Page 1

CONMOCIONES poesía

Abdiel Espinoza González Elán Ilmayé Pérez Mercado Melissa Olachea González Aarón Ruiz González Luis Cruz-Villalobos

HEBEL


2


Abdiel Espinoza González Elán Ilmayé Pérez Mercado Melissa Olachea González Aarón Ruiz González Luis Cruz-Villalobos CONMOCIONES POESÍA HEBEL

3


4


CONMOCIONES poesía Abdiel Espinoza González Elán Ilmayé Pérez Mercado Melissa Olachea González Aarón Ruiz González Luis Cruz-Villalobos

HEBEL Ediciones Humus | Poesía 5


CONMOCIONES | POESÍA Abdiel Espinoza González Elán Ilmayé Pérez Mercado Melissa Olachea González Aarón Ruiz González Luis Cruz-Villalobos © HEBEL Ediciones Colección Humus |Poesía Santiago, Chile, 2016 www.issuu.com/hebel.ediciones Imágenes de portada e interior: © Robert Mapplethorpe Diseño y edición: Luis Cruz-Villalobos www.benditapoesia.webs.com Qué es HEBEL. Es un sello editorial sin fines de lucro. Término hebreo que denota lo efímero, lo vano, lo pasajero, soplo leve que parte veloz. Así, este sello quiere ser un gesto de frágil permanencia de las palabras, en ediciones siempre preliminares, que se lanzan por el espacio y tiempo para hacer bien o simplemente para inquietar la vida, que siempre está en permanente devenir, en especial la de este "humus que mira el cielo".

6


PARTE I Abdiel Espinoza Gonzรกlez

7


Conmociรณn Del lat. commotio, -ลnis. f. Movimiento o perturbaciรณn violenta del รกnimo o del cuerpo.

8


Lenguas vernáculas

Pongo por escritas las palabras De golpe Todavía es ingenuo suponerlas innecesarias Cuando la tensión y zozobra carcomen la dignidad Volatizan y racionalizan todos los cimientos del pensamiento ¡No! Hay que dejarlas grafiteadas en todas las paredes Servirse de indistintos materiales e idiomas Arruinar por las noches como bandido Los discursos sistemáticos que pretenden legislar No callar No callarnos Explotemos en versos Intercambiemos frases y escribanos juntos lo que tantos callan. La lucha por nuestras almas no ha menguado desde que comenzó Mantenerse ajeno es a su vez asumir bando Nuestras voces son necesarias y nuestro servicio irremplazable Damos vida Reconfiguramos sentidos evitando el desgaste del vocabulario Nombramos lo oculto Luchamos contra la profanación de la vida Profetizamos y recordamos

9


Dejamos por escrito para evitar olvidar y recomponer el curso Burlamos la censura Esa es nuestra historia La de los danzantes de paradigmas Giramos y giramos Nosotros estamos poseĂ­dos por la locura y la libertad Esquivando los obstĂĄculos Sobreviviendo a la conceptualizaciĂłn de las personas y el mundo Germinamos esperanza.

10


Recibimiento

Traigo una pena Me embarga un dolor el pecho No me deja respirar La explico con lágrimas Son palabras duras Rechazos concluyentes Omisiones sin justificación Reproches en lenguaje corporal ¿Quién negó su descendencia? Díganme ¿quién ignoró a su vástago? Expliquen los que no desean hablar Hagan oír sus reclamos No me dejen de pie frente a la pared Donde no escucharán mi suplica Ni responderán mis dudas Abandonen el silencio a mi encuentro Denme un padre pródigo Sin anillo ni sandalias Ni ternero para asar Con tan sólo sus abrazos Saquen los sepulcros las memorias ocultas Los recuerdos desterrados Olvidados en el tiempo Detrás de la cortina del polvo y los sin sabores

11


Yo invoco a mis penas Exorcizo su poder sobre mí Mi corazón está tranquilo Reposa serenamente en tranquilidad El Anciano experimentado Que alguna ocasión también fue joven Él mismo amado e inspirado escribió: “El amor echa fuera el temor” Un salmista lleno en su imaginación del Dios revelado Dejo por escrito testimonio de su carácter misericordioso, Siempre se sintió acompañado en desamparo total “aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me recibirá en sus brazos”. Vengan afilados dientes Huelan mi carne para devorarla Con todo no seré su festín Sus bocas permanecerán cerradas Denles por fin a todos ellos paz Sepulten cada quien a sus muertos Hagamos las paces con el pasado Asumámoslo sanamente.

12


Los dolientes

Ven a sentarte con los dolientes Los que lloramos sin preocupación ni pudor Aquí todos son recibidos No hay límite de edad ni tamaño requerido a tu pena El espacio alcanza para ti también Los dolientes somos nosotros Aquí todos los dolores son debidamente llorados Sin prisas ni discriminación Todos por igual No te diremos nada si te nos unes Pero está prohibido permanecer en silencio O fingir felicidad No señales con el dedo las lágrimas de tu prójimo Descálzate el corazón vagabundo Llegaste a tierra santa Ahora podrás estar seguro Si te sientas con los dolientes Aquí no alcanzan a llegar los efectos latentes de la prisa Nos tomamos en serio el trabajo de llorar Como antaño laboraron artesanos Bajo los efectos de los ciclos vitales Las estaciones del año El crecimiento de la cosecha y el florecimiento de la mujer encinta.

13


Ven con los dolientes Súmate a nuestra danza Baila en comunidad Aquí ninguna está sola o solo Nadie pretende ser autosuficiente Las conmiseraciones y arrogancias perdieron su mentira Ven a encontrarte con personas de carne y hueso. Los dolientes estamos anclados a la existencia Aquí y ahora No hacemos alianzas con la locura ni el mal humor Paladeamos la dulzura ahí donde la encontramos Bebemos hiel cuando toca Entendiendo que cada cosa tiene su tiempo

Sólo los dolientes logramos forjar amistades Entendemos a la perfección el amor y el perdón A nosotros no nos engaña el sufrimiento autocompasivo Reconocemos a las personas detrás de la ironía Hemos sido inoculados contra las metáforas de víctima o dominación A nosotros tú ya no podrás hacernos daño porque buscas amor Hemos desarrollamos olfato contra el desafecto E inventado abundantes y plurales lenguajes para amar Con nosotros aprenderás a relacionarte Entretejerte con los demás y en los demás sin miedo Ven con los dolientes a jugar su juego de espejos donde el Otro con nosotros puede verse

14


y al vernos desde Él sus dolores pueden ser nuestra paz Ven Aquí aprenderás el poder de la metáfora y la alegoría Ven Somos investigadores agudos y perspicaces Ven A gatear por los suelos de las experiencias Encontrando los más bellos tesoros

A los dolientes se nos acabaron las máscaras Ven Jamás luchamos por aferrarnos a una apariencia La piel gastada en primavera mudamos Ven Nuestra mirada no se posa en historias contrafactuales Interpretamos sin resignación Ven Aferrados a lo que verdaderamente será Soñamos desde el consuelo Ven

15


Lea y Raquel

No comprendo la devaluación de tu fecundad Pueblos han atravesado por tus puertas Multiplicándose como las estrellas en el cielo Pero sin granjearte el amor Todos tus desprecios serán recompensados Y el desamor se tornará en plenitud Porque serás bien amada Tu verdadero marido yace esperando gozar de tus deleites Tiéndete segura Se acabó el tiempo cuando el frío lastimaba tu desnudez Vístete con su calor Sujeta tu amor a quien plenamente se te entrega A mí me conmueve lo infructuoso de su belleza La tasación de su vida en el valor del número de sus no nacidos Tiene a su hombre prendido de si Y aun así pasa vacía la vida Quién cerró sus fuentes las atacó con su hermosura Bien señora mía Date una y otra vez Alardea la posesión más valiosa todas las noches en tu lecho

16


Prende las llamas de la discordia Compite y llora Ojalá Dios escuche tus lágrimas Abriéndote la matriz Para ustedes su esposo siempre les debió Vístanse para su verdadera ceremonia Olvidarán el desprecio o el favoritismo Serán completa y suficientemente amadas

17


Reflejos “Mírame si quieres verte, porque imagen mía sos” Vox Dei

Los espejos nos mienten en muchas cuestiones Apenas nos reconocemos con esfuerzo Detrás de los filtros invariables Nos escupen diversas falsificaciones acordes a la moda A mí me dicen una serie de desatinos imposibles de lograr Me presionan para ser auténtico Que significa salir a comprar más Y renegar de mi cuerpo Cuánto daño hacen al alma Y nadie nos advierte con una breve leyenda De precaución Ahora vemos por espejos intercambiables Como con lagañas Nos observamos por el reflejo de nuestras aspiraciones Confortables o temerosos Los espejos están ahí para nuestra “comodidad” Dicen los artífices de las ventas con rebajas Pero ocultan el laberinto La cruel caja de Skinner donde alguien nos enclaustró Quiero verte y verme en realidad cual soy Sin prejuicios Sin cosificaciones

18


Sin etiquetas o detrimento de la verdad A quemarropa Desnudamente Cara a cara

19


Canto de los peregrinos

Con todo el esfuerzo de la disciplina Y la luminosidad de la revelación A paso profundo descubrimos la verdad y las mentiras Súmate a nuestro peregrinaje cotidiano A la liturgia de los sueños nuevos Donde caducan todas las teorías y sus reinterpretaciones Y sólo resta entre los escombros La verdad

20


Con una taza de café

Se eleva el vapor sobre la taza Con libertad Dibuja innumerables figuras Sin preocupación La perfección radica en su espontaneada Ahí están por un instante y después desaparecen Sin aferrarse Antes de terminar de escribir este verso

21


Verde

Me gustan los jardines Y el microecosistema que despiertan Todavía no puedo cuidar uno propio Pero realizo pequeños entrenamientos Ahora En el umbral de la puerta Me recibe o despide una hierbabuena Creciente, radiante y viva Llegó a casa como solicitud y obsequio de mi padre Con atención y detenimiento La he protegido y regado Es como yo Responde a las inclemencias del tiempo Se encorvan sus hojas lastimadas Y las extienden para recibir lluvia o rocío Le gustan los cuidados de la gente Ella también enferma y demanda de mí No puede resistir sola el embate de las orugas Hemos luchado juntos contra ellas Una y dos veces La plaga devora la vida egoístamente No comparte Se multiplican verdes gusanos devoradores Y mi planta grita Y muere Entro o salgo por la puerta Y hay un puño de tierra vacía

22


Al efecto Las orugas se han ido Y mi verde amiga también Por un breve tiempo Ella también sabe de resucitar Semanas después rompió la corteza de tierra Un pequeño brazo vegetal saludándome inquieto Un diminuto detalle victorioso estirándose frondosamente en dirección al cielo A mi corazón sonriente Enseñándome que con amor y cuidados La vida A pesar de las adversidades siempre florece.

23


Preguntitas sin respuesta

Lleve sus preguntitas sin respuestas Nunca está de más tener en el botiquín Originales y prácticas preguntitas sin respuestas Presúmalas entre sus amistades Exhíbalas en las vitrinas de su hogar Preguntitas sin respuestas ni fecha de caducidad Compre una gratis Llévese dos como pilón Remato preguntitas sin respuestas Orgánicas y naturales Para evitar la alineación y el tedio Mastíquelas en ayunas antes de desayunar Sin contraindicaciones Con adicción Pero con amplios y positivos efectos secundarios Diviértase con sus preguntitas sin respuestas Pase sus tardes relajadamente Conversando con Dios

24


Yo soy

Soy una voz clamando crudamente en el desierto Sin formalismos mediadores Un grito con tonos coloridos de verdad Punzante Desconfiado y curioso Una oración Doxología Elegía y lamento Mil gratitudes Soy un canto antiguo y nuevo Una sinfonía del bosque El himno del desierto y el mar Gruñido de montaña Cascos de ola sobre la roca Soy el hombre en la historia Quien pregunta y se responde El constructor Heredero de todos quienes me antecedieron El niño curioso que descubre El hombre que caza y siembra Una madre amamantando El anciano narrando la vida Soy la vida de la tierra elevada En el jardín de Dios Y hablo

25


Y canto Estoy vivo en el mundo Todas mis palabras me son testigas Estoy vivo Tengo voz Escucho Transformo y recreo Soy imagen de Dios.

26


La isla

Es la primera voz que estoy en una isla Es curioso La tierra no se mueve al caminar Es completamente firme Tanto como la musa continental Aquí no hay palmeras ni cocos Y entre tantas personas aún No encuentro a Robinson Crusoe La isla es grande Suficiente para elevar sus montañas Tapizarlas de pinos y lagos La isla es una tenaz conversadora Aguda crítica de mis prejuicios Confronta mis ideas Me incita a descubrirla No me niega la compañía de otros Pero me limita con sus brazos de mar Como si esperara que descubriera una sabiduría en este misterio Algún tipo de lección de humildad Un recordatorio de mi mortalidad y sencillez Del absurdo de mi orgullo El desfile de todas mis incapacidades y la lista de mis tareas por aprender La isla es dura y disciplinada No entiende los tiempos dejar ir

27


No puedo permanecer por siempre en ella No soy isleño Soy fronterizo Habrá que encontrar el momento preciso para dejarla Se resistirá con violencia Comportándose como prisión con sus rejas oceánicas Se burlará de mí Lo que ella no sabe es que puedo volar.

28


Conmociones

Uno necesita un segundo aire Cuando se muere a mitad de la vida Las fuerzas se agotan de vez en cuando O nos las agotan En medio del combate y las cotidianas labores Después de perder y amar Cuando caminamos con las personas O solos Cuando nos damos a ellas en oídos y acompañamiento O se nos dan en silencios, palabras y presencia Nunca me basto yo mismo para sostenerme Ya lo dije antes A pesar de mi levedad Siempre necesito de alguien Sosteniéndome entre conmociones Vibro todo por dentro Y por fuera Nunca permanezco igual Aunque soy el mismo Soy carne creciendo lentamente al cielo Una roca viva afirmada en la tierra Latente entre el absurdo de la espera y la verdad de la expectativa Esperando la defunción de la muerte La completa redención cósmica Aquí Debajo del sol

29


En el mundo quebrado por el dolor Con Dios como conversador y testigo de la trama En la narración cotidiana donde todos Queramos o no Participamos para bien o mal Yo soy de los que quiere colaborar Derribar muros que dividen los encuentros Construir vallados para cuidar la fragilidad de la vida Dialogar complejidades y asuntos cotidianos Comer y beber satisfecho por el fruto del trabajo Amar el mar Con la misma pasión del desierto y del bosque Soy yo en el mundo En completa tranquilidad y paz La fuerza y violencia cesarán después de dar a luz a un nuevo día

30


Déjame

Déjame llamarte Dios Orarte A ti quien me hizo Y medio un puñado de años para vivir Déjame llamarte oh Dios En la cotidianidad de la cocina Cuando preparo la sopa y lavo los trastes Déjame hacerlo para no olvidarme de ti Sentado cortando cebolla y contando una historia Déjame llamarte en las alegrías y desiertos Ahí donde creo ser fuerte Donde soy completamente débil Déjame llamarte Dios Por todas tus compañías Y los múltiples rostros por los que te haces cercano Déjame llamarte oh Dios En mis aflicciones nocturnas En mis pruebas y tentaciones Déjame llamarte desde el crisol del discipulado Por tu obra vivificadora Por tu esperanza y gracia Déjame llamarte oh Dios Porque todo mi ser clama por ti Déjame arrojarme a tus pies Déjame Señor estar también contigo

31


No te me niegues ni escondas DĂŠjame hallarte temprano A medio dĂ­a y por la tarde DĂŠjame

32


Ayuda

Te voy a prestar mis palabras Cuando no sepas como decir lo que callas Puedes usarlas Confiadamente Sin temor A mí me han resultado de mucha ayuda Te voy a prestar mis palabras Por un breve tiempo Sin intereses A cambio de nada Hasta que te sientas confiadamente en hablar Con tu voz y tono único De ti mismo Usando tus propias palabras Te voy a prestar mis palabras Como las llantitas entrenadoras de bicicleta Como bastón para tus primeros pasos Como un auxilio temporal Hasta que podamos tú y yo conversar

33


34


PARTE II Elán Ilmayé Pérez Mercado

35


Movimiento m. alteraciรณn, inquietud o conmociรณn

36


Mรกscaras

Todos las usamos. Vicio tan humano De encubrir la realidad, Con mรกscaras de barro. Algunas ostentosas Con adornos multiformes. Actitudes presuntuosas, Corazones muy deformes. Risa, llanto mal gastado, Exagerada amistad, Imitando el retrato Que espera una sociedad.

37


Espejo roto

Veo el espejo roto delante de mí; Busco sus piezas, Me angustia recordar. Intento unirlo para poder contemplar La imagen completa que pretende reflejar. No se puede, está roto; Fragmentado, inacabado. Hay piezas que quisiera ocultar; Reemplazar, reinventar. Hay partes dispersas que no logro encontrar, Que me asustan, que me cortan Cual navajas de verdad. No se puede. Vago con un espejo a medio terminar. Fragmentado. Con la imagen distorsionada, inacabada; Con medio rostro, medio cuerpo, Media alma. Sólo la mitad. La otra mitad está rota, Oculta en la maldad.

38


Sueño

Cúpula sublime de imágenes, Metamorfosis de mi realidad, Figura carente de márgenes, Abanico de imposibilidad. Fino susurro de mi conciencia, Fiel consejero premonitorio. Marca indeleble es tu presencia, Cuando invades mi dormitorio. Visitante nube ilusoria Sobre la cual proyecto mis anhelos, Creas de mí una nueva historia, Al final de mis deseos. Sobre el aire escribes tus versos, Con tinta de imaginación. Yo te presto mis recuerdos, Sean tu fuente de inspiración. Traslúcida bola de cristal, Albergue de mis pensamientos, Colorido espectro sin igual, Banquete de mis sentimientos. ¿Es mi sueño tan real, O es mi realidad un sueño? Nadie sabe lo que soñará; De los misterios siempre será dueño.

39


Muerte

He sentido tu beso y tu lazo, He sido presa de tu abrazo De tu seducción y tus encantos. Durante mucho tiempo me cautivaste ¡Oh dama de la noche! Con tus palabras me engañaste, Más hoy oigo tu reproche. Acercarme a ti, es acercarme al vacío. Como la gravedad me acerca al suelo, Así me atraes tú hacia tu velo. Lanzas llagas a mi cuerpo, Me llenas de humanidad. Mas sin ti no podría, Valorar mi libertad. Cautivas a los hombres, Los engañas con poder. Amiga eres de los pobres, Te disfrazas de placer. Mientras bajo tu manto escondes, El deseo de sus vidas poseer.

40


Monstruos

Se levantan monumentales, Inmensurables y bestiales. Son fieras incontables, Invencibles, interminables. Me miran y me acosan ¡Apresarme quieren toda! Sus garras me sostienen, Me atrapan, me detienen. Sus colmillos me esclavizan, Me apresan y me muerden. Paralizan mis entrañas, Veneno inyectan en mi vientre. Confunden mi pensar, Guarida han hecho en mi mente. Quiero escapar ¡Más no puedo!, me persiguen. Los tengo que enfrentar: Sus cuerpos ya impiden que camine. Son mis miedos, Un ejército de bestias crueles y reptiles. Que me acosan y me atrapan, Que me espían y me persiguen.

41


Quiero librarme y no puedo. Tejen cuerdas a mi cuello. Me cubren y retienen, Entre sus fauces siento que me pierdo.

42


Danza de estrellas

Como en un mar de posibilidades En una red infinita del inmenso universo, Somos apenas pequeñas estrellas viajantes, Con sentido a veces inverso. Estrellas que se tocan, se rozan; Intercambian emociones Cual dispositivos electrónicos, patrones Que intercambian información. Somos transformados en cada conexión. Somos modificados y alterados, Enriquecidos por riquezas de los colores, De las emociones, de la esencia, De las pasiones. Todos al fin y al cabo rendidos, Conectados, hechos a imagen Y semejanza del Creador. Todo lo que proclama “ser”, Es una expresión de Él. Giramos, viajamos, Nos conectamos; Nos mezclamos, nos interrelacionamos. Todos somos sostenidos, Alimentados por su gran esplendor. Como hojas conectadas a la sabia, Creaciones en las manos del Creador

43


Paradoja de hierro

Siento una tensión, Un peso, una presión. Como si todas mis vertebras, Fueran bañadas En acero, En cobre o en hierro. Cada vez que te veo, Cada vez que hablarte no puedo. Imposible paradoja: Detesto sentir Esa tremenda rigidez, Que me impide sentir. Sentir que te amo, Sentir que te quiero, Sentir que te aprecio. Sentir que me dolería perderte, Herirte, no verte. Quiero estar cerca Y paradójicamente me alejo. Me alejo porque no se estar cerca, Ni de mí mismo, ni de otros; ¡Y menos de ti que te quiero! Que te puedo amar, Que me puedes dañar.

44


Necesidades de un hijo

A veces necesito Cosas que la boca oculta, Pero que el corazón grita A veces necesito Alimento, pero no para el cuerpo Sino para el alma: Un apapacho, Una palmada en el hombro, Un beso en la frente. A veces necesito Tan solo una mirada aprobatoria, Una sonrisa orgullosa A veces necesito Un oído que escuche Y una boca que calle. A veces necesito No escuchar. No escuchar lo que no soy, No escuchar lo que esperas, No escuchar lo que debería ser, No escuchar lo diferente que soy a ti, Todo eso ya lo sé, No lo necesito escuchar.

45


Necesito escuchar Que aunque no sea como tú, decides amarme Que aunque falle y te decepcione, decides amarme Que aunque no haga lo que esperas, decides amarme Que siendo lo que soy, aun así me ames. A veces necesito tu aliento, Tu impulso, tu apoyo, tu respaldo. Aunque el camino que tome No sea el que tú habías planeado. A veces necesito Tan solo tu respeto, Que me consideres un ser completo. Porque, a pesar que de tu simiente he nacido, Eso no significa que te he pertenecido. Pero mi necesidad llegó Hasta oídos para mí desconocidos. Y una voz me respondió: “aunque tu padre y tu madre te abandonen… Yo no te abandonare hijo mío” Él que ha sido Padre e Hijo, Que no necesita brazos para abrazarme, Ni labios para consolarme. Él, mi Padre Infinito. Si algún día sientes, oh padre mío, Que de ti me estoy alejando, Que tus manos no pueden retenerme, Y que tus labios no estoy escuchando…

46


Si algún día sientes Que una barrera en mi corazón he levantado, Que tus ojos no encuentran mi mirada Y que tus palabras no atraviesan mis oídos. Recuerda, oh padre mío, clamar al Padre Infinito Y en silencio te revelará que es lo que yo necesito.

47


No te busco a ti

No te busco a ti, Me busco a mí. En las calles, En mis pensamientos, No es a ti a quien quiero encontrar. En un principio creo que así es, Pero no es así en realidad. No te busco a ti, Me busco a mí. Busco mi sentido, Mi rumbo, mi existencia, Mi propósito, mi razón. Te busco a ti, Porque eres un espejo; Un espejo de lo que no soy. Y entonces me pregunto: ¿Y que soy yo? Te busco a ti Para encontrarme a mí; Para contrastarme, Para darle un nuevo significado A mi mundo, A mis creencias, A mi realidad.

48


Busco tu presencia Porque me hace explotar al máximo mi esencia. Que no puedo definir, Ni caracterizarla aún, Tan sólo sé que es muy distinta a ti. No te busco a ti, Me busco a mí. Busco tu cercanía, Porque delimita mi individualidad. No sé lo que soy, Pero a tu lado se lo que no soy, Y eso me re-significa. No, no te busco a ti. Busco tu mirada, para poder verme a través de ella. Conocerte, en realidad me ayuda a conocerme, A delimitarme, a cuestionarme. No, no te busco a ti, En realidad me busco a mí. Retomando la eterna dualidad De la mentalidad humana, Con la que me encuentro irremediablemente limitada, Me pregunto: ¿Existe un “yo” sin un “tú”? O será que siempre está presente, Sólo que al encontrarnos lo percibo.

49


¿Existe un femenino, sin un masculino? ¿Qué significado toma ser “mujer”, Al contrastarse con un “hombre”?. No, no te busco a ti sólo busco tu definición, para encontrar la mía. ¿No seremos el mismo líquido vertido en vasos distintos? ¿La misma esencia en sus dos versiones opuestas? No, la verdad no te busco a ti, A quien busco es a mí.

50


Me sabe bien el amor

Me sabe bien el amor, El amor casto. Como un beso en la mejilla, Como un abrazo paternal. Me sabe bien el amor Como una palma sobre mi hombro, Una cobija a media noche, Una comida al despertar. Me sabe bien el amor, Como una palabra cálida, Una pregunta sincera: ¿Cómo has estado amiga mía? ¿En qué te puedo ayudar? Me sabe bien el amor, Como deseos cumplidos, Como necesidades atendidas, Como palabras escuchadas. Me sabe bien el amor, Como una caricia sobre mi nariz, Sobre mi mejilla; Como fundirme en un abrazo. Me sabe bien el amor, Como una conversación profunda,

51


Un cafĂŠ, una malteada; Un chocolate cuando estoy estresada. Me sabe bien el amor, Como una sonrisa genuina. Una llamada perdida, Una visita inesperada. ÂĄMe sabe bien el amor!

52


PARTE III Melissa Olachea Gonzรกlez

53


Desvelar De des- y velar. tr. Descubrir algo oculto o desconocido, sacarlo a la luz

54


No entiendo ¿Por qué se muere la persona amada? ¿Por qué se va la pareja soñada? ¿Por qué el dolor es parte de la vida y la incertidumbre es tan segura como la muerte? ¿Por qué la fe es certeza en algo mayor que trasciende, pero no resuelve el dolor que enferma, que agota y enmudece? ¿Por qué Señor si existes sigue doliendo a pesar de tu fuerza? ¿Por qué tu paz que tranquiliza camina junto a las lágrimas? ¿Por qué tu consuelo abraza al corazón cuando mi mente no entiende el dolor? ¿Por qué Señor la vida duele? ¿Por qué es tan parte del creer, el sufrimiento repentino y el paulatino que se saborea amargo y lentamente cruel? Clamo a ti porque no entiendo Y no te ruego que me expliques Me resigno a tu designio Pues tú eres Dios Pero vengo a ti con mis preguntas porque ¿a quién más puedo ir? Clamo a ti porque no entiendo

55


Un árbol de fe

Soy la semilla Que creció entre espinos; Escucho tu voz Pero todo parece negro y oscuro Voy, sigo mi camino Y entonces me encuentro Con mis propios miedos, Esos que derrumban tus sueños La riqueza y el placer Han crecido hasta vencer Y ser más fuertes que la voz Que me ha de hacer crecer Sí, es La Palabra de tu voz Que hace noble al corazón, Tan suave y blando Como tierra buena Quiero ser esa tierra Para guardar en mí lo que has dicho, Los secretos del Reino Que en un principio revelaste sólo a doce Doce hombres como yo Que fueron elegidos Y que decidieron dejarlo todo Al escuchar la voz de tu llamado

56


¡Oh Sembrador, Planta en mí tu voz, Crece en mí tu amor! Y que así aves puedan reposar y descansar Haz de mi corazón Un árbol de fe Que nace al sólo creer Y permanece fiel Al confiar en Ti

57


Doce Quiero tocarte No ser parte de la multitud Sé que Tú me ves entre tanta gente Creo en Ti Y descanso en tu Palabra Entonces no temo Pues entras hasta la habitación Más dolorosa que hay en mí Te quedas y me levantas. Despierto Aunque en sueños me burlaba Creo y espero en Ti Sí Tú eres mi esperanza Tú eres mi esperanza Me has dado tu paz

58


Hoy vi tus heridas Hoy vi tus heridas Sin tus brazos Sin tus manos Saludabas a mi incapacidad para darte las mías Hoy vi tus heridas En silla de ruedas trabajabas por comer Hoy vi las heridas de tu rostro Vi cómo tratabas de ocultarlas en vendas blancas Hoy alcancé a ver tu tristeza Vi cómo querías esconder tus lágrimas con gafas de sol Hoy vi tus heridas Vi cómo sin pies y en muletas intentabas llegar a un lugar A la profundidad del corazón Hoy vi tus heridas

59


Oración para ser tuya Me has traído de nuevo aquí A uno de los lugares más oscuros que hay en mí Donde mi incapacidad es grande y duele ver lo que hay dentro Me invitas a reconocer mis límites y la necesidad que tengo de ti y de que obres en mí No es sencillo ser tuya por completo cuando me resisto En mi voluntad quiero dártelo todo y la vida Pero en mi humanidad me aferro a lo pasajero Muchas veces quisiera seguir el otro camino El fácil El que me lleva a mí y a buscar mi gloria A la consciencia de estos pensamientos vanos me has traído Para dejarme ver que sí te pertenezco Por eso duele cuando me quieres formar Cuando es necesario quitar de mí lo que no se parece a ti Para que tu poder se perfeccione en mi debilidad No es fácil seguirte Vivir a tu estilo en un mundo tan diferente a tu reino Entonces recuerdo que así es vivir en tu reino hoy Viendo la vida conforme a tu corazón Viviendo con un corazón conforme al tuyo

60


No es fácil ser luz en la oscuridad Y es que no tan sólo me enfrento a un cielo negro Sino que además está nublado A veces es difícil ver que otros también brillan Que otros también tienen tu luz Entonces recuerdo esta verdad No somos nosotros los que brillamos con luz propia Pues tú La luz verdadera Eres quien hace desvanecer la oscuridad que hay en nosotros No es fácil sembrar Cuando el terreno no lo conozco por completo Cuando sólo en teoría sé usar las herramientas que me has dado Pero apenas he podido practicar en pequeñas macetas o jardineras Entonces recuerdo Que la tierra es tuya También la semilla Que tú das el crecimiento a tan frágiles flores Que las cuidas con tu luz y con tu agua Me recuerdas que yo también soy una flor muy frágil Que fui semilla Que fui sembrada Que aún a veces Sigo siendo tierra dura y seca Que sigo creciendo sólo porque tú me haces crecer Deja que mis raíces crezcan y que se aferren a ti

61


Deja que en medio de lo oscuro y lo nublado, otros puedan ver tu luz en mí Que alcance a percibirse y sirva para guiarles a ti Muéstrame más mi corazón Límpiame y dame el tuyo Ayúdame a vivir de una forma contracultural como lo hiciste tú Que siendo Dios Dejaste todo para venir en tu reino al mundo Que mi vida sea útil Señor Para mostrar junto a mis hermanos tu amor y así otros te conozcan Que mi único deseo seas tú Que encuentre así En ti Mi plenitud Para jamás buscar lo que vanamente quiero en mi egoísmo, conformismo y comodidad Que mi orgullo sea derribado por tu amor Que se derrumbe para amar a otros como me has amado Que mi vida no se resista a ese amor que no entiendo Que a veces asusta al no conocerlo Por ser más real e intenso que lo conocido Un amor que parece invasivo porque lo ha dado todo Pero que invade amando Para amar Sólo por amor Que en mi incapacidad me dejes conocerte

62


Para amarte por completo Aunque sea sólo un poquito Y que así pueda ser completamente tuya Como soy Como me has creado Como me estás transformando Para ti.

63


En la lucha Estoy quebrada, rota, Frágil y vulnerable Con escudo y con armadura Pero sin fuerzas para sostenerlos Ayúdame a pelear la buena batalla Enséñame a guardar la fe.

64


Llora Llora Dios quien te ama Tomarรก en cuenta tu llanto Ninguna lรกgrima serรก en vano.

65


Hoy no hay estrellas Hoy no hay estrellas para pedir un deseo Hoy no hay estrellas que me lleven a ti Ha llovido Ha hecho frío Es parte de este invierno Pero es sólo una temporada La cual también traerá cosas buenas Comienza nuestro año con la cuarta estación A pesar de que hoy está nublado Confiaré en que mañana vuelve a salir el sol Obedeciendo al Creador Al dador de paz Hoy no vi estrellas Pero sé que están ahí Diciéndote cuánto te amo Cuánto anhelo estar a tu lado Y no sólo estar, sino ser Hoy aquí no hay estrellas Para que tú donde estés las puedas ver Tantas En el cielo inmenso Nuestro Revelando un por qué Un para qué Hoy no hay estrellas Y el deseo sigue latente

66


Como cada día Como cada noche en mis sueños Qué difícil es no poder hablar Tener que callar Y no querer hacerlo Pero seré fiel Obediente Y si en algún instante Pasara mi estrella fugaz Estaré atenta Correré con paciencia Para llegar a ella y así volar Viajar desde mi cielo a tu cielo Para descender a tu mar

67


Perdón No es fácil aprender tu disciplina Sentirme avergonzada ante la gente El qué dirán me pesa mucho Y que se expongan mis errores duele Duele que otros cuenten el daño que hice El dolor que causé La inmadurez con la que actué Lo imperfecta que fui Pido perdón Pido compasión Pido gracia Para mi propia condición Y para extender a aquél que me dañó A aquél que dijo algo sin conocerme bien A aquél que no respetó mi lugar al caminar A aquél que conociéndome no me amó a la par Perdón, extender perdón Perdón, gracia y compasión Porque nadie es perfecto Y aunque tus errores me han dañado tanto Yo no soy menos culpable Es de dos Fue de dos Siempre es de dos He lastimado a muchos

68


Sí, La admirable mujer para muchos También ha pecado Y también ha fracasado en amar.

69


70


PARTE IV Aarรณn Ruiz Gonzรกlez

71


Conversar Del lat. conversāre intr. desus. Vivir, habitar en compañía de otros

72


¡No entiendo!

Tú eres el Dios de la contradicción, Porque en medio de la oscuridad, Eres la más grande luz de la creación; No tiene mucho sentido, pero es verdad. Eres también Dios de lo ilógico, Pues en ti, son los más pequeños, Quienes van primero, ¡sí, el más chico! Contigo los orgullosos no ganan ni en sueños. Además eres Dios del oxímoron, Porque cuando nos entregamos a la muerte, Encontramos la nueva vida y la salvación, En ti no hay una sola cosa dejada a la suerte. De la misma manera, eres Dios del quiasmo, Pues el gran creador del universo vino, A hacerse un débil hombre, algo mínimo, Y en ti, el débil hombre se hace divino. Finalmente, eres el Dios de la yuxtaposición, Porque estás aquí con nosotros, nos acompañas, Pero prometiste regresar para dar inauguración A tu nueva creación, completa, plena, sin mañas.

73


¿Vale la pena?

Hoy me preguntaron si vale la pena Seguirte, la verdad es que no estoy Seguro, veo cosas tan maravillosas hoy, Pero también otras que parecen condena. Hay días que todo va perfecto, Me siento seguro, confiado, con fe, Y aún que sólo soy un mequetrefe, Veo tu buena voluntad y ni un solo pleito. Además hay días normales, comunes, No me siento especial, ni acompañado, Pero tampoco me siento basura, abandonado, Camino tranquilo, no tropiezan mis pies. Sin embargo, hay días tan horribles, Parece que todos han salido a lastimarme, En verdad creo que si pudieran matarme, Lo harían con placer, ¡vaya días terribles! Y ahora, ¿cómo responder la difícil pregunta? ¿Me amas aún cuando me haces sufrir? ¿Estás aquí aún cuando quiero morir? ¡Sí, me amas y estás aquí, ¡veo tu conducta! Estabas en lo máximo, lo más alto, Pero te hiciste hombre, algo sinceramente bajo, Y aún más, fuiste maltratado cual estropajo, Para morir y ser envuelto en un manto.

74


Entonces Dios te levantó hasta lo sumo, Te dio el nombre más alto del universo, Para que todo cante tu nombre en un verso, De la canción que rompe la vida de consumo. ¡Sí, Jesús, ya tengo la respuesta mejor! ¡Vale la pena por ti amar y vivir! ¡Vale la pena contigo caminar y morir! ¡Tú nos mostraste el ejemplo real y superior! ¡Gran gloria a Cristo! ¡Gran gloria a Jesús! ¡Sólo tú cargaste la cruz! ¡Como tú, a nadie se ha visto!

75


Cambios

¿En qué momento cambió la intención De una pluma que adornaba el cuerpo Por un gran atuendo que consume el tiempo Y la energía nuestra, siendo ahora una obsesión? ¿Cuándo fue que a abandonamos la simple Morada nuestra que nos refugiaba Por perseguir la mansión que daba Gran envidia y que hasta al otro duele? Si el maestro no es quien nos adorna, Entonces, en realidad, sólo damos pena. Si el salvador no es el refugio nuestro, Entonces lejos está mi corazón del Maestro.

76


Lo que no se ve

¿Cómo pedir perdón por algo que se siente tan bien? Por algo tan natural, lindo, y que es secreto. ¿Será malo, en realidad, estar haciendo esto? ¿Estará mal amar estos pecados que nos se ven? Me engaño solo, tú todo lo ves, Eventualmente todo será descubierto, Aunque se siente bien, me siento como muerto, No es lo que tú quieres, que cedamos ante estos placeres. Mil veces te he pedido perdón, Dos mil veces he intentado dejarlo, Mil veces has tenido la razón Al perdonarme, pero sabes que no puedo vencerlo. Perdóname, amigo, aún otra vez, Limpia mi mente y mis pensamientos, Ayúdame, amigo, a ser como tú quieres, A ser como tú eres y a tener tus sentimientos.

77


¡Ayúdame!

Cuando somos más débiles, Rayando entre el coraje y el desespero, Inservibles nos sentimos, inútiles. Sin embargo, oímos en el corazón nuestro: "Todo está bien, amigo, si no te rindes, Ostenta esta esperanza sin un pero, Recuerda que todo aquí es pasajero, Excepto nuestra valiosa alma eterna." Intenta, ella, viajar cual gran crucero, Navegando como la más bella linterna, Aún en medio del terrible dolor oscuro.

78


Me rehúso

Compra esto, porque es nuevo, Vende tus horas, para que tengas, Consume eso, que la estrella lo tuvo, Cambia tu persona, para que valgas. Despierta temprano, al trabajo no faltes, Come rápido, todavía hay pendientes, Ve al baño en tus 'breaks', no tardes, Sal noche, así hicieron todos los grandes. El que más sabe, más vale, Aquel que vende más, más es, Ese que aparenta, por dentro se duele, Este que "todo" tiene, muere por estrés. ¡Fuera! Ideas ególatras, destructivas, ¡Adiós! Deseos narcisistas, clasistas, ¡No más! Quereres absurdos, superfluos, ¡Me rehúso! A andar tras estos motivos.

79


Ven, ardamos juntos

Ayer vi la esperanza asomarse Yendo en el autobús hacia la escuela; Olía a comida de la calle, sabrosa, Tenía un parecido a la abeja, que Zumbando, parece desaparecer en su vaivén; Inocente trabajadora que busca néctar. No sonaba mal, ni molestaba a nadie, Al contrario, era como una cumbia Para el pueblo, no para los pretenciosos; Aunque muchos de esos disfruten en secreto, Viendo, oyendo, saboreando, y hasta sintiendo Intensamente, la agridulce realidad popular. Van de un lado al otro fingiendo. Este es un secreto a voces: ¡Hay esperanza!

80


¿Quién puede?

Ojalá la lluvia pudiera Mojar y arrastrar nuestra indiferencia Ojalá el calor del sol pudiera Secar y marchitar nuestra mentira Ojalá el viento pudiera Soplar y llevarse nuestras excusas Ojalá un huracán pudiera Despedazar y destruir nuestra maldad Pero no, no pueden. Un corazón nuevo puede Enfrentar con valor la indiferencia Una mente nueva puede Sacar a la luz la mentira Unas manos renovadas pueden Cargar y echar fuera las excusas Jesús en ti y en mí puede Destrozar y deshacer nuestra maldad. Él sí, sí puede.

81


Las flores

De niño me enseñaron a no amar las flores, No me dijeron que las odiara, pero, Hicieron gran diferencia entre mujeres y hombres, Y si acaso me gustaban, no debía ser sincero. De niño me enseñaron a no llorar, ¿tú crees?, No me dijeron que era algo malo, sin embargo, Hicieron gran diferencia entre hombres y mujeres, Y si lloraba un poco, debía esconderlo como mago. Toda mi vida crecí sintiéndome superior, Porque no me gustaban las flores, ni lloraba, Aunque reprimiera tanto en mi interior, No como esa chica, que su sentir sí expresaba. Pero conocí a un hombre increíble y muy diferente, Que trabajaba con hombres y mujeres, todos iguales, ¡De rodillas, en un jardín, lloraba en frente De sus amigos!, ¡ahí, entre las lindas flores! ¡Qué alegría que para él, mi buen maestro, Los chicos son grandes, no se trata de ganar! ¡Qué increíble que con él, compañero nuestro, Podemos amarnos, amar las flores, y llorar!

82


PARTE V Luis Cruz-Villalobos

83


Pasiรณn Del gr. pathos, y del lat. passio. Sufrir, padecer, tolerar.

84


Algo

Yo no sé qué pasa Pero algo marcha A un ritmo débil Algo se nombra Como descalabro Desolación A partir de nosotros Yo no sé qué pasa Pero algo me cansa Me llora Me abruma Y ya no sé cómo llamarlo Pues me hunde Entre lienzos pesados Entre espasmos Callados e idos.

85


Idiota

Idiota este Que cae y cae Y llama Este que sueña Ser oído de verdad Y lanza sus piedras preciosas Al pozo más hondo Que logra encontrar Idiota Lloroso y pobre Que se pierde En el poema Que intenta Salvarlo.

86


Caer en la música

Caer en la música Esa que logra Estremecer Los lejanos rincones Del tártaro Que llevamos a cuesta Caer en la música Como en un tifón En lo profundo De las fosas del abismo Pidiendo luz Pidiendo paz Caer como dormido Atrapado en un sueño Que solo llora Lentamente Con un sutil amago Que se clava En la sien Caer en la música Besando El rostro de la muerte Del vacío feroz Que quiere vencernos

87


Que quiere vencernos Que quiere vencernos Y a veces Lo logra Un poco.

88


Café amargo

Es un gusto aprendido Esto del café No como las frutas O el agua fresca No como el camino O el oído atento Es un gusto aprendido Esto del amargo Que en mi caso Requiere de la intervención Hermenéutica Del dulzor blanco Que se difunde veloz Y recrea el sabor.

89


Desvíos

Desvíos míos De otros Desvíos que pesan Y cargan Que no llevan Al sitio esperado Sino a su antípoda Desvíos amenos Y bellos Que cantan al oído Imaginariamente Y luego Pudren la llaga Que abrieron Desvíos Que se sabían propios Nuestros Y no eran más Que préstamos De absurdas coincidencias Y eran más Que lava que corría Por otros lechos Desvíos pobres Y no tan bellos Míseros en el concepto

90


De lo esencial Míseros en la esencia De lo fundante Desvíos en fin Que alejan Y acercan En vaivén Al corazón De los que soy Y de los que eres Ese desvío de solo ser Este devenir Mudo y leve Que camina Y se va.

91


Tragaluz

Nuestro cuarto Casi nuestro lecho Tiene un tragaluz Que todas Las mañanas Nos mira Con los ojos Bien abiertos Y claros Y nos llama Al nuevo día A esta vida De ultratumba Resucitados De la muerte Pequeña De la noche Y el dormir.

92


Solo

Tan solo Que ni yo mismo Logro acompaĂąarme.

93


Belleza junto a mí

Tan pobre soy Que cuando La belleza Se tiende Junto a mí En nuestra Cama amplia Tibia y blanda En ocasiones Me siento Abismado Por una pena Tan extraña Que no cabe En el poema.

94


Cansancio

Cansado De pan y de sal De cal y de nada De dicha y tormento De salto y de dĂ­a Cansado Por bien o por mal Por tenue o esmero Por canto o por agua Por noche o por fuego.

95


Retomar

Retomar Esta agenda azul Perdida Observando Todo lo que vivo Retomar Sus líneas Que me llaman A cantar callado Nuevamente mi pena Ya no sé de qué.

96


Juego a elegir

Juego en mi mente Azul y oscuro A elegir la vida Ya sembrada Cosechada Sufrida y bella Juego a elegir los bosques Remotos Uno nocturno Tibio y húmedo Claro Y tenuemente luminoso U otro bosque Más remoto aún Y antiguo De sombras Y luces finas Juego a elegir Seguir el palpitar Azul y oscuro De este simple Anhelo vital Del encuentro Verdadero y único.

97


Invisible

Invisible Es el color De mi sueĂąo Como invisible Es la textura De mis dolores Invisible el sol Que mi pecho No deja de pedir Invisible El pan dulce Por el que clamo TambiĂŠn invisible Es la dicha Del abrazo hondo Como el hallazgo De la vida pura Que aun se esconde.

98


Aldea

Aldea De remota luz De extraĂąa monta De paz verde Azul y parda Aldea De sombras Y amable ritmo De caricias Que no llegan Aldea Que sonrĂ­es Y sabes callar Como amiga O hermana.

99


Isla

Tomar un bote Sencillo Temerario Y partir Rumbo a ti En dirección Contraria a tantos Buscar tu costa La exacta Esa que sabe oír Y que sabe ver Los lugares Más míos Aunque sea Sólo en mis sueños.

100


Pesadilla

Nuevamente vuelves En mi noche Como gran espanto Como angustia madre Que se posa Dentro de mi cabeza Y me anuncia el fin El descalabro total Como si nada Y yo Desde el fin infernal Luchando por ganar Por evitar La abrupta condena Pero no hay escape La hora final Llega como derrumbe Como ladrรณn Y como relรกmpago.

101


Quién

Quién podría Amar A este silente cantarín A este espadachín pardo Cansado de morir A este experto En la dicha De apuntar a la luna Quién podrá al fin Amar A este oso gris Que sabe dormir y soñar En los bosques Quién de verdad No buenamente No servicial Sino simple Exactamente Nada más Podrá Amar.

102


Déjame decirte tres cosas

1 No sabes Quién soy En lo más claro En lo más urgente Y si lo sabes En el fondo No te importa No es voz En tu coro No es nota En tu escala

2 Estoy solo De verdad solo No como víctima Perdida En alguna penumbra Ciega Sino solo Simplemente Desacompañado De cada uno Pues a este palpitar Nadie responde

103


3 Me iré Volando A ninguna parte Cada día Cada noche Me iré Y volveré otro Pues ya no quiero Volver igual Siempre Rendido Ante la belleza La bondad La inteligencia La unidad Que no sabe Nada De mi luz Y mi abismo.

104


105


106


107


108

Conmociones. Poesía (2017). Varios Autores  

'Conmociones' es una obra colectiva de escritores en su mayoría mexicanos: Abdiel Espinoza González, Elán Ilmayé Pérez Mercado, Melissa Olac...

Conmociones. Poesía (2017). Varios Autores  

'Conmociones' es una obra colectiva de escritores en su mayoría mexicanos: Abdiel Espinoza González, Elán Ilmayé Pérez Mercado, Melissa Olac...

Advertisement