Page 49

Lluvia y Ríos de Sangre

psicológico, en lo espiritual y en lo corporal, en lo cultural y en el lenguaje, en las relaciones intra-raciales e inter-raciales, hombre –mujer, adulto/a – niño/a, ser humano – naturaleza, y en absolutamente todas las dimensiones humanas (Césaire, 2006; Fanon, 1963; 1965; 1973; Grosfoguel, 2006; Yehia, 2007). A continuación vamos a analizar la lucha histórica por la descolonización del pueblo afro del chocó biogeográfico, como un fenómeno local, pero imprescindible si lo que se busca es la descolonización de todo el planeta. Para este análisis voy a considerar tres épocas: la época del colonialismo español, la independencia del colonialismo español, y el periodo republicano. La lucha anti-colonal de los cimarrones del afro-Pacífico durante el colonialismo español: Durante la colonia, miles de africanos llegaron al Chocó en la trata esclavista, quienes en su mayoría provenían de las civilizaciones del África occidental: Mina, Arará, Carabalí, Mandinga, Lucumí, Biáfara, Chalá, Ashanti, Fanti, Yoruba, Ibo, Congo, Lwu... (Rivas, José L: 2005; 55). Los esclavizados eran vendidos y comprados en el puerto de Cartagena, desde allí los llevaban al interior del país exponiéndolos a duras jornadas de miles de kilómetros, para llegar a ciudades como Popayán. En el periodo colonial, el Chocó se convirtió en uno de los centros esclavistas más grandes de la Nueva Granada, utilizado para la explotación de oro (Mosquera et al). Los colonizadores españoles encontraron su mayor dificultad para establecer sus entables mineros en el Chocó durante el siglo XVI, en los numerosos levantamientos, revueltas y todos los mecanismos de resistencia de los indígenas de la región (Uribe, 1992; Velásquez 2000). Esta dificultad fue superada después de la segunda mitad del siglo XVII a través de la misión de evangelización llevada a cabo por decenas de misioneros católicos que se desplegaron para apaciguar la lucha de los indígenas en el Chocó. Luego de esto, la llegada de africanos esclavizados se hizo más numerosa y continua (Uribe, 1992). Fue entonces cuando el cimarronaje empezó a sobresalir7 en las tierras chocoanas. El primer registró al respecto, fue la insurrección de los esclavizados de Neguá acaecida en 1688, a la cual el gobierno español respondió con fuertes represalias, no obstante, un buen número de insurrectos logró huir (Velásquez, 2000). Posteriormente, se presentaron las rebeliones en el Darién en 1688, 1719, 1727 y 1754; la revuelta de 1758 en el Bajo Atrato (Perea, 1990); el levantamiento de la comunidad Negra de Cértegui durante 1765 7. El estudio sobre el cimarronaje en el Pacífico tiene muchos vacíos, Hay pocos estudios históricos centrados en, y no hay estudios arqueológicos sobre, el cimarronaje en el Chocó durante la colonia.

49

Revista negarit n06 2010