Page 1

BENEMERITA ESCUELA NORMAL MANUEL ÁVILA CAMACHO. EL SUJETO Y SU FORMACION PROFESIONAL COMO DOCENTE. Desvalorización DEL profesorado. LIC. EN EDUCACION PREESCOLAR PRIMER SEMESTRE GIOVANNA SINEAD SÁNCHEZ INDA MAESTRA ANELI GALVAN CABRAL. 28 DE NOVIEMBRE DEL 2013


Introducción En la actualidad se está viviendo una controversia relacionada con el tema de la educación puesto que es una época donde se discute mucho el rol y trabajo que desempeña el docente, interrogantes que me planteo ante esta cuestión. ¿Cuál es la especificidad de la tarea docente? ¿Por qué no es considerada como una verdadera profesión? Reflexionando en comparación con otras profesiones como por ejemplo médicos, abogados, arquitectos, etc. No se pone en juego, en esta clasificación, el prestigio de dichas profesiones. Me pregunto ¿Por qué no sucede lo mismo con el docente? Si sabemos que esta profesión realiza la tarea más importante, la tarea fundamental del desarrollo integrador de la persona. Analizando ¿Cómo surgen las demás profesiones? ¿Quién le enseño al médico, ingeniero, etc. A ser lo que ahora son? Escuchamos frases como: Sin educación no habrá sociedad y sin docentes no habrá educación. Pero en si la realidad es otra muy distinta. En la educación se tiene muy en cuenta la búsqueda de conocimientos en donde se incitara a cada persona a que aproveche las posibilidades de aprender. Es por eso que esperamos mucho del personal docente, porque de él depende en gran parte que esta visión se convierta en realidad, (Delors 1994). Esta es una de las causas de porque las personas empiezan a crear conflictos hacia los maestros y por ende desencadena el desprestigio hacia este, hecho que podemos observar a diario ya sea en medios de comunicación e incluso directamente de una persona a otra. Es por eso que en el ensayo hablare sobre esta desvalorización que se tiene sobre la profesión pero no solo abarcando a la sociedad si no que también abarcando la política e incluso la moral del mismo profesor. Tener claro lo que conlleva ser un maestro y las implicaciones que tiene. El propósito es desmitificar a la sociedad y hacer reflexión sobre esta profesión, que no se generalice solo con lo malo por así decirlo, que también vean todo el esfuerzo y entrega que tiene que hacer un maestro para poder llegar a serlo. Y que también el mismo maestro valore su trabajo puesto que a veces es el mismo quien considera que su ocupación no es importante, que es un mediocre o simplemente con esta desvalorización viene la desmotivación del profesorado. Tal vez solo con que la sociedad conozca los conceptos de lo que tratara este trabajo ya mencionado anteriormente, no va a cambiar su forma de pensar, pero uno como maestro, si realmente es tu vocación y te entregas por completo a esta


profesión no te va importar lo que la demás gente piense, con que tú hagas tu trabajo bien y sepas tu que lo que haces realmente va a dejar huella en los estudiantes y que en un futuro forme a una sociedad autónoma, capaz de enfrentarse a los problemas de la vida cotidiana y que sea de provecho para la sociedad, que finalmente esto es el objetivo de un maestro, la sociedad va ir observando tu trabajo y le va ir dando el valor que esta merece que ser maestro sea igual de importante como lo es el médico, el ingeniero, el abogado, etc.

Desarrollo Se tiene establecido las funciones que un docente debe hacer, Jiménez Lozano hace referencia a esto y nos ejemplifica varias cosas como las que pondré a continuación: Un maestro somete a prueba los conocimientos, busca estrategias adecuadas a la intervención, proporciona aprendizajes, usa metodologías, hace competentes a los alumnos, es crítico, observador, diagnostica, evalúa, motiva a sus alumnos, es un líder, muestra dominio en sus conocimientos, etc. Imbernón, Francisco habla de la función docente, siendo el ejercicio de unas tareas de carácter laboral educativo al servicio de una colectividad. La tarea del docente es propia del profesional, siendo esta amplia y crítica, tratándose de actividades permanentes, públicas y compartidas. Esta función a su vez comporta conocimientos pedagógicos, compromiso ético y moral, necesidad de corresponsabilidad social y componente práctico. A demás el profesional debe actuar como mediador, debe poseer un conocimiento disciplinar, analizar y proponer valores, considerando la importancia de que todo maestro debe conservar tres saberes: pedagógico, disciplinar e institucional. Otros aspectos que se quiere que el maestro haga es que se identifique con el alumno, reconozca los sentimientos que se ponen en juego en el otro, lo entienda, comprenda y contenga, exigiéndole al mismo tiempo que se abstenga de expresar sus preocupaciones, dificultades y emociones, siendo admitida la expresión sólo de sentimientos amorosos, desconociéndose que en las relaciones afectivas se ponen en juego tanto sentimientos amorosos como hostiles. Se habla pues de muchos aspectos de lo que tiene que hacer el docente por lo que las expectativas de la sociedad aumentan y cuando no se cumple alguna de ellas es cuando se empieza desprestigiar dicha profesión. Antes de hablar sobre la desmotivación del profesorado y todo lo que conlleva, hay que saber lo que es la desmotivación y según la real academia española


puede ser definido como la acción de quitar valor con respecto al prestigio o la consideración de algo o alguien. Atreves de la historia de la educación mismos maestros me han dicho que antes la profesión de maestro era la más respetada y un maestro representaba la máxima autoridad, entonces me pregunto ¿Qué es lo que cambio ahora? Ahora la situación es diferente, el maestro ha perdido esta autoridad y esto se refleja en las aulas. Los niños obedecen menos a los maestros. Esto puede ser debido a que en ocasiones los padres cuestionan las decisiones de los maestros delante del niño. Antes la educación se regía por medio del miedo y el castigo hacia aquellos que no acataban las ordenes como se les decía, ahora se pretende que sean autónomos, que creen sus propios aprendizajes y se trabaja por competencias, pero comparando al maestro de antes y al de ahora en cuanto a respeto a la profesión ¿Sera que nos hace falta volver a lo mismo de antes para obtener valoer a nuestra práctica docente? Algunas hipótesis que yo hago sobre las causas de dicha desvalorización son las siguientes: 

Cambios sociales

Todos estos cambios vienen repercutiendo en la figura del maestro ya que este ha pasado de ser alguien muy respetado a alguien menospreciado por la sociedad. En base a porcentajes la educación ahora cuenta con más recursos y cada vez hay más niños escolarizados pero creo que la relación entre el maestro y el alumno ha ido cambiando negativamente. Jurjo Torres hace mención a que con las nuevas tecnologías y la sociedad de consumo se está perdiéndole contacto humano, además de la insatisfacción de no poder saciar todas las necesidades artificiales del consumo. Vivimos en un mundo multicultural e intercultural, con los problemas que pueden llevar a ciertos sectores de la población a que sufran racismo (propio de las sociedades más conservadoras), además de una posible guerra de religiones entre cristianos, musulmanes y laicos. 

Relación con padres

Algunos de estos discuten sobre la enseñanza que se le imparte al niño, que está mal, que no les enseñan lo suficiente a sus hijos, que su forma de trabajo no les gusta, etc.


También al no contar con el apoyo de ellos en sus actividades escolares que se van requiriendo, los maestros no logran el propósito que tenían establecido y después los padres se quejan sobre la educación que se le imparte al niño. 

Crisis de valores

Cada vez más en la sociedad se están perdiendo estos valores algunas de las causas es que las personas van creciendo en un entorno familiar en el que no les enseñaron un modelo de persona que presente valores éticos y morales. Pero hay otras cuestiones que los mismos maestros han propiciado para que la sociedad los desvalorice:     

Falta de autoridad del maestro Falta de compromiso No se actualiza No se da a respetar No se esfuerza lo suficiente

Y también algunas de las cosas que la gente dice es que:  

Las actividades que realiza un maestro lo puede hacer cualquiera Ser maestro por las comodidades de la profesión, aunque sabemos que actualmente ya no se cuenta con ningún tipo de las comodidades que antes tenía.

Jurjo dice también que el estado siempre piensa en robotizar las cosas, porque así será más fácil de reproducir y controlar, se quiere que se haga todo lo que dicen los gobiernos, sin dejar paso a la creatividad. Con el consiguiente descontento de muchos profesores (no de los que no se esfuerzan y se dejan llevar) y de los alumnos (por las metodologías que no les dejan expresarse libremente, hay que hacer esto y esto otro, sino se hace suspenso) Además de que se intenta aislar al profesor, cuando si se trabaja en equipo, complementando conocimiento con otros profesores pueden dar a mejorar la educación y los contenidos. Este también es un problema para el maestro porque como está sujeto a lo que el gobierno diga y este no le interesa las necesidades de los niños se hace una problemática y para la sociedad el maestro es el culpable de estas situaciones. En otro ámbito también se ve reflejada esta desvalorización, me refiero al salario de un maestro, es tan poco lo que gana un maestro, en México es una labor de las peor pagadas. El salario de los jóvenes maestros de preescolar, educación


especial o de primaria pueden representar hasta la mitad de los ingresos que obtienen otros profesionistas como arquitectos, biólogos, ingenieros civiles y especialistas en relaciones internacionales, plantea la Secretaría de Educación Pública (SEP). En el portal de internet, la SEP describe que un profesor de preescolar, primaria o para la educación especial, que apenas obtuvo el grado, tiene ingreso de entre 5 mil 700 y casi 6 mil pesos al mes; en tanto que un universitario graduado de áreas como Biología, Arquitectura, Química o Medicina pueden obtener como primer salario hasta 11 mil pesos de manera inicial. Ante situaciones en las que la sociedad nos cataloga de una forma en la que el profesor no vale nada, en muchas ocasiones el maestro se la cree y se cree inferior en comparación con otras profesiones. Situaciones como cuando se le pregunta a un maestro que a que se dedica y este no quiere contestar y cuando contesta dice pues soy maestro con voz de inferioridad. Un ejemplo que voy a poner sobre este tema de la desvalorización es una situación personal que me paso antes de entrar a estudiar la carrera magisterial, muchas personas cercanas a mi me preguntaban ¿qué iba a estudiar?, ¿a que me iba a dedicar?, a lo que yo contestaba que quería ser maestra, entonces la reacción de las personas era como de porque eso, me trataban de convencer de que mejor escogiera otra profesión, me decían que ya la carrera no iba a tener futuro para mi e incluso me decían que si quería ser maestra solo para no trabajar y hacer nuestros paros y marchas a lo que yo me enoje puesto que yo tenía mucho entusiasmo estudiar esta carrera y hasta lo poco que llevo no me arrepiento de mi decisión, pero las personas que dicen cosas negativas sobre los maestros no tienen idea de todo lo que un maestro hace, del arduo trabajo que es primero prepararse y después enfrentarte a todas las situaciones que se van dando cuando ya ejerces tu profesión porque no solo trabajas con niños, si no con los padres de familia de cada uno de ellos, tienes en tus manos un conjunto de familias que dependen de ti y todas tienen un pensamiento diferente tanto personal de ellos como sus idolologías, creencias y cultura, como hacia ti en cuanto a la forma en la que estás trabajando, si cumples con sus expectativas, etc. Como hemos visto se da esta desvalorización por muchos factores pero este problema trae como consecuencia a otro que es la desmotivación del profesorado, La sensación de estar derrotados paraliza a un sector importante del personal docente y su deseo es intentar abandonar las aulas cuanto antes. Las instituciones educativas que se precisan en las nuevas sociedades democráticas, regidas por la solidaridad y la justicia social deben ser repensadas.


Jurjo Torres en su libro la desmotivación del profesorado abre una investigación más detallada sobre los factores de esta desmotivación en la que entre estos abarca el problema que fuimos desarrollando de la desvalorización por lo que recomiendo leer para entender mejor sobre este tema. Conclusión. Como pudimos ver este tema es muy complejo y que nos afecta a todos los docentes pero ante esta situación de nuestra parte solo queda seguir trabajando, dando nuestro mejor de los esfuerzos porque al fin y al cabo la mayoría de las personas siempre van a buscar lo malo de las situaciones y nosotros ya somos el blanco fácil, ya que los mismos docentes fueron permitiendo esta situación y poco a poco se fue convirtiendo en algo más complicado. Se esperan muchas cosas de un maestro en cuanto a la educación pero yo creo que si tuviéramos el apoyo de parte de padres de familia, autoridades, etc., podríamos llegar más lejos y lograr que la profesión sea valorada. Jurjo Torres cito una frase de la UNESCO que me ha gustado "alentar, a través de la educación, una toma de conciencia del valor positivo de la diversidad cultural y mejorar, tanto la formulación de los programas escolares como la formación de los docentes" Francisco Imbernón dice que: “El sistema educativo requiere un profesor con alto grado de capacidad de actuación y reflexión sobre su práctica, de adaptabilidad a las situaciones conflictivas y cambiantes del aula y del contexto social. Los conocimientos de la profesión docente se sitúan en la intersección de la teoría y de la práctica, de la técnica y del arte. Se trata de un conocimiento complejo a práctico, de un saber y de un saber hacer”. El cual estoy de acuerdo porque debemos estar preparados para todos los problemas que se nos vallan presentando y esto solo lo puede lograr un maestro preparado y de calidad. La profesión docente es mal valorada por la sociedad los que dicen que si su niño no aprende, es porque el maestro no enseña bien. ¿Tendremos del toda la culpa? Es importante lograr ya un cambio, pero esto tiene que empezar desde nosotros mismos, darnos la importancia que merecemos puesto que esta es una carrera excepcional, necesitamos recuperar el prestigio y el reconocimiento de la profesión para lograr un crecimiento tanto personal como laboral. Analizando todo el tema planteado, la problemática de este, causas y consecuencias, me hago una pregunta ¿Valdrá la pena ser maestro? Esa pregunta se las dejare a su criterio.


Bibliografía: La educación encierra un tesoro, el personal docente en busca de nuevas perspectivas, Jaques Delors 1994 Aprendices de maestros, Jiménez Lozano La formación y el desarrollo profesional de profesorado, La función docente, Imbernón Francisco La desmotivación del Profesorado Jurjo Torres

Ensayo unidad 2  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you