Issuu on Google+

1


Saber envejecer es la obra maestra de la vida, y una de las cosas más difíciles en el arte dificilísimo de la vida Este grupo, fue formado con el propósito de buscar distracción den las adultas mayores, el centro de día de nuestra señora de candelaria, se encuentra ubicada en la aldea Buenos Aires Chiantla, en las antiguas instalaciones de reservas militares las señoras realizan manualidades, bordados y recreación, las reuniones son los días viernes de 3 a 6 de la tarde.

INVESTIGACION Hercilia Alfaro Cruz REDACCION Y REVISION ORTOGRÁFICA Sandy Gabriela Martínez Xutuc FOTOGRAFÍA Silvia Haydé Félix Moreno Hercilia Alfaro Cruz Sandy Gabriela Martínez REDACCIÓN DE ARTÍCULOS Sandy Gabriela Martínez Xutuc Hercilia Alfaro Cruz Hortencia Lorena Rivas María Cristina Vicente Mendoza Silvia Haydé Félix Moreno DIAGRAMACIÓN Y DISEÑO Sandy Gabriela Martínez Xutuc Hercilia Alfaro Cruz

2


EDITORIAL El envejecimiento de la población es uno de los fenómenos de mayor impacto de este siglo. En términos demográficos se refiere al aumento relativo de personas de 60 años de edad y más, y a una prolongación cada vez mayor de la esperanza de vida al nacer. Actualmente, vivimos en una sociedad donde impera la violencia, con diferentes manifestaciones, producto de la crisis económica, política y social, que trata duramente a amplios sectores sociales, particularmente a los vulnerables y excluidos, entre los que encontramos a las y los Adultos Mayores. La violencia en el hogar y el maltrato hacia algunos de sus miembros, siempre ha existido. Sin embargo, se mantiene silenciada, volviéndose aceptada, es por este motivo que la violencia al interior de la familia es un fenómeno que causa gran inquietud en la sociedad. Es necesario recalcar que el maltrato hacia el anciano, vulnera los derechos fundamentales de estas personas, reduciéndolas a un simple objeto o carga familiar. Si bien hoy en día, se han realizado innumerables avances en materia de éste grupo, la violencia que sufren las y los Adultos Mayores no ha sido un tema de mayor interés de estudio, la investigación propiamente tal, recién está comenzando. Sin embargo, se reconoce que el Adulto Mayor se ve afectado por este problema social, el que se caracteriza por su invisibilidad y deficiente registro, esto último se debe a lo difícil que resulta cuantificar el problema, por la falta de una cultura de denuncia, fácilmente se resignan ante arbitrariedades en su contra e incluso ellos mismos, se desvaloran y se automarginan. El Adulto Mayor, desde la concepción, el ser humano trae consigo una carga genética que propone programar el envejecimiento a través de un reloj biológico, por lo tanto, cada persona cuando llega a una cierta edad avanzada, comienza a experimentar diversos cambios. Por lo general, estos cambios debido al contexto socio-cultural de nuestro país, no son considerados de manera positiva; por el contrario, se tiende a pensar y a hacer sentir a las personas mayores que ya no tienen nada que aportar, que ya cumplieron su rol en la sociedad, en su familia, en su comuna, etc. Esta situación desencadena que las personas tiendan a tener un cierto rechazo y resignación cuando comienzan a envejecer y que comiencen a sentir que ya no tienen la misma energía y capacidad para hacer cosas como en su etapa de juventud, empiezan además a tener dificultades en su salud, entre otros innumerables cambios importantes que por lo general suelen ser interpretados negativamente, principalmente porque desde niños hemos sentido que envejecer es malo, que es signo de inutilidad y estorbo y que además se aproxima la muerte, por lo tanto, no hemos sido preparados para envejecer de manera positiva y saludable, perdiendo el miedo y disfrutando de esta nueva etapa; la cual puede tener logros, satisfacciones, alegrías, fracasos y tristezas, como cualquier otro momento de nuestra vida. Dentro y fuera del hogar, las y los adultos mayores están expuestos a diversas formas de maltrato, que varían en cada cultura. No todas las sociedades los tratan de la misma manera. En las culturas que conservan y fomentan el respeto a las y los ancianos porque simbolizan la experiencia o la sabiduría, aunque lamentablemente son casos muy especiales.

3


¿QUIENES SON ADULTOS MAYORES? Según el artículo tres de la Ley de Protección para Las Personas de la Tercera Edad de Guatemala se define como adulto mayor a toda persona de cualquier sexo, religión, raza o color que tenga 60 años de edad o más. DERECHOS El adulto mayor tiene derecho a ser tratado como un ciudadano digno por lo que ha hecho y puede seguir haciendo. El adulto mayor tiene derecho a recibir el apoyo familiar y social. El adulto mayor tiene derecho a la integración y participación en todas las actividades ya sean sociales culturales económicas o políticas en su comunidad y país. El adulto mayor tiene derecho al cuidado de su salud, preventivo o curativo que busque alternativas a la hospitalización. El adulto mayor tiene derecho a una vivienda segura, higiénica, agradable, con privacidad y espacio necesario para una actividad creativa. El adulto mayor tiene derecho a facilidades y descuentos en tarifas para los transportes y las actividades de educación, cultura y recreación. El adulto mayor tiene derecho a vivir en una sociedad sensibilizada con respecto a sus problemas, sus méritos y sus potencialidades. El adulto mayor tiene derecho al acceso a programas de educación y capacitación que le permitan seguir siendo productivo y ganar ingresos si él lo desea y su salud lo permite. El adulto mayor tiene derecho a ser tenido en cuenta como fuente de experiencia y de conocimientos útiles para el conjunto de la sociedad. El adulto mayor tiene derecho a la más plena protección de su seguridad física y su integridad moral contra todo tipo de violencia, de ofensas, de discriminación y de extorsión. El adulto mayor tiene derecho a un régimen de consideraciones especiales en caso de demandas judiciales civiles en su contra. El adulto mayor tiene derecho de disfrutar del trato solidario y diferente aunque no se encuentre en su propio país. El adulto mayor tiene derecho a no ser discriminado en el trabajo, debe ser tomado como fuente de madurez y experiencia. El adulto mayor no debe ser discriminado por los seguros y créditos bancarios que él desee. El adulto mayor tiene derecho a que funcionen albergues y hogares temporales y permanentes ya sean públicos o privados donde cuiden su desarrollo integral y su dignidad. ES DEBER DE TODAS Y TODOS CUIDAR QUE SE CUMPLAN CON ESOS DERECHOS PORQUE ES PROBABLE QUE TODOS LLEGUEMOS A SER ADULTOS MAYORES. 4

DERECHOS VULNERADOS DE PERSONAS DE POBLACIÓN ADULTA MAYOR • Derechos y beneficios de la Ley de Protección para las Personas de la Tercera Edad • Obligación de inscribirse en gobernación departamental • Limitación de movilización por discapacidad a lugares de registro • Mujeres no cuentan con documento de identidad • Adultos mayores en condición de abandono, maltrato u olvido no conocen este derecho • No cuentan con el apoyo de alguna persona para hacerlo valer • Residen en asilos, donde el recurso humano es insuficiente para llevar a cabo los trámites respectivos • El abandono de adultos mayores por parte de familiares.


¿Cómo se define el maltrato de las personas mayores? En general, se conviene en que el maltrato de las personas mayores se puede cometer tanto por acción como por omisión (en ese caso por lo común se denomina “descuido”), y que puede ser intencional o no. Además, puede ser de carácter físico o psíquico (este último incluye las agresiones emocionales o verbales), o puede entrañar abuso económico u otros prejuicios materiales. Otra definición habitual de violencia hacia el Adulto Mayor se refiere a que ésta constituye todo acto que por acción u omisión provoque daño físico o psicológico a un anciano por parte de su cuidador. Ambos tipos de actos entrañan la posibilidad o no de la intencionalidad. Los actos de omisión o el abuso activo entrañan la intención de ocasionar daño físico o psicológico; no obstante, es posible que haya acciones dañinas, avalada por costumbres subculturales, y que se constituyan en daños no intencionados hacia la persona mayor.

Tipos de violencia hacia el Adulto Mayor Maltrato físico: causar dolor o lesiones, ejercer coerción física o restringir la libertad de movimientos mediante la fuerza o el uso de drogas. Maltrato psíquico o emocional: discriminar al adulto mayor por motivos de edad, insultarlos y usar palabras hirientes, denigrarlos, intimidarlos, formular acusaciones falsas, causarles dolor psíquico y sufrimiento. Abuso económico o Material: explotar a una persona mayor o hacer uso de sus fondos o recursos en forma ilícita o indebida. Extorsionar al adulto mayor y controlar el dinero de la pensión, robarles los bienes y explotarlos, obligándolos a atender a nietos. Abuso sexual. Mantener contacto sexual no consentido de cualquier tipo con una persona mayor. Descuido: negarse a cumplir con la obligación de atender a una persona mayor, o no cumplirla. Esto puede entrañar o no la tentativa, consciente e intencional, de causar sufrimiento físico o emocional a la persona mayor. Maltrato infligido por los sistemas: deshumanizar el trato a los ancianos en los dispensarios y en las oficinas de los servicios de pensión y hacerlos objeto de marginación por parte del gobierno. 5


INSTITUCIONES QUE APOYAN AL ADULTO MAYOR CENTRO DE BENEFICENCIA EL AMPARO DE SAN JOSÉ Antecedentes Históricos Su inicio fue con la idea de una religiosa Hermana Carolina Ramos Monzón (Congregación Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado) quien viendo la necesidad de muchas personas abandonadas, que se dedicaban a mendigar, perdiendo su dignidad humana, decidió hacer algo con la ayuda y aprobación de la congregación de las Madres de la Caridad del Verbo encarnado Houston, Texas a la cual pertenecía y muy en especial con la ayuda del señor Jacinto Sosa quién hizo la primera donación Hermano Félix Fournier (primer socio) y la colaboración de la superiora general de la Congregación Hermana Loyola Hegarty a esa fecha y otras personas de Huehuetenango. El 21 de enero de 1975 se reunieron por primera vez en un grupo de personas con el objetivo de aprobar los Estatutos que regirían a la nueva institución, que fueron rechazados en cuatro ocasiones por las autoridades de la época, pero pese a ello nació la Asociación del Amparo, formándose la primera junta directiva. La primera casa se abrió el 2 de abril de 1977 con dos ancianitas Andrea Recinos y Eleodora Gómez.

Tipo de personas con las que se cuenta Problemas físicos, psicológicos, parkinson, parálisis cerebral, cáncer, sordera, ceguera y artritis, envejecimiento de acuerdo a su edad, como desordenes convulsivas. Objeto Brindar ayuda fraterna a las personas que han sido despreciadas por la sociedad y aún por sus mismos familiares, quedando en total miseria y que por tanto se han visto obligados a mendigar la caridad pública. Tratando de que para ellos sea un hogar y no una institución fría, proporcionándoles amor, ya que tienen los mismos derechos e inquietudes como hijos e hijas de Dios.

6


Visión Dar a las personas necesitadas y abandonadas apoyo, solidaridad, formación, consuelo y acompañamiento para que puedan vivir y morir dignamente. Misión Somos una institución que hacemos presente el amor compasivo y misericordioso de Jesús a las personas abandonadas y necesitadas para ayudarles aun bien morir. Valores Valor a la vida, respeto a la dignidad humana, servicio alegre, compasión, amor y solidaridad.

Fines del Centro Prestar ayuda en servicios a las personas abandonadas y que estén en capacidad de valerse por sí mismas o lo estén limitadamente, de preferencia ancianos y ancianas. Proporcionar en la sede de la asociación un establecimiento adecuado y con los servicios necesarios para brindarles a los internos una vida digna y humana como personas. Proporcionar ayuda médica, social, psicológica, educacional, moral y espiritual a los internos e internas. Cualquier otro tipo de servicios que la asociación de acuerdo a sus posibilidades pueda brindar a gente necesitada. Promover dentro y fuera de la asociación la toma de conciencia sobre la dignidad de la vida humana y un absoluto respeto desde el momento de su con-

7


DEFENSORÍA DEL ADULTO MAYOR. La Defensoría del Adulto Mayor, es una Instancia creada por el Procurador de los Derechos Humanos, a través del acuerdo de Secretaría General No15/98. La creación de la Defensoría, se debe por la constante violación de los derechos humanos de la población adulta mayor, la demanda existente de una entidad que proteja, vele y promueva el respeto por los derechos humanos de la población específica, que por diversas situaciones de carácter social, económico, político e histórico adquieren especial atención en sus derechos como ciudadanos. Dichos aspecto fueron factores determinantes para que el Procurador de los Derechos Humanos, brindará la importancia que se merece el trabajo en beneficio del adulto mayor, por lo que crea la Defensoría del Adulto Mayor, cuyo fin principal es velar y proteger los derechos humanos de las personas adultas mayores establecidos en la Constitución Política de la Republica y La Declaración Universal de los Derechos Humanos.

MISIÓN MISIÓN Ser un ente fiscalizador que brinde atención a las demandas y necesidades que la población adulta mayor requiera, frente a las Instituciones del Estado, promoviendo de esta forma la institucionalización de la temática y la integración dentro de las políticas públicas.

MISIÓN VISION Apoyar el proceso y la estructura de acciones, programas y políticas públicas, que sean transformadoras para lograr la participación, el reconocimiento y respeto de las derechos humanos de la población adulta mayor guatemalteca.

8


REFLEXIONES SOBRE LOS ADULTOS MAYORES El día que este viejo y ya no sea la misma persona, ten paciencia y compréndeme. Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas palabras no interrumpas y escúchame. Cuando en algún tiempo mientras conversemos me llegue a olvidar de que estamos hablando, dame el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde y si no puedo hacerlo, no te burles de mí, tal vez no era importante lo que hablaba y me conformé con que me escuches en ese momento. Cuando me fallen mis piernas por estar cansadas para andar, dame tu mano tierna para apoyarme. Dame amor y paciencia que te devolveré gratitud y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti. Dichosos aquellos que entienden mis manos temblorosas y mis piernas cansadas. Dichosos aquellos que me hablan con voz alta para que yo no me incomode con la dureza de mi oído. Dichosos aquellos que no dejan de sonreírme, ni de decirme palabras amables. Dichosos aquellos que no se cansan de escuchar las historias de mi juventud pasada. Dichosos aquellos que apartan las espinas de mi camino de regreso a la casa del padre. Dichosos aquellos que con su bondad me recuerdan al buen Dios. No me reproches cuando no quiera bañarme, no me regañes por ello. Recuerda los momentos que te perseguí y los miles de pretextos que te inventaba para hacerte más agradable tu aseo. Acéptame y persóname, ya que soy el niño ahora. 9


MARCO LEGAL DE PROTECCION HACIA EL ADULTO MAYOR La función del Estado en materia de seguridad social A pesar del hecho de que la administración y la financiación de los regímenes de pensiones se encuentra compartida con el sector privado, los organismos públicos no se pueden librar de desempeñar una función importante en el caso de las pensiones, ya que su papel es de ser vigilante tanto el reglamento y la supervisión de los regímenes de pensiones privadas con el fin de prevenir los fallos del mercado.

Normativa que protege a la población adulta mayor. En Guatemala se cuenta con normativa legal nacional e internacional de protección para las personas adultas mayores, la cual constituye una fortaleza en la búsqueda de mejorar la calidad de vida, así como el respeto y el reconocimiento de los derechos humanos de esta población; a continuación se detallan los instrumentos referidos:

Constitución Política de la República su artículo 51 reza: “El Estado protegerá la salud física, mental y moral de los menores de edad y de los ancianos. Les garantizará sus derechos a la Alimentación, salud, educación y seguridad y previsión social”. En su artículo 18 dicta, los personas mayores de sesenta años no se les impondrá la pena de muerte. En su artículo 115 se refiere a la cobertura gratuita del Seguro Social. Él articulo 113 se refiere al derecho de optar a empleos o cargos públicos. El artículo 102, segundo párrafo literal L, establece que los trabajadores mayores de 60 años, serán objeto de trato adecuado a su edad. En sus artículos 207, 217 se refieren al derecho de optar a ser Magistrados de la Corte Suprema de Justicia sin discriminación por razones de edad; por ello establece en él articulo 101, que el trabajo es un derecho de la persona y una obligación social; lo estipulado en la Constitución Política de la Republica, establece una serie de condiciones favorables para las personas adultas mayores, no sólo como persona humana, sino por el derecho de obtener un trabajo y desempeñarlo conforme a sus capacidades; sin embargo, la Ley de la Carrera Judicial articulo 30, inciso D, la cual indica que, con relación al trabajo deben abandonarlo por jubilación puede ser voluntaria a los 50 Años y obligatoria a los 75 años, lo que contradice a la Carta Magna en sus artículos: 204 (La Constitución Política de la República prevalece sobre cualquier Ley o Tratado). Art. 175 (Jerarquía Constitucional Ipso Jure). Art. 210 (Ley del Servicio Civil del Organismo Judicial).

10


Decreto 80 –96 Ley de Protección a las Personas de la Tercera Edad y sus reformas 2-97 y 51-98, reglamento Acuerdo Gubernativo 135-200. Esta Ley tiene por objeto tutelar y proteger a la población Adulta Mayor, abordando temas como derechos y obligaciones de las instituciones encargadas de su atención, el régimen social y, entre éste la familia, la salud, la vivienda, el medio ambiente, la educación, el trabajo y la seguridad social. Creando el Comité Nacional de Protección a la Vejez -CONAPROV- como un Comité de alto nivel como rector de la Ley. Ley para Prevenir, Sancionar, y Erradicar la Violencia Intra familiar. Articulo 2. De la aplicación de la Ley. Se integra en población de protección especial de dicha Ley a los ancianos y ancianas y personas con discapacidad. Al igual que la Ley de Protección para las personas de la Tercera Edad (8096), sanciona a la misma familia por ejercer violencia, despojo o abandono contra las personas adultas mayores; consideramos que aún falta mucha concienciación en las Instituciones operadoras de justicia para su aplicación y vigilancia. Código de Trabajo Se contempla aspectos de vejez, indemnización e invalidez y las obligaciones de pensión que deben ser cubiertas por el IGSS. Sin embargo este código de alguna forma justifica los despidos por razones de edad. Código Civil. Artículo 317 numeral 2. Excusan a las personas de 65 años de ejercer tutela y pro tutela; no obstante existe un alto porcentaje de personas adultas mayores a cargo de la tutela de sus nietos, por razones de muertes o abandono de las madres y padres. Código Penal. Articulo 48. Indica que no están obligados a trabajar los reclusos mayores de 60 años.

Ley de Servicio Civil Da derecho a jubilación a los trabajadores del Estado a las personas mayores de 50 años. Sin embargo la Ley de Carrera Judicial obliga a la jubilación a los 75 años, ejerciendo discriminación hacia las personas que aún desean seguir trabajando. Ley constitutiva del Ejército. Establece que las personas mayores no están obligadas a prestar el servicio militar.

11


LEY DEL PROGRAMA DE APORTE ECONÓMICO DEL ADULTO MAYOR Artículo 1. Objeto del programa. La presente Ley tiene por objeto crear un programa de aporte económico a las personas de sesenta y cinco años de edad y más, con la finalidad de que el Estado garantice a este sector de la población, la atención de sus necesidades básicas mínimas. Artículo 2. Beneficiarios. Los beneficiarios de este programa serán todas aquellas personas que sean guatemaltecas de origen, de conformidad con lo estipulado en el artículo 144 de la Constitución Política de la República, que se demuestre a través del estudio socioeconómico realizado por un trabajador o trabajadora social, que carece de recursos económicos y está en pobreza extrema, lo cual le hace candidato elegible para obtener este beneficio. Artículo 3. Beneficiarios especiales. Todo ciudadano o ciudadana con algún grado de discapacidad física, psíquica o sensorial, de conformidad con el artículo 53 de la Constitución Política de la República, lo cual debe constar en el estudio socio-económico, y que tenga más de sesenta y cinco años de edad, será automáticamente considerado elegible para los beneficios del presente programa.

12


SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LA POBLACIÓN ADULTA MAYOR GUATEMALTECA. En Guatemala, existen miles de adultos mayores, quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad y exclusión, por factores inherentes a su condición, porque no reciben atención suficiente del Estado o por que éste ó algunos de sus integrantes violen sus derechos humanos, ya sea por acción u omisión, y por que la sociedad ignora o desconoce la gravedad de las situación en que se encuentran. La situación de algunos grupos de adultos mayor se agrava por su vulnerabilidad y por la debilidad de las organizaciones que las representan en los diferentes ámbitos políticos y sociales. Las personas adultas mayores en situación de exclusión tienen derechos que debemos respetar o hacer que se respeten. De esta manera debemos de tratar de responder las siguientes preguntas: ¿Cómo revertir la exclusión, mejorar la calidad de vida y garantizar las condiciones de igualdad de todos sus derechos?, ¿cómo fortalecer el respeto a la diversidad? ¿Cómo erradicar la intolerancia? Guatemala no se ha preparado para atender el fenómeno del envejecimiento de la población, aunado a esto el país no cuenta con infraestructura en los edificios públicos, que permita a las personas con discapacidad acceder de manera viable acceder a los servicios que se prestan; en otros aspecto hasta el momento no se cuenta con una política de Estado aprobada para su ejecución y/o especialistas o la capacidad para responder el aumento en la demanda de servicios de salud, así como la demanda de la población jubilada y pensionada. En Guatemala la población que sobrepasó los 60 años, se encuentra en condiciones de desigualdad, pobreza, exclusión, violencia y discriminación. Según la PDH, la exclusión del mercado laboral y la ausencia de programas estatales de asistencia a los adultos mayores son las principales razones de su pobreza. A ello se le debe sumar la violencia que impera en el país. La dimensión de la violencia que afecta a los adultos mayores lo ilustra también con el dato de que 37 de cada 100 denuncias recibidas en la PDH relativas a este sector de la población, se refieren a maltrato, violencia intrafamiliar, violencia física, psicológica y amenazas. Según la encuesta de ingresos y gastos familiares del INE; el 65% de las personas mayores de 60 años viven en condiciones de pobreza y el 36% en extrema pobreza, porcentajes que incluyen tanto indígenas como otras etnias.

13


Como disfrutar las Vacaciones con los nietos En las vacaciones los abuelos se convierten en una figura fundamental de la familia Pero a veces es muy difícil cumplir la función de abuelo en una familia que durante todo el año ha estado ausente. La mayoría de los chicos han disponen de dos meses de descanso en vacaciones. Sin embargo, en general los padres disponen de pocos días libres, así que los abuelos se convierten en una figura fundamental, no sólo para cuidarlos, sino para entretener y disfrutar de los más pequeños. Pero sin lugar a dudas, en la actualidad, a veces es muy difícil cumplir la función de abuelo en una familia que durante todo el año ha estado ausente. La problemática principal en este tema es que hoy en día, millones de familias se encuentran separadas por distancias que son demasiado extensas como para tener una relación diaria y cotidiana. Los diferentes censos realizados citan que muchas de las razones para mantener estos vínculos cortados no pueden resolverse fácilmente, entre las cuales están las necesidades económicas, afectivas, para hacer otro tipo de vida, o por la salud. Pero sean cuales fueran las razones, sabemos que la distancia afecta negativamente la proximidad de la familia, y especialmente el lazo abuelo-nieto. Muchos abuelos que viven lejos de sus nietos desean saber si el axioma “fuera de la vista, fuera de la mente” es efectivamente cierto. Para responder esto, primero deberíamos entender dos de los ingredientes emocionales y espirituales que conforman la “conexión vital” entre los abuelos y nietos: Primero: El tiempo que se pasa sin relacionarse es directamente proporcional al “enfriamiento” de la relación. Y las relaciones son difíciles de establecer cuando los abuelos y nietos viven a una larga distancia entre sí. Segundo: El contacto cotidiano, siempre será un aliado. Para hacer que la relación prospere, los abuelos y los nietos necesitan compartir una vida cotidiana con la otra persona, especialmente en los primeros años de vida del nieto. Viviendo lejos, el abuelo y el nieto poco sabrán del otro, porque habrá poco contacto y tiempo para los cariños y afectos.

14


Pero más allá de esto, no tendría que importar cuán lejos esté viviendo de sus nietos, ya que hay dos cosas que trabajan a su favor y pueden ayudarle a mantener viva su relación. En primer lugar, los chicos pequeños tienen la capacidad de ampliar tiempo. Esto significa que el tiempo que usted pase solo con su nieto será muy disfrutado por él, y puede gratificarlo por un período considerable. En segundo lugar, créalo o no, la tecnología es un Aliado magistral. Se ha convertido en una gran ayuda para fomentar las relaciones emocionales en la distancia. Sin dudas, la tecnología no puede ayudar a fomentar la comunicación, un factor imprescindible para mantener unidos a un abuelo y su nieto, sin importa cuán lejos o cerca vivan. Por último la función de “mimar” a los nietos va unida al hecho de ser abuelo y los estudios demuestran que no es malo si se tiene cuidado en no anular la fluencia de los padres. Mimar a los nietos hace que ellos aprecien la existencia de un amor incondicional que, con el tiempo, les genera bien estar y confianza en sí mismos. Por eso es bueno, a veces, entender qué tipo de abuelo somos: Tipos de Abuelos: -Cuidador: Es aquel abuelo que asume la responsabilidad de cuidar a sus nietos, es decir, que realiza las funciones de los padres gran parte del día. -Compañero de juegos: Los abuelos que pertenecen a este grupo suelen utilizar un estilo relajado y no autoritario en la relación con sus nietos. Dejan la responsabilidad de educarlos a sus padres. -Indiferente: Es aquel abuelo que se comporta de forma autoritaria y distante. No suele ver a sus nietos de forma frecuente. -Árbitro: Este tipo de abuelos tienen como prioridad conservar la continuidad de la familia ayudando en épocas de conflicto. -Permisivo: Es aquel abuelo que se preocupa de hacer lo moralmente correcto con sus nietos pero manteniendo la prerrogativa de mimarlos y ser Indulgente.

15


Seguir aprendiendo: “El Tiempo libre en la vejez” Para la Terapia Ocupacional, el tiempo libre es una de las tres áreas que conforman nuestro desempeño ocupacional, las otras dos son la productividad y el automantenimiento. Por lo investigado a través de diversas bibliografías, si el adulto mayor no consigue que el paso de su etapa laboral al paso de la jubilación se realice en forma natural, es posible que el sujeto caiga en una desorganización. La cual puede llevar a la pérdida de la continuidad identitaria y a un estrés desequilibrante; ya que todas las estructuras fundantes de la vida pierden sentido, caducan, dejando al sujeto en un estado de confusión, en una etapa en la cual se dificulta volver a empezar. Situación agudizada por la vorágine competitiva y por el “tener” en lugar de “ser”, que son premisas fundamentales de esta época sociocultural. Es entonces que la terapia ocupacional y el trabajo en grupos de pertenencia pueden ir favoreciendo el aprendizaje del uso del tiempo libre. Para la Terapia Ocupacional, el tiempo libre es una de las tres áreas que conforman nuestro desempeño ocupacional, las otras dos son la productividad y el automantenimiento, ninguna se destaca más que la otra, ya que un equilibrio a nivel cualitativo y cuantitativo entre estas es lo que refleja el grado de la salud. En la adultez y en la vejez el tiempo libre se basa en la recreación; es transformar las estructuras, resignificarlas, permite prepararnos para las etapas siguientes, permite mantener o reconstruir la identidad, afrontar las diversas situaciones desde un lugar en el que se está permitido errar, porque así se continúa aprendiendo.

16


Grupos de pertenencia: La vejez es un período de cambios significativos para el individuo; se va recortando el entorno; se viven pérdidas de roles, de proyectos, de grupos y de personas significativas, esto está acompañado por el declinar fisiológico normal de las funciones orgánicas. Si a esto cambios se le suma un incremento nostálgico de la interioridad, un declinar en las habilidades para desarrollar lazos vinculares y un accionar de auto segregación se transita por un envejecimiento patológico. En donde se considera a la vejez como una crisis, al ser un momento decisivo y peligroso en la evolución del curso vital. Por eso la esencia del trabajo de grupo tienen el objetivo de restablecer la pérdida de continuidad, del sentimiento de unicidad. Las personas recurren a un grupo por una determinada temática, por una propuesta interesante, ya sea para mantener una pasión o para cumplir con un anhelo nunca satisfecho. Cuando nos referimos a que las actividades deben ser significativas para la persona, ya que de otra manera no se lograría un real compromiso y sólo representará la manera de mantenerse ocupado. Se seguirá siendo pasivo creyendo que se es activo. Pero en lo más profundo de este mecanismo de participación parece, con el tiempo, no ser tan importante la actividad o la razón por la que se convoca al grupo, esta es una mera excusa para volver a poseer un estado de completud narcisística, sentirse apoyado y poder brindar apoyo a pares. Formar parte de un espacio continente y a su vez contenedor. El grupo que tiene por objeto realizar actividades de tiempo libre, no sólo se reduce a esto, ya que el formar parte de un grupo permite elaborar pérdidas, crear puentes para poder construir o reconstruir nuevos lazos y así desplegar capacidades en desuso o desarrollar nuevas y mantener la continuidad identitaria. Por esta razón cualquier espacio de tiempo libre debe habilitar un espacio de reflexión en el cual los participantes puedan poner en palabras las vivencias que se manifiestan en estos espacios y en la vida cotidiana. Es e espacio debe ser manejado con riguroso cuidado, teniendo en cuenta la individualidad y la historia de vida de cada participante. Todas las experiencias vividas se resignifican desde una perspectiva diferente, se piensan y se sienten de otra manera. Esto es lo que posibilita un grupo de reflexión: habilita, apoya, sostiene el trabajo de reelaborar vivencias desde otra perspectiva. Está a la vez permite prepararse mejor, posicionarse mejor, para afrontar vivencias novedosas y específicas que se suceden en la vejez.

17


VIOLENCIA QUE SE EJERCE CONTRA LOS ADULTOS MAYORES

Los Adultos Mayores son personas que tiene un valor incalculable por la amplia experiencia que tienen en torno a todos los aspectos de la cotidianidad, sin embargo no se reconoce ni se aprovecha su conocimiento en todos los ámbitos en los cuales se desenvuelven, discriminándolos y en muchas ocasiones agrediéndoles no solo en forma física, sino en la mayoría de los casos de forma emocional, invisibilizando todas sus acciones por no darles el valor que se merecen. En la actualidad existen algunos tipos de victimización como: Victimización Primaria: es la ejercida desde la familia cuando no se le da importancia o se menosprecia a la persona Adulta Mayor, al no satisfacer sus necesidades básicas, especialmente de acuerdo a su condición física y emocional. Victimización Secundaria: es cuando los órganos encargados de control social, involucrando a todas las entidades institucionales, no brindan la ayuda en los casos de violación a los derechos por la única condición de ser una persona Adulta Mayor. Victimización Terciaria: la vivencia que experimentan las personas Adultas Mayores al ser estereotipadas o estigmatizadas por la misma sociedad, al presentar mensajes en los medios de comunicación o anuncios publicitarios en donde las personas adultas mayores no pueden acceder a ciertos lugares o actividades por su condición. Debemos estar sensibilizados y concientizados de que todos tendremos que pasar por esa etapa de desarrollo “la vejez” y por ésta razón, es indispensable que tomemos muy en cuenta que debemos estar abiertos a una cultura de denuncia y si tenemos conocimiento de algún caso de violencia en contra de las personas Adultas Mayores, debemos denunciar. Licda. Ybeth Hellen de León Cajas Trabajadora Social. Juzgado de la Niñez y Adolescencia y Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de Huehuetenango.

18


“Es un problema importante en la actualidad, ya que cualquier acto cometido en contra de una persona mayor, en el cuadro de la vida familiar o social, atenta contra su vida, seguridad económica, integridad física, su libertad, etc. Y ésta situación vulnera sus derechos fundamentales como persona, y el hecho de ser mayor, no justifica que no los tenga, al contrario, por ser mayor debe ser tratado con más respeto por su aporte a la sociedad”. Licda. Patricia Martínez Abogada y Notaria.

19


PROPUESTA Necesidad de aumentar los conocimientos Mejorar el conocimiento sobre el maltrato de las personas mayores es una prioridad fundamental en todo el mundo. Examinar las definiciones, las estadísticas, las leyes y las políticas, la prevención y el tratamiento, así como las fuentes disponibles de información sobre el maltrato de los adultos mayores. Se debería establecer un grupo de trabajo a nivel mundial sobre el maltrato de las personas mayores que se encargara de abordar todos estos temas. También se debería investigar y explicar mejor cuál es el papel preciso que desempeñan las distintas culturas en relación con el maltrato de las personas mayores. Se deben llevar a cabo estudios para evaluar la forma en que los adultos mayores pueden desempeñar un papel más importante en el diseño de los programas de prevención y participar de manera más activa en ellos. La participación de los adultos mayores en el diseño y puesta en práctica de los programas puede contribuir a sensibilizar a la opinión pública acerca de sus derechos, a abordar los problemas relacionados con la exclusión social y a ayudarlos a obtener poder de decisión. Necesid

ad de pr omulg

ar las Le yes Adulto M que protegen al ayor Los der e ch adulto m os humanos del ayor deb en zarse en todo el m garantitales efe undo. A ctos exis te guientes n las sileyes:

Constituc ión Políti ca de la Repúblic a Decreto 80-96. Le y de Pro tección a la Tercera E s personas de la dad Ley para prevenir, s y erradic ar la Viole ancionar n cia Intrafamiliar Código d eT Código C rabajo iv Ley Cons Código P il titutiva de e nal l Ley d e A rbitrio de Ejército ornato m unicipal

20


Necesidad de aplicar estrategias de prevención más eficaces En el nivel más básico, se debe dar más importancia a la prevención primaria. Para ello es necesario construir una sociedad que garantice una existencia digna a las personas de edad, con sus necesidades cubiertas adecuadamente y con oportunidades reales de realización personal. Para las sociedades abrumadas por la pobreza, el reto es enorme. La prevención comienza con la sensibilización. Una manera importante de crear conciencia, tanto en el público general como en los profesionales involucrados, es mediante la educación y la capacitación. Los encargados de brindar asistencia sanitaria y servicios sociales en todos los niveles, ya sea en la comunidad o en los ámbitos institucionales, deben adiestrarse en las técnicas básicas de detección del maltrato de los ancianos. Los medios de comunicación son otro instrumento de gran poder para sensibilizar al público general, y también a las autoridades, con respecto al problema y sus posibles soluciones. Conclusiones El problema del maltrato de los ancianos no puede resolverse adecuadamente si no se satisfacen sus necesidades esenciales, como la alimentación, la vivienda, la seguridad y el acceso a la asistencia sanitaria. Las naciones del mundo deben crear ámbitos en los que el envejecimiento se considere una parte natural del ciclo de vida; se desalienten las actitudes que tiendan a negar el paso de los años; los adultos mayores tengan el derecho de vivir con dignidad, sin sufrir malos tratos ni explotación, y se les brinde la posibilidad de participar plenamente en las actividades educativas, culturales, espirituales y económicas. El adulto mayor pertenece a un grupo vulnerable muy especial. La población adulta mayor, es víctima de la violencia social e intrafamiliar. Falta material educativo y campañas de divulgación de los derechos de las personas adultas mayores.

Recomendaciones • Garantizar una vida digna a los adultos mayores empezando nosotros como hijos e hijas. • Concienciar e instruir a la sociedad en general, sobre el respeto y reconocimiento de los derechos de las personas adultas mayores. • Se deben fortalecer los programas de adulto mayor conjuntamente con las instituciones del Estado y de la sociedad civil organizada.

21


sandygmartinez@hotmail.com gabyhuehue@hotmail.com 22


ADULTO MAYOR