Issuu on Google+


2

3


contenido directorio

enero 2014

Dirección

Sunny del Real sunny.revistago@gmail.com

Dirección de arte

Calli · Edahi

Editor en jefe Colaboradores

Fotografía

8

D po rtada

Au t o e s t i m a :

L a lla v e de la plenit ud

4

Reseñas

15

Ent r e t ú y y o

20

M ot as Ne tas

28

Dpor t ada

32

G o! Cin e

Aprende a ser único. Aprende a ser tú mismo Yo elijo mi destino La falsa autoestima Los 20 hábitos para la gente feliz Recomendaciones

Corrección de estilo Ventas publicidad

Sunny del Real Patricia Castell-Blanch Genaro Armendáriz B. Gabriel Belmont Araceli Vargas Nora Martínez Alex Flores Marco Antonio López Daniela Arellano

044 722

407 08 38

Revista go! Guía de ocio y entretenimiento, edición mensual de enero 2014, año 3, número 44. Reserva de derechos al uso exclusivo en Domicilio: Paseo del Carmen, núm. 19. Metepec, Estado de México. Impresa por Editorial CIGOME, S.A. de C.V. Vialidad Alfredo del Mazo Nte., núm. 1524, Col. Exhda. La Magdalena, C. P. 50010, Toluca, Estado de México. Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido por cualquier sistema o método incluyendo electrónico o magnético sin previa autorización del editor. go! guía de ocio y entretenimiento no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.

2


Reseñas

Aprende a ser único.

Aprende a ser tú mismo ¿Cómo podemos recuperar nuestro Yo? Mediante un proceso de auto-descubrimiento. Y si pensamos que vale la pena arriesgarnos, “fallarle“ a los demás y a nuestros condicionamientos, podremos quitarle el guion, el disfraz, que ni siquiera sabíamos que llevábamos, porque lo adquirimos desde muy jóvenes, cuando todavía no estábamos conscientes de lo que pasaba ni de lo que hacíamos, sólo buscábamos imitar los comportamientos de quienes nos rodeaban para agradar o encajar; de esa manera modelamos una forma de vivir alejada de la realidad, cuando la verdad se halla dentro de nosotros. Mucha gente, al igual que yo, lo hacía; muchos piensan que si no tenemos ciertas características (como el dinero, el atractivo físico, una vida interesante, etc.) no valemos mucho y cuando una chica nos rechaza, lo explicamos diciendo que se debe a que no somos de cierta forma. Una vez más, estamos pensando en competir y en ser los mejores en categorías estándar, pero, una vez más: no hace falta ser los mejores en ninguna de esas categorías. Lo realmente importante es ser los mejores en nuestra propia categoría: nuestra personalidad. Lo auténtico es lo que vale la pena y debemos dedicar nuestra vida a potenciar esos rasgos únicos que nos hacen poderosos y atractivos, porque cada uno de nosotros tenemos algo que nos hace únicos y especiales.

Busca ser “tu mejor mismo” Por muchos años de mi vida tuve miedo de no ser suficientemente atractivo o interesante, de no tener dinero o éxito, de no saber qué decir, pero, sobre todo, de que me rechazaran. Sentía que estaba en una competencia en la que ganaba el mejor.

Me costó años descubrir que el secreto residía en ser yo mismo y no en ser mejor que los demás. Nuestro carácter es lo más personal que tenemos, sin embargo, a veces tratamos de imitar a los demás que de alguna forma consideramos “mejores” y más tarde, o no , descubrimos que no podemos ser como el otro, y que hemos perdido media vida o más intentando ser quien no somos e incluso hemos enfermado por eso. La única solución es dejar de imitar y comenzar a ser uno mismo, y no es fácil; en muchos casos la mente y sus proyecciones nos han alejado tanto de nosotros, al grado que ya no podemos reconocernos ni saber qué somos o qué no; sólo sabemos lo que la mente ha ido construyendo, con base en los condicionamientos que nos han rodeado, y esa realidad, fruto de nuestras percepciones, no la podremos cambiar a menos que la percibamos de un modo distinto, sólo al entenderla “nuestra realidad” cambiará.

4

Si quieres ser el mejor, busca ser “tu mejor mismo”. Esto quiere decir que tienes que sacar lo mejor de ti; que tienes que superarte y vencer tus miedos y mejorar día a día para crecer como persona. Y ¿sabes qué? es cierto. Lo mejor que uno puede hacer con su vida es luchar por ser la mejor persona que puedas ser. Pero, por encima de todo, tienes que ser tú mismo. Esto no quiere decir que no puedas aprender de otros. Todo lo contrario. Ser tú mismo no significa seguir toda la vida igual y no aprender sino poder decidir cómo quieres aprender y hacer las cosas que a ti te hacen feliz, de la manera que a ti te hacen feliz.

5


¡auténticos, únicos e irrepetibles! La historia está plagada de hombres normales y corrientes que, en situaciones desfavorables, demostraron la capacidad que tiene el ser humano de ser grandioso y único. A ninguno de ellos les hizo falta nacer en una familia adinerada ni poseer una gran inteligencia o ser muy atractivos. De hecho, si pensamos en las personas más influyentes de la historia, la inmensa mayoría de ellas vinieron de la nada como Lennon, Dylan, David Packarol (el cofundador de Hewlett Packard), Sigmund Freud, Martin Luther King, Beethoven, etc., que en cualquier competencia sobre atributos estándares habrían perdido pues, a simple vista, no tenían ninguna ventaja por encima de la media, su mérito fue potenciar al máximo aquello que los hacía diferentes. Esa es la clave: hay que ser mejores, pero hay que ser ¡auténticos, únicos e irrepetibles! y si buscamos dentro de nosotros descubriremos que tenemos todas las herramientas para serlo y para ser los líderes de nuestra propia categoría.

6

7


Dportada AUTOESTIMA: L A L L AV E D E L A P L E N I T U D Por Nor y M ar t í nez Niet o

¿Cómo se integra la autoestima? Autoconocimiento: es el conocimiento de tu cuerpo, tu historia, tus temores, tus necesidades y habilidades, es decir, las partes físicas y emocionales que te componen. Los roles que vivimos y con los cuales nos definimos; saber qué pensamos, por qué actuamos y qué sentimos. Al conocer esto, tendremos una personalidad fuerte y unificada. Cuando aceptas que tus necesidades son tan valiosas como las de los demás, buscarás los medios sociales, afectivos y materiales para satisfacer, por ejemplo: tus necesidades de salud, amor y diversión.

Autoaceptación: consiste en admitir y reconocer las características que nos conforman, sean agradables o desagradables. Si aceptamos nuestras cualidades, defectos, éxitos, temores, sentimientos de coraje, alegría, amor, tristeza, miedo y valor, podremos cambiar lo que no nos gusta de nosotros y reforzar aquello que sí nos gusta.

Autovaloración: es la capacidad interna para valorar nuestra forma de pensar, actuar y sentir para ver claramente todo aquello que afecta nuestros sentimientos y acciones. Es el juicio positivo o negativo de cada uno de nuestros rasgos. Aceptarse a uno es estar del mismo lado, estar para uno mismo. La autovaloración es el juicio que tenemos de cada uno de nuestros rasgos. La a uto estima se a pr ende, c am bia y la podem os m e j o r a r.

En el ámbito del desarrollo humano mucho se ha hablado de la autoestima pero, ¿en qué consiste? Es el concepto que tenemos de nuestra valía, y se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros hemos ido recogiendo durante nuestra vida. Es el núcleo principal alrededor del cual orbita cada aspecto de nuestras vidas. Es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de quienes somos, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. La autoestima se aprende, cambia y la podemos mejorar. Cuando te observas en el espejo ¿qué piensas de ti? En lo más profundo de nuestro ser existe una imagen que nosotros hemos creado, que refleja la idea de quienes somos como personas, y qué tan valiosos somos respecto a otros. Esta imagen es nuestro punto de referencia en relación con el mundo que nos rodea, y funge como base para tomar decisiones.

8

Autoconcepto: es la suma de las creencias que tenemos de nosotros y que se manifiestan en nuestra conducta. Se compone de dos partes: el autoconcepto intelectual (lo que pienso y creo que soy), y la autoimagen (la idea, creencia o imagen que tengo de mi cuerpo, también llamada imagen corporal). Es la forma en que nos percibimos, el concepto que tenemos de nosotros, de quiénes somos y cómo nos proyectamos desde la autoimagen.

Autorespeto: es atender y satisfacer las propias necesidades, valores, gustos, intereses, etc., para encauzar nuestros esfuerzos en satisfacerlas o por lo menos aceptarlas. También expresar y manejar en forma conveniente sentimientos y emociones, sin hacernos daño ni culparnos. Buscar y valorar todo aquello que nos haga sentirnos orgullosos de nosotros mismos. Todos estos elementos integran la autoestima, si falla alguno de éstos, se reduce o está incompleta.

9


Características de una persona con baja autoestima Desprecia sus dones. Se deja influir por los demás. No es amable consigo misma. Se siente impotente. Actúa a la defensiva. Culpa a los demás por sus faltas y debilidades. Se hace daño a sí misma. Apática ante el entorno. Se siente despreciada. Se siente menos que los demás. Busca pretextos para justificar sus errores.

¿Has vivido las siguientes situaciones? Invento excusas para explicar porqué me veo bien: “gracias a mi estilista, es capaz de lograr que una rana parezca una belleza”

Características de una persona con alta autoestima Asume responsabilidades. Siente orgullo por sus éxitos.

Rechazo los cumplidos que recibo.

Afronta nuevas metas con optimismo. Cambia positivamente.

Me niego a comprar algo que me gusta, porque pienso que no me lo merezco o es un despilfarro.

Se quiere y se respeta.

Apoyo mis opiniones en los demás: “¿No es cierto que así es esto, mi amor?”, “Eso fue lo que dije, ¿no es cierto, Martha?”, “Pregúntale a mi marido, él te lo dirá…”

Expresa sinceridad en toda demostración de afecto.

Rechaza las actitudes negativas.

Se ama a sí misma tal como es.

Si respondiste afirmativamente a la mayor parte, lo más probable es que tienes baja autoestima.

10

11


¿Es posible mejorar la autoestima? Reconoce tus logros y tu valía sin necesariamente compararte con los demás. Tú eres la única referencia respecto a tu crecimiento como persona. Considera los errores como oportunidades de aprendizaje. Esfuérzate para ser mejor cada día. Una buena forma de mejorar la autoestima es tratar de superarnos en aquellos aspectos nuestros con los que no estemos satisfechos, cambiar esos aspectos que deseamos mejorar. Para ello es útil que identifiquemos qué es lo que nos gustaría cambiar o qué nos gustaría lograr, luego debemos establecer metas a conseguir y esforzarnos por llevar a cabo esos cambios. Así que ¡manos a la obra! Encuentra en el mejoramiento de autoestima la llave hacia la plenitud y la felicidad. “La autoestima es la reputación que adquirimos de nosotros mismos” (Nathaniel Branden).

“La propia imagen es el destino” (Nathaniel Branden).

¡Claro que sí! No es necesario luchar en contra de lo que te preocupa, sino poner tu atención en todo lo que te construye, te integra y te libera.

Pasos para elevar la autoestima: Reconoce tus habilidades y confía en ti. Asume responsabilidades: Somos responsables de lo que nos sucede. Culpar a los demás es infructuoso. Filtra de tu mente los pensamientos negativos y genera nuevos y positivos. Elimina de tu vocabulario la frase “no puedo”. Rodéate de gente positiva y de muy altos vuelos. Busca mentores e inspiradores y no saboteadores. Haz aquello que más te guste: no hay nada más frustrante que no te agrade tu trabajo.

12

Nathaniel Branden es un psicoterapeuta canadiense y autor de libros de autoayuda y de numerosos artículos sobre ética y filosofía política. Branden ha trabajado especialmente en el campo de la psicología de la autoestima, y desempeñó un importante papel en el desarrollo y la promoción del objetivismo, el sistema filosófico de Ayn Rand.

13 13


YO ELIJO MI DESTINO

Po r Su n n y d e l R e a l

Hubo un momento en mi vida en que me sentí corriendo a lo largo de un pasillo; sentí cómo se detuvo mi alma mientras mi cuerpo seguía corriendo. No lo comprendía, pero me separé y decidí tomar un momento para ver qué pasaba al estar corriendo sin sentido y sin saber a ciencia cierta a dónde iba o me llevaban. Fue cuando decidí recorrer el mundo, pero mirarlo con otros ojos.

14

15


Veo supervivencia, veo enfermos mentales que no son capaces de ejercer un control sobre sí mismos, veo personas que creen ser normales, y sin embargo no son más que parte de un mismo mar. Veo tanto como tú, y no veo más allá que una especie más, con una ley tan tonta como la supervivencia, la herencia de genes y un destino que ya ha sido marcado. He sufrido un cambio asombroso para muchos, desde lo que fui hasta lo que me he convertido. Yo creo que jamás supieron ver lo que fui en ese momento, y por tanto ahora les sorprende lo que soy. Las personas no cambian, es cierto, pero nunca dejan de crecer. Hoy me doy cuenta que es posible evolucionar, ser mejor tan sólo si uno lo quiere. Siento y he sentido ese vacío, ese silencio en noches donde todos desean soñar con sus sueños, y en ciertos momentos yo llegué a ser como ellos. Pero una vez más en este pasillo, he vuelto sobre mis pasos para recuperar mi respiración y mi alma, y me los he llevado conmigo en mi andanza por mi propio destino.

S e r, y o m i s m a , el verdadero arquitecto de mi propio destino

Dejé de creer en mi muerte y sentí un escalofrío al cerrar los ojos y no sentirme. Dejé de creer en mi destino, y entonces me vi controlar mi vida y mis actos, ser, yo misma, el verdadero arquitecto de mi propio destino, y me vi tan segura y lo sentí inevitable. Dejé de creer en tantas personas que viví un bautizo de fe en mí misma para comenzar a creer que podía hacer lo que quisiera dentro de los límites de la realidad. Y aprendí que jamás,

nadie, puede decirme lo que puedo y no puedo hacer, dejando esa decisión a mi parecer. Contrasto realidades, contrasto situaciones que para muchos pueden ser impensables o insoportables. Contrasto mi propia vida, y no deseo volver a repetir mi pasado, porque viviría dos veces lo mismo, pues es el resultado de mis actos y de lo que yo llamaba destino, pero mi futuro no puede ser el mismo, porque a partir de hoy decido cómo formarlo.

L a s p e r s o n a s n o c a m b i a n , e s c i e r t o , p e r o n u n c a d e j a n d e c r e c e r.

16

17


PROPÓNTELO, ES UN BUEN HÁBITO. Comienza el año y uno de los propósitos más famosos

e s e l d e a h o r r a r. En la casa, en el trabajo o en donde estemos, siempre habrá alguna forma de lograrlo. Simplemente es cuestión de organizarnos y ser disciplinados en nuestros gastos. Por ejemplo, para ayudarnos con este propósito, Súper Kompras tiene justo lo que necesitas, ni más ni menos, y no te hace gastar de más, porque como dicen: “¡vas a lo que vas!” Ahorrar te permite disponer para imprevistos o para el futuro. Hazlo y enséñale a tus hijos a hacer su alcancía y no querer comprar o tener todo lo que se les antoje, tu ejemplo les servirá mucho.

18

19


Notas netas ¿Y por qué se aparenta? Por falta de autoestima, al carecer de ella, se crea una “falsa autoestima” que compense aquello de lo que carecemos y sin una razón a veces sustentable, deseamos. La falsa autoestima es una imagen que nos creamos como protección, para que no nos hagan daño, porque nuestra inseguridad nos hace menos. A menudo, las personas con falsa autoestima no son conscientes de que la tienen baja, incluso ellos mismos acaban creyendo que gozan de gran amor propio. De forma consciente, ponemos máscaras para tapar las debilidades y sentirnos a salvo al pensar que los demás no se darán cuenta de este problema.

La

FA L S A AUTOESTIMA Por G abr iel Belm o n t

No sé en qué momento aparentar se volvió un verbo muy común de conjugar en algunos individuos de nuestra sociedad, nos cuesta ser auténticos porque es mucho más atractivo presentar a las otras personas una falsa realidad. Nos gusta aparentar que lo sabemos todo, que tenemos una gran solvencia económica o que somos las mejores personas del mundo. Lo que tarde y sin remedio se comprende es que esa mentira, al igual que un iceberg, sólo muestra en su punta una apariencia perfecta y deja un profundo problema con serias consecuencias, pues, en el caso económico, lleva a un endeudamiento crónico o inmiscuirnos en actividades dolosas. Y en cuanto a aparentar ser buenas personas, termina en una hipocresía, cuando en realidad hacemos mucho daño con el chisme y con acciones que dañan a otros. Las apariencias duran poco y al final siempre se descubre la verdad.

20

Los rostros de la falsa autoestima

La belleza No confundir con cuidar la imagen, porque eso es parte de una persona con alta autoestima, pero cuando la persona sólo se centra en su apariencia física y la de los demás, hay un problema. La autoestima no depende de que una persona sea más guapa o más fea. Una persona es mucho más que un físico, es un alma y una personalidad que dirige el cuerpo.

21


Es más importante la personalidad que los rasgos físicos. ¿Cómo ver si una persona guapa tiene una buena autoestima o es falsa? A través de su manera de hablar y opinar. Una prueba clara es la de no reconocer su belleza y echar la culpa del buen aspecto al maquillaje y arreglo. Las personas guapas con falsa autoestima tienen la creencia de que si les conocieran de verdad, defraudarían. Cualquier imperfección que tengan, como granitos, despeinarse, estar sin maquillaje, etc., les creará inseguridad. Por ello piensan que su belleza se debe al arreglo, necesitarán estar siempre muy arregladas, a veces en exceso, para aparentar seguridad. Jamás verás a estas personas desarregladas ni descuidadas, porque si lo hicieran perderían su autoconfianza. Se apegan a la imagen porque dudan de su valía personal. Esto puede ser contraproducente, porque en cuanto el físico se vaya estropeando con la edad, también la seguridad irá decayendo. Un gran dicho afirma que una mujer bonita llamará la tención sobre las demás, pero a los cinco minutos queda a expensas de lo que lleve en su cerebro y en su corazón.

Éxitos profesionales Nada mejor que un buen puesto de trabajo para refugiarse en él y olvidar que no nos valoramos por lo que somos de verdad. Las personas de falsa autoestima que se escudan en sus éxitos profesionales, serán las que den su vida por el trabajo, sin ningún tiempo libre, pero no les importará porque sienten que son su trabajo y eso les da una identidad que les aporta seguridad. “Soy abogado, soy médico, soy director, soy…”, palabras mágicas con las que se sentirán valorados exteriormente. Necesitan sentirse “alguien” porque, si les quitas su trabajo, sienten que no tienen valor. Recordemos que no somos nuestro trabajo. Un buen puesto no debería ir ligado con la identidad, lo importante es quién eres como persona, sin importar a lo que te dedicas. Alguien con una sana autoestima y un buen puesto no se sentirá superior, disfrutará de su suerte sin alardear ni aprovechar su éxito laboral para sentirse “alguien”. En cambio, una persona con falsa autoestima necesitará presumir mucho de su puesto, incluso podría sentirse superior a otros. El complejo de superioridad esconde debilidad, es como un mecanismo de defensa que la mente pone en marcha para contrarrestar la falta de autoestima. Así las debilidades son enmascaradas y se produce el autoengaño como medida de salvación.

Economía y posesiones Igual que con el aspecto laboral, quien tiene una rica economía y muchas posesiones materiales, puede cegarse y unir su identidad a toda la riqueza material. El rasgo de una persona con una autoestima baja de economía alta, sería presumir de sus pertenencias y tener lo mejor de lo mejor y lo más novedoso, porque así se sentirán valiosos. Sin embargo no se dan cuenta que ese valor proviene de lo que opinen los demás, por eso necesitan exponer lo que tienen y presumir para recibir reconocimiento de la sociedad. Como en realidad no se valoran, necesitan que los demás sí lo hagan. Así se alimenta la falsa autoestima, apegándose a cosas exteriores que se pueden perder, como el trabajo, dinero, posesiones, belleza, etc. A las personas de autoestima alta con una buena economía, no les importará llevar un teléfono celular que no está a la última, tampoco necesitarán vestir marcas caras como hábito ni tener un coche lujoso, etc. No precisan de presumir ni destacar, disfrutarán de lo que poseen, con humildad y sin sentirse superiores a nadie. Como gozan de una buena autoestima, no les importará lo que opinen los demás, no necesitan alardear de nada ni enseñar sus pertenencias. No buscan el reconocimiento de nadie, lo poseen en su interior.

22

23


Rasgos ligados a la falsa autoestima

Narcisismo Otra manera de ocultar inseguridades sería la de ponerse una careta de narcisismo. Estas personas piensan que hinchando el ego y sintiéndose los mejores, solucionarán su problema.

Sentimiento de superioridad, envidias, crueldad con los demás; si quieres ver cómo una persona se trata a sí misma, sólo tienes que observarla y cómo trata a los demás. Otros síntomas serían la prepotencia, el orgullo, gente criticona, que no es capaz de reconocer si ha cometido un error y mucho menos de pedir perdón.

No lo hacen conscientemente, no se sienten valiosos, necesitan crearse una identidad falsa para sentirse bien en sociedad. Dan esa imagen de creerse los mejores, pero en realidad por dentro no se sienten a gusto con ellos mismos. Pueden llegar a ser crueles, porque una persona que no se ama a sí, que no cree en su persona, tratará de atacar las debilidades de los demás para situarse en una posición de poder, desde donde nadie podrá darse cuenta de su problema de autoestima.

Inestabilidad amorosa y éxito en ligues Las personas inseguras le temen al compromiso. Algunas buscan una especie de pareja líder y segura de sí misma para entregarse y dejar que les lleven. Otras, para esconder el miedo al compromiso, tratan de ligar de una manera pasajera. Intentan ser ellos quienes dejen a la persona para así sentir que son rompecorazones de éxito. Le temen a estar mucho tiempo con la misma persona, por miedo a enamorarse o a que las dejen. Suelen alardear de ligar mucho, pero en realidad son inseguros e incapaces de tener una pareja estable.

24

25


Las personas que hablan en exceso, para ser el centro de atención, y que tienen una autoestima baja, necesitan “lucirse” y fanfarronear sobre su vida, hacer promesas y montarse proyectos a lo grande que no verán la luz. Los tipos de personas que mienten y presumen mucho, lo hacen porque dentro de sí mismos no hay aceptación ni se sienten valiosos, alardeando se sienten bien, es como si por un momento fueran los protagonistas de una fantasía que les pone en muy buen lugar.

Cuanto más nos liberamos de posesiones y apegos, más nos acercamos a nuestro “yo”. Las personas de autoestima baja tardan mucho más en superar las adversidades de la vida, incluso puede que no se recuperen y vayan arrastrando enfermedades psicosomáticas como una manera de vivir. Por eso es tan importante mantener una autoestima saludable, porque es la base de toda nuestra vida emocional, pues condiciona por completo la vida.

U na a u toestim a saludable, es l a b ase de toda nuestr a vida em ocional

26

27


Dportada Los

háb itos d e l a gen te fe liz Ser feliz es una decisión. Al doctor Martin Seligman, padre de la Psicología positiva y profesor de la Universidad de Pennsylvania, le sorprendió que la búsqueda de la felicidad no consiste en placer; ese es un beneficio añadido. La felicidad es una sensación de bienestar basada en vivir con significado y propósito. La gente feliz tiene hábitos específicos que bien podemos implementar:

Expresa gratitud por todo lo que haces y recibes. Este hábito trae una sensación interior de alegría.

Haz algo por alguien. La gente positiva hace algo bueno por alguien en cualquier momento y ese bien les regresa. Los que ayudan a otros tienen mejor salud física y menos depresión.

Date permiso para perder la noción del tiempo. Cuando estás inmerso en una actividad que te gusta, te reta, te vigoriza y tiene significado, las horas vuelan sin darte cuenta y te sientes fluyendo. La gente feliz busca esa sensación en las actividades que disfruta.

Atrévete a cambiar las conversaciones triviales por conversaciones profundas. Ten el valor de ser tú y de expresar tus sentimientos y pensamientos.

Rodéate de gente feliz. La alegría es contagiosa. Aléjate de los deprimidos y negativos que te drenan y pasa más tiempo con gente que te levante el ánimo.

Hazte el propósito de escuchar. Escuchar a los demás demuestra interés, confianza y respeto. Saber escuchar es una destreza que no sólo fortalece las relaciones con los demás, pues demuestra que son importantes y eso se refleja aprecio para ti.

Sonríe y hazlo de forma sincera. Cuando tu ánimo no esté bien, piensa en algo feliz y sonríe. Eso levanta tu nivel de felicidad y te hace más productivo. Fingir la sonrisa como una mueca mientras sientes emociones negativas, empeora tu estado de ánimo y los demás lo notan.

Conéctate personalmente. La mayoría del contacto se da por medios electrónicos. Sin embargo, invertir tiempo en visitar para abrazar y hablar personalmente no tiene sustituto en tu bienestar y el de los demás.

Cultiva la resistencia. Según el psicólogo Peter Kramer, la resistencia es lo opuesto a la depresión. La gente feliz sabe rebotar y recuperarse del fracaso.

Mira el lado positivo de todo. El optimismo ofrece abundantes beneficios de salud como menos estrés, mayor tolerancia al dolor y mayor longevidad a quienes sufren del corazón.

Intenta ser feliz. Tratar deliberadamente de ser feliz aumenta tu bienestar emocional.

Cobra consciencia de lo bueno que hay en tu vida. Es importante celebrar los logros grandes que te han costado gran esfuerzo, pero la gente feliz también celebra las victorias pequeñas.

Aprecia los placeres simples. La gente feliz disfruta cada segundo de comerse un helado, tomar un café, el momento de felicidad de un amigo, las travesuras de un niño y otras situaciones simples. Es decir, apreciar esos placeres simples que llegan solos.

Martin Seligman, padre de la Psicología positiva

28

29


Escucha música armonizadora. La música es tan poderosa que puede igualar los efectos reductores de ansiedad de la terapia de masajes.

Desconéctate de vez en cuando. Medita o desconéctate de todo lo electrónico. Hablar por el celular aumenta el estrés y la presión arterial. Demasiado tiempo en la computadora produce depresión y fatiga. Cuando te desintoxicas de todo esto, el cerebro se recupera y aumenta tu resistencia. Desarrolla tu vida espiritual. Las experiencias espirituales y trascendentales tienen un efecto restaurador, positivo y sanador, especialmente si son parte de tu vida diaria, semanal o de tus ciclos de vida.

Haz del ejercicio una prioridad. El ejercicio estimula endorfinas y éstas te causan felicidad. Sientes tu cuerpo mejor aunque no reduzcas de peso.

Sal de las paredes. Toma aire fresco; el contacto con el aire y la naturaleza energiza.

Ríete a carcajadas. La risa es la mejor medicina. Una buena carcajada libera los mejores químicos cerebrales que te ayudan a tolerar el dolor y el estrés, controlar el apetito, reducir el colesterol y estimular el sistema inmunológico.

Camina diferente. La gente feliz camina a pasos largos, con la cabeza levantada y moviendo los brazos de un lado a otro, estilo “aquí voy yo”. La postura también indica tu estado emocional.

Ser feliz es una decisión

30

31


cine

Texto Alejandro Flores, Director de cine N.D. En general esta abreviación en cine aplica a extras o autos que se requieren en una escena, por ejemplo: “Requerimos 5 personas ND y un auto ND para este tiro”.

ENERO

Recomendaciones cartelera del mes:

Mandela: Long Walk to Freedom Dir. Justin Chadwick

The Monuments Men Dir. George Clooney

Justin and the Knights of Valour Dir. Manuel Sicilia

Comenzamos el año 2014, espero que esté lleno de éxito y salud para todos. La primera recomendación, que ojalá ya se encuentre en las salas cinematográficas o llegue pronto, es la película que retrata la vida de Rolihlahla Mandela “Madiba” (1918-2013), nombre que le daban en su país de origen. Gran hombre que siempre luchó con el amor y la paz en sus manos, promoviendo la igualdad de los seres humanos. Madiba se distinguió por su autenticidad, por no aparentar y por nunca perder su autoestima, valores importantes que definieron su vida. Una de sus profesoras no podía pronunciar “Rolihlahla” y lo llamó Nelson (BBC, 2013). En la película Mandela: Del mito al hombre, título en México, podremos ver cómo un ser humano, entre más sencillo y original en su aspecto, actuar y sentimientos, será en cualquier caso más respetado y sobresaliente que aquél que intenta aparentar. En la medida de lo posible cada uno de nosotros puede seguir el ejemplo de Mandela y terminar con la discriminación entre los humanos, crear un ambiente de respeto por el entorno privado de cada individuo, sus formas de actuar y pensar. Todo comienza en la educación en casa y el ejemplo que los padres den a los niños.

32

Cita: BBC (2013), consultado en http://www.bbc.co.uk

Inside Llewyn Davis Dir. Ethan Coen, Joel Coen

Ni pensar en gastar por verla:

The Grand master Action

Lone Survivor Action

33


34


Revista Go! Enero 2014