Issuu on Google+

Esta obra, de originalidad indiscutible, recopila el trabajo y las investigaciones de Juan Carlos Domínguez Vellarino, veterinario del servicio extremeño de Salud de la Junta de Extremadura con más de veinte años de experiencia en el control oficial en mataderos y docente en numerosos cursos de formación para veterinarios y administraciones de comunidades autónomas.

Juan Carlos Domínguez Vellarino

Finalmente, además de las técnicas de inspección veterinaria, el libro trata de cómo identificar un órgano, cómo interpretarlo y cómo reconocer y diagnosticar lesiones.

www.servet.es

Inspección ante mortem y post mortem Patologías y lesiones

Incluye la actualidad de la inspección veterinaria según normativa europea y explica detalladamente los procedimientos de inspección y los protocolos de actuación basándose en esta normativa.

Inspección ante mortem y post mortem en animales de producción Patologías y lesiones Juan Carlos Domínguez Vellarino


Inspección ante mortem

contenido de la inspección

Conformación cárnica

Identificación animal

Aquellos lotes de animales excesivamente homogéneos, con conformaciones inapropiadas a la raza, edad o sexo, con carácter a veces excesivamente dócil y posibles anomalías morfológicas en los genitales externos, así como animales con manifiesta poliuria, diarreas hemorrágicas o edema en zonas declives, pueden inducir las primeras sospechas de haber sido tratados con sustancias prohibidas. Igualmente sospechosos resultarán los animales con conformaciones cárnicas muy deficientes y emaciación por la posibilidad de tratarse de animales enfermos sometidos, en la explotación, a terapias medicamentosas sin éxito.

Los animales se presentarán a la inspección ante mortem correctamente identificados por procedimientos autorizados. Se comprobará que la identificación coincide con la reflejada documentalmente.

Figura 5. Precintos de toma de muestras. La toma de muestras en estos casos deberá ser reglamentaria. Los ejemplares de muestra se remitirán al laboratorio adecuadamente identificados y precintados.

Toma de decisiones Si durante la inspección ante mortem el veterinario oficial detecta indicios razonables de sospecha, podrá solicitar la realización de las correspondientes pruebas laboratoriales confirmatorias. Si el veterinario autorizase la entrada a sacrificio de estos animales, mientras no se disponga de resultados no se podrá dictaminar sobre su aptitud para el consumo y, en consecuencia, la canal y todos sus despojos deberán mantenerse inmovilizados hasta ese momento.

6

Figura 6. Bolo ruminal de identificación individual utilizado en caprino.

Figura 7. Identificación individual por crotales auriculares en bovino.

Figura 8. Identificación colectiva en ovino por crotal auricular.

Toma de decisiones Los animales cuya identidad no pueda determinarse de manera razonable serán sacrificados por separado y sus carnes declaradas no aptas para el consumo humano.

7


Inspección ante mortem

contenido de la inspección

Conformación cárnica

Identificación animal

Aquellos lotes de animales excesivamente homogéneos, con conformaciones inapropiadas a la raza, edad o sexo, con carácter a veces excesivamente dócil y posibles anomalías morfológicas en los genitales externos, así como animales con manifiesta poliuria, diarreas hemorrágicas o edema en zonas declives, pueden inducir las primeras sospechas de haber sido tratados con sustancias prohibidas. Igualmente sospechosos resultarán los animales con conformaciones cárnicas muy deficientes y emaciación por la posibilidad de tratarse de animales enfermos sometidos, en la explotación, a terapias medicamentosas sin éxito.

Los animales se presentarán a la inspección ante mortem correctamente identificados por procedimientos autorizados. Se comprobará que la identificación coincide con la reflejada documentalmente.

Figura 5. Precintos de toma de muestras. La toma de muestras en estos casos deberá ser reglamentaria. Los ejemplares de muestra se remitirán al laboratorio adecuadamente identificados y precintados.

Toma de decisiones Si durante la inspección ante mortem el veterinario oficial detecta indicios razonables de sospecha, podrá solicitar la realización de las correspondientes pruebas laboratoriales confirmatorias. Si el veterinario autorizase la entrada a sacrificio de estos animales, mientras no se disponga de resultados no se podrá dictaminar sobre su aptitud para el consumo y, en consecuencia, la canal y todos sus despojos deberán mantenerse inmovilizados hasta ese momento.

6

Figura 6. Bolo ruminal de identificación individual utilizado en caprino.

Figura 7. Identificación individual por crotales auriculares en bovino.

Figura 8. Identificación colectiva en ovino por crotal auricular.

Toma de decisiones Los animales cuya identidad no pueda determinarse de manera razonable serán sacrificados por separado y sus carnes declaradas no aptas para el consumo humano.

7


Inspección ante mortem

Patologías y lesiones

Fracturas y heridas Para valorar el alcance de las fracturas, heridas y su repercusión con respecto al dictamen de aptitud de sus carnes, es importante considerar la localización, el tipo de herida (abierta o cerrada), y el estado general que presenta el animal vivo. Se consultará la información adicional que pudiera aportar la ICA, tanto sobre la causa del traumatismo como sobre el tiempo transcurrido desde que se produce hasta la llegada a matadero. Si el veterinario oficial autoriza su entrada a sacrificio, se establecerá como restricción el sacrificio por separado, no debiéndose aplazar injustificadamente, tanto por motivos de bienestar animal como por razones sanitarias. En la inspección post mórtem se comprobará el alcance de la fractura o herida y su repercusión en el estado de la canal. Toma de decisiones Decomiso parcial de la región afectada. Si, como consecuencia de la fractura o del estado de shock, se aprecian alteraciones en el estado de la canal (carnes febriles, canales hemorrágicas, etc.), se dictaminará la no aptitud para el consumo de la canal y sus despojos. Nota: Se dará cumplimiento a las exigencias legislativas sobre bienestar animal en lo que respecta tanto al transporte como al sacrificio.

Figura 34. Fractura femoral en bovino.

20

Figura 35. Fractura de cuerno durante el transporte en bovino.

Figura 36. Porcino con amputación de la extremidad posterior a nivel tarsiano, sin repercusión en el dictamen de aptitud por tratarse de una lesión resuelta, sin clínica aparente en el control ante mortem.

Prolapsos En los prolapsos deberá comprobarse el estado general que presenta el animal, la reacción a estímulos, y la verificación de la ICA sobre posibles tratamientos. El sacrificio ha de ser por separado y sin demora, por razones de bienestar animal. Generalmente, la inspección post mórtem se resuelve con el decomiso parcial de la región afectada y de sus ganglios tributarios (ilíacos, prefemoral, inguinales, etc.). Si se aprecian alteraciones en el estado de la canal (coloración anómala, adherencias generalizadas, exudados), se dictaminará la no aptitud para el consumo de la canal y sus despojos. Se dará cumplimiento a las normativas sobre bienestar animal en relación a la posibilidad o no de transporte a matadero de animales con esta patología y su posterior sacrificio. El procedimiento de actuación para el prolapso uterino resultará similar al expuesto para el prolapso rectal. En la inspección post mórtem se comprobará su alcance, signos de cronicidad (adherencias, depósitos de fibrina, etc.) descartando la existencia de lesiones compatibles con la administración de tratamientos medicamentosos vía intramuscular.

Figura 37. Prolapso rectal en ovino.

Figura 38. Prolapso uterino en una cerda. 21


Inspección ante mortem

Patologías y lesiones

Fracturas y heridas Para valorar el alcance de las fracturas, heridas y su repercusión con respecto al dictamen de aptitud de sus carnes, es importante considerar la localización, el tipo de herida (abierta o cerrada), y el estado general que presenta el animal vivo. Se consultará la información adicional que pudiera aportar la ICA, tanto sobre la causa del traumatismo como sobre el tiempo transcurrido desde que se produce hasta la llegada a matadero. Si el veterinario oficial autoriza su entrada a sacrificio, se establecerá como restricción el sacrificio por separado, no debiéndose aplazar injustificadamente, tanto por motivos de bienestar animal como por razones sanitarias. En la inspección post mórtem se comprobará el alcance de la fractura o herida y su repercusión en el estado de la canal. Toma de decisiones Decomiso parcial de la región afectada. Si, como consecuencia de la fractura o del estado de shock, se aprecian alteraciones en el estado de la canal (carnes febriles, canales hemorrágicas, etc.), se dictaminará la no aptitud para el consumo de la canal y sus despojos. Nota: Se dará cumplimiento a las exigencias legislativas sobre bienestar animal en lo que respecta tanto al transporte como al sacrificio.

Figura 34. Fractura femoral en bovino.

20

Figura 35. Fractura de cuerno durante el transporte en bovino.

Figura 36. Porcino con amputación de la extremidad posterior a nivel tarsiano, sin repercusión en el dictamen de aptitud por tratarse de una lesión resuelta, sin clínica aparente en el control ante mortem.

Prolapsos En los prolapsos deberá comprobarse el estado general que presenta el animal, la reacción a estímulos, y la verificación de la ICA sobre posibles tratamientos. El sacrificio ha de ser por separado y sin demora, por razones de bienestar animal. Generalmente, la inspección post mórtem se resuelve con el decomiso parcial de la región afectada y de sus ganglios tributarios (ilíacos, prefemoral, inguinales, etc.). Si se aprecian alteraciones en el estado de la canal (coloración anómala, adherencias generalizadas, exudados), se dictaminará la no aptitud para el consumo de la canal y sus despojos. Se dará cumplimiento a las normativas sobre bienestar animal en relación a la posibilidad o no de transporte a matadero de animales con esta patología y su posterior sacrificio. El procedimiento de actuación para el prolapso uterino resultará similar al expuesto para el prolapso rectal. En la inspección post mórtem se comprobará su alcance, signos de cronicidad (adherencias, depósitos de fibrina, etc.) descartando la existencia de lesiones compatibles con la administración de tratamientos medicamentosos vía intramuscular.

Figura 37. Prolapso rectal en ovino.

Figura 38. Prolapso uterino en una cerda. 21


Inspección post mórtem

CaVIDAD TORÁCICA | PULMONES Y TRÁQUEA

Figura 23. Pulmón derecho de pequeño rumiante afectado por una neumonía asociable a proceso infeccioso, interesando a lóbulos craneal, medio y caudal. Lesión frecuente en la inspección de mataderos que no suele afectar al dictamen de aptitud de la canal salvo en procesos muy acusados que cursen con sintomatología en vida o formen parte de la generalización de un proceso sistémico.

En la figura 22 se aprecia una lesión neumónica bilateral en pulmones de ovino caracterizada por la presencia de zonas de hepatización (consolidación), línea de avance y reacción hiperémica defensiva propia de procesos infecciosos agudos respiratorios. El animal presentaba sintomatología respiratoria en la inspección ante mortem, si bien su estado vital y reacción a estímulos externos no se encontraban comprometidos. Realizada la inspección post mórtem, no se apreciaron otras lesiones. Dictamen Aptitud para el consumo de la canal y despojos previo decomiso y retirada del paquete cardiorrespiratorio y ganglios regionales.

1

2 3

Figura 22. Neumonía infecciosa bilateral en fase aguda.

En las figuras 24 y 25 se aprecia acusada lesión neumónico-purulenta en caprino adulto sin cuadro clínico en el control ante mortem. En la inspección post mórtem se observa un proceso purulento crónico en pulmones cuyas retracciones han ocasionado incluso pérdida de la morfología fisiológica del órgano. Al corte se evidencian vías respiratorias obstruidas, así como parénquima pulmonar afectado por un proceso purulento que desprende un olor pútrido. Inspeccionado el resto de la canal, ganglios y despojos, no se observan lesiones en otras localizaciones.

24

25

Dictamen Canal y despojos aptos para el consumo humano previa retirada del paquete cardiorrespiratorio, ganglios tributarios y región costal afectada por adherencias del proceso.

1 Zonas de hepatización 2 Parénquima pulmonar no lesionado

Figuras 24 y 25. Bronconeumonía purulenta en caprino adulto.

3 Reacción pulmonar al avance del proceso

100

101


Inspección post mórtem

CaVIDAD TORÁCICA | PULMONES Y TRÁQUEA

Figura 23. Pulmón derecho de pequeño rumiante afectado por una neumonía asociable a proceso infeccioso, interesando a lóbulos craneal, medio y caudal. Lesión frecuente en la inspección de mataderos que no suele afectar al dictamen de aptitud de la canal salvo en procesos muy acusados que cursen con sintomatología en vida o formen parte de la generalización de un proceso sistémico.

En la figura 22 se aprecia una lesión neumónica bilateral en pulmones de ovino caracterizada por la presencia de zonas de hepatización (consolidación), línea de avance y reacción hiperémica defensiva propia de procesos infecciosos agudos respiratorios. El animal presentaba sintomatología respiratoria en la inspección ante mortem, si bien su estado vital y reacción a estímulos externos no se encontraban comprometidos. Realizada la inspección post mórtem, no se apreciaron otras lesiones. Dictamen Aptitud para el consumo de la canal y despojos previo decomiso y retirada del paquete cardiorrespiratorio y ganglios regionales.

1

2 3

Figura 22. Neumonía infecciosa bilateral en fase aguda.

En las figuras 24 y 25 se aprecia acusada lesión neumónico-purulenta en caprino adulto sin cuadro clínico en el control ante mortem. En la inspección post mórtem se observa un proceso purulento crónico en pulmones cuyas retracciones han ocasionado incluso pérdida de la morfología fisiológica del órgano. Al corte se evidencian vías respiratorias obstruidas, así como parénquima pulmonar afectado por un proceso purulento que desprende un olor pútrido. Inspeccionado el resto de la canal, ganglios y despojos, no se observan lesiones en otras localizaciones.

24

25

Dictamen Canal y despojos aptos para el consumo humano previa retirada del paquete cardiorrespiratorio, ganglios tributarios y región costal afectada por adherencias del proceso.

1 Zonas de hepatización 2 Parénquima pulmonar no lesionado

Figuras 24 y 25. Bronconeumonía purulenta en caprino adulto.

3 Reacción pulmonar al avance del proceso

100

101


Inspección post mórtem

CaVIDAD TORÁCICA | CORAZÓN

27

1 Adherencias

28

epicárdicopericárdicas

1

Adherencias y lesiones inflamatorias Figuras 27 y 28. Pericarditis bovina. Tras la sección del corazón (fig. 28), se observa cómo la estructura y coloración internas se presentan aparentemente normales, situación frecuente en pericarditis no traumáticas.

Ovino y caprino En las figuras 29 y 30 se aprecia una pericarditis fibrinohemorrágica en ovino joven. Las adherencias de fibrina en la cavidad pericárdica se presentan, en este caso, formando estructura a modo de colmenilla, disposición frecuente en las pericarditis de carácter traumático por cuerpos extraños en rumiantes (reticulitis traumáticas). El proceso no afectaba al estado general del animal ni a otras vísceras. Dictamen Aptitud para el consumo humano de la canal y sus despojos previo decomiso del corazón. 1 Adherencias epicárdicopericárdicas 2 Engrosamiento del pericardio

Figura 30. Adherencias y depósitos de fibrina epicárdico-pericárdicas.

En las figuras 31 y 32 se aprecia una acusada pericarditis en un caprino de 5 meses de edad. El pericardio presenta un manifiesto engrosamiento, con apariencia de tejido adiposo (fig. 31) pero con la particularidad de no interesar a la superficie cardiaca, con la que no presenta adherencias ni nexos de unión (fig. 32). El animal en vivo mostraba una buena conformación cárnica, una adecuada respuesta a estímulos externos y carecía de signos de enfermedad. Al tratarse de la única lesión aparente, se dictaminó la aptitud para el consumo de la canal y sus vísceras previa retirada de la región afectada por el proceso.

31

Pericardio

Corazón

Pericardio

Pericardio

32

1 2

Figura 29. Corazón de ovino. Pericarditis fibrinohemorrágica. 128

Figuras 31 y 32. Acentuada inflamación y engrosamiento pericárdico. Corazón de caprino. 129


Inspección post mórtem

CaVIDAD TORÁCICA | CORAZÓN

27

1 Adherencias

28

epicárdicopericárdicas

1

Adherencias y lesiones inflamatorias Figuras 27 y 28. Pericarditis bovina. Tras la sección del corazón (fig. 28), se observa cómo la estructura y coloración internas se presentan aparentemente normales, situación frecuente en pericarditis no traumáticas.

Ovino y caprino En las figuras 29 y 30 se aprecia una pericarditis fibrinohemorrágica en ovino joven. Las adherencias de fibrina en la cavidad pericárdica se presentan, en este caso, formando estructura a modo de colmenilla, disposición frecuente en las pericarditis de carácter traumático por cuerpos extraños en rumiantes (reticulitis traumáticas). El proceso no afectaba al estado general del animal ni a otras vísceras. Dictamen Aptitud para el consumo humano de la canal y sus despojos previo decomiso del corazón. 1 Adherencias epicárdicopericárdicas 2 Engrosamiento del pericardio

Figura 30. Adherencias y depósitos de fibrina epicárdico-pericárdicas.

En las figuras 31 y 32 se aprecia una acusada pericarditis en un caprino de 5 meses de edad. El pericardio presenta un manifiesto engrosamiento, con apariencia de tejido adiposo (fig. 31) pero con la particularidad de no interesar a la superficie cardiaca, con la que no presenta adherencias ni nexos de unión (fig. 32). El animal en vivo mostraba una buena conformación cárnica, una adecuada respuesta a estímulos externos y carecía de signos de enfermedad. Al tratarse de la única lesión aparente, se dictaminó la aptitud para el consumo de la canal y sus vísceras previa retirada de la región afectada por el proceso.

31

Pericardio

Corazón

Pericardio

Pericardio

32

1 2

Figura 29. Corazón de ovino. Pericarditis fibrinohemorrágica. 128

Figuras 31 y 32. Acentuada inflamación y engrosamiento pericárdico. Corazón de caprino. 129


Inspección post mórtem

CaVIDAD ABDOMINAL | HÍGADO

En la figura 12c se aprecia un engrosamiento acusado de las paredes de los canalículos biliares. Esta dilatación, al ser evidente externamente durante la inspección visual de la víscera, aporta las primeras sospechas incluso antes de realizar la incisión sistemática. a

Figura 12a. Hígado de ovino. Fasciolosis hepática. Obsérvese la evidente dilatación de los canalículos biliares, apreciables incluso externamente. Al corte del parénquima, fluyen las formas parasitarias migratorias de Fasciola.

Figura 13. Hígado de ovino parasitado con Fasciola spp. Como consecuencia del proceso inflamatorio ocasionado por esta parasitosis, resulta frecuente observar en el perfil de esta víscera una tendencia a presentar bordes redondeados, desdibujándose los perfiles de las diferentes lobulaciones hepáticas.

Cisticercosis visceral: Cysticercus tenuicollis b

c

3

2

Figura 12b. Huevos de Fasciola spp. obtenidos por técnica de sedimentación (70 aumentos) a partir de heces.

1

Figura 14. Cysticercus tenuicollis: forma parasitaria quística de la Taenia hydatigena. Hígado de porcino.

Figura 12c. Fasciolosis en bovino. Practicado el corte a nivel de la base del lóbulo caudado, se observa cómo fluyen las formas parasitarias.

1 Corte a nivel de la base del lóbulo caudado 2 Canalículo repleto de formas parasitarias (Fasciola spp.) 3 Dilatación y engrosamiento de canalículos biliares 148

149


Inspección post mórtem

CaVIDAD ABDOMINAL | HÍGADO

En la figura 12c se aprecia un engrosamiento acusado de las paredes de los canalículos biliares. Esta dilatación, al ser evidente externamente durante la inspección visual de la víscera, aporta las primeras sospechas incluso antes de realizar la incisión sistemática. a

Figura 12a. Hígado de ovino. Fasciolosis hepática. Obsérvese la evidente dilatación de los canalículos biliares, apreciables incluso externamente. Al corte del parénquima, fluyen las formas parasitarias migratorias de Fasciola.

Figura 13. Hígado de ovino parasitado con Fasciola spp. Como consecuencia del proceso inflamatorio ocasionado por esta parasitosis, resulta frecuente observar en el perfil de esta víscera una tendencia a presentar bordes redondeados, desdibujándose los perfiles de las diferentes lobulaciones hepáticas.

Cisticercosis visceral: Cysticercus tenuicollis b

c

3

2

Figura 12b. Huevos de Fasciola spp. obtenidos por técnica de sedimentación (70 aumentos) a partir de heces.

1

Figura 14. Cysticercus tenuicollis: forma parasitaria quística de la Taenia hydatigena. Hígado de porcino.

Figura 12c. Fasciolosis en bovino. Practicado el corte a nivel de la base del lóbulo caudado, se observa cómo fluyen las formas parasitarias.

1 Corte a nivel de la base del lóbulo caudado 2 Canalículo repleto de formas parasitarias (Fasciola spp.) 3 Dilatación y engrosamiento de canalículos biliares 148

149


Inspección post mórtem

mamas

Inspección de las mamas Metodología de inspección A pesar de las diferencias morfométricas de las mamas en las distintas especies, la inspección veterinaria de esta glándula en mataderos será similar y consiste, de forma genérica, en una inspección visual. En caso de sospecha se procederá a la exploración por palpación, y si fuera necesario a la incisión tanto de la ubre como de los ganglios linfáticos supramamarios. En la vaca, cada mitad de la ubre se abrirá mediante una larga y profunda incisión, hasta los senos lactíferos, efectuando a su vez la incisión de los ganglios linfáticos de la ubre, salvo si se excluye del consumo humano. En la cerda adulta, se procederá igualmente y de forma sistemática a la incisión de los ganglios linfáticos supramamarios. Serán por tanto estos ganglios supramamarios junto con los ganglios ilíacos mediales los que servirán al veterinario de soporte en la interpretación de lesiones en este tejido, por tratarse de los principales ganglios linfáticos tributarios de la mama.

Los aumentos de consistencia, nodulaciones, procesos abscerativos y dolor a la palpación son, entre otros, algunos de los signos y lesiones que con frecuencia acompañan a esta patología. Dictamen Se valorará en cada caso el estado general del animal y se comprobará en la documentación pertinente la posible aplicación de tratamientos médicos. Si como resultado de la infección se ve afectado el estado general del animal, se procederá al decomiso total de la canal y vísceras. En caso contrario, se retirarán las mamas y ganglios linfáticos tributarios, librando el resto al consumo.

Ganglios ilíacos mediales

Figura 20. Ganglios linfáticos ilíacos mediales en canal de ovino.

Figura 21. Mastitis infecciosa en hembra de porcino.

Lesiones más frecuentes de las mamas Interpretación y dictamen Mastitis La mastitis constituye la lesión más representativa e importante de este tejido glandular. Su etiología generalmente es infecciosa, pero en vacuno también cobra importancia la mastitis de origen traumático. 240

Figura 22. Tubo de ensayo con sangre para realizar un análisis de brucelosis.

Brucelosis La brucelosis se trata de una patología infecciosa que no produce lesiones aparentes en el animal que la padece, o estas son muy inespecíficas. No obstante, en el caso de los animales que hayan tenido una reacción positiva o dudosa a una prueba de brucelosis, la ubre, el tracto genital y la sangre deberán declararse no aptos para el consumo humano.

241


Inspección post mórtem

mamas

Inspección de las mamas Metodología de inspección A pesar de las diferencias morfométricas de las mamas en las distintas especies, la inspección veterinaria de esta glándula en mataderos será similar y consiste, de forma genérica, en una inspección visual. En caso de sospecha se procederá a la exploración por palpación, y si fuera necesario a la incisión tanto de la ubre como de los ganglios linfáticos supramamarios. En la vaca, cada mitad de la ubre se abrirá mediante una larga y profunda incisión, hasta los senos lactíferos, efectuando a su vez la incisión de los ganglios linfáticos de la ubre, salvo si se excluye del consumo humano. En la cerda adulta, se procederá igualmente y de forma sistemática a la incisión de los ganglios linfáticos supramamarios. Serán por tanto estos ganglios supramamarios junto con los ganglios ilíacos mediales los que servirán al veterinario de soporte en la interpretación de lesiones en este tejido, por tratarse de los principales ganglios linfáticos tributarios de la mama.

Los aumentos de consistencia, nodulaciones, procesos abscerativos y dolor a la palpación son, entre otros, algunos de los signos y lesiones que con frecuencia acompañan a esta patología. Dictamen Se valorará en cada caso el estado general del animal y se comprobará en la documentación pertinente la posible aplicación de tratamientos médicos. Si como resultado de la infección se ve afectado el estado general del animal, se procederá al decomiso total de la canal y vísceras. En caso contrario, se retirarán las mamas y ganglios linfáticos tributarios, librando el resto al consumo.

Ganglios ilíacos mediales

Figura 20. Ganglios linfáticos ilíacos mediales en canal de ovino.

Figura 21. Mastitis infecciosa en hembra de porcino.

Lesiones más frecuentes de las mamas Interpretación y dictamen Mastitis La mastitis constituye la lesión más representativa e importante de este tejido glandular. Su etiología generalmente es infecciosa, pero en vacuno también cobra importancia la mastitis de origen traumático. 240

Figura 22. Tubo de ensayo con sangre para realizar un análisis de brucelosis.

Brucelosis La brucelosis se trata de una patología infecciosa que no produce lesiones aparentes en el animal que la padece, o estas son muy inespecíficas. No obstante, en el caso de los animales que hayan tenido una reacción positiva o dudosa a una prueba de brucelosis, la ubre, el tracto genital y la sangre deberán declararse no aptos para el consumo humano.

241


Inspección ante mortem y post mortem en animales de producción. Patologías y lesiones