Issuu on Google+

Don Benito 2009 Feria y Fiestas






Feria y Fiestas Don Benito 2009


SUMARIO SALUDA DEL ALCALDE ................................................................... 5 Mariano Gallego Barrero

SALUDA DEL CONCEJAL DE FESTEJOS ................................................ 7 Ángel Luis Valadés Hurtado

Crónicas de las Jornadas de la Historia de las Vegas Altas ....................... 8 Diego Soto Valadés, Cronista Oficial

Penúltima conversación con Pepe “Séfui” .........................................13 Ángel Valadés

Hambre retórica y deporte ...........................................................19 Sebastián de la Peña Martín

PROGRAMA DE FERIA Y FIESTAS DON BENITO 2009 ................................24 Violencia de varios géneros ..........................................................28 José Larrey, Humorista

El Flamenco, cumplimos años........................................................36 Juan Morcillo Guerrero, Presidente Edita: Excmo. Ayto. de Don Benito

Don Benito y el Puente de Palmas de Badajoz ....................................38 Mª Dolores Cabezas de Herrera

Diseño, maquetación y producción: EQL - Estudio Publicitario Apdo. de correos 33 C/ Mengabril, 32 Acc. 2º Tfno. / Fax: 92 09 03 02 000 DON BENITO (Badajoz) estudio@eql.es Enrique Quemada Linera Montse Ramos Rentero

¡Pasen y Vean! .......................................................................... 41

Distribuye: Publicom

Días extraordinarios ...................................................................49

Guadalupe Mancha Trigueros

Vestigios del XVI en Don Benito: las “aceñas de Villareal” ......................42 Julio Carmona Cerrato

El Maestro ............................................................................... 46 Tomás Chiscano Andújar

Manuel de J. Gallego Cidoncha Don Benito 2009 Feria y Fiestas

3




Feria y Fiestas Don Benito 2009


Saluda del Alcalde de Don Benito Mariano Gallego Barrero

“De nuevo tengo la oportunidad y el honor de dirigirme a todos vosotros con motivo de las Feria y Fiestas de Septiembre en nuestra Ciudad.”

En la edición anterior comentaba las dificultades que nos íbamos a encontrar a lo largo de este año y el espíritu conque debíamos acometerlas. Creo que Don Benito ha sabido responder y estamos aguantando con el esfuerzo y empeño de todos y cada uno de nosotros. Estoy seguro de que superaremos estos difíciles y zozobrantes momentos fortalecidos en nuestro ánimo y reforzados de cara al futuro. Os pido que por unos días aparquemos, sin dejarlos de lado, los problemas cotidianos y disfrutemos en nuestra Feria. Encontrando en ella un más que merecido espacio de relax y ocio, un lugar para disfrutar y compartir momentos alegres. Don Benito sigue en marcha, en estos últimos meses hemos acometido, y seguimos en ello, numerosas obras de mejora en el “esqueleto interno” de la Ciudad; esas que no se ven en el futuro, porque van por las entrañas de la urbe, pero que se sufren de manera especial en el presente. El nuevo polígono ya está finiquitado, se ha mejorado ostensiblemente el Cementerio Municipal, se han ampliado

los espacios de ocio en la naturaleza con el albergue de la finca municipal de “La Serrezuela”, hemos mejorado y ampliado los espacios deportivos, también los hogares de mayores...Cierto es que no es época de bonanza, pero debemos tener confianza en el futuro y mantener el espíritu emprendedor y el afán de superación que siempre nos caracteriza a los dombenitenses. Este año en el ferial habrá un nuevo espacio, promovido por la Delegación de Servicios Sociales, para nuestros mayores. La programación acoge actividades de toda índole y os pido que disfrutéis en estos días; que sean unas Fiestas alegres y participativas. Quiero dar especialmente la bienvenida a aquellos emigrantes que aprovechan estas fechas para regresar a Don Benito; también a los que nos visitan de otras ciudades. Agradecer el trabajo de todos los que hacen posible que los demás podamos disfrutar durante estos días y animaros nuevamente a participar en los distintos actos programados.

¡¡Feliz Feria a todos!!. Don Benito 2009 Feria y Fiestas

5




Feria y Fiestas Don Benito 2009


Saluda del Concejal de Festejos Ángel Ángel Luis Valadés

“Tras un año intenso y en el que la tan traída y llevada crisis ha estado presente, de una u otra manera, en nuestro quehacer cotidiano se impone un descanso; un oasis de diversión en el que poder saciar nuestra sed de alegrías.”

Esto es lo que nos ofrece Nuestra Feria, que nos permitirá durante unos días divertirnos en compañía de nuestros amigos y familiares.

Para la presente edición la Caseta Municipal mantiene la colaboración de la cerveza Paulaner y a la vez acogerá la Primera Feria del Marisco. Habrá actuaciones a mediodía y por la noche, y alguna que otra sorpresa. La Delegación

de servicios Sociales en colaboración con los distintos Hogares de Mayores pondrá en marcha por primera vez una Caseta dedicada especialmente a ellos, con actuaciones, concursos, bailes y numerosas sorpresas para estos días. La Caseta Infantil ofrecerá un año más actividades y entretenimiento para los más pequeños de la mano de Brújula Social.

La programación, que podría sufrir de aquí al inicio de la Feria (mes y medio) alguna variación, ofrece un abanico de actividades y espectáculos para los más diversos gustos. El Festival Flamenco cumplirá sus bodas de plata en la noche del viernes con un gran espectáculo, acorde con la efemérides; el concierto del sábado presenta un nuevo formato con la actuación de tres grupos (Tromtuba Brass, El Desván del Duende y Seguridad Social) de distintas influencias que tratará de satisfacer a públicos distintos y divertirnos al máximo; los festejos taurinos también están presentes un año más tratando de ofrecer lo mejor dentro de nuestras posibilidades; se mantienen las pruebas deportivas tradicionales con

la incorporación de alguna novedad... como siempre un poco de todo.

La Feria de Septiembre nos servirá para despedir una vez más la época estival antes de volver a la rutina diaria de lo cotidiano. De nuevo os pido que disfrutéis con la pureza de un niño cuando descubre un nuevo sabor, poned los ojos grandes y el corazón en paz; la Feria debemos vivirla de esta manera para disfrutarla.

Agradecer desde esta página el trabajo de todos aquellos que hacen posible que la Feria de Don Benito sea un éxito; en especial a los trabajadores municipales, Protección Civil y Cruz Roja; también a los hosteleros, feriantes y todos los que participan de ella. Gracias de corazón a todos los que han colaborado con sus artículos en la edición de esta revista.

Disfrutar de la Feria con buen ánimo y mejor disposición. ¡Felices Feria y Fiestas de Septiembre! Don Benito 2009 Feria y Fiestas

7




Feria y Fiestas Don Benito 2009


Don Benito 2009 Feria y Fiestas




Crónica de las Jornadas de la Historia de las Vegas Altas (con motivo del Bicentenario de la Batalla de Medellín) Diego Soto Valadés, Cronista Oficial Con motivo de cumplirse los doscientos años de la Batalla de Medellín y conmemorar tan destacada efeméride en la historia de la ciudad, los Ayuntamientos de Medellín y Don Benito con la participación de la Sociedad Extremeña de Historia y el Foro para el Estudio de la Historia Militar de España, organizaron, para los días 2, 27 y 2 de marzo de 2009 en la Casa de Cultura de Don Benito y en el Centro Cultural de Medellín LAS JORNADAS DE LA HISTORIA DE LAS VEGAS ALTAS, homologadas por la Consejería de Educación como actividad de formación para el profesorado, con el objetivo de profundizar y divulgar los diversos aspectos que rodearon este hecho histórico, que se desarrolló en el triángulo comprendido entre Medellín, Don Benito y Mengabril en los parajes de Retamosa, Vegas del Ortiga, Veguilla de don Llorente, Redondilla, Dehesa Boyal y Cañadilla del término de Don Benito, sus antecedentes y las trágicas consecuencias civiles, políticas, sociales, económicas, urbanísticas, culturales y demográficas que tuvo en estas tierras la derrota del ejercito de Extremadura, el funesto y triste día 2 de marzo de 09 El jueves 2 de marzo a las 7 horas se produjo la Inauguración Oficial de las Jornadas en la Casa de Cultura de Don Benito a cargo del alcalde de Medellín, don Antonio Parral Carmona, y el concejal de Cultura de Don Benito, don Manuel Núñez acompañado

0

Feria y Fiestas Don Benito 2009

del profesor don Juan Ángel Ruiz Rodríguez, componente del Comité Científico organizador. En el turno de alocuciones todos expresaron los correspondientes agradecimientos a las entidades colaboradoras, Ministerio de Defensa, Diputación de Badajoz, Consejería de Cultura y Turismo, Ayuntamientos de Mengabril, Almendralejo y Albuera, así como a la presencia de los asistentes, destacando la buena respuesta en cuanto al número de comunicaciones presentadas y al rigor, calidad y enfoque multidisciplinar de las mismas. Tras la inauguración se desarrollaron las dos ponencias marco programadas. La primera con el título de “Extremadura en el último tercio del siglo XVIII y principios del XIX” a cargo del Dr. don Miguel A. Melón Jiménez, Catedrático de Historia Moderna de la UEX, que inició su intervención relatando el episodio que sucedió en Don Benito en noviembre de 0, día del alistamiento de los soldados para el ejército extremeño ordenado por la Junta Suprema de Extremadura. El sector social más humilde del pueblo reunido en la plaza comenzó a gritar “que vayan a la guerra los ricos que son los que tienen más que perder y labran las dehesas”, Las autoridades locales, ante el tumulto, huyeron produciéndose, por parte de los jornaleros, la ocupación de tierras de propios y dehesas, propiedad de la oligarquía local, arándolas y roturándolas y amenazando a quien se las intentaran quitar.

Este episodio sirvió al ponente para diseñarnos un retrato doloroso y conflictivo de la realidad extremeña ocasionada por los desajustes internos, la falta de tierras, el atraso cultural y el escaso número de profesionales liberales que había en Extremadura a finales del siglo XVIII y principios del XIX. La segunda ponencia, con el título “Las nuevas élites extremeñas del liberalismo” la pronunció el Dr. don Fernando Sánchez Marroyo, Catedrático de Historia Contemporánea de la UEX. En su exposición presentó las manifestaciones antagónicas existentes entre la nobleza y el pueblo, el proceso político de cambio, las primeras elecciones y los primeros diputados a las Cortes de Cádiz por Extremadura tras la quiebra del Antiguo Régimen. Hechos que llevarían al nacimiento del Régimen Liberal, a la desaparición del poder monárquico y a la implantación de las nuevas instituciones políticas representativas características del liberalismo en sus tres niveles: Nacional en las Cortes; Provincial en las Diputaciones; y Local en los Ayuntamientos. Finalizadas las dos ponencias, los autores de cada una de las seis Comunicaciones del primer bloque programado expusieron un resumen de los trabajos presentados. El viernes 27, la Casa de Cultura de Don Benito acogió de nuevo la exposición de dos


ponencias y el segundo bloque de Comunicaciones. La primera a cargo de don Juan Ángel Ruiz Rodríguez, profesor del IES “José Manzano” de Don Benito, con el título “La Guerra de la Independencia y su incidencia en las Vegas Altas”. El ponente hizo una radiografía detallada de la situación social los días previos a la batalla: resistencia de los más humildes a alistarse en el ejercito; crisis económica; la falta de tierra; motines; vacío de autoridad; etc. y las consecuencias que tuvo la derrota del ejército extremeño en esta zona: mortandad, preocupación por los cadáveres insepultos, saqueos, destrucción de archivos y del patrimonio cultural y artístico en iglesias, ayuntamiento, casas particulares, enajenación de terrenos, requisa de ganado y víveres, etc. La segunda ponencia fue expuesta por el Dr. don Juan García Pérez, Catedrático de Historia Contemporánea de la UEX, con el título “Análisis de los efectos socioeconómicos de la Guerra de la Independencia en Extremadura”. El ponente hizo una reflexión de las realidades demográficas sociales y económicas de Extremadura, llegando a afirmar que en los tiempos de la Guerra de la Independencia, la provincia de Extremadura sufrió una de las crisis más fuertes de toda su historia moderna (descenso de matrimonios y nacimientos, alta mortalidad, estrangulamiento del sistema agrario, sacrificio de ganados, tala de árboles, desindustrialización, recesión comercial, derrama de impuestos, exigencias de víveres, etc.). Todo estaba subordinado a los avatares de la guerra. A continuación se procedió a las lecturas de los resúmenes de las Comunicaciones del segundo bloque. Seguidamente los asistentes nos desplazamos a Medellín para escuchar al coordinador de las Jornadas, el profesor don Tomás García Muñoz, la descripción de la Batalla de Medellín desde el puesto de mando que tuvo el Mariscal Víctor en el cerro del castillo. Fina-

lizó la mañana con una visita guiada al Centro de Interpretaciones de Medellín ubicado en la antigua iglesia de Santiago y a las excavaciones del teatro romano. Los arqueólogos y técnicos nos dieron una detallada explicación de las zonas descubiertas: entradas al teatro, escenario, camerinos, así como el estado de conservación de la gran cantidad de trozos de columnas, basas y capiteles descubiertos actualmente. Por la tarde, las ponencias y comunicaciones se desarrollaron en el Centro Cultural de Medellín. En primer lugar disfrutamos del parlamento y magisterio del Coronel de Infantería, don Juan José Sañudo Bayón, miembro del Foro para el Estudio de la Historia Militar de España, autor de varios libros y uno de los expertos que más sabe de la Guerra de la Independencia, quién pronunció una conferencia detallada de cómo se desarrolló “La Batalla de Medellín”, la estrategia del General Cuesta, la falta de preparación de las tropas y de la caballería española, el número de víctimas, los saqueos, asesinatos y atrocidades que realizaron los franceses tras la victoria. Finalizada esta magnífica ponencia se procedió a la lectura del último bloque de Comunicaciones y a la evaluación de las Jornadas por parte del Secretario Técnico del Comité Científico, quién manifestó su satisfacción por haber superado con creces las previsiones previstas con 83 personas inscritas y 28 comunicaciones, destacando la calidad de éstas y la de los ponentes. Terminó dando las gracias a las instituciones, patrocinadores y los asistentes, a quienes propuso hacer un estudio histórico de las Vegas Altas. Por último tuvimos la oportunidad de escuchar la interesante Conferencia de Clausura el “Retrato social de la España que encontró José Bonaparte a través de la novela histórica”, pronunciada por del escritor y sacerdote

don Jesús Sánchez Adalid, uno de los mejores embajadores de la cultura extremeña y de la novela histórica del país. El sábado 28, encuadrado en la programación de actividades conmemorativas del Bicentenario de la Batalla de Medellín, tuvo lugar el Acto Institucional de Homenaje a las Víctimas de la Batalla. Presidió el acto el Alcalde de la localidad, don Antonio Parral, acompañado por el Primer Teniente Alcalde de Don Benito, don Juan Bravo, el Alcalde de Mengabril don Lorenzo Garrido, el Cónsul de Alemania doña Andrea Pfannens, el Cónsul de Francia don Jean Louis Sabatié, la Subdelegada del Gobierno en Badajoz Dª Yolanda García Seco, la Directora General de Patrimonio de la Junta de Extremadura doña Esperanza Díaz García, el Coronel Jefe del Regimiento de Infantería Mecanizada Saboya nº 6 don Jesús Miguel Sebastián y, el General Jefe de la Brigada Mecanizada Extremadura XI don Casimiro José San Juan, junto con representantes de otras instituciones y ayuntamientos de la región, y numerosos vecinos de Medellín y la zona, que llenaban la explanada del comienzo del puente del río Guadiana del siglo XVII, donde se desarroll�� el acto. En primer lugar hubo un desfile a cargo de la Brigada Mecanizada Extremadura XI. A continuación el coordinador del Bicentenario, don Tomás García, en su intervención dijo que el acto que se celebraba además de servir para homenajear y honrar con honores militares y civiles a las víctimas francesas, alemanas y españolas que protagonizaron la batalla tenía otra dimensión más profunda, el de ser un canto a la libertad, a la esperanza y a la paz perpetua entre los pueblos. Seguidamente el alcalde de Medellín acompañado del escultor y autor don Ricardo García Lozano descubrieron el monumento que honra y rinde homenaje a las víctimas de

Don Benito 2009 Feria y Fiestas

11


la batalla. El monumento es una escultura de bronce con tres mosquetes, de pie, coronados por una paloma, símbolo de la paz., que descansa en un pedestal de granito cuadrado en las que figuran las palabras Libertad, Igualdad, Justicia y Solidaridad sobre relieves que recrean momentos de la batalla y un poema del escritor don Santiago Castelo que dice: “Aquí miles de extremeños entre encinas y trigal murieron por dar a España su sueño de libertad”. Tras la izada de las banderas de Alemania, Francia y España, a los acordes de sus respectivos himnos, llegó el turno de intervenciones de las distintas autoridades. El alcalde de Medellín declaró su orgullo de poder honrar a esos héroes anónimos que murieron el 2 de marzo de 09 por la libertad y ayudaron a construir la España de hoy. Don Juan Bravo, en representación de Don Benito, tras disculpar la ausencia del alcalde don Mariano Gallego, manifestó que la celebración de esta efeméride estrechaba aún más los vínculos históricos que nos unen a Medellín a la vez que nos ayuda a seguir cre-

2

Feria y Fiestas Don Benito 2009

ciendo desde el conocimiento de su historia.

ción que están trabajando por conseguir una Europa mejor. El acto institucional concluyó con una emotiva ofrenda floral ante el monumento a los acordes del himno “La muerte no es el final”, a cargo de soldados ataviados con uniformes militares de la época, la actuación musical del grupo coral Quinto Cecilio Metelo y el desfile de las tropas de la Brigada Extremadura.

Seguidamente hicieron uso de la palabra los cónsules de Alemania y Francia, la directora del Patrimonio de la Junta de Extremadura, la subdelegada del Gobierno en Badajoz, el alcalde de Mengabril, el General Jefe de la Brigada Extremadura XI y el Coronel Jefe del Regimiento de Infantería Saboya VI, quienes ensalzaron este acontecimiento histórico que rinde homenaje a los que murieron en la batalla de Medellín, como un acto de paz y de unión entre ciudadanos de una misma na-

Además de estas Jornadas el Ayuntamiento de Medellín ha programado para el presente año 2009 una serie de actos que pueden conocer en la página ( “http://www. medellin.es/BATALLA/actividadesbicentenari o”http://www.medellin.es/BATALLA/actividadesbicentenario). Destacamos la Exposición Conmemorativa de la Batalla celebrada del  al  de julio, en el Centro Cultural “Quinto Cecilio Metelo”, con el objetivo de sensibilizar a la población de la zona el hecho de recuperar objetos, armas, cartografía, atuendos militares, etc., que estuvieron relacionados con la batalla y su tiempo, con vistas a una exposición permanente en la citada villa.


Don Benito 2009 Feria y Fiestas

13


14

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Penúltima conversación con Pepe “Séfui” Ángel Valadés José Gallego Sánchez, un gran dombenitense. Autodidacta, maestro de la pintura y el arte. La empresa familiar acoge a 7 de sus  hijos. Es el “alma mater” de la hoguera de San Juan. Merecería ser designado hijo predilecto. Fue alumno de Juan Aparicio y Don Honorino. Conozco a Pepe “Séfui” de siempre. Hace unos años, en 2.005, gocé del privilegio impagable de que me mostrase, en vivo y a solas, su exposición retrospectiva colgada en la Casa de Cultura en una noche inolvidable para mí, cuando mis compañeros me otorgaron una mención especial de “Calabazón del año”; ¡cuánta gratitud los debo!...

su paseo, percatáronse de la ausencia de nuestro hombre y preguntaron por él; uno gritó: “¡Pepe se fue, Pepe se fue!”, cuando, ipso facto, apareció. Desde ese mismo instante le llamaron “Pepesefué” que, al cabo, varió a ese Pepe “Séfui” que ya lo acompañó, como una marca cordial, a lo largo de su existencia de  abriles; y digo abriles porque a pesar de lo que supuso el fallecimiento de Francisca, la esposa y madre de sus  hijos, su mujer, su compañera, su todo, su sostén y su ánimo en los momentos duros vividos, con tantas dificultades al principio, Pepe sigue en la brecha al frente de la empresa de decoración, pinturas, revestimientos, escayolas, rotulación, vidrieras artísticas, etc. que acoge a 7 de sus  hijos, y a un nieto.

Recuerdo que observé en la exposición un cuadrito con el castillo de Medellín. ¡Asombro doble!: mi memoria gráfica me transportó a finales de los 0 y le comenté a Pepe que un cuadro igual ya lo había pintado pues lo vi cuando niño…Pepe me aclaró que era el mismo, milagro de mi memoria…Oséase: era yo un niño cuando comencé a admirar a “Séfui”. Casi media centuria después, naciendo la década de los 90 del siglo XX, lo entrevisté a fondo cuando dirigí la emisora COPE Don Benito-Villanueva. Pregunté por qué le llamaban “Séfui” y no supo dar una explicación contundente. Sin embargo la leyenda cuenta –y su muy amable hija Mª del Pilar me lo corroboró hace unos días- que, años ha, iban Pepe y varios amigotes paseando y vieron cómo a una madre que conducía un cochecito con su nena, se le escapó la máquina; Pepe corrió rápido hasta detener dicho vehículo evitando un percance, aliviando el susto de la madre que, reconfortada, mostró gratitud a Pepe, quien hubo de detenerse con ella un rato. Los amigos, que habían continuado

Pepe “Séfui” con su padre, también pintor, Francisco Gallego, en 93, cuando la II República (Foto Trajano)

ALGUNOS DATOS SOBRE LA HOGUERA DE SAN JUAN No cumple años Pepe sino abriles. Ahí sigue, perenne, inquebrantable cada año, desde hace ya 2, como alma mater de la Hoguera de San Juan. Era ,9 cuando Manuel Parejo Madueño –otro notable calabazón que a la chita callando, se vuelca con el pueblo en facetas diversas- le fue a consultar cómo construir unos cohetes, con

su capirucho, para que estallasen, en vuelo, a fin de celebrar la hoguerilla de San Juan, que entonces fue eso, una hoguerilla…Pepe lo apañó. Luego, en ,92 ya se haría la de la Copa del Mundo de Fútbol de España, con el célebre icono del “Naranjito”. Y después –con una sola ausencia por las inclemencias, la de los prometidos 00,000 puestos de trabajo de Felipe González, promesa luego incumplida por el tercer presidente de nuestra democracia. El mayor disgusto, tanta pena, aconteció el pasado año cuando el viento destrozó la estructura ya lista para quemar. La bautizaron como “Un tranvía llamado deseo” (nombre de aquel conocido filme del grandísimo Marlon Brando de comienzos de los años 50, que fue la antesala del Oscar ganado poco después con “La ley del silencio”. Recuerdo aquella película del tranvía, de Elia Kazan, basada en la obra teatral de un crítico Tennessee Williams, junto a Vivien Leigh y Kart Malden; y aporto estos datos recomendando ver ambos filmes, entre mis preferidos, ásperos pero realistas…) como homenaje al deseado tranvía que según se publicó, uniría Don Benito y Villanueva. Por eso crearon obras magistrales, las fachadas de ambos ayuntamientos, que no pudieron ser quemadas, una pena, tremenda desilusión, trabajo en balde… Ya saben que este año reconocieron el bicentenario de la tristemente célebre batalla de Medellín, sangre esparcida que regaron indeseablemente los campos de Don Benito, Medellín y Mengabril, con miles de soldados españoles y franceses rotos. Y apunto: ¿no ha pensado el comité en homenajear también a Santa Amalia, ciudad hija de Don Benito pues serían 00 dombenitenses los que la fundaron?...Medellín fue madre, Don Benito hija y al fin, nació Santa Amalia, alrededor de una iglesia muy hermosa. Don Benito 2009 Feria y Fiestas

5


CONVERSACIÓN CON JOSÉ GALLEGO: TALLER E HIJOS Hace unos días, este estío, fui a ver a Pepe. Estaba en su refugio/fortaleza empresarial, su taller, su hogar. Ahí en el Polígono Isaac Peral. Pepe y Francisca, con su prole, fueron, con ALSAT y Bañuls, sus primeros vecinos: “Creo que fue en ,99. No nos importó a Francisca ni a mí vivir en pleno campo, que eso era el polígono en sus inicios, la Dehesa Boyal. Fue curioso. Se vendían parcelas pero eran muy grandes. Yo era directivo de la APYME y con Pepe Ruiz Sabido indagamos. Pensábamos que si se achicasen, bajaría el precio y su venta sería más factible. Fuimos a ver a don Manuel Solano, aparejador municipal, y nos dio la razón. Era alcalde Pepe Diestro. Se pidió permiso a la Diputación y surgieron las parcelas de 2x2 m. Las parcelas volaron, se vendieron como rosquillas. Me costó 735,000 pts.. Hicimos rápido el edificio pues se decía que había un plazo de reversión, caso de no edificar; no fue así, eran bulos…; luego siendo alcalde ya Mariano Gallego, al final de la década de los 90, se dio el empujón, creciendo y siendo lo que hoy ves”. Fue entonces, al ver la fluidez con que Pepe hablaba, que decidí conversar con él y dedicar menos espacio a la Hoguera de San Juan, motivo original de mi visita. Y proseguimos. Me habló de alumnos que trabajaron en su taller: “Comencé frente a la iglesia de Santa María; luego pasé a la calle Italia, y recuerdo a Juan José Lozano Santos,

¿es la original estatua de Hernán Cortés o una réplica paray Fiestas la Hoguera?  Feria Don Benito 2009

muy aplicado, serio, trabajador; también a Andrés Retamar que luego tuvo vivencias catalanas hasta con peripecia política, etc.; Agustín Gallego Cañamero, muy bueno también; Eduardo Tomás Velarde; Emilio Román, hijo de Julián el de la taberna de las bogas, tan ricas, en calle Francisco Valdés; Agustín Miguel Donoso”…Para todos tiene palabras de aprecio y reconocimiento artístico el Maestro. Y me habla de sus hijos: “Aquí trabajan todos menos mi Mª Felicidad, que se ocupa de su hogar; aquí tengo al mayor, José Luis, que debe tener ya 5 años y es delineante: lleva la decoración; mi Victoriano se ocupa de las vidrieras; Francisco, de las escayolas, que inicié por consejo de don José Blázquez; Juan Carlos, de la ornamentación, cemento, etc.; Alfonso es el que coordina la obra de fuera, trabajamos mucho, casi todo, lejos de Don Benito; mi Mª de Pilar se sienta aquí, adonde hoy hablamos tú y yo, lleva la oficina, toda la burocracia; y Miguel Ángel, el chico, ya con 3 años, también está con la escayola. Además ya trabaja aquí uno de mis  nietos”… FRANCISCA BLÁZQUEZ BRAVO, LA ESPOSA AUSENTE Francisca fue la novia de siempre de Pepe. Casaron jóvenes. Murió sin avisar, sin ruidos: padeció un infarto en ,999. Pepe, aún dolido y doliente, dice: “Ha sido el golpe más duro de mi vida. Jamás estuvo enferma y nos dejó de pronto. Para mí fue fatal. Cuesta reponerse. Francisca era todo para mí, la echo muchísimo de menos ya que para mí era el no va más… Me protegía en momentos dificultosos, que los hubo. Muy caserita, lógico pues se cargó de hijos rápidamente. Y se nos fue en lo mejor, cuando más la necesitaba, cuando podía disfrutar viendo

Los artistas que pergeñaron la Hoguera de San Juan de este año

crecer a la familia, en paz, progresando, en fin”… ¡Basta de tanta pena!, Pepe, pienso; y le interrogo sobre su mayor alegría; comenta: “Muchísimas, todas…Nada sobresaliente, soy hombre muy sencillo, pero sí he tenido y tengo muchas alegrías junto a la familia y amistades, el arte, la empresa, nuestro pueblo que crece y crece a más. Creo que el mejor Don Benito de la historia es el actual; me tienen asombrado, las nuevas tecnologías y nuestros paisanos tan laboriosos transforman todo; asombroso este Don Benito”… GRANDES ARTISTAS Y LA ESCUELA DE ARTES Y OFICIOS Naturalmente con Pepe hay que hablar de la Escuela de Artes y Oficios, la Escuela de Trabajo, adonde le conocí a finales de los 0 supliendo a don Juan Aparicio en su aula de Pintura, Modelado y Talla, cuando Aparicio iba a visitar el Museo del Prado varios días, a estudiar. También fui alumno de aquel magnífico y necesario centro docente, mítico, que marcó época y del que surgieron estupendos artistas, pintores, escultores, laboriosos mecánicos, costureras, carpinteros, finos tallistas, músicos notables, una pléyade de ciudadanos ejemplares con un claustro de postineros profesores y maestros, con don José Manzano como director. Don Benito vivió de las rentas de la Escuela –aún vive- durante años…Recordamos a Antonio Romero, patriarca de Maderas Romero que construyó el retablo de Santiago (guardo copia del contrato firmado el 5 de enero de ,95, por don Donato el párroco, don Celestino Vega, don Manuel Donoso-Cortés y don Lázaro Calvo); al maestro Apolinar, con su enorme bigotazo que –según cuenta Peperenegaba de los primeros tornos eléctricos: “¡Hombre Gallego!: Ahora

Pepe “Séfui” en su última exposición retrospectiva


hay tornos de maricones, estos eléctricos, con lo bien que nos iba con los nuestros a pedal, sudando con la gubia”…Me confesó que “el alma del retablo fue don Honorino Buendía; sacó todo de una maqueta realizada unos años antes por don Ramón Cardenal”. Luego sería don Juan Aparicio el autor de las pinturas. Pepe añora sobremanera la Escuela de Trabajo, adonde ingresó partiendo de cero. Dimos un repaso al claustro y a compañeros de aquel tiempo. Y me habló de grandes artistas calabazones de la pintura y la construcción: “No conocí al maestro Claudio Díaz pero era un artistazo. Hizo la casa que al cabo fue de Gabriel H- Barquero, la de Guillermo Nicoláu, la fachada del cementerio; el pintor Julio Gordo, de La Haba pero aquí se hizo y creció. Don Juan Aparicio, junto a don Honorino Buendía, inmejorables. Ya en mi época, los dos Martín-Romo, el que vive en París, sin dejar de ser español, y el que falleció, además gran músico; Cañamero, don José María Barroso, el oftalmólogo, otro MRomo actual”… SU PADRE, FRANCISCO, A LA CÁRCEL POR NADA Francisco Gallego Morcillo y Luisa Sánchez Paredes fueron sus padres. Pepe quedó huérfano muy temprano: su madre falleció, de parto, en ,932 y Pepe tenía  añitos. Su padre, pintor industrial –de casta le viene al galgo, claro…- fue encarcelado en ,939 hasta ,95, y la condena, por nada, era de 2 años y  día, aunque por trabajo y buen comportamiento redujo la pena. Estuvo en Almendralejo y en Villanueva de Córdoba. Fueron años durísimos. Un día, ya libre y de nuevo pintando, su padre le dijo al inquirir Pepe por

Una de las últimas obras de la familia de José Gallego, en la calle º de Mayo, tode estuvo Ultramarinos Lucas.

qué fue a la cárcel: “Tú llévate bien con los del oficio”…Francisco no había cometido delito. Como pintor hacía pancartas, publicidad de partidos y al finalizar la guerra incivil algún mal nacido de su oficio, envidioso, se vengó y denunció tal tarea; absurdo, injusto. Cosas de las dictaduras, aunque también suelen acontecer cosillas así en los turnos de partidos cuando hay radicalidad y sectarismos…Pepe vivió años con su abuela; tuvo una hermana, Paca, y otras 3 del segundo matrimonio de su padre: Joaquina –madre del tantas veces alcalde en funciones, Juan Bravo Gallego-, Petri y Maruja. Publico una foto de Pepe con su padre, histórica. La hizo el tan célebre Manolo Trajano, rey de la bohemia local…Pepe volvía a su casa en calle Cantarranas, 3, desde la escuela del Ave María, en San Juan. De paso por “El furrié”, hoy calle San Andrés, jugó en una casona donde se guardaban las requisas hechas en las casas vacías, tras la guerra. Vio, rodando, un montón de estampas, fotos y cogió algunas; cosas de chiquillo. Abuela María, al cabo, reconoció la foto que publicamos: ¡eran su padre, Francisco, y él mismo!, milagro…Tras la muerte de su madre la casa se cerró y allá quedaron todas las cosas que fueron requisadas; la suerte hizo que Pepe hallase la foto que, por tal motivo, es histórica y luce en el despacho de María del Pilar, presidiendo la empresa. ¿HIJO PREDILECTO DE DON BENITO? Quedo con Pepe para hablar dentro de otros 0 ó 5 años…”¿Y si te vas antes, qué pasará con la Hoguera y esta empresa?”, interrogo ya anhelando acabar pues llegaron Manuela y mis nietos, Ángel y Vicente –Pepe se apresuró a mostrar piezas a mi mujer y los

nietos, asombrados-, y ardía por abrazarlos tras su viaje a Asturias y Cantabria, con sus padres. Pepe, sereno, responde: “Todo seguirá igual o mejor; hay equipos muy preparados y la continuación está asegurada”. Cada San Juan, andando el tiempo, inexorable, se recordará a este gran dombenitense, a este artista, que con un grupo de currantes pergeñaba esas grandes obras con madera, escayolas, planchas de polietileno expandido, corcho, pinturas, toneladas de ilusión y compromiso sanjuanero que veíamos arder, cada 23 de junio, año tras año en la Plaza de Extremadura, luego en Las Albercas, ahora en las inmediaciones de FEVAL, en el Real de la Feria…¡y pronto se cumplirán 30!...¡Sería momento de promover su designación como Hijo Predilecto de esta Ciudad a la que ama apasionadamente!. Un dato final sobre su reconocida bonhomía: Dios y Francisca le dieron  hijos; una tragedia familiar –parientes cercanos fallecieron, jóvenes, en Bilbao, adonde emigraron- obligó a crecer su prole: se hizo cargo de una sobrina, Mary Tere, que creció en su hogar como una hija. Así es Pepe “El Séfui”. Gracias Pepe: cuando Dios quiera volveremos a hablar y así aprenderé más de nuestro pueblo y sus personajes.

“El Séfui” y Manuel Parejo Madueño currando en silencio, cual es su norma. ¡Cuánto deben las Hogueras a estos personajes!...

Una de las primeras Hogueras, a comienzos de los 0, con los prometidos 00,000 puestos de trabajo Felipe González Don Benito 2009 de Feria y Fiestas 7


18

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Don Benito 2009 Feria y Fiestas

19


20

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Hambre retórica y deporte Sebastián de la Peña Martín Junio 2009. Mi hija pequeña me comunica que quiere participar en una de las múltiples y variadas actividades veraniegas que programa la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Don Benito. ¡Estupendo! Hasta aquí, todo perfecto: “mens sana in corpore sano” (Juvenal dixit), hay que transitar por la ruta del colesterol, el deporte es salud y tantos argumentos que corroboran la idea de que hay que buscar el equilibrio entre lo físico y lo intelectual. Claro que, si me permiten la digresión, el deporte también es negocio y espectáculo (Florentino dixit mirando a CR9). Estoy muy contento. La niña se va a divertir mucho este verano. Pero el mensaje no ha terminado: hay que hacer la reserva en la Delegación de Deportes. No hay problema: mañana me acerco a media mañana. ¿A media mañana? “Entonces –me dice mi hijano podré ir porque las plazas vuelan. El otro día fue a reservar plaza un familiar de una amiga y estuvo en la cola a las 7 de la mañana y por poco no la aceptan”. Estoy menos contento. Empiezo a acordarme del concejal Ángel Luis Valadés. Pero, bueno, todo sea por la “patria filial”. Yo me iré temprano. Al día siguiente estaba en la cola a las  de la mañana. Me había ido preparando en el coche para tratar algunos temas triviales con el “lucero del alba”, porque a esas horas no habría nadie allí. ¡Qué sorpresa! Ocupé más o menos el número 30. ¡A las  de la mañana!

A medida que transcurría el tiempo la lista de espera se hacía kilométrica: abuelos, madres, padres, mayores, pequeños: vamos, para hacer un estudio sociológico de la alta participación de los dombenitenses en estas actividades deportivas. El ritual que rodea estas aglomeraciones está plagado de anécdotas y, sobre todo, de buena gente que cuenta su intrahistoria, sus dudas, sus anhelos, sus opiniones. Me interesó mucho una conversación que mantenía un señor mayor con una jovencita de aspecto anoréxico: hablaban sobre la importancia del aspecto físico en la civilización actual. Después de conversar largamente (hasta las 9 no abrían), el hombre, a modo de un renovado Patronio contó a la muchacha, cual Patronio reconvertido en mujer, la siguiente historia: “En aquella casa se había declarado la guerra a la carne. No, no crean que ésta es una historia moralizante con héroes mesiánicamente caballerescos que luchan contra las películas eróticas o los teléfonos de alta temperatura. Este relato naïf trata sobre el hambre retórica en los albores del siglo XXI. La familia estaba integrada por una hacendosa madre, un padre cuarentón oficinista, una deliciosa adolescente y un abuelo, obsesionado con el DVD. En aquel hogar vivían bajo la tiranía de la báscula: un kilo de menos suponía un gozoso acontecimiento, un kilo de más

desencadenaba una tragedia de peso. Báscula por la mañana, por la tarde y por la noche. ¡Dieta, dieta, dieta! Sí a muchos litros de agua, no al colesterol, sí a los batidos y comprimidos industriales, no al pan, sí a los milagrosos métodos para adelgazar, no a los dulces, sí a la plancha, no a la sal, sí a la abstinencia, no a la gula. Todos estaban de acuerdo excepto el abuelo, que era un detractor acérrimo de la alimentación verde y un entusiasta seguidor de la carne, producto condenado al ostracismo en aquella familia de calorías light. El anciano, que había sufrido los duros tiempos de la postguerra, no entendía este desaforado culto a la estética del cuerpo, no comprendía por qué medio país estaba famélico, muerto de hambre voluntariamente. Recordaba las penurias de los años 0 y se tambaleaba su moral. !Cuántas apetitosas comidas degustó en su mocedad..., en el cine, por supuesto; cuando aparecían aquellos suculentos bocadillos de calamares en las pantallas cinematográficas se extasiaba y engullía opíparamente el menú del 7º arte para alimentar el alma y la ilusión de un niño pobre, porque la realidad cotidiana distaba mucho de aquello. De entonces le venía su afición al cine, al vídeo, al DVD, a la televisión: tenía grabadas todas las intervenciones televisivas de su heroína, la Bombi, y las visionaba muy Don Benito 2009 Feria y Fiestas

2


22

Feria y Fiestas Don Benito 2009


frecuentemente. Cuando se dirigía a su hija y a su nieta para reprenderlas por su excesiva delgadez, canturreaba: “Muertas de hambre, un dos, tres...la Bombi sí es una mujer”. La actriz venerada trabajaba ahora en una interminable serie de sobremesa “Yo soy Bea”; aunque su belleza perduraba, si bien ajada por el inexorable paso del tiempo, al abuelo le gustaba más la coqueta Fedra del exitoso concurso televisivo del arisco Ibáñez Serrador. Del programa actual se quedaba con las cualidades culinarias de la oronda camarera. El abuelo exageraba, y además andaba mal de la cabeza. Su hija siempre le contestaba que en estos tiempos era importante el aspecto externo de las personas, que los cánones de belleza habían cambiado, que ya no se llevaba la mujer rellenita y de blancas carnes, sino la esbelta, estilizada, y bronceada, en fin, que todos cuidaban su imagen.

abuelo seguía sin entender que media España pasase hambre estética de forma voluntaria, porque a él lo que más le gustaba era la gente lustrosa. Fue el padrino de boda de la nieta y al final del suculento banquete, en el que todos los invitados dieron buena cuenta del menú obviándose por un día las dietas restrictivas, repartió los cigarros y los puros preceptivos. También distribuyó unas fotografías con la siguiente leyenda: “Un, dos, tres... la Bombi sí es una mujer”. !Qué ocurrencias tenía el abuelo¡

Conclusión: “El entierro de nuestras calorías debe estar presidido por la estética razonable”. Fin del cuento.

Y fin de la cola para mí. Han aceptado a mi hija para el curso solicitado. Ha merecido la pena madrugar. Por cierto, me vuelvo a acordar otra vez del concejal Ángel Luis Valadés: los que escribimos para la revista de la Feria de septiembre de Don Benito ¿podríamos estar exentos de guardar colas para estas actividades? Es una broma, naturalmente. Al año que viene volveré a ir de nuevo y seguro que aprenderé mucho de las personas que esperan conseguir una plaza para ellos o sus familiares en las actividades deportivas veraniegas. Son hombres y mujeres que están convencidos de que el deporte es uno de los más fieles aliados para “adecentar” el aspecto físico sin tener que acudir a los métodos agresivos de los protagonistas del cuento.

A la nieta, una jovencita de 16 años propensa a engordar, le había picado por aquel entonces el “bichito del amor”, en terminología del fallecido filósofo cantor El Fary, y la muchachita luchaba despiadadamente por hacer desaparecer sus michelines y sus mofletes naturales. Seguía una salvaje dieta, sin ninguna coordinación médica, que le recomendó una amiga suya que había adelgazado 15 kilos con ella; después se descuidó y había ganado 20. Aquella dieta prusiana dio como resultado una lipotimia producto de una inoportuna anemia. El abuelo no dejaba de reconvenir a la nieta y la amenazaba con píldoras, píldoras de jamón, chorizo, chuletas y toda la alimentación que devolviese a su vida la felicidad secuestrada por el ansia de adelgazar. Bueno, la historia terminó en el endocrino. Unos alimentos equilibrados, paseos y ejercicios dulcificaron la situación. La báscula continuaba siendo la reina del hogar, aunque, eso sí, de forma racional y científica. Y el Don Benito 2009 Feria y Fiestas

23


24

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Don Benito 2009 Feria y Fiestas

25


Sábado 5 de Septiembre 17:00 horas “VI Slalom Ciudad de Don Benito”. Organiza Comercial Barriga. Colaboran: Cruz Roja, Protección Civil y Delegación de Deportes. Lugar: Avenida

Domingo 6 de Septiembre 11:00 horas Pruebas ciclistas “3º Memorial Carlos Cuadrado” para categorías de base en el Polígono de San Isidro. Organiza: Peña Ciclista Guadiana-Maderas Romero. Colaboran Delegación de Deportes, Cruz Roja, Protección Civil y Policía Local. Miércoles 9 de Septiembre

19:00 horas “XV Fondo Popular Ciudad de Don Benito” (Circuito pruebas urbanas Diputación de Badajoz. Organiza club Atletismo Don Benito. Patrocina: Delegación de Deportes. Lugar: Parque de Las Albercas. 19:30 horas I Open Ciudad de Don Benito de Fisioculturismo y Fitness en el Pabellón Municipal de Deportes. Organizan Gimnasio Ciudad Jardin y DMD.

21:30 horas Actuación de la banda municipal de música. Inauguración del recinto ferial por el alcalde y corporación municipal. Gran quema de fuegos artificiales a cargo de Pirotecnia Santa Bárbara de Zafra.

22:00 horas Actuación del trío San Francisco en la Caseta de Mayores.

Jueves 10 de Septiembre 14:30 horas Matiné en la Caseta Municipal Paulaner(1ª Feria del Marisco).

Feria y Fiestas Don Benito 2009

21:30 horas a 03:00 horas Actividades para los más pequeños en la Caseta Municipal Infantil a cargo de Brújula Social. 22:30 horas Actuación de la gran Orquesta “Explosión” en la Caseta Municipal Paulaner(1ª Feria Internacional del Marisco). Viernes 11 de Septiembre 10:00 horas IX Torneo de fútbol veterano “CABA Elevación”. Organiza Veteranos CD Don Benito. Colabora: Delegación de Deportes. Lugar: Ciudad Deportiva. 12:00 horas Concurso de Tortillas en la Caseta de Mayores.

22:30 horas Actuación de la gran orquesta “Explosión” en la Caseta Municipal Paulaner(Primera Feria del Marisco).

26

21:00 horas Inauguración oficial de la Caseta de Mayores con elección de Reina y Rey de las fiestas. Baile y concursos.

14:30 horas Matiné en la Caseta Municipal Paulaner (1ª Feria del Marisco) con la actuación del trío “Kontraste”. 21:30 horas a 03:00 horas Actividades para los más pequeños en la Caseta Municipal Infantil a cargo de Brújula Social. 21:00 horas Gran actuación de la Manda Municipal en la Caseta de Mayores. A continuación baile y concursos. 21:30 horas XXV Gran Festival Flamenco en el recinto Arena Las Cumbres. Organiza Peña Flamenca de Don Benito, patrocina Delegación de


14:00 horas Matiné en la Caseta Municipal Paulaner (ª Feria del Marisco) con la actuación del grupo de sevillanas “Manguara” y la presencia de la estrella de Canal Sur TV “Risitas”.

22:30 horas En la Caseta Municipal Paulaner(ª feria del Marisco) actuación de la gran Orquesta “Kontraste”. Domingo 3 de Septiembre

Festejos. Al cante Rocio Bazán, Laura Vital, Miguel de Tena, Manuel Pajares y Carmen Tena. Al baile cuadro flamenco de María José León con “El ecijano” al cante. Al toque Manolito Herrera, José Anillo y Miguel Ángel Carrillo. 22:30 horas En la Caseta Municipal Paulaner (ª Feria del Marisco) actuación de la Orquesta “Kontraste”. Sábado 2 de Septiembre En el campo de césped artificial 2º Torneo de Fúbol Siete “Ciudad de Don Benito” de categoría alevín a lo largo de toda la jornada. 14:00 horas Comida de hermandad en la Caseta de Mayores con actuaciones y baile.

19:00 horas Gran Festejo taurino en la plaza portátil de la localidad. Festejo mixto para Canales Rivera, Martín Quintana y un rejoneador por confirmar. Ganadería de Ruy Menendez. Organiza Eurotauro Luján, colabora el Club taurino Dombenitense. 21:30 horas a 03:00 horas Actividades para los más pequeños en la Caseta Municipal Infantil a cargo de Brújula Social. 22:00 horas Verbena y actuación en la Caseta de Mayores. 22:00 horas Gran Festival Musical en el recinto Arena Las Cumbres con la actuación de los grupos Tromtuba Brass, El Desván del Duende y Seguridad Social. Organiza Programaciones artísticas Ayuso, colabora Delegación de Festejos.

13:00 horas Comida de hermandad en la Caseta de Mayores. Baile y actuaciones. 14:30 horas Matiné con la orquesta “Las Vegas” en la Caseta Municipal Paulaner(ª Feria del Marisco). 18:00 horas Gran Festejo en la plaza de toros portátil “Gran Prix”. Organiza Eurotoros Luján. 21:00 horas Concurso de baile en la Caseta de Mayores y actuaciones. 22:30 horas Gran actuación de la orquesta “Transilvania” en la Caseta Municipal Paulaner (ª Feria del Marisco). 21:30 horas a 03:00 horas Actividades para los más pequeños en la Caseta Municipal Infantil a cargo de Brújula Social.

Nota: este programa de actos podría sufrir alguna modificación que sería avisada con antelación a través de los medios adecuados Don Benito 2009 Feria y Fiestas

27


28

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Don Benito 2009 Feria y Fiestas

29


Violencia de varios géneros José Larrey, humorista ¡Es tan bonito escribir objetivamente, tan aséptico... ! que, al sentarme ante el ordenador, he sentido la inquietud y el temor de no poder llevar a cabo mi deseo. Y es que ponerse a relatar algo de la violencia de género sin inclinarse con simpatía hacia una de las partes es imposible. ¿Qué hacer entonces? Lo he echado a suerte. He tirado la moneda al aire, si sale Juan Carlos, trataré de defender al homo cuasi sapiens; si Europa (cruz) a la mujer más que sapiens. ¡Vaya!, me tocó defender al género masculino presuntamente aviolentado. Tengo que deciros, antes de seguir más adelante, que ya estamos metidos de lleno en la década de los veinte, esto es, que estamos en el año 2022 y todavía no se ha solucionado el asunto ese de la violencia de género que tanto da que hablar y tantos problemas ocasiona. Por otra parte, a estas alturas de la hiperdemocracia ya se han aprobado diversos tipos de parejas de hecho: la pareja hombre-mujer (hoy obsoleta) la pareja hombre-hombre, la otra de mujer-mujer, la de mujer-gato y la de hombre-caballo que son novedosas y pronto hallará vía libre la de hombre o mujer-televisor que se encuentra en estudio de los nietos de la patria, descendientes de aquellos padres de la patria que montaron el pollo tiempo ha. Todos sabemos que actualmente la ley prohíbe la violencia de género. No se puede levantar la mano y mucho menos dejarla caer, ya sea contra un semejante, o contra un diferente como pueden ser el caballo o el gato. Pisarle el rabo a un gato podría costarle a su pareja de hecho tres años y un día de prisión. La cuestión es que nuestro hombre escogido para este relato es un expañol que 30

Feria y Fiestas Don Benito 2009

en los principios de su existencia fue natural de aquél país llamado España, que es el típico español aquél bajito, peludo y con la excepción de que por una rara avis no tiene mala leche ni bigote, es de esos personajes que no quieren pertenecer a ningún partido político aunque su natural es inclinarse por la Izquierda Tozuda y por eso no da una a derechas, en cualquier lugar lo obvian, o sea que allá donde va lo tratan como a un vaina, trabaja como autónomo y la mayor parte del día lo pasa renegando de la Inseguridad Social a la que pertenece porque paga más que nadie y cobra menos que todos. En báscula da de peso cincuenta kilos y mide uno cuarenta, por lo que en todas partes le llaman con saña enano. No obstante, nuestro hombre que se nomina Raimundo se ha unido ya en pareja cuartometrosexual por tres veces: con Maripi, Clotis y Ladis y de las tres ha tenido que separarse porque usaban de él para entrenarse en las prácticas de violencia doméstica. La primera, Maripi, ochenta kilos, uno setenta, con la que estuvo de pareja (Aunque no se sabe bien si de pareja o de bolso) tres años, lo utilizaba para fregar el suelo de la casa cogiéndole por las piernas y metiendo su todavía abundante cabellera en el cubo de la fregona con la que sacaba lustre al piso de aquí para allá y de allá para aquí. Y no es que no estuviese presto para ayudar en las tareas del hogar, es que le entraban unas jaquecas de caballo y decidió romper porque, el género de su cuero cabelludo, usado con tal violencia, a no tardar, se quedaría mondo. A Maripi le siguió Clotis. Raimundo que era muy enamoradizo de nacimiento, se quedó prendado de ella cuando ésta le mordió una oreja llevándose un trocito de ternilla entre aquellos dientes preciosos como cuentas de collar. ¡Cómo lo amaba!. No obstante, pensó si no se trataría de una violencia de género orejil, pero enseguida desechó la idea por temeraria ¿Cómo iba a ser violenta

su Clotis con aquellos ojos divinos de Marilyn Monroe?. Pues bien, llevaban ya dos meses casados desde que el alcalde les roció con champán, cuando la pasión de Clotis que iba en aumento, pasó de roerle la oreja a morderle en una rodilla. El primer mordisco lo aguantó con el éxtasis de la obnubilación y el placer. Pero al cuarto, se plantó y exigió de su pareja que le jurase que su amor no le llevaría a morderle apasionadamente la yugular, a lo que Clotis respondió que una vez en el clímax ya no podía controlarse y lo mismo le podía morder en la vena femoral que en la rabadilla. Entonces, Raimundo, le vio por primera vez las orejas a la loba, unas orejas pequeñitas y preciosas y, mandándola a paseo tomó la segunda separación. La tercera unión fue con Ladis. Ladis sí que parecía ser una buena pareja de hecho y de lecho. ¡Qué potencia!. La joven jugaba al tenis y tuvieron que construir una pista en las traseras del chalet para que ella se entrenara y practicase todos los días. Para más abundancia, era tan buena cocinera como tenista, y con frecuencia le llamaba a la cocina para que le echase una mano. Él, rematadamente enamorado de ella, le echaba una mano, pero Ladis decía que allí en aquella parte no, que era en las cosas de la cocina. Pero no se cómo ocurrió, que un día empezó a tirarle las cosas de lejos: ¡Coge ese pimiento! ¡Ahí va la patata! ¡Devuélveme la botella de aceite! Se había metido la afición del tenis tan adentro, que terminó saliendo loca. Cuando más tranquilo estaba Raimundo, le mandaba una naranja de un raquetazo a la misma nariz o una berenjena a un ojo. Aquella actitud de violencia que era del género de las frutas y hortalizas lo tenía señalado de golpes por todas partes.


Así que dio por perdido todos los sets y se largó de su lado con viento fresco. Menos mal que hasta entonces todo el género de violencia de género que le habían hecho resultó ser de pequeño calibre. Cansado y aburrido, decidió cambiar de táctica aprovechando que se había autorizado la unión de pareja de hecho del hombre-caballo. Bien pensado, lo de casarse con su caballo no era ninguna tontería, su caballo nunca protestaba, le obedecía ciegamente, no fumaba ni bebía alcohol, le llevaba al Rocío, comía austeramente cebada y paja y no roncaba de noche. Era la pareja ideal. Así que tomó la determinación de hablar con el alcalde para que los casara. Buenos días Buenos días ¿Tiene usted ahora mucho trabajo? El habitual Es que quería que me casase usted con mi caballo Es una idea estupenda, así el día de mañana podrá quedarte la paga por viudo Los caballos mueren antes que los hombres, es cierto Bien, pues entrad al despacho que os voy a echar las bendiciones Raimundo vestía traje de montar campero y su caballo lucía un trenzado de crin adornado con una cinta roja que le hacía más bello. En realidad, él, estaba enamorado de su caballo.

Naturalmente –dijo ¡Trae las jarras! –dijo el alcalde al alguacil- Y éste arrimó dos jarras de vino y tres copas que llenó por dos veces y ofreció a contrayentes y alcalde Bien –continuó el alcalde- reconfortados con estas copichuelas, prosigamos: Por la potestad que me es conferida, yo os declaro pareja de hecho. Podéis ir en paz –terminó diciendo el alcalde que no cabía en sí de satisfacción por haber realizado aquella unión que haría feliz a dos seres animados. Después de firmar los papeles, él de puño y letra y su caballo de pata y herradura, salieron a la calle. Y cual no sería su sorpresa al ver que allí, sin saber cómo se habían enterado, les esperaban muchas gentes para verlos salir felices y les arrojaron arroz para Raimundo y cebada para Caballo. Enhorabuena –le decían a nuestro personajeHas sabido escoger pareja. Esta vez no te fallará. Por supuesto estaba allí la prensa del corazón que habíase enterado del suceso y tuvo prisas por llegar a la cita de aquella original y un tanto novedosa unión. Pero he aquí que Raimundo salió al paso de los reporteros y fotógrafos imponiendo sus derechos de imagen con lo que se estableció una puja por quedarse con la exclusiva

de la boda que prometía batir records, adjudicándosela la revista Lagrimones y suspiros de Expaña en treinta millones de eurípedos, que era la nueva moneda. Así que les hicieron un reportaje de fotos de frente, de costado, de ancas, montando él al caballo, montándole el caballo a él e incluso... besándose aún cuando tuvo que enseñar a caballo a besar porque nunca antes lo hizo. La cuestión fue que ingresaron los treinta millones limpios porque el contrato especificaba que la retención de Hacienda era acumulable al importe del contrato, pagado en dinero negro, para no bajar de los treinta milloncejos. Y ya pasado el fragor del reportaje se fueron a un hotel. Por aquellas fechas se celebraba la feria de Sevilla y tomaron la decisión de ir allá a pasar la luna de miel, cosa que Caballo deseaba de siempre. Al día siguiente Raimundo y su caballo paseaban por el real de la feria con visible felicidad, mientras el personal que los contemplaba, epatado por la perfección de la pareja que formaban les miraba envidiosamente. Y aquél día fue uno de los más felices de Raimundo. Mas no tardaron en enterarse de que eran recién casados y en uno de los descansos que hicieron en el paseo le colocaron a Caballo en la cola una ristra de latas vacías y un cartel con la expresión

Cuando estuvieron los dos en el despacho frente al alcalde, éste llamó al alguacil para que le hiciese de monaguillo, el cual le trajo las gafas de cerca y una palmeta por si tenía que llamar al orden a los contrayentes y empezó la ceremonia. ¿Cómo se llama el caballo? –preguntó el alcalde. Caballo –le respondió- y yo Raimundo. Bien, daros la mano. El noble bruto levantó la pata delantera y la ofreció emocionado a Raimundo. Él la tomó entre sus manos y la sostuvo como pudo mientras el oficiante pronunciaba las palabras de rigor: ¿Quieres por pareja a Raimundo? –preguntó el alcalde jiiii –dijo Caballo Vale. Y tú, Raimundo, ¿Quieres por pareja a Caballo? Don Benito 2009 Feria y Fiestas

31


consabida de just married – Viva er Beti y con él terminaron la jornada de feria. Después de una semana regresaron a casa Hogar, dulce hogar –exclamó Raimundo Cuadra, dulce cuadra –dijo Caballo- y se fueron cada cual a su aposento. Pero el enemigo del amor rueda constantemente por los corazones de los seres animados desanimados, pueden ser los celos, pueden ser los malos tratos, puede ser la incomprensión, puede ser la mala leche... cualquier elemento inesperado puede romper un idílico estado anímico de la pareja. Y un día, después de llevar ya seis meses de felicidad, Caballo conoció en una finca de al lado, a una yegua blanca enamorándose de ella y formando el consabido triángulo: él, el caballo y la yegua, y le fabricó un retoño de cuatro patas. Raimundo ya había notado algo porque caballo resoplaba de manera rara, relinchaba y era contestado y estaba muy fogoso. Así que dirigiéndose a Caballo le puso las cartas boca arriba. De esta forma no podemos seguir –dijo- Mira, Caballo, sé que me engañas, de manera que lo mejor será partir los trastes. El caballo, que a fin de cuentas era un animal que no se podía considerar un animal porque era bastante educado, comprendió la posición de su hombre. Además, a Raimundo había empezado a salirle un cuerno pequeñito en mitad de la frente porque este tipo de cornamenta era del modelo de unicornio, que se llevaba bastante y quedaba mono, pero que evidenciaba claramente lo que había. Así que tuvo que soportar las miradas de los que se cruzaban con él que por lo bajo usando de lengua de doble filo, como las maquinillas de afeitar, inmisericordes, no cesaban de llamarle vaina. Y aquello también era violencia del género psicológico. De manera que se fue donde Caballo y le afeó su acción pidiéndole cuentas mientras señalaba su cuernito. E incomprensiblemente innoble, en aquella ocasión, el bruto levantó una de sus patas traseras y ¡zas! propinó una media coz en los fondillos a Raimundo, que emplazó a Caballo acto seguido a vérselas con el abogado de parejas de hecho para quedar los papeles listos para la separación. Había quedado escarmentado. Ya no volvería a intentarlo más. 32

Feria y Fiestas Don Benito 2009

Pero he aquí, que aún sin que hubiera transcurrido aquél año, se había aprobado el matrimonio mujer u hombre-televisor. Una exquisitez de legislación progresista que ponía a Expaña en cabeza de toda la Europa hiperdemocrática y la parte que correspondía a Expaña de la Luna que le habían donado los americanos a un tal Aznar por servicios prestados. Y como el hombre es el ser que tropieza varias veces con la misma piedra, empezó a barajar la posibilidad de probar la nueva opción que parecía ser la ideal. Las ciencias habían avanzado que era un primor. Y el televisor convencional habíase transformado de tal modo que ya no lo iba a conocer ni la madre que lo parió, según expresión de un tal Alfonso de los tiempos prehistóricos de la democracia. Así que se fue a hablar con una tele. Sí, sí, he dicho hablar. Porque los sensores innovados en el aparato para el lenguaje permitían que éste mediante pulsación en un botón pudiese mantener una conversación totalmente normal con cualquier persona. Y en ella, en la conversación, estaba enfrascado Raimundo con aquel aparato tan delgado como la barriga de una modelo . ¿Cómo te llamas, bonita?. Me gustas más que ninguna, eres la tele de mis amores, con esa línea tan fina, tan manejable para mí que soy bajito, ¿Te gustaría unirte a mí en pareja de hecho? Pues me llamo Tele, pero habrías de demostrarme que me quieres antes de darte una respuesta –respondió la pantalla. Te voy a traer el ramo de flores más bonito que jamás hayas tenido Oh, sí, si –dijo la Tele- Tráeme orquídeas. A la mañana siguiente Raimundo estaba como un clavo junto a la tienda esperando que abrieran con un ramo de orquídeas rojas en un precioso jarrón de porcelana de Macao. La Tele al ver a Raimundo con las flores casi se desmaya. El dueño de la tienda notando que el cliente estaba por aquella pantalla que se meaba acudió presto para rematar la faena tomando la tarjeta de crédito de Raimundo que fue pasada por la caja inmediatamente para darle jaque mate. Nuestro personaje, más contento que unas castañuelas dio instrucciones al dueño

del establecimiento para que le enviasen la mercancía al ayuntamiento, donde la esperaría. Así que para cuando llegó la Tele, Raimundo ya había hablado de nuevo con el alcalde para que los casara. Esta vez, el alcalde estaba deseoso de realizar la unión porque sería la primera de este tipo que se celebraba en Expaña y saldría en todos los medios de comunicación y aún en los enteros. Para las doce ya estaba la plaza consistorial llena a rebosar, mientras Raimundo negociaba con los medios la exclusiva que al fin fue conseguida en doscientos millones de eurípedos por el grupo Prisiñas. Nos hemos reunido aquí –empezó diciendo el alcalde entre una nuble de flashs- para unir en pareja de hecho a Raimundo el reincidente, y a Tele a los que preguntamos si desean esta unión para toda la vida hasta que los condensadores o algún circuito estropiciado la manden al garete. Sí, queremos –dijeron ambos una vez que Raimundo pulsó el sensor de hablar de Tele. Bien. Pues a ver. Alguacil, trae las jarras. El ayudante trajo las jarras de vino y se tomaron las copas de rigor. Bueno pues entonces, una vez reconfortados con el sorbete y con la potestad que me otorga mi cargo, yo os uno en pareja de hecho consumado. Tú, Raimundo estarás obligado a estar con ella todos los días de tu vida y tú, Tele, estarás a disposición de Raimundo cada vez que él te lo solicite. Después vino el protocolo de las firmas que la Tele hizo por rayos láser y él con un bolígrafo de oro que le había regalado el grupo Prisiñas. Esta vez, al salir de la ceremonia, la multitud que los esperaba no arrojó arroz y cebada a los contrayentes, sino arroz para Raimundo y pequeño material electrónico para Tele que asomó radiante y feliz en brazos del novio. Decidieron pasar la luna de miel en casa viendo los Simpson entre almohadones y alfombras persas. El dinero ingresado con los derechos de imagen daría para satisfacer los gustos que se les fueran ocurriendo. Después de todo, una corrupcioncilla de aquellas de vez en cuando no les vendría mal. En realidad fue la segunda, la primera había sido cuando se unió en pareja a Caballo, y le estaban tomando el gustito. Ya bastaba de trabajar y de hacer el tonto mientras otros se forraban


Don Benito 2009 Feria y Fiestas

33


de manera fraudulenta. ¿Por qué él iba a ser menos expañol que los otros? Y ya estaba harto de que practicaran con él la violencia de todos los géneros, eso sí, pequeñita, pero violencia a fin de cuentas. A sus parejas anteriores no había podido dominarlas, pero esta vez, a Tele que era mucho más pequeña que él, se las tendría tiesas. Y así un día y otro día, y un mes y otro me pasó, y un año pasado había, y con la Tele dormía, el Raimundo en el sillón. Tele tenía permanentemente en activo los sensores de hablar y no hacía más que protestar porque Raimundo a los primeros sonidos de la Tele, se dormía en la butaca. Entonces gritaba: ¡Raimundo, que te duermes! ¡Raimundo, que ya no me quieres! Y Raimundo farfullando entre sueños respondía: Sí te quiero –y se echaba a roncar. El ambiente se fue enmarañando, todo es perecedero como un billete de diez eurípedos, y tras un largo periodo de plácida vida de hogar, hizo su aparición la primera trifulca.

34

Raimundo ya no le prestaba atención y

Feria y Fiestas Don Benito 2009

Tele estaba que estallaba. Para colmo, con el fin de no escucharla nuestro hombre desconectaba los sensores de parla de ella y se ponía a dormir en la butaca. Pero no contaba con que Tele tenía un dispositivo automático de restauración del habla y, una vez que Raimundo estuvo dormido a pierna suelta, la Tele, cabreada, pegó un grito que hizo saltar a su confiada pareja un metro sobre el sillón. ¿Cuan grita esa maldita? –dijo Raimundo iracundo- Pues que mal rayo me parta, si al terminar este sueño, no paga caro sus gritos. Y acto seguido tomó una zapatilla y se fue hacia la Tele. ¿Qué vas a hacer? –dijo asustada Tele Zurrarte, para que no me despiertes cuando duermo Te advierto que eso es violencia de género y puedo avisar a la policía Será peor, te zurraré más. Acto seguido, Raimundo tomó a la Tele entre sus piernas y le empezó a propinar una rotunda paliza. Raimundo era la primera vez que maltrataba a alguien y como creía ciegamente

que la razón estaba de su parte se sentía seguro de sí mismo, máxime cuando ese alguien era más débil que él. Pero al mismo tiempo notaba como un remordimiento que le desazonaba. Entonces paró en su violencia y se puso a acariciar a su pareja de hecho que estaba a punto de convertirse en pareja de desecho y empezó a hablarle suavemente: Tele mía –dijo- perdóname, perdona este momento de arrebato que he tenido porque he salido con un humor de perros del sueño. Yo te quiero –y soltó una lágrima que se estrelló contra la pantalla plana salpicando de perlitas el alrededor. No te creo –dijo la Tele- pero te voy a dar un margen de confianza a ver si es cierto lo que afirmas. Te prometo que no volverá a ocurrir – respondió Raimundo. Ya el otoño asomaba por la ventana del chalet con sus colores diluidos, a veces el cielo parecía un cuadro de Van Gogh, hacía frío y apetecía estar sentado a la candela de leños. Y miren por donde, nuestro personaje, liadas sus piernas en una manta, se estaba quedando frito en el sillón mientras su pareja emitía un programa de marujas y gays que era lo que petaba a la masa de aquel país


llamado Expaña que antes habíase llamado España. Ya estamos –dijo para sí la Tele- este se me está quedando traspuesto. Al poco, Raimundo ya no daba ni tomaba, acurrucado, al calor de la candela, vagaba por el dulce parnaso de Morfeo persiguiendo en sueños a un cayuco. ¿Qué hacer? ¿Meter ruido para que se despertara? ¿Callarse? ¿Seguir como si nada? –se decía la tele- Al final decidió callar. Pero, al quedar sin voz, en lugar de producirle a Raimundo el efecto adormidera, le originó el contrario, saltando en su asiento como picado por una víbora. ¡Me vas a hacer caso y no me vas a despertar cuando yo esté dormido! –gritó RaimundoY tomando una sartén la emprendió a golpes con la recoleta Tele que gemía de lo lindo. Otra vez la maltrataba. Y los gritos de la Tele inundaban el chalet y llegaban a la vecindad con el consiguiente revuelo. Una de las vecinas, que estaba muy puesta en el tema de la violencia de género porque veía las tertulias de la tele y leía El Ola, ni corta ni perezosa tomó el teléfono y avisó a la policía

antiviolencia que no tardó ni diez minutos en presentarse en el lugar. -¡Policía!, ¡Arriba las manos! -¡Contra la pared! Menudo susto se llevó nuestro personaje que todavía tenía la sartén, con que le había roto a su pareja siete chips, en las manos. ¡Vamos, vamos! –gritó de nuevo uno de los policías, que había aprendido en una película americana lo que había que decir en aquellos casos, mientras el otro se aprestaba a ponerle las esposas a Raimundo. Se te ha caído el pelo, maltratador de parejas, vas a estar más tiempo en la cárcel que los de los fondos reservados.

protección contra la violencia de género había llegado hasta las máximas cotas. A cualquier violentador se le podía caer el pelo en cualquier momento con la agravante de que se le podía caer con cabeza y todo, porque para remate, en aquellos días, se había aprobado la pena de muerte, que para ahorrar energía y, según comentaban, también para preservar la capa de ozono, se decretaba que había de ser a garrote vil que economizaba mucha corriente comparado con la silla eléctrica y que no presentaba para el condenado los peligros de contagio de la inyección letal por el doble uso de jeringuillas.

Y dicho esto le metieron en el furgón celular y salieron pitando llevando tras de sí el eco de las voces de los vecinos que le llamaban de todo: chulo, enano, gualdrapa, asesino, cobarde, obsoleto, vaina, imbécil, cuartometrosexual, mariquita...

Y esta fue la trágica suerte que le tocó asumir a nuestro vaina-ingenuo personaje que creyó que todo el monte de la hiperdemocracia de esta Expaña de uniones de lecho y calderetas era orégano.

Allí terminaba, de una forma vil, la historia de Raimundo el reincidente. Su vida en un principio moderada, se fue endureciendo de una forma cruel con el rodar de los acontecimientos. Para entonces, en las postrimerías de aquél año 2022, la

Y en el mármol de su sepulcro, Raimundo el reincidente ordenó que grabasen, a modo de frase para la posteridad la inscripción siguiente: “Después de todo, no se está aquí tan mal”. Vale.

Don Benito 2009 Feria y Fiestas

35


El Flamenco, “cumplimos años” Juan Morcillo Guerrero, Presidente Una vez mas, fieles a la cita, me dispongo a exponer algo sobre flamenco, pues ya viene siendo habitual en los últimos años nuestra colaboración con la revista de Ferias; pero este año es especial. Como muchos de Uds. saben estamos de cumpleaños, nada más y nada menos que 25 años desde aquel Octubre del 9 en el que se constituyó nuestra asociación; aunque es cierto que antes, unos años antes ya hubo sus intentonas y los escarceos preliminares que luego dieron su final con la creación de la Peña. A lo largo de estos años, en este recorrer flamenco ha habido luces y sombras, como pasa con la vida misma, y si me lo permiten haciendo un símil atrevido, en este tramo de existencia como ocurre con el clima, ha podido tener cuatro estaciones. La Primavera significó el nacimiento, las primeras ilusiones; después llegó el Verano, el tiempo mas vital y mas grandioso con toda clase de eventos; mas tarde el Otoño, que ha sido nuestra madurez, consolidación, y por último el Invierno, él nos permite mirar lo que hicimos en nuestro ciclo

Rocío Bazán 3

Feria y Fiestas Don Benito 2009

vital. ¿ Porqué hago esta reflexión?, pues porque se dice que lo que no cambia muere, y el vivir es cambiar. En el flamenco también se pueden cambiar las formas, pero no el fondo, nunca el corazón y los sentimientos, pues no hay arte sin sentimientos. No me gustan las valoraciones propias, ni los ajustes y mucho menos los halagos, prefiero lo hagan otros que por supuesto serán mas objetivos. Quizás en estos tiempos de tantos cambios, de rápidas evoluciones, entiendo será bueno detenerse en el camino y mirar un poquito hacia atrás. Tengo claro que si hemos llegado hasta aquí, es gracia al esfuerzo de todos; los que estamos hoy, y los anteriores caminantes desde el acta fundacional. Pero me permitirán que realice alguna breve reseña de lo acontecido en la última etapa. Siempre en nuestro caminar ha habido una máxima, por un lado, el respeto y dignidad hacia el flamenco, común denominador en todas las actividades que hemos reali-

Miguel de Tena

zado, ahí está como ejemplo los Encuentros de Veteranos; por otro, llenar de contenido nuestra historia flamenca, en ocasiones con proyectos arriesgados, mirando también al futuro; en principio estos eran una aventura que luego el tiempo ha ido consolidando, me estoy refiriendo a los Encuentros de Jóvenes Flamencos de Extremadura que ya va por su VII edición, pasando por las conferencias, exposiciones, saetas, misas flamencas, Día del Emigrante y nuestro evento estrella “Festival de Ferias” que este año también cumple su XXV aniversario. Resaltar también dos aspectos que nos llenan de satisfacción: las buenas relaciones con las Instituciones y el haber colaborado con entidades de tipo cultural y social especialmente, de todo lo realizado estamos preparando un libro/revista que esperemos pueda estar terminado para Octubre. Para los que pensamos que el flamenco es una forma de entender la vida creemos que, en la manifestación flamenca y en concreto

Manuel Herrera


del cante, se siente especialmente su música, su sonido no tiene parangón alguno, y a mi entender no tiene hermano parecido. Nace del grito, de la queja y del llanto, y también de la rabia del ahogo del fondo de una mina: el cante tiene sonidos negros. Antes que una nota musical es un aullido, prefiere la voz áspera, ahogada, rota, a la voz clara, limpia y de perfecta armonía. El cante es lo que no es el canto, lo que no encanta ni complace, es eso que poquito a poco se percibe por el oído , se te va incrustando en la piel y te agarra el corazón, sus letras son poesía llenas de dolor, amor, alegría, pena y esperanza.

Para finalizar, si quieren ser cómplices nuestros y disfrutar de todas estas sensaciones y sentimientos están convocados a nuestro Festival de Ferias, un gran encuentro de figuras:

Al cante: Rocío Bazán Laura Vital Miguel de Tena Carmen Tena

Al Baile:

Hace unos días escuché a nuestro Ilustrísimo medalla de Extremadura: D. José Miguel Santiago Castelo en una entrevista en la radio, le preguntaban que era para él su poesía y contestaba con rotundidad : “Mi poesía es prácticamente mi vida: está llena de pena, alegría y cariño” pues como sé, que a mi apreciable y admirado amigo le encanta el flamenco, me perdonará el atrevimiento, pero creo le agradará el saber, que esos mismos sentimientos son los que forman parte de mi visión de dicho arte.

Peña, efectivamente hay que escuchar detenidamente, sereno, y si me apuran con el alma, el que escucha a su vez, está participando en el rito, en la ceremonia, y guarda sus tiempos litúrgicos, interviene, anima, “jalea” en constante comunión; en suma, ayuda al cantaor hasta alcanzar el “Duende”. El duende es la clave del cante, es el alo la atmósfera que surge de la conjunción del grito y el silencio, es también la respiración sostenida, la garra de lo desconocido, el cielo hecho piedra…. lo inexplicable. Manuel Torres en una ocasión dijo: “todo lo que tiene sonidos negros, tiene duende”.

“El saber escuchar es un arte”, frase emblemática y lapidaria que figura como carta de presentación en nuestra

También alguna vez ese mismo duende convoca al gozo y la sonrisa, al ángel y al destello de la gracia y el delirio.

A. Patrocinio (Hijo)

Carmen

María José León (Cuadro flamenco) con el cante de “El Ecijano”

Al Toque: Antonio de Patrocinio(hijo) Manolito Herrera En esta cita, se hará la puesta de largo en el flamenco de Carmen Tena y se regalará un CD de su última grabación “Orígenes Flamencos” junto con la entrada. Mucha salud y que se diviertan bien.

María José León

Laura Vital Don Benito 2009 Feria y Fiestas

37


Don Benito y el Puente de Palmas de Badajoz Mª Dolores Cabezas de Herrera Fernández El Puente de Palmas se comenzó a levantar en 0 y se terminó en el siglo XVI. Fue construido por Juan de Herrera y se erigió sobre pilastras con 32 arcos de medio punto. Tiene una longitud de 573 m. Entre 90 y 909 se amplió; ampliación que fue dirigida por el ingeniero Ramón Sánchez Moreno, quien empleó hormigón armado para los voladizos. Esta técnica ahora es normal, pero, en esa época, se la consideraba como revolucionaria. La última restauración del puente terminó en 2003 y fue dirigida por la Junta de Extremadura. Aparte de estas remodelaciones, se hizo otra en 33 que afectó a Don Benito, ya que esta ciudad, por entonces villa, tuvo que aportar una determinada cantidad de dinero para su recomposición, cantidad que tuvieron que

3

Feria y Fiestas Don Benito 2009

pagar los vecinos. Efectivamente, con fecha de 2 de enero de 33, los señores que componían la Justicia y Ayuntamiento de Don Benito, recibían una circular de la Subdelegación de Propios y Arbitrios de Extremadura. Decía así: “Ya comuniqué a VV. oportunamente dos Reales órdenes que habían recaído con fechas de 30 de Abril y 6 de Mayo de 1831, aprobando la recomposición proyectada del Puente de Palmas de esta Capital, y también les previne el cupo que por primer reparto había correspondido a ese pueblo, cuya cobranza se mandó hacer bajo las bases de la contribución de Utensilos (sic). Acabo de recibir resolución de la REINA nuestra Señora, expedida en 26 de diciembre próximo, por el Ministerio del fomento general del Reino, por la cual se

manda que se dé principio inmediatamente a la recomposición del mismo puente; y siendo indispensable para llevarla a efecto la pronta reunión de la cantidad calculada, dividida en tres distintos cargamentos y repartos; he acordado comunicar a VV. la presente, como lo ejecuto, previniéndoles que pues ya tienen conocimiento de las bases sobre que se giró el primero, procedan desde luego a recaudar lo correspondiente al segundo, que es la igual cantidad de 5.012 reales y 25 maravedís vellón; bajo el concepto que se ha de hacer efectiva, y entregarse en Tesorería principal de Rentas de esta Provincia, en todo el mes de Febrero precisamente, al tiempo de presentar las cuentas de Propios con los contingentes; evitando la necesidad de los apremios que en otro caso se expedirán indefectiblemente a costa de VV.; y de quedar en ejecutarlo me darán aviso. Dios guarde a VV. muchos años. Badajoz 21 de Enero


de 1833.” Lo firma José Rey Alda. De la lectura de esta circular, se saca la conclusión de que había que pagar tres cuotas de 5.012 reales y 25 maravedís vellón cada una, lo que hacía un total de 15.036 reales y 75 maravedís vellón, pero, después de leer las actas, vemos que sólo se pagaron dos cuotas; es decir, se pagaron 10.024 reales y 50 maravedís vellón, ya que en la reunión que tuvo el Ayuntamiento el 24 de mayo de 1833, se acordó no abonar la tercera. Hubo vecinos que se negaron a pagar, por lo que el 1 de mayo de dicho año de 1833, el Ayuntamiento hace comparecer a Juan del Castillo, cobrador, y le pide una relación jurada en la que consten los nombres de aquellos que no habían pagado, a pesar de que ya se les había pedido el dinero en dos ocasiones. El Ayuntamiento pide al Alcalde Mayor que apremie a los morosos para que paguen de una vez y, ya cobrado, se entregue el dinero inmediatamente a D. Damián Díaz López, a quien se había nombrado Depositario, para que este lo ingresara en el arca de las tres llaves (ignoramos el nombre de los otros dos que tenían las dos llaves restantes).

El día 24, también de mayo, se reúnen de nuevo los señores que componían el Ayuntamiento y, una vez reunidos, se dio cuenta de un recurso que presentó D. Joaquín Calderón de Robles, solicitando se le eximiera del pago de la contribución del Puente de Palmas, alegando para ello que él no era vecino de Don Benito, sino de Montijo. Constando a la Corporación que eso era cierto, se le concedió lo que pedía.

no se iba a pedir más dinero a los vecinos.

Lo mismo solicita D. José Calderón de la Barca. Este funda su petición en que es Maestrante de la Real de Ronda y, por consiguiente, goza de Fuero Militar, estando exentos los que gozan de este Fuero de contribuir a la construcción de puentes, puertas y calzadas. Se le contesta que, de acuerdo con la Real Orden de 30 de abril de 1831, tienen que pagar todos, hasta las clases privilegiadas, por lo que él también tenía que hacerlo.

Este Ayuntamiento ya no era el mismo que había nombrado a Juan del Castillo y no estaban de acuerdo en cómo había presentado las cuentas ya que estas no coincidían con el reparto original. Revisado todo de nuevo, encuentran el fallo: este era que algunos vecinos seguían sin pagar, por lo que Juan vuelve a retomar su trabajo de cobrador para el tema del Puente de Palmas con el fin de que los que faltaban por pagar, lo hicieran de una vez por todas. Una vez cobrado el dinero, le dieron una gratificación de 100 reales.

Como el Sr. Regidor Decano, D. Juan de Torres Isunza, tenía que pasar por Badajoz para asuntos particulares, el Ayuntamiento le pide que sea él el encargado de llevar el dinero para pagar en la Tesorería la cuota de la contribución del Puente de Palmas.También se acuerda en esta sesión que, por este tema,

Mas el tema que sí parece no tener fin es el de la cobranza, y, el 1 de octubre del mismo año, el Ayuntamiento cita a Juan del Castillo, el cobrador, para que se presente en la Sala Capitular el día 5, sábado, a las nueve de la mañana llevando la cuenta del repartimiento de la contribución del Puente de Palmas, ya que él había sido el encargado de cobrarla.

-A.M.D.B.: Actas correspondientes a las fechas que se indican. -Cf.: HOY, 23.747, (29 – V – 2005), 2.

Don Benito 2009 Feria y Fiestas

39


40

Feria y Fiestas Don Benito 2009


¡ Pasen y vean! Guadalupe Mancha Trigueros Alcanzábamos la postrimería de un caluroso mes de Agosto. Todo lo que significaba “vacaciones de verano” de verdad, de piscina, playa, pistolas de agua y sol… eso… eso ya iba sonando cada vez de manera más consistente a despedida. Tocaba ya, pues, ir involucrándose en la afanosa tarea de ir comprando los libros para el nuevo curso y, para más inri, el colegio te enviaba la indeseable carta para informar sobre la fecha de comienzo de las clases; la fecha en que tu verano se extinguiría definitivamente, expiraría de una vez por todas . Pero por suerte, aún quedaba algún cartucho más por quemar, y aún quedaba bastante para esos tediosos días y ese “bastante” llevaba incluido La Feria. Daba realmente pena tener que ir diciéndole adiós a la temporada estival, pero despedirse de lo bueno siempre supone un suplicio , aunque tuvieras seis años y no supieras muy bien de qué te estabas despidiendo. No importaba mucho cuando sabía que lo mejor estaba aún por llegar, y eso a esa edad podía muy bien traducirse en comer algodón de azúcar sin límite, jugar con

el bote de las pompas de jabón, montarte en todos los cacharritos de la feria, la tómbola, brillantes luces de colores… Luego vas creciendo y te sigue encantando el algodón de azúcar que al comerlo te sigue raspando toda la garganta, las luces brillantes de colores , el sempiterno ambiente jovial y bullicio de fiesta que se palpa en la feria y cómo no, ese inconfundible e inigualable aroma a comida bien especiada y sabores que sólo pueden pertenecer a estas fiestas. Ahora, con el cuarto de siglo cumplido y algún añito más a la espalda, se opta quizás más por estar en las casetas tomando algo con los amigos al son de bailes y palmas disfrutando así de la feria de día, y dejando el botellón para la feria de noche , pero deleitándonos con ambas porque juntas o por separado cada una posee un particular encanto que no deja indiferente. Tal vez no sea la feria en sí lo que nos atraiga a nuestro pueblo en estos días, tal vez sea la tradición que ésta conlleva implícitamente, el reunirse con los amigos una vez más para poner un buen colofón al fin de vacaciones, al verano, y comenzar con el mejor sabor de boca la nueva temporada.Bien es cierto que muchos

estudiantes en estos días tienen exámenes y se la pierden, a mí misma sin ir más lejos algún año me ha tocado, pero la feria les brinda a la mayoría una muy buena excusa para relajarse aunque sea un día , convirtiéndose de este modo en una cita prácticamente ineludible para cualquier dombenitense que se precie. A todo esto sumarle que la feria no se termina el día que se apagan las luces del ferial, no, porque el recuerdo de los buenos momentos que hemos pasado en ella nos acompañará durante mucho más que eso. Por supuesto que , como en todo, habrá quienes disientan de tanto jolgorio y algarabía y aprovechen estos días de fiesta para darse un último gustazo de relax a orillas de solitarias playas o alguna escapada de otro tipo probablemente a algún remoto lugar porque gustos hay para todo. Pero en lo que no cabe discrepancia alguna es en que en estos días de feria, de nuestra feria, todos formamos parte de ella y sin nosotros no tendría razón de ser. Así que ¡ Pasen y vean y disfrútenla porque sólo es una vez cada año y por eso, cada año, ha de ser memorable!

Don Benito 2009 Feria y Fiestas




Vestigios del XVI en Don Benito: las “aceñas de Villareal” Julio Carmona Cerrato Quienes hemos nacido, o vivido tiempo suficiente, en Don Benito sabemos que su historia es una cuestión que tradicionalmente ha provocado preguntas: ¿quién sería aquel personaje que dio su nombre a nuestra localidad? ¿Hubo realmente dos hermanos - Don Llorente y Don Benito - tal como dice la leyenda? ¿Es Don Benito un pueblo tan “nuevo” como para no tener “historia” en su pasado más lejano?

fiable la afirmación de Torres y Tapia en su Crónica de la Orden de Alcántara. Allí se relata el episodio que aconteció a un singular personaje medieval, el clavero Alonso de Monroy. Hombre arrojado y controvertido, luchó por obtener las máximas dignidades de la Orden alcantarina, lo que le llevó a tener alianzas y enemistades con la condesa de Medellín – Beatriz Pacheco -, con otros nobles y con los propios Reyes Católicos.

Esas y otras interrogaciones se han transmitido de padres a hijos durante generaciones. Algunas han recibido respuesta en los trabajos de investigación que se han incrementado en las últimas décadas. Otras, sin embargo, permanecen en la penumbra y parece probable, por las dificultades que entraña desvelar el secreto que encierran, que así continúen.

Cuenta Torres y Tapia que Alonso de Monroy se dirigía, en una de sus muchas andanzas, camino de Magacela – cabeza del Priorato adjudicado a su Orden -. Cabalgaba el clavero su caballo “overo”, vistoso animal de color melocotón, cuando hubo de pasar por Don Benito. En este lugar, no sabemos las causas concretas, murió el animal. Y asegura el autor que Don Benito era ya por entonces – siglo XV - “pueblo viejo”.

Entre los misterios de difícil resolución, el caso de la tan anhelada identificación del personaje “don Benito”. La carencia de documentos que acrediten la fundación de lo que entonces debía de ser una simple aldea y la inexistencia de “libro de repartimientos” de la tierra de Medellín (que aclarase el reparto que hubo de tener lugar tras la toma de la fortaleza metellinense por los cristianos), impiden concretar quién fuera aquel “don Benito”. En situación diferente, no hace mucho hemos sabido que los primeros documentos que hablan del lugar de Don Benito no son del siglo XV, como estaba acreditado, sino que se remontan a finales del XIV. El profesor Julián Clemente lo hizo público en la conferencia que ofreció en la Casa de Cultura de nuestra ciudad. Gracias a sus trabajos, hoy sabemos que la información más antigua sobre Don Benito se remonta a 39. A partir de estos hechos, parece muy 2

Feria y Fiestas Don Benito 2009

Así pues, ante la natural curiosidad de los dombenitenses por conocer su pasado y la escasez de vestigios, resulta más que recomendable proteger lo que pueda subsistir del pasado en nuestro entorno. Como restos arquitectónicos, están acreditados documentalmente (al menos desde el siglo XVI) la iglesia de Santiago – conocida entonces como Señor Santiago -, la ermita de los Mártires – actual parroquia de San Sebastián – y el Hospital de San Andrés y San Sebastián, del que sólo permanece hoy la capilla de la Virgen de Guadalupe. Es muy probable que el edificio originario de la ermita de las Cruces también date de esa época. Lamentablemente, han desaparecido otros edificios singulares, de cuya existencia hay constancia en el XVI: la ermita de la Piedad - que albergó en las proximidades de los “Cuatro Caminos” la imagen de la que fuera primera patrona del lugar (la Virgen

de la Piedad) –; el hospital de la Caridad de Santiago; el conocido como Palacio de los condes de Medellín; el convento de Nuestra Señora de Gracia y la ermita original de San Gregorio. En esta doble línea - de investigación histórica y de recomendación en cuanto a preservar vestigios que permanecen en pie desde nuestro más lejano pasado -, he querido dejar constancia en este artículo, y aunque sea de forma breve, de unos restos que posiblemente se encuentren documentados ya en el siglo XVI. A mitad de aquella centuria, concretamente en 550, el emperador Carlos V confirmaba las ordenanzas municipales al lugar de Don Benito, jurisdicción de Medellín. En tal documento, de enorme importancia para conocer la vida lugareña en aquella época, y en su ordenanza LII, consta textualmente: “(...) por cuanto este lugar de Don Benito tiene necesidad de más charco para enrriadero, que después de pasado el día de Santiago de cada un año, cualquier vecino pueda enrriar lino en la tablilla que está entre las aceñas de Villareal y camino de vado de la boca de la tabla que va al lugar de Meajadas (...)”. Este vado se corresponde con el conocido desde antiguo como “Vado Ancho del Guadiana”, en las inmediaciones de la desaparecida aldea de Don Llorente. Por él podía salvarse este curso fluvial, sobre todo en las temporadas secas. En sus proximidades hubo, durante ciertas épocas, barcas destinadas al paso de viajeros y de trabajadores de fincas colindantes. Varios informes antiguos sobre las vías pecuarias de Don Benito indican que por el “Vado Ancho” cruzaban el Guadiana algunos cordeles y, más tarde, la carretera a Miajadas.


En la primera edición de la hoja cartográfica de Don Benito (1946) aparece el “Camino a las Aceñas y a Miajadas”, lo que evidencia la proximidad de aquellas con el itinerario hacia la ciudad cacereña. Las referencias actuales para localizar el citado vado lo emplazarían en las proximidades de las vías terrestres (carretera Ex 106 y autovía Ex A2), en el punto en que cruzan el Guadiana y que permiten la salida de Don Benito hacia el norte, en una zona cercana a la empresa agroalimentaria que, desde hace varias décadas, allí se asienta. Pues bien, a escasa distancia del que identificamos como “vado Ancho” y que se correspondería con el denominado en las ordenanzas “vado de la boca de la tabla”, sobreviven dos humildes construcciones. La amabilidad del señor Sabido, la persona encargada actualmente de cuidar la finca en que se encuentran enclavados, permite comprobar que se trata de dos muy antiguos molinos harineros. En este punto hay que realizar algunas precisiones respecto de este tipo de artificios hidráulicos. Obsérvese que las ordenanzas utilizaron el término “aceñas”. Si bien el diccionario indica que “aceña” es el “Molino harinero de agua situado dentro del cauce de un río”, el origen etimológico de esta palabra árabe la hace equivalente a la azuda o rueda para elevar agua. A partir de tal consideración, diversos estudiosos consideran que existen diferencias entre “aceñas” y “molinos”. Concretamente, las “aceñas” requerían una fuerza importante de aguas para mover sus pesadas ruedas motrices. De ahí que se instalaran en las grandes corrientes fluviales - como el Guadiana -. Por su parte, los mecanismos de los “molinos” eran mucho más fáciles de girar. Por ello, este tipo de artilugios se encuentra en ríos o arroyos de régimen

irregular - como es el caso de los molinos en el río Ortigas -. Así pues, el término “aceñas” utilizado en las ordenanzas resulta ajustado a las características de la instalación concreta a que aluden. Emplazadas en la actual finca “Retuerta”, una mirada inicial comprueba que las dos construcciones a que nos referimos permanecen fuera de la corriente fluvial, sobre un terreno ganado al río y entre él y un camino público que da servicio a las fincas colindantes. Aún se aprecia el antiguo curso que seguía uno de los brazos en que se bifurca el caudal y que fue el aprovechado para instalar las dos edificaciones. De ellas, la que más se adentraba en el río ha perdido su techumbre y aconseja una actuación inmediata que impida su progresivo derrumbe. De forma irregular, que puede asimilarse a un triángulo, tiene la base una orientación poniente con muro de forma circular. En el lado opuesto, y con la finalidad de encarar la fuerza de la corriente y distribuirla hacia ambos lados, termina la construcción hacia oriente con forma de tajamar – “Parte de fábrica que se adiciona a las pilas de los puentes, aguas arriba y aguas abajo, en forma curva o angular, de manera que pueda cortar el agua de la corriente y repartirla con igualdad por ambos lados” -. La maltrecha edificación se apoya en un muro perimetral realizado en mampostería ordinaria de piedra. Una sola puerta de acceso, recercada en jambas y dintel con piedra de granito, da acceso a un interior singular en donde se aprecia el emplazamiento de las dos ruedas de molino, de forma semicircular en planta baja y peculiar cubierta de bóveda realizada con fábrica de ladrillo. Todo hace pensar que es la más antigua de las dos construcciones.

La edificación más alejada del río y

próxima al camino público, que parece haber sido la principal del conjunto, tiene forma rectangular. Estructuralmente, se desarrolla utilizando el sistema ancestral de cimentación ciclópea y muros de carga, constituidos por fábrica de piedras aparejadas en mampostería ordinaria con sillares de esquina labrados para conformar y reforzar los ángulos de la edificación, todo ello definido por un muro de carga perimetral con dos accesos en posición opuesta. Las dos puertas de entrada - una situada al sur, recercada en jamba y dintel con piedra de granito, y la otra orientada al norte, con fábrica de ladrillo cocido de pie y medio y labrado a cara vista - llevan al interior. Allí se aprecian sus cuatro piedras de molino y se comprueba que la cubierta se sustenta mediante tres arcos de medio punto, realizados en fábrica de ladrillo de dos pies y medio, con contrafuertes que sobresalen del muro perimetral al objeto de estabilizar las cargas que transmiten los arcos. En ambas edificaciones, y en sus paramentos de poniente, se abren huecos de pequeñas dimensiones a modo de ventanas rectangulares, que se sitúan en el muro en forma de troneras trapezoidales – aberturas de carácter defensivo -. Estudios sobre este mismo tipo de instalaciones en ríos de Andalucía han llevado a concluir que, en determinadas ocasiones, fueron utilizados con fines militares. En nuestro caso, la proximidad de las aceñas al “vado Ancho” - por donde es muy posible que transitaran desde antiguo tropas que pretendieran burlar las defensas de Medellín, Castilnovo y Magacela - y la orientación de las troneras hacia poniente permiten sospechar que, además de su función industrial, las “aceñas de Villareal” puedan haber tenido también fines defensivos en determinadas épocas. imágenes cedidas por José Benito Sierra Velázquez

Don Benito 2009 Feria y Fiestas

43


44

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Don Benito 2009 Feria y Fiestas

45


El Maestro

del libro inédito “Las otras metamorfosis”, donde se cuenta la historia de un hombre que vio cómo se hizo realidad su sueño: ser Maestro

Tomás Chiscano Andújar Jacinto era un muchacho normal. Si por algo destacaba de todos los demás era por sus gustos y ocurrencias; no siempre estaban acordes con lo que se estilaba en sus tiempos. Por ejemplo: no le gustaba ir al “Rebañito”, que era como entonces se llamaba a la Catequesis. Decía que eso de tener que ir por las tardes a la iglesia, para que te enseñaran lo que ya sabías a través de la escuela, solamente porque te regalaban una camisa, unas alpargatas o, en el mejor de los casos, unos pantalones, no justificaba tener que comportarte como un borrego. Jacinto iba a la escuela de balde; sus padres no podían permitirse el lujo de una escuela de pago. Su escuela estaba a las afueras del pueblo, en un barrio de gente sencilla, humilde y trabajadora. Era una de esas construcciones típicas de la época de la dictadura de Primo de Rivera, con amplias y ventiladas aulas. Había que levantarse temprano, pues las clases empezaban a las nueve de la mañana. Y daba igual si hacía calor o frío; si las calles estañen llenas de carámbano o ardiendo de sol. Había que ir a la escuela y procurar no llegar tarde pues, además del castigo que pudiera darte el maestro, estaba el cachondeo de los compañeros, los cuales se llevaban todo el día cantándote eso de :”A la hora de salir / se presenta el colorín”. Por otra de las cosas con la que se diferenciaba de la mayoría de sus amigos y compañeros era que le gustaba ir a la escuela, 

Feria y Fiestas Don Benito 2009

a pesar de la distancia tan grande que tenía que andar, pues su casa estaba a casi dos kilómetros de ella. Tenía dos caminos: uno, por “Las Pasaeras”, cogiendo la calle Nueva para, después, tirar a la derecha y entrar el la calle Buenavista, a cuyo final estaba la escuela. Éste era el camino más peligroso. Pero no porque hubiese peligro de que pasara algo malo, que no era así, sino por el riesgo que había de encontrarse con los charlatanes ambulantes, que se instalaba en la plaza, y quedarse embobado, oyendo que ofrecían a la gente que se agolpaba allí, “no uno, ni dos, ni tres cobertores, sino cuatro, además de dos toallas, un juego de sábanas y un corte de traje de caballero. Y todo por diez pesetas”.

la Cruz. Este camino era un poco más largo, pero era menos peligroso, ya que el único riesgo que tenía, y eso ya dependía de cada uno, era caer en la tentación de recolgarse de la rabera de un camión, de un carro o de una “viajera”.

Otro de los riesgos que tenía coger el camino mencionado antes era el de coincidir con los “cíngaros”, también llamados “húngaros”, que se instalaban en“Las Pasaeras” con sus trompetas, sus violines, guitarras y, sobre todo, con su cabra, vendiendo toda clase de pócimas para combatir las fiebres tifoideas, las almorranas, la tosferina, el “salampión” y hasta el “paralís”, aunque lo que más vendían era un líquido para “hacer de cuerpo”, que no estaba claro si era bueno o malo, pero que sabía mucho mejor que el aceite de ricino o el agua de Carabaña, y no digamos si sustituía a las molestas lavativas o irrigaciones.

Sí señor, le gustaba la escuela. Y le gustaba su maestro, Don Antonio, un hombre excepcional porque, además de ser bueno y cariñoso, lo sabía todo, absolutamente todo: las partes del mundo, los problemas de Aritmética, los ríos de España y del mundo entero; las cordilleras, los reyes, las batallas, las capitales …, TODO. Y es que había estado en Madrid, en Alcalá de Henares, con lo lejos que debería estar Alcalá de Henares, y hasta estuvo a punto de ir a Barcelona, pero al final, no sabía muy bien por qué, no fue a la ciudad catalana. Jacinto le quería mucho ya que, además de enseñarle a leer, a escribir y a miles de cosas, también le enseñó a respetar a los compañeros, compartiendo con ellos el “pizarrín”, el “borra”, la “maqui” , el secante y el tintero. Y en bastantes ocasiones, les decía que también era bueno compartir la “merendilla”, aunque sólo fuera un trozo de la

El otro camino que tenía para ir a la escuela era la calle de San Francisco abajo, torcer a la izquierda, al llegar al garaje de Fajardo, y seguir todo Hernán Cortés, hasta el Barrio de

Sí, le gustaba la escuela. A pesar del trabajo que tenía que hacer en casa, de los castigos, de lo pesado que resultaba tener que ir todos los sábados por la tarde para rezar el Santo Rosario y de la obligación de tener que asistir, todos los domingos, a “misa de diez”, en fila de a dos, por las calles del pueblo, hasta llegar a la parroquia de la Asunción, la única que había.


jícara de chocolate. Sí, Jacinto quería mucho a don Antonio, su maestro. Una mañana, cuando iba por la carretera de Hernán Cortés camino de la escuela, mientras veía pasar a los labradores en busca de sus campos; a los carros de varas, y hasta un camión, soñó que se había metido dentro de la Enciclopedia Álvarez de Tercer Grado. ¡Fue un viaje alucinante! Recorrió toda la Historia de España, la Historia Sagrada, la Geometría, la Aritmética y el Lenguaje y la Gramática. Vivió aventuras extraordinarias recorriendo la Oretana, la Carpetana, Sierra Morena y Sierra Nevada. Navegó por todos los ríos españoles, desde los más importantes hasta los más humildes, como “El Molar”, donde pescó un barbo de tres kilos. Tanto y tanto soñó, que creyó que se había convertido en enciclopedia, pues se había tragado toda la sabiduría que tenían sus hojas y que, como consecuencia de todo ello, se había convertido en Maestro. Jacinto iba andando como un sonámbulo, totalmente distraído, sin darse cuenta de nada. Cuando llegó a la escuela, estaban todos los chiquillos esperándole en la puerta, para darle los buenos días. - ¡Buenos días, don Jacinto! -gritaban los muchachos-. -¡Buenos días, buenos respondió Jacinto-.

días!

-

Notó que su viaje se había acabado. Fue entonces cuando se dio cuenta de que ya era Maestro; Maestro de Niños; Maestro de Escuela. Y se sintió el hombre más feliz de la tierra. Don Benito 2009 Feria y Fiestas

47


48

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Días Extraordinarios Manuel de J. Gallego Cidoncha Pegasos, lindos pegasos, caballitos de madera. Yo conocí, siendo niño, la alegría de dar vueltas sobre un corcel colorado, en una noche de fiesta. En el aire polvoriento chispeaban las candelas, y la noche azul ardía toda sembrada de estrellas. ¡Alegrías infantiles que cuestan una moneda de cobre, lindos pegasos, caballitos de madera! (Antonio Machado “Galerías”) Entre las imágenes que guarda la memoria, las más claras y agradables pertenecen a la infancia. Con frecuencia, yo evoco la de un niño que, escondido tras su madre, se asoma nervioso a la puerta de su casa, mientras por la calle Villanueva, camino del barrial, al son de una música estridente, pasan los gigantes y cabezudos. Su movimiento torpe, su altura descomunal y su expresión hierática y seca traían a la calle el aroma de los días extraordinarios, de los momentos festivos más esperados durante todo el año. En ellos disfrutábamos de diversiones, juegos o vivencias únicas, distintas, especiales en la monotonía de aquella sociedad autárquica tan alejada y carente de esta necesidad del consumo. ¡Con cuánta ansiedad acudíamos a la feria el primer día! ¡Con cuánta alegría subíamos a los cacharros: al tren brujo rehuyendo los escobazos, al carrusel intentando golpear desde la cuba

el balón que colgaba del techo, a los coches eléctricos, a los aviones, a las voladoras, a los caballitos...! ¡Con cuánta expectación nos acercábamos a la tómbola o las casetas! ¡Con cuánta concentración cogíamos la escopeta y apuntábamos a la bolita o al cigarro pinchado en el palillo de dientes! ¡Con cuánto remordimiento nos parábamos, al final del feliz recorrido, en la caseta del turronero y comprábamos, con el escaso dinero que sobraba, garapiñas o trozos de turrón para los abuelos o los padres que no habían podido acudir al ferial ni, en consecuencia, compartir nuestras sensaciones a causa de los largos períodos de luto! Sí, eran días diferentes y felices, que emergen ahora a la superficie de mi memoria envueltos en el vaho de nostalgia que segrega el paso inexorable del tiempo. Cuando los contemplo desde la distancia de los años, cuando de nuevo traspaso, impregnado de una ilusión y alegría semejante a la de entonces, la aureola mágica que los circunda en mi mente, comprendo mejor que aquellos momentos constituían una isla de bienestar en medio de un mar de vida anodina y atribulada. Sin lugar a dudas, eran tiempos recios aquellos en los que el ferial se ubicaba en la calle Pilar. Tiempos de escasez y sacrificio, tiempos de austeridad en una sociedad que aún mostraba graves desajustes internos y que reducía los momentos festivos a días señalados y concretos: San Sebastián, la Velá... Así, en aquellas circunstancias, era lógico que casi la totalidad de los niños, ávidos de experiencias diferentes, acudiésemos al recinto ferial arrastrados por el deseo ferviente de disfrutar de sensaciones tan

escasas e irrepetibles durante el resto del año. Era lógico que jóvenes y mayores abarrotasen el Matiné con el deseo firme de sacudirse de sus cuerpos la rutina cotidiana. Era lógico que los adultos, siempre que la coyuntura familiar se lo permitiese, vistiesen sus mejores galas y abandonasen el tedio del hogar en busca de una de las escasas distracciones festivas profanas que compartían en colectividad con el resto de sus paisanos. Pocos dudaban de que, tras la feria, la lluvia del otoño y el frío del invierno asolaban las calles y recluían y aislaban a la mayoría de los vecinos en los distintos menesteres que garantizaban su supervivencia. Desde la atalaya de este próspero presente, recreo los días de feria de mi infancia con añoranza. También, con un arraigado sentimiento de gratitud hacia todas las personas que unieron su ilusión y esfuerzo para convertir aquella sociedad autárquica y pobre en esta opulenta y que hoy disfrutamos. Basta pasear cualquier día por el actual recinto ferial -ubicado junto a FEVAL-, para comprender que el progreso que hemos experimentado es incuestionable. De ahí, no obstante, que sea posible que, cuando se acaben estos días de feria, cuando se alejen de nosotros bamboleados por el furor del tiempo, cuando sean recordados por las nuevas generaciones, casi ninguno los preserve en su memoria con la aureola mágica de los días extraordinarios, únicos y especiales. Paradójica y desgraciadamente, el bienestar económico los ha convertido en días similares a otros muchos de cualquier mes del año. Don Benito 2009 Feria y Fiestas

9


50

Feria y Fiestas Don Benito 2009


Don Benito 2009 Feria y Fiestas

51


52

Feria y Fiestas Don Benito 2009


DON BENITO EN FERIA Y FIESTAS 2009