__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


Editora / Reportera Gabriela Gotay Diseño Gráfico Anto Gamunev www.thehoundmagazine.com hellohoundmagazine@gmail.com @houndmag en Instagram y Facebook

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 2

H


Ediciรณn Especial

desde mi cuarentena: COVID 19 parte 2

HOUND: EDICIร“N ESPECIAL / P. 3


En esta segunda parte de la edición especial de HOUND “Desde mi cuarentena: Covid-19” seguimos promoviendo el arte y la creatividad como una manera de entender y afrontar las diferentes realidades que nos han tocado vivir desde nuestro aislamiento. El arte y la creatividad son nuestras mejores herramientas. Si bien es cierto que de la noche a la mañana nuestra rutina y vida cotidiana cambió, es importante que nos mantengamos optimistas, recargando nuestra energía creativa, y explorando nuevos proyectos que nos distraigan un poco del bombardeo constante de información y nos ayuden a canalizar y transformar la negatividad.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 4

CARTA DE DE LA EDITORA

Es por esa razón que en HOUND decidimos convocar a nuestros artistas y hacer un recorrido por sus experiencias individuales y colectivas en estos tiempos de cuarentena, para ver cómo están sobrellevando esta crisis mundial desde casa. La respuesta es contundente, el arte, en todo su esplendor, ha florecido. Fueron tantos los artistas que dijeron presente y se motivaron a compartir la experiencia que han vivido desde su cuarentena, que con mucho gusto continuamos la edición especial de HOUND en esta segunda parte. Si bien el distanciamiento social nos ha impedido experimentar el arte y la cultura junto a otros, en los mismos espacios físicos, se han abierto otros canales. Como creativos al fin, nos estamos adaptando a una nueva realidad y tendremos que continuar encontrando soluciones para apoyarnos mutuamente. Recordemos que este momento histórico nos invita a mirar y buscar más allá de las limitaciones de nuestro espacio y nuestros recursos. Definitivamente es momento de pensar “out of the box”, innovar y (re)conectar. En “Desde mi cuarentena: COVID-19 pt 2” contamos con la participación de 30 artistas quienes, con sus piezas de fotografía, arte gráfica, plástica, digital, lírica, prosa y protestARTE, comparten con nosotros 1 solo sentir: Crear como una manera de reafirmar nuestra existencia, una forma de vencer el miedo, la ansiedad, la frustración, la rabia, la soledad. Juntos, como comunidad creativa, queremos hacerte visible, apoyarte y motivarte. Y queremos preguntarte, ¿qué tipo de actividades creativas estas realizando para mantener el ánimo en estos tiempos?, ¿qué nuevas dimensiones de tu creatividad has podido explorar?, ¿en qué has enfocado tu mente y tus energías? Esperamos que disfrutes y te inspires con el contenido creativo que compartimos aquí y que te animes a compartir tu creatividad con todxs nosotrxs desde tu cuarentena @houndmagazine y hellohoundmagazine@gmail.com. H


leyenda Dibujo Fotografía Pintura ProtestARTE Escrito Diseño gráfico Collage

Cerámica

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 5

Vidio emplomado


protestarte: sin título

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 6

por Elvia Hernández


escritura en diario: diario de cuarentena por Gloribel Delgado Esquilín

Día 3 de cuarentena: soy de tierras calientes 16 de marzo 2020 No sirvo para vivir en el frío. Soy de tierras calientes. Amo caminar descalza por la arena y hacer balance por las raíces de los árboles, como si algo indígena me quedara todavía, algo lejos que me vuelve a conectar con la corteza. Sudar y caminar descalza por la brea que pica. Amo estas tierras calientes. Esas, del campo chocolate que parece polvito de canela sobre un dulce de Navidad. Saborear la canela. Esa planta caliente, como mis tierras, como el tabaco y el sol. Mirar al rubio. Aunque estos días nos obliguen a mirarlo todo de lejos. Quiero mirar el sol de frente, tirarme en la arena, conectar con ese espacio-caribe que huele a salitre en vaivén. De esas tierras frías llegó el virus. De allá vienen las noticias falsas y la histeria. Se nos va la mente siguiendo los noticiarios hambrientos de cifras. Como si el virus mutado entre chinos, italianos, españoles, llegara a aquí y nos contagiara con esa información de ida. Confusión y miedo. Vienen por ahí, a todo galope, quieren llevarse algo, ¿y nosotros, qué les damos?

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 7

Entradas a mis diarios durante la cuarentena del 2020 en Trujillo Alto, Puerto Rico.


Serie fotográfica: Sin título

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 8

por Iris Torres


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 9


Prosa: SOY ALGO MÁs

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 10

por Mariely Vélez Pérez

A veces siento que la ansiedad casi se apodera de mi cuerpo. Se asoma con un hormigueo en las manos, hasta que se expande a la cabeza y los pies. No hay forma de controlarlo. Sigue creciendo con la sensación de un apretón en el pecho. El aire es escaso y siento que me ahogo tratando de encontrarlo. Es una sensación tan desesperante que involuntariamente, comienzan a rodar lágrimas por mis mejillas. En ocasiones no me reconozco, es como si saliera de mi propio cuerpo. Es difícil poner mis pies en la tierra y hacer fuerza, para no dejar que se apodere de mi por completo. Pero no siempre es la ansiedad que me atormenta, a veces es la depresión. Creo que esa es la peor. Aunque cuando se combinan ambas, es un desastre. La depresión es difícil de explicar. Es que varía; depende el día. A veces siento que me atrapa una ola de tristeza sin explicación alguna. Siento un vacío, siento que no soy suficiente. No puedo levantarme de la cama, el apetito desaparece, me pesa hasta bañarme. Son unas ganas de hacer nada. A veces eso mismo es lo que siento; nada. El sueño nunca llega, el insomnio me atormenta. Me alejo de todo y de todos. Ambas me agotan, son parte de mi, más trato de hacer que no sobresalgan. A pesar de todo, siempre encuentro la manera de recordar que ninguna me define como persona y que soy mucho más. Saco un gran peso de mi al poder describir lo que siento cuando esto me ataca. Siento que valgo más de lo que la ansiedad y depresión me hacen pensar a veces. Soy suficiente porque aunque nadie me lo diga, el hecho que yo lo sepa, es lo que importa. Siento cierta admiración pero sobre todo, siento que me amo más. Gracias a esto es que puedo continuar.


por Bryan Rosado

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 11

Dibujo digital: siri


Serie fotográfica: Corona

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 12

por Pablo Martínez


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 13


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 14


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 15


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 16

dibujo: Erótica (serie) por Sher De Jesús


Prosa: Sin tiítulo por Andrea Carolina

Él es una llamada a las 2:00 de la mañana que dura hasta ver los destellos de luz del amanecer. Él es un anhelo al recuerdo de un buen baile de salsa, donde se ríe y se avergüenza, por las gotitas continúas bajándole por la sien, o por mis manos sudadas ubicándose entre sus dedos índice y pulgar. Pero, él también ha sido un baile virtual vía video llamada en cuarentena, para despejarme de los horrores de la pandemia. Él es un canto en distintos lenguajes, con traducciones approssimativamente perfettos. Él es una escapadita al supermercado, para por lo menos verle a 6 pies de distancia, con el arte de sus lunares tapadas por su bozal y los de sus manos, por sus guantes. Hace demasiado tiempo que no puedo admirarlos, pero si quisiera, solo tengo que imaginarlos mientras contemplo las estrellas y le pregunto a Dios en cuál de las dos cosas se inspiró primero. Él es una multa potencial por salir con tablilla impar los lunes, pero ganas que perduran hasta los viernes. Y yo soy la disposición a ello. Y por más raro que parezca, las posibles repercusiones de salir no son lo más que me provocan miedo. Miedo me causa volver a caer en algún vacío y no saber cuándo voy a darle al suelo. Seguramente entenderán ese sentimiento-el que surge de querer a alguien hasta el más no poder y ofrecer todos tus detalles, solo para resultar que no es recíproco, y tal vez nunca lo fue… ¿Cómo es posible sentir miedo por dos cosas totalmente distintas? Miedo de volver a intentarlo, pero temor de perder una oportunidad extraordinaria. Tengo miedo de quedar totalmente cegada y no poder tomar la decisión de terminarlo todo cuando en mi subconsciencia sé que no me corresponde. Y esta vez, no diré que es diferente. Esta vez, no diré que no me pasará lo mismo. Porque esta vez, no lo sé. Antes, subconscientemente, conocía los resultados justo al principio. Antes tenía pensamientos que se revelaban con los meses de conversaciones continuas, pero aún así seguía siendo partícipe de un amor sin sentido, de un amor que no me correspondía. Pero, esta vez mi subconsciencia no ha hecho los cálculos y desconoce los resultados. Y creo que eso es lo que más me ha causado miedo. Que esta vez, no lo sé. HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 17

Solo sé que él es un agarrar de manos anticipado, un querer de conocer más, una intriga intensa que mi curiosidad se exaspera por saber. Sin embargo, hay mucho control en mis sentimientos. Entiendo que la paciencia ha sido una virtud-inesperada, como la cuarentena; pero, solo estamos en el primer mes.


pintura: Esperanza en angustia

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 18

por Andrea Rosado Rodríguez

A través de esta pieza quise recrear de forma creativa la obra del artista Van Gogh, La Noche Estrellada, representando el momento histórico que estamos viviendo respecto al Covid-19. Utilicé pasteles de oleo para recrear la obra dentro de el gorro y la mascarilla. Para realizar la luna, utilicé pintura de acuarela. Esta se encuentra en la parte de atrás del doctor, representando una aureola de esperanza, ya que los funcionarios medicos son nuestros principales héroes dentro de esta crisis. A través de la mirada del doctor deseo reflejar el cansancio, la angustia y todos las emociones que muchos sentimos en estos momentos, especialmente aquellos que están en en el frente de batalla. Para crear esta parte de la pieza usé pintura acrílica. El mayor propósito de este trabajo es agradecer el sacrificio que muchos realizan por el bien de la humanidad. 


collage fotográfico: Crónicas de una pandemia por Luanne Otero y Nilka G. Montalvo

Como artistas y colectivo, fue una lucha crear y mantenernos creativas dentro de las limitaciones de nuestra propia casa. Podemos imaginar lo mismo para otras personas dentro de la comunidad de fotógrafos, así como para las personas de otro tipo de industria. A pesar de las dificultades para mantenernos motivadas, positivas e ingeniosas, quisimos aprovechar esta cuarentena como una oportunidad para realizar ejercicios de creatividad con la pequeña cantidad recursos que teníamos a nuestro alcance.

A lo largo de nuestras fotografías utilizamos consistentemente una paleta de colores azules para establecer el tono de las escenas. Como se refleja aquí, el azul simboliza el aislamiento, la melancolía y la soledad.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 19

Con este proyecto, nuestra intención fue documentar nuestra propia rutina y los pequeños momentos que representaban las presiones que muchos estaban experimentando alrededor del mundo. Somos conscientes que nuestra capacidad para responder a estas presiones puede ser muy diferente a la de otros hogares. Sin embargo, creemos que existen similitudes y temas constantes que nos unen a todos.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 20

8 minutos y 45 segundos


[I can’t breath]

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 21


cerámica: A bañarse con Gusto

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 22

por Edgardo Moisés Delgado


escritura en diario: diario de cuarentena por Gloribel Delgado Esquilín

Día 27 de cuarentena: sentir el cuerpo 9 abril 2020 Mi receta de la sanación tiene silencio. Sentir el cuerpo. Manos tranquilas. Sentir el viento que entra y sale por la nariz. El aire que sube y baja el abdomen. Soltar el pasado. Liberar la culpa. Regresar al canvas en blanco. Volver a intentar. Perdonarme y perdonar. Sentir los pulmones. Sanos, poderosos, que sostienen y aseguran vida. Sentarse en posición de loto y sentir. Imaginar un río bajando por las piedras. Soltar y dejar ir . Respirar cada vez más profundo. Escuchar el sonido más pequeño, más sutil, para conectar con todo lo que respira alrededor. Escuchar el pájaro, sentir la brisa pasando entre las ramas. Descifrar el sonido más cercano y lejano. Los ojos bien cerrados, para entrar más adentro, a pasillos secretos donde no existe el “spot light”. Ahora, sin palabras, sin nombres, solo la respiración y las manos sobre las piernas. En posición de recibir y dar. Aquí, ser. Sin esperar a que nadie valide nada. Ser. Respirar. Respirar. Respirar. Agradecer esta pausa y soltar.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 23

Entradas a mis diarios durante la cuarentena del 2020 en Trujillo Alto, Puerto Rico.


protestarte: Equality / I can’t breath

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 24

por Estrella Del Mar

Equality


I Can’t Breath

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 25


diseño Gráfico: Trípticos por Mike Rivera

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 26

Fefa


Gabriela

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 27


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 28

Gyanma


Lady

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 29


reflexión: covid 19 una pequeña odisea por Óscar Rodríguez Después de más de una semana de no salir de casa a la calle de no ser a tirar la basura, hoy 7 de abril me decidí y fui a hacer compras al super y a la farmacia. Fue un tour completo ya que incluyó pasar al cajero automático para tener efectivo disponible en casa.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 30

El párrafo anterior describe actividades que en circunstancias normales no implicarían ningún reto, ni ninguna aventura, pero ahora no estamos viviendo tales circunstancias o, al menos, eso me dice mi cerebro agotado y asustado. Los medios y el internet nos taladran sin piedad con informaciones sobre el bicho: número actualizado de contagiados día a día, número de defunciones, número de casos sospechosos. Después de oír tan magníficas noticias, presentadas siempre con gran objetivad y profesionalismo, es decir, cero sensacionalismos, uno acaba con cara de ratón pensando que ni en su propia casa está seguro, lo que es falso porque en casa sí estamos seguros. Pero volvamos a la mini odisea: ¿qué ponerme para salir? El sentido común me aconsejó que debía ponerme un pantalón y una playera, ya utilizados, nada limpio o planchado. Así, al volver a casa después de las compras podría arrojar esa ropa posiblemente contaminadas, directamente, a la lavadora. ¿Y si ya estaban contaminadas desde antes? ¡Imposible! Estuvieron colgadas en el tendero un par de días airándose, propiciando la muerte del bicho cual debe de ser. Primer paso resuelto: ropa lista. Siguiente paso: disponer una mochila mediana para las compras de farmacia y una pequeña para llevar mi cubrebocas que, dicho sea de paso, es un N95. Conseguí cubrebocas profesionales, de los que, Desafortunadamente, no tienen ni siquiera en muchos hospitales. Ese sí me cubre perfecto boca y nariz, pero acalora. Sin embargo,

no me uniré al colectivo que porta su cubrebocas en el cuello. Mi cubrebocas me lo pondré justo después de ponerme los guantes desechables antes de entrar al cajero que será la primera de mis paradas. Retiro de dinero sin novedad. Imaginé que la sucursal estaría cerrada y que habría una fila enorme para el cajero, pero en ambas suposiciones me equivoqué. Enfrente del cajero está la farmacia, compré alcohol, gel antiviral, antiácidos y un par de cosas más que deben estar disponibles en un botiquín. Al salir de casa decidí no tomar ningún transporte, ni taxi ni pesero. Opté por caminar veinte minutos hasta la sucursal bancaria. La caminata me serviría de ejercicio y tomaría el sol. Las calles lucían casi normales. Desde luego con menos gente caminando en las calles, pero casi con la misma circulación de vehículos. Desde hace tres o cuatro días quería salir, me urgía ver gente para convencerme de que el mundo no se ha acabado. Hoy podía decir que me sentía contento viendo gente en las calles, aunque fuera poca. Sin embargo, ¡la gente puede ser tan impredecible! Había caminado tres calles cuando en una esquina dos jóvenes se cruzaron en mi camino. Inesperadamente uno de ellos tosió, ¡tosió sin etiqueta! ¡Aventando sus invisibles babas al aire, al toser como caballo con la boca abierta! ¡Y yo que todavía no llevaba puesto mi cubrebocas tan chingón! En cuanto lo vi toser, me cubrí boca y nariz con la mano y brinqué como chapulín en la dirección opuesta en la que ellos caminaban. Voltearon a verme tratando de disimular una risita burlona. Después de lo sucedido, nefastos pensamientos empezaron a brincotear en mi cabecita. Me preguntaba: ¿qué fue eso? Me decía a mí mismo: ¡Calma! No fue nada. Sólo una tosida burda y no mal intencionada. “Pero ¡relaaax” me decía a mí mismo: “Él no es un sujeto de riesgo” Sin lugar a duda, este


joven no ha estado en Wuhan o en Europa en lo que va del año, ni ha estado en contacto con alguien que haya estado por aquellas latitudes ¿o síiii?? ¡No! ¡No! ¡Imposible! Hay personas así, SIEMPRE; tosen, carraspean, escupen, se pedorrean sin más y siguen caminando. En realidad, eso es algo que cualquiera de nosotros puede hacer... SIEMPRE, pero ¿qué será de nosotros ahora? ¿Qué sucederá? Casi puedo visualizar las reconvenciones, discusiones, pleitos e insultos que pueden surgir después de un estornudo: “¡Óigame! ¿Por qué estornuda en mi cara? ¿Por qué tose tan fuerte y tan cerca de mí? ¡Pues quítese! ¿Para qué se pone enfrente de mi nariz?” Después de la tosida seguí caminando acompañado de mi plétora de pensamientos e interrogantes. ¡Bendito Dios! En el trayecto que me faltaba para llegar al cajero, con tan sólo lógica pura y optimismo, logré aquietar mi preocupación llegando incluso a desechar la duda de si el toser fue un reflejo normal del chavo o una conspiración metafísica orquestada por una mente siniestra en mi contra.

Al entrar al super pensé en ir poniendo las mercancías dentro de cada una de mis bolsas de manta y así, recorriendo los pasillos, comprar todo lo que anoté en mi lista. Sin embargo, las filas tan largas en las cajas me disuadieron de tal propósito. Así que, muy a mi pesar, tomé un carrito y con toda calma empecé a

Luego ir sacando mis compras de las bolsas mientras iba limpiando cada envoltura, cada cajita, cada paquete de los diferentes productos que compré. No se si dentro del ritual, pero sí dentro del sentido común, tenía que buscar dentro de las diferentes bolsas lo que requería refrigeración. Después de buscar los guantes y limpiar su bolsa con un trapo humedecido en cloro, me volví a lavar las manos. Dicen que ese tipo de acciones se hace en la fase 3 de la pandemia, pero ¿para qué esperar? ¡Uffff!! Si hubiese habido alguien, por ejemplo, Indiana Jones, que me hubiese observado y se hubiese atrevido a decir que lo que viví hoy no fue, en lo absoluto, una aventura, entonces, lo miraría fijamente a los ojos y.... ¡le mentaría la madre desde el fondo de mi corazón! ¡Oh, Dios! ¡Estoy exhausto! Ciudad de México, 10 de abril de 2020.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 31

Después del cajero y la farmacia, me debatí un poco entre desandar el trayecto andado o tomar un microbús rumbo a casa, haciendo un alto claro en el supermercado que era el objetivo principal de mi incursión. Hacía calor, por este día ya había tomado suficiente sol y no quería excederme en mis fuerzas. Además, planeaba irme caminando y cargando las cuatro bolsas de manta de mis compras desde el super a mi casa, un kilómetro cargando cosas era un reto y un ejercicio que se antojaba recomendable después de casi tres semanas de casi nula actividad física. Opté por tomar el microbús, casi todos pasaban semi vacíos. Podía pagar con el precio exacto. Todavía traía puestos mis guantes y podía ir de pie. No era necesario sentarme en un trayecto tan corto. Al abordar el micro, los otros tres pasajeros me observaron como de pasada y quizás mi cubrebocas les pareció algo exagerado o se preguntaron en dónde lo había conseguido.

buscar lo que, según yo, completó mi despensa para continuar con mi confinamiento. Creo que en toda mi vida nunca había comprado tantos víveres que ido almacenando desde marzo. Y la razón de ello es que no quiero vivir la angustia de no saber adónde ir en caso de que cerrasen mercados o supermercados o que se presentase un desabasto inesperado. Mientras empacaba mis propias compras, me di cuenta de que no podría caminar un kilómetro con esas bolsas tan pesadas, así que lógicamente mi siguiente opción, ya que no tuve otra, fue la de tomar un taxi. Lamento tanto todo esto que está aconteciendo en esta ciudad y en el mundo y lo siento en el alma por personas como los taxistas que viven al día. Ensimismado estaba yo en esos pensamientos mientras esperaba un taxi, pero parecía que todos los taxis de la ciudad hubiesen hecho huelga. Tuve que esperar un buen rato. Una chica del super me ofreció ocuparse del carrito en cuanto llegase mi taxi. Consideré que la opción que me brindaba la chica fue lo mejor, ya que no quería poner mis bolsas en el piso. Acepté su ayuda, le di una buena propina y me vine a casa. Moría de hambre, pero sabía que no podría sentarme a comer sino hasta después de hacer una serie de rituales como cambiar de zapatos a la entrada de casa, lavarme bien las manos y brazos hasta los codos. Quitarme la ropa frente a la lavadora y depositarla dentro. Ponerme ropa de casa.


dibujo: actitudes de pandemia (serie) por Glorin Colรณn

HOUND: EDICIร“N ESPECIAL / P. 32

Hice estos dibujos durante diferentes momentos de la cuarentena, representando mi actitutd cambiante, aveces furiosa y otras resignada y positiva.

Lรกgrima, Mamรก


La loca, Busca, Desesperada

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 33


Poema: Extrañarte vale un huevo por H. J. Leonard Dos gardenias para ti decía aquella canción más miro en mi jardín y solo queda una orquídea aferrada parasíticamente a una palma decapitada por el temporal de hace varios años. Me hago esclavo del cliché y la soledad que no ahoga es ahora mi nueva aliada, líder en esta travesía llamada soltería.

Trato de ser más ordenado, trato de ser más comprensivo, trato de no indagar en tu paradero, trato de aguantar las ganas de llamarte.

He dejado de beber, he dejado de fumar, he dejado aquellos vicios que tanto enfurecían y tronchaban tus sueños…

Pero como siempre, ingeniosa en eso del arte de ser sigilosa, vuelves y te escabulles al pensamiento más irónico de todos.

…como lo fue el besarte.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 34

Ya no ando en la calle. Los días de búsquedas de cerveza a la gasolinera más cercana han quedado olvidados al pasar del mes; a raíz de la pandemia donde todos enclaustrados miramos las noticias mientras ensanchamos la panza con munchies expirados.

Y añoro que me armes con tu cuerpo posado al lado mío y sueltes un ronquido de esos que estremecían a tus gatos fieles felinos con incesante maullaera que nos obligaban a alimentarlos mientras tu con cigarrillo en la mano y yo colando café removíamos el hilo rojo chino que anudada nuestros centros… …y nos deseábamos y odiábamos el no podernos tener.


vidrio emplomado: lamp ii por Valentina Pinci

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 35

La cuarentena se ha convertido en una especie de introspección obligatoria del yo en lucha. Enfrentamos ansiedades, incertidumbres y una presión persistente de que deberíamos estar haciendo algo para compensar por este “tiempo perdido”. Mi intención con esta pieza fue aliviar mi propia ansiedad utilizando el enlace que existe entre mi hogar y los objetos que lo adornan, mas implementando un cambio dentro de un escenario estático. Nuestros hogares, como nuestras mentes, no siempre son un espacio seguro, y la “lámpara ii” pretende ser un pilar de apoyo para su entorno personal al iluminar su espacio con amarillos alegres y azules relajantes. Visto desde arriba, se aprecia la transformación visual de un mandala, una herramienta en la meditación budista y la expresión junguiana del equilibrio emocional. En general, simboliza la manifestación externa de un reflector interno durante estos tiempos extraños y difíciles.


dibujo: Aprendiendo A desaprender por Consuelo Vivanco

HOUND: EDICIĂ“N ESPECIAL / P. 36

Mensajes urgentes para tiempos difĂ­ciles.

Nos venden miedo


Salir del capullo

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 37


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 38

Conciencia colectiva


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 39

La resistencia crece bajo el peso del cemento / El proceso


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 40

fotoensayo: flores de febrero por Maria Del Mar


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 41


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 42


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 43


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 44


diseño Gráfico: Commemorative Puerto Rico COVID-19 flag / Solidaridad Caribenna en tiempos de epidemia por Alí Francis García

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 45

Commemorative Puerto Rico Covid-19 Flag. Bandera PR conmemorativa en tributo a lxs enfermerxs, los servidores de primera respuesta, (EMS) y los bomberos por su trabajo heroico en tiempos de epidemia COVID-19. En este diseño novel, la bandera de luto puertorriqueña en su franja central ilustra las banderas representativas de cada uno de estos grupos/héroes. En adición, para denotar el momento histórico se añadió la bandera de emergencia (los cuadrados en blancos y naranja) que señala la época de crisis actual. La estrella en color blanco es símbolo de esperanza para nuestro pueblo.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 46

Solidaridad Caribeña en tiempos de epidemia


cuento corto: Dejar ir, dejar ser por H. J. Leonard La próxima década llega en 30 días. Mirar al norte es cosa del ayer. Ni de pasada se contempla esa idea. Lo único que queda es mantener la cordura, respirar y fluir como res en Miura. De frente, con el pecho inflado, zarpado de la estocada mortal de llevar la vida como me dio la gana. Así veo esta jornada que se aproxima. En casa de los viejos, comiendo sobras y velando la güira a que los amos se acuesten para fumarme el gare en el balcón de mi cuarto.

Escuchando temas que ponía mi padre cuando apretaba el cloche para no llegar tarde a su trabajo. Respirando el mismo polvo de hace 26 años.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 47

Solo.


La próxima década llega en 30 días. A los conocidos nos les hablo, los amigos ya se han ido. Los que quedan se irán también. Poco a poco todos nos vamos. Algunos al Lete, otros al este. Allá donde dicen que en dos años de vida legal regalan ciudadanías que solo sirven para vivir pobre en un lugar mejor. Con cines que funcionan, comida más saludable pero encajonados unos encima del otro pidiendo turno pal chicheo. Con rumanas, con polacas, otros con reunionesas y otros con italianas recién escapadas de jevos libios que le vendieron sueños de esplendor morisco que se esfumaron una ves sacaron la visa.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 48

La próxima década llega en 30 días… …y a veces pienso en la malgache… Aquella que me despidió en la puerta del apartamento 14, Colverson House, Lindley St. en Whitechappel, Londres.

Noches como esta me arropo en la nostalgia y le pregunto a la ventana del vecino si la flaca aquella estará bien. Era linda la chamaca. Pero más linda la memoria atesorada en la foto grupal olvidada en el Instagram desde el 2016. La próxima década llega en 30 días. De que sirve lamentarse y embarrarse las manos con cenizas del suelo, mirar los astros, suspirarle al cielo si al final no se hizo nada, no se hará nada y de nada servirá pensar en lo que no se hizo. La próxima década llega en 30 días. Queda esperar a que todo regrese a su inconstante normalidad. Mientras tanto lloramos y sonreímos a las causalidades o al presagio de que todo al momento, aunque no como planeado, va. Solo queda la sombra de otro artista joven, estancado, aborrecío y harto de ira con su cantaleta de aquellos tiempos donde cada barra yacía abierta y el whisky con la media pinta de chaser creaban memorias que pronto quedarán en el baúl con el que a mis sobrinos les mentiré comenzando la primera oración del cuento que les haré con un aquellos, en mis días de gloria se pasaba bien.


por Carlos Alberto García Rodríguez

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 49

Protestarte: no


protestarte: Útera Centro de Poder

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 50

por Lireiza Rivera Rivera

Útero bordado a mano y cosido a máquina


escritura en diario: diario de cuarentena por Gloribel Delgado Esquilín

Día 28 de cuarentena: el pánico 11 de abril 2020 No sé si les ha pasado, pero ayer tuve mi tercer ataque de pánico de la cuarentena. Nada cool. Les cuento, por si les ocurre. Era mi segunda salida grande, desde el día 7 de aislamiento, exactamente hace 21 días. Salí a llevar a mi perra a una clínica veterinaria para que le curaran una golpe en una de sus patitas. Apenas estuve10 minutos dentro de la oficina médica, sin acercarme a ninguna superficie ni sentarme. Solo hablé con la secretaria del lugar, a varios pies de distancia, ambas con mascarillas y guantes. Recibí dos bolsas de papel con medicinas y detalles para el tratamiento de la perra. Esos minutos, frente a la joven, me pusieron a temblar. Ella se acercó para darme instrucciones y yo me alejaba disimuladamente. Cuando llegué a mi casa, completé un tedioso ritual de desinfectar todo. Me bañé en traje de baño fuera de la casa. Metí toda la ropa y zapatos en una bolsa, bañé a la perra. El ritual me tomó buen rato. En unos minutos, luego de entrar a casa, me sentí sofocada. Temerosa de algo. No sé bien de qué. Textié a una amiga que al minuto, me llamó y me preguntó lo que sentía. Le expliqué. Me faltaba el aire. Me dijo que la calidad del aire no era buena, que los polvos del Sahara habían vuelto. Que era normal sentirse nerviosa, luego de tantos días de encierro. Que me concentra en respirar tranquila. La escuché un rato, mientras fui tranquilizándome. Ese día sentí pánico de morir.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 51

Entradas a mis diarios durante la cuarentena del 2020 en Trujillo Alto, Puerto Rico.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 52

fotoensayo: Belleza Olvidada por Zabdiel Abreu Sanchez


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 53

Realice estas fotos representando mi cuarentena ya que la vida cotidiana y las distracciones como las pelis y series y el uso de las redes sociales me había hecho olvidar las bellezas naturales alrededor de mi hogar. Atreves de los ojos de cámaras pude observar detalles bonitos de como la naturaleza también es bella en cosas pequeñas.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 54

pinturas: Pétalos

Esta colección representa la libertad interna de un individuo cuando se tiene amor propio, ése momento cuando reconoces quién éres y qué eres capaz de ofrecer siendo tú.

por Sher De Jesús


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 55


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 56


Hound es inclusivo Hound nUNCA SERรก eLITISTA Hound es de todxs Hound, como el arte, es subjetivo #ventetu

HOUND: EDICIร“N ESPECIAL / P. 57


HOUND: EDICIĂ“N ESPECIAL / P. 58

Todo se transforma

dibujo: Aprendiendo A desaprender por Consuelo Vivanco Mensajes urgentes para tiempos difĂ­ciles.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 59

Nunca dejes de jugar


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 60

Somos instantes


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 61

Soplo del alma


collage: Quarantine Mona Lisa ATC

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 62

por Ara Vizcaíno González


por Yesmarie Vargas En esta obra se observa un rostro de una joven, mariposas con colores brillantes y un fondo blanco. Sofía es el nombre de esa joven, apasionada y con muchas metas por delante. En el momento de realizar esta pieza le quise dar más acción, movimiento. Tal vez suene un poco trágico, la realidad es que Sofía no está viva. No solamente un artista le pueda dar vida a una obra, en mi caso Sofía tienes unos ojos de color cristal (por el cristal se puede reflejar cosas), en sus ojos se refleja el cielo, mariposas símbolo de lo efímero de la alegría y la belleza, libertad, tranquilidad, entre otras cosas más.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 63

dibujos: Sofía / Maquinando / fluye...


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 64

En esta pieza se observa un rostro con varias alteraciones,colores brillantes y figuras deformadas en el fondo. Le doy el nombre “Maquinando”, trama algo que ni yo misma se que es… se observa que la mirada de ese rostro no está directamente enfocada en el centro ¿Estará observando algo o a alguien? ¿Que está tramando?. Esas figura.¿Será que está observando al mundo? Muchas de mis obras las dejo fluir sin decir una palabra, aveces hablan por sí sola.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 65

Muchas veces no nos tomamos un tiempo para reflexionar en todo lo que pasa en nuestro alrededor. Estamos ahogados en el mismo yo, no sabes que decir ni cómo expresarnos. Hay que fluir como las mariposas, las aves y demás. Se observa una joven, doña, mujer… simplemente neutral, con los ojos muy abiertos, despeinada, clase media. Sin embargo ella está fluyendo, nadie sabe la situación tú solo “Fluye…”.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 66

serie fotográfica: ¿Quién soy yo? por Bryan J. Suárez González


Reflexión: La pandemia y sus crisis simultaneas en el contexto de la mujer: una reflexión por Zuan Sofía Suarez La crisis de salubridad a nivel mundial a causa del COVID-19 ha creado consigo una crisis económica que ha acrecentado la desigualdad social En esto largos días de cuarentena hemos visto como las órdenes ejecutivas emitidas, siendo estas unas restrictivas, han respondido a los intereses capitalistas de las grandes empresas y a las élites económicas del país. Al mismo tiempo, la propaganda a través de las redes sociales ha transmitido pánico mediante la prensa amarilla, que lo único que hace es reseñar el aumento de los casos positivos sin una data confiable y verificable. Mientras todo esto sucede a un nivel macro, la vida cotidiana y la esfera doméstica no encajan en las medidas impuestas en las órdenes ejecutivas perpetuando e incrementando la desigualdad social y económica de las mujeres en estos tiempos de crisis.

Por otro lado, tenemos a las maestras, que no han estado expuestas directamente al virus. Sin embargo, su trabajo de la esfera pública se ha mezclado con el trabajo no remunerado que realizan en el hogar. Esas maestras, que también son madres, su trabajo se ha triplicado tras tener que transformar un currículo presencial a uno virtual de la noche a la mañana mientras planifica, corrige y mantiene comunicación directa con sus estudiantes. Al mismo

De igual manera, están esas mujeres emprendedoras con negocio propio como los salones de belleza, las estéticas, spas, entre otros, se han visto en la obligación de detener sus servicios, dejando así de generar de su mayor fuente salarial. Por consiguiente, al no recibir una entrada directa de ingresos e ir agotando sus recursos económicos para poder sustentar sus hogares, algunas han decidió operar de manera escondida. A su vez, están las artistas y artesanas que, aprovechando sus dones y la necesidad de suplir protección entre los ciudadanos, han dedicado parte de su producción a la elaboración de mascarillas reusables sin parar para poder satisfacer las demandas del mercado mientras generan ingresos dentro de estos momentos inciertos. Por otra parte, están esas mujeres que trabajan en lugares no esenciales que tras el cierre quedaron desempleadas a merced de un sistema de ayudas económicas y alimenticias que ha demostrado no ser efectivo. Este otro puñado de mujeres, sin ninguna fuente de ingreso, corre el riesgo de no tener una vivienda segura al no tener como pagar la hipoteca o la renta. Los perfiles presentados aquí no son una muestra representativa de la situación de todas las puertorriqueñas durante este periodo de crisis. No obstante, presenta cómo el virus Covid-19 ha triplicado el trabajo de la mujer, mientras se incrementa la condición social a la cual la mujer ha sido sometida desde que pasó a formar parte de la esfera pública. Al mismo tiempo, muestra cómo la explotación laboral de la mujer puertorriqueña responde a los grandes intereses comerciales y las elites económicas de los mencionados trabajos esenciales durante la cuarentena.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 67

Los trabajos de cuellos rosado son aquellos que, estereotípicamente, han sido realizado mayormente por mujeres o los mismos han sido feminizados. Estos, se caracterizan por su poca remuneración económica y condiciones de explotación. tipos de trabajos realizados por mujeres se han visto afectado de diversas formas a raíz de la pandemia. Comenzando por el campo de la enfermería y la educación, los cuales han sido feminizado al ser estos una extensión del hogar como cuidadoras. Las enfermeras no han tenido un día de descanso y viven expuesta a diario al contagio del virus debido al tipo de trabajo que realizan. Tal fue el caso de las dos enfermeras Sonia Román y María Hernández Rodríguez, que se reportaron como parte de la cifra de muertos en la Isla tras haberse contagiado de Covid-19.

tiempo, ayuda a sus hijos con las tareas escolares y más si son niños de edades tempranas. Todo esto mientras barre, mapea, cocina y mantiene en pie un hogar durante la crisis con un solo salario utilizando sus recursos como la luz, el agua e internet trabajando casi las 24 horas.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 68

* Foto por: Xavier García Rodríguez

Protestarte: en pedacitos y viva por Gloribel Delgado Esquilín


Mascarilla hecha en retazos de un libro textil, un sombrero de lana, botones encontrados y telas de Malawi y Perú. Técnica “freemotion”, costura a máquina y a mano.

Esta mascarilla está hecha de retazos de telas y objetos encontrados de mis viajes que me recuerdan amores, amigos, amigas, paisajes. Hacerla es resignificar lo que fue y mirar hacia delante, como esta pandemia. Mirar al futuro, con pico de ave, con vuelo al viento, con algo roto, tal vez, pero hilvanada, vuelta a coser, para poder renacer.

Fotos de mascarilla y sus detalles por: Gloribel Delgado Esquilín

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 69

Coser en medio de la pandemia ha sido como coser vida. Atravesar el miedo personal, para abrazar a través de los hilos y las costuras a muchas personas. Coser cientos de mascarillas desde mi cuarto ha sido uno de los oficios más nobles y amorosos que he tenido en años. Intencionar desde la costura la sanación total física y emocional del país. Imaginar que la mascarilla se convierte en un escudo de fuerza personal y transformación profunda. Esta pandemia nos acerca a la raíz de todo. Es el comienzo de nuestra fragilidad y si la aprovechamos, de nuestra fortaleza. El arte, como oficio visceral, es capaz de transformar el veneno en medicina.


protestarte: Desigualdad!

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 70

por Anto Gamunev


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 71


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 72


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 73


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 74


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 75


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 76

fotografía: Ceiba por Laura Cibes


escritura en diario: diario de cuarentena por Gloribel Delgado Esquilín

Día 85 de cuarentena- acá 6 de junio 2020 Sentarse acá, en la oscuridad del huerto. Escuchar el sonido estridente de los insectos en la noche. La televisión de los vecinos. Los gritos de una película de acción con la explosión de otra película en la casa del vecino del lado. Observar con calma el cielo y ver cómo se esconde la luna llena detrás de las nubes. Verla espléndida, cómo vuelve a aparecer con su halo rojizo. Luna de fresa, le llama la NASA. Acá, sentada en el medio de la finca, huelo la composta que transpira sus aromas a unos pasos. Respiro. La tierra habla. Me lleno del sonido de los grillos que parecen competir entre sí. Los coquíes no se escuchan. Apenas se distinguen en esta orquesta silvestre de insectos y pájaros nocturnos. Una gota larga cae sobre una hoja. Es tan claro el sonido que puedo imaginar el camino de agua que hace hasta llegar a tierra. La noche crece detrás de mí y se queda sin brisa. Los árboles no se mueven. Los sonidos cada vez más potentes. Ahora es más fácil escuchar la película de horror de los vecinos. Los gritos se cuelan entre las hojas del patio. Distingo nuevos sonidos a lo lejos. En la avenida, un carro maneja rápido y una motora acelera. A estas horas, las calles parecen vacías. Solo escucho dos o tres carros, que van a toda velocidad.

Entradas a mis diarios durante la cuarentena del 2020 en Trujillo Alto, Puerto Rico.

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 77

Acá, el revoloteo de mimes en mis orejas van picándome la cara, las piernas y chocan contra el cristal de mis espejuelos, hasta llegar al lagrimal. A mis espaldas, la sinfonía de animales, cada vez más fuerte. El olor a china descompuesta me recuerda que lleva una semana allí, convirtiéndose en abono. Me concentro en los pies. En la tierra fría sobre mis plantas. Y rasgando el silencio, cuatro tiros. No petardos. Cuatro tiros fulminantes que suenan a un extremo de la avenida. Del otro lado, una ráfaga de disparos. Y, en una milésima de segundo, recuerdo que vivo en Trujillo, que estamos en medio de una pandemia y los puntos trabajan en viernes de luna llena. En minutos, me despido de semejante concierto y me vuelvo a encerrar.


serie fotográfica: las animas

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 78

por Lio Villahermosa Las ánimas; serie fotográfica que he realizado en Cuarentena desde mi hogar. Todas las fotos son realizadas con la cámara de mi celular androide y editadas desde el mismo. Mi trabajo artístico es de naturaleza intuitiva y sus detonantes siempre responden a mis estados emocionales, físicos y mentales. Durante esta cuarentena, comencé a reconectar con mi cuerpo y a refleccionar como este dialoga con mi espacio íntimo y doméstico. Repensarme como un cuerpo poblado de espíritus e identidades diversas que a su vez vibra en relación a los espacios físicos que habita.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 79


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 80


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 81


collage: Sin título / Sin título por Lireiza Rivera Rivera

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 82

Collage a máquina de coser

Sin título


Sin título

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 83


HOUND: EDICIร“N ESPECIAL / P. 84

ilustraciรณn: serie por Nieves Pumarejo


HOUND: EDICIĂ“N ESPECIAL / P. 85

La casa es ahora el lugar de refugio, el lugar de estar, el encierro hasta cierto punto, es el espacio que nos habita y el que habitamos, el ahora, la imagen constante, el lugar de vida, en donde todo transcurre.


HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 86


gracias a todes por el apoyo

HOUND: EDICIÓN ESPECIAL / P. 87


HOUND: EDICIร“N ESPECIAL / P. 88

2020

TheHoundMagazine.com [Ediciรณn Especial 2020] @houndmag

Profile for Hound Magazine

HOUND EDICIÓN ESPECIAL: Desde mi cuarentena: Covid-19 pt2  

Desde mi cuarentena: Covid-19 pt2 cuenta con más de 30 colaboradores quienes muestran que hasta en tiempos de pandemia es posible crear. HOU...

HOUND EDICIÓN ESPECIAL: Desde mi cuarentena: Covid-19 pt2  

Desde mi cuarentena: Covid-19 pt2 cuenta con más de 30 colaboradores quienes muestran que hasta en tiempos de pandemia es posible crear. HOU...

Advertisement