!Qué valiente de mí!

Page 1


Créditos FUNDACIÓN IDEA DIGNIDAD: www.ideadignidad.org Coordinación General: Myriam Pérez Gallo Coordinación editorial, taller de escritura y corrección de estilo: Francisco Ortíz Arroba Autoras: Belén, Daniela, Marnie, Salomé, Isabel, Alejandra, Mónica, Yurani, Nathalie, Nicole, Karla, Karla C., Sandra y Estefanía. Acompañamiento psicosocial: Mónica Rojas, Andrea Andrade, Luz Arpi, Myriam Pérez. Colaboración: Aura Pata, Claudia Macías Ilustraciones: Claudia Patricia Hernández Diseño y Diagramación: David Morillo Quito, Ecuador, septiembre de 2021 Este documento ha sido posible gracias a la colaboración de la Embajada de Francia. Ha sido creado para facilitar la labor de las personas e instituciones que orientan su trabajo o acciones hacia la construcción de espacios y relaciones libres de violencia basada en género.

2


11


¡QUÉ VALIENTE DE MÍ!

Por: Mamá Osa (Quito) Qué valiente de mí, querer estudiar teatro cuando pude ser médico. Qué valiente de mí, salir de mi casa a los dieciséis años, por ser rebelde a las órdenes de mamá. Qué valiente de mí salir de mi país, bajo mis condiciones, sin el apoyo de mamá. Qué valiente de mí soportar estar lejos de mi país y mi familia. Qué valiente de mí dar a luz a mi primera hija, sin la compañía de mi madre, sólo porque el padre de mi hija no lo quiso. Qué valiente de mí dejar de sonreír a mis ex suegros, y decirles a la cara lo equivocados que estaban acerca de la educación que brindaban sus hijos.

Qué valiente de mí salir a trabajar en Quito a los once días de haber llegado al país, porque quería tener mi independencia económica. Qué valiente de mí salir embarazada, y que ello, no me impidiera estudiar cosmetología los fines de semana. Qué valiente de mí abrir una academia de baile en un pueblo de tan poca atracción cultural y artística, sin apoyo de quién en ese entonces era mi esposo.

25


Qué valiente de mí estudiar odontología cuando ni siquiera tenía bases de química porque tenía un bachillerato en artes. Qué valiente de mí sostener, avanzar y culminar mi carrera, a pesar de las dificultades y obstáculos por parte de mi profesor de cirugía en la universidad, actualmente mi ex esposo, además de las circunstancias económicas y del poco tiempo que disponía para mis hijos. Qué valiente de mí divorciarme de un hombre alcohólico que me maltrataba.

Qué valiente de mí no rendirme ante las amenazas por parte del padre de mis hijos de quitarme la custodia. Qué valiente de mí pensar que podía rehacer mi vida con otra persona. Qué valiente de mí seguir superándome profesionalmente y hacer un postgrado. Qué valiente de mí salir de la ciudad de Latacunga y pasar a vivir a Quito. Qué valiente de mí educar y ayudar en la crianza de un hijo que no era mío, teniendo la responsabilidad sus padres de sangre.

26


Qué valiente de mí levantar una empresa importadora, teniendo escasos recursos económicos, conocimientos limitados en el área y, aun así, demostrar que tendría un gran éxito en el mercado. Qué valiente de mí descubrir y denunciar a un abusador sexual. Qué valiente de mí ser valiente.

27