Issuu on Google+

espacial

revista bimestral de artes

Sciddel El Azul Estudio Anique Azhar

7


Las fotografĂ­as mĂĄs bellas son aquellas que te gene Hersson Piratoba


eran recuerdos. Incluso si aun no lo has vivido.


El Azul Estudio “En rojo, en verde, en amarillo”

1.- quienes son y a que se dedican El Azul estudio o EAE Arquitectos S.C., es una empresa del ramo de la arquitectura y la construcción donde nos evocamos de manera integral a los servicios de Proyectos Arquitectónicos, ejecutivos, la supervisión y/o administración de proyecto, y todo lo referente a Visualización y Animación en 3D, así como la Fotografía y Video. 2.- cual ha sido su linea a seguir en el diseño y principales influencias La línea de diseño que internamente seguimos pudiera considerarse contemporáneo, pero es variante, mucho depende del proyecto, del cliente, del sitio; y las principales influencias van desde Hayao Miyazaki, Paul Thomas Anderson, Luis Barragán, Frank Owen Gehry, Tadao Ando, Álvaro Siza, Antonio Gaudí, Ferruccio Lamborghini, Louis Isadore Kahn, J. K. Rowling, Sir Ridley Scott, León Tolstói, Ilustradores, directores de cine, arquitectos, escritores entre otros que mencionaron en el equipo. 3.- Como es el trabajo de su estudio, como se desarrolla el ambiente de trabajo? Pudiéramos definirlo como jovial, relajado, hasta cierto punto bromista, pero si hay ocasiones que si nos envuelve un ambiente más dinámico o estresante como todos, pero en general es entretenido estar en nuestra oficina. 4.- que programas utilizan para llevar a cabo sus visualizaciones de arquitectura? AutoCad, SketchUp, Artlantis, Lumion, 3DMax como principales. 5.- que les interesa del diseño Que cumpla con su cometido, que vaya a la par con una función, y es inevitable buscar la satisfacción del equipo. 6.- cuales son sus principales recomendaciones para los jovenes arquitectos El autoaprendizaje es indispensable, el prepararse constantemente en lo que disfrutas, si es la visualización en 3D, investiga las novedades, nuevos programas, sitios web que te apoyen, parece aburrido el decir estudiar constantemente, pero si se enfocan a lo que los hace feliz, será siempre entretenido estudiar y trabajar. 7.- El 3D les ha tocado manejarlo en proyectos un tanto más técnicos que visuales? Actualmente trabajamos en un proyecto carretero de 800km donde la base de diseño fue el levantamiento en 3D de la carretera a todo lo largo, a partir de esto se desarrolla todo el proyecto Ejecutivo.


Espacios Muertos por: Alma Morales

TADD arquitectos (Addiel Domínguez, Valentina Sánchez y José Silva), despacho mexicano, con una cartera de clientes en ciudades como México y Monterrey, nos comparten un proyecto y sus expectativas al respecto de estos espacios.

tiguos, hechos y deshabitados por las personas, representan una problemática a situaciones de espacio.” Addiel Dominguez. Tadd arquitectos. En arquitectura todo espacio que no se diseña, se autodiseña.

I love my city, es precisamente el nuevo proyecto a manera de concurso de este despacho, teniendo como bandera rescatar, restaurar o reciclar un espacio muerto en la ciudad, así como conocer diferentes puntos de vista o simplemente repensar e interrelacionar estos espacios en la ciudad.

Una vez caminando por una banqueta regiomontana, intenté cruzar uno de los puentes del Río Santa Catarina, los carros pasando a gran velocidad a unos centímetros de mí, camine por un túnel, hasta donde la banqueta se fue haciendo más angosta, ni de chiste los 60 centímetros para andar, hasta que se terminó dicha banqueta, los carros pasando súper rápido, llegar al otro lado a pie fue imposible, me regrese y pedí un taxi... creo que ha sido el momento más incómodo en un „lugar‟, peligroso, hostil y lleno de miedo…la escala humana no estaba permitida… José Silva. Tadd arquitectos

Esta idea surge a partir de su destacada intervención en un concurso a nivel internacional que lanzo la revista ARQUINE (año 2011) llamado Mediapark. “El espacio muerto es aquel lugar olvidado y como consecuencia, después deshabitado; los barrios o zonas urbanas degradadas con déficit de equipamientos e infraestructuras y de accesibilidad, donde por lo regular, viven personas que no tienen lo necesario para tener una mejor calidad de vida, y por desgracia lo vivimos en todo México. Necesitamos concientizar y reflexionar pero sobre todo accionar en cómo podemos contribuir para mejorar la vivienda, el barrio, la ciudad, para lograr una mejor calidad humana y social. La gran importancia de reflexionar sobre este tipo de espacios, la vivimos a diario, verdaderamente da tristeza ver que edificios an-

Estos espacios que por el paso de los años, y algunos tan solo meses, han quedado en el olvido. Qué hay de aquellos lugares que hablan, del lugar antropológico (del que Marc Auge nos escribe), aquellos espacios comunicantes con los que se pude fácilmente mediante un recorrido entablar un diálogo, una identificación, aquellos que transmiten sentimientos y pertenencia, los que dejan huella, que crean ciudad. Valentina Sánchez. Tadd arquitectos.


Sí, los espacios muertos o terrain vague (Ignasi de Sola Morales en su libro Territorios, nos introduce a una triple significación de éste término francés) son espacios potenciales, utópicamente habitados. Pero, ¿será que los arquitectos nos hemos alejado tanto de la realidad que no podemos reflejar este carácter social carente en los espacios?. Esas y otras preguntas me hago cada vez que recorro las calles, que observo los fenómenos sociales, que me percato del impacto de nuestro quehacer en el entorno y su sociedad. Por ello, no soy de la idea de que la arquitectura cambiará a las ciudades, al contrario, justo eso es lo que ha causado un retraso en nuestra práctica profesional. Debemos entender que la arquitectura no es por sí sola, está acompañada de varios factores que intervienen en ella, interrelacionada con múltiples disciplinas que debemos tomar en cuenta, cada uno acomodado de distinta forma para dar solución a cada proyecto, teniendo así un acercamiento diferente; con distinta no me refiero a innovación, ya que tampoco podemos partir de cero en la arquitectura, existe este voltear hacia atrás para avanzar con paso firme. Ante ello, de acuerdo con la hipótesis definida en Los No lugares. Espacios del anonimato, que “la sobremodernidad es productora de no lugares” no es necesario ser un experto en la arquitectura para darnos cuenta de ello. Por eso incito a preguntarnos y replantear estos espacios muertos, tal como el terrain vague nos lo muestra en sus raíces, “vague derivado del vacuus, vacant, vacuum en inglés, es decir empty, unoccupied; pero también free, aviable, unengaged” (de Sola Morales, Ignasi. Territorios, pag. 186); incitándonos a actuar ante esta ausencia de uso, a retomar el sentido, a potencializar este problema, y ser más que críticos, ser propositivos. Ficha técnica Ubicación: Cd. Juárez, chih., méxico. Proyecto : Mediateca, medialab, talleres, auditorio, skatepark, parque, espacio público. Tipo: Concurso internacional de la revista ARQUINE Fecha: Año 2011 Autores: Tadd arquitectos // addiel domínguez + valentina sánchez

Cómo ilustrar con un proyecto lo que hemos mencionado aquí. Se trata del Mediapark, que surge de una iniciativa del concurso Arquine en dónde se planteaba reutilizar un terreno de estacionamiento para esta rehabilitación, nos pareció interesante para ofrecer un ambiente distinto a la comunidad juarense y sus visitantes, aportando con espacios que ayuden a la cohesión social, actividades lúdicas, deportivas y culturales. Así mismo, dichos espacios servirían para la contemplación, reflexión y esparcimiento familiar. No podemos contemplar un espacio si no reflejamos su uso, es por ello que en este render mostramos la apropiación del usuario en las paredes, rampas, etc. Si creemos que nuestra arquitectura permanecerá intacta, quizá corramos el riesgo de que si lo sea, y quede en desuso. Mediante un análisis de actividades de recreación y esparcimiento manifestadas en el espacio público de ésta ciudad, se llegó a la conclusión de tomar la ubicación dada por el concurso sólo como punto de partida. Por lo que propusimos la unión de éste con otros tres en zonas desprotegidas y en marginación, realmente carentes de infraestructura; como alternativa para contribuir al mejoramiento y recuperación del espacio público muerto o vacío. Conceptualmente interpretamos el lugar, tomando el entorno desértico y los lugares cercanos a (como Paquimé). Resaltando estos puntos con un jardín botánico con tres funciones principales: ambientación, concientización y conservación de las plantas xerófitas de la zona. Bajo este principio, y respetando el contexto, la intervención pretende respetar la altura de edificios colindantes. No solo fijándonos en reutilizar espacios, sino también incorporando la reutilización, reflejada en su materialidad, ya que en los muros de mayor espesor se reutilizará el material de excavación del skate y grafiti park, buscando que la tierra compactada provea térmicamente el calor o frio necesario en climas extremos.


Confiados en que la propuesta de los puntos de ubicaci贸n alternativa ap de espacios en los cuales sus habitantes puedan tener actividades altern econ贸mico, antropol贸gico, entre otros.


porte a la regeneraci贸n urbana y social de la ciudad, esperamos proveer nativas, apostando infraestructura con valor arquitect贸nico, social, urbano,


Fenómenos sin bautismo por: Gabo Chungo

Ruiseñor es un blog que escribe pelini, me gusta mucho como escribe ella, la conocí desde su otro blog que se llamaba pordiosera burguesa, no sé si lo cerró o si no lo encuentro pero ya no lo puedo leer, antes lo leía seguido y encontraba cosas bastante útiles de las que mi mamá se burlaba accidentalmente. Me explico: ella (pelini) hizo una publicación donde compartió su descubrimiento de la expresión francesa l’esprit de l’escalier , que se traduce como ingenio de la escalera y que consiste en pensar una frase ingeniosa cuando es demasiado tarde para usarla, sucede mucho con las respuesta a los insultos.A mi eso me pasa muy a menudo y saber que tenía un nombre, aunque fuera en otro idioma, hizo que me emocionara y que quisiera compartirlo con alguien, alguien a quien le interesara claro, no hubo nadie. Mi mamá andaba por ahí y aunque era probable que no le interesara le explique y todo, hasta ejemplos le puse. ¿Saben que me dijo? “Aaaaah es como el efecto retardado no?” Mi mamá ya sabía como llamarlo y sin saber expresiones francesas mamonas ni nada, ella tiene la capacidad y la información necesaria para abstraer situaciones complejas en frases simples o en dichos populares muy viejos, yo admiro a la gente así. Me gusta conocer conceptos sencillos para explicar cosas menos sencillas, creo que ese es el principio del lenguaje, en lugar de ir y en señalar a alguien un animal que estaba ahí a la vuelta, o de imitarlo, o de dibujarlo, o describirlo, solo decías “tigre” o “caballo” o “bulbasaur” y ya te entendían lo mismo. Así era al principio, supongo, y cada vez se fueron añadiendo más palabras al léxico hasta llegar a cosas complejas como amor, arte, gracias, deja vú, taco al pastor, opinchi-

bey, bitch please, etc. Lo genial de todo esto es aunque parece que el lenguaje ya está terminado y que lo podemos usar sin broncas, la realidad es que mientras exista el ser humano los lenguajes continuarán en construcción y se irán descubriendo nuevos fenómenos a los que hay que bautizar. A mi me pasó algo hoy que no sé como llamarlo, mientras les cuento trataré de pensar en un buen nombre para bautizarlo. Tengo un proyecto que se llama pórtense serios y más o menos hace un año los fundadores estabamos platicando sobre lo que podría pasar con él en el futuro, tal vez llegaría a algo chido y grande o tal vez se terminaría después de unas pocas publicaciones. Yo comenté que igual si se terminaba de todas maneras seriamos los pioneros en Morelia en ese tipo de proyectos y que eso estaba bien. Hoy por alguna extraña razón yo iba en la combi sentadito pensando en eso que había dicho hace mucho tiempo, pero cuando mi voz interna pronunciaba la palabra pionero lo hacía con acento gringo y se escuchaba paionerou más o menos, y mientras me cuestionaba por qué carajos pronunciaba en ingles mi voz interna, la combi pasó frente a un taller de reparación eléctrica de esos que tienen rótulos con marcas de cosas de audio y, a que no adivinan cual fue la marca que se cruzo frente a mis ojos en ese instante.... PIONEER. Yo volteé a ver a todos los de la combi con cara de ¿si vieron lo que pasó? pero ellos en su pedo, pensando en sus cosas. ¿Qué fue lo que pasó? O sea, eso no es una señal, no hay ningún dios tan pendejo como para mandar señales tan raras. Fue solo una coincidencia a la que no sé como llamar, no se puede bautizar eso o si? a lo mejor mi mamá si sabe, le preguntaré cuando la vea.


“Celeste Rivera” Puntos sobre papel bambú 20cm x 30cm, (encargos de este tipo en $ 2,500 M.N) - Gabo Chungo


Verano por: Jessica Romero

Para un hombre que está a punto de alcanzar la tercera edad y que ha perdido todas sus energías en las aulas de una escuela secundaria, le resulta complicado tomar decisiones, y más aún si implican dejar la casa en vacaciones. A partir que cumplí cincuenta años y me fue diagnosticado cáncer en la piel, evito salir por el día y llevar al cabo viajes innecesarios. Hace poco, eso mismo me condujo a contratar a Claudia, una joven egresada de la secundaria en la que imparto clases y que no continuó con la universidad, la cual se encargaría de traerme la despensa así como todo lo que requiriera del exterior. Sin embargo esta situación me hastió, pues, después de llevar seis años encerrado comencé a añorar mis paseos por la avenida principal y mis largas horas de lectura en el parque. Claudia me sugirió que usará una sombrilla para la calle, pero yo soy un hombre un tanto flojo y no me gusta cargar con algo en mis paseos, de esta forma descarté esa opción de inmediato. Ni siquiera un sombrero serviría como alternativa, ya que desde joven los he detestado a causa del sudor que producen en mi cuero cabelludo. Por tanto, me resigné a mi encierro por todo lo que me restaba de vida, fuera poco o mucho, el cáncer me estaba matando paulatinamente y lo sabía. Así pues, el camino de casa a la secundaria y de la secundaria a casa en taxi sería entonces mi único contacto con la luz exterior. Faltaba una semana, cuatro días con exactitud, para que las clases terminaran. Javier, uno de mis alumnos más inquietos me lo hizo saber, me comentó que tenía planeado un viaje por las costas del sur, no obstante, en el momento que él me pregunto qué tenía planeado hacer, le mentí, le dije que aún no

lo sabía pero seguramente visitaría alguna familia. Esa tarde regresé a casa, Claudia me había dejado un recado sobre el refrigerador que decía: “tengo planeado salir a visitar a la familia de mi novio, lo más probable es que no vuelva hasta dentro de quince días”. Cavilé unos segundos y llegué a la conclusión que lo mejor sería salir por las noches a comprar lo necesario, al fin y al cabo quince días no era mucho tiempo y podía sobrevivir comprando comida preparada. El diván de rayas verdes y la tele serían mis compañeros, siempre lo habían sido y jamás me hacía falta nada, lo sabía, pues mi salud era más importante que nada. Si regresará el tiempo treinta años atrás todo habría tomado sentido, tenía entonces a una mujer a quien amaba, con la que paseaba a donde fuera si el tiempo y el dinero nos permitía. Mariana era su nombre, bella, enérgica y lo suficientemente carismática para sacar una sonrisa en los momentos más agobiantes. Lamentablemente un ataque cardíaco nos sorprendió una noche de junio hace once años. Tuvo que pasar una semana para entender realmente qué había sucedido, y que Mariana no estaba más a mi lado; un mes después de su muerte para que me decidiera a guardar sus cosas, sus ropas, sus perfumes y aquellos accesorios con los que gustaba arreglarse y lucir preciosa ante mí. De esta manera lo regalé todo, todo lo que alguna vez usó o era de su propiedad; sin embargo mantuve a mi lado su retrato preferido, donde aún lucía joven como en el momento en el que la conocí, llena de una sonrisa jubilosa que podría contagiar de alegría a un centellar de personas. Mujeres así deberían de vivir por siempre, pero como cualquier ser humano, estaban condenadas a un final, a una muerte.


“Ser un artista es creer en la vida” Henry Moore


Sciddel Biografía

Nacido en Persia (Irán) en la provincia de Sohrevard, en el pequeño poblado de Guchtin, en la década de 1930. Desde pequeño tenía la inquietud de analizar sobre un trozo de papel, el mundo que se presentaba ante sus ojos y lo que sentía en su interior. Impulsado por Habib Mohammadi, quien era el único pintor de la localidad de Rasht, provincia de Guilan, donde Sccidel vivió sus primeros años. Posteriormente, y después de estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Teherán, parte becado a Roma, para estudiar decoración en la Academia de Bellas Artes de Roma, de la cual egresó con máximos honores. Pasan los años, y Sciddel va acumulando experiencia y vivencias. En 1968 recibe una invitación - planteada por un antiguo compañero de estudios en la Academia de Roma- para pintar parte del templo de San Francisco en Uruapan, que en aquellos entonces se encontraba en proceso de reconstruccion. Aceptada la invitación, viaja a México en ese mismo año y permanece aqui hasta finales de 1969, en una estancia que no dejaria de ser vista con suspicacia por una comunidad sorprendida por las imagenes plasmadas en las pechinas de un templo, otrora característico de un poblado pequeño y ahora notablemente moderno, con todo cuanto el término implica. A la llegada de los años 70, vuelve a Roma, a la cerámica horneada, durante un año mas. Después, retorna a Irán, y se encuentra con que no sólo él ha cambiado: una nación transformada, marcadamente diferente a la que abandonara una década atrás, le espera. Padeciendo para adaptarse, trabaja en la Facultad de Artes Decorativas de Teherán, donde enseña

técnicas de pintura mural, dibujo y diseño gráfico. se mantiene ejerciendo tal actividad, teniendo en el inter tres exposiciones individuales, por la que es aceptado -mas no mayormente celebrado- y dándose tiempo para pintar un conjunto de tres murales en el Ministerio de Agricultura de Teherán en 1976, hasta que el destino alcanza a un cansado Irán y sobreviene la revolución islámica. La revuelta, como todo movimiento de indole similar, acarrea caos y transformaciones incesantes. Pasan dos años sin que le resulte posible la enseñanza de los alumnos, tras los cuales dimite de la facultad. Luego, se refugia en una soledad voluntaria que le lleva incluso cambiar de domicilio y guardar un silencio apenas salpicado de ratos de inspiración, que le permiten crear algunas piezas. En 1996, vuelve a México, invitado por un grupo de uruapenses para que realice obras en el templo de Maria Auxiliadora. Empero, por razones que el artista afirma desconocer, el proyecto jamás es llevado a término y la ciudad se queda sin recibir aquel otro tesoro que habria de enriquecerla artisticamente. Sciddel prefiere entonces dedicarse a la creación de obra para el CIDEG, la cual pretende ser profecia de una nueva era de triunfo espiritual para la humanidad. Posteriormente, realiza una segunda obra de igual dimensión para el mismo lugar, la cual, curiosamente es precursora en cuanto a su temática respecto de la pintura previa, y plantea un retrato de este mundo durante el siglo que termina. Fuente: “Sccidel, Obra Pictórica” Centro Cultural Uruapense, A.C., Uruapan, Mich., México. Derechos Reservados, Año 2000.


“... se mantiene ejerciendo tal actividad (docencia), teniendo en el inter 3 expos dándose tiempo para pintar un conjunto de 3 murales en el ministerio de agricu breviene la revolución islámica...”


siciones individuales por las que es aceptado -mas no mayormente celebrado- y ultura de Teherรกn en 1976, hasta que el destino alcanza a un cansado Irรกn y so-


Mi expresi贸n del siglo XX - Estudio para los murales del CIDEG - Sciddel


Para la eternidad por: D. A. Rico

En pocas ocasiones llegamos a conocer personas que nos marcan de por vida por sus enseñanzas, por su doctrina, por la manera en la que ven su alrededor (que ciertamente todos lo vemos diferente...). Hace 4 años, por medio de un círculo literario local pude conocer al Mto. Sciddel, un maestro de artes plásticas de origen iraní. Muchas veces había observado unos murales que pintó en la iglesia de San Francisco del centro de la ciudad de Uruapan en el año de 1969. En sus murales plasmó toda una serie de motivos que ciertamente podrían cumplir su función evangelizadora, pero en mi caso, me enamoraron aún mas de las artes. (imagen1). En cuanto conocí al maestro asistí a su taller de artes plásticas que impartía en una antigua fábrica de textiles de la ciudad. En este tiempo me dí cuenta que muchas de las ideas que yo tenía sobre técnica y temática, estaban erróneas ó carecían de una esencia que les diera valor. Rápidamente me encariñé con el maestro.

Encontré en él, literalmente un ejemplo a seguir de disciplina. Me ausenté de la clase un tiempo que yo considero corto, por razones de escuela me era imposible engancharme con una manera de aprender hasta cierto punto exigente, salían a relucir las prioridades. Hace apenas unos días falleció mi maestro, nadie se alcanzó a despedir de él. Y si alguien lo hizo fue en un momento erróneo, supo cuando irse, acababa de terminar un mes de exposición de pinturas elaboradas por sus alumnos. Yo no estuve dentro del grupo para participar en la exposición, pero puedo agradecer que me pude despedir diciéndole, “nos vemos maestro“, cerrando la puerta blanca que nos separaba y tratando de llegar lo más pronto a casa para estar listo para el ajetreado día siguiente. “Nos vemos maestro” le dije, y esas palabras se perdieron en la eternidad.

“No solo de pan vive el hombre, pero sin él tampoco vive“ Sciddel


Él es... Anique Desde Pakistan

Mi nombre es Anique Azhar, me gradué hace un año del Colegio Nacional de Artes de Pakistan, con una licenciatura en Arquitectura.

De que manera el concreto es permanente y eterno. La arquitectura para mi debe ser atemporal, sostenerse en el tiempo.

Me parece extraño el hecho de que algunas personas tardan una vida entera en entender de que manera pueden ser felices (haciendo que...) y sin embargo yo lo supe desde siempre. Tenía apenas 9 años de edad cuando me di cuenta que el diseño era el único escape a las normas de una vida escolarizada convencional, probablemente por eso nunca fui bueno en alguna otra cosa.

La arquitectura no tiene que tener de manera obligada formas complejas para forjar complejidad, puede estar formada por capas de simplicidad y al final, todo lleva a una simplicidad compleja y exquisita. De esta manera, en un mundo en el cual arquitectos como Zaha Hadid y Norman Foster son los maestros de la profesión, no se puede decir que exista espacio para la espiritualidad y el misticismo.

Tenía que encontrar desde esa edad ese sentimiento o cualidad de todo buen artista, me concentré en el croquis, la ilustración, etc. Lo que más me fascinó fue el espacio alrededor de la figura, sentada en el piso, en un pedestal y fue precisamente un arquitecto de nombre Hydr M. quien me enseñó la importancia de la espiritualidad del espacio. Siempre tengo en mi mente esa característica el momento de diseñar. De esta manera mis principales influencias provienen de los maestros del concreto, Louis Kahn, Carlo Scarpa y Tadao Ando.

Cada esquina, cada rincón tiene un significado, para mi es mas acerca de sentir la esencia, el silencio, el ruido y ser parte de el. Probablemente esta es la razón por la cual nada de lo que he diseñado se ha construido, pero bueno, diseño para mi, asi que me clasificaría no como un arquitecto sino como una persona mas que lucha . . . Por último, quiero saludar a todas las personas que diseñan y crean sin miedo. Para mi, esa es la principal inspiración y reto para mejorarme a mi y a mi trabajo.


Hexacity – prototipo de ciudad vertical Proyecto: FREE – Fernando Romero EnterprisE Modelado: FREE Team Modeling Render: Juan Carlos Ramos Software: Rhinoceros, Grasshopper, 3D Max, Vray, Photoshop, After Effects


Pedro Arzillier


El mar NECESITO del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navios. El hecho es que hasta cuando estoy dormido de algún modo magnético circulo en la universidad del oleaje. No son sólo las conchas trituradas como si algún planeta tembloroso participara paulatina muerte, no, del fragmento reconstruyo el día, de una racha de sal la estalactita y de una cucharada el dios inmenso. Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire, incesante viento, agua y arena. Parece poco para el hombre joven que aquí llegó a vivir con sus incendios, y sin embargo el pulso que subía y bajaba a su abismo, el frío del azul que crepitaba, el desmoronamiento de la estrella, el tierno desplegarse de la ola despilfarrando nieve con la espuma, el poder quieto, allí, determinado como un trono de piedra en lo profundo, substituyó el recinto en que crecían tristeza terca, amontonando olvido, y cambió bruscamente mi existencia: di mi adhesión al puro movimiento. Pablo Neruda


Espacial 7