Page 1

--Apela al braille, lo recodifica y lo re-significa sobre la superficie que deja de ser maciza. Los mecanismos de producción de Tachuela son de lo más variados. A veces lo domina la ansiedad, a veces es la calma que lo conduce hasta el corazón de una obra. En todos los casos, el nervio y el motor, es la curiosidad por ver terminada sus piezas. Ellas devuelven tanta dedicación en los reflejos dinámicos, según el sol, el agua, el aire. En este punto, habría que decir que el suyo es un arte orgánico. O vital, para ampliar el resultado de la búsqueda artística. La fijación de Tachuela por la piedra es, acaso, una herencia legada por los huarpes, los primeros habitantes de esta geografía. Ellos tallaban punta de proyectiles con piedras que enlazaban a largas lanzas de madera, para ir de caza en busca del sustento de los grupos diseminados por las faldas de la cordillera. De algún modo, el viaje de Tachuela con las piedras posee la misma carga simbólica, aunque estilizada y contemporánea, entre la poesía del silencio y la evidencia más ineludible. Habla la montaña, oímos las piedras

Los registros más antiguos de civilización nos llegan por esculturas en piedra. La talla se ha expandido en los siglos. Y nada impide que esta habilidad prosiga desempeñando un papel importante en nuestro entorno, pleno siglo XXI. Tachuela parece un continuador de esa tradición. O más que continuador, un eslabón de una cadena que ha sabido escuchar la poesía, el suave murmullo de las piedras. Y desde las montañas andinas dialoga con ellas, quitando apenas lo que para él sobra en su propósito. Varias de sus obsesiones poéticas lo relacionan con tallar fragmentos de autores sobre piedras que se erigen en íconos, para dar una nueva simbología, acaso en el material más noble y milenario que los artistas poseen para su expresión. Tachuela dice que no tiene teorías. “Lo que sí tengo son hechos”, advierte. Y despliega sus experiencias con la escultura. Y sus obras se expanden como las cuentas de un collar precioso. En distintos formatos, en secuencias que no necesariamente pertenecen a una serie, el artista pule un lenguaje que hasta un ciego puede ver.

TACHUELA escuturas en piedra

TACHUELA


PANORAMICA, 2013 Granito blanco Medida aprox.: 1,70 x 1,20 x 0,70 mts.

TA C H U E L A

BUROCRATA, 2012 Granito Medida aprox.: 1,70 X 0,50 X 0,50 mts.

Obra en proceso

Obra en proceso

Cuadríptico tachuela issuu  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you