistas.

y Urrejola para que se entrevista-

Contreras,

jefe

ran con los Ministros de Hacienda Después de un intercambio de

y Salubridad.

ideas se acordó invitar a participar en una acción conjunta en de-

Una nueva reunión, más amplia, y otra

fensa de la industria periodística a

vez en “El Mercurio”, se efectuó el 24

todos los diarios y revistas del país

de agosto, para seguir ocupándose Edificio diario “La Nación”.

proponer a los poderes públicos

de los mismos problemas. Asistieron los señores Raúl Aldunate y Luis José

una legislación que, junto con favorecer a los periodistas

Santa María, de la Empresa Editora Zig-Zag; Fernando Varas

y trabajadores de la prensa, y considerando la estabilidad

Alfonso, de “El Diario Ilustrado”; Julio Passi, de “La Opinión”

financiera de la respectiva caja previsional, hiciera llevade-

de Santiago; Humberto Álvarez González, de “La Opinión”

ra para las empresas la gravosísima y discriminatoria tri-

de Valparaíso; Antonio Ferreira, de “La Nación”; Ramón de

butación a que estaban sometidas por concepto de leyes

Lartundo, de “La Hora”; Alfredo Briseño, de “El Mercurio”;

sociales, y, por último, citar a una nueva reunión a los re-

Roberto Paúl, de “El Sur” de Concepción y Temuco;

LO S P R I M E R O S PA S O S

no representados en esa reunión;

25


Victoriano Mora, de la Sociedad Periodística del Sur; Rafael

tivo del periodismo chileno que administrara sus fondos

Urrejola, de “La Unión” de Valparaíso; Samuel Báez, de “El

previsionales; salvar a la previsión del gremio de la virtual

Tarapacá” de Iquique; Miguel González Navarro y Héctor

quiebra producida por beneficios concedidos por leyes

González Valenzuela, de “El Rancagüino”; Juan R. Marín,

anteriores y que carecían de financiamiento, y eliminar tri-

de “El Regional” de Coquimbo; R. Dittus de la Maza, de “Las

butos que recaían exclusivamente en diarios y revistas. Para

Noticias” de Los Ángeles, y Armando Contreras, jefe de la

lograr esos objetivos el proyecto consultaba un gravamen

Sección Periodística de la Caja Nacional de Empleados

adicional, de cargo de las empresas periodísticas, de 6 por

Públicos y Periodistas. En esa oportunidad los señores

ciento de sus rentas imponibles, y la creación de un impues-

Álvarez González y Urrejola dieron cuenta del resultado de

to de 2 por ciento a las apuestas mutuas en los hipódro-

sus gestiones ante los Ministros de Hacienda y Salubridad,

mos del país. El proyecto de ley fue enviado a la Cámara de

quienes habían manifestado sus propósitos de contribuir a

Diputados para su tramitación el 11 de enero de 1949.

la búsqueda de soluciones a la crisis de la industria periodística y del respectivo sistema previsional. Se acordó, además, designar una comisión para que se entrevistara con el

CONSTITUCIÓN DE LA ANP

Ministro de Economía y Comercio con el objeto de analizar los problemas relativos al exiguo presupuesto de divi-

Un año y tres meses después el proyecto aún no lograba

sas destinado a las importaciones de insumos de diarios y

ser informado por la Comisión de Hacienda de la Cámara,

revistas, y de tratar de reducir las trabas al abstecimiento de

consecuencia de la oposición de un grupo de parlamenta-

ellos. Por último, se acordó designar un comité que recibiría

rios que, según lo aseguraba un periódico, parecía exhibir

y armonizaría las indicaciones de los diferentes diarios del

“un tenaz prejuicio en contra de la prensa”.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

país sobre los problemas que los afectaban. Dicho comité

26

estuvo formado por los señores Rossetti, Varas, Santa María,

Esta experiencia llevó a las empresas periodísticas a la

Urrejola, González Navarro, Álvarez y Briseño.

convicción de que se necesitaba contar con una entidad de carácter permanente que fuera capaz de abordar los

Fruto de estas gestiones fue el interés del Ministro de

problemas que les eran comunes. No era fácil dar seme-

Salubridad y Previsión Social, Guillermo Varas Contreras,

jante paso, porque, por una parte, todas las empresas eran

en buscar una fórmula que resolviera el problema previ-

competidoras y, por otra, había una marcada diferencia en

sional de los periodistas. Tras consultar a todos los secto-

el tiraje y en el volumen de avisaje de las mismas, lo que

res eventualmente afectados, elaboró un proyecto de ley

originaba reticencias frente al eventual liderazgo de cual-

que tenía las finalidades de crear un consejo representa-

quiera de ellas. Tal vez esto podría explicar el surgimiento


de dos iniciativas paralelas dirigidas a igual propósito, que habrían de plasmarse, por una parte, en la Agrupación de

únicamente siete empresas: La Unión de Valparaíso,

la Prensa, con “La Tercera de La Hora” —publicada desde

representada por Alfredo Silva Carvallo; El Mercurio,

mayo de 1951 por el Consorcio Periodístico de Chile, crea-

representada por Carlos Eastman Beéche; La

do entonces—, “Noticias de Última Hora”, “Las Noticias

Nación, representada por Antonio Ferreira; El Sur

Gráficas”, “El Debate”, “El Imparcial”, “El Siglo” y “Vistazo”, y,

de Concepción, representada por Roberto Paúl

por la otra, en la Asociación Nacional de la Prensa, con “La

de Viale-Rigo; Editora Zig-Zag, representada por

Unión” de Valparaíso, “El Mercurio”, “La Nación”, “El Sur” de

Heriberto Horst; Sociedad Periodística de Chile El

Concepción, Empresa Editora Zig-Zag, “El Diario Ilustrado”,

Diario Ilustrado, representada por Fernando Varas

la Sociedad Periodística del Sur, “La Hora” y “El Imparcial”,

Alfonso, y Sociedad Periodística del Sur, representa-

que aunque había optado por la otra agrupación, poco

da por Victoriano Mora Echagüe.

después se incorporó a la ANP.

Debido al empantanamiento del proyecto de ley antes aludido, el grupo de diarios que estaba formando la Asociación Nacional de la Prensa publicó, el 26 de marzo de 1950, un manifiesto que relataba los diferentes pasos dados en dicho proyecto y aludía a las serias implicaciones que derivaban de ese retardo, entre ellas el cierre de algunos diarios de provincia, incapaces de satisfacer la previsión de su personal. El 27 de enero de 1951, finalmente, se publicó en el “Diario Oficial” la Ley 9.866, que creaba un mecanismo de

LO S P R I M E R O S PA S O S

financiamiento para la previsión de los periodistas.

Aunque un cuadro tan poco favorable para la actividad editorial hacía imperativa la existencia de una sólida entidad gremial, sólo el 26 de abril de 1951 pudo constituirse formalmente la Asociación Nacional de la Prensa. Cuando lo hizo, concurrieron Alfredo Silva Carvallo.

27


ASUNTOS DE INTERÉS GREMIAL En esa ocasión se aprobó el proyecto de estatutos de la

Desde sus primeras reuniones, que se hicieron en las

entidad, según los cuales su objeto sería el estudio y la

dependencias de “El Mercurio” y, más adelante, en la

búsqueda de soluciones a los problemas comunes que

oficina de Luis José Santa María, en Agustinas 1360, 5º

afectaban a las empresas periodísticas del país, la promo-

piso, la Asociación se abocó a conocer los asuntos más

ción de mayores y mejores relaciones entre ellas, y la en-

inmediatos que habían impulsado su fundación: el re-

trega a los asociados de informaciones legales, técnicas,

glamento de la Ley 9.866, del Ministerio de Salubridad,

comerciales y tributarias. Por último, la entidad represen-

que otorgaba los excedentes de los fondos de dicha ley

taría a sus miembros ante las autoridades competentes.

(impuestos sobre las apuestas mutuas y los espectáculos)

En la reunión celebrada el 9 de mayo de 1951 fue elegi-

al Departamento de Periodistas de la respectiva Caja de

do Presidente de la Asociación el Director de “La Unión” de Valparaíso, Alfredo Silva Carvallo, y Vicepresidente el administrador de “El Mercurio” Luis E. Brain, y se nombró como asesores legales a los señores Luis José Santa María y Ramón Viviani. Este último fue designado más adelante Secretario Tesorero de la institución.

Por Decreto 4.465, del Ministerio de Justicia, de 24 de agosto de 1951, publicado en el “Diario Oficial” de 22 de septiembre del mismo año, la ANP obtuvo su personalidad

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

jurídica. Con este paso ella se encontró, pues, en condicio-

28

nes de formalizar su estructura institucional y de dar curso a la admisión de nuevos asociados.

Las presidencias de Alfredo Silva Carvallo (9 de mayo de 1951-8 de octubre de 1952) y Heriberto Horst (8 de octubre de 1952-2 de junio de 1954) Heriberto Horst.


Previsión; la obtención y distribución de cuotas de papel

realizar gestiones ante los ministros y subsecretarios del

en los países productores, que se dificultaba por el ve-

ramo, y ante el propio Presidente de la República. Incluso

loz incremento del consumo en Estados Unidos, que no

el Directorio adoptó la práctica de citar a reuniones ex-

iba unido a una mayor producción de ese país —la propia

traordinarias a empresas que no eran asociadas cuando

Asociación fue autorizada por el Gobierno para comprar

se trataba de asuntos que requerían acuerdos generales,

en Canadá una cuota que se había ofrecido—; el aumento

como los relativos a las cuotas de papel o a la distribución

de precio de los diarios, aspecto básico en una economía

del producto. Preocupó, además, al Directorio el financia-

afectada por una persistente inflación, como la chilena;

miento de la Asociación y la fijación y cobro de cuotas a las

la modificación del arancel aduanero para que se permi-

empresas asociadas.

tiera a las empresas la importación de papel sin marca de agua o con una diferente

Otra materia que dio pie a

de la indicada en la partida

largos debates fue el pro-

respectiva (dicha marca se

yecto

exigía para impedir que se

no Richard Moran, apro-

le diera al papel otro uso,

bado por la Comisión de

como, por ejemplo, para

Industrias Nuevas, de esta-

envolver); la distribución

blecer en Chile una fábrica

de cuotas de papel a los

de papel. La iniciativa fue re-

diarios por la Compañía

sistida por Jorge Alessandri, Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones.

Cartones (CMPC); la insufi-

norteamerica-

Presidente de la Compañía Manufacturera de Papeles y

ciencia de las cuotas de divisas otorgadas a las empresas

Cartones, aduciendo que su compañía había ya suscrito un

para la adquisición de insumos y, principalmente, las con-

convenio con la Corporación de Fomento de la Producción

tinuas diferencias con los suplementeros, que apuntaban

(CORFO) para construir una nueva planta destinada exclusi-

a los porcentajes por la distribución, a las amenazas de

vamente a la elaboración de papel para la imprenta.

negativa de ventas y a la creación en favor de ellos de un régimen previsional al que concurrieran las empresas, no

Este carácter de organismo centrado en lo mera-

obstante tratarse de comerciantes independientes.

mente administrativo y económico, defendido por la mayoría del Directorio, exhibió un primer cambio

Para abordar estos temas, la ANP debía constantemente

LO S P R I M E R O S PA S O S

Manufacturera de Papeles y

del

29


30 A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


en junio de 1951, cuando, con motivo del retiro por algunos avisadores de su publicidad en “La Nación”, por la defensa que ese diario hacía de ciertos proyectos de ley, el Director Fernando Varas sostuvo que tal actitud constituía una presión que atentaba contra la libertad de prensa. Más adelante, en marzo de 1952, la detención de algunos periodistas por haber publicado informaciones sobre un ex Ministro de Estado, llevó a a algunos directores a solicitar la intervención de la ANP para el resguardo de la libertad de expresión. La mayoría del Directorio estimó, sin embargo, que no era esta una materia de la incumbencia de la Asociación Nacional de la Prensa, pues ella tenía por fin tratar los asuntos administrativos y económicos de las empresas y no “cuestiones ideológicas”.

Muy tempranamente la Asociación debió abordar los

844 mil pesos el rendimiento anual, la Federación de

problemas derivados de la distribución de los medios y

Suplementeros consideró excesivamente reducido di-

de las relaciones de las empresas con los suplemente-

cho aporte. Tras varias reuniones se llegó al acuerdo de

ros. Ya en sesión de 30 de julio de 1951 se aprobaron las

que las empresas aportarían dos centavos por ejemplar

bases del régimen previsional para éstos: las empresas

y los suplementeros sólo uno, entregándose el produ-

acordaron entregar mensualmente a la ANP una suma

cido a cada uno de los tres sindicatos existentes, en la

que no excedería de medio centavo por ejemplar, a la

proporción determinada por una comisión de los suple-

que se agregaría otra de igual monto descontada a los

menteros. Este convenio, el primero en su género entre

suplementeros, que sería depositada en una cuenta de

la Federación y la ANP, entró en vigencia el 1 de octubre

la Federación de Suplementeros. Si bien se estimó en

de 1951.

LO S P R I M E R O S PA S O S

La ANP y la distribución

31


Con todo, no fueron fáciles las relaciones entre ambas

recurrieron a las huelgas parciales, como la iniciada con-

agrupaciones. En efecto, coincidiendo con el comienzo

tra las importadoras de revistas extranjeras, a la negativa a

del Gobierno del Presidente Carlos Ibáñez del Campo,

vender el nuevo vespertino “Los Tiempos”, editado por La

los suplementeros empezaron a organizarse a lo largo de

Nación, a las huelgas generales —como la que comenzó el

todo el país de acuerdo a pautas dadas por el sindica-

6 de abril de 1963, por la negativa de las empresas a otor-

lismo argentino. El peronista Napoleón Sollazo, conse-

garles el 40 por ciento del precio de venta y a continuas

jero de la Confederación General del Trabajo transandina

peticiones de fondos, tanto a la ANP como directamente

y dirigente del Gremio de Suplementeros de Buenos

a las empresas, para obras sociales, actividades deportivas,

Aires —organizador de la huelga de vendedores de dia-

paseos y otros fines. Años después, en 1967, el Directorio

rios contra “La Prensa” de Buenos Aires, que determinó su

estimó más conveniente hacer un aporte por una cantidad

cierre y su posterior incautación por el Gobierno—, había

única a la Federación Nacional de Suplementeros, que le

estado en contacto con dirigentes de los suplementeros

sirviera para atender sus asuntos y evitar las peticiones

chilenos. Ya antes éstos, mediante diversas huelgas en

reiteradas y parciales.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Santiago y Valparaíso, lograron el 6 de abril de 1952 la firma

32

de otro convenio con la ANP, en el cual era parte también

Es del caso adelantar que el convenio de 1952 sirvió de

el Ministerio del Interior, que contemplaba diversas rega-

base para las normas del artículo 13 de la Ley 17.393, de

lías en favor de aquéllos. Los suplementeros, no obstante,

3 de diciembre de 1970, que dispuso la suscripción de un


ayuda por fallecimiento de familiares, colocación de in-

de Suplementeros, que hasta hoy regula las relaciones en-

yecciones y curaciones —mediante el Servicio de Medicina

tre éstos y las empresas periodísticas.

y Ayuda—, y del Fondo de Emergencia para Sindicatos y Jubilaciones.

Después de 1952 la ANP hubo de abordar la previsión de los suplementeros desde una perspectiva más formal, que

Dentro del tema general de la distribución, la ANP procuró

llevó a la elaboración de un proyecto de ley para ese sec-

crear y ordenar el funcionamiento de centrales comunes

tor. En tal rubro la Asociación debía encargarse del pago

de distribución de diarios y revistas. Más adelante, durante

de subsidios por enfermedad, de subsidios maternales, de

la presidencia del señor Horst, se estudió el proyecto de

LO S P R I M E R O S PA S O S

Convenio Nacional entre la ANP y la Federación Nacional

33


organizar una Compañía Distribuidora de Periódicos, so-

de Publicaciones El Tarapacá, propietaria de los diarios

bre la base de nueve agencias que tenía la Empresa Zig-

“El Debate” de Santiago, “El Tarapacá” de Iquique y “La

Zag en Santiago.

Opinión” de Valparaíso —y que desde noviembre de 1954 se hizo cargo del diario “El Día” de La Serena, de propiedad

La ANP y los periodistas

del Arzobispado—; el 23 de julio de 1952 se admitió a la

La relación de las empresas editoras con los periodistas

Sociedad Chilena de Publicaciones y Comercio S.A., dueña

indujo a la ANP a intervenir en el proyecto de ley que

de los diarios “El Mercurio” de Antofagasta y “La Prensa” de

creaba el Colegio de Periodistas. El tema provocó largos

Tocopilla; el 18 de noviembre de 1954 lo hizo “La Prensa

debates en el Directorio, y específicamente Alfredo Silva

del Sur” de Temuco. Ya en abril de 1955 estaban adheri-

se manifestó contrario al monopolio creado por el pro-

dos a la ANP “El Magallanes” y “La Prensa Austral” de Punta

yecto en favor de aquéllos. Estando de acuerdo en que

Arenas; “El Llanquihue” de Puerto Montt; “La Discusión” de

se legislara sobre la materia, los directores estimaban

Chillán, y “La Mañana” de Talca.

que debían introducirse profundas reformas al proyecto a fin de garantizar la libertad de las empresas en aspectos

Preocupación principal del señor Horst fue lograr que

tan esenciales como la designación de los directores de

se incorporaran a la ANP todas las empresas periodís-

sus periódicos y la libre contratación de sus periodistas.

ticas del país. Comprendiendo que dificultaba ese pro-

En reuniones sostenidas con los dirigentes del Círculo

pósito el monto de las cuotas sociales, que no podía ser

de Periodistas señores Pacull, Pizarro y Vergara, se lle-

abordado por los diarios de provincia, se encargó a los

gó a diversos acuerdos para modificar algunos artículos

señores Santa María y Viviani el estudio de una nueva

del proyecto.

fórmula de financiamiento de la entidad que permitie-

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

ra el ingreso de las empresas pequeñas. Dicha fórmula,

34

Nuevos socios

aprobada en diciembre de 1952, consistió en fijar una

Hasta el 30 de julio de 1951 la ANP continuó forma-

cuota mensual de 500 pesos a las empresas que consu-

da sólo por sus socios fundadores. En esa fecha se in-

mieran menos de 300 toneladas de papel al año; de mil

corporaron “Noticias de Última Hora” y “El Imparcial”. El

500 pesos mensuales a las que consumieran entre 700

16 de noviembre ingresó la Sociedad Periodística del Sur

y dos mil, y de seis mil pesos a las que consumieran más

—que renunció el 1 de julio de 1953 y se reincorporó el 4

de dos mil toneladas al año.

de noviembre de igual año—; en sesión de 12 de diciembre de ese año se aprobó la incorporación de la Empresa

En todo caso, las empresas representadas en el Directorio

Ercilla; el 30 de abril se aprobó el ingreso de la Sociedad

tendrían que pagar una cuota mínima de tres mil pesos


mensuales. En abril de 1955 se estableció, como una

1952, modificó los estatutos de la entidad a fin de introdu-

nueva modalidad de financiamiento de la ANP, que las

cir a los directores suplentes, consultar la desafiliación por

empresas de Santiago contribuyeran con el 25 por cien-

no pagar las cuotas sociales por un período superior a seis

to de la cantidad total recaudada para el aporte previ-

meses, y obligar a la presentación de un balance a la Junta

sional de los suplementeros (un centavo por peso del

General Ordinaria.

valor en que el ejemplar era vendido por las empresas a los suplementeros), en tanto que a las empresas de

También aprobó la idea del Presidente Horst de que la

provincia se les fijó una cuota mensual de acuerdo al

ANP abriera un concurso público y estableciera un ga-

tonelaje de papel nacional o importado asignado a cada

lardón para quien realizara una historia del periodismo

una de ellas.

en Chile. Se acordó un premio de 100 mil pesos y se fijó como plazo para la presentación de originales el 30 de junio de 1953, prorrogado en varias oportunidades. A su

PRIMER DIRECTORIO DEFINITIVO

vencimiento se habían presentado sólo dos trabajos, y se designó jurado a los señores Alfonso Bulnes, Presidente

En la primera Junta General de Asociados de la ANP,

de la Academia Chilena de la Historia —reemplazado más

realizada el 24 de septiembre de 1952, se procedió

adelante por Eugenio Pereira Salas—, Ramón Cortez y

a la elección del Directorio definitivo de la enti-

Alfredo Silva. Resultó premiado en septiembre de 1955 el

dad, que quedó compuesto por los señores Carlos

trabajo elaborado por Raúl Silva Castro, obra de más de

Eastman, por “El Mercurio”; Antonio Ferreira, por “La

400 páginas, impresa en enero de 1958 por Ediciones de

Nación”; Heriberto Horst, por la Empresa Zig-Zag;

la Universidad de Chile en las prensas de la Editorial del

Fernando Varas, por “El Diario Ilustrado”; Roberto

Pacífico S.A., con el título “Prensa y Periodismo en Chile

Paúl, por “El Sur”; Alfredo Silva, por “La Unión”, y Luis

(1812-1956)”.

sesión de 8 de octubre del nuevo Directorio fueron

En mayo de 1953 el Directorio aprobó la proposición de

elegidos Presidente y Vicepresidente los señores

que la ANP emitiera cada dos meses un boletín con los

Horst y Varas, respectivamente.

temas de interés para los asociados, así como información tributaria y legislación social que pudiera ser de utilidad para las empresas periodísticas.

A este Directorio le correspondió citar a una Junta General Extraordinaria, la cual, realizada el 12 de noviembre de

LO S P R I M E R O S PA S O S

Collants, por la Sociedad Periodística del Sur. En la

35


representantes de la Agrupación de la Prensa para tratar materias tales como el alza del precio de los periódicos. Incluso en agosto de 1953 se planteó la necesidad de que la ANP suscribiera un acuerdo con dicha Agrupación para actuar en una misma línea respecto de las alzas de precios de los diarios y en todas las determinaciones relativas a los suplementeros.

En sesión de 24 de agosto de 1953 se efectuó una reunión conjunta del Directorio de la ANP con los representantes de la Agrupación señores Raúl Jaras Barros y Luis Reyes Rojas, por “La Tercera de La Hora”; Armando Nef, por “La Última Hora”; Manuel del Villar, por “El Debate”; Luis Canales, por “El Siglo”; Rafael Úbeda, por la revista “Vistazo”, y Guillermo Carvacho, por “Las Noticias Gráficas”, en la que se suscribió el referido acuerdo.

Ya en septiembre, ante las amenazas de una nueva huelga de los suplementeros de Santiago, que se hizo realidad inRaúl Silva Castro.

cluso con daños en los locales de las agencias distribuido-

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

ras, se realizaron nuevas sesiones conjuntas, a las que em-

36

pezó a asistir Germán Picó Cañas en representación de “La

Fusión de la ANP y la Agrupación de la Prensa

Tercera de La Hora”. El acuerdo con que el 5 de octubre se

Las crecientes dificultades que experimentaban las em-

puso término al movimiento —sobre la base de la entrega

presas periodísticas por el fenómeno inflacionario, por las

a los suplementeros del 35 por ciento del precio de venta—

actuaciones arbitrarias del Consejo de Comercio Exterior y

se suscribió por la ANP y la Agrupación de la Prensa. Esta

por la acción de los suplementeros indujeron a represen-

acción conjunta, y la intervención del señor Picó en comi-

tantes de empresas no afiliadas a la ANP a acercarse a ésta

siones de la ANP, indujeron al Directorio de la mencionada

con el fin de buscar la necesaria unidad para encararlas. De

Agrupación a aceptar la proposición del señor Nef de que se

hecho, continuamente se mantenían conversaciones con

fusionaran ambas entidades. En un convenio previo se había


otorgado una representación determinada en el Directorio a

do Secretario Ejecutivo al ocupar el cargo, en noviembre de

cada una de las instituciones. Por último, la fusión se apro-

1954, Manuel Trucco Gaete, quien lo desempeñó hasta fe-

bó en sesiones del Directorio de la Asociación Nacional de

brero de 1959, cuando hubo de renunciar para servir como

la Prensa de 18 y 25 de noviembre de 1953.

embajador de Chile en Bolivia—, encargado especialmente de la previsión de los suplementeros y de la venta de diarios.

Como consecuencia del incremento del número de asociados, se consideró conveniente dar una nueva organización a la entidad, primer paso de lo cual fue la designación, el 30

VIEJOS Y NUEVOS DESAFÍOS

de diciembre de 1953, de un gerente interino —denominaEl problema de la distribución, que tantos esfuerzos había significado para la Asociación, ofrecía variadas aristas que obligaban a aplicar redoblada atención para no ceder ante las presiones de los suplementeros en un momento económico extremadamente aflictivo para las empresas nacionales. Tras cada movimiento huelguístico, que obligaba a la ANP a explicar al Ministro del Trabajo entonces en funciones que los suplementeros eran comerciantes independientes que no tenían vínculo laboral alguno con las empresas, se suscribía un convenio que, en general, significaba un aumento de beneficios tales como el mayor descuento previsional o el incremento del llamado “precio antiguo para nuevo”, amén de diversas ayudas solici-

todo, en ese período se logró reducir el pago del 35 al 30 por ciento del precio, con la oposición de “El Siglo” y “Las Noticias Gráficas”. En 1954 los suplementeros acordaron no trabajar el 1 de mayo, si bien manifestaron que no obstaculizarían la acción de las empresas para la venta de sus diarios. Pero en septiembre de ese mismo año los Armando Nef, Director de “La Última Hora”.

suplementeros de Santiago acordaron suspender la venta

LO S P R I M E R O S PA S O S

tadas por la Federación Nacional de Suplementeros. Con

37


A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ă‘ O S

38

Noticias publicadas en distintos medios nacionales sobre la huelga de suplementeros.


de “La Nación”, frente a lo cual la ANP determinó que las empresas asociadas no entregaran al gremio ninguna de sus publicaciones para la distribución hasta que éste depusiera su actitud. Resolvió, además, organizar la previsión de los suplementeros para que fuera controlada por la ANP y no por aquéllos, y tomó las medidas del caso para llegar incluso a la distribución directa de las publicaciones.

Esta enérgica y justificada actitud permitió la suscripción, el 20 de diciembre de 1954, de un nuevo convenio entre la ANP y los suplementeros que regularía sus relaciones. Como derivación se creó un Comité Ejecutivo de la Previsión, con representación mixta de los suplemente-

Otros temas comenzaron a preocupar al Directorio: la

ros y de las empresas, encargado de administrar la aten-

necesidad de contar con un local, propio o arrendado; el

ción médica, las hospitalizaciones, los gastos de farmacia,

problema de los avisos y de las agencias de publicidad,

los exámenes de laboratorio, los funerales y las ayudas

respecto de las cuales se consideró necesario que la ANP

mortuorias y, por último, las jubilaciones.

llevara un registro de las que cumplían las condiciones ne-

Abastecimiento del papel y otros asuntos

materia habría de regularse finalmente en noviembre de

Tanta o mayor importancia que la distribución tendría du-

1966); la creación del fondo de asignación familiar para

rante mucho tiempo el problema del reparto de cuotas

los periodistas; las dificultades puestas por la Línea Aérea

de papel y la obtención de previas para la importación de

Nacional (LAN) para la distribución de periódicos como “El

insumos. A este respecto las empresas debieron aplicar di-

Diario Ilustrado” o “La Tercera de La Hora”; los conflictos

versas medidas para ahorrar papel, una de las cuales había

laborales dentro de las propias empresas, como el produ-

sido sugerida con anterioridad por el entonces Presidente

cido en agosto de 1954 en La Unión de Valparaíso, que se

de la República, Gabriel González Videla: reducir las colum-

pretendió extender, como muestra de solidaridad, a otras

nas destinadas a Vida Social. Que la situación era de extrema

empresas periodísticas del país, y al que se plegaron los

gravedad lo muestra el hecho de que, debido a la escasez

suplementeros; la instalación de quioscos en Santiago, y

de papel y a los altos costos de producción, se dejara de pu-

el financiamiento estable de la institución mediante cuo-

blicar, el 11 de agosto de 1954, el diario “El Sur” de Temuco.

tas proporcionales al consumo de papel.

LO S P R I M E R O S PA S O S

cesarias para tener derecho a una comisión mínima (esta

39


CONSOLID Y DESARR


CAPÍTULO 2

DACIÓN ROLLO


CONSOLIDACIÓN Y DESARROLLO

Presidencia de Germán Picó Cañas (2 de junio de 1954-12 de marzo de 1975)

L

as sucesivas presidencias de Germán Picó Cañas, que cubren 20 años, coinciden con la consolidación de la entidad y con su marcada definición por la defensa

de las libertades de información y opinión. Desde que se produjo la fusión entre la ANP y la Agrupación de la Prensa, el señor Picó empezó a desplegar una intensa actividad en la institución. Elegido Vicepresidente, junto con Roberto Paúl, debió encabezar el Directorio como Presidente accidental desde el 2 de junio de 1954 por los problemas de salud que afectaban al señor Horst. Además de encarar las dificultades ya tradicionales, y las diferencias entre los asociados en torno a materias tan

Germán Picó Cañas.


delicadas como la fijación de cuotas de papel, la conve-

suplementeros, continuamente perturbadas por ame-

niencia de un dólar preferencial para la importación de

nazas de huelgas en apoyo de peticiones de nuevos be-

ese insumo o el precio de los diarios —que en una eco-

neficios. Con todo, se lograron ciertos avances, como la

nomía seriamente afectada por la inflación adquiría gran

suscripción, en 1955, de un acuerdo entre el gremio de

importancia—, el señor Picó se preocupó con especial

suplementeros de Valparaíso y las empresas periodísticas

celo de dotar a la institución de un local propio.

de esa ciudad, similar al existente en Santiago.

En sesión de 18 de noviembre de 1954 se ratificó un acuerdo adoptado informalmente de adquirir la oficina 411 de

EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE PRENSA

dad formada por los capitales que aportaran las empresas

Inéditas situaciones obligaron a la ANP a tomar cada vez

en igual proporción a la que regía para la adquisición de

mayor injerencia en la defensa de la libertad de expresión.

papel nacional, fondos que provinieron de ciertas deudas

Así, la negativa, en noviembre de 1953, del Vicepresidente

de la Caja de Empleados Públicos y Periodistas con aqué-

del Consejo de Comercio Exterior a firmar las previas

llas. El 15 de marzo de 1955 la ANP pudo instalarse en su

para la internación por “La Unión” de Valparaíso de 200

sede propia. En abril de ese año se acordó la adquisición

toneladas de papel, con el argumento de que “no pres-

de la oficina 412, adyacente a la ocupada por la ANP, que

taba servicios sino a sus amigos y no a sus enemigos”,

permitía la ampliación del local. Junto con esta determina-

fue considerada por el Directorio como “el peor ataque

ción se acordó dar una nueva estructura administrativa a la

que podía hacerse a la libertad de prensa”. Otros diarios,

entidad, aprobar una distinta modalidad de financiamiento

como “El Debate”, sufrieron también similares obstruc-

—a la que ya se aludió— y fijar remuneraciones a los fun-

ciones burocráticas y manifestaciones discriminatorias en

cionarios de planta, los más importantes de los cuales eran

el aludido organismo. Incluso en julio del año siguiente

el Secretario Ejecutivo y el Secretario de Previsión. El 23 de

ese periódico fue objeto de un atentado. La negativa de

septiembre, y coincidiendo con una Junta General a la que

la Línea Aérea Nacional a transportar los diarios editados

se convocó para elegir a la totalidad de los miembros del

por “El Siglo” llevó a la ANP en 1954 a defender el derecho

Directorio y para modificar los estatutos, se procedió a la

a la libre circulación de los periódicos. Otro tanto ocu-

inauguración oficial de la sede de la ANP.

rrió ese mismo año con motivo de una grave huelga del personal de talleres que impidió la impresión de “La

Continuaron en este período los intentos por racionalizar las relaciones entre las empresas periodísticas y los

Unión” de Valparaíso.

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

Bandera 84, que se compraría constituyendo una comuni-

45


A fines de 1954 se debatió latamente sobre los propósitos y fines de la Asociación, pues a juicio de algunos directo-

sa del derecho al acceso a las fuentes, sin el cual

res sus objetivos debían ser exclusivamente atender a los

era imposible el ejercicio del periodismo y, como

problemas de producción y distribución, en tanto otros

consecuencia, la existencia misma de los medios

consideraban que eran mucho más amplios. La cons-

de comunicación social.

titución, por entonces, de una Comisión Racionadora del Papel permitió comprender que se estaba frente

Debido a todas esas dificultades, la ANP, si bien

a un “atentado claro, preciso y categórico a la libertad

mantenía puesta su mayor atención en los aspectos

de prensa”, que obligaba a una campaña unida y tenaz

propiamente técnicos y económicos del negocio

contra ese propósito del Gobierno. Esta campaña, que

periodístico, había ampliado su campo de acción

se realizó a través de la prensa, en el Parlamento y en

hacia la defensa de la libertad de prensa. Muestra

las dependencias gubernativas, y a la que adhirieron la

de lo anterior fue que en la Junta General Ordinaria

ARCHI y el Círculo de Periodistas, fue determinante para

y Extraordinaria de 23 de septiembre de 1955, en la

impedir la realización de ese fin. Esta situación indujo, al

extensa reforma de los Estatutos acordada enton-

concluir 1954, a considerar la necesidad de consignar en

ces, se incluyera entre los objetivos de la ANP el de

la declaración de principios de la ANP el espíritu de so-

“defender intransigentemente la libertad de expre-

lidaridad entre sus miembros y la defensa de la libertad

sión y de concurrencia a las fuentes de información,

de expresión.

frente a todo intento de coacción”.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

En marzo de 1955, con motivo de la prohibición

46

de ingreso de cinco periodistas al Palacio de La

Elegido un nuevo Directorio en esa misma oca-

Moneda, dictada por el jefe de la Casa Militar de

sión, el 27 de septiembre fue designado Presidente

la Presidencia, primero, y de idéntica prohibi-

de la ANP el señor Picó. Cabe advertir que hacia esa épo-

ción emanada después de la Secretaría General

ca se habían incorporado nuevos socios a la ANP: “El

de Gobierno contra los periodistas del diario “El

Espectador” de Santiago; Empresa Periodística Curicó

Debate”, se suscitó una larga discusión sobre si a la

Ltda. y Empresa de Publicaciones Indoamérica S.A. En

ANP le correspondía intervenir en una materia que

mayo de 1956 lo hizo la Empresa ¿Qué Hay?; en ju-

algunos directores estimaban de índole política.

lio del mismo año se incorporó la Sociedad Impresora

Prevaleció la opinión de que debía primar la defen-

Merino y Cía. Ltda., editora del diario “Clarín”, y, más adelante, por breve tiempo, del diario “La Gaceta”;


C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

Noticias publicadas en diversos medios nacionales sobre el caso del diario “El Debate”.

47


En julio de 1956 se trató de dar una solución permanente al

la Empresa Golpe, en octubre del mismo año; Emelco

problema del financiamiento de la entidad, estableciendo

Chilena S.A.C. —que tenía características bien diferentes

el monto de los ingresos que aseguraran su funcionamien-

de las empresas periodísticas, pues era productora de

to, repartiéndolo entre los asociados en proporción a las

noticiarios de cine—, La Provincia de Ovalle y Sociedad

cuotas de papel asignadas a cada uno de ellos. Se fijó,

de Publicaciones Populares, en noviembre de 1957; la

asimismo, el mínimo que deberían pagar las empresas de

Agencia Informativa Orbe lo hizo en noviembre de 1958.

provincia y de Santiago.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

la Empresa Periodística P.M. lo hizo en agosto de 1956;

48

Junta General Ordinaria y Extraordinaria de 23 de septiembre de 1955, en la cual se incluyó en los objetivos de la ANP la defensa de la libertad de expresión.


Renovación de amenazas

Durante 1958 la ANP, junto al Círculo de Periodistas y a la ARCHI, debió trabajar activamente para evitar que,

En abril de 1957 la ANP hubo de movilizarse ac-

con motivo de la derogación de la Ley de Defensa de la

tivamente en defensa de la libertad de expresión

Democracia, se aprobaran reformas a la Ley de Seguridad

ante una sucesión de gravísimos atentados a ella,

Interior del Estado contrarias a la libertad de expresión.

consecuencia de la crítica situación política del momento, que se expresó en violentos disturbios

Cambio en la Secretaría General

en Santiago con motivo de un alza en el precio

En febrero de 1959 se hizo cargo de la Secretaría General,

de la locomoción colectiva. En medio de la aso-

en reemplazo del señor Trucco, Raúl Fernández Longé.

nada, “turbas irresponsables”, según expresión del

Preocupación de éste fue extender las vinculaciones de

Ministro del Interior, coronel Benjamín Videla, em-

la ANP con las empresas de provincia, y, en particular,

pastelaron y destruyeron la Imprenta Horizonte,

ayudar a la resolución en Santiago de los problemas que

en tanto que el Gobierno dispuso la requisición de

las afectaban. Con tal fin se creó, en mayo de 1959, un

una edición de la revista “Vea”. Además, sin orden

Departamento de Servicios.

de autoridad competente se procedió a clausurar la empresa La Tercera de La Hora. Al mismo tiempo algunos periodistas fueron detenidos, y ciertos diarios fueron objeto de censura previa. En entrevista del Directorio de la ANP con el Ministro del Interior, expresó éste que los hechos consC O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

tituían una torpeza incalificable, ofreció las más amplias garantías a la prensa y sugirió, respecto de los detenidos, que se pasaran los antecedentes a la Justicia para apresurar los procesos y para que pudieran abandonar sus lugares de reclusión. Al día siguiente de la entrevista, sin embargo, los detenidos fueron relegados y continuó la censura previa. Raúl Fernández Longé, verdadero organizador y ejecutor, por muchos años, de las iniciativas de la ANP.

49


Boicot a “El Mercurio”

septiembre de 1961, en otro adecuado para tales fines,

En enero de 1960 se produjo un conflicto en los talleres

que se arrendó en Portugal 174, frente al nuevo edificio

de “El Mercurio”, que quedó entregado a los tribuna-

de la Asistencia Pública.

les del trabajo. Sin embargo, el gremio de suplementeros, sorpresivamente, acordó un boicot a la venta de ese diario como forma de mostrar su solidaridad.

EXPOSICIÓN DE LA PRENSA

Coincidiendo con ese movimiento, se procedió a trasEl 4 de mayo de 1960, y como parte de las Festividades

donde funcionó en forma temporal hasta instalarse, en

del Sesquicentenario, la ANP inauguró en la Casa Central

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

ladar el policlínico del local del sindicato al de la ANP,

50

Ministro del Interior Sótero del Río junto a su señora, Germán Picó, el Ministro Enrique Ortúzar y Raúl Jaras.


de la Universidad de Chile la “Exposición Nacional e

reincorpora “Vistazo”; en agosto de 1965, “La Prensa” de

Internacional de la Prensa”, que tuvo gran éxito de pú-

Parral y “El Heraldo” de Linares; en septiembre de ese año,

blico y debió ser prolongada más allá del plazo primiti-

la Comunidad González Valenzuela, Empresa Periodística

vamente fijado.

O'Higgins; el 11 de agosto de 1966, la Distribuidora Latinoamericana de Publicaciones S.A.; el 18 de octubre de 1966 la Empresa de Publicaciones La Prensa Austral

En la Junta General Ordinaria de diciembre de 1961 apa-

S.A., y el 8 de mayo de 1969, la Sociedad Comercial de

recen como socios la Editorial Lord Cochrane S.A. y la

Publicaciones Continente Ltda. Gracias a la intervención

Empresa Periodística Clarín; en noviembre de 1963 se

de los señores Aurelio Lamas, de “El Sur” de Concepción,

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

Más incorporaciones

“Exposición Nacional e Internacional de la Prensa”, realizada en la Casa Central de la Universidad de Chile.

51


y Guillermo Gutiérrez Vea-Murguía, de “El Mercurio”, ad-

lo que fue motivo de permanentes diferencias entre am-

hirieron a la entidad la Sociedad Periodística La Provincia,

bas organizaciones gremiales.

de Ovalle; el diario “El Regional”, de Coquimbo, y la ya citada Editorial Lord Cochrane S.A.

Años después, y con motivo del Dictamen 1 del Colegio Nacional de Periodistas, de 1967, que interpretaba la Ley

Diferencias con el Colegio de Periodistas

12.045 en el sentido de que el trabajo de redacción de los

En septiembre de 1960 surgieron discrepancias entre la

diversos medios de difusión sobre hechos noticiosos de-

ANP y el Colegio de Periodistas en relación a la fijación

bería ser efectuado sólo por periodistas profesionales, sur-

del arancel para los periodistas profesionales. En opinión

gió por primera vez una discrepancia de fondo entre esa

de la primera, éste no podía ser determinado por dicha

entidad gremial y la ANP.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

entidad gremial por no estar facultada para ello por la

52

Ley 12.045 respecto de aquellos que recibían sueldo por

Reforma al DL 425, sobre Abusos de Publicidad

contrato de acuerdo a la ley común. El Gobierno, por

En el decenio de 1960 el tema de la libertad de expresión

intermedio del Ministro de Justicia, trató de presionar a

se haría presente con especial fuerza. El surgimiento de un

las empresas para lograr que se aplicara dicho arancel.

clima adverso a la prensa en el Parlamento, consecuencia

El Colegio, a través de su Presidente, René Silva Espejo,

de los excesos en la cobertura de las noticias de ciertos

optó por elevar el diferendo a la Contraloría. Ésta, en

medios impresos y radiales, favoreció la presentación de

su dictamen, se inclinó por la posición sustentada por

diversas mociones destinadas a controlar con más rigor

la ANP. Como consecuencia de ello el Ejecutivo en-

la entrega de informaciones. Así, el diputado Jorge Iván

vió al Congreso un proyecto que facultaba al Colegio

Hübner elaboró un proyecto en tal sentido. Pero de mu-

de Periodistas para fijar los sueldos de los profesiona-

cho mayor importancia para los medios fue el propósito

les empleados permanentes de las empresas, lo que

del Ministro de Justicia del Presidente Jorge Alessandri,

fue rechazado por la Asociación. Las dudas acerca de

Enrique Ortúzar Escobar, de reformar el DL 425, de 1925,

la constitucionalidad del proyecto aludido llevaron a la

sobre Abusos de Publicidad. Dicho proyecto estaba ya

aprobación de otro texto que facultó al Colegio para la

concluido en enero de 1963 y, puesto en conocimien-

fijación de aranceles en su sentido estricto, que fue la

to de la ANP, ésta entregó un informe a la Comisión de

Ley 14.837, y creó un procedimiento que entregó a la

Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara en que,

Comisión Mixta de Sueldos —que tenía una integración

manifestándose de acuerdo en la necesidad de modificar

especial con representantes de los periodistas y de la

el DL 425, expresaba su opinión negativa sobre el artículo

ANP— la facultad de fijar los sueldos mínimos de aquéllos,

en que se definía el delito de difamación.


También se le manifestaron en su oportunidad al Ministro de Justicia los reparos de la entidad frente al concepto de “noticia falsa” contenido en el artículo 17. Aunque aquél se comprometió a modificarlo en el Senado, esto no ocurrió. La posición de la entidad fue planteada, asimismo, en la Comisión de Constitución del Senado. En un ambiente de extrema agresividad continuó durante un año el debate del proyecto, que fue aprobado y promulgado como Ley 15.476, de 23 de enero de 1964. El texto refundido del DL 425 fue publicado como Ley 15.576 el 11 de junio de 1964. En abril la ANP tomó el acuerdo de formar una comisión para estudiar los inconvenientes que la aplicación de la Ley estaba produciendo —por querellas contra algunos diarios por difamación y por el tamaño y color de las letras, extensión de la información y dimensión de las fotografías— y sugerir las modificaciones del caso. La referida comisión preparó un proyecto de reforma que conoció el Directorio en

El 30 de junio de 1965 el Presidente Eduardo Frei Montalva envió al Congreso un mensaje para reformar

El Presidente Eduardo Frei Montalva y Germán Picó.

dicha ley. Tras dos años de debate, en que le cupo una activa intervención a la ANP, fue promulgada la Ley 16.643 el 13 de julio de 1967, publicada el 4 de sep-

I N T E N TO S D E CO N T R O L P O L Í T I CO D E LOS MEDIOS

tiembre del mismo año. Muchas veces modificada posteriormente, a partir de 1990 se pretendió sustituirla

Además de las amenazas a la libertad de pren-

por otra normativa, cuyo proyecto inició su tramitación

sa contenidas en las regulaciones de la actividad,

parlamentaria en 1993.

ya desde el decenio de 1960 surge el peligro que

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

septiembre de 1964.

53


y los accionistas controladores eran de tendencia liberal suponía para aquélla el deseo de las autoridades

y adversa al Gobierno. Según denuncias de senadores y

de gobiernos de manejar en forma discriminatoria

diputados opositores hechas en julio, el otorgamiento de

el avisaje de los servicios e instituciones del sector

créditos agrícolas era utilizado por el Banco del Estado

público. De hecho, el retiro de tal publicidad afec-

para presionar a los eventuales vendedores.

tó a diversos medios informativos. Las denuncias al respecto obligaban a plantear estas situaciones a

Estos hechos fueron condenados por los Colegios

las autoridades políticas, las cuales, contra las evi-

Regionales de Periodistas de Valdivia y Osorno, por el

dencias, negaban que existieran presiones, discri-

Círculo de Periodistas de Santiago y por el Consejo

minaciones o persecusiones. Esto llevó a que en la

Nacional del Colegio de Periodistas, que acordó designar

Declaración de Principios de la ANP que se aprobó

una comisión investigadora para esclarecer los alcances

en una reunión ampliada de las empresas periodís-

de la denuncia. La gravedad de los hechos, el silencio del

ticas, y que se denominó Convención de la Prensa,

Banco del Estado, las intervenciones parlamentarias en la

en septiembre de 1965, y que está incorporada a

Cámara de Diputados y en el Senado y la publicidad en

los Estatutos, se estableciera expresamente que

torno a esta situación indujeron al Directorio de la ANP

“las presiones, discriminaciones o coacciones de

a designar al abogado Gonzalo Figueroa Yáñez para que

carácter económico, administrativo o de cualquier

practicara las investigaciones del caso, producto de las

naturaleza atentan contra la libertad de prensa”.

cuales fue un informe que corroboró las presiones indebidas ejercidas por funcionarios del Banco del Estado para

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

inducir a los accionistas de SOPESUR a vender dichos valo-

54

Situaciones sin precedentes empezó a vivir la ANP en el

res mobiliarios a precios muy superiores a los del mercado.

campo de la libertad de expresión a partir de enero de

El Directorio estimó tales circunstancias extremadamente

1966, cuando una empresa controlada por el Banco del

graves y una amenaza a la libertad de expresión, y acordó

Estado, la Compañía Agrícola y Ganadera Rucamanqui, y

protestar por la actitud de esos funcionarios y solicitar san-

consejeros de la citada entidad financiera estatal decidie-

ciones ejemplares en contra de ellos. Acordó, asimismo,

ron adquirir acciones de la Sociedad Periodística del Sur

entrevistarse con el Presidente de la República para darle a

S.A. (SOPESUR), con préstamos del aludido banco. La ci-

conocer tales hechos.

tada empresa era propietaria de los diarios “La Patria”, de Concepción; “El Diario Austral” y “Gong”, de Temuco; “El

En la conversación sostenida por el señor Picó con el

Correo de Valdivia”, de Valdivia, y “La Prensa” de Osorno,

Presidente Frei, aquél le hizo presente las actuaciones de


el fiscal del Banco del Estado, Jorge Mandujano López,

y que participaban en la Sociedad Periodística Andes,

quien era, a la vez, abogado de la Sociedad Periodística

editora del diario democratacristiano “La Tarde”. Reiteró

Andes. La Sociedad Interamericana de Prensa, que esti-

el Presidente su irrestricta adhesión a la libertad de ex-

mó del caso intervenir en el problema, recibió una airada

presión y anunció su propósito de ordenar una investi-

respuesta del Presidente Frei, en la que le expresó que la

gación sobre el caso. Se encargó de dicha investigación

entidad no debió actuar sobre la base de “informaciones

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

colaboradores muy cercanos en la operación SOPESUR,

Carlos Paúl, el Presidente Eduardo Frei Montalva, Óscar Pizarro y Cristián Zegers.

55


unilaterales, falsas e interesadas” y que se realizaba una

instrucción. Aunque en noviembre el señor Allende Urrutia

investigación sobre la denuncia referida a “actos de algu-

volvió a ser elegido Presidente del Directorio de SOPESUR

nos funcionarios, cuya validez es necesario establecer”.

por un nuevo período de dos años, el control de la Sociedad

En entrevista con el Ministro del Interior y el Secretario

Periodística del Sur había pasado a otros sectores.

General de Gobierno, el señor Picó pudo imponerse de la forma en que se había llevado la investigación referi-

También el Directorio conoció de denuncias sobre ma-

da, e hizo notar sus deficiencias, lo que aconsejaba una

niobras de autoridades provinciales, en connivencia con

ampliación de las mismas.

empresas cuyos accionistas mayoritarios eran afines al

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Gobierno, destinadas a modificar el control de ciertos

56

El 18 de octubre de 1966 el Ministro del Interior, Bernardo

diarios, como ocurrió en “El Día” de La Serena, objeto de

Leighton, informó al Presidente de la ANP sobre los resul-

una huelga el 5 de julio de 1966, en la que tuvo interven-

tados de la pesquisa. Según ella, había quedado demos-

ción un miembro del sindicato muy próximo al Intendente

trado que en la compra de acciones de SOPESUR en que

de Coquimbo, lo cual coincidió con gestiones de un re-

intervinieron funcionarios del Banco del Estado no se ejer-

presentante de Zig-Zag, aparentemente interesado en el

ció presión alguna. Además, se puso de manifiesto “que la

diario. Las denuncias del Director Antonio Puga obligaron

actuación de funcionarios fue hecha a título particular y

a disponer las investigaciones del caso. Aunque respecto

en virtud de un mandato que había conferido una perso-

de “El Día” la pesquisa realizada por el Secretario Ejecutivo

na privada, ajena al Banco... (y) que no existe disposición

de la ANP no estimó reprochables las acciones realizadas

legal ni reglamentaria que impida a los funcionarios del

por Zig-Zag, fue innegable la intervención del Intendente

Banco realizar operaciones comerciales en su carácter de

de la provincia para retirar de ese medio la totalidad de

particulares”. Agregaba el señor Leighton que, sin perjuicio

los avisos fiscales.

de lo anterior, se había instruido a los funcionarios de esa entidad de que en lo sucesivo se abstuvieran de intervenir

Diferencias internas

en actividades particulares de esa índole, “que aun sin fun-

Estos hechos tuvieron repercusión en el funcionamien-

damento pueden dar origen a críticas y comentarios que

to del Directorio mismo, pues algunos de sus miembros

lesionan el prestigio de una institución como el Banco del

defendieron tenazmente las actuaciones del Gobierno y

Estado de Chile”.

descalificaron, como inspiradas en posiciones políticas, las denuncias presentadas. Esto se tradujo en la adopción

Después de un largo debate, el Directorio acordó hacer pú-

de acuerdos en que, en contra de una sólida tradición, no

blica la carta del Ministro Leighton, subrayando esta última

siempre fue posible obtener la unanimidad.


Al mismo tiempo comenzaron a producirse modificaciones en la gestión o en la propiedad de importan-

lesionar la dignidad de que deben estar revestidas

tes empresas periodísticas. Así, el 17 de enero de 1967,

las luchas políticas en una democracia”.

por determinación del Arzobispo-Obispo de Valparaíso, don Emilio Tagle Covarrubias, se hizo cargo del diario “La Unión” de Valparaíso la Sociedad Periodística de

Hacia la fijación de precios de los medios escritos

Valparaíso Ltda. (PERIOVAL) también políticamente afín al

De igual gravedad para las empresas periodísticas fue-

Gobierno del señor Frei, lo que significó el alejamiento

ron los intentos oficiales por intervenir en la fijación del

de la Asociación de Alfredo Silva Carvallo, su ex Director

precio de las publicaciones. En efecto, por Ley 16.464

y primer Presidente. Asimismo, en marzo de ese año

se declaró de primera necesidad a todos los artículos

“El Diario Ilustrado” pasó a ser editado por la Sociedad

y servicios que sirvieran de base para la determinación

Periodística del Sur. En su reemplazo apareció, en octu-

del índice de precios al consumidor, uno de los cuales

bre de 1970, el diario “La Prensa”.

eran los diarios de la mañana y las revistas. Una resolución del Ministerio de Economía de 1 de ocubre de 1966

A medida que el clima político se iba haciendo más

dispuso que ningún producto o servicio de primera ne-

conflictivo, la Asociación debió recalcar los princi-

cesidad podía variar sus precios sin autorización previa

pios básicos del periodismo, en especial frente a los

de la Dirección de Industria y Comercio (DIRINCO). Esta

desbordes de algunos órganos de expresión y a los

situación, estimada seriamente limitativa de la indepen-

ataques contra la honra de las personas.

dencia de las empresas periodísticas, obligó a la ANP a

Honda conmoción produjo en la opinión pública y

la República y el Ministro de Economía, para lograr su

en los sectores políticos el ataque contra el sena-

modificación. Aunque ambos aceptaron el predicamen-

dor Raúl Ampuero, del Partido Socialista Popular,

to de la Asociación y se realizaron trámites ante diversas

aparecido en el diario “Clarín” el 24 de septiembre

autoridades para lograr una solución, en septiembre de

de 1966. Este desborde llevó al Directorio a publi-

1967 el Director de Industria y Comercio, Hernán Lacalle,

car una declaración en que reiteraba los deberes

manifestó la imposibilidad de acceder a la solicitud de la

estatutarios de las empresas afiliadas y subrayaba

ANP. En diciembre de ese año, y tras una nueva entrevista

que faltaban a ellos los órganos de expresión que

del Directorio con el Presidente de la República, se dictó

incurrían “en el grave delito de mancillar honras y

el DS 1.451, del Ministerio de Economía, que “descongeló” los precios de diarios y revistas.

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

realizar diversas gestiones, incluso ante el Presidente de

57


CONVENCIÓN NACIONAL DE LA PRENSA Y NUEVA ESTRUCTURA DE LA ANP En 1965, y con el propósito de dar más presencia en la entidad a los diarios regionales, se determinó modificar la constitución de la ANP, de manera de lograr la unidad de todas las empresas periodísticas del país. La reforma de Estatutos aprobada en la Junta General Extraordinaria de 10 de septiembre de ese año permitió crear sedes provinciales en las ciudades de La Serena (Directorio Provincial Norte, que reunió a todas las empresas que editaban sus publicaciones al norte de las provincias de Santiago y Valparaíso, compuesto por tres miembros), Santiago (Directorio Provincial Centro, con las empresas de Santiago y Valparaíso, formado por 10 miembros) y Concepción (Directorio Provincial Sur, con las empresas que imprimían al sur de Valparaíso y Santiago, con 10 miembros). Los directorios provinciales designarían a los

El Directorio determinó crear una estructura de traba-

18 miembros del Directorio Nacional: tres el Norte, seis el

jo constituida por seis comisiones: Tesorería, Asuntos

Sur y nueve el Centro.

Previsionales, Distribución y Ventas, Avisos y Publicidad,

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Gravámenes, Impuestos y Franquicias, y Relaciones

58

La Junta General Extraordinaria aludida fue la culminación

Públicas. Se inició, además, un estudio sobre la factibili-

de una Convención Nacional de la Prensa a que convocó

dad de una Central de Compras y la organización de un

la ANP y que se realizó entre los días 7 y 10 de septiem-

Departamento Técnico.

bre. Al acto de inauguración en la Biblioteca Nacional, en que hablaron el señor Picó, el rector de la Universidad de

La Asociación reinició la publicación de su boletín a partir

Chile, Eugenio González, y el Director de “El Rancagüino”,

de junio de 1963, que en diferentes formatos, con interrup-

Héctor González, le siguieron los trabajos de las comisio-

ciones y hasta el presente, da cuenta de sus actividades y

nes —Estatutos, Declaración de Principios, Asuntos Técnicos

de temas de interés para los asociados.

y Financieros—, para concluir con las sesiones plenarias.


Verificación de Circulación

presentarlos a la junta de asociados en mayo de 1970, y se

En junio de 1955 se había planteado en la ANP la creación

iniciaron los trámites para obtener la personalidad jurídica

de un sistema que permitiera verificar el tiraje y las ventas

de dicha entidad.

de los medios asociados, lo que fue sugerido por la Oficina de Circulación Certificada de la Sociedad Interamericana

A fines de enero de 1969 se constituyó el Consejo Nacional

de Prensa (SIP). La idea encontró eco favorable en el

de Actividades Publicitarias, que reemplazó a una pro-

Directorio, pero nada se avanzó en la materia. En no-

yectada federación que tuvo su origen en la ya citada

viembre de 1960, y por iniciativa del representante de “El

Convención de la Publicidad en 1967, y que reunió a avisa-

Mercurio”, Luis E. Brain, la ANP consideró la necesidad de

dores (ANDA), agencias de publicidad (ACHAP) y empresas

contar con un sistema de verificación de la circulación de

periodísticas (ANP). Habiendo aceptado las dos primeras

los periódicos. Ante el interés manifestado por diversos di-

los puntos de vista de la ANP, se aprobó la constitución de

rectores, se acordó pedir propuestas a algunas firmas au-

un Directorio de la nueva entidad.

ditoras. El tema resurgió en 1961, sin que se pudiera llegar a un acuerdo.

Nuevos socios

Con motivo de la Convención Nacional de la ANP de 1965

categoría especial de miembros que, no siendo asociados

y de los debates habidos en la Convención de la Publicidad

propiamente tales, tuvieran el carácter de adherentes,

de 1967, la Empresa Clarín propuso en el Directorio, en

con acceso a los canales de distribución de la Asociación

junio de 1968, el establecimiento de un sistema veri-

y participación en las comisiones que trataban los asun-

ficador de tirajes y ventas. En esta ocasión la Secretaría

tos de circulación. Ese acuerdo emanó de la existencia de

Ejecutiva recopiló los antecedentes del caso para or-

empresas que si bien no cumplían todas las condiciones

ganizar una oficina verificadora de acuerdo a las pautas

para ser asociados, revestían importancia en el merca-

internacionales. La necesidad de aplicar este sistema

do periodístico, como era el caso del “Reader’s Digest”.

había sido también subrayada por la Asociación Chilena

En los años siguientes se incorporaron a la Asociación,

de Publicidad (ACHAP) y por la Asociación de Avisadores

como miembros plenos, la Sociedad de Publicaciones

(ANDA). El Directorio aprobó, finalmente, instituir el sis-

El Tarapacá (abril de 1972) —se trató, en verdad, de una

tema ABC, utilizado por la Federación Internacional de

regularización, pues dicha empresa, que había cambiado

Institutos Verificadores de Circulaciones. La comisión

de propietarios, había pertenecido antes a la entidad gre-

formada para redactar los Estatutos del IVC, presidida

mial— y la Empresa Editora Tribuna (abril de 1972).

por Eugenio Bernales, Vicepresidente de la ANDA, pudo

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

En mayo de 1969 el Directorio de la ANP decidió crear una

59


LAS TENSIONES POLÍTICAS Y LA ANP las huelgas con dirección política, y, por la otra, a la La beligerancia política, acentuada en los años fi-

creación, en la junta anual de asociados realizada el

nales del decenio de 1960, se tradujo en el surgi-

15 de mayo de 1970, de la Comisión Permanente de

miento de tensiones dentro de la organización,

Libertad de Prensa y Expresión.

que se reflejaron en diferentes hechos: la renuncia

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

de Antonio Puga a la vicepresidencia en diciembre

60

de 1969, en atención a que, a su juicio, la entidad

Previsión de suplementeros y Ley 17.393

no había tomado las debidas actitudes frente a los

Preocupó a la ANP desde 1961 la tramitación de un proyec-

atentados contra la libertad de prensa e, incluso,

to de ley, de iniciativa parlamentaria, sobre carné profesio-

contra los propios locales de las casas periodísticas

nal de suplementeros, y otro de previsión de los mismos,

y las residencias de sus directores, como había ocu-

originado en la Superintendencia de Seguridad Social, que

rrido en los casos de “El Diario Ilustrado” y “El Diario

abordaba aspectos muy complejos, como la forma de lle-

Austral”; los incidentes entre las empresas asocia-

var un registro permanente de aquéllos, el mecanismo de

das El Mercurio y Clarín, manifestados en injuriosas

recaudación de sus imposiciones, y la conversión en obli-

apreciaciones contenidas en este último diario con-

gación legal de la prestación de servicios médicos por la

tra el propietario y funcionarios del primero, y que

ANP a los suplementeros. El Directorio fue categórico para

fueron objeto de ásperos debates en el Directorio;

sostener que el proyecto, que pretendía que el financimien-

las acciones de grupos organizados contrarias a la

to de la previsión fuera de cargo a las empresas y de los

libertad de expresión, expresadas en huelgas dirigi-

suplementeros, partía de una base completamente errada,

das políticamente y en la usurpación de empresas

pues los beneficiarios no eran empleados de las empresas,

periodísticas. Ello llevó, por una parte, a la creación

sino pequeños comerciantes independientes, y que, como

de una organización de empresas de provincia, la

tales, debían simplemente ingresar al Servicio de Seguro

Asociación Nacional de Diarios de Provincia, pre-

Social. Sin embargo, la tramitación del proyecto continuó

sidida por Antonio Puga —sin que esto significara

sin que se tomara en cuenta la posición de la ANP. Cuando

una ruptura con la ANP—, argumentándose, como

se conoció el texto aprobado en la Comisión de Trabajo de

justificación, que se vivía un período dramático, y

la Cámara de Diputados, el Directorio, en octubre de 1964,

que ellas resultaban especialmente afectadas, entre

determinó hacer presentes sus puntos de vista al Ministro

otras cosas, por el impuesto a la publicidad y por

del Interior, don Bernardo Leighton. En lo esencial, el proyecto creaba un régimen previsional para los suplementeros,


financiado con un impuesto de 5,6 por ciento a las ventas y

Longé. La ley se encontraba despachada en octubre de

otro de 2 por ciento a la publicidad. Además, establecía un

1970, restando un veto del Gobierno relativo al financia-

contrato de trabajo para los suplementeros, lo que exterio-

miento, y fue promulgada y publicada el 2 de diciembre

rizaba un completo desconocimiento de la condición jurí-

de ese año con el número 17.393. Cabe indicar que en

dica de éstos. Ese mismo año el proyecto fue aprobado por

virtud de esta ley la ANP quedó obligada a nuevas fun-

dicha comisión, y comenzó a ser tratado en agosto de 1969

ciones, entre ellas la de recaudar las imposiciones de los

por la Comisión de Hacienda, la que, tomando finalmente

suplementeros y la de formar el Registro Nacional de

en consideración las observaciones de la ANP, le introdujo

los mismos. Ella disponía, además, la celebración de un

diversas modificaciones.

convenio entre la Asociación y la Federación Nacional de Suplementeros que establecería las obligaciones recíprocas de ambas entidades, lo que significó la realización de

el Secretario Ejecutivo de la entidad, señor Fernández

numerosas reuniones con el fin de acordar sus términos.

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

En estas gestiones tuvo una destacada participación

Maratón de suplementeros en Santiago organizado anualmente por la ANP.

61


62 A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


PROBLEMAS DURANTE EL GOBIERNO DE SALVADOR ALLENDE

Uno de los puntos más debatidos fue la petición de los suplementeros del 35 por ciento del valor tapa, que, mediante diversas compensaciones, quedó reducido al 30 por ciento.

Apenas iniciado el Gobierno de Salvador Allende, el representante de Zig-Zag dio cuenta, el 24 de noviembre de 1970, de una huelga de muy especiales características que

bre derechos de autor, que dio origen a la Ley 17.336, de

estaba afectando a su empresa, lo que, según subrayó, po-

2 de octubre de 1970, respecto de cuyas regulaciones se

día constituir un modelo que podría generalizarse. La huel-

estimó que podían originar trabas al ejercicio de la liber-

ga se inició con planteamientos políticos de los sindicatos,

tad de expresión.

referidos a modificaciones en la línea informativa de algunas

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

También motivó la intervención de la ANP el proyecto so-

Una de las tantas reuniones sostenidas por la Directiva con el Presidente Allende.

63


Figueroa, respectivamente, y ellos le aseguraron que la

tales en el contenido de las revistas infantiles y femeninas.

huelga no tenía origen político y mucho menos orientación

En la reunión sostenida por la Directiva de la Asociación con

gubernativa, y que, por los antecedentes de que disponían,

el Presidente Allende, éste abundó en consideraciones so-

se había generado en situaciones de orden económico y

bre el respeto de su Gobierno por la libertad de prensa. El

sindicales internas. Con todo, a pesar de las afirmaciones

Presidente de la ANP, señor Picó, se reunió con el Ministro

del Presidente de la República y del jefe político del gabine-

del Interior y con el Presidente de la CUT, señores Tohá y

te, la Empresa Zig-Zag fue sometida a intervención estatal.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

revistas, cambios de sus directores y variaciones fundamen-

64

Una de las reunión sostenida por Germán Picó con el Presidente Salvador Allende.


El Presidente Allende había anunciado durante su campa-

Otras restricciones económicas

ña electoral la creación de una editorial del Estado, lo cual cumplió apenas subió al poder y sobre la base de Zig-Zag.

En la sesión de 19 de abril de 1971, junto con darse

Después del comienzo de la huelga, la empresa fue ocupa-

a conocer los cambios producidos en la Empresa

da por su personal, sus ejecutivos superiores fueron desalo-

Periodística de Chile, editora de “El Diario Ilustrado”,

jados y el Gobierno nombró a un interventor para adminis-

la liquidación de éste y su sustitución por el diario

trarla. Frente a tal presión los dueños debieron aceptar una

“La Prensa”, se analizaron diversas materias atinen-

propuesta que los dejó sólo con la razón social de Zig-Zag,

tes a la libertad de información, como la fijación

con algunas de sus publicaciones y con el fondo editorial

por el DFL 1, de 1971, de los nuevos sueldos míni-

de libros. El Estado, a través de la Corporación de Fomento

mos de los periodistas, que se aplicarían con efecto

de la Producción, quedó en posesión de todos los edificios

retroactivo, lo que podría significar la ruina de los

de oficinas y talleres y con las maquinarias de la mayor im-

diarios de provincia, y la aplicación a la publicidad

prenta nacional, con lo que formó la Sociedad Impresora

de la fijación de precios, lo que también se quería

Quimantú. Ésta se incorporó a la ANP el 26 de mayo de 1971.

extender a diarios y revistas. El señor Picó estimó

Además, muy pronto otras empresas, especialmente las

económico contra las empresas, ante lo cual no

más pequeñas, comenzaron a denunciar las dificultades en

se podía permanecer indiferente, más aún cuando

que se encontraban ante la restricción del avisaje estatal.

el Gobierno estaba precisamente empeñado en la

También se denunció en el seno del Directorio la intro-

llamada “Operación Verdad”. Esta campaña de opi-

misión de las autoridades en los precios de los diarios y

nión, lanzada en Viña del Mar el 13 de febrero, Día de

ciertas actitudes de franca censura, como la querella del

la Prensa, por el Presidente Allende para defender la

Gobierno contra el vespertino “La Segunda”, denunciada

imagen de su Gobierno en el exterior y, en especial,

en sesión del 19 de marzo de 1971.

ante la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), recibió el entusiasta apoyo de la Asamblea Nacional

La multiplicidad de tales problemas y las críticas vertidas en

de Periodistas de Izquierda.

el seno del Directorio sobre la actuación de la ANP frente a estas dificultades llevaron a realizar una reunión en Concepción, los días 27 y 28 de marzo de 1971, para estu-

Nuevas entrevistas del Directorio con autoridades de

diar a fondo la situación de la prensa y la incidencia que en

gobierno, como el Ministro del Interior, José Tohá —ex

su solución podía tener la ANP.

Director del vespertino “Noticias de Última Hora”—; el de

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

en el Directorio que se estaba frente a un ataque

65


Economía, Pedro Vuskovic; el Director de DIRINCO, señor

ante la posibilidad de que ellos pudieran tener una escala

Martínez, e incluso, con el propio Presidente Allende, no

de sueldos inferior. En cambio, el ministro Vuskovic, rei-

dieron mayores resultados, pues éstos subrayaban perma-

terando lo manifestado por el Presidente Allende de que

nentemente que el Gobierno no perseguía los propósitos

el Gobierno no tenía el propósito de ejercer presión so-

que temía la ANP y manifestaban su buena disposición

bre los medios de comunicación, declaró que retiraría el

para solucionar los eventuales problemas, los que no sólo

decreto que disponía la fijación de precios de éstos. Con

se mantenían, sino que se agravaban. En reunión de las di-

todo, como siempre había un desequilibrio para solven-

rectivas de la ANP, la ARCHI y el Colegio de Periodistas con

tar los gastos por concepto de remuneraciones entre las

el Presidente de la República, el señor Picó fue muy enfá-

sociedades mayores y menores, las empresas El Mercurio,

tico para asegurar que con la retroactividad de los sueldos

Clarín y La Tercera de La Hora determinaron constituir un

mínimos, con seguridad desaparecerían varios diarios de

fondo que permitiera a las de provincia pagar las diferen-

provincia, como “El Día” de La Serena, “El Rancagüino” de

cias de sueldos y previsionales por los meses atrasados.

Rancagua y “La Mañana” de Talca.

Las cantidades entregadas por el fondo tendrían la calidad de préstamo, que se pagarían sin interés hasta el año

El Colegio de Periodistas, que defendía los nuevos suel-

1972. El fondo fue administrado por un comité creado al

dos mínimos, se manifestó absolutamente intransigente

margen de la ANP, en el cual Raúl Fernández Longé actuó como depositario.

Hacia el control total del papel Otras cuestiones extremadamente amenazadoras hubo

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

de conocer la ANP, como la ocupación durante nueve

66

meses del diario “La Mañana” de Talca y su posterior intervención por el Gobierno; las medidas adoptadas por éste contra el Director de la United Press; la campaña gubernativa contra “El Mercurio”, que incluso tuvo expresiones en una sesión especial de la Cámara de Diputados, de 15 de septiembre de 1971, convocada para debatir sobre la situación de la prensa, y la apertura, desde el 9 de noviembre de 1971, de un poder comprador de acciones de la Compañía Manufacturera de Papeles


67

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO


y Cartones para incorporarla a la llamada “área social de la economía”. De cumplirse este proyecto, el Estado, ya poseedor de INFORSA, quedaría como controlador de toda la producción de papel en Chile. En sesión de la Cámara de Diputados de 30 de noviembre, el Ministro Vuskovic anunció que el objetivo final perseguido en esa materia era la creación del Instituto Nacional del Papel (INFORSA). Con este motivo, y para obtener del Gobierno

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

las garantías de libertad y normal abastecimiento de papel

68

Artículo aparecido en la revista “Zig-Zag”.


de diarios, el Presidente de la ANP, señor Picó, se entre-

Convenio entre la ANP y los suplementeros

vistó con el Presidente Allende el 11 de octubre de 1971.

Casi un año duraron las conversaciones entre la

Éste le aseguró que en caso de que la empresa papelera

Comisión de Circulación y la Federación Nacional de

pasara a poder del Estado, cuidaría de que la ANP tuviera

Suplementeros, traducidas en una cincuentena de reu-

participación en el proceso de distribución del referido

niones, para dar término a la elaboración de un proyecto

papel. Este compromiso quedó expreso en una carta

de convenio. Éste constaba de 28 artículos y un anexo,

de 25 de ese mes enviada por el Presidente Allende al

y en general recogió las prácticas que hasta entonces

señor Picó.

regulaban el sistema de distribución de diarios y revistas en Santiago, y que se habían ido fijando mediante acuerdos y reglamentos de dificultosa gestación y objetada aplicación. Tal vez lo más novedoso del convenio fue el establecimiento de dos días, el 1 de enero y el 1 de mayo, en que no circularían los diarios. En sesión de 21 de junio de 1971 el Directorio facultó a la Mesa Directiva para suscribir el citado acuerdo. En esa ocasión se juzgó que dicho instrumento era un paso importante para mantener mejores y más estables relaciones con el gremio. Sin embargo, en el XII Congreso Ordinario de Suplementeros, celebrado en Arica el 19 de julio, éstos

los diarios, el 40 por ciento de las revistas y un aumento del “precio antiguo para nuevo”, lo que demostró la fragilidad del referido convenio.

ALLANAMIENTOS, OCUPACIONES Y USURPACIÓN Después de más de un año de ocupación ilegal de “La Aviso publicado en “El Mercurio” el sábado 13 de noviembre de 1971.

Mañana” de Talca, la Corte Suprema falló en favor del

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

insistieron en solicitar el 35 por ciento del valor tapa de

69


propietario de ese periódico, Juan Bravo Ramos, decla-

y el país se hallaba paralizado por diversos movimientos

rando la inconstitucionalidad de la intervención decre-

huelguísticos, entre ellos el de los camioneros—, no con-

tada por el Gobierno. El Juzgado del Crimen de Talca

taba con los efectivos necesarios para practicar la diligen-

dictó una orden judicial para hacer cumplir el referido

cia. A mayor abundamiento, y a pesar del fallo, el diario si-

fallo, haciéndosela saber al Intendente y al Prefecto de

guió siendo editado por los huelguistas, sin representante

Carabineros para el caso de ser necesario el desalojo

legal y sin Director. Con este motivo, el Directorio se re-

del inmueble. Pero el Intendente no acató la orden del

unió con el jefe de la Zona de Emergencia de Santiago,

Juzgado, y el jefe policial adujo que como la provincia

general Carlos Prats, para tratar de que se diera término a

estaba en Estado de Emergencia —era octubre de 1972,

tan irregular situación.

El “Diario de Atacama”, fundado por Antonio Puga en Copiapó en 1970, fue objeto, en las vísperas del Año Nuevo de 1972, de una ocupación por parte de empleados del periódico vinculados a la combinación gobernante, y permaneció cerrado durante cinco meses. También el diario “El Sur” de Concepción fue usurpado por un sector extremista del personal, y el diario “Clarín” experimentaba dificultades para el despacho de sus publicaciones como consecuencia de la huelga de transportistas. Por otra parte, se estimaba que la reducida alza autorizada a

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

los productos de la Compañía Manufacturera de Papeles

70

y Cartones, que era insuficiente para neutralizar los aumentos en los costos, la estaba llevando a sucumbir, por lo que en septiembre de 1972 la ANP publicó una declaración refiriéndose a esta materia.

En medio de tan tensa situación, y de las generalizadas dudas acerca de la subsistencia de las empresas periodísticas por la política económica en aplicación, renunció a la ANP su Secretario Ejecutivo, Raúl Fernández, para desempeñar,


71

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO


72

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


a partir de diciembre de 1972, otras funciones. Le sucedió

policial, efectuada al margen de toda resolución de au-

en el cargo quien ejercía como asesor jurídico de la enti-

toridad, fue detenida por el jefe militar de la Zona en

dad, Pedro Montero.

Estado de Emergencia. En forma paralela, brigadistas de la Unidad Popular asaltaron las dependencias del diario opositor “Tribuna”, suerte que también corrió el 29 de

Un proyecto de ley, originado en el Senado, que

agosto “El Rancagüino”.

otorgaba garantías a la prensa, fue analizado por la ANP, la que, al igual que el Colegio de Periodistas,

Tan alarmante cuadro debe ser completado con las cre-

expresó su plena coincidencia con sus términos.

cientes dificultades de las empresas editoras para distri-

Sin embargo, el Gobierno anunció el veto total a

buir sus productos, por las restricciones a la adquisición

la iniciativa.

de combustible, y por las múltiples trabas puestas por el Banco Central para la importación de materias primas, trabas que afectaban en forma discriminatoria a los diarios

Ya en marzo de 1973 el Directorio de la ANP discutía

de oposición al Gobierno de la Unidad Popular, lo que los

la conveniencia de estudiar fórmulas para velar por la

obligaba a abastecerse en el mercado negro a un eleva-

supervivencia de los diarios, insistiéndose en que debía

dísimo costo.

cuidarse de que ellos no dependieran en forma inmediata del avisaje. Se urgía avanzar en esta materia, pues se tenía el fundado temor de que se declarara a los diarios

terse a una regulación económica que perjudicaría su financiamiento. En junio el Director de “El Rancagüino” dio cuenta de los problemas que estaba sufriendo su diario. El 20 del mismo mes el Gobierno obtuvo de un Ministro sumariante la suspensión de “El Mercurio”, resolución revocada al día siguiente por el tribunal de alzada, y el 29 de dicho mes, coincidiendo con el alzamiento del Regimiento Blindado Nº 2, las dependencias de ese diario fueron allanadas por personal de Investigaciones, lo que impidió la edición de “La Segunda”. La acción

C O N S O L I D A C I Ó N Y D E S A R R O L LO

artículos de primera necesidad, obligándolos a some-

73


CAPÍTULO 3


LA ANP Y EL RÉGIMEN MILITAR

E

l derrocamiento del Gobierno de la Unidad

de septiembre, decretó la censura de prensa, pero auto-

Popular, el 11 de septiembre de 1973, y la

rizó la aparición, a contar del día siguiente, de los diarios

instauración de un régimen militar tuvie-

“El Mercurio” y “La Tercera de La Hora”. El citado Bando

ron profundas consecuencias en el campo

añadió que paulatinamente se iría autorizando la publica-

de las comunicaciones. Ya el Bando 12, dictado el mismo

ción de otros medios. De hecho, en la semana siguiente

día 11, dispuso que los medios no podrían publicar nin-

reaparecieron los diarios regionales y, en Santiago, “Las

guna información que no fuera confirmada por la Junta

Últimas Noticias”, “La Segunda”, “Tribuna” y “La Prensa”,

de Gobierno; la contravención a tal orden supondría la

además de las revistas “Ercilla” y “Qué Pasa”. Se estableció,

inmediata intervención de la respectiva empresa por

asimismo, una Oficina de Censura de Prensa, que funcio-

las Fuerzas Armadas, sin perjuicio de la responsabilidad

nó en la Academia Politécnica Militar del Ejército, en San

penal que determinare la Junta. La declaración de todo

Ignacio 242, que tendría bajo su control las publicacio-

el territorio nacional en Estado de Sitio por el Decreto

nes escritas autorizadas. “El Gobierno Militar —concluía el

Ley 1, de 11 de septiembre, y la aplicación del Estado de

bando— está empeñado en lograr una depuración de las

Emergencia, por Decreto Ley 4, dieron amplísimas atribu-

publicaciones de prensa, en orden a no aceptar en lo su-

ciones a los jefes de zona para restringir las informacio-

cesivo insultos a personas ni instituciones, como asimis-

nes, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 33 y 34 de

mo el lenguaje procaz, por lo que se estima de inmedia-

la Ley de Seguridad del Estado. El Bando 15, también de 11

ta solución restablecer la convivencia nacional y normas


éticas”. Los medios afectos a la Unidad Popular —”El Siglo”,

Patria”, que empezó a circular el 11 de octubre de 1973. En

“Clarín”, “Puro Chile”, “Noticias de Última Hora”, “Punto

agosto de 1975 este diario dejó paso a “El Cronista”.

Final”, “Principios”, “El Rebelde”, “Enfoques”— dejaron de La Directiva de la Asociación Nacional de la Prensa, que se

cautados. La Editorial Quimantú sirvió de base para la cons-

había reunido con el nuevo Ministro del Interior, general

titución de una nueva empresa editora, Gabriela Mistral. El

Óscar Bonilla, manifestó, en una declaración pública, su

diario estatal “La Nación”, por último, fue sustituido por “La

deseo de que las condiciones de la censura se hicieran más

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

publicarse y los inmuebles en que funcionaban fueron in-

78

Germán Picó y el Presidente Pinochet.


flexibles. Esto, sin embargo, no ocurrió. El 9 de octubre se

Tras algunas reuniones con la Federación Nacional de

censuró por una edición a los diarios “Las Últimas Noticias”

Suplementeros, la Dirección Nacional de Comunicación

y “Tribuna”. Este último, fundado en marzo de 1971 y que

Social del Gobierno tomó conocimiento de estas ges-

había desarrollado una campaña de violenta oposición al

tiones, a las que se opuso, por estimar su titular que

régimen de la Unidad Popular, fue suspendido en forma

un desahucio unilateral del citado instrumento podría

indefinida a contar del 13 de diciembre de 1973.

traer perturbaciones laborales que era necesario evitar. El intento de revisión del convenio produjo diferencias

Dificultades económicas de los medios

dentro del Directorio, y tanto el Presidente, señor Picó,

Las profundas reformas introducidas a la instituciona-

como el Vicepresidente, señor Paúl, presentaron sus re-

lidad económica, que significaron llevar los insumos a

nuncias, las que fueron rechazadas. En todo caso, se

sus valores reales —lo que en ocasiones representó au-

acordó formar una Subcomisión Convenio para estu-

mentos de 3 mil por ciento—, produjeron considerables

diar los puntos cuya revisión se propondría a los su-

entorpecimientos a las empresas editoras, en especial a

plementeros. Así, se aprobó una fórmula para encarar

las de provincia, que se vieron en la necesidad de evitar

de manera provisoria el pago del precio antiguo para

el gravamen del “precio antiguo para nuevo”, que podría

nuevo. Cabe observar que, no obstante estar vigen-

haber sido el fin de muchas. A esto debe agregarse el

te el convenio, ya la Comisión Resolutiva Central para

brusco descenso de las ventas y del avisaje, producto de

la Defensa de la Libre Competencia había ordenado la

la dificilísima situación económica que se vivía. Algunos

modificación de los incisos primero y segundo de la

diarios no pudieron resistir la crisis, como “El Huasco”

cláusula 17 de dicho instrumento.

de Vallenar, de la Empresa Periodística El Día, que dejó

Diferencias con las autoridades

razones, a las que cabría agregar las de índole política, llevaron a la desaparición de “La Prensa” el 21 de febrero

Además de la existencia de la censura, otras con-

del mismo año.

tingencias dificultaron o impidieron la labor de los medios de comunicación. Fue el caso de “Tribuna”,

Este negativo cuadro indujo a la ANP, que ya había deba-

que no logró reaparecer, a pesar de las múltiples

tido el punto en la Junta General realizada en Rancagua

gestiones realizadas por la ANP en el Ministerio del

en mayo del mismo año, y a instancias de dos empre-

Interior. Los representantes de diarios de provincia

sas de Santiago, Zig-Zag y Lord Cochrane, a estudiar la

se quejaban, y con razón, de la actuación arbitraria

posible revisión del convenio con los suplementeros.

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

de circular en junio de 1974. Es probable que idénticas

79


A mayor abundamiento, los directores de diarios re-

que noticias importantes que ocurrían en la misma

gionales informaban que a menudo los jefes de plaza

zona no podían ser publicadas en el correspon-

obligaban a sus medios a aceptar avisos de particu-

diente diario, no obstante que aparecían en diarios

lares para ser publicados gratuitamente. Algo similar

y revistas de Santiago. Inquietaron también los cie-

ocurría con los bandos. Así, entre el 11 de septiem-

rres de diarios por períodos breves, como el decre-

bre de 1973 y agosto de 1974, “La Mañana” de Talca

tado el 29 de abril de 1974 por el jefe de plaza de

había debido publicar 100 bandos. Pero de mucha

Coquimbo contra “El Día” de La Serena durante 24

mayor gravedad para la ANP fue el conocimiento de

horas, por haber publicado dos invitaciones, sus-

un proyecto de decreto ley que centralizaba todas las

critas por el Partido Demócrata Cristiano, a asistir

informaciones, tanto de prensa como de radio y te-

a una misa fúnebre en memoria de dos militantes

levisión, en la Secretaría General de Gobierno, con lo

fallecidos el día anterior; la dictación de bandos

cual los medios de comunicación se limitarían sólo

que prohibían informar sobre los procesos segui-

a entregar las informaciones emanadas de dicha de-

dos por la Fuerza Aérea de Chile; las dificultades,

pendencia. Aunque tal proyecto no se hizo realidad,

por cuestiones de control, experimentadas por la

dio claras luces sobre las tendencias de los sectores

revista “Ercilla”.

gobernantes respecto de la libertad de expresión.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

de los jefes de plaza, y se citaba como ejemplo

80

Avisos publicados en el diario “El Día” de La Serera el día 29 de abril de 1974.


Presidencia de Sergio Mujica Lois (7 de abril de 1975-4 de agosto de 1976)

LA INDISPENSABLE UNIDAD Divergencias producidas entre algunos asociados de la entidad en momentos tan difíciles como los que vivía el Sergio Mujica y Germán Picó.

periodismo en Chile después de septiembre de 1973, en un cuadro económico que experimentaba drásticos cambios y que puso a las empresas en delicada situación, aconsejaron, tras la renuncia del señor Picó Cañas el 12 de marzo de 1975, designar una Mesa Directiva que centrara sus esfuerzos en asegurar la unidad dentro de la ANP. En reunión del Directorio de 7 de abril del mismo año se eligió como Presidente a Sergio Mujica Lois, como primer Vicepresidente

Héctor González Valenzuela. El señor Mujica manifestó en esa ocasión que sólo ocuparía el cargo por un año.

La primera preocupación de la nueva Directiva fue impulsar una reestructuración de la entidad. Para ello se designó como Secretario Ejecutivo a Óscar Herrera Palacios, que comenzó a desempeñar esa función desde el 3 de septiembre de 1975, quedando el anterior tiSergio Mujica Lois.

tular, Pedro Montero Fehrmann, como asesor jurídico, y

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

a Carlos Paúl Lamas, y como segundo Vicepresidente a

81


Raúl Fernández Longé como asesor en materia de distri-

por la ANP de la previsión de los suplementeros; la mar-

bución; se restableció el funcionamiento de la Comisión

ginación de los diarios de provincia de la publicidad esta-

de Circulación; se ordenaron los trabajos relativos a las

tal, y los problemas suscitados a las empresas de provincia

libretas de seguro de los suplementeros; se mejoró la re-

por la obligación de enviar quince ejemplares gratuitos a la

caudación de las cuotas sociales y se procedió a reformar

Biblioteca Nacional.

los Estatutos —7 de enero de 1976— para agilizar el funcionamiento de la entidad. Esta reforma dispuso, además,

Al mismo tiempo se continuó resolviendo sobre nuevas

que el Presidente durara un máximo de dos años en sus

solicitudes de incorporación a la entidad. Así, en diciembre

funciones, sin poder ser reelegido hasta que transcurriera

de 1974 se aprobó el ingreso de la Empresa Diario Color,

por lo menos un nuevo período.

de Concepción; el 5 de mayo de 1976, de “La Estrella” de Arica, y el 2 de junio de 1976, de la Empresa Renacer de

Continuaron preocupando a la ANP diversos problemas

Chile, de Angol.

netamente gremiales, como el relativo a la naturaleza jurídica del convenio suscrito con los suplementeros, frente

Clausuras, requisiciones y censuras

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

a las repetidas gestiones de éstos para obtener de las au-

82

toridades que se reconociera la existencia de un vínculo

Objeto de especial atención del Directorio presidido

laboral de ellos con las empresas; la búsqueda de nuevos

por el señor Mujica fueron las continuas diferencias

canales de comercialización de los impresos, que per-

de los medios con las autoridades castrenses. La

mitió obtener un dictamen de la Comisión para el Libre

clausura, en noviembre de 1975, de la revista “Política

Comercio de la DIRINCO y un decreto del Ministerio del

y Espíritu”, vinculada al Partido Demócrata Cristiano,

Trabajo que confirmaban la libertad de comercio; los in-

originó una petición de apoyo de la ANP, la que se

tentos por obtener la liberación de derechos aduaneros

hizo efectiva mediante una nota al Secretario General

para las empresas periodísticas; el establecimiento de un

de Gobierno, no obstante no pertenecer esa revista

sistema que permitiera conocer con quince días de antici-

a la entidad. “El Rancagüino” tuvo, asimismo, diver-

pación las alzas de precio del papel; la exención del pago

gencias con el Intendente de O’Higgins por la inter-

del impuesto al valor agregado (IVA) a las ventas de diarios

pretación de algunas informaciones y por amenazas

y revistas; el proyecto de reforma previsional; los intentos

de censura al diario, y también las experimentó la

de aplicación por la Dirección del Trabajo del tarifado grá-

revista “Ercilla”, a la que se le requisó su edición nú-

fico, asimilando a las empresas periodísticas a los talleres

mero 2.121, de marzo de 1976, por orden del general

de obra; los inconvenientes derivados de la administración


Rolando Garay, por sus críticas a la política universi-

MODIFICACIÓN A LA LEY DE SEGURIDAD DEL ESTADO

taria del Gobierno. La ANP sostuvo que esa medida afectaba al libre ejercicio de las actividades periodísti-

La dictación del DL 1.281, de 11 de diciembre de 1975, que

cas. Por último, en virtud de lo dispuesto en el Bando

agregó una letra n) al artículo 34 de la Ley de Seguridad

98, el general Garay determinó, el 30 de junio, san-

del Estado, había abierto otro frente en la lucha por la

cionar al diario “La Tercera de La Hora” con la censura

libertad de expresión. La reforma facultaba a los jefes de

previa por algunos días. Por mala comunicación se

Zona en Estado de Emergencia para suspender hasta por

entendió que se impedía la impresión de una edición

seis ediciones las publicaciones que incluyeran noticias

del diario y de hecho no se publicó el día 1 de julio.

que causaran alarma o “disgusto” en la población, que

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

fueren falsas o que contravinieran “instrucciones” de las

General Rolando Garay: restricciones a la prensa.

83


autoridades. La dictación de tan restrictivas y arbitrarias normas se tradujo en una severa crítica de todos los medios asociados, así como en numerosas sesiones extraordinarias del Directorio para analizar el tema y en reuniones con el Secretario General de Gobierno, cargo servido entonces por el general Hernán Béjares, y con el jefe de la Zona en Estado de Emergencia, general Rolando Garay. Fruto de esta acción fue, primero, la suspensión temporal del decreto ley y, después, la dictación del DL 1.387, de 31 de marzo de 1976, que debió interpretar el sentido y alcance de la referida enmienda.

Presidencia de Carlos Paúl Lamas (1 de septiembre de 1976-14 de julio de 1980) Consecuentemente con lo que había anunciado al asumir, transcurrido un año el señor Mujica renunció a la presi-

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

dencia de la ANP, dando por conseguidas las metas que se

84

Carlos Paúl Lamas.

había propuesto.

Problemas de los diarios regionales El señor Paúl quedó subrogando al señor Mujica, y en ca-

La preocupación de la Directiva por la difícil situación

rácter de dimisionario, hasta el 1 de septiembre de 1976.

en que se desenvolvían los diarios de provincia llevó

Ese día, y a proposición de Sergio Mujica, se eligió una nue-

al nuevo Presidente y al Secretario Ejecutivo a realizar

va mesa, formada por los señores Carlos Paúl (Presidente),

una gira por Temuco, Valdivia, Osorno y Puerto Montt,

Benjamín Saavedra Camus (primer Vicepresidente) y

que les permitió ponerse en contacto directo con la

Bernardo Pérez Arce (segundo Vicepresidente).

realidad de los medios de regiones y, al mismo tiempo, comprobar los problemas más urgentes que los afecta-


ban: la falta de avisos fiscales y las exigencias abusivas de avisos gratuitos hechas por los jefes de plaza. Más

LUCHA CONTRA LAS RESTRICCIONES A LA LIBERTAD DE PRENSA

adelante se realizó otra visita a Antofagasta, Iquique y Arica para examinar el funcionamiento de los diarios de

Junto a otros problemas que debió encarar la ANP, como

la Zona Norte. El Secretario Ejecutivo, señor Herrera,

la modificación a la Ley sobre Impuesto a las Ventas y

completó las visitas a las empresas del centro del país

Servicios (IVA), que significó la eliminación de la exención

y de La Serena.

de ese gravamen a diarios y revistas, la fijación del arancel de los periodistas o las demoras en el pago de los avisos a

Es muy probable que la coyuntura económica hiciera

los diarios por las agencias de publicidad, el tema mayor y

que los diarios de provincias sintieran con más fuer-

que en cierto sentido marcó a la presidencia de Carlos Paúl

za las consecuencias de la obligación establecida en

fue la permanente defensa de la libertad de expresión ante

la Ley de Abuso de Publicidad de enviar quince ejem-

un gobierno que no ocultaba su propósito de sometarla a

plares, gratuitamente, a la Biblioteca Nacional. En todo

rigurosa vigilancia. La mantención de contactos directos

caso, éste fue uno de los temas que inquietaron al

de la Mesa Directiva con las reparticiones gubernativas vin-

Directorio y que lo impulsaron a adoptar algunas provi-

culadas a la comunicación social permitió superar nume-

dencias para morigerar dicha exigencia. Así, en reunión

rosas situaciones coyunturales producidas especialmente

con el Director de la Biblioteca, señor Roque Esteban

en provincias entre las autoridades castrenses y las publi-

Scarpa, se llegó al acuerdo de rebajar el número a siete

caciones respectivas, en particular respecto de las trabas

ejemplares. Sin perjuicio de ello, siempre pesaba sobre

que impedían el acceso a las fuentes públicas.

las empresas el costo del envío, lo cual generó nume-

una fórmula que al menos paliara dicho gravamen. En

La ANP hizo ver su honda preocupación por la dic-

el Directorio de junio de 1979 el Presidente de la ANP

tación, el 11 de marzo de 1977, del Bando 107 por el

pudo aclarar que la situación del envío de los diarios a

general Rolando Garay, para la Región Metropolitana

la Biblioteca Nacional era a esa fecha la siguiente: siete

y la provincia de San Antonio —y de otros similares

ejemplares los diarios de provincia y quince ejemplares

en diversas zonas del país—, que establecía regula-

los diarios de circulación nacional.

ciones al derecho de fundar, editar, circular, distribuir y comercializar nuevos diarios, revistas y periódicos, derecho que, por otra parte, estaba expresamente

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

rosas reuniones con diversas autoridades para buscar

85


Biblioteca Nacional.


ban la convivencia ciudadana”—, constituyó una nueva reconocido, y garantizado, en el artículo 1º, número

demostración tanto del estrechísimo campo de acción

12, del Acta Constitucional Nº 3. La fundación de un

que se le había establecido a los medios informativos

nuevo impreso debía ser autorizada por la Jefatura

como de la indefensión de éstos ante la arbitrariedad

de Zona en Estado de Emergencia, haciéndose la

funcionaria. Sostuvo Carlos Paúl al respecto en la Junta

tramitación del caso a través de la División Nacional

Ordinaria de la ANP que las infracciones que pudiere co-

de Comunicación Social (DINACOS). El primer me-

meter la prensa debían ser juzgadas por los tribunales.

dio de comunicación que apareció bajo las normas

Cabe advertir que el recurso de reclamación presenta-

del Bando 107 fue la revista “Hoy”, el 1 de junio de

do por el Director de “La Segunda”, Hermógenes Pérez

1977, bajo la dirección de Emilio Filippi.

de Arce, ante la Corte Marcial, en que se solicitaba que se declarara improcedente e ilegal la determinación del general Morel, fue declarado inadmisible. Un recurso de

Mientras se adoptaban esas medidas lesivas para la libre

queja interpuesto ante la Corte Suprema por el mismo

expresión, diversos personeros del régimen aseguraban

diario fue, a su turno, rechazado.

blecido en la referida Acta Constitucional Nº 3, para lo cual

El Bando 107 continuó generando problemas —también

se designó incluso una subcomisión. Se anunció que a ésta

sometía a autorización previa la importación de libros,

serían invitados los organismos directivos de la prensa, ra-

diarios, revistas e impresos en general—, y el 30 de no-

dio y televisión para ser escuchados, pero sin derecho a

viembre de 1978 fue sustituido por el Bando 122, de la

voto, posibilidad que fue rechazada por el Directorio, que

Jefatura de Zona en Estado de Emergencia, que no cons-

estimó que bastaba la Ley de Abusos de Publicidad como

tituyó solución alguna y que, en palabras del Presidente

marco regulatorio de la prensa, y que no concurriría en

Paúl, afectaba “en toda su extensión a la libertad de ex-

tales condiciones.

presión y a la mantención de diarios, revistas y periódicos”. Esta nueva normativa, en efecto, si bien derogó

Suspensión de “La Segunda”

la exigencia de autorización previa para la importación

En junio de 1978, la suspensión de la impresión, distri-

de impresos, mantuvo la permiso precedente para fun-

bución y venta de “La Segunda”, por orden del jefe de

dar, editar, publicar, circular y distribuir nuevos diarios,

Zona en Estado de Emergencia general Enrique Morel

periódicos, revistas e impresos en general.

Donoso, basándose en la Ley de Seguridad del Estado —el vespertino habría publicado opiniones que “altera-

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

que el Gobierno se proponía dar cumplimiento a lo esta-

87


ASUNTOS GREMIALES

contenido de la libre competencia en lo relativo a la venta de diarios y revistas. Esto significó dejar establecido que dicho comercio no era una facultad exclusiva de los su-

Otra materia de especial importancia abordada por el

plementeros. Por otro lado, el DL 2.347, de 20 de octubre

Directorio, en conjunto con la Federación de Suplementeros

de 1978, declaró contrarias al orden público y a la seguri-

y las autoridades de gobierno, fue la determinación del

dad del Estado las asociaciones o grupos de personas que

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Libre competencia en distribución de periódicos

88

Confederación Nacional de Trabajadores Independientes de Suplementeros de Chile.


asumieran la representación de sectores de trabajadores sin tener personería para ello, situación en la que se en-

El informe del caso se le hizo llegar al Ministro en su

contraría la Federación Nacional de Suplementeros, se-

oportunidad, pero no se recibió respuesta de la au-

gún lo entendía la Dirección del Trabajo, ya que era una

toridad. Las gestiones en esta materia continuaron

entidad de hecho y carecía de personalidad jurídica. Sólo

hasta que el nuevo titular de la cartera, Alfredo Prieto

dos años más tarde, en 1980, la Confederación Nacional de

Bafalluy, informó al Directorio sobre las medidas que

Trabajadores Independientes Suplementeros de Chile, su-

se habían diseñado para alcanzar tal objetivo, como

cesora de la anterior, pudo obtener su personalidad jurídica.

la creación de bibliotecas en los colegios, acuerdo con la Cámara del Libro destinado a otorgar crédito

Nuevos socios

a los maestros de todo el país para su adquisición,

El 9 de agosto de 1978 se incorporó a la ANP la Empresa

llamados a concurso para la compra de nuevos tex-

Segunda Editorial Portada Ltda., editora de la revista “Qué

tos de estudio y cambios en los programas de en-

Pasa”. El 8 de agosto de 1979 lo hicieron la revista “Cosas”

señanza. Estos resultados fueron calificados por el

y la Editorial Andina.

Presidente Carlos Paúl como “insatisfactorios”.

Promoción de la lectura El Directorio acordó, en agosto de 1979, la reali-

Nuevamente se debatió por entonces la eventual participa-

zación de una campaña nacional para promover

ción de miembros del Directorio en reuniones con agencias

la lectura de diarios y revistas, ante la compro-

de publicidad destinadas a elaborar un Código de Ética para

bación de que se estaba perdiendo el hábito de

dicha actividad, y se hizo presente, como en ocasiones an-

leer. Al comenzar el año siguiente, representantes

teriores, la inconveniencia de que la ANP participara en una

de la Asociación de Editores, de la Asociación de

entidad destinada a autorregular la ética publicitaria.

Impresores, de la Cámara del Libro y de la ANP se reunieron con el Ministro de Educación, Gonzalo

La ANP y el nuevo régimen previsional

Vial Correa, para plantearle la inquietud por la pér-

Las diversas reformas que introdujo el Gobierno militar al

dida de dicho hábito. El secretario de Estado les pi-

régimen previsional influyeron, asimismo, en las labores de

dió un memorándum con los planteamientos de las

la ANP, la que, en numerosas reuniones, estudió en profun-

asociaciones en torno al problema.

didad el tema de las cajas de compensación, en conjunto con otras entidades dedicadas a actividades similares,

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

Autorregulación publicitaria

89


como la Asociación de Impresores. Como consecuencia

sa de la libertad de expresión. Para ello se acordó formar

de esos estudios y de largos debates en el Directorio, se

una comisión de alto nivel, compuesta por Germán Picó,

acordó la formación de la Caja de Compensación Camilo

Presidente de Copesa; Sergio Mujica, José Luis Cea, pro-

Henríquez, proyecto que se dio a conocer en una confe-

fesor de la Escuela de Derecho de la Universidad Católica;

rencia de prensa el 9 de enero de 1980.

Fernando Díaz Palma, Director de “Las Últimas Noticias”; Fernando Pérez, Vicepresidente de la ARCHI; Arturo Fontaine, Director de “El Mercurio”; Zegers, Subdirector de ese perió-

ANTEPROYECTO CONSTITUCIONAL

dico; Hermógenes Pérez de Arce, Director de “La Segunda”; Alberto Guerrero, Director de “La Tercera de La Hora”; Emilio

Motivo de nuevas inquietudes fue el trabajo de la subcomi-

Filippi, Director de la revista “Hoy”; Jaime Martínez Williams,

sión encargada de preparar, en el anteproyecto de reforma

Director de la revista “Qué Pasa”; Carlos Figueroa Serrano, de

constitucional, el tema relativo a la libertad de expresión.

ARCHI; Carlos Paúl, Presidente de la ANP, y Bernardo Pérez,

Justificaba tal inquietud el hecho de que quien la presi-

Gerente General de “La Tercera de La Hora”. Esta comisión,

día, Enrique Ortúzar Escobar, fue, en palabras del Director

a su turno, designó a las mismas personas que había nom-

Emilio Filippi, “autor de una ley de triste recuerdo llamada

brado con anterioridad el Directorio de la ANP para que

Ley Mordaza, que afectó el libre ejercicio de la actividad

elaboraran un informe que sería dirigido al Presidente de la

periodística hace años”. El Directorio acordó designar una

República y al Presidente del Consejo de Estado.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

comisión de abogados y periodistas para que elaborara un

90

estudio sobre las regulaciones constitucionales de la liber-

Para cumplir con el encargo, la comisión se basó

tad de expresión, que quedó constituida por las siguientes

fundamentalmente en la labor desarrollada en-

personas: Arturo Fontaine, Fernando Díaz Palma, Fernando

tre 1973 y 1975 por una subcomisión, asesora de

Pérez, Jaime Martínez Williams, Carlos Figueroa, Carlos

la Comisión Constituyente, que estudió lo relativo

Paúl y Óscar Herrera Palacios. El estudio sería elevado al

a la libertad de expresión, fijó los principios bási-

Consejo de Estado y al propio Presidente de la República.

cos de la misma e, incluso, redactó un articulado, sin perjuicio de lo cual nada de ello fue considera-

Habiéndose dado conocimiento público, sin embargo, del

do en el anteproyecto. El estudio referido, titulado

anteproyecto de nueva Constitución Política, el Presidente de

“Informe de los Medios de Comunicación Social so-

la ANP se reunió con el Presidente del Colegio de Periodistas

bre el Anteproyecto Constitucional”, fue entregado

y el Vicepresidente de la Asociación de Radiodifusores de

al Presidente del Consejo de Estado con fecha 14 de

Chile (ARCHI) para encarar en forma conjunta la defen-


mediante una campaña bien coordinada. “Ahora —sosdiciembre de 1978. En ese estudio se pedía la modi-

tuvo— nos corresponde ser firmes y categóricos en de-

ficación del artículo 19, número 11, del Anteproyecto

fender la libertad en la nueva Constitución, sin permitir

de Reforma Constitucional, unánimemente desa-

que se establezcan controles indebidos”. Es del caso ad-

probado por los órganos representativos de la pren-

vertir que el anteproyecto aprobado por el Consejo de

sa nacional.

Estado hizo aún más restrictivas las disposiciones relativas a la libertad de expresión. El otro peligro a que aludió el Presidente de la ANP en la sesión de 14 de marzo de 1979 fue el representado por los tribunales de justicia,

el señor Paúl llamó a todos los diarios a hacer presen-

que a menudo impedían la información al disponer el

te al país el peligro que corría la libertad de expresión,

secreto total del sumario.

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

Al iniciar dicho Consejo de Estado el análisis del proyecto,

Emilio Filippi, el general del Ejército, René Vidal Basauri y Fernando Díaz Palma.

91


92 A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


Cierre temporal de revista “Hoy”

Negativa a autorizar nueva publicación

Coincidiendo casi con la Junta General Ordinaria de la

Las restricciones a la prensa, por cierto, continuaron. El

institución, en junio de 1979, el jefe de la Zona en Estado

22 de octubre de 1979 la revista “Hoy” elevó una solici-

de Emergencia, general Enrique Morel Donoso, dispu-

tud al Gobierno para que autorizara la publicación de una

so el cierre temporal por 60 días de la revista “Hoy”, lo

revista magazinesca, para ser vendida especialmente en

que motivó una declaración pública de la ANP, en la que

el extranjero, denominada “Gente Actual”. No obstante

lamentaba que se hubiera alterado un período de com-

haberse enviado un número cero de la publicación a las

prensión de las autoridades hacia el ejercicio de la libertad

autoridades del Gobierno, y a pesar de numerosas entre-

de expresión.

vistas de la Directiva de la ANP con ellas, el 6 de marzo de 1980 se recibió el oficio del jefe de Zona en Estado de

Una semana después de la sanción contra “Hoy” se re-

Emergencia, general Humberto Gordon, que denegaba la

unió la Asociación en su Junta General Ordinaria, en la

autorización, basando tal determinación en un informe

que el Presidente Paúl aludió extensamente al caso y en

negativo de DINACOS. La Asociación, ante este hecho,

la que se aprobó el informe sobre libertad de expresión

emitió una declaración en la cual, una vez más, solicitó la

propuesto al Gobierno.

derogación del Bando 122. La Empresa Editora Araucaria, propietaria de “Gente Actual”, interpuso un recurso de

La gravedad de las eventuales regulaciones sobre

protección, que fue acogido por la Corte de Apelaciones.

la prensa indujeron a la ANP a editar un folleto ti-

Apelado este fallo por el Ministerio del Interior, la Corte

tulado “La Asociación Nacional de la Prensa y el

Suprema lo revocó el 16 de octubre, con lo que la revista

Debate Constitucional”, con trabajos de José Luis

no pudo salir a circulación.

la de otros medios de comunicación frente al tema.

Modificación de los Estatutos

Muestra de la situación en que se desarrollaba el

Con motivo de la dictación del Decreto Ley 2.757, modifi-

ejercicio de la libertad de expresión la constituyó el

cado por el Decreto Ley 3.163, de 1980, sobre Asociaciones

hecho de que la autorización para que pudiera cir-

Gremiales, la ANP debió reformar sus Estatutos para ade-

cular el citado folleto, según las normas del Bando

cuarlos a la nueva normativa. De acuerdo con ella, la enti-

122, demoró más de veinte días.

dad dejaba de estar sujeta al Ministerio de Justicia, y quedaba sometida a la supervisión del Ministerio de Economía. Tal reforma se aprobó en Junta General Extraordinaria de 26 de junio de 1980.

L A A N P Y E L R É G I M E N M I L I TA R

Cea, Tomás Mac Hale, y la posición de la entidad y

93


CAPÍTULO 4


BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Presidencia de Sergio Araos Bruna (15 de julio de 1980-10 de julio de 1984)

E

n la Junta General Ordinaria de 26 de junio de 1980 se procedió a la elección del nuevo Directorio de la ANP, y en la sesión constitutiva que celebró éste, el 15 de ju-

lio siguiente, y en aplicación de los nuevos Estatutos, que ponían una limitación al desempeño de la presidencia, fue elegido Sergio Araos en reemplazo de Carlos Paúl, quedando como Vicepresidentes los señores Bernardo Pérez Arce y Carlos Fell Castillo. El Directorio, además, facultó a la Mesa Directiva para resolver lo relativo al Secretario Ejecutivo. Ella aceptó la renuncia presentada por Óscar Herrera y procedió a designar en su reemplazo a Jaime Martínez Williams.

Sergio Araos Bruna.


La nueva Directiva hizo presente a las autoridades de Gobierno que el cambio producido obedecía sólo a razo-

tenido en la elaboración del Anteproyecto de Carta

nes estatutarias, y que la línea de la ANP seguiría siendo la

Fundamental. Aprobadas por la Junta de Gobierno

misma. En reunión con el Secretario General de Gobierno,

las disposiciones del proyecto de Constitución, se

general Sergio Badiola, éste aludió a las diferencias entre

facultó a la Mesa Directiva para solicitar al profesor

el Gobierno y los medios, y pidió comprensión hacia la

Tomás Mac Hale un estudio detallado sobre este

necesidad de velar por otros valores de la vida nacional, lo

tema y para dar a la publicidad los puntos esenciales

que suponía la mantención de los Estados de Excepción.

del análisis. También se acordó continuar los con-

Éste, como otros antecesores en el cargo, subrayó su

tactos para la mejor defensa de la libertad de expre-

preocupación por la tendencia periodística a destacar los

sión con la Asociación de Radiodifusores de Chile y

aspectos negativos antes que los positivos de la actuali-

el Colegio de Periodistas.

dad nacional, lo que fue rebatido por el Presidente, quien aludió a la resonancia periodística de numerosas iniciativas del Gobierno, lo que no significaba que la prensa

Más adelante, en la sesión de noviembre de 1980, se

abdicara de su deber de insistir en las materias que debían

decidió pedir la colaboración de los señores Mac Hale,

ser corregidas.

Cea y Miguel A. Schweitzer para trabajar en el análisis de los textos actuales relativos a la prensa, con miras

Presentación a la Junta de Gobierno

a la elaboración de una futura ley sobre la materia, en

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

cumplimiento de lo dispuesto por la nueva Constitución.

98

Una expresión de la actitud combativa de la ANP

Esa medida respondía a la convicción, expresada por

frente a las regulaciones que se temían por inter-

Carlos Paúl, de que la disposición del artículo 19 Nº 4 de

medio de la nueva Carta Fundamental fue el en-

la Carta, sobre protección a la vida pública y privada de

vío, el 8 de agosto de 1980, de una comunicación

las personas y a la honra de las personas y sus familias,

a la Junta de Gobierno, con copia a los Ministros

que “puede aparecer como justificada a quien no co-

del Interior y Secretario General de Gobierno, que

nozca el rodaje de la prensa, induce a la autocensura, y

reiteraba la posición de la entidad acerca de las ga-

no puede concebirse una norma más atentatoria contra

rantías que las futuras normas constitucionales de-

la libre expresión”. En la reunión de diciembre de 1980

bían contener en materia de libertad de expresión,

se acordó dividir el tema en dos partes, abarcando la pri-

y aludía a las negativas experiencias que se habían

mera el aspecto constitucional, y la segunda, el penal. Se dispuso que el examen de la primera se iniciara en enero


de 1981, y se encargó éste a una comisión formada por

examinar este punto, estimó que sería preferible poster-

los señores Mac Hale, Cea y Paúl. En una reunión soste-

gar la dictación de la ley “hasta que la evolución general

nida con la Directiva de la ARCHI, su Presidente, Carlos

del país asegure un marco más favorable a un mejor re-

Bulnes, se manifestó interesado en unificar criterios en

conocimiento de la libertad de expresión”.

torno a la futura Ley de Prensa y participar en la elaboración del mencionado informe.

Entrevista con Ministro del Interior El 15 de enero de 1981 el Presidente de la ANP, el Vicepresidente de la ARCHI y el Secretario Ejecutivo de la Asociación se entrevistaron con el Ministro del Interior para plantearle la inquietud de ambas entidades por la forma en que se elaboraban las normas destinadas a completar las regulaciones constitucionales relativas a la libertad de expresión. Aunque éste no ofreció la posibilidad de que las aludidas entidades participaran directamente en los estudios preparatorios, pidió que se le hicieran llegar los puntos de vista de ellas y aceptó mantenerlas informadas de los avances. La gravedad que se advertía en el desarrollo de esta materia aconsejó BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

facultar a la Mesa Directiva para que se hiciera cargo de los problemas relativos a la futura Ley de Prensa. En abril de 1981 el Directorio tomó conocimiento del informe de los señores Cea y Mac Hale, que sirvió de base a una comunicación al Ministro del Interior. En torno al tema de la Ley de Prensa, éste manifestó que el Gobierno no tenía especial urgencia en su dictación, por haberle dado mayor prioridad a las regulaciones de otros organismos constitucionales, por lo que sólo apresuraría su estudio si la ANP formalmente lo solicitaba. El Directorio, al

El Ministro del Interior Sergio Fernández.

99


RELACIONES INSTITUCIONALES

ciento, descontando el IVA. Además, se subrayó que cualquier regalo hecho a los suplementeros no debía vincularse

Reanudación de pagos a suplementeros

a tal porcentaje ni al monto de las ventas, para no enturbiar

Con la obtención por la Confederación Nacional de

las relaciones entre los asociados y los suplementeros.

Suplementeros, el 12 de marzo de 1980, de su personalidad jurídica, la ANP reanudó el pago de los aportes, suspendido

Nuevas incorporaciones

en 1978 por instrucción de la Dirección del Trabajo. Al mar-

En sesión de 12 de agosto de 1980 el Directorio aprobó

gen de las continuas y variadas peticiones de ese gremio a

la incorporación de Editorial Gestión Limitada, y en la de

la ANP, el Directorio observó y censuró la actitud de ciertas

14 de octubre, de la Sociedad Publicitaria y de Servicios

empresas asociadas, que alzaron el porcentaje establecido

Informativos Ltda. (Agencia Apsi).

en el convenio. Fue el caso de “El Diario Austral” de Temuco, de Sopesur —diario vendido por entonces a la Sociedad

Colaboración con la Universidad Católica

Periodística Araucanía—, y de “La Mañana” de Talca, si bien en

Por esta época se iniciaron los contactos entre la ANP y la

este caso se estableció que se trataba de una gratificación. El

Escuela de Periodismo de la Universidad Católica, dirigidos a

Directorio acordó que no debía aceptarse ninguna actuación

aprovechar las perspectivas académicas para lograr un me-

que pudiera sentar en la materia un precedente contrario a

joramiento de las publicaciones. Así, el 25 de mayo de 1981

la política constante de la ANP de dar estricto cumplimien-

se organizó un seminario conjunto entre ambas entidades,

to al convenio, es decir, pagar a los suplementeros el 30 por

con el título “El diario y los desafíos del futuro”, que inauguraría una larga y fructífera relación entre las dos instituciones. Poco después, y anticipándose a la preparación de la normativa antiterrorista, la ANP y la Escuela de Periodismo

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

de la Universidad Católica organizaron un seminario so-

100

bre el tema “Prensa y terrorismo”. Conviene recordar que el 12 de agosto de 1981 se había dictado el DS 1.029, que prohibía destacar o resaltar informaciones sobre atentados terroristas. Como “Las Últimas Noticias” publicara en portada un titular relativo a hechos delictivos que en las páginas interiores resultaron vinculados a actividades extremistas, el Gobierno determinó iniciar un procedimiento Universidad Católica.

judicial contra ese diario. En noviembre el Ministro en visita


sobreseyó la causa, por estimar que ni el aludido decreto

la llevó a reunirse con el Director de DINACOS para buscar

ni reglamentación alguna habían señalado cuáles eran los

un procedimiento que les asegurara mayor agilidad.

criterios aplicables para determinar qué se debía entender por “destacar o resaltar”, por lo que debía aplicarse en forma

Periodistas colegiados

subjetiva el criterio del juez para resolver el asunto.

Si bien la nueva Constitución prohibió la exigencia de afiliación a una entidad determinada como requisito para ejercer una actividad, el Colegio Regional de Periodistas

DIFICULTADES EN DISTINTOS FRENTES

de La Serena inició una acción judicial contra el Director de “El Día”, porque en dicho medio trabajaban personas

Durante la presidencia del señor Araos continuaron las

no colegiadas o no tituladas. El Directorio acordó plantear

dificultades de los medios, sometidos a presiones de las

formalmente este asunto al Ministro del Interior, Sergio

autoridades e, incluso, a ataques. Así, “La Tercera de La

Fernández, y defender la posición del Director de “El Día”,

Hora” fue objeto en agosto de un atentado incendiario, en

incluso con la asistencia legal que fuere necesaria.

tanto que “La Segunda” recibía ataques desde Televisión Nacional, y la revista “Apsi” era notificada el mismo mes por DINACOS de que debía reducirse a tratar sólo temas internacionales, para lo que había pedido permiso de impresión en 1976, cuando comenzó a editarse, “Apsi” recurrió de protección a los tribunales para pedir una definición judicial, y el Directorio de la ANP emitió una declaBAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

ración en que subrayaba la ausencia de fundamentación legal de DINACOS, en especial tras la dictación de la nueva Constitución. Curiosamente, aunque hubo pronunciamientos de la Corte de Apelaciones de Santiago y de la Suprema, los fallos no fueron al fondo del asunto, y los editores entendieron que podrían seguir publicando la revista. Ella reapareció, sin embargo, sólo en mayo de 1982. El tema de las autorizaciones para nuevas publicaciones, por otra parte, inquietó a la Asociación, en vista de lo establecido en el artículo 24 de la nueva Constitución, lo que

Antonio Puga, Director de “El Día” de La Serena.

101


Protección de la honra

imaginable” y ha “pasado ya los límites de la decencia y la

El año 1981 concluyó con un debate sobre el papel

moralidad”, aludiendo a la disposición constitucional antes

desempeñado por la prensa en las informaciones sobre

indicada.

una serie de crímenes cometidos en Viña del Mar, y que hizo temer fundadamente que se dictara la norma com-

Hacia esa época se sabía de la existencia de dos inicia-

plementaria del artículo 19, Nº 4, de la Constitución en

tivas al respecto, una elaborada por el Ministerio de

materia de protección a la honra y privacidad de las perso-

Justicia, y que se encontraba en la Segunda Comisión

nas. En este caso se subrayó que el comportamiento de la

Legislativa, destinada a reglamentar el artículo 19, Nº 4, de

prensa estaba vinculado a la necesidad de transmitir infor-

la Constitución, y otra, encargada por el Presidente de la

maciones provenientes de organismos policiales encarga-

República, a sugerencia de la Junta de Gobierno, y que se

dos precisamente del caso, y que después resultaron equi-

refería a todos los temas de la actual Ley de Abusos de

vocadas. En un hecho inédito, el propio Presidente de la

Publicidad, y que aún no estaba redactada. Por tal motivo,

Corte Suprema, Israel Bórquez, se refirió, en cadena nacio-

y en conjunto con la ARCHI, la ANP envió una comunica-

nal de radio y televisión, en marzo de 1982, a los desbordes

ción a la Junta mencionada para tener acceso a este últi-

de la prensa en esta materia, que “ha transgredido todo lo

mo proyecto, petición que fue respondida positivamente el 24 de marzo de 1982, asegurándose que en su oportunidad tal proyecto sería puesto en conocimiento de ambas asociaciones. Respecto del primer proyecto, fue retirado por el Ministerio de Justicia para someterlo a un nuevo estudio. Tiempo después, en enero de 1984, se constituyó en el Ministerio Secretaría General de Gobierno un comité de

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

estudio sobre la futura Ley de Prensa.

102

Respaldo a los diarios de provincia El Presidente de la ANP puso en marcha, al comenzar el año 1982, un plan de visitas, en compañía del Secretario Ejecutivo, a las empresas de provincia, iniciando su recorrido en “El Día” de La Serena, que, como otros periódicos que estaban en acelerado proceso de modernización, acaIsrael Bórquez, Presidente de la Corte Suprema.

baba de inaugurar su impresión con el sistema offset. Más


adelante, en agosto de 1982, el Presidente de la ANP visitó las dependencias de “La Prensa Austral” y “El Magallanes”, de Punta Arenas.

Declaración de Concepción En la Junta General Ordinaria celebrada el 25 de junio de 1982 en Concepción, con motivo del centenario del diario”El Sur”, no sólo se procedió a elegir a los nuevos directores de la institución, sino que se aprobó un texto, conocido como “Declaración de Concepción”, que, ampliamente difundido por los medios escritos de todo el país, aludió a las difíciles condiciones en que se desenvolvía la actividad de los periódicos de provincia, agravadas por la profunda recesión económica que experimentaba el país. Se subrayó en esa oportunidad que precisamente las empresas que más inversiones habían hecho para incorporar las nuevas tecnologías eran las que se hallaban en condiciones más comprome-

En la reunión de Directorio del 6 de junio se eligió a la nue-

raíz de la vigencia de la nueva Constitución. Se concluyó

va Mesa Directiva, que quedó encabezada para un segun-

que parecía inconveniente un cambio general de dicho

do período por el señor Araos.

instrumento, sin perjuicio de lo cual se estimaba necesario hacer una revisión a fondo del sistema de distribución

La Constitución y el convenio con los suplementeros

de periódicos. Se subrayó que si caducaba el convenio,

Motivo de largos análisis fue la situación en que quedaba

la ANP y la Confederación habrían de considerarse in-

el convenio suscrito por la ANP con los suplementeros a

habilitadas para suscribir un nuevo acuerdo de carácter

BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

tidas por sus deudas en dólares.

103


nacional, debiendo, en cambio, celebrarse convenios en-

mercados y la eventual concentración del poder infor-

tre cada empresa y cada sindicato, con el riesgo adicional

mativo por la compra de medios existentes o la presión

de que se entrara en materias propias de un contrato de

sobre el avisaje, lo que estaría causando gran inquietud

trabajo. Se indicó, además, que la ANP no podría celebrar

en algunas ciudades de provincia.

convenios comerciales, como sería éste, por su carácter de entidad gremial. Por otra parte, el propio Gobierno ex-

Prohibición de revista

presó su decisión de respaldar la aplicación del convenio,

A raíz de haber prohibido, con fecha 24 de septiembre

y la Comisión Antimonopolios reconoció implícitamente

de 1982, el Ministerio del Interior la publicación de la

su validez al modificar sólo uno de sus artículos. También

revista “Apsi”, la ANP emitió una declaración pública en

hubo un pronunciamiento favorable a su subsistencia de la

defensa de los derechos de aquélla. Sostuvo el Gobierno

Inspección del Trabajo.

que la revista había suspendido su circulación en agosto

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

de 1981, y que al reanudarla, en mayo de 1982, se había

104

Inquietud por la prensa regional

transformado en una nueva publicación, que incluía te-

La especial atención prestada a la prensa de provincia se

mas nacionales, en contravención a las limitaciones im-

justificaba por la frágil situación económica en que se de-

puestas en la autorización que se le había otorgado en

batía. En agosto de 1982, en efecto, cerraron “La Prensa”

1976. La Asociación Nacional de la Prensa, en su decla-

de Osorno y “El Correo” de Valdivia. Este tema se vinculaba

ración, recordó la historia de la publicación desde que

no sólo a las estrecheces del momento económico, sino

había sido fundada, y sostuvo que la interpretación en

también a la competencia representada por los grandes

que se asilaba el Gobierno para suspender a la revista se

diarios de circulación nacional. En reunión sostenida con

apartaba de las disposiciones legales relativas a las nuevas

Carlos Fell, Vicepresidente de la ANP y Gerente General

publicaciones, lo que se traducía en la restricción de la

de “El Mercurio”, con los directores que representaban a

actividad legítima de uno de sus asociados. Se advirtió,

diarios de provincia, se analizó esta situación. El señor Fell

sin embargo, que la Asociación no se haría parte en el

subrayó que “El Mercurio” no renunciaría al uso legítimo de

recurso de protección interpuesto por la revista contra el

mecanismos competitivos para desarrollar sus proyectos,

Ministro del Interior, Enrique Montero Marx. En noviem-

pero que con esto no pretendía atacar a los medios regio-

bre, la Corte de Apelaciones no dio lugar al recurso de

nales y que, al contrario, tenía la mejor disposición para

protección. Apelado el fallo, en enero de 1983 la Corte

prestarles la asesoría del caso. En el debate, el Director

Suprema dictó una sentencia favorable a dicha revista. El

Emilio Filippi estimó necesario distinguir entre la legítima

Ministerio del Interior, entonces, solicitó una aclaración

aspiración de los diarios de Santiago a penetrar en otros

de la sentencia, y la Corte lo hizo determinando que la


revista podía continuar editándose y circulando con ex-

Registro de suplementeros

clusión de su sección nacional. La ANP sostuvo que el

Como el DL 3.500, que estableció el nuevo sistema previ-

Gobierno, no obstante sus declaraciones de respeto a las

sional, fijaba el 31 de diciembre de 1982 como fecha límite

resoluciones judiciales, había utilizado un camino indebi-

para el ingreso a las antiguas instituciones previsionales,

do para obtener el apoyo a una conclusión incoherente

se entendió en la ANP que los nuevos suplementeros de-

con la doctrina que ella misma había establecido.

berían afiliarse a alguna AFP o carecer de previsión. Esto planteaba la duda de si el Registro de Suplementeros

Distribución de diarios y revistas

quedaba congelado o debía terminarse. Un informe de la

Otro tema al que hubo de atender preferentemente la ANP en este período fue el relativo a la distribución de diarios y revistas, debido a los propósitos de las municipalidades de eliminar los quioscos en las calles y el comercio ambulante, en los cuales contaban con el completo respaldo del comercio establecido. El problema se generó con la dictación de una ordenanza por la Municipalidad de Ñuñoa, la que llevó a reuniones con el Intendente Metropolitano, con los alcaldes y con los abogados municipales. Se logró merced a esas gestiones la suspensión de su aplicación, y se buscó, a través de la Comisión de Circulación, lograr normas mínimas sobre dimensión de

esas reuniones de trabajo se planteó incluso la posibilidad de instalar locales de mayor importancia y tamaño, y de ubicación excepcional, sugerencia que, según se estimó, podría despertar la oposición de los suplementeros. Las ordenanzas dictadas por la Municipalidad de Las Condes el 18 de noviembre de 1982 sobre instalación y funcionamiento de quioscos se ciñeron a los términos convenidos con la Intendencia Metropolitana.

BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

quioscos, superficie de exhibición y horarios de venta. En

105


106 A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


Dirección del Trabajo de 1979 había dictaminado que el ci-

regional desde el punto de vista de la publicidad. Éstos, a

tado Registro tenía por objeto sólo la incorporación de los

su turno, solicitaron la nómina de los diarios regionales,

suplementeros al Servicio de Seguro Social. Al haber desa-

con sus respectivas características técnicas y sus tirajes.

parecido esa finalidad, se entendía que terminaba también

Diversas empresas de provincia, en reuniones sostenidas

el Registro. Los suplementeros, por su parte, deseaban la

para analizar sus problemas, concluyeron en la necesi-

mantención del Registro, a fin de que se considerara como

dad de constituir un comité que pudiera representar más

base para ejercer el oficio y obtener el carné profesional.

directamente sus inquietudes dentro de la Asociación.

La Dirección del Trabajo concluyó que las comisiones cla-

El 10 de mayo de 1983 se aprobó la idea, propuesta por

sificadoras de suplementeros deberían seguir funcionando

el Director Carlos Paúl, que dio origen a la Comisión de

hasta 1986, para el solo efecto de regularizar la situación

Diarios Regionales.

de las personas actualmente afiliadas a algunas de las antiguas entidades de previsión que pasaren a ejercer como suplementeros. Las demás deberían ingresar al nuevo sis-

TENSIONES CON EL GOBIERNO

tema de AFP. Ello, sin embargo, en la práctica no ocurrió, y los suplementeros siguieron cotizando en el organismo continuador de las cajas de previsión, el Instituto de

El 20 de junio el Ministerio del Interior emitió una

Normalización Previsional.

declaración en la que exigía a toda la ciudadanía y

Comisión de Diarios Regionales

tricto respeto al receso político dispuesto por la

La presidencia, justamente preocupada por la situación

Constitución. La Asociación, de inmediato, emitió

de los diarios regionales, expresó su intención de impul-

una declaración, escasamente difundida por los

sar actividades de perfeccionamiento que los pudieren

medios, en la que sostenía que la resolución minis-

beneficiar. A esta idea se plegó “El Mercurio”, que ofreció

terial produciría un retroceso en el desarrollo que

los servicios de su personal especializado, aprovechan-

estaba experimentando el debate nacional, y subra-

do la puesta en marcha de su nueva planta. Además, los

yaba la responsabilidad y moderación que habían

diarios de provincia fueron invitados a participar en un

mostrado los medios durante el decenio, por lo

estudio que sobre la prensa regional realizaría la ANP en

que consideraba erróneo e injusto prescindir de su

conjunto con la Escuela de Periodismo de la Universidad

positivo esfuerzo.

Católica. Al mismo tiempo, en reuniones con dirigentes de la ACHAP se les hizo ver la importancia de la prensa

BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

a los medios de comunicación social el más irres-

107


de manifiesto que ambas empresas, que sufrían graves

oportunidad en que fueron aprobados la memoria y el

dificultades económicas, habían sido presionadas por

balance presentado por el Directorio. En esa ocasión

las autoridades para no publicar la referida inserción.

el Presidente se refirió a la actitud de las empresas El

Durante el almuerzo ofrecido en esa oportunidad a los

Mercurio y Copesa que, frente a la referida declaración,

socios y a las autoridades, el Presidente Araos se abstu-

se abstuvieron de publicarla y dieron cuenta de ella sólo

vo de realizar el tradicional análisis de la situación de la

en crónica, eliminándole lo medular y reduciéndola a

prensa, dejando expresa constancia de que ello se debía

un texto que no correspondía al sentido del acuerdo

a las restricciones impuestas por la vía administativa a la

adoptado. Del debate generado a continuación quedó

información periodística.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

El 24 de junio se celebró la Junta Ordinaria de la ANP,

108

El Comandante en Jefe de la Armada, almirante José Toribio Merino, junto a Carlos Paúl, Héctor González y Jaime Martínez.


Las relaciones entre el Gobierno y la ANP se hicieron lo

ces no habían tenido solución, como las solicitudes de

suficientemente distantes como para que el Secretario

nuevas publicaciones, los problemas de los medios re-

General de Gobierno, que lo era Ramón Suárez, no reci-

gionales, en particular en lo relativo al avisaje fiscal, y la

biera a la Directiva de la institución y la derivara hacia el

anómala situación de “La Nación”.

jefe de DINACOS, lo que no fue aceptado por ella. Otra expresión de esa actitud de enfrentamiento fue el pago

La nueva actitud del Gobierno no significó, sin embargo,

hecho por “La Nación” a los suplementeros de comisio-

que éste desatendiera la estrecha vigilancia que ejercía

nes de 70 por ciento, que rompía las normas estableci-

sobre los medios. En efecto, en septiembre, el Ministerio

das en el convenio y que le significaban fuertes pérdidas

del Interior presentó a la Corte de Apelaciones un requeri-

a ese medio estatal. En la sesión de agosto de 1983 se

miento contra el Director de la revista “Análisis” y una per-

debatió largamente sobre dicha materia, y se recordó la

sona entrevistada por ésta, de acuerdo a lo dispuesto en

existencia de una circular enviada por “La Nación” a las

la Ley de Seguridad del Estado. A la vez, el Ministerio de

municipalidades del país en que les recomendaba publi-

Defensa demandó a ambos por infracción del Código de

car allí los avisos. A juicio del Director Héctor González,

Justicia Militar. Declarados reos y detenidos, fueron más

eso confirmaba que, como lo había sostenido bajo todos

tarde sobreseídos.

los gobiernos, los periódicos gubernativos no deberían pertenecer a la Asociación Nacional de la Prensa.

LA RECESIÓN ECONÓMICA Y LA PRENSA Con la designación, el 10 de agosto de 1983, de un ga-

Que el momento vivido por los diarios de provincia era

binete encabezado por Sergio Onofre Jarpa, pudo apre-

extremadamente grave quedó de manifiesto por esos

ciarse un cambio en la actitud gubernativa en sus rela-

días, cuando el 3 de enero de 1984 dejó de circular

ciones con los medios informativos. El nuevo Secretario

“Crónica” de Concepción, de la Empresa Diario El Sur

General de Gobierno, Alfonso Márquez de la Plata, fue

S.A. Serios eran también los problemas afrontados por

muy explícito para sostener que en el país existía plena

“El Llanquihue” de Puerto Montt —víctima de una prolon-

libertad de prensa, y que los abusos que se cometieran

gada huelga— y “La Mañana” de Talca. Este último diario

serían conocidos por los tribunales de justicia, desechán-

debió cerrar en marzo de 1992, y si bien tras su adqui-

dose el recurso a las medidas administrativas. La Directiva

sición por la Sociedad Impresora y Periodística Aldana y

de la ANP pudo entonces hacer presente a la autoridad

Norambuena Ltda. reapareció a partir del 26 de agosto de

los aspectos que más le inquietaban y que hasta enton-

1993, dejó de publicarse en mayo de 1996.

BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Esperanza en nuevo gabinete

109


Con todo, el fenómeno era más general, porque el gasto

los editores quienes deben determinar el contenido y las

publicitario, que en 1981 representó 15 mil millones de

características del medio. También la ANP se refirió en

pesos, se había reducido en 1983 a ocho mil millones, es

otra declaración pública a la censura impuesta a cuatro

decir, había experimentado un descenso de 47 por cien-

revistas. “El Rancagüino”, por su parte, fue notificado por

to. La circulación, por su parte, había disminuido entre

el Intendente de una supuesta infracción al DS 320, por

30 y 35 por ciento. Esto también afectó seriamente a los

la forma en que en portada trató los actos de protesta

diarios nacionales, como “El Mercurio”, que debió iniciar

del 26 de marzo contra el Gobierno, haciendo hincapié

un proceso de drástica reducción de remuneraciones y

en el color rojo del titular principal y en el tamaño de

de personal. En el debate se puso énfasis en la fuerte

la fotografía.

competencia que en materia publicitaria representaba la televisión, que por entonces concentraba el 56 por

Jornadas de la Prensa

ciento de ésta.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

El Directorio consideró necesario organizar una

110

Nuevos asociados y nuevas dificultades

reunión de las empresas asociadas para analizar

La ANP inició contactos con varios medios que no per-

los diversos factores que incidían en el desenvolvi-

tenecían a la entidad para interesarlos en que adhirieran

miento de los medios escritos, entre ellos la publici-

a ella, y, como consecuencia, el 13 de marzo de 1984 se

dad, la circulación, los insumos, el endeudamiento,

incorporó la Empresa La República Ltda., editora de la re-

los aspectos tributarios y la competencia de otros

vista quincenal “Cauce”. El 8 de mayo de ese mismo año se

medios. Las Jornadas de la Prensa se desarrollaron

acordó regularizar la situación de la Empresa Periodística

el 25 de mayo y en esa oportunidad se debatieron

de Aysén, que editaba “El Diario de Aysén”, antes pertene-

los diferentes puntos de vista, sobre la base de los

ciente a Sopesur. Para ello, con esa fecha se la reincorporó

antecedentes reunidos por comisiones de estudio.

como socio.

En las conclusiones se consideró un proyecto de promoción de la prensa y una estrategia de difu-

En su sesión de 13 de marzo, el Directorio fue informa-

sión. También en dicha reunión se dio a conocer un

do de la acción interpuesta por el Gobierno para impedir

informe sobre las nuevas normas restrictivas de la

la circulación del periódico “Fortín Mapocho” y acordó

libertad de prensa.

dar a conocer a la opinión pública su posición frente a la materia, no obstante no tratarse de un asociado, por estimar indispensable defender el principio de que son


Comisión de Libertad de Expresión

REFORMA DEL DL 425

Por iniciativa del Presidente Araos se creó en 1984 una nueva comisión permanente, la de Libertad de Expresión,

Ignorando las objeciones de las entidades gremiales, y en

integrada por representantes de las dos mayores empre-

forma sorpresiva, el Gobierno, por medio de la Ley 18.313,

sas de Santiago, de los diarios regionales y de las revistas,

publicada en el “Diario Oficial” de 17 de mayo de 1984, pro-

que los fueron “El Mercurio”, “La Tercera de La Hora”, “El

cedió a modificar la Ley de Abusos de Publicidad para au-

Sur”, “Hoy”, “Qué Pasa” y “Cosas”.

mentar la penalidad de los delitos de injurias y calumnias; para tipificar como delitos la difusión de hechos de la vida

Paradójicamente, mientras se mantenía una actitud de

privada de una persona, que causaren o pudieren causar

apenas encubierta hostilidad hacia los medios existen-

daño material o moral a ella, y la difusión de un hecho falso

tes y se trataba de impedir la aparición de otros —como

relativo a la vida pública de una persona, que le causare o

ocurría con el proyecto del nuevo diario “La Epoca”—, la

pudiere causar daño material o moral, y extender la apli-

Secretaría General de Gobierno solicitaba el 3 de abril

cación de las indemnizaciones pecuniarias a los posibles

de 1984 la opinión institucional de la ANP sobre la Ley

ofendidos. Esta reforma, que constituía un manifiesto retro-

de Abusos de Publicidad, dentro del trabajo que reali-

ceso, dejaba sometidos a los medios de información a una

zaba esa Secretaría de Estado para reformar y comple-

situación de extrema debilidad y, en cierto sentido, sugería

tar la legislación sobre la prensa. Esta circunstancia se

un endurecimiento del Gobierno en su relación con ellos.

el Colegio de Periodistas. Los presidentes de dichas or-

Ante el rechazo de los especialistas y de la opinión pública

ganizaciones le manifestaron al Ministro Márquez de la

del contenido de esa reforma, que limitaba drásticamente

Plata su “unánime opinión contraria” a la reforma de la

la posibilidad de informar precisamente cuando se estaban

Ley 16.643, por considerar que sus disposiciones eran

dando a conocer diversas denuncias contra autoridades

suficientes para sancionar los abusos que se pudieren

del régimen militar, el Ministro Márquez de la Plata pidió

cometer en el ejercicio de la libertad de expresión y que

el 11 de junio un informe a las escuelas de Periodismo y a

“su ya larga vigencia prueba que las ocasiones en que

las organizaciones gremiales de la prensa. Los presidentes

se han dejado de aplicar las sanciones correspondientes

de la ARCHI y de la ANP, señores Ricardo Bezanilla y Sergio

no se deben a falta de normas legales, sino a la pasividad

Araos, respectivamente, junto con agradecer la oportu-

de los afectados o a un uso excesivo de la facultad de

nidad de hacer valer sus planteamientos, sugirieron la

indulto por el Gobierno respectivo”.

necesidad de derogar la referida norma, “lo que, tarde o temprano, bajo este u otro gobierno, así tendrá que

BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

tradujo en mayores contactos entre la ANP, la ARCHI y

111


SANCIONES A LOS MEDIOS

ocurrir”. Subrayaron que colaborarían en el citado estudio por intermedio de los abogados Alfredo Etcheberry y José Luis Cea, y que la mejor demostración de la actitud posi-

La designación de Carlos Paúl como Presidente de la ANP

tiva del Gobierno hacia los medios sería la derogación del

en el Directorio de 10 de julio de 1984, realizado a conti-

Decreto 320, dictado en virtud del Estado de Emergencia

nuación de la Junta General Ordinaria de 28 de junio de

vigente, y la aprobación de las solicitudes presentadas para

1984, representó un reconocimiento a la labor que, en mo-

editar nuevos diarios y revistas.

mentos muy difíciles, había desarrollado en la institución. En esa oportunidad fueron elegidos como Vicepresidentes

Premio Libertad de Expresión

los señores Héctor González y Julio Poblete.

En este marco de abierta confrontación el Directorio

La gestión del nuevo Presidente debió, desde sus comien-

decidió crear el Premio Libertad de Expresión, otor-

zos, hacerse cargo de los problemas en torno a la libertad

gado por primera vez el 9 de mayo. Recayó el ga-

de expresión, manifestados, entre otras cosas, por la dic-

lardón en el Presidente de la Corte Suprema, Rafael

tación de la ya aludida Ley 18.313. Una comisión formada

Retamal, quien, al inaugurar el Año Judicial, se había

por representantes de las escuelas de Periodismo de las

referido al papel de los medios de comunicación en

universidades de Chile y Católica, de la ARCHI y de la ANP,

un Estado de Derecho. Informado dicho juez del

que lo fueron Sergio Contardo, Tomás P. Mac Hale, Alfredo

premio, estimó del caso declinarlo. Al año siguien-

Etcheberry y José Luis Cea, respectivamente, elaboró un

te el premio distinguió al profesor José Luis Cea, y en 1987, a la Comisión Organizadora de la Visita del

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Papa Juan Pablo II.

112

Presidencia de Carlos Paúl (10 de julio de 1984-14 de julio de 1988)

Carlos Paúl.


Las restricciones que el jefe de la Zona Metropolitana

Publicidad, y se iniciaron reuniones con los abogados de

en Estado de Emergencia impuso a las radios Chilena y

la Secretaría General de Gobierno para intentar la aproba-

Cooperativa en septiembre de 1984, motivaron una reu-

ción de su reforma. El Ministro Márquez de la Plata era par-

nión del Directorio a la que fueron invitados los ex pre-

tidario de llegar a acordar reformas específicas, en tanto

sidentes de la ANP. En esa ocasión Sergio Araos sostuvo

que el anteproyecto buscaba una modificación global del

que “la prensa atraviesa por el más difícil momento de su

sistema. El trabajo, por último, fue rechazado de manera

historia”. Con este motivo se publicó una inserción el 15

ofensiva por los asesores del Gobierno.

de septiembre.

BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

anteproyecto de modificaciones a la Ley de Abusos de

La Mesa Directiva.

113


En octubre, el Directorio conoció, a raíz del posible cie-

Cartas de la ANP a las autoridades

rre de “El Llanquihue”, la denuncia de Jorge Babarovic, inspirador y Presidente de la recién formada Comisión de Diarios Regionales, sobre prácticas de “dumping”

Todas esas circunstancias, unidas a la imposibilidad

contra algunos diarios de provincia. El señor Babarovic

de exponer su posición públicamente, llevó a la ANP

solicitó dejar constancia en las actas de una carta que

a preparar una declaración que, como carta, se hizo

optó por no leer en la sesión de 10 de enero de 1984,

llegar al Presidente de la República, a los miembros

en la que se refería extensamente a esta materia, que, a

de la Junta de Gobierno, al Presidente de la Corte

su juicio, atentaba contra la libertad de prensa, razón de

Suprema, al Ministro del Interior y al Secretario

ser de la ANP.

General de Gobierno. A raíz de esta comunicación,

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

el Directorio de la ANP fue recibido por el nuevo

114

Acentuación de restricciones

Secretario General de Gobierno, Francisco Javier

Pero, como telón de fondo, continuaron y se acentua-

Cuadra, quien fue muy tajante para expresar que la

ron las dificultades que encaraban los medios escri-

actitud restrictiva del Gobierno no variaría, pues se

tos. Así, se dictó una encargatoria de reo contra Emilio

basaba en sus facultades constitucionales y tenía

Filippi, Director de “Hoy” e integrante del Directorio de la

por finalidad impedir los actos que perturbaran la

ANP —que recibió una amenaza de muerte, denunciada

paz social. Advirtió Cuadra que el texto de la decla-

oportunamente al Ministro del Interior—; se procedió a

ración no podía darse a la publicidad. La Directiva le

modificar el Código de Justicia Militar para ampliar el

planteó la injusticia y la inconveniencia de las res-

alcance del delito de ofensas a las Fuerzas Armadas, ex-

tricciones aplicadas y pidió su derogación, lo que

tendiéndolo a las que se cometieren contra cualesquie-

fue rechazado por el Ministro Cuadra, sin perjuicio

ra de sus integrantes y aumentando exageradamente las

de lo cual ofreció conversar con el Presidente de

penas, y “El Rancagüino” fue víctima de un atentado ex-

la República.

plosivo, del cual no se pudo informar por las restricciones legales existentes. La declaración, por entonces, del Estado de Sitio, no contribuyó a facilitar el desempeño

Al hacer un balance de un mes de Estado de Sitio, el

de la labor informativa.

Presidente señor Paúl no pudo dejar de manifestar, “con dolor y desilusión”, que la prensa chilena no había reaccionado como se podía esperar. “No se trata —agregó— de sacrificar a los diarios en una actitud imposible, pero


hay un problema de credibilidad y un juicio de la opinión

medios, que se censuró la información llevada por la re-

pública que considerar”. A este cuadro se agregaron las

vista “Hoy” sobre un seminario realizado por el Centro de

informaciones relativas a las dificultades económicas que

Estudios de la Prensa de la Universidad Católica acerca del

estaban experimentando las empresas El Mercurio S.A.P. y

marco legal de la actividad.

Consorcio Periodístico de Chile (Copesa), a las cuales se refirió el señor Paúl en la sesión de 10 de enero de 1985,

Término del Estado de Sitio

ocasión en que se aseguró que ellas no estaban sometidas

Con motivo de la realización de la Junta General Ordinaria

a intervención. Se consideró, en todo caso, que las pre-

de Socios de la ANP se aprobó una declaración en la que

siones económicas constituían otra forma de ataque a la

subrayaba que el alzamiento del Estado de Sitio no ha-

libertad de prensa.

bía constituido un cambio favorable para la prensa, pues permanecían vigentes medidas restrictivas que eran im-

Los rumores acerca de nuevas medidas restrictivas contra

procedentes y perjudiciales, porque aquélla, para poder

los medios de comunicación social aumentaron en marzo

cumplir su misión, necesitaba de un verdadero ambiente

de 1985, y a ello contribuyeron las amenazas del Ministro

de libertad.

Cuadra en tal sentido, expresadas en una conferencia de prensa. Las injustas imputaciones del Secretario General

Con todo, la designación en el Ministerio del Interior de

de Gobierno indujeron a la ANP a emitir una declaración.

Ricardo García Rodríguez significó un positivo cambio

A tales extremos llegó la presión gubernativa sobre los

en las relaciones entre la ANP y el Gobierno, y a juicio del Presidente Paúl se estableció un buen contacto que se había interrumpido desde el alejamiento del Ministro BAJO LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Sergio Fernández.

El Ministro del Interior, Ricardo García, junto a Carlos Paúl y al Secretario General de Gobierno, Francisco Javier Cuadra.

115


LEGISLACI COMPLEME


CAPÍTULO 5

IÓN MENTARIA


LEGISLACIÓN COMPLEMENTARIA DE LA CONSTITUCIÓN

M

otivo de nuevas inquietudes fue

DIVERSAS ACTIVIDADES Y PROBLEMAS

el funcionamiento de una subcomisión presidida por el abogado

En septiembre de 1985 la nueva Directiva de la ANDA se

Guillermo Bruna, encargada de

reunió con el Presidente de la ANP para plantear el tema

preparar la legislación complementaria del artículo 8º

del Instituto Verificador de Circulación. La materia fue en-

de la Constitución. El 3 de julio concurrió a dicha ins-

tregada para su análisis a la Comsión de Circulación. En el

tancia el Presidente señor Paúl —no lo hicieron los pre-

debate sobre esta materia, que continuó en la sesión de

sidentes de la ARCHI y del Colegio de Periodistas, que

octubre, se estimó necesario que, de aprobarse la idea,

habían sido invitados—, en la cual se planteó la posición

participara institucionalmente la ANP. Se convino, asimis-

de la ANP de no contribuir a la preparación de ninguna

mo, en invitar a la ACHAP a participar en el proyecto.

normativa restrictiva de la libertad de expresión. Si bien en la oportunidad sólo hubo planteamientos generales,

Asamblea de la SIP en Chile

en el Directorio de 8 de agosto el señor Paúl manifestó

En el Directorio del 14 de noviembre se dio cuenta del acuerdo

haber recibido información de que existiría un proyecto

de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) de efectuar en

concreto y de alcances peligrosos, que podría estimular

Chile su asamblea de octubre de 1987, para lo cual se designó

la práctica de la autocensura.

a la ANP como organismo anfitrión. En ese mismo Directorio se aprobó la incorporación de “Las Noticias” de Victoria.


siquiera los planteamientos de las empresas editoras de

El 9 de enero de 1986 se creó la Comisión de Relaciones

periódicos. Tampoco se descartaba la posibilidad de que

Internacionales por iniciativa del Director Jorge Babarovic.

se hicieran permanentes algunas normas transitorias. Con

El primer Presidente de ella fue el Director Christian

motivo del Día de la Prensa, el 13 de febrero, la ANP difun-

Plaetner-Möller.

dió una declaración aludiendo a ese delicado punto.

Información periódica

A partir de abril de 1986 la ANP comenzó a distribuir un

Una vez más, al comenzar el año, circularon rumores de nue-

“Informe sobre la situación de la prensa”, preparado por

vas leyes relativas a la prensa. El Directorio, por experiencias

Silvia Pellegrini, profesora y Directora de la Escuela de

anteriores, temía con razón la posibilidad de que se apro-

Periodismo de la Universidad Católica de Chile, que apare-

bara en forma imprevista alguna regulación, sin considerar

cería cada cuatro meses.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Comisión de Relaciones Internacionales

120

Jaime Martínez, Christian Plaetner-Möller, Bernardo Pérez, Jonny Kulka, Carlos Paúl y Enrique Schroeder.


Diario “La Época”

Elección de Directorio y nuevos asociados En la Junta Ordinaria de Socios realizada el 27 de junio de

Un tema muy vinculado a las restricciones a los

1986 se aprobó una nueva redacción de la Declaración de

medios informativos, y que debió conocer la ANP,

Principios de la institución, motivada precisamente por las

fue el relativo a un nuevo proyecto editorial, el

dificultades por las que atravesaba el ejercicio de la infor-

diario “La Epoca”, de la Sociedad de Impresiones

mación. Además, se procedió a la elección de los nuevos

y Comunicaciones Ltda., de propiedad de Emilio

miembros del Directorio, los cuales, el 10 de julio, reeligie-

Filippi y Juan Hamilton. Ante la reiterada negativa

ron la mesa presidida por Carlos Paúl por un nuevo perío-

del Gobierno a autorizar su circulación, se pre-

do de dos años. En la misma sesión se aprobó el ingreso de

sentó un recurso judicial en 1984, en que no sólo

“El Observador” de Quillota a la ANP.

también sobre si el Gobierno, con su forma de

El 4 de junio se aprobó la incorporación de la Empresa

proceder, estaba restringiendo o, más bien, sus-

Impresiones y Publicaciones S.A., y el 14 de agosto, en

pendiendo el derecho de los editores. Dos años

tanto, se aprobó el ingreso de la Sociedad Periodística e

después, en enero de 1986, la empresa presentó

Impresora El Labrador S.A.

un recurso de protección contra el Ministro del Interior, tras cuya tramitación el Ministerio resol-

Acción contra la revista “Cauce”

vió hacer efectiva la autorización para publicar el

En el Directorio de 9 de septiembre se dio cuenta de

diario a partir del 11 de marzo de 1987.

la acción emprendida por el Gobierno contra la revista “Cauce” y la detención del Presidente de la empresa, Jorge Ovalle, de su Director, Gonzalo Figueroa, y de

Aniversario de la ANP

una periodista, a lo que siguió la orden de detención de

En el Directorio de 8 de mayo de 1986 se hizo presen-

seis periodistas de ese medio. Esta situación motivó una

te que había pasado inadvertido el 35º aniversario de

declaración del Directorio de la ANP, de fecha 4 de sep-

la Asociación, fundada el 26 de abril de 1951. Como el

tiembre, que aludía a la “extraordinaria gravedad para el

Presidente señor Paúl expresara que había diferentes

ejercicio de la libertad de expresión las circunstancias

versiones sobre la fecha de fundación, se encargó al

en las que se ha actuado en contra de la revista “Cauce“,

Secretario señor Martínez que hiciera la investigación

y criticaba el desvío que en los juicios contra la prensa

del caso.

se estaba produciendo desde la justicia ordinaria hacia la militar. Con motivo de la imposición del Estado de

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

se pedía un pronunciamiento al respecto, sino

121


Sitio el 7 de septiembre de 1986, después del atentado

PROYECTO LEGISLATIVO DE LA ANP

contra el Presidente Pinochet, se procedió a suspender la circulación de seis medios informativos, todos oposi-

En la Junta General Ordinaria de 19 de junio de 1987, a

tores: “Hoy”, “Cauce”, “Análisis”, “Apsi”, “Fortín Mapocho” y

la que concurrió el Secretario General de Gobierno,

“La Bicicleta”. El mencionado Estado de Sitio sólo se alzó

Francisco Javier Cuadra, se refirió éste a nuevas restric-

en diciembre de 1986, y a comienzos de enero del año

ciones a la prensa, en especial en lo relativo a la actividad

siguiente en las regiones III, IV, Metropolitana y provincia

política y a la aplicación del artículo 8º de la Constitución.

de Antofagasta. Esto permitió la reaparición de cinco pu-

Estas advertencias llevaron a la ANP a hacerle llegar su opi-

blicaciones suspendidas por decisión administrativa.

nión, el 17 de julio, a la Comisión Asesora para el Estudio de las Leyes Complementarias de la Constitución, que pre-

En el Directorio de 9 de octubre el señor Paúl dio cuenta

sidía Luz Bulnes, una de cuyas subcomisiones —formada

de su viaje a la reunión de la SIP en Vancouver. La sus-

por Jaime Guzmán, Raúl Bertelsen, Gregorio Amunátegui

pensión de las revistas motivó la visita de una delegación

y Raúl Lecaros, y presidida por la señora Bulnes— estaba

de la Comisión de Libertad de Prensa de dicha entidad, en

abocada desde fines de abril a analizar la legislación sobre

cumplimiento de un acuerdo tomado en Vancouver, la que

la prensa, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en el

llegó al país el 25 de noviembre.

artículo 19 de la Carta Fundamental. En esa comunicación

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

se reafirmaron los criterios generales sobre libertad de ex-

122

Deficiencias en la distribución

presión siempre sostenidos por la ANP, se acompañó una

Materia que volvió a preocupar al Directorio, como con-

copia del proyecto alternativo de los señores Contardo, Mac

secuencia de la negativa de los suplementeros a exhibir “El

Hale, Etcheberry y Cea, de reforma a la Ley de Abusos de

Sur” en los quioscos, fue la evidente crisis que exhibía el

Publicidad, y se expresaron fundadas críticas a la Ley 18.313.

sistema de distribución, manifestada a raíz de las campañas de suscripciones iniciadas por diversos medios y resis-

Sin embargo, en forma casi paralela se producía una

tidas tenazmente por los suplementeros. Se puso énfasis

expresión práctica de la actitud gubernativa respec-

en que el interés prioritario de los suplementeros estaba

to de la aplicación del artículo 8º de la Constitución.

dirigido a la venta de otros artículos antes que a los diarios

En efecto, “Análisis”, “Apsi”, “Fortín Mapocho” y “La

y revistas, lo que hacía urgente reexaminar esta materia.

Época” publicaron una declaración de personas

Por tales motivos se solicitó a la Comisión de Circulación

que, en representación del Partido Comunista, lla-

que estudiara el problema y analizara la posibilidad de

maban a la movilización social. Con este motivo

modificar el convenio.


participar en carácter de observador. El tema fue analizado el Ministerio del Interior presentó un requerimien-

por miembros de las comisiones de Publicidad y Libertad

to contra los directores responsables de esos me-

de Expresión, los que, unánimemente, acordaron propo-

dios, quienes fueron declarados reos. Un recurso de

ner al Directorio que la Asociación Nacional de la Prensa

inaplicabilidad por inconstitucionalidad del artículo

se abstuviera de participar en un organismo de semejante

8º mencionado llevó a la paralización del proceso.

naturaleza, sin perjuicio de mirar con el mayor interés el hecho de que los propios avisadores y las agencias cuidaran del contenido de sus avisos. En esos mismos términos la

Ingresos y sanciones

entidad declinó, con fecha 27 de septiembre, la invitación a

El 13 de agosto de 1987 se aprobó la incorporación de la

incorporarse al organismo de autorregulación publicitaria.

declaración de la necesidad de que se mantuviera el mutuo

Requisición de revista “Apsi”

respeto entre los asociados. El 9 de octubre del mismo año

Los problemas experimentados por la revista “Apsi”, por la

el Directorio acordó aplicar la sanción de pérdida de su cali-

requisición de un suplemento humorístico que supuesta-

dad de asociado, por no pago de las cuotas, a las empresas

mente injuriaba a las Fuerzas Armadas, a lo que se agre-

La Provincia, de Ovalle, y La Nueva República, de Santiago.

gó la detención de su Director y su Director adjunto por disposición de la Fiscalía Militar, significaron nuevas pre-

Hacia la autorregulación publicitaria

ocupaciones para el Directorio de la ANP. Ésta se acentuó

Los temores a la creación de un sistema estatal de regu-

por la extensión de la prisión preventiva de los referidos

lación publicitaria, derivados de un estudio del Ministerio

periodistas, que alcanzó a casi dos meses, y la negativa a

de Economía al respecto, indujo a las directivas de la ANP,

otorgarles la libertad bajo fianza por la existencia de dili-

ACHAP y ANDA a realizar conversaciones sobre la materia.

gencias pendientes. Además de emitir la ANP una enérgica

Ahí la ACHAP sugirió crear un organismo privado de auto-

declaración de rechazo a tal irregularidad, su Directiva visi-

rregulación. Al debatirse sobre este tema en sesión de 10 de

tó en tres oportunidades a los detenidos.

septiembre de 1987, muchos directores expresaron reticencias ante el proyecto, por ser a menudo muy difícil distinguir publicidad de información, lo cual podría ir en contra de

ASAMBLEA DE LA SIP

la libertad de expresión. El Presidente Paúl recordó que ya en 1979 se había planteado este punto, y que la Asociación

Como estaba anunciado, el 18 de noviembre se realizó,

no había acogido la propuesta. Agregó que, tal vez, podría

esta vez en Santiago, la Asamblea anual de la Sociedad

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

Empresa Taurus, editora de “Fortín Mapocho”, con la expresa

123


Interamericana de Prensa (SIP), a la que fue invitado el

namiento de la democracia. Por ello, sostuvo, la plena li-

Presidente de la República. En su discurso inaugural, el

bertad de expresión e información que garantiza la nueva

general Pinochet aseguró que el país camina a la integral

Constitución cuenta con sólidas barreras contra la utiliza-

vigencia de la institucionalidad democrática y valoró el

ción y el proselitismo de partidos o grupos totalitarios.

aporte fundamental de la prensa, asegurando, sí, que no es posible comprender la situación chilena en la materia

El Presidente de la ANP, Carlos Paúl, tras saludar a

si no se conoce la experiencia del Gobierno marxista y la

los participantes y confiar en que ellos conozcan la

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

descomposición de algunos medios paralela al desmoro-

124

El Presidente Pinochet inaugura Asamblea de la SIP.


más el ejercicio del periodismo” contradicen esos princicompleja realidad nacional sin disimulos ni dis-

pios. Entre tales circunstancias menciona la exigencia de

torsiones, señaló que, en vísperas de una etapa

permiso de la autoridad para fundar, editar y operar me-

de decisiones populares históricas, la contribu-

dios de comunicación; la limitación debida a declaración

ción de la prensa alcanza su mayor dimensión

de Estados de Emergencia; el acceso a fuentes de infor-

“y, por lo mismo, reclamamos para ella el ámbito

mación reducido a versiones oficiales y mediante acredita-

de libertad que le permita cumplir cabalmente su

ción previa; el exceso de cuerpos legales que afectan a los

servicio a la comunidad”. Por su parte, Alejandro

medios, como la reformada Ley de Abusos de Publicidad,

Miró Quesada, Presidente de la SIP, analizó en su

la Antiterrorista, la Antiprotestas, la de Control de Armas,

informe la situación de la prensa en América y,

el Código de Justicia Militar y, ahora, la que al regular el

respecto de Chile, mostró especial inquietud por

artículo 8º de la Constitución niega el derecho a la opinión

las normas complementarias al artículo 8º de la

política de determinadas personas.

Constitución de 1980. Entre los hechos más graves ocurridos, que detalla, se re-

Posteriormente tuvo lugar una mesa redonda moderada

ellos directores de medios; varios amenazados, y uno ase-

por Roberto Pulido sobre “El rol de la prensa en una de-

sinado (José Carrasco), sin que este crimen se aclare. Por

mocracia”, con intervenciones de Jaime Guzmán, Ricardo

otra parte, señala que algunas radioemisoras, una agencia

Lagos, Juan Hamilton, Gonzalo Vial, Óscar Godoy y

de noticias y un diario fueron objeto de ataques de grupos

Ricardo Núñez, donde hubo un fuerte debate entre algu-

terroristas. Dados tales antecedentes, la conclusión del in-

nos de ellos, sobre todo en cuanto a la legitimidad demo-

forme, aprobada por la Asamblea, establece que hoy en

crática y las correspondientes disposiciones de la nueva

Chile no existe libertad de prensa.

Carta Fundamental.

El capítulo relativo a Chile del informe anual de la SIP sobre

REACCIONES A LA LEY 18.662

la libertad de prensa, si bien reconoce que la Constitución asegura “la libertad de emitir opinión y de informar, sin

Gran inquietud creó la publicación de la Ley 18.662,

censura previa, en cualquier forma y por cualquier me-

complementaria del artículo 8º de la Constitución,

dio”, estima que las restricciones legales y administrativas

que, en lo esencial, dispuso que las personas a quie-

vigentes y numerosos hechos “que han deteriorado aún

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

fiere a más de veinte periodistas procesados, cuatro de

125


nes el Tribunal Constitucional declaraba infractoras del

de Periodistas se acercó a la ANP a proponer una de-

mencionado artículo, no podrían ejercer el derecho de

claración conjunta con la ARCHI a ese respecto para el

opinión política por los medios de difusión. Sobre este

Día de la Prensa, lo que fue aprobado por el Directorio

punto, el 5 de noviembre, una declaración en que, si-

en su sesión de 14 de enero de 1988.

guiendo los planteamientos del profesor Cea, se aludía a la inconstitucionalidad de la norma y se propugnaba su derogación. La ARCHI, a su turno, se abocó al es-

Es necesario advertir que, al margen de estas regulacio-

tudio de esta ley en su parte penal, con la asesoría del

nes restrictivas —más de 30 normas diferentes hacia esa

abogado Alfredo Etcheberry. Incluso el propio Colegio

época—, el Gobierno podía impedir, por simples dilaciones

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

burocráticas, la aparición de nuevos medios de comuni-

126

Miembros de la ANP con el asesor jurídico José Luis Cea.


cación. En marzo de 1988 se denunciaba en el seno del

representaba para el ejercicio de la libertad de información

Directorio de la ANP que había a la fecha 22 solicitudes de

y opinión, y se aludió, asimismo, a la frecuente aplicación

nuevas revistas, casi todas de agosto de 1987, que no ha-

de los procedimientos del fuero militar contra los perio-

bían sido resueltas por las autoridades. Pero, por otra par-

distas, de gran severidad y que duraban años. En dicha

te, se repetían los intentos de editar periódicos oficialistas,

ocasión el señor Filippi se refirió a su caso: declarado reo

como se denunció el 10 de marzo de 1988 respecto del

por una denuncia en 1984, acababa de ser absuelto. Aludió

diario “El Coquimbo”, que aparecería en abril, bajo la direc-

también a detenciones de periodistas que duraban un mes.

ción de Raúl González Alfaro. Esto supuso, como también

Estimaba muy grave que los delitos de prensa se convir-

se indicó, la aplicación de presiones a los eventuales avi-

tieran en delitos militares. Estos conceptos, así como su

sadores. Además, varias municipalidades habían iniciado la

aplauso a la Directiva de la Asociación por la labor cumpli-

publicación de periódicos controlados por las respectivas

da en defensa de la libertad de expresión, fueron también

Intendencias Regionales.

reiterados por Marcelo Contreras, Director de “Apsi”.

Reunión con el Secretario General de Gobierno reunirse con el Secretario General de Gobierno, que lo era entonces Orlando Poblete. En dicha reunión se le plantea-

Presidencia de Roberto Pulido (14 de julio de 1988-16 de julio de 1992)

ron esos puntos, además de la situación que afectaba a los diarios regionales respecto de los avisos que debían ser publicados en éstos, por tratarse de asuntos de interés sólo

En la reunión celebrada por el nuevo Directorio

para las respectivas localidades, y que, sin embargo, eran

el 14 de julio de 1988 se eligió, por unanimidad, a

desviados hacia el diario “La Nación”. Por último, se abordó

Roberto Pulido Espinosa, de Editorial Portada, como

en esa oportunidad la reglamentación del artículo 8º de la

Presidente de la ANP, y como Vicepresidentes, a

Constitución. El Ministro Poblete acogió los planteamientos

Sergio Pumarino y a Jorge Babarovic. En esa misma

de la ANP, reiteró la buena disposición de su cartera para

oportunidad se dio cuenta de los requerimientos del

resolverlos y desestimó los temores sobre la aplicación de la

Gobierno contra cuatro medios (entre ellos “Apsi” y

ley reglamentaria del artículo 8º de la Constitución.

“Fortín Mapocho”, cuyos directores fueron encargados reos), en que por primera vez se invocó la Ley

En la Junta Ordinaria de Socios celebrada en Santiago el 24 de junio de 1988 se subrayó el peligro que la Ley 18.662

18.662, y se acordó la estrategia para lograr en los

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

La gravedad de estos hechos indujo a la Mesa Directiva a

127


ASUNTOS INTERNOS Creación de Comisión de Tecnología También ese Directorio aprobó la creación de la Comisión Técnica (después, de Tecnología), designándose como su primer Presidente a Roberto Fuenzalida. Éste se abocó de inmediato a la tarea de preparar una encuesta, enviada a las empresas asociadas, para determinar sus recursos humanos y materiales. Más adelante la Comisión de Tecnología impulsó importantes seminarios sobre diversas especialidades periodísticas, como pequeños sistemas de composición, control de calidad gráfica, fotomecánica, desarrollo y modernización del periodismo de provincia, normalización del lenguaje en las agencias informativas, agencia de noticias y servicios de telecomunicaciones, impresión offset, pequeñas redes de procesadores de textos, además de programas de visitas a empresas editoras.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Roberto Pulido.

128

tribunales la declaración de inaplicabilidad de ella, para lo cual se dispuso la contratación del abogado José Luis Cea. En una posterior visita protocolar al Presidente de la Corte Suprema, la Mesa Directiva le hizo presente las situaciones que afectaban a los medios de comunicación y que estaban pendientes en los tribunales, y se le informó la decisión de la ANP de plantear la inaplicabilidad de la Ley 18.662. Miembros del Directorio en el diario “La Discusión” de Chillán.


Medios de distribución gratuita

Estatutos para precisar los requisitos adicionales de in-

El 14 de julio de 1988 se aprobó la incorporación de la

greso a las empresas que editaban medios que no eran de

Empresa Editorial Los Andes S.A., editora de las revistas

adquisición pagada.

“Master Club” y “VM”—que perdió su calidad de socio en

Criterios de aceptación de adherentes

lo que creó una situación especial, por tratarse de pu-

El interés manifestado por numerosas nuevas publicacio-

blicaciones de distribución gratuita, que no se vendían

nes, que en su mayoría no eran periodísticas, sino comer-

en quioscos. Esto indujo a estudiar una reforma de los

ciales e institucionales, por incorporarse a la ANP, originó

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

agosto de 1995, con la desaparición de esas revistas—,

Visita al diario “El Observador” de Quillota.

129


realizada en Las Rosas de Chiñihue, sede de la Empresa

para aceptar a nuevos integrantes. Ello llevó a la forma-

Periodística El Labrador de Melipilla, el 17 de marzo de

ción de una comisión encargada de estudiar el tema, la

1989, supuso la sustitución del artículo 7º por otro nue-

que propuso el establecimiento de dos categorías de so-

vo, que consagró dos categorías de socios, la A y la B,

cios, una de las cuales estaría formada propiamente por

estableciéndose en un artículo transitorio que los socios

empresas asociadas, y la otra, por empresas registradas.

actualmente existentes de la ANP pertenecían a la cate-

Esto, naturalmente, suponía una reforma de Estatutos. La

goría A. En la misma oportunidad se aprobó la reforma de

proposición, aprobada en Junta General Extraordinaria

diversos otros artículos de los Estatutos.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

un debate sobre los criterios que deberían considerarse

130

El Director de “La Prensa” de Curicó, Manuel Massa, celebra el cambio de folio junto a la Directiva de la ANP.


Negativa a integrarse en CONAR El 11 de agosto, en una reunión con representantes del Colegio de Periodistas, ARCHI, ACHAP y ANDA, el Presidente de ésta insistió en la necesidad de que la Asociación reestudiara su negativa a participar en el sistema de autorregulación publicitaria. Una comisión especial formada por el Vicepresidente Sergio Pumarino y los presidentes de las comisiones de Libertad de Expresión y de Publicidad analizó el punto y acordó proponer que se ratificara el criterio permanente de la ANP en el sen-

Publicitaria (CONAR), sin perjuicio de aplaudir la iniciati-

Candidatos a la presidencia Hernán Büchi y Patricio Aylwin en aniversario de la ANP.

va de ACHAP y ANDA. Esta posición fue hecha suya por

Acceso a fuentes oficiales

el Directorio en sesión de 8 de septiembre de 1988, no

El Directorio conoció también las dificultades experimenta-

obstante lo cual los integrantes del aludido Consejo in-

das por el diario “La Época” para tener acceso a las fuentes

sistieron y solicitaron la asistencia de un miembro de la

informativas, en particular a la Junta de Gobierno. El dia-

Asociación, sin mayores compromisos y sólo para que

rio interpuso un recurso de protección y la Directiva, en

conociera su funcionamiento.

una visita protocolar que hizo al almirante Merino, como Presidente de dicha Junta, le hizo presente la situación. El

Aniversario de fundación de la ANP

almirante aseguró en esa oportunidad que existía libre ac-

En la Junta Ordinaria de 24 de junio Héctor González sos-

ceso de los periodistas al edificio Diego Portales, sede del

tuvo que, de acuerdo a diversos antecedentes que había

Legislativo. En todo caso, el Directorio pudo tomar nota del

dado a conocer en ocasiones anteriores, la ANP había sido

término de los Estados de Excepción que regían y del rumor

fundada el 24 de agosto de 1948 y no el 26 de abril de

de que concluirían los procesos contra los periodistas.

1951. Acogiendo ese planteamiento, el Directorio, en su reunión de 11 de agosto, dispuso celebrar el 24 de agosto

Clubes de la Prensa

de 1988 los 40 años de la entidad y publicar una adhesión a la Declaración de Principios. En dicha oportunidad se hizo

En sesión de 8 de septiembre de 1988, el Presidente

entrega a Carlos Paúl del Premio Libertad de Expresión por

Pulido informó que la Mesa Directiva había

la fundamental y sostenida labor realizada en su defensa.

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

tido de no participar en el Consejo de Autorregulación

131


analizado la posibilidad de organizar “Clubes de la

mecanismo para dar a conocer el papel que des-

Prensa”, que sirvieran para poner a los asociados en

empeñaba y para abrir debate, en un ambiente de

relación con personas de interés, lo que, a la vez, le

respeto y pluralismo, sobre los temas más acucian-

daría presencia pública a la Asociación. Sugirió que

tes. Concurrieron a los Clubes de la Prensa perso-

podrían realizarse desayunos con personalidades

neros tan disímiles como Patricio Aylwin, Hernán

chilenas o extranjeras de paso en el país. En sesión

Büchi y Manuel Bustos, entre otros. Más adelante

de 10 de noviembre se acordó iniciar esta moda-

se debatieron en ellos, con participación de des-

lidad de contactos públicos, habiéndose invitado

tacados políticos y académicos, temas de tanta

al Secretario General de Gobierno, señor Miguel

trascendencia como las regulaciones a los medios

Ángel Poduje, para que abordara la situación de la

de información.

prensa. En esa ocasión se rindió un homenaje a la memoria del ex Presidente Germán Picó, quien ha-

Adquisición de local para policlínico

de expresión pública de la Asociación constituyó,

En sesión de 13 de octubre de 1988 el Directorio apro-

en la coyuntura política que vivía Chile, un idóneo

bó la adquisición de un local para instalar el policlínico

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

bía fallecido el 12 de julio de 1988. Esta modalidad

132

Alfredo Etcheberry, al centro, en el Club de la Prensa.

Mesa Directiva de la Asociación con Hermógenes Pérez de Arce.


que la ANP debía poner a disposición de los suplemen-

en cuatro millones 200 mil pesos. Con los arreglos más

teros, lo que constituía una adecuada solución a los

indispensables el costo total subió a cinco millones de

problemas creados por la muerte del dueño del inmue-

pesos. Más adelante, en diciembre de 1991, se autorizó

ble de avenida Portugal que antes se arrendaba con el

a la Mesa Directiva para hacer una completa remodela-

mismo objeto. La propiedad, situada en la calle Santa

ción de ese local.

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

Elvira 453, esquina de Artemio Gutiérrez, fue adquirida

Roberto Pulido da inicio al Club de la Prensa con la asistencia de dos de los candidatos presidenciales de 1989.

133


HACIA UNA NUEVA NORMATIVA PARA LA PRENSA

Al concluir el año, en el Directorio de 12 de diciembre de 1989 se informó de un acuerdo de la Comisión de Libertad de Expresión, que sugería la constitución de una comi-

Una vez más, en la sesión de 12 de enero de 1989, el

sión especial para el estudio de un proyecto de ley sobre

Directorio abordó el tema de las regulaciones a la prensa,

la prensa. En esa oportunidad se hizo presente que, so-

con motivo de la entrega por la comisión encabezada por

bre la base de un trabajo realizado por el abogado Miguel

Luz Bulnes de un proyecto de ley sobre esta materia, cuyos

González para la ANP, Hermógenes Pérez de Arce había

aspecto centrales fueron dados a conocer por el Ministro

hecho un estudio sobre reforma de la Ley de Abusos de

Poduje. Éste se comprometió a hacer llegar copia del pro-

Publicidad. Se informó, asimismo, que el trabajo del se-

yecto a los directores de medios para poder conocer sus

ñor González también había servido de base para un es-

opiniones. En líneas generales, el proyecto suprimía las pe-

tudio sobre las regulaciones a la prensa elaborado por la

nas corporales, reemplazándolas por elevadas sanciones

Concertación por la Democracia, que agrupaba a los parti-

pecuniarias. La comisión especial encargada de estudiar

dos opositores al régimen militar. Por su parte, el Directorio

esta materia fue de la opinión que era preferible actualizar

de la ANP ratificó en todas sus partes el proyecto de Ley de

la Ley de Abusos de Publicidad, eliminando de ella las re-

Prensa elaborado en 1985 por los abogados designados

gulaciones sobre el honor de las personas y las disposicio-

por las entidades gremiales y las escuelas de Periodismo.

nes que decían relación con la justicia militar.

En las primeras reuniones de la comisión, el Colegio de Periodistas defendió la inclusión, en la nueva Ley, de la Colegiatura Obligatoria.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Experiencias en materia de distribución

134

Si bien hasta entonces las relaciones con los suplementeros se habían desarrollado en un plano de normalidad, en marzo de 1989 se denunció la utilización de la nueva sede de los suplementeros de Talcahuano para actividades ajenas al objetivo gremial, específicamente para la distribución de periódicos. Ya dos meses antes se habían denunciado prácticas similares en dos localidades. Se hizo presente, además, que el Presidente de la Confederación había expresado su voluntad de proponer a la ANP una


modificación en el convenio a fin de generalizar esa situación. Esto indujo a considerar la creación de un terminal

de 1989. Se dejó expresa constancia en esa opor-

de distribución común, con agentes de cada empresa edi-

tunidad de que las seis primeras empresas de la

tora, y se encargó al representante del diario “El Sur” que

nómina tenían el carácter de socios fundadores: El

buscara un local adecuado, lo que se estimó que podría

Mercurio S.A.P., Diario El Sur S.A., Empresa Editora

ser una experiencia piloto para el resto del país. El éxito

Zig-Zag S.A., Consorcio Periodístico de Chile S.A.,

de la iniciativa llevó a que pronto se extendiera a Chillán y

Empresa Periodística La Nación S.A. y Empresa

a Concepción, con el nombre de Central Distribuidora de

Periodística El Rancagüino.

Diarios y Revistas.

Carta Informativa En abril de 1989 se dio cuenta de la preparación de un boletín y de un logotipo de la ANP; en la sesión de 11 de mayo se informó sobre las respectivas característi-

que fueron aprobados por el Directorio. Además, se llegó a un acuerdo con una profesora de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica para que se hiciera cargo de la edición del boletín, que se denominó “Carta Informativa”.

Socios fundadores y nuevas incorporaciones En el Directorio del 14 de septiembre se aprobó la nómina de los 33 socios pertenecientes a la ANP, nómina de la cual se excluyó a “El Renacer de Chile”, de Angol, y a “Las Noticias”, de Victoria, eliminados al no pagar sus cuotas sociales. Estas empresas, sin embargo, fueron reincorporadas el 12 de diciembre

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

cas y presupuestos aproximados de ambos proyectos,

135


Durante 1989 se incorporaron tres nuevas empresas a la

Ltda., editora de “El Centro” de Talca, cuyo ingreso fue

ANP: el 8 de junio, la Empresa Periodística Sociedad de

aprobado el 21 de junio. El 19 de marzo de 1992 se incor-

Publicaciones Pampa y Mar S.A., editora de “El Pampino”

poró “Puente Alto al Día”.

de Iquique; Tarjetas de Chile S.A., editora de Mundo

Promoción de la lectura

Financieras S.A., editora de “El Diario”. En 1990 lo hicieron

En su sesión de 19 de octubre de 1989 el Directorio de

Nambei Chile, editora de “América Economía”, cuyo in-

la Asociación otorgó su patrocinio a un proyecto de la

greso fue aprobado el 11 de enero; Aldana y Norambuena

Universidad Diego Portales que, con el nombre de “El

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Diners Club (en categoría B); el 19 de octubre, Ediciones

136

Reunión de la Mesa Directiva con estudiantes de Temuco en “El Diario Austral” de dicha ciudad.


Diario y la Escuela”, estaba dirigido a promover la lectura

observar que en octubre de 1995 el citado programa

de periódicos en los sectores populares. Se estimó que la

abarcaba a 95 mil 600 escolares, a 384 colegios y a mil

ANP podría asesorar al desarrollo de ese proyecto en re-

860 profesores.

se hizo presente nuevamente en sesión del 5 de septiem-

Reestructuración de la Comisión de Circulación

bre, y se sugirió la realización de una campaña a este res-

Ya en noviembre de 1989 se planteó en el Directorio que

pecto. El tema resurgiría en forma sostenida en los años

así como en los últimos 16 años el aspecto central de las

siguientes, a través de la Comisión de Publicidad. Por lo

preocupaciones de la ANP había sido la libertad de expre-

demás, como patrocinadora que era la ANP del proyecto

sión, la preocupación que se veía venir se referiría al tema

de la Universidad Diego Portales, el Directorio pudo se-

de la distribución, aspecto en el cual los suplementeros es-

guir el desarrollo de aquél mediante informes que daba el

taban haciendo diversas exigencias, como el pago de los

Coordinador de Investigación de la Escuela de Periodismo

insertos. Serios problemas con los sindicatos de Viña del

de dicha universidad, profesor Claudio Avendaño. Ya en

Mar y de La Florida confirmaron las anteriores aprensiones.

octubre de 1991 el proyecto abarcaba a 14 mil estudian-

Esto impulsó a reestructurar la Comisión de Circulación,

tes y a 330 profesores de diferentes colegios de la Región

que quedó presidida por un representante de una em-

Metropolitana. La ANP acordó finalmente preparar en 1992

presa directamente vinculada al tema. El punto central de

una campaña dirigida a estimular la lectura, cuyas bases

las diferencias radicó en la modalidad de subsistencia del

se debatieron durante más de un año, y que se procedió a

convenio. La posición de la ANP era mantenerlo intangible,

desahuciar, por desacuerdos entre los asociados sobre la

regulando en anexos las situaciones nuevas que se presen-

modalidad de financiarla, en junio de 1993.

taran, en tanto que la Confederación postulaba introducirle modificaciones.

La participación de la ANP en el programa “El Diario y la Escuela” —que pasó más adelante a denominarse “Prensa y Educación”— se mantuvo de acuerdo a la misma modalidad hasta 1995. En el Directorio de 12 de enero de ese año se determinó, en vista de las dimensiones que había alcanzado, que cada diario que participara en el programa se hiciera cargo del costo que le significara, y que la Asociación actuaría sólo como coordinadora entre la Universidad Diego Portales y las empresas. Cabe

L E G I S L A C I Ó N C O M P L E M E N TA R I A D E L A C O N S T I T U C I Ó N

giones. La inquietud por la pérdida del hábito de la lectura

137


LA PRENS A EL REGIM E DEMOCRAT


A EN EN ATICO

CAPÍTULO 6


LA PRENSA EN EL RÉGIMEN DEMOCRÁTICO

L

a victoria opositora en el plebiscito de 1988 puso en marcha un delicado proceso político que culminó con el restablecimiento del régimen democrático y el triunfo,

como Presidente de la República, del ex senador y antiguo dirigente democratacristiano Patricio Aylwin. En la visita protocolar que le hizo la Mesa Directiva, se abordó el tema del acceso a las fuentes oficiales de información y se aludió a la indispensable reforma de la legislación relativa a la prensa. El señor Aylwin sugirió en el acto que el Secretario de la Asociación, Jaime Martínez, formara parte de la comisión encargada de analizar esa materia. A ella se incorporaron representantes del Ministerio Secretaría General de Gobierno, del Colegio de Periodistas, de la ARCHI y de las escuelas de Periodismo de las universidades de Chile y Católica.

Jorge Babarovic, el Diputado Juan Antonio Coloma, Sergio Pumarino, el Presidente del Senado, Gabriel Valdés, el Presidente Patricio Aylwin, Roberto Pulido y el Secretario General de Gobierno, Enrique Correa en aniversario de la ANP.


de ciertos hechos de la vida privada y la imputación

tucionalista José Luis Cea, centrándose el trabajo

de hechos falsos relativos a la vida pública de las

en un proyecto de ley derogatoria de diversas dis-

personas—, por el proyecto elaborado en 1985 con

posiciones restrictivas establecidas por el Gobierno

la participación de la ANP, con algunas modificacio-

militar, en la sustitución de las normas de la Ley

nes, y en la elaboración de una futura ley perma-

18.313, de 1984 —que modificó la Ley de Abusos de

nente. Los dos primeros rubros dieron origen a un

Publicidad, sancionando con mayores penas corpo-

proyecto que, aprobado con celeridad, se convirtió

rales y pecuniarias los delitos de injuria y calumnia

en la Ley 19.048, publicada en el “Diario Oficial” de

difundidos por medios de comunicación, la difusión

13 de febrero de 1991.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Más adelante se sumó a dicha comisión el consti-

142

Visita protocolar de los representantes de la Federación de Medios al Presidente Patricio Aylwin.


La comisión empezó a continuación a preparar un

afectaban seriamente la libertad de expresión, y acordó

Anteproyecto de Ley de Prensa, que abordaría tam-

pedir informes en derecho sobre ellos.

bién el ejercicio del periodismo. Muy pronto se advirtieron las profundas diferencias existentes en su seno, por los planteamientos contrapuestos del Colegio de

ASUNTOS INTERNOS

Periodistas y de la ANP. En mayo, Jaime Martínez esYa en abril de 1990 se hicieron en el Directorio alusiones a la

nes alternativas. Al analizar el texto del anteproyecto, la

necesidad de cambiar de sede, como lo habían sugerido las

Asociación objetó dos de sus artículos, por estimar que

comisiones de Tecnología y de Diarios Regionales, que no

L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

timaba que se presentarían al Gobierno dos redaccio-

Junta Ordinaria de Socios en Rancagua.

143


contaban con locales para sesionar. De hecho, esta última

por el Directorio el 10 de enero de 1991, la ampliación le

debió utilizar durante algunos meses las dependencias de

permitió a la entidad contar con una sala de conferencias y

uno de los asociados para sus reuniones. El tema se vol-

oficinas para el Directorio y el Presidente.

vió a abordar en la Junta Ordinaria de Socios celebrada

tas gestiones para instalar a la entidad en la comuna de

Reelección de Mesa Directiva y creación de Comisión de Relaciones Externas

Providencia coincidió con la oportunidad de arrendar una

El 19 de julio fue reelegida, por un nuevo período de

oficina en el mismo piso de la ANP en la calle Bandera 84.

dos años, la Mesa Directiva formada por Roberto Pulido

Hechos los arreglos del caso, tras la autorización dada

—representante ahora del Consorcio Periodístico de

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

en Rancagua el 27 de junio de 1990. El fracaso de cier-

144

Jonny Kulka, Jorge Babarovic, Sergio Pumarino y Roberto Pulido.


Encuentro de Diarios Regionales En la sesión de 10 de enero de 1991, el Presidente de la Comisión de Diarios Regionales, que entonces lo era Héctor González, quien había sustituido a Aldo Marchesse, dio cuenta de que se había esbozado el proyecto de un Encuentro de Diarios Regionales, que se realizaría en mayo en Viña del Mar, con un temario que abarcaría aspectos gremiales, técnicos y periodísticos, sirviendo de anfitrión “El Mercurio” de Valparaíso. Esta reunión se reaTito Castillo, Roberto Pulido, Beltrán Urenda y Carlos Paúl junto al representante de la Armada.

lizó con gran éxito y contó con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer. Al darse cuenta de ella se anunció que

Chile S.A., que había adquirido la propiedad de Editorial

se esperaba realizar otra de esa misma índole el año 1992.

Portada— y los vicepresidentes Sergio Pumarino y Jorge

Más adelante se aprobó hacer la nueva reunión en la ciu-

Babarovic. En esa reunión, el Directorio aprobó crear la

dad de Concepción.

Comisión de Relaciones Externas, nueva versión de la de Relaciones Internacionales, constituida pocos años antes,

L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

y designó como su Presidente a Luis Valentín Ferrada.

Encuentro de Diarios Regionales.

Encuentro de Diarios Regionales en Viña del Mar.

145


las categorías A y B de socios y asegurar la presencia en el

En el Directorio de 14 de marzo de 1991 se conoció el pro-

Directorio, por derecho propio, de los representantes de las

yecto de reforma a los Estatutos, ya anunciado en sesiones

seis empresas fundadoras. Además, reconociendo la exis-

anteriores, destinado, como lo indicó el Presidente Pulido

tencia de medios de distribución gratuita, se acordó modifi-

al dar cuenta de él, a asegurar la estabilidad de la ANP. En

car el artículo 7º de manera que pudieran ingresar a la ANP

esa sesión se debatió sobre el proyecto y se acordó pre-

las empresas que los distribuían, siempre que recibieran pu-

sentarlo a una Junta General Extraordinaria de Asociados

blicidad pagada. Estas modificaciones fueron aprobadas en

para su aprobación. Lo esencial de la reforma fue eliminar

la Junta General Extraordinaria de 28 de junio de 1991.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Reforma a los Estatutos

146

En primer plano José Luis Cea, María José Lecaros, Arturo Fontaine, Luis Ortiz Quiroga y Miguel González.


En la referida sesión de 14 de marzo se aprobó también la iniciativa del Presidente de crear el cargo de subgerente. El 9

del propio campo informativo y conocedoras, por

de mayo fue presentado al Directorio quien desempeñaría las

tanto, de las exigencias y posibilidades de los me-

funciones de tal, Juan Manuel Martínez Ehlers. El 9 de ene-

dios de difusión escritos y audiovisuales”.

ro de 1992 la subgerencia fue sustituida por una gerencia.

En los debates habidos sobre esta materia en el Directorio

CREACIÓN DEL CONSEJO DE ÉTICA

de 11 de abril, el Presidente subrogante Sergio Pumarino —el titular se encontraba en una reunión de la SIP— sos-

El asesinato del senador Jaime Guzmán por un ex-

tuvo que la declaración había querido subrayar que no se

tremista, el problema del terrorismo y la posibilidad

podía acusar a la prensa por las informaciones relativas

de que la prensa sirviera, incluso sin quererlo, a los

a actos terroristas, por constituir una generalización in-

intereses de aquél, se tradujeron en ásperas críticas

justa, y que había llegado el momento de que existiera

a los medios de comunicación y en una declaración

una organización del mayor nivel moral para un control

al respecto, de fecha 9 de enero de 1991, de la Mesa

ético sobre los medios, sin que constituyera una censu-

Directiva de la ANP. Se aludía en ella al intento del

ra previa, mecanismo que también debería aplicarse a la

terrorismo de utilizar a la prensa para sus propios

radio y a la televisión, pues caían más frecuentemente en

fines, aprovechamiento que era rechazado por los

excesos. Jaime Martínez observó que el Anteproyecto de L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

medios de difusión, y se subrayaba que “su criterio ético debe llevarla a una información equilibrada y veraz”. Ponía en guardia contra medidas apresuradas propuestas en el Congreso, que implicaban modalidades cercanas a la censura previa, y hacía notar que debía establecerse un mecanismo que permitiera sancionar moralmente los abusos que se cometieran a través de los medios, aunque no fueran constitutivos de delitos. Se sugería en la declaración que tal mecanismo podría ser “una comisión integrada por personas del más alto prestigio, surgidas

Óscar Pizarro, Roberto Pulido y Eleodoro Rodríguez en los inicios del Consejo de Ética.

147


Ley de Prensa en estudio contemplaba la creación de un

aunque se apoyó la iniciativa, algunos asociados preferían

Consejo de Control Ético.

un organismo regulador de la ética que fuera exclusivamente de la prensa. Finalmente, la Junta aprobó la constitución del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación Social,

que entre los temas que se plantearían a la Junta General

y facultó al Presidente para acordar con las demás entidades

Ordinaria estaba la creación de un Consejo Autorregulador

fundadoras su composición y las normas de procedimiento.

de la Ética Periodística, al que se invitaría a participar a la

Como en forma paralela se habían estado efectuando con-

ARCHI y a los canales de televisión. En la Junta General

versaciones para crear una confederación que agrupara a la

Ordinaria de 28 del mismo mes se propuso la creación de

prensa, a la radio y a la televisión, se estimó conveniente que

dicho Consejo, lo que dio motivo a una larga discusión, pues,

dicho Consejo dependiera de tal confederación.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

En la sesión del 13 de junio el Presidente Pulido informó

148

Aldo Marchese, Jorge Babarovic, Jorge Navarrete y Miguel Ángel Poduje.


año se conoció el informe de la Comisión de Circulación Así, el 2 de agosto de 1991, y en las dependencias

relativo al problema surgido con la garantía por alza de

remodeladas de la ANP, se suscribió el acuerdo para

precio, y a la actitud de los suplementeros de desprenderse

Así, el 2 de agosto de 1991, y en las dependencias

de los insertos, alegando exceso de peso. Hubo, además,

remodeladas de la ANP, se suscribió el acuerdo para

denuncias sobre la negativa de los suplementeros a retirar

la constitución del Consejo de Ética de los Medios

revistas que contenían avisos de suscripciones y a la no

de Comunicación, dependiente de la Federación de

exhibición en los quioscos de algunos diarios que se refe-

Medios de Comunicación Social de Chile. Esta última

rían a la actuación de la Alcaldesa de Providencia contra las

entidad, que en principio debió comenzar a funcionar

revistas pornográficas. Carlos Paúl subrayó en esa oportu-

en septiembre, no pudo constituirse definitivamente

nidad que la venta libre era condición indispensable de la

hasta el 16 de enero de 1992, por el retardo de los ca-

libertad de prensa.

de Televisión (ANATEL), resultando elegido como su

Aceptación y rechazo de socios

primer Presidente Roberto Pulido. Como fiscal del

El 10 de octubre el Directorio aprobó la incorporación,

Consejo de Ética fue designado el abogado y perio-

como nuevos socios de la Empresa Diario Atacama y de

dista Miguel González Pino. El Directorio, en sesión

Editorial Futuro. En la sesión del 12 de diciembre, en tan-

de 12 de diciembre, acordó proporcionar apoyo de

to, se dispuso que, por aplicación de los Estatutos, se eli-

secretaría y oficina a dicho Consejo, mientras se re-

minara de los registros de la ANP a las empresas Taurus,

solvía su situación definitiva.

Editorial Portada y Sociedad de Publicaciones Pampa y Mar; asimismo, se rechazó el ingreso de la Empresa Carracedo Hnos. Ltda., editora del periódico de avisos “El

Problemas en la distribución

Rastro”. El 11 de junio de 1992 se aprobó la incorporación

Un nuevo tema, vinculado a la distribución, interesó al

de la Empresa Comercial y Editora Regatas Ltda.

Directorio de la ANP: la venta de revistas y diarios en los supermercados. En 1991 ya el 9,4 por ciento de la venta de revistas se efectuaba en esos locales. En Concepción, en tanto, había comenzado también la venta de los diarios “El

NUEVOS ATAQUES A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Sur” y “El Mercurio” en los supermercados, en medio de las protestas de los suplementeros. Éstos, por otra parte, con-

Los problemas de libertad de expresión, que podrían

tinuaban haciendo exigencias. El 12 de diciembre de ese

haberse estimado desaparecidos con el cambio de

L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

nales de televisión en formar la Asociación Nacional

149


150 A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


régimen político, empezaron a reaparecer bajo nuevas mo-

7 de abril y 13 de mayo de 1993, para ser sometido a la

dalidades. En su sesión de 9 de enero de 1992, el Directorio

Junta General Ordinaria. En su sesión de 16 de julio, el

abordó una prohibición de informar dictada por la Justicia

Directorio procedió a elegir a la nueva mesa, que que-

en relación a un libro que trataba de las actividades del

dó compuesta por Carlos Paúl, como Presidente, y los

empresario Francisco Javier Errázuriz. Por otra parte, el 9

señores Jorge Babarovic y Roberto Fuenzalida, como

de abril el Directorio hubo de analizar el problema surgido

Vicepresidentes. El ex Presidente Roberto Pulido conti-

a raíz de las públicas descalificaciones del Presidente de

nuó ligado a la ANP, como Director, hasta su temprano

la República, Patricio Aylwin, a la revista “Qué Pasa”, cuyo

fallecimiento, el 10 de noviembre de 1996.

Director era el Presidente de la ANP. Al informarse sobre el tema se subrayó que se trataba “de una descalificación extremadamente violenta y nominativa”, que ocurría por

Presidencia de Carlos Paúl (16 de julio

primera vez en ese Gobierno. El Directorio acordó dirigirle

de 1992-9 de mayo de 1996)

una carta al señor Aylwin en que se tocaba tanto el caso de la revista como el tema de fondo de la escasa relación del Primer Mandatario con la prensa. Diez días después de su entrega, a través del Secretario de Comunicación y Cultura, Eugenio Tironi, se hizo pública dicha carta, sin que

L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

hubiera reacción alguna del Presidente de la República.

Reforma a constitución del Directorio En la Junta General Ordinaria de Socios celebrada el 10 de julio de 1992 se puso en práctica, por primera vez, el nuevo sistema de constitución del Directorio, como consecuencia de la modificación introducida a los Estatutos. Así, las seis empresas fundadoras designaron a sus representantes en aquél, y se procedió a la elección de los diez directores restantes. Ante las objeciones hechas por el señor Marchesse a la forma de realizar la votación, se acordó elaborar un reglamento de ellas, que fue aprobado por el Directorio en sus sesiones de

Carlos Paúl.

151


Diferencias con los suplementeros

canal alternativo de distribución que estaba operando, los

Las dificultades continuas que tenía la ANP con el gremio

supermercados, resultaba bastante gravoso. El rechazo

de suplementeros se manifestaron una vez más, a poco

de los suplementeros a estas opciones de distribución se

de ocupar Carlos Paúl la presidencia. La Confederación,

expresó en el segundo semestre de 1992 en la negativa,

muy a regañadientes, había tenido que aceptar que los

en varias ciudades de Chile, a exhibir revistas. Esto indu-

suplementeros no tenían vinculación contractual alguna

jo a presentar recursos de protección en Talca, Chillán y

con las empresas, y que, en rigor, eran pequeños comer-

Concepción. En enero de 1993 hubo una nueva negativa

ciantes. Pero este mismo hecho los llevaría a demandar

a vender revistas en Puerto Montt, también por su comer-

nuevas garantías y a perturbar, como medio de presión,

cialización en los supermercados.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

la normal distribución de los periódicos. Por otra parte, el

152


PROYECTO DE LEY DE PRENSA

como se informó en el Directorio de 1º de octubre de 1992, se había querellado contra el diario “La Nación” por pu-

El otro problema que cubriría toda la gestión del

blicaciones hechas sobre la Dirección de Inteligencia del

Presidente Paúl y la de su sucesor fue el referido al pro-

Ejército, concretamente la del organigrama de esa entidad.

yecto de nueva Ley de Prensa. En agosto de 1992

La acción afectó a Abraham Santibáñez, Director del diario,

el Directorio de la Asociación había tomado cono-

y al periodista autor de la crónica. La acción castrense fue

cimiento del texto del anteproyecto elaborado por

por la comisión del delito de espionaje. Es del caso indicar

la comisión, pero como no se había entregado al

que a esa fecha “La Nación” tenía ya a su haber tres que-

Secretario General de Gobierno —lo que se hizo

rellas por presuntos delitos militares. La ANP emitió una

más adelante, en ese mismo mes—, no estaba en

declaración sobre este caso y, además, solicitó un informe

condiciones de hacer públicos sus planteamien-

al abogado Eduardo Urrejola sobre la competencia de los

tos frente a la normativa, en especial respecto de

tribunales militares en materia de comunicación social.

profunda discrepancia con el Colegio de Periodistas.

Otros tres temas habrían de interesar a la ANP relacionados

Éste, por su parte, había iniciado gestiones ante los

con la misma materia: la aplicación de lo dispuesto en el

parlamentarios para preparar la defensa de sus posi-

artículo 74 bis b) del Código de Procedimiento Penal, que

ciones en el Congreso. En todo caso, una comisión

impedía a los periodistas el acceso a informaciones propor-

compuesta por los señores Carlos Paúl, Roberto

cionadas por funcionarios de Carabineros, Investigaciones

Pulido, Juan Pablo Illanes y Crisitán Zegers inició la

y Gendarmería —producto de una reforma de 1989—; las

elaboración de un documento base sobre libertad

prohibiciones de informar que podían decretar los jueces en

de expresión, destinado a fijar el criterio general de

los asuntos que estuvieren conociendo —una prohibición

la ANP ante el nuevo proyecto de Ley de Prensa, y

recaída en un caso que produjo alarma pública impulsó a

que sería suscrito por cada uno de los medios edi-

la Federación de Medios de Comunicación Social, en mar-

tados por las empresas asociadas que lo aprobaren.

zo de 1993, a solicitarle al Secretario General de Gobierno que se reformara el artículo 25 de la Ley de Abusos de Publicidad—, y la utilización, por algunas autoridades, de las

Libertad de expresión amagada

normas de la Ley de Seguridad del Estado para querellarse

Que con el advenimiento del régimen democrático no

contra los medios de comunicación, como le ocurrió a la

habían concluido los problemas en torno a la libertad de

revista “Qué Pasa” por una información de índole política

expresión lo dejó en claro el Ministerio Público Militar que,

relativa al senador Miguel Otero.

L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

las materias en las que se había manifestado la más

153


Cambio en la Secretaría General

Retiro e ingreso de socios

En su sesión del 1º de octubre el Directorio conoció

En la sesión de 7 de enero de 1993 se informó al Directorio

la renuncia presentada por el Secretario Ejecutivo de

que el diario “El Llanquihue”, que se encontraba en una difí-

la institución, Jaime Martínez Williams, después de

cil situción económica, había sido adquirido por la Empresa

doce años de servicios prestados a ella, y procedió a

Periodística Araucanía S.A., llegándose a un acuerdo con

designar en su reemplazo a Fernando Silva Vargas. El

los anteriores dueños en el sentido de que sería el único

señor Martínez continuó colaborando como asesor del

que sobreviviría en Puerto Montt. Como consecuencia de

Directorio y desempeñó una labor fundamental en la

lo anterior, la Sociedad Periodística El Llanquihue dejó de

tramitación del proyecto de Ley de Prensa, como se

ser socia de la ANP.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

indica más adelante.

154

De izquierda a derecha: Jorge Babarovic, Alfredo Escobar, Carlos Paúl, Ernesto Corona y Álvaro Peralta.


El 7 de abril, el Directorio aprobó la incorporación de

posiciones sustentadas por los representantes empresaria-

Inversiones Periodísticas y Publicitarias S.A., empresa edi-

les de la prensa, la radio y la televisión. El texto fue enviado

tora del diario “La Época” que sustituyó a la anterior, decla-

con fecha 8 de junio de 1993 a la Cámara de Diputados

rada en quiebra.

para que iniciara su tramitación.

Iniciación del despacho del proyecto de Ley de Prensa

Con anterioridad, sin embargo, los diputados Jorge

La aparición de un libro del periodista Francisco Martorell,

un proyecto de reforma a la Ley de Abusos de Publicidad en

en que aparentemente se violaba la privacidad de diversas

lo relativo a la jurisdicción militar en materias de delitos de

personas, indujo a uno de los afectados a iniciar una ac-

opinión e información, que establecía límites a la prohibi-

ción judicial y a solicitar una medida cautelar al tribunal,

ción de informar que podían decretar los jueces. Aprobado

que fue otorgada y que impidió la circulación del mencio-

en general ese proyecto, recibió numerosas indicaciones

nado libro en Chile. Esto, como se comprende, generó una

que fueron estudiadas en la Comisión de Constitución,

vivísima polémica pública, en la que se reiteró la existen-

Legislación y Justicia de la Cámara. Cabe advertir que di-

cia, de hecho, de la censura previa. La ANP, en declaración

chas indicaciones se originaron en una minuta preparada

publicada en los medios el 18 de mayo, fue enfática en

por la ANP, con las cuales concordó el Presidente de la

subrayar las diferencias entre la situación de Martorell y el

Cámara, José Antonio Viera-Gallo.

Schaulsohn y José Antonio Viera-Gallo habían presentado

ejercicio del periodismo en diarios y revistas establecidos. L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

Con todo, el Gobierno, inquieto ante esa situación, determinó dar curso al proyecto de Ley sobre las Libertades de Opinión e Información y Ejercicio del Periodismo. La normativa, que había permanecido largos meses inmovilizada en las dependencias presidenciales, a pesar del consenso que parecía existir entre los diversos interesados y el propio Secretario General de Gobierno, Enrique Correa Ríos, recibió modificaciones coincidentes con las sugeridas por el Colegio de Periodistas —exclusividad del ejercicio periodístico para quienes tuvieran el título universitario de periodistas; cláusula de conciencia; reconocimiento del secreto profesional para los periodistas—, y contrarias a las

Óscar Pizarro (radio), Roberto Pulido (prensa) y Jorge Navarrete (televisión).

155


Coordinación con medios radiales y televisivos

Las aprensiones del Presidente de la ANP, compartidas por

El Presidente de la Asociación, Carlos Paúl, manifestó

los Presidentes de las asociaciones gremiales de la radio

tener serias reservas respecto de algunas disposiciones

y la televisión, aconsejaron actuar en forma conjunta, por

del proyecto de Ley sobre las Libertades de Opinión e

intermedio de la Federación de Medios de Comunicación

Información y Ejercicio del Periodismo. Consideraba que

Social, en la revisión del proyecto y en la elaboración de

el enfoque general del proyecto era positivo, destacando

textos alternativos. Pero ni la indicada Federación ni la ANP

aspectos como el acceso a las fuentes, la obligación de

podían sospechar que el proyecto tendría un despacho

los funcionarios públicos de informar, las limitaciones a

extraordinariamente lento, que despertaría sorprendentes

la facultad judicial de prohibir informar, las disposiciones

reacciones en numerosos sectores políticos —lo que se

favorables a la prensa regional y la eliminación de la compe-

traduciría en indicaciones que, en la práctica, podrían

tencia de los tribunales militares en juicios relativos al ejerci-

constituir serias trabas al ejercicio de la libertad de expre-

cio de la información. Advirtió que, sin embargo, se introdu-

sión— y que obligaría a un trabajo largo, intenso y soste-

jeron elementos negativos, como la reserva a los periodistas

nido para que mantuviera coherencia con ésta.

titulados en las universidades de aspectos muy importantes de la información, lo cual era inconstitucional, o la cláusula de conciencia, que en el proyecto tenía una amplitud mayor

INCORPORACIÓN DE LA ANP AL CONAR

que la defendida por el Colegio de Periodistas. El 13 de mayo de 1993 el Directorio de la ANP, modificando la posición que había sostenido durante largo tiempo, acordó que la entidad se incorporara al Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Se justificó este A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

cambio de actitud por el conocimiento directo que había

156

tenido la ANP, a través de un observador, que lo fue el Director Christian Plaetner-Möller, del funcionamiento de dicho tribunal, y por la convicción adquirida de que las determinaciones adoptadas por aquél no significaban limitaciones a la libertad de expresión. El CONAR, las modificaciones en su estructura para hacerlo más eficaz, sus Estatutos Representantes de la prensa escrita y radial con el Secretario General de Gobierno, Enrique Correa.

y reglamentos y las reformas a los mismos, así como las dudas que subsistían sobre la conveniencia de que la ANP


Manuel Massa y Jorge Babarovic durante el encuentro.

Encuentro de Diario Regionales, Curicó 1998.

perteneciera a él fueron temas que periódicamente y por

Nuevo local para la ANP

varios años volvieron a debatirse en el Directorio.

Hacia esta época comenzó a surgir un problema en torno a las dependencias de la ANP en la calle Bandera 84. El

Consolidación de encuentros regionales

interés de una compañía por adquirir la totalidad del edifi-

En junio de 1993, y coincidiendo con la celebración

él como consecuencia de la instalación de oficinas para

de los 50 años de “El Día” de La Serena, se realizó

la atención de los empleados de esa empresa hicieron

en esa ciudad el III Encuentro de Diarios Regionales,

aconsejable estudiar la posible entrega de la oficina 408,

con representantes de todo el país. De esta manera,

que se arrendaba a la Caja Reaseguradora de Chile, y la

la consolidación de la iniciativa se pudo considerar

venta de las oficinas 411 y 412. Se determinó, sin embar-

un hecho cierto. En los años siguientes las reunio-

go, la existencia de diversos problemas en los títulos de

nes fueron ganando en calidad, interés y variedad de

dominio que impedían la enajenación, los que, por otra

los temas abordados, y se hicieron en Talca (1994),

parte, no eran de fácil solución: liquidación y desapari-

Temuco (1995), Antofagasta (1996), Los Ángeles

ción de varias empresas copropietarias y comparecen-

(1997), Curicó (1998), Arica (1999), Quillota (2000),

cia defectuosa de otras. Se realizaron entonces diversos

convirtiéndose en uno de los aspectos centrales del

intentos para solucionar las dificultades, y se autorizó a

quehacer de la Asociación Nacional de la Prensa.

la Mesa Directiva, en octubre de 1993, para continuar las gestiones destinadas a regularizar los títulos de las

L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

cio y, en especial, el aumento del tránsito de personas en

157


mó que se había llegado a un acuerdo con la Sociedad de

dar un nuevo local para la institución. En una reunión

Fomento Fabril para arrendar un piso de los dos que poseía

sostenida con los comuneros del inmueble, el Presidente

en el edificio El Sol de Chile, en Agustinas 1357, muy cerca de

Paúl sugirió, como vía de simplificar el problema, que

las oficinas que la ANP había ocupado en sus primeros años

los que tuvieran sus títulos al día cedieran sus derechos

de vida. Instalada allí en julio de dicho año, permaneció en

en la comunidad a la ANP. Éstos, en principio, y salvo la

esas dependencias hasta 1999, cuando, al concluir el contra-

Inmobiliaria Picó Cañas, aceptaron la fórmula.

to, se trasladó a Carlos Antúnez 2048, en Providencia.

Mientras se procuraba encarar el problema de las dependen-

Convenio sobre insertos

cias de Bandera 84, continuaron las gestiones para encontrar

El tema de los insertos, que había surgido ya con anterio-

un nuevo local. En sesión de 13 de enero de 1994 se infor-

ridad, comenzó a cobrar más fuerza como consecuencia

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

dependencias, para arrendarlas o venderlas y para arren-

158

Inauguración sede de Carlos Antúnez.


del aumento de la publicidad por ese medio, y a expre-

Cambios en el registro de socios

sarse en diversas exigencias de los suplementeros, como

En su sesión de 2 de diciembre de 1993, el Directorio

la fijación de un valor adicional por la circulación de cada

aprobó la incorporación de las empresas Sociedad

uno de ellos, pago que debía hacerse a la Confederación.

Editora y Periodística El Chañar Ltda., editora de “El

El problema afectaba especialmente a las empresas El

Chañarcillo” de Copiapó, y la Compañía Periodística

Mercurio y Copesa, que habían comprobado que, por re-

del Norte Verde, editora de “El Ovallino” de Ovalle. En

gla general, los insertos no eran distribuidos junto al diario.

junio de 1994 se aprobó la incorporación de Editora

Por ello en la sesión de noviembre de 1993 se acordó for-

de Publicaciones S.A. (Epsa), como continuadora de

mar una comisión que estudiara el tema y propusiera un

Editorial Lord Cochrane, que perdió su calidad de

sistema de pago por los insertos a los suplementeros, tanto

socio. El 8 de septiembre del mismo año lo hizo El

sindicalizados como libres, sin que la fórmula se incorpo-

Mercurio de Valparaíso S.A.P., empresa separada de El

rara al convenio. Después de largas negociaciones se lle-

Mercurio S.A.P., en enero de 1996 se incorporó Gráficas

gó a la suscripción de un nuevo convenio especialmente

Deportivas S.A. y el mismo año se aprobó la reincorpo-

destinado a la regulación del pago de los insertos, como se

ración de Ercilla S.A.

L A P R E N S A E N E L R É G I M E N D E M O C R ÁT I C O

informó en la sesión de enero de 1994.

Sesión de Directorio en la nueva sede.

159


DEBATE PO LA NUEVA DE PRENSA


OR A LEY SA

CAPÍTULO 7


DEBATE POR LA NUEVA LEY DE PRENSA

E

n la Junta General Extraordinaria de Socios de 14 de julio de 1994 se introdujeron di-

entidad continuó dirigida prioritariamente a la defen-

versas reformas a los Estatutos (aumento

sa de la libertad de prensa, a impulsar la tramitación

de dos Vicepresidentes a cuatro, sugerido

de la ley del ramo, que estaba experimentando dila-

por el Director señor Babarovic; descripción de las atribu-

ciones, y a consolidar económicamente a la entidad.

ciones y deberes del Secretario Ejecutivo y del Gerente,

La paralización del despacho del proyecto de Ley so-

designación de inspectores de cuentas suplentes), las que

bre las Libertades de Opinión e Información provenía

fueron ratificadas en Junta General Extraordinaria de 15 de

fundamentalmente de las posiciones contrapuestas

diciembre del mismo año y registradas en el Ministerio de

de la Asociación y del Colegio de Periodistas en torno

Economía, Fomento y Reconstrucción.

a la pretensión de éste de asegurar para los titulados en las universidades el ejercicio exclusivo de la labor periodística, lo que para aquélla era inconstitucional.

NUEVO IMPULSO A LEY DE PRENSA

Después de numerosas conversaciones, en las que intervinieron el Subsecretario General de Gobierno,

Reelegido Presidente de la ANP Carlos Paúl para el

Edgardo Riveros, y el Ministro de la cartera, Víctor

período julio 1994 a julio de 1996, la acción de la

Manuel Rebolledo, se llegó a un principio de acuerdo


tal vez por ello mismo, bastante al margen del debate. en torno a una proposición de los profesores Silvia

Por último, la Directiva de la Federación de Medios de

Pellegrini y José Luis Cea hecha durante la elabora-

Comunicación Social, que actuó en esta etapa en re-

ción del anteproyecto, que distinguía entre funciones

presentación de los intereses de las agrupaciones gre-

exclusivas y funciones preferentes de los periodistas.

miales de la radio, la prensa y la televisión, concordó

Estrechamente vinculado a la exclusividad estaba el

con el Colegio de Periodistas una redacción del artícu-

tema, también muy debatido, relativo a la extensión

lo 4º del proyecto que, si bien no satisfizo enteramente

del secreto profesional o, como se denominó des-

al Directorio de la ANP —en particular la creación de un

pués con más propiedad, reserva de las fuentes.

registro público, que debía llevar cada medio de comunicación, de las personas que, sin ser periodistas, desempeñaran labores de tales, como quedó de manifiesto en la sesión de 8 de septiembre de 1994—, permitió destrabar

Gobierno con una formulación indefendible, quedó,

el despacho de la iniciativa.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

La cláusula de conciencia, incorporada al proyecto del

164

Roberto Fuenzalida, Carlos Paúl, Silvia Pellegrini, Carlos Willson y Christian Plaetner-Möller.


nueva normativa, que hasta entonces había estado cen-

Las múltiples providencias adoptadas por el Directorio

trada fundamentalmente en las calidades exigidas para

durante la larga tramitación del proyecto de Ley de

el ejercicio de funciones periodísticas, en la cláusula de

Prensa, como consecuencia de diversas e inconvenien-

conciencia y en el secreto profesional, se hizo más com-

tes disposiciones aprobadas en la Cámara de Diputados,

plejo con el surgimiento de nuevos temas, de naturaleza

y las iniciativas destinadas a mejorar el texto en su discu-

ya claramente ideológica, que dieron pie a ásperas con-

sión en el Senado constituyeron, hasta el año 2000, uno

frontaciones en los medios de comunicaciones, en las

de los puntos centrales de la actividad de la Asociación

universidades y centros de estudios y en el Parlamento:

Nacional de la Prensa. Ella se expresó a través de su par-

reconocimiento del derecho a estar debidamente infor-

ticipación en una comisión técnica formada por cada una

mado; derecho de réplica por omisión informativa; regu-

de las entidades constitutivas de la Federación de Medios

laciones sobre concentración de medios, y garantía esta-

de Comunicación Social de Chile. El debate en torno a la

tal del pluralismo informativo.

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

Confrontación ideológica

Jorge Babarovic, el Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Fernando Silva, Juan Pablo Illanes y Carlos Paúl.

165


FINANCIAMIENTO DE LA ANP

El 12 de septiembre de 1995 la Cámara de Diputados despachó el texto del proyecto al Senado. Pero las graves implicaciones de diversos artículos aprobados por esa cor-

Preocupación central de la gestión de Carlos Paúl fue la

poración indujeron a un grupo de diputados a presentar

de asegurar un adecuado financiamiento de la Asociación

un requerimiento ante el Tribunal Constitucional, el cual

Nacional de la Prensa. Como éste derivaba, en lo esen-

fue fallado el 30 de octubre de 1995. La sentencia eliminó

cial, de la venta de diarios, la cual, desde el decenio de

diversas normas estimadas inconstitucionales e hizo una

1980, había dejado de ser la base del negocio periodístico,

fundamental interpretación del artículo 1º, en lo relativo al

mientras aumentaba la importancia de la publicidad como

derecho a la información. En la Comisión de Constitución

componente del ingreso de los medios impresos, se buscó

del Senado el proyecto recibió considerables y positivas

diseñar un mecanismo que tomara debidamente en cuen-

modificaciones. Su informe, despachado el 1 de octubre

ta la nueva realidad, a fin de asegurar a la ANP un flujo de

de 1997, y aprobado por la Sala con algunas variaciones el

fondos que le permitiera dar cumplimiento a sus objetivos.

22 de abril de 1998, dio lugar a un texto más breve y me-

Esto significaba financiar la institución mediante cuotas,

jorado, que, sin embargo, fue objetado por el Colegio de

tal como, por lo demás, lo ordenaban los Estatutos. Ya en

Periodistas.

noviembre de 1994 el Directorio había formado una comi-

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

sión que estudiara una fórmula equilibrada de cálculo de

166

La atención prioritaria de la ANP y de la Federación de

las cuotas sociales, para lo cual debería considerar los in-

Medios en el proyecto de Ley sobre las Libertades de

gresos por ventas de ejemplares y también por publicidad.

Opinión e Información no dejó de lado la vigilancia sobre

Se estimó indispensable, asimismo, diseñar un mecanismo

otras iniciativas en la materia. La sorpresiva incorporación

que distinguiera el diferente peso de los diarios regionales,

de dos nuevos artículos al Código Penal, 161-A y 161-B,

de manera que el valor de la cuota social fuera proporcio-

dispuesta por la Ley 19.423, publicada el 20 de noviembre

nal a éste.

de 1995 en el “Diario Oficial”, constituyó otro mecanismo destinado a limitar la acción de los medios informativos. En

En el curso de 1995 volvió a abordarse la materia y se plan-

este caso, con la justificación de cautelar la privacidad de

teó, además, la necesidad de contar con un Departamento

las personas, se tipificaron como delitos y se sancionaron

de Estudios. El Presidente Paúl propuso crear una funda-

diversas conductas con una técnica jurídico-penal tan

ción con tal objeto, según el modelo de la Asociación de

deficiente, que en la práctica significaron nuevas vallas a

Editores de Periódicos Argentinos (ADEPA). Esta última idea

la libertad de expresión.

tomó mayor fuerza al advertirse las serias limitaciones que, por razones legales, tienen las asociaciones gremiales en el


ordenamiento jurídico chileno. En sesión de 16 de mayo de 1995 se acordó constituir una nueva comisión que elaborara una propuesta de financiamiento de la ANP. Después de largas discusiones al respecto, en junio se encargó a la Mesa Directiva que preparara dicha proposición.

Finalmente, el 13 de julio se aprobaron las bases generales de la nueva fórmula de financiamiento —que incluso abordó el déficit correspondiente a 1995—, las que se perfeccionaron en el Directorio de 14 de mayo de 1996 y fueron aprobadas, con algunas modificaciones, por la

esta manera quedó diseñado un procedimiento que rela-

aprobó la constitución de la Fundación de la Prensa,

cionó el presupuesto de la entidad, tanto de gastos ordi-

cuyas finalidades serían: ayudar a las actividades

narios como de gastos de proyectos, con el monto de las

desarrolladas por la ANP, realizar investigaciones y

cuotas. Respecto de las empresas periodísticas regionales,

estudios sobre la prensa y capacitar al personal de

la Junta autorizó al Directorio para clasificarlas según su

las empresas periodísticas asociadas o a terceros. El

magnitud relativa, considerando los elementos pertinen-

fondo se constituiría con un aporte mínimo de 500

tes, tales como capital, circulación de sus publicaciones,

mil pesos, que se entendería cumplido en exceso

ingresos por avisos, etcétera. El sistema comenzó a regir

por los propietarios de los derechos en el inmueble

para esos diarios a partir del 1 de enero de 1997.

de Bandera 84 que acordaran cederlos a la fundación. En sesiones posteriores de 10 de julio y 14 de

Fundación de la Prensa

agosto de 1997, 8 de octubre de 1998 y 14 de octubre de 1999 se adoptaron resoluciones que perfec-

Los primeros pasos para constituir una fundación

cionaron dicho acuerdo y recogieron algunas ob-

vinculada a la ANP se dieron en diciembre de 1995.

servaciones preliminares del Consejo de Defensa del

En noviembre del año siguiente el Directorio acordó

Estado sobre el borrador de Estatutos. Transfirieron

formar una comisión destinada a apoyar los referi-

a la fundación sus cuotas en las dependencias de

dos estudios. En sesión de 12 de junio de 1997 se

Bandera 84 los asociados El Mercurio S.A.P. (37 por

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

Junta General Ordinaria de 30 de mayo de ese año. De

167


ciento), Consorcio Periodístico de Chile S.A. (8,5

Afiliación de la ANP a la World Association of Newspapers

por ciento), Empresa Periodística La Nación S.A.

En abril de 1996 se dio cuenta de una comunicación de la

(18 por ciento), Empresa Diario El Sur S.A. (4 por

Federación Internacional de Editores de Periódicos (FIEJ)

ciento) y Empresa Periodística La Discusión S.A.

que sugería a la ANP establecer vinculaciones con ella.

(0,5 por ciento).

Después de las informaciones dadas al Directorio sobre

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

reuniones de la FIEJ y de nuevas invitaciones a adherir a ella,

168

Reunión de la Asociación con los representantes de la WAN.


por acuerdos de 10 de julio y 25 de septiembre de 1997 se aprobó la afiliación a la entidad, que cambió más adelante su nombre por el de Asociación Mundial de Periódicos (World Association of Newspaper, WAN).

Presidencia de Cristián Zegers (13 de junio de 1996-22 de junio de 2000)

En la Junta Ordinaria de 30 de mayo de 1996 se procedió a elegir a los miembros del nuevo Directorio de la ANP para el período junio de 1996 a junio de 1998. En la sesión que éste celebró el 13 de junio se designó Presidente a Cristián Zegers Ariztía, representante de la Empresa El Mercurio S.A.P. en la ANP. Éste fue acompañado por los siguientes Vicepresidentes: Cirilo Guzmán de la Fuente (“La Tribuna”

(Editorial Tiempo Presente), Víctor Manuel Ojeda Méndez (Editorial Gestión S.A.) y Juan Carlos Larraín Wormald

Cristián Zegers.

(Consorcio Periodístico de Chile). Este Directorio se mantuvo, en líneas generales, tras la Junta General Ordinaria

Una agenda variada e intensa

de 18 de junio de 1998 y la reunión de Directorio de 2 de

Los aspectos más destacados de la gestión del nuevo

julio de ese año, quedando como Vicepresidentes los se-

Directorio estuvieron, una vez más, relacionados con el des-

ñores Pedro Urzúa Bazin (Consorcio Periodístico de Chile)

pacho del proyecto de Ley sobre las Libertades de Opinión

—reemplazado el 18 de marzo de 1999 por Óscar Mertz

e Información y Ejercicio del Periodismo; con la defensa

Zawadzki, de esa misma empresa—, Christian Plaetner-

de la libertad de expresión, seriamente erosionada en ese

Möller, Víctor Manuel Ojeda y Manuel Massa Mautino

período por casos que alcanzaron notoriedad pública; con

(Empresa Periodística Curicó Ltda.).

las críticas a la prensa, provenientes especialmente de los

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

de Los Ángeles), Christian Plaetner-Möller Baudrand

169


sectores políticos; con las nuevas dificultades surgidas en la distribución de los medios; con la vinculación de la en-

al Senado. Cabe advertir que la seriedad del tra-

tidad a las escuelas de Periodismo de las universidades a

bajo en la Comisión de Constitución, Legislación,

fin de ofrecer sistemas de capacitación; con el propósito

Justicia y Reglamento de dicha corporación, y la

de subrayar el papel de la ANP como prestadora de ser-

especial dedicación con que enfrentó el despacho

vicios técnicos a sus asociados; con la aplicación de nue-

del proyecto el Secretario General de Gobierno,

vos métodos de control financiero de la institución; con

José Joaquín Brunner, permitieron que se conclu-

la apertura de ésta hacia el sector periodístico, y con los

yera el informe y fuera aprobado por la Sala, como

profundos cambios que estaba experimentando el nego-

se indicó antes.

cio periodístico.

Iniciativas en torno al marco legal de la prensa En el proyecto de ley tantas veces aludido constituyó una grave amenaza el propósito del senador Miguel Otero Lathrop de incorporar a él el delito de difamación, tal como, según se vio antes, había ocurrido durante la Presidencia de Jorge Alessandri. La organización de un Club de la Prensa, la participación muy activa de la Federación de Medios de

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

Comunicación Social y la extensa cobertura dada

170

por todos los medios a la iniciativa, en especial los regionales, sirvieron para advertir a la opinión pública acerca de los verdaderos alcances de ella. Con todo, el referido parlamentario persistió en su pro-

La Asociación con el Secretario General de Gobierno, José Joaquín Brunner.

pósito, y dicha moción, más otras nuevas sobre abusos, daños morales e indemnizaciones civiles, sólo

La renuncia del señor Brunner a esa cartera representó,

dejaron de constituir un peligro al concluir el perío-

sin embargo, un tropiezo en el despacho del proyecto,

do legislativo y dejar de pertenecer el señor Otero

al no advertirse en su sucesor la voluntad de mantenerle el debido impulso. El proyecto inició su tramitación en


la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la

Limitaciones a la libertad de expresión

Cámara de Diputados, la que lo trató con gran celeridad,

La defensa integral de la libertad de expresión, uno de

y rechazó en noviembre de 1999 aproximadamente la

los objetivos esenciales de la ANP, la obligó a intervenir

mitad de los artículos aprobados por el Senado. Con la

en desafortunados casos en que ésta apareció limitada:

aprobación dada por la Sala al informe de la Comisión,

querellas contra “La Segunda” y “El Mercurio” por informa-

el proyecto pasó, entonces, al conocimiento de la co-

ciones relativas a un bullado caso de narcotráfico; restric-

misión mixta de senadores y diputados. Constituida el

ciones a la libertad de informar contenidas en el proyec-

19 de enero de 2000, concluyó su trabajo el 2 de mayo,

to de nuevo Código de Procedimiento Penal; prohibición

y el informe, de 8 del mismo mes, pasó a la Cámara de

de informar en el caso de narcotráfico conocido como

Diputados. Ésta, en forma inesperada, acordó rechazarlo

“Operación Océano”; recurso de protección contra la re-

por una gran mayoría de sus integrantes el 16 de mayo,

vista “Caras”, para impedirle la realización de un reportaje;

en tanto que el Senado, en forma unánime y con sólo una

procesamiento del Director y de un periodista del diario

abstención, determinó aprobarlo el 12 de junio.

“La Tercera” por requerimiento del Ministro de la Corte

En tales circunstancias, habiendo sido aprobados por

acuerdo a lo establecido en la Ley de Seguridad del Estado

ambas Cámaras sólo 25 artículos de los 95 del proyec-

—el periodista fue finalmente condenado a una pena de

to primitivo, ya reducidos a 45 por la comisión mixta, el

privación de libertad, que le fue remitida—; acción del mis-

Presidente de la República acordó presentar un veto aditi-

mo Ministro contra “El Mercurio” por la negativa de éste a

vo, para tratar, por esa vía, de completar y dar coherencia

publicar una rectificación a un editorial que comentaba el

al proyecto de ley. La elaboración del texto del veto del

procesamiento de los periodistas antes aludidos —el fallo

Ejecutivo, en la que participó activamente la Federación

de la Corte de Apelaciones sobre esta materia determinó

de Medios de Comunicación, fue larga y dificultosa, por

con claridad las limitaciones del derecho de aclaración

lo que las observaciones sólo pudieron enviarse el 11 de

y rectificación frente a los contenidos editoriales—; re-

agosto a la Cámara de Diputados. El 7 de noviembre la

quisición de un libro sobre la justicia chilena, también

Comisión de Constitución de dicha Cámara aprobó el

iniciativa del Ministro aludido, y la detención de dos eje-

veto, rechazando sólo una observación que agregaba un

cutivos de la empresa editora; proceso contra una pe-

artículo destinado a obligar a los medios impresos que

riodista de “La Tercera” por publicaciones vinculadas a

tuvieran un tiraje mayor de cinco mil ejemplares a infor-

un caso de narcotráfico.

mar sobre la cuantía de la edición.

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

Suprema y ex Presidente de la misma, Servando Jordán, de

171


Estos mismos excesos llevaron a parlamentarios de las más

Las críticas aumentaron con motivo de las dificultades

diversas tendencias a proponer modificaciones a la Ley de

económicas experimentadas por el diario “La Época”, que

Seguridad del Estado que impidieran su utilización por las

se hicieron públicas a comienzos de 1998. Este diario, en

altas autoridades para limitar la libertad de expresión. En ju-

cuyo nacimiento once años antes le cupo una determi-

nio de 1999 el propio Gobierno acordó enviar el Congreso

nante intervención a la ANP, como se ha indicado antes,

un proyecto de reforma en igual sentido. Este proyecto,

representó un ejemplo de periodismo serio y profesional.

con modificaciones, fue incorporado por la comisión mix-

Sin embargo, es probable que deficiencias en su gestión

ta al proyecto de Ley sobre las Libertades de Opinión e

comercial le impidieran la necesaria consolidación. Ya con

Información y Ejercicio del Periodismo y, paradójicamente,

anterioridad había sido declarada en quiebra una de las

parece haber sido uno de los motivos del tropiezo que éste

sociedades que lo editaban. A ello se agregó, sin duda, la

experimentó en la Cámara de Diputados.

recesión económica que estaba afectando profundamente a todos los medios de comunicación por el violento descenso de la publicidad.

CRÍTICAS A LA PRENSA Durante siete años “La Época” mantuvo relaciones co-

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

merciales con el Consorcio Periodístico de Chile, que

172

La discusión del proyecto de Ley de Prensa dio lu-

le subsidiaba la impresión, le ponía a su disposición los

gar a múltiples y en ocasiones muy sesgados análisis

medios para producirla y le arrendaba el lugar físico en

sobre los medios escritos chilenos. Parlamentarios,

que se elaboraba. Al no cumplirse ciertos acuerdos para

académicos y periodistas no escatimaron sus juicios

seguir operando, se decidió el cierre ordenado del diario.

adversos a los medios, aludiendo a la concentración

La noticia del término de “La Época” abrió un nuevo frente

en la propiedad de los mismos, a la similitud ideoló-

de ataques a los diarios existentes, a los cuales, en forma

gica de ellos —todos defensores del libre mercado

tácita, diversos sectores políticos culpaban de la desapa-

y del autoritarismo en materia política, según afir-

rición de aquél por la competencia y la concentración del

maban los críticos—, y a la desaparición de los de

avisaje, viéndose en esa situación un atentado a la liber-

tendencias diferentes, lo cual se traduciría en una

tad de expresión. Pero las iniciativas adoptadas para evitar

información incompleta. Se llegó a afirmar, incluso,

el cierre de “La Época”, entre ellas de la propia ANP, no

que las líneas informativas de los periódicos eran es-

tuvieron éxito.

tablecidas por los avisadores.


Problemas en la distribución Como había ocurrido en oportunidades anteriores, surgieron nuevas dificultades en la distribución de los productos. Así, una empresa comercial celebró un contrato con los suplementeros de Valparaíso para distribuir insertos en los diarios que éstos vendían. Interpuesto un recurso de protección por “El Mercurio” de Valparaíso, la Corte de Apelaciones lo desechó. Cabe observar que a la ANP habían llegado denuncias de prácticas similares en Chillán y Concepción. El 8 de julio de 1997 la Corte Suprema falló sobre la apelación a la sentencia que rechazó el recurso, lo acogió y estableció una importante jurisprudencia sobre los elementos constitutivos de diarios y revistas, al aceptar que los insertos eran parte integrante de los mismos y que, por tanto, era inadmisible que terceros los aprovecharan para asegurar la circulación de publicidad ajena a ellos.

empresas editoras, traducidas en negativas a exhibir en

Ampliación del comercio de los suplementeros

los quioscos y otras medidas de esa especie, eran origi-

Pero el problema, sin embargo, era más general, y derivaba

nadas en los esfuerzos de éstas para promover las sus-

de que para los suplementeros la venta de diarios y revis-

cripciones o para buscar nuevos puntos de venta, como

tas había dejado de ser su actividad principal, no obstante

locales comerciales o estaciones de servicios. También

que la patente que obtenían de las municipalidades para

contribuían a generar fricciones, que llevaron incluso a

ejercer tal comercio callejero les era dada en su calidad de

negativas a retirar diarios para su distribución, las cons-

tales. La ANP se reunió con la Directiva de la Asociación

tantes peticiones de los suplementeros de aumentar

Chilena de Municipalidades a fin de tratar el problema y

el precio por la circulación de insertos y de productos

estudiar alguna fórmula que lo resolviera, uno de cuyos

opcionales en los medios.

aspectos era la elaboración de regulaciones municipales comunes para todos los suplementeros. Con tal objeto se

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

Permanentes diferencias entre los suplementeros y las

173


tomó pie en la ordenanza sobre quioscos elaborada por

estaban sometidos. Con todo, en forma lenta pero sos-

la Municipalidad de La Serena, que se había demostra-

tenida, los suplementeros agregaron a su actividad la

do exitosa, recomendándose la aplicación generalizada

distribución de bebidas.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

de la misma. Con motivo del proyecto de una empre-

174

sa embotelladora de bebidas de fantasía de realizar el

Acentuación de relaciones con universidades

expendio de éstas por intermedio de los quioscos de

En octubre de 1996 el Presidente de la ANP retomó con-

periódicos, la ANP hubo de efectuar nuevas gestiones

tactos con la Escuela de Periodismo de la Universidad

destinadas a precisar ante las municipalidades del país

Católica para cumplir algunas labores en forma coordina-

la finalidad de aquéllos y las restricciones legales a que

da, en especial en torno a aquellas materias que pudieran


de Santiago. Como consecuencia de lo anterior dicho se-

critos. Resultado de esas conversaciones fue la prepara-

minario, en sus versiones siguientes, adquirió otra orien-

ción de un seminario técnico, a cargo de la Comisión de

tación y se convirtió en la principal instancia de intercam-

Diarios Regionales, destinado al personal de éstos. El 12

bio técnico, de actualización de contenidos periodísticos y

de junio de 1997 se inauguró en Marbella la reunión, que,

de información sobre tendencias del diseño para todos los

por las materias abordadas, interesó incluso a los diarios

medios escritos del país.

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

significar un mejoramiento de la calidad de los medios es-

Encuentro de Diarios Regionales realizado en Marbella.

175


Mejoramiento de gestión financiera La insistencia de la presidencia en que los asociados tu-

tradujo en la organización en Chile, en el decenio

vieran completo y oportuno conocimiento de la situación

de 1990, a partir de las grandes agencias de pu-

financiera de la ANP llevó a la adopción de diversas moda-

blicidad, de centrales de compras de avisos, que

lidades encaminadas a ese objetivo: elaboración de infor-

actuaban como intermediarios entre los clientes y

mes mensuales sobre la gestión presupuestaria; presenta-

los medios de comunicación. Tal situación, coin-

ción de balances trimestrales y semestrales; mejoramiento

cidente con la recesión que se desencadenó en

en las técnicas de elaboración de los balances; realización

1998, llevó a enfrentamientos de la prensa con la

de auditoría externa a ellos; cambios en la contabilidad y

televisión y la radio, por considerar estas últimas

en el personal a cargo de la misma; adquisición de com-

que la primera absorbía una proporción excesiva

putadores y de softwares para simplificar la labor contable

del mercado publicitario.

y darle mayor agilidad.

Este planteamiento estaba unido a la existencia del “peo-

CAMBIOS EN EL NEGOCIO PERIODÍSTICO

ple meter” para la televisión y a la ausencia de un sistema de verificación de circulación para los diarios, lo que era esgrimido por la primera como un elemento que desca-

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

lificaba a éstos frente a los avisadores. En verdad, había

176

Los cambios en el negocio periodístico, que impul-

sistemas de encuestas en quioscos y estudios de lecto-

saron a la ANP a adoptar una posición muy activa en

ría para los medios escritos, pero no se contaba con un

la materia, se estaban apreciando ya desde el dece-

acuerdo de la industria en su conjunto que permitiera

nio de 1980. La mantención del precio de los perió-

crear instrumentos de medición aceptados por todas las

dicos e, incluso, la aparición de medios de distribu-

empresas editoras. El Directorio, en sesiones de enero y

ción gratuita —las revistas editadas por las empresas

marzo del 2000, dio los pasos necesarios para crear un

de tarjetas de crédito—, fenómeno coincidente con

mecanismo idóneo, respaldado por la totalidad de los in-

la baja del tiraje de los diarios en muchos países de

teresados y que fuera capaz de reflejar la penetración de

América y Europa, eran expresiones visibles de que

los medios escritos en el público.

éstos ya no dependían de la venta de ejemplares, sino de la venta de publicidad. Este fenómeno se

Otra consecuencia de los cambios aludidos fue el proyecto de publicación de un diario gratuito que se distribuiría


circulación del periódico y constituir una cartera de avi-

al contrario de experiencias anteriores de otros socios

sadores que asegurara la viabilidad del proyecto. Como

de la ANP, significó la suscripción de un convenio en-

éste no era propio del giro de Metro S.A. y como existen

tre una empresa sueca, Modern Time Group, con amplia

prohibiciones legales y constitucionales de semejantes

experiencia en el rubro en diferentes países de Europa

incursiones para las empresas del Estado, la ANP pre-

y América, y la empresa estatal Metro S.A. La base del

sentó un recurso de amparo económico que, si bien fue

negocio era la existencia de un público cautivo, los usua-

desechado en la Corte de Apelaciones, fue acogido uná-

rios del Metro, lo que permitía acreditar con facilidad la

nimemente por la Corte Suprema en febrero de 2000.

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

en el ferrocarril subterráneo de Santiago. La iniciativa,

Avances tecnológicos en la impresión de los periódicos.

177


Informe ANP

Asociación, que contuviera la evolución de la prensa en

Al discutirse, en enero de 1998, el presupuesto para ese

Chile, la historia de la entidad y una descripción de los me-

año, y abordarse la “Carta Informativa”, hubo una propo-

dios escritos del país.

A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S

sición para editar, en su reemplazo, una revista bimensual,

178

con comité editorial. La idea fue aprobada, comenzan-

Nuevas incorporaciones a la ANP

do a aparecer, desde mayo de ese año, el “Informe ANP”,

Preocupación constante de la ANP ha sido invitar a todas

editado por académicos de la Escuela de Periodismo de

las empresas editoras a incorporarse a ella. En el período

la Universidad de los Andes. También en marzo de 1998

del Presidente Zegers lo hicieron las siguientes: Milano

se acordó elaborar un libro del cincuentenario de la

Editores S.A., en noviembre de 1996; Editorial La Fuente


Ltda., en marzo de 1997; Empresa Periodística El Nortino

2000, se completó el segundo bienio de la presidencia

S.A., en mayo del mismo año; Comunicaciones y Estudios

del señor Zegers y el 28 de junio asumió la Mesa Directiva

S.A., en julio de 1999, y Gestión Editorial Proyecto Uno S.A.,

de la Asociación elegida para el período junio de 2000 a

el 13 de enero de 2000.

junio de 2002. El nuevo Directorio quedó presidido por Carlos Schaerer Jiménez, Director de “El Mercurio” de

Término de la gestión del señor Zegers

Valparaíso, sirviendo las Vicepresidencias Óscar Mertz

Con la lectura de la memoria de actividades correspon-

Zawadski (Copesa), Christian Platner-Möller Baudrand

dientes al período junio 1999 a mayo de 2000, la apro-

(Editorial Tiempo Presente), Víctor Manuel Ojeda Méndez

bación del balance del ejercicio 1999 y la elección de los

(Editorial Gestión) y Manuel Massa Mautino (Empresa

miembros del Directorio, trámites cumplidos en la Junta

Periodística Curicó Ltda.).

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

General Ordinaria de Socios realizada el 22 de junio de

Carlos Schaerer junto a una de las participantes del Concurso de Lectores Infantiles visitan al Presidente Ricardo Lagos.

179


180 A N P LO S P R I M E R O S 5 0 A Ñ O S


Correspondería a la nueva Mesa Directiva, entre otras tareas, defender la labor informativa frente a la iniciativa legal sobre protección de la intimidad, la honra y la propia imagen presentada en el Congreso y que desconocía las justificaciones de interés público que resguardan la labor de la prensa; participar activamente en los esfuerzos para obtener la derogación de las normas sobre desacato, que protegen indebidamente a las autoridades públicas de la crítica ciudadana; impulsar una institucionalidad que garantice el acceso a la información pública, estableciendo un barómetro que informe año a año de los progresos en esa materia; enfrentar los intentos de regular legalmente materias estrictamente comerciales como son el tiraje y la lectoría de los medios; y conformar un departamento de estudios que provea de información sobre la actividad periodística que alimente la participación de la ANP en los diversos

Cumplidos así los primeros cincuenta años de la Asociación Nacional de la Prensa, su labor habría de continuar con la misma intensidad que se manifiesta en la presente síntesis de su actividad durante ese período.

D E B AT E P O R L A N U E V A L E Y D E P R E N S A

debates públicos sobre la prensa.

181


Libro 50 años ANP  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you