Page 78

P

AR

P

R

TNE R

TNE

TENDENCIAS MARKETING Y DISTRIBUCIÓN

AR

LA OPINIÓN DE

¿POR QUÉ LOS BUENOS RESULTADOS DE LAS BOUTIQUE?

PHILIP KALUS Consejero delegado, Accelerando Associates

Creo que hay dos razones fundamentales. Las boutiques son creadas, en su mayoría, por gestores de fondos con talento y experiencia que desean trabajar en un entorno que les permita desarrollar mejor sus convicciones, sin que estas se vean diluidas por un consenso excesivo, un control del riesgo y, a veces, un volumen de activos demasiado elevado. Además, las boutiques tienden a mantenerse fieles a lo que creen que son realmente los mejores de su clase, en lugar de lanzar nuevas estrategias de forma regular. Además, las boutiques suelen tener menos clientes, pero más sofisticados y alineados, lo que facilita mucho las cosas.

La primera conclusión a la que llegó fue que, en términos generales, los productos de las boutiques habían batido a los de las grandes entidades. Con el modelo de factores de Fama & French, en términos brutos, los fondos boutique habían registrado una rentabilidad anualizada de 0,52 puntos porcentuales superior. En neto, esta habría sido de 0,23 puntos porcentuales. Con el modelo índice, el retorno neto anualizado bruto en estos 20 años habría sido de 0,82 puntos porcentuales mayor que el de los fondos de las entidades de mayor tamaño. En neto, de 0,56 puntos porcentuales. Los resultados son especialmente favorables para las boutiques en dos categorías concretas: small y mid caps europeas y renta variable global emergente. “Aquí existe una evidencia clara de que los inversores obtienen una prima sustancialmente más elevada invirtiendo en estrategias gestionadas por pequeñas entidades especializadas en la materia”, afirma el profesor Clare. “Un inversor interesado en entrar en estos mercados debería considerar seriamente hacerlo a través de una boutique”, añade. Para ser exactos, la rentabilidad neta anualizada ofrecida en los últimos 20 años por los fondos boutique que centran su universo de inversión en las compañías europeas de pequeña y mediana capitalización y los mercados emergentes, ha sido de 1,04 y 1,74 puntos porcentuales superior, respectivamente, que el generado por los productos de las grandes casas. Estos resultados corroboran la tesis que han venido defendiendo desde hace tiempo algunos 78 FUNDSPEOPLE I JUNIO

profesionales de la industria, como Ralph Elder. “Las boutiques funcionan especialmente bien cuando operan en mercados ineficientes y donde existe un universo especializado y muy definido”, asegura el director general de BNY Mellon para Iberia y Latinoamérica.

CARTERAS DIFERENTES Pero… ¿qué es lo que estaría marcando esa diferencia? La clave de todo podría estar en las distintas formas que tienen unas y otras de construir sus carteras. Los fondos de las grandes gestoras tienden a poseer un volumen de activos mayor, lo que a menudo limita sus opciones a la hora de invertir. En cambio, las boutiques, con productos con patrimonios inferiores, pueden moverse con más agilidad por los mercados y entrar donde las grandes entidades no pueden. Esta distinta composición de las carteras se ve reflejado en los R Cuadrado del estudio realizado por el profesor Clare. Esta ratio, que varía entre el 0% y el 100%, es un coeficiente que determina qué porcentaje de las fluctuaciones del fondo viene explicado por la evolución del propio mercado. Y ahí, lo que se observa es que el R Cuadrado de los fondos de las boutiques es más bajo que el de los productos de las grandes entidades, lo que demuestra esa diferenciación en la composición de las carteras. Carteras diferentes gestionadas por gestores muy especializados en la materia que, en definitiva, han sido capaces de moverse con mayor fluidez por el mercado para ofrecer mejores resultados a sus clientes.

JAMES ASHLEY Economista jefe para GSAM EMEA, Goldman Sachs AM

LOS MERCADOS EMERGENTES EN EL PUNTO DE MIRA A pesar de los desafíos que suponen una pandemia y una recesión mundial, los mercados emergentes superaron a sus contrapartes en 2020. El índice MSCI EM registró una rentabilidad del 18,5%, los beneficios retrocedieron un 9% y el PIB se contrajo un 2%. Por otro lado, el índice S&P 500 subió un 18,4%, los beneficios cayeron un 13% y el PIB se contrajo un 3,5%. Por ahora, la rentabilidad ha mantenido el ritmo en 2021. En Asia Oriental, que comprende una gran proporción del índice, la contención del virus ha sido rápida y efectiva, con lo que el impacto en las estimaciones del PIB agregado ha sido limitado. El crecimiento de los beneficios también ha sido sólido y se espera que los resultados de los mercados emergentes superen a los de sus homólogos desarrollados con fuertes recuperaciones en 2021 y 2022, tras sufrir caídas menos pronunciadas en 2020. Una combinación de factores, como el componente cíclico, la exposición a materias primas, la sensibilidad china y las oportunidades de deep value, podría impulsar al alza la rentabilidad de los mercados emergentes de manera sostenida. Aun así, reconocemos que la generación de alfa proviene de la inversión bottom-up, con una selección de valores rigurosa, y no a través de apuestas a nivel de países, ya que el conjunto de oportunidades sigue siendo muy idiosincrásico.

Profile for FundsPeople

Revista FundsPeople Junio 2021  

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded