Issuu on Google+

issn 1692-5459

Interlocuciones N°3 // Septiembre de 2013

Investigaciones (Dossier)

Coyuntura

Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública presente

El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

Teoría crítica y estrategia contrahegemónica: hacia una lucha social por la memoria en Colombia

Leidy Yohana Rodríguez Niño

Esmeralda Díaz Díaz

Yolanda Rodríguez Rincón


Revista Número 3 / ISSN 1692-5459 Revista Estudiantil de Invesigaciones en

COMITÉ EDITORIAL

Ciencias Sociales, Políticas y Humanas

Dirección

Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales

Prof. Miguel Ángel Herrera Zgaib

Grupo de trabajo Interlokuciones interlokuciones@gmail.com

Edición Yolanda Rodríguez Fernando Villada

issuu.com/gestiondeproyectos

Corrección de Estilo Albalucia del Pilar Gutiérrez

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

Diagramación y Diseño Juan Pablo Nieto

RECTOR

Andrés Felipe Barriga (PGP)

Ignacio Mantilla VICERRECTOR DE SEDE

Equipo de Colaboradores

Diego Fernando Hernández

Juliet Esmeralda Díaz Díaz Leidy Yohana Rodríguez Niño

DIRECTOR BIENESTAR SEDE BOGOTÁ

Yolanda Rodríguez Rincón

Oscar Oliveros COORDINADORA PROGRAMA

Universidad Nacional de Colombia

GESTIÓN DE PROYECTOS

Cra 45 No 26-85 Edificio Uriel Gutiérrez

Elizabeth Moreno

Sede Bogotá www.unal.edu.co

DECANO FACULTAD DERECHO, CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES

Derechos de Autor y Licencia de distribución.

Genaro Alfonso Sánchez Moncaleano

Atribución – No  Comercial. El material creado

DIRECTOR BIENESTAR FACULTAD

puede ser distribuido, copiado y exhibido por

Carlos Medina Gallego

terceros si se muestra en los créditos. No se

DIRECTOR DEPARTAMENTO

puede obtener ningún beneficio comercial.

DE CIENCIA POLÍTICA Julio Rafael Quiñones Páez

Impresor gracom Gráficas Comerciales

interlocuciones es una revista de investigación de la Universidad Nacional de Colombia de los estudiantes vinculados al grupo de trabajo interlokuciones. Los textos presentados en la siguiente publicación expresan la opinión de sus respectivos autores y la Universidad Nacional no se compromete directamente con la opinión que estos pueden suscitar.


ÍNDICE

Investigaciones

Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública presente Leidy Yohana Rodríguez Niño Politóloga de la Universidad Nacional de Colombia

Página 6

El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud Juliet Esmeralda Díaz Díaz Politóloga de la Universidad Nacional de Colombia

Página 34

Coyuntura

Teoría crítica y estrategia contrahegemónica: hacia una lucha social por la memoria en Colombia. Yolanda Rodríguez Rincón Doctorante en Estudios Políticos de la Universidad Nacional de Colombia

Página 54


EDITORIAL

I

nterlocuciones tiene como propuesta académica la publicación de

ensayos de investigación tanto de estudiantes de pregrado, como de posgrado de Universidad Nacional de Colombia. Es claro que el acento que en este número tiene la revista es de Ciencia Política, toda vez

que se asiste a una exploración en lo fundamental académica, para referir la coyuntura y la transición del orden que vive la sociedad colombiana, aquejada, entre otras, por antagonismos, desigualdades y luchas contrahegemónicas. Valga anotar que como proyecto académico y cultural, la revista articula un propósito de formación de jóvenes estudiantes e investigadores de pregrado y posgrado en formación. Los trabajos que serán leídos, así lo confirman. Los trabajos que incluye el presente número de Interlocuciones hacen un balance general de la realidad política Colombiana leída desde la pluralidad temática de la política pública sobre el desplazamiento forzado y el género, la participación política desde la estética del grafiti y la lucha social por la memoria en la contrahecha sociedad colombiana. Contribuyen estas investigaciones no solo a un análisis del orden político de la participación, sino a una crítica de la sociedad política y la sociedad civil en la actual coyuntura colombiana, aquejada por la guerra y sus consecuencias sociales, políticas y económicas.

3


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

DESPLAZAMIENTO FORZADO Y ENFOQUE DE GÉNERO: UN AUSENTE EN LA POLÍTICA PÚBLICA PRESENTE* Leidy Yohana Rodríguez Niño1

Introducción

E

l fenómeno del desplazamiento forzado en Colombia por causa del conflicto ar-

mado se ha convertido en una de las preocupaciones más visibles de los defensores de Derechos Humanos, cuya presión ha tenido resultados en la formulación por parte del Gobierno colombiano de la Política Pública para el Desplazamiento forzado en 1997. Sin embargo, la institucionalización de la atención a la población en condición de desplazamiento no significó una solución certera del problema, como lo muestra la Sentencia T-025 de 2004 que declara un estado de cosas inconstitucional en el escenario de la población en situación de desplazamiento. La Corte Constitucional no solo advirtió fallas en la atención a la población en situación de desplazamiento en asuntos como vivienda, salud, educación, trabajo, entre otras; también visibilizó el drama de las mujeres víctimas de este fenómeno, quienes no solo sufren las consecuencias del desplazamiento forzado, sino que llevan sobre sí las marcas de formas de violencia basada en género que, en el contexto de la guerra, adquieren significados específicos y deben ser atendidas con protocolos diferenciales. Por tal motivo, en el año 2008 la Corte Constitucional estableció en el Auto 092 la necesidad de imprimir un enfoque de género a la Política Pública para el Desplazamiento Forzado, mandato que hasta el presente año de 2010 no ha sido cumplido por el Estado colombiano. Dada esta situación es de vital importancia que las mujeres nos convirtamos en veedoras, proponentes y agentes activas en el proceso de imprimirle a las políticas públicas, planes programas y proyectos estatales un enfoque de género que obedezca al tratamiento y atención de mujeres víctimas del desplazamiento forzado. Al indagar por las entidades donde me era posible realizar la pasantía como opción de trabajo de grado, me interesé por la Corporación Sisma Mujer, dado que en su área de movilidad trabajan el tema de desplazamiento forzado con un enfoque de género; después de ser aceptada como pasante en el grupo de trabajo de esta área, quise centrar mi proyecto de grado en evaluar la formulación de políticas públicas, planes, programas y proyectos que establecen, promueven y/o desarrollan acciones para la atención a la mujer en condición de desplazamiento forzado por la violencia en Colombia en el periodo *  Informe Final Trabajo de Grado, Modalidad Pasantías 1  Politóloga. Universidad Nacional de Colombia.

6


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

1997-2010. Este lapso fue escogido en tanto que el

el que hay la posibilidad de intervenciones con enfo-

Sistema Nacional de Atención Integral a los Despla-

que de género, pero que no son inherentes a este ni al

zados, SNAIPD, fue creada por el Decreto 387 de 1997.

desarrollo del conflicto armado que lo genera.

Los resultados de esta evaluación permiten entrever el desequilibrio en las relaciones de poder intergéneros, que se construyen desde los imaginarios de naturalización de un sistema sexo/género que atri-

De La Metodología Primera etapa. Recolección de Información:

buye funciones y roles sociales, políticos y econó-

La recolección de la información se llevó a cabo

micos discriminatorios para mujeres y hombres. Se

mediante el diseño de matrices en las que se con-

otorga así una posición estratégica de poder al gé-

signó la información encontrada en sitios web y

nero masculino, insertada tanto en los niveles micro

diarios oficiales en los casos de los actos legislativos

como macro de la sociedad, permitiendo que las ne-

y administrativos, al mismo tiempo que se organi-

cesidades, intereses y demandas del género femeni-

zan informes estadísticos complementarios prove-

no se invisibilicen frente a los intereses masculinos

nientes de fuentes Estatales (DANE y acción social) y

que son históricamente inherentes al diseño de la

no gubernamentales (codhes).

concepción de mundo que a todos y a todas se nos ha socializado. Muestra de ello, en nuestro caso, son

Segunda etapa. Análisis de la Información:

las casi nulas acciones efectivas y afirmativas del Es-

Se analizó la información consignada en las ma-

tado en atención a las demandas propias de la condi-

trices y los informes estadísticos con referencia a

ción de ser mujer de las mujeres víctimas del despla-

separar de las políticas públicas, planes, programas

zamiento forzado por la violencia en Colombia.

y proyectos que promueven, desarrollan y estable-

Al aproximar conclusiones, en esta indagación pre-

cen acciones de atención a la población desplazada

liminar, decimos que no solo se necesita incluir un

sin distinción de género, y aquellos que se enfocan

enfoque de género en la Política Pública para el Des-

en la atención de mujeres en condición de despla-

plazamiento forzado; lo que se requiere es eliminar la

zamiento. Igualmente, se utilizaron los porcentajes

inequidad de género en la atención a estas víctimas

consignados en los informes estadísticos de acceso

del conflicto armado, puesto que dentro del contexto

a planes, programas y proyectos formulados para

de la guerra, los significados de las acciones violentas

la atención a población desplazada por parte de las

contra las mujeres cambian y responden a necesida-

mujeres que se encuentran en esta situación, para

des, concepciones y tácticas de guerra adoptadas por

determinar la eficacia efectiva de estos.

los actores del conflicto. Se requiere con urgencia, más allá de un protocolo diferenciado de atención dentro de la Política Pública para el Desplazamiento Forzado, una Política Pública para mujeres víctimas

Del planteamiento y desarrollo de los objetivos

de violencia de género por causa del conflicto arma-

Políticas públicas, planes, programas y

do, para impedir que las demandas de las mujeres

proyectos para la atención de población

como grupo social dominado, que en este caso se re-

en condición de desplazamiento

semantizan por las dinámicas propias de la guerra, se

Inicialmente la recolección de información se li-

invisiblilicen dentro de fenómenos como el desplaza-

mitó a la revisión de políticas públicas, planes, pro-

miento forzado por causa del conflicto armado, visto

gramas y proyectos que establecen, promueven o

como un flagelo que afecta a hombres y mujeres en

desarrollan acciones para la atención a población

7


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

desplazada a aquellas adelantadas por las entidades

1°. Atender de manera integral a la población desplaza-

que conforman el snaipd (Sistema Nacional de Aten-

da por la violencia para que, en el marco del retorno vo-

ción Integral a la Población Desplazada (ver tabla 1), y

luntario o el reasentamiento, logre su reincorporación a

que fueron sistematizadas en una matriz con una co-

la sociedad colombiana.

lumna que recoge el marco jurídico de la Política Pú-

2°. Neutralizar y mitigar los efectos de los procesos y

blica, planes, programas y proyectos, y otra columna

dinámicas de violencia que provocan el desplazamiento,

que establece si tienen o no enfoque de género (ver

mediante el fortalecimiento del desarrollo integral y sos-

cuadro 2).

tenible de las zonas expulsoras y receptoras, y la promo-

Esta delimitación fue hecha con base en el SNAIPD, creado por el Gobierno Nacional mediante Ley 387 de

ción y protección de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

1997, para una atención integral, oportuna, con calidad y

3°. Integrar los esfuerzos públicos y privados para la

calidez a la población víctima del desplazamiento forzado,

adecuada prevención y atención de las situaciones de

integrando a las distintas entidades públicas, priva-

desplazamiento forzado por la violencia.

das y comunitarias, cuyo interés y accionar se centra

4°. Garantizar un manejo oportuno y eficiente de todos

en la prevención y atención de la población desplaza-

los recursos humanos, técnicos, administrativos y econó-

da. De tal modo el SNAIPD conjuga entidades para la

micos que sean indispensables para la prevención y aten-

formulación de políticas y ejecución de acciones que

ción de las situaciones que se presenten por causa del des-

tengan una respuesta de impacto sobre la población

plazamiento forzado por la violencia. (Colombia. Congreso

en condición de desplazamiento, tanto a nivel nacio-

de Colombia. Ley 387 de 1997. Por la cual se adoptan medi-

nal como regional y local.

das para la prevención del desplazamiento forzado. p. 3).

Siguiendo la Ley 387/97, al SNAIPD se le atribuyeron los siguientes objetivos, entendiendo que para su consecución cuenta con el Plan Nacional para la Atención Integral de la población desplazada por la violencia: Cuadro 1. Matriz normatividad Entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención Integral a la población desplazada y sus competencias institucionales ÁREA DE ATENCIÓN

ENTIDAD DEL SNAIPD

FUNCIÓN INSTITUCIONAL

Presidencia de la República

no, Jefe de Estado y Suprema Autoridad Administrativa en

Asistir al Presidente de la República como Jefe de Gobierel ejercicio de sus competencia constitucionales y legales.

Inclusión en la agenda de formulación de Políti-

Es un departamento administrativo que depende de la Pre-

ca Pública, seguimiento y evaluación de Políticas Públicas

sidencia de la República, que se encarga desde un actuar Departamento Nacional

técnico de diseñar, orientar y evaluar políticas públicas en el

de Planeación

campo social, económico y ambiental, al mismo tiempo que lo hace con el manejo de la inversión pública y su concreción en planes, programas y proyectos del Gobierno.

8


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Entidad creada por el Gobierno Nacional en su intención de canalizar los recursos nacionales e internacionales para Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional (Acción Social)

ejecutar los programas sociales dependientes de la Presidencia de la República que se enfocan a la atención a poblaciones vulnerables víctimas de la violencia y el narcotráfico. Esta Agencia confluye en la Red de Solidaridad Social y la Agencia Colombiana de Cooperación Internacional. Es la coordinadora del SNAIPD. Entidad adscrita el Ministerio de Protección Social encar-

Atención Social para la integración a las nuevas dinámicas propias de la movilidad

gada de la asistencia integral de la familia, mediante la

ICBF

coordinación del Sistema Nacional de Bienestar Familiar

instituto colombiano

y la propuesta e implementación de políticas, asesorías,

de bienestar familiar

asistencia técnica y socio-legal a las comunidades y entidades públicas y privadas nacionales y territoriales. Asiste al Presidente y al Gobierno Nacional en el diseño de las políticas gubernamentales de promoción de la equidad entre mujeres y hombres, estas acciones de equidad buscan

Consejería Presidencial para la

contribuir a cerrar las brechas sociales, construir ciudades

Equidad de la Mujer

amables y forjar una cultura para la convivencia basada en la equidad, la igualdad y la solidaridad, mediante acciones afirmativas, la Política Social con Igualdad de Género y la transversalidad de género. Es la entidad del Estado que impulsa la efectividad de los Derechos Humanos en atención del Estado Social de De-

Atención

Defensoría del Pueblo

recho, democrático, participativo y pluralista, mediante la

en Derechos Humanos

divulgación, promoción, prevención, protección, defensa de los derechos humanos, al igual que el fomento del respeto del Derecho Internacional Humanitario.

9


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

Es el ente rector del Sector Defensa, mediante la formulación, diseño, desarrollo y ejecución de las políticas de defensa y seguridad nacionales y el empleo legítimo de la fuer-

Seguridad, defensa

Ministerio de Defensa Nacional

za para mantener la soberanía nacional, la independencia, la integridad territorial y el orden constitucional, dirige las

y protección de la inte-

Fuerzas Militares y la Policía Nacional; garantizando las

gridad física y la con-

condiciones necesarias para el libre ejercicio de los derechos

dición de ciudadanos y

fundamentales por parte de la ciudadanía.

ciudadanas Coordina la atención integral del Estado en los asuntos poMinisterio del Interior

líticos relacionados con el fortalecimiento de la democra-

y de Justicia

cia y la justicia, a fin de garantizar la protección de los derechos fundamentales de las y los ciudadanos.

Coordina la política macroeconómica, al mismo tiempo Asignación de recursos

que define, formula y ejecuta la política fiscal; tiene inci-

Ministerio de Hacienda

dencia en los sectores económicos, gubernamentales y po-

y Crédito Público

líticos; y gestiona los recursos públicos de la Nación, tanto en el ámbito presupuestal como financiero.

Formula, coordina y evalúa las políticas que promueven el Ministerio de Agricultura

desarrollo de los procesos agropecuarios forestales, pes-

y Desarrollo Rural

queros y de desarrollo rural, que ayuden a mejorar el nivel y calidad de vida de los colombianos y colombianas.

Es un banco del Estado que ofrece financiación especialmente al sector agropecuario (sector rural, agrícola, pe-

Banco Agrario

cuario, pesquero, forestal y agroindustrial) con un diverso portafolio de productos y servicios.

Tierras, retorno y sostenibilidad de la la-

Entidad oficial de orden nacional adscrita al Ministerio de

bor agropecuaria

Agricultura y Desarrollo Rural, cuyo objetivo fundamental consiste en «ejecutar la política agropecuaria y desarrollo rural, facilitar el acceso a los factores productivos, fortaleINCODER

cer las entidades territoriales y sus comunidades y propiciar

instituto colombiano

la articulación de las acciones institucionales el medio rural,

de desarrollo rural

bajo principios de competitividad, equidad, sostenibilidad, multifuncionalidad y descentralización, para contribuir a mejorar la calidad de vida de los pobladores rurales y al desarrollo socioeconómico del país» (Misión y Visión. (2010). INCODER. Recuperado de http://www.incoder.gov.co/)

10


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Orienta el Sistema de Protección Social y de Seguridad SoProtección Social: Trabajo y salud

Ministerio

cial para su integración y consolidación, mediante políti-

de Protección Social

cas que incluyan la aplicación de los principios básicos de universalidad, solidaridad, calidad, eficiencia. Mediante la formulación de políticas garantizar el derecho

Ministerio

a la educación de calidad, con acceso equitativo y perma-

de Educación Nacional

nencia en el sistema educativo. El Sistema Nacional de Aprendizaje es la entidad encarga-

Educación SENA

da de dar formación profesional integral a los trabajadores,

sistema nacional

y a quienes lo requieran, para aumentar la productividad

de aprendizaje

nacional y la expansión del desarrollo económico y social, bajo el concepto de equidad social redistributiva. Formular, adoptar, dirigir y coordinar las políticas que pres-

Emprendimiento

Ministerio de Comercio,

ten apoyo a al sector empresarial, productor de bienes, servi-

Industria y Turismo

cios y tecnología y turismo en las regiones, para que sean un eje fundamental en el desarrollo socio-económico del país

Formula políticas, planes, programas, proyectos y regulaVivienda Urbana

Ministerio de Ambiente, vivienda y desarrollo territorial

ciones en el ámbito ambiental, de recursos naturales renovables, uso del suelo, ordenamiento territorial, agua potable y saneamiento básico y ambiental, desarrollo territorial y urbano, al igual que en materia habitacional integral.

Gestión de cooperación internacional

Formular y ejecutar y evaluar la política exterior colombia-

Ministerio

na, que permita la inserción de Colombia en el contexto

de Relaciones Exteriores

Internacional.

Formular, coordinar y vigilar las políticas públicas en maMinisterio

teria de comunicaciones, al igual que el financiamiento de

de Comunicaciones

planes, programas y proyectos sociales relacionados con las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Comunicación, difu-

Organismo de derecho público con personería jurídica, au-

sión y visibilización

tonomía administrativa, patrimonial y técnica, que desa-

mediática

rrolla y ejecuta los planes y programa del Estado en el serComisión Nacional de Televisión

vicio público de televisión, al mismo tiempo que dirige la política de televisión que la Ley determine, teniendo su accionar como derroteros lo establecido en la Constitución sobre las libertades.

11


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

Cuadro 2. Matriz de Políticas Públicas, planes, programas y proyectos por entidad del SNAIPD

Política Pública ÁREA DE ATENCIÓN

ENTIDAD DEL SNAIPD Descripción

Marco Jurídico

Presidencia de la República Inclusión en la agenda de formulación de Política Pública, seguimiento y evaluación de Políticas Públicas

DNP Departamento Nacional de Planeación

Política de Atención Integral a la Población Desplazada: Esta política del Estado Colombiano es supervisada por el DNP

Ley 387/97; Decreto 2569 de 2000; Decreto 250 de 2005

Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional (Acción Social)

Plan Nacional para el Apoyo Integral a la Población Desplazada: Política pública de atención a población desplazada cuyo modelo está compuesto por 3 líneas de acción: Prevención y Protección, Atención Integral (AI) y Verdad Justicia y Reparación; las cuales cuentan con el proceso continuo de retorno y reubicación. Sus campos de acción son: prevención, emergencias y retornos; atención humanitaria de emergencia; estabilización socioeconómica; atención territorial y registro.

Ley 387/97; Decreto 2569 de 2000; Decreto 250 de 2005

Atención Social para la integración a las nuevas dinámicas propias de la movilidad Cartilla Nutriendo la Vida

ICBF

12


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Programa

Descripción

Marco Jurídico

Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario: En cabeza del Vicepresidente de la República es el ente asesor gubernamental en las políticas de Derechos Humanos y DIH, al mismo tiempo que promueve, protege y defiende los Derechos Humanos, siendo dirigido de manera especial a población en situación de Vulnerabilidad.

SINERGIA: Sistema Nacional de Evaluación de Gestión de Resultados: Este componente permite al DNP realizar un seguimiento a políticas, proyectos, programas o entidades, incluyendo las principales políticas sectoriales como Familias en Acción para la Población Desplazada, la Política de Atención Integral a la Población Desplazada, y la red Juntos.

Artículos 343 y 344 de la Constitución Política de Colombia; Decreto 216 de 1992; Resolución Conpes 063 de 1994; Documento Conpes 2688 de 1994; Documento Conpes 3294 de 2004

Familias en Acción: Iniciativa del gobierno para entregar subsidios de nutrición o educación a niños pertenecientes a familias SISBEN nivel 1, en condición de desplazamiento o familias indígenas.

Red Juntos: La Red para la Superación de la Pobreza Extrema une a 16 entidades del Estado en torno a la superación de la pobreza extrema y el desplazamiento de las familias ubicadas en esta población vulnerable, para lo cual se establecieron 45 logros básicos. Operación Prolongada de Socorro y Recuperación: En consonancia con el Plan Mundial de Alimentos, se trabaja para ofrecer alimentos a las poblaciones en situación de vulnerabilidad, en especial población desplazada, asegurando alimento a madres gestantes, lactantes y niños y niñas, igualmente se propende por asegurar el acceso a la educación de la población desplazada interna PDI Apoyo a la población Rural Dispersa: Contribuye a mejorar las condiciones de vida de las familias en condición de vulnerabilidad, tales como extrema pobreza, desplazamiento, con niños y niñas en edad escolar, preadolescentes y madres gestantes o lactantes, para que accedan a los recursos disponibles en la sociedad para que funcionen como familia. Las familias campesinas no han de estar inscritas a un programa similar.

13


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

Política Pública ÁREA DE ATENCIÓN

ENTIDAD DEL SNAIPD Descripción

Atención Social para la integración a las nuevas dinámicas propias de la movilidad

Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer

ÁREA DE ATENCIÓN

ENTIDAD DEL SNAIPD

Marco Jurídico

Política Pública

Descripción

Atención en Derechos Humanos

Marco Jurídico

Defensoría del Pueblo

Política integral de DDHH y DIH: Artículo 13 de la Constitución Política de Colombia; Artículo 222 de la Constitución Política de Colombia. Ley 387 de 1997; Decreto 250 de 2005

Dentro del Programa de Atención a Grupos Especiales de esta política pública del Ministerio de Defensa se encuentra la atención a la población en situación de desplazamiento, condensando los contenidos de las directivas 09 de 2005, 16 de 2006, 7412 de 2005, 015 de 2006, 01 de 2007.

Seguridad, defensa y protección de la integridad física y la condición de ciudadanos y ciudadanas

Ministerio de Defensa Nacional

Directiva 09 de 2005, fija criterios y emite órdenes al interior de la Fuerza Pública en materia de protección y prevención del desplazamiento forzado. Las Fuerzas Militares y la Policía nacional desarrollarán las siguientes acciones: fase de prevención y protección, fase de atención humanitaria de emergencia.

Ministerio del Interior y de Justicia

ÁREA DE ATENCIÓN

Política del Ministerio de Defensa Nacional para la Fuerza Pública sobre la protección y prevención en situaciones de desplazamiento forzado por la violencia:

Información no disponible en la red por enlace fuera de servicio

Política Pública

ENTIDAD DEL SNAIPD

Descripción

Asignación de recursos

Ministerio de Hacienda y Crédito Público

No

Plan

Marco Jurídico

No

14

Descripción

No

Marco Jurídico

No


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Proyecto

Descripción

Marco Jurídico

Directriz de Atención Integral de la Población Desplazada con Enfoque Diferencial de Género: La CPEM con el apoyo de ACNUR redactaron un documento donde se proponen acciones específicas para incluir el enfoque diferencial de género en la atención a mujeres y hombres desplazados. La intención es constituir estas directrices en política pública que guíe el Sistema Nacional de Atención Integral a la Población Desplazada.

Documento Directriz de Atención Integral de la Población Desplazada con Enfoque Diferencial de Género.

Programa

Descripción

Marco Jurídico

Atención a la Población Desplazada: Protege y defiende los derechos de la población desplazada o en peligro de serlo con el apoyo de profesionales en la sede nacional como en las regionales que conforman el Grupo de Atención al Desplazamiento Forzado, el cual promueve, divulga y defiende los derechos de los desplazados. La Defensoría del Pueblo puede registrar y otorgar la calidad de desplazado a las familias que lo requieran y cumplan los requisitos, al igual que presentar ante los CREE las demandas de amenazas, diligenciar los Formatos de Registro Único de Predios y Territorios Abandonados por Causa a la Violencia RUPTA, entre otros.

Resolución 113 de 1998; Ley 387 de 1997; Resolución 753 de 2001

Programa

Descripción

No

Proyecto

Marco Jurídico

No

Descripción

No

15

Marco Jurídico

No


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

Política Pública ÁREA DE ATENCIÓN

Tierras, retorno y sostenibilidad de la labor agropecuaria

ENTIDAD DEL SNAIPD

Descripción

Plan

Marco Jurídico

Descripción

Marco Jurídico

Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural

Banco Agrario

Plan ÁREA DE ATENCIÓN

ENTIDAD DEL SNAIPD Descripción

Tierras, retorno y sostenibilidad de la labor agropecuaria

INCODER

Atención Social para la integración a las nuevas dinámicas propias de la movilidad

Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional (Acción Social)

Declaración del desplazamiento masivo de población a causa de la violencia como evento catastrófico: El Acuerdo CNSSS 59 de 1997 declara como evento catastrófico el fenómeno de desplazamiento forzado y se establecen lineamientos para la atención en salud a los desplazados y la ejecución de los recursos para la atención en salud.

Marco Jurídico

Acuerdo CNSSS 59 de 1997

Ministerio de Educación Nacional Educación

Declaración del desplazamiento masivo de población a causa de la violencia como evento catastrófico: SENA

El Acuerdo CNSSS 59 de 1997 declara como evento catastrófico el fenómeno de desplazamiento forzado y se establecen lineamientos para la atención en salud a los desplazados y la ejecución de los recursos para la atención en salud.

16

No.


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Programa

Descripción

Marco Jurídico

Programas de Atención a Población en Condición de Desplazamiento: Los programas desarrollados son: Subsidio integral para la compra de tierras: convenio administrativo entre el Incoder y Acción Social para la transferencia de fondos destinados a subsidios para la compra de tierras para la población desplazadas. Subsidio de Vivienda de Interés Social Rural VISR: el Ministerio a través del Banco Agrario otorga subsidios de vivienda a hogares en condición de desplazamiento que resulten favorecidos por la convocatoria. Programa Especial de Fomento y Desarrollo Agropecuario: Financiación a proyectos productivos en áreas rurales desarrollados por población desplazada, ya sea en forma individual o asociativa.

Subsidio de Vivienda de Interés Social Rural VISR: Subsidio otorgado por el Banco Agrario que permite a los hogares determinados en los decretos 0973 de 2005 y 4427 del mismo año, hogares indígenas y Afrocolombianos, al igual que hogares desplazados, construir sitio propio, mejorar la vivienda o adquirir una vivienda nueva.

Ley 387 de 1997; Ley 1152 de 2007 artículo 126; Decreto 973 de 2005; Decreto 2675 de 2005

Decreto 2569 de 2000; Decreto 0973 de 2005; Decreto 4427 de 2005

Proyecto

Descripción

Marco Jurídico

Titulación de Baldíos a Nivel Nacional: Título de propiedad del Terreno baldío a población desplazada y título de propiedad colectiva a población Afrocolombiana Subsidio Integral Para Conformación de Empresas Básicas Agropecuarias Nivel Nacional, Atención a Población Desplazada y Campesina: Facilita el acceso a la tierra a pobladores campesinos y desplazados, se otorga un subsidio para compra de predios y para cancelar parte de los requerimientos financieros del proyecto productivo.

Ley 160 de 1994; Decreto 2000 de 2009

Proyecto de Acceso al Sistema Educativo para la Población Vulnerable: Atención Educativa a Población Afectada por la Violencia: Asistencia a la población desplazada en el sistema educativo con recursos de inversión presupuesto nacional y del Sistema General de Participaciones SG.

17

No Especifica.


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

Plan ÁREA DE ATENCIÓN

ENTIDAD DEL SNAIPD Descripción

Marco Jurídico

Ministerio de Comercio Emprendimiento Industria y Turismo

ÁREA DE ATENCIÓN

Plan

ENTIDAD DEL SNAIPD Descripción

Vivienda Urbana

ÁREA DE ATENCIÓN

Marco Jurídico

Ministerio de Ambiente, vivienda y desarrollo territorial Política Pública

ENTIDAD DEL SNAIPD

Descripción

Gestión de cooperación internacional

ÁREA DE ATENCIÓN

Ministerio de Relaciones Exteriores

Trabaja en Coordinación con Acción Social en el tema de Cooperación Internacional, pero no especifica política, plan, programa o proyecto para población desplazada

Política Pública

ENTIDAD DEL SNAIPD

Descripción

Comunicación, difusión y visibilización mediática

Marco Jurídico

Plan

Marco Jurídico

Descripción

Marco Jurídico

Ministerio de Comunicaciones

No.

No.

No.

No.

Comisión Nacional de Televisión

No.

No.

No.

No.

La formulación de la Política Pública para el Dves-

condición de desplazamiento permite que el Estado

plazamiento Forzado en la Ley 387 de 1997 significa la

destine recursos económicos, logísticos e institucio-

institucionalización de las demandas en atención y

nales para la prevención, atención y resocialización

resocialización de la población en condición de des-

de aquellas personas que fueron expulsadas de sus

plazamiento, normativizando la condición de des-

terrenos y viviendas por actores del conflicto armado

plazamiento y los protocolos para su atención. El

en desarrollo de las dinámicas propias de la guerra,

institucionalizar las demandas de la población en

sin embargo, lo que parece un logro para las víctimas

18


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Proyecto

Descripción

Marco Jurídico

Convocatoria FOMIPYME - ACCIÓN SOCIAL 2006 para cofinanciar proyectos que beneficien a la población en situación de desplazamiento:

No.

Se cofinanciarán proyectos presentados por Pymes pertenecientes a población desplazada.

Programa

Descripción

Marco Jurídico

Subsidio Familiar de Vivienda para la Población en Situación de Desplazamiento: El Ministerio de Ambiente y Vivienda y Desarrollo Territorial modifica el decreto 951 de 2001 que fija disposiciones para el otorgamiento del Subsidio Familiar de Vivienda a población desplazada, dictando otras disposiciones acerca del mismo, siendo el aumento del monto del subsidio la principal modificación.

Decreto 4911 de 2009; Decreto 951 de 2001

Proyecto

Descripción

Marco Jurídico

Proyecto Descripción

Programa Marco Jurídico

Descripción

Marco Jurídico

No.

No.

No.

No.

No.

No.

No.

No.

del desplazamiento forzado ha abierto un nuevo es-

afirmativas que respondan a la solución de la proble-

cenario de relación de poder entre ellos y el Estado.

mática social que genera el fenómeno del desplaza-

Este nuevo escenario ubica en una posición estraté-

miento forzado. De tal modo, al crearse la Política Pú-

gica de poder al Estado, pues ha cumplido con incluir

blica de Desplazamiento Forzado en la Ley 387 de 1997,

las demandas de la población en condición de despla-

el Estado asumió la responsabilidad de prevenir, aten-

zamiento en su agenda para la formulación de Polí-

der y resocializar a las víctimas del desplazamiento

ticas Públicas, lo cual significa que diseñará acciones

forzado por causa del conflicto armado, otorgándole

19


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

un sentido de legalidad y legitimidad únicamente a

y visibilización mediática, son las áreas de atención

las acciones allí diseñadas, despojando de tales sen-

en las que se deben desarrollar planes, programas y

tidos a los actos emprendidos por los movimientos

proyectos, que a su vez tienen requisitos específicos

sociales de las víctimas del desplazamiento forzado y

que terminan reduciendo aún más el número de po-

ONG que no fueron reconocidas dentro de la Política

sibles beneficiarios, y predeterminando las ayudas

Pública, haciendo que las demandas y denuncias pro-

que corresponden a los intereses del Estado y no a

nunciadas por estas lleven consigo la marca de ilega-

los de las víctimas.

lidad, ataques al statu quo, entre otras.

Si seguimos el Sistema Nacional de Atención In-

Las ventajas que este panorama le otorga al Esta-

tegral a Población Desplazada SNAIPD y las institu-

do colombiano van desde el hecho de poder definir

ciones que lo conforman, es importante observar

quién es víctima del desplazamiento forzado y, por

que tanto el Ministerio de Hacienda, El ministerio

ende, su clasificación o no en la lista de beneficia-

de Comunicaciones y la Comisión Nacional de Te-

rios de los programas de atención, hasta el contro-

levisión, comparten la particularidad de no tener

lar las áreas en las que la población en condición de

ninguna Política Pública, plan, programa o pro-

desplazamiento necesita atención. Si bien el defi-

yecto para la población en condición de desplaza-

nir quién es víctima del desplazamiento forzado es

miento, teniendo en cuenta que en ellas recaen dos

primordial para determinar la población objetivo

funciones primordiales para la defensa de la insti-

de la política pública, también genera problemas

tucionalización como logro de las víctimas del des-

de exclusión, dado que las formas de violencia que

plazamiento forzado: el otorgamiento de recursos,

producen desplazamiento son variadas y muchas

Ministerio de Hacienda, y la visibilización social,

no están incluidas o especificadas dentro de la de-

Ministerio de comunicaciones y Comisión Nacional

finición formal, haciendo que la víctima deba jus-

de Televisión.

tificar rigurosamente su condición para registrar-

En conclusión, lo que hay en materia de políticas

se como persona en condición de desplazamiento

públicas, planes programas y proyectos para la po-

y acceder a los planes, programas y proyectos de

blación en condición de desplazamiento, siguiendo

atención, teniendo en cuenta que muchos de ellos

el SNAIPD, constituye un escenario de lucha entre

y ellas son analfabetas.

las víctimas del desplazamiento forzado por causa

De igual modo, la institucionalización de la aten-

del conflicto armado y el Estado, en la que el Esta-

ción a las demandas del desplazamiento forza-

do formuló para sí deberes en la atención a la po-

do por parte el Estado colombiano no solo pro-

blación en condición de desplazamiento y derechos

blematizó la condición de desplazamiento con

de las víctimas, construyendo un imaginario de es-

requerimientos, declaraciones, registros y constan-

tado de solución del problema, mientras los despla-

cias necesarios para acreditarse como desplazado o

zados y desplazadas se enfrentan a la normatividad

desplazada, sino que también definió en qué áreas

impuesta por el Estado colombiano que los define

y cómo deberían ser atendidos, tal y como puede

según sus intereses y orienta sus acciones en mate-

observarse en el Cuadro 2. El Estado definió que te-

ria resocialización e integración a las nuevas diná-

mas como vivienda, salud, atención en Derechos

micas sociales y económicas propias del proceso de

Humanos, seguridad, tierras, educación, empren-

movilidad, invisibilizando, deslegitimando e ilegali-

dimiento, atención para la integración social, asig-

zando las demandas de las víctimas que no se en-

nación de recursos, inclusión en la agenda estatal y

marcan dentro de los parámetros establecidos por

seguimiento, gestión de cooperación internacional

dicha Política Pública.

20


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Legislación Y Jurisprudencia

contribuyen a la eliminación de las inequidades de género, lo cual, será útil para el análisis y posterio-

Se diseñaron dos tipos de matrices, que corres-

res conclusiones, dado que tanto la normatividad

ponden a la Matriz de Normatividad (cuadro 3) y la

como la jurisprudencia, significan el marco legal en

Matriz de Jurisprudencia (cuadro 4), en esta opor-

el que las acciones del Estado, representadas en Po-

tunidad se ha incluido la casilla enfoque de géne-

líticas Públicas, deberán configurarse.

ro que señala si la normatividad o jurisprudencia Cuadro 3. Matriz normatividad ACTOS ADMINISTRATIVOS Acto Administrativo

Denominación Temática

Enfóque de Género (Si / No)

Decreto 250 de 2005

«Por el cual se expide el Plan Nacional para la Atención Integral a la Población Desplazada por la Violencia y se dictan otras disposiciones».

No

Acuerdo 01 de 2005 del Consejo Nacional de Atención a la Población Desplazada

«Por el cual se definen los criterios de respuesta a las peticiones presentadas por la población desplazada».

No

Acuerdo 02 de 2005 del Consejo Nacional de Atención a la Población Desplazada

«Por el cual se definen los criterio de participación de las Organizaciones de la Población Desplazada».

No

Acuerdo 03 de 2006 del Consejo Nacional de Atención a la Población Desplazada

«Por el cual se definen acciones para garantizar el derecho a la población desplazada para ser protegida contra prácticas discriminatorias».

No

Acuerdo 04 de 2006 del Consejo Nacional de Atención a la Población Desplazada

«Por el cual se adoptan mecanismos para definir responsabilidades en la ejecución de los programas institucionales para la población desplazada y el plan permanente de formación, entrenamiento y preparación de los funcionarios».

No

Acuerdo 07 de 2006 del Consejo Nacional de Atención a la Población Desplazada

«Por el cual se crea un grupo interinstitucional de seguimiento permanente del SNAIPD».

No

ACTOS LEGISLATIVOS Acto Legislativo

Denominación temática

Enfóque de Género (Si / No)

Ley 387 de 1997

«Por la cual se adoptan medidas para la prevención del desplazamiento forzado; la atención, protección, consolidación y estabilización socioeconómica de los desplazados internos por la violencia en la República de Colombia».

No

Ley 160 de 1994

«Por la cual se crea el Sistema Nacional de Reforma Agraria y Desarrollo Rural Campesino, se establece un subsidio para la adquisición de tierras, se reforma el Instituto Colombiano de la Reforma Agraria y se dictan otras disposiciones».

No

Ley 1152 de 2007 (Artículo 126)

«Por la cual se dicta el Estatuto de Desarrollo Rural, se reforma el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder y se dictan otras disposiciones».

21


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

Providencia Judicial

Síntesis

Enfoque de Género (Si / No)

Sentencia C-372-09 Corte Constitucional

Se declara exequible el parágrafo del Artículo 1 de la Ley 387/97, en el cual se le atribuye al Estado reglamentar lo que se entiende por condición de desplazado.

No

Sentencia T-025 de 2004

-Se declara un estado de cosas inconstitucional en la situación de la población desplazada. -Se resuelven obligaciones al Consejo Nacional de Atención a la Población Desplazada por la Violencia.

No

Auto 092 de 2008

«En la presente providencia, la Sala Segunda de Revisión de la Corte Constitucional adopta medidas comprehensivas para la protección de los derechos fundamentales de las mujeres desplazadas por el conflicto armado en el país y la prevención del impacto de género desproporcionado del conflicto armado y del desplazamiento forzado; tales medidas consisten, en síntesis, en (i) órdenes de creación de trece (13) programas específicos para colmar los vacíos existentes en la política pública para la atención del desplazamiento forzado desde la perspectiva de las mujeres, de manera tal que se contrarresten efectivamente los riesgos de género en el conflicto armado y las facetas de género del desplazamiento forzado, (ii) el establecimiento de dos presunciones constitucionales que amparan a las mujeres desplazadas, (iii) la adopción de órdenes individuales de protección concreta para seiscientas (600) mujeres desplazadas en el país, y (iv) la comunicación al Fiscal General de la Nación de numerosos relatos de crímenes sexuales cometidos en el marco del conflicto armado interno colombiano».

Si

Las Políticas Públicas, los planes, programas y pro-

de las organizaciones representantes de la población

yectos necesitan un marco jurídico que las sustente

en condición de desplazamiento, al igual que meca-

y reglamente, para que su fin no se desdibuje a la li-

nismos de respuesta a sus requerimientos.

bre interpretación de quién o quiénes las ejecuten,

Cuando se habla de desplazamiento forzado uno

dándole seguridad a la población objetivo de los de-

de los principales temas es el retorno, puesto que

rechos y deberes que acceder a estos representan.

para muchas familias campesinas víctimas del des-

Sin embargo, el hecho que estén escritos en la Ley y

plazamiento acostumbrarse al entorno urbano sig-

hagan parte de nuestro sistema jurídico no significa

nifica abandonar acervos culturales y laborales que

que se garantice el goce de estos planes, programas

van de la mano con su pertenencia al campo, al mis-

y proyectos a plenitud por parte de la población en

mo tiempo que garantiza que las tierras que fueron

condición de desplazamiento, y por consiguiente, la

despojadas no se queden en las manos de los victi-

solución de este problema social.

marios. Por tal motivo, era necesario incluir el tema

Siguiendo la matriz de normatividad, se han expe-

de acceso a tierras en la producción de legislación

dido actos legislativos y administrativos que adop-

para la atención del desplazamiento forzado, para

tan mecanismos, acciones o criterios necesarios para

que los campesinos y campesinas en condición de

que la institucionalización de la atención a la pobla-

desplazamiento tuvieran el derecho de retornar a

ción en condición de desplazamiento se lleve a cabo

sus tierras o por lo menos a la actividad agropecua-

con éxito, ya sea creando instituciones que respon-

ria en los terrenos dispuestos por el INCODER; sin

dan a necesidades específicas de la atención a las víc-

embargo, tras la intención de asegurar el derecho al

timas, como reformando las existentes para que res-

acceso de tierras en la legislación colombiana, exis-

pondan al mismo fin, hasta el diseño de mecanismos

te la preocupación de que al normativizarlo se ex-

que definan las formas y protocolos de participación

cluyan a familias desplazadas que no cumplen con

22


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

los requisitos establecidos en la Ley, despojándolas de la oportunidad de volver a sus tierras, derecho que se derivaría inherentemente de la condición de

Identificación: ¿Qué hay con el enfoque de género? En la revisión de políticas públicas, planes, progra-

haber sido expulsados forzadamente de ellas. Estos problemas de exclusión emanados de una

mas y proyectos de las 22 entidades que conforman

legislación marco para la Política Pública, planes,

el SNAIPD (ver cuadro 2), solo la Consejería Presiden-

programas y proyectos de atención a la población

cial para la Equidad de la Mujer ejerció alguna acción

en condición de desplazamiento forzado por cau-

para la procura de una política pública con enfoque

sa del conflicto armado que debería buscar la inclu-

de género, al redactar junto ACNUR el documento Di-

sión y equidad social de las víctimas, tal y como se

rectriz de Atención Integral de la Población Despla-

expresa en el acuerdo 03 de 2006 del Consejo Nacio-

zada con Enfoque Diferencial de Género. Que busca

nal de Atención a la Población Desplazada, permi-

que la Política Pública para el desplazamiento forza-

ten entender que el solo hecho de institucionalizar

do en Colombia, y por ende el SNAIPD, se guíe por es-

las demandas de las víctimas de desplazamiento no

tas directrices que buscan incluir el enfoque de géne-

corresponde a su solución. En este caso, más impor-

ro en la atención a las víctimas del desplazamiento

tante que establecer la existencia de unos derechos,

forzado en el marco del conflicto armado.

es garantizar el goce pleno, eficaz y efectivo de estos.

El hecho que esta sea la única acción afirmativa

Lo anterior, parece haber sido entendido por la

en la atención diferencial a las mujeres en situación

Corte Constitucional, órgano creado para defensa

de desplazamiento por parte del SNAIPD permite

y supremacía de la Constitución Política de Colom-

evidenciar la total invisibilización de la mujer como

bia, quien en su función de decidir sobre las deman-

principal víctima del conflicto armado, tanto en el

das de inconstitucionalidad de los ciudadanos y ciu-

nivel macro de la sociedad, con la ausencia acciones

dadanas contra las Leyes, los decretos con fuerza de

estatales traducidas en Políticas Públicas, planes,

Ley dictados por el Gobierno y los actos legislativos

programas, proyectos y legislación con enfoque de

reformatorios de la Constitución (Colombia. Con-

género, como en el nivel micro que legitima desde la

greso de la República. Constitución Política de Co-

reproducción del sistema sexo/género2 (RUBÍN 1991)

lombia. Artículo 241.) En la sentencia T-025 de 2004

y las relaciones de poder entre hombres y mujeres, la

declara un “estado de cosas inconstitucional en la

invisibilidad de estas como víctimas de violencias es-

situación de la población desplazada”, resolviendo

pecíficas provocadas por la construcción social que

obligaciones al Consejo Nacional de Atención a la

se ha producido y reproducido del género femenino.

Población Desplazada. Sin embargo, tras esta sen-

Igualmente, al revisar los programas y proyectos de

tencia de la Corte la situación para las personas en

las entidades del SNAIPD, se encontró un programa a

condición de desplazamiento forzado no ha sufrido

cargo de Bienestar Familiar que tiene como población

mayores mejorías, convirtiéndose la tutela en una

objetivo a las mujeres pero a mi entender no puede

de las principales armas en la búsqueda de la garan-

describirse como un programa con enfoque de género,

tía del cumplimiento de sus derechos. Para efectos del presente trabajo solo fueron escogidas las sentencias que involucraban en su resuelve decisiones que aplican al conjunto de la población desplazada, al tener en cuenta que la Tutela es un mecanismo de defensa de derechos individual.

23

2  Para efectos del presente trabajo se ha tomado el concepto de sistema sexo/género acuñado por Gayle Rubin, para quien, además del sistema económico y político, existe un sistema llamado género/sexo que así como el sistema económico regula las relaciones de intercambio, producción transformación de materia prima, el sistema género/sexo regulará las relaciones entre los géneros, tanto en el ámbito de roles sociales, la reproducción y la satisfacción de las necesidades sexuales biológicas.


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

dado que Bienestar Familiar en consonancia con el Plan

cumplimiento de las obligaciones contraídas por el

Mundial de Alimentos trabaja para ofrecer alimentos a

Estado en materia de atención a la población en si-

población vulnerable, en especial a MUJERES GESTAN-

tuación de desplazamiento. El Auto 092 de 2008 es-

TES, LACTANTES, niños y niñas, es decir, se beneficia y

tablece 10 riesgos de género en el marco del conflicto

discrimina positivamente a la mujer solo cuando cum-

armado, y declara la urgencia de la inclusión de un

ple con las obligaciones que el sistema sexo/género le

enfoque de género en la Política Pública para el des-

ha otorgado, tal como lo es la maternidad que poten-

plazamiento forzado, dados tales riesgos, petición

cializa la función de la reproducción como identidad y

que no ha sido atendida por el Gobierno nacional.

deber femenino, hecho que profundiza la dominación e inequidad de poder en las relaciones hombre-mujer, y legitima el sistema sexo género productor y reproduc-

Desarrollo objetivo específico 4. Las estadísticas obtenidas en el XII Informe de la Co-

tor de estas inequidades, despojando de todo enfoque de género a este programa del ICBF.

misión de Seguimiento El desplazamiento forzado en

En tanto el panorama es desalentador en caso de

el caso de mujeres, hogares, niños y niñas y adoles-

las Políticas Públicas, planes, programas y proyec-

centes, según acceso a la educación, nivel de escolari-

tos, hay una luz en la revisión de aquella jurispruden-

dad, participación en los programas de generación de

cia de la Corte Constitucional que ampara y exige

ingresos, atención en salud entre otras fueron:

Cuadro 5. Matriz Estadísticas. ASPECTO SOCIOECONÓMICO DE ATENCIÓN

Rol Social/familiar

INDICADORES

MUJERES NO REGISTRADAS EN EL RUPD

-Mujer y jefatura de hogar.

-Hogares desplazados con jefatura de mujer sola: 30% -Mujer cónyuge del jefe de hogar: 19,7% -Mujeres desplazadas jefes de hogar: 18.2% (del total de mujeres desplazadas)

Indígenas

-Mujeres desplazadas pertenecientes a un grupo indígena: 6.2 %

-Mujeres desplazadas pertenecientes a un grupo indígena: 5.3%

Afrocolombianas

-Mujeres desplazadas negras o afrocolombianas: 16.2%

-Mujeres desplazadas negras o afrocolombianas: 18.3%

Tasa bruta de Escolaridad

92.1

85.2

Tasa bruta de escolaridad según niveles

-Preescolar: 48.6 -Primaria: 125,2 -Secundaria: 89.1 -Media: 51,1 -Todos los niveles: 92.1

Preescolar: 54.7 -Primaria:115.2 -Secundaria: 77.9 -Media: 40.9 -Todos los niveles: 85.2

Tasa neta de escolaridad de mujeres (asistencia y concordancia entre edad y nivel educativo)

-Preescolar: 45.0 -Primaria: 88.6 -Secundaria: 60.7 -Media: 24.4 -Todos los niveles: 86.7

-Preescolar: 50.6 -Primaria: 82.7 -Secundaria: 56.6 -Media: 19.4 -Todos los niveles: 81.3

Causas de inasistencia a los centros escolares relacionadas con género

-Embarazo en niñas que no estudian: 5% -Asunción temprana de responsabilidades familiares en niñas que no estudian de hogares: 11.1%

-Embarazo en niñas que no estudian: 5.1% -Asunción temprana de responsabilidades familiares en niñas que no estudian de hogares: 8.4%

Pertenencia Étnica

Educación

MUJERES REGISTRADAS EN EL RUPD

24


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

Afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud

-Régimen contributivo: 0.7%; Régimen subsidiado: 71%; Total afiliadas: 78%; Vinculadas con carta 18%; Vinculadas sin carta: 0.5%

Régimen contributivo: 0.4%; Régimen subsidiado: 64%; Total afiliadas: 68%; Vinculadas con carta 31%; Vinculadas sin carta: 0.0%

Apoyo Psicosocial

Mujeres que solicitaron el apoyo: 5.3% ;Porcentaje de respuesta a las solicitudes: 81.1%

-Mujeres que solicitaron el apoyo: 2.4%; Porcentaje de respuesta a las solicitudes: 77%

Cuidado de las madres

-Cuidado mínimo (según OMS) controles prenatales: Primer control antes del primer trimestre: 50.4%; Primer control en el segundo o tercer trimestre: 6%; Más de tres controles al noveno mes: 76%; Más de 7 controles al noveno mes: 34,6%; control por mes al noveno mes: 11%

Cuidado mínimo (según OMS) controles prenatales: Primer control antes del primer trimestre: 41.3%; Primer control en el segundo o tercer trimestre: 5,1%

Personas en situación de inseguridad alimentaria

-Consumieron menos de lo que deseaban: 63.4%; Se quejaron de hambre: 45.6%; Dejaron de consumir al menos de una comida principal: 50.8%; Alguno de los Anteriores:68.1%; Todos los anteriores: 37.5%; Ninguno de los anteriores: 32.9%

-Consumieron menos de lo que deseaban: 66.9%; Se quejaron de hambre: 48.2%; Dejaron de consumir al menos de una comida principal: 53.1%; Alguno de los Anteriores: 71.5%; Todos los anteriores: 39.4% Ninguno de los anteriores: 28.5%

Apoyo Alimentario Asistencia alimentaria a las madres

Hogares con jefatura femenina: 8.2%; Durante la gestación: 5.3%; Durante la lactancia: 8.8%

-Hogares con jefatura femenina: 4.9%; Durante la gestación: 3.6%; Durante la lactancia: 4.4%

Condición de Actividad

-Inactivas: 60%; Ocupadas: 35%; desocupadas: 5%

-Inactivas: 61%; ocupadas: 33%; desocupadas: 6%

Condiciones laborales

-Afiliación a riesgos profesionales para empleadas u obreras: 12.3%; Afiliación a una eps: 11.5%; Afiliación a un fondo de pensiones: 11.6%; Trabajadoras independientes: los niveles de afiliación son inexistentes.

-Afiliación a riesgos profesionales para empleadas u obreras: 9.4%; Afiliación a una eps: 10.8%; Afiliación a un fondo de pensiones: 8.7%

Salario

-Mujeres que devengan un salario mínimo mensual o más: 5%; Hogares con jefatura femenina con ingresos inferiores a la línea de pobreza: 99.2%; Hogares con jefatura femenina con ingresos inferiores a la línea de indigencia:86%

-Hogares con jefatura femenina con ingresos inferiores a la línea de pobreza: 98.5% Hogares con jefatura femenina con ingresos inferiores a la línea de indigencia: 81%

Cursos de capacitación y programas de generación de ingresos

-Mujeres que accedieron a cursos de capacitación: 14,7; Mujeres que accedieron a programas de generación de ingresos: 9%

-Mujeres que accedieron a cursos de capacitación: 3.3%; Mujeres que accedieron a programas de generación de ingresos: 1.0%

Salud

Situación Alimenaria

Condición laboral y posibilidades de generación de ingreso por parte de las mujeres desplazadas.

25


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

Siguiendo el XII Informe de la Comisión de Segui-

sistema de atención que no considera apoyos espe-

miento de CODHES El desplazamiento forzado en el

ciales que respondan a las necesidades derivadas de

caso de mujeres, hogares, niños y niñas y adolescen-

la violencia basada en género ejercida en el proceso

tes (CODHES., Barberi G., Ramirez G, Misas, & Prada

del desplazamiento, sino que las tasas de acceso a

P., 2009), único informe del desplazamiento forzado

los programas o proyectos de atención en salud, edu-

con enfoque de género, a pesar que la Corte Cons-

cación, alimentación, empleo, formación, vivienda y

titucional en el Auto 092 de 2008 (Auto 092, 2008)

proyectos productivos son precarias, aún en las que

estableció 10 riesgos de género en el marco del con-

se presumiría serían vitales para su resocialización

flicto armado, y que llevó a las entidades estatales

como la atención psicosocial, cuyo porcentaje de so-

responsables del seguimiento, estadísticas e infor-

licitud según el informe fue del 5.3% de las mujeres re-

mes del desplazamiento forzado a causa de la vio-

gistradas en el RUPD, resaltando que de ese porcen-

lencia a realizar informes sobre estos 10 riesgos de

taje solo el 81.1% de las solicitudes tuvieron respuesta.

género que sugirió la Corte. Las mujeres en situa-

Los indicadores de los aspectos evaluados en las

ción de desplazamiento no solo deben enfrentarse

situación socio-económica de las mujeres víctimas

a un sistema de atención que no considera apoyos

del desplazamiento forzado muestran interseccio-

especiales que respondan a las necesidades deriva-

nes de los roles sociales y económicos y su condición

das de la violencia basada en género ejercida en el

de desplazamiento que hacen de ellas unas víctimas

proceso del desplazamiento, sino que las tasas de

más vulnerables que los hombres. El censar a las

acceso a los programas o proyectos de atención en

mujeres por pertenencia étnica cobra importancia

salud, educación, alimentación, empleo, formación,

en tanto el ser indígena como afrocolombiana adi-

vivienda y proyectos productivos son precarias, aún

ciona un factor de discriminación a su condición de

en las que se presumiría serían vitales para su reso-

desplazamiento y de ser mujer, lo cual tendrá inci-

cialización como la atención psicosocial, cuyo por-

dencia en las oportunidades de acceso a procesos

centaje de solicitud según el informe fue del 5.3% de

de formación, mercado laboral y emprendimiento.

las mujeres registradas en el RUPD, resaltando que

A pesar que la encuesta tiene en cuenta estos indi-

de ese porcentaje solo el 81.1% de las solicitudes tu-

cadores y otros como la condición de madre cabeza

vieron respuesta.

de familia, no relaciona visiblemente estos factores

Siguiendo el XII Informe de la Comisión de Segui-

de discriminación con los bajos accesos a progra-

miento de CODHES El desplazamiento forzado en el

mas de atención a población en condición de des-

caso de mujeres, hogares, niños y niñas y adolescen-

plazamiento o a derechos más universales como la

tes (CODHES., Barberi G., Ramirez G, Misas, & Prada

salud, la educación y el trabajo, es decir, sería im-

P., 2009), único informe del desplazamiento forzado

portante observar el acceso a estos por parte de la

con enfoque de género, a pesar que la Corte Cons-

población en condición de desplazamiento indígena

titucional en el Auto 092 de 2008 (Auto 092, 2008)

y afrocolombiana.

estableció 10 riesgos de género en el marco del con-

De otro lado, resulta preocupante la situación de

flicto armado, y que llevó a las entidades estatales

las mujeres en situación de desplazamiento en el

responsables del seguimiento, estadísticas e infor-

tema de empleo, puesto que el fenómeno de discri-

mes del desplazamiento forzado a causa de la violen-

minación laboral y salarial que enfrentan las muje-

cia a realizar informes sobre estos 10 riesgos de gé-

res en la cotidianidad se une a la dinámica del con-

nero que sugirió la Corte. Las mujeres en situación

flicto armado, sumando a la discriminación laboral

de desplazamiento no solo deben enfrentarse a un

y salarial por el hecho de ser mujer, la discriminación

26


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

por ser mujeres en condición de desplazamiento.

de obtener una atención interdisciplinar y asegurar

La consecuencia es tener un altísimo porcentaje,

la reincorporación social de las víctimas del despla-

99.2%, de mujeres cabeza de hogar con ingresos por

zamiento. Planes, programas y proyectos de acceso

debajo de la línea de pobreza y uno no menos infe-

a vivienda, educación, formación para el trabajo y

rior, 86%, con ingresos por debajo de la línea de in-

apoyo financiero para la formación de microempre-

digencia, mientras que el apoyo alimentario a las

sas son algunas de las acciones del SNAIPD y las en-

familias con mujeres cabeza de familia es de solo

tidades que lo conforman para alcanzar su objetivo.

el 8%, dejando entrever la falta de interés del Esta-

Sin embargo, los objetivos del Estado en la pro-

do por formular acciones positivas que mitiguen las

tección, prevención y atención a las víctimas del

consecuencias de las dinámicas sociales y económi-

desplazamiento a causa del conflicto armado no

cas de discriminación.

han sido alcanzados de manera eficaz ni eficiente a pesar de que al leer la legislación sobre el tema

Evaluación de la política pública para el desplazamiento forzado en materia de atención a la mujer en condición de desplazamiento forzado por la violencia en colombia

pareciese que fuera suficiente. Los informes de la

La tarea de evaluar las políticas públicas, planes

la población, ya alertaban sobre su difícil situación,

programas y proyectos de atención a las mujeres víc-

debido a la no importancia que el Estado Colombia-

timas del desplazamiento forzado a causa del con-

no otorga al cumplimiento efectivo de los deberes

flicto armado nos permite evidenciar cuál es la im-

que consagró la Ley en respuesta a las necesidades

portancia que el Estado colombiano le brinda a las

de las víctimas del desplazamiento.

Comisión de Seguimiento, las reclamaciones continuas de las víctimas recopiladas mediante la revisión de prensa y la jurisprudencia de la Corte, en especial la sentencia T- 025 de 2004, que declara un estado de cosas inconstitucional en la situación de

demandas de este sector social y la eficiencia y efi-

La situación empeora cuando el estudio se en-

cacia con la que las atiende, puesto que siguiendo la

foca a la atención de las mujeres víctimas del des-

definición de Alejo Vargas las políticas públicas son

plazamiento forzado, quienes deberían tener unos

esas acciones y decisiones tomadas y ejecutadas

protocolos de atención propios a la violencia basa-

por el Régimen Político con el fin de resolver o hacer

da en género o violencia contra la mujer, que según

manejables situaciones socialmente problemáticas

la convención de Belém Do Pará debe entenderse

(Vargas V, 1999). Asimismo, los planes, programas y

como «cualquier acción o conducta, basada en su

proyectos fueron vistos en el presente análisis como

género, que cause muerte, daño o sufrimiento físi-

las acciones afirmativas del Estado Colombiano en

co, sexual o psicológico a la mujer, tanto el ámbito

la implementación de la Política Pública sobre des-

de lo público como de lo privado» (CONVENCIÓN

plazamiento forzado.

INTERAMERICANA PARA PREVENIR, SANCIONAR

En esta revisión pude encontrar que, efectivamen-

Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

te, el gobierno nacional había diseñado una política

CONVENCION DE BELEM DO PARA. (1994). Esta-

pública para el desplazamiento y que al reglamen-

dos Parte de la Convención. Recuperado de http://

tarla en la Ley 387 de 1997 dio espacio para el naci-

www.oas.org/juridico/spanish/tratados/a-61.

miento del SNAIPD (Sistema Nacional de Atención

html) La violencia de género ejercida durante el

Integral al Desplazado) vinculando en este sistema

proceso de desplazamiento y las consecuencias

a distintas entidades del Estado y privadas con el fin

de ser mujer en condición de desplazamiento a la

27


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

hora de insertarse en la sociedad receptora no han

necesidades y deberes socialmente atribuidos al gé-

sido atendidas de manera eficaz y eficiente por

nero masculino, pero con las reglas del juego que ri-

parte del Estado colombiano, muestra de ello son

gen socialmente el agenciar del género femenino.

las cifras registradas en el XII Informe de la Comi-

Atención de la mujer en condición de desplazamiento forzado por el conflicto armado, 1997-2010

sión de Seguimiento El desplazamiento forzado en el caso de mujeres, hogares, niños y niñas y adolescentes, que muestran altos indicadores en problemas como la deserción escolar por causas de género, de inseguridad alimentaria en los hoga-

Si se utilizasen números para evaluar las políti-

res con mujer cabeza de hogar, junto con los bajos

cas públicas, planes, programas y proyectos para la

porcentajes de recepción de asistencia psicosocial

atención de las mujeres en situación de desplaza-

y de mujeres inscritas en cursos de capacitación y

miento forzado por causa del conflicto armado co-

generación de ingresos.

lombiano, en una escala de 1 a 10, el resultado sería

Cuando se habla del desplazamiento forzado sue-

3.0, es decir, deficiente. La doble discriminación que

le asociarse con personas, familias o incluso pobla-

las mujeres víctimas del desplazamiento forzado

ciones enteras movilizadas de sus tierras por cau-

sufren, de un lado, por el hecho de ser mujeres y, de

sa de amenazas violentas directas o indirectas que

otro lado, por ser población en condición de despla-

obligan a hombres, mujeres, niños y niñas a aban-

zamiento, permiten que las estadísticas muestren

donar sus viviendas sin premeditación o planeación

preocupantes cifras de la realidad social, económi-

alguna hacia lugares que ellos y ellas considerarían

ca, sanitaria y alimenticia de estas mujeres, sin que

seguros. Visto así, no sería necesaria la realización

las pocas políticas, planes, programas y proyectos

de acciones afirmativas con enfoque de género en

de atención que las beneficia tengan niveles acep-

la atención de la población desplazada, puesto que

tables de prestación de ayuda efectiva a las vícti-

tanto hombres como mujeres son víctimas poten-

mas, lo cual se evidencia con los bajos porcentajes

ciales frente a una expulsión de sus tierras sin que

de acceso de las mujeres según el XII Informe de la

la condición de género intervenga en la selección de

Comisión de Seguimiento. Las mujeres en situación de desplazamiento por

las víctimas. Infortunadamente, esta homogenización de las

la violencia están inmersas en una situación de invi-

víctimas prevaleciente tanto en los protocolos de

sibilización, no resocialización y desatención como

atención, como en la política pública, los planes,

mujeres víctimas de formas de violencias basadas

programas y proyectos invisibiliza formas de ame-

en género dentro del proceso de desplazamiento

naza exclusivas contra las mujeres como la violen-

forzado a causa del conflicto armado, a pesar de

cia sexual, el reclutamiento por parte de los grupos

que la Corte Constitucional identificó en el Auto

armados ilegales para ser esclavizadas en trabajos

092 de 2008 diez formas de violencia contra la mu-

domésticos en los campamentos, al igual que las

jer en el marco del conflicto armado, y dictaminó

consecuencias del desplazamiento como la inser-

que era URGENTE la inclusión de un enfoque de gé-

ción en nuevos roles y dinámicas sociales que antes

nero en la Política Pública de Desplazamiento For-

le eran propios a los hombres; ejemplo de ello es el

zado y en el accionar del SNAIPD.

asumir la jefatura del hogar luego del asesinato del

Como consecuencia de la ausencia de un enfoque

esposo o compañero, teniendo que insertarse en

de género en la Política Pública de Desplazamien-

el sistema económico y social como un agente con

to Forzado no se han generado planes, programas

28


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

ni proyectos por parte de las entidades integrantes

social que sufrió formas de violencias de género re-

del SNAIPD que permitan erradicar las inequidades

semantizadas por las lógicas y prácticas del conflicto

entre hombres y mujeres, tanto las generadas por

armado, convirtiéndolas en sus demandas e ideando

el desplazamiento forzado a causa de la violencia

estrategias como grupo social para que estas sean

como aquellas sobre las que se han construido las

incluidas dentro de la agenda del Estado, hecho ne-

relaciones de poder inter-géneros.

cesario para la formulación de las políticas públicas.

Tal vez, podría afirmarse que en vez de haber sido

Siendo así, sería de suma importancia la formu-

diseñados programas con enfoque de género fue-

lación no solo de una política pública de desplaza-

ron creados unos que evidencian la producción y re-

miento forzado con enfoque de género, sino de una

producción de la dominación de los hombres sobre

política pública de mujeres víctimas de violencias de

las mujeres, como lo es el escoger a la mujer como

género por el conflicto armado, en la que se incluyan

parte de la población objetivo solo cuando cum-

la prevención y atención a las mujeres desplazadas,

ple con la función de gestar y amamantar. Lo ante-

víctimas de violencia sexual, reclutamiento forza-

rior no quiere decir que no deben existir estos pro-

do, entre otras violencias contra la mujer, desde los

gramas, puesto que el embarazo y la lactancia son

significados que estos adquieren en la dinámica del

periodos que exigen máximo cuidado de la mujer,

conflicto armado.

el problema es que sea junto con la prioridad a la atención de madres desplazadas cabeza de familia, las únicas acciones afirmativas del Estado con respecto a la mujer desplazada por la violencia, siempre otorgándole a la mujer como funciones primor-

Notas y recomendaciones complementarias Una de las formas de violencia basada en género más utilizada por los actores armados en el pro-

diales la inscritas en la categoría familia. Sin embargo, el construir una política pública de

ceso de desplazamiento corresponde a la violencia

desplazamiento con enfoque de género podría con-

sexual, la cual no es exclusiva del conflicto colom-

siderarse tan solo un primer paso para que las mu-

biano, sus actores o de un momento histórico, si no

jeres en situación de desplazamiento puedan iden-

que representa una práctica de guerra sistemáti-

tificarse como grupo social al reconocer que tienen

ca y ahistórica de violación de los Derechos Huma-

demandas propias de su género que fueron visibili-

nos de las mujeres, convirtiéndose así en uno de los

zadas como consecuencias de su condición de des-

principales parámetros para definir la violencia de

plazadas, lo cual serviría como plataforma para evi-

género. Claro está que no solo la violencia sexual es

denciar que estas formas de violencia no solo se

un indicativo de violencia basada en género, puesto

generan en el marco del proceso de desplazamiento

que la agresión psicológica y física también son for-

forzado, sino también pueden ejecutarse de forma

mas de violencia contra la mujer que no siempre se

aislada y particular en el marco del conflicto. Así, la

desarrollan en el contexto de una violación o agre-

mujer violada por un actor del conflicto armado, la

sión sexual, aunque puede afirmarse que su perpe-

madre, hermana o hija cuya familia fue asesinada a

tuación, e incluso su tentativa, sí es la amalgama

causa de la guerra, la mujer reclutada para realizar

de la agresión física, psicológica y sexual. De igual

trabajos domésticos en los campamentos, la despla-

modo, se incluyen el daño económico y patrimonial

zada por la violencia y aquella o aquellas que infor-

dentro de la definición de violencia contra la mujer,

tunadamente hayan sido víctimas de varias de estas

según la Ley de No Violencias Contra las Mujeres

violencias de género, se identifiquen como un grupo

(Ley 1257 2008).

29


Interlocuciones // Leidy Yohana Rodríguez Niño

La pregunta que subyace es ¿si la violación y la

tradicionalmente al hombre como la jefatura

agresión sexual constituyen prácticas de guerra

del hogar, dentro del margen del conflicto arma-

de los grupos armados ilegales, por qué no existe

do, no pueden ser atendidas o penalizadas como

una política pública para mujeres víctimas de vio-

si hubiesen sido llevadas a cabo fuera de la gue-

lencia de género en el marco del conflicto armado?

rra, dada la asignación de distintos significados en

Una posible respuesta es que la práctica de violen-

ambos contextos.

cias contra la mujer dentro de la dinámica del con-

El incluir el enfoque de género en la política pú-

flicto suele verse, significarse y, por ende, tratarse

blica de desplazamiento, aunque constituye un lo-

desde la concepción que estos delitos tienen en los

gro y un primer paso en el reconocimiento estatal

contextos sociales de no situación de conflicto, sin

de las formas diferenciadas de violencias de las que

tener en cuenta que una violación, por ejemplo, en

las mujeres son víctimas, también podría convertir-

una situación fuera del conflicto corresponde a las

se en una herramienta de invisibilización de los sig-

lógicas de relaciones de poder de dominación de

nificados de estas prácticas de violencias de género

hombres sobre mujeres, ya sea imprimiendo vio-

en la guerra, al ser difuminadas dentro del fenóme-

lencia al acto sexual, concepción clásica con más

no del desplazamiento y vistas desde allí como la

aceptación, o siendo una característica propia de

continuación de los delitos contra las mujeres de la

toda relación sexual entre un hombre y una mu-

sociedad civil al conflicto armado, en este caso en

jer, como lo conceptualiza Catherinne Mackinnon

el proceso de desplazamiento (Mackinnon, 1999),

(Mackinnon, 1999).

pero sin que sus significados hayan sido modifi-

Cualquiera sea la definición de violación sexual

cados por la confrontación, y por consiguiente las

que se acuñe, una característica que le sería pro-

nuevas significaciones no sean tenidas en cuenta

pia es la de ser tanto particulares como genéricas,

en la elaboración de la política pública.

como lo expone Mackinnon (Mackinnon, 1999),

Por tal motivo, se recomienda a los movimien-

siendo precisamente en el aspecto genérico que el

tos sociales de mujeres víctimas del desplazamien-

conflicto otorga más nuevos significados al abuso

to forzado y ONG que trabajan en la defensa de los

sexual, de tal modo las violaciones no solo busca-

Derechos Humanos de las mujeres, que no direc-

rían degradar y humillar a la mujer víctima por per-

cionen únicamente sus esfuerzos en alcanzar la in-

tenecer al género femenino, sino dar una demos-

clusión de un enfoque de género en la Política Pú-

tración de ejercicio de poder frente al adversario,

blica de Desplazamiento Forzado, sino que este

utilizando la violación como una advertencia y una

sea un primer escalón que sirva de visibilización de

amenaza a la comunidad adversaria, incluso, como

las mujeres como víctimas de violencias de género

una afrenta entre hombres al poseer como quiso y

en contextos de guerra, identificándose como des-

cuando quiso a la mujer sobre la que se tiene potes-

plazadas, pero también como mujeres que, dada

tad, entre otros significados que potencializan la

su condición de género, son blanco de violencias

agresión sexual de la ofensa de la integridad de la

que producen y reproducen la cultura hegemóni-

víctima al agravio comunal.

ca machista. Luego de esta doble identificación

Lo anterior ejemplifica que una violación sexual,

entonces será más fácil construir una política pú-

el reclutamiento forzado de mujeres por el con-

blica de atención a mujeres víctimas de violencias

flicto armado, las agresiones físicas, el sufrimien-

de género por el conflicto armado, en la cual se vi-

to de las madres por sus hijos e hijas desapareci-

sibilicen los actos violentos basados en género no

das y el asumir nuevos roles sociales atribuidos

como parte de un proceso más general, como lo es

30


Desplazamiento forzado y enfoque de género: un ausente en la política pública actual

el desplazamiento, sino como violencias que ad-

por su condición de mujer en el marco del conflic-

quieren significados propios dentro de la dinámica

to armado, sin que estos estos se hayan dado den-

de la guerra y que se resemantizan al pasar de una

tro de la concreción de formas de violencia más vi-

esfera civil a la del conflicto, cubriendo a aquellas

sibles como el desplazamiento forzado, masacres

mujeres que han sido víctimas de hechos violentos

y combates.

Referencias • Auto 092 (Corte Constitucional 2008). • CODHES. (s.f.). CODHES. Recuperado el 3 de marzo de 2010, de www.codhes.org/index. php?option=com...task • CODHES., G. S., Barberi G., F., Ramirez G, C., Misas, J. D., & Prada P., G. (2009). Décimosegundo Informe. El desplazamiento forzado en el caso de mujeres, hogares, niños y niñas y adolescentes. • Colombia. (1991). Constitución Política de Colombia. • Colombia, C. d. (1997). Ley 387 de 1997 Por la cual se adoptan medidas para la prevención del desplazamiento forzado. • Convención Interamericana Belem Do Para. (1994). CONVENCIÓN INTERAMERICANA PARA PREVENIR, SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER CONVENCION DE BELEM DO PARA. (1994). Esta-

dos Parte de la Convención. Recuperado el 10 de 03 de 2010, de http://www.oas.org/juridico/spanish/ tratados/a-61.html • Incoder. (s.f.). Incoder. Recuperado el 3 de marzo de 2010, de INCODER. Recuperado de http://www. incoder.gov.co/ • Mackinnon, C. (1999). Crímenes de guerra, crímenes de paz. En S. Shute, & S. HarLey, De los derechos humanos. Madrid: Trotta. • Vargas V, A. (1999). Notas sobre el Estado y las polìticas públicas. Almudena Editores.

31


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

EL GRAFITI: UNA FORMA GRÁFICA DE PARTICIPACIÓN POLÍTICA DIRECTA DE LA JUVENTUD* Juliet Esmeralda Díaz Díaz1

Introducción

E

n Latinoamérica, salvo en Cuba, el abstencionismo llega a niveles cercanos al 60%

con respecto a los censos electorales. Esta situación se hace aún más crítica si el análisis se realiza únicamente con respecto a la participación de los ciudadanos con edades entre los 18 y los 25 años. Estos estudios parten de entender la participación política solo en términos institucionales, es decir, entenderla solo a partir de los espacios institucionales provistos por las disposiciones legales como la constitución, en otros términos, espacios proporcionados por el sistema político; sin embargo, la participación política también puede presentarse de manera informal, sin mediaciones del sistema político; es este tipo de participación política la que prefieren los jóvenes. En Colombia la situación no es diferente, las cifras de abstencionismo en las elecciones generalmente rodean el 60% general y un 80% entre los jóvenes con edades entre los 18 y los 25 años. Pese a ello, las formas de participación no institucional emergen a diario como la forma de comunicación (Pasquino, 2004) de los jóvenes con su entorno y en especial con el sistema político, es en este contexto en el que el grafiti surge como una herramienta gráfica que permite a los jóvenes interactuar, a partir de sus demandas, con la sociedad que los rodea. En este contexto surge el presente trabajo que pretende analizar el grafiti como actividad gráfica y a su vez política; la intención es, mediante un acercamiento a la realidad de los jóvenes dedicados al grafiti, examinar cómo este se convierte en una forma de participación política e indagar acerca de la incidencia de dicho medio de expresión en la cotidianidad de sus vidas y en la de sus comunidades. Se parte de la experiencia concreta adquirida en el trato con cinco jóvenes de distintas edades y de distintos orígenes, jóvenes con distintas formas de ver su mundo y que, sin embargo, interactúan con este a partir del grafiti. La participación política vista desde estos jóvenes, desde el arte gráfico y, específicamente, desde el grafiti necesita de una conceptualización y de una categorización que hasta ahora es más que precaria, inexistente en la literatura política colombiana; por esta razón y ante un fenómeno tan presente, pero en ocasiones tan invisible como el grafiti, surge la inquietud respecto a la forma en la que el diseño gráfico se convierte en *  Este escrito es una síntesis del trabajo de monografía presentado para optar el grado de Politóloga, Universidad Nacional 1  Politóloga. Universidad Nacional de Colombia.

34


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

imágenes y estas a su vez en acciones que afectan

un fenómeno tan común y popular como el grafiti.

directamente a la ciudadanía.

Para ello, es importante el desarrollo de nuevas ca-

Los objetivos de este escrito son identificar y cate-

tegorías y el comienzo de estudios serios que per-

gorizar el tipo de participación política de los jóve-

mitan, a la postre, consolidar una teoría sobre la

nes dedicados al grafiti; analizar la forma en la que

participación política juvenil.

el grafiti como forma gráfica de acción directa se

Es común encontrar jóvenes que muestran «apa-

constituye en una forma de participación política,

tía» a la participación en política, sin embargo en

e identificar el tipo de incidencia que tiene un poli-

muchas ocasiones no se trata de apatía, simplemen-

tólogo en un proceso de autogestión como el de los

te el tipo de ciencia política que se acostumbra no

jóvenes dedicados al grafiti.

tiene las herramientas para ver ejercicios de partici-

La intención final es no solo dar cuenta de las for-

pación política, que se encuentran cubiertos por las

mas en las que el grafiti se convierte en una herra-

dinámicas propias de la segunda modernidad –pos-

mienta política para los jóvenes y sus comunidades,

modernidad-(Herrera, 2000), es decir, por ejercicios

sino, además proponer las bases para nuevas inves-

de expresión individual o colectiva propios de una

tigaciones respecto a las formas de participación

nueva estética y de un cierto nuevo orden político y

no formales en América Latina.

económico. La posmodernidad trajo consigo una revolución

PROBLEMA

en las formas de comunicarse, de identificarse, de relacionarse y de definirse, todas estas apropiadas,

En Colombia y en Bogotá particularmente, los jó-

desde luego, por el arte y la política. En este contex-

venes buscan a diario formas de comunicarse con

to y en medio de una sociedad como la colombiana,

el sistema político, sin embargo esta búsqueda no

cuya cultura política es de tipo súbdito parroquial

es consciente, y en la mayoría de los casos surge de

(Almond y Verba, 1970); surgen expresiones de par-

forma espontánea.

ticipación como la gráfica de acción directa, que es

Se parte de una investigación de campo, realizada durante 16 meses, y de una revisión de literatura re-

el resultado de la intervención de espacios utilizando la técnica de grafiti por parte de los jóvenes.

lacionada con la participación política de los jóvenes,

Se considera aquí al grafiti como una forma grá-

en particular con los dedicados al arte urbano. Se ob-

fica de acción directa, que es a la vez una forma de

servó la carencia de un análisis detallado respecto al

participación política juvenil, una forma de partici-

comportamiento de estos frente al sistema político,

pación política particular de jóvenes. La pregunta

excepto algunos artículos de periódicos locales que

básica que permite comprender al grafiti como una

se refieren a ellos como apáticos o personas que no

herramienta de participación política es: ¿Cómo y

participan en política. No existe ningún tipo de acer-

por qué los jóvenes bogotanos representan su

camiento que dé cuenta de las opiniones y compor-

visión del mundo mediante el grafiti como for-

tamientos de estos jóvenes frente a la política y, par-

ma gráfica de acción directa que se constituye

ticularmente, frente a la participación política.

en una forma de participación política?

Por lo anterior, este trabajo presenta el resultado de 16 meses de interacción con 5 jóvenes dedicados al grafiti, con su entorno y con sus comunidades, interacción que busca contribuir no solo con la literatura política, sino con la comprensión de

35

De esta pregunta se desprenden otras que permiten el desarrollo del trabajo. ¿Qué es una forma gráfica de acción directa? ¿Por qué el grafiti es una forma gráfica de acción directa?


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

¿Cómo y por qué los jóvenes bogotanos pre-

jóvenes no participan en política, o que son apáti-

sentan su visión de mundo mediante el grafiti?

cos y, en algunos casos, se les trata de «apolíticos»;

¿De qué manera el grafiti se constituye en un

con base en esa realidad surge el interés por entender a los jóvenes y su visión frente a la política,

instrumento de participación política?

comprender su entorno, analizar si realmente son

Marco teórico

personas apolíticas, o si por el contrario han encontrado, de la mano de un mundo postmoderno, nue-

Hoy por hoy, en medio de un momento históri-

vas maneras de participar y de hacerse escuchar.

co tan particular como el del cuestionamiento de

En vista de la complejidad de estudiar el compor-

la modernidad, porque se despliegan y circulan di-

tamiento de todos los jóvenes resulta preciso esco-

ferentes tipos de discurso (Foucault, 2002), distin-

ger una población que, para el objetivo del presen-

tas formas de entender la temporalidad y los siste-

te trabajo, seleccionó a seis jóvenes dedicados a las

mas políticos (Hardt y Negri, 2000), pero en el que

artes gráficas, a la intervención de espacios, al gra-

el cambio más trascendental proviene de las formas

fiti. Esta selección se realizó teniendo en cuenta la

de participación y asociación (Hardt y Negri, 2005),

proliferación de grafiti y de personas dedicadas al

se dan debates en torno a la participación política

mismo; además, se observó la complejidad de esta

juvenil, referidos a los índices de abstencionismo

comunidad, que parece ser un grupo problema para

electoral, y a las cifras de afiliación de los jóvenes a

las autoridades locales.

los partidos políticos. En la actualidad los índices de abstención en la po-

Estudios relativos al grafiti y a la

blación joven en edades entre los 18 y los 25 años es de

participación política

30% aproximadamente, según el informe sobre pro-

Encontrar estudios, análisis e investigaciones

cesos electorales de la ONU, sin embargo, si el análi-

que hablen concretamente de los jóvenes dedica-

sis se realiza solo en los países del denominado «ter-

dos al grafiti y su participación en política resultó

cer mundo», las cifras de abstencionismo juvenil son

una labor muy difícil y prácticamente infructuosa,

cercanas al 88%. Los países africanos y asiáticos son

con excepción de algunos ensayos publicados en la

los responsables de buena parte de esa cifra, si solo se

Internet, cuya extensión y rigurosidad era bastan-

tienen en cuenta los países latinoamericanos, los in-

te precaria. No se encontró ningún tipo de estudio

dicadores llegan al orden de 64%, exceptuando Cuba.

que permitiera trabajar sobre alguna aproximación

Esta realidad se presenta en todo el sub-continente.

previa. Las búsquedas de material, se realizaron en

El caso colombiano no escapa a esta realidad, los ni-

catálogos de varias universidades y de bibliotecas

veles de abstencionismo en la población apta para

públicas y privadas, del mismo modo se realizó una

votar entre los 18 y los 25 años, está cercana al 70%.

búsqueda virtual sin mayores resultados.

Las cifras relacionadas con la afiliación a partidos

Por el contrario, existe una gran variedad de estu-

políticos es aún más alarmante. En Latinoamérica,

dios, desde las artes plásticas, es decir, sobre la téc-

exceptuando los partidos de tintes socialistas y co-

nica, materiales, formas y a la evolución del grafiti

munistas, son muy pocos los partidos políticos que

como arte plástico.

cuentan con datos exactos de simpatizantes carneFormas de participación política

tizados, la aproximación no llega al 10%. Estos análisis han permitido a buena parte de los

En la literatura política existen muchas definicio-

analistas políticos y politólogos concluir que los

nes y categorías para hablar de participación política,

36


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

sin embargo, para el desarrollo de esta investigación

grupos que no lo son; no es excluyente de la partici-

es preciso construir categorías que nos permitan

pación convencional, sin embargo, no es común en-

comprender la realidad que pretendemos abordar.

contrarlas juntas.

Es por esta razón que consideramos los conceptos de participación política convencional y no con-

Herramientas de análisis

vencional. Estos, aunque son términos antes men-

A continuación definiremos los conceptos bási-

cionados, serán redefinidos con la intención de

cos para la comprensión de este trabajo, que estu-

crear categorías propias para el análisis de la parti-

dia una forma de participación política no conven-

cipación política de los jóvenes dedicados al grafiti.

cional, el grafiti como acción directa.

Participación política convencional

Intervención de espacios

La participación política convencional se entien-

Se trata de la forma en la que se modifica un lu-

de como las disposiciones legales, concebidas par-

gar, concretamente la forma en la que se cambia la

ticularmente en la constitución, estas regulan la

estética y la imagen de un espacio determinado.

forma en la que los ciudadanos pueden participar en política. Son mecanismos institucionales provistos por el sistema político, de tipo vertical y funcionan de arriba hacia abajo.

Grafiti Se entiende por grafiti toda intervención e inscripción gráfica realizada en un muro o pared que

Para el caso colombiano, los mecanismos de par-

se caracteriza por un alto contenido de imágenes.

ticipación ciudadana, entre otros son sufragio, car-

Este puede ser legal o ilegal y tiene como objetivo

gos de elección popular, plebiscito, referendo, cons-

visibilizar un discurso y transmitir un mensaje y de

tituyente, concejo locales de juventud, etc.

modo general se realiza de forma anónima, sus autores pueden ser individuos o colectivos.

Participación política no convencional

Formas gráficas de acción directa

La participación política no convencional es preci-

Se trata de expresiones gráficas que permiten que

so comprenderla como la forma en la que los ciuda-

las imágenes interaccionen con quienes las realizan

danos expresan su pensamiento político valiéndose

y con quienes las observan; todo valiéndose de for-

de elementos sencillos. Se trata de todas aquellas

mas impactantes de presentar una idea, tanto por

prácticas con las cuales se contribuye al desarrollo

la estructura artística, como por el mensaje.

de la sociedad partiendo de pequeños aportes como la crítica, la gestión de proyectos que contribuyan a solucionar los problemas del entorno cercano, las

Artistas o vándalos

expresiones artísticas, deportivas, ambientales; en

Las calles de todas las ciudades del mundo se en-

general hablamos de todas las formas mediante las

cuentran cubiertas por pensamientos, ideas e imá-

cuales partiendo de la gestión individual y luego co-

genes. Muchas de estas se plasman a diario por jó-

lectiva se construye pensamiento político y cons-

venes de distintas identidades y cuyas intenciones

ciencia de la realidad del entorno político.

y objetivos van desde el simple interés por hacerse

Esta es una forma horizontal de participación,

ver en medio del anonimato (Delgado, 1999) pro-

ya que, no es impuesta y, generalmente, está en

pio de las ciudades, hasta plasmar su forma de ver

función de los discursos silenciados, porque tiene

la vida a lo largo y ancho de los muros blancos y sin

como intención hacer visibles ante la sociedad a los

vida que nos rodean.

37


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

Este fenómeno no es exclusivo de las grandes ur-

expresión humana que representa de la manera más

bes, en cualquier lugar es posible observarlo. Es Bo-

fiel posible el mundo tal cual como lo percibe el artis-

gotá un escenario propicio para entender la dinámi-

ta. Basados en esta definición toda expresión huma-

ca de estos jóvenes.

na encaminada a presentar una visión particular de

Todos los días en distintas horas, la mayoría de

nuestro entorno es arte, por ejemplo, el grafiti.

las veces en las noches y las madrugadas, aunque

El grafiti moderno tiene sus orígenes en los subur-

más recientemente en Bogotá a plena luz del día sa-

bios de las grandes metrópolis y aunque no surgió

len desde muchos lugares los hombres y las muje-

con la intención de convertirse en un movimiento ar-

res cuyo oficio es pintar, dibujar y escribir en los mu-

tístico como más tarde sucedió, si tenía la intención

ros de esta ciudad todo cuanto sienten y creen. Los

de visibilizar y mostrar a los transeúntes posiciones o

temas, los materiales y las intenciones varían, del

aspectos de la vida de personas marginadas por las

mismo modo varían las formas en las que su trabajo

grandes sociedades. Varios años pasarían para que

es visto, no solo por los transeúntes, sino también

este movimiento se considerara arte; pese a ello, en

por las autoridades y la fuerza pública en general.

Bogotá aun somos pocas las personas que consideramos arte este tipo de expresión gráfica.

Es en este punto donde cabe preguntarse si el grafiti es arte o vandalismo. Es un debate que pa-

El común denominador de los espectadores de

rece haberse resuelto a favor del grafiti en el campo

un muro intervenido considera que aunque es una

artístico hace varios años y que, sin embargo, en las

expresión artística, estética y clasificable entre los

calles no parece haberse resuelto, muy seguramen-

parámetros de lo «bello» no es arte, ya que el arte

te debido a las distintas tradiciones culturales que

es considerado como un capital cultural (Bourdieu,

sobreviven al interior de una ciudad como la Bogotá

1985), que por ende solo se aprecia en cuanto al ni-

de hoy: tan pluriétnica como controversial.

vel de institucionalización y de reconocimiento que

La distinción entre vándalos o artistas no resul-

consigue; de otro lado, existen también personas

ta sencilla, menos cuando los mismos «grafiteros»

que consideran que el grafiti no es arte, porque dis-

no se consideran ni unos ni otros. En palabras de

ta mucho de las expresiones clásicas de la imagen,

Dead Bird, «nuestras pretensiones distan mucho de

porque los escenarios y materiales que utilizan no

ser artistas o delincuentes solo tratamos de hacer

son convencionales y piensan que las imágenes que

lo que nos gusta y apasiona». Es por esta razón que

plasman, no son más que dibujos que cualquier per-

a continuación se establecerán los parámetros que

sona podría realizar.

comprende cada categoría, sus seguidores, sus de-

Aunque según la definición anterior el grafiti ex-

tractores y los grafiteros mismos.

puesto en las calles de Bogotá sería arte, es preciso abstenerse de darles esta clasificación por lo que

Artistas

trataremos de encontrar una categoría que se en-

Definir el arte resultaría tan complejo como definir la política o la vida misma (Jameson, 2002). A través

cuentre más acorde con el desarrollo de su trabajo y con la definición que ellos dan de sí mismos.

de la historia han sido muchos quienes se han atrevido a hacerlo y de esos intentos han surgidos miles de

Vándalos

definiciones que abarcan campos como la biología,

Realizar grafiti implica el uso de espacios públi-

la filosofía, el diseño, la psiquiatría, entre otros; sin

cos, espacios que generalmente son utilizados,

embargo, la definición de arte sobre la que desarro-

sin permiso ni autorización del propietario del es-

lla este trabajo es una definición propia: el arte es la

pacio, por cuanto esta actividad se convierte en

38


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

ilegal. Debido a esto es comúnmente realizada en

creativos dedicados a expresar públicamente sus

horas de la noche, y aunque no está ligada al con-

ideas y pensamientos. Son artistas, intervienen los

sumo de alcohol o estupefacientes, es común ver

muros de la ciudad plasmando en ellos su mirada del

a miembros de tribus suburbanas realizando «pin-

mundo, de la sociedad y de sus propias vidas; no son,

tas» mientras consumen estas sustancias. Es por

en sentido estricto, vándalos, sin embargo, no se

ello que comúnmente suelen relacionarse a los gra-

puede negar que su actividad es parcialmente ilegal.

fiteros con consumidores y a su vez son asociados

Por dichas razones, pero sobre todo porque los ar-

con delincuentes cuyo accionar se desarrolla por

tistas gráficos bogotanos dedicados a la interven-

la noche; sin embargo es preciso que esa actividad

ción de espacios públicos son conscientes de que

se realice a esas horas porque la intervención de un

pertenecen a ambos grupos, —aunque rechazan la

muro a plena luz del día puede traer enfrentamien-

categorización de artistas, pues no se consideran

tos entre los propietarios de los espacios a interve-

como tal—, saben que su trabajo es una manifesta-

nir, la policía y los grafiteros.

ción estética y son conscientes de la naturaleza ar-

Puede que una persona cualquiera al ser cuestio-

tística de la misma; de igual forma, reconocen el ca-

nada sobre el carácter vandálico de esta actividad

rácter ilegal de parte de su actividad, y no son solo

responda que es una exageración considerarlos de-

ellos, los transeúntes y espectadores también se en-

lincuentes por pintar sin permiso. Sin embargo, si

cuentran frente a disyuntivas en el mismo sentido.

se les pregunta por su aprobación respecto a la in-

La identidad que por ende consideramos es la más

tervención de su propiedad estarán en su mayoría

propicia para este grupo de jóvenes dedicados a la in-

de acuerdo con que es preferible que pinten en si-

tervención de espacios urbanos es la de grafiteros,

tios públicos. Lo dicho demuestra claramente que

entendiendo por ello, no solo a jóvenes cuya activi-

la aprobación existe mientras no sea en la propie-

dad es artística, sino que también en algunos aspec-

dad personal, puesto que en este sentido muy po-

tos y debido a prácticas ya mencionadas es ilegal y

cos están dispuestos a permitir que pinten sus ca-

que además se dedican a la intervención de espacios.

sas y propiedades urbanas cercadas por muros.

Intentar resolver el debate en torno a si su acti-

Por otro lado, la policía, entidad encargada de res-

vidad es arte o es delito, no es posible porque ello

ponder a estas quejas, pareciera tener como direc-

implicaría valorar la naturaleza de este ejercicio.

triz la creencia de que estos personajes son delin-

Por esa razón resulta más productivo construir una

cuentes cuya actividad no hace más que convertir a

categoría que permita conciliar las dos realidades,

la ciudad en un espacio de vagos y de muros «feos».

pues, efectivamente, la naturaleza artística de este

En general, la actividad de los grafiteros aparece

tipo de trabajo gráfico no elimina el hecho de que

como ilegal. Para muchos su actividad es destruc-

esas actividades simultáneamente sean ilegales.

tiva lo que aparentemente la convertiría en vandálica. Para otros, pese a su carácter ilegal, es un ejercicio decorativo y creativo que sirve como expresión

La muestra de grafiteros Darkas: Es un hombre de 20 años aproximadamen-

juvenil y que a la vez sirve para mejorar el aspecto

te, técnico laboral en diseño gráfico de la CUN —Cor-

de la ciudad.

poración universitaria nacional—, vive en la ciudad de Bogotá, en la localidad de Chapinero. Se dedica al grafiti desde hace 6 años, aunque no tiene un sitio

Grafiteros Los grafiteros no son, como hemos visto, un gru-

fijo de intervención al igual que cualquier grafitero,

po sencillo de clasificar, son hombres y mujeres

trabaja frecuentemente en el centro de la ciudad. Él

39


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

ha pertenecido a varios colectivos gráficos, aunque

y aprovechamiento del tiempo libre; lleva más de

prefiere trabajar individualmente, entre sus trabajos

10 años en la escena gráfica bogotana. Sus lugares

más reconocidos se encuentran la series dedicadas a

de contacto son: www.elbosqueestereografico.tk,

la mujer y a los habitantes de la calle. Su sitio web es:

www.flickr.com/photos/freejolito, http://www.mys-

http://www.myspace.com/darkaas.

pace.com/fcolombia.

Dead Bird: Hombre de aproximadamente 25

Lesivo: Hombre, con alrededor de 26 años, es di-

años, es diseñador gráfico de la Universidad Nacio-

señador gráfico de la Universidad Nacional de Co-

nal de Colombia. Él vive en Bogotá en la localidad de

lombia, vive en Bogotá, en la localidad de Suba. Él

Suba, practica la intervención de espacios y el grafi-

interviene espacios desde hace casi 7 años, es reco-

ti hace más de 5 años. Para realizar su trabajo grá-

nocido porque es uno de los miembros fundadores

fico prefiere lugares de exposición masiva, como los

del colectivo Excusado, sus trabajos más reconoci-

corredores de transmilenio. Es uno de los miembros

dos están relacionados, con imágenes de calaveras

fundadores del colectivo Excusado, uno de los más

y huesos. Su correo electrónico es lesivo.expresart@

reconocidos del país. Su correo electrónico es: bui-

gmail.com.

treychulo@hotmail.com. Toxicómano: Es el mayor de todos, tiene cerca de 30 años. Es hombre y publicista aunque no pudimos establecer de qué universidad; vive en la ciudad de Bogotá, en la localidad de Kennedy; está ca-

Grafiti: sobrevivencia o diversión, trabajo libre o trabajo alienado

sado, practica el grafiti hace más de 10 años, está

Para muchos es imposible creer que en lugares

influenciado principalmente por la música, particu-

como los que conforman Bogotá, el grafiti sea una

larmente por el Punk, sus sellos característicos son

forma de vida. Parecería más bien un hobby, es de-

los colores negro, blanco y amarillo, así como los

cir, una actividad que los jóvenes realizan por di-

dibujos de perros y punkeros. Su correo electrónico

versión, o como reclamo a un sistema político

es: toxicomano666@gmail.com.

como el colombiano, que parece excluirlos. Otros

Saint Cat: Hombre de 24 años, diseñador gráfico

podrían pensar que es la última alternativa de un

de la Universidad Nacional de Colombia, vive en la

grupo de jóvenes publicistas, diseñadores gráficos

localidad de Usaquén. En la ciudad de Bogotá, se

o artistas plásticos, que no cupieron en el merca-

dedica a la intervención de espacios desde hace 6

do del arte; jóvenes cuya mano de obra está so-

años; su trabajo más conocido es el gato, sin embar-

bre calificada o que, por el contrario, se subvaloró

go, tiene proyectos de alto impacto como Críalos

de forma tal que resulta imposible incorporarse a

bastardos o mejor abórtalos. Sus sitios de contac-

un mercado capitalista con condiciones de com-

to son: http://www.saintcat.tk http://www.flickr.

petencia desigual como es el mercado del arte en

com/photos/sain7cat/, http://www.facebook.com/

una ciudad como Bogotá. Al preguntarles a los grafiteros, si su actividad, es

saintcat. Franco: Tiene 29 años, es hombre, técnico en di-

decir, su trabajo es un hobby o es realmente su acti-

seño gráfico de la CUN —Corporación universitaria

vidad vital —en términos marxistas— ellos si lo con-

Nacional— vive en la localidad de Ciudad Bolívar en

sideran su actividad vital, su talento, dado que sus

la ciudad de Bogotá. Él tiene una empresa de dise-

esfuerzos y recursos están todos puestos al servicio

ño gráfico llamada El Bosque Estereográfico. Traba-

del grafiti y de la intervención de espacios, pese a

ja con la Alcaldía para algunos programas de jóvenes

ello, la naturaleza alienada del trabajo dista mucho

40


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

de ser una categoría identificable solo con el punto

colaborar con las necesidades de su casa, para ellos

de vista del trabajador.

el grafiti es una actividad terapéutica de la cual no

Basta con recordar la definición de trabajo asala-

pueden depender.

riado de Marx (1977), en cuanto que asumimos que

Existen de igual forma los jóvenes que pintan por

el trabajo como una actividad, no solo es inheren-

moda, y que lo hacen muy esporádicamente en cu-

te al ser humano, sino que también le es impuesta.

yas pretensiones son solo las de divertirse sin consi-

En este caso concreto, ver el grafiti como un trabajo

derarse talentosos. Muchos de ellos realizan incur-

impuesto no es posible por ser una actividad espon-

siones nocturnas, muchas veces en represalia, con

tánea y artística realizada no solo en la ilegalidad,

vecinos o conocidos, suelen pintar con fines deco-

sino también bajo el anonimato o los seudónimos;

rativos las paredes de sus barrios y las partes pos-

sin embargo muchos grafiteros se ganan la vida con

teriores de sus casas, en todo caso son actividades

la intervención de espacios, lo que nos enfrenta a la

que realizan influenciados por grafiteros reconoci-

posibilidad del grafiti como un trabajo libre.

dos y dedicados a este oficio. Los últimos son los grafiteros que pintan y viven de hacerlo, sin embargo, para ellos esta es una ac-

El grafiti como hobby Indudablemente en todo el mundo existen perso-

tividad sobre todo lúdica, que aparenta ser en oca-

nas que se dedican al grafiti para ocupar el tiempo

siones trabajo libre pues no está sujeto a las fluc-

libre, para distraerse, incluso para escapar de sus

tuaciones y condiciones del capital (Marx, 1977), no

realidades diarias, para denunciar en el anonimato,

tiene jefe, pero tampoco tiene remuneración, no es

hasta para decorar. Bogotá no es la excepción. Aquí

en tanto trabajo libre porque aunque sea trabajo, el

existen jóvenes diseñadores, pintores, publicistas,

hecho de que no sea remunerado no lo hace ajeno

incluso muchos cuyas actividades diarias no están

a las lógicas del capital, es decir, ellos continúan re-

relacionadas con el arte. Muchos provienen de fa-

curriendo al mercado para sobrevivir, a través de la

milias acomodadas y estudiaron en universidades

venta de su arte, la puesta en circulación de sus pro-

muy prestigiosas en el país. Ellos ven el grafiti como

ductos (camisetas plegables, calcomanías, even-

una actividad liberadora como un hobby, algo que

tos) y de sus servicios (pintas contratadas, etc.).

pueden realizar en sus tiempos de ocio y que se encuentra muy lejos de ser la actividad que ellos espe-

El grafiti como opción de vida Vivir de algo que se disfruta es algo que muy po-

rarían pudiese darles independencia económica. Otros por su parte viven en barrios subnormales,

cas personas pueden hacer. Los grafiteros, —aun-

cuentan con poca educación, en realidades econó-

que no todos— pueden decir que lo hacen, los si-

micas muy difíciles y encuentran en el grafiti una

guientes son grafiteros todos bogotanos, que viven

forma de escapar a sus problemas, como una forma

en Bogotá y viven del grafiti. Algunos de ellos han

de exigir sin temor a sufrir las consecuencias. Para

salido de la ciudad y del país a pintar, gracias a in-

ellos el grafiti también es un hobby pero no por di-

vitaciones —totalmente pagas— de otros artistas,

versión, lo es por necesidad, lo es porque es la única

Darkas, Dead Bird, Toxicómano, Saint Cat, Franco,

forma de hacer lo que les gusta. No se pueden de-

Lesivo. Ellos constituyen la muestra seleccionada.

dicar a ello porque, la realidad de sus familias no se

Particularmente, de los seis artistas, cuatro tienen

los permite, son hombres y mujeres que deben res-

como única actividad laboral y profesional el grafiti,

ponder en algunos casos por hijos, en otros son la

los otros dos trabajan esporádicamente en campa-

cabeza del hogar, y aun cuando no lo sean deben

ñas publicitarias y para compañías de diseño.

41


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

A continuación se relacionan los artistas con su

a la colaboración de otros grafiteros más experi-

actividad. (Ver Tabla 1)

mentados, posteriormente estudió diseño gráfico

Como podemos ver, el grafiti es realmente para

en la CUN. En la actualidad, su sustento proviene

muchos su forma de subsistir. Por ejemplo para To-

de conferencias programadas por la alcaldía, en el

xicómano, quien ha conseguido un reconocimiento

marco de la política pública de juventud; estas son

considerable en el medio urbano, no es necesario

dictadas a jóvenes de zonas deprimidas. De igual

buscar trabajo. Él es generalmente llamado por ca-

manera, es conferencista en otros lugares del país,

nales de televisión para hacer escenografía, centros

tiene una compañía de arte gráfico y un colectivo

comerciales para realizar decoración, personas del

de grafiteros con el que se dedica a realizar exposi-

común para realizar ilustraciones; de igual forma,

ciones de arte callejero. Franco, como sus compa-

vende artículos como camisetas, posters; ilustra re-

ñeros, participa en eventos en los que venden pro-

vistas y libros.

ductos inspirados en las intervenciones que realiza

En el caso de Darkas las cosas no son muy diferen-

en las calles.

tes, sin embargo, él ha explorado el diseño de pren-

Lesivo es un graffitero que vive de actividades si-

das de vestir inspiradas en sus series de grafiti. Él

milares a las de sus compañeros, es decir, es contra-

ha logrado llegar a un amplio público valiéndose de

tado por personas para realizar ilustraciones; asiste

las muestras y exposiciones que realiza en conjunto

a exposiciones, vende sus productos, crea esceno-

con otros grafiteros en bares y casas de amigos en

grafías, decora locales como bares, restaurantes,

diferentes lugares de la ciudad, así como exposicio-

tiendas de ropa entre otros. Dead Bird y Saint Cat, por su parte realizan estas

nes callejeras y de estilo libre en parques y universi-

actividades aunque también hacen parte de empre-

dades, tanto públicas como privadas. Franco, por su parte, es un joven que aprendió a

sas dedicadas al diseño, que venden sus creaciones

pintar en taller de formación de la alcaldía y gracias

para logos de compañías o campañas publicitarias.

Tabla 1. Ocupaciones.

Nombre

Pseudónimo

Género

Rango de edad

Profesión

Ocupación

Anónimo

Darkas

Masculino

18-25

Técnico en diseño gráfico

Grafitero

Anónimo

Dead Bird

Masculino

25-30

Diseñador gráfico

Grafitero y publicista

Anónimo

Toxicómano

Masculino

25-30

Publicista

Grafitero

Anónimo

Saint Cat

Masculino

18-25

Diseñador grafico

Grafitero y diseñador

Anónimo

Franco

Masculino

25-30

Técnico en diseño gráfico

Grafitero

Anónimo

Lesivo

Masculino

25-30

Diseñador gráfico

Grafitero

42


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

Imagen o mensaje

manera, puede desplazar estos recursos, porque de ser así no se podría llamar grafiti.

El grafiti, desde el momento mismo de su crea-

En Bogotá es evidente que la calidad de los traba-

ción, ha tenido la doble intencionalidad de ser una

jos, intervenciones y pintas que componen el grafi-

imagen y un mensaje, cuenta con las propiedades

ti es excelente. Los jóvenes dedicados al grafiti son

de ambas formas de expresión. En primer lugar

conscientes de la importancia que para transmitir

porque como imagen tiene la habilidad de llamar

tiene la calidad del trabajo que realizan. Concreta-

la atención, de impactar y de confrontar de mane-

mente los jóvenes que sirven de muestra para esta

ra inmediata, pese a estas condiciones no pierde

investigación son representantes y expositores de

las características de un mensaje, por el contrario

trabajos realizados con calidades excepcionales.

las profundiza.

La primera intencionalidad del grafiti es transmitir

Sin embargo, el grafiti presenta un inconvenien-

y visibilizar, es decir, hacer visible lo que no se ve. Para

te: la costumbre de que al ser imágenes con inten-

lograr esto, es necesario impactar, en primer lugar,

cionalidad que se exponen en las calles, con el paso

con la belleza y la calidad; en segundo lugar, con los

de los días se vuelven imágenes cotidianas y dejan

colores y las formas, de lo contrario se corre el riesgo

de obtener atención. Es más, aun cuando están re-

de ser ignorados, de no lograr que el mensaje llegue

cién realizadas las imágenes pueden sufrir por la

a su objetivo, a la interpelación de los transeúntes.

falta de atención de los transeúntes que en medio

Los grafiteros de la ciudad han entendido que la

de una ciudad como Bogotá son ajenos a todos los

única forma de hacer del grafiti una forma gráfica

espacios y los consideran lugares extraños, lugares

de acción directa es logrando cautivar la atención

que solo son percibidos como conexiones entre sus

de los espectadores a través de sus obras de arte

puntos de llegada y partida (Delgado, 1999).

ubicadas en lugares muy concurridos, para de esta manera lograr que los transeúntes al ver la imagen

El sacrificio de la «belleza» y la calidad

piensen en ella, primero, porque les atrae y, segun-

en pro del mensaje directo

do, porque los pone a reflexionar.

Según Margarita Monsalve, artista gráfica y pro-

En conclusión sacrificar la calidad y la belleza, con

fesora de la Universidad Nacional de Colombia, «la

el fin de transmitir un mensaje no resulta efectivo,

imagen es en sí misma mensaje, aunque no por esta

puesto que implica el sacrificio del mensaje por sí

razón la imagen debe sacrificar lo bello» como lo se-

mismo. Ya en el grafiti, el mensaje y la imagen están

ñalo M. Monsalve (comunicación personal, 24 de

tan unidos que es imposible desligarlos sin que este

marzo de 2009). En este escenario, el grafiti como

pierda su esencia (De Diego, 1997).

muestra de arte, pero sobre todo de expresión del gusto y el deseo de los jóvenes se presenta como

La imagen como mensaje directo

una manifestación con la intencionalidad de ser vis-

Retomando a la profesora Margarita Monsalve y

ta, analizada y recordada por parte de los transeún-

su definición de imagen como «una representación

tes. No por esta razón es preciso que el mensaje a

cultural, que signa un tiempo» (comunicación per-

compartir sea expuesto sin técnica ni recursos ar-

sonal, 24 de marzo de 2009), tenemos que agregar

tísticos, en vista de la naturaleza del medio; es de-

que el tiempo del grafiti como imagen es la postmo-

cir, que al ser un grafiti una forma de expresión ar-

dernidad, porque solo en este periodo histórico se-

tística, que se sirve de la imagen, del color y de la

ría posible que el arte no tuviese temporalidad, ni

forma no puede dejar estas de lado y, de ninguna

forma ni espacio, condiciones sin las que el grafiti

43


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

simplemente sería mural. Solo la posmodernidad

decir de todo con la ventaja de que se puede decir

permite el descanso de los sentidos, la abstracción

de forma anónima, puesto que muy pocas personas

total (Negri, 2002), que son indispensables para

conocen la identidad de las personas que pintan.

que un artista pueda llegar a un ciudadano del co-

De igual manera, al ser una forma gráfica de ac-

mún con un reclamo político y que a través del gra-

ción directa permite que el mensaje llegue a los

fiti se dé un intercambio de posturas.

transeúntes sin intermediarios, y como se pres-

Toda imagen es un mensaje directo. Los grafite-

ta para la interacción por estar sujeto a la crítica y

ros como Darkas, Dead Bird, Toxicómano, Saint Cat,

hasta a la censura, se puede pintar, tachar o simple-

Franco, Lesivo lo entienden y lo reproducen con gran

mente puede ser ocultado con pintura. El grafitero

facilidad, sin tener que hacer de un grafiti una ima-

recibe de esta manera la percepción de los ciudada-

gen sobrecargada. Es más, lo logran sin escribir una

nos sobre su trabajo, prueba de ello son grafitis que

sola palabra y aunque muchas veces corren el riesgo

al día siguiente de ser hechos son tapados con pin-

de ser mal interpretados, como ocurrió con Darkas y

tura o, por el contrario, muchos otros llevan hasta

su trabajo sobre la mujer, que al presentar imágenes

años en su lugar.

de mujeres desnudas parecía más una apología a la

Una de las condiciones que hace del grafiti una

comercialización de lo femenino que a la crítica que

forma de expresión política es su existencia en sí

realmente el graffitero deseaba realizar. Ellos hacen

misma, puesto que cada grafiti simboliza a un joven

de cada intervención una reflexión respecto a miles

que decidió hacerse ver, antes que callar sus opinio-

de temas que aquejan a diario las «convulsionadas

nes y posiciones. De este modo, el grafiti permite

sociedades que nos pisan» como lo señalo Toxicóma-

compartir posiciones y permite que los ciudadanos

no (comunicación personal, 1 de agosto de 2009).

vean distintas formas de pensamiento.

El grafiti como expresión política

Las formas de organización artísticas y /o políticas

Ya hemos hablado del grafiti como expresión artística, como símbolo de la recomposición y «comunicación» del arte en la postmodernidad y como

Existen dos formas de organización al interior de

nuevo instrumento de expresión artística juvenil.

la comunidad del grafiti, tanto con fines políticos

Ahora es preciso hablar del grafiti como expresión

como con fines artísticos, las organizaciones oca-

política. En este sentido, el grafiti se constituye

sionales y las organizaciones permanentes. Estas

como la única forma válida de participación política

formas organizativas están basadas en el princi-

según los grafiteros que sirven de muestra a esta in-

pio de compañerismo y de apoyo mutuo (De Diego,

vestigación. Para todos ellos la política en un lugar

1997); los grupos de grafiteros se caracterizan por

como Colombia solo es la muestra de una sociedad

carecer de recursos económicos y por la confiden-

viciada, y en esta medida las elecciones son un ejer-

cialidad que los envuelve, teniendo en cuenta que

cicio sin sentido cuyo único objetivo es legitimar de

realizan actividades ilegales. Es de mucha impor-

forma ficticia unas decisiones tomadas con anterio-

tancia que quienes conocen los nombres y ubica-

ridad por un grupo selecto de ciudadanos donde el

ciones de los grafiteros manejen esta información

único fin es el bien particular.

cuidadosamente.

El grafiti es entonces la forma de realizar críticas

De igual forma, está la acción individual, que

al sistema político, a la sociedad, a la iglesia, al Es-

consiste en trabajar solo y responder por todos

tado, en general a todo. Mediante el grafiti se puede

los aspectos de la intervención de espacios. Es

44


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

importante recalcar que bajo ninguna forma de or-

grupo si se tiene en cuenta que muchos de los grafi-

ganización se realizan ejercicios de censura o críti-

tis se realizan en horas de la noche y la madrugada.

ca. Sus encuentros en lo artístico procuran el mayor respeto por el trabajo de los demás, y en lo político,

La acción individual

aunque existan diferencias, siempre se resuelven de

Esta forma de acción consiste en buscar de forma

manera consensual. En ninguna de las experiencias

individual los lugares y los elementos como los an-

de este trabajo con los grafiteros, se presenció un

damios, las escaleras, las pinturas, los aerosoles, en

encuentro de confrontación ni física ni verbal. Nun-

fin, todos los necesarios para realizar un grafiti. Ha-

ca trataron de imponerse sobre los demás, por el

ciéndose responsable por todo, este tipo de prácti-

contrario, la mayoría de las decisiones se lograban

ca es común para trabajos pequeños o con plantilla,

gracias a que sacrificaban en parte sus posiciones

y en casos en los que se pinta sobre espacios auto-

para dar espacio a todos los participantes.

rizados o se cuenta con el permiso del dueño del inmueble. Ahora bien, cuando se trata de grafiti ilegal, es porque se realizan pinturas muy pequeñas o

Organizaciones gráficas con fines artísticos Las formas organizativas con fines artísticos,

en varias sesiones clandestinas.

existentes al interior de las comunidades de grafiteros, tienen como principal labor servir de apoyo

La acción grupal u organización de amigos

tanto creativo, como económico en el desarrollo de

La segunda forma de pintar es con un grupo de

las actividades realizadas por los grafiteros, esto es,

amigos. Normalmente se ponen de acuerdo varios

sirven para que los jóvenes puedan realizar sus gra-

grafiteros, porque han encontrado un espacio —ge-

fitis a costos mucho más bajos respecto de aquellos

neralmente público y autorizado, aunque también

que sortean realizarlos en solitario.

se hace en los lugares de cerramiento— y al ser un

Estas formas organizativas también permiten

espacio propicio deciden intervenirlo. Entonces se

que los grafiteros se den a conocer y que den a cono-

reúnen y acuerdan entre todos, las responsabilida-

cer sus productos al público y así poder venderlos;

des de cada uno y los materiales que corresponden;

de igual manera es mucho más seguro trabajar en

de forma similar suelen realizarse actividades como

Composición Tabla 2. Formas organizativas con fines artísticos. Descripción de las formas organizativas artísticas Forma organizativa

Estructura

Conformación

Finalidad

Individual

Espontánea

Un individuo

Realizar intervenciones rápidas.

Grupal

Espontánea

Más de dos individuos, varía de acuerdo con la disponibilidad de espacio y tiempo

Realizar intervenciones complejas, a bajo costo y de forma segura.

Colectiva

Organizada

De dos o más integrantes, según las especificaciones del fin para el que se constituye

Participar en convocatorias, licitaciones y gestión de proyectos institucionales y privados.

45


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

encuentros, charlas, fiestas, ferias de venta, promo-

madres de familia y cabeza de hogar que en algu-

ción y demás. Con estas actividades reúnen fondos

nos casos son desplazadas y en otros desemplea-

no solo para los materiales, sino que, como vimos

das; estas mujeres se encuentran a cargo de co-

en el apartado número 6.2, la mayoría se mantiene

medores comunitarios y de jardines infantiles, del

gracias a estos eventos colectivos.

mismo modo adelantan programas para el aprovechamiento del tiempo libre. En estos programas

La acción colectiva y los colectivos gráficos

participan mayoritariamente los grafiteros, aun-

La última forma y la menos común es la de los co-

que también son parte importante en el financia-

lectivos. Estos son creados generalmente con el fin

miento de los programas y proyectos adelantados

de agrupar grafiteros para la realización de proyectos

por las comunidades.

o la licitación de espacios ante entidades guberna-

No solo se trata de conseguir ayuda y recursos

mentales como la Alcaldía, aunque también se crean

para causas como los comedores comunitarios,

para participar en proyectos de grupos privados

también se trata de contribuir con la apropiación de

como canales de televisión o empresas de publicidad.

los espacios comunes mediante el grafiti, logran-

Los colectivos no son la forma más popular al in-

do de este modo reparar los escenarios deportivos,

terior de los grafiteros, ya que este tipo de organiza-

construyendo parques, o decorando los lugares pe-

ción se caracteriza por ser de tipo vertical, es decir,

ligrosos o «feos» de los barrios.

que hay alguien que dirige, además, los diseños es-

Esta forma particular de interacción con las co-

tán sujetos a la revisión y corrección del grupo, por

munidades es la más común, y se presenta de ma-

tratarse de un solo grafiti; por otra parte, los mate-

nera natural gracias a la relación de los grafiteros

riales hay que comprarlos en conjunto y aunque al

con su entorno y al interés que demuestran por las

finalizar el proyecto se reparten, nunca es de forma

comunidades con las que se relacionan. Pese a que

equitativa. Lo más incómodo del trabajo artístico

los grafiteros son generalmente percibidos como

en colectivo es que visibiliza a los grafiteros, porque

jóvenes rebeldes y enajenados de la realidad que los

los proyectos para los que se crean exigen los nom-

rodea, los seis jóvenes en los que se centró esta in-

bres propios de los participantes del mismo.

vestigación mostraron conductas muy diferentes, pues su participación e interés frente a las comunidades con las que interaccionan es muy activa.

Organizaciones gráficas con fines políticos Las formas organizativas gráficas con fines políti-

De forma individual ellos colaboran dictando

cos no distan mucho en cuanto a su conformación y

charlas y talleres de dibujo, composición y grafiti.

estructura de las que tienen fines artísticos; sin em-

Otros como Franco y Toxicómano, que aparte de

bargo, sí varían en cuanto a objetivos y finalidades,

grafiteros son músicos aficionados, aportan sus co-

ya que estas están dirigidas al desarrollo y la expre-

nocimientos al respecto y ayudan a los grupos de

sión de las comunidades2 en las que viven y en las

hip hop y punk respectivamente.

que trabajan. La acción grupal u organización de amigos

La participación aunque varía según la comunidad en la que habitan, en todos los casos investiga-

En este tipo de forma organizativa el trabajo está

dos tiene que ver con el apoyo a grupos de mujeres,

direccionado generalmente a la consecución de recursos y al desarrollo de actividades en conjunto con

2  Por petición de los grafiteros y de las líderes comunitarias, los nombres de las organizaciones y barrios en los que se desarrollan estas actividades serán omitidos.

46

los miembros de los barrios. Se realiza por lo menos una vez al mes una fiesta o una exposición en la que


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

no solo se venden los productos de los grafiteros, sino

con las características de las comunidades en las que

que además se consiguen fondos para los alimentos

ellos colaboran. Pero es la forma menos utilizada,

de los comedores comunitarios, para los útiles esco-

porque a los grafiteros no les gusta gestionar proyec-

lares de los niños, o para llevar a cabo jornadas de in-

tos con organizaciones gubernamentales, y descon-

tegración como reparación de los juegos infantiles.

fían mucho de las organizaciones particulares. Ellos

En estos 16 meses de seguimiento, los seis jóvenes

prefieren la acción autogestionaria, con la que hacen

grafiteros, han realizado —con diferentes grupos de

referencia a los procesos mediante los cuales, al va-

amigos— 45 actividades, con el fin de ayudar y con-

lerse de distintos medios, consiguen los recursos y las

tribuir con las necesidades de las comunidades que

herramientas necesarias para contribuir con solucio-

apoyan. Han realizado, con ayuda de amigos músi-

nes para los problemas propios de las comunidades.

cos, conciertos cuya intención es recoger alimentos, juguetes y útiles escolares, así como jornadas de estampado, exposiciones y cursos para recoger dinero; no solo para ellos, también para contribuir

Los grafiteros y la participación política Para los grafiteros, la participación política con-

con las mujeres y líderes de los barrios que apoyan.

vencional, carece de todo sentido práctico por ser considerada un ejercicio inútil en el que se entregan

La acción colectiva y/o la autogestión Esta es la forma menos común y menos deseada

las responsabilidades de cada uno como ciudadano

de organización, porque es una forma de organiza-

a personas que no están en la capacidad de desa-

ción de tipo vertical, ya que ella exige una cabeza vi-

rrollarlas (Negri, 1990). Es por esta razón que ellos

sible que se haga responsable de los recursos o do-

no votan, nunca han votado y no manifiestan in-

naciones en caso de la aprobación de los proyectos.

tenciones de hacerlo. Para ellos la ciudadanía no se

Se constituye con el fin de participar en proyec-

ejerce a través del voto, porque no consideran que

tos que otorgan recursos o donaciones para grupos

esta forma de participación ciudadana tenga algún

Composición Tabla 3. Formas organizativas con fines políticos. Descripción de las formas organizativas políticas La acción individual Forma organizativa

Estructura

Conformación

Finalidad

Individual

Espontánea

Un individuo

Realizar actividades sencillas de apoyo a las comunidades.

Grupal

Espontánea

Más de dos individuos, varía de acuerdo con la disponibilidad de espacio y tiempo

Realizar actividades complejas de apoyo y acompañamiento a las comunidades.

Organizada

De dos o más integrantes, según las especificaciones del fin para el que se constituye

Participar en convocatorias, licitaciones y gestión de proyectos institucionales y privados de la mano con las organizaciones propias de cada comunidad.

Colectiva

47


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

significado real, en cuanto carece de compromiso

2009) en el que ellos se expresan. Si bien la pintura,

social; para ellos el voto es una forma de deshacerse

el dibujo y el mensaje mismo son los elementos que

de las responsabilidades que como ciudadanos to-

más transmiten, sin el muro no sería posible llevar a

dos tenemos con la sociedad.

cabo esta expresión.

Los grafiteros tampoco están a favor de formas de

La calle se presenta en el contexto de esta forma

participación un poco más directas, como los con-

de arte no formal, como una especie de museo des-

sejos locales de juventud, los cabildos abiertos o los

territorializado en el que se exponen los trabajos que

foros de discusión de políticas públicas, puesto que

son la expresión viva del pensamiento político de los

ellos consideran estos espacios como poco relevan-

grafiteros. Cada imagen presenta, visibiliza el discur-

tes. Allí no hay ninguna posibilidad de tomar deci-

so de segregación y de invisibilización, del que son

siones con incidencia real, puesto que ni siquiera

objeto los grafiteros por ostentar entre sus condicio-

son tenidos en cuenta como espacios consultivos.

nes, la de jóvenes, la de subversivos (Gramsci, 2004)

De otro modo, para los grafiteros, la interacción

y la de críticos. Es entonces, cuando el espacio toma

espontánea con la comunidad es parte fundamen-

vida y se convierte en la voz Foucault, 2009) de ese

tal de su forma no convencional de participación

discurso, porque no solo lo que pintan posee signifi-

política. Todos ellos llegaron a los barrios en los

cado, también lo posee el espacio. Los espacios que

que colaboran gracias al grafiti, pues fue recorrien-

ellos utilizan, generalmente son espacios en los que

do Bogotá y expresando sus opiniones que logra-

puedan expresar sus opiniones a públicos distintos,

ron llamar la atención de las líderes de esos barrios,

públicos que por una parte se sientan identificados y

concretando así formas de acción y estrategias

escuchados, y que por otra se sientan confrontados

para la consecución de recursos y la promoción de

con distintas maneras de ver la realidad.

proyectos encaminados al mejoramiento de la cali-

Para los grafiteros la participación política tiene

dad de vida de los habitantes de esos lugares.

que ver con entender la calle como un espacio pro-

Ninguno de ellos pertenece o ha pertenecido a nin-

pio en el que nos desarrollamos e interactuamos.

gún partido político, y aunque son conscientes del

Su principal intención es reclamar la calle como un

espectro político y no se consideran alineados a la

lugar de desarrollo individual y colectivo autóno-

derecha del mismo, prefieren no ser tachados como

mo, en el que construimos relaciones mucho más

simpatizantes de la izquierda, puesto que encuentran

profundas respecto a las que se dan cuando se tran-

en estas formas de identificación política una forma

sita. La calle no puede ser concebida más como un

de restricción a su individualidad. Ellos se dicen ser, se

lugar extraño, ni peligroso; la calle debe entender-

autodefinen como mucho más que un anarquista, un

se como un lugar para disfrutar, y parte de lo que

socialista o un comunista, rechazan cualquier «igle-

los grafiteros conciben como participación es su la-

sia» con adeptos, porque se consideran individuos

bor de reclamar ese espacio constituido por la calle,

complejos, con formas de pensar cambiantes y evo-

como un espacio común que no discrimina y va más

lutivas. Son una suerte de ateos urbanos.

allá de la separación entre lo privado y lo público rompiendo el divorcio que hizo posible la existencia

La calle y el muro como un espacio

segregada, excluyente de la modernidad burguesa.

de participación política La calle y el muro son tal vez los elementos más importantes de la participación en política de los grafiteros, puesto que son el espacio (Foucault,

48


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

El grafiti, un ámbito nuevo de participación alternativa juvenil

copados, sin embargo, el grafiti es altamente atrayente pues expresa dinamismo, novedad e inclusión; elemento sumamente importante, porque permite

si hablamos de la participación política de los jóvenes en los países latinoamericanos, solo teniendo

que quienes lo practiquen se sientan parte de algo que autoconstruyen, organizan y gestionan.

en cuenta los aspectos convencionales, tendremos

El grafiti como forma de participación política está

que los niveles de participación son alarmantes en

alejado de todos los aspectos negativos de las formas

casi todos los casos. Sin embargo, si realizamos un

tradicionales de participar en política. No necesita

seguimiento a los jóvenes y analizamos sus conduc-

como acción más que la intención real de intervenir

tas y sus formas de relacionarse, con sus pares, con

un espacio desterritorializándolo y reapropiándolo

su entorno y con los demás seremos capaces de en-

común. El grafiti no requiere originalmente de una

tender las nuevas formas emergentes de participa-

técnica artística, mediada por las barreras que im-

ción política de los jóvenes.

pone el mercado del arte convencional. Pese a ello,

El grafiti hace parte de esa nueva forma de parti-

es claro que la calidad del grafiti contribuye a que el

cipación política de los jóvenes. Su novedad no resi-

mensaje llegue de forma más clara a los transeúntes.

de en el tiempo que lleva existiendo, por el contra-

El grafiti también es una respuesta a muchas de

rio, reside en que hasta hace muy poco tiempo las

las inquietudes de la participación tradicional en

ciencias sociales, particularmente la ciencia políti-

política. Primero, porque la acción directa del gra-

ca, parecían ajenas a este fenómeno, gracias al cual

fiti demuestra que no es necesario pertenecer a un

todos los días miles y miles de jóvenes por todo el

grupo político; segundo, porque no está sujeto a los

mundo, especialmente en Bogotá, expresan sus

conductos regulares propios de las de tipo vertical

opiniones y realizan aunque, de manera inconscien-

y, tercero, porque no implica la participación en re-

te, una interacción con el sistema político sin com-

uniones, congresos y demás espacios que resultan

prometerse con el juego de la representación políti-

aburridos para los jóvenes en tanto inhiben la ac-

ca y su trampa implícita: la integración subrepticia

ción y cohíben, enclaustran el pensamiento crítico.

y el conformismo rutinario. El grafiti es la forma en la que los jóvenes expresan sus demandas al sistema político (Pasquino, 2004),

Conclusiones

no de manera consciente, es decir, a los grafiteros

El grafiti como expresión gráfica tiene una inten-

no les interesa si el Estado les presta atención, pese

ción similar a la que tiene el arte, pero no solo en

a ello, el Estado si percibe esas demandas, y las tra-

cuanto a expresar una forma de ver el mundo, tam-

ta de resolver a través de la política pública de ju-

bién en cuanto critica eso que los artistas ven y no

ventud, política que para los grafiteros aparte de

les gusta. Tal vez parezca apresurado comparar a

ser insuficiente, es precaria pues no atiende todas

Darkas, Dead Bird, Toxicómano, Saint Cat, Franco

las esferas de la vida de los jóvenes.

o a Lesivo con artistas como Diego Rivera o Andy Warhol, pero los grafiteros, al igual que estos ar-

El grafiti como alternativa.

tistas —y muchos otros— son la expresión crítica

El grafiti se presenta como una manera alternativa

de la sociedad. En muchos casos tienen la función

de participar, principalmente —aunque no es reco-

del bufón de la corte, pues su calidad de artistas les

nocido por los mismos grafiteros—, porque los espa-

permite «decir cosas» que en otras posiciones les re-

cios de participación política convencional ya están

sultaría imposible, y lo hacen de un modo singular,

49


Interlocuciones // Juliet Esmeralda Díaz Díaz

liberando al instante a todos los discursos, abrien-

con quienes las observan; a través de una forma im-

do un paréntesis reflexivo inmediato que descentra

pactante de presentar una idea, tanto por la forma

lo rutinario en la cotidianidad urbana.

como por el mensaje.

Tras 16 meses de investigación directa, podemos

El grafiti es acción directa, ya que los grafiteros logran un alto grado de comunicación con el tran-

concluir: El grafiti como forma gráfica de acción directa, es

seúnte, mediante la transformación de la imagen

decir, como expresión plástica de un mensaje con-

en un mensaje crítico respecto a un tema especí-

creto y de alto impacto es constituido por los jóve-

fico, logrando al mismo tiempo reclamar la calle

nes como una nueva forma de participación políti-

como un espacio para el desarrollo vital autónomo

ca, mediante una práctica frecuente e innovadora,

que la resignifica.

gracias a la cual les es posible interactuar y colabo-

Los jóvenes prefieren expresarse mediante el gra-

rar con comunidades marginadas y excluidas, a las

fiti, porque es un medio rápido, impactante, econó-

que muchos de ellos pertenecen.

mico, pero sobre todo porque es un medio clandes-

El grafiti es una forma de expresión libre y en mu-

tino, dado que el grafiti se firma con pseudónimos,

chas ocasiones espontánea que permite a los jóve-

evitando de esta manera ser señalados o persegui-

nes interactuar con el sistema político y con la so-

dos en sociedades autoritarias y excluyentes, como

ciedad desbordándolos, del mismo modo, permite

la nuestra en particular.

un acercamiento directo a las subjetividades y a las reacciones de las personas.

El grafiti es una forma de participación política, porque permite plantear posturas frente a los te-

La intervención de espacios está libre de las prácti-

mas que afectan las realidades de los jóvenes. Ade-

cas alienantes de la política tradicional (corrupción,

más permite la socialización de esas posturas y la

clientelismo, politiquería, monopolización de los es-

comunicación con el entorno; asimismo, gracias

pacios, exclusión, etc.) y permite a los jóvenes inte-

al grafiti, los jóvenes que fueron objeto de estudio,

ractuar entre sí, enriqueciendo de esta forma no solo

consiguen dinero, no solo para mantenerse, tam-

su cultura política, también sus técnicas artísticas.

bién para ayudar a comunidades que tienen ne-

Las formas gráficas de acción directa se constitu-

cesidades educativas, alimentarias y recreativas,

yen como expresiones gráficas que permiten la in-

rompiendo así las fórmulas conformistas de la mer-

teracción de las imágenes con quienes las realizan y

cantilización del trabajo humano.

Referencias • Almond, Gabriel y Verba, Sydney (1970). La cultura cívica. Estudio sobre la participación política democrática en cinco naciones. Madrid: Fundación Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada • Arnheim, Rudolf (1984). Arte y percepción visual. Psicología de la visión creadora. Madrid: Alianza Editorial • Bourdieu, Pierre (1985). Poder, Derecho y Clases Sociales. Madrid: Akal. • Castleman, Craig (1982). Los grafiti, Hermann Blume. Madrid: Alianza editorial.

50


El grafiti: una forma gráfica de participación política directa de la juventud

• Chartier, Roger (1993). De la historia social de la cultura a la historia cultural de lo social. En Historia social, (17), 97-103. • Constitución política de Colombia (2007). Bogotá, Editorial Temis • Delgado, Manuel (1999). El Animal Público. Hacia una antropología de los espacios urbanos. Barcelona, Anagrama. • Diego, Jesús de (1997). La estética del grafiti en la socio dinámica del espacio urbano. Orientaciones para un estudio de las culturas urbanas en el fin de siglo. España: Universidad de Zaragoza. • Dorfles, Gillo (1969). Nuevos ritos, nuevos mitos. Barcelona: Lumen. • Foucault, Michel. El lenguaje del espacio. Tomado de http://estafetagabrielpulecio.blogspot. com/2009/09/michel-foucault-el-lenguaje-del-espacio.html • Foucault, Michel (2002). El orden del discurso. Barcelona. Tusquets Editores. • Garí, Joan. (1995) La conversación mural. Ensayo para una lectura del grafiti. Madrid: FUNDESCO. • Gramsci, Antonio (2004). Los intelectuales y la organización de la cultura. Buenos Aires: Nueva Visión Argentina. • Hardt, Michael, Negri, Toni (2000). Imperio. Buenos Aires: Paidós. • Hardt, Michael, Negri, Toni (2005). Multitud. Buenos Aires: Paidós. • Herrera, Miguel Ángel (2000). La participación y representación política en occidente. Bogotá: CEJA. 2000. • Jameson, Fredric (2002). El giro cultural, escritos seleccionados sobre el posmodernismo 1983-1998. Buenos Aires: Manantial. • Lipset, Seymour Martin (1987). El hombre político, las bases sociales de la política. Madrid: Editorial Tecnos. • Marx, Carl (1977). Trabajo asalariado y capital. Bogotá: Editores-Colombia. • Monsalve, Margarita (2009). Conferencia pensamiento visual contemporáneo, 24 de marzo Universidad Nacional de Colombia • Negri, Antonio (1990). La anomalía salvaje. Ensayo sobre poder y potencia en Baruch Spinoza. Barcelona: Editorial Libertarias. • Negri, Toni (2000). Arte y multitud. Ocho cartas. Madrid: Editorial Trotta S.A. • Novack, George, Mandel, Ernest (2004). La teoría marxista de la alienación. Buenos Aires: Editorial Pluma. • ONU. Hacia la consolidación de la democracia, informe sobre los procesos electorales 1999- 2009. http://www.un.org.es • Pasquino, Gianfranco (2004). Sistemas Políticos Comparados, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia y Estados Unidos. Buenos Aires: Bononiae Libris. • Renard, Delphine (mayo). Grafiti writers, grafiti artists. En Art Press, p. 1. • Romero, Juan (coord.) (2004). Geografía humana, procesos, riesgos e incertidumbres en un mundo globalizado. Barcelona: Ariel. • Sánchez, Adolfo (1983). Ensayos sobre arte y marxismo. México.

51


Interlocuciones // Yolanda Rodríguez Rincón

Teoría crítica y estrategia contrahegemónica: Hacia una lucha social por la memoria en Colombia.

Yolanda Rodríguez Rincón1

Resumen Desde las preguntas ¿Qué representa para la actualidad una teoría crítica? ¿Cómo desde esta, un pensar post/neogramsciano redimensiona la lectura crítica para nuestro tiempo? el escrito intenta comprender la memoria como experiencia de conocimiento y aprendizaje de una razón históricamente activa, pensada, por un lado, como potencia de resistencia contra la violencia real y simbólica de la dominación en el país; y pensada, de otro lado, en términos de la praxis, como experiencia emancipadora que puede dimensionar un proyecto de sociedad consecuente con la democracia. De esta forma, se quiere poner a dialogar desde la teoría crítica el pensamiento gramsciano y postgramsciano a propósito de la lucha social por la memoria en Colombia.

Introducción La idea de que las condiciones de vida de la sociedad contemporánea —moderna, capitalista— generan prácticas sociales, posturas o estructuras de la personalidad, que se reflejan en una deformación patológica de las facultades racionales, sería el tema que configuraría la unidad de la Teoría Crítica, en la pluralidad de sus voces. Así lo recoge Axel Honneth en su Patologías de la Razón. Historia y Actualidad de la Teoría Crítica (2009). El seguir indagando por el menoscabo del potencial de la razón humana, precisamente, procurado por una forma específica de organización de las prácticas e instituciones sociales, cobra sentido teórico y práctico; implica explicar procesos que han contribuido a velar tales patologías y evidenciar públicamente su no-naturalidad; igualmente, que estos procesos de entendimiento, orientados desde los conflictos de monopolización del saber, se ligan con la praxis y la institucionalización social. Como volver a la Teoría Crítica parece, propiamente, devenir en una dinámica conflictiva, por las resistencias contra el poder y el dominio, su actualidad se reorientaría hoy como proceso metodológico de la investigación social empírica; antaño este consideró como mero instrumento la relación teoría/praxis desde la apelación a un destinatario predeterminado; ahora, se trataría de la disposición crítica del público. Es decir, 1  Doctorante en Estudios Políticos de la Universidad Nacional-Bogotá, profesora universitaria; coordinadora académica del Grupo de Investigación Presidencialismo y Participación de la Unijus-U.Nacional. Participante del Grupo M de Memoria. caruso68co@yahoo.com

54


Teoría crítica y estratégica contrahegemónica: hacia una lucha social por la memoria en Colombia

reconocer a los sujetos, en principio, igual disposi-

y recompuso el marxismo contemporáneo con sus

ción a reaccionar ante el contenido crítico de la teo-

propios aportes creativos al entendimiento de la

ría y, a su vez, permitir dar cuenta de que ningún su-

hegemonía, a la emergencia autónoma de los gru-

jeto quiere verse menoscabado por las anomalías

pos y clases subalternas, a la crítica situacional, al

sociales, puesto que esto le reduce la posibilidad de

antagonismo de la democracia y sus dilemas, y a

su autorrealización; más bien, tendría el deseo de

pensar la estrategia de una guerra de posiciones

liberarse del sufrimiento; lo cual, involucra necesa-

entre trabajadores y capital3. Entonces, haciendo caso al llamado de Honneth

riamente una cooperación mutua. La experiencia subjetiva o el sentido de un acon-

respecto a lo que representa en la actualidad la exi-

tecer «objetivo» parece llevar a liberarse de los ma-

gencia de reconstruir críticamente la sociedad de

les sociales y, a pesar de la resistencia de quien

nuestro tiempo, el propósito de este texto es el de

quiera impedirlo, evidenciar la disposición a reac-

recrear y dimensionar cómo desde el pensamiento

tivar las capacidades racionales deformadas por las

gramsciano se comprende una experiencia de co-

patologías sociales; es decir, la capacidad de reac-

nocimiento y praxis en Colombia, como es la de la

ción racional de los sujetos a los intereses de la crí-

memoria, pensada tanto en términos de aprendi-

tica no tendría futuro teórico sin el interés concre-

zaje de una razón históricamente activa, que po-

to emancipador guiado por un contenido moral e

tencia la reacción contra la violencia real y sim-

intelectual, como parecen signarlo las luchas glo-

bólica de la dominación en el país, por lo demás,

bales y locales contemporáneas de rebeliones ma-

reestructurada en los últimos tiempos para repensar

grebíes, de los indignados del capitalismo financie-

la consolidación autoritaria de la cultura política,

ro, de los pingüinos menores y mayores en América

como también pensarla en términos de la praxis,

Latina, de las luchas de diversos sectores que se ba-

en tanto experiencia de interés emancipador que

ten por la memoria en Colombia, frente a una his-

dimensione un proyecto de sociedad consecuen-

tórica instrumentalización de ella y del consecuen-

te con democracia, lo cual actualiza la vigencia

te olvido interesado.

de ese conocer crítico de A. Gramsci y más allá, en

Aquel contenido doblemente crítico práxico y

cuanto se ha recreado su pensamiento.

teórico se encuentra ya en uno de los pensadores

Para hacer esto efectivo, primero se sitúa una de las

herederos de la primera teoría crítica que constru-

categorías nodales en Gramsci: contrahegemonía, re-

yera Marx. Considerado como el pensador más ori-

situada también en una perspectiva neogramsciana,

ginal de Occidente desde 1917 , Antonio Gramsci,

para, posteriormente, hacer una aproximación crítica

encarcelado por el fascismo y bajo el silencio esta-

a entender por qué la lucha por la memoria construi-

linista, hizo aportes notables al análisis historio-

ría contrahegemonía.

2

gráfico y coyuntural del desarrollo capitalista, así como a la formación e interpretación de los fenómenos y situaciones políticas que lo antecedieron

Contrahegemonía

en Italia, el Renacimiento, el Risorgimento, el li-

Habitualmente el concepto contrahegemonía se

beralismo, el fordismo y el americanismo. Rein-

ha vinculado con la calificación de «antihegemó-

terpretó y tradujo lo extraído del legado de Marx,

nico» y «antagonista», y se ha utilizado a menudo

2  «Único marxista celebrado como teórico político original y estratégico.» Así evalúa Eric Hobsbawm a Gramsci en su último libro dedicado a reivindicar la crítica del capitalismo (2011).

3  Según el programa del VI Seminario Internacional Antonio Gramsci, coordinado por el Grupo de Investigación Presidencialismo y Participación, Unijus-.U. Nacional, realizado en octubre de 2011.

55


Interlocuciones // Yolanda Rodríguez Rincón

como sinónimo de «contrapoder». El sentido actual

conciencia política autónoma en los grupos y cla-

del término se inscribe en el intento de precisar ho-

ses subalternos; es decir, es una apuesta por cons-

rizontes de acción política plausible en el contexto

truir nuevos referentes para una esfera de lo públi-

del capitalismo global posfordista de producción y

co y lo político en el marco de la sociedad global, y

articulación del trabajo y de la vida.

para reivindicar o consolidar espacios autónomos

Recordemos que el proceso de reestructuración

para la acción.

capitalista global devenido del tránsito de produc-

La hegemonía supone, de por sí, una atención

ción industrial, de un Estado de bienestar que sig-

preferente hacia la lucha cultural. Su manejo his-

naba el llamado crecimiento, y de una consecuen-

tórico, teórico, conceptual4 explicaría por qué y los

te democracia liberal que imprimía la legitimidad,

modos de la dominación, pues responde la hege-

a una forma política organizada de liberalización fi-

monía a la manera en que los dominadores ejecu-

nanciera, que mengua las funciones anteriores del

tan su poder sobre los dominados, pero también

Estado y funda una democracia neoconservadora,

responde al proyecto esgrimido por los dominados

modela ahora lo político y la política en un nuevo

contra los dominadores: un proyecto de hegemonía

proyecto de sociedad donde individuo y mercado

contra la hegemonía. Por eso, no es de extrañar que

son los protagonistas del contexto moral, econó-

esta lucha asimétrica haya ido dando paso a la ne-

mico y cultural. Ante este proceso reconfigurador

cesidad de plantear la lucha cultural (ético-política)

de lo político que libera a la economía de interven-

en términos contrahegemónicos, entre cuyas pre-

ciones políticas, menoscaba lo público y destruye

misas (la importancia de la lucha cultural en oposi-

el sentido normativo de la democracia hay que pre-

ción al determinismo económico y la compleja rela-

guntarse por las posibilidades de opciones globales

ción que se establece con la hegemonía) descansa

alternativas. Pero no solamente el proceso político

su noción.

neoliberal sería disfuncional a las posibles alterna-

En este sentido, la contrahegemonía manifies-

tivas; al considerar al liberalismo, no por sus con-

ta la incapacidad de clausura definitiva de la he-

creciones históricas, porque él mismo responde a

gemonía y, al mismo tiempo, su dependencia con

un universo político, ideológico con principios, rea-

esta última. En los dos casos sus formas han cam-

lidades y valores, se evidencia que su forma política

biado tanto desde los sistemas de dominación,

y democrática, basada en el pasado y en el presen-

como desde las dinámicas de los gobernados. Pero

te en una universalidad política y moral, lleva la ex-

la hegemonía se redefine en tanto que capacidad

clusión de formas de vida humana diversas, y deriva como naturales consecuentes patologías sociales individuales y colectivas. De ahí que, en los escenarios de disputa política, la contrahegemonía se plantee como paso necesario de los intereses particulares-individuales hacia los intereses generales-comunes –del conjunto de la población- para construir una alternativa social, dada esa dinámica instrumentalizadora del poder sobre la condición humana. La contrahegemonía anuncia así un nuevo modo de sociabilidad cuyos elementos van contando para la formación de una

56

4  Es Lenin quien asume el término «hegemonía» en relación con la expansión de la ideología socialista y de la clase obrera como fuerza motora de cambio social; su uso es estratégico en tanto dirección política; quien producirá una nueva sociedad es, a la luz de este autor, la clase obrera, pero no es la mera imposición sobre los dominantes. El proletariado ha de ser capaz de relacionarse con otras clases y con el Estado, lo que significa que debe guiar a otros grupos y debe transformarse, para ello, en clase hegemónica. No se trata, por tanto, del determinismo económico, que señala el final del capitalismo en la dictadura del proletariado, bien que persiste en Lenin la infraestructura. El proletariado desempeña un papel activo, dejando de ser un producto del devenir económico para convertirse en agente del proceso de cambio social. Más contemporáneamente autores de la talla de E. Laclau y Ch. Mouffe, P. Anderson, Ch. Buci-Gluckmann, J.C. Portantiero, R. Guha retoman el termino hegemonía.


Teoría crítica y estratégica contrahegemónica: hacia una lucha social por la memoria en Colombia

de articular los intereses plurales en los de la “cla-

autorealización, por tanto, son ellos quienes cues-

se fundamental” que es la responsable de tal tarea

tionan, enfrentan las anomalías sociales.

en el orden del poder; mientras que la contrahegemonía, en tanto teoría y acción de los gobernados, tiende a plantear ser hegemónica o ser autónoma5.

El Estado ampliado La lucha de clases deja de ser una cuestión de

Hegemonía en Gramsci

control de los medios de producción y se expande hacia el terreno cultural e ideológico y hacia

Antonio Gramsci participa en un principio de la

un nuevo sujeto, la sociedad civil. Es aquí donde

concepción que Lenin otorga a la hegemonía, pero

el análisis de Gramsci sitúa las superestructuras

la extiende a las clases tanto dominantes como do-

complejas y se aleja de planteamientos abstrac-

minadas. La idea gramsciana de hegemonía es deu-

tos, pues el autor arraiga su análisis en la sociedad

dora del industrialismo «fordizado y racionalizado»

concreta y a partir de ahí plantea las posibilidades

y de la división de clases atendiendo a factores pro-

de la transformación. Por este motivo, rechaza

ductivos (Gramsci, 1930, p. 23). Para Gramsci, la he-

transponer el modelo leninista a la Europa capita-

gemonía está íntimamente unida a la adquisición

lista y se enfoca en la distinción entre las socieda-

o mantenimiento del poder, poniendo énfasis en la

des civil y política. El Estado es precisamente el re-

posibilidad de construir una hegemonía alternativa

sultado de su dialéctica.

al sistema dominante existente que debe lograrse

El planteamiento gramsciano de hegemonía se

mediante el mayor consenso posible entre los dis-

liga a su concepción del Estado capitalista, que con-

tintos grupos.

trola mediante la fuerza y el consentimiento, es

De este modo, la diversidad de intereses se trans-

decir, ejercita coerción y consenso, desde las insti-

forma en unidad ideológica, una vez que el proyec-

tuciones políticas, legales constitucionales, como

to aspira a establecerse en el poder y ser así hege-

sociedad política y, también, con la sociedad civil

mónico. También, en Gramsci, la hegemonía sitúa

que se ve comúnmente como una esfera «privada»

el debate revolucionario en el plano de la superes-

o «no estatal» y que incluye a la economía.

tructura, rechazando, como Lenin, el determinismo

Para Gramsci, la división sociedad política, so-

económico del marxismo clásico. Por ello, frente a

ciedad civil, sería conceptual, pero bien, las dos se

quienes dan por hecho que la revolución llega como

mezclan en la práctica. Desde el autor puede decir-

consecuencia de las contradicciones del capital,

se que, bajo el capitalismo moderno, la burguesía

Gramsci concibe que más bien las conciencias sub-

hace lo necesario para mantener su control econó-

jetivas son las que la hacen: es la capacidad del su-

mico permitiendo que la esfera política satisfaga

jeto la que modifica las estructuras y lidera el cam-

ciertas demandas de sindicatos, de partidos polí-

bio social (Gramsci, 1980). Gramsci abre un nuevo

ticos de masas de la sociedad civil, porque la bur-

espacio de lucha que afecta a la cultura y la política,

guesía lleva a cabo una «revolución pasiva», yendo

lo cual va en sintonía con lo propuesto por la Teo-

así más allá de sus intereses económicos y permi-

ría Crítica que con A. Honneth (2009) anunció: son

tiendo que algunas formas de su hegemonía se

los sujetos quienes no quieren ver menoscabada su

vean alteradas. El ejemplo gramsciano refiere movimientos como el reformismo, el fascismo, la «administración científica» y las formas de producción taylorista y fordista.

5  Ver Massimo Modonesi (2010)

57


Interlocuciones // Yolanda Rodríguez Rincón

Además, argumenta Gramsci que el «Príncipe mo-

mientras que la dominación se puede producir úni-

derno» —El Partido Revolucionario— es la fuerza

camente mediante la coerción. Gramsci rechaza

que permite que la clase obrera desarrolle intelec-

la conquista del poder sin hegemonía, por lo que el

tuales orgánicos y una hegemonía alternativa den-

proletariado debe ser clase hegemónica antes de

tro de la sociedad civil, pues la naturaleza comple-

alcanzar el poder6. En otras palabras, el proceso de

ja de la sociedad civil moderna implica que la única

transformación social se redefine: ya no se preten-

táctica capaz de minar la hegemonía de la burgue-

de alcanzar el poder, sino alcanzar la hegemonía. La

sía y llevar al socialismo es una «guerra de posicio-

conquista del poder es una consecuencia lógica de la

nes» (Gramsci, 1980)

conquista de la hegemonía. El campo de lucha es la

No se trata de una adoración al Estado, si se identi-

transformación de la sociedad civil y las herramien-

fica a la sociedad política con la sociedad civil, como

tas son, en lo fundamental, ideológicas. Los apara-

sería propio del fascismo; se trata de hacer que la ta-

tos hegemónicos no se orientan hacia la dominación

rea histórica del proletariado es la de crear una «so-

como ocurre cuando el Estado se apoya en la coer-

ciedad regulada» pensando que el «Estado tiende a

ción sino en la dirección, puesto que la arena en la

desaparecer» como el pleno desarrollo de la capaci-

que se disputa la hegemonía es la de la sociedad ci-

dad de la sociedad civil para regularse a sí misma.

vil, y no la de la sociedad política. La hegemonía lleva

Entonces, la sociedad civil —configurada por or-

implícita una disposición hacia la apertura.

ganismos privados— se caracteriza por la dirección

En este sentido, la contrahegemonía supone crear

de la sociedad a través del consenso y la adhesión

una fuerza capaz de transformar las conciencias sub-

de las masas. La sociedad política se encarga de la

jetivas y promover una reforma moral e intelectual

dominación y la coerción que le permiten impulsar

que obtenga la aceptación de una nueva cosmovisión

y llevar a cabo el marco legal. La clave reside en la

político social. El cambio se constituye a través de la

dicotomía entre coerción y consenso y en sus múlti-

clase obrera, pero no únicamente a través de ella. La

ples combinaciones: un Estado que se hace sobre la

hegemonía ha de ser expansiva y lograr el mayor gra-

sociedad política se mantendrá únicamente a tra-

do de consentimiento entre la población dentro del

vés de la coerción, en tanto que un Estado hecho

marco nacional. Conviene, pues, insistir en que no es

sobre una sociedad civil fuerte reduce el grado de

un proceso de imposición o de dominación, sino de di-

coerción, pues su orientación es el consenso.

rección; no de coerción, sino de consenso. Entonces,

Así, la sociedad civil no es más que un nuevo actor

la contrahegemonía se define como la diversidad de

en la lucha social, configurando un espacio de cons-

fuerzas que participan de un proyecto de articulación

trucción de subjetividades políticas. Confirmar este

de consenso alternativo a aquel que detenta el poder.

hecho afecta directamente las estrategias de lucha y los objetivos de transformación: no se trata tanto de conquistar el poder del Estado como de construir

Con Gramsci y más allá

hegemonía en el nivel de la sociedad civil. La hege-

Hasta aquí hegemonía y contrahegemonía son

monía se contrapone a la idea de dominio, ya que

leídas en Gramsci en términos del llamado «bloque

significa conducir o guiar mediante la obtención del consenso social y de la reforma intelectual y moral. Pero, gramscianamente, no se puede plantear una equivalencia entre dominación y hegemonía, puesto que esta última exige la necesidad del consenso,

58

6  Gramsci hace visible esta dicotomía a través de la imagen del centauro de Maquiavelo, una criatura híbrida, mitad animal mitad humana, de manera que a la parte animal le corresponde la violencia y la autoridad, en manos de la sociedad política, y la parte humana representa el consenso, la civilización y la hegemonía. Ver Portantiero (2000).


Teoría crítica y estratégica contrahegemónica: hacia una lucha social por la memoria en Colombia

histórico», una coyuntura específica que marca tan-

se vuelve innecesaria al resultar inútil la conquista

to los términos del consenso, como las estrategias

del Estado. En este sentido, la contrahegemonía no

que deben seguir los movimientos antagonistas,

se entiende como una constitución de una hege-

y que permite comprender tales dinámicas desde

monía alternativa, sino como construcción contra

cada situación concreta. Es esto lo que hace actual

la hegemonía existente, sin devenir necesariamen-

una Teoría Crítica, el volver la mirada sobre la socie-

te en hegemonía. Entonces, la guerra de posiciones

dad de manera crítica para decir que puede ser exa-

no contribuye a reformar el Estado para promover

minada por lo menos desde dos dimensiones.

el cambio revolucionario, sino que reforma el Esta-

1. Cuando un movimiento realizado por las clases populares hace oposición mediante un proceso de

do para reforzarlo y eliminar cualquier posibilidad de revolución.

acumulación de poder contra la clase dominante.

Cuando Negri y Hardt (2004) presentan la mul-

Es una contrahegemonía que, siguiendo autores

titud como el nuevo sujeto político, es porque este

como Atilio Borón y Emir Sader, arriesga construir

da cabida dentro de la sociedad civil a la pervivencia

una hegemonía de base para transformar la socie-

del antagonismo, a subjetividades diferenciadas,

dad y el Estado, cuentan los triunfos alcanzados

opuestas al concepto de una clase o partidos hege-

por y en la sociedad civil, aunque las victorias defi-

mónicos que construyen consenso y se conviertan

nitivas solo sean dadas al redefinir las relaciones de

en su guía. La sociedad civil es el sujeto de cambio

fuerza; es una tarea planteada en términos políti-

social, pero la hegemonía no se extiende a partir del

cos, muchas veces por fuera de los partidos. El pa-

consenso, sino que defiende la pervivencia de la di-

pel dirigente dentro de la sociedad civil reconoce la

ferencia, del conflicto, como manifestación de la di-

dinámica adquirida por los nuevos movimientos so-

versidad enfrentada a la homogeneidad del poder

ciales, los cuales arrastran formas de lucha y de par-

(Laclau & Mouffe, 1987). Así, la contrahegemonía

ticipación que han quedado excluidas del juego po-

no es un proceso de toma del poder, sino de cons-

lítico de la democracia representativa. En últimas,

trucción de autonomía (Cuninghame, 2010). La di-

la contrahegemonía, así entendida, mantiene la

rección consensuada de la sociedad civil conllevaría

idea de que una hegemonía fuerte en la sociedad ci-

la extensión de los valores hegemónicos al resto de

vil implica un alto grado de consenso que se traduce

la sociedad. La ruptura desde la sociedad civil con

en la reforma del Estado. Es hegemonía alternativa.

la sociedad política situaría efectivamente la lucha

2. Cuando de entrada se defiende una construc-

contrahegemónica fuera de la esfera estatal, asu-

ción autónoma en el campo de la sociedad civil. Una

miendo su naturaleza heterónoma y reconocería el

idea que reactualizan autores como Michel Hardt y

papel autoinstituyente de la sociedad.

Toni Negri. La lucha de la sociedad civil va acompañada del rechazo a construir hegemonía «dentro de ella», porque no se pretende una reforma del Es-

Memoria: crítica y lucha

tado. La hegemonía de la sociedad civil —o lo que

Al hacer útil críticamente el anterior aparato con-

es lo mismo, la extensión del consenso en su inte-

ceptual, se lee un espacio y un nuevo modo de so-

rior— es innecesaria, porque su finalidad está siem-

ciabilidad y de lo político que ha tenido lugar en el

pre orientada a la consecución del poder. La hege-

contexto colombiano, como es el del trabajo por la

monía, según Gramsci, es necesaria para modificar

memoria, preguntando cómo y hasta dónde es un

el Estado y evitar que la coerción sea el único meca-

ejercicio y proceso contrahegemónico y de qué tipo

nismo del que dispone la sociedad política; pero ella

de contrahegemonía se trata.

59


Interlocuciones // Yolanda Rodríguez Rincón

La memoria se constituye como un territorio

víctimas del pasado y del presente; no obstante, su

esencialmente político en donde se plantea, no solo

condición de posibilidad hila la crítica a los esencia-

como necesidad el olvido recurrente para las me-

lismos de toda índole que de la vida social hace un

morias disidentes, sino que, a su vez, el olvido se

sujeto, un poder, un conocer, un contar, un sentir.

convierte en manifestación o reafirmación del po-

Entonces, la lucha de la memoria que devela ser

der que lo decreta ya unilateral, ya relativamente

antagonismo es lo que, desde Jelin, puede aludir-

consensuado, porque, paradójicamente y de entra-

se a una oposición entre distintas memorias riva-

da, no tendría costos para él, porque logra consti-

les (cada una de ellas con sus propios recuerdos y

tuir cierta hegemonía (aparato jurídico, pedagógi-

olvidos). Un campo en el que coexisten memorias

co, mediático, cultural); entonces, el poder impone

contra memorias, un terreno donde no hay neutra-

su memoria.

lidad, ni puede haberla, donde los «actores sociales

Esta característica política de la memoria ha lle-

diversos, con diferentes vinculaciones con la expe-

vado a juzgar proyectos de reconstrucción históri-

riencia pasada, pugnan por afirmar la legitimidad

cos como «actos de insubordinación»; por ello, es

de “su” verdad» (Jelin, 2002, p. 40).

interesado «obtener y mantener el control sobre la

En el contexto de conflictos armados internos,

definición, transmisión e interpretación del pasa-

polarización política y social, la memoria se sitúa en

do» (Genecco & Zambrano, citado en Barrero & Jai-

un campo conflictual. Por parte de la sociedad civil,

me, 2010, p.109). Se hegemonizan versiones parti-

la iniciativa de largo tiempo ha sido propender por

culares, parciales como universales, para el caso de

la construcción de una memoria plural, diversa, que

la nación y/o de la patria y comunes en la exclusión

dé cuenta de la verdad histórica y oriente al ciuda-

y silenciamiento del sentido vivido del pasado por

dano a ir más allá de la verdad oficial respecto a la

los grupos subalternos. Por tanto, la memoria y el

violencia sociopolítica. Esta ha sido una tarea de or-

olvido son claves fundamentales del ejercicio del

ganizaciones de Derechos Humanos, de víctimas,

poder, tanto para los hegemones como para los

testigos históricos, intelectuales, sujetos de justi-

subalternos y subordinados.

cia, quienes como actores sociales y civiles naciona-

Es así que la memoria leída como lo político sitúa

les e internacionales han intentado visibilizar la ver-

disputas y conflictos por la interpretación y el sen-

dad, apuntando a formas de organización que van

tido de pasados no pasados y de futuros aún perdi-

develando memorias subalternas.

dos. Si bien su abordaje teórico data de hace poco

La memoria en Colombia se constituye en una

más de cuatro décadas por las Ciencias Sociales,

nueva forma de organización desde hace un lustro,

que decantan o no sus usos y abusos, hoy la memo-

precisamente cuando se reestructuraba una diná-

ria puede reflexionarse como antagonismo radical:

mica hegemónica de la dominación caracterizada

primero, no es neutral porque se opone a los olvi-

por una democracia consecuente con el poder his-

dos impuestos impunemente; segundo, litigia fren-

tórico colombiano. Así es que el asunto de la me-

te al cierre de heridas, de silencios, ocultaciones e

moria colectiva comienza una tarea relevante en el

invisibilidades y, tercero, reclama no repetir el pa-

país, tanto para los estudios sociales como para las

sado para aquellos que no han entrado en los con-

experiencias prácticas de lo político.

teos tradicionales de la memoria oficial. La memo-

Una de estas experiencias es la del Movice7, fruto

rias al decir de seres diversos y plurales, ubicados

de un acumulado histórico de lucha por la verdad, la

en contextos grupales y sociales específicos, según

7  El Movice surge el 25 junio 2005 en un encuentro de víctimas: 10 mil delegados y 230 organizaciones

Elizabeth Jelin (2002), es ontológica, interpela las

60


Teoría crítica y estratégica contrahegemónica: hacia una lucha social por la memoria en Colombia

justicia y la reparación integral, y su antecedente es

anteriormente, esto es, como alternativa hegemó-

el Colombia Nunca Más (1995); pero su importancia

nica y como construcción de autonomía:

política se debe al papel jugado en la negociación

1. El Movice recurre a la sociedad política (apara-

que se llevó entre los paramilitares y el gobierno de

to estatal); construye una hegemonía de base para

Álvaro Uribe, que implementó la Ley Justicia y Paz.

transformar la sociedad y el Estado, y dirige dentro

Esta Ley puede ser considerada como fórmula insti-

de la sociedad civil respondiendo al protagonismo

tucional de los vínculos entre aquellos actores y, so-

adquirido por los nuevos y viejos movimientos so-

bre todo, como mecanismo de impunidad; lo cual

ciales, portadores de formas de lucha y de partici-

va a ser afirmado por el Movice, que a partir del pro-

pación que históricamente han quedado excluidas

ceso que se genera con tal Ley, va a contribuir a la

del juego político de la democracia representati-

causa de la democracia y de la justicia social, a di-

va: pero logra que se incorporen al sistema jurídico

mensionar la situación de las víctimas, mostrando

como delitos punibles muchos crímenes que antes

como toda la sociedad colombiana lo ha sido. Para

no se consideraban así, a pesar de que se cometían

ello plantea y desarrolla diferentes estrategias:

sistemáticamente (desaparición forzada en 2000

• Jurídica que persigue a los máximos autores de

Ley 589; desplazamiento forzado, el genocidio) lo-

crímenes y responsabilidad de agentes estatales

gra condenas para el Estado y hace recomendacio-

(devela la impunidad)

nes para superar factores que afectan al conjunto

• La Verdad y Memoria históricas (dispone e implementa datos y documentos y crear un centro de memoria)

de la sociedad. 2. El Movice construye contrahegemonía en tanto autonomía. Sin devenir necesariamente en he-

• Comisión ética (acompañe a las víctimas, basa-

gemonía, pues no busca el poder, intenta construir

do en el DIH Derecho Internacional Humanitario y

subjetividades diferenciadas; no es consenso, sino

Derechos de los Pueblos)

diferencia y, por ello, no se plantea como alternati-

• - No repetición: prohibición legal del paramilitarismo (proyecto de Ley)

va a la hegemonía existente, sino como antagonismo. Evidencias son los ejercicios hechos desde la re-

• Sí a la reparación (catastro alternativo que informe el despojo, evidencia el desplazamiento)

construcción colectiva de la historia y de compartir testimonios contextuales; desde la resignificación

• Lucha contra la desaparición forzada (exigencia

de la historia por las propias comunidades en sus

de exhumar fosas y derecho a enterrar, al duelo,

regiones a través de las audiencias ciudadanas por

dignificación)

la verdad (testimonios de viva voz), y de las galerías

• Lucha contra el genocidio político (de la Unión Pa-

de la memoria (instalaciones colectivas, públicas,

triótica y por los Derechos de la Verdad, Justicia y

itinerantes de objetos de los ausentes); desde la do-

Reparación a las víctimas)

cumentación de casos y las reflexiones que exigen

• Organización (fortalecimiento del Mov: unidad y construcción de confianzas de diversos sectores)

visibilizar las otras memoria, para no quedarse con la verdad de los victimarios.

8

En este sentido, la experiencia del movimien-

De esta manera ¿no es esta una expresión de po-

to potencia la dinámica contrahegemónica si la

sibilidad de una reforma moral e intelectual que va

leemos desde las dos perspectivas reconstruidas

obteniendo aceptación de una nueva cosmovisión

8  Cepeda & Girón (2008, p. 79-108)

61


Interlocuciones // Yolanda Rodríguez Rincón

político-social? ¿No es, entonces, un campo que abre la reflexión, aprendizaje y praxis en tanto lucha cultural (ética/política) de crítica a la sociedad colombiana?

Referencias • Anderson, P. (1981). Las antinomias de Antonio Gramsci. Estado y Revolución en Occidente. Barcelona: Editorial Fontamara • Borón, A. (1991). Estado, Capitalismo y Democracia en America Latina. Buenos Aires: El Cielo por Asalto. • Buci-Glucksmann, C. (1985). Gramsci y el Estado. Hacia una teoría materialista de la filosofía. México: Siglo XXI. • Cepeda, I. & Girón, C. (2008). «Las organizaciones de víctimas como actores sociales», En: Victimología. Aproximación psicosocial a las Víctimas. Bogotá: Javeriana. • Cuninghame, P. G. (2010). «Resistiendo al Imperio, Autonomía, Autonomismo y Movimientos Sociales en América Latina» En: Veredas Revista semestral del Departamento de Relaciones Sociales, UAMXochimilco No. 21, diciembre de 2010. • Gnecco & Zambrano (2000). Memorias hegemónicas, memorias disidentes; el pasado como política de la historia, Bogotá, Icanh-Colciencias-U. del Cauca. • Gramsci, A. (1930). «Americanismo y Fordismo» En: Los cuadernos de la Cárcel. T 2. • Gramsci, A. (1980) Antología. Selección, traducción y notas de Manuel Sacristán. México: Siglo XXI. • Gramsci, A. (1980). Notas sobre Maquiavelo, sobre la política y sobre el Estado Moderno, Buenos aires: Nueva Visión. • Gramsci, A. (1971). El Materialismo Histórico y la Filosofía de Benedetto Croce. Buenos Aires: Nueva Visión. • Guha, R. (1997). Dominance without Hegemony. History and Power in Colonial India. Cambridge: Harvard University Press. • Hobsbawn E. (2011). Cómo cambiar el mundo: Marx y el marxismo 1840/2011. Editorial Crítica. • Honneth A. (2009). Patologías de la Razón. Historia y Actualidad de la Teoría Crítica, Buenos Aires: Katz Editores. • Jelin, E. (2002). Los trabajos de la memoria, Madrid: Siglo XXI. • Laclau, E. & MOUFFE, C. (1987). Hegemonía y Estrategia Socialista. Hacia una radicalización de la democracia. Madrid: Siglo XXI. • Modonesi, M. (2010). Subalternidad, Antagonismo, Autonomía. Marxismo y subjetivación política. Buenos Aires: CLACSO • Negri, T. & Hardt, M. (2004). Multitud, Guerra y Democracia en la era del Imperio. Buenos Aires: Debate. • Portantiero, J C. (1981). Los Usos de Gramsci. Bogotá: Folios. • Portantiero, J C. (2000). «Gramsci, lector de Maquiavelo», En: Fortuna y Virtud en la República Democrática. Ensayos sobre Maquiavelo. Buenos Aires: CLACSO. • Sader, E. (2001). Hegemonía y contrahegemonía para otro mundo posible. Buenos Aires: CLACSO.

62


La presente publicación es producto del trabajo del grupo Interlokuciones, del departamento de Ciencias Políticas de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá, y se terminó de imprimir en las instalaciones de GRACOM Gráficas Comerciales, Ubicada en la Ciudad de Bogotá, Colombia, en la Carrera 69K N° 70-76, en el mes de septiembre de 2013. El tiraje es de 300 ejemplares en papel Bond de 90 gramos. Las fuentes utilizadas, Fedra Serif

y Fedra Sans, Ambas Roman e Itálica, en puntajes 45, 13, 12, 10, 9, 8, 5 y 7.


Interlocuciones // N째3 // Julio de 2013

Curvas


Interlocuciones issu ago26 2013