Page 1

gazine abril-mayo this magazine is free.

no. (5)

estoesmío

juan manuel ruiz benavides / ricardo velmor / cuauhtémoc suárez / ignacio neri / ernesto zeivy / onnis luque r / mariana martínez balvanera / arian behzadi / alain robbe-grillet / leonardo teja / alejandro gaspar / sofía huerta / anaité ancira / juan mario cárdenas / lucio de los santos / raquel miserachi / antonio luna / danill kharms / laura barrera / sebastian & urcesino / estevan oriol / chiara zamperi / elizabeth sarah / anna morosini / matteo mastronardo


pre.face

credits

errr-magazine arte visual | literatura | cultura creativa

abel ibáñez galván director | editor | diseñador abel@errr-magazine.com

andrea belmont co-editora | fotógrafa andrea.belmont@errr-magazine.com arturo amaya / rodrigo navarro montealegre relaciones públicas estoesmio@errr-magazine.com consejo editorial: josé luis bobadilla rodrigo márquez tizano gabriel bernal granados paulina magos karen huber por su apoyo y compañía en esta gran aventura, agradecemos a chango japonés, patricia galván, abel ibáñez flores, abraham ibáñez, david ibáñez, daniel fernández de córdova, alejandra garcilazo y al equipo de produccion de código df, michele albertini, daniel olivares, gustavo martínez, alejandro gaspar, sergio herrera, arturo carreón, samuel morales escalante, marco antonio hernández, sebastián mitre, urcesino palacios, rafael macías, marisol ávila, leticia alarcón, claudia selem, karin meffert, claudia aguilar, lupita aguilar, rocío rosa, daniella trigo, jonathan lester, persi medrano, rodolfo sánchez cortes, iván hernández, leonardo flores cano, karla del rio, ernesto zeivy, marisel sandoval, agustín peña, bernardo pérez dounce, alicia rodríguez avila, jacobo márquez, omar ugalde, a todos nuestros colaboradores, a todas las demás personas que desde donde están han puesto su grano de arena y muy especialmente a nuestros clientes y amigos patrocinadores.

errr-magazine.com | facebook.com/errr.mag | twitter.com/errr_magazine

® errr es una marca registrada. Año 1, Número 5. Fecha de publicación: Abril-Mayo 2010. Revista bimestral y gratuita. Edición: Lead Generation Services S.C., Eje Central Lázaro Cárdenas 639-A, Col. Nueva Industrial Vallejo, Delegación Gustavo A. Madero C.P. 07810, México, D.F. Número de certificado de reserva 04-2008091713151200-102 con fecha del 17 de septiembre de 2008, ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor; certificado de licitud de título y certificado de licitud de contenido en trámite, ambos ante la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas. Imprenta: Grupo Infagón, Acalceria No. 8, Col. Zona Norte Central de Abastos, Iztapalapa, México D.F., Tel: 5640 9265. El contenido de la publicidad y de los artículos y colaboraciones es responsabilidad exclusiva de los anunciantes y colaboradores. Los artículos escritos por colaboradores externos no representan el punto de vista del editor, y no reflejan necesariamente la política editorial de errrmagazine. Todos los derechos de las imágenes son propiedad de sus autores y no pueden ser reproducidas sin el permiso de éstos.


pre.face

in.side

juan manuel ruiz benavides ............ (12) ricardo velmor ................................ (18) cuauhtémoc suárez .......................... (24) ignacio neri .................................... (30) ernesto zeivy ................................... (32) onnis luque r .................................. (34) mariana martínez balvanera ........... (42) arian behzadi ................................. (46)

break.fast

alain robbe-grillet ........................... (54) leonardo teja .................................. (58) alejandro gaspar ............................. (59) sofía huerta .................................... (60) anaité ancira .................................. (62) juan mario cárdenas ....................... (63) lucio de los santos ............................ (64) raquel miserachi ............................. (66) antonio luna .................................. (67) danill kharms ................................. (68)

three.some

laura barrera .................................. (70) sebastian & urcesino ....................... (72) estevan oriol ................................... (74)

hello.hello

chiara zamperi ............................... (76) elizabeth sarah ............................... (78) anna morosini ................................ (80) matteo mastronardo ........................ (81)

no. (5) estoesmío.

i like my neighborhood i like my gun / drive in my little car i am your girl and i will protect you / we do it in the back of my little car / pull up my pants and fix my bra go on home to your kids / i’m going to be quiet and i’m going to tell the whole block - xiu xiu, sad pony guerrilla

the editorial

un chango japonés dice

esto es mío. un chango japonés lo dice. esto es mío. esto. esto es mío. todo. sí. esto. todo es mío. sí, mío. esto es mío. un chango japonés lo dice. esto es mío. sí. esto es mío, sí. todo esto. todo esto es mío. sí, mío. un chango japonés lo ha dicho: esto es mío. ¿qué? ¿qué quieres? ¿eso qué? ¿por qué? ¿por qué? ¿de qué hablas? ¿qué dices? ¿qué decir? ¿qué digo? ¿pero qué? ¿por qué? ¿de qué hablas? ¿qué dices? ¿qué digo? ¿qué? ¿qué digo? ¿qué? ¿qué quieres? ¿qué-qué-qué-qué-qué? ¿qué quieres? esto es mío. esto. esto sí. esto sí. sí. esto es mío. esto. sí, sí. esto. esto sí. esto es, sí. sí. sí es. sí es esto. es mío. esto es mío. sí, lo es. sí lo es. es mío, sí lo es. de nuevo, lo digo. digo esto. esto es mío. sí, esto es lo que digo, sí. sólo así. así digo. esto es mío. un chango japonés espera... un chango japonés espera... un chango japonés espera... un chango japonés espera... un chango japonés espera... un chango japonés espera... un chango japonés espera... un chango japones espera. no no no no no no sí no esto es sí no esto sí es no sí es esto sí es mío no sí esto es mío si no es sí no sí es mío sí esto es mío no no no no no sí es esto es esto mío sí el chango sí japonés sí pero no no no no no no sí no sí es el chango es mío y sí sí sí sí sí sí esto es mío sí por donde quiera que vaya el chango japonés no deja de repartir patadas el chango japonés no nada más es japonés también es karateka y no nada más es japonés y karateca el chango japonés está aprendiendo a andar en patineta (quedigoquédigoquedigoquédigoquédigoquedigoquédigoquedigoquédigoquédigoquedigoquédigoquedigoquédigoq uedigoquédigoquedigoquédigoquedigoquédigoquedigoqué) el chango japonés soy yo. no. el chango japonés soy yo. sí, soy yo. caray. el chango japonés soy yo y siempre lo he sido. el chango japonés soy yo y esto es mío. el japonés soy yo. yo no soy yo: el chango japonés soy yo y siempre lo he sido. camina conmigo, amigo: camina conmigo. esto es todo. camina conmigo, amigo: el chango japonés se ha ido, amigo. camina conmigo. el chango japonés se ha ido. esto es todo: camina conmigo, amigo. el chango japonés se ha ido. camina conmigo, amigo. abel ibáñez galván, director, editor y diseñador


customtshi rts.mx


mĂźller juan manuel ruiz benavides

buenos aires, argentina, 1983 / fotĂłgrafo, artista plĂĄstico / www.flickr.com/juanos the ice age is coming, the sun is zooming in, engines stop running and the wheat is growing thin. a nuclear error, but I have no fear, london is drowning-and I live by the river. - strummer/jones, london calling


zombies ate my neighbours ricardo velmor ciudad de mĂŠxico, 1985 / artista visual / www.ricardovelmor.com pecado, vicios, perversiĂłn son cosas que pueden tolerar, aĂşn admirar por su artificialidad, pero no la vulgaridad y la fealdad. - george ross ridge, the hero in french decadent literature


down on you

cuauhtémoc suárez monterrey, méxico, 1985 / fotógrafo / c-suarez.net y mi única visión futurista es devastar el hoy. - tino el pingüino, diálogos


it’s time to unleash the horses

ignacio neri tulancingo, hidalgo, 1988 / estudiante de economía (itam), pintor, ilustrador, santo forever / lata_3677@hotmail.com

la naturaleza era bella cuando al mismo tiempo parecía ser arte, y el arte no puede llamarse bello más que cuando, teniendo nosotros conciencia de que el arte, sin embargo parece naturaleza. - immanuel kant, crítica del juicio


estrellado ernesto zeivy

ernesto zeivy nació en la ciudad de méxico en 1975. tomó clases de escultura en la casa de cultura “jesús reyes heroles” en méxico; en el pratt institute de brooklyn, nueva york; clases de pintura en el arts league y en the school of visual arts, ambos en la ciudad de nueva york. en europa asistió como oyente a clases de ilustración en the st. martin school of design en londres y al taller del maestro arturo iturbide en madrid.


domestic life onnis luque r

ciudad de méxico, 1976 / arquitecto, fotógrafo / onnisluque.carbonmade.com fotógrafo y arquitecto por la unam (max cetto); ha desarrollado proyectos de arquitectura y urbanismo en el taller de arquitectura T23 del cual fué socio y fundador; ha participado de manera freelance para otros despachos desarrollando proyectos en méxico y china. formó parte del proyecto “citámbulos” como encargado del diseño editorial (XVII premios quórum, mejor libro), investigación y fotografía, a partir del cuál se acerca al lenguaje fotográfico. ha cursado talleres con reconocidos fotógrafos nacionales e internacionales en aavi y el gimnasio de arte y cultura; participó en el taller de tóxico con amy stein. ha expuesto individualmente en la facultad de arquitectura, unam y de manera colectiva en méxico, holanda y bélgica. fué selección oficial de la 6a bienal de fotografía puebla de los ángeles, uia. ha trabajado como fotógrafo para el consejo de la crónica de la ciudad de méxico y para el salón de la plástica, inba. ha asistido a importantes fotógrafos mexicanos como dante busquets y alberto moreno guzmán. actualmente se especializa en la fotografía de arquitectura y en el uso del lenguaje fotográfico como herramienta de investigación urbana.


la casa a la vuelta del mundo mariana martĂ­nez balvanera ciudad de mĂŠxico1988 / estudiante de aquitectura de interiores (centro de diseĂąo, cine y tv) / mariana.mbal@gmail.com life everywhere is life, life is in ourselves and not in the external... - fyodor dostoevsky


personal work arian behzadi

davis, california 1990 / student, radio show host / behzadi.arian@gmail.com i am currently studying biology at uc davis. in between classes, however, i do personal and commissioned visual design work. i have always found parallels between art and the sciences so a lot of my studies find their way into my artwork. aside from design work, i host an eclectic weekly radio show on kdvs radio.


la playa alain robbe-grillet

nació en brest en 1922 y murió en paris en 1908. fue escritor, guionista, y director de cine. escribió las gomas, el mirón, reanudación, entre muchas otras obras. su trabajo como escritor abrió un mundo de nuevas posibilidades expresivas. muchas de sus ideas sobre la literatura fueron desarrolladas en su famoso ensayo por una nueva novela. alain resnais dirigió su guión de la todavía hoy perturbadora película el año pasado en marienbad.

Sobre La playa Las casualidades son siempre imprevisibles. En una entrevista Raymond Chandler, el gran escritor de novela policiaca, expresaba: tiene que haber algo de magia en eso de escribir, pero no me atribuyo ningún mérito. Ocurre, simplemente, como el cabello rojizo. Así las cosas. Sobre una mesa de saldos el lomo flaco de un libro dice: Cuatro narradores franceses contemporáneos. Uno de ellos, Robbe-Grillet. Leo el cuento ahí mismo. La traducción es impecable y está firmada ni más ni menos que por Juan José Saer, uno de mis autores más apreciados. La edición es de 1969, apenas una año después de que Saer abandonará su país y se instalara definitivamente en Francia. El hallazgo, me digo, debe ser compartido. Hasta donde conozco, no existe todavía una recopilación de sus trabajos como traductor, quizá este pequeño encuentro desate en las personas correctas la inquietud y el ímpetu necesarios para llevar a cabo esta tarea. JLB ...................................................................................... Tres niños caminan a lo largo de una playa. Avanzan, uno al lado del otro, llevándose de la mano. Tienen sensiblemente la misma estatura, y sin duda también la misma edad: una docena de años. El del medio, sin embargo, es un poco más pequeño que los otros dos. Aparte de estos tres niños, toda la larga playa está desierta. Es una banda de arena bastante ancha, uniforme, desprovista de rocas aisladas como agujeros en el agua, inclinada apenas entre el acantilado abrupto, que parece sin salida, y el mar. Es un día hermoso. El sol ilumina la arena amarilla con una luz violeta, vertical. En el cielo no hay una sola nube. Tampoco hay viento. El agua es azul, calma, sin la menor ondulación que venga de mar adentro, aunque la playa se despliegue sobre mar abierto, hasta el horizonte.

Pero a intervalos regulares, una ola súbita, siempre la misma, nacida a algunos metros de la orilla, se infla bruscamente y rompe en seguida, siempre sobre la misma línea. No se tiene la impresión de que el agua avance, y después se retire; es, al contrario, como si cada movimiento se ejecutara en su lugar. La hinchazón del agua produce primero una ligera depresión, del lado de la playa, y la ola retrocede un poco, con un rumor de roce de arenisca; después estalla y se expande, lechosa, sobre el declive, para volver a ganar el terreno perdido. Apenas si una subida más fuerte, aquí y allá, moja por un instante algunos decímetros suplementarios. Y todo queda de nuevo inmóvil; el mar, liso y azul, exactamente detenido a la misma altura sobre la arena amarilla de la playa, en la que caminan uno al lado del otro los tres niños. Son rubios, casi del mismo color que la arena: la piel un poco más oscura, el cabello un poco más claro. Están vestidos los tres de la misma manera, pantalón corto y camisita, ambos de una gruesa tela de un azul deslavado. Caminan uno al lado del otro, llevándose de la mano, en línea recta, paralelamente al mar y paralelamente al acantilado, casi a igual distancia de ambos, aunque un poco más cerca del agua. El sol, en el cenit, no proyecta ninguna sombra a sus pies. Ante ellos la arena es enteramente virgen, amarilla y lisa desde el acantilado hasta el agua. Los niños avanzan en línea recta, a una velocidad regular, sin producir el menor cambio en ella, tranquilos y llevándose de la mano. Detrás de ellos la arena, apenas húmeda, marcada por tres líneas de huellas dejadas por sus pies desnudos, tres sucesiones regulares de huellas semejantes e igualmente espaciadas, bien cavadas, sin rebordes. Los niños miran derecho ante ellos. No echan siquiera una mirada hacia el alto acantilado, sobre su izquierda, ni hacia el mar cuyas olitas rompen periódicamente, sobre el otro lado. Menos todavía se vuelven, para con-


templar detrás de ellos la distancia recorrida. Prosiguen su camino, con un paso igual y rápido. Ante ellos, una bandada de pájaros del mar zanquea en la orilla, justo en el límite de las olas. Progresan paralelamente a la marcha de los niños, en el mismo sentido que ellos, a un centenar de metros aproximadamente. Pero como los pájaros van mucho menos rápido, los niños se aproximan a ellos. Y mientras el mar borra los trazos de las patas estrelladas a medida que se imprimen, los pasos de los niños permanecen inscriptos con nitidez en la arena apenas húmeda, donde las tres líneas de huellas continúan alargándose. La profundidad de estas huellas es constante: cerca de dos centímetros. No están deformadas ni por el hundimiento de los bordes ni por un hueco demasiado grande del talón o de la punta. Parecen recortadas de un modo incisivo sobre una capa superficial, más móvil, del terreno. Su triple línea se desarrolla así cada vez más lejos, y parece al mismo tiempo disminuir, retardarse, fundirse en un solo trazo que separa la playa en dos bandas, en toda su longitud, y que termina en un menudo movimiento mecánico, allá abajo, como ejecutados siempre en el mismo lugar: el descenso y el ascenso alternado de seis pies desnudos. Sin embargo, a medida que los pies desnudos se alejan, se aproximan a los pájaros. No solamente ganan terreno rápidamente, sino que la distancia relativa que separa a los dos grupos disminuye todavía mucho más rápido, en comparación al camino ya recorrido. Pronto no hay más que algunos pasos entre ellos... Pero cuando los niños parecen estar al fin por alcanzar a los pájaros, éstos sacuden de pronto las alas y vuelan, uno primero, después dos, después diez... Y toda la bandada, blanca y gris, describe una curva por encima del mar para regresar a asentarse sobre la arena y volver a zanquear, siempre en el mismo sentido, sobre el límite

de las olas, aproximadamente a una centena de metros. A esta distancia, los movimientos del agua son casi imperceptibles, a no ser por un cambio súbito de color, cada diez segundos, en el momento en que la espuma destellante brilla al sol. Sin ocuparse de las huellas que continúan trazando, con precisión, en la arena virgen, ni de las olitas a su derecha, ni de los pájaros, que por momentos vuelan y por momentos caminan, precediéndolos, los niños rubios avanzan uno al lado del otro, con un paso igual y rápido, llevándose de la mano. Sus tres rostros bronceados, más oscurecidos que sus cabellos, se parecen. La expresión es la misma: seria, reflexiva, posiblemente preocupada. Sus rasgos son también idénticos, aunque, visiblemente, dos de los niños son varones y la tercera una niña. Los cabellos de la niña son apenas un poco más largos, un poco más ondeados, y sus miembros apenas un poco más gráciles. Pero la ropa es enteramente la misma: pantalón corto y camisita, uno y otra de una gruesa tela de azul deslavado. La niña se encuentra en el extremo derecho, del lado del mar. A su izquierda, camina el varón que es ligermante más pequeño. El otro varón, el más próximo al acantilado, tiene la misma estatura que la niña. Ante ellos se extiende la arena amarilla y lisa, hasta perderse de vista. Sobre su izquierda se levanta la pared de piedra parda, casi vertical, en la que no se ve ninguna salida. Sobre su derecha, inmóvil y azul desde el horizonte, la superficie lisa del agua es bordeada por un ribete súbito, que rompe en seguida para expandirse en espuma blanca. Después, diez segundos más tarde, la onda que se infla cava de nuevo la misma depresión, del lado de la playa con un rumor de roce de arenisca. La olita rompe; la espuma lechosa trepa de nuevo la


pendiente, volviendo a ganar algunos centímetros de terreno perdido. En el silencio que sigue, tres campanadas lejanas resuenan en el aire calmo. –Ahí está la campana– dice el más chico de los varones, el que camina en el medio. Pero el ruido de la arenisca que el mar aspira cubre el demasiado débil tintineo. Es necesario esperar el fin del ciclo para percibir de nuevo algunos sonidos deformados por la distancia. –Es la primera campana– dice el más grande. La olita rompe, a su derecha. Cuando la calma regresa, no escuchan más nada. Los tres niños rubios caminan siempre con la misma cadencia regular, llevándose los tres de la mano. Ante ellos la bandada de pájaros que no está más que a unas zancadas, ganada por un brusco contagio, sacude las alas y se echa a volar. Describen la misma curva encima del agua, para venir a posarse otra vez sobre la arena y volver a zanquear, siempre en el mismo sentido, justo sobre el límite de las olas, aproximadamente a una centena de metros. Puede ser la primera –continúa el más pequeño– si no se ha oído la otra, antes... –La habríamos oído igual– responde su vecino. Pero no han, por esto, modificado su paso; y las mismas huellas, detrás de ellos, continúan naciendo, a medida que las imprimen sus seis pies desnudos. –Dentro de un rato no estaremos tan cerca– dice la niña. Después de un momento, el más grande de los varones, el que se halla del lado del acantilado, dice:

–Estamos todavía lejos. Y caminan a continuación los tres en silencio. Se callan hasta que la campana, siempre indistinta, resuena de nuevo en el aire calmo. El más grande de los varones dice entonces: “Ahí está la campana.” Los otros no responden. Los pájaros que están a punto de alcanzar sacuden las alas y vuelan, uno primero, después dos, después diez... Después toda la bandada está de nuevo posada sobre la arena, progresando a lo largo de la orilla alrededor de cien metros delante de los niños. El mar borra los rastros estrellados de sus patas a medida que los imprimen. Los niños, por el contrario, que caminan más cerca del acantilado, uno al lado del otro, llevándose de la mano, dejan detrás de ellos huellas profundas, cuya triple línea se alarga paralelamente en los bordes, a través de la larguísima playa. A la derecha, del lado del agua inmóvil y lisa, rompe, siempre en el mismo lugar, la misma pequeña ola. ...................................................................................... Traducción: Juan José Saer La obra de Juan José Saer representa sin lugar a dudas uno de los picos más altos de la literatura latinoamericana. Sus poemas, cuentos, ensayos y novelas, construyen un universo abierto y complejo, donde el lenguaje sirve de vehículo para encarnar las más hondas experiencias humanas. Entre sus libros destacan Glosa, Nadie Nada Nunca, La grande y El concepto de ficción, este último una suma de valiosas reflexiones sobre la literatura y su construcción.


la hora exacta leonardo teja

nació en 1988 en la ciudad de méxico. estudia letras hispánicas en la uam. desde 2007 ha colaborado en antologías de la secretaría de cultura del df., de editorial terracota y en la revista lenguaraz. participa en talleres de creación literaria desde 2005. aún vive.

Tomas el walkman amarillo que ella te regaló y lo arrojas por la ventana para que caiga cuatro pisos. Caes en cuenta del silencio del lugar, de la soledad y de lo inútil que cuelgan los audífonos en tus orejas. Te asomas por la terraza y no alcanzas a ver el radio. Bajas los cuatro pisos con los audífonos en las orejas y encuentras el walkman amarillo salpicado sobre la calle. Nadie repara nada en cuaresma. Como con un estetoscopio mides los latidos del radiorreceptor con los audífonos: está muerto, pero lo llevas al departamento e intentas revivirlo y no hay pulso. No hay señal. Primeros auxilios y las resistencias no responden; reconectas cables, puenteas la batería y reanimas circuitos. Un led rojo enciende. Lo salvaste, ha quedado deforme y sin a eme, parece un Frankenstein color canario y tiene zurcido de cinta canela pero es tu creación y te acompañará hasta la muerte. Te pones los audífonos y enciendes la radio esperando a que algún locutor diga la hora. Y la hora exacta es 12:32. E informamos que ella después de dejarlo, también lloró por su causa, pero de felicidad y ahora sueña con enamorarse de verdad… La verdad te revuelve el desayuno en las tripas y cambias de estación a la que sea; y la hora exacta es 12:34. Y nos llegó un mail anunciando que tres días después de que salió de casa para buscar su independencia, sus padres rentaron su habitación a un primo, el cual tapizó las paredes con cartelones de chicas en biquini y que presume con los amigos la ropa que usted dejó en el clóset. Desconcertado cambias de estación y escuchas atentamente y la hora exacta es 12:41. Y los últimos informes indican que en la cocina dentro del segundo cajón de la alacena se encuentra un cuchillo lo bastante grande y lo bastante filoso como para terminar con su existencia este mismo día… Esperas unos minutos con la oscuridad que invade el departamento. Apagas la radio y prendes un cigarro haciéndote a la idea errónea de que es un sueño. Vas a la cocina sólo para revisar el segundo cajón de la alacena: la radio se equivocó, no sólo está ese tu cuchillo tan filosamente descrito por el receptor, también están las

cucharas y está el sacacorchos. Tienes tu cuello con la medida exacta a la de la muerte: todo está en su lugar pero, de regreso al sofá piensas aún en lo de la cocina y terminas por encender de nuevo la radio. No hay señal y la buscas y la buscas porque está oscuro, y porque ese led ha resultado ser tu Faro de Alejandría desde tu pecio de sofá y la hora exacta es 12:56. Amable radioescucha, nos alegra que aún esté entre nosotros, pero no hay porqué temer; gracias a sus notorios hábitos de ermitaño, ha llamado la atención de tres rufianes de la colonia que se dirigen hacia su departamento en este instante, sin embargo, no es para hacerle compañía. No, sino para hacerse de sus pertenencias, y llevárselas en la camioneta que ya han dejado estacionada en la entrada que usted dejó abierta cuando bajó por su radio/rompecabezas. No es necesario que llame a los vecinos porque nadie está en casa y porque los rufianes ya van en el primer piso. Angustiado radioescucha, será un robo con lujo de violencia, porque eso sí, la violencia con la que ellos son capaces de darle muerte, si le encuentran en casa, es todo glamour en comparación con aquella su idea tan modesta de morir en una cama y anciano por una enfermedad de anciano. Pero no se sienta amenazado por la muerte cuando es la vida quien le hostiga, haciéndole comer de la misma manera en los mismos platos todos los días. Piense que aún tiene ese cuchillo lo bastante grande y lo bastante filoso como para terminar con su vida en este mismo instante y, no dejarle el gusto a los rufianes que ya van en el tercer piso. Decida que a esta radio se le agotan las baterías y a usted el tiempo… Sostienes el cuchillo entre tus manos, sentado entre la sala y la puerta. Escuchas los ruidos de tu cerradura siendo forzada, desconoces con exactitud la hora y el led rojo del walkman amarillo se apaga. Seguirás sosteniendo el cuchillo mientras tu puerta se abre.


trilce: poética desde el vacío alejandro gaspar

nació en el distrito federal en 1985. cursa los estudios en filosofía en la unam. ha colaborado en diferentes suplemento culturales y revistas en línea. actualmente trabaja en la secretaría de cultura del df como corrector y revisor de publicaciones culturales. ha participado en la organización de la feria del libro en el zócalo de la ciudad de méxico, entre otros eventos culturales masivos.

Asomarse a Trilce de César Vallejo es mirarse en un espejo que refleja la ausencia de un sentido para el hombre: no hay centro, el umbral es desconocido, el arriba y el abajo son lo mismo. El universo evocado en este poemario desnuda la fragilidad de la que pende la condición humana: mezcla entre dolor y pasión, entre ausencia y presencia. El hombre que habla en el libro es la especie luchando por encontrarse en la soledad del tiempo. Habla el hombre fragmentado, perdido y arrojado en la existencia; hombre que padece la tragicidad del instante, que sufre el fatalismo con el que fue creado. Lo que permanece de esta condición ambivalente que es el hombre es el absurdo, y habla en representaciones simbólicas. La vida debe asumirse con todo el dolor y el placer que le son propios, porque aun en la ignorancia de saber que puede llegar a ser más profundo, no existe la posibilidad del regreso. “Amémonos los vivos a los vivos, que a las buenas cosas / muertas será después. Cuánto tenemos que quererlas / y estrecharlas, cuánto. Amemos las actualidades, que / siempre no estaremos como estamos”. No hay trascendencia de la vida, este ahora debe vivirse sólo para la muerte, vivirse con la idea de una repetición infinita de nuestros actos que justifique este amor simultáneo por el dolor y el placer. Obra cumbre de la poesía hispanoamericana, Trilce reformula el lenguaje poético a través de su estética, del juego con los tiempos verbales, de su métrica y sintaxis. Su peculiar ortografía, sus neologismos y metáforas la convierten en referente esencial de la literatura universal. La plasticidad con la que representa temas como la muerte, la libertad, el amor, la vida –cuadros construidos desde un tiempo originario–, nos permiten asomarnos a la heterogeneidad con la que se desenvuelve el ser hombre. El desgarramiento por la plenitud de la vida se ve representado en el dolor infinito que encierra cada poema, lo encontramos en la reminiscencia del pasado,

en la añoranza constante por la perdida definitiva. La muerte de la madre, los fracasos amorosos, su reclusión en una cárcel, son algunos de los elementos que marcan el profundo estremecimiento del poeta; estas experiencias forjan en él un sentimiento de exclusión, de sentirse preso de la propia existencia. La actualidad del poemario no reside únicamente en la renovación de la forma o en su aporte creativo o estilístico, la encontramos también en la posibilidad redentora del hombre para sí mismo: a través del reconocimiento de esta condición precaria e inacabada y de su singular forma de relacionarse con el cuerpo (no basándose únicamente en un control autoritario de sus pulsiones). Esto nos otorga la posibilidad de redimir, aunque sea de un modo aparente la existencia, pues el hecho de que este libro haya nacido en el mayor de los vacíos –como comentará su autor años después a su publicación– nos permite comprender y sobre-vivir este padecimiento: “Absurdo, sólo tú eres puro. / Absurdo, este exceso sólo ante ti se / suda de dorado placer”. Vallejo, Cesar. Trilce. Losada. Buenos Aires, 1998. pp.105. ...................................................................................... Tiempo Tiempo. Mediodía estancado entre relentes. Bomba aburrida del cuartel achica Tiempo tiempo tiempo tiempo Era Era Gallos cancionan escarbando en vano. Boca del claro día que conjuga Era era era era. Mañana Mañana El reposo caliente aun de ser. Piensa el presente guárdame para Mañana mañana mañana mañana. Nombre Nombre. ¿Qué se llama cuanto nos heriza nos? Se llama Lomismo que padece Nombre nombre nombre nombrE


ayuda sofía huerta

sofía nació en 1989 en el distrito federal. actualmente estudia en la escuela de periodismo carlos septién garcía desde 2008 y es pseudo artista sin estudios académicos. colaboró en una revista por internet un año como columnista y en el festival de méxico en el centro histórico del 2009.

Las ideas no fluyen: seguramente es culpa del ajetreo moral. Por culpa de él, que retiene mis ideas sólo para su propio beneficio. Me quedo muda, sorda, ciega, dejo de pensar... dejo de pensar dejo de pensa dejo de pens dejo de pen dejo de pe dejo de p dejo de dejo d dejo dej de d

ayuda


Dos amigos, unos provenientes de la tierra, los otros nativos de Kashyyk. Una partida de poker, que se convirtió en una borrachera interminable. Una mano a muerte, The Wookies pierden todo, inclusive un hueso de su mascota olvidada en Kashyyk. Al no tener con que pagar, se comprometen a hacer un remix para el lanzamiento del último sencillo de Mood Fu. myspace.com/moodfu

myspace.com/thenewwookies fotografía: pinguino@queridoestudio.com


dos veces dije roma anaité ancira

1980, ciudad de méxico. estudió cine haciendo cine. ahora tiene un escritorio en su sala, una pilita de libros que va leyendo y cambiando y muchas hojas sueltas por todos lados.

Dos, twee, zwei, due, two, deux, dois…dos pies para andar, para subir escaleras, dos pies fríos y un poco huesudos, dos horas faltan para las doce… dos ojos prestados, dos días al año… si rascas la nieve se hace agua… dos patos, dos notas, dos canciones, dos meses faltan para diciembre. dos años dura el embarazo de un elefante, dos minutos duró esta canción. Dos pies pegados al piso pero bien cerquita del cielo, dos sueños la misma noche, dos veces trague la misma saliva, dos hoyos hay en mi calcetín, dos cojines descocidos, dos botes de basura en la cocina. Dos veces pensé lo mismo hoy, dos veces me dijo la vecina su nombre y todavía no me lo aprendo. Dos billetes enrollados que tire a la basura, dos horas dura una película, dos horas puedes estar atorado en el tráfico, dos veces al día o más, dos cerrojos tiene mi puerta, dos ventanas tiene mi sala. Dos canas me arranqué hace unos años, ahora tengo tantas que ya para qué. Dos días llevo sin dormir, dos veces se me olvidó que día era, dos conchas, dos globos verdes. Dos sonidos, en dos tiempos, con dos oídos siempre se escucha mejor. Dos estornudos en un minuto, dos dedos más en las manos, dos mitades de mar, dos mitades del mundo, dos sacos rotos, dos balas perdidas, dos cepillos de dientes, dos calambres en la misma pierna, dos veces en el mismo río nunca, dicen. Dos caras tiene la moneda, dos veces dije Roma, dos veces y al revés. Y las dos veces me supo a lo mismo a cacahuate con miel. Dos veces dije Roma, dos veces y al revés… a la segunda tartamude, y me supo a lo mismo, a cacahuate con miel. Voy a tratar de dejar de decirlo al revés, creo que de cacahuate y de miel, ya tuve suficiente…


sólo eco juan mario cárdenas

escritor y fotógrafo mexicano. exalumno del colegio madrid y la escuela de periodismo carlos septién garcía. ha montado diversas exposiciones, y ha sido colaborador y columnista de revistas como poder y negocios, switch, comic zone, el inversionista, bleu & blanc, cine premiere, cariátides, revista voces, anuario 2003-2004 de la revista baquiana literaria, la revista francesa de arte formule polivalente a dilution variable.

Paleta

Corro por la calle, por mi cuarto y clases. Corro entre cosas que no importan.

Mil paletas. Mil sabores. En mi patio tesoros. En mi las chupo por un rato. Cada mañana, a la escuela pegajoso.

.

Carro Deslizador Avalancha Termina el ciclo... apagamos la tele, nos enviamos a dormir.

Voy a saltar llegando. Voy a saltar mucho muy alto.

.

Serpientes y Escaleras

Va orgulloso… Todo mi esto que de mí ves mío. Todo tú el poder que tengo. La velocidad. Madera supersónica. Hipnótica glotonería.

.

Si pasas por debajo mala suerte. Te muerde y caes. De nuevo. Otra vez y más… Siempre una más.

.

Balón

Resortera y Ballena Del capitán tanto. De mí El sonido del arrojo.

Bajo el pie, me impulso. Lo sujeto con fuerza, guío mi destino, me apresuro a llegar primero, llegar exhausto muy cansado.

sólo eco.

Ella recorriendo el océano blanco. Estiro mi corazón y disparo sangre. La imagino recelosa.

.

Patín del diablo Cuando como uvas bajo un pie y me impulso, abro los brazos y grito que ganaré.

Va con toda su fuerza. Cierro ojos. Aprieto dientes. Deformo mi cara. Le doy la vuelta al mundo. Cuando revienta los miro a todos.

.

Bacteria Nos cae algo de lluvia... dejándonos pegados. Fusionamos vergüenzas, sudor, habladuría y bacterias. Los dos sentimos...


lugar de nada lucio de los santos

nació en la ciudad de la plata, provincia de buenos aires, argentina en 1981. es músico, flautista, dedicado a varios géneros de música, desde el jazz hasta el flamenco. escribe desde hace varios años y por primera vez sus poemas son publicados. reside desde 2009 en la ciudad de méxico, donde ha participado en varios proyectos de música y tiene su grupo de jazz y otras músicas.

Un lugar

Adivinanza primera

Único lugar en el mundo.

Mesa original de agua turbia, se emprende única hacia una madrugada congestiva.

Al borde de la historia. Entre nieblas y herrumbre tangueada. Lugar entre mundos. Un campo yermo. Esqueleto desarticulado cambiando la escena. Único lugar en la ciudad. Encuentro fortuito con la palabra que no se dice. Calles a ningún jardín lila. Horizonte muerto junto al río seco. Se hacen los distraídos, los árboles y las llamas. Único lugar en la cama. A su lado, despertando y soñando porvenires. Pregunta acertada y respuesta transparente. Soy la luz que atraviesa fronteras. Lugar de nada. Hay vacío derritiendo fuego. Adiós al viento.

Lunares en el pelo canino, y anteojos líneas que hacen juego con mar. Simplemente la letra de una canción sonando entre campanazos fúnebres.

.

Agitación y deseo Fragor de una ola quieta a un instante de romper la tierra repleta de silencios. Cuando el mar agita alas de sombra sobre la más tierna silueta enmascarada. Remolinos negros marcando el compás de la alegría, la memoria y la mirada. Antítesis de flor, caramelo de latitud humana, humo que se escapa de la vista y viaja más allá.

.

Luces de ida que encarnan caminos secos de arroyos por venir.

Cuadro ciudadano

Cromatismo en el cielo que cubre la sensual lágrima de esos ojos tibios.

Inercia programada entrecortando el corazón de la vía. Claridad de mármol gastado. Contar pasos sobre lo que pasa, como goteras que perforan cráneos. Metamorfosis amarillas del gris al violeta cuál flor de tierra. Del verde al naranja cuál sed de nacimiento. Del negro al, ahora sí, amarillo cuál explosión mental del universo dionisiaco. Parte a parte se arma la fisonomía destructora de la realidad común. Lo ven los ciegos sociales, aquellos sin invierno ocular o auditivo. Aquellos que rompen la inercia y se detienen en la avenida a estallar en calor amarillo. Y derramar música sobre las calles en pena.

Muro transparente conteniendo el infinito. Lejana eternidad que se acerca al otro lado de un paso. Elegir mover un dedo en el momento más complejo y lograr llover auroras y despertar almas.


is this love? raquel miserachi

nació en la ciudad de méxico en 1988. es estudiante de comunicación en la universidad iberoamericana. escribe en medios como replicante, el fanzine y retina, entre otros. produce sesiones musicales en video para me hace ruido. es colaboradora en ibero 909 fm.

Nanorelatos de amor crudo: Dos palmeras se miran sin poder acercarse. Están a pocos centímetros de distancia pero no pueden tocarse aún. Él intenta moverse. Consigue balancearse un poco. Ella todavía lo mira. Una bola de boliche rueda enfurecida sobre la duela y se estrella contra los estúpidos pinos. Un mono capuchino se masturba frente a su madre. Las cucarachas salen de las coladeras. Marchan en peregrinación hacia su destino orgiástico en el lugar más hediondo. Buscan un lugar viscoso en donde poner las patas. Lo demás es instinto. El martillo golpea al clavo. Lo hunde en la pared de yeso. Infla el pecho y alborota las pumas. Un picotazo es suficiente para llamar la atención de cualquiera. Dos aspiradoras industriales pasean por una fábrica después de cenar en un fino restaurante italiano. Sus cables se enredan y desenredan emocionados. No necesitan energía del enchufe. Ahora son inalámbricos. Nunca he ido a Nueva York, pero sé que un día alguien se enamoró de sus paredes. Los Montesco y los Capuleto son descendientes de los imanes. Unos tenis viejos cuelgan del cableado de luz. Sus agujetas se unieron en un nudo eterno hace mucho tiempo. La gravedad no importa tanto. En realidad, ya no importa nada.


te estoy grabando antonio luna

nació en la ciudad de méxico en 1982. en el año 2007 recibió el premio nacional de literatura y artes plásticas el búho en la categoría de poesía por la fundación rené avilés fabila. ha sido incluido en la antología épica publicada por la editorial del mismo nombre y en el libro 40 barcos de guerra. su trabajo ha sido publicado en varias revistas: lenguaraz, el búho, la otra, revista de poesía, entre otras.

O ... T e estoy grabando.


silencios daniil kharms

danil ivanovich yuvachov nació en san petesburgo en 1905, y murió en siberia en 1942, preso, después de ser arrestado en 1941. pertenece a la importante vanguardia rusa de principios del siglo xx. su obra, textos que muchas veces desbordan los géneros conocidos, primero fue censurada y luego extraviada durante décadas. su escritura se distingue por un humor que deriva del absurdo.

Libreta azul #10 Había un hombre pelirrojo que no tenía ojos ni orejas. No tenía pelo tampoco, así que era llamado pelirrojo de manera arbitraria. No podía hablar porque no tenía boca. No tenía nariz tampoco. No tenía brazos ni piernas. No tenía estómago, ni espalda, ni columna y no tenía entrañas. ¡No había nada! Así que no sabemos ni de quien estamos hablando. Mejor ya no hablemos de él. Viejitas que se tropiezan Por culpa de su curiosidad excesiva, una viejita se tropezó, cayó por la ventana, y se rompió en pedazos. Otra viejita se asomó por su ventana para ver a la que se había roto, pero gracias a su curiosidad excesiva, también se tropezó, cayó, y se rompió en pedazos. Luego una tercera viejita se cayó de su ventana, y una cuarta y una quinta. Cuando la sexta viejita cayó de su ventana, me harté de verlas y caminé hacia el mercado de Maltsev donde, cuentan, a un hombre ciego le habían regalado un chal tejido. El encuentro Luego, un día, un hombre fue a trabajar, en el camino se encontró con otro hombre que, habiendo comprado pan polaco, iba de vuelta a casa. Y eso es todo, más o menos. Un cuento de hadas Había una vez un hombre llamado Semynov. Un día Semynov salió a caminar y perdió su pañuelo. Semynov empezó a buscar el pañuelo y perdió su sombrero. Empezó a buscar el sombrero y perdió su

abrigo. Empezó a buscar el abrigo y perdió sus botas. —Bueno, dijo Semynov, a este paso lo voy a perder todo. Mejor me voy a casa. En su camino a casa, Semynov se perdió. —No, dijo Semynov, mejor me siento un momento. Semynov se sentó en una roca y se quedó dormido. Anécdotas de la vida de Pushkin 2 Como bien sabemos, a Pushkin no le crecía la barba. Pushkin vivía atormentado por esto y siempre envidiaba a Zakharin, cuya barba, a diferencia de la de Pushkin, crecía de manera bastante decente. “La suya crece y la mía no” solía murmurar Pushkin, apuntando sus largos dedos a Zakharin. Y todas las veces tenía razón. 4 Cuando Pushkin se rompió las piernas, se movía sobre ruedas. A los amigos de Pushkin les gustaba molestarlo agarrando sus ruedas. Pushkin se enojó con estos amigos y escribió poemas abusivos sobre ellos. Llamo a estos poemas “erpigramas”. 7 Pushkin tenía cuatro hijos y todos ellos eran idiotas. Uno ni siquiera sabía cómo sentarse en una silla y siempre se estaba resbalando. Pushkin tampoco era muy bueno para sentarse. Solía suceder, que para morirse de risa, todos se sentaban a la mesa. En un extremo, Pushkin se resbalaba de su silla, en el otro, su hijo hacía lo mismo. ¡Te reirías como si fuera el fin del mundo! ...................................................................................... Traducción del inglés: Ma. Cristina Alemán Lascurain


three.some

fotografía: andrea belmont

arte shock laura barrera

los personajes que aparecen en televisión son como un familiar extraño y desconocido. laura barrera ha participado, dirigido y producido noticieros culturales desde hace tiempo y ahora dirige arteshock, un programa sobre arte contemporáneo que está haciendo ruido. en la conversación no sólo hablamos de este proyecto, también nos presentó a su gato toffi que estuvo presente en toda la entrevista. www.arteshock.com.mx | www.laurabarrera.com | www.tvunam.unam.mx | www.cultura.unam.mx

Siempre pasa con las figuras públicas como tú, que son rostros, personas conocidas por el público y que a la vez son totalmente desconocidas. ¿Podrías hacer una microbiografía de ti? Hablando desde el punto de vista profesional, yo siempre quise ser periodista, reportera. Escuchaba las historias de la gente, hacia radionovelas, guiones, y mis hermanos y yo grabábamos cosas con una grabadora que tenía mi papá. Veía el noticiario de Guillermo Ochoa y Lourdes Guerrero y los imitaba. Por otro lado siempre me llamó el arte, la música, la pintura. Yo no sabía que los iba a combinar, hasta en la preparatoria que supe que podía juntarlos y hacer periodismo cultural. ¿Cuál fue tu primer trabajo? Fue en Radio Educación. Sabía que quería estar en una radio en la que pudiera hablar de música y cultura. Yo vivía en la colonia Del Valle y como me quedaba más

cerca, casi por una cuestión topográfica, opté por Radio Educación. Luego me invitaron a practicar en el IMER. Hace un momento decías que de pequeña tenías un gusto especial por el arte, ¿esto se relaciona con el proyecto Arteshock que ahora produces? Arteshock nació por esta inquietud que he tenido siempre en torno al arte contemporáneo y a su divulgación. Al hecho de que cuando uno se enfrenta a una pieza artística normalmente quedan muchos huecos en cuanto a su interpretación con nuestra realidad. No es algo críptico, sólo debemos encontrar la manera de vincularlo y crear ese puente con el público. Yo pienso que desde que existe la TV y la radio, a los medios llamados “masivos”, se les ha satanizado mucho y se piensa que una pieza se tiene que ser vista en el museo, no en la televisión y que si no sucede así no hay manera de crear ese vínculo. El proceso en gran medida es parte de la pieza que es algo que nunca vemos, sólo vemos el registro.


entrevista: jessica díaz

¿Hubo una convocatoria? Sí, se lanzó una convocatoria abierta para artistas residentes en la ciudad de México de entre 28 y 35 años de edad. Tenemos el apoyo del Bi100 y queremos mostrar que la ciudad de México es un laboratorio para la creación artística. Participaron muchos trabajos, fueron 436, y de esos hicimos entrevistas, de las doce categorías que lo forman. Se seleccionaron tres artistas por comité y tenemos a un tutor por cada una de las categorías. Todos los que están involucrados son gente reconocida, de los más destacados curadores y artistas de México. ¿La finalidad es que se exhiba el proyecto de el o los artistas ganadores, además de que la gente siga el proceso de los trabajos y tenga voz y voto? Nosotros no tenemos injerencia con lo que pase con la obra, hay una selección, les damos un incentivo económico. Al final de temporada vamos a seleccionar un solo proyecto de los doce que quedaron, de cada disciplina. El jurado decide y el publico también tiene voto. Una vez que se realicen las piezas los artistas pueden hacer lo que quieran. Ellos se están organizando para hacer lo que quieren con los tutores esas son iniciativas individuales. El artista no concluye con la obra, es parte del proceso. No le podemos dar seguimiento pues el programa tiene una temporalidad. Es interesante el chat del programa pues se ve la participación activa del público y sin censura. Me recuerda a los museos en los que tú pones comentarios en una libreta y puedes ver lo que escribieron los demás pero no hay interacción con los otros. Sí, por eso es interactivo, queremos que la gene participe y no sienta que los artistas pertenecen a una especie en particular o a una élite difícil de acceder y esto dificulta que la gente quiera acercarse al arte. Incluso para entrar a los museos no es problema de acceso sino de estructura educativa pues muchas veces no nos atrevemos a ir al concierto porque no sabemos cómo debemos vestirnos. Queremos abrir ventanas por eso estamos utilizando internet, hay seis o siete redes sociales entre ellas el chat y el facebook. La gente tiene la libertad de publicar lo que quiera. En este proyecto hemos abierto la mayor cantidad de puertas posibles, los límites son técnicos. Algunos de los principios del arte contemporáneo o de su origen, pensemos en las vanguardias, sí eran una resistencia a la academia y a los museos. Si hoy día hay una resistencia a los “nuevos medios” entonces, ¿es una combinación arriesgada, llevar el arte y a los artistas no sólo a internet sino a

three.some

los medios, como a la TV? Cuando empecé a buscar gente para que me apoyara en este proyecto primero decían que sonaba muy interesante, pero luego les entraba cierto escepticismo. Por ahí un crítico me dijo “es que no hay nada que valga la pena, excepto por tres artistas que ya sabemos quiénes son”. Entonces con más razón me empeñé en hacerlo y como afortunadamente en difusión cultural de la UNAM saben que hay talento e, igual que yo, creen que vale la pena que los conozcamos. Entonces lo arriesgado es que no tenemos muchos parámetros así es que vamos tomando decisiones y cosas que en una segunda temporada podrán cambiar. ¿Y en ese sentido va a la par de lo que hacen los artistas, en tanto al trabajo en proceso? Sí, te presentan un proyecto en la convocatoria, está el especialista y la parte técnica y ves si se puede hacer, si alcanza el presupuesto y ya en el momento en que se desarrolla resulta diferente. Y todo se va resolviendo sobre la marcha. Es como una aventura. ¿Entonces cuál sería el objetivo general de Arteshock? El objetivo es decir que hay creadores emergentes que valen la pena, hay que darles espacio, visibilidad, divulgarlos y por otro lado, la formación de públicos, que vean que hay algo que se llama arte en red. En el fondo tiene un objetivo, aunque suene pedante, pedagógico para que la gente formule y haga hallazgos. Para cerrar está conversación, tengo una pregunta de algo que contaste y es que dijiste que desde niña supiste que querías ser reportera. ¿Nunca dudaste? ¿Nunca pensaste en ser bailarina u otra cosa? Sí, he querido ser mil cosas, como todos los niños o los adolescentes. Me gustaba la ciencia, quería ser maga o gimnasta como Nadia Comanechi pues siempre me gustaron los deportes. Pero todo eso, ahora que lo mencionas, tenía un sentido en mi vida que era llevarme a un mismo punto. Imagino que el periodismo te permite adentrarte en todos estos mundos y unirlos de algún modo. Exacto, a través del periodismo puedo indagar en donde yo quiera. Soy una persona reservada y siempre me ha gustado observar, colocarme en un lugar que no sea muy visible y observar. Y el periodismo es eso, observar las cosas, lo que pasa e irlo a contar de la manera honesta en que tú lo viviste y lo percibiste no hay más, no hay objetividad, no hay verdades absolutas: hay puntos de vista nada más.


three.some

fotografía: andrea belmont

custom t-shirts by

sebastián & urcesino

custom t-shirts es un proyecto de jóvenes mexicanos. uno de ellos vivió en china, paseó por las playas de bali y decidió experimentar exportando tablas de surf a méxico junto con un amigo que lo ayudaba desde acá. ahora son socios y hacen playeras. creen en la idea formar pequeños núcleos para intercambiar ideas y material y así crecer con este proyecto. se concentran en la parte de números y producción y su propuesta es que mandes tus diseños para imprimir playeras con ellos. proyecto jóven hecho por jóvenes para jóvenes. www.customtshirts.mx

¿Cuántos son los integrantes de este proyecto? Somos Urcesino Palacios y yo, Sebastián Mitre. Llevamos todo lo de Custom, empresa que se encarga de hacer ropa y distribución de material deportivo aunque eso ya lo vamos a dejar porque no funcionó: traíamos tablas surf de China pero eran bastante frágiles y mejor las dejamos. Estamos haciendo un nuevo trend de ropa que es diseñada por artistas de edición limitada: treinta piezas para que no esté nada choteado. Quien quiera puede diseñar. Cualquier persona manda sus diseños a través de nuestra página web, los imprimimos, le damos el 10% de toda la producción y sacamos las otras playeras. ¿Tienen alguna línea editorial para escoger los diseños que les mandan? Lo hacemos con base en lo que nosotros pensamos y en lo que nos gusta.

¿Entonces es una selección bastante abierta? Sí, muy abierta. Ahorita los artistas que hacen la marca Custom T-Shirts son amigos nuestros que nos gusta cómo dibujan y diseñan. Con cualquier cosa por ahí que tengan guardado en algún cuaderno puede funcionar. ¿Cómo se les ocurrió la idea? ¿En qué momento decidieron empezar a sacar playeras que les gustaran? Queríamos hacer unas camisetas con cortes que nos gustaran. Luego, como nosotros no somos buenos para diseñar quisimos recurrir e invitar a quienes se dedican a ello. ¿Y qué opinan de la parte de hacer participar más a la gente en cuanto a lo que les gusta o traen puesto? Es la idea: involucrar a la gente y darles chance de imprimir sus diseños en playeras sin gastar un peso y dando a conocer lo que hacen de una manera distinta.


entrevista: michele albertini

¿Existe algún tipo de diseño que sea constante o que a ustedes les guste mucho? Los dibujos son muy sencillos… Todos son diferentes, todos tienen algo de especial. Cada quien tiene su favorito. Cada playera lleva impreso también el nombre de su diseñador. ¿Qué opinan sobre la iniciativa de jóvenes para arrancar proyectos en México? Está muy bien hacer esto en México en vez de importarlo. En nuestro caso está resultando muy bien. Tenemos contacto con los proveedores al instante, no como cuando hacíamos cosas desde China. En cuanto a la producción, ¿qué es lo que ustedes hacen? Tenemos outsiders en casi todo. Nosotros llevamos la estrategia y las finanzas. ¿Cuál es esa estrategia? La estrategia es hacer sinergia con otras empresas, artistas que no conozcamos, crear pequeñas sociedad de artistas que puedan darle publicidad a la marca, ellos teniendo un diseño con nosotros.

three.some

¿Cómo pequeños núcleos que se apoyan? Entre todos nos apoyamos y ha salido muy bien todo. Incluso los conocidos y amigos de los diseñadores. Por ejemplo, para la selección de diseños que se van a imprimir la gente vota por los diseños y los que más votos reciban son los que se imprimen. Con esto, logramos que más personas se involucren en el proyecto. ¿Hace cuantos años surgió este proyecto? Hace año y medio. ¿Qué los motivó a sacar un proyecto formalmente? Aprender, tener experiencia, conocer cómo funciona una empresa y llevarla desde ahorita para ya en unos años al terminar la carrera saber exactamente que se necesita. ¿Entonces creen que todo puede empezar con la práctica, con lo que vas aprendiendo en el camino? Definitivamente.


three.some

fotografía: andrea belmont

show me estevan oriol

vivencias personales y una mente aterrizada se perciben en su discurso. lo tiene claro desde su infancia. a su vez, cada respuesta deja escapar disparos de orgullo. detrás de los tatuajes y de una vida de lowrider existe un hombre que habla pausadamente, que no cambia su manera de ser, no se adapta al entorno. simplemente se acomoda y logra el objetivo dándole la importancia que se merece a cada elemento. asciende a su manera, viendo de frente y compartiendo. www.estevanoriol.com | www.fifty24mx.com | www.upperplayground.com

Platícame sobre tu familia y tu niñez Nací en Santa Mónica, California. Viví ahí, en L.A. en el West Side toda mi vida. Mi mamá y papá se separaron cua-ndo tenía tres. Sólo podía ver a mi papá de vez en cuando, los fines de semana o en vacaciones. Básicamente fui educado por mi mamá. Estaba desempleada, no podía trabajar y dependíamos sólo del poco dinero que nos llegaba. Creo que eso fue lo que me dio mi instinto, mi impulso, mi empuje. No quería sentirme rechazado, ¿sabes? Tener que usar ropa usada: los niños querían ropa de cierta marca, yo le decía a mi mamá e iba y me la conseguía pero usada. Ella hacía lo mejor que podía, quería que encajara con el resto. ¿Cuándo fue la primera vez que tomaste una cámara? Mi papá me dio una cámara a mediados de los noventa, la cámara de su esposa. En esa época yo era tour manager de House of Pain y Cypress Hill, era lowrider. Pensaba

que estaba haciendo las cosas bien, viajando por todo el mundo con una banda que era famosa. Después seguí con el lowriding. En ese entonces muy pocas personas tomaban fotos sobre eso. ¿Cuántos años tenías en aquel entonces? Creo que 27 o 28. ¿Y fue la primera vez que tomaste una cámara? Sí. Solía tomar fotos en Navidad y cosas así pero no sabía lo suficiente para tomar realmente fotos. ¿Cual es tu acercamiento con el arte? ¿Cómo supiste que lo que estabas haciendo era arte? La manera en la que miraban mis imágenes en L.A, la reacción. Primero veía a gente que realmente les gustaba pero intentaban no decirme o no mostrarlo mucho. Luego


entrevista: michele albertini

three.some

comenzaban a pedirme que hiciera fotografías pero baratas. De repente comencé a notar que esas fotografías tenían algo. Fui con fotógrafos que ya tenían más experiencia para que me ayudaran, preguntando “qué significa esto y aquello”. Y no me decían... Pensé que esa gente sólo quería aprovecharse de mí trabajo y hacerme trabajar por menos dinero. Y además los fotógrafos no me querían ayudar. Entonces pensé: tal vez soy mejor en esto de lo que creo. Comencé a hacerlo mejor, más rápido, trabajando lo más que podía porque quería entrar en eso y demostrarle a esa gente que iba a hacer lo que quería como fuera. Si me ayudaban, bien y si no querían ayudarme, de todas formas no había algo que me fuera a detener.

funcionó. Puedo hacer lo mismo en algún otro momento y la gente lo seguirá queriendo.

¿Ves cada foto que tomas como arte o haces la diferencia entre una artística y otra documental? Depende del proyecto. Si hago una sesión con chicas intento hacer tomas artísticas, algo diferente. He tomado fotos de cientos de chicas ¿De qué otra manera puedo tomarle fotos a una en especial? ¿Cuántas otras formas existen de tomarle fotos a una chica sin tener las mismas tomas una y otra vez? Es ahí donde entra el lado artístico. Mañana quizás vaya a una cárcel de mujeres a tomar fotos. Si voy a algo así lo hago como documental. Es un acercamiento distinto. Las mujeres son más concientes sobre como se ven.

¿Cuál es en tu opinión la mejor técnica para ser un buen fotógrafo? Simplemente trabajar duro y ser original. Crear tu propio estilo y aprender sobre la fotografía y cómo comenzó… Hay tantas cámaras allá afuera, todo ha sido hecho, todo ha sido mostrado. Cada parte del mundo ha sido fotografiada por lo que tienes que pensar o crear una forma de hacerlo diferente. ¿Y cómo descubres esa creatividad? Tienes que tenerlo en ti. Tienes que sentirlo. No es algo que puedas aprender o que alguien pueda decirte.

¿Cuándo decidiste hacer el libro sobre las mujeres? Antes de que lo hicieras la gente esperaba que publicaras algo sobre coches y tatuajes… Mi editor me presionaba mucho diciéndome: “quiero ver güeyes con tatuajes en la cara...” Ya había gente haciendo eso o al menos intentando forzadamente obtener ese estilo de vida. Yo no intentaba hacer eso, lo hacía porque era lo que estaba viviendo. Estaba rodeado de eso todo el día, todos los días. Así son mis amigos. Entonces cuando me toco ver otra gente de fuera haciendo eso... simplemente lo arruinaron, lo hicieron ver como una pinche broma, como un circo. No quiero mostrar eso. No quiero sacar eso todavía, lo publicaré en diez años, no necesito hacerlo ahora. Al principio estaba enojado, le dije al editor que no quería hacerlo. Luego me preguntó: ¿qué quieres mostrarle a la gente que no sepa sobre ti? Dije que quería fotografiar a mujeres. La gente sabía que ya había tomado fotos de todo lo anterior, no sabían que también fotografiaba mujeres y quería enseñarles eso. Fue perfecto, justo como yo quería. Estaba en Europa de tour con el libro y veía a esos viejos señores blancos de 60 o 65 años, que no tienen nada que ver con esto o les importa un carajo, comprando mi libro porque les gusta las mujeres. Eso funcionó, mi plan

¿Qué crees que te hace diferente a otros fotógrafos? No creo ser muy diferente a ellos. Pienso que somos todos casi lo mismo. A todos nos gusta lo mismo, tomar fotos. Todos queremos el mismo resultado, tomar buenas fotos. Me esfuerzo y tomo lo mejor de mí. Siempre intento hacerlo mejor de lo que puedo. No compito realmente con los demás, no me interesa el trabajo de otros fotógrafos. Siempre hago las cosas de la forma que siempre las he hecho. No cambio lo que hago. A veces la gente dice: ¿Por qué no intentas algo nuevo, por qué no te sales de tu zona de comfort? ¿Yo? ¿Por qué? No necesito cambiar o hacer algo nuevo. Ya hay gente haciendo eso y son buenos en eso. Simplemente hago lo mío. Me apego a mi plan y les digo: ¿Por qué no haces tú eso? Mantén tus ideas en ti mismo. Si tienes ideas un montón de buenas ideas y quieres decirme como hacer mi trabajo...¡No me digas a mí, ve y hazlo tú! Siempre hay gente a un lado gritando como en el box: ¡dale a la izquierda! ¡A la derecha! ¡No están en el ring! Súbete al ring y múestrame cómo hacerlo. Por eso traigo este tatuaje [“Show Me”, en la muñeca derecha], la gente sólo habla. No hables, muéstrame, déjame ver. Tienes que dar el paso para caminar no sólo hablar por hablar. You’ve got to walk to walk not only talk to talk.

¿Cuál es en tu opinión la mejor técnica para ser un buen fotógrafo? Simplemente trabajar duro y ser original. Crear tu propio estilo y aprender sobre la fotografía y cómo comenzó… De aquí a cinco años cualquier que empiece con la fotografía va a hacerlo con rollo. No se fabricará más, será un negocio. Hay tantas cámaras allá afuera, todo ha sido hecho, todo ha sido mostrado. Cada parte del mundo ha sido fotografiada por lo que tienes que pensar o crear una forma de hacerlo diferente.


hello.hello

chiara zampieri


chiara zampieri

hello.hello


hello.hello

elizabeth sarah


elizabeth sarah

hello.hello


hello.hello

anna morosini


matteo mastronardi

hello.hello


errr-mag arte visual | literatura | cultura creativa

ERRR No. 05  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you