Page 1

30 de enero de 2014 Puerto Rico Hoy

Se prepara el Gobierno El Secretario del Trabajo quiere promover un diálogo multisectorial

Por José A. Delgado / Jdelgado@elnuevodia.com

Según el sector empresarial, más de 300,000 personas en Puerto Rico dependen de un puesto de trabajo sujeto al salario mínimo federal, que ahora es de $7.25 por hora. (Archivo) WASHINGTON - Ante el renovado esfuerzo del presidente Barack Obama dirigido a aumentar en un 40% el salario mínimo federal, en un plazo de poco más de dos años, el gobierno de Puerto Rico, que busca superar su crisis fiscal, va a prepararse. “Es un asunto de tanta envergadura que debe ser objeto de una discusión nacional en Puerto Rico”, indicó ayer el secretario del Trabajo, Vance Thomas. Desde julio de 1998, durante el gobierno de Pedro Rosselló, el gobierno de Puerto Rico adoptó como política pública, por ley, dejar en manos del Congreso la implantación en la Isla de un salario mínimo federal. La ley 180 de 1998 también eliminó la Junta de Salario Mínimo de Puerto Rico. Reconociendo esa realidad y que el presidente Obama intenta desde hace más de un año convencer al Congreso de que aumente el sueldo mínimo por hora de un trabajador, Thomas quiere integrar a un proceso de análisis a los sectores empresariales, sindicales y gubernamentales de la Isla.


Aunque la describen como una medida que haría justicia a los trabajadores, los patronos, desde empresarios a alcaldes, pronostican reducción de jornadas y/o despidos si se produce –sin algún subsidio especial– un aumento de $2.85 en el sueldo básico mínimo por hora en la Isla. Los sindicatos defienden la idea con fuerza como una forma de ayudar a sacar familias de la pobreza, aunque en palabras del presidente de la central sindical AFL-CIO, Richard Trumka, “la negociación colectiva es la mejor forma de elevar los salarios”. Los cálculos de los sectores empresariales son que más de 300,000 personas en Puerto Rico dependen de un puesto de trabajo sujeto al salario mínimo federal, que ahora es de $7.25 por hora y se quiere elevar a $10.10 por hora en un plazo de 27 meses después de la iniciativa ser convertida en ley. Debido a la oposición de sectores republicanos, que controlan la mayoría de la Cámara baja federal y tienen suficientes votos para bloquear medidas en el Senado, “no sabemos si esto va a ocurrir, pero si no es tolerable para el país tenemos que decidir qué debemos hacer”, sostuvo el secretario Thomas. En momentos en que los costos operacionales suben y las ventas están lentas, la presidenta del Centro Unido de Detallistas (CUD), Enid Monge, afirmó que “los comercios (que generan dos de cada tres puestos de trabajo en la Isla), no están preparados”. “Nos podemos ver obligados a subir precios”, no solo a reducir jornadas o despedir empleados, sostuvo Monge. La Cámara de Comercio ha advertido que se necesitarán subsidios del gobierno federal –lo que ha ocurrido antes–, para poder enfrentar el posible alza, que supondría, además, incrementar la escala de trabajadores que puedan tener un salario por hora mayor a $7.25. La propuesta de Obama De acuerdo al plan demócrata pendiente en el Congreso y el cual Obama avivó en su mensaje de estado del martes, tres meses después de la medida ser convertida en ley, el sueldo básico mínimo de un empleado ascendería a $8.20 por hora. Un año más tarde, el salario mínimo subiría a $9.15 por hora. A los dos años sería de $10.10, y a partir de entonces sería regulado por la inflación. “Puerto Rico y Estados Unidos son dos economías diferentes. Sería un reto cumplir con eso”, agregó Monge. “Para nosotros sería desastroso”, expresó el alcalde de San Germán, Isidro Negrón, quien, como han establecido los líderes de la Asociación y la Federación de Alcaldes, prevé reducciones de jornada o despidos en los municipios si se implanta la idea. Por lo menos 42 municipios se enfrentan a un déficit fiscal. En San Germán, dijo, la mayoría de los 600 empleados municipales están sujetos a un sueldo basado en $7.25 por hora. Aunque no parece haber ambiente en la Legislatura de Puerto Rico, tanto el alcalde Negrón como la empresaria Monge apoyaron que el Gobierno boricua recobre el poder de reglamentar el salario mínimo en la Isla.


Una persona que depende exclusivamente de un trabajo a tiempo completo en el que se le paga $7.25 por hora, puede aspirar a un ingreso máximo de $15,080, sin los descuentos. El gobierno federal considera que una persona vive bajo el nivel de pobreza si su sueldo anual no excede los $11,914 anuales. Si el trabajador sujeto a un sueldo mínimo tiene un dependiente cae bajo el nivel de pobreza. “Tenemos que mirar esto de una forma cuidadosa. El Gobierno tiene que crear las condiciones para que las industrias puedan asumir el aumento sin provocar daños a la economía. Hay que hacerlo de tal forma que no cree más desempleo e inflación”, comentó el economista Gustavo Vélez, quien mantuvo que nadie puede dudar que $7.25 por hora “no es un salario que refleje las necesidades reales para una persona cubrir sus necesidades básicas

se-prepara-el-gobierno  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you