4 minute read

Habanosommelier dentro de la cultua del habano

Sofía Núñez / Embajadora Habanos México

El pasado 3 de junio se celebró el Día internacional del Sommelier, festejo instaurado desde 1969. La palabra Sumiller aparece citada en los libros de cocina del siglo XVII, ya en el siglo XVII era el encargado de del vino en las casas.

Hoy en día este oficio ha tomado gran relevancia e importancia en todos los restaurantes, medios gastronómicos y hotelería, concretamente podemos definir la imagen del Sommelier como el especialista en bebidas (especialmente vino), destilados, quesos, etcétera, cuya función esencial es orientar a los clientes en la selección y/o recomendación del vino y licores, generalmente para acompañar el plato escogido. Esta acción está en boca de todos, definido como maridaje.

Dentro de la cultura del habano existe este noble oficio denominado Habanosommelier, que tiene la importante labor del servicio del habano, ya sea degustado en solitario, acompañado de alguna bebida, destilado o plato en general.

El Habanosommelier es una especie de guía para todos los comensales y aficionados que desean llevar al máximo el disfrute de fumar. Desarrollan totalmente la experiencia del maridaje entre un habano y un destilado (maridajes más populares), creando una experiencia totalmente nueva en el paladar del comensal.

La persona representante de este crucial oficio debe conocer la anatomía del tabaco, su ciclo agrícola e industrial, cada uno de los procesos de elaboración de una vitola, las marcas de Habanos, su historia, vitolario, tiempo de fumada, territorio del sabor, así como las ediciones especiales con las que año con año Habanos SA nos sorprende.

Por otra parte, debe tener conocimiento en destilados, licores, principalmente en vino (incluyendo blanco, rosado, tinto, tranquilos, espumosos o bien de postre). No deben escaparse a su conocimiento productos que en su mayoría conforman el triángulo perfecto para el maridaje de habanos, como lo son: el café y el chocolate amargo (hablando de un producto de cacao por arriba de 70 por ciento).

El Habanosommelier, tomando como base sus estudios profesionales y por supuesto el perfil del consumidor, puede generar propuestas de maridajes o acompañamientos de habanos y la bebida y/o alimento que considere pueda hacer la mejor sinergia en boca, siempre cuidando el balance en paladar de ambos productos. Es importante mencionar que es recomendable evitar opacar al habano o bien a su acompañamiento, para que el aficionado pueda sentir y descubrir este ejercicio único y disfrutar esta práctica hasta integrarla en su día a día.

CONCURSO INTERNACIONAL HABANOSOMMELIER

Para Habanos SA esta figura es crucial para la difusión de la cultura del habano y su experiencia sensorial, académica y entendimiento del producto. Ha llevado la profesión hacia una plataforma totalmente profesional, de competencia y reconocimiento, creando el Concurso Internacional Habanosommelier, competencia celebrar año con año en el Festival del Habano.

La primera edición de este certamen se celebró en noviembre del 2000, incorporándose posteriormente como una actividad dentro del festival. Este concurso pone a prueba las habilidades y capacidades no solo teóricas, sino también técnicas de cada uno de los participantes, quienes son representantes internacionales de un país o región, y difunden con gran orgullo y responsabilidad el habano en cada una de sus localidades.

Solo lo mejores exponentes logran impresionar al jurado en cada edición, difícil papel de los jueces, pues les corresponde evaluar y calificar la alta preparación, profesionalidad, de cada uno de los Habanosommelier participantes, además de poner a prueba los conocimientos sobre el producto, la elegancia y destreza del servicio del habano, que incluye el ritual de corte y encendido, así como la propuesta de maridaje entre comida/ bebida y habanos expuesta por cada aspirante.

Organizada en tres sesiones, esta variante tuvo representantes de diferentes orígenes: Cuba, Chile, México, Brasil y España, grandes expertos en el arte de catar, mezclar y realizar maridajes con habanos.

Dentro de las pruebas que se han ido integrando en las etapas del certamen, una de las más retadoras es la cata a ciegas, en la cual se deben identificarse las vitolas presentadas, así como su vitola de galera.

El alto reconocimiento y valor que ha tomado el certamen originó que en 2016 se creara una edición muy especial denominada Maestro de Maestros, convocando a ocho ganadores de los certámenes anteriores para elegir a un Gran maestro.

Esta nota es un pequeño reconocimiento para todos los Habanosommelier que en su cotidianidad buscan llevar la cultura del habano hacia el máximo nivel profesional, prerparándose día a día para llevar a cada uno de los amantes del habano la mejor experiencia y por supuesto momento.