Page 1

Editorial Después de un largo periodo de ausencia en los salones, pasillos y cafeterías de las distintas sedes de la UN, el periódico Doble Vía del Comité Nacional de Representantes Estudiantiles retoma su labor sirviendo como medio de comunicación de lo que pasa en la Universidad día a día, minuto a minuto con el fin de motivar a las tertulias y discusiones que surgen entre tintos y cigarrillos a partir de los escritos no solo de los representantes sino de los estudiantes que viven la Universidad, que realizan escritos, poemas, caricaturas y anuncios de actividades entorno a la vida universitaria. El periódico busca desde las letras, la información, el análisis, la crítica, la academia y el arte, volver a rellenar los espacios carcomidos por el silencio y la represión en defensa de la Universidad Pública, más en estos momentos del devenir de una marea de problemas, la desfinanciación por parte del Estado, “mediocrización” de la educación, eliminación paulatina del bienestar universitario, la estigmatización y persecución de estudiantes como política gubernamental. Todas y cada uno de estos problemas, desde mucho tiempo atrás ha sido anunciado por los estudiantes como una visión apocalíptica que hoy se materializa ante nuestros ojos que nos lacera a todos. Estos y muchos otros temas van a ser tratados en los artículos de esta publicación, por ahora, en la editorial simplemente queremos presentar un

Periódico Comité Nacional de Representantes Estudiantiles Universidad Nacional de Colombia Contenido

saludo a tod@s nuestr@s lector@s y extenderles la invitación para seguir contribuyendo en la construcción de este espacio que es de la comunidad estudiantil de todas las Sedes de la UN. Por último, sabemos que es un poco extensa esta publicación pero esto es entendible después de más de 20 años de no haberse publicado el periódico de la representación así que: ¡hagan el esfuercito y léanlo completo! Y todavía hay mucha tela por cortar. Escríbanos a: dobleviacnre@gmail.com

Universidad Nacional: Entre el amanecer o la decadencia.......... 2 Reforma al Estatuto General de la UN..... 4 Autonomía Universitaria, un reto del estudiantado.......................... 5 LA REFORMA ACADÉMICA: Crónica de una muerte anunciada........... 6 En Educación Superior Santos I, peor que Uribe II........................ 7 ¿QUÉ PASA EN LAS SEDES DE LA UN?...... 8 Herencia inmortal.................................. 12


2—Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011

Universidad Nacional: Entre el amanecer o la decadencia. Por Jairo Andrés Rivera H, Representante estudiantil al CSU

construyendolaun@gmail.com, www.repcsu.tk En uno de los pasados Consejos Superiores Universitarios el viceministro de educación (quien preside el CSU) manifestó encontrarse bastante molesto con uno de los artículos publicados en UN Periódico algunas semanas antes. El artículo en particular tenía el siguiente título El país se encuentra condenado a una educación superior de segunda, y detallaba el foro que realizó la presidencia de la república en materia de educación superior, el mensaje del gobierno era claro: la educación superior está supeditada a más de lo mismo. El escrito con rigor periodístico retrataba los desarrollos y conclusiones del foro realizado por el gobierno Santos, el retrato era el de la política de desfinanciación paulatina de las universidades públicas, fortalecimiento de la política de endeudamiento vía ICETEX, y funcionalización de la universidad a la empresa privada (el intermediario que las lógicas del mercado aplicadas a la universidad pusieron en medio de la relación Universidad-sociedad). En esencia, el escrito menciona la poca o nula importancia que tiene para el gobierno nacional la educación superior. El viceministro pidió un pronunciamiento del rector frente a UN Periódico manifestando la molestia frente al artículo que según él “no refleja la realidad”. El rector tímidamente respondió que “respetaba la autonomía del periódico”, sin embargo y paradójicamente se comprometió a enviar una carta a UN Periódico manifestando la molestia del viceministro. Esta escena es el común denominador de los CSU de la UN, y probablemente de la mayoría de las universidades públicas del país. No hay que ser un genio para entender porqué el gobierno tiene profundamente relegada la educación superior, y porqué busca por todos los medios quitarle presupuesto: no es su prioridad, ni en materia

de desarrollo y ni siquiera en materia de productividad. Las universidades como entes de calidad sirven para países donde la inteligencia está por encima de la mediocridad, los derechos por encima del enriquecimiento y la dignidad por encima del mercado. Por supuesto no es el caso de Colombia, un país donde el 16% del PIB se invierte en la guerra, y solo un 0.6% en educación superior. Hay carros y uniformes nuevos para la policía y el ejército pero no bienestar universitario para los estudiantes, hay armamento de todo tipo para combatir pero no se incentiva la construcción de comunidades académicas para debatir. La situación en la que se encuentra actualmente la universidad Nacional tiene mucho que ver con la caricatura de lo que sucede en el CSU. Cuatro de los ocho miembros del máximo órgano de la dirección de la universidad los pone el gobierno nacional, pero además la comunidad universitaria no puede elegir ni a sus decanos ni a su rector; no en vano el comité de evaluación para la acreditación internacional de la universidad compuesto por directivos y profesores de universidades prestigiosas en Europa sentenciaron al finalizar su visita a la UN: “La autonomía de esta universidad se encuentra tutelada”. Durante varios años la dirección de la universidad llamó “fatalistas” a los estudiantes universitarios quienes advertimos de tiempo atrás sobre el futuro de la UN: hoy la universidad ha

llegado al nefasto punto de financiarse con el 50% de sus propios recursos. Hoy la autofinanciación no es un mito sino la cotidiana realidad, la deserción por cuenta de la aprobación del estatuto estudiantil cobró la vida académica de más de 2700 estudiantes, el bienestar universitario se ha reducido a un “apoyo psicoafectivo”, y los programas como préstamo beca, bono alimentario y demás están siendo paulatinamente borrados del mapa (en los últimos semestres no se ha vuelto a ofrecer el préstamo beca). Todo este problema de presupuesto, bienestar y ausencia de autonomía universitaria son notorios en la universidad. Semestre a semestre los estudiantes de Medicina de la sede Bogotá pasan penurias para poder realizar sus prácticas ante la ausencia de un hospital universitario propio y la única propuesta de venderse a CAFAM para sustentar el negocio; de igual manera los estudiantes de facultades como Enfermería, Minas, Ingenierías, Derecho, entre muchas de la universidad, poseen problemas con cupos, docentes ocasionales, y calidad en la educación.

Los Síntomas y la enfermedad en la UN

De fondo la universidad tiene dos problemas que comienzan gravemente a engendrar un tercero. El primer problema es que la paulatina disminución presupuestal del gobierno a la universidad ha degenerado el devenir académico en la universidad: falta de profesores, bienestar, laboratorios, nueva infraestructura, entre otros. Bajo esa excusa los directivos de la UN han dado en quitarle de a poco su carácter de pública y hacerla privada. Hoy tenemos una universidad poco pública en el pregrado, y otra bastante privada en los posgrados. Bajo ese criterio la universidad adquirió un préstamo con la banca privada por casi 110 mil millones de pesos para de una vez por todas entrar en la cultura del endeudamiento (de aquí a doce años la universidad estará endeudada), la desfinanciación de la universidad ha


Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011 — 3 llegado a niveles asfixiantes y promete profundizarse. El segundo problema es la carencia de autonomía universitaria. La universidad no posee un gobierno universitario democrático sino más bien uno bastante jerárquico y antiparticipativo. Los estudiantes, profesores y trabajadores no podemos elegir nuestras directivas, ni participar en la construcción de acuerdos y rumbos institucionales para la universidad. Se está discutiendo en el CSU el nuevo Estatuto General de la universidad en donde se debate la burocracia vs la democracia. El tercer problema, que surge como consecuencia de los dos anteriores (escasa financiación y carencia de democracia como forma de materializar la autonomía universitaria), es la pérdida de la calidad académica. La actual propuesta de Plan Nacional de Desarrollo (PND 2010-2014) propende por una educación con tres criterios principales: Educación por competencias (título 3, artículo 1), formación de capital humano, y “calidad” de la educación. La implementación del modelo de educación donde la universidad juega un papel de promotor de la empresa privada tiene en el PND de Juan Manuel Santos su mayor fundamento. No es nuevo que se quiera

privatizar la educación pública, ni tampoco que se piense entregar a la gran empresa privada la construcción del saber universitario. Sin embargo el gobierno Santos ha sistematizado muy bien esta propuesta al interior del PND que a grandes rasgos reproduce el modelo Marco Palacios, “estamos enseñando demasiado”. El capital humano bajo este modelo queda supeditado a la producción de buenos trabajadores que “sepan trabajar más y mejor”, y la educación de calidad eliminada por ser ineficiente para el propósito de “producir” plata. Más que plata, la Universidad Nacional tiene el objetivo de producir saberes, conocimiento, profesionales capaces de crear: precisamente esos profesionales se eliminan bajo la racionalidad que pone de presente el PND de Juan Manuel Santos. El país no solo está condenado a una educación superior de segunda, sino que el gobierno nacional pretende terminar de acabar con el principio de autonomía universitaria (que en esencia cobija a la universidad de las injerencias ideológicas y políticas de los gobiernos de turno a partir de la comunidad universitaria), al hacer una educación servil en lo académico, en lo presupuestal y en lo político, al modelo de gobierno de las 5 locomotoras de

Juan Manuel Santos (a eso apuntan las pruebas Saber PRO —antes ECAES—, los nuevos “Sistemas Nacionales de Evaluación”, y en particular el llamado “Sistema Nacional de Evaluación de Competencias”). La invitación es a actuar, a insistir, a movilizarnos, a perder el miedo y a entender que la sumisión es producto de la ignominia, y que si somos realmente la conciencia crítica de la nación, es también para demostrar que el progreso social depende de que la participación colectiva trastorne la imposición. La UN se encuentra en un momento en que su comunidad puede hacerla florecer en un amanecer donde reivindique el principio de lo público, o vivir el anochecer de la decadencia que implica el modelo de universidad que el gobierno plantea en forma de proyectos de ley. Los invito a conocer los espacios web de la representación donde pueden encontrar documentos y participar en debates con el fin de construir desde los estudiantes nuestra universidad, una universidad para la heterogeneidad, la participación y la propuesta. “Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción” S.B POR UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA, DE CALIDAD Y PARA TOD@S! Para ver el artículo completo ingrese a www.repcsu.tk

Cuidado!!

Lo que se nos viene!!

Lo que a la Universidad Nacional de Colombia y a la Educación Superior en general se nos viene es muy grave, el Plan Nacional de Desarrollo 2010–2014 presentado por el gobierno de Juan Manuel Santos deja claro en que plano se encuentra la educación para los colombianos, como simple cualificación de la mano de obra.


4—Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011

Reforma al Estatuto General de la UN Por Gissell Medina, Representante Estudiantil al Consejo de Facultad de Artes – Posgrado

Seguimos con el autoritarismo o damos un paso adelante hacia la democracia en la UN.

U

na de las principales críticas que se han hecho por parte del movimiento estudiantil al gobierno de la UN ha sido su carácter autoritario y poco participativo. Actualmente nos encontramos en medio de la discusión sobre la reforma al Estatuto General que puede modificar sustancialmente el gobierno universitario. El debate en torno al carácter del Estatuto General que se debe aplicar en la Universidad, tiene que ver con la contradicción que hay entre dos modelos de universidad que se plantean en este momento. El que proponen las directivas obedece a una visión empresarial, donde la educación pasa de ser un derecho a una mercancía, bajo esta visión, prima el negocio y la competitividad sobre la calidad y el carácter público de la universidad. Otra visión rescata justamente la educación como un derecho y en consonancia busca privilegiar los criterios académicos sobre los económico-administrativos. Estas visiones se plasman en dos propuestas distintas de articulado para el nuevo Estatuto que han sido puestas en consideración de una comisión del CSU conformada por el representante estudiantil, profesoral, el decano designado por el Consejo Académico (es decir Mantilla) y el Secretario General. En las reuniones de esta comisión se ha llegado a acuerdos en la mayoría de los puntos, sin embargo hay cuatro puntos de quiebre que son el centro de la discusión actualmente: los principios, el gobierno universitario y la composición de

los cuerpos colegiados, la forma de elección de decanos y el papel de claustros y colegiaturas en la toma de decisiones al interior de la universidad. El llamado como estudiantes es entonces a aportar en esta discusión desde una posición argumentada. Es necesario en primer lugar que entendamos cual es la magnitud de la discusión que se está dando actualmente así como las implicaciones que tiene la aprobación de un nuevo Estatuto General. La Universidad como ente autónomo e independiente es de las pocas instituciones en el país que tienen la potestad de definir su normatividad interna, en este marco, el Estatuto General es la máxima norma estatutaria de la Universidad donde se estipulan su estructura y reglas de funcionamiento, de allí su importancia. Teniendo estas claridades, es igualmente necesario que conozcamos a fondo las diferentes propuestas de Estatuto que se han presentado por parte de las directivas y del Comité de Representantes Profesorales, así como la versión final que se espera sea aprobada en próximas reuniones del CSU. Desde nuestra posición como estudiantes debemos rechazar cualquier propuesta de Estatuto General autoritario que avance en el proyecto de convertir a la UN en una empresa más al servicio de unos pocos y apoyar una propuesta de Estatuto General que contribuya a fortalecer un gobierno democrático al interior de la universidad donde estudiantes, profesores, trabajadores, egresados, pensionados y demás miembros de la comunidad universitaria contribuyamos al fortalecimiento académico de la Universidad Nacional en sus fines misionales al servicio de la sociedad colombiana.

Aspecto

Posición directivas

Posición Representantes Profesorales y Estudiantiles

1 .Principios

Dirección, economía y eficiencia, mejor ges- Equidad, participación, calidad, etc tión, productividad.

2.Gobierno y composición de cuerpos colegiados

Dejar los cuerpos colegiados tal como están Ampliar la participación de estudiantes, proactualmente, donde la participación de la fesores, pensionados, egresados, es decir, de comunidad académica es reducida, especial- la comunidad universitaria. mente en el CSU.

3.Elección de decanos

El rector los designa.

4.Claustros y colegiaturas

Los convoca el rector para discutir su Plan La comunidad universitaria también los pueGlobal de Desarrollo, políticas generales de de convocar. Son vinculantes, decisorios. la universidad y procesos de autoevaluación. Solo son consultivos

Se eligen por consulta a la comunidad universitaria.


Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011 — 5

Autonomía Universitaria, un reto del estudiantado. Por: Lucia Ramírez, Estudiante de Ciencia Política. Sede Bogotá.

El 26 de Febrero se conmemoraban 40 años de uno de los más significativos logros del Movimiento Universitario; el programa mínimo.Ante esto cabe preguntarse cuál es la labor de los estudiantes hoy en día cuando la situación de la Universidad pide a gritos su movilización y organización para exigir el cumplimiento de un DERECHO y no un servicio, como lo han querido hacer ver los últimos gobiernos, con sus nefastas legislaciones sobre educación. Desde la imposición de la Ley 30/92 empezó un largo camino de des financiación y descuido por parte del gobierno para la educación pública que hoy la tiene penando ante las migajas tanto del Estado como de la empresa privada que lo único que pretende es funciónalizarla ante sus intereses. (Hoy se habla de una posible reforma que lo único que hará es profundizar sus consecuencias y avanzar rápidamente en el camino de la privatización). Es necesario reflexionar sobre el verdadero sentido de la Universidad, pues si no es para la creación de conocimiento de frente a las verdaderas necesidades y problemáticas del país, pareciera una institución si no inútil, totalmente carente de sentido. Es la misma forma en que la Universidad se relaciona y vincula con la sociedad la que la legítima y la justifica, su articulación con el país debe ser solidaria y la figura de extensión un estimulo para el desarrollo y la acción social, sin embargo el “lenguaje empresarial” que se está introduciendo en el discurso de la educación exige que se trabaje siempre en competitividad (como si el aprendizaje y el conocimiento fuera cosa de ganadores sobre perdedores) y no en la cooperación, dejando de lado la formación básica del pregrado para buscar recursos en los postgrados y programas de investigación que sirvan a los consorcios y empresas.

¿Será necesario recordarle a quienes están dictando este modelo gerencial de universidad que antes de funcionar para la venta y compra de servicios, la misión de esta es ante todo la formación de ciudadanos mayores de edad en el sentido kantiano, responsables social, cultural y científicamente, por el entorno donde viven?. Peor aún, ¿será necesario recordárselo a la comunidad universitaria? Si bien es cierto que la educación hace parte de la estructura social, hay una mayor responsabilidad en ella, y es que se tiene que sobreponer a la misma para influirla y transformarla a través de la producción de conocimiento. Sus miembros, deben ser conscientes de su papel transformador y tomar una postura crítica ante las figuras y modelos que se han impuesto. Esto no se podrá lograr si se permite profundizar la relación Universidad-Empresa que abandera el gobierno, pues la Universidad debe ser totalmente autónoma para cumplir la función ontológica que intento describir en estas líneas. Han sido 40 años después de lograr el programa mínimo, y sabiendo que el movimiento universitario ha sido fuertemente golpeado por la represión y el miedo, no nos podemos quedar de brazos cruzados dejando que las luchas que se han hecho antes de nosotros sean en vano, sobretodo, no debemos dejar que quienes pretenden de la educación una mina de oro para sus bolsillos, digan cómo debemos ser educados y ante todo, debemos reivindicar la universidad, y la educación misma como un instrumento de cambio en una sociedad, tan robada de sus propios derechos como, la colombiana.


6—Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011

LA REFORMA ACADÉMICA: Crónica de una muerte anunciada Por Suang Moreno Gutiérrez, Representante Estudiantil Consejo Académico –Posgrado

representacionacademicoun@gmail.com …A pesar de que todo el mundo lo sabía y de los intentos de muchos estudiantes por advertirle a la UN la intensión de las directivas, la reforma académica se implementó en el primer semestre de 2009 y a más de 2700 estudiantes les cerraron las puertas en la cara. Aquel día en el año 2008 la Universidad Nacional se despertó, esperando el nuevo Estatuto Estudiantil que regularía las disposiciones académicas, no había dormido bien a causa del terrible dolor de cabeza que le había dejado el pensar en sus últimas batallas (la denominada concurrencia, el Plan Nacional de Desarrollo y el eterno debate de las transferencias). La “Nacho” como le decían sus amigos, tenía una gran colección de lápices los cuales empleaba para escribir poesía, literatura, política, historia y sociología, para hacer planos, resolver ecuaciones y componer canciones, también tenía pinturas que usaba para vestir de colores sus paredes. Era una Universidad alegre con estudiantes en sus aulas y con profesores dedicados a la investigación y la enseñanza. Ese día de mayo, los directivos de la universidad, Moisés Wasserman y Natalia Ruíz, la forzaron a cubrirse de blanco, en procura del acato de las falsas promesas que el gobierno de turno les hizo para que permitiera trasladarse al tradicional sistema de “créditos”. Entre tanto, la señora ministra de educación, María Cecilia Vélez, le juro estabilidad financiera y calidad académica exigiendo a cambio la doble titulación, el incremento de posgrados con los mismos profesores del pregrado, mayor infraestructura para las prácticas, flexibilidad, interdisciplinariedad, cobertura, internacionalización y venta de servicios. El profesor Ignacio Mantilla, por entonces decano, de la facultad de ciencias, afirmó, como justificación del agravio, que los estudiantes permanecían mucho tiempo “bajo las naguas de la universidad” para lo cual,

inventó el sistema PAPA y ahí comenzó la tragedia. A pesar de lo que todo el mundo sabia y de los múltiples intentos de la comunidad académica por advertirle a la institución, la intensión de las directivas, la reforma académica fue impuesta, a costa de la voluntad general contraria a ella, en el primer semestre de 2009, a más de 2500 estudiantes les cerraron las puertas en la cara, murieron académicamente por tener un PAPA inferior a 3.0; a los profesores que creían ingenuamente, en la promesa de cambio los obligaron a dictar clases en los posgrados y abandonar paulatinamente los pregrados, a vender desaforadamente servicios, a multiplicar sus productos de investigación y sus horas de cátedra, adicionalmente la mayor promesa, la doble titulación, no fue posible para los “ancianos” de la UN, gracias a la ausencia total de un régimen de transición, como ejemplo de esto, figuran tristemente más de 40 estudiantes de economía, que tenían PAPA por encima de 4.0, y sin embargo, terminaron con sus historias académicas bloqueadas, porque el SIA se robo de mas abusiva manera sus créditos, al aplicar tardíamente un régimen de transición excluyente y discriminatorio. Los estudiantes de posgrado nunca tuvieron tutores para las tesis, los créditos sobrantes que serian descontados del valor total de las matriculas de posgrado, fueron sustraídos sin justificación alguna, y cada vez fue mayor el papeleo, la burocracia llegó hasta el punto en el cual fueron necesarios remitir innumerables cartas para inscribir menos de 10 créditos por semestre, los estudiantes de pregrado ya no tenían cupo para ver sus materias, no

había plata para docentes ocasionales, la rebaja de intereses o los créditos adicionales no fueron tenidos en cuenta, y ya no se podía sortear más el inclemente embate de las culebras; al señor Wasserman le tocó endeudarse para tener infraestructura apta para la flexibilidad, poniendo como garantía el trabajo de los docentes para que algún banco le prestará. La Universidad se convirtió en un caos y a pesar de que los medios ciegos, creían que esta era la mejor del país, su evidente falta de recursos físicos, económicos y por sobre todo académicos, para asumir la reforma, termino por enviarla mando al barranco, al final, yacía postrada en la puerta de su casa, como a Santiago Nassar, ese que todos sabían que iba a morir pero por el que nadie hizo nada. Los estudiantes de la UN sabíamos que la aplicación de la reforma, enviaría a la universidad directo al más oscuro abismo. No solo porque era evidente su absoluta inconveniencia, sino además porque, la misma nunca tuvo condiciones materiales para ser aplicada, cuando menos como fue prometida. Dos años y medio después las directivas guardan silencio sepulcral, no existe evaluación, no hacen nada. La calidad académica en las aulas ha disminuido sustancialmente, los libros siguen siendo los mismos, la autofinanciación a través de los posgrados es cada vez mayor, cada día se abren más programas académicos con la misma planta docente e infraestructura. Es el momento para que el estudiantado se cuestione, se movilice y se pronuncie para que la Universidad Nacional de Colombia vuelva a ser esa institución, en la que los lápices se usen para generar ciencia y las pinturas para crear arte. Es necesario que la UN vuelva a ser junto con sus estudiantes ciudadanos críticos dedicados a la enseñanza y la investigación, de no ser así la Nacho morirá en nuestras manos y nos arrepentiremos por no hacer algo, a tiempo.


Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011 — 7

En Educación Superior Santos I, peor que Uribe II Por Sergio Fernández, Representante Estudiantil Consejo Académico – Pregrado

…El mandato de Uribe fue aciago para la educación superior en Colombia, pues degradó la calidad por adecuar el país al rol que juega en la globalización económica… El rasgo fundamental de la política educativa de Uribe Vélez fue que degradó la calidad de la educación como consecuencia de ajustar el país a la globalización. Uribe tomó como guía el Plan Visión Colombia 2019. Esto significa que la educación debe servir a un sistema económico sometido a las necesidades del capital financiero internacional, en sectores como el minero-energético, la producción de bienes tropicales en lo agrícola y la maquila en lo industrial, bajo condiciones de superexplotación laboral. Las transferencias por estudiante decrecieron 40% en términos reales de 2002 a 2006, y la deuda del gobierno con las universidades estatales llegó $500 mil millones. Uribe contrajo dos préstamos con el Banco Mundial por 500 millones de dólares para financiar la línea de crédito del Icetex y profundizar el sistema de financiación a la demanda; como consecuencia de ello, uno de cada cinco estudiantes de pregrado tiene créditos de esta institución. Por otro lado, las matrículas de las universidades privadas siguieron al alza, sin el control de las autoridades competentes. El impacto propagandístico con el incremento de la cobertura omite que esta sí se dio, pero principalmente en la educación de tipo técnico y tecnológico y, en especial, en el SENA. Según Planeación Nacional, “a 2009, en la formación superior (técnico profesional, tecnológico, profesional universitario) y tomando como población de referencia a los jóvenes de 17 a 21 años, la cobertura bruta alcanzó el 35,5%; entre 2003 y 2009 la matrícula en pregrado aumentó en 496.837 alcanzando 1.493.525 estudiantes en el último año, de los cuales 482.505 cupos (32,3%) correspondieron a niveles de formación técnica y tecnológica, incluido el SENA, que contribuyó con el 53% de la misma”. A pesar de lo anterior, la deserción llegó a 45.3% en el sector público y a 50% en el privado. El aumento de los cupos no fue consecuencia del incremento de los recursos públicos para los establecimientos educativos. Se hizo en desmedro de la exigencia académica, con hacinamiento, y orientando la producción científica a beneficiar a multinacionales y monopolios; reduciendo la profundidad de los currículos y la duración de las carreras; aumentando, en lugar de profesores de tiempo completo y dedicación exclusiva, el porcentaje de profesores de hora cátedra y ocasionales; haciendo obligatoria la presentación del examen Ecaes (ahora Saberpro), con lo cual se controla la incorporación de competencias ciudadanas, académicas y laborales a los programas de las carreras, violentado la autonomía universitaria, la democracia y la libertad de cátedra. El mandato de Uribe fue aciago para la educación superior en Colombia, pues degradó la calidad por adecuar el país al rol que juega en la globalización económica.

¿Para dónde van Santos y su “Calidad: camino a la prosperidad”? La política educativa de Santos está, en lo fundamental, en las Bases del Plan Nacional de Desarrollo, tanto en educación superior como en preescolar, básica y media. El principio de dicho Plan, y no sólo en materia educativa, es: “El Estado es quien despeja el camino -fija las reglas de juego y dirime los conflictos-, pero el sector privado es quien lo construye y lo recorre”. No es cierto que en el neoliberalismo el Estado no intervenga en la economía. Sí interviene, pero en beneficio de las multinacionales y del capital financiero. Carlos Marx lo definía: “El gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa”. Este criterio también orienta la educación superior en Colombia: adecuarla a las necesidades de la globalización. Santos, como su vocero, ha insistido en que sus “locomotoras del desarrollo” son el sector agropecuario con el modelo de gran plantación y de producción de agrocombustibles; el minero-energético, convertido en el principal destino de la inversión extranjera directa en Colombia; la infraestructura de transporte y comunicaciones, indispensables para la extracción y saqueo de nuestros recursos y la importación de mercancías; la vivienda, como fuente clave de enriquecimiento para el capital financiero, y los llamados sectores de innovación. El Plan Nacional de Desarrollo explica la educación que requieren tales “locomotoras”: el Ministerio de Educación, Colciencias y el SENA “desarrollarán pilotos en los sectores locomotoras para que el país cuente con las metodologías, procesos, estándares y el desarrollo institucional requerido; así como en el sistema educativo, como parte de la estrategia de formación en competencias laborales del personal docente en todos los niveles”. Los Ministerios “publicarán lineamientos y guías que permitan conocer los requerimientos mínimos de cualquier agente privado o público para la construcción de normas de competencias laborales y currículos académicos basados en competencias, y ser incluidos en el MNC (Marco Nacional de Cualificaciones). Y fomentarán el diseño de normas de competencia laboral en todos los secto-


8—Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011 res productivos y niveles de ocupación, vinculando al SENA y a otros agentes”. Además se implementará un “plan de choque” formativo en competencias laborales para desarrollar las “locomotoras”, que consiste en que estos le definan al MEN cuáles son sus necesidades de “recurso humano”, de tal forma que el Ministerio “genere los incentivos a las instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo humano, para priorizar la formación y el desarrollo de competencias laborales específicas de acuerdo con las necesidades definidas por estos sectores”. La cobertura en capacitación del SENA también deberá ser ajustada de acuerdo con las necesidades de los “sectores locomotora”. En definitiva, los contenidos de las carreras no serán definidos por estudiantes y profesores, de acuerdo con lo más elevado del conocimiento y de la ciencia, sino por las multinacionales y los monopolios criollos. El capital financiero es la base de la financiación en este gobierno, tanto en la universidad pública como en la privada, en cuatro formas: “Buscarán nuevas fuentes de recursos” vinculando a la nación, los entes territoriales y al sector “productivo”; se incrementarán los recursos para nuevos créditos “fortaleciendo de esta manera al Icetex”; fomentarán “la participación del sector privado, cajas de compensación y cooperativas en proyectos que consoliden la oferta de educación superior” y constituirán un “portafolio de posibilidades para que a través de la banca de fomento, la banca comercial, la banca multilateral y el sector privado se provean recursos (…), para que se adelanten proyectos de infraestructura física y tecnológica”. Ya se está aplicando. Un ejemplo es el préstamo que está gestionando la Universidad Nacional. Si el presupuesto de la UN es alrededor de un billón de pesos, de los cuales casi la mitad son recursos generados por la Universidad, se tiene que el préstamo está alrededor del 20% del total del presupuesto que el Estado destina anualmente a este centro educativo. Es un golpe severo a sus finanzas y un condicionamiento de su actividad académica e investigativa. Santos y su ministra han insistido en la “internacionalización de la educación superior”. La aprobación de los TLC supone el ingreso al país de las multinacionales de la educación superior y de las universidades corporativas como las de Motorola, Disney, Marlboro, Coca Cola, General Motors, Lufthansa, Shell, American Express, Microsoft, entre otras. Ya tenemos dos casos: la de Sanitas en el campo de la Salud y la Chevrolet para taxistas. La solución es la lucha democrática de masas Estudiantes, profesores y trabajadores tenemos suficientes motivos de protesta: la reforma integral que empeora la Ley 30 de 1992, reglamentaria de la educación superior; el incremento de las matrículas; la imposición de competencias académicas, ciudadanas y laborales como criterio único en la definición de los contenidos de la educación; las reformas laborales para profesores y trabajadores; la crisis financiera de las universidades; los empréstitos crecientes como solución financiera, y, por supuesto, el Plan Nacional de Desarrollo, conforman las iniciativas con que Santos mantiene la ruta privatizadora y antinacional de los últimos tiempos. Esto sólo podrá ser derrotado con un vigoroso movimiento de masas de los tres estamentos universitarios, con el apoyo de la población, que reivindiquen el papel de una

educación de nuevo tipo: científica, que instruya en los más altos contenidos de la ciencia y del conocimiento; nacional, orientada a beneficiar a la población y a la nación colombiana, y democrática porque implica el respeto de las libertades y los derechos. Al igual que en el gobierno de Uribe Vélez, la resistencia la liderará el estudiantado, que con su ímpetu fijará el rumbo de lucha a los demás estamentos universitarios. La derrota de la política educativa de Juan Manuel Santos es la tarea.

¿QUÉ PASA EN LAS SEDES DE LA UN? AMAZONÍA Julio Hoyos, Representante Estudiantil, Sede Amazonía

representacionamazonia@gmail.com jchoyosf@unal.edu.co La Universidad Nacional de Colombia cumple sus objetivos misionales al hacer presencia en las regiones fronterizas


Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011 — 9

de integración nacional a través de las sedes de frontera, hoy denominadas Sedes de Presencia Nacional. A través de esta iniciativa de la universidad se estableció en el acuerdo 033 del 2007 el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (PEAMA). Es un privilegio para la región amazónica contar con este programa de la Universidad Nacional en el que ha adquirido fuerza y ha evolucionado considerablemente en los 3 años que lleva en funcionamiento, por tanto han ingresado 225 estudiantes para 42 programas académicos. La sede lleva un proyecto presupuestal para el año 2011 de $ 1.060.114.650, teniendo en cuenta que existe un déficit inicial importante para financiar los gastos de funcionamiento de la Universidad, en la sede Amazonía se ha aprobado el 51,3% ($543.714.622) del presupuesto, quedando por financiar el 48,7% de este. En cuanto la situación académica de la sede, los inconvenientes que se presentan, cobijan el tema de los docentes de planta que se encuentran en comisión de estudios y también una renuncia de la profesora encargada de la dirección del programa de tecnología forestal, dejando con menos del 50% la capacidad docente de la sede. El bienestar es uno de los componentes más importantes de la Universidad Nacional siendo el PEAMA uno de los sistemas más trascendentales para el desarrollo del programa En cuanto a este punto, los estudiantes que ya han iniciado su etapa de movilidad académica hacia las sedes principales no tienen el apoyo de las direcciones de bienestar y no se encuentran cobijados por un sistema de acompañamiento que es necesario para los estudiantes que de cierto modo tienen un nivel alto de vulnerabilidad socioeconómica por ello es elemental el pronunciamiento de la representación estudiantil en cada sede

para que los compañeros del PEAMA reciban de manera primordial el apoyo del sistema de bienestar nacional. Con respecto a la sede, la universidad gestionó un convenio con la asamblea departamental que consistía en destinar $100.000.000 para el sistema de bienestar de la sede con recursos del departamento, siendo así un amortiguador para la ausencia de recursos que afronta el sistema de bienestar. La universidad Nacional se enfrenta a una problemática política y académica que podría vulnerar la estructura y la autonomía de esta. Frente a esta situación hay una posición de la Sede Amazonia, por eso, es fundamental analizar de manera substancial el tema del Plan Nacional de Desarrollo, para saber en qué aspectos nos involucraría y poder pronunciarse al respecto.

BOGOTÁ L a sede está quebrada, ¿Con qué la curaremos? Por Mariana Ríos, Representante Estudiantil Sede Bogotá - Pregrado

La sede Bogotá de la UN, está sumida en una seria crisis presupuestal, académica y de bienestar, lo cual debe motivar una profunda reflexión de la comunidad universitaria, frente a su papel en la misma y el papel que debe cumplir la universidad en la formación de los y las colombianas y la transformación de la sociedad. Pero, y… ¿Qué es lo que pasa en la sede? La situación en términos generales parte de considerar tres aspectos principales: el primero es que la sede presenta un déficit presupuestal de 40’000.000.000, lo cual se ha evidenciado en que a la fecha la sede no haya podido cumplir con los compromisos de funcionamiento, que se manifiesta en un problema de cupos en casi todas las facultades por ausencia de docentes ocasionales, lo que ha generado el cierre de asignaturas, hacinamiento y aumento en la carga docente de los que en este momento están asumiendo las cátedras. Por otro lado, y uno de los grandes cuestionamientos , es frente al préstamo para infraestructura que la universidad ha asumido con la banca internacional y que para la sede es de un monto de 70.000 millones de pesos, que se cubriría con los dineros de ex-

tensión de las facultades y que espera condonarse en 15 años, con tasas de interés altísimas que aun no se han definido claramente, por problemas con las instituciones crediticias que podrían acompañar el proceso de la deuda; la pregunta es si las facultades en estos momentos no pueden cumplir con sus fines misionales, por un problema presupuestal, como podrán entonces asumir ciertos porcentajes de la deuda, si los recursos cada vez se ven reducidos y comprometidos en otras funciones. Por último, la situación presupuestal ha comprometido gravemente a las políticas de bienestar de la sede, con programas que realmente no cubren al conjunto del estudiantado, con una falsa solución a la situación de los estudiantes vendedores bajo las premisas del campus amable, lo cual implica un modelo de universidad que no asegura verdaderos programas de bienestar y continuidad de los estudiantes, sino sobre la base de asistencialismos insuficientes y donde se compromete una lógica de servicios como en el caso de los programas de apoyo socioeconómico, promotores de convivencia, bono alimentario y de transporte. La reflexión nos lleva a preguntarnos por qué mientras el presupuesto de bienestar se ve reducido, la sede colocó 100 cámaras nuevas en todo el campus, con una concentración en la facultad de ciencias económicas, esta inversión en seguridad muestra una clara intención por parte de la administración de mantener un control del campus, pero que no soluciona los problemas de seguridad, ni de consumo al interior de la sede. ¿Para qué nos sirve invertir tanto dinero en seguridad y vigilancia, si estas medidas no solucionan el problema real del campus?, ¿Por qué la administración invierte más en cámaras que en bienestar? Ante este panorama, presentado de manera general… ¿Cómo podemos actuar? ¿Si la sede está quebrada… con que la curaremos los estudiantes? Esperamos que estas reflexiones, generen un cuestionamiento en cada uno de nosotros y que motiven el debate y la participación en la vida de la universidad, en la construcción del campus día a día, a romper el velo de los prejuicios y actuar como estudiantes universitarios comprometidos con su país y su universidad.


10—Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011

CARIBE Sede Caribe, formando isleños desde sus hogares

Por Eder Ortiz, Representante Estudiantil, Sede Caribe

La sede Caribe en sus 14 años de permanencia en las isla de San Andrés ha crecido precipitadamente hacia la consolidación del proyecto de universidad en las islas del archipiélago. En estos momentos le apunta, como dice su visión, hacia la consolidación de la sede como un centro de excelencia y referencia académica, reconocido a nivel local, nacional e internacional; líder, innovador, incluyente, autónomo y articulado a las redes de conocimiento y la universidad en su conjunto, ofreciendo sistemas avanzados de formación, investigación y extensión acreditados, capaces de responder a las demandas del entorno para contribuir a la construcción de nación y la integración con el Gran Caribe. Para ello se llevan a cabo diferentes proyectos dignos de resaltar. A nivel de formación la sede en un ánimo de llevar a nivel de posgrado a los profesionales de la isla ha traído maestrías y especializaciones de las sedes andinas de nuestra universidad y fomentando una propia llamada Maestría en Estudios del Caribe, ésta con la intención que los profesionales sean mas competentes desde el punto de vista ambiental, del derecho y lo social, también como insistiendo en inmiscuir a la academia en las discusiones de los diferentes funcionarios de las instituciones públicas y privadas de las isla, para que sean ellos los que ideen las soluciones a los problemas que aquejan a las isla, desde lo local teniendo en cuenta nuestras particularidades. Esa sería la intención de un proyecto de universidad local que se piense y que brinde las herramientas académicas e investigativas a la sociedad y el desarrollo, pero la sede tiene el proble-

ma de la pertenencia, ya que muchos sectores de la sociedad isleña no se han adueñado de su institución y más bien la sienten como extraña, “a este aspecto le debe apuntar la sede Caribe”. En la formación a nivel de pregrado nace una idea desde el nivel central y local de llevar educación a los sitios alejados del país, entonces se crea un modelo ya usado en otros países, donde la formación se dé en dos partes, una en el lugar de origen y la siguiente en las sede con los recursos humanos y logísticos para formar a nivel de profesional a el estudiantado. Es con esta idea que llega a la sede desde hace tres años, el programa PEAMA, Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica, donde la idea fundamental es darle más oportunidades a los jóvenes de nuestras islas de recibir una educación de calidad y que sean recíprocos con su región. Desde las directivas nace el proyecto, luego llega a las sedes de presencia nacional y luego es informado a las demás involucrados. En su proceder pareciera “correcto”, como paso con la reforma académica y demás, pero esta forma de proceder lo que llevo fue a que en vez de que todos los involucrados dieran las soluciones, las ideas y los problemas del programa, lo que se vio fue cómo se les impuso un protocolo a seguir y en el camino se fueron solucionado los problemas emanados de él, por ejemplo; las sedes de frontera se deben preparar en el camino para tener los recursos que soporten el crecimiento del programa: salones, salas TIC, profesores y demás; las sedes andinas deben garantizar a nivel administrativo y académico (SIA) que los estudiantes se movilicen, algo que está pasando con muchos traumatismos, como es el caso de estudiantes con problemas para inscribir materias ya que las facultades no habían abierto las historias académicas, también está el problema de escoger los cursos sin tener un tutor que los oriente, llevando a algunos a inscribir materias que luego son canceladas, eso si las logran escribir, pues en ocasiones, al momento de la apertura de las historias académicas, ya se habían acabado los cupos en los cursos… Algo sería diferente si las cosas funcionaran de manera contraria; si las ideas, problemas y soluciones se emanaran de los involucrados hasta llegar

a los directivos los cuales toman las decisiones para darle recursos a las propuestas; la idea de la empresa privada donde el directivo, observa, propone y ordena, no aplica para la universidad pública, ya que la comunidad universitaria participa en todos los procesos, proponiendo, observando, criticando y discutiendo, para que los problemas y soluciones sean de todos.

MANIZALES Un “modelo” en riesgo Por Simón Arias Lasso Representante Estudiantil Sede Manizales

En la sede Manizales, la situación financiera cada vez preocupa más. En cuestiones de financiación de bienestar, podríamos decir que con una buena gestión administrativa, hemos logrado mantener con mucho esfuerzo, el “bienestar modelo” de la Universidad Nacional, esto porque aún conserva unas residencias estudiantiles bien dotadas y un subsidio de alimentación que atiende a más de 700 estudiantes de escasos recursos y buen promedio académico. Sin embargo, no todo es júbilo. Cada vez más, nuestro bienestar ha venido dependiendo de las gestiones de las tres facultades de nuestra sede, son sus Fondos Especiales los que deben sufragar gastos que en el pasado eran, con justicia, asumidos por el presupuesto de la nación y no por recursos propios. Ya sabemos que para el gobierno nacional y para muchos de los funcionarios de la Universidad las necesidades socioeconómicas de sus estudiantes no son una preocupación. Los que argumentan que la misión de la Universidad se limita exclusivamente a la educación olvidan lo que es una verdad de Perogrullo, que con el estomago vacío no es posible un buen rendimiento académico, que sin las necesidades básicas satisfechas no se puede estudiar. Cada vez es mayor el uso de los recursos propios en funciones de la Universidad que eran atendidas con aportes de la nación, lo que tiene dos efectos perversos: que el poder de decisión se concentra en los decanos, en su voluntad, y que se incrementan los esfuerzos de la institución por generar recursos. Y esa búsqueda de recursos puede desplazar las finalidades académicas, por ejemplo, en nuestra Sede la extensión


Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011 — 11

solidaria es un relato extraño, en tanto abrir posgrados todos los días y cobrar para ingresar a ellos más de 4 millones es un asunto cotidiano. Nos preocupa el afán casi obsesivo de los Decanos y el Vicerrector por acabar con los profesores ocasionales. Ello podría justificarse si, como contrapartida, creciera el número de docentes en dedicación exclusiva que además de la docencia se ocuparan de la investigación. Pero la realidad es otra: la Sede Manizales no tiene el número suficiente de cursos, los estudiantes no encuentran asignaturas con qué ocupar sus créditos electivos, toman cualquier cosa en otra universidad de la ciudad para no dejar huecos en su programación. La Universidad no cumplió con la flexibilidad ofrecida en la reforma académica. Es muy tonto obligar a que los programas tengan cuando menos un 20% de sus créditos destinados a electivas si éstas no se ofrecen, así las cosas las “múltiples posibilidades de formación” son un sonoro fraude. El número de estudiantes de posgrado ha crecido verti-ginosamente en la Sede, pero también sus costos. El criterio básico es el de la rentabilidad, si tenemos “clientes” dis-puestos a pagar 4,500.000 entonces el posgrado es viable. La Universidad se jacta con frecuencia de que el 80% de sus estudiantes están ubicados en estratos 1, 2 y 3, ¿cuántos de ellos pueden pagar esas matrículas?. Tenemos ahí una universidad privada, sujeta, sin ningún pudor, a las más descaradas leyes del mercado. Por último, nos preocupan mucho el hecho de que el Nivel Nacional de la Universidad, cada vez más, le sustraiga recursos, a las sedes y a las facultades cuando es en éstas en donde la Univer-

sidad actúa y cumple con sus funciones, 50% de los recursos mínimos para el tal vez para alimentar monstruos ham- previo funcionamiento de la sede en el brientos como el SIMEGE. año 2011. Según un estudio financiero realizado por el equipo de trabajo de la Universidad Nacional sede OrinoORINOQUÍA quia, los recursos girados desde el eje Peama en la orinoquia central solo alcanzarán hasta Agosto Por Alexis Valero Portilla, de 2011, generando en la comunidad Representante Estudiantil Sede universitaria un acto de preocupación Orinoquía pues la sede no cuenta con ningún otro La Universidad Nacional de Colom- apoyo financiero por parte de algún orbia con su programa PEAMA en la Ori- ganismo público o privado, sometiendo noquia Ofrece la posibilidad a jóvenes de esta manera a que programas ofrede los departamentos de Arauca, Casa- cidos por bienestar universitario se nare, Guaviare, Guainía y Vichada de vean afectados a largo plazo en nuestra formarse como profesionales en la me- sede... jor Universidad del país; la academia Es por eso que anteriores reuniones oferta 56 programas curriculares de con la comunidad universitaria se malas áreas de ingeniería, ciencias bási- nifiesta la necesidad de implementar cas, ciencias agro-pecuarias y ciencias la extensión en la sede y en la región económicas de las Sedes Bogotá, Mani- orinoquense logrando así un mejorazales, Medellín y Palmira. miento en las relaciones financieras La Sede de Presencia Nacional (SNP), que de seguro aportaran al desarrollo se encuentra ubicada en el departa- de nuestro campus universitario. mento de Arauca y cuenta con 173 esLa autonomía generada por el conotudiantes de los diferentes programas cimiento y la libre expresión son nuesacadé-micos, como en las demás sedes tro tutorial en esta sociedad donde día de la Universidad Nacional la sede Ori- tras día estamos sometidos a la arronoquia se ve afectada por la austeridad gancia de nuestros mandatarios que al presupuestal que enfrenta hoy por hoy parecer olvidan que desde nuestra conla Universidad; para el año 2011 los dición de estudiantes somos la salida a recursos asignados por parte de la ge- un estado burócrata y de lineamientos rencia nacional financiera y adminis- políticos ajenos al bienestar educativo trativa para la sede Orinoquia suman de nuestro país. 500.000.000 de pesos y fracción, cifra “Los demás hombres son dueños que comparada con los 1.200.000.000 de su fortuna; de pesos con-siderados por parte de la el avaro es el esclavo de la suya”. dirección de sede no llegan siquiera al Karl Marx


12—Doble Vía– CNRE Universidad Nacional de Colombia Edición 01 - Marzo de 2011

EXPRESIÓN UN

Herencia inmortal

Aún hace parte del patrimonio nacional Alfaguara del saber con prestigio universal, Paraje de aprendices esforzados y valientes De pensadores admirables sin temor y debatientes. Promesa de una nación que naufraga en el dolor Sumida entre violencia, miseria y corrupción; He allí la esperanza de un pueblo silenciado Que clama por justicia y no quiere ser esclavo; Donde se forjan los sueños de una patria de verdad Esparciendo sabiduría y construyendo sociedad; Un bulevar de conocimiento por cada facultad Permitiendo la formación del gran profesional, Aquel guerrero que mañana su huella podrá dejar Porque su corazón humanista aprende a ensanchar… Aunque hay quienes no valoran, ni conocen aquel lugar Y lo estigmatizan, lo critican o lo vienen a robar Desaparecen las ideas, los anhelos… su visión, Como pandemia imperan la amenaza e inaudita persecución, Ultrajan su nombre y añoran su funeral Lo van desbaratando con malicia y sin pensar Esperan desolarlo como un pueblo fantasma Donde alguna vez se luchó por la conciencia y la democracia. Sería un imperio intelectual perdido, otro funesto y lamentable falso positivo. Nos han acusado por defenderle y por estudiar Cuando nuestra espada ha sido la inteligencia y nuestra gran armadura: la paz… Pero si pensar es un suicidio: lo intangible no matarán porque sabiduría y libertad son de un plano inmortal. Esta es la gran herencia que la hace más especial, Este es el noble de la Universidad Nacional.

Estudiante de Medicina Veterinaria - Bogotá L. Sanchez S.

Este es un ejemplo de la capacidad artística y creadora que aún pervive en el campus de nuestra universidad. Esperamos que para la próxima publicación hayan muchas más creaciones para presentar. A ver si nos ponemos pilas para publicar más cultura y expresión de los estudiantes de la Universidad Nacional. Les recordamos la invitación a enviar artículos, poemas, caricaturas, fotos y lo que se les ocurra a: dobleviacnre@gmail.com

Boletín Doble Vía Toma Dos 2011  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you